Está en la página 1de 346
introduction a la metalurgia i on auto: SYDNEY H. AVNER Profesor New York Gity Community College City University of New York Traductor: LIC. JOSE LUIS ESTRADA HAEN Instituto Politécnico Nacional Revisor Técnico: ING. GUILLERMO BARRIOS. MEJIA McGRAW-HILL MEXICO + BUENOS AIRES + CARACAS + GUATEMALA « LISBOA + MADRID + NUEVA YORK PANAMA + SAN JUAN + SANTAFE DE BOGOTA + SANTIAGO + SAO PAULO AUCKLAN + HAMBUAGO * LONDRES + MILAN + MONTREAL + NUEVA DELHI + PARIS ‘SAN FRANCISCO + SINGAPUR « ST, LOUIS * SIDNEY + TOKIO + TORONTO INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA ‘Segunda edicién Prohibids la reproduccion total o parcial de esta obra, por cualquier medio; tin autorizacion escrita del editor DERECHOS RESERVADOS © 1988, respecto @ la segunda ecicion en esparol por ‘MeGRAW-HILL/INTERAMERICANA DE MEXICO, S.A. DE C.V. ‘Atlacomulco 499-601, Frace. Industrial San Andrés Atoto 1500 Naucalpan de Juarez, Edo. de México Miembro de is Camara Nacional de la Industria Editorial, Reg. Nim. 1890 ISBN 968-6046-01-1 Traducide de la segunda edicion en inglés de INTRODUCTION TO PHYSICAL METALLURGY Copyright © MCMLXXIV, by McGraw-Hill Book Co., U. 8. A. ISBN 0-07-002499-5 1702345689 PoL-73 087643215 Impreso en México Printed in Mexico Esta obra se torminé de imprime en Enero d9 1995 en Programas Educates, SA. de CV. ale, Chabacano Num’ 65.A Gol Asturias Belagacion Cuauntémoc, (05880 Mexico, DF. Se traron 1500 ejempares Prefacio En esta segunda edicion se sigue concediendo la mayor importancia a los con- ceptos bisicos y a las aplicaciones de la Metalurgia Fisica. Por otra parte, también se ha conservado, esencialmente, el mismo nivel de conocimiento que en la primera edicién. Se considera que el texto es adecua- do para los estudiantes que no se especializan en Metalurgia, y para los estu- Giantes de Ingenieria, como curso elemental. También ha demostrado su utili- dad en Jos programas de adiestramiento técnico en la industria. Los conceptos fundamentales se siguen presentando en forma simplificada, pero con la mayor precisién posible. La nica formacién previa que se requiere para este curso es uno elemental de Fisica. Durante el decenio pasado la primera edicién de esta obra gané entre el pii- sblico fama de ser muy eficaz; se recibieron muchos comentarios favorables, tanto de los estudiantes como de los profesores universitarios. Sin embargo, los recientes avances en cieftos campos y las sugerencias de los lectores, han hecho necesario revisarla He aqui un resumen de las mejoras mas importantes incorporadas a la se- gunda edicién: En ef Capitulo 1, que trata de algunas herramientas y pruebas importantes en°el campo de la Metalurgia, se ha ampliado la parte relativa a las prucbas ‘no destructivas; ahora se incluyen en ella las pruebas mediante corrientes de Fou- cault y Ia holograffa, Se han utilizado las ‘ltimas especificaciones de la ASTM en la parte correspondiente a las pruebas de dureza. Se hicieron algunos cambios en el Capitulo 2, para hacer mas comprensible a explicacién simplificada de las estructuras atémica y metélica. Se aftadi6 una breve explicacién de la difraccién de los rayos X y de la medicién det tamafio de los granos, : Los Capitulos 3 y 4, que tratan de los principios fundamentales de la defor- macion plastica y del efecto del calor en materiales deformados plisticamente, casi no se han alterado, excepto por un estudio més amplio de las distocacio- nes y fracturas. El Capitulo 6 sobre diagramas de fase binaria, abarca en esta edicién la di- fusion, una explicaci6n més detallada de la teoria del endurecimiento artificial iagramas de fase més apegados a Ia realidad, como ilustraciones. El Capitulo 7, que estudia con cierto detalle’ el diagrama de equilibrio del hierro-carburo de hierro, también se ocupa ahora del hierro forjado y del efecto de pequefias cantidades de otros elementos en las propiedades del acero. La parte sobre el temple superficial del acero, en el Capitulo 8, se ha am- pliado con explicaciones mas detalladas de la nitruracién, del endurecimiento 6 PREFACIO 4 [a llama y del endurecimiento por induccién. También se he afiadido una seccién sobre aceros ordinarios endurecibles En el Capitulo 9, la parte que versa sobre los aceros inoxidables abarca ahora nuevas secciones sobre endurecimiento por precipitacion de aceros inoxidables, sobre los aceros de martensita templados artificialmente (aceros extraduros) y austeniticos. En el Capitulo 10 se ha ampliado el apartado sobre herramienta cementada de acero carburado, y se ha afiadido una nueva seccidn sobre herramienta de E} Capitulo 11 trata ahora Ginicamente del hierro colado, y se ha enriquecido con nuevos diagramas. Las muchas fotomicrogratias afadidas al Capitulo 12 ilustran diversas micro- estructuras no ferrosas. Se ha incluido una seccién sobre el titanio y las alea- ciones del mismo, por la mayor importancia comercial que han adquirido El Capitulo sobre et deterioro de los metales se ha ineluido en el siguiente, sobre la corrosién de los metales, para mejorar 1a continuidad del tema. El Capitulo 15 se ocupa ahora con mayor detalle de Ia corrosién de los me- tales Se ha afadido al Capitulo 16 un breve-anilisis del empleo de los polvos me- talicos en las téenicas de procesamiento metalirgico. Hay dos cambios importantes en esta edicién, respecto de la primer 1, La sustitucién det capitulo 17, que trataba de la Metalurgia extractiva, por un ca tulo totalmente nivevo sobre las falas en los metales y su andlisis. Se ponsé que le Met Fisica, y que seria de mayor imerés un-eapitulo sobre el andlsis de las falls, de especial valor para téenicos e inge- 2. La inclusin, al final, de un glosario de términos relacionados con la Metalurgia Fi Se habla poco de tos detalles de operacién del equipo de tratamiento con calor y de prueba, ya que estos aspectos se tratan en las practicas de labora- (orio que se siguen paralelamente al curso teérico. Se han utilizado muchas fotomicrografias para ilustrar las estructuras tipicas Tambign se han incluido muchos cuadros para presentar datos representatives sobre las aleaciones comerciales. Se réconoce y agradece 1a ayuda de las siguientes personas, que leyeron y revisaron parté de los originales o prepararon las fotomicrografias para. lap meta edicién de Ia obra: J. E. Krauss. G. Cavaliere, A, Dimond, A. Smith, A. Cendrowsky, J. Sadofsky, C. Pospisil, T. Ingraham,'J. Kelch y O, Kammerer Muchas empresas colaboraron generosamente con material publicado: se les da el debido crédito siempre que ha sido. posible No pretendo haber sido original al redactar esta obra, Se ha aprovechado la informacién procedente de otros autores y de las compaaias industriales. Por tanto, la tnica justficacion de este libro radica en los temas particulares de que trata, su secuencia y la manera en que se exponen Despo expresar mi agradecimiento a Ia seforita Barbara Worth, por haber te- canografiado la mayor parte de los originales para la primera edicion; @ las sefioras Helen Braff y Lillian Schwartz, por la mecanografia del material para PREFACIO. 7 la segunda edicién, y finalmente a mi esposa, sin cuya paciencia y comprensién no se habria podido terminar este libro. Sidney H. Avner 40 INTRODUCCION Los subsecuentes trabajos de Martens en Alemania (1878) revivieron el interés de Sorby en los problemas metalirgicos; en 1887 Sorby presenté un estudio al Instituto del Hierro y del Acero que resumia todos sus trabajos en el campo de esta Ciencia, Esto atrajo la atencién de los cientificos y de los metalurgistas industriales de otros paises. A principios del siglo xx, Albert Sauveur convencié a las empresas siderdirgicas norteamericanas de que el microscopio era un instrumento préctico, auxiliar en la claboracién del acero y en su tratamiento con el calor. Hacia 1922 se adquirieron mayores conocimientos sobre la estructura y las pro- piedades de los metales, mediante Ia aplicacién de la difraccién de los rayos X y de la mecénica ondulatoria. La Metalurgia no constituye en realidad una ciencia independiente, ya que muchos de sus conceptos fundamentales derivan ie la Fisica, de la Quimica y de la Cristalo- srafia EI metalurgista ha adquirido importancia ereciente en ta tecnologia moderna; hace aitos, la gran mayorfa de las partes de acero se hacfan con metal de bajo contenido de carbono que pudieranmoldearse y elaborarse fécilmente. El tratamiento con calor se reservaba casi exclusivamente para la herramienta. Los disehadores no po- dian controlar ta falta de homogeneidad, los defectos de superficie, etc., y se consi deraba buena prictica utilizar factores de seguridad con amplio margen, En con- secuencia, las maquinas eran mucho mas pesadas y el peso se consideraba una ‘marca de’calidad, Esta actitud ha persistido, hasta cierto punto, hasta hoy; pero la han desalentado les fabricantes que van a la vanguardia de la fabricacién de aceros, sobre todo [as industrias aerondutica y automovilistica, Han insistido en la impor- tancia de la relacién fuerza o resistencia-peso en buenos disefios, lo cual ha redun- dado en la creacidn de aleaciones nuevas, de gran resistencia y ligereza Las nuevas aplicaciones técnicas y los requerimientos de operacién de mejor calidad han creado una necesidad continua de claborar nuevas aleaciones. Un emo- cionante invento ha sido, por ejemplo, la maquina Wankel, motor de combustion interna de inusitado disefio que es mas compacto, més ligero y mecénicamente mucho mas simple que el ordinario homélogo suyo, e! motor de pistones de igual némero de caballos de fuerza. Un problema en especial molesto eran los sellos entre el rotor y la pared metalica. En forma original, se hacian de acero al carbono, y rara vez duraban més de 20.000 millas (32.000 Km). Los investigadores crearon un nuevo sello con aleacién de titanio-carburo incrustada, que ha dado duraciones de més de 100 000 millas (160.000 Km). El campo de la Metalurgia puede dividirse en dos grandes ramas: 1. La Metalurgia de procesamiento, 0 extractive: es Ia ciencia de obtener metales de sus minerales, y abarca la extraceién del mineral, ta concentracién y refinacidn de metales.y sleaciones, 2, La Metalurgia Fisica: ex la ciencia que se ocupa de las caracteritica fisicus y meci- niess de los metales y aleaciones, Esta rama estudia las propiedades de los metales y de las Jeaciones segtn las afectan tres variables 1. Su composicién quimica: los evnstituyentes quimicos de ta aleacién 1. EI tratamiento mecénico: cualquiera operacién que origina vn cambio de forma, como Ja laminacidn, el estirado, ef martllado'o toquelamiento, el moldeado o el fresado. & El tratamiento térmico, 0 con calor; el efecto de la temperatura y el in siento y enfriamiento. 1 de calenta INTRODUCCION 14 BIBLIOGRAFIA Hoover and Hoover: “Georgius Agricola's De Re Metalurgica,” Dover Publications, Nueva York. 1912, Howe, Hi. M. The Metallurgy of Steel, The Engineering and Mining Journal, 1a. ed., Nueva "York, 1850. Rickard, Thomas: "Man and Metals." McGraw-Hill Book Company, Nueva York, 1992. Sauveur, Alber: "The Metallography and Heat Treatment of iron and Steel,” 4a ed., McGraw. Hil Bock Company, Nueva York, 1935. Smith y Gaudi: "Pirotechnia of Vanroccla Biringuccio, ‘Metallurgical Engineers, Nueva York, 1943 ‘Smith, Cyril Stanley: "A History of Metallography,” University of Chicago Press, 1960, Sullivan, F.: “The Story of Metals,” American Society for Metale, Motals Park. Ohio, 1951 American Institue of Mining and Contenido Pretacio Introduccion 1. Las herramientas del metalurgista 2. Estructura y cristalizacion de los metales 3, Deformacién plastica 4, Recocido y trabajado en caliente 5, Constitucién de las aleaciones 6 7. 8 9 iagramas de fase Diagrama de equilibrio hierro-carburo de hierro El tratamiento térmico del acero Aceros aleados 10. Aceros para herramientas 11. Hlerro fundido- 12, Metales y aleaciones no ferrosas 18. Metales a altas y bajas temperaturas 14, Desgaste de los metales 15. Corrosion de los metales 16. Metalurgia de polvos 17. Analisis de las causas que producen fallas Apéndice - Tabla de conversi6n de temperatura Glosario de términos en relacion a la Metalurgia Fisica indice 8 118 198 154 162 229 252 348, 384 420 457 543, 563, 578 599 626 687 A dluay, Kenny y Jettrey, ‘en cuyas manos descansa 6! futuro Las herramientas del metalurgista En este capitulo se proporcionan al estudiante las bases de algunas de las herra- mientas y pruebas comunes que se utiizan en el campo de la Metalurgia. 1.1 Escalas de temperatura En la investigacién cientifica y en la mayoria de los paises extranjeros, la escala de medicién de la temperatura esténdar es la cen agrada; sin embargo, en las plantas industriales de Estados Unidos, la escala Fahrenheit 8 la que més se emplea. Asi pues, en este libro, todas las referencias a la tempera- tura seran en términos de la escala Fahrenheit, por ser una de las que el técnico in- dustrial puede encontrar con mayor probabilidad. La conversién de una escala a otra puede hacerse con las ecuaciones siguientes: °C = 5 (°F — 32) ay °C + 32) «ay La exactitud con que se midan y controlen las temperaturas determinara el éxito de la operacién de algunos procesos metaltigicos, como la fundicién, la refinacién y cl tratamiento térmico. También tendra un profundo efecto sobre las propiedades de Fesistencia de muchos metales y aleaciones. MEDICION DE LA TEMPERATURA A fin de entender el efecto del tratamiento térmico en las propiedades, es necesa- rio saber cémo se mide la temperatura, La pirometria se ocupa de la medicién de altas temperaturas generalmente supe- riores a los 950°F, y los instrumentos utilizados para este propésito se conocen como pirdmetros. La termometria se ocupa de la medicién de temperaturas por debajo de los 950° F, ¥ los instrumentos empleados para este propésito se conocen como termémetros. 4.2 Medicién de la temperatura por el color Uno de los métodos mas. sen- cillos para estimar la temperatura de un metal es mediante la observacién del color 46 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA TABLA 1.1. Variacion del co: lor €on la temperatura coLoR TEMP, Rojo tenue ‘950 Rojo oscuro 1150. Cereza oscuro 1175 Rojo cereza 1300, Cereza subido 1475 Naranja oscuro 1650, Naranja 1750 Amarillo +00 del cuerpo caliente, Existe una correlacién trivial entre la temperatura de un metal y su color, como se ve en la tabla. 1.1. Este método dara s6lo estimaciones de tempe- ratura aproximadas, excepto cuando lo aplique un observador experimentado. La principal dificultad es que la apreciacién del color varia segiin quien lo vea. Otras fuentes de error son que el color no sea uniforme y varie con los diferentes ma- teriales. Si se necesita una indicacién o un registro continuo de la temperatura, los instru- mentos que se utilicen pueden ser de dos tipos: a) los sistemas mecénicos que fun- cionan esencialmente por efecto de la expansién de un metal, un liquido, un gas 0 vapor, y 6) los sistemas eléctricos que funcionan por medio de la resistencia eléc- trica_ medida, un termopar, la radiacién 0 pirdmetros 6pticos. 1.3 Termémetros por expansién metalica La mayoria de los metales se ex- panden cuando se calientan y la cantidad de expansién dependerd de Ia temperatura y del coeficiente de expansién de cada metal. Este principio se aplica en la cinta etélica que se utiliza en el termostato comiin. Dicha cinta se forma al unit sobre un costado de una tire de metal con coeficiente de expansién alto, un metal cuyo coeficiente de expansién sea bajo. Como resultado de pequefios cambios de tempe- ratura, la cinta tomaré forma de curva y, por tanto, cerrara o abrir un circuito elctrico que controlaré el sistema de calefaccién de una casa. ‘Cuando la cinta bimetalica se emplea como indicador industrial de temperatura, generalmente esté enrollada en forma de espiral, uno de cuyos extremos se encuen- tra fijo, de manera que cuando hay expansiGn se obtiene autométicamente un movi- miento’rotatorio en el otro extremo (fig. 1.1) Fig. 1.1 dndicador de temperatura para uso in ausiial con. un elemento. bimetalice. relicoidal (Con autorizacion de P. J. O'Higgins, “Basic ins- trumentation'. MeGraw-ill Book Company, Nue- va York, 1966) CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 17 ‘Agua indicadera Elemento espiral do. exparisén Buloo tena) Tubo capilar protegido por un blindaje Fig. 1.2 Sistema térmico sencillo para medir la femperatura industrial. (Con autorzacion de PJ. O° Higgins, “Basic instrumentation”, MeGraw-bill Book ‘Company, Nueva York, 1968), La mayoria de las cintas bimetélicas utilizan el metal llamado Invar como uno de los elementos, debido a su bajo coeficiente de expansién, y latén amarillo como el otro clemento metélico para temperaturas bajas, 0 una aleacién de niquel para temperaturas altas. Ambos se pueden usar en el intervalo de —100 a 1 00°F, son muy resistentes y virtualmente no requieren de mantenimiento, Su principal desven- taja es que, debido a que es necesario encerrar el elemento en un tubo protector, Ia velocidad de respuesta puede ser menor que a de otros instrumentos. 1.4 Termémetros por expansién liquida El resto del sistema mecénico de los instrumentos para medir la temperatura, ya sea por expansién liquida 0 por presiéw” de gas o vapor, consta de un bulbo expuesto a Ja temperatura que se va a medir y tun dispositivo expansible, generalmente un tubo Bourdon, que hace funcionar una aguja indicadora 0 una pluma registradora. El bulbo y el tubo Bourdon estén conec tados por un tubo capilar y se llenan con un elemento adecuado (fig. 1.2). El termémetro por expansién Iiquida tiene el sistema entero leno con un liquido orgdnico adecuado 0 con mercurio. Los cambios en la temperatura del bulbo hacen que el liquido se expanda o contraiga, lo cual a su vez hace que el tubo Bourdon también se expanda o contraiga. Los cambios de temperatura a Jo largo del tubo ‘apilar y en la caja también producirén alguna expansién y contraccién del liquido; Por tanto, se requiere alguna forma de compensacién. La figura 1.3 muestra un ter- mémetro por expansién liquida totalmente compensado, mediante un sistema idén- tico, sin el bulbo, arteglado de manera que los movimientos se sustraigan o anulen. Algunos de Jos liquidos empleados y las temperaturas a que se utilizan son: Mercurio <35 2 + 950°F Alcohol = 110 a + 160°F Pentano 4330 a + 85°F Creosota +20 a + 400°F 1.5 Termémetros por presién de gas 0 vapor En cl termémetro por presin de vapor, un liquido voldtil lena parcialmente el bulbo. Diferentes temperaturas del bulbo producen variaciones de presién correspondientes en el vapor saturado arriba Gel nivel liquide en el bulbo. Estas variaciones de presi6n se transmiten al tubo Bourdon, y las indicaciones de presién actdéan como una medida de la temperaturd en el bulbo, Mediante una adecuada seleccién de liquido volitil, casi cualqy 48 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA bo Bourdon Tubo capilar compensador auxliar Sictema_compensador wots Fig. 1.3 Termémetro_ por expansién liguida tota- mente’ compensado. (Tomada del libro "Temperature measurement”, American Society for Metals, 1256) temperatura de — 60 a + 00°F se puede medir. Algunos de los liquidos que més se utilizan son cloruro de metilo, éter, alcohol etilico y tolueno. El termémetro por presin de gas es semejante al de presién de vapor, excepto que el sistema se lena con un gas, generalmente nitrgeno. El intervalo de tempera- tura medido por el termémetro por presién de gas es de — 200 a + 800°F. Los termémetros con sistema Ileno tienen principalmente aplicaciones a baja tem- peratura, como en la electrodepositacién de metales y bafios de limpicza, desengra- sado, enfriamiento por agua y temperaturas de aceite, y las temperaturas bajo cero en el tratamiento en frio de metales. Estos instrumentos son relativamente baratos, pero no se emplean donde se requiere una reparacién répida o una exactitud excepeional 1.6 Termémetro de resistencia El principio del termémetro de resistencia se basa en el incremento de la resistencia eléctrica con el aumento de temperatura de tun conductor. Si se calibran las variaciones de temperatura-resistencia de un metal, es posible determinar la temperatura al medir su resistencia eléctrica. El resistor, con forma de bobina, est montado en el extremo cerrado de un tubo protector y las conexiones se hacen llegar hasta un instrumento adecuado de medicién de resisten- cias, generalmente un puente de Wheatstone. Los resistores se hacen generalmente de cobre, niquel o platino, El niquel y el cobre son més apropiados para temperaturas de 150 a 500°F, en tanto que el pla- tino puede emplearse entre — 350 y -+ 1100°F, El termémetro de resistencia es muy exacto y de gran importancia en el laboratorio; sin embargo, su aplica~ cin en la industria 3 limitada, porque es frégil y requiere de mucho cuidado en su_ manejo. 1.7 Pirémetro termoeléctrico Este es el método que més se emplea en traba- jos de metalurgia para medir y controlar temperaturas; funciona en forma satis- factoria hasta 3 000°F aproximadamente. CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 19 El pirémetro termoeléctrico sencillo, mostrado en la figura 1.4, consta de las uni- dades siguientes: 1 El termopar, compuesto de dos metales o aleaciones diferentes, 2. El bloque de empalmes, situado cerca y fuera del horno, 3. Los cables de extensiOn, y 4 El instrument indicador 0 de registro. El funcionamiento de este pirdmetro se basa en dos principios: Efecto Peltier Si dos alambres metlicos diferentes se ponen en contacto eléc- trico, habré una fem a través de la punta de contacto. La magnitud de la fem des- arrollada se determina por la composicién quimica de los alambres y la temperatura de Ia punta de unin. Efecto Thomson Si hay una diferencia de temperatura entre los extremos de un alambre homogéneo ‘nico, existiré una fem entre los extremos de dicho alambre. La magnitud de la fem desarrollada quedard determinada por la composicién, la ‘uniformidad quimica del alambre y la diferencia de temperatura. Por tanto, la fem total en un pirémetro termoeléctrico, algunas veces llamada efecto Seebeck, e la suma algebraica de cuatro fem: dos fem de Peltier en las tuniones caliente y fia y dos fem de Thomson a lo latgo de cada alambre. La unin fria 0 unién de referencia debe mantenerse a temperatura constant, la cual es generalmente 0°C 0 32°F. En el instrumento indicador, esto se hace gene~ Talmente por medio de una bobina de compensacién de la unién fria que cambia su resistencia con las fluctuaciones en la temperatura ambiental, manteniendo siem- pre el instrumento a 32°F. Si la unién fria o unién de referencia se mantiene a tem- peratura constante, entonees Ia fem medida en el circuito del pir6metro seré una funcién definida de la temperatura de Ia unin caliente. Mediante una calibracién adesuada, es posible determinar una relacién exacta entre Ia fem desarrollada y la temperatura real de Ja uni6n caliente (tabla 1.2). Otra ley termoeléetrica stil establece que si se introduce un tercer metal en el citcuito, la fem total del circuito no serd afectada si la temperatura de ese metal es uniforme sobre toda su longitua. Tub protector Cables de entonsén ==) ois de Unie oreaimes Galeky nian Wa Fig. 1.4 Picsmotro termostéctrico sencilo. 20 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA TABLA 1.2 Temperature conta {uerza electromotrie* Fem en milvolios; unign fria 82°F PT + 10% RH | cromel hierro, ‘cobre ‘TeMP., °F | contra contra contra contra plating alumel constantin constantén 2 00 00 00 00 1 =| o2e 182 194 1517 200 0.595 382 491 3.967 300 1017 6.09 798 6647 +400 1478 ast 1403 9525 500 1.958 1057 1432 12575 600 258 1288 1718 15.73, 700 2977 15.18 2025 19.100 ‘800 3.508 1753 2a32 900 4.046 19.89 26.40 1000 4596 2228 pase 1100 5.156 2463 32.72 1200 5726 26.98 36.01 1300 6.307 29.32 3043 1400 6.897 3165 42.96 1500 7.498 3393 48.53, 1600 B10 36:19 50.05, +700 3732 aaa 1800 9.365, 4062 +1800 10.008 278 2000 10.862 4491 2100 11.323 4700 2200 11.889 49.05 2300 12657 51.05, 2400 13.325 5801 2500 13.991 54.92 2600 14.058 2700 15319 2800 18979 2900 16.637 3000 a7292 Con autorizacién de P. H. Dike, “Thermoelectric Thermometry", p. 82, Leeds and Northrup, ‘Company, 1954. EI propésito de los cables de extensiGn es mover la uni6n de referencia a un punto donde la temperatura no variard. Los alambres del termopar no suelen ser suficien- ‘temente largos ni se hallan tan aislados como para conectarse en forma directa al instrumento. Los cables de extensién por lo general estén hechos del mismo mate- CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 21 rial que los alambres del termopar y se colocan en un cable doble, con Ia cubierta individual segin el c6digo de color para su identificaciém. En algunos casos, se pueden utilizar cables de extensiGn de cobre, pero entonces las uniones frias estén en el bloque de empalmes en vez del instrumento de medicién; por ende, podria ser més difeil mantenerlas a temperaturas constantes. 