P. 1
CONTROL DE PÉRDIDAS

CONTROL DE PÉRDIDAS

|Views: 10.903|Likes:
Publicado porJoalking

More info:

Published by: Joalking on Jan 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/24/2015

pdf

text

original

CONTROL DE PÉRDIDAS CONTROL DE PÉRDIDAS, MÁS QUE UNA HERRAMIENTA PARA SEGURIDAD Muchos ejecutivos no comprenden lo que realmente

cuestionan los accidentes y otros acontecimientos que ocasionan pérdidas. Con las limitaciones impuestas por el pensamiento tradicional en el campo de las pérdidas es probable que solo vean aisladamente el concepto de la pérdida como accidente por la tanto estos ejecutivos estos ejecutivos solo asumen el pensamiento de perdida = accidente. Como conclusión en los reportes de pérdidas solo observan reportes de costo por tratamiento médico y de compensación al trabajador. El pensamiento moderno en la administración de pérdidas contempla que la mayoría de las pérdidas resultan principalmente, de las deficiencias del sistema administrativo, y no de un comportamiento inseguro, dañino ó derrochador del empleado. La gran mayoría de las condiciones ó acciones indeseadas que resultan en pérdidas son resultado de una falla en el sistema administrativo. La experiencia de muchas organizaciones dedicadas ala investigación y consultoría sobre el control de pérdidas han demostrado que esas mismas características del sistema administrativo "que producen pérdidas o daño a la persona ó propiedad" también generan problemas de calidad y producción. Organizaciones como DNV, filosofía Demming, y otras respaldan el hecho de que una administración del control de pérdidas efectiva mejorará el sistema de administración general. El control de pérdidas evitables resulta en control de costos de operación. Por lo tanto los principios de administración que ayudan a controlar los incidentes relacionados con salud, seguridad y ambiente ayudan a resolver de igual forma problemas de calidad, Producción y reducción de costos. La integración de la integración de las actividades del control para los negocios, líderes y ejecutivos de hoy ¿Existe una forma correcta de hacer las cosas? Si su respuesta es afirmativa... entonces la forma correcta debe incluir; la forma segura, la forma con calidad y La forma productiva y la forma ambientalmente correcta de hacer las cosas. Mucho se ha hablado ya de la mejora continua de hecho las nuevas filosofías apuntan hacia la perfección de los productos garantizándola a través de la calidad de sus procesos y otros parámetros. Pero con un pensamiento aislado y sistemático orientándose solamente hacia la calidad y la producción. Este fenómeno puede ser factible pero difícil de alcanzar. Conclusión: Son muy pocos los ejecutivos que comprenden que los mismos factores o causas que originan pérdidas (accidentes) son causantes de perdidas en producción, y como también problemas de calidad y costos. El controlar las pérdidas del personal, equipo, material y medio ambiente ayuda a solidificar la economía de la organización y aumenta tanto la probabilidad de continuar en operación como también las ganancias. El controlar pérdidas es parte vital de cada ejecutivo y líder de una organización "EL MINIMIZAR LAS PÉRDIDAS ES TAN PROVECHOSO COMO MAXIMIZAR LAS UTILIDADES" (Louis Allen).

La responsabilidad de un gerente en la productividad y logro de utilidades es substancial. Pero la seguridad y el control de pérdidas son de alta significación. Tradicionalmente se considero ala seguridad como un gasto del negocio, sin embargo los administradores modernos la deben de ver como una inversión. Estamos considerando los gastos de la seguridad como – Oportunidades – oportunidades que se consideran tan importantes y potencialmente beneficiosas, como las inversiones orientadas ala producción ó como la inversión de una nueva línea de producto. CONCEPTO DE INTEGRACIÓN E INTEGRIDAD La calidad interpretada con un sentido limitado, significa calidad del producto. Con un sentido amplio y universal calidad significa calidad de l producto, servicio, proceso, organización, recurso Humano, calidad del sistema total y de la vida. En este artículo se trata de establecer la relación que existe entre los 3 principales subsistemas administrativos. Sobre la excelencia de la calidad y la prevención de accidentes. La filosofía Demming establece el paralelismo entre filosofía de calidad y prevención de accidentes. Crear una constancia en el propósito que lleva al mejoramiento del producto y del servicio, con el objeto de promover la competitividad, conservar el negocio y proporcionar el trabajo. Asimismo la gerencia, indudablemente, también debe de ser constante en evitar esas fuerzas erráticas que causan accidentes. Que destruyen competitividad y la fuente de trabajo. Adoptar una nueva filosofía: estamos en una nueva era económica ya no podemos vivir con los niveles comúnmente aceptados de demoras, errores, material defectuoso, y trabajos imperfectamente realizados. La gerencia que no acepte esta nueva filosofía en una era tan competitiva como ésta no podrá subsistir a las pérdidas cuantiosas que producen las demoras, los errores, materiales defectuosos, derroches, y trabajos imperfectamente realizados, resultantes de los accidentes. No depender más de las inspecciones masivas. En primer lugar exigir una evidencia estadística de que la calidad se encuentra incorporada al sistema a la hora de analizar la marcha de la seguridad, la producción y la calidad se deben emplear un criterio más selectivo y estadísticamente más confiable. Es necesario identificar a esos pocos críticos que están provocando la mayor parte de las pérdidas. Desechar el temor en fin de que todos pueden trabajar para la compañía en forma efectiva. Debe desechar el temor a "plazos fijos". Es posible que muchos de los problemas de seguridad se pasen por alto por temor a no poder cumplir con un plazo que fue fijado para concluir con un trabajo. La constante lucha por cumplir con metas de producción tiende a deteriorar la calidad y la seguridad en el trabajo. En un sistema orientado solo ala producción, los conceptos de calidad y seguridad tienden a considerarse como secundarios, por consiguientes quienes insisten en la calidad y la seguridad, corren el riesgo de ser considerados como rebeldes. Esto crea un temor. Romper las barreras que separan departamentos. La gente que esta en investigación, diseño, ventas y producción deben trabajar en equipo con el fin de anticiparse a los problemas de producción relacionados con producto y servicio. Uno de los problemas principales radica en la tendencia que tienen los grupos a centrarse en sus propios negocios sin comprender que para poder tener éxito es necesario trabajar con los demás y a través de los demás muchos de los problemas quedan sin solución por que no se

consulto a quienes tienen el conocimiento, las barreras ínter departamentales se forman a veces cuando los intereses inmediatos de cada uno de estos, entran en coalición. Para ello sus integrantes deben aprender a negociar las soluciones. No fijar entre los trabajadores metas numéricas, carteles, ni lemas que pidan niveles de producción sin dar los métodos para lograrlo. Estas exhortaciones y metas solo créan una relación antagónica. La mayoría de las causas relacionadas con producción y calidad baja pertenecen al sistema. El tradicional lema "seguridad ante todo" ha dejado de tener vigencia ¿acaso no sabemos que tanto la seguridad como la calidad y la producción deben de estar juntas? Todas pertenecen a un mismo sistema cuando se fijen metas estas deben de ser factibles para el personal y deben de estar de acuerdo con los métodos para lograrlas. MODELO DE CONTROL DE PÉRDIDAS POR DERROCHES, DEFECTOS Y DAÑOS Desde hace ya algún tiempo, nuestra empresa ha venido difundiendo una filosofía sistémica de la Seguridad, en relación e Interdependencia con la Productividad, la Calidad y el Medio Ambiente. Ello, tanto porque se trata de una tetralogía fundamental para la competitividad de las empresas o el país, como porque existe una gran cantidad de factores comunes que ligan estos tres elementos. En efecto, a través de la famosa “reacción en cadena”, se demuestra al mundo que la correcta concepción de la Calidad repercute positivamente en el mejoramiento de la Productividad. Al mejorar la calidad, los defectos se reducen porque hay menos errores, menos demoras y obstáculos; y hay mejor empleo del tiempo, de las máquinas y de los materiales. Por otra parte, no cabe dudas que la Seguridad es un innegable contribuyente a la Productividad, toda vez que los accidentes (no-Seguridades) afectan negativamente al lesionar y mutilar trabajadores, alejándolos del trabajo y al dañar y destruir equipos, interrumpiendo o paralizando procesos. Y también está demostrada la gran cantidad de factores comunes existentes entre la Seguridad, la Calidad y el Medio Ambiente. Entre ellos destacan el que los tres resultan de “hacer bien las cosas”, son componentes del trabajo, se obtienen en las mismas instancias que se requieren de la prevención para lograrlas. Por otra parte, las causas fundamentales de los problemas de Calidad, Medio Ambiente y de Seguridad… ¡son las mismas! Todo lo anterior nos hace ver la inconveniencia de las tan comunes causas fragmentarias y separatistas, que en ocasiones se orientan a mejorar la producción, en otras a controlar los costos, a veces a mejorar la calidad y de tanto en tanto a mejorar la seguridad y el medio ambiente. Estas campañas terminan confundiendo a la gente, cambiando periódicamente el foco de atención y las prioridades, cuando en realidad debería haber una sola gran campaña, permanente, todos los días. A partir del postulado “Hacer bien lo que se debe hacer”, la productividad, la calidad, el medio ambiente y la seguridad, entre otras cosas, resultan de manera natural. Por eso es que hace ya algún tiempo se acuñó la expresión PROCALSEDADMA, esto surge de difundir estos cuatro conceptos en uno solo, de manera que este nuevo, y cuátridimensional concepto pueda ser incorporado a la mente y a la voluntad de cada persona, independiente de su cargo, rol o actividad que desempeñe dentro de la empresa.

En definitiva, Productividad, Calidad, Medio Ambiente y Seguridad deben ser componentes de una única estrategia y constituir una sola prioridad. Surge, no obstante la necesidad de un modelo que, por una parte exprese los problemas de Productividad, Calidad, Medio Ambiente y Seguridad y sus efectos y, por consecuencia se oriente para la búsqueda de los caminos correctos para prevenirlos. Explicación del Modelo de Control de Pérdidas Pérdidas Es la valoración económica y no-económica de todos los distintos efectos (psicológicos, legales, funcionales, ambientales, etc.), debidos a derroches, defectos y daños. Estas pérdidas podrían agruparse en: humanas, económicas, institucionales, prestigio, competitividad, clientes y mercados, entre otras. Estas pérdidas son de una cuantía enorme, que afectan significativamente los resultados finales de las empresas y su contexto. Y no es exagerado decir que las quiebras de las empresas como los resultados negativos en “última línea” son en la mayoría de los casos, al insuficiente control de pérdidas por derroches, defectos y daños. Sólo por este último concepto, daños, y los efectos asociados y derivados, las pérdidas se estiman entre un 5% y un 10% de PBI para los países latinoamericanos, según antecedentes proporcionados por el Consejo Internacional de Seguridad CIAS y otros organismos internacionales. El Instituto de Seguridad del Trabajo, de Chile, ha estimado el costo de los accidentes en un 8% del PBI. Por su parte, el costo de los problemas de calidad debido a defectos, según el destacado consultor internacional Philip B. Crosby, asciende al 20% de las ventas de la industria manufacturera. Es lo que Crosby llama “el precio del incumplimiento” por hacer mal sus productos y, por ende, tener que rehacerlos. Las empresas, según la misma fuente, destinan el 35% o más de sus costos de operación a realizar cosas equivocadas y a su consecuente corrección. El costo del derroche es aún mayor, aunque es difícil aventurar cifras por el momento. Pero no cabe dudas que el derroche de energía, de maquinaria, de tiempo, de ideas, de capacidades humanas, de espacio y de cada recurso disponible es enorme. Basta tener en cuenta que al menos el 25% de lo que se hace en las empresas es derroche, puesto que no agrega valor asociado a los recursos de las empresas. Todas estas pérdidas, debidas a derroches, defectos y daños son, como lo explica un gerente, “Ganancias que la empresa no supo lograr”. En efecto, si estas pérdidas se hubieran evitado, aparecerían agregadas a las utilidades. Y cuando los márgenes de ganancias son cada vez más pequeños, por efecto de la competencia de los mercados, el control de estas pérdidas constituye la gran oportunidad para mejorar los resultados de la empresa. Los esfuerzos sistemáticos para evitar las pérdidas por derroches, defectos y daños se ha transformado en la parte más lucrativa de los negocios. Derroches Son la no optimización del uso de los recursos, ya sea por exceso de uso, o por poco uso. Defectos Son las no conformidades con los estándares establecidos para los productos, bienes o servicios. Daños

