Está en la página 1de 51
Blanca Sanchez Gil { \ t t \ } ' t \ i Cémo cantar en Misa Manual practico para apoyar la labor de las personas y grupos que cantan en la liturgia Producciones SECLA Seglares Claretianos de Morelia DI id OBRA NACIONAL DE LA BUENA PRENSA, A.C. Ciudad de México -Cémo cantar en Misa Manual practico para apoyar la labor ; : de las personas y grupos que cantan en la liturgia Blanca Sanchez Producciones SECLA. Seglares Claretianos de Morelia. Nicolas Bravo 100. Centro. 58000. Morelia, Mich. lety @prodigy.net.mx Primera edicion, julio 2002 Segunda edicién, marzo 2003 Hecho en México ISBN: 970-693-133-3 Con las debidas licencias Derechos © reservados a favor de OBRA NACIONAL DE LA BUENA PRENSA, A.C. Apartado M-2181. 06000 México, D.F. Orozco y Berra 180. Sta Maria la Ribera. Tel. 5546 4500. Fax 5535 5589 ventas @ buenaprensa.com www.buenaprensa.com Direccién postal: Apartado M-2181. 06000 México. D.F. Sucursales: + San Cosme 5. Sta. Maria la Ribera 06400 México,D.F. Tels: 5592 6928 y 5592 6948 ¢ Libreria Miguel Agustin Pro, S.J. Orizaba 39 bis. Col. Roma. 06700 México, D.F. Tels: 5207 7407 y 5207 8062 + Libreria Loyola Congreso 8. Tlalpan 14000 México, D.F. Tels: 5513 6387 y 5513 6388. + Libreria San Ignacio Donceles 105-D. Centro. 06020 México, D.F. Tels: 5702 1818 y 5702 1648. + Libreria San Ignacio Ray6n 720 Sur, entre Padre Mier y Matamoros, Monterrey, N.L. Tels: 8343 1112 y 8343 1121. + Librerfa San Ignacio Madero y Pavo, Sector Judrez, Guadalajara Jal. Tels: 3658 1170 y 3658 0936. Se termio de imprimir esta segunda edicién el dia 19 de marzo d 2003, festividad de san José, esposo de la Sma. Virgen Maria, en los tallere| de Offset Santiago, S.A. de C.V. Rio San Joaquin 436. Col Ampliacién Granada, México, D.F. 1 Mberto Suirez Inda Arzobispo de Morelia Con gusto presento y recomiendo vivamente este manual practico Como cantar en Misa de la Dra. Blanca Sanchez Gil. Los cambios culturales marcan nuestra época y las adapta- ciones que el Concilio Vaticano II hizo de la Liturgia Nos exigen tener criterios muy claros y ciertas normas que nos orienten en este campo de la musica en la celebracion. Sabemos que gracias a Dios hay muchas personas y grupos deseosos de participar, pero que no han tenido la oportunidad de una minima iniciacion. Todos reconocemos como una urgencia pastoral la “forma- cin integral y permanente” de todos los miembros de la Iglesia y especialmente de quienes desempefian algun ministerio. Esta fue la insistencia de nuestra V Asamblea Diocesana. Dios quiere que el presente manual responda a esta nece- sidad tan sentida y que nos ayude a alabar al Sefor avivando nuestra fe y fortaleciendo nuestra comuni6n. + f Oued ferent +Alberto Suarez Inda Arzobispo de Morelia 2 de febrero de 2001 Fiesta de la Presentacion del Sefor Al Excmo. Sr. Arzobispo de Morelia Don Alberto Suarez Inda. Gracias por la confianza depositada en mi Al Sr. Cura Antonio Zermefo A. y al Pbro. José Carmen Cervantes C. Mis compaiieros, asesores y amigos de equipo Al Prof. Guillermo Gil Garcia (+) iGran musico! y el mejor de los “padres” A mis amigos de: Un Camino, Camino Luz y Vida, Sallent y hoy, mis hermanas de Secla. El resumen de todo un camino andado. A todas las personas y amigos que cantan con fe de alabanzas al Dios verdadero, celebran con esperanza y le dan el corazon al Sefior sin tanta ciencia. Introduccion .. Capitulo 1 Generalidades i Tema 1: Capsulita “Ubicatex” Tema 2: Antes de escuchar tu voz.. Tema 3: Lo que no va en Ia liturgia . : Tema 4: Tentaciones musicales en la liturgia. Tema 5: Preguntas y errores mas frecuentes . Capitulo 2 iVamos a