Está en la página 1de 737
DICCIONARIO DE TEOLOGIA EDICION PREGEDIDA DEJ. ELOGIO WASTORICG DEL AUTOR, bOR FL BARON DE SAINTE-CROIX, Y DEL PLAN DE LA TEOLOGIA, MANreCStTo ATTSSRAPO BE BEECIER, ENRIQUECIDA CON NOTAS ENTRACTADAS DE LAS MAS CATRBNES 4POLUGISTAS DF LA RELIGION, con gran ngmero de articulos nue’ suhte lo yma nowenclatura biogralica du tog wblagor tas célebres. y Musto auesirus dias, J to por orden alfahélico ty je bun obras teolugicas dcede et siglo VIE Tor Miior. DONDY, Obupo de Moclanban, y per otros muchos sabloa de Francia. NUEVA EDICION, COUREGIDA CON MUCHO BXNENO. TOMO CUARTO. PARIS, LIBRERIA DE GARNIER HERMANOS, Suegsores de D. . Salva, CALLE DES SAINTH-PEAES, A" fi, 1854, DICCIONARIO DE TEOLOGIA. —_ +89 Q Quduero. V. Calera, * Cuiesos raax- | las que conocemas. Ezequiel habla de guerw- cEses simowe. V, Casino, @uerubice. Nombre de ua bimno dela Mturgia griega, en que se hace mencion de fos querubines.Sc recita micniras se trastada. el pan y el vino desde el altar menor 5 de la profésis ul altar de} sacrificio; crécse que fut instituido en Ucmpo del emperader Justi- niano. Quebrantar los noedos. V. Heeso. Quernbta, Espiritu celestial, angel de segundo érden de la primera jerarquia. los comentadores no estin de acucrdo sobre la verdadcra significneion dela palabra he- brea chérub, en plural eferudin. Los va003 dicen que viene del calden charad, tallista 6 grubador; cherubin signiflcsria, pues, sim- plemente grabados 6 figuras. Otros diven que significa fuerte y podurose, ¥ citun d Ezequiel, que dive al rey de Tiro, fm cherub wnctus, sois un rey poderoso, “Algunos pretenden que, eatre fos egipeius, cherud era vin figura simbélica Hlena de ojos, y que teuia alas, embicma do la picdad y de Ja reliion. Otros ereen que cherudin significa en bebreo conio afiios; por este los pintores representan 4 los querabines por cabezas de nifios con alas de color de fuego; tiltimamente, muchos ban ercldo que cherud significa una nube, quo cuando la Escritura pinta 4 Dios' sentado yo- bre los guerudines como sobre un carro. en- tiende las nubes. Lafigura de log queradines no es mejor conocida que el sentide desu nombre. Sezun Joselo, Antig. jud., 1, 8, €. Gy los querubines que cubrian el apva eran animales alados, cuya Ggura no se asemejaba 4 ninguna de Kn -estimonia de S. Epifanio, eran irrepren dines que tenian Ja figura del hombre, det buey, det leon, del aguila; ¢ pero reunian todas estad figuras cn una sola? Villalpando kb) eree asi, pero cslo no es cierto. S. Juan, Apoe., €. 4, Hama log querudines de fos ani- arafes vin determinar su forma, Pur estos simbolos los escritares sagrados. han querido, sin duda, dar 4 los bcbréeos una idea de ta intetigencia , «1 €0n que los espiritus celestintes ejecutan las drdenes de Dios. Teadorely ¥ otrox kant peu- sado que el qxerubia colorado a la entrada del paraise terrenal despues que adan y Eva. fueron echados de él, era-una figura espan- tosa y tertible; algunos creian que era una tube mezclada de lamas, @ uo muro de fuego que verraba 4 nuestros primeros pa- dres la entrada en cl paraiso. Queanelismo, \. UGrcesites. Quletismo. Doctrina de algunos tedlo- 03 mistieos, cuye principio fundamental 1s que ke necesita anonadarse 4 sj mismo para unirse i Dios; que la peglecgion del amor de Dios consiste cr permanecer en un estado dé contemplacion pasiva, sin reflexionar ni hacer uso alguno de las facuytmies de nues~ tra ulma, y ea mirar como Indilerente toto cuanto puede sucedernos en este estado. A este reposo absoluto Haman ellos quietud, y° do aqui les ha venide ol nombre de quietia- & puede encontrar el origen del guiesismo en el origenismo eapiritual que se cxtendio en el siglo IV, y cuyes sévtarios, eegun vl bles respecia de sus costumbres. Evagrio, didcono du Conslantinopta, confinedo en un. 1 Qe desierto, ¥ entregade «i la contemplacion. public) a imilacion de S$. Jeronimo un libro de mdzhnes, ea el cual prelencia quitar a) hombre todo senlimiento de pasiones ; eato ne petrece mucho ii la pretension de los quie- Histas. En tos giglos XI v TIY, loa desycastas, otra especiv de gviefistas entre bos gricgos, renovaron [a wisi ituxian, ¥ dieran ec 1a6 mas locas visiones; les acusa de haber mezelado con cllas el likertinuje. Ease Inst casras, Hicia fincs de) XU y' principios de) XIV los begaidos enscharos que tos prefea- didos perfectus no necesilaban orar, hacer bucnas obras, ni cumplir les alguna, y que podinn, sin ofender 4 Dios, dar a su cnerpo To que les pidiese. T case Urcarnos, Hé aqni pues dos espovirs de gaietizmo, el uno espi- Fitual v cl otro harly grogero. El primero fué renovade biwe mas de un si- glo por Miguel Mulinos, sacerdote cspaio!, qa- eido en la didcesis de Zaragoza ent adquirié en Roma mucha consideraci pureza de sux custumbres. por au picdad v por su falente para dirigir las convienrins. Et aio 4675 publicé un fibro titulade Crio esplritnal, que desde luego mercek’ te apro- dacion de muchos personajes distinguitos, ¥ que ba sido traducido en muchos idiomas. La doctrina que Molinos eatablecia en él, ‘puede reducirse 4 tres puntos ; 4° la perfecta jon ¢3 un estado en que cl alma no reflexiona ni acerca de Dios, ni acerca de si misma, sino qne recibe pasi- vamente Ja impresion de la luz celestial. sin ejercer acto alnino, vy en una inaccion com- pleta; 2° en lal estado el alma nada desea, ni au) $v propia salvacion; nuda teme, ni aun el inferno; % entonces ct uso de Ins sacra- nutntas y la practica de las buenas obras vie~ nen a ser indiferonle impresiones mas crin mr Ta parte sensitiva del alma nu x0 peeados. Facies ver cmin absurda y perniviosa es. esti doctrina. “Presto que Dios nos oak hacer actos de fe, de esperanza, de adora- cion, de humildad, de reconovimienty, ele., ¢3 un absurdo ¥ una inpicdud hacer consiatir la perfecta contemplacion cn la abstinencia de estos avlos. Dios nos ha erlady para ser activos y mo pasivos, para hacer ol bien, y no para contem- Plarle; un estado puramente pasivo cs un estado de imbccilidad 6 de sincope, cs una enfermedad, no una perfeccion. {Puede Dios dispensarnos de desear nuestra galvicion y de temcr ¢l iulivrno? Ha prametide la gloria a fos que hacen buenas obras, v no K tos que tienen cusueios sublimes. Nos manda 4 to- 2 Qu dos pedirle el advenimiento de su reino, y scr tibrades del mal; no ex. pucs. permitido re- nunciar a cstos dos sentimientos bajo pre- texto de sumisam & la votuntad de bios, Puesto quc [oy sacramentos son ef manan- tial de las gracias y un dow de la bondad de desucriaio. es falta de recunocimiento & oxte diving Salvador mirartos como indiforentes. Dice: 4 Si ne comeis ta caroe del Tijo del Hombre, y no bebcis su sangre, no tendreis. vida en sesotros, » elon qué desecho puede un pretendidocontemplativo considerer como it Cuando Molinos afiade que en cl estado de contemplacion y de quictud, las representa- cioaes, las impresiones, loa impulses de kas z eriminales que flegan a la parte sensitive def alma uo son pecados, abre la puerta 4 fos mas vergonzosos des- arteglos, ¥ no l: han faltade discipulos que han seguide tas cansecucieins de esta de- testable doctrina. Un alma que se deje domi- nar por fas ufecciones de 1a parte sensitiva, lertaments culpable; siempre es libre petra resistirlas, y S. Pablo lo manda expre- sameute. . Asi, despues de un madure exémen, la duciring de Motinos fué condenada por et papa Inocencio XI en 1687; sux libros titu- lados, 1a Conducta espiritual, 6 la Guia expi- rituad y in Ovacion de quieted, fueron que~ nadas piblicomente; Molinos fut obligado 4 abjurar 6us etrores ante una asamblea de eardenales. despnes condenatlo 4 uns pri- sion perpetua, donde muri en 1689. Pero, a! ernsprar su doctrina, el papa did testimo- nig de Ia inovencia de sus custumbres y de su_conducta, 1.08 guceaos han probado que hubs razon para temer las consecuenciaa del mofino- sisma, puesto que muchos de kus partidarios hun abusade de él pata entregurse al liber naje, y han side cistigados por la inqnisi- cion, Pero no debemos confundir este quie tismo brutal y Tibcrliso con el de los falsos misticos 6 falsos erpirituales, que adoptaron Jos errores de Molinos sin scgnir 509 pemi- ciosar consccucncias. F’éase I MoLtnos, Se hau encontrado ¢n Francia quietistas de esia aegunda cspecie y cnire cllos ung mu- jer Numade Houviére de la olte, que nacio en Nontdrgis en 4043. viuda del senor Guyon, hijo de un asentista del canal de Briure. se hizo oéiebre; lenia por director un tal P, Lae cambe, barnabita de Ginchra. Al principio retiré con él 4 la dideesis de Annecy, y ad~ quirié grin reputacion por su pieded y por sus Hmosnas, Pero queriende celebrar con- a QUI ferencias y extender lis ideas que habia to mado de los Vibros de Molinos, 6 de alguno de sus diseipulos, fué echada de cata didcesis por el obispo juntamenie cnn Lacombe, Izualmente sufrieron en Grenoble, donde Ma- dama Guyon cirlt tos libres, obra suya, titulados, uno ¢l Corto medio, v cl otro los Torrenies. Fucron 4 Paria en 4687, hicieron alli fuldo y enpontraron partidarivs. Mr. de Arlay, ontoncea arzobispo de Paris, obtuve une orden del rey para hacer eneerrar al P. Lacombe, y poner 4 madama Guyon cn un eonvento, Habiéndnse moderado el castigo de esta por la pretension de Madaina de Main- tenon, ingrced en SaintCyr, siguid log con- séjos de piedad que daba'en esin cara el c= lebre abate Fenelon, y con su devocion le ingpiré estima y amistad, Temiendo engaiarse subre jus principlos de cata mujer, ke aconsejé se pusjera bajo ta direegion de M. Dossuet, y le dicra i exami- nar sus eseritos: ella obedecié. Russuet Jos juzgé reprensibles, Fenelon no peunaha del niismo modo. Nombrado este arzubispa de Cambrai en 1693, vo en Issy, cerca de Pa- Tis, alguuas conferencias, con ¢ale motivo, con Doasuet, el rardcnal Noailles y el abate Tronson, superior del scminario de §. Sul- picio. Despues de frecucnica dispulas, Fe- nelon publicé en 4697 su libre de las 3farl- mas de {as santos, Tespecio & ia vida cspiri- tual 6 contemplativa, en ef ena} creyé recli- ficar toda }o que sc echahacn cara i madama Guyon, y distinguir claramente ta doctring orladoxs de los mislioos de sud errores, Este libro aumenté ef ruido en vez de cal- marlo. Utimamente lus dos preladoa xameticron gus csuritos al examen y decision del papa Inocencio XH, ¥ el mismo Luis Xt¥ cscribid & it nombré sicte cansullores 6 tedlozos para cxaminar estas diferentes obras. Despurs de weinte sicle conferencias, cl pupa censuré, cl 42 de marzo de 1699, veinle y Ircs propasiciones sacadas del libro de las Mdzimas de toa san- tos, COMO respeclivamente temerarias, perni- ciogas en la practica v erroncas; ninguna fd ealificida come berdtica, Fi arzobispo de Cantbrai saeé de su misma. condenacion un triunfo mag bello que el de wu adversario; se sometio 4 Ja censura gin restriccion ai reserva. Subié al pilpito, para condenar su propio error, prohibié i sus amigos defenderie, y publicd una insiruceion pastoral para alesliguar sus opiniones ji todos gu8 diocesanos; reunid los obispos de su pro- Qu y suseribid con ellos 4 la aceptacion pura ¥ sencilla del breve: de Inocencio XI y ala condenacion de las proposiciones. Hizo econstruir para ta catedral ur magnilico sol Para las exposiciones y procesionca del San- \isimo Sacramento; del resplandor de este sol salen ravos que hieren libros puestos al extremo, uno de los cuales ge ttula Mezimas de los santos. Ani termin’ la disputa. Mada- ma Guyon, que habia cstado encerrada en la Rastilla, salin este intamo ano $609; ge retird 4 Blois, donde murié cn 1717, en los senti- Maientos le una tierna devocion, Al paso que fodas las personns sensatan han adrmirado la grandeza de alma de Fene- don, que preferia el mérito de Ia obediencin y Ji paz de la tylesia, nt humo de la vanagtoria Y¥ 4 laa dolicudezax de] amor propio. cepiritus Pervertidos ban tratado de persuadir que este grande hombre habia obrado por pura poli- lice y por temnor de atrucrse polémicas; que su sumision i habia sido sincera, Mosheim ha usado deci Se eanviene gencralmente en que Fenelon persistié basta la mucrte cn las opiniones que bebia abjuradn y conde- Dado publicamente por respeto Ala orden del re dist, ecctes., siglo XU1, sec. 2,4 py a. nog sorprendamos ; un hereje, aferrada en ang propias luces ¥ tenazmente rebetado contra la uinerifad de la Iglesia, jamais se persnadird de que un espiritu recto puede Pecauoger since! nte que se ha engafiados que at se ha pengade Liew, al menos se ha expticade mal, Pero, ;2¢ encurnira en loda la vida delarrobispo de Cambrai algun signo de caracter hipdcrtta y disimuladu? ; Se ¢o- oer alguino que haya mostrado mas candor? Durante fos dicz y seis aiios que trascurrie- fon desde la condenacion de Fenelon basta su muerte, ;ha dado alguna seial de adhe- Titse a lag opiniones que cl papa habia cen- surado en su libro? Nadic ka sostenido con mas vigor Ja autoridad de la Iglesia y la ne- cesidad de extarla yumiso; no Im hecho, pues, mas que confirmar aus principios con Su propia canducta. . Por olra parte, la cucstion promovida entre Fenelon y Rossuct era bastante delicada y Sutil, para que ambos pudiesen equivocarse co clla, Tratibase dv saber si puede haber un amor de Dios puro. desinteresado, dus- pojado de toda mira sobre si propio : ademis parece clerly que, al menos duranie algunos momentes, un alma que niedita sohre las perlecciones de Dios pucde amarle prescin- diendo de su cualidad de bieubechor y re- Munerador; que pucde amar la Londad de. . ou Dios hacia lodas sis eviaturas sin pensar en aquel momento que ella tnista es el objeto de esta hondad goberana. $i Rossuet be ac. gado que este acto se posible, como de allo sé le acuga, no tenia razon. Pero ¢sto no 919 ung abstraccion pasajera; soxtoner que e&le puede ser 2t estado habitual de una al- ma, ¥ que est estado de perfeveion; que Puede, sin ser culpable, Wevar el desinterss hasta no desear au salvucion ni temer ci cax- tigo, WS aqui el exeeso eondenado en los guietistas, exceso det cual se siguen jos de- mda crrores gue hemos citado arriba. Vv, Amon vg Dios. Quillatas. V. Mirexsnios. QuincuagéKioa, Es cl domingo antes dc} miércoles de Ceniza, y antes del princi- Bio dela enaresma. Como el domingo siguicn- te cael primero de la cuarentena, Quadre- gestae, Se ha Mamado a de que hablames. domingo de la cincuentena, Quinjuagesine, ¥ asi, retrocedisndo, sc ha dicho la Serage- Sima ¥ ba Sepluaytsima, aurique el nimero de los dias no ye encventre alli exactaimente. Llamaébase tambien en ciro tiempo Quia- enagtsiag ol domingo de Pentecostés, por- que es el dia cineuenta despucs de Pascua; mas para Gistingyirle ach precedents. se le Haraba Quinexags a pascral. Quintsexto. (Concitio). $a li Hamado agi al concilie celebrado cn Constantinopla et aio 692, doce afios despues del sexlo genc- ral; se ha Wamade tambien con frecuencia conciliy i Trudie, porque se celebru en una sala del palacio de los emperidores tlama- do Tritium 6 la Ciipula. Sc le cousidera como el suplemento de los dos concilios que babian precedido : como no s¢ babian for mado ednones rexpecio de las coslumbres y disciptina, los ariemales suplieroa su falta en wale; asi los ciento dos canoacsttribuidos al quinwy ¥ sexo concilio general son obra del concilio Quinisexto. Mosheim ha lomudo de squi ocnsion para declamar contra tos papas, que 40 cesiran wice, de inventar niievos ritos aupersticinsos, y nuevas pric licas, como si su principal de- ier bubjera sido entrelener a la multtud con ceremonias devolas, y que tuvieron ia 4 Qui ambicion de introducir ef ritual romano en todas las igicsias de OccWente. Cuenta en cl numero de estas novedades la flesta de 1a Ln- vencion de Ja Santa Cruz y ta de la Ascen- sion, la dey infame de Donllicia V, que daba 4 todos los delincuentes e) derecho de axito ¥ de impunidad en tas iglesias, tas profusion de Honorio | para embellecer los lugares sa- grados, lus ornamentos sacerdotlales para celobrar a Eucaristia. Hist. ectés., siglo 17 24, ep. co ASR ero Mosheim no ba padido ignorar que is Mayor parte de lox rilos que (acha de nove- dades y de iavencion de los paps son sc- guidos por Joa griegos fo miamo que por los fatinos; (sen bos papas los que los han intro- ducido en cl Oriente? En lus palabras Cere- stoma, Latencia, VESTIDURAS SACEMOTALES, probames; que estos ritos projendidos su- Perasliciusos, datan desde ef tiempo de los apostoles. tla debido saber que el caaon s€- tenia y tres del concilia guinisexto manda et cnlla de fa eruz; que eerca de cuairocientos afos antes, se celebraha ya cn la Iglesia de Icrusalen 1a Invencion de la Santa Cruz hajo el titulo de Fraltacian. Féase Ceoz, En ba pa labra Asi.o, bemos heeho ver que ta ley de Bonifacis V era nevesaria en aquel tiempo ¥ quo nada tienc de énfame. Lo misma diremoS del apresuramientn que ban tenido fos papas para hacer recibir en todas partes cl ritual romudo; gu ravoa hx sido que Ja unilormi- dad on ef culto y en la disciptina es una sal- vaguardia pura wantencr kt unkkd dela fo. Esta pretendida ambicion habia tambien ca- Lido tlos PP. del coneilio guintsexta, puesto que por sus camones cincventa ¥ cinco ¥ ochenta y nueve exigian que la Iglesia ro- mana cambjas: 30 costumbre de ayunar los sdbados de cuaresma, porque los griegos no ayunaban aquclns dias En la palabra Asecysion hemos probady que cata festa ea de los ticmpos apostilicos: se otlebra por los orienttles come por los Intinos; es preciso que Noshcim brya estado extrajamente distraido cunndo refirié su institucion al siglo Vil. Quintittanes, ¥. Mostanistis. Quiratenta, ¥. furostion bE wANOS, RAS RAC Bahane Mayro, Monje dela cbadiade Fulda y arzobispo de Nasuncia. murid el aio 826: dejo wo gran numero de obras que ban sido revogidas & tmpreses en Colonia en & tomos en folio. Las principales son Comenta— ties sobrele Santa Kscritura; Homilias 6 Ser- nones; un Martirclogio y varios escrilos con- tra Gotescaic; pero adolecen de la rndeza Gel vigio Ix. Bahino, fad, en hebreo , es un doctor; rabbi ¥ rahbor! siguifican mi maestro, Los disctpules de Jesucristo te daban este nom- bre. Com tos doctores judivs se envanccian Mucho can este Uituto, ef Silvador prohibe 4 ua digcipulog alribuirsela. « No lomeis, lex dive, el nombre de maestro, pues no tencis Max que Uno que eg Crista. » Maut., xxm, 10. Aun se destin boy bajo el nombre de rablnos 4 fos doctors judiox, sean antiguos 6 modernns. Los diversos yrados de resputo queles tributan fos judios, loa Lan dividido en dos sectas, la una ¢s de rabbanistas, que xiguen con ceguedad Iys Lradiciones que sua doctores han reunide ca el taimud, y eo sus comentariog gobre ta Santa Escritura: la otra. de caraitas que observan el Lexto solo de ks fibros Sageados; estes pasan por los maa S€N8alos, perd son cn Corto Humero, Méase Cansstas. Aexorpcion de las pardfrasis caldeas, de faa que algunas partes pesan por haber sido escritas antes de ta venida de Jegucrista, 6 inmnediatamento despuca, los judios no tic~ Mex ningun libro de sus doctores que no sea posterior en muchos sigios 4 esta épeen. Aun cuando este divino Maestro no nos bubiera Prevenide sobre la terca adhesion de los ju- dios a sus Iradicionea,¥ no Uubieve predithe fa coguedad en que caerinn, Joan., 1x, 39, se Tecounerria aun exte carieter en sus obras, Las fibulas, las puerilidades y errores gro- seros de que cstin Henas, disgusian y mo- [estan & los lectores uins animaios. Mas co. mo los judios creen en elias con tanta fir. Meza como en la Sagrada Excrilura, sicanse de estes Hbres, argumentos personales ¥ pruchgs contrarias i clloa, i que nada pue- den repli¢ar. Cuando se les hace ver que sus doctores mus sntigues haa comprendido fns proferjas en eb mimo setitide que nosatros, (aué pueden contestar? Es lo que han hecha Varios autores cristisnos, en particular fay- mundo Martin, dominivo,en una abra titulada, Pugia fidet, y Galatin, qucle ha copiado en 1a que se titula de treanis Catholicz crritatis. Raea. Valabra sirlnes usada en Judea en Hempo de Jeaueristo;era una injuria, unagx- Presion del mus alto desprecio. Leemos en 5. Mateo, v, 22: « Todo aquel que diga @ gu hermano rara, sera castigado por cl conasejn 6 Por Iajusticia, » El inlérprete grlegn de 8. Mateo y fa mayor parte de loa traductorys han. codservade el (ermine siriseo ; el padre Bon- hours la traduco por Aombre que diene poco sentido pero significa mejor en terminus po- puleres #2 (uno. Ractanat 6 Pectorny. V, Oricu.o. *Bactouatiamo. Fs preciso dialinguir dos dpocas : el racivualismo antiguo, y cl racionulismo moderno. Aacivnalisme antique. Ea medio de tas ex- travagancias de la idolatria , kan aparceido Hombres gabios. Justamente jrritedos ce to absurdo del dagma y de la abomivable det culto, ¢qué habian de hacer? Remonturse at origen de Ins (radiclones. Dios Iea habia fa~ Gilitado log medios : primere un hombre, (weg una familia y despues un pueblo, se han constituido custodios de la tradicion. Cuanto Thuasse Condeasan las tinicbles, tanto mas sc eleva ¢l fary Juminoso. Pero los ssbiow na extraviaron : en lugar de acudir 6 loa be- breos, preguntaron a} Egipeo ; de aqui cl dis- @uxterse de lag tradiviones, Aquetios d quic- nes ¥e Slamaba sabios. han querido acreditar que Jo eran, hun confindo en i mismos, han renuneiada a {a fe, tia emprendide el cons Utuir sioella Ja verdad : esta es Ja primera paca det ricivnatianse. * Para hallar su raiz, ¢3 necesario cntrar er Jos temploa de jos epipe distinguir cotre su doctrina interior eruterica y su doctring philica eroévica, sruuir la Marcha y progresoa de aquelta : 1° razon y explicacion de los simbolos ; 2° doctring del priacipie av- tive ¥ del principio pasive; 3 panteismo. Lo que era teologin secret entre los egipcins llega @ ser misterios en Grecia. El ingtituto de Pitigorns esa transicion entre la tculogia racionatismn. Bien proato et entendi- Miento humane s¢ artoja por todos los ca- things on busca de fas vendades primordiatcs; WAG pero en la obra cl razonamienty. la sensa- cion, ol nensualisma frucasan, el eserpti- cismo gaaa (erretta, fa Mlosofia, deshecha en Manto, se entrega al cclectismo, y alli muere. Pero entre tanto que se cumplia esta prue- ba. se obraba otra revolucion. Las tradicio- nes pritititas Moncenlradas en la Judea comienzan dderramarse at exterior, mediati- fe: 4" fadispersiou de [sract, 2° fa cautividad de Judd. Mas tarde los judios todus partes Hevando eonsize aus etados traducides. Un sotdo rumor aur al munidy be venida de un repatador; él debe proceder de fa Judea , restablecend todas las cosas. La venida del Mesis justifiea lu pre- diecion , ef g6nere humane entra en gu ca- Taino , 8¢ prepara we lures peviedn de fe, esta de guiara tg cieucia en lox siglos dustrados, ¥ Yoncendi la ignorancia en los siglos de os- curantismo. Racivnatismy moderns. Despues de: haber lo large tiempo el rarionutisne, se dis pienta: en we priocipie mareba paraleto a fa fe; despues se urriesgu a perderla de visti, ¥ faalinerte conpe con ella. La razon se vuelve altanera, cita a la relt- gion 4 en wibunal. Mase 63 Nd) EXER AIS XUEVa, Evisedas scewases, Ilecen, Scuriiine, Despnea de haber extendi Por tas ciencias politicas + moraics, bt aqui qite wlaca di los Lethon, £ case My cto, SPRAan. Sa bshia hecho religion @ prite?, moral a priocd; no fallaba mas que bacer historia @ priori, cate es lo que se ba intently; desde eutunces Cl raciuaudigne traspisi sus Limiles, yno puede