LA PARÁBOLA DEL TRIGO Y LA CIZAÑA Mateo 13:24-30 y 36-43

24 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su
campo; (la semilla es buena su palabra)
25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. (el enemigo no duerme)
26 Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de
familia y le dijeron:
27 Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? Él les dijo:
28 Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?
29 Él les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.
30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged
primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.
36 Entonces, despedida la gente, entró Jesús en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la
parábola de la cizaña del campo. Respondiendo él, les dijo:
37 El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre.
38 El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo.
39 El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles.
40 De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo.
41 Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen
iniquidad, y los echarán en el horno de fuego;
42 allí será el lloro y el crujir de dientes.
43 Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga. Dn 12, 2-3;
Es la segunda parábola que aparece en el Sermón sobre los Misterios del Reino.
Jesús toca un tema que responde a una pregunta que resuena en el corazón de muchos creyentes: ¿por qué Dios no
hace nada por exterminar, ¡pero ya! a los malos de este mundo? Porque al arrasar a unos podría arrasar a otros, y cabe
pensar también que porque está dando tiempo a que los que hacen el mal se arrepientan.
Jesús quiere enseñar a sus discípulos acerca de la importancia de saber qué esperar de aquellos que se llaman cristianos y
pululan dentro del mundo y de iglesias sin serlo y darse cuenta de la diferencia con los que en realidad lo son.
En este mundo vemos siempre surgir siempre al lado de algo bueno, algo malo, algo que pretende destruirlo,
descalificarlo, suprimirlo. Cuando alguien logra superar una tentación, surge otra peor.
Como cristianos nos vemos continuamente acosados por toda clase de pruebas que amenazan con desanimarnos. Y
convivimos con toda clase de personas, buenas y malas.
El que haya semilla no es culpa del dueño del campo sino de ellos, que se durmieron.
La separación entre los buenos y malos se efectuará en el juicio final;
La relación social entre los buenos y malos antes del juicio final.
EL SEMBRADOR DE LA BUENA SEMILLA. Se define al que siembra la buena semilla como el Hijo del Hombre. 1 P
1:18:25. Él es el Sembrador, y sus siervos son los instrumentos con los cuales el sembrador planta la buena semilla.
EL CAMPO DE LA SIEMBRA. Este mundo que Dios ha preparado para sembrar la semilla de verdad y para esto
vino al mundo, para dar oportunidad a todo hombre de conocer la verdad para salvación. 1 T 2:4. De igual manera,
la gran comisión dada por Cristo a sus discípulos manifiesta la intención de llenar el mundo de la buena semilla.
LA BUENA SEMILLA SON LOS HIJOS DEL REINO. No solo los judíos, representados por la buena semilla, sino
también aquellos que por la fe aceptaran su obra mesiánica. Mt 8:12 no todos, por ser israelitas, son buena semilla. Ju
1:11-13; Mt 21:42-43. El Señor del reino a repartir entre gente que de fruto.
LA CIZAÑA SON LOS HIJOS DEL MALO. La palabra manifiesta la existencia de estas almas dentro del área del
reino de Dios, notemos lo que dice: Ju 8:44; 1 Ju 3:8-10; 1 Ju 5:19.
La cizaña se manifiesta por tres detalles: ORGULLO sin límite. ENVIDIA homicida. MENTIRA engañosa.
La cizaña era “una mala hierba que podía distinguirse del trigo sólo en el momento en que se formaban las espigas”
Son hombres con apariencia de piedad, pero que con sus hechos la niegan.
El dueño del campo no replica echándoles en cara que se hayan dormido, sino simplemente les hace ver que
la existencia de la cizaña no es culpa de Él sino de un enemigo Suyo.
No es con dinero que se obtienen los dones de Dios. Hch 8:18-21.
Lobos rapaces Hch 20:28-31
Apóstatas 1 Ti 4:1-5 Falsos maestros 2 Timoteo 4:3, 4 Falsos profetas 2 Pedro 2:1 Falsos creyentes 1 Juan 2:19
EL ENEMIGO QUE LA SEMBRÓ ES EL DIABLO. El diablo es el gran enemigo de la humanidad, el que desde el
principio de ella trata de cuestionar lo que Dios ha hecho. Gé 3:1; 1 P 5:8.
Satanás siempre estará al acecho con el fin de buscar la oportunidad para ganar ventaja y tomar para sí aquello que
pertenece a Dios. 2 Co 2:9-11.

aunque cuidado que no estemos perdiendo el tiempo con aquellos que. estemos preparados ante tal realidad que ha vivido. LA RESOLUCIÓN DEL DUEÑO DE LA SIEMBRA. vive y vivirá la Iglesia de Cristo en todos los tiempos. LA ACTITUD DE LOS SIERVOS. La maldad del hombre es una realidad tan grande. y los echarán en el horno de fuego. EL MOMENTO DE LA COSECHA. son cizaña. honestas y hasta preocupadas por el reino de Dios. Seamos prudentes y dejemos a Dios hacer su parte y que hagamos nosotros como sus siervos. Él declara que al fin del siglo enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo. la nuestra. 2:7 Hay un plazo. y tan perversa que logra esconderse durante largo tiempo en personas que parecen buenas. mientras tanto. Hay un tiempo para la misericordia (que es el que estamos viviendo). Son muchos los que se llaman cristianos y le da por tomar vacaciones con los medios de gracia. y un tiempo para el juicio. El Señor nos tiene destinados a ser trigos de Su granero. y tiene establecido un día para ellos. Dios no tendrá tregua con los que no hacen su voluntad. CONCLUSIÓN Y APLICACIÓN: Mis amados. no oran. tratemos nosotros de limpiar lo que podamos por medio de la Palabra y de cuidar el trigo que crece aunque no sepamos si es cizaña.EL MOMENTO EN QUE EL MALO TRABAJA. . Dios dará no sólo a Satanás y a sus ángeles lo que merecen. 2 Tes. sino a todos aquellos que han hecho tropezar a sus hijos y a los verdaderos los hará reinar con Él en Su Reino. ENSEÑANZA DE LA PARÁBOLA. que llegará un día y del que nadie se escapará. no se congregan y es en estos momentos que Satanás aprovecha para sembrar cizaña en el corazón. Dios ha sembrado buena semilla y no hay duda de esto. y a los que hacen iniquidad. a leguas. Esperemos que el Hijo del Hombre dé la orden de la limpieza. no leen la Palabra. Y toda cizaña terminará en el fuego. Busquemos cuestionar nuestro corazón y estar seguros que estamos dando fruto para la Gloria de Dios y así estaremos seguros que no estamos haciendo el papel de la cizaña. Tiempo de la gracia terminara. que aún en los momentos de prueba se mantienen con la máscara puesta. y él ha permitido que el diablo siembre la cizaña. Dios nos libre de tal posición y podamos dar fruto a ciento por uno. y luego se va. Pongamos nuestra vista en Jesús quien es el autor y consumador de la fe y no en hombres para que no seamos arrastrados por los que el diablo a puesto dentro de la iglesia. por lo que no debemos preocuparnos por la maldad manifiesta de aquellos que hacen daño a la obra de Dios. Su paciencia tiene un límite.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful