Está en la página 1de 138
El camino de los suefios ei es adi de The Wy ofthe Dea Dr Mai-Luie von Pan be Cameron nh reser a 0 Stes de rer Bon, 1992 pie ARI LOUISE VOM FRANE: ‘© Bator Cut Vents 197, Camino de lo Sues, Suto de Cie | ‘en conversaciones con Et ib estas er dei cues The Way of Dress FRASER BOA gyn par sr on, ssn sa, Mae ane on Us protic e Wind fins srs por dese Pins Le 0 tox 28 Staton ce “ero, Otro, Mat MI, Ca Regiuo de PopiedalnelestanlN°9.257 ‘Traduccién ISBN. 956020361 Renato Valenzuela M, “Tai: Rent Valente ‘eiieseor:Pasina Cone | Diagrams tor ota isto de ports Snes Os. Imagen ée Poroih Magisna ca A Ca, Pe 1993,Olo abet em) glera de Colecin Cin de Creve Unis SA [Ninguna pre de esta pblicacia, ned el eo dn uber pede se "Rpreduafnslmacnaio rai en mast ana por eng he, ‘each, mcse, pico de mab ode oop a mica previo dl cain Cuatro Vientos Exitorial CONTENIDOS Agradecimientos, Pretacio Introduccion personal de Fraser Boa 1 Introduccion Uno: Descenso al Mundo de los Suefios a Palcologia Basiea de CG. Jung Dos: Cartogralia del Inconsclente Tres La Estructura de los Suenos Cuatro: EI Simbolo Vivo IML, Suefios de Nuestra Cultura Cinco: La Esealera al Cielo. Sels: Et Lenguaje Olvidado IV, La Psicologla de los Hombres Siete: Nuestra Sombra Sabe (cho: La Madre Devoradora, Nueve: La Muerte del Dragon. Diez: Ver a través dela Luna, (Once: La Novia Interior V. La Psicologia de law Mujeres Doce: Et Inflerno No Tiene Espelos Trece: El Ahorcado " 20 a st 6 a 10s. us 1 139 151 Catorce: £1 Nano Quince: Volar sobre los Tejados Diecisés: El Guia Interior Vi, Sobre las Relaciones Diecisiete: Liberacion del Corazon Dieclocho: Liberacién de la Relacion VIL ELSI Mismo Diecinueve: Suenos de una Vida Veinte: El Arttie de los Sueios alice 163 i 208, ais 225 ar AGRADECIMIENTOS Muchas personas contribuyeron a ls ereacion de la serlefimica Ge la cual resulta este libro, Agradezco especialmente a Chris ‘Akeniead, que durante un ano trabaj6 conmigo escribiendo el ‘guidn original, organtzando y visjando con el equipo més de 40,000 kllometros,y editando Ia mayor parte de la peliculas. ¥ tambien a Richard Leiterman, cuya energia y conocimientos de cine sirvieon mucho en las entrevistas callejeras. También me gustaria agradecer a todas las personas que relataron los suetios ¥ asociaciones que permitieron realizar este trabajo. Fueron muchos los que nos estimularon y ayudaron: Daryl Sharp y el Dr. James Hall, cuyo entusiasta apoyo al proyecto Inical transform una idea en una posiblidad el inversionsta ‘que creyé en el valor de la iniclatva; el profesor Ross Woodman { Marion Woodinan, que colaboraron con muchas sugerencias y ceamblos en la edicion. Sobre todo, quisiera agradecer a dos personas. Una es Jenny Donald, mi compatiera de toda Ia vida, por dsehar y editar el libro culdando tanto su significado, y por su ifinita paciencia para soportat los caprichos de un intuitivo. La otra es 1a Dra Von Franz —a quien realmente pertenece este libro—, por el tiempo, conocimientos, vislén y sabiduria que tan generosa- mente me concedié a mi y a este trabalo. 8 PREFACIO, Millones de individuos buscan hoy saber mis acerca de sf mis: mos, Desean saber quiénes son, afin de poder ser quienes son A nivel personal, esta necesidad de entender més acerca de nuestro ser interior se rellja por el surgimtento de interés en grupos de autoconoeimiento y en la prolileraciin de libros y articulos sobre nuevas técnicas de autorralizacin, Asimlsmo, a nivel coleetivo, las empresas y grandes Instltuciones comienzan ‘a preocuparse del desgaste humano, el estrésy la correlacién fentre bienestar psicol6gico y productividad, a tal punto que muchas estén reestructurando su organizacién y estimulando a ‘sus empleados para que asistan a seminarios de activacion de ls cconciencia. Esta creciente percepeién corresponde a la emergencia de tuna desatendida rea de la clencia, es dei, el estudio de la Influencia que ejerce la experiencia subjtiva 0 “Interior” sobre la salud y conducta del ser humano. Dada la difcultad de obte- nner datos objtivos, algunos investigadores se estan concen trando exclusivamente en los suenos para proceder a.una vestigacién sistemética de este vasto universo interior. Los descubrimientos iniciales demuestran que los sueflos revelan tuna profunda relaci6n entre nuestros estados Internos y exter. hos de ser, ¥ proporcionan un tipo de contacto con la profun- didad de la mente humana hasta ahora no explorado por el in telecto consciente, Una vex deselirades, los suetos contienen ‘importante informacion