menos de retrogredar, FL movimiento redgrady bh comenzado ya; el causuncin ha gatailu alos adepto: de aqui el desengniio y las defogciones. Alu nog Lan pasado al cctectisme, otras 6 la es. cuela escocesi ; el resto suefia Wadatia eo una ilusion vaga de proprese indelinido, (éuse Eurecrisug, Eseuita escocesa, Pruenese {doce trina dei). EL recionntifina antigno podia dar razon dé su existencia, cl taderne 20 puede, eg una rebelion sin motive del caterdimicnto huma- up contra la fe. Nada ha dejade por mover ¢l racignationo tuuoderniu pave culocarse fuera dc tus iarli- clones. ; Esfuertos vanes! Se han pacsto eo juogo todes lus faculiades huownus, | Nesul- faded nulos! ¥ cop tate el orguila humane se maniiene firme. Para impedir que haya weuerdo enire to razon y la fe, que se apro- xiinen ef erisdanismmo, y¥ {a ciencia resucita con dparalo ¢) fautasma de ky edad media; RAC pero cl cristianiyme y 1a cdad media wo son idénticos. Grila que ca precise murchar ade- lante, suceda to que suceda; pero si 6¢ Tra commzado un mal camino, {por qué no vol- Yer atras? Se iadigna porque se propone al cnlendi- Miento una le ciega, pere LO xe le propane bino una fe tazonable. racionatismo , t 4 priori estan cu deserédito; ve piden hechos. May, pues, un movimiento reavcionurio que debe converiisse en provecho de las tradi- cienes, ¥ jos hombres de fr ticaen en este Momento Una grande mision que destm- petiar, ‘Mas ey preciso que conozean el expiritu de Ja generation aulaal; que se coloquen en ef terreno de los heehos ; que se pongun en re jacion von [a cieneia Doollerna sin preci danse delante de las novedades, y sin udmitir Kijerarneute os Lechos ai acoger Leorias exui- vocas: (a ciencia no es tntalibte , ¢ no podria prevaleccr sobre la palabra sugrada, Mamitn- giune Srmes sobre las (radiciones los apolo yislas del eristinnismo. y dominardn ba cieo- i YP esperarla, apenas Megue yoodra de scnerdo coo ells. Kor lu detnis, bo feman verse estrychados. Ft ¢ ladiciones cristianas eg vaetu: ol que sept ewordivar este belle conjunto escitara siem= pre fa adiniravion por fx grandeza de sus cua- deus. Eb campo de tas tradiciones ¢ristianas es profandy; el que sepa prtietrar en las ca- vidades que contiene bara saltar manantiales Qe ugna viva que esbirin buicin tus cielos. Gtros hardet gustar bo que ta yctigian fiene de amably; ellos hamin desear que sua verde. dera. Se propara dice Mr. Riantbuurg, ane re- conciliagion entre todas Jas ciencias. La filo~ sofia tarnbien participa de este movimicuty: blecer ta necesidud de una revelacion; eu ces tebaju indivectatien le have Gempos ahora cumienza & Lratajar directamunte, Ela po pavara en esp. A me- dida que seadee los abismus de la coucien- humana, [4 srmuoia de la observacion psi |, 00 pued@ me- nos de unpresionaria, A initacion de Pascal, seitalard este grat rasgo Ja razon humana a este pu ojos esias seiales divinas que sirven como. de sello dla verdadcra tradicion. LoS mila aros le parcceran digtus de alencion; ten- ding humeuaja d [os que se perpetuan 4 nues- tra vista: en cuanlo d uquellos que han 10, Vera cou OLrog RAC servido de fundamenin di la predisacion evan- getica, vonocerd que fa critica uo purde de- sechartos. Preparadas asi las cosas, nada impedir qac ts razon y¥ la fe renueveu vJ antigo pacto. En este nuevo acomioda- miento quedarin en bucu lugar las proroga- Aivas de la razon y fas preemineuvias de la Ge; entonece cea el dexarden y concluye ef raclonatismo. » Elcuadro queacnbames de bosquejar orienta al leclor en las prufundas desotuciunes que Produce el rac:lonatisma, sisienra de orguile y bajeza, que cuande desespera de poder comprender se pone a negar, ¥ que, lo cual horroria, no pudiendo dur razon mejor de su naturaleza que dela esencia diving, con- funde 4 entrombos, sea en el conjunty de los setes, ef panicismo ‘ vease esta palabra y Ex- FiNosiswo). Sea en su propia apoledsis, (La aptrupolatria ! Xo volveremos d ceuparios del raciona- diem antigo; anicamente ablaremos del ra_ cionalisme moderac, cuye origen actual no cs otro que ef principio cunstitutive de la rebelion proicsiante, la facutlad del libre exuimen. Si este exiinwn se limitase 4 los motivos de credibilidad , nada seria mas juste. nada maa razonalie: pero esta indapecion condn- Cina peresariamente los entenii Ios ¢ la comprobacion de fos hechos , despues al fer Himonio, despues a Ta auturidad 5 des fonces quivlaba reduvide 4 polyo cl Sundamentad ach orgullosy error del siglo XV. Pero este perniciosy eximen se ditige 4 toa mistérios mismus, sin tencr ef cuenta que en rigor Sogivg. sienda Ia percepcion det ob- jelocordivion indispensable de la posibilidad delaxcinien . este nu pede versar sino sobre objeto , cuya perception esti at aleunce del enlendimienty busnane, to queen sana razon debin inpedine sujetar los misteriog disinos 4 Sus jnvesligaciones: el argullo no diseurre de este guuhs; a9 pasa al lado de los ubjetos que oo puedeescudrinar, y cousecuente hmsta, la muerte de Ja inteligencia , los desecha y mega su existencia. El protestantisme lilo~ séfice ha legado a este término inevitable. No purliends comprender @ Dig , te dexceha, al Mens Ch si revelacion. ¥. SosaeNarcaa- ‘LISHO. ‘Yranseribiremos aqui belles consideracio- aes delabale Ravigoan, «Se preguuta cou almiracign, dice este avtor, cote ha podido suceder que ¢7 todo e] trascurse de los siglos kaya veuido tanta incertidumbre ¥ tania incohereucia @ uublar y oscurecer tay indugaciones tuborivaas, en 7 RAC Jag cuales cl alma so estudiaba 4 si misma. La historia de Ja Glogofia es en gran parte la historia de Joa lrabajos emprendides por el enteadimicato humane pans ttegur ii cono- Cerse. Son tambicn tos arehivos, no gola- mente los mas diguns de ser estudiados, sing tambien lux mas instructivos , si se sabe Sprovechartog, Cuando se quiets leer en ellos can madurez, y reasumir aientamente los da- tos filoyotices sobre fa matiralcza del alma, xobre el poder y derechos de la razoa, s¢ haita cnionces que son dns Jos sisteinas prin cigules que hay at frente, »Los unos evcitados por Jas impresiones exteriores y sensittes que recibe cf hombre en lacuna, que le rodean ¥ acompafan cr indas Ing fases de su exislencin mortal, exci- tados por estas relaciones mantcnidas ince- sautemente fuera por Ia accion de los drga- nos y de Jos sentidex, log pros, digo, ban que ef fundatnento de nuestr citnientox, ef poder real del alm chos de Ja razon debian colovarse principal- mente en la eaperi@icin. Esto es lo que se ha llamado cmpirismo, y por esi: aombre po quiero siguifvar solamente ef abuso, sino ef uso de la obgertaeion y de fa sea- d , consideradas segim algunos como el principio de nuestros conncimi El Otro sistema de noble y clevady cofoca principaimente ea fa idea parameute intelcciual ta saturaleza del alma, sas derechos y si primer poder. Asi por medio de Ja idea pura coavi vertad y Ia deseavuelve por su energia pro- pia é intima, Este es el idealismo: y uqui lampocn quicro designar solamenie un exce- 90, Laexperiencia, pues, Ja experiencia sen- aible ¥ ta idea pura. hé aqui d mt entender lus dus banderan listinias baju las evales so pacden atistar todas las teorias inventudss. laborios;mente para éxpresar cl principio de auuestros conocimientos. y ann ki vaturalezs delalma y fos derechos de ta razon, Los unos parcoe que tode lo quieren reducir d fa expe. i 3 los otros 8 + ES necesurio considerar alentamente ex tas disposiciunes exclusivas ¥ contrarias de hombres ai qnicnes se ha dado el nombre de subies Gn el scuo de Ie humanidad. » spirits oxclusivos y acaso desconfades en demusja de las puras ¥ elevadas especn— laciones del peasamivnta se apoderarod de la matcvia y do bes sentidos, y un cellos ea fijarou como en la misma sede de ta reali- dad; creyerou poder reeager alli todos los principies , todos loa conocimientos é ideay de todas las cosas. Adoplaron ¢) eaipirismo; RAG de aqai se siguieran iales inmensox. « ‘Mr. de Ravigaan traza la historia del empi Tismo 6 de ti filosofia experimental en Ori te, en Grevia, en Inglaterra y en Francis, Expone igualmente la historia del idealistaa; y¥ recuerda que fueron fos mas ilustres re- prescntantes de cata: dovtrina, in tos con- templativos de la ladia. Pixigoras, los me- tafisicos de Elba. Pleton ; y despues del eri fianisiny S. sgustin, sav Atselmo, Desedrles, Malebranquio, Bossuet , Fenefon , Letbnitz, Vino despues Js escuela alemana, ¥ ol ora- dor have ver que se precipité en todos los abusos del mas exegcrado idealismo. «Humbres, diov, 4 quienes seguramente no faltaha ni cueruie, ti cxtenyion de inte- lig @ separaron un dia de todas las ensefuneas de la tradicion. Wan desprecindo Jos trabajos de los verdaderos sebies, y textos fos datas dei sentido comun. Se han embria- gado con sus propins pensamicntus, El yr- gullo del cnauimicnto y sus ilisiones, que ellos qdizd ye cousattabau 4 si mismos . lox Aan arrastrado muy lejos, muy lejos del ibe mino. Entonees todo ha vacilado 4 sus mi- radas, todo ha parecido conmovido & sus ojos, su vista so ha osurecido: va nada han percilide estable ¥ fj, oo han reeonm«idg bases, 2 Lan hallado punios de apoyu. La fe era la Werte de refugio y de salud, Estos hombres no tenian ya fe. 1s picdra angular, el Cristo permanente vv ia Iglesia, se habia Wasforinado para lies ea vago fendmeno, en vana cvalucion de fa idea nada mi Mas entonees Ja vida verdadura ha huido de estas almas, Y no han tenide por dllime consuclo y por esperatiza final mas que una espantosa desesperacion, en una négacion uuiversal y absolula. Es previso, pucs, per- manecer con vilor en st buen sentide, es nevegario evitar los extromos, es uecesariv sespelar las bases estublecidas , y refloxio- nar Jargo tiempa antes de preaunciar: es ne- cesuriv reconocur fos limites con los derechos ¥ laaccion verdadcra de la razon bumana, » ‘Trea cosas, segun ¢l oralor, constiluyen Ja razon humana, 6 al menos pueden servir para delerminar sus derechos: Ia idea, la experiencia y 1a occesidad de autoridad. «Si no so quiere aveptar mas qoe los de- hos de lu idea pura, se corre rieszo de alismarse en el golf de faa abstrace Sino se quiere aceptar mas que fa experi cia de solo los sentidos , ge cncorva fa digni dad de ta intehgencia y det espiritu bajo el yoge de los seutidos y de [os 6rganos: bi no 80 quicre en todas lag vogaa mas que le auto- vidad y a fe, lo diré con franqueza. so hacen Ja autoridad y Ja fe imposibles en Ja razon, » Buy cominmente tos ildsofos parlen el hombre y te dividen violentamente. Si 96 aceplase ef hombre todo entero corno él cg. con sus diversas facultades , si ne aceptase ct hombre con su vista intcloctal ¥ pura, con su fuerza experimental y sensible, con su intina é invencible necesidad de lus venda~ des di y revoladas, enlonces se tendria elhombre entero; se tendria ta verdadera naturafeza del alma. las condigiones v dix rechos verdaderus de la ruzon. Mas noe esto lo que se have; s¢ toma una facultad, una parle, une ferza del bombre. yen ella se coloca toda $a razon y toda |a Gitosofia. -» Up ejemplo ilustre va 4 esclarecer Jo que acabo de anuneciar. Cuando uparecié bescar- tes, quiso penctrar todas {us profundidadcs de! alma, sondear la naturaleza intima de ty razon, y comenzar de nueva meiddicamente toda la cadena de nuestvos conocimientos, Entorces pronuncis aquella expresiow despues tan célebre: yo pienso, Juego existe. Ea crante i. tne parece que Descartes pado moy bien haber dick i evisto; 6 yo exisio y pienso pi otros fencmos igualmente 1a conciencia de bucsiry pensamicnto y denucsira existencia, Creo que cunvendreis en ello, estas dos ver- dadcs son simultancss, y ficnca el mismo gradu de evidencia pata la tzon. Por una misma y simple