celebrar... cantando! ... Tema 1: Para que no se te olvide Tema 2: Los instrumentos en la Misa Tema 3: El sonido del sssilencio .. Tema 4: Anotaciones practicas y tiles . Introducci6n Mucho se ha hablado, se ha criticado y se ha puesto en tela de juicio el actuar de las personas que como tt se dicen miembros del coro que canta en alguna Misa de su parroquia. Te confieso que es muy triste ser testigo de discusiones, comentarios y conversaciones que unicamente resaltan los graves errores littrgicos en los que caen facilmente por ignorancia y no por mala voluntad, muchos de estos coros juveniles y estas per- sonas de buena voluntad que se lanzan a cantar en la celebracion como Dios les da a entender. Ello me ha Ilevado a darme cuenta y a creer que nos sigue faltando una auténtica actitud pastoral para toda la musica y para el canto de nuestra Iglesia catdlica. He Ilegado a darme cuenta de que urge verdaderamente apoyar y promover a las personas que quieren cantar en Misa y no pertenecen a ningiin instituto superior de musica sagrada, que no tienen ni los recursos ni los medios necesarios para que su cultura musical sea al menos aceptable, porque sencillamente, lo Unico con lo que cuentan es con su amor a Dios y con su deseo de expresarlo cantando o to- cando para El. Da la impresion de que hasta ahora sigue existiendo una escasa preocupacion por orientar, formar e impulsar espiritual y musicalmente a estos amigos y amigas entu- siastas que estan cada ocho dias como minimo en la pa- rroquia haciendo el esfuerzo Por ensayar y prepararse para Participar en una celebracion Algunos de ellos se hacen Ila- mar a si mismos... Los “chicos y chicas del corooo”. INTRODUCCION De estos grupos juveniles no podemos decir que estan comple- tamente solos ni que su caminar esté al margen de todo. Para las didcesis del pais son una prioridad. La Pastoral Juvenil esta con ellos y los acompana. Sin embargo, al analizar objetivamente la actividad musical que realizan dentro de la celebracion eucaristica y que les per- miten los sacerdotes, sea como sea, a esta actividad se la ha aceptado, nada mas como el pretexto mas santo, para tenerlos reunidos cada semana. Como la oportunidad de que saquen el fuego que llevan dentro, no importa si se trata de un fuego tamafio cerillo, una gran hoguera o una explosion verdaderamente no controlable. Cada dia somos mas las personas que, con un valido celo apostolico musical fundamentado en la oracién, deseamos que estas situaciones cambien y se tome en serio una auténtica pastoral musical, como corresponde. Ciertamente nos sabemos y Nos sentimos como el peque- flo David, que con sélo su honda llamada musica, pero en e/ nombre de Yahvé (1 Sam 17,45) hace frente a un gran Goliat, que en este caso y en estos tiempos bien puede tener el rostro de la pereza, de la ignorancia. de la falta de conocimiento yamor a la liturgia... Sin embargo nos hemos decidido a ir dejando a un lado el egoismo y un malentendido profesionalismo, para ir proponien- do recursos de formacion que Ileguen mas rapido y con efectividad a todas las personas que aman al Senor y desean entregarle las energias de su voz y su talento. Estoy convencida de que es un deber de los mismos hijos musicos de la Iglesia, procurar que se proyecte y se cuide su buena musica. Pero también es su deber que, sin tanta critica malsana, Procuren la formacién y superacién técnica y espiritual de los no tan buenos que también quieren alabar al Sefior. No creo que la Liturgia y la Evangelizacion merezcan mas improvisaciones, tampoco creo que nuestra musica merezca el egoismo y los mismos criterios con los que se juzga la musica del mundo. Es mi deseo que, con la fuerza del Espiritu Santo, la musica de la Iglesia catélica inunde y arrastre, que ocupe el lugar que le corresponde dignamente y sea una opcion por la cual pueda uno decidirse con toda Ia calidad y responsabilidad. 