sobre la salud fsa y mental de! individu. EI psiquiatra sulzo C.G. Jung fue plonero en laInvestigacién de los suetos, Descubri6 que ellos intentan regulae y equilbrar ‘huestras energlas tsieas y mentales. No sélo revelan la causa biislea de la desarmonfa interior y de la angustia emocional, ‘sino que también indican el potencial de vid latente en el ind viduo; presentan soluciones ereativas para los problemas cot dianos e ideas inspiradoras para el potencial creativo de la Vida. Jung descubrié que al dormir, a través de os seo, las Personas desplertan a qulenes realmente son. En este libro, Marle-Loulse von Frang, la més importante su- ccesora viva de Jung, explica y demuestra la teoria clentifica del anilisis de los suefios. Basada en su investigacién de més de sesenta y cinco mil suetios, la Dra, Von Franz concluye que lo ‘mAs saludable que puede hacer el ser humano es prestar aten- ‘lon asus suetios, “Los suetios nos muestran cémo encontrar un sentido en nuestras vidas, e6mo cumplir nuestro propio destino ¥ realizar el gran potencial de vida que tenemos dentro" FB INTRODUCCION PERSONAL por Fraser Boa Un aun alto jecutv bad fgata gol con un amiga Men tras atatesaban a cancha, su amigo le preguns ses de tendo pact ttn’ respond el primer, “ewoy a deci. Enpect a nat eta esdery pean plato, hata legr arta, fntonces descr algo teri, Haba peo a esalera conta el tro equlocado ond yo tenfa39 aos, me di cuenta aie bts peso fa sclera corr el muro equate ys lo ue enemitamente Se lama anaes dela edad meta Enos plaray, oda Scien te sunt de pono eninesidente “YA Que” Tes tos dos toecton més wits de mi ida traron tuestonabies Mi camera, que hasta entonces hab ject con igor emia yee rea ym ela perl ot tn epoca ym fla defo de sr predominate en i neg. Eceormet, fata pot lamin et den eats hove de tise media pero nertormente ro pra sai que tere ‘nig petomien: "Dos se qu aoa no ao x0 Ls Colores ndamentes sobre fs ees haba contd moa se ‘Steen erstonando nent congo reemplasros.Adends, na Sabia nde buscaron No or cestin de Bacar wna ogy en i par, yo no conta nngin pa micho menos ia cea Tal vez patear ta piedra con suficiente fuerza haga que la Aivinidad despiere y nos sonra, se via de nosotros. En cualquier aso, el destino me levs a la consulta del Dr. B.A. Benet, 99 Harley Steet, Londres. Me to habian recomendado mucho. Era ‘anatista jungiano. £1 Who's Who de Inglaterra lo presentaba con ‘nueve tals académics y profesionales (M.C, MB, B.Ch, DPM, MA,, MD, DSc, LPM, RA.MC): brigadier y coronel psiquiata en India en 19421945; consulior honoraria de la Clintea Tauistock: _Y Bsiguiata de os hospitals Royal Bethletiem y Maudsley. Bl sou Famente tendvia la respuesta Las primeras palabras det Dr. Bennet no fueron promisoras: “No puedo decivie fo que busca. Debe descubriri por sf mismo. Mientras tanto, puedo decir por dénde comenzar’. Si yo no he Dera conocido sus credenciales, la frase siguiente haba puesto fina la consulta, Con un toro de absoluta ceteza, dio: “La sol ‘lén para su dilema estd dentro de usted. La encontrard en sus sos. Blos le davan la respuesta” "Pero yo no suo", contsé. “Jamas he tendo un sufi en mi ida’ "Todos sonamos",explis, "Cuato 0 cinco veces cada noche. Sucede que nunea tes ha prestado alencidn. Intente recordar sus suefios y trdigalos a nuestas sesiones, Trabajaremos juntos para descubrir su significado” Sal de ta consulta muy escépio, pero dspuesto a proba el posible conocimiento del famoso médica conta mi indudabe ign. ‘rancia. No habia encontrado mi agua, pero é deta conocer wn paja. ‘Esa noche me fa dormir con un Lip yuna Horta junto ami ‘ama. Al despertar, recordé un suero, el primero de muchos que “disctt con el Dr Bonnet. Soné que estaba caminando par las ante- ‘quas rocas de ta Georgian Bay: La iregulardad de la superiie difeultaba mis pasos. Cuando miré hacia abajo para equilibarme, ‘me di cuenta que caminata sobre e rsto de Cristo, Bt descubrimiento del suet produjo un despertar @ una nueva realidad, una nueva vision de la vida, can dimensiones que no ‘habia imaginado antes. Mi trabajo con el Dr. Bennet confirmé s rediccinincial.Lainformacién que yo buscaba estaba dentro de ‘mi, y mis suefos me dieron acceso a esa realidad subjetiva. Eran como puentes que me conectaban con vastas dreas de m{ mismo (que yo ignoraba que existieran: pensamiente,sentimiento,intre- Ses, polencales ¥ energas ocults dentro de mi mente, fara del fleance de la intencién consciene, Yr no mds condenado a la Tutidad de una existencia basada en el "j¥ Ahora Qué?", me sentia vivo, vital