Son los efectos debidos a contactos con sustancias o fuentes de energía que superan la capacidad o resistencia límite del cuerpo o las estructuras. Las pérdidas por derroches, defectos y daños, son resultado de fallas, omisiones, debilidades de los sistemas, programas y procesos. ¡He ahí las fuentes de problemas, y he ahí las fuentes de mejoras!. Actuar en esta instancia equivale a “disolver” los problemas, más que simplemente “resolver” los mismos. El modelo expuesto nos conduce al origen o fuente de los problemas, y coincide con lo que Philip B. Crosby dice respecto de la Calidad: “Echar la culpa a los trabajadores por la mala calidad no es más que una excusa de la administración, resultado de muchos estudios realizados por expertos indican que invariablemente, por lo menos el 80% de todos los defectos, son problemas que la administración puede resolver, porque están, en realidad, fuera del control del trabajador.” GUÍA PARA EL DESARROLLO DE UN PROGRAMA DE CONTROL DE PÉRDIDAS Y SEGURIDAD Este guía está diseñado para contribuir a prevenir las perdidas causados por ya sea robo/hurto, accidente, o incendio, ayudándonos a detectar y corregir condiciones que puedan generar situaciones. Diseño general del programa Hay algunas ideas, pocas pero críticas, que deben incluirse en un programa exitoso de control de pérdidas. La responsabilidad de proporcionar liderazgo le cabe a la gerencia principal. Como parte de dicha responsabilidad, el director debe definir las responsabilidades de los supervisores, gerentes y demás empleados con respecto a la seguridad y el control de pérdidas. El programa de control de pérdidas debe respaldar y armonizar con los objetivos generales de productividad, y calidad de servicio. No sólo debe limitarse a lesiones personales; también debe tratar potenciales causas de pérdidas, desperdicios, daños o ineficiencia. Todos los niveles del personal deben participar de este esfuerzo. El control de pérdidas debe encajar cómodamente con su operatoria diaria como una ampliación natural de las responsabilidades comunes del personal. Se deberá revisar el programa periódicamente para controlar que funcione correctamente y que los objetivos se cumplan. De lo contrario, se deberán realizar los cambios que reflejen las metas y objetivos actuales. Bosquejo de un programa de control de pérdidas Declaración de políticas Coordinador del programa Comité de seguridad Primeros auxilios Capacitación de los empleados Procedimientos para inspecciones internas Investigación inicial de incidentes Registro de incidentes Declaración de políticas Se debe redactar y difundir una declaración de políticas concisa que lleve la firma del director del departamento. El objetivo de dicha política será crear y mantener el interés

en las actividades sobre control de pérdidas. Debe transmitir el compromiso del director con las actividades relacionadas con el control de pérdidas sin llegar a ser un reglamento detallado. Pautas para una Declaración de políticas sobre control de pérdidas: Debe ser breve, tener una actitud positiva y amplia difusión dentro del departamento. Todos deben comprender que se trata de una política de la alta gerencia y que es importante. Debe plantear los objetivos con claridad. Debe enfatizar la idea de que la seguridad y el control de pérdidas respaldan los objetivos generales de la empresa. Las políticas deben involucrar a todos los niveles de empleados y gerentes. Diseñe la declaración de políticas como un plan general a largo plazo. La declaración debe servir de referencia para todas las actividades de control de pérdidas. Debe formar parte de sus procedimientos operativos generales. Coordinador del programa La mayoría de los programas exitosos de control de pérdidas cuenta con una persona que coordina y monitorea el programa. Debe ser una persona que esté involucrado con los principales aspectos operativos. Independientemente de quién sea seleccionado, es importante que esa persona pueda cumplir con los siguientes criterios: La persona seleccionada debe tener el tiempo e interés para dedicarse a estas obligaciones. Esta persona debe ser reconocida como vocera de la gerencia general sobre temas relacionados con el control de pérdidas. Las obligaciones relacionadas con el control de pérdidas deben formar parte de sus objetivos y evaluación de desempeño. Comité de seguridad Muchas organizaciones consideran que un comité de seguridad es invalorable a la hora de preparar un programa de control de pérdidas. El comité puede estar formado por la gerencia, el personal o una combinación de ambos. El comité no debe asumir la responsabilidad por el funcionamiento del programa de control de pérdidas. Debe funcionar como unidad de asesoramiento/monitoreo. Sugerimos los siguientes puntos como apropiados para el alcance de un comité de seguridad: Evaluación de la eficacia del programa de control de pérdidas. Identificación de tendencias para poder implementar medidas correctivas antes de que surjan problemas graves. Estudio de problemas sobre accidentes que afectaron a todo el departamento o a grupos de personas o tareas específicas. Informe a la gerencia de la compañía sobre los resultados del programa de control de pérdidas, sugerencias de mejoras, métodos para estimular y mantener el interés en el programa y sugerencias para controlar problemas que afectan a todo el departamento Para cubrir las responsabilidades sugeridas, el comité de seguridad debe: Analizar informes de incidentes/accidentes. Verificar el grado de aceptación de las responsabilidades de supervisión, realizando encuestas in situ que puedan detectar peligros físicos, la aplicación de las reglas y toda evidencia de prácticas laborales poco seguras. Elaboración de un manual de seguridad interna que contenga las reglas, normas y procedimientos. Este podría incorporarse al nuevo programa de orientación al personal de HR.