1.8 Materiales para termopar En tcoria, dos alambres metdlicbs distintos des- arrollarén una fem cuando hay una diferencia de temperatura entre sus puntos de ‘uni6n; sin embargo, desde el punto de vista de la industria, slo unas cuantas combi- naciones se utilizan realmente para termopares. Estas se escogieron sobre todo por su potencial termoeléctrico, costo razonable, estabilidad del tamafio de grano, linearidad de la curva temperatura-fem, y puntos de fusién mayores que la temperatura que se ‘va a medit. El primer material en la combinacién siempre se conecta a la terminal positiva Cromel-atumel El cromel (90% de niquel, 10% de eromo) en oposicién al alumel (94% de niquel, 3% de manganeso, 2% de aluminio y 1% de silicio) es una de las combinaciones industriales més ampliamente utilizadas; tiene una curva de cali- bracién bastante lineal y buena resistencia a la oxidacién; ademas, es més til en cl intervalo de 1200 a 2 200°. Hierro-constantén El constantén es una aleacién que contiene 54% de cobre y 46% de niquel, aproximadamente, Esta combinacién puede utilizarse en el inter- valo de 300 a 1400°F, Las principales ventajas son comparativamente su. bajo costo, alta energia termoeléctrica y adaptabilidad a atmésferas diferentes. Cobre-constantin La aleacién de constantén empleada con cobre difiere ligera- ‘mente de la utiizada con hierro y podria, contener pequefias cantidades de manga- reso y hierro, Esta combinacién es més adecuada para mediciones a bajas tempe- raturas, hasta de — 420°F. El limite superior es de 600°F, aproximadamente. Las combinaciones anteriores se conocen como fermopares basados en metal (base de metal) Platino, platino-rodio al 10% Este es un termopar de ‘‘metal noble”. Se utiliza ara medir temperaturas demasiado altas para los termopares de base de metal y en casos en que la radiacién o los pirémetros dpticos no son satisfactorios. Si se emplea continuamente, es adecuado en el intervalo de 32 a 3.000°F, pero se dete- tiora répidamente en una atmésfera reductora. Los termopares se fabrican cortando longitudes adecuadas de los dos alambres; los extremos se tuercen conjuntamente de manera cuidadosa unas dos vueltas, 0 al- ‘gunas veces se unen por sus extremos, y se sueldan para formar una cabeza redon- deada y uniforme (fig. 1.5a) Los alambres del termopar deben estar en contacto eléctrico s6lo en Ia unin ca- liente, ya que el contacto en cualquier otro punto generalmente resultard en una fem ‘medida demasiado baja. Los dos alambres estén aislados entre si por pequefios cilin- ros de porcelana o tubos de cerdmica (fig. 1.5b). En la mayorfa de los casos, los termopares se encuentran en tubos protectores, que pueden ser de ceramica o metdlicos. El tubo protege al termopar contra dafios ™mecéiicos y previene 1a contaminacién de los materiales del termopar por la atm6s- fera del horno. Hay disponible una variedad de tubos protectores metélicos, tales como hierro forjado 0 hierro fundido (hasta 1 30°F), hierro con 14 por ciento de cromo (hasta 1 500°F), hierro con 28 por ciento de eromo o nicromel (hasta 22 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA access sccsceccesteceessecn csecscsamesnssee SS SSnniestestssssssasssssoosssssoosaae 10) Fig. 1.5 2) Ejomplos de tormopares adecuads: ‘mente’ soldados. b) Diferentes tipos de separadores de porcelana. (Leeds & Northrup Company.) 2.000°F). Por encima de 2.000°F los tubos de proteccién que se usan son los de porcelana o los de carburo de sili 1.9 Medicién de la fem La temperatura de la unién caliente se determina al medir la fem generada en el circuito. Un potenciémetro es uno de los instrumentos ‘més exactos para medir fem pequefias. Basicamente, 1a fem desarrollada por un termopar es balanceada contra una fem conocida y medida en términos de este patrén. La escala del alambre cursor puede calibrarse en milivolts o directamente en temperatura. En este dltimo caso, el ins- trumento se debe emplear slo con el tipo de termopar para el cual esté calibrado. Esta informacién generalmente se halla impresa en el cuadrante del instrumento. CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 23 La figura 1.6 muestra un circuito sencillo de un potenciémetro de indicacién di- recta, La corriente de la celda seca pasa por un circuito principal, que consta de un ‘alambre cursor y una resistencia ajustable R. El alambre cursor AB es de resisten- cia uniforme y se puede clasificar en un mimero igual de divisiones. Con la polari- dad de la celda seca como se muestra, hay una caida de potencial a lo largo del ‘alambre cursor de A a B, cuya magnitud depende de la corriente que pasa por él desde Ia celda seca. Como el alambre cursor tiene resistencia uniforme, hay idénti- ceas caidas de potencial a través de cada divisién. A fin de estandarizar la caida centre A y B para corresponder a las marcas fijadas en el disco indicador, en el cit- cuito se conecta una celda estindar de voltaje fijo y conocido, moviendo el inte- rruptor a la posicién de la celda estindar (C. E.). Nétese que la polaridad de la cel- dda esténdar es tal que Ia corriente que fluye de ella se opone a la que fluye de la ccelda seca. La resistencia R se ajusta de tal modo que estas corrientes tengan igual intensidad, con el resultado neto de que no hay corriente que fluye por et circuito como Jo indica Ia no deffexién del galvanémetro, Asf, el circuito esté estandari- zado de modo que Ia caida de potencial a través de cada divisi6n del alambre cursor corresponde a una cantidad definida de milivolts Cuando se mide la fem del termopar, se reemplaza la celda esténdar en el circuito ‘moviendo el interruptor a la posicin termopar (P.T.). El termopar se debe conec- tar adecuadamente de modo que la corriente que fluye de ahi se oponga al flujo de corriente de la celda seca. El circuito se balancea no por ajuste de la resistencia R, sino por ajuste de la resistencia de la porcién del alambre cursor contenida en el cit- ccuito del termopar. Para hacer este ajuste, se gira el disco indicador hasta que Ia lectura del galvanmetro sea cero. En este’ momento, la caida de potencial a través del alambre cursor hasta el punto de contacto es igual a Ia fem del termopar y en Ia escala del alambre cursor se pueden leer directamente milivolts. Una vez que se consulta una tabla de calibracién adecuada, como la tabla 1.2, para el termopar fen uso se puede hacer la conversién de milivolts a temperatura, 0 leer directamente cn temperatura si el disco es calibrado de esa manera. A wn ie Celda Seca ‘Alamore_cursor Galvanémetro Cela estindar lo sencilo de un potenciémetro de Indicacion civecta, (Leecs & Normrup Company.) 24 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA ‘Como Ia temperatura de la unin fria en el instrumento suele ser mayor que Ia temperatura de la uniGn fria esténdar (32°F), es necesario compensar esta varia~ cién, La compensacién puede hacerse manual 0 autométicamente por medio de un resistor sensible a la temperatura, llamado compensador de unién fria. En contraste con Ia mayoria de los materiales, el compensador de unidn fria tiene un coeficiente dde temperatura para la resistencia negativo, Esto significa que su resistencia di nuye con el aumento de temperatura. De esta manera, mantendra la unién frfa a una temperatura constante al balancear cualquier cambio en resistencia conforme la tem- peratura del instrumento varie. 4.10 Pirémetro de registro y de control En la mayoria de las instalaciones industriales, es necesario que el pirdmetro efectie algo més que simplemente indicar temperatura. La aguja del potenciémetro se puede sustituir por una pluma que se mueve sobre una carta corrediza, a fin de obtener un registro completo de Ia tem- peratura, Este recibe el nombre de pirdmetro de registro. También el instrumento mediante circuitos eléctricos se puede utilizar para controlar el flujo de gas a los ‘quemadores 0 de electricidad a 1os elementos de calefaccién y de ese modo mantener constante una temperatura predeterminada para el horno. Esto se lama pirdmetro de control. Es posible preparar el instrumento para registrar y controlar la tempe- ratura de uno o més termopares. 1.11 Pirémetro de radiacién Los principios del funcionamiento del pirémetro de radiacién incluyen una fuente de radiacién esténdar, conocida como cuerpo negro, el cual es un cuerpo hipotético que absorbe toda la radiacién que incide sobre Tal cuerpo radia energia con mayor rapidez que cualquier otro cuerpo a la mis- ‘ma temperatura. Los pirémetros de radiacién generalmente estén calibrados para indicar temperaturas de cuerpo negro o reales. La ley de Stefan-Boltzmann, que es la base para la escala de temperatura de los pirémetros de radiacién, mues- ‘ra que la rapidez de energia radiante que despide un cuerpo negro ¢s proporcional a la cuarta potencia de su temperatura absoluta W=Kr a3) rapidez de emisién de la energia de un cuerpo negro constante de proporcionalidad ‘temperatura absoluta del cuerpo negro La temperatura aparente medida en los materiales que no sean un cuerpo negro serd siempre menor que la temperatura real. Esto se deber4 a Ia emisividad de! mate- rial, la cual se define como la raz6n de la rapidez de emisién de energia radiante del material que no es un cuerpo negro a la razén de emisién de un cuerpo negro a la misma temperatura. Asi W = Ke,T' = KT! aay © bien Th = eT as) CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 25 temperatura absoluta aparente del cuerpo no negro medida con un pirémetro emisvidad total det cuerpo no negro Por tanto, una vez conocida la emisividad total del material, la temperatura indicada por el pirmetro se puede corregir fécilmente a la temperatura real absoluta, misma que leer4 el pirsmetro bajo condiciones de cuerpo negro. La figura 1.7 muestra una seccién transversal de un pirémetro de radiacién tipo espejo. La radiacién del objetivo pasa a través de la ventana A al espejo B y es en- focada para formar una imagen del objetivo en el plano del diafragma interno J. Esta imagen es enfocada luego por el espejo D sobre un grupo de termopares, la mado termopila E. Observando el agujero C a través de la lente H se puede deter- rminar sila imagen del objetivo es suficientemente grande para cubrir el agujero y si el pirémetro esta apuntado en forma adecuada. El aumento de temperatura de la termopila es aproximadamente proporcional a la rapidez con que la energia radian- te incide en ella; por tanto, la fem es proporcional a T*; sin embargo, en Ia préctica no toda la energia radiante alcanza al termopar, ya que alguna la absorberén Ia atmésfera y las partes Opticas del instrumento. De esta manera, la ley de Stefan- Boltzmann no se satisface totalmente y la relacién entre la temperatura de la fuente de radiacién y Ia fem del termopar puede expresarse en forma empitica como E=Kr (6) Las constantes K y b deben determinarse experimentalmente por calibraci6n en dos puntas de estandarizacién. El pirémetro de radiacién no necesita estar en contacto directo con el cuerpo ca- lionte; de esta manera, el limite superior del intervalo de temperatura no esta deter- ‘minado por la habilidad del pirdmetro en si para resstiraltas temperaturas, Con el uso de protecciones apropiadas en el sistema ptico, no hay limite superior de tem- peratura. El limite minimo de temperatura es de 1 00°F aproximadamente 1.42 Pirémetro éptico El instrumento deserito en la secciGn precedente que res- Pondié a todas las longitudes de onda de radiacién se conoce como pirémetro de radiacién total. Aunque los principios generales sobre los que se basa el pirémetro Sptico son los mismos que para el pirémetro de radiacién, difleren en que el pitd- ‘metro éptico utiliza una sola fongitud de onda o una banda angosta de longitudes de onda correspondientes a la parte visible del espectro, El pir6metro 6ptico mide la temperatura comparando el brillo de la luz emitida por la fuente con la de una frente estindar. Para favlitar la comparacién de color, se utiliza un filtro para color rojo ue restringe la radiacién visible a la longitud de onda de la radiacién roja, El tipo que més se utiliza en la industria es el de flamento que desaparece. Este Pirémetro consta de dos partes: un telescopio y una caja de control. El telescopio (ig. 1.8a) contiene un filtro para color rojo montado en vidrio enfrente del ocular Y una lémpara con un flamento ealibrado, sobre el cual Ia lente objetivo enfoca una imagen del cuerpo cuya temperatura se va a medir. También contiene un interruptor Para cerrar el circuito eléctrico de la limpara y una pantalla de absorcién para cambiar el intervalo del pirémetro, 26 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA 7 Pirdmetro de radiacién tipo espejo. (Leeds 8 Northrup Company.) Como se muestra en la figura 1.85, la caja de control contiene las partes princi- pales del cicuito de medicién, las cuales incluyen celdas secas que proporcionan la Corriente para iluminar la Kimpara, un redstato R para ajustar la corriente del fila~ mento, y un alambre cursor del potencimetro con su correspondiente celda estn- dar y un galvanémetro para medir de manera precisa la corriente del filamento. Esta corriente se ajusta en forma manual, dando vuelta a R, hasta que el filamento ad- {quiere un brill igual al de la imagen del objeto observado y hasta que el filamento parece desaparecer (fig. 1.8). Luego se obliene un balance exacto al dar vulta a P, hasta que 1a lectura del galvanémetro sea cero. Una escala acoplada al contacto del potenciémetro P indica la temperatura directamente. EL intervalo de temperatura del pirdmetto dptico descrito es de 1400 a unos 2.400°F. Este limite superior se debe tanto al peligro de deterioro del filamento a Temperaturas mayores, como al efecto deslumbrador sobre el ojo, humano del brillo f temperaturas elevadas. El intervalo de temperatura puede extenderse a valores ma~ Jores mediante una pantalla de absorcién entre el lente objetivo y el flamento, permitiendo asi que los brillos. puedan igvalarse a menores temperaturas del fila- Mento, Entonces, el pirémetro puede calibrarse para el intervalo de mayor tempera~ tura usando las menores temperaturas del filamento, De este modo, mediante diver- sas pantallas de absorcidn, el limite superior del pirémetro éptico puede extenderse hasta 10 000°F 0 més, CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 27 Algunas ventajas de los pirémetros pticos y de radiacién son: 1. Medicién de temperaturas altas, 2. Medicién de cuerpos inaccesibles, 3. Medicién de cuerpos en movimiento 0 pequefios. 4 Ninguns parte del insrumentoextéexpuesta ator efetosdestructivs de ea- Las principales desventajas son: 1. Errores cometidos porque la igualacién fotométrica es cuestién de criterio, 2 vores inroducidos por humo o gases exitentes entre el obseador y la 3. Incertidumbre respecto al grado de diferencia o alejamiento de las condicio- nes del cuerpo negro. METALOGRAFIA 1.13 Introduccién La Metalografia o Microscopia estudia microscépicamente fas caracteristicas estructurales de un metal o de una aleacién. Sin duda, el microscopio és la herramienta més importante del metalurgista tanto desde el ‘punto de vista Fig. 1.8 Pirémeto éptico tipo de filamento que esaparece: a) Telescopio; b) diagrama del circu tec) sopect el Hien (eseds & Noth Company.) feeds 68 ° 28 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA cientifico como desde el técnico. Es posible determinar el tamafio de grano, y el ta- ‘mafio, forma y distribuci6n de varias fases ¢ inclusiones que tienen gran efecto sobre las propiedades mecénicas del metal. La microestructura revelaré cl tratamiento ‘meciinico y térmico del metal y, bajo un conjunto de condiciones dadas, podrd pre- decirse su comportamiento espergdo. a experiencia, ha ements que el éxito en el estudio microscépico depende fen mucho del cuidado que se tenga para preparar la muestra. El microscopio més costoso no revelaré la estructura de una muestra, que haya sido preparada en forma deficiente. El procedimiento que se sigue en la preparacién.de una muestra es com- parativamente sencillo y requiere de una técnica desarrollada s6lo después de practica Constante, El éltimo objetivo es obtener una superficie plana, sin rayaduras, seme- jante a un espejo. Las etapas necesarias para preparar adecuadamente una muestra metalografica se explican de Ia seccién 1.14 a la 1.19. ; 1.14 Muestreo La seleccién de una muestra para estudio microseépico puede ser ‘muy importante. Si lo que se va a investigar es una falla, se debe escoger la muestra més proxima al area de la falla y comparérsele con una tomada de la seecién nor- ‘mal o sana. Si el material es suave, como metales 0 aleaciones no ferrosas y aceros no trata- dos térmicamente, la seccién puede obtenerse por corte manual con una segueta, Si el material es duro, la secci6n puede obtenerse mediante un disco cortador abrasi- vo, el cual es un plato delgado fabricado de un abrasivo de tipo adecuado, que gira a alta velocidad. La muestra debe mantenerse frfa durante la operacién de corte. 1.45 Esmerilado burdo 0 tosco Siempre que sea posible, la muestra debe ser de un tamafio fécil de manipular. Una muestra blanda se puede aplanar si se mueve lentamente hacia arriba y hacia abajo a través de la superficie de una lima plana poco fspera, La muestra blanda 0 dura puede esmerilarse burdamente sobre una lija de ‘banda (rotatoria), manteniendo la muestra fria sumergiéndola frecuentemente en agua durante la operacién de esmerilado. En todas las operaciones de esmerilado y Pulido, la muestra debe moverse en sentido perpendicular a las rayaduras existentes. we 9 a) Muestra montada en baquelita, aumen- x. b) Mussiva montada en lucita, 2x. c) Nuestra sostenida en un dlsposh ‘ln de metal, aumeniada 2x CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 29 Esto faclitaré darse cuenta del momento en que las rayaduras més profundas hayan sido sustituidas por las menos profundas, caracteristicas del abrasivo més fino, El esmerilado continia hasta que la superficie quede plana y libre de mellas, rebabas, ‘etc., y todas las rayaduras debidas al corte manual o al disco cortador no son bles. (La figura 1.10a muestra la superficie después del esmerilado.) 1.16 Montaje Las muestras pequefias o de forma incémoda deben montarse de alguna manera para facilitar el pulido intermedio y final. Alambres, varillas peque- fias, muestras de hoja metélica, secciones delgadas, ete., deben montarse en un ‘material adecuado 0 sujetarse rigidamente en una monta mecénica Los materiales plésticos sintéticos que se acoplan a la muestra en una prensa ara montar especial proporcionan las bases de un tamafio uniforme conveniente (generalmente de 2,5, 3, 0 4 cm de didmetro) para manipular las muestras en ulteriores operaciones de pulido. Estas bases, cuando se han hecho en forma ade- cuada, son muy resistentes a Ia acci6n de los reactivos de ataque que se emplean comtinmente. La resina termofijadora que més se emplea para montar muestras es la baquelita. Los polvos para moldear baquelita se fabrican en colores de este mate- ial, lo cual simplifica la identficacién de las muestras montadas. La muestra y la cantidad correcta de polvo de baquelita, o una preforma de baquelita, se colocan en al cilindro de la prensa de montar. La temperatura aumenta gradualmente hasta 150°C y se aplica una presién de moldeo de unas 4.000 Ibs/pulg® simultneamente Una vez que la baquelita estd adherida y curada cuando se alcanza esta tempera- tura, Ja base con la muestra puede extraerse del dado de moldeo mientras esta caliente La lucita es Ia resina termopléstica més comiin; es completamente transparente cuando se moldea en forma adecuada, como se ve en la figura 1.9b, Esta transpa- rencia resulta ttl cuando es necesario observar la seccién exacta que se pule o cuan- do por cualquier otra razén se desea ver por completo la muestra en la base. Al contrario de los plésticos termofijados, las resinas termoplisticas no sufren cura a Ja temperatura de moldeo, sino que adquieren estabilidad al eniriarse. La muestra y la cantidad de polvo de lucita adecuadas se colocan en la prensa para montar y se someten a la misma temperatura y presién que para la baquelita (150°C y 4.000 Jbs/pulg"). Una vez alcanzada esta temperatura, se quita la bobina de calentamiento y las aletas de enfriamiento se colocan alrededor del cilindro para enfriar la base hasta 75°C en unos 7 min al tiempo que se mantiene Ia presién de moldeo. Si se saca la base todavia caliente o si se deja enfriar lentamente en el cilindro de moldeo @ la temperatura ambiente sin sacarla, se opacard. Las muestras pequefias pueden montarse en forma conveniente para prepararias metalograficamente en un dispositivo de sujecién hecho en el laboratorio, como el de la figura 1.9¢, Las muestras laminares delgadas, cuando se montan en tal dis- Positivo de sujecién, suelen alternarse con hojas metélicas “rellenadoras” de metal {Que tienen aproximadamente Ia misma dureza que las muestras. Si se usan hojas rellenadoras, se conservara la superficie libre de las irregularidades de la muestra y Se evitard, de alguna manera, que los bordes de la muestra se redondeen durante el pulido 1.17 Pulido intermedio Después de montada, la muestra se pule sobre una serie de hojas de esmeril 0 lia con abrasivos més finos, sucesivamente, El primer papel 8 generalmente No. 1, luego 1/0, 2/0, 3/0 y finalmente 4/0. 30. INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA La figura 1.10b muestra la superficie después del pulido intermedi con lija de 4/0. Por lo general, las operaciones de pulido intermedio con lijas de esmeril se hacen en seco; sin embargo, en ciertos casos, como el de preparacién de materiales Suaves, se puede usar un abrasivo de carburo de silcio. Comparado con el papel esmeril, el carburo de silicio tiene mayor rapidez de remocién y, como su acabado fea base de resina, se puede utilizar con un lubricante, el cual impide el, sobre talentamiento de la muestra, minimiza el dao cuando los metales son blandos J también proporciona una accién de enjuague para limpiar los productos removides de la superficie de la muestra, de modo que el papel no se ensucie. 4.18 Pulido fino. Fl tiempo utlizado y el éxito del pulido fino dependen en mu- cho del cuidado: puesto durante los pasos de pulido previo. La titima aproximacién 4 una superficie plana libre de rayaduras se obtiene mediante una rueda giratoria hhimeda cubierta con un pafo especial cargado con particulas abrasivas cuidadosa- mente seleccionadas en su tamano. Existe gran disponibilidad de abrasives para tlectuar el titimo pulido. En tanto que muchos haran un trabajo satjsfactorio, parece haber preferencia por Ja forma gamma del xido de aluminio para pulic materiales ferrosos y de los basados en cobre, y xido de cerio para pulir aluminio, magnesio y sus aleaciones. Otros abrasivos para pulido final que se emplean a menudo son la pasta de diamante, 6xido de cromo y dxido de magnesio. ‘La scleccidn de un pao para pulir depende del material que vaya a pulirse y ef propésito del estudio metalogréfico, Se pueden encontrar patios de lanilla © pelillo Variable, desde aquellos que no tienen pelillo (como la seda) hasta aquellos de pelillo intermedio (como pao ancho, pano de billar y Ionia) ademés de aquellos e pelilo profundo (como el terciopelo). También se pueden encontrar paiios sin- {éiicos para pulir con fines de pulido general, de los cuales el Gamal y el Micropanio son los que’ se utilizan més ampliamente. Una muestra pulida en forma adecuada mostraré tinicamente fas inclusiones no metalicas; ademas, estaré libre de rayaduras (fig. 1.100) 4.49 Ataque EI propssito del ataque quimico es hacer visibles las caracteristicas estructurales del metal o aleacién, El proceso debe ser tal que queden claramente Giferenciadas las partes de la microestructura. Esto se logra mediante un teactivo apropiado que somete a la superficie pulida a una accién quimica. En las aleaciones compuestas de dos 0 més fases, las componentes se revelan durante Ja acciin quimica, al atacar preferencialmente, el reactive, a una o més de estas constituyentes debido a la diferencia en composicign quimica de las fases (fig. 1-11a). En las aleaciones uniformes de una sola fase o metales puros, se ob- tiene contraste y las fronteras de grano se hacen visibles debido a tas diferencias en fa rapidez.a que Jos diversos granos son atacados por el reactivo (fig. 1.116). Esta diferencia en la rapidez de ataque esta asociada principalmente con ct ingulo que tuardan las diferentes sccciones de grano con ct plano de la superficie pulida, Debido al ataque quimico por el reactivo de ataque, las fronteras de grano aparecerdn Como valles en la superficie pulids. Al chocar con la orilla de estos valles, la luz del microscopio se reflejaré fuera del microscopio, haciendo que las fronteras de frano wparezcan como lineas oseuras, Esto se muestra en la fig. 1.11c. La selec- idm del reactivo de ataque esté determinada por el metal o aleacién y la estructura specifica que se desea ver, La tabla 1.3 enumera algunos de los reactivos de ataque (CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 31 Fig. 1.10 9) Superticie de la muestia 4: 1 la muestia después del fesmerilaco burdo, amatificacion 100k. b) Superi- ie de ta muestra después del pulido intermedio en apel 4/0, ampliicscién 100x. c) Supericle de ta 1.20 Microscopios metatirgices En este punto es apropiado analizar breve- mente los prncipon de microcopio metre. En compuracion eon uno de po bili, el mirescopiometalrgico dere en la maneta om qu a esta sl nada. Como una musta metlogrtica es epaca Ter, te mibma debe tt tinadspor lz esa. Como seve en gra 1.12, un Raz de ue hoon de alguna fuente de ht es refejado, por medio de un refictor de vidio planos ajo a través del objetivo del microscopio sobre la superficie de la muestra. Un cree eal ee ere Sess Ja superficie de la muestra se amplificaré ata través del sistema inferior de lentes, el objetivo, y coma 8 través del refecor de vidio plano; luego una vee mas Yo ampliferd el aeons 82. INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Microscopio Ned Guperticie Frontera"de grano a Fig. 1.11 a) Fotomicrogratia de la diferencia en Eompesicion quimica de las tases. 