y, sobre todo, con la sensacién de que valia ta pena vivir mi vide 1M interés por ls suefios me levs al Instituto CG, Jung de Zurich, donde tve la buena suerte de hacer mi andlisis didactico con la Dra, MarieLouise von Franz. Trabajarindividualmente con ella fue un enorme prvileio. ba Dra, Yon Franz no solo era la ‘maxima autoridad mundial en psicologia analtca, sino también luna excelente profesora con la Yara capacidad de explicar comple jas teortas psicoldgicas. Como todos los grandes maestros, st uso de ejemplos de (a vida diara tornaba vivo y relevante el materia GGradualmente me di cuenta que mi experiencia de “:Y Ahora Qué?" no era de ningin mado tnica, Habta otros con el mismo dilema, y comencé a imagina si sera posible compartir com ellos Ini experiencia con esta gran analisa que trabajaba tos sueos en ‘sw consulta. Sin dda, ells apreciarian la informacién que ef des- tino me hizo encontrar. ‘Durante una conferencta en Oxford hablé por primera vez con a Dra. Von Franz sobre la idea de realizar una serie fimica. Era tuna tarde laviosa, Conversabamas junto a la chimenea, tomando cervezainglesa, Esbocé un guidn que apuntaba a poner la psicolo- sia jungiana al alcance del piblico en general. £1 formato era ‘imple. Conversaramos informalmente sobre los conceptos bis: os de la pscologta anita y ella interpretara sueios para acta: rar la teria “Enteustascallejeras” con personas de diversas par tes del mundo darian adn més vida a la serie. Para ella no era una decision fit A partcipar en las pelfulas, fendra que aceptar (que el pablica entara a su consulta. (Ningin analista, ni siguiera “Jung, habia hecho esto antes). Ella no iba a interpretar un mito ‘arcaico, una obra iteraria 0 un caso dishuzado, sino los suerios reales de personas vias. Su respuesta me sorprendi *Panicipars’, dijo, “pero con ta condlicién de que todos tos suefios sean relatados a la cimara por los sofantes. Nada de ‘actores, a menos que ellos cuenten sus propiossueos” “No va a funcionar’, dij. “Los aficionados estarin embarazo- samente conscientes de sf mismos”. “Entonces no participaré”, respondié. “Una pelicula con ac- {ores narrando sues alenos no tendria Integridad. Debemos te- rer gente que cuente sus propios suenos personas reales y sue fos reales” Pedimos otra cerveza A la primavera siguiente, mas de cincuentaindividuos habian ‘ccedido a relata sus suens en cémara. Estas fueron decisiones difetes que exigiern considerable veflexén, ya que cada persona sabfa que su sueio podria ser analizado en pabiico por la Dra Yon Franz ‘Sin embargo, fs que partieiparon en el proyecto fueron con ‘pensados por la ovacién de un piblico de ple durante la premiere de fas pelfewas en Baston, en su lanzamiento para Norteamérica y Europa, Pensé que estaba nactendo una sala cosa, pero fueron «os. Con la reciente popularidad de a sere, las cartas de la gente ‘que vio las peliculas me animaron a creer que una transcripcién serfa valiosa. Muchos afirmaban que la Dra. Yon Franz era una ‘mujer extraortinaria que decfa cosas muy interesantes, pero que por eso mismo necesitaban un libro para estudiar y rflexionar sobre ese material. Un hombre lo expres en forma concisa: “Uno no puede parar la pelicula y dscutir Una de las grandes satstaciones de tansformar las peliculas ‘en um libro fue la posibilidad de inclur mucho material que desea ciadamente habia sido cortado en ta edcion. En lento sentido, por ‘0 tanto, MarieLouise von Franz esté mds presente y mejor repre: ‘sentada en el libro que en las peliculas Por ora lado, en el sentido ‘visual, es clara que esté menos presente, Sopesando ganancias y ‘pérdidas (de ninguna manera obvias), taimos que entrentar ls reales diferencias entre los dos medio, ta pelicula y el lito. Un libro ue pretende ser un tivo no puede ser ta mera transcrpcién de ta banda sonora de una pelicula. Un guién cinematogrdfico se ‘organiza a partir deta téenica visual de monte. En Tlera yerma, TTS. Blot exploré esta técnica del cine para reflejar el cardcter ‘ragmentario y discontinuo de la sociedad moderna, Su intencién fra ofrecer “un montdn de imdgenes rotas” Sin embargo, nuestro ‘propésito era ovo: establecer una comunicacién mucho més direc: ta con elector. Nuestro principal interés era la informacion y ‘quella comprensién clara que se espera nazca de una informa cin presentada de manera sencilla. Nuestra tarea no era contun dir ta mente en perplejdades para crear ta ilusién de wn mundo eastico que perdié el sentido, sino todo lo contrario, Bute libro fue eserto para ayudar ata gente a