8 LL INTRODUCCION Que ejerza correctamente ese divino poder que tiene y convoque a la conversion y a la vida a toda una comunidad. Que realmente todo /o que resuene alabe a Yahvé (Sal 150) en este tercer milenio, y !o alabe con el lenguaje que este mismo milenio 4 hablando. a Pee esta linea y con la fe puesta en el Gran Artista te presento estos breves temas, sin otro objetivo que el de dar pistas de formacion para las personas que tienen que ver con la masica en la Misa y en particular para los coros juveniles de todas las parroquias de nuestra didcesis y otros lugares donde ellos también puedan servir. ; El lenguaje que usaré es muy sencillo, ya que no pretendo hacer un tratado musical, teologico o biblico, sino simplemente decir lo esencial sin tanto rollo. No ofrezco la panacea musical catdlica, sino un instrumento para colaborar en esta accion pas- toral en la que nos toca trabajar seriamente. Te sugiero una manera de sacarles provecho: No te conformes con revisar su contenido y hacerles alguna observacion a favor o en contra; mejor aprovecha lo bueno que tienen y utilizalos como impulsores de una investigacion mas profunda acerca de los temas que tratan o como material de estudio en la reunion de tu grupo, haciendo trabajos de reflexion, de compromiso y de adecuacion a la realidad en la que vives. Todos venimos de un pueblo cantor y hemos sido bauti- zados en una Iglesia que expresa su fe cantando. Vamos a hacerlo cada vez mejor; vamos a ubicarnos y a realizar plenamente la funcidn que nos compete como hijos de Dios, duefios de un talento especial que se nos ha confiado, no para enterrarlo oO para ponerlo debajo de la mesa, sino para que sea administrado co- rrectamente y brille en este tercer milenio. Blanca Sanchez Gil Arquidiécesis de Morelia CapituLo | Generalidades Tema 1 Capsulita “ubicatex” Un problema muy poco afrontado en la musica catdlica es la ubicacion de los miles de jovenes que tienen muy buena voluntad y sienten que pueden cantar; saben un poco de musica y quieren cantar en la parroquia, en una Misa, en alguna celebracion pia- dosa, o de plano, quieren dedicar su vida y sus energias para llevar el anuncio del Evangelio con su musica y con su voz por todas partes. Ellos quieren cantar para el Sefior, y lo mejor de todo es que e/ Senior quiere que canten para El. Sin embargo, no existen hasta hoy medios o métodos de discernimiento mUusico-vocacional que le hagan ver con claridad al muchacho o a la muchacha: %* Que en la Iglesia catolica existen dos canales o vias musicales en los que puede desarrollarse plenamente. * Por cual de esos dos canales puede andar, prepararse, formarse y convertirse en todo un “profesional”: (/ojo!) si por la via o canal liturgico o por la via religiosa popular a la que llamaremos nosotros de ahora en adelante y para fines practicos, el canal de evangelizaci6n Aclaremos que hacemos esta distincion no porque la liturgia no sea evangelizadora. iClaro que lo es! Emplearemos estos términos para tratar de facilitar la comprension de la diferencia entre las funciones, objetivos y exigencias que cada uno de ellos tiene y que hay que conocer. u I GENERALIDADES Musica de la Iglesia catolica Masica liturgica Masica para la evangelizacion Este problema de ubicacion es comprensible si partimos de la realidad de que, ni siquiera, los que nos decimos ya andados en estos terrenos