6) Fotomicrogra: fia de hiervo puro. (The International Nickel Compa- ny) ¢) lustracion del aspecto microscopico de las fronieras de ‘greno. que aparecen como linees os: superior de lentes, ef ocular. El poder de amplificacién inicial del objetivo y det Ocular esté generalmente grabado en la base de la lente. Cuando se utiliza una combi- nacién particular de objetivo y ocular y la longitud adecuada de tubo, la amp! fieacién total es igual al producto de las amplificaciones del objetivo y del ocular. La figura 1.13a muestfa un microscopio metalirgico de mesa. CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 93, Imagen de la retina (verical y sin invert) — cence —~ Entrada de la pupila Cristating ———~1 Diatregma del ocular cular huygeniano > consida pore byte y Tria \, pare prolunaaed oe campo ono! \\\ punto’ principal focal del cristalino \\, G'dento de la detenca focal Segan se usta (mayen iverida ya reves Primer punto focal —T] BE ees TY Lente para | protuncidaa | de campo YA {fetetor co J pene i! focal vel \ ft Sire 7 ‘ objetivo J Punta trontal toca! det -objetvo' 4 ‘Area objetivo de Ia muestra (Vertical Muestra y sin invert) ‘metalogrética Imagen final virtual (———eeneraimente 250. mn (inverida y at reves) Fig. 4.12 llustacién del principio del microscopio ‘melaldrgico compuesto y la (raza de los rayos 2 través del sistema optico desde el campo objeto hhasia la. imagen tinal vival, (Con autorzacién de G.L. Keni, “Principles of metallographic laboratory praciice", da, 03., McGraw-Hill Book Company. Nue- va York, 1949). 34 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA TABLA 1.3 Reactivos de staque para examen microscépico* CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 35 TABLA 1.3. (Continuacién) Reactivo de ateque ‘Composicion Usos Observaciones ‘Acido ritrco Acido ntrico blanco 1-5 ml En aceros al carbén: @) para La rapier de atague auments; amd ‘lcohol metiico 0 eitico xcurecerperlita ta selectvidad disminuye y se (89% 0 absoluto) contraste entre colonias de incrementan los. porcentajes (También sleohot perlita, b) para cevelar de HNO» Et reactive 2 amilico 100 mi fronteras de perlta, ¢) para (Geido picrico) generalmente diferenciar la ferrita de fs superior. El tiempo de J martensita ftaque es de unos cuantos segundos a un minuto. Kaito pete “Reid perico ae Para todos Ton grados de (Ocasionalmente stiles para (ieraly atil 9 aleohol aceros.al_carbén_recocidos, soluciones més diluidas. de metilo normalizados, templados y No revela fas, fronteras de (@5% 0 absoluto) 100 ml revenidos, eseroidizados, srano de ferrita tan fécilmente austenizados. Para todos los como el nital, Tiempo de aceros de baja aleacion ftaque de unos cuantos atacados por este reactive segundos un minuto o més Gloraro terico y Cloruro férvico ve ‘Aceros austeniticos al niquel fcido. hidroclrico ‘Acido hidroctérico $0 ml y aceros inoxidables ‘Agua 100 mi iiarGxido de amonio Hidréxido de Generalmente empleado para TE contenido de peroxide varia ¥ persrido de hidrgen0 amonio 5 partes cobre y muchas de sus directamente con el contenido ‘Agua 5 partes sleaciones ‘de cobre de la aleacién que Peroxide de serd atacada, Immersion 0 hidrégeno 25 partes fotamiento por casi un minuto. ‘Usar perdxido fresco para buenos resultados Persulfato de amonio Perslfato Cobre, latén, bronee, plata, Uslizarlo trio 0 Rirviendo; de amonio 08 rniguel, bronce slumisico inmersion ‘Agua 90 ml Reactivo de Palmerion Oxido erémio 200 & Reactive general para zine ¥ Tnmersién con agitacién Sutfato de sodio Se sus aleeciones moderada ‘Agua 1.000 Molibdsto de amonio “Acido molibaico ‘Araque rapido para plomo y Frotar la muestra y lever 5%) 100 sus aleaciones; muy apropiado ‘bajo chorro de agua de manera Hidréxido de para remover la capa grucsa alternada amonio (gr esp. 09) 140 ml de metal trabajado ‘Agua 240 mil Filtrar y fade a 4eido nite (er. esp. 1.32), 60 ml Keio waronarice “Acido ‘Examen microncdpico general rotar con algoden suave maroérico os mi para slung y nis alacones mie Gone) 7) 99.5 mt De “Metals handbook", 1948, American Society for Metals, Metals Park, Ohio. 36 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA fo Fig. 1.13 a) Microscopio metalirgico. b) Meta Iearato tipo banco. (Bausch & Lomb, Inc.) Es posible montar un fuelle de cémara sobre el ocular y usar el microscopio de mesa para fotomicrografia; sin embargo, el metaldgrafo tipo banco de la figura 1.13b, creado especificamente tanto para examen visual como para registro perma nente de estructuras metalogréficas por métodos fotograficos, dard fotomicrogra de mayor calidad y precisin, La amplifcacién méxima obtenida con el microscopio éptico es de unos 2 000x. La limitaci6n principal es Ia longitud de onda de la luz visible, la cual limita la re- solucién de los detalles finos de la muestra metalogratica, La amplificacién puede ser aumentada en cierta medida con el uso de radiacién de longitud de onda me- nor, tal como radiacién ultravioleta, pero la técnica para preparar la muestra. es mas complicada, El mayor avance en el poder de resolucién lo obtuvo el microscopio electeSnico. En ciertas circunstancias, los electrones de alta velocidad se comportan como uz de longitud de onda muy'corta. El haz de electrones tiene asociada una longitud de onda aproximadamente 100.000 veces menor que la longitud de onda dela luz visible, inerementando considerablemente el poder de resoluci6n. La figura 1.14a muestra un microscopio clectrénico. ‘Aunque en principio el microscopio electrénico es similar al dptico (fig. 1.140), su apariencia resulta muy diferente. Es mucho més grande debido a los suministros de potencia altamente regulada necesarios para producir y controlar el haz de elec- trones. El sistema completo debe mantenerse a un alto vacfo, ya que de otro modo el aire interferiria con el movimiento de los electrones. Las lentes del microscopio electrénico son los potentes campos magnéticos de las bobinas, y la imagen es enfocada al cambiar la intensidad del campo de las bobi- nas mientras éstas permanecen en una posicion fija. En el microscopio éptico, la imagen es enfocada al cambiar la separacin de las lentes. CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 37 (1 Microscopio electrénico Mictoscopo éptico Fuente de tiuminaciin—_______ & tampara (Electiones) (uaa) Lente candensador (Magnético) (vidrioy Platina de la muestra Lente objetivo ~ (Magnan) vir Bh .nre royootra (Magnea) vat imagen -(Pantala. visora) (Ceuta) wo Fig. 1.14 a) Microscopio lectténioo, ) Similtu- {de8 ante el microscopio Sptico y ei slectonico Radio Corporation of America) 38 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA ‘Como las muestras metalograficas son opacas a un haz de electrones, es necesario preparar, mediante técnicas especiales, una réplica delgada de la superficie a estu- iar. La’ muestra se pule y ataca segin la préctica comiin metalogréfica. Luego se ‘coloca en una placa caliente con una pequefia gota de plistico adecuado sobre Ia superficie atacada. Conforme la temperatura aumenta, el pldstico empieza a fluir y se aplica presién para asegurar un estrecho contacto entre el plastico y la superficie. Después del enfriamiento, se separa cuidadosamente la réplica. Para mejorar el con traste, se evapora sobre Ia muestra una capa delgada de carbono o tungsteno angu- larmente y desde una orilla, Como la réplica sombreada ¢s frégil, se coloca sobre tun disco de malla de alambre de cobre muy fino. Entonces, el disco se coloca so- bre la abertura del sostén de la muestra, que a su vez ¢$ insertado en la columna del instrumento. ‘Los electrones emitidos por el eétodo caliente (filamento de tungsteno) son ace- lerados por el nodo, para formar un haz de alta velocidad. Este haz es concen- trado en la réplica por las lentes del condensador. Dependiendo de la densidad y espesor de la réplica en cada punto, algunos electrones son absorbidos 0 dispersados en tanto el resto pasa a través de ella. El campo magnético de la lente objetivo en- foca y amplifica el haz de electrones que ha pasado a través de la réplica. Algunos de los electrones que forman esta imagen son enfocados por segunda vez por las Ientes proyectoras sobre una pantalla fluorescente, E1 microscopio electrénico mos- trado en la figura 1.14a tiene un intervalo. bésico de amplificacién de 1400 2 32 000x, que puede aumentarse a 200 000x con lentes adicionales. PRUEBAS PARA PROPIEDADES MECANICAS 4.21 Dureza Es dificil defini Ia propiedad de “dureza”, excepto en relacién con Ia prueba empleada en particular para determinar su valor. Debe tenerse en cuenta que un nimero o valor de dureza no puede utilizarse ditectamente en trabajos de disefio, como se puede hacer con un valor de resistencia a la tensi6n, ya que los nimeros de dureza no tienen significado intrinseco. ‘La dureza no es una propiedad fundamental de un material, sino que esté rela- cionada con las propiedades elisticas y plisticas. El valor de dureza obtenido en una prucba determinada sirve s6lo como comparaciOn entre materiales o tratamientos El procedimiento de prueba y la preparacién de la muestra suclen ser sencillos y Jos resultados pueden utilizarse para estimar otras propiedades mecénicas. La prue- tba de dureza se utiliza ampliamente para inspeccién y control. El tratamiento tér- mico o el trabajo efectuado en una pieza metélica resulta generalmente en un cambio de dureza, Cuando se establece el valor resultante de la dureza de un tratamiento térmico a un material dado por un proceso determinado, esa estimacin propo nara un método répido y sencillo (de inspeccién y control) para el material y pro- ceso particulares. Las diversas pruebas de dureza se pueden dividir en tres categorias: © Dureza cléstica, ‘@ Resistencia al corte 0 abrasién, y # Resistencia a la indentacién, CAP. 1, LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 29 Fig. 1.18 Escleroscopio para mediciones de du- ‘za. (The Shore Instrument & Manutacturing Com- pany.) 1.22 Dureza elastica Este tipo de dureza se mide mediante un escleroscopio (ig. 1.15), que es un dispositive para medir la altura de rebote de un pequetio. martillo con emboquillado de diamante, después de que cae por su propio peso desde una altura definida sobre la superficie de la pieza a prueba, El instrumento tiene por lo general un disco autoindicador tal que la altura de rebote se indica automatic: mente. Cuando el martillo es elevado a su posicién inicial, tiene cierta cantidad de energia potencial. Cuando es liberada, esta energia se convierte en energia cinética hasta que golpea la superficie de la pieza a prueba, Alguna energia se absorbe al for- mar la impresin, y el resto regresa al martillo al rebotar éste. La altura de rebote se indica por un'nGmero sobre una escala arbitraria tal que cuanto mayor sea el rebote, mayor sera el nimero y la pieza a prueba serd més dura Esta prueba es realmente una medida de a resistencia del material, 0 sea, 1a energia que puede absorber en el intervalo eldstico. 1.23 Resistencia al corte o abrasién Prueba de rayadura Esta prucba la ideé Friedrich Mohs. La escala consta de diez minerales estandar arreglados siguicndo un orden de inctemento de dureza. El talco es el 1, el yeso el 2, etc., hasta el 9 para el corindén y el 10 para el diamante. Si un material desconocido es rayado apreciablemente Por ¢l 6 y no por el 5, el Valor de dureza ests entre 5 y 6, Esta prucba no $2 Be ullizado mucho en Mta- Turgia, pero ain se emplea en Mineralogia. La principal desventaja es que Ja escala de dureza no es uniforme. Cuando la dureza dé 108 minerales es examinada por 40 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA otro método de prueba de dureza, se encuentra que los valores estn muy cereanos entre 1'y 9 y que hay gran diferencia en dureza no cubiertas entre 9 y 10. Prueba 0 ensayo de lima La pieza @ prucba se somete a la acci6n de corte de tuna lima de dureza conocida, para determinar si se produce un corte visible. Las pruebas comparativas con una lima dependen del tamaiio, forma y dureza de la lima; de la velocidad, presién y éngulo de limado durante la prueba; y de la com- posicién y tratamiento térmico del material a prueba. La prueba generalmente se ‘emplea ena industria como aceptacin o rechazo de una pieza. En muchos casos, sobre todo con aceros para herramientas, cuando el acero se ‘rata térmicamente, seré suficientemente duro, tal que si se pasa una lima por la superficie, ésta no se cortard. No ¢s raro encontrar especificaciones de tratamiento térmico que digan simplemente “tratar térmicamente hasta que el material tome dureza a prueba de lima”. Al pasar una lima por la superficie, se puede examinar con rapidez un gran nimero de partes tratadas térmicamente para determinar si cl tratamiento ha sido satisfactorio. 1.24 Resistencia a la indentacién Esta prueba generalmente es realizada im- primiendo en la muestra, la que esté en reposo sobre una plataforma rigida, un mar- cador o indentador de geometria determinada, bajo una carga estatica conocida que se aplique directamente 0 por medio de un sistema de palanca. Deperdiendo del sistema de prueba, la dureza se expresa por un mimero inversamente proporcional a la profundidad de la indentacién para una carga y marcador especificados, 0 pro- Porcional a una carga media sobre el drea de mella. Los métodos comunes para pruebas de dureza por indentacién se describen en seguida. Prueba o ensayo de dureza Brinell El probador de dureza Brinell generalmente consta de una prensa hidréulica vertical de operacién manual, disefiada para forzar ‘un marcador de bola dentro de la muestra (fig. 1.16a) EI procedimiento esténdar requiere que la prueba se haga con una bola de 10 mm de didmetro bajo una carga de 3 000 kg para metales ferrosos a 500 kg para meta- les no ferrosos. Para metales ferrosos, Ia bola bajo presidn es presionada' dentro de la muestra a prucba por lo menos durante 10 seg; para metales no ferrosos el tiempo es 30 seg. El didmetro de la impresién producida es medido por medio de un ‘mieroscopio que contiene una escala ocular, generalmente graduada en décimos de milimetro, que permite estimaciones de hasta casi 0.05 mm. El nimero de dureza Brinell (HB) es la razén de Ja carga en kilogramos al érea en milimetros cuadrados de la impresi6n, y se calcula mediante la f6rmula: np =—__* _ aay (nD/2)(D — VP — a) donde: L = carga de prueba, ke , D = didmetro de 1a bola, mm didmetro de Ia impresién, mm Por lo general no se necesita hacer el célculo, ya que hay tablas para convertir el didmetro de la grabacién observada al niimero de dureza Brinell (consiitese la ta- bla 1.4). CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 41 a) (a) Fig. 1.18) Probador de dureza Brinel, (Ametek/ Testing Equipment Systems, East Moline. il) b) Pro bedor de dureza Rockwell (Wilson Mechanical nsiv Ment Division, American Chain & Cable Company.) EI nimero de dureza Brinell seguido por el simbolo HB sin niimeros sufijos in- dca condiciones de prueba estindar usando una bola de 10 mm de didmetro'y una carga de 3.000 ke, aplicada de 10 a 15 seg. Para otras condiciones, el nimero de ureza y el simbolo HB se complementan por nimeros que indican las condiciones de prueba en el siguiente orden: didmetro de la bola, carga y duracidn de la carga: Por ejemplo, 75 HB 10/50/30 indica una dureza Brinell de 75 medida con una bola de 10 mm de didmetro y una carga de 500 kg aplicada por 30 seg. EI niimero de dureza Brinell cuando se usa la bola ordinaria esta limitado a 500 HB aproximadamente. Conforme el material a prueba sea mas duro, hay tendencia a que el propio marcador de muescas se empiece a deformar y las lecturas no serdin fxactas. El limite superior de la eseala puede aumentarse al usar una bola de car puro de tungsteno en vez de una bola de acero endurecido. En ese caso, es posible Uegar a 650 HB aproximadamente Prueba o ensayo de dureza Rockwell En esta prucba de dureza se utiliza un instrumento de lectura directa basado en el principio de medicin de profundidad liferencial (fig. 1.16b). La prueba se lleva a cabo al elevar la muestra lentamente Contra el marcador hasta que sc ha aplicado una carga determinada menor. Esto se indica en el disco medidor. Luego se aplica la carga mayor a través de Un sistema de palanca de carga. Después de que la aguja del disco llega al reposo, se quita la ‘carga mayor y, con la carga menor todavia- en accién, el numero de dureza Rock- 42 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA TABLA 14 fielaciones aproximadas de mediciones de dureza para aceros* CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA Hal, 100K F ] Rexel ano maretor | Recirl, man acn - TABLA 14 Reade gonads emasicons coma | ee] geen j For towts (Gone) Ae 3 wet | pe Se z | 28) a a itl a sone | aa — i g/ 38/28] ¢ 3 22 ats cio ai/g2/43] 2) 2] 2/4. / 2) 2 fds 2 23/43/22] 08] .2|<2 [48 4 | 8 [22 ; z\as |g] elt ii eae | ver | 17 | 20 | 22 | 700 | es il ad] 2) 9 leeelegeledl) ge i ha 53 |, 697 | 600 | ror | ere | 775 | a at| 43 | o8| <3 [ods | 245/884) sds Gg \2 ser | cer | ser | cor | sos | roa | m | 00 | 20 sot | 640 | 573 | 687 | 798 | 751 | 77 309 40s | 223 | 40 | 60 | 97 a1 | eos | 33 108 s7e | 615 | 56.0 | 677 | 79.1 73.9 | 75 297 410 27 30 oo 6 40 80.0 32 105, Sa eels ts | 2a | | | os s | so | & fee soa | seo | 535 | 658 | 778 | 716 | 71 274 pcos eer | ee eon zoom 0 sia | 547 | 521 | os7 | 769 | 703 | 70 263 425 | 202 | 97 | sa | 93 | 110 | 97 | 780 | 90 i 27 | es | a | 8a | ee | cee a tao | aor | 3 | se | @ | no | a6 | rs | 2 % (| aos | Bo | So | eee | tes | one | oe 33 {2 | AZ |S | | ot | toe | 3 | Fo | 2 | so | oe amr ste | 503 | 632 | 759 | 687 267 440 | 187 | 34 | 57 | 90 ] 109 | 34 | 760 | 28 2 200 | (7 | aig | oe | fee | ar | fee | one | ts 4 [im |u| so | 0 | oo | | rs | a © aa Nai ed eed Recall Readers i tS [8 [8 | 8 | m | io |e | io | = #5) (8 | cei | ao | aes | err | 70 | er2 | os bas ass | ie | 33 58 | a7 | woo | ov | r45 | 26 6 am | (a4 Si) G2 | sto | 23 | geo vo | bas tS | io | 2 | | & | io | | mo | ee wa | Se) Si | fos | m2 | se | a as 48 | iw |] |e | ior | ao | tas | as @ 205 | 429 | 420 | 455 | 457 | sav | 734 | 646 | a1 27 470 | 163 | a1 | 53 | 84 | 106 | 29 | 730 | 26 a 300 | «15 | 415 | 440 | 445 | sas | 728 | 635 | 59 210 47s | 189 | 31 | s3 | @3 | 105 | 26 | 728 | 24 79 ger | ao | ar | as | at | ste | to | seo | ne to | se [a0 | se | 02 | sos | ar | ms | 2 n aro | awe | dm | ao | fa | soe | ra | our | se rr ts | tes & | ios no | % Sis | 5% | Sts | de | foe | ser | os | Soo | St | os | tas te | 9 s | ta mo ja |e | 3.20 363 | 363 | 383 | 391 | 546 | 700 | 587 | 52 182 406 16 7 104 eas 2 ™ 3.25 352 | 362 | 372 | 379 | 538 | 693 | 576 | 51 176 5.00 143 78 103, 69.0 2 R Sa | an | ser | su | ace | see | oer | ace | to 0s | 0 re | ie seo | 21 n 83 | 3h | Sr | S| Se | ste | oer | soa | fe ie sro | tar me | ie oo | gap | a | at | se | ses | sto | ors | so | & ie is | i i | tee wo | 3 & 34s | att | ait | 328 | 31 | 500 | 669 | 533 | 46 155 820 | 131 73 | 101 650 | 20 66 350 | 302 | 302 | 319 | 321 | 493 | 663 | s22 | 45 | 60 | 150 825 | 128 m™ | 100 640 65 33 | fm | am | so | so | fee |) oer | te | is 520 | ae | to es & 38 | 3s | Zee | Sor | dee | are | oss | Soo | @ ts ba | i & | ‘we we ® 38 | ae | air | ae | ae | fer | see) a8 | 5 te sao) tar | s & @ 3.70 269 | 269 | 284 | 276 | 459 | 641 | 483 | 40 133, oe Ne or 7 or or 3.75 262 | 262 | 276 | 266 | 45.0 | 636 | 473 | 39 129 5.50 Ne 65 96 60 60 St | dss | aes | doo | See | dea | seo | 2 | 3 is bss | ita & | os 2 = gm | 25 | 2s | der | deo | ae | es | see | a | 58 | lee seo | te & | 8 & = 8% | ze | an | a | ae | 22 | ore | 3 | 3 ve Ses | ton & | & = oes | aos | 208 | oer | arr | aia | ote | wo | 6 hs Sr | tor & | = = ss 4.00 229 | 229 | 241 205 | 405 | 608 | 419 | 34 i ‘S75 105, 58 92 55 54 soo | tas a | oh & % “Tomada y adaptada de H. E. Davis, G. E, Troxell, y C. T. Wiskocil, “The testing and inspection of Engineering Materials", 2a. ed., McGraw-Hill Book Company, Nueva York, 1983; basado en el "Metals handbook”, 1948 ed., American Society for Metals, Metals Park, Ohio. Constltese et ASTM E140 para’ mas relaciones. 44 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA ‘well es lefdo en el disco medidor. Como el orden de los nimeros se invierte en el disco medidor, una impresién poco profunda en un material duro daré un mimero grande en tanto que una impresién profunda en un material blando dard un ni- mero pequeiio. ; Hay dos maquinas Rockwell: el probador normal para secciones relativamente gruesas y el probador superficial para secciones delgadas, La carga menor es de 10 kg en el probador normal y de 3 kg en el probador superticial Pueden utilizarse diversos marcadores de muescas y cargas y cada combinacién determina una escala Rockwell especifica. Los marcadores de muescas incluyen bolas de acero duras de 1/16, 1/8, 1/4 y 1/2 de pulgada de diémetro y un marcador cOnico de diamante de 120°. Generalmente las cargas mayores son de 60, 100 y 150 kg en el probador normal y de 15, 30 y 45 kg en el probador superficial Las escalas Rockwell empleadas més comiinmente son la B (marcador de bola de 1/16 de pulg y 100 kg de carga) y la C (marcador de diamante y 150 kg de carga), ambas obtenidas con el probador normal. Debido a las muchas escalas Rockwell, el ntimero de dureza debe especificarse mediante el simbolo HR seguido de la letra TABLA 1.5 Escelas ce dureza Rockwell" Escala Carga Tipo de marcador mayor kg de muescas Materiales tpicos probados ~ Cone de diamante Materiales duros en extremo, carburos de tungsten, ee B10 Bola de 1/16” Materiales de dureza media, aceros_al cearbono bajos y medios, latén, bronce, C180 Cono de diamante Aceros endurecidos, aleaciones endureci- das y revenidas (tratadas) D100 Cono de diamante ‘Acero superfcialmente cementado E100 Bola de 1/8" Hierro fundido, aleaciones de sluminio y magnesio P o Bola de 1/16” Bronce y cobre recocidos co 19 Bola de 1/16” Cobre al berilio, bronce fostérico, ete H oo Bola de 1/8” Placa de aluminio K 150 Bola de 1/8” Hierro fundido, aleaciones de aluminio L Co Bola de 1/4” ticos y metales suaves, como el lomo M 100 Bola de 1/4" Igual que ta eseala L. P 150 Bola de 1/4" Igual que la eseala L R Bola de 1/2" Igual que la eseala L. s 100 Bola de 1/2" Teuat que la escala 1. vo 150 Bola de 1/2" Igual que Ia escala L * Ametek Testing Equipment Systems, East Moline, I. car 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 45 que'designa la escala y precedido de los mimeros de dureza; por ejemplo, 82 HRB significa una dureza de Rockwell de 82 medida en la escala B (bola de 1/16 de pulg y 100 kg de carga). En Ia tabla 1.5 aparecen las escalas de dureza Rockwell y algunas aplicaciones ‘ipicas. El funcionamiento de la méquina debe ser verificado frecuentemente con bloques de prueba estindar proporcionados por el fabricante, La manija de operacién debe regresarse suavemente a su posicin inicial; golpear Ja manija para quitar la carga mayor puede producir un error de varios puntos en el disco de indicacion. Se debe tener cuidado de asentar firmemente el yunque y el marcador. Cualquier movimiento vertical en estos puntos resulta en un registro. de una profundidad adicional en el medidor y, por tanto, en una lectura de dureza falsa, Prueba o ensayo de dureza Vickers En esta prueba, el instrumento utiliza un marcador piramidal de diamante de base cuadrada con un Angulo incluido de 136° entre las caras opuestas (véase la fig. 1.17). El intervalo de carga esté generalmente entre 1 y 120 kg. El probador de’ dureza Vickers funciona bajo el mismo principio que el probador Brinell, y los nlimeros se expresan en términos dde carga y area de la impresién. Como resuttado de la forma del marcador, la im- presion sobre Ia superficie de la muestra seré un cuadrado. La longitud de la diago- nal del cuadrado es medida por medio de un microscopio equipado con un micr6- metro ocular que contiene filos méviles. La distancia entre los filos se indica en un contador calibraclo en milésimas de milfmetro. Por lo general, hay tablas para con- vert la giagonal medida al nimero de durezapiramidal Viekers (HV) 0 por medio e la formula: 354 L = as) donde: L = carga aplicada, en kg 4 = longitud de la diagonal del cuadrado de la impresién, en mm. Fla 1.17, Marcador prams! de diamante Vickers. Pramial a 46 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 47 TABLA 1.6 Aplicaciones tpicas de las prucbas de dureza por indeniacién* Posicion de Sorerricta ‘operacién nen. | xocxwenr | SORE | vicxeas | micRoouREZA | se, | chee tt | et | Bich | Reet La mayor | Poles, colon, se regulere mis | éminas delgadas arte de las | Fasadres, rivets, Seactud © ravines my Findiiones, | Tope tes smenor Uelgados hasta oe ircuyendo renetacion, | 0001 pale, were? | Herramientas de | Parts Eomo en: ‘ Cente tes como | cementadas Para establecer los Pisasto y | Serge, euch | dsignds, hasta | Partes irs shuminio. | cinceles, tijeras,, | de 0.010 pulg. | cementadas | Endurecimiento Fig. 1.18 Marcador plramidal Knoop de alumino. Spades, de aman indonado, La mayor Mater | OHS a 0810.) Binet y yarte de los egndes, hasta. | pale ace Como resultado de la latitud en las cargus aplicadas, el probador Vickers ctl fraguades. | Fundiciones y_ | Materiates para medir la dureza de hojas muy delgadas, asi como secciones pesadas. forjados pequefios. | Carburos aleadog testa | Paria o res souy Prueba 0 ensayo de microdureza Desafortunadamente, este término es engaiio- Hoja meiscas, | Hmentadon, | de 0.05 mul | pegueba, some, S0 ya que podria referirse a la prucba de pequefios valores de dureza cuando. en ‘e Metales en | Paries de | cveranes realidad significa el uso de impresiones pequefas. Las cargas de prueba estén entre Alambre de | pao acabadoyina, | Permits de 1 1.000 g. Hay dos tipos de mareadores empleados para Ia'pracba de mito. atlas corte, crests de dureza: la pirémide de diamante Vickers de base cuadrada de 136°, descrita ante- Contactos Speracon de | Stes en curds, riormente y el marcador Knoop de diamante alargado, EI maréador Kno Hojas 0 partes ién en forma de op (fig. 1.18) tiene forma piramidal que produce una impre- Secciones plisticas, Materiales muy liamante, y tiene diagonales largas y cortas a una razén aproxi- digas: tates | fégies 9 mada de 7:1. La forma piramidal empleada tiene incluidos angulos longitudinales de artes cementadas como tuberfas. | (ye teor de 172°30" y dngulos transversales de 130°. La profundidad de impresién es como Estructuras: Knoop), como de 1/30 de su longitud. Como en la prueba Vickers, la diagonal mas larga de la Seiad ‘bites. Silico. germanio impresién es medida pticamente con el ocular de un micrémietro de rosca. El nti 7 a idrio, esmalte de mero de dureza Knoop es e! resultado de dividir la carga entre el érea de la impre- eirpento. dientes. sion. Por lo general se utilizan tablas para convertir a longitud diagonal medida Maes opacon, al niimero de dureza Knoop (HK), o mediante la formula siguiente: transis. 