Está en la página 1de 1

por qu la sorpresa?

Es una metfora o alegora de la ms simple, l est


buscando que reconozcamos nuestra vileza. Oh! si supiesen de qu modo la
humillacin nos lleva a conocerlo. La hora viene cuando se presentarn los
humildes delante de Dios a reconocer su grandeza. Bienaventurado los
asnos, pues ellos heredarn la tierra. (Suena feo, lo s) pero que sos Edwin
Lopez Illanes? acaso no eres polvo? Aquella partcula que compone tu dedo
oponible, el pulgar, del que tanto honor se suele hacer, pues parece
diferenciarnos de los animales, tambin lo tiene el rbol, an la piedra. No
obstante reconocer que estamos vacos como la piedra sin l, que
necesitamos a Dios solo es el inicio, la puerta, no para el capitalismo
(cerdismo como hablas) sino para la verdad de tu naturaleza. Oh, porque
solo la "verdad verdadera" nos hace libre, no las teoras marxistas, ni
darwinistas, ni freudianas, estimado. Entonces podrs percibirte que eres sin
embargo MS que un montn de pasiones y necesidades, s ms que eso. T
no eres solo eso, este no es tu diseo (ni ninguno de ellas tu dueo) sin
embargo lo es, en este momento, o no? (As lo crees, por ello as andas)
Somos finitos y con defectos, pero tranquilo que estas propiedades son solo
la consecuencia de la enfermedad del alma. Que no lo reconozcas no quiere
decir que no lo seas. Cuan agradable es comprender esto, sabes? Los
efectos de ponerlo en prctica! Para as conocerle, ahora bien si no lo has
conocido, como comprender su voluntad, lo que anda buscando?? Oh! pero
basta una sola palabra del Rey de reyes dentro de ti, para que veas lo que
ahora no puedes ver. Todos adoramos (amamos) a algo o alguien, yo adoro
al que solo es digno de toda la adoracin: DIOS. Dios les bendiga!

l quien te da la vida y te la puede quitar! Quin ms digno de recibir tu


amor?