percepcion del alma cono- cemos huesira existencia y nuestro penya- mien. » Por donde, y es aqui adonde quicro ir 4 parar, podcis bien compreoder que para tener verdadera nogiun del alta, lax condi- ciones constiaedvas dela razon, es prociso unir saramenty los dos elemenias empitico ¢ idcalista : es-decir, en otros Wrmings, cn términos muy seocillos, Ja idea y Laexperien- cin, gy por qué? porque lay simutuinca- niente en cl hombre estas dos cosas, estas dos facultades, estos dos principlos : la idea ¥ Ja experiencia; y esto es lo que yo he que: rido significar asociando estos dos nombres yo pienso, y yo exislo; expresiones la ugu del mundo logico 6 del pensamiento; y la otra del mundo experimental y sensible. = Hé agui, pucs, sies que queremos con- venir én ello, el doble elemento que vonsti- tuye desde luego, segun nuestro entender, fa naturatera intclevtual del hombre y la fuerza primera de 1a razon: la idea, la vista inte- Keetwat y pura de ta verdad; y la experiencia, Sel conavimiento que n0sdan los sentides de fos objetos exleriores ¥ sensibles. A la pri- mera de estas faculades, e8 devir ii Ja idea, RAG corresporden todas estas vociones gedera- tea, espirituales, que ne pricden yenirnos por los sentidos, tales como las nocioncs del sér, de lo verdadero, de lo bueno, de lo justo. Jas cuales es vecesario atiadir of amor nece- eario de la bienaventuranza, la necesidad de cbrar por un fin, que s€a completo y ultimo. ¥ alli, teneis et fondo aatural de nuestra. teligencia, y lo que se pucde llamar los pri- meros derechos constituidos de fa razon..... » Qué sucede, pues, y qué me resta toda- via que decir? ; Alt la razon Impaciente se agita, buses, avanza, avanza siempre. De repentc se oscirece su vista, su wigor se delieat; vacila come un hombre ebrio. Se ugita en sano en medio de espesas linie- blas. Qué es lo que pasa? Es que lejus de la esfera de ta ucvion del hombre. lejos de su aja fnletigente, mas alld de los limites natu- rates de la expericncia y de ta jdea, mas altd ile Ios de todas las leves de la evidencia, mas alla, mucho mas alli se extionden todavin las inmensas regiones dela verdad. Si, nas alld cxiste lo infinito, lo invisible, lo incom- prenslble; y no podeig dudar de clio. porque sabeis que Dies hahita la luz inaccesible. ¥ aun cn ef orden humano bay todavia lejos de nosotros, fuera del radio de nuestrit vista, de nuestra inteligencia, hay tiempos, bay lu- gares, hay toxlos los techos pagados,, » Mas para atenernos al conocimiento de Dios solo, para Ivar di este bltime cinie- ler que 03 sefalata yo al comenzar despues. de rimeras nociques Wadicionales sobre fa Divinidad , coufesémosio, ni la idea ni le experiencia, oj la intencion, ui el razona- Miento pueden ya aqui servirnos mas. por- que se trata de sondear las profundidades de bo infinito, se trata de medir ta cternidad. Entonces 7 quién és ef que no tiembln? | Se- Bor! Quicn yendni pues 6 ayudarnos? = Nusots Lenemas fe. La fe siempre avan- vada teme, No ieme clevarse basta las nes de fo inflnito, de fo incomprensible, regi Entendedto, pues, os suplivo. La fe, extension agloriusa de la maaa, le trae lo que ella no tiene, le da lo que ella bo pucde ni poscer ni alvaw: Fs undon del Schor, un bencticio de la divina gracia, >; Oh! si, vovotros no habeis comprendido ja dignidad de esta fe, vosotros quo preten- dels que ella quiere esclavizer, ahogar ¥ ex- Ungvit Ja razon. Tal vez no creeis, vusoiros, log que me escuchais en este momento; tal vex en una de vucsiras boras mas alegres hayais tenido lVistitna de los que crcen. Pero tened cuidado, nosotros no aceplamas vier tra compasion ¥ vuestra hislitan. Creyentes, RAG ¥ creyenotes sinceros, tencmos fa razon como vorolros, ¥ cau ella avanzamos, y tal vez mas que vogotros vumos nosotros hasta sua limites ; nosutros admitimos Wailo lo que clla admite, todo lo que admitis vosotros y mag todavia, permitascnos decirlo, Mar alld do donde fu tenvis vosolros , pasamos nosotros, alli donde vosotros os agotats en vano , po- Sevmos nosotros, pacilicos. vencedores; alli donde vosotros vacilais, estamos irmes nos- otros; donde dudaly, creemos; donde des- ayais i Los y dusgracladus. tunfamnes ¥ rcinamos nosoleas felices. Tal cs la fe | ¥ bé aqui cémo clla cnseaiza la dignidad del hombre por log misterioy divinos que reecla, Verdad #s que la fe nos somete i una aulo- ridad, 4 la autoridad de ta palabra divina que se dign’ un dia mostrarse a in razon deb hombre, poryue {a razon ea virtud de toa donex del Sehor tenia ef derecho de pedir eala demostraclon y esta prucha. Un dia sobre eats bendita tierra de la Judea por fos milugron y fax lecciones del Lombre- Dins sc cumplid cata manifestacion de la autoridad divina. La razon Ja oyd. la coucibis , la reconocié y se extableris 4a fe: fe eminentemente razonable. pucs que como lo ensehamos y repetimes sin cesar, la razon para creer nv puede, nv debe someler: 10. 4 una autoridad razunablemente aceplable y clerta. » No, la fe o0 viene, nila autoridad divina tampoco a detener e} vuelo de Ja razon, Al contrario, la fe viene § srrancar el entendi= miento vavilante del hombre del imperio de las tinichlis y de bis jncertidumbres insupe- rables a todos gus esfuerzos. ¥ cuande la fe ha establecido asisu imperio pacifico, cuando Peina ast ea ct fonda de nuestros corazance, entonies li razon puede con toda seguridadl ree medir, penetrar, sondenr este uni- verso inmcnso, tan generosamente dejado d sus libres investigaciones. Sea pucs qué ree cogida en si misma baje profyndamente af alma para estudiar su yaluraleza inti, y remontarse 4 los primeros priacipios , a Ia, exencia misma de Jas cosas, wea que diri- gicudo la visla sobre estos mundos visibles deseubra sus fendmenoa, pevieire sus leyes, setale en medio de turrentes de hechus la alta economia def gobierno del mundo, en- lonces el hombre inteligeate , siempre al abrigetuictar de la fe. es bre y verdadera- menic grande : 61 mide la extension de la tierra y de tos cielos , no couoce ya ohstécu- fos ni barrerns , scguro come esta de que marcha en pos de la misma palabra ¥ guto- ridad divina. Asi, ¥ deicamerite agi es odino RAC fa razon s¢ eleva y epgrandece, gurantiza contra sux propios Cxtravios; asi es como 38 eleva hasta el mas allo grido de rerdadera Cicovia, Sj, ella ba conquistndo toda su dig- aided por su obudiencia a esta Iey, y Hega Aser ef mas nobie y ditimo esfucrze det gee nio del hombre, cuando al dur d gus fuerzas todo ef desurroito, lia respetado tambien los Jimites de su paluratem , y ba merecidy unirse dla luz y 4 Ja gloria diving. v fle dicho wdo to que queria decir, Me parece haber fijado , aunque muy ep com- pendic, clertas noviuues sulidentes gubre nuestra navraleza inteligonts y sobre los derechos de ta razon, Lag reasumo en pocas palabras, Tres cstadus & trex espevics de co- nocimientos y de sfirmacion : la ev 3 O laintiivion; ef raciocinio @ deduceion ; fe. Estos sen tres ates @ tres fonciunes ded alma, que corresponden 3 otros Lantos cami- nos 6 Medios de Degar dune afirmucion cierta : la idea, la experiencia, la autoridad, Fuera de cto, ne lewe decirlo, ao hay ver- dadera tidpsofii, ov hay nucivn verdadera del hombre, no se lade justicia dla vaturaleza inteligente, »Para acabar, stes posible, di: ualejar injus- las repnlsignes colocaremos (rene 3 frente a fuoselia y ia autoridad catitiea 6 la iglesia. Preguularemos fruncamcnte a fa filosofia ¥ 3 Ua razon quit es bo que elles roclaman y exigen de la oitoridaad ¥ de la fe catdlion 5 y conocercinos qué (a (iloxufia obticue cod ct catelicistua toda cuanto tiche derocho dp re~ lamar, y que te que no eblicne , no ticug derecho 4 reckumartu, + La razon reclama con justivin cuatro co- sas para el hombre ; ed derecho de tas ideay y de lay cerdades primeras, el deverho dele experiencia y tle los hechos; solactones fijas sobre las yrundes cuestiones reliyioras : final. mente, un principia fecusda de ciencia , de ctilivocion, de prosperidad, Por tale, y $0 Jamcut: por la fe euidlica , obticne Ia razon agin todo cuanto dene derectio de reclamar, »4* La wana filusiia, de avuurdo en este punto cou Ia Wologia mas eomuauiente pro bada, ha pretendido en todo tiempo que et auittisis de ka certidumbré se viniese eu HU mo término 4 Lusear apoyo sobre [as prime- yas verdades y los primerus principios que fos 80n conucidos, y que Consliluyen en cierto tuudo el foudo del alma. Fin estos pri- merua anilles debe neccsariamente comes: zar lu cadena de tas vendades admitidas , acan las que quieran, sin bo que elias serion comp extranjeros que permanecen fuera, que 0 tienen lugar en el hogar doméstico, 10 RAC ¥ no estan unidos @ la familia por vinculo ainguno. » Aai la [gleala calilica siempre ha cnten- dido ser aceptada razonublemente, tener sicmpre un lugar en la intima razon deb hombre. Jaunix tia preteadida Ia Ighetia ba- cer admitiy su autoridad, avaque intaliblo ¥ divina, sin unirse por 1a grucia & un prin- Gipio interior de convicvion persona]. Md Aqui fo que es previso saber. » Thien, en el fondo del alma vive y per- mancve una intinrs nevesidad de autoridad: ea imposible no convenir en esto: ella forma. comp la goaciencia universal det g¢nero humana : necesidad de antoridad para los hombres, aun cn las coyus aceesibles 4 la inteligencia, pero que exigiriun exfyertos desproporcignados con et estado de fa mul ltud; necesidad de autoridad para fos ta- lemtog mag uultivados, y aun para cl mismo: genio cu presencia dé fo lovisible, de lo uF comprensibte, do lu infinite, que sale sin cesar al ¢neuentso de lox pensamicntos de tades 108 Rombris. Asi ep todas partes esa admirable propeusion a ereer lo ma- raviltoso y te desconacido, propention que existe cla naturaleza, y que tu 3 en st an instinte de cieg’ cradolidad, sino mas bien Ja coneieneia de ve gran dcber. de vba gran necesidad, de Ja necesided de lo: intlaius, que falta af howbre. que ¢s buscada por el hombre, y que debe ser tatlada. » L& sutoridad de ta tulesia, ensehunda ¥ definiendo jas cosas divinas y desceuoci- das, esi bajo este punto de visia en perfecta monia con esta necesidad inmensa y unj— versal de la puzon humana eon Ja cecesidad de autoridad, con la necesidad de lo mara- villose y del misuerio. ¢¥ esty ne es ya unirse dun principio interior ? » & Ademis, los fundamencos de ta certi- durabre moral 6 hisloeica pertenceen i los primcrox principios, 2 las primeras verdades. de Ja inteligenen. Fa cvante d ta aceptavion cierta de los hechos, nada bay on ef alma que sea cxigido, sino cs un testimonio que no puede ser sospechoso tide ilusion ni de im- postura. Mas ea verdad. {sc nes tiene por tasensatog? 