14.229 L Metales en polv. BK = a9) Para investgar consttayentes inaivuates de un carga aplicada, en ke materia. longitud de la diagonal mayor, en mm. Para determinar 1a dureca del grano © La figura 1.19 muestra el probador de microdureza Tukon. En la tabla 1.6 apa- fa dureza de Te recon algunas aplicaciones tipicas de la prueba de dureza por marcacién. {tontera det 1.28 Exactitud de cualquier prueba o ensayo de dureza por indentacién mismo Algunos de los factores, a ue influyen en la exactitud de cualquier prueba de dureza Por indentacién s © Ametek/Testing Equipment Systems, East Moline, Tl acion 48 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA ion det marcador de mucsas El achtamiento dela oa deacero de un sen rods erees ene numero de dutrs, co ey caso Ta bola debe set rae ents pe deca cutgar dtormacién permarente y debe Fae est cour ul dtormacon, Loe nateaores de aman deben Te Sine on busca de culguir seal de axtada BSc dela carga esforzoapleado El probador debe apcreargasdeiro ExGtttle enabled aon etors mines. Las cargas majors To cantidad slomendad no deten late para oben as! pruebas exacts GEgnS's Sfucrasapleados com impacto Aeris de product lectus de dure: ore ch impato en caga puede dat fos marcaores de diamant. El us0 Baas pegueo con tats cnolad,ssegrra la uiflormiad, sl com te continua opereion dsl mec de arg Fig. 1.19 Probador de microdureza Tukon. for Mechanical Instrument Division, American Chain & Cable Company) CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 49 Condici6n de Ia superficie de ta muestra La superficie de Ia muestra sobre la cual se va a tomar la lectura de dureza debe ser plana y representativa del material en buen estado. Cualquier orifcio, costra 0 grasa debe eliminarse por esmerilado © pulido, Espesor de la muestra La muestra debe ser sufcientemente gruesa de modo que no aparezca alguna protuberancia sobre la superficie opuesta a la de ta im- presiGn. El espesor de la muestra recomendado es de por 10 menos diez veces la profundidad de Ia impresin Forma de la muestra Se logra mayor exactitud cuando la superficie @ prueba es plana y perpendicular al eje vertical del indentador. Una muestra larga debe su- jetarse adecuadamente de tal forma que no se ladee. Una superficie plana debe prepararse, si es posible, sobre una muestra de forma cilindrica y usarse un yunque en V para soportar Ia muestra, a menos que se esmerilen bases planas paralelas en Jados opuestos del cilindro, en cuyo caso se puede utilizar un yunque plano. Si se hace una prueba de dureza Rockwell en una muestra redonda menor de 1 pulg de didmetro sin haber esmerilado una cara plana, la lectura observada debe ajus- tarse por un factor de correcci6n apropiado (tabla 1.7). Localizaci6n de las impresiones Las impresiones deben estar al menos a 24 di ‘metros de distancia del borde de la muestra y separadas al menos 5 diémetros cuan- do se uilicen bolas para la prueba de dureza Uniformidad del material Si hay variaciones estructurales y quimieas en el ma- terial, a mayor drea de impresin més exacta seré la lectura de dureza promedio. Para obtener una dureza promedio verdadera para el material, es necesario tomar muchas lecturas si el rea de impresiOn es pequefia, 1.26 Ventajas y desventajas de los diferentes tipos de pruebas _La seleccién de una prueba de dureza se determina generalmente por la facilidad de realizacién y por la exactitud deseada. Como la prueba Brinell deja una impresién relativamente grande, esta limitada a secciones de tamano mayor. Sin embargo, esto constituye luna ventaja cuando el material probado no es homogéneo. La superficie de la pieza a prueba cuando se efectia una prueba Brinell no tiene que ser tan uniforme como la que se requiere en métofos de prueba que producen impresiones menores; no obstante, usar tn microscopio para medir el didmetro de la impresion no es tan con- veniente como leer un disco medidor. Debido a la deformacién de la bola de acero, la prueba Brinell suele ser inexacta por encima de 500 HB. El intervalo puede au. mentarse a 650 HB con una bola de carburo de tungsteno. La prucba Rockwell es una operacién répida y sencilla. Como las cargas y los indentados 0 marcadores son menores que los utilizados en Ia prueba Brinell, la prueba Rockwell puede emplearse en muestras més delgadas y probarse tanto los materiales més duros como los mas blandos. El probador Vickers es el més sensible de los probadores de dureza utilizados en | produccién industrial. Tiene una sola escala continua para todos los materiales y el ndimero de dureza es virtualmente independiente de la carga. Debido a la posibili- dad de usar cargas ligeras, pueden probarse secciones mis delgadas que cualquier (ta prueba de produccién y Ia impresién cuadrada es la més fSeil de medir con actitu La prueba de microdureza es bésicamente una prueba de laboratorio. Usar cargas ‘muy ligeras permite probar partes muy pequefas y secciones muy delgadas. Puede 50. INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA TABLA 1.7 Carla Wilson de correcciones cillndricas™ Correcciones para trabajos cilindricos (sslo aproximadas) que se agregarén 4 los aiimeros Rockwell observados Marcador cGnico de diamante Didmetro de la muestra, pul Escalas C, D, A ee ry 70 60 50 40 20 20 Bscalas B, F, G = Por corte ‘American Chain & Cable Co. utilizarse para determinar la dureza de constituyentes individuales de la microestruc- tura, Como a menor tamafio de la indentacién el terminado de la superficie debe ser mejor, se necesita tener bastante més cuidado para preparar Ia superficie para la prueba de microdureza. Por lo general, la superficie se prepara mediante la téc- nica de pulido metalografico, descrita en las secciones 1.14 a 1.19, Las ventajas principales del escleroscopio son las pequefias impresiones que per- manecen, la rapidez de la prueba y la portabilidad del instrumento; sin embargo, los resultados tienden a ser inexactos, a menos que se tomen precauciones adecuadas, El tubo debe estar perpendicular a la pieza a prueba, las piezas delgadas deben estar soportadas y afianzadas apropiadamente, la superficie que se va a probar debe ser més uniforme y lisa que para la mayoria de los otros métodos de prueba, y la punta de diamante no debe estar astillada o agrictada. 1.27 Conversién de los distintos nimeros de dureza La tabla 1.4 muestra Ia conversién de dureza aproximada entre las diversas méquinas probadoras de du- reza, Estos datos generalmente se aplican a aceros y se han derivado de extensas pruebas de dureza en aceros al carbono y de sus aleaciones, principalmente en aquellos que han sido tratados térmicamente. 1.28 Esfuerzo y deformacién Cuando a un cuerpo se Ie aplica una fuerza ex- tema que tiende a cambiar su forma o tamafio, el cuerpo se resiste a esa fuerza. La resistencia interna del cuerpo se conoce como esfuerzo y los cambios en las dimen- siones del cuerpo que la acompafian se llaman deformaciones o alargamientos. CAP. 1, LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA. 51 El esfuerzo total es la resistencia interna total que acta en una seccién del cuerpo. Por lo general, la cantidad determinada es la intensidad de esfuerzo esfuerz0 uni tario, definida como el esfuerzo por unidad de rea. El esfuerzo unitario gencral- mente se expresa en unidades de libras por pulgada cuadrada (Ib/pulg’), y para tuna carga axial tensil o una compresiva, se calcula como la carga por unidad de rea, La deformacién o alargamiento total en cualquier direcci6n es el cambio total de una dimensién del cuerpo en esa direccién, y Ia deformacién o tensién unitaria 5 la deformacién o alargamiento por unidad de longitud en esa direccién. 1.29 Prueba 0 ensayo de tensién Después de Ia prueba de dureza, la prueba de tensidn es 1a realizada més frecuentemente para determinar ciertas propiedades ‘mecénicas, Una muestra 0 probeta preparada espectficamente se coloca en las cabe- zas de la méquina de prueba y se somete a una carga axial por medio de un sistema dde carga de palanca, mecénico 0 hidréulico. La fuerza se indica en un disco cali- brado. Si se conoce el 4rea transversal original de la muestra, puede calcularse el esfuerzo desarrollado a cualquier carga. La deformacién o alargamiento se mide en tuna Tongitud establecida, generalmente 2 pulg, por un disco medidor llamado exten- sdmetro (véase fig. 1.20). Entonces, la deformacién unitaria puede determinarse dividiendo el alargamiento medido entre la longitud original marcada en la probeta. En algunos casos, puede utilizarse un medidor eléctrico de, la deformacién para medir la deformacién total La figura 1.21 muestra la relacién entre esfuerzo unitario s y deformacién uni taria , encontrada experimentalmente, mediante a gréfica esfuerzo-deformacion para un material dctil y la gréfica de Ta figura 1.22 para un material frégi 1.30 Propledades de tensién (0 tensiles) Las propiedades que se pueden de- terminar con una prucba de tensién se explican en seguida. Fig. 120° Muestra tensi fjada @ un extonsémetro, 52 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA He Intervaio.plastico ” Tenis eastICo Esfuerz0 unitario Detormacién uniter Fig. 121. Gréfica estuerzo-detormacion para lun cero ctl mite proporcional Para muchos materiales estructurales se ha encontrado que la parte inicial de la gréfica esfuerzo-deformacién puede ser aproximada por la recta OP de las figuras 1.21 y 1.22. En este intervalo, el esfuerzo y la deforma cién son proporcionales entre si, de manera que cualquier incremento en esfucrzo resultaré de un aumento proporcional a la deformacién. El esfuerzo en el limite del punto de proporcionalidad P se conoce como limite de proporcionalidad. Limite elistico Si se retira una_pequefta parte de Ia carga aplicada sobre la pieza a prucba, Ia aguja del extensmetro regresara a cero, indicando que la defor- macién producida por la carga es elistica, Si la carga se aumenta continuamente, se libera después de cada incremento y se revisa el extens6metro, entonces se alcan- zaré un punto en que la aguja no regresard a cero. Esto indica que ahora el mate- Fial tiene una deformacién permanente; por tanto, el limite eléstico puede definirse ‘como el esfuerzo minimo al que ocurre la primera deformacion permanente. Para la mayoria de los materiales estructurales, el limite eléstico tiene casi el mismo valor numérico que el limite de proporcionalidad. Punto de cedencia 0 fluencia Conforme ia carga en la pieza a prueba aumenta is alld del limite eléstico, se alcanza un esfuerzo al cual el material continiia de- forméndose sin que haya incremento de Ia carga. El esfuerzo en el punto Y de la figura 1.21 se conoce como punto de cedencia o fluencia, Este fenémeno ocurre s610 cn ciertos materiales dactles. El esfuerzo puede disminuir €ealmente por un momen- to, resultando en un punto de cedencia superior y en uno inferior. Como el punto de cedencia es relativamente fécil de determinar y Ia deformacién permanente es pequefia hasta el punto de cedencia, constituye un valor muy importante de conside- rar en el disefio de muchas partes para maquinaria cuya utilidad se afectaria si ocu- rriera una gran deformacion permanente. Esto es vilido solo para materiales. que cexhiban un punto de cedencia bien def CAP, 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 53 @ © Detormacién unitaria lelormacion permanente especiicada Fig. 1.22 Grafica esfuerz0-delormacion para un material trdgi Resistencia de cedencia o fluencia La mayoria de los materiales no ferrosos y los aceros de alta resistencia no tienen un punto de cedencia definido. Para estos mate- riales, la méxima resistencia itil corresponde a la resistencia de cedencia, que ¢ el esfuerzo al cual un material exhibe una desviacién limitante especificada de 1a pro- Porcionalidad entre el esfuerzo y la deformacién. Por lo general, este valor se deter- ‘mina por el “método de la deformacién permanente especificada”. En la figura 1.22, la deformacién especificada OX se marca sobre el eje de Ia deformacién, En segui- da, se traza la linea XW paralela a OP, localizando de esta manera el punto Y y la intersecci6n de la linea XW con el diagrama esfuerzo-deformacién. El valor del esfuerzo en el punto Y indica la resistencia de cedencia o fluencia. El valor de la deformacién permanente especificada esta generalmente entre 0.10 y 0.20% de la longitud calibrada.. Resistencia limite Conforme ‘aumenta la carga aplicada sobre la pieza a prueba, el estuerzo y la deformacién se incrementan, como lo indica la porcién de la cur- va YM (fig. 1.21) para un material ducti, hasta que se alcanza el esfuerzo méxi- mo en el punto M, por tanto, la resistencia limite o la resistencia de tensién es el esfuerzo méximo desarrollado por el material, basado en et area transversal original. ‘Un material frégil se rompe cuando es llevado hasta la resistencia limite (punto B de la figura 1.22), en tanto que el material dict continuard alargéndose. Resistencia a la ruptura Para un material dictil, hasta el punto de resistencia Limite, la deformacién es uniforme a lo largo de la longitud de la barra. Al esfuer- zo méximo, la muestra experimenta una deformacién localizada 0 formacién de cuello y la’ carga disminuye conforme el rea decrece. Esta elongacién en forma 54 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA de cuello es una deformacién no uniforme y ocurre répidamente hasta el punto en que el material falla (fig. 1.23). La resistencia a la ruptura (punto B, fig. 1.21), determinada al dividir la carga de ruptura entre el drea transversal original, es siem~ pre menor que la resistencia limite. Para un material frégil, la resistencia limite y la resistencia de ruptura coinciden. Ductilidad La ductilidad de un material se determinaré a partir de ta cantidad de deformacién que Te es posible soportar hasta que se fractura, Esta se determina en luna prueba de tensién mediante dos mediciones: Elongacién Se determina juntando, después de la fractura, las partes de la mues- tray midiendo la distancia entre las marcas puestas en la muestra antes de la prueba, Ly— Ly a x 100 (1.10) Elongacién (por ciento) longitud de la medida final, Ly = longitud de la medida original, generalmente 2 pulg, Al reportar el porcentaje de elongacién, debe especificarse la longitud de la me- {ida original, ya que el porcentaje de elongacién variaré de acuerdo con la longi- 1 Fig. 1.23 Muosta tensil antes y después de que ef material fale, i CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 55 Reduccién en érea Esta también se determina a partit de las mitades rotas de ta muestra bajo la tensién, midiendo para ello el 4rea transversal minima y con Ia f6rmula: AA Reducién en ea (porcenaje) = 2°42 100 catty donde Ay = area transversal original Ay = tea transversal final Médulo de clasticidad © médulo de Young Considérese Ia porcién recta de la curva esfuerzo-deformacin. La ecuacién de una linea recta es y = mx + b, donde y es el eje vertical (en este caso, esfuerzo) y x el eje horizontal (en este caso, de- formacién). La intercepcién de la recta con el eje y es b, y en este caso es cero, ya que la recta pasa por el origen. La pendiente de la recta es m. Cuando se des- peja m de la ecuacién, Ia pendiente es igual a y/x. De esta manera, se puede de- {erminar la pendiente de la recta dibujando un tridngulo rectingulo cualquiera y encontrando la tangente del dngulo 4 (fig. 1.22), que es igual a y/x 0 esfuerzo/de- formacién. La pendiente ¢s realmente la constante de proporcionalidad entre esfuer- 2 y deformacién cuando se esté abajo del limite de proporcionalidad y se conoce como médulo de elasticidad 0 médulo de Young. El médulo de elasticidad, indicacién de la rigidez de un material, se mide en li- bras por pulgada cuadrada; por ejemplo, el médulo de elasticidad del acero es 30 millones de Ib/pulg* aproximadamente, en tanto que el del aluminio es 10 millones de Ib/pulg®. Por ende, el acero es aproximadamente tres veces mas rigido que el aluminio. El médulo de elasticidad es una propiedad muy ‘itil de la Ingenieria y aparecera en formulas relacionadas con el disefio de vigas y columnas, en las que 1a rigidez es importante. 1.81 Esfuerzo-deformacin verdaderos La prucba convencional de tensién descrita antes dard valiosa informacién hasta aproximarse y llegar al punto de ce- dencia. Mas alld de este punto, los valores de esfuerzo son ficticios, ya que el area transversal real se reduciré considerablemente. El esfuerzo verdadero se determina al dividir la carga entre el area transversal existente a esa intensidad de carga. La deformacién real se determina al dividir el cambio en longitud entre la longitud inmediatamente precedente. El diagrama estuerzo-deformacién real (fig. 1.24) a informacién dtil concerniente al flujo plést'co y la fractura de metales. 1.32 Recuperacién (resistencia) y durezu Es posible dividir el diagrama es- fuerzo-deformacién en dos partes, como se muestra en la figura 1.21. La parte a {a izquierda del limite eldstico puede definirse como intervalo eldstico y Ia de la derecha como intervato plastico. El area bajo la curva en el intervalo eldstico (rea OPR) es una medida de la energia por unidad de volumen que puede absorber el material sin sufrir deformacién permanente. Este valor se conoce como mé- dulo de recuperaciin o resistencia. La energia por unidad de volumen que puede absorber un material (el area bajo la totalidad del diagrama esfuerzo-deformacién) hhasta el punto de fractura se conoce como tenacidad, Esta es principalmente una Propiedad del intervalo pléstico, ya que s6lo una pequefa parte de la energia total absorbida es energia eldstica que puede recuperarse cuando se suprime el esfuerzo. 56 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Cura estuerz0-deformacién verdaderos, Curva estuerzo-detormacion cordinarios Estuerzo Detormacién Fig. 1.26 Gratica estuerz0-deformacién verdaderos y esluerzo-deformacion convencionales para. un cero dict 1.33 Prueba de impacto Aunque la tenacidad de un material puede obtenerse calculando el drea bajo el diagrama esfuerzo-deformacidn, la prueba de impacto indicaré la tenacidad relativa. Por lo general, para las pruebas de impacto se utilizan muestras tipo muesca. Dos tipos de muesca de tipo general se utilizan en prucbas de flexién por impacto: a muesca ojo de cerradura y la muesca en V. Asimismo, se utiizan dos muestras, fa Charpy y la Izod, como se ve en la figura 1.25. La muestra Charpy se coloca en un tomnillo de banco de manera semejante @ una vga sencilla soportada en ambos extremos, en tanto que la muestra Izod se coloca en el torillo de banco de modo que un extremo quede libre y sea, por tanto, una viga volada. La maquina de impacto ordinaria tiene un péndulo oscilante de peso fijo, que es elevado a una altura esténdar, dependiendo del tipo de muestra que se pretende pro- bar (véase Ia fig. 1.26). A esa altura, con referencia al tomillo de banco, el péndulo tiene una cantidad definida de energia potencial. Cuando el péndulo se’libera, esta energia se convierte en. energia cinética hasta que golpea a a muestra. La muestra Charpy se golpearé atrés de la muesca en V, en tanto que la muestra Izod, colocada con la muesca en V de cara al péndulo, se golpeard arriba de la muesca en V. En cualquier caso, una parte de la energia del péndulo se utilizara para romper la mues- tra, provocando que el péndulo se eleve en el.lado opuesto de Ia maquina a una altura menor que aquella con que inicié su movimiento desde ese mismo lado de la maquina, El peso del péndulo multiplicado por la diferencia de alturas indicaré la energia, generalmente en libras-pie, absorbida por Ia muestra, 0 sea la resisten- cia al impacto de la muestra con muesca De la descripcin de la prueba, es obvio que la prueba de impacto a la cual se sujet6 la barra mellada no da la tenacidad verdadera, sino su comportamiento en funcién de una muesca en particular; sin embargo, los resultados son titiles para pro- pésitos de comparacién, La prueba de la barra mellada se utiliza en las industrias aerondutica y automotriz, que han encontrado, por experiencia, que la prueba de CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 57 fon ase ae iooiore 4 ay Sen Tose iy ‘2350 Muesca en V tipo Charpy iy oot t “Lie RL 1o33a]T _ 58mm TT Lion 1 Frconte de ta seguete ‘a35e1 Lenn} 0 menos Mussca ojo de eerradura tipo Charpy one, ean 2000 ee as 9 apd “y To Laon AT LDiowe 0.25mn 2385) (03904 (oor VViga volediza tipo Izod Fig. 1.25 Muestras para pruebas de impacto tipo ‘muesca, (Con autoracién de "Tentative methods for notched-bar impact testing of metalic’ mate- rials", ASTM Designation £23-86T) alta resistencia al impacto generalmente garantizaré un servicio satisfactorio de las piezas que pueden experimentar cargas de choque o impacto. 1.34 Pruebas de fatiga Estas son pruebas de tipo dinémico que determinan el comportamiento relativo de Tos materiales cuando se les somete a cargas repetidas 0 fluctuantes. Procura simular Tas condiciones de esfuerzo desarrolladas en las partes de una maquina por la vibracién que producen las cargas efclicas. La magnitud del esfuerzo puede establecerse con la maquina, y el tipo de esfuerzo (tensiSn, com presién, doblamiento, o torsién) lo determinan la méquina y el tipo de muestra probada, El esfuerzo al que se somete 1a muestra durante 1a prucba varia continuamente entre dos valores, de fos cuales el maximo suele ser menor que el de la resistencia de ccedencia del material. Los ciclos de esfuerzo se aplican hasta que se alcanza la falla de la muestra o un ntimero de ciclos limite. Entonces, tales resultados se grafican en una escala semilogaritmica con el esfuerzo $ como ordenada y el niimero de ciclos N, que produjeron la falla, como abscisa, El ‘timite de aguante 0 continuacién” de cualquier material esté defnido como el esfuerzo limite por abajo del cual el metal soportaré un gran nimero indefinido de ciclos de esfuerzo sin fracturarse. En ese punto de la curva S-N, la curva resulta Paralela a la abscisa. Para el acero, esto ocurrira a los 10° ciclos de esfuerzo aproxi- madamente; sin embargo, para algunas aleaciones no ferrosas, la curva no se hace horizontal, y el término limite de aguante se refiere a menudo al esfuerzo vorrespon- ‘58 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Fig. 1.28 Maquina de prusba al impacto. (Ame- iek/Testing Equipment Systems, East Moline, Ii) diente a algin niimero de ciclos. La figura 1.27 muestra una gréfica S-N tipica para un acero de aleacién tratado térmicamente, un acero de mediano carbono tra~ tado térmicamente, una aleacién de cobre-aluminio y hierro fundido gris. Las pruebas de fatiga se utilizan ampliamente para estudiar el comportamiento de los materiales no s6lo para abservarlos bajo distintos tipos e intensidades de car- gas fluctuantes, sino también para determinar el efecto de la corrosién, las condici res de superficie, la temperatura, el tamatio y la concentracién de esfuerzos. 