P. 1
Comenta El Plano de La Ciudad De

Comenta El Plano de La Ciudad De

|Views: 1.805|Likes:
Publicado porhicuri32

More info:

Published by: hicuri32 on Jan 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2013

pdf

text

original

Comenta el plano de la ciudad de Madrid en el que se muestran las distintas fases de crecimiento hasta los comienzos del siglo

XX. 1. Primitivo emplazamiento de la ciudad. 2. Desarrollo de los siglos XIV a XVII. 3. Crecimiento de la ciudad durante los siglos XVIII y parte del XIX. 4. Expansión de la ciudad durante la segunda mitad del XIX y principios del siglo XX. a) Explica la evolución de la ciudad según la aplicación de las ideas de desarrollo urbano dominantes en los distintos momentos reflejados. El origen de la ciudad de Madrid hay que buscarlo en las plazas defensivas que el emir Muhammad I creo en el siglo IX para proteger la frontera norte de Toledo, por lo tanto responde a una finalidad defensiva y por eso el primitivo emplazamiento de la alcazaba se sitúa sobre un cortado de las terrazas del Manzanares, en recinto que hoy ocuparían el Palacio Real y la Catedral de la Almudena. Esta primitiva ciudad constaría de una alcazaba, denominada, ”Almudena”, situada en costado occidental de la Medina (Ciudad propiamente dicha), y del Alcázar. En el 1085 la ciudad cae en manos cristianas definitivamente, momento a partir del cual crece su población y recinto, perdiendo importancia la función militar, aunque no desaparece, y ganando la función administrativa y comercial como organizadora de su alfoz. ( En el se crean importantes arrabales, como el ocupaba la actual plaza de san Martín). A pesar de las mortandades propias de la época (como la peste de 1268), Madrid no dejó de crecer, y ya en época de Enrique III empieza a poblarse la Cava (el foso de la muralla y el espacio descubierto ante ella). El concejo de Madrid es creado por Alfonso XI en 1246. El siglo XVI es un periodo clave para su historia. Ya con Carlos I aumentó enormemente su población y se hicieron construcciones tan importantes como el Real Monasterio de las Descalzas. La ciudad fue frecuentemente residencia de la Corte, la cual se establece permanentemente con Felipe II (1561), que convierte a la villa en capital del reino. Esto supondría un crecimiento espectacular de la ciudad que en pocos años la pondría a la altura de las grandes ciudades castellanas. Los límites que se establecen para la ciudad en este momento permanecen prácticamente inalterados hasta el siglo XIX, exceptuando la inclusión del Real Sitio del Buen Retiro por Felipe IV y algunas extensiones hacía la Puerta de Alcalá y la montaña de Príncipe Pío. La ciudad se embelleció durante los reinados de los Borbones (Felipe V, Palacio Real, Carlos III, Paseo del Prado...). En el siglo XIX, debido al crecimiento de la población, se ve necesaria la ampliación de la ciudad como se venia haciendo en otras grandes capitales europeas. Será el momento en que se derriben las murallas y se construya el gran ensanche de Madrid que rodeara el primitivo recinto de la ciudad, excepto por el Oeste, ya que el río imposibilitaba el crecimiento. El impulsor del proyecto fue el marqués de Salamanca , que hoy da nombre al barrio más conocido y noble del Ensanche A principios del siglo XX continuara la expansión hacía el norte y hacía el sur. b) Comenta las distintas morfologías observables en el plano. En el plano de Madrid se observan claramente diferenciadas cuatro morfologías urbanas:

El plano anárquico propio de la ciudad medieval, que correspondería con el actual recinto histórico de Madrid. Sus calles son estrechas, cortas y retorcidas, con la excepción de las dos vías que unen la Puerta del Sol con el recinto del Palacio Real (calles Arenal y Mayor). La gran vía que se abre delante del Palacio Real (calle Bailen) es una modificación del siglo XIX. Este recinto histórico esta bordeado por grandes calles, como la Gran Vía al Norte, el Paseo de Recoletos al Este y las Rondas por el sur (Rondas de Atocha, Valencia y Toledo); estas rondas ocupan el espacio que deja libre la muralla al ser derribada en el siglo XIX. El plano ortogonal, en cuadricula o en damero, es propio del ensanche del siglo XIX. Se organiza en torno a calles largas, rectas y anchas (Velázquez, Serrano, Goya...) que se cortan en perpendicular formando manzanas cuadradas. Es el barrio que ocupará la burguesía del siglo XIX, y en la actualidad es uno de los barrios más prestigiosos y caros de la ciudad. El plano lineal que aparece en la zona NE de la capital corresponde al proyecto de Arturo Soria (finales del siglo XIX) para crear una “Ciudad Lineal” que rodease la villa. Era un proyecto muy complejo que se basaba en un eje central, de aproximadamente medio kilómetro de ancho, por donde discurrirían los transportes. A ambos lados se establecerían viviendas unifamiliares con jardines, y detrás de estas las zonas comunes o de servicios. El proyecto era claramente utópico (en consonancia con los utopistas urbanos del momento), y solo se llevo a cabo en una mínima parte: es el barrio que se conoce como Ciudad Lineal, en torno a la calle de Arturo Soria, cuyas dimensiones quedan muy lejos de las recogidas en el proyecto original. El crecimiento urbano del siglo XX recupera en cierto modo el modelo de plano desordenado, aunque sin llegar a los niveles de la zona medieval. Mas que de anarquía general ( estudiando los diferentes barrios por separado no responden a ese modelo), se trata de una falta de planificación en la construcción de los diferentes núcleos.