comprender el ‘mundo de los suerios y asi entender un mundo en esencia muy coherent, sea visto por dentro o por fuera. Fue escrito para infor: ‘mar e instnir, con la conviceién de que las sueftos tenen esa ‘misma intencln. Espero que este libro sirea como una guia acce sible y profunda a la psicologta analtca y al anlissjurgiano de los sueras por la mundiatmente famosa exponente Dra. Marie- Louise von Franz 1 INTRODUCCION UNO DESCENSO AL MUNDO DE LOS SUENOS “alos swefas entregan informacién may interesante a quien se fempenia en comprender su simbolismo. Fl resulado, es cierto, no tiene mucho que ver con preocupaciones mundanas como comprar ¥y vender. Pero los negocios no explcan el sentido de ta vida, ni tina cuenta bancaria eatsace los deseos profundos del corazén’, C6. Jung ‘Dra. Yon Frans, ghace euntotlempo viene estudiando los suefios? Bueno, creo que alrededor de treinta aos. Calculo que he Interpretado, como minimo, unos sesentay cinco mil seo. Hay algo que siempre me intriga y que tal vez usted también se ‘habré preguntado, Cuando me duermo,calgo en un waco, Dejo de ‘exist. Luego,sibitamente, algin poder interior me obliga a pasar ‘por una experiencia que Jo no planed —volar, mangjar, hacer el ‘amor experiencias tan reales como las de ml vida en vila, Qué poder es ée? ,Quién engendira los sueios? Ese es el gran misterio. ;Quién engendra ls suefios? Mucha sgente todavia tene el ingemio prejuiclo de que los suetos expre- San nuestros proplos deseos, o nuestros proyectos o planes Pero mientras ms se les observa, més se ve que es0 no puede ser certo, Muchos de nuestros suefios dicen cosas que no que remos oft “Pesala! Tengo pesadilas, no suefos. Una vez salté de 1a cama y cai senado en el suelo” “—Taxistacalforlana "toto da toe un sueo horible cuando me dormi poco ‘antes de sata rabajar: Mataban ala made de un amigo no ena nada de agradable’ Camarera inglesa {La base desde la cual se originan los suetios parece ser, usando ‘una expresion vaga, la propia Naturaleza, Es un fendmeno nats ral que proviene de la misma fuente que un érbol o un Jabal. ‘Ahora, no podemos decir qué engendra al Jabal. Si uno eree en. Dios, dé: “Dios hace al jaball, pero, en cualquler caso, es ese poder desconocido o fuerza misterlosa que da origen a toda fexistencla.Entonces, tal vez sea mejor usat una expresi6n vaga, Dios o la Naturaleza, sin atrbuir los suetos a algo especttico. Sin embargo, después de observar los suefios por largo them po, notamos clertas cualidades y funciones, Elos poseen una Inteligencia superlor, una sabidurla y una perspieacla que nos crfentan, Nos muestran en qué aspeeto estamos errados y nos alertan sobre los peligos; pedicen acontecimientos future; alu den al sentido mas protundo de nuestra vida y nos transmiten Inteovislones reveladoras, Si uno analiza suefos de artistas o enticos creativs, por ejemplo, vers que muchas veces nuevas {Ideas les son reveladas a través de los suet. No se conelben en ‘un computador, Més bien, brotan de inconsclente bajo la forma {e ideas repentinas. Varios documentos demuestran que muchos lentiicos primero sonaron clertas sokiiones matematcas y des- _pués las resolvieron consclentemente. Entonees debemos conc que existe una matriz psiguiea capaz de produclr nuevas Inteovisiones ereatvas, Después de analizar suefios como procesos psiquicos vitae les, o nico que tal vez se pueda deci es que esta mattz parece corientar al ego conselente hacia una actitud adaptada y madura frente a la vida, Por ejemplo, st un joven neurético se niega a ‘entrar en Ia vida, ella le da un saludable empujon, os! un adulto, no puede aceptar la vejz y la muere, ella representa el sentido dela vejez y la muerte através de imagenes bonitas, Esta mattis ‘que engendra los suefios en nosotros se ha denominado gula espiritual interior, o centro de la psique. La mayorfa de los pue- bios primitivos slmplemente la laman Dios, o usan el nombre de un dlos espectico. El dios supremo de los aztecas, por ejemplo, era el artitice de los suefios y gulaba a las personas a través de elles. Probablemente, un cristiano diria que esta matriz es et Cristo interior en nuestra alma. Un budista reconocerta este mis. ‘mo centro, Segtin un viejo maestro 2en, Buda clerta ver alijo que {quien sigue el camino interior correcto tiene buenos suetos, ‘Recuerdo aqelos que me hacen sent bien. Sin duda hay ‘muchos que Hoqweo St quieres recordar un sue esrbeo de lined y edd mucho sobre cémo te sentes realmente” Actor de Toronto “Los suefos son una compensacin qu, silos recuerdos, sive para