1.35 Pruebas de fluencia La prueba o ensayo de fluencia determina el cambio continuo en la deformacién de un material a temperaturas elevadas cuando est some tido a un esfuerzo inferior al valor de Ia resistencia de cedencia. Los resultados son importantes en el disefio de aquellas partes para méquinas expuestas a temperaturas clevadas. El comportamiento de la fluencia se estudiaré con mayor detalle en el capitulo 13. ENSAYOS 0 PRUEBAS NO DESTRUCTIVAS 1.36 Introduccién Una prueba no destructiva es el examen de un objeto efectua- do en cualquier forma que no impida su utilidad futura. Aunque en la mayoria de Jos casos, las pruebas no destructivas no dan una medicién directa de las propieda- ‘des mecénicas, son muy valiosas para localizar defectos en los materiales que po- rian afectar el funcionamiento de una pieza de una maquina cuando entra en ser- io. Dicha prueba se emplea para detectar materiales defectuosos antes de que las partes componentes sean formadas o maquinadas; para detectar componentes defec- tuosas antes de ensamblar; para medir el espesor de un metal u otros materiales; CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 59 +09) - % se > HTP Ss cree Po aa] i a a { ea TC ag aa 00 Fig. 1.27. Gratica $-N (ciclo-estuerzo). (Tomada del Metals handbook", ed. de 1948, American Society for Meals, Metals Pars, Ohio.) para determinar el nivel de liquide o el contenido de sélido en recipientes opa- os; para identifcar y clasificar materiales; y para descubrir defectos que pudieran desarrollarse durante cl procesamiento o el uso. Las partes también pueden exami- narse cuando estén en servicio, lo que permitira su remocién previa a la ocurrencia de una falta. Las pruebas no destructivas se utiizan para hacer productos més confiables, seguros y econdmicos. Aumentar la confiabilidad mejora 1a imagen publica del fa- bricante, que conduce a mayores ventas y ganancias. Ademds de io anterior, los, fabricantes recurren a estas pruebas para mejorar y controlar los procesos de fa- bricacién, ‘Antes de Ja Segunda Guerra Mundial, las pruebas no destructivas no eran impe- Fiosas, debido a los grandes factores de seguridad introducidos en casi todos los productos que se fabricaban. En efecto, ocurrian fallas de los materiales estando en servicio, pero el papel de las imperfecciones de los materiales en tales fallas no estaba entonees totalmente reconocido; por tanto, poco esfuerzo concentrado se hacia para encontrarlas, Durante ¢ inmediatamente después de la Segunda Guerra Mun- dial, Ia significancia de las imperfecciones en la vida itil de un producto adquirié mayor importancia, En el disefio de aviones, en la tecnologia nuclear y eh la explo- racién espacial, 1s altos riesgos y costos han impuesto que sea esencial una maxima confiabilidad. Al mismo tiempo, ha habido un desarrollo extensivo en todos los, métodos de inspeccién, tanto en trabajos industriales como cientificos. Hay cinco elementos bsicos en cualquier prueba no destructiva 1 Fuente Una fuente que proporciona un-medio de sondeo, es decir, algo que puede usarse con el fin de obtener informacién del articulo bajo prueba. 2 Modificacién Este medio de sondeo debe cambiar o ser modificado como re- sultado de las variaciones o discontinuidades dentro del objeto sometido a prueba. 3 Deteceién Un detector que puede determinar los cambios en el medio de sondeo. 4 Indicacién Una forma de indicar o registrar las sefiales del detector. 5 Interpretacién Un método de interpretar estas indicaciones. 60 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA ‘Aunque hay en uso una gran variedad de pruebas no destructivas garantizadas, en esta seccién s6lo se estudiardn los métodes mas comunes y un método reciente- mente ideado, Los métodos de pruebas o inspecciones no destructivas més comu- Radiogratia Inspeccién por particulas magnéticas Inspeccién por penetracidn fluorescente Inspecci6n ultras6nica Inspecci6n por corrientes eléctricas parésitas 1.37 Radiogratia de metales La radiografia de metales se puede realizar me- diante rayos X o rayos gamma —rayos electromagnéticos de longitud de onda corta capaces de atravesar espesores de metal relativamente grandes. Los rayos gamma se pueden obtener ya sea de un material radiactivo natural (como el radio) 0 de un is6topo radiactivo (como el cobalto 60). La radiacién gamma es més penetran- te que los rayos X, pero su sensibilidad inferior limita su aplicacién. No hay forma de que la fuente se pueda regular para examinar espesores variables 0 con contras tes, y generalmente requiere mucho més tiempo de exposicién que el método de rayos X. ‘Los rayos X se producen cuando la materia es bombardeada por un haz de elec- frones que se mueven répidamente. Cuando los electrones se detienen de repente por la materia, parte de su energia cinética se convierte en energia de radiacién 0 rayos X. Las condiciones esenciales para la generacién de rayos X son: a) un fila- mento (cétodo) que proporciona la fuente de electrones que se dirigen hacia el obje- caja de seguridad Tubo de rayos X Sosten de plomo _- para faciltar objetivo — [a soldadura Pelicula de rayos X Soldadura Fig. 1.28 Representacién esquemstica del uso_de tos rayos X para exeminar una placa soléads. (Toma: da del "Basic metallurgy", vo. 2, American Society for Motals, Metale Park, Ohio, 1954) CAP. 1, LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 61 0 62 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Indicador Material que se inspeceionard Fuente de ragiacion Fig, 1.90 Medidor del espesor de un material por medio de radiacion tivo, b) un objetivo (dnodo) localizado en la trayectoria de los electrones, ¢) una diferencia de voltaje entre el,cétodo y el énodo, con lo que se regulara la veloc dad de los electrones que inciden sobre el objetivo, rogulando la longitud de onda de rayos X producidos, y d) un medio de regular la corriente del tubo para controlar tl niimero de electrones que chocan contra el objetivo. Los requisites a) y ) los proporciona generalmente el tubo de rayos X. La figura 1.28 muestra esquemética- mente el uso de los rayos X para examinar una placa soldada. Los rayos X son peli grosos y deben emplearse medidas de seguridad adecuadas para proteger al perso- nal que los maneja, ‘Una radiografia es una fotografia sombreada de un material més o menos trans- parente ala radiacién. Los rayos X oscurecen la pelicula, de modo que las regiones de menor densidad que permiten facilmente la penetracién de éstos aparecen oscuras fen el negativo, comparadas con las regiones de mayor densidad que absorben mis radiacién. De este modo, un orificio o una fractura aparece como un érea més fscura, en tanto que las inclusiones de cobre en una alcacién de aluminio aparecen como Areas més claras (véase la figura 1.29). "Aunque Ia radiografia de metales se ha utilizado principalmente para revisar pie~ 2as fundidas y productos soldados, también puede usarse para medir el espesor de fos materiales, La figura 1.30 muestra una forma sencilla de medir el espesor de un ‘material por medio de radiacién. ‘La radiacién de la fuente se ve influida por el material sometido a prucba. Con- forme el espesor aumenta, la intensidad de radiaci6n que aleanza al detector dismi- ‘nuye. Si la respuesta del detector es calibrada con base en espesores conocidos, la Tectura del detector se puede usar para indicar el espesor del material revisado, Con un circuito de retroalimentacién adecuado, el detector puede emplearse para con- trolar el espesor entre limites predeterminados, 1.38 Inspeccién por particulas magnéticas (Magnaflux) Este cs un método para detectar Ia presencia de fisuras, recubrimientos, rasgones, inclusiones y discon- finuidades semejantes en materiales ferromagnéticos como el hierro y el acero. El método detectard discontinuidades de la superficie demasiado finas para apreciarse a simple vista y también detectaré discontinuidades ligeramente por debajo de Ia su- perficie. No es aplicable a materiales no magnéticos. ‘La inspeccidn por particulas magnéticas puede realizarse en diversas formas. La pieza que va a inspeccionarse puede magnetizarse y luego cubrirse con finas par- las magnéticas (polvo de hierro); esto se conoce como método residual. O bien, cal 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 63 la magnetizacién y aplicacién de las partculas puede hacerse simultineamente, 1o cual #8 conoce coro meiodo continuo” Las partiules magnétcas pueden mantener se en suspensin en un liguido que se vierte sobre la pieza, ola picza puede sumer girse en la suspension (método hiimedo). En algunas aplicaciones, las particulas, en forma de polvo fino, se esparcen sobre la supesticie de la pieza de trabajo (método seco). La presencia de una discontinuidad se revela por la formacién y adherencia de un arreglo caracterstico de las particulas sobre la discontinuidad en Ia superfi- cie de la pieza de trabajo, Este arreglo recibe el nombre de indicacin y adquiere la forma aproximada de la proyeccién superficial de la discontinuidad. El método Magnaglo,ideado por la Magnaflux Corporation, es una variante de Ia prueba Mag- nafiux. La suspension vertida sobre Ia picza de trabajo magnetizada contiene par- ticulas magnéticas fluorescentes. Entonces, la pieza de trabajo se observa bajo luz regi, con To cual ls incacionesdetcan ms clarmente uando la discontinuidad esté abierta a la superficie, el campo magnético se fuga hacia la superficie y forma pequetos polos nore y sur que atracn a las par ticulas magnéticas (véase Ia figura 1.31). Cuando pequefias discontinuidades estan bajo la superficie, alguna parte del campo aiin podria desviarse a la superficie, pero Ja fuga es menor y se atraen menos particulas, con lo que la. indicacién obtenida es mucho més débil. Si la discontinuidad esté muy lejos por debajo de la superficie, no habré ninguna fuga del campo magnético y, en consecuencia, no se obtendré alguna indicacin. Es necesario empleat apropiadamente métodos de magnetizaci6n, para asegurar que el campo magnético formado esté perpendicular a la discontinui- dad y lograr la indicacién més clara, Como se muestra en la figura 1:32, para obtener una magnetizacién longitudinal, 1 campo magnetico puede producirse én una direccién paraela a lo largo del ej¢ mayor dela pieza de trabajo colocando la pieza en una bobina excitida por una co- tiente eléctrica, de modo que el eje més largo de la pieza esté paraelo al eje de la bobina. Entonces la parte metiica se converte en el nécleo’ de un electroimén Y Se magnetiza por induccidn del campo magnétio creado pot la bobina. Cuando se Las partculas se. adhieren al dstecto como las tachuelas aun iman ——___ Mesa Detecto 5} etnies AAI inducitse un campo magnético deato de la parte que se inspeccioner y aplicar un fevestimionto de pariculas magnéticas, las tguas de ta Supe ee hacen vibes 9 lab "gure, an esto, fomen nuevos poe ( | —_—__»—___) tmagnetcas Fig. 1.31 Principio de ta prueba Magnatiux (Magnatlux Corporation, Chicago, IIL) 64 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA tienen partes muy largas, se magnetizan parcialmente, moviendo Ia bobina a 1o largo de la longitud de la pieza. En el caso de magnetizacién circular, también mostrada fen Ja figura 1.32, fécilmente se produce un campo magnético transversal al eje ma- yor de la pieza de trabajo, pasando la corriente de magnetizacién a través de la pieza y recorriendo todo lo largo de su ej. La corriente directa, la corriente alterna y la corriente alterna rectificada se em- plean con fines de magnetizaci6n. La corriente directa es més sensible que la alterna para detectar discontinuidades no abiertas a la superficie. La corriente alterna de~ fectard discontinuidades abiertas a la superficie y se emplea cuando la deteccién de este tipo de discontinuidad es el dinico fin de la prueba. Cuando la corriente alterna cst rectficada, proporciona un campo magnético més penetrante. La sensibilidad del método de inspecci6n por particulas magnéticas se ve afectada por muchos factores, incluyendo la concentracién de la suspensién indicadora, el tiempo de contacto de Ia suspensién con la pieza, el tiempo permitido para que se formen las indicaciones, el tiempo que se mantiene activa la corriente de magnetiza cidn, y la intensidad de la corriente de magnetizaciOn. La figura 1.33 muestra algu- nos ejemplos de fisuras detectables por Magnaflux o Magnaglo. campo magnetico| rtente — bina Fura Sets Ae Bovina Campo magnetico Corfente electrics vw Fig. 1.92 lustracion ée dos clases de magnetiza- Gh: a), Magnetizacion longitudinal; 6)" magneti- Gacton cirevar. (Magnallux Corporation, Chicago, Hl) Fig. 1.33 Detectos tplcos mostados por Magne flux y Magnaglo, @) Presencia de fisuras por ne tase: b) fsura por faiga enn clgueta! Ge evion 6)" sures por funcven en una ‘rec funda Ge a cerca. doetrpedo) lata ttcan deh imolor a chorto de aie caliente, (Magratiux Corpors tion, Chicago, i) ° ° 1, LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 65 68 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Todas las partes compuestas de méquinas que han sido magnetizadas para su ins- peccién deben someterse a un proceso de desmagnetizacién. Si estas partes se ponen ‘en servicio sin desmagnetizarlas, atraerdn limaduras, polvos metilicos, rebabas y otras particulas de acero que pueden rayar, y por tanto dafiar, los cojinetes y otras piezas de la maquinaria. La deteccién de partes que no han sido desmagnetizadas se logra, por lo general, manteniendo una brijula en el banco de montaje, 1.39 Inspeccién por penetracién fluorescente (Zyglo) Este es un método sensible no destructivo con el que se pueden detectar pequefias discontinuidades ‘como fisuras, contracciones y porosidades que afloren a la superficie. Aunque este método puede aplicarse tanto a materiales magnéticos como a no magnéticos, se usa principalmente en materiales no magnéticos. Se puede recurrit a varias t€cni- cas penetrantes para revisar cualquier material homogéneo que no sea poroso, como metales, vidrio, pléstico y algunos materiales cerdmicos. Las partes que van a probarse se tratan primero con un trazador o colorante.* Por lo general, los trazadores son liquidos ligeros, de apariencia accitosa que se aplican a la prueba por inmersién, rociado 0 con una brocha, o de alguna otra manera conveniente, El trazador es absorbido dentro de Ias fisuras y otras discon- tinuidades por una fuerte accién capilar. Después que el trazador ha tenido tiernpo de filtrarse, los residuos restantes sobre la superficie se limpian 0 se lavan. Esto permite al trazador permanecer en todas las discontinuidades que afloran a la su- perficie. A continuacién, la pieza que se esta revisando se trata con un polvo seco © una suspensién de polvo en un liquido. Este polvo o revelador actiia como una esponja que atrae al trazador fuera del defecto y aumenta el tamafio del rea de indicacién, A fin de que el proceso de inspeccién sea eficaz, el trazador debe ser observado fécilmente en el polvo revelador. Un método para facilitar la inspeccién es usar colores contrastantes para el trazador y el revelador. Una combinacién muy comiin es utilizar un revelador blanco y un colorante rojo. Otro método consiste en usar un trazador fluorescente, La figura 1.34 muestra los pasos principales en la inspecciéa por medio de un trazador fluorescente. Los Peneva Revela Inspecciona AN El agua rociada @i- | El reveiador acta | La uz negra nace mina" el penetrate | como”"una esporia. | que al penevanta se | (e'ls cupertice, pe- tope: | veo torescente en ‘ono dea teuia tera cela | lo eecuro centro dela au fe por ura “Werte |scogn caper Fig. 1.24 Pasos principales en el métoda de in: peccién por penetranto fuorescente, NN. de R. "Trazador 0 colorante es el nombre genérico con el que fe conocen las sustan cias que penetran en as fsuras. CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA Fig. 1.35. Inspeccién del cuerpo de une valvula de cero inoxidable no magnélico por un penetrante ftuorescente, (Magnatiux Corporation, Chicago, Ii) pasos son exactamente los mismos que los descritos con anterioridad, excepto que €! liuido penetrante contiene un material que emite luz visible cuando se expone a una radiacién ultravioleta, Las limparas que emiten luz ultraviolet se llaman Lam- paras negras, porque la luz visible que podrian emitir normalmente es detenida por un filtro, haciéndola aparecer negra o pirpura oscuro. Cuando la parte que va a ser revisada se observa bajo la luz negra, el defecto aparece como una marca fuo- rescente que brilla contra un fondo negro. La figura 1.35 muestra el cuerpo de una vlvula de acero inoxidable no magnético al ser probado con un trazador flu- rescente. La inspeccién por trazador luorescente se emplea para localzar fisuras y con- tracciones en piezas fundidas, fisuras en la fabricaciOn y reesmerilado de herramien- tas de carburo, isuras y hoyos en estructuras soldadas, fsuras en hojas de turbinas de vapor y de gas, y fisuras en sisladores cerimicos para bujias y aplicaciones elec: trénicas 4.40 Inspeccién ultrasénica Un método muy antiguo ¢s utilizar ondas de so- nido para determinar defectos. Si una pieza de metal es golpeada con un marillo, roduc ciertas notas audible, las cuales pueden alterarse en resonancia y tone por la presencia de imperfecciones intemas. Sin embargo, esta técnica de golpear con lun martllo y escuchar el sonido correspondiente es stil slo para detectar grandes detectos. Un método més depurado consiste en utilizar ondas de sonido fuera de intervalo auditvo, con una frecuencia del a $ millones de Hz (ciclos por segundo) —de aqui el término ultrasénico. El método uitrasonico es una prueba no destrctiva, con- fiable y répida que emplea ondas sonoras de alta frecuencia producidas electrénica- 68 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Sofa rollejada Imperteccién interna Trdicador asauter cee caviar can can Muestra bajo prucba Fig. 1.96 Melodos de. inspeccién ultaséni- ‘03, ol de transmision y el de eco-pulsos. mente que penetrardn metales, Iiquidos y muchos otros materiales a velocidades de varios miles de pies por segundo. Las ondas ultrasGnicas para ensayos no destruc- tivos generalmente las producen materiales piezoeléctricos, los cuales sufren un cam- bio en su dimensin fisica cuando se someten a un campo eléctrico. Esta conversién de energia eléctrica a energia meefnica se conoce como efecto piezoeléctrico. Si se aplica un campo eléctrico alteno a un cristal piezoeléctrico, el cristal se expanderd durante la primera mitad del ciclo y se contraeté cuando el campo eléctrico se invierta, Al variar la frecuencia del campo eléetrico alterno, se puede variar la fre~ cuencia ‘de la vibracién mecénica (onda sonora) producida en el cristal. El cuarzo fs un transductor ultrasénico ampliamente utilizado. Un transductor es un disposi- tivo que convierte una forma de energia a otra, La figura 1.36 muestra dos métodos de prueba ultrasénicos comunes: el de trans~ misién continua y el de eco-pulsos. El primero utiliza un transductor en cada lado del objeto que va a revisarse. Si al cristal transmisor se le aplica un pulso elée- ttico de Ia frecuencia deseada, las ondas ultras6nicas producidas se desplazaran a través de la muestra hasta el otro lado, El transductor de recepeién situado en el lado opuesto recibe las vibraciones y las convierte en una sefial eléctrica que se Rete foede ipetetn vote t [- Retoxén dese a WL Putco inician superficie trasera desde ot ‘el material Ree ee Fig. 1.37 Grafica en un osclioscoplo por el mé odo de eco-puleoe de Inspeccién ultrassnica. ‘CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 69 puede amplificar y observar en el tubo de rayos catédicos de un osciloscopio, ur mmedidoro algun oro indicador. la onda ultra6nicavijaa través dela muesta sin encontrar ninguna imperfecci6n, la sefial recibida seré relativamente grande. Si hay mperfeccién en la trayectoria de la onda ultrasGnica, parte de la energia se reflejaré y Ia sefial que recibird el transductor de recepcién se reducirs EI método de eco-pulso utiliza s6lo un transductor que sirve como transmisor y como receptor. La gréfica en un osciloscopio cuando se utiliza el método de eco- pulso serfa semejante a la de la figura 1.37. Conforme la onda sonora penetra en el ‘material sometido a prueba, parte de ella se refleja de vuelta al cristal, donde se convierte en un impulso eléctrico. Este impulso se amplia y hace visible, apareciendo como una indicacién o seital sobre la pantalla del osciloscopio. Cuando Ia onda sonora aleanza el otro lado del material, se refleja de regreso al cristal y se ve como otra sefal sobre Ia pantalla hacia la derecha de la primera sefial. Si hay imperfec- cin entre las superfcies frontal y posterior del material, se delatard sobre la panta- lla como una tercera seftal entre las dos indicaciones correspondientes a las super Fig. 1.38. nspeccion utaxénieapor inmersion fr un langue agua, transiee! Metta Corporation) om 8 seat 70 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA TABLA 1.8 Principales métodos de prusbas no destructivas CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA TABLA 1.8 (Continuacién) n Método de inspeccién Cuindo userlo Dénde usarlo Corrientes pardsitas Para medir variaciones en espesor de paredes de metales o capas delgadas; para detectarcosturas 0 vetas Iongitudinales 0 fisuras en tubos; para determinar ratamientos térmicos y composiciones metélicas para st clasifcacion, Tuberia y barras, partes de ‘geometria uniforme, placas 0 materiales planos, 6 liminas y alambre. Ventajas Limitaciones Alta velocidad, ningin contacto, automética resultado de las muchas variables; s6lo es stl para materiales conductores; profundidad de penetracin Vimitada, Proporeiona un registro permanente en la pelicula; funciona bien en secciones delgadas; alta sensibilidad; téenicas de fiuoroscopia disponibles; nivel de energia ajustable Alto costo inicial; es necessria una fuente de poder; riesgo por radiaci6n; se necesitan téenicos ‘entrenados. Detecta gran variedad de imperfecciones; da un registro permanente; porttil; bajo costo inicial; 1a fuente de suministro fs pequefia (itil para tomas internas); hace exposiciones panorimicas, Un nivel de energia por fuente; riesgo por radiacién; se necesiten ‘éenicos entrenados; la fuente pierde potencia continuamente Econ6mico, de principio sencillo, fil de efectuar; portatil (para prueba de campo); rpido ara pasha durant la producién EL material debe ser magnético; se requiere desmagnetizacion después de la prueba; fuente de potencia necestria; Ias_partes ddeben limpiarse antes de terminar de fabricar, laminaciones, inclusiones, pporosidad; para determinar 1a estructura de grano y espesores. Radiografa Para detectar imperfecciones y | Ensambles de partes electrénicas, rayos X efectos interns; para encontrar | piezas coladas, recipientes fallas en soldadura, fisuras, vetas| soldados; prueba de campo de © costuras, porosidad, hoyos, | soldaduras; inspecciones de inclusiones, falta de fusiéa; | corzosién; componentes para medie variaciones {de materiales no metéicos. fen espesor. Gamma Para detectar imperfecciones | Forja, fundiciones, tuberia, rayor X interna, fsuras, vetas o costuras, | recipientes soldados; prucba de hhoyos, inclusiones, defectos de | campo de tuberias soldadas; soldadura; para medie variaciones| inspecciones de corrosin. de espesor, Particula Para detectar imperfecciones | Solo para materiales magnética superficiales © subsuperficiales no | ferromagnéticos; partes de profundas, suras, porosidad, | cualquier tamafo, forma, inclusiones. no metalicas y composicién 0 tratamiento defectos de soldadura, térmico. Penetrante ara localizar fisuras ‘Todos los metales, vidrio y superficiales, porosidad, traslapes, | cerdmieas, piezas coladas, foriss, efectos por falta de calor, partes maquinadas y herramientas falsas uniones, fatiga y fisuras | de corte; inspecciones de campo. por esmerilado, Eco:pulso Para encontrar defectos internos,| Todos los metales y materiales ultrassnico fisuras, falsas uniones, no metélicos duros; iminas, tubos, varillas, forias, piezas coladas; prueba de campo y produccién; prueba de partes en fervicio; uniones de enlace adhesivas y soldadas. Sencillo de aplicar, portétil, ipido, bajo costo; resultados ficiles' de interpreter, no necesita Preparativos complicados, Limitado a defectos superficiales; las superfcies deben estar limpias. Rapido, confiable, fécil de operar; feclita 1a automatizacin, los resultados de la prueba se conocen de inmediato; relativamente portitil, muy exacto, sensible Requiere contacto © inmersién de Ia parte, y ta interpretacin de lecturas; necesita entrenamiento 72 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Fig. 1.39 Probader por corrientes parésitas y dos obinas. (Magnetic Analysis Corporation, Mount Vernon, NY.) ficies frontal y posterior. Como las indicaciones en la pantalla del osciloscopio miden cl tiempo transcurrido entre la reflexién del pulso desde las superfcies frontal y posterior, Ia distancia entre indicaciones es una medida del espesor de! material Por tanto, la localizacién de un defecto puede determinarse con exactitud por la indicacién que aparece sobre la pantalla, En general, las superficies uniformes y lisas son més apropiadas para la prueba de pulso de mayor frecuencia; por tanto permiten detectar defectos mas pequeiios. La transmisin adecuada de la onda ultrasénica tiene gran influencia en la con- fiabilidad de los resultados de la prueba. Para partes de mayor tamafio, una pel cula de aceite asegurard un contacto apropiado entre la unidad del cristal de bis- queda y la pieza a prucba. Las partes més pequefias pueden colocarse en un tan- que con agua, aceite o glicerina, La unidad del cristal de bisqueda transmite ondas Sonoras a través del medio y penetrarén en el material que se examina (fig. 1.38) Un estrecho examen de la pantalla del osciloscopio de esta gréfica permitiré ver la presencia de tres sefiales. La sefal de la izquierda indica el frente de la pieza, la de Ia derecha la parte posterior de la pieza y Ia sefial més pequefia del centro indica tuna imperfeccién. La inspeccién ultrasénica se utiliza para detectar y localizar defectos como cat dades de contraccién (rechupes), vacios o fisuras internas, porosidad y grandes in- clusiones no metélicas. El espesor de pared se puede medir en recipientes cerra- dos 0 en casos en que tal medicién no puede hacerse de otra manera. 