2 ¥ eémo ereemps" Los apostles, tires, los PP., los primeros crislianos son testigos de hechos contemporiness 6 poco Jejanos. Sus virludes, su cmineote san- lidad, su constancia, sus sucrificios, su o0- mero, su caracler y la alta Cieucia de muchos de ellos por testimonio muy 4 cubierte aun de la poxibilidad de error 6 exgano, » 7Qué, pues, quercis? Qué exigis por he- ehos? /Sinceramente una tradicion histérica RAC pucde ser mas grave, mas imponentc, mas seguida, mas sagrada, que esta tradivion ¢a- tolice sobre lox wismos hechos que hap fun- dado la Iglesia y su indestructible auteridad ? éQué hay yerdadcramente rezonable y filo- sSdlicu delante de bcchys cierlos ¢ inmobics como una reca? Despues de todo, Dosalros creemvs sobre un tealimonia positivo ¢ irre- cusable. ¢ Qué mas puedo exiir una filoxofia sana ¢ iluntada? Elia cosa de serio vusudo deja de creer. » Lucgo si nosotros creemos, nu es tanlo Por servir lox derechos de la razon, como para Nenar sus debercs. Uuicamente la fe puede couservar ajui la verdad de las ideas. ¥ Ja fucrza de la experiencia, consagrindole, agi los pritneros prinvipios de la jnteligencia, como la certeza ue los beehes. Todos fos he- chos det cristianismo esuin ligades dla ins- titucion de Ia Iglesia y de su auouridad. Un MismMe upoxtotado, un mismo testinouio, UN Thismo origen, ton mismu fe reproducen los tunes, estublecen bt otta. NOwolros poseemits tambien yna ligicn invencible ; vivimes por Ja fuerza de un silogismo entoramente di. ‘vino, tipo suprento de la verdadera Musot nlendedie! Lo que el mismo Dios garan tiza yalirmn es ineontestable y cierto. Ea asi que Dios por los ineualestables hechos desu Omuipaiencia garantiza y pracis el estable- cimiento de la witovidnd catdlica. anunciada, eslablecide y ¢jercida en su numbre; luego éyla autoridad es divinanienie cierla, * » Lo veis : 4a illosofia podia reelamar le- gitimamente Ws derechos (lv fas kleas o ver- dades primeras, lus derechos le 1a experien- Cia y de los hechos : tx autoridact catdtica los. Salva todos, y los cunsagra por su misma demostracion. « Pasando en seguida dln tercera subdivi- Sion, Mr. dv Rasiguan have ver que ka tylesia da altss y positivus soluciones sobre la na- tureleza de Dios, del alma ¥ de sus dest sobre el vurdudero colto que we debe al dor, sobre fas condiciones de recoucitia y union con él, mientras que la Glosofia se alormenta, se fatiza y no 3¢ alimenta sino de quimeras y errores. La Iglesia afirma y define todos estos puntos sola entre las lemiaa Ductuantes, entre las filosofias divergentes ¢ incicrlaa, entre todas lae ignominias del pen- samienio. Yao se digu que xe hallan mis es. eCome uo haber- jaGinito? ; No los ay en todas partes? Loa misteries sou un nuevo. benelicio. Fijan para siempre cl cspiritu en presencia detan protundidades divinas, y sou aulurchus del mundo; porque la fe no 3€ it mac limite & encender de nucve las antorchas de la razon , que nosotros habiumes apagado , Siu que enciende en ella otras nuoves y ce- lestintes. » 3° Dios fecundiza d Bi minmo y balla en au esencia idtima [os términos reales y distintos de su actividad infinita, ain que ja- Tas le baya sido nevesaria una creacion : ef dogina de Ja Trinidad ios ky demuestra, La Sabiduriy increada encarna para servirnos de Modelo é iastruirnes, y pr lnenle para resealar al géners humuwoo iq pangre de un saerifivio cnieramente divino. La nocesi- dad de reparaciun y de resate os cf prito de fa hummanidad... Dovid dS. Agustin, decid & Sto. Tomy y @ Bossuet que los misterion de la fe cristiana corlan y deticnen el vuelo de la razon ¥ del genio. O83 respondenin que m> han tenido verdaderas luces sino por tus mis- terios. y que tinicamente por cling han po- dide conocer ct mundo, et hombre ¥ Dies: y eu Sus adtmirables elevaciones sobre la fe os Nenaran querer solu para Jas 4 tiones, para los mag grandes Jos halla dad cat «ht Bloso op prinvipio fecunso de pero de eden igual- mente. Para la cieweia equé se net Punto de partida y datos fijes. Sin este auxi- lio uo hay medio de avanzar, pucs que desenbrimientos son rams, ¥ la intuicion poderosa del genio no aparece sind con in- tervalos lejanos y en pequene ntimero. puntos de partidn, estos datos fijos loa gu nistra la avioridad catolica, definiendo de una manera cieria d Dios, la creacion, el alma humaua, 8u inmortalidad, su fibertad, su tiltime tin, et desérden mural y la nece- sidsd de tepuracion. Lo mismo sucede con el principio de ciel » Laaudoridnd catélica es uu pri tgador precisamente porque cx ftije y defl- nida. Penpone dogmas, barreras; ¢3 la duica en la sociedad (ummana que propone doctri- mas estables y fandaniertatea, y cuando no bay fe deftnida en las intetigencias, cuando fo hay ya auloridad que cuseie soberana- mento « lox entendimientos sobre las verda- des religivsus, entonees la razan y el pen- xamiento vuelven ul esisdo selvitioo. Segu- ramente que 4 oadie quiai¢ra ufender. Te expresado un hecho, ta logica dcl libre exé- men y¥ de la independencia absotuta de la idea tumana se ha reproducido y desenyuello completamente en nuestros dies co fu Liloso- RAG Tia de Hegel y cn olras auilogas, Pero qué son eylis lifosofias? 1a subversion entra de eda realidad. y por consiguiente de toda moral, de toda relision, de todo drden social. ¥ los ftiehtos conmiovidos asta en sus fin- damentos, alicradas todas las bases itttelec- ales ¥ politicas, manifiesta demousiudy en gran nimero jos efcciow del funesio ahan- dono, en que sé ba querido dejar al poder regulador de las creencins y dels dectrinas religiosas.... » Es necesario arrieagarse & pronunciar que la avtoridad catotica es el paladin ver- tladero, ¢1 custodio conservador hasta de ta Libertad de permar: porque le evita la fecura, do que cs havesle un gran servicio, La razon, pucs, accpta ells misma ta gutoridad ca lica, Ia avepta y ta abreza estrechamer porque la ve acepiable y cjerta..... La lptesia soln aparece cn el mundo Jenando las con- diciones de esta autoridad necesaria, Aatl- gua, pura, santa, cedida gu frente con las. lorias de los marbres y del genio, ha con- tinuado haste nuestros Sins ¢on calma y ma- jestad su marcha tu medio de las osvilacio- nes y Lerrascas. Tiene desarrolladas en sa ictones sagminlas del Evitngelio y de la historia, que hau marcado, con ol ello de Ja inalitucion divina, su origen y ysu duracion. La Ielesia habla 4 las ojos, “ala al buen sentido, al corazon, d ie experiencia; habla el lenguaje de los he chos y de Jas verdades deflnicas que hall i i eon ol aus: divino, un asentimiento generosw y apacible. La razon sostenida, porka @racia ale cntonces con seguridad 4 1a cofumua dof Jos primeyos auillos de la cadens intionts convicciones se unen en el mismo Digs a la fe-ensenada : cl hombre iastruido de ello Rabitu entonous uns grande tuz, jee joa de Ja duda, Icjos de lus indagaciones y de tas ansicdades penosis,... Asi ¢& como ti ja sombra de ‘1 avtoridad y dela doctrina catética avanza ti sociedad en tos cantinas regularcs de ta ciencia y de la civitizacion . de ta therm y de fa verdaders prosperi- dad. » eS mecesurio probar que je que ak 1D. oeee de la [ylesia, no tiene wal trite 0 ta Iglesia catética fa ftosofia noobilene : 1° 19 sancion de au loca y dcplo- rable pretension de volycr 4 comenzario todo y erearlu de nuevo : cl mundo, 1a verdad, fa religion , os , el hombre, la sociedad y ta Slosofia misma ; ‘como si nada hubiese en- contrado ni dednido hasta alli, COMO 8] to- 12 Rac dayia no se hubiese ensefiado 4 la buma- nidad. + & f.arazon noobticne profesar tnindepen. dencia absoluiadg ja idea humana, de suerte ue en et dominio de la intcligencia Dios sea clinferior, y la razon el superior. Not es pre- cise saber que Dios reina, verdad soberana, inteligencia infinita ¥ con todos estos titulos puede enseiarnos cuando le agrada ¥ como Je agrada. ;Que' nosotros podemes revclar nuestra alma con toda liberts mojantes, gy Dios no podrd? La protcnsin seria oxtratis, » 3° La razon no obtienc escapar inecsan- temente 4 fa lengua de los hechos, 4 lag pruc bas jnmeusas de fa tradicion y de ta historia, Et payatogismo y lo absuluto no son sin dere. cho, Pero no: xe qui¢re seitar 4 su place Tecerse en las Qubes : construir 4 priort un mundo y on cristianisme aventurero, y sis- temas intermitubles, cuande Dios, eriador ¥ reparador, bit construido con sus 108 c} aniversa catélico. Pretender no reconocer Oro camino, ni otra guiaen religian que Ja razon especulativa y la abstraccion vaga. os penJerse como cl humo en los aires. Sin duga ‘no lardaremes ea hallar bistoriadores que truducen de esta suerte 103 kevhos de Carlo Mapuo y de S, Luis como pures fendanes8 de la idea's bien como metearos atmasféricns. éNo tenemes ya historias que se aproximen Aextu nueva perfeccion? A cada género de verdad su certidumbre: é las verdades so- Jamente intelectyules la certeza metatisica ; alas leves de fa naturiteza la certeza fisica 6 de ohservacion; alos hechos Ja certexa his- (irica d de lestimonio; y csla alma es ab- solyta como fas ol No to ofvidemas ja- mis! Tratemos de vivir en el mundo positive y Peal. « Cuando se trata, pues, de una cursiion de hechos 0 Gene [a filesofia ct derectio ue olvidar lahistoria 6 de traducirla en abytrac- ciones idcales. »f°La razon tampoco obtienc ¢]cortarel lav estrecho ¥ heecsario que une la verdad y ba virtud. Fsie os ef gran sofisina Niel dice Se Se pretende dejar la fe catélica y guardar La mo- tal: se cae cn un enpano, se destruye la la Olra, Sin los dogmas no bay baso ni sancion para los preceptos. » Se ha dicho con muon dogma es una justici Sin poder Di sancion. » % Finalmente, la razon ay obticne de- lante de te fe catdlica cl inventar estos pro- eresos de dogma y se la moral religiosa, se Tocjantes & los progresos de la industria y de una moral sin in tribunates, una ley RAG las méquinas; porque Dios ha dicho la ver- la verdad para el hombre de un tiempo cs la verdad para todos fos tiempos, pues cs iumutable como el mismo Dios, su autor y su Ups. Sl, Dios ta ve- nido al socorre de ta incertidumbre y de la motilidad bumana. Ha colocado en medio de un horizonte infinite un centro inmobil, fa autoridad, y lu autoridad revelada, BON progreso puede niudarla con estas religioncs progresivas ‘de ta humanidad. de la idea, del aocialismo, y nose qué otra todavia, tuese preciso parn avanzar. cambiar afame- Rera con que se dice que progresan las cosas humanas sc abajo. jGran Dies! esto seria rebajar mucho al hombre y i su aulor: el hombre, cuya necesidad religions seria « tonces cl juguele legitimo de todas Jas in- fluengias y de todos los sues pusajeros ; Dios, cnyo. conocimiento, culto, leyes, previsiones eternas serian asi subordinadoa a las variaciones de las edudes, «i las muta- cicnes de 1as opiniones, 4 lax luchas v a los caprichos de tus partides y de las eevolucio- nes humanax, » ¥ $i por cl progreso se entiende , como parece, una divinidad que se trasfarma fatal Mente v sid fo ella misma. y Ho sé icme hombrar, a 13 vista de tan triste aberracion y de ian profundo despreviv de la human dad, no me queda valor para hublur; ov acer otra cosa mas que afhgirne en cl Tencio, No, uo; este progrega no ea uu dere. cho. no es Mas que ana palabra vidlenta lan zada vontya la Iglesia, sin signiticacion y sin fundamenio. Fl progreso enteramente con- siste on volver 4 una fe inmutable que guia de nuevo los dnimos af furo divinu de tod fas luces. » 6° Finalmente, {2 filogofia no obticne ca presencia de Ix iglesia el derecho a una indi ferencia total, a una igualdad absoluta. de toda doctrina, de toda ¢ Iglesia; porque seria des ta tierra, y hacer el mundo inhabitahle por aeres dotatios ve razon. Todas las refigiones , decis , son indiferenies para la coocienvia y para Ia [clicidad de los puchlos, Esta indife- rencia filosdfica ea el gran urofeo conquis~ tudo por el espirita moderno. Asi ex, devis ! Fillonces si y no, afirmacion y negacion, cigma y unidad , deinme y fe, panteisme + cristianismo,"aun elateismo; todo esta unido, asociado, confundide, iguaimente verdadero. igualmente sano, puro y bueno. Tal vs la ki} gica de una tolerancia [alsa y cruel con que tanto rumfo se mete. Nida yade fe exclusiva. Sea en hora buent! See lo que quiera lo RAG que se piense 6 diga, siempre cy una misma re n, una misma Iglesia, en la que estin Feunidos lodos lua doimos, grandemente al- Miratos sin dude de verse juctus. Pero 0 se advierle que extn es tormarse un Dios peor que los de! politeisms. En cl delirie pa- gano, cuando menos las locuras ¥ log crime. nes cstaban repartides entre ta multiud de dieses, y a cada und-re eiribuian diversos. grados de infomia; aqui el nuevo perfeccio- Ramicnto confundiria y reaniria en un mis- ae y solo gradode aprobacion y de igualdad divioa todus lag coutradiceiones , todus los errores, todas laa variacioncs, todas las igno- minias, a decir, todo lo que tuvicsen a bien lus hombres apellidar religion y culio. » Fa ticesario tener fistima de tox que de- fieuden con tanto eater un principio tan fe- eundo en conseeuencias deplorabtes, La ver- dad cs una, esencialmenl: una, asi como Dios es tambien uno : la verdad cs eternn- mente incon le con la falscdad que es SU contraria. Vosotrus no quereis mag aulo- ridad , mas unidad de fe ¥ de Iglesia. «Qué teneis? Desechais estos dogmas intolerantes; ellos atentan contra fa libertad de le Mllosofia ¥ dela , ellos detienen et desarrully any del verdantere amor entre Entonces no hay va fibertad, ni irlud. ni amor gine donde no se donde eff ttega d ser im— ls en Ia igual- dad que s¢ preteade de todas tas creencias ¥ de todas los dogmas 4 los ojos ile Ja concien- cia humana. » Al contra Ja unidad catilica de fe y de Iglesia es cl lazo mas perfecto de la socie- dad y de {3 caridad de todes 1o3 hombres. 