descubrir los juegos que haces contigo mismo =y aht pods hacer alg al respect, Ast es como veo los sens’ —Beertorilandés Por lo tanto, parece haber en nosotros una inteligencia supe ror que podrlamos lamar guia interlor 0 centro divine que produce los suenos, cuyo objetivo parece ser lograr una vida ‘ptima para el individuo, Los suenos no nos protegen de las viclsitudes, enfermedades ¥y acontecimlentos dolorosos de la existencia. Pero si nos dan ina orlentacién sobre eémo ldiar con estos aspectos, c6mo en- contrar un sentido en nuestra vida, e6mo eumplir nuestro pro- pio destino, cOmo seguir nuestra propia estrella, por decirlo ast, para realizar el gran potencial de vida que hay en nosotros. Dea. Von Frans, geémo legs a interesarse en el estudio de tos Cuando conoct a Jung, él coment6 el caso de una mujer que tuvo una viston y la interprets para mi, Quedé impresionada, pues stibitamente pereibt que para él los sucesos interiores, ‘como las visiones y los suentos, eran la realidad, tan real como aquella que Hlamamos realidad exterior Fue una gran reveacién, Luego le los Hbros dle Jung y pude apreciar la importaneia que aba a los suefos. Sentia que si yo no hacia andisis, nunca podria luzgar si lo que él decia era cierto o falso, correcto 0 errado. Me armé de valor, le pregunté si podia hacer anlisis con Ly acept6, Después de eso, cada interpretaciin de suefios era tuna revelacion, Segin Jung, yo tenia suefios especialmente diff les y complicados, de los cuales yo no entendia una sola pala- bra. Eran verdaderos enlgmas chinos sin sentido. Yo legaba don- {e Jung con todos e50s disparates,y con gran estuerz0 6l extra l signifleado, A veces tomaba un pafuelo, se secaba la frente y deeia: "2Qué harias 81 no tuvieras un Jung para entender este sueno tan complicado?” Siempre era una revelacion sorprendente, que perdur6 mlen- tras trabajé con él, Més tarde, cuando envejeci, le eontaba me- hos sues, pues perelbi que se cansaba. Cnterpretar suefios fexige un gran esfuerzofisico, No es s6lo un ejereielo mentaD, Pero en los primeros aitos de mi andlisis, la mayor parte det trabajo consist en desefrar aquellos mensajes chinos nocl ros. Recuerdo que tba a anéisistenso, nervioso, muchas veces deprimido, y salfa con una sensacién de *Ah, ahora sé, ahora ‘veo para dnde va todo este asunto". La mayoria de la gente que entrevistamos en la calle afrma no recordar sus sues. Un joven dijo riendo: “Lo tnico que recuerdo de ellos ex que no puedo recordarlos” ,Por qué las personas no recnerdan se sueios? Creo que es porque no les prestan atencin, Alyunas pers ras me han consultado y dicho riendo: "Usted analiza a a gente através de sus stetios, jelerto? Ben, conmigo no podré hacerlo porque jamés sueno", Yo sonrioy digo: “Muy blen, veamos”. Ala noche siguiente, deben quedar proguntindose: “jlré a sonar” Muchas veces, el solo hecho de hacerse esta pregunta provoca un suefo. Simplemente no prestaban atencién. Asien realidad, jamas conoet a algulen que no sonara. Salvo, a veces, personas ‘en un estado de profunda depresidn tienen lo que yo llamo estre- Almiento onitieo: suenan poco y suelen sentirse mejor cuando ‘comienzan a sofar Los suetos también disminuyen en tos anc. nos mayores de 80 aos, quienes vuelven a sofar poco antes de "Bien, se fo confieso. Ya no tengo buena memoria. Estoy cerca de los 90 aos y ya no puedo. 8 que antes sonaba ‘mucho, pero ya no” —Compradora en Toronto Usted mencioné que necestaba un Jung para Interpretar sus sue fos, Seré posible que una persona comin aprenda el arte de interpretar sueios, 0 eso seria tan complejo que sélo una elite podria hacerlo? Plenso que es como en todas las clencias: s6lo una ete se ‘adentraré en tas complejidades « interrogantes cientiieas plat teadas por la interpretacién de sues. Se tata de una profesiin {que requlere habilidad profesional £1 hombre comin no puede Iegar y aprenderla, Pero, como ocurte eon todas las ciencias, clertas reglas bisicas, clertos aspectos generales, se pueden transmitir a todo tipo de pablica. Eso puede ayudar a quienes no pretenden hacer anilisis ni zambullrse en los complicados pro blemas clentificos de la interpretacion de los uefios. Ente vest te suetos innteligibles, de vee en cuando aparecen suefios sim- ples que cualquiera entiende de iamedlato, EL Inconsclente es, entre otras cosas, xn gran bromista, y & veces habla directo —jbang! Al anotar el sueho, uno estalla en carcsjadas y sabe lo que signiica, Paco tiempo atras, por elem Plo, yo estaba enferma y rebelindome contra mi enfermedad, ¥ Soné estar