441 Inspeceién por corrientes eléctricas pardsitas Las técnicas por co- rrientes pardsitas se utilizan. para inspeccionar eléctricamente materiales conduc- tores en ‘busca de defectos, irregularidades en estructura y variaciones en compo- sicién. En la prueba por corrientes parésitas, si una fuente de corriente alterna se conecta a una bobina se produce un campo magnético variable. Cuando este cam- po se coloca cerca de una muestra a prueba, capaz de conducir una corriente Clécttica, se inducirén en a muestra corrientes pardsitas. A su vez, estas corrientes producirin un campo magnético propio. La unidad de deteccién. medird este nuevo Campo magnético y convertiré la sefal en un voltaje que puede Ieerse en un medi- ‘CAP, 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 79 dor o en un tubo de rayos catédicos. Propiedades como la dureza, la composi cl campo magnético y se pueden medir directamente con el uso de una sola bobina Un empleo importante que se da a la prueba por corrientes pardsitas es la inspeccion de materiales para detectar posibles variaciones con el tratamiento térmico 0 con posibles derivaciones en 1a composici6n quimica. Esta aplicacién requiere el uso de dos bobinas (ver (fig. 1.39). Una pieza esténdar se coloca en una bobina y la pic- supe ona hes 2 cet la pe a jeterminarse comparando las grificas de las dos piezas, que aparec demas cet arificas de las dos piezas, que aparecen sobre la pan- La prueba por corrientes pardsitas puede emplearse para detectar defectos super- Scales ysusbpericialen,espesor de fscas o tubes, y expesor de capes La tabla 1.8 resume 1os principales métodos de pruebas no destructivas, 1.42 Desarrollos recientes El més interesante de los desarrollos recientes en todos de pruebas 0 ensayos no destructivos es el uso-de la holografia,’ un muy particular para registrar en pelicula datos visuales de un objeto tridimen: yy reproducit una imagen tridimensional del mismo. En tanto que Ia fotografia con- ‘encional dnicamente muestra ta imagen de un objeto en pelicula, et proceso holo- ei co, la aver, regia ptrones de inrferencin que se emplean para recon figura 1.40 muestra una descripcién simplificada del proces mar cbservar holograms. El angst haz de az dena saa lonitad de ond proven, te del laser pasa a través de un ensamble formado por una lente y un ofifcio muy equeiio para aumentar asi su rea de cobertura, El haz divergente incide sobre tun espejo y el objeto. El haz de referencia reflejado del espejo y In luz reflejada del objeto inciden sobre una placa fotogrfica. Como no se usa ninguna lente para en- forar ta luz proveniente del objet, la pelioula reisra no una imagen, sino un pa- rén de Ia interferencia resultante de la mezcla de estos dos haces, Después de la * Mucho de la siguiente desripcién fue tomado de las publicciones de GC Opt Tne., Ann Arbor, Mich. ms ml te GC Onionics Fig. 1.40 a Descripcién simpliicada det a fon ¢ oponies, Para formar y obserar helogremas. (GC Opvonics, We, Ann Aer, Mish) wemas (GC OPrenes 74 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA impertecciones snus 1) Fig 141 Holograma de tiempo real de una es sure ae auinivo tipo panal-con Une extstn Te holograma revels de desigues despues. do Tater eo'ansionada igetamente por mesio deca (ar{ae Optics Ino. an Ara0" Mich) sii, la pteua se revelay el holograma ext fist para extudasse A obser Sala ae, seme l har defensin emplendo durant a expos, Temi el hologram, Un ebservador, que mira a tavés del holograma como si thera ana ventana, chserva una imagen tidimensional reeonsrada del objeto oF {Sea aparntemente en Ta posicin exacts ocupada por el objeto durante Ia. ex prsicién " in el método de tempo real el hologrma orginal se observa de ta manera que tn tmagen sirual feconstrude estésobrepucsa al objeto; entonces el objeto se ten- oma Gualguera deformacion del objeto indusida por la tension apicada apare- Soe ordande ene Tinas en Ta fotografia y revelard vacos, imperfecciones, reas GSlgldaee incunones, La figura Tot! muestra un olograma de una estuctora de Shanti pana, con una extrusion Tr enlaradn o Tigada a la supetie. La es aindunssetegionégeramente por medio de calor, yl olograma de tiempo "el rovela doo desigucs enn pate baja de la sezcion 7. CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 75 EJERCICIOS s 1.1 {Cémo se calibran los termopares? 12. {Qué factores pueden conducir a errores en un circuit termoelétrico? 1.3 ‘Ademis de poder medir altas temperaturas, jcusl es otra ventaja del pirémetro dptico? 14 Suponiendo que dos alambres, de cobre y constantén, no unidos y sin recubrimiento, se pponen en un metal liguido a una temperatura por debajo del punto de fusién det cobre, {podré el termopar medir 1a temperatura del metal liquide? 1.5 Suponiendo que los alambres del termopar quedan invertidos cuando se conectan sl potenciémetro, jedmo se puede detectar esto? 1.6 {Como se calcula el “esfuerz0 real”? 17. {En qué consiste la diferencia entre resitiencia (clasticidad) y tenacidad? 18 En una prueba de tensién, qué propiedad proporciona una indieacién de la rigider de un material? 19 En una prucba de tensiéa, zqué propiedades indican 1a ducttidad de un material? 140 {Cémo se verdn afectadas por Ia velocidad de prueba la resistencia de cedencia y la resistencia. limite? 1.41 En una gréfica esfuerzo-deformacién, para una carga superior a Ia resistencia de cedencia que sea liberada repentinamente, muéstrese la deformacién elistica y Ia deformacién plastica. 1.12 {Por qué motive generalmente se determina la resistencia de cedencia en vez de determinar el limite elistico? 1.13 {Cuil es la diferencia entre el limite de proporcionalidad y el limite eléstico? 114 GPor quése forman muescas en las muestras que se someten a pruebas de impacto? 115 Explique el efecto dol tipo de muesca y la velocidad del martllo en los resultados de ta prueba de impacto. 1.16 {Qué limita el intervalo de dureza en la méquina Brinell? 147 {Cudtes son las unidades para el mimero de dureza Brinell? LAB {Por qué es posible obtener la resistencia de tensién del acero multiplicado por 500 veces el niimero de dureza Brinell? 1.19 {Hay alguna unidad asociada con el nimero de dureza Rockwell? Expliquese. 1.20 {Por qué es necesario un factor de correccién cuando se toman lecturas Rockwell en una muestra con un dimetro menor que una pulgada? 121 El factor de correccién de la pregunta 1.20, {se suma o se resta de Tas lecturas cobservadas? Expliquese 1.22 {Cudl debe ser et espesor oninimo de la muestra si se va_a tomar una lectura de dureza’en el interval de Rockwell C 60? (Consiltese la obra Mesals Handbook, edicién de 1948) 41.23 Si ta muestra de la pregunta 1.22 se revisara con 1s prucba Brinell, jcudl deberta ser st espesor" minimo? 124 Si la muestra de Ia pregunta 1.22 se revisara con Ia escala Rockwell 15 N, geusl dleberia ser si espesor minimo? 1.25 {Cémo se podria determinar que In muestra era demasiado delgada para ser revisada ‘con una escala Rockwell en particular? 1.26 Enuncie tres factores que contribuyen a la inexactitud de una lectura escleroscépica, 1.27 2Qué factores se pueden variar cuando se toma una radiografia con rayos X? 1.28 En una radiografia, jcuél seré la diferencia en apatiencia entre cavidades causadas por gs, fsuras © impurecas? 129° {Cuéles son las por particulas magnéticas? 130, {Cuiles son las por medio de un trazador fluorescente? 131 {Cuéles son las limitaciones de Ia inspeccién ultrasGnica? 76 INTRODUGCION A LA METALURGIA FISICA 1.32. Enpliquese la diferencia entre los dos métodos inspessn vtrasénica: transmis tontinuay metodo de ecopubo. 133 yu ex om transducer? 34 Enumere y describe tes rasductores 135, Gut moo de proce no ev see red el fondo de on tango de 22 era ree oe eneeado de pre, noceructva. deer usarse para Weniiar barras Gintnion por acto? 4 mejor para determinar el espesor de ta REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS ak, Obi metian Society for Mets: Metals Hond8ook ed 1948, Metals Pach, 0 a sce Testing for Management, Metals Patk, Oho 1963 Temperre Measurement, Meas Park, Obi, 1356 on Aman Seley for Testing and teri Annual Book of Stondards, Pa 3, 2 T 2enne: Prices of Panera, Magan Corporation, Chao 1963 Ber Uiandnty, McGraw Book Company. Nueva York, 1 wn aan A ie temptraure Measurement and. Conol, The Macmillan Company. hay ction of Engineerit pati £2. eto, and, Wako: The esting ond tapes of Eine faterials, 22. ed., McGraw-Hill Book Company, Nueva York, panei Siimocacrte Thermomery, Leeds & Nortrup Company, Fides, 1954 Past be Pls of Magn Ips, Magna Corporation, Chess, I, ania Kea Conny: Regraphy im Moder nay, Roce, N37. Benne oe Puscple of Mesllojraphe Labortory Praie, 24 e, MeCra ‘Coopany, Nusa York, 198 es Lene Neh eneion Hardness Teng, Van Noseand Reinhold Company, N ok 198 ~ MR cx Nondestuctve Testing Handbook, The Ronald Press Company, N ork, 1985. . _ Wee i arduss and Hardness Measurement, Amesian Society for Metals, Meta Park Ob, 190, Fila Estructura y cristalizacién de los metales 2A Introduccién Se considera que toda In materia est4 compuesta de sustancias Uuitarias conocidas como elementos quimicos, que son las unidades més pequetias que pueden distinguirse con base en su actividad quimica y propiedades fisicas. Los elementos estén constituidos por étomos que tienen una estructura distinta, caracte- ristica de cada elemento. 22 Estructura atémica En tanto que cada elemento quimico esti compuesto de tomos, la diferencia en estructura atémica es lo que da al elemento sus propiedades caractetisticas. Es itil pensar que el étomo libre esta constituido por tres particulas clementales: a) elecirones, particulas pequefifsimas de electricidad negativa, b) pro tones, particulas de clectricidad positiva, yc) particulas eléctrcamente neutras, Hamadas newtrones, Casi toda la masa del étomo esté concentrada en el niicleo, que contiene los protones y neutrones. La masa del protén es aproximadamente 1.673 x 10" g y la del neutrén ¢5 s6lo ligeramente més pesada, alrededor de 1.675 x 10-¥ g, mientras que la masa del electrn es mucho més ligera, aproxima- damente 9.11 x 10* g, Por tanto, el electrén es.de alrededor 1/1 800 de Ia masa de un protén. El diémetro del nécieo esté dentro del orden de 10 em, y resulta muy pequetio comparado con el diémetro atémico, que es de 10° cm, aproxima- lamente. EI Stomo consta de un diminuto nicleo de carga positiva, formado de proto- nes y neutrones y rodeado por un niimero suficiente de electrones que mantienen al ‘tomo como un todo eléctricamente neutro, Como el eleetrén y el prot6n tienen car- gas iguales pero eléctricamente opuestas, el tomo neutral debe contener un nimero ‘gual de electrones y de protones. El descubrimiento de las particulas atémicas tuvo su inicio en 1874, cuando el inglés William Crooks, mientras experimentaba con descargas eléctricas dentro de lun tubo en el cual se habia hecho un vacio parcial, descubri6 que los Ilamados rayos catédicos podian hacer girar una pequefia rueda de paletas colocada en el tubo y Proyectaban una sombra de cualquier objeto s6lido colocado en su trayectoria. Esto 78 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA lo convencié de que los rayos eran de naturaleza material. De la direccién en que Turon deflctados o desviados en un campo magnético supo que las partfculas po- toler cargas negativas, Sus colegas le sugirieron que esos rayos consistian en. pa~ ffeulas cargadas negativamente. En 1897, J.J. Thomson hizo otro descubrimicnto Por le magnitud en que se desviaban los rayos por un objeto cargado positivamente } por un inn, Thomson determiné que las particulas que componian los rayos viaja- dana altas velocidades y que cada una tenfa una masa de casi 1/1 800 la det tomo Ge hidrdgeno. Investigaciones ulteriores demostraron que estas pequetias particu- fas tenfan propiedades idénticas, sin la clase de material empleado como los elec- trodos, De todo esto fue evidente que esas pequefias particulas eargadas negativa~ tnente, liamadas electrones, eran partes de todos los étomos. En 1911, catoree atios despugs de que Thomson descubriera los electrones, Ernest Rutherford bombarde6 Glementos ligeros, como aluminio, con particulas alfa de alta velocidad. Los objetivos emitfan una nueva clase de particula, de carga positiva y de masa casi idéntica a la del dtomo de hidrégeno. Estas particulas se lamaron protones. El bombardeo de tlementos ligeros, particularmente berilio con particulas alfa, result6 en ta emision de una tercera clase de unidad atémica En 1932, Chadwick llamé neutrén a esta particula, En algunas ocasiones es di cil concebir particulas tan diminutas Si el tomo mas sencillo, hidrégeno, se amplificara de manera que su diémetro tuviera 4 milla, su nicleo seria del tamafio de una pelota de beisbol, y su electr6n, Y4 de milla distant, serfa del tamafio de una pelota de softbol. La primera concep- cién de la estructura atémica, que tuvo una amplia aceptaciOn, fue la que idearon Jos cientificos norteamericanos Gilbert Lewis ¢ Irving Langmuir en 1916. En su teoria, los protones y neutrones constitufan un niicleo denso central. Se suponia que cada electrén ocupaba una posicién fija fuera del nicleo, Estas posi- Ciones, empezando con el tercer clectr6n, estaban dispuestas en cubos concéntricos EI cubo interno podia sostener ocho clectrones, el siguiente cubo también ocho clectrones, y atin més en casos de elementos de peso at6mico grande. Los cubos Sucesivos mostraban un ineremento segtin aumentaba 1a complejidad de Ia estructura ‘lectrénica, La figura 2.1a indica el modelo de Lewis-Langmuir del étomo de sodio. El nticleo, con once protones y doce neutrones, esté colocado en el centro, y 10s elee- trones representados pot puntos se hallan en las esquinas de cubos concéntricos estacionarios hipotéticos. Poco tiempo después, Niels Bohr, cientfico danés, ide6 un modelo dinimico del tomo. Tenia menos defectos que el de Lewis-Langmuir y es sustancialmente el rodelo de trabajo que se emplea en la actualidad. La figura 2.1b muestra el concep- to de Bohr del stomo de sodio, De acuerdo con este concepto, el mtcleo de un fitomo contiene todos los neutrones y protones, por lo que Ia masa o peso de un tomo esta centrado en su ntcleo, Los electrones giran en érbitas circulares y elip- sas pete al nie, como los plans y comets dl stema solr gran epsto al Sol. Cada unidad de"peso at6mico esté formada por un protén 0 un neutrén. Asi, un tomo de oxigeno con un peso atémico de 16 podria contener 16 protones © 16 neutrones un total de 16 de protones y neutrones. {Cual de estas tres posibilida- des es correcta? ‘CAP. 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 79 ta ry fe Fig. 2.1 Conceptos cambantes do a estructura aiémica —el tomo de sodio. 2) Modelo de Lewis Langmuir: 6) conceplo de Bob. yc) medeto 60 a Para contestar esta pregunta, se debe conocer el concepto én Silos elementos extn sipuesosenel orden erecene de su po atomic el nic mato de res err une emit re, Ha spa geno tomo mis Tigre; ene un proton en el nico; el siguiente elemento més lo, helio, tiene dos; el tercero, lito, tiene tres. El uranio, elemento numero tiene 92 protones. Como el exigeno tiene un numero alomico de'8'y au pao at: mica et de 16. se sabe que el nici del tomo esta compueso de ocho’ protones 5 cho neutrons. Por tanta, el nimeroatémico de un elemento es igual al nimero le protones; o, como el tomo tiene que ser eléctricamente neutro, el niimero. at mice también igual al ndmero de elstrones. : ae 2s electrones, que dan vueltas sobre sus propios ejes conforme giran del iclo, extn areglados en capas denies. Hl mavino mimere de esrones que puede acomodar en cada capa es 2n', donde n ¢s el nimero de capa. Asi, el maximo niimero de electrones que acomodara en la primera capa es dos, ocho la Sequnda, 18 I terera, 32 Ia carta, ec. A su ver, cada capa es subdviida en ex lads 0 avsles de ents, De acuerdo con el principio de excision de Pal no i mis de dos electrones en cualquier nivel de energia, y si hay que aco- Imodat dos ene! mismo nivel, deben ser de espn conte uno ao Et adimero 4 niveles de encriaaumeni con la ditancia desde el nleoy ls elton ten den a supa Jos nes de energia mis bajo. Pr at, ls cpa itera tendon 4 compltarse primer, pero eso a sempre es certo para slguno dels elementos ins pesados. Como se demosirara posterormente, pose para el mixino nivel ‘ae spa interna, tener més enerpia que el minimo nivel de energia de A teoria moditicada de Bohr es la mejor aproximacién a un modelo mecéin es ed cn a ene mle me el lectin tne ntralezn de partealay de onda. A prieipios de 1920, mediante ls investgaciones de Heisenberg y Schroedinger y on el desatollo de la Mecénica latoria, con ecuaciones matematicas se ha expresado mejor el od sulla, oy cor aes shy bee ne of coco mode en las capas del modelo de Bobr (fg. 2.10). Poss soncenaas, come 80 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA sian, | Fetes | simi |‘ | iso Amerio | Am 93 [28 [Magsesio | Me B [us timenio | Sb cy 121.76 |jManganeso, | Mn F ol Rec | Ar 3 (‘50948 [|Mendetevio | Mv ah |e fave’ | S| te | agenesis | SS |e | Sot Berio | Be | P50 femme | Ne | sf, Boo | B 5} 1082 |INiguet Ni 1 | te Brome, | Ca | a8 [izai |iNobelio | No | 102 | 358 ce |e |B jemi, | |e |i his || | ome, |e | TS | thn cine [| [pm imme | | S| Sha ame 9 24S lProtactinio | Pa 3 ie |S f3, | : feo [S| se dee ay Eoropio | Ea | iszo (frubidio | Rb B | as Femo | Fm yao 4253” (iRutento | Re fu, ae Fe 87 a \Silicio Si i ae Gadsitio | Od 64 | 1569. [Sodio Ne j 2 jolmio Ho 7 164.98 ||Torio Th tomo [He | @ [west ree |) | its Fomada de la Sora Matas Handbook, econ 1961, American Society for Metals Meus Park, Oho. 104 Hahnio (Ha) y 105 Kurcatorio (Ke. ear oO fan encontrado tos elementos 106 Habrio (Ha) y 105 cal 2, ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 81 No es posible determinar la érbita exacta de un electrén; més bien, su posicién se determina por la probabilidad de que se encuentre en cierta regién del étomo. Esta probabilidad se representa matemiéticamente por cierta funcién de onda, y la solucién de la ecuacién de onda conduce a cuatro cantidades, conocidas como los niimeros cuénticos n, 1, mi y ms. De éstos, n es el ntimero cuéntico principal rela- cionado con-ta energfa total del electrén en un estado especifico y puede tener los valores n = 1, 2, 3, etc. El segundo nimero cufntico ! es una medida de la canti dad de movimiento angular del electrén y puede tener los valores de a (n — 1) Las letras s, p, d, f, y h han sido introducidas para significar ! = 0, 1, 2, 3, 4, 5, de tal modo que el nivel de energia correspondiente an =1 y = 0'se llama nivel (1s), el correspondiente an = 2 y 1 denomina nivel (2 p), ete Energia Fig. 22 _Representacién esquematica de los posibies festados del election en un atomo, (Tomada de la obra de M. M. Elsensiact, “Introduction to Mechani= Cal Properiies of Materisis", The Macmillan Com: pary, Nueva York, 1971.) EI ndmero cudntico m; esté retacionado con la componente de la cantidad de ‘movimiento angular en una direcciOn especifica y puede tener los valores de ++ 1 a = 1, incluyendo cero. El cuarto nimero cudntico m,, relacionado con el espin del clecttén sobre su propio eje, puede tener el valor de st ¥4, dependiendo de la direc- cin del espin. La figura 2.2 muestra esqueméticamente algunos de los posibles esta- dos del electrén en un tomo. Cada linea horizontal puede estar ocupada por dos electrones de espfn opuesto entre sf, los que se muestran en los primeros niveles como fiechas verticales, Nétese el traslape de niveles de energia para valores de n més grandes. El nivel (4 5) esté por debajo del nivel (3d), el nivel (5 s) est por ebajo del nivel (4 d), ete Esto tendré un interesante efecto en la tabla periédica que se explicaré en la si- aguiente seecién, El estado de un electrén queda completamente especificado por Ios cuatro nmeros cudnticos y no hay dos electrones en un tomo que puedan tenet Jos mismos cuatro niimeros cudanticos. La configuracién electrénica de un étomo puede indicarse por un nimero repre- sentativo de Ia capa principal n, seguido por la letra representativa de la subcapa (valor de 1) y finalmente el niimero de electrones en Ia subcapa como superindice. 82 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA of elect . . G8 lclos8 les? eed | acd |aeF sex na8esg Por ejemplo, el elemento litio, que contiene tres electrones, estarfarepresenta- a : 2 E[Ras do como (Is}* (2s)% el oxfgeno, que contiene ocho electrones, estarfa representado < ou8lno8lesdle-Z lace allo como (Is)* (2s)* (2p)*. > 2 [Pah Pe [Es | RSs Fe Feat El peso at6mico de un elemento es el peso del tomo en particular en relacion A = f con el peso atémico del oxigeno, que se toma como 16,000. En esta escala, el peso 5 208/208 a5 laee see esa |e3e atémico del hidrégeno es 1.008. El nimero atémico de un elemento es igual al néi- 4 sj 8) Fo 2 mero de electrones 0 al de protones. La tabla 2.1 comtiene el nimero atémico y el ils 2B los8lazelas® lend aS lece peso ati de los elementos. gis vaG leo |aed |aak [eng sol |eeg 2.3 La tabla periédica Durante la primera mitad del siglo xxx, varios cientif- $ = = 2 cos advirtieron que ciertos elementos mostraban semejanzas en propiedades fisicas y s 008| a2]as8las8)ae8 seeleng quimicas, e idearon varios tipos de agrupamiento. Esto hizo que, en 1869, Mende- = apres = g 3 lev, cientfico ruso, construyera su famosa Tabla periédica o clasificacién periddica elect toarlec® acs ston de los elementos. La tabla periédica es el mejor dispositivo de clasificaci6n de los og [228 | 535 | ees larg 253 | 85% elementos y uno de Ios conceptos fundamentales en la cies e a Los elementos de cualquer fail que muestran semejanza en propiedades qui A | geplec? less lace get leat micas fueron ordenados en la misma columna © grupo; por ejemplo, grupo VII: ) #23 8 E LPs 8/585 flor, cloro, bromo y yodo son todos semejantes en propiedades. Los elementos en a lcesl ove ta cada fila 0 periodo horizontal aumentan de izquierda a derecha en peso atémico, 2 | R83 [S25 e225 335/852 con pocas excepciones. Si se usan todos los elementos conocidos en 1869, natural- = = B [Po mente quedarén muchos espacios en blanco en la primera tabla. Esta clasficacién | 8 est lerzlec® “slack de los elementos era tan satisfactoria, que Mendeleev hizo ciertas predicciones y for- He 9| 825 | S28 [erg aa | 8s imul6 generalizaciones que se han verificado con exactitud en investigaciones sub- ta 5 3 z = = secuentes. Cada espacio en blanco de Ia tabla predijo la existencia de un elemento 4 5 g Bl se3 lead |e=3 agelses ¥¥ Su peso atémico aproximado, asi como sus propiedades fisicas y quimicas, 3 *| BLT es Te Og |Fex En los afios transcurridos desde que Mendeleev formulé su tabla, se han descu- i g @lest = ~ bierto todos los elementos faltantes, y doce elementos més allé del uranio se han ala aeg|25 [268 Bee] aes preparado en el curso de la investigacién nicleo-at6mica. La tabla 2.2 muestra la aE | tabla periédica completa, en tanto que la tabla 2.3 muestra la forma modificada de a) / 8 Je eg? [eee lee’ es |go8 ‘la tabla periddica. Las lineas que van desde arriba hasta abajo conectan los elemen- 2 Be 3 "8 eee POR tos de propiedades quimicas semejantes. En cada fila horizontal, los paréntesis desig- . ayn ~ > 2 z nados (1s), (25), (2p), etc. indican el llenado de subcapas de electrones. EI nti g aag ese lesg aeS|seg mero de periodo 'se refiere a valores de la capa principal o del 6 | a : 2 cudntico 7. La tabla 2.4 muestra la colocacién de los electrones en la capa principal 2 Sla8lessloe® et loc® 'y subcapas para los primeros 26 elementos. ° g | 8a | S28 [Pee 83g | seg Con esto, respecto al orden o, se puede obtener alguna comprensiGn del arreglo ste 7 de los elementos. La explicacién préxima se puede seguir con referencia a las ta- aef|eaS| eed wag |228 bias 2.2, 2.3 y particularmente la 2.4. Como la primera capa principal puede con- [| [eta hre lot tener el méximo de s6lo dos electrones, el primer periodo contiene s6lo dos elemen- : 4 tos: hidtogeno, escrito como (1s)' y helio, (1s). En el siguiente elemento, iio, el sa8[a>$] pag tercer electron entra a la segunda capa principal y, por tanto, la configuracién clec- zt |: tr6nica se escribe como (1s)* (2s). La suma de los superindices indica el niimero ee2lsaelesflas?