vemos muy claramente y conocemos este esquema al que llamo esquema “ubicatex” y lo mas importante es que no lo aplicamos y nos convertimos en toddlogos; pensamos que lo mismo podemos cantar una Misa, que animar un encuentro pa- rroquial o una fiestecita. Como si todo fuera lo mismo, “que al cabo es para el Sefior”. Por otra parte hay que reconocer que el fendmeno musical para la evangelizacion no se habia presentado con la fuerza que hoy dia tiene en nuestro pais y en todo el mundo. Ya existia desde hace mucho tiempo. La verdad es que siempre ha existido. Lo que pasa es que ahora con los medios de comunicacion parece que tomara una nueva fuerza en todo el mundo. Como en todo, hay tiempos y procesos. Desde hace algunos afios, la mdsica para el Sefior podia ser compuesta y ejecutada dentro de las celebraciones littirgicas nada mas y en uno que otro evento cultural o piadoso que tuviera ese caracter y fuera llevado a cabo en los limites del templo o de la parroquia. Cantar para El y hablar de El con mtisica en otros lugares mundanos y con todo tipo de instrumentos era casi impensable... inaudito... casi casi... iherético! (Y es una lastima que hoy en dia algunos lo sigan pensando asi...) Una caracteristica propia del joven o la joven, cuando se sienten |lamados a servir al Sehor cantandole, es que quieren hacerlo cuanto antes, de la forma que sea, con sus escasos conocimientos técnicos y espirituales, icomo sea!, pero de una cosa estan seguros: iNo quieren fallarle al Sefior! Y eso, queridos amigos es iya! Aqui vale la pena decirte que una cosa es sentirse llamado por el Seftor a formar parte de estos guerreros musicales y otra muy distinta ser verdaderamente convocado... tomado por el Sefior para cumplir con una misi6n tan especial. Como ves, no es cosa de sentir puramente, de sentimentalismos, sino de discernir y de asumir un compromiso total. Mucho menos es cosa de dar respuesta a lo que 12 1_CAPSULITA "UBICATEX" dicen de mi: “Dicen que canto bonito, dicen que mis canciones les gustan, dicen que si la hago, dicen que dicen que yo...” Cuando comencé a cantar para Jestis no tuve oportunidad de que nadie me ayudara a pensar estas cosas. No tuve la orien- tacion necesaria en el momento de canalizar los deseos e impulsos que bullian en mi corazon. Hubiera agradecido muchisimo eso y hubiera permitido que me tardara menos en tener los elementos suficientes para hacer mejor mi labor. Veo que todo se repite y que muchos de mis amigos de estos coros juveniles también siguen solos. Estan solos, sin alguien que llegue a tiempo a abrirles los ojos. Y équé hacen estos jovenes? Pues... ilo que puedeni Se retinen con los que tienen alguna aficion musical y con aquellos a los que les gusta cantar. Piden permiso al sacerdote para reunirse en la parroquia y surge la feliz pregunta: “Donde cantamos?” Lo que deja venir la logica res- puesta: “iEn Misa!” Y dejamos que todo transcurra sin exigencias de ningtin tipo, no sea que “los perdamos”. Hasta hoy, estos pequerios detallitos han sido el eterno y grave problema entre la forma de pensar y actuar de los musicos egresados de escuelas superiores de Musica Sagrada y los que ellos Ilaman coritos de parroquia. EI eterno problema entre lo que liturgicamente se debe hacer y lo que, aunque sea liturgicamente necesario, no se hace. Los primeros dicen que no hay técnica, que no hay conocimiento. Los segundos dicen que hay volun- tad y entusiasmo. Los primeros dicen iBienenidos! iYa tenemos coro que lo que cantan los chicos no es eylaparoquia, aleluyal (Como “musica digna”. Los segundos dicen bts que hay... ihay!) que eso que cantan es oracion.