Primeros auxilios Todo el personal involucrado en el comité, deberá ser adiestrado en Primeros Auxilios y RCP por la sección de capacitación Industria y de Seguridad. Capacitación del personal La capacitación del personal es fundamental para que un programa de control de pérdidas tenga éxito. Una capacitación adecuada generará, a su vez, actitudes positivas que pueden conducir a cambios positivos en la conducta del personal. La capacitación del personal debe comenzar con una orientación formal dentro de la primera semana de contratación. Esto incluiría una explicación de sus responsabilidades y una revisión de las reglas de seguridad. Los puntos esenciales para recordar en la capacitación al personal son: Los supervisores pueden no conocer tan bien las cuestiones sobre control de pérdidas como conocen los aspectos técnicos de sus tareas. Antes de fijar objetivos de capacitación, asegúrese de que todos los supervisores estén familiarizados con los objetivos del control de pérdidas. Estructure la capacitación sobre control de pérdidas en términos directamente relacionados con el control de calidad y de costos además de seguridad del personal y sus pertenencias. Aliente la participación activa de los supervisores en la capacitación in-situ del personal. Además aliente sus ideas sobre cómo mejorar el programa. La capacitación debe incluir un seguimiento y comentarios. Periódicamente se deben realizar seguimientos para medir si la capacitación está logrando los resultados deseados. Debe analizar la capacitación desde dos niveles bien diferenciados: Capacitación de los supervisores (a través de reuniones formales e informales) e inspecciones por parte de la gerencia. Capacitación del personal in-situ por los supervisores. Para la reunión inicial, sugerimos la participación únicamente de los supervisores con el siguiente formato: Presentación por la gerencia del programa de seguridad. Discusión de técnicas para la investigación de accidentes. Revisión de las reglas de seguridad. Inspecciones internas Los supervisores de área deben realizar inspecciones de las instalaciones diariamente que deberán estar complementadas por inspecciones mensuales a cargo del coordinador del programa o del comité de seguridad. La gerencia superior debe revisar los resultados de estas inspecciones y tomar cualquier medida correctiva necesaria. No se debe pasar por alto ninguna recomendación sin la autorización del coordinador del programa de seguridad. LA INVESTIGACIÓN DE LOS ACCIDENTES LABORALES En general en todas las empresas de una u otra manera se realizan actividades básicas para evitar los accidentes del trabajo. A lo menos se tienen nociones de cómo mover materiales, el cuidado en el uso de las distintas superficies de trabajo, se sabe de la importancia del orden y aseo de los lugares de trabajo, se cuida de no provocar incendios, precaución con la electricidad, algunas charlas o consejos de la supervisión, incluso algunos hacen un procedimiento de trabajo o entregan catálogos, etc. Existen otras empresas, en que esta materia es parte integrante del trabajo diario, en ellas se realizan charlas diarias de cinco minutos, para cada trabajo critico se realiza un