|| 2 fotal de electrones, que en el cago del litio es 3. Tanto el hidrégeno como el ag 885 |Rae|8nlaze|| 2 | E tienen configuraciones electronicas semejantes, o #¢a, un electrén en la subcapa (s), if E g | 2 y por lo mismo estén colocados en el mismo grupo. Los electrones en las capas no gS |< 2x2 |se2| 288 segl| 2 | 8 lens se conocen como electrones de valencia y causan, en gran medida el com a [P@e [888 i ortamiento quimico de los elementos. Por tanto, los elementos del mismo grupo =e pe Te pe pee tendrén Ia misma valencia quimica. souonee ‘84 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Al ir del litio al neén (nimero at6mico 10), la segunda capa se lena progrssi- vamente a su maximo posible de ocho electrones. En este proceso Ia subeapa (2s) fe llena por primera vez hasta el maximo posible con berilio. Luego, desde el boro hasta ef nedn, los electrones van Henando progresivaments la subcapa (2p) @ su maximo de 6 clectrones. Cuando las subcapas (5) y (p) se llenan, el grupo externa de 8 clectrones (0 2, en el caso del helio) es muy estable, y siempre que esto ocurte cl elemento muestra muy poca actividad quimica. El helio, el neén y el resto de los tlementos en este mismo grupo se conocen como gases inertes. En el siguiente elemento, sodio (niimero atémico 11), el ttimo electron tiene que entrar a la tercera capa principal; por tanto, la configuraci6n electrénica para el sodio es (1s)= (25)* (2p)* (35)". Notese que la configuracién electronica es se mmejante a la del hidrégeno y el litio; por ello, el sodio esti colocado en el mismo grupo, Del sodio al argén es el mismo proceso que ocurre entre el ltio y el neén. Las subeapas (3s) y (3p) estén llenas ahora, obteniéndose un grupo muy estable. Por tanto, el argon es un gas inerte. De acuerdo con la regia Zn’, la tercera capa puede contener un maximo de 18 clectrones y cabria pensar que’el siguiente electrén entraria en Ia subeapa (3d); sin embargo, la subcapa (4s) tiene menos energia, 0 sea, esta mas proxima al ni- ‘cleo que la subcapa (3d) y, por tanto, se lena primero, asi que el siguiente elec- {ron va a Ia subcapa (4s), y se obtiene el elemento potasio (nimero atémico 19), on una configuracién electrénica semejante a ta del hidr6geno, el litio y el sodio, y esta colocado en el mismo grupo. Esto se muestra, esqueméticamente en las figuras 22y23 ‘Después que Ia subcapa (4s) se lena, en el caso del calcio, los siguientes electro- nes entran en la tercera subcapa (3d), aumentando la tereera capa de un grupo de 8 clectrones a un maximo de 18. Estos elementos se conocen como los elementos de transiion y todos son de-valencia variable. Después del cobre (niimero atémico 29), los electrones Hlenan la subeapa (4p) de manera normal, alcanzando con el keripién, nimero atémico 26, un gas inerte, un agrupamiento estable de ocho elec- ‘ones en Ia cuarta capa. La tabla 2.4 muestra Ia configuracién electréniea de los elementos en los primeros cuatro periodos, Energia Ll Fig, 29 Energias clectonicas relativas en dos Stamos llores: a) magnesi, yb) hierto. (Tomade de la obra de A. G. Guy. “Etoments of Physical Metalurgy”, 2a, 0d, Addison-Wosley Publishing Company. ine.. Reading, Mass., 1358.) CAP. 2, ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 85 TABLA 2. Tabla peridcica mociticada « Tomade deta obra de Glenn. Seaborg y stn L, Bloom, ; Scientific American, abril de 1969. ey Bloom, “The Syne, emer INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Los procesos de transicién también ocurren en os tltimos periodos, y por un proceso semejante se obtuvieron lugares para los metales de tierras raras, con ni- reros atémicos del 58 al 71. La tabla periédica es una referencia constante en el desarrollo de nuevas alea- ciones para propésitos especificos. Como los elementos en el mismo grupo tienen configuraciones electrénicas semejantes, a menudo pueden reemplazarse adecuada- mente entre si en las aleaciones, El tungsteno se agrega a los aceros para herramien- ta a fin de mejorar su resistencia al reblandecimiento a elevadas tempcraturas, y al~ gunas veces se utiliza molibdeno 0 cromo como sustituto. El azufre se utiliza para mejorar las posibilidades del acero para ser trabajado a maquina; el selenio y el telu- rio se agregan a los aceros inoxidables para el mismo propésito, 24 Isétopos Para el micleo de un elemento, es posible tener mayor o menor cantidad del niimero normal de neutrones. Como el ntimero de protones o electrones no ha cambiado, el nimero atémico sera el mismo; sin embargo, el peso at6mico serd diferente. A los étomos de peso at6mico variable se les da el nombre de is6to- ‘pos del elemento, La mayorfa de los elementos son mezclas de dos 0 més is6topos que existen de ‘manera natural; por tanto, los pesos atSmicos medidos suelen no ser miimeros ente- 10s; por ejemplo, el hidrégeno es una mezcla de tres isétopos. La mayoria de sus 4tomos contienen un prot6n, pero unos cuantos contienen wn protén y un neutron, y ‘aun unos cuantos menos contienen un protén y dos neutrones. La forma de doble peso del hidrégeno se conoce como deuterio, el principal constituyente del agua pe- sada. La forma de triple peso se conoce como tritio. En el hidrégeno ordinario, estas ‘masas de uno, dos y tres estn mezcladas en tales proporciones que dan un peso até- ‘mico promedio de 1,008. El niquel tiene is6topos de pesos at6micos 58, 60, 61 y 62, produciendo un peso at6mico promedio de 58.71. Muchos isétopos preparados artificialmente, como el cobalto 60, son radiactivos y tienen aplicaciones industriales y médicas. 2.5 Clasificacién de los elementos Los elementos quimicos pueden clasificarse aproximadamente en tres grupos: metales, metaloides y no metales. Los elementos considerados como metales se distinguen por varias. propiedades caractersticas: a) en el estado sélido existen en forma de cristales; b) tienen relativamente alta ‘conductividad térmica y eléctrica; c) tienen la habilidad de ser deformados plésti- ‘camente; d) tienen relativamente alta reflectividad a la luz (lustre metélico). Los metales estin del lado izquierdo de la tabla periédica y consttuyen unas tres cuartas partes de los elementos (véase la tabla 2.2). Los metaloides se parecen a los metales en algunos aspectos y a los no metales fen otros. Generalmente tienen alguna conductividad, pero poca 0 ninguna plastic dad. Carbono, boro y silicio son ejemplos de metaloides. El resto de'los elementos se conocen como no metales, 10 cual incluye los gases inertes, los elementos del Grupo VII A, y también el N, O, Py S. 2.6 Enlace atémico Es caracteristico del estado sélido que todos los sélidos ver- daderos exhiban una estructura cristalina que significa un arreglo geométrico definido de tomos 0 moléculas. Algunos materiales, como el vidrio 0 el alquitrén, que son rigidos a fa temperatura ambiente tienen no’un arreglo uniforme y constante de mo- léculas, sino una distribucién al azar, tipica del estado liquido. Estos materiales no son sélidos verdaderos, sino liquidos sobreenfriados. ‘CAP. 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 87 TABLA 2.4 Contiguracién del electtén de los elementos fen los primeros cuatro periodos* ‘CAPA PRINCIPAL Y SUBCAPAS NOMERO ATOMICO Y ELEMENTO a 2 sea spat 10.Ne T1Na 12Mg 1A 145) 15P, 16s 47C1 8A eK 20ca 21 Set 2aTit 2avt 24 crt 25 Mat 26 Fet 27 Cot 28Nit 20cu 302n 31Ga 32Ge 33.As 3480 35 Br 36 kr > De W. Hume-Rothery, “Atomic Theory for Students of Metallurgy”, ‘The Institute of Metals, Londres, 1953. + Elementos de transiién. INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA La pregunta es ahora, gqué mantiene juntos a los étomos 0 moléculas de un s6= lido? Hay cuatro tipos de enlaces posibles 1 Enlace i6nico 2 Enlace covalente w homopolar 3. Enlace metélico 4 Fuerzas de Van der Waals. 2.7 Enlace iénico Como se establecié en un principio, la estructura electrénica de los dtomos es relativamente estable cuando las capas externas contienen ocho electrones (0 dos en el caso de la primera capa). Un elemento como el sodio, con tun electr6n en exceso, lo perderé fécilmente de modo que tenga lena la capa externa Entonces tendré més protones que electrones y se convertiré en un ion positive (tomo cargado) con una carga + 1. Por otra parte, un tomo de cloro que tiene siete electrones en su capa exterior, aceptaria un electrén. Cuando lo haga, tendra tun electrén més que protones y se convertiré en un ion negativo con una carga — 1 Cuando los dtomos de sodio y cloro se colocan juntos, hay transferencia de elec- trones de los étomos de sodio a los de cloro, resultando una fuerte atraccién electros- titica entre los iones de sodio positivos y los iones de cloro negativos (fig. 2.4) y formando el compuesto cloruro de sodio, que es sal comin de mesa, El hecho de ‘que este compuesto tenga sus propias propiedades, no necesariamente relacionadas al sodio 0 al cloro, demuestra que el enlace iGnico es muy fuerte. Esto constituye una fortuna, ya que el sodio es un metal altamente reactivo y el cloro es un gas venenoso; aun asi, la sal de mesa es algo que utilizamos todos tos dias sin ningtin peligro. Esto explica la fuerte atraccién entre jones. apareados, tipicos del estado 4gase0so 0 liquido; sin embargo, en el estado sdlido, cada ién de sodio ests rodeado por seis iones de’ cloro negativos, y viceversa; asf, 1a atraccién es igual en todas direcciones. 28 Enlace covalente Los stomos de algunos elementos pueden alcanzar una estructura electr6nica estable al compartir uno o més electrones con atomos adya- centes. Como se muestra en la figura 2.5, el nitrégeno (mimero atémico 7) tiene cinco electrones en Ia capa exterior y necesita tres més para completar esa capa. El hidrégeno tiene un electrén en la capa exterior. Para alcanzar una estructura esta- ble, el nitrdgeno y el hidrégeno se comportan en forma distinta a como lo hacen el sodio y el cloro. Un tomo de nitrOgeno comparte los electrones de tres atomos de hidrégeno y, a'su vez, comparte tres de sus electrones con los tres étomos de hhidrégeno para formar el compuesto llamado amoniaco (NH). En este caso, los jones no se forman, sino que él fuerte enlace se debe a la atraccién que efectian los niicleos positives sobre los electrones compartidos. Los tres stomos de hidré- geno estin unidos al tomo de nitrdgeno por tres pares de electrones, proporcionan do cada tomo un electrén de cada par. Esto se condce como enlace covalente u hhomopolar. El enlace covalente es tipico de la mayoria de las moléculas de gas. 2.9 Enlace metélico La falta de iones cargados opuestamente en la estructura metilica y la falta de suficientes electrones de valencia para formar un enlace cova- lente verdadero hace necesario que més de dos étomos compartan electrones de va- Iencia. Cada étomo de metal contribuye con sus electrones de valencia a formar una nube” electr6nica negativa. Estos electrones no estén asociados con un ion particu- lar, sino que se mueven libremente entre los iones metilicos positives en niveles de energia definidos, Los iones metélicos se mantienen juntos en virtud de su atrac- CAP, 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES a9 cin mutua para Ja nube electronica negativa, Esto se muestra esquemiticamente cn Ia figura 2,6. Cabe pensar que el enlace metélico es una extensién del enlace covalente aplicado a numerosos dtomos. Fig. 24 Transterencia de electrones en. la forma do NaCl, (Tomada de la obra de LH. Van Viack, Elements of Materials Science”, Addison-Westey Publishing Company, Ine., Reading, Mass., 1959) Fig. 2.5. Enlace covalente en la formacién del amo 2.10 Fuerzas de Van der Waals _ Este tipo de enlace se presenta en dtomos neu- {ros como los de los gases inertes. Cuando los étomos se acerean hay una separa cién de los centros de cargas positivas y negativas, y resulta una débil fuerza de atraccién. Es de importancia solo a bajas temperaturas cuando la débil fuerza de atraccién puede vencer la agitacién térmica de los étomos. ESTRUCTURA METALICA 2.11 Didmetro atémico Cuando los étomos de un metal se aproximan uno al otro, dos fuerzés opuestas influyen en la energia interna: una fuerza de atraccién entre los electrons y ambos niicleos positivos, y una fuerza repulsiva entre los né- cleos positives y también entre fos electrones. ‘La primera fuerza tiende a disminuir la energia interna y Ia segunda tiende a aumentarla. A cierta distancia, estas dos 90 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Nube negativa del electron CAP. 2, ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 91 TABLA 2.5. Diémetro stomico de los elementas en los grupos Ay IIA de la tabla periica” ELEMENTO NUMERO ATOMICO_DIAMETRO ATOMICO, ANGSTROMS on positive do! metat Fig. 2.6 ustracién esquematica del enlace metalce, Distancia ene ios Stomos Fig. 2.7. Energia intema en relacién con ta dis- fancia entre los stomos. fuerzas se equilibrardn entre si y la energia interna total E, seré minima, corres- pondiendo a una condicién de equilibrio (fig. 2.7). La distancia de equilibrio ry es iferente para cada elemento y se determina midiendo la distancia de la aproxima- cin més estrecha posible entre los tomos en el estado sélido. Si se imaginan Ios ‘tomos como esferas apenas tocéndose y en equilibrio, entonces Ia distancia entre los centros de las esferas puede tomarse como el diémetro at6mico aproximado. El didmetro at6mico aumenta conforme el nimero de capas ocupadas se incrementa (tabla 2.5) y disminuye conforme el nimero de electrones de valencia aumen- ta (tabla 2.6). GRUPO TA Litio 2 3.03, Sodio " an Potasio 19 482 Rubidio 37 437 Cesio 55 5.24 GRUPO IA. Berilio 4 222 Magnesio“ 2 3.19 2 3.93 38 420 56 434 * Tomada de la obra “Metals Handbook”, ed, de 1948, Ame- rican Society for Metals, Metals Park, Ohio, Un angstrom = 10 em, TABLA 2.6 Didmetro aiémico y valencia de algunos elementos en el cuarto periodo* ELEMENTO VALENCIA DIAMETRO ATOMICO, ANGSTROMS Potasio 1 462 Caleio 2 3.93 Escandio 3 3.20 Titanio 4 291 Vanadio 5 263 Cromo Variable 249 Manganeso Variable 237 Hierro Variable 248 Cobalto Variable 250 Niguel Variable 249 + Tomada de la obra “Metals Handbook", ed. de 1948, Ame- rican Society for Metals, Metals Park, Ohio. 92 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA 2.42 Estructura cristalina Como los tomos tienden a adoptat posiciones relati~ vvamente fijas, esto da lugar a la formacion de cristales en estado s6lido, Los tomos ‘oscilan alrededor de puntos fjos y estin en equilibrio dinimico més que fijos esté- ticamente. La red tridimensional de lineas imaginarias que conecta los tomos se llama red espacial, en tanto que la unidad més pequefia que tiene la simetria total del cristal se llama celda unitaria, La celda unitaria especifica para cada metal esté definida por sus pardmetros (fig. 2.8), que son las orllas o bordes de la celda uni- taria a, b,c y los angulos a (entre 6 y c), B (entre ay c), y y (entre a y b). Sélo hay eatorce tipos posibles de redes espaciales, y pueden clasficarse en siete sistemas cristalinos enumerados en la tabla 2.7. ‘Afortunadamente, la mayoria de los metales importantes se cristalizan ya sea en los sistemas etibicos 0 en los hexagonales, y s6lo tres tipos de redes espaciales se en- cuentran coménmente: la b.c.c. (ciibica centrada en el cuerpo), la f.c.c. (cébica centrada en las caras) y la c.p.h. (hexagonal compacta). Las figuras 2.9 a 2.11 ‘muestran esqueméticamente estas celdas unitarias, En cada caso, el tomo esta re- presentado como un punto (i2quierda) y més exactamente como una esfera (de- recha). 2.13 Ciibica centrada en el cuerpo Si los atomos se representan como esfe- ras, el tomo del centro toca a cada dtomo de las esquinas, pero éstos no se tocan entre si, Como cada étomo de las esquinas lo comparten ocho cubos adyacentes y al ftomo del centro no puede compartirio ningtin otro cubo (véase la fig. 2.124), la celda unitaria de la estructura b.c.c. contiene: 1 410mo 8 ftomos en las esquinas x Ye P atomo central Total Homos Cromo, tungsteno, hierro alfa (a), hierro delta (8), molibdeno, vanadio y sodio son ejemplos de metales que cristalizan con una estructura b.c.c. Fig. 2.8 Red espacial que muesia los par 2.14 Cubica centrada en las caras Ademés de haber un tomo en cada esqui- nna del cubo, hay uno en el centro de cada cara, pero ninguno en el centro del cubo. CAP. 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 93. TABLA 2.7 Los sistemas crstalinas* En este tabla ¥ significa "na necesariamente igual a Tres ejes desiguales, sin ser perpendiculares cualesquiera dos de ellos atbAC wtp ey xm ‘Tres jes desiguales, uno de los cuales es perpendicular a otro de los dos restantes, aebeC a= y= WEA 2, Monoclinico 3. Orterrémbico ‘Tres jes desiguales, mutuamente perpen- diculares atbee a= pay=90" 4, Romboedral (trigonal) Tres ees iguales, no a éngulos rectos 90° 5. Hexagonal ‘Tres jes iguales coplanares a 120" y un cvarto eje desigual perpendicular a su plano a=bee a 0" 120" 6, Tetragonal Tres. ejes perpendiculares, solamente dos iguales a=bye 1. Cibico Tres ejes iguales, mutuamente perpendicu © Tomada de ta obra de C. S, Barret, "Structure of Metals", MeGraw- Hill Book Company. Ine. Nueva. York. 1952 ‘Cada atomo de las caras toca los dtomos de las esquinas mas proximas. Como cada tomo de las esquinas lo comparten ocho cubos adyacentes y cada tomo de las ca: ras es compartido sélo por un eubo adyacente (ver fg. 2.12b) la celda untaria contiene: 8 tomas en las esquinay x Y% 1 tomo 6 Stomos eentrados en las cares X Y= 3 ftomos Total = 7 Gomes 94 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA equlerda Fig. 29 Colda unitaria de la estructura bce representada por puntos (izquierda) y como es. feras (derecha). Esto indica que la estructura f.c.c. est més densamente empaquetada que la bce. Otra forma de demostrar la diferencia de empaquetamiento es mediante el céleulo de la fracci6n del volumen de una estructura f.c.. que esté ocupada por ftomos y compararia con la de una celda b.c. Como hay cuatro étomos por celda unitaria y cada Stomo es una esfera de radio ra, se tiene 16 Vaumon = A(Sorre3) = Pre Vous donde a es el parémetro de la red. Ahora es necesario encontrar el volumen de la + celda en términos de r,. Considérese una cara del cubo, segiin se muestra laquierda Fig. 2.10 Colda unitaria de ta estructura te0, Fepresontada por puntos (izqulerda) y como es: {eras (derecha). CAP. 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 95 tequierda Fig. 2.11 Estructura ph. como puntos, que ‘muestra la colda unitaria on lineas gruesas (i ‘uierda), y como esteras.{derecha), avT=4r 0 16, Vesa _ 3" Veows QVIn)> BVT Se deja como ejercicio para el lector demostrar que el factor de empaquetamiento Para la estructura bec. resulta ser =V/3/8 0 0.68 _ Aluminio, niguel, cobre, oro, plata, plomo, platine y hierro gamma (y) son ejemplos de metales que cristalizan en la fed te Factor de empaquetamiento 0.74 te o Fig. 2.12- 2) Colda unitaria de la estructura bec ) caida unitaria de la estrudura fcc. (Tomada ce la obra "Basic Metallurgy”, American ‘Society. for Metals, Metals Park, Ohio, i967) 96 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA 2.45 Hexagonal compacta La figura usual de la red hexagonal compacta mues- tra dos planos basales en forma de hexégonos regulares, con un tomo tanto en cada esquina del hexdgono como en el centro. Ademés, hay tres étomos en forma de tridngulo a la mitad de la distancia entre los dos planos basales. Si et plano basal se divide en seis triéngulos equiliteros, los tres étomos adicio- nales estén anidados en el centro de tridngulos equiléteros altemos (fig. 2.11). La repeticién paralela de este prisma hexagonal no formard la red completa. De hecho, la verdadera celda unitaria de la red hexagonal es sélo Ia porcién mostrada con li- neas gruesas en la figura 2.11; por tanto, el prisma hexagonal contiene dos celdas unitarias completas y dos mitades. A partir de la celda unitaria, no es precisamente evidente el porqué Ia estructura se llama hexagonal. Toca demostrar que si un niimero de estas celdas unitarias se empaqueta conjuntamente con ejes paralelos entre sf, como en una red espacial, de ellas se puede formar un prisma hexagonal La figura 2.13 muestra muchas celdas unitarias, en que las rueditas claras repre- sentan étomos en el plano del papel y las rueditas negras indican tomos a la mitad del camino hacia arriba y hacia abajo. La red hexagonal derivada de las celdas uni tarias se muestra, ya sea por medio de las rueditas blancas o de las rueditas negras En cada caso, hay siete Stomos que representan el plano basal y tres dtomos en forma de triéngulo en el centro de triéngulos equiléteros alternos. Como cada étomo en la esquina de la celda unitaria 10 comparten ocho celdas adjuntas y un étomo dentro de la celda no puede compartrse, la celda unitaria c-p.h. (hexagonal compacta) contiene dos étomos, Magnesio, berilio, zinc, cadmio y hafnio son ejemplos de metales que se cristalizan con este tipo de estructura. La celda unitaria del sistema ciibico se puede especificar por un solo pardmetro de la red a, pero la celda hexagonal requiere el ancho del hexdgono a y la distan- entre los planos basales ¢, los cuales determinan la raz6n axial c/a que algunas veces se da. Mateméticamente se puede demostrar que la razén axial de una es- tructura c.p.h, formada por esferas en contacto es de 1.633. En realidad, los, meta- les de esta estructura tienen razones axiales que varfan desde 1.58 para berilio hasta 1.88 para cadmio; por tanto, si los dtomos se consideran en contacto, deben ser de forma esferoidal mas que esférica. La tabla 2.8 contiene 10s tipos de estructura cristalina, parimetros de la red, y otros datos de propiedades fisicas de los metales comunes. 2.46 Polimorfismo y alotropia El polimorfismo es la propiedad de un material de existir en més de un tipo de red espacial en el estado s6lido. Si el cambio en es- tructura es reversible, entonces el cambio polimérfico se conoce como alotropia, Por Jo menos quince metales muestran esta propiedad, y el hierro es el ejemplo mejor conocido, Cuando el hierro cristaliza a 2 800°F es bcc, (Fe 8), a 2.554°F la es- tructura cambia a fe.c, (Fe y) y a 1 670°F vuelve a transformarse en b.c.c. (Fe a). 2.17 Planos cristalograficos Las capas de dtomos o los planos sobre los cuales estén ordenados los stomos se conocen como planos atémicas o cristalogréficos. La relacién que guarda un conjunto de planos con los ejes de la celda unitaria se desig- na por los indices de Miller. Se establece que una esquina de Ia celda unitaria sea el origen de las coordenadas espaciales, y cualquier conjunto de planos se identifica por los reciprocos de sus intercepcionés con estas coordenadas. La unidad de I" CAP. 2, ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 97 Fig, 213 Derivacion de la red hexagonal a par- fir'de muchss celdas unitarias coordenacdas es el parimetro de la red del cristal, Si un plano es paralelo a un eje, lo intercepta en el infinito. En la figura 2.14, del sistema cibico, el plano BCHG, cruzado con lineas diago- nales, intercepta al eje Y a una unidad del origen y es paralelo a los ejes X y Z, 0 sea, los intercepta en el infinito. Por tanto, x z Imverescion = 1 © boa Reciproco tof 0k = oT ® Indices de Miler 01 El plano ilustrado tiene indices de Miller (010). Si un plano corta cualquier eje det Jado negativo del origen, el indice sera negativo y se indica colocando wn signo negativo menos arriba del indice, como, (Akl); por ejemplo, los indices de Miller 98 INTRODUCCION A LA METALURGIA FiSi (GIA FISICA CAP. 2 ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 99 as del plano ADEF que pasa por el origen (punto A) no puede determinarse si no 5243 Se cambia la localizacion del origen. Cualquier punto en el cubo puede escogerse eg Simo el oxigen, Por conveniencia, tGmese el punto B. El plano ADEF es paralelo Base alos ejes X (BC) y Z (BG) pero corta al cje Y en —1. Bl plano tiene indices de 18225 u \ge . 