4 Jos que creon ae le licne estrechamente abra- zaiog; 4 108 que se extraviun, se les busca: el celo, amor verdadero, fox lama, los atrac con lodos sus exfuerzos. ¥ tal os ta nizon de lalncha sestenida con constancia par la Igle- ia contra las separaciones y los errores : ulla leva y dirige con fuerza subarea de sal- vacion entre fos naufragios y las (empes— tades. i fin de arrancar a 1 muerte tas victi- Mus agitadas por todas partes al placer de ws vientos, \« {Pobre viujere, detente! Fatigado en tt carrera en medio de las olas, apurtady de tu camino, sin guia ui brijula, vaa ad perecer. Insenxato, buscabas un munilo nueva, lo has hatlado; ereizs mandar en jefe en et Dotano, alli Dios solo rena, Desdeiabas, para vogar alo lejos, seguir tos eaminos vulgares y las leyes de wna largaexperiencia: queriaa siem- pre avanzar, siompre Conquistar ; prelendias 13 RAM no neeesitar ni del puerto ni del piloto, y no lugs encontrado max que decepciones am: gas, crueles ansicdades. luchas violentas; cou frecuencia se ha abierto delante de tua ojos ef abismo de fa descspemeion y de la muerte, | Mira cercade t}, navege cn pazen el bajel vencedor de ks miles; solo ¢! te ofrece un tefugio seguro. ¥ te promete él Vixje ain peligraf» Bamon (domingo de). La dominica con que principia la semana santa. ¥ que es la Gltima de Ia Cuaresma. sc uma Powingo de Humos, Dominica Palmaram, por la pric- tica establecida entre lus lickes desde {0a pri- Merox siglos de fiewar en provesion ¥ duranté el oficio divino palnias 6 ramos dé irboles, en memoria de [a cnirada trivnfante de Je: cristo en Jerusalen ochodias antes de la pas- cua. Dicen tos evangelistas que hahiendo sabido el pueblo te Hegada de Jesucrisin a derusalen, saiig id eneontrarle; que unes len- diaw aus Veslidus por donde pasatn, y otros cubrian ef camino con ramos de palma, y que de este modo ly acompaiaron hast el templo cxelanando : ; Presperidad al Hijo de David? (Bendito sea el que viene ¢n nem- bre del Seiior! §. Mat, c. 24, san Marc, €. 44; Frang, des. Liic., ¢. 19. ast le rece- Hoticron por cl verdadere Mesias, y por TR- zon de esta ceremonia en muchas provincias llama el pueblo al Domingo de Ramus, Pascua florida. La prictica de lu Iglesia os Lendecir estos ramos, supicacdo A oucslro Salvador que admit beaigiements el bomenuje que le wibutan log ticles como ii $u Key ¥ Seior, Eb B, Leulée, eu sux Nofas sobre ed Atisal ra: vahe, advierieque esta bendicion se observaha en [as Galias yen Espaita antes def siglo Vi, pore puede scr wnucho mas antigua, xungue No lenganwa de ello pruebas posilivaa. Al- euing, en su fibro de Jos Oficins divinos, re- ficre queen algunas fz(csias se aeoxtumbraba colocar «i libro de los Evangelios en ina especie de sital quc Nevaban los dideonos en Ja procesion para repregentar por este me- dio ul triunfo de Jesuctisto. En esle mismo domingo acustumbraban en otro ticmpo lus catectinenos & pedir al obispo que les adminisirase el bavtismo que debia ser adminsirade el domingo siguiente, ¥ por eso xe llamo Dominica competratium. En este mismo dia se acnstumbraba 4 lavar- les la cabeza come una especie de prepara- cion para el bautismo. y CsA TazOn so ilamé tambien capititectam, Ultimamente acostumibrabaw tambicn Ing emperedares Fatriareas a conceder algunas gracias en este 14 WAY domingo, ¥ por esto se Hameo tambien Da- mingo de indulgencta, Notas de Menard sobre el Sacramentarto de $. Gregario ; Tomasino, Tratado de tas Fiestas, cic. * Raymundo Lulio, flevs en et silo XUV al Oovidente ef canocimiento de las ken- iquas orientates, para prepurar cl camino & Ja conversion de los musulmanes, propagh por su Grande arle opiniones en favor} en vontta de las cuales se Jevantaron les cuer- pos religioges, tan namerosos entonecs. Este Grande arte & Nuevo metodo de haitar la ver- dad era una especic de sintesis, que consis- iia en encerrar bxdus las cuestiones particu- laress en tos priacipios generales & proposi- clones universates, que el se csforcaba on hacer inatacables por su misma generalidad. esvondicndo en clos 1a proposicion particn- lar que queria probar. Luego que su adver sario concedia la propesicion general, Ray- mundo Ludio de consecnencia en consecuen- cia y por un camino mas émenes recto, stcaba de ella su proposicinn particular, que pro- baba haber sido concedtida inplicitamente af conceder ta tneposicion genera) : de donde se echa de ver que no se lvata aqui sino de «ud especie de arzumentacion dialéctica de fa _cacuela do Aristételes. Raymundo, para aplicar su metodo a Ja religion, formuli toda fa ercencia catélica en proposteinnes genc- rales. Sus opiniones Iegaron a ser el texto de las disputas de la éscuela, vome 12 poli- tica ex en eb dia el de Jax discusiones, En vane fa universidad las prescribid de su en- Seianza, y tas dexaproid un papa: los fran- ciscanos las defendieton con tucrza contra los dominicos, que Jas glavaban con igual ardor. Por lo demis, Raymunda fufio siem- pre se mosted sumiso itl juiciv de la Iglesia. 427" Raymundo Lulio, dice Mr. Rouvier, hombre singular, extravagante y extedordi- navin. que vivid durante wna gran parte del siglo NIN ¥ principio’ del XIV, cx reputado per muchos como el que contrihuyd 2 dar lo alentendimiento humano, y iid le Iseia [os estudios serioa, Nucido en la isla de Mallorca, en Eapaia, tue primera soldado,, wortedano ¥ libertino. Vivamenw atectado 4 Ja vista de ona asquerosa Naga que consumia viva 4 Elconor, nbjeto de sus impuros de- sos, abandoné Ia corte de D. faime 4, rey de Aragon, renuncis 4 tas armag, se aplicd al estudio, aprendi) cl drabe y [as doctrinas de los garracenag, can ¢l fia de dedicarye 4 su conversion. flabiendo dejadn 4 su céposa, ¥ tommada ef hahito de la tereera orden de S. Francisco, pasé al Africa, desembares en ‘Ttuez, y predicd 1a religion 4 los inlielescon RAY el mayor celo. Arrestada, puesto en priston y Salvado de fa mnerte con trabajo, volvin di Europa y se presenté on todus Ing cortes cris. lianas ; asedié al papa, 4 los reyes, 4 los prin- cipes y grandes, para haccrles adoptar sy sistema de reforma en las ciencias, A faerza dé instanciss obtuvo varios colegion part ta ensthanza de 80 doctrina, ¥ la enseiin misioo en Puris. despues de haber becho quo Ya sprobason ctarents doctorea é bavhilleres de aquolla universidad. Fn 121, se present en cl concilio general de Viena, y sulicitd de los obigpos ia adopcion de su mitoo; querla qué sus principios fuesen admitidos en toda. Ja crivtinndad. En medio de esta vida vagabunda, tumul- tuosa, y mezclada de mil Joridentes, encon- trd, sin saberse cémo, ¢] tiempo suficiente para hacer un niimero inercible de obras xu- tiles, metafisicas y muy dificiles de com. render. Todas elas no han sido impresas, ¥ 44s que Jo estin componen diez volumenes en folio, Arrastrado siempre de su clo ardients pur {a conversion de fos mohometanos, volvia d pasar al Africa dle edad de ochenta altos, y predicé de nuevo la fe, segun él siglema gue se habia formado. arrestado por segunda ‘ver, fué preso, Zolpeado y maltratado. [esca- tade por comereiantes genoveses y embar- cado media muerto para ser conducida a Mallorca, su patria, cxpind en €} mar, fué des- embareado su ¢ er, ¥ sepulisde en ol conventy de franciscanos de aquella ciudad, donde se Ie venera como dun martir. La iglesia, no olstante, no le tra eolovado en ¢} nrimero de los santos que venera. Encontra mus udeniis en ta Historia eclesidstica una bulla de Grmgorio IX, relativa 4 fo3 errores que 8c le ban atrikaida, Laque ha hecho principatmente su repu- tation de hombre sahin, ha sido au famosn sistema cicntifico Yamato el Grande arte d el Arte mararilles. Consiste esle sistema ent poner en commun, como en una especie de alinacen, los nos generates de ligiva, de meLafisien, de rooral, de (cologia, combinarius entre si, se- gun Tox relaciones de eantidades, de me de Bemejanza 6 desemajanza: formar eon efloa cuadros bajo denominaciones coven- cionales, talcs como laa Tetras del alfabelo, fin de podcrios hallar cuando ec necesiten, y recurrir lox Mismos Para adquirir nuctos dates. Por este mulin se debian couseguir rapidos progresis en las ciencias, que se de. rivan lodas de eslos misteox principios, Agole cl autor los reettsig de su uilento en. 9 RAL imaginar combinaciones y on formar sua cuadros. Fuoduba todo su sistem en ef u~ Taero ternario, Pot do quiera encontraba, 6 hacia enlrar ai este nimera, En Dios distin- Quin la facultad, et acto y 1a operacion, y por aqut prclendia demosirar fdgicamenle existencia del misterio de ta Santisima Tri- nidad. Muhiplicando tres por irea, balla nueve, dividiendo nueve cate tres, balla tres. De esie modo vomponia csealas uscendentes 6 descendentes de alributos y de sugelos, Por sjemplo, fa bondad. ts grandeza y la dura- clon constituyen la escneia ; el poder, 1a sa- biduria y [a volunfad componen fa unidad y Ja verdad; la virtud y ta gloria furman la perfeccion wy]ul peSpecto a los atributos. La diferencia, fa concordancia y la contra- riedad; ol prineipio, cl medio vel fin: ta su- perioridad, la ignaldad ¥ la inferioridad : hé aqui para las reluciones. Dins, el éngel y ol cic, el hombre, ta parte imaginauva y la senaitiva; lux vegetalivas Ja elemental y Ja instrumental; hé aqui para tos sugetos. En cuanto @ las virtudes, eran estas ia jus- Gia, la prudencia vy ba fortaleza: Ia tem- Dlanza, Jo fe y ta eaperanza: fa caridad, la faciencia y Ia piedad. Relativamente a los Vicios, eran la avaricia, Ia gula v ta hijuria; el orgullo, la percza y Ja cnvidia; la célera. Ja mentira y Is inconstan Claramente se ve eusn arbitrarias, insien} Ficantea y poco adecuadas a favorever el de- sarrolio de las ciencias son esas divisiones y combinacionea de palabras, cupiadas & no Gudarin de ta eabala de los judios 6 de fas Mistertosas doctrinas de las arabes. Si bargo, este metodo jninteligible excilé en su Giempo la admiracton de unr gran nimern de Personas. did ligur a infnidad de comenta- tion, y fué admilide en muchos estableci- mientos publicoa. Yas adctanin, hombres ed. lebres, tales come cf f. Kircher ¥ Tzibnitz, RO se desdeimron de huccr de aquel el objets espeviil de sus meditacioncs. Se ha covcluida | Por renvenir generaimente en reputar dicho métode come ta conjiinta de des¥arius, pro- Pios dnicamente 4 embrollar ideas y 4 hacer perder un tiempo precioso. (Historia. elenentat de ta flosofia, t. 2,p.8 ¥ sig. Edi. chon de Madrid, 4940.) *Haray bamanas. Examingrenvos uqei can lus Conferencias de Saint-Flour dos eues- tones importantes, Ae gCudntas races humenas se distinguen? La diferente forma y color que distinguen 1a especie humana habia hecho pensar ii algu- fos Alésofus de la amigitedad que icdos ica honrbres no