procedimiento de trabajo, se realizan investigaciones de accidentes e incidentes, se llevan estadísticas, se realizan reuniones semanales o mensuales, etc. Sin embargo, la experiencia nos enseña que, aunque los tratamos de evitar, de todos modos se producen los accidentes en el trabajo. Lo normal es que las medidas de prevención de riesgos tengan efectos positivos a largo plazo. Así, aún con el mejor plan de prevención o control de riesgos operacionales, tendremos que ver algunos accidentes laborales que afectan a los trabajadores a los equipos o al medio ambiente. En esos momentos veremos como el supervisor a cargo del trabajador o del área de trabajo se presenta en el lugar y empieza a hacer preguntas. ¿Qué hacer entonces? ¿Qué actitud se debe adoptar? ¿Porqué investigar? ¿A qué conclusión debe llegar el investigador? Contestar estas preguntas equivale a contestar la otra pregunta ¿Para qué sirve la investigación de accidentes? y ¿Quién es el responsable de Investigar? Y si no sabe como investigar y llegar a la causa verdadera ¿Quién lo asesora? ¿POR QUÉ INVESTIGAR LOS ACCIDENTES? Cada vez que en un lugar ocurre un accidente, debemos tener presente que hay un problema que dio origen a este hecho. Ese problema existe porque: 1.-Se desconoce la forma correcta de hacer las cosas. 2.-No se corrigen las deficiencias 3.-No se inspeccionan ni evalúan las condiciones de trabajo y se subestima el riesgo 4.-Alguien sin la autorización o sin experiencia decidió seguir adelante, a pesar de la deficiencia 5.-Alguien con autoridad decidió que el costo para corregir la deficiencia, excedía del beneficio derivado de la corrección. 6.-Alguien con autoridad no escuchó al trabajador cuando informó la deficiencia. Todo incidente, accidente o defecto de proceso, debe ser informado para ser investigado y el trabajador debe cooperar para transformar el hecho negativo, en una acción de seguridad u oportunidad de mejorar. Del mismo modo, el supervisor tiene la obligación de escuchar el aporte del trabajador, analizar lo informado y tomar una decisión para mejorar el proceso. ACTITUD DE LOS TRABAJADORES Es importante, que el trabajador sepa que él debe participar en la labor de prevención de accidentes, ya que de él depende en gran medida en control de los riesgos operacionales. Todos los materiales o máquinas pueden ser inseguros si la persona que los mueve, no lo hace en la forma correcta, segura, o no sabe como hacerlo. Si el trabajador, es el que sufre el dolor de la lesión, si es el trabajador el que sufre las consecuencias del accidente, entonces él es quien debe aplicar las normas de seguridad, que le ha instruido su supervisor o el asesor de prevención de riesgos. Como sabemos que la investigación trata de llegar hasta las causas del accidente para eliminarlas, la única actitud que podemos adoptar es la de colaborar con la investigación, dando el máximo posible de detalles al respecto. Con eso estaremos colaborando efectivamente a la prevención de los accidentes, pues si eliminamos las causas encontradas, podemos evitar la repetición del accidente.

Si un accidente, aunque sea leve se repite, no asegura que el resultado de la repetición sea igual que antes. Lo que antes fue leve, al repetirse puede ser no solo grave, sino que incluso puede llegar a ser fatal. Nadie puede asegurar las consecuencias de un accidente, y lo único que resta es tratar de evitar que se repita. De ahí la importancia de una buena investigación del accidente. DENUNCIAS DE LOS ACCIDENTES En general los trabajadores no informan o denuncian accidentes, fundamentalmente porque: 1.- Tienen temor a las medidas disciplinarias 2.- Preocupación sobre el informe 3.- Preocupación sobre su reputación 4.- Temor al tratamiento médico 5.- Antipatía hacia el personal médico 6.- Deseo de evitar la interrupción del trabajo 7.- Deseo de mantener limpia su hoja de vida 8.- Poca comprensión de la importancia de informarlos. 9.- Falta de motivación para involucrarse. Normalmente en las empresas está establecido por medio del reglamento Interno de Orden, Higiene y Seguridad, la obligatoriedad de informar los accidentes por leves que éstos sean. Esta exigencia obedece a las disposiciones de la legislación laboral preventiva y a la necesidad de investigar y analizar los hechos, para adoptar las medidas preventivas pertinentes. RESPONSABLE DE LA INVESTIGACIÓN El responsable de hacer la investigación es el supervisor de la línea. Pero, ¿Porqué él y no el encargado de seguridad, por ejemplo? Las razones para que la investigación la haga el supervisor son: a.- El, es quien mejor conoce tanto el trabajo como a los trabajadores. b.- Es el responsable por la seguridad de su gente c.- Es quién debe aplicar la acción correctiva y, por lo tanto debe estar convencido de ella. Por estas razones, el supervisor debe hacer la investigación, además con esto, muestra su compromiso con el trabajador, con la empresa y con el mismo. La labor del Asesor de Seguridad o Prevencionista de Riesgos, será la de ayudar al supervisor en la investigación y la de facilitarle los medios para llevarla a buen termino. Una vez encontradas las causas que motivaron el accidente, será obligación del supervisor usar todos los medios que están a su alcance para eliminar dichas causas.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->