en una fiesta, saludando a anclanos soldados que regresaban del servicio militar, Mientras devolvian sus herra ‘mlentas de carpinterfa, vl que todos eran muy vies. Tena 100, atios y alguien me susurr al ofdo Si esta gente fue mantenida en servicio activo por demasiado tiempo". No se necesita pagar un analista para entender este suefio, Reduje de inmedlato mt carga de trabajo, *Blaro pasado, cuando voli a Minos para wiser a alg ‘nas personas, me quedé pensando sobre 0 que harta en la bid sino tuiera cieras casas, especialmente mi novia. ‘Ba noche soné que estaba en la playa trando piedras al ‘agua. De repente una mano me agar por detis y dijo: ‘Nunca plerdas las cosas que amas, Me di uel, pero no habia nada, De pronto me di cuenta que mi puio estaba cerrado. Abr la mano y habia una foto de mi novia. Este suelo me hizo pensar que no dba renuniar tan rip a lay na lo hice. Bs el suerio mds infiyente que he tendo” —Surfista callorlano ‘Pero muchos de nuestros suefios no son tan obvios. He tenido sue- fos que me parecieronféclles de entender, pero después de trabe- Jr en ellos, via que me estaba engaiando a mi mismo. Por eso, en general, no se deben Interpretar los propios sue- fos, Ells suelen tocar nuestro punto lego, Nunca nos dicen fo due ya sabemes, sino lo que no sabemos. Cuando interpretan sus propios suefios, las personas tienden a deci: "Si, sé lo que significa eso". Entonces proyectan en el suet aquello que ya saben, "Ah, é8¢ es ml problema tal y tal’, et. Muchos pacientes hacen eso, Llegan y dicen: “Tuve un sue, pero sé lo que sign fica’, y luego dan una explicacion completamente banal de algo {que saben de sf mismos hace anos. En casos asf, suelo Hamar la atencién: "Espere un poco. Vamos a examinar el suefio como es, Tentamente, de prineipo atin", ¥ Negamos a algo muy distinto y sorprendente. Interpretar los propios suefios es muy difll, Por eso Jung recomendaba a los analistas jungianos que buscaran colegas ‘para discuti suetios, Fl sofa reclamar: "No tengo un Jung que Interprete mis suefios". Entonces contaba sus suefios asus dis cfpulos. Aun cuando dlijeran algo estdpido, eso podria abrirle ‘una nueva perspectiva sobre el sueno y ayudarlo a ser més objetivo 10 El problema de Interpretar nuestros propios suenos es que nno potemos ver nuestra propia espalda. Si se la mostramos & otra persona, ella podra verla, pero nosotros no, Los suefios tocan la espalda, aguello que no se puede ver, y hay que pararse ‘de cabeza, por decrlo ast, para entender los propios sues. Esa ¢ la gran diicultad, lo que causa muchos equivocos. Recuerdo una pactente esquizoleénica que siempre tena in- terpretaciones lista, sacadas de cualquier manual. “Eso signif- cca que ganaré dinero" o “voy a conseguir exe emplea* 0 *no conseguiré el empleo", ete. Naturalmente, todo era un gran dis- parate, Pero si estan beneficioso poder ver ta propia expalda, :por qué la ‘uumanitad siempre le tavo miedo al mundo de los suctios? Hay buenas razones para ello Fl inconsciente puede devorar al ser humano. Por eso los suenios no son tomados en cuenta, Recién estamos descubriendo que el mundo onirieo es lo més beneticioso que existe sobre la Terra, y que observar los pro= los sueios es lo més saludable que se puede hacer. Pero el ‘mundo onirico también puede devorar a una persona que se quede softando despierta,tejlendo fantasias neurétlcas 0 persh fulendo ideas irreales. Basta visita un manicomio pata ver alas vietimas dat mundo de los suefios, Uno vive el suefio de ser Napote6n, Otro confidencia que, en realidad, es lesueristo, pero ‘que nadie To comprende. Ellos fueron tragados por el mundo de los suenos. El mundo onfrico solo es beneficioso y terapéutico st dlaloga ‘mos con é, pero sin abandonar a vida real. No debemos olvidar nos de vivir. No hay que desculdar los deberes de la vida rel. En ‘cuanto empezamos a ignorar la vida exterior —nuestro cuerpo, la allmentacién, el trabajo diario, el mundo de los sueios se toma peligroso. Este aspecto es lo que denomin lente devorador, 0 madre devoradora, Puede a realidad y enredarnos en una trrealidad neurética 0 incluso Psicotica, I mundo onirico slo es positive si se inserta en un ‘glogo vive y equllado con una vida realmente vivida. Dra. Yon Frans, zpodria darnos wn cjemplo personal de este didlo: 40? ¢Ha tenido sueios que hayan alterado el curso de su vida? 5, tuve muchos suenos que camblaron mi vida y que fueron lexperiencias de revelacion, Hay uno en particular, que plenso es el sueno mas importante que he tenido; fue en el perfodo entre ‘mi encuentro