tenizn un sole tipa, Loa iner& BAZ dulosded Ulin siglo eeharon mano de esta opinion para convencer de falso al historia- dor sagrido. Antes de discutir esta diticul- tad, digamos una palabra acerca de 1as di- ‘Versa rans kumanas. ‘Los antiguos, entre otros, Arisliteles, Hi- Pocrates y Ucrudoto reconocieron (res clases: Ja efidpica, 1a escita y latracia, Fsta clasifi- cavion, basada nicamente sobre e! colar, no caractetizaba sulicien(emente todas [as va- Fiedades. Fn el usltimo siglo se ensayo cata- Bivcer olra base para este estudio: no se contenté solo col examninar el color, sino que $c tone) en cunsideraeion Ja forma del erdueo. Faltabe una resla para comparat jas tabezas de joa difrrentes puoblos de mado que diege resultados definidos y caracteris- ligos, Camper (vo el mitito de ia invenvion: formé fo que Hama eigulo facial devada na- clon, tirande una linea desde el amuijero de Jn orvja hasta ta base de los agnjeros du: ta nariz y olra desde e} punto mas prominente de la frente hasta la extremidad dela mandi- ule superiag at panto en que tos dientes tic- nen su raiz. La medidadel angulo que se forma por medio de estas linea, determi en clyistema de Camper, e} canieter especie fico de cada familia humana, cuva clevacion en Ja escala intelectual csi en razon directa del aumento det dnguio. Comprindcse que cate sistema no basia para caraeterizar bien lus diversas razes hu- manas, Blumenbach fe acuse con cazan de no tener cn cuenta 1a anchura del cnineo, que es sib embargo [a seiiai mas distintiva de ciertos puchlos. Fsle sabio naturalisty fa nade d lus de Camper, y su clasifeucion esta dricrminada de sie Modo; en primer lugar por la forma del créneo, y en scgunde por ef color de loscabellos, delg piel y del iris del ojo. Para entender con {a hasta que se tengon presenites fas pit ridades siguintcs sla cabeza G el craneo ‘ cuande sé mira desde arriba preseoia una Jotna mas 6 menos ovalada, r-dondeada con dulzura por detras, pero rugosa y menos re- quler pur delante cause Ue Jos huesos ie la faz, Fl crinco y la faz pacden dividinse, se- gun sus diferentes grados de proyecvion, ete tres panies : la frenic, que pucie ser mas & menos depritnida, los hweyos de la variz, v sabre estos las Mandibulas eon sua dinntes reapectivos. Es tumbien imporiznic en la aplicacion de csi¢ ristema cl hacer aotar ja Tuners con que el huese aalar a la pomela se une cou cl femparad ;j el hitese de les ore- jas por medio de una arvadu linmada 2igo- nimdca. 16 RAZ Colocuo, pies, ¢) crineo sobre una mesa eu su posiction natural, la parte posterior vuelta de su lado, Blumeahach te mira ¢ plo- Mo y¥ observa lodas cstas partcularidades, Cas formas relativas ¥ fas partes visibics le dan to que liame la regia vertical, Segun estas nociones divide la raza hue mans en tres familias principales con dos intermedias. Liama 4 la primera ciucasa 5 ceuteal ; é la segunda cliopica é negra; y dla tereera mongola 6 amarilla, Eu da familia ¢ducasa fa forina gencral del craneo cy mas siméteica qué @n lua otras dos. Las atcadas zigomilicas vuelven 4 entrar cn ta linea del Taggo exterior general, ¥ los hucsos de las mejiilas y de las mandibulas esuin entera~ menie esvondidos por la mayor promiacncia de la frente. © El craneo def negro se distingue por una Cuerte compresion laicral de la parle ante- rior, mediante fo cal las areufag zigommiti- cas, aunque Thuy aplagudas en si mismas, sobresalen muy oowblemente. tit parte in- F de) rosin se prolonga de tal modo mas allkide la parte superior, que no solamente los huesas de las mejillas son visibles, sino la fotalidad de ias maodibulas al mirar desde arriba. La superfeie geaeral del erd- hve estambien pralongada y comprimida de una manera notable. Ei cranco mongat ge distingne por la an- chura extruordinaria de li faz, eo 1a cual la arvada digomatica (sid completamente des- prendidade la circunferencia gener, a causa. dy Ia enorme prominencia lateral del hueso de les majillas que, aiendo aplanadas, dao wun expresion particular 4 ta fax mongolia. La frente es tambien thuy deprimida, y la mandibula inferior de 1s) manera protube- rapte quc e3 risible cuando sé la mira en di- revcion vertical. Las otras seivales caracte- risticas consiswn en la tex, en los cabellos y en [os joa. La familiu cducasa tiene el color blanen, las mejifias eoioradas. los cabellos Janzus, flexiblea y de un color negro mas @ Mens subido. Los pueblos que pertenecen 4 esta Tnza. 600 Ing eriropeos, a cAcepcien de los ta- poner, de log habitantes dy Ja Filandia y de fa Huugria, tambien los habitantes del Asia. occidental, comprendicnda en etktta Arabia y Ta Persia, y aun subjcudo hastael Oby, ¢l mar Caspio y el Ganges; y por ultimo fos pueblos del Norle del Africa, Los cabellos negros, espusos. cortos, ls noses, fueries y encrespados son la sedal distintiva de la raza nesta , esta comprende ai todus log pucblus de) Africa que no perte- Raz necen fla e”incasa, La raza mongola os ordi- Nariamente amerila , de cabeltos duras. cla~ sos. Esta raza abraza & todas diday in lay vartedades educasa y y Se apropin tus tribus curuptas, exeluidas de Ja primera, asi come tambien Iss esqui- males y otros pueblos de fa América xepien- trional. Las razas intermedias tienen tambien caractéres particujares. Loa amerjcanos sop cobrizos, de cabellos nearos. su cara ancha Aesth farnilia pertene- cen tiles Jos aborigenea de] Nneve Mundo, exreplo, los esquimales. Los malayes tienen tnorena con cahetlos espescs, ne- #1Vs ¥ ensortijados, naria larga y boca gee de, Esta raza comyrunde a Loxkes los inlige- nas de la peninsuln de Matava y a todos los insulares del amar del Sur. Ea cada una de estas razas sucle ealiy de Tiempo en tempo otra variedad qué parece indicar en Ja especie humana on estado mor bido: hablamos de los atbinas , euya piel es de una ¢eXtromada bl: es eabelios i ¥ casi sia catur. ¥ tas ojos ro- Jos de grande sensibilidad. En general. son i] Constitucion ¥ imuy puce intdizen- tes: anotnatia ineyplivablé, bastante para Probar qne ki diversidad de color no supene diversidad de origen en las yazas huma- Gata. Algunos paturiistas, eotvaralo en compli- cCaeiones difusas, hau csiablecila an atimero enavor de vazas futtianas, sulaividindolas eu clases, especies y familias numeresas, sin otro fandamente paca elle quc lag max. impereep diferencias en el color, en Ia forma del rose y en fa coatiguraciun del ord nbien jos ba habide que han ¢ ido fa diversidud de las razas por ta es. tatura, haciendo, por ejemplo. ana fumilia dc Jos patagones, otra de los Ouyuimalcs, de los lapones, etc, ; perv tanto estas varir- dades con todas aquellas de que pudiéramos: bablar en jugar, pucden referitse facil Dente a eo que acabanos de ex plicar, 1 sabio Cuvier, que no cree revonncer en fox mulayas y americanos Uiferencias bas- lante cavatteristicas para constiwir chiaes diferentes, no ndmite mas que las tres razas humanas. Sea lo que guiern, esto danporta poco pura la cuestion que nos ocupa. Lo que ‘inpporta es avcTiguar si estas Variedadys han podido desarrollirse en fa eapeciv humana de stodo que lodus fag mizas, aca el que quicra su atimerg, traigan 64 origen de un trupee comun, Esio sera el objetu de Ja cucs- ion siguiente, sy, 7 Taz 2 ¢ Las dirersas razas humanas proviensn de tn snle tipo comny ensefia Moises? Ades quo la tsiognomouia fucse bien en- tendida. err, come indus 1as otras riencius, hostil 4 Atestros libros sagmidas ; pero ape- ua hizo alzunos progresos, ha venido 4 dar teatimonia de la veravidad del historiador sa- rady, Aunque esta ciencia ostd todavia en sit infencia. dice Wiseman. se hatle hastacte agelanteda para ne permltir dudar famlada- mente acerca del romun origeo de todas las razas humdnas de na sola famitiq. tta leze- do é estildecer: ¢* que lay variedates acci+ dentafes: preden di widiendo & producir en ela otra: 2 que Iss variodades pudden perpe> warsn, 3° que elelima . eb alimenio, fa edu- cache y alr muchas enusns necidentiles grieden tnfluir poderosarent ety fa produc- on de tales variedades , 6 al Monos hacer- las fis . caracteristicas ¥ petptwuas. Le pro- hindose patos punter, s¢ abrazan todos los elementos del problema propuesta , porque desitnven la hase en que se fundsn toa ad- versurios de fa revelneion. . de Juego comencemes por las prue- has indirectas, sacadas de la analogia. Segua confesion de todos tus nuturatistas. no ca taro hallar en cl reino animal y en el vege- tal modilicaciunes importantes en la forma y en lus egumentos; y sin tener en eventa raulinud de planas. qe annque son diver- bax. todas Genen ef origen de un ventro vo- Tho, fijeimonos en fog anit een ims aproximada a git y apticacion. ¥ es evidente que os animales, aun jos que forman ua misma especie sé dividen . co circunsuincins particulares , on variedales tin dislintas como Jaa que se ob- servan on la especie lumana. Teuemos por ejenpta ef perro y el cabalto. Eu cuanto gti forma del crinen mas se diferencian el del mastin y el del galgv , que cl del curupen y el negro. La especie caballar cuenta en el dia drvinia ra2as, Welas extildeeidas spbre carsc~ teres distinins , v Freenentomente tan diftren- " forma. que parecen perlenceer a otra especie: v sin embargo, exti averiguadg qe todas estas races vienen de un mismo tronce, Estas varicdndes se ballan tambien eu toda espe de ‘animaies domésticos , siempre muy diferentes de. tos de la misma espcets on ch estat de sclvaticas. El cambio de cotor does menos ondinario mi mones notable. En Guinea, las aves y fos perros gon tan negroes como los hombres. La fintura de ia pict sufre madifcaciones and- logas. En vano se he procurado producir fa 2 Raz Jana en las Antillas: euantus gaviadox se han | Ttevado allt has perdido su fans bicrto de erin 6 pelo. Lo mismo sucele en 1038 elimas muy célidas, como en la Guinea v en Jos alrededores de Angora. Es preciso decir lo mismo de Ja forma y de laestructura de los animales, Seyi Borman, 205 perros europeus degcneran muy pronto y en grado muy singular en ta costa de Ora; BUS Orejas se vuelven dereehas y largas co~ mo las de ta vorra, cuyo color van tambien tomando poce J pac le (al modo que a ty vuelta de ues 6 cuatro genevaciones pierden toda su hicrinesura, ¥ ya uo ladran ove mas qie unos ahallidos ignalvs i los de las zorras. En y de tates ecinplos ¥ otras. infinilua , que fue denu: que la forma general y in estructura de los animales estan sujeias a muchas va- riaciones. ES preciso, pues, que cl clima, Jog alimentos y otras Circunslancias locales tengan fa virtud de volver i una euwquicra especie d¢ animales trasportados de utros paises, ila vuelta de algunas generacioncs, deda misma conlicion que la raza nativa, puesto que clla picrde toda semejanza on elwronco commun. Pero si tantas vaticdades, tua distintus y mas chocantes las woas gue fasutcas, han sido producidas y s¢ han propagado cn los ani- Imiles, (no vs probable, por no decir cierto, que Gas misiias euusas pueden’ baber produ: eide losmismos cfsctos enla especie humana? Esto aparece confirmads por las excepcion que ly nuluraleza se place en crear en cada Tamilia; pues los cabellog blancos, qué son. una de Jas schales distintivas de ta raza edu casd, sé notan algunas veces basa en los neg@rus. ¥ etre cosalros UO es rare vcr ca- bellog rizados y fanosos, un colur oscuro Jubios espeses, siguos todas cavacteristicos de la raza cilépica, Aun existcn entre los hombre varietates anucho mas notables iS que las que constituyen lug Tastos especifi pos de una rs ¥ que se trasmilen de padre i a tas Rolable es 1a que se la manifestado duranie {res generacioncs en la familia de Lantbert, condcida bajo el nomibee de ef Aambre purrco- fspin, El autor de estaraza fue proseniiado cn 4781. Su cnerpo gc hallaba cubierte de verru- gad surmamente gruesas ¥ de pulada y mé- dia de largas. Tuvo seis hijos afectados de Jas mismas varicdades. Los aaturiistas han afirmada que podia salir de abi von raza particular. Y si asi fucse y se ulvidase su urigen, ENG pein facil que fos nuturatistag iciesen de uqui una especie particular? 