Observe el plano de la ciudad de Vitoria. Señale sus características, especificando a qué clase de plano corresponden.

El plano pertenece a la ciudad de Vitoria-Gasteiz, localizada en lo alto de un cerro con el fin de facilitar su defensa. En la imagen pone de manifiesto la gran diferencia existente entre el plano casco viejo medieval, y el plano del Ensanche del siglo XIX. El casco medieval está construido alrededor de la catedral, de aquí salen las calles que se disponen de forma radial, estas calles están atravesadas por otras a modo de círculos concéntricos, aunque en este caso tiene una forma elíptica. Este plano, típico de las ciudades medievales cristianas, tenía un fin defensivo por lo que se acompañaba de la construcción de una muralla como ocurre en Vitoria. Las murallas separaban claramente el mundo rural y el urbano. En general, la ciudad medieval era una ciudad cerrada, hacinada, con una diferenciación espacial según los gremios que ocupaban las distintas calles, y que hoy se puede apreciar en los nombres de algunas calles longitudinales que conducen de la base a la cima del cerro y centro de la ciudad. Algunas calles de este

casco histórico tienen un plano en cuadrícula imitando el trazado romano. Alrededor de este casco histórico destaca otro tipo de plano en cuadrícula que corresponde al Ensanche del siglo XIX. Los ensanches se conciben planificando el espacio y prestando especial atención a la calidad de vida; esta preocupación por la vivienda y la circulación se plasma en la edificación en manzana abierta y ajardinada que posteriormente se cierra dejando algunos patios interiores. El Ensanche de Vitoria fue diseñado por el arquitecto vitoriano Olaguibel y en su realización destaca la solución urbanística que utilizó para salvar el pronunciado declive de la cara sur del cerro. Precisamente por este motivo, en este Ensanche se combinan las cuadrículas racionalistas típicas de cualquier ensanche con las curvas a las que forzaba el perfil del cerro de la ciudad original. En la segunda mitad del siglo XX la ciudad ha sufrido nuevas ampliaciones debido al gran incremento de la población. Este crecimiento se ha producido de forma ordenada con grandes avenidas, edificios oficiales, parques, plazas, etc. Tal como se puede apreciar en las partes más externas de la imagen.
Observe el plano de la ciudad de Toledo. Señale sus características, especificando a qué tipo de plano corresponden. ¿En qué regiones españolas es más frecuente este tipo de plano y por qué motivos?

El plano pertenece a la ciudad de Toledo, uno de los centros más importantes de la historia medieval española, y las características fundamentales que determinan el plano de esta ciudad son, precisamente, su historia y el emplazamiento. El emplazamiento de Toledo está determinado por los meandros del río Tajo que forman una especie de abrazo a la ciudad antigua. El río, por un lado, y las murallas, por otro, rodean y defendían la ciudad en su pasado medieval, aunque los primeros restos de la ciudad son romanos, época en la que ya existía una pequeña ciudad fortificada. No obstante, el plano actual muestra las características de una ciudad medieval en la que convivían musulmanes, judíos y cristianos. El tipo de plano predominante es el irregular caracterizado por el trazado de calles irregulares, incluso algunas sin salida; son calles estrechas y sinuosas, sin ningún tipo de planificación. Es el típico plano que se origina a partir de condicionantes geográficos del terreno, en este caso los meandros del río Tajo. La forma urbana era compacta, las murallas y el río constituían una barrera legal y física que diferenciaba el campo de la ciudad. Dentro de la ciudad, el comercio y las actividades religiosas y de gobierno se localizaban en el centro, los grupos socioeconómicos se hallaban muy mezclados aunque juderías, morerías y

arrabales eran espacios físicamente diferenciados. En los períodos de mayor crecimiento, en Toledo la población se hacinaba en las calles ocupando los cobertizos, y dejando los espacios más amplios para las plazas (que empezaron a regularizarse en el siglo XVI, como la Plaza Mayor), los cruces de las calles principales y las fachadas de iglesias y conventos. Las infraestructuras eran escasas y se vinculaban a las necesidades religiosas, las manufacturas, la agricultura o el comercio. Las relaciones con el entorno se limitaban al intercambio de productos para asegurar el abastecimiento de la población. El plano irregular con la ciudad rodeada de murallas es característico de las ciudades medievales cristianas que crecían alrededor de una iglesia, un mercado o un castillo; pero también de las ciudades medievales musulmanas, cuyo núcleo central, la medina, crecía alrededor de una mezquita y el mercado central. Por este motivo, todas las ciudades españolas con un pasado medieval importante conservan en su plano restos de esta morfología urbana. Éste es el caso de muchas ciudades andaluzas como Granada, Córdoba, Sevilla, Écija, etc.; del interior como Ávila o Toledo; y también algunas del Levante como Gerona o Valencia..

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->