con Jung y euando le ped hacer andlisis con él Una noche de Navidad, alos 18 afos, tuve este suetio, que Jung amaria arquetipico o religioso. Bra un largo descenso mitolégl co al otro mundo, Se podria resume como un descenso al Hades, onde encontraba el agua mistica de la alqumla y regresaba con lla. Una especie de viaje chamanistico ala tierra de los muer- tos. Ad lo considero el suefio més importante de mi vida. Des- perté extremadamente perturbada, tanto que no pude moverme durante varias horas, Me quedé en la cama, tirltando, hasta te ner el valor de levantarme y vestirme. Conté el sueflo a Jung, pero nunca lo interpret en detalle, Solo dijo: "Sabla que tenfas algo que ver con la alquimia, Lo supe desde que te conoct. ¥ hora lo vemos". Este suefo senté las bases para uno de los trabajos més importantes de mi vide, ml colaboracin con Jung fen el simbolismo de la alquimis, Discilpeme, “Me amo Fraser Boa y estamos haciendo un documental sobre ues. Podria hablar con nosotros?” “Sobre los suefos? Debe estar bromeanda “2Qué piensa de oe sucios?”. “2Qué pienso de los sueios? Pienso que som agradables” “pRecuerda alguna?” Por supuesto" Por quer”. “Por qué los recuerdo? No sé. :Por qué usted recuerda que se duerme y despierta?” “yPodria contarnos alguna?” Si, uno de esos de volar Por alguna razén, de vez en cuando, suelo que extay volando en un Edsel. No me pregunte por qué {En un Easel Noo puedo eviarjUstedes deben estar locas Por ‘qué alguien harfa un documenta sobre suefios?™ Cudnteme del Edsel”. ;Vuela bien?” “Ah, es estapend,;Magntico! Lo nico es que cuando est volo do, tienes que pensar en eso, 0 sino la cosa se cae” “yAlguna vex se cays?” "No, lo viene lotando, iisted sabe como son los Edsel” “Muchas gracias por conversar con nosotros" “Que les vaya bien...Mirando hacia aris al parti) jUstedes estan realmente locos” _—Cielista, Golden Gate Park, San Franelseo 5 Bt Bl neon model de tai dela Fork my publi 9 epee Prat rtdamente (Nd ul LA PSICOLOGIA BASICA DE C.G. JUNG pos CARTOGRAFIA, DEL INCONSCIENTE Después de descubrir América, Coléntlevé muchas riquezas @ ta reina Isabel Pero (os tesor0s mds valisos eran sus mapas, con tos cuales otros podrian seguir explorando las teras recién des- cubiertas. ‘Los suetios han sido considerads el camino rel al incons- iene. CG. Jung viajd por este camino y tao consigo un ‘mapa dela psique humana {La mente humana se divide en dos pares, conscentee inconscien- te, slendo esta dla la mds grande. Nuestra mente inconscente podria ser camparada con un computador repleto de informacin; Ta mente consclente, a su vez slo seria capaz de captar el peque fo conjunta de datos visibles en la pantalla en un momento dado. Esta pantalla, nuestro campo consciente, est siempre cambiando, Lo que es consciente en un momento, puede ser inconsciente al ‘momento siguiente, Una experiencia comdn de este hecho es ta Sibitaincapacidad de recordar nombres ala hora de hacer presen- Taciones, nombres que un minuto ats se sabfan muy bien, 0 Cconfundirse con un nimera telefGnico conocido. La informacion ‘est en la mente, pero oprisionada en el inconsciente, y la fuerza ‘de voluntad no basta para hacerla accesible «ta concienca, Cuando nos preguntamos: “ePor qué me siento asi?” o “Qué ‘pasa en mi cabeza”, estamos intentando traer informacion desde ft inconsciente a la. conciencia. Es como si supiéramos que ta solucin est en algin lugar dentro del computador pero no log ‘mos hacerla apareceren pantalla. Como dijera Jung, conciencia ¢s “la relacién entre los contentdos psiquices y el ego. en ta Imedida en que esta relacién es percibida por el ego” "El gran descubrimiento de la psicologfa profanda es que cinco ‘0 sels veces por noche, la parte inconsciente de fa psique es retra- tada en los suefos; al recordartos, nesta mente consciente tiene 1a oportunidad de obseroarcontenidos de la mente inconsciente ‘Sin embargo, aun cuando un sueo sea recordado, con hecuen ia ta informacién no tiene ef menor sentido para la mente cons tiente y cuestadescfrarl. (BI inconsciente no se expresa através dde un lenguajevacionalféclmente accesible ala mente conscien- » ee | {e) Mas bien, un sueno revela el inconsciente bajo ta forma de ‘imagen, metifora y simbolo, en un lenguajetntimamente asociado ‘al del arte. Lejos de ser exposiciones objetivas y prosaicas, los suerios suelen ser encuentros altamente subjetios y personales en {os que et ego, el "Yo", siente emociones que vam del panico y ef ‘regociio a una sensacion de sublime paz y belleza. Ast como las ‘obras de teatro, los