1s RAL Pero tendrian razon? ¢Qué se ditia de los fendurene que se prupaga por la geueracion? Se a |legado januis ni aan huthiese para ellos una crear gPor qué, pues, peditlas paras ariedades que ho NOs parecen Mas checautes. Bing porque sus causas ¥ la ¢puea de su origen nos son desconacidas? Queda pues probado, lauto por analogia come por media de cjemplos directos, que existe una tendencia perpelua cn Ja nabura- Jeza pare hacer en Nuestra especi¢ yarieda~ des de un cardcter extraordiuario, las cuales se trasuiten por Ja gereracion, loemal blece una fuerte prisuncion, por nods une prueba moral, de que las diferentes razas ige rrencia seme~ que el aislamicnto de una famitla jonas ta han fijade al cab y becho indestruct ible en dis veueraviones: si Les. amos Wi medio fftimo de prucha.qus nos Ofreg: el estudio compurade de tas. guas,y gc veni que ina transicion de una razaa otra hadebido tener logar en una epoca cualquiera. Ton el mundo couvicne, busta tos que. niegan fa unidad de ta especie: humana, cu que naciones que ievalqniera que gca la dis- tancia que exista colre unas y otras) hublan feumuas. entre tts cuales hay alguna afinidad, deben haber estado unides ul principio. Por olra parle, 8 clertoque nuciones que hablan un lenguaje ide en susformas csenciates: ¥ ch 80 vonstruccion granstical, se diferen- cian ctilry 61 por 8u8 naszos Caracl AL efecto la India europea, extend desde ef fondo die tia India hasia la fsb ne verdadcramente naciones que no entre sisino una lijera semejanza en ef color yen la fisintornia. Los turcus son tisiondmi- vampnic de la raza ciueasa, ¢ histérieamente denen su origcn en loa tarlarosmongoles, que hablaa la ‘lengva malara, Los indigena deka Abisinia son enteramente negros. embargo es cierio que son de origen semitico ¥ por consiguivnte dela raza blanca; su dia- lecta perleneve & sta funtilja, y su rogtre es perf nte curopyo. Ademas, come las. tres familias de leuguas Gencn enite si mu- cha analogia. segua s¢ ba demostrado cn la justo deducir pueblos: que las 8 previso, pues, que lodos los hom res vengan tle un ole ipo: de otra suerte seria imposible explicar cumu ey que todos ellos Lablin una leugua idéntica en cuaulo conlerencia prevedeme, ¢ ha habide union enire ke hablan, RAL % Jo sustancial. Ha hubido, pues, en una epoca cvalqui. ra desvio de una mua 4 otra. fahrt sido. pues, Ia causa productiva Ins diferencias que se aflvierten en Ja ox pecie humana? 10s antignos alribuian ani- cameme d la accion del sol la diversidad de color. Sin negar la ingueneia del sol en el color de la piel, 2&5 necesatio confesar que esta explicacion ny esta exenta de dibculta- des; por que side un (dy fas mujeres mo- Tiscas, que $e EuNServan en casa son Cad dManeas, de otro tenemos que los nites que ancen bluncos s¢ vuelven Negros al cabo de divz 6 doce dias, por mas precaucionys que Se formen para evitarles ¢) calor. Siguese de aqui que cnanio fas nacioncs 6¢ fort nlonces que Leniad mas vigor ¥ cnergia, han coucursido muchas ¢aus Producir esta divcrsidad. A la ion cel Clima es necesario anadir fa de los alimentos ¥ la cdavacion, ¥ tal vez otras que hay as existen. Lo que probara que la reuniug de estas causas ha heebo desviar fa raza negra de to blainea, es meteentra de} Afeiva se ban hallado pueblos enteres con todas fos Fasgos y caractérca de Ia raza «aiueasa, sin que twvi mas que el color de la familia eliopica, Se ba ebservadu que estos pueblos estaban adelautedos cn la civilizacion res- pecto de sus conveviogs, y que prafesuban una religion que, aunque corrumpida cn Sus doginas, no podia ser, en cuanto A au moral ¥ su culte, sino eb fruto de una reve- facion diviaa, aunque alterada can la syec- sion de las edaics. Be aqui se podeia tal vez concluir que la depresion de la frenic y la compresion de las sitnes, quo S00 fas seviales distintivas del negro, seriun cl indicio de ta raza mas: degradada. y nosolrys, teudriamos asi dos causas distintas, los raspos dependerian de le civilizacion ¥ ¢l colur principalmente del clima. Verdad ¢s que en oposicion & estos hechoa se pucden cilac otros que parecen contrade- ivlos; aai los Jesecndientes de lus ingleses 7 de logs franceses, que ca otro tiempo se haa establecidy en his costus de africa, uv tan contraido ninguoa atteracion despues de Muchas geveraciones; y los neyros de la América aeptentrional despues de muchos siglos son siempre nexros. £sl6 Unicamelile prueba que nos es des- ennacida ¢l modo de obrar de estas causas, © gue tal vez, como hemos indicudg mas ar- Tiba, que ellas no abran yo hoy dia, us no prelendemos que Un cambio de esta clase tenga lugar siempre, sino que wy RAY es posible, y un sal heeha basta para dee mostrar esta postbitidad, ¥ parn Imponer si- lencio @ nucsina adverearias, Porque a les ejemplos que Mevamos citados, todavia po- dei ir ef de los portugueses de ta India, que han Ilegudo & ser dla vuella de algunos sigics tan negros comu Jus eafres. En cuanto & los negro’ trasportados i la ca seplentri 8 cierlo que comien- tan udesviarge de fa raza neyra. EL doeior Prichard asegura, scgun respetableg amori- dades, que dla tereera gencracion los que estin empleados en el se de ta caaa Gee neo ba na nvnos deprimida, ta bora y tos Jubios menos salientes. y que sus cabelfus se: van haciendo argos. de generacion cn ge racion. micntras que los esclavos que tuba: jamen los campos conservan mas largo tem- po fa furnia origi prucba de que ct clima y sobre too ke liucion influyen padcrusamente on las ya- Tiedades deta especie huttana. Queda. pues, probado : i¥ que en fa espe- cic humana ta naquraleza tiende 3 producir variedades en la forma y en eleoler, y que. estas vurieades puuden propagatse y fijurse en una fami que lallamos en fas len- kvas ¥ cn los siz pes caracteristicns de diver- sos pueblos prochas convincentes de su tead- aieion de una yaza @ otra, y que lox hehos recogides pruchan iovenciblemente al me- nos Ia posibilidad de que le raza negra sea derivada de otra; 3° quc la accion del clime, de los alimentos y de la civilizavion és In Principal causa de estas \ariaciones, que si no s¢ e que en cludia se obren estos grandes: 08 porgue ¢stas causns nu obran hoy, Oal mcnos no ticntn ta misma cnergia ute cl mundo salio de las aguas del Tales son los eesultaius obtenidos u¢ia mejor informad: : ex.ninense sin prevencion ¥ se quedari couvencido de esta veniad vonsignada en a primera pagina del libro «le lag revelaciones divinas : Que de especie Inuana desciende de un solo tipo, Pondrcnmos 4 continuacion citas tomad: de los mejores naluralisias, Jimitindonos a Buffon, Cuvier, Blomenbach. Lacepede y Vi- eey, cuyas investigaciones prieban Ja oni- dud dela especie humana. ¥ refotan ta opi- Aion de los fildsofes impios yue hacen de los AcuTos ana raza aparte. Buffon. «La diferentia entre los negros y lox blancos seria una fuerte prueba de dife- vente origen entre las unos y las atroa, si at presente no exyluvicra complulanicnte av guado que los blances pueden volverse ne- gros, y log negres blancos, y si no se cone MAL vivre fa catga capaz de conegrecer i una parte de los hatitantes de lotiena. » Buffon expyue estas causas de esta oxanera palpable. « La primera, dice. ¢3 la influencia del cima; Ti segunda, quay Gene mutehie ream rt, 000 Jos alimentos; ¥ Ia que todsviu Lene ni login Cony fap mera ¥ segunda, st las costumbres. Fl calop del clims vs {3 wal casa del color negro. Cando usle vtlor cs eleesive, como en el Scorgal y ca fa Guinea, tos habitants son del toda negrus ; cuaudy 3 unt poco mas templado, conse co tas costas orientales deb Arica, son menos negtos Jos Lalitunles ; cuando es todays Mas templado, come cu cl Mogal, an Borlatia, ea Arabia, cte., los table tanies son sulfa morenos; ¥ Bnulmetle: evan. do uf calor us inoderade cate ca Kurps ¥ Asta, fas habiautes son biineus. Soly se cb- setvan algunas variedades que proviencn tmivamenty del modo de » Raffun con- cluye asi 2 « Too eat aconde on probar que LO se cumpoae cl geacrohunane de especie esencialmenta diferentes, sino que al contra. vid ne ha habjde originariamente mus oy tana experie de hor . habié duliiplieade y extendido por lode la super 0 de la Gerra, ha sufride cllerenics joa por Ta inftuenvia def « dale alimentos, por el mitode dev nfermesdades epidémicar, » Aatnbien we al provuciaan varied Ls ndividuntes; que despuvy han Segado a ser variedades dy la especie, porque se han generalizade y sido vonstantes por tu accion coutinuada die Stas mismas causas: que se hiu perpelyade y perpelwan de generacion en genetacion, ast eine fog dcformninkales ¥ enfermedades de los padres s¢ propagan ii sus bijos, ¥ que Yr tltima, come cltas no lan side produ das mas que por cl cancurso de caugas o tea qn ua se han redicay 3 sing por la accion cor tate de eg: has CAUSIS, (SVE pry bable que -desaparéderan von el tempo. 6 leguriandi serdifervates de loqueson nc] dia, TOX MisMas ceuSas NO sibsis- diovan, 9) si variaran estas otras circunstan- fas, ¥ en virtad de otras combinaciones, » Discerse sobre las varicdades cn ta especie Aumana en tas obras de Buffon, Tespues que Buffon ha escrito, se ban he- cho nuevas ubservaciones que lodas viene 4 eonfiimai lo que G ha dicho, v4 po tuvra de toda ineertidumese. cho eon 20 | gos ne Be pLende RAZ Sino se obrase por prevenpacioneg giste. Muaticax dice un célebre meu) biera indagado con tanto calor, par qué bay hombres negros en ly zons torrid Wapeos cn fa temphula. 1 peeveneloves, se hubleru visto claramente que la difercuts temperatur fos. clintaas produce esta diferencia en el color de fos habitants, No hay negros damente ealorosas. fi ive on lus tierras extrema. w lay und fuera de los ites de Ja zona torrid Cneier, « $e i obse dades max variables ¢ dads son la estalura y el color, La primera dcpende peincipalmenic de fa abondanaia delatimento; la seguuda de ta iufluenciade ta biz y de otras muchas casas tan esoondidas, HEMLINE pur Cae qse payeern variay [o suadidad. Cow todo, Jas variggiones de fa una yi de la otra de estas cualidades 9@ contien en ciertos lanites que puvden detenninars: por Ja observacion. » La longituil ¥ espeser del pelo von muy ales. Asi una planta velluda. drasplan~ da bun terreno fimedo, Nega ai sec casi tisa, Los auimates pierden gn peto en los paises cilidos, y lo aunentan cn 105 frios. El Aumero de ciertas partes exteriotes sc halla @ veces aumentato 5 disminuido 403 Ue- dos, las dieotes. ete.) 5; partes poco impor- fantes eunbian de proporeio se alargan o se aeortin Mar barhas, Jag wins}; paries do Inuboraieza anilga se catmbian lag uras cou las olras (los estambires tar pctalos en Tats tto~ Tes dobles, ele. » Se puede orcer, ahade este etlebre natu- valista, que las grandes diferencias que se batlan et los hombres. e7 las perros ¥ ctrus, animales vepartidus por ol gtobe. qo. saa ainu el resultale de enusas accidentates; on Una palahea, de variedades. Cxedre elemen- tal dela historia natural delosaadimales pur Cucier, Paris 7. cn 48%. pt ¥ Th Msp rvdes 5 vara fas. Cuyos pase va. Md pW El autor de ues bra moderna Vena de ere: ion ¥ de gusto, que ba vbtenidy gran rex sulouu, hace con este miutive rellexiones que vamos * Sabemos que has naturalivlas distingueo 4 to menios tres razax de hombres que difi- vidacnte. conseriti anism Woneo: Jas tnag wenxibles son M entre ies iaeas alitica, ecnicasa ¥ Negra. Se sabe que