poemas y a pintura, ef lenguaje de os suefios ‘tansmite et poder y la sutileza tanto de los sentimientos como del ppensamientoracionat, Después de investigar por muchos arias el lenguaje de los suerios, C6. Jung descubrié y puso nombre a algunos temas y ‘auras recurrentes que constiuyen la base de este Lenguaje. Una ez comprendidas, estas estructuras son facilmente reeonocibles Y los suerios legan a tener algin sentido para ta mente cons Dra, Yon Franz, antes de pasar a analizar en profundided los sueos, podria explicarnos los principales elementos estractu rales del lenguaje del inconsciente y aclarar los términos des: criptivos usados por ta psicologia analitica? Algunas de estas palabras tienen un significado bastante distinto en el lenguaje coloquial Comencemos con el término “el inconsclente”, Dijimos que los sueios revelan el inconsciente de una persona. En ta ricologia jungiana, zqué quiere deci *eltaconsciente"? El inconsclente es todo aquello que sabemos que es psu camente real pero que no es consclente, Se trata de un concepto limttrofe y negativo, Usamos este concepto negativo para evitar ‘un prec, Algunos lo aman supraconsclente, otros subcons- lente otros esfera divina o base existencial Hay miles de nom= bres. Preferimos el término inconsciente porque no dice nada, Solo doe que no es consciente y lo dela en el misteri, No sabemos {qué es. Slo sabemos que hay fendmenos psiquices que se mant- fiestan a través de suetios, gestos invabintarios, erores al ha biar, alucinaciones o fantasias no consclentes. Por ejemplo, rante el dia puedes tener una fantasia y decir: “Es una fantasia 2 completamente absurda, una locura. No sé qué signifea". Sino sabes lo que significa y piensas que es una locura, obviamente ro es consciente, porque si lo fuera, sabrias lo que significa. Sabrias a que se reliete. Entonces es un acontecimlento psiqui 9, que no ocurre materialmente, Ocurre como fendmeno psfqul- coy es el conjunto de acontecimientos psiquicos no consclentes ‘que denominamnos ef inconsciente Jung difo que ta mente, 0 a psique, se compone de varios comple. Jos. En el lenguaje cotidiano, sin embargo, usamos ta palabra “complejo” slo para deseribir un aspecto negative de la persona lidad de alguien, Decimos que wna persona tiene un complejo ma tern, de inferloridad o de poder Podriaexplicarnos to que Jung ‘uiso decir con la palabra "complejo"? ;Cual es su significado psicoligle? Bien, los complejos son los motores de la psique. Son como diferentes ndileos que la impulsan y vitalizan. Sino tuviéramos ‘complejo, estariamos muertos. Uno experimenta unt complefo, por ejemplo, cuando esta terriblemente aburrido y de pronto algo despierta su interés y lo engancha. Ahf se toc6 algin com- plo. Ast, los complejos son los centros de energia de la psi due. Pero en el lengua cologulal,usamos complejo solo de forma negative, Decimos que alguien tiene un complejo paterno, sexual 1 de dinero, lo que significa que este complejo espectico activa 1 enengia de esa persona, pero negativamente, Por ejemplo, en fl sueno de una mujer con un complejo paterno, se puede ver ‘que todas las energfas del sueBo se focalizan en la figura central del padee, ‘Soié que en medio de Ja noche sonaba el teléfono y mi rate contestaba, Era mi abuela, que deca algo sobre mi pau. Sli al porch vi que su auto todavia estaba en la fentad. 61 estaba inméuil al eolant,inctinado hacia ade ante como si fuera apart, pero nose movia. Me di cwena a ‘que podia estar muert y que debia amar una ambulanca eg mir la entrada de autos. Bra circular Haba cientos de globos Blancos. Entoncespensé que tendria que reventar os todos para que (a ambulancia pudiera entrar a buscar a ‘mi padre’ Madre joven ‘Dra. Von Frans, usted ha dicho que nuestro sueios revelan ta men- te inconsciente, Bs decir, las figuras de lo sues personifcan al- atin aspecto de nuestra personalidad global. Jung dlines cuatro de esas figuras y las lamé sombra, aul, animus y Si Mis, Yeamos primero la sombra, "Habia una ventanita dentro de la cual estaba la loca desde 1828, Bra tan salsje que no pod permanecerquita, Mo- fa brazos y piemas, tenia el pelo desgrenado. No se le veia la cara. Alguien ent a hablar y ella le puso un chlo en la garganta” —Duena de casa inglesa "Twoe una pesaila con un hombre que era crue! conmigo ‘01me atacaba, alguien que yo conact. Lo vi en la calle y (guise dari un punetazo en ta cara’ —Contador canadiense Sombra es el nombre que generalmente damnos ala persona ont: Fea del mismo sexo que el sonante. Esta figura suele presentar