23 225 23 2 daghe S2di933 ¢ 323 [6 : 5| aS é Fig. 2:14 Determinacion dp los indices de Miler: 8] of 2 fl plano (010), el plano (111) y el plano (112). SMEAR eae sEcMea ascii sc tees i 8) ZB. /F55 23 & esses geggi25¢ 2 22g [2 Como otto ejemplo, los indices de Miller det plano BDJ (fig. 2.14) pueden de- flee [eke Se 5 SSSER Betaeens 8 sei |g terminarse como sigue 3} ae z : 3| 22 Iso. ae < & : 2| 22 |e. 32 = edhe cesdesie x ees lz Iniensecion ; 8) Be [SES SS fF RFFRR RSENS S CSR |Z ae 1 1 2 Besta k sa" | ecipioco tig S| cs i Indices de Miler 1 1? B/ 25 8 Este plano tiene indices de Miller de (112). #/ 85,].. : fos indies de Miler orn un lan rest taccionarios, estes fraccones deen 2) 2u8/Sas a2 3 aghz% esnseeds 2 see 3 convertirse a nimeros enteros; por ejemplo, considérese un plano que corta al eje X 8) gisjeas 32 2 §gga8 §ShsHees 2 SRA |e cots aleje ¥ em 3 y_ al eje Z en 1, Si se toman los reciprocos se obtienen indices g S os Sesesses S S35 |"¢ de 1, 4 y 1. Al multiplicar por 3 para convertir dichas fracciones en enteros, resul- s[ g ca tan indices de Miller de-(313) para el plano = s| 3 32 "Todos 10s planos paralelos tienen los mismos indices. Los paréntesis (AKI) alre- 6| 8 |zse a ea Zi dedor de lon padices He Miller signifcan un plano especifico o un conjunto de planos é a ga 83222285 © 528 [38 paralelos, Las Hlaves significan una familia de planos de 1a misma “forma” (equiva- sl, lee ge 2 Sa Tentes en el cristal), como las caras del cubo de un cristal cdbico: {100} = (100) + a| & |ff2 3 £23 26 fe (010) + (001) + (100) + (OT0) + (001) 2 & |2e3 £ gase 2 £22 |35 ‘Los reciprocos no se emplean para determinar los indices de una direccién. Para tl 2225 B esN [ee llegar a un punto en una direccién dada, considérese que si se empieza en cl origen 100 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA es necro movere uma distancia mulipicads yor a dani unavia aso el eje X, v mulipicada por la distancia untariab a lo largo del ee Y 9 nalts plate por Indiana tnfaies fo hrge el je 2 SF cm Ini pqoenoracear par tener el ovis desea lease Seon y se cacerran on parenets cusdades Lo) Ue gees aa sen eects en partes angus ws per cae hae es para detrmiar In drseon AC, empezando one oseen (pete) cence tovene una dad» fo lng dl eX hasta cl pun by oe anda ee cin dl oe pane el pnt C. La eeeon AC ends Ines de [110 En un gta bo, na din ee los nd pn a Ua len proxinada dsl empaqutamiesto de Stomos en un plano particular pucde obtener se observa una colda unter sencilla de la eatuctars Gee ye Ie fcc. Si se consideran los étomos como los punt K as eo aeons puntos de Ia red, el niimero de &tomos 7 g ee es , aac, | meee Fig. 2.18. Proyeccign dela red sobre un plano pe: pencil al je 2 para store eopscamiana Imerlanar. Los cirulosnegros een cr lene det papel. ° ‘et De la estructura cristalina se puede tomar un niimero infinito mayorfa son s6lo construcciones eee eee mayor : geométricas y no tienen importancia préctica, Si se fh een cas nner npr i = los domo, Ios planos més importantes son los de alta poblacign atmica,y mas gran ee ions interplanar. En la estructura b.c.c., éstos son los planos {110} mien- «que en la estructura fc, son los planos (111} (wéanse las Sguras 215 y 2.16) CAP. 2, ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 191 2.18 Diftaccién de rayos X Al llegar a este punto, cabria imaginar cémo es posible medir dimensiones de la red, ya que los espaciamientos at6micos son del orden de sélo unas cuantas unidades de angstrom. La herramienta més til para estudiar la estructura cristalina es la difraccién de rayos X, de la cual aqui se daré tuna breve explicacién. a) Bcc. ») Foe. Fig. 2.16 Espaciamiento interplanar de los planos (111), fen’ a) una esttuciura Bcc. y len 6) una estructura few. (Con autoraacion de L H.\Van Viack, "Element ‘of Materials Science” Addison-Wesley Publishing Com- pany, Inc, Reading, Mass., 1959) Como tos rayos X tienén una longitud de onda aproximadamente igual a la dis- tancia de separacién de los tomos en sélidos, cuando aquéllos se dirigen hacia un material cristalino los difractardn los planos de los dtomos en el cristal. Si un haz de rayos X choca, a algin angulo arbitrario, contra un conjunto de planos crista- Tinos, generalmente no habré un haz reflejado, porque los rayos reflejados de los planos del cristal deben viajar diferentes longitudes y tenderén a estar “fuera de fase” 0 a cancelarse entre si; sin embargo, a un dngulo especifico, conocido como ngulo de Bragg, 6, los rayos reflejados estardn en fase porque la distancia viajada serd un niimero entero de las longitudes de onda. Considérense los planos paralelos de tomos de la figura 2.17, donde se difracta una onda. Las ondas pueden refle~ jarse de un tomo situado en el punto H 0 en H’ y permanecer en fase en K; sin embargo, los rayos reflejados por los étomos en plarios subsuperficiales, como el 1”, también deben estar en fase en K. Para que esto ocurra, la distancia MHP debe ser igual una o més longitudes de onda enteras. Si d es el espaciamiento entre pla- nos y 0 el dngulo de incidencia, Ia distancia MH” serd igual a d sen 9 y la distancia MHP seré igual a 2d sen 0, 0 sea my = 2d sen donde n puede tener valores de 1, 2, 3, etc... Esto se conoce como ecuacién de Bragg. Sin entrar en detalles del equipo, para una longitud de onda 2 dada, puede medirse 6 y caleularse d 2.49 Estados de la materia Tres estados de la materia se pueden distinguir: 8¢050, liquido y s6lido. En el estado gaseoso, los étomos del metal ocupan gran parte del espacio debido a su répido movimiento. Dicho movimiento es enteramente al azar, y conforme viajan, chocan entre si y contra las paredes del recipiente, La 102 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA combinacién de todas las colisiones con la pared causa la presién del gas sobre la misma. Los étomos se mueven independientemente y suelen estar ampliamente separados, de modo que se desprecian las fuerzas atractivas entre los étomos. stanos tran AS an Fig. 2.17 Reflexion do rayos X. (Tomada de la obra de Van Viack, “Elements ‘of Materials Science Addison-Wesley Publshing Company, Inc., Reading Mass, 1959) El arreglo de los tomos en un gas es completamente desordenado. A alguna temperatura menor, la energia cinética de los 4tomos ha disminuido a tal punto que las fuerzas atractivas llegan a ser suficientemente grandes para que la mayoria de los étomos se junten formando un liquido. No todos los dtomos estén en el liquido; algunos permanecen en el vapor por arriba del liquido, y hay un continuo intercam- bio de étomos entre el vapor y el Iiquido a través de la superficie de este ultimo. En una vasija cerrada, a una temperatura definida, el intercambio de étomos alcan. zard un equilibrio y la presién de vapor del gas arriba del liquido adquitira un valor constante. Si el vapor escapa libremente, no se alcanzara el equilibrio y mas 4tomos dejardn la superficie del liquido de los que captura ella, dando lugar a eva. poracién. Mediante presién, se puede demostrar la existencia de fuerzas de atraccion entre dtomos en un liguido. Un gas puede comprimirse facilmente en un volumen ‘menor, pero se requiere de una presiOn elevada para comprimir un liquido; sin em- bargo, ain hay suficiente espacio libre’ en cl liquido para dejar que los étomos se muevan irregularmente. Conforme la temperatura disminuye, los movimientos son menos vigorosos y las fuerzas de atraccién juntan los étomos hasta que el liquido se solidifica. La mayo- ria de los materiales se contraen al solidificarse, lo cual indica un empaquetamiento mis estrecho de Stomos en el estado sdlido. En dicho estado, los atomos no son estacionarios, sino que vibran alrededor de puntos fijos y dan lugar al ordenamiento de Jas estructuras cristalinas analizadas previamente, 2.20 Mecanismo de cristalizacin La cristalizacin es la transicién del estado liquido al sélido y ocurre en dos etapas: 1 Formacién de nécleos. 2 Crecimiento del cristal ‘CAP. 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 103 Aunque los tomas en el estado liquide no tienen ningiin orden definido, es posi- ble que algunos en cualquier instante dado estén en posiciones que corresponden exactamente a la red espacial que adoptan cuando se solidifican (fig. 2.18). Estos agregados 0 grupos causales no son permanentes, sino que continuamente se des- hhacen y se forman de nuevo en otros puntos. El tiempo que existen esta determi nado por la temperatura y tamafo del grupo: a mayor temperatura, mayor energia cinética de los étomos y menor la vida del grupo. Los grupos pequefios son muy inestables, ya que s6lo estén formados por un corto niimero de étomos y la pérdida de uno solo puede destruir el grupo. Cuando la temperatura del liquido disminuye el movimiento del étomo decrece, alargando la vida del grupo y mayor nimero de grupos estardn presentes al mismo tiempo. Los dtomos en un material tienen energia tanto cinética como potencial. La ener- gia cinética esta relacionada con Ia velocidad con que se mueven los étomos y es estrictamente una funcin de la temperatura. A mayor temperatura, los dtomos son mas activos y la energia cinética es mayor. Por otto lado, la energta potencial esté relacionada con la distancia entre étomos, A mayor distancia promedio entre étomos, mayor sera su energia potencial ‘Ahora considérese un metal puro en su punto de congelacién en el que ambos estados, liquido y solido, se encuentran a la misma temperatura, La energia ciné- tica de los dtomos en el liquido y en el s6lido debe ser Ia misma, pero hay una diferencia significativa en energia potencial. Los étomos en el sélido estén mucho més pr6ximos, de modo que la solidificacién ocurre con una liberacién de energfa, Esta diferencia en energia potencial entre los estados liquido y sélido se conoce como calor latente de fusién; sin embargo, se requiere energia para establecer una \ va Fig. 2.18 Diagrama esquemético de las estructuras de: a) un cristal y de b) un liquide, Et grea ABCOE del liquide tiene Un arregio icentice a la del cristal (Tomada de la obra do Chalmers, “Physical Metal Turgy", John Wiley & Sons, ine. Nueva York, 1958.) 404 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA superficie entre el sélido y el Ifquido. En materiales puros, en el punto de congela- cidn, el calor de fusién libera energia insuficiente para crear una frontera estable, y siempre se necesita algiin subenfriamiento para formar niicleos estables. La subse ‘cuente liberacién del calor de fusién elevard la temperatura al punto de congelacién (fig. 2.19). La cantidad de subenfriamiento necesaria puede reducirse por la presen- cia de impurezas sélidas que reducen la cantidad de energia superficial requerida Temperatura de ccongelacion “Temperatura —~ Tiempo— Fig. 219 Curva de entriamiento para un me- fal puro; ABDE idesl, ABCDE rea Cuando la temperatura del metal liquido ha disminuido en forma suficiente por debajo de su punto de congelacién, aparecen esponténeamente agregados 0 nticleos stables en diversos puntos del liquido. Estos nticleos, que ahora se han solidificado, ‘actian como centros para cristalizaciGn ulterior. Conforme contintia el enfriamiento, ‘més étomos tienden a congelarse y pueden unirse a aquellos niicleos ya existentes 0 formar por si mismos nuevos nécleos. Cada néicleo crece al atraer stomos del Ii- quido € incluirlos en su red espacial. El crecimiento del cristal continia en tres dimensiones, con los étomos uniéndose entre ellos en ciertas direcciones preferidas, ‘generalmente a lo largo de los ejes del cristal. Esto da lugar a una estructura carac- teristica con apariencia de arbol, llamada dendrita (fig. 2.20). Como cada niicleo se forma de manera causal, los ejes del cristal estén apuntados al azar y as dendri- tas que crecen de ellos se desarrollarén en diferentes direcciones en cada cristal Finalmente, al disminuir Ia cantidad de Iiquido, las separaciones entre las ramas de la dendrita se Henarén y el crecimiento de la dendrita lo obstruir4 mutuamente el de sus vecinos. Esto da lugar a una forma externa muy irregular. Los cristales en- ‘contrados en todos los metales comerciales cominmente se llaman granos, debido esta variaci6n en forma externa. El area a lo largo de la cual estén unidos los cristales se conoce como frontera de grano, y es una regién de embonamiento 0 aparejamiento deficiente (fig. 2.21). Esto da lugar a una estructura (amorfa) no cristalina en la frontera de grano, estando los dtomos espaciados irregularmente. Como los uiltimos residuos del Iiquido se solidifican, por Io general a Io largo de las fronteras de grano, tiende a haber mayor concentracién de impurezas at6micas en sa drea, La figura 2.22 muestra esquemiticamente el proceso de cristalizacion desde la formacién del miicleo hasta los granos definitivos. CAP. 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 105 Fig. 2.20 Dendritas de magnesio que crecen a parr de un liquide, Fig. 221 Reprsenacén esquemdica de una Kon fom do nrano\enve Gov tls” Los somos 20 Ieee pe tas eas ofan conatuye et mate rat tera‘ io obra oe LF Mondor teu 8 ameskar “Engiootng Melatutgy", Mectow tit Sook Company. Nuva Yor 1999) 10 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA 2.21 Impertecciones del cristal Por Io explicado en la soccién anterior, es evi- dente que Ia mayoria de los materiales, al soldificarse, estén constituidos por mu- chos eristales 0 granos. En condiciones cuidadosamente controladas, es posible fa- bricar un cristal tnico. Las llamadas “barbas metdlicas” 0 whiskers que en algu- nos casos se crean 0 aparecen en forma directa del vapor, son monocristales casi perfectos. La figura 2.23, hecha con el microscopio eleetténieo de barrido, a una amplificacién de 20.000 veces, muestra barbas de estafio que erecen de un subs- trato de cobre. Los cristales Gnicos también pueden obtenerse, si se retira un fragmento del eris- {al o semilla a una velocidad cuidadosamente controlada, de una colada que se man- tenga precisamente arriba del punto de congelacién. En cualquier caso, los mono- cristales se aproximan a estructuras de red casi perfectas. Es posible calcular la re- sistenciate6rica de un metal por la fuerza requerida para separar el enlace entre to- imos vecinos. Esta fuerza representa varios millones de libras por pulgada cuadrada, misma a la que se aproxima la resistencia de monocristales 0 barbas de metal; senlacion esquemaica cel proceso {9 cristaizacién por nucleacion y crecimiento. den: Griteca. (Tomada Ge la obra de LF. Mondollo y 0 Zmeskal, "Engineering Molalurgy", MeGra-Hill Book Company, Nueva York, 1955.) CAP. 2, ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 107 sin embargo, la resistencia ordinaria de los metales es de 100 @ 1 000 veces menos. GPor qué hay tal diferencia? La respuesta In da la presencia de defectos en la es- tructura del cristal Es interesante darse cuenta de la cantidad de actividad presente en a superficie de un cristal durante su crecimiento. Una velocidad de crecimiento muy Ienta (por ejemplo, de 1 mm por dia), requicre depositar sobre la superficie unas cien capas de atomos por segundo. Todos estos dtomos deben depositarse exactamente en el orden correcto para que el cristal sea perfecto; pot ende, no sorprende que muy ocos cristales sean perfectos y que existan imperfecciones a escala atémica. Fig. 223 Barbas de. ostaho que crecen de un substrato de cobie, Hecha cone! microscopi do electrones de barrido, a una ampiiicacioa de 20 00x Las imperfecciones cristalinas més importantes son vacancias, intersticiales y dis- locaciones. Las vacancias son simplemente sitios atémicos vacios (fig. 2.24a) sitio > 2 eb—bo. wee OO 0 Mew ho seis rese | ineraionl — ofS oh fo Fig. 2.24 efectos crstalins; vacancia ¢ interstcia, 408 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Mediante un razonamiento termodindmico, puede demostrarse que las vacancias de la red son una caracteristica estable de los metales a todas las temperaturas supe- riores al cero absoluto. Con saltos sucesivos de los dtomos, como en el juego de damas chinas, una vacancia puede moverse en la estructura de Ia red y, por tanto, desempefiar un papel importante en la difusiGn de dtomos a través de la red. Ni tese que los dtomos que rodean una vacancia tienden a estar més juntos, distorsio- nando los planos de la red. Sobre todo en estructuras reticulares que no son compactas y en las aleaciones entre metales que tienen tomos sustancialmente distintos en didmetros atémicos, es posible que algunos sitomos caigan en posiciones intersticiales 0 en los espacios de la estructura reticular (fig. 2.24b). Los intersticiales tienden a empujar a mayor distancia a los dtomos vecinos y producen distorsién de los planos reticulares. Las vacancias no s6lo estan presentes como resultado de la solidificacién, sino que puc- den producirse al elevarse la temperatura o por irradiacién con particulas mucleares de movimiento répido, Los dtomos intersticiales pueden producirse por la severa dis- torsién local que se presenta durante Ja deformacin plastica, asi como por irra- diaci6n. Una distocacién se puede definir como una regién distorsionada situada entre dos partes sustancialmente perfectas de un cristal. La figura 2.25 muestra en forma es- quematica dos clases simples de dislocacién. La dislocacién de borde consta de un medio plano de dtomos extra en el cristal. La dislocacién de torillo se llama debido a la superficie espiral formada por los planos atémicos alrededor de Ia linea de Ia dislocacién de tornillo, La linea de dislocacién produce esfuerzos compresivos debajo de la dislocacién y esfuerzos tensiles arriba de ella, asi como una regién dis- torsionada en Ia estructura reticular. Cuando el deficiente apareamiento entre granos vecinos no es demasiado grande, la frontera de grano puede representarse por un arreglo o grupo de dislocaciones de borde paralelas (fig. 2.26). La creaci6n, mul- tiplicacién e interaccién entre las distocaciones son muy ities para explicar muchas propiedades de los metales. El lector debe consultar las referencias bibliogréficas al final de este capitulo para ‘obtener tna descripcién més completa de los tipos y la teoria de las dislocaciones. 4) Dislocacion de. bor Ger 0) vislocacion de tomill, (Tomaca do. la bra de LE. Mondolfa y ©. Zmeekal, "Engineering Metallurgy" MeGraw-Hil Book Company, Nueva York, 1955) CAP, 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 109 4 rH Fig. 228 Frontera de pequeno Angulo de dislo- Ccaciones de borde, indicada con los. simbolos T. (Con autorizacién de C. 5. Barret, "Structure of Metals”, 2a, e¢., McGraw-Hill Book Company, Nue- va York, 1952) 2.22 Macrodefectos en piezas coladas En Ia seccién anterior se analizaron varios defectos, a escala atémica, que surgen de la soldificaciOn. Otros defectos que pueden surgir de la solidificacién son suficientemente grandes para que se puedan advertir a simple vista, a saber: los macrodefectos, entre los cuales los més comu- nes son cavidades de contraccién 0 encogimiento y porosidad. Los metales liquidos, con pocas excepciones, sufren una contraccién en volumen debido a la solidficacién, Este decremento en volumen puede ser hasta del 6%. En un molde disefiado apropiadamente, con provisiones para poder proporcionar liquide a la porcién que se solidfica al ‘timo, Ia contraccién en volumen no. pre- sentard un problema serio; sin embargo, si todo el exterior de la pieza colada se solidifica primero, la disminucién en volumen del interior de la pieza durante la so- lidificaci6n dard lugar a la formacién de una gran cavidad por contraccién 0 enco- jimiento en Ia seccién media, como se muestra en a figura 2.27. En la solidifica- cidn de lingotes de acero, Ia cavidad por contraccién, llamada pipa o tubo, suele estar coneentrada en ta porcién central superior del lingote. Esta porcién se corta ¥ descarta antes del trabaado. solidificacién ideal serfa aquella en la que el metal se congele pri fondo del molde y continie haa aeiba hata leat aa parte superiors sin or bargo, el calor se disipa mas répidamente de la parte superior del molde. Para mini- inna la formacion de cavdades por conracion, deben eviarse cambios brusos espesores y las combinaciones de secciones pesadas y ligeras. Si la pieza que va a cole ten seston feds, debe dotate con vereerono lentes en ja parte superior para proporcionar metal liquido durante el proceso de soliifica- Gin. Las sessions pestdstdcben funds ea parte mis ata del molds 9 put dea utilizar enfriadores en la arena adyacente a las secciones de enftiamiento lento. ‘La porosidad se presenta siempre que los gases queden atrapados en 1a fundi- cién; por fo general, las porosidades son mas abundantes y més pequetias que las eavidades por contraccién y pueden distinguirse por su forma redondeada (8g. 2.28). Durante la colada puede quedar aire atrapado, debido a la repentina preci- pitacion de metal dentro de! molde, Como generalmente los gases son més solubles fen metal liquido que en el sédlido, los gases disueltos pueden librarse durante la solidificacién. Los gases también pueden producirse por reaccién del metal Kul 110 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Fig. 227 Caviéad por contraccién en un ingote Ge steacion al noble (columbo). (Fanstee Metal ttgiea Corporation) con sustancias volatiles, como humedad que pudiera haber en el molde. La porosi- dad puede reducitse considerablemente si se ventila en forma adecuada el molde y se evita compactar exageradamente la arena, Las fisuras por calor son grietas causadas por las intensas deformaciones de con- traccién que se crean en la pieza colada sOlida precisamente después de Ia solidific cidn, Una causa comtin es el molde de arena que no se abate, impidiendo contraer- Fig. 2.28 Bolsas de gas y porosidad en una pic Far colada de acero ‘para’ herramienta, aumenta a CCAP, 2, ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 111 se a la pieza colada. Las fisuras por calor también pueden resultar de las mismes con: diciones no uniformes de enfriamiento que dan lugar a las cavidades por encogimien: to, El disefio adecuado de la pieza que va a colarse minimizard el peligro de las figuras por calor. La figura 2.29 muestra una fisura por calor en una pieza colada de acero inoxidable. 2.23 Tamafio de grano El tamafio de los granos en una pieza colada esta deter- minado por la relacién entre la rapidez de crecimiento G y la rapidez de uclea- cidn N. Si el ntimero de micleos formados es alto se produciré un material de grano fino, y si s6lo se forman unos pocos niicleos se produciré un material de grano grue~ so. La rapidez. de enfriamiento es el factor més importante para determinar la ra dez de nucleacién y, por tanto, el tamaiio de grano. El enfriamiento répido (colada fria) daré como resultado que se forme un gran mimero de niicleos y que se obtenga un tamafio de grano fino, en tanto que en el enfriamiento lento (fundicién en arena (© molde caliente) sélo se forman algunos niicleos y tendrén 1a oportunidad de crecer, consumiendo el liquido antes que se puedan formar més niicleos. Otros factores que aumentan Ia rapidez de nucleacién, causando ast la formacién de grano fino, son 1 Impurezas insolubles, como el aluminio y el titanio, que forman 6xidos ihso- lubles en el acero, 2 La agitacién de la colada durante la solidificacién, lo cual tiende a fragmentar los cristales antes que tengan la oportunidad de crecer mucho, La rapidez de crecimiento en relacién con la velocidad de nucleacién es mayor justamente estando en o por debajo del punto de congelacién. Si el liquido se man- tiene exactamente a la temperatura de congelaci6n y la superficie la toca un cristal pequefo (grano), este cristal crecera con una direccién hacia abajo dentro del li quido. Si se retira lentamente, se puede obtener un monocristal. Fig. 2.29 Fisura por calor (echa) en una pleza colada de acero inoxidabie 112 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Fig. 2.20. 2) Fragilidad de un metal de grano grue- 50 al impacto; 0) frecuente cambio de direccion de la fuerza en la ruptura de un metal de grano tino, (Gon autorizacion de Doan y Mahia, “Principles of Physical Metallurgy”, McGraw-Hill Book Company, Nuova York, 1961.) En general, los materiales de grano fino muestran mejor tenacidad o resistencia al impacto (fig, 2.30); ademds, son mas duros y fuertes que los materiales de grano ‘grueso. En los procesos de {undicién industrial, en que un liquido caliente esta en contacto con un molde inicialmente frio, existird en el Iiquido un gradiente de tem- peratura (diferencia en temperatura). La parte externa esté a una temperatura menor que la del centro y, por tanto, empieza a solidificarse primero, De esta ma- nera se forman muchos niicleos en la pared del molde y empiezan a crecer en todas direcciones. Pronto avanzan sobre toda la orilla del molde y contra ellos mismos, de manera que la vinica direccién de crecimiento no restringida es hacia el centro. Los zranos resultantes son en forma de columnas alargadas, perpendiculares a la super~ ficie del molde, Esto se observa en la figura 2.31, que muestra una colada de plomo altamente puro. A lo largo de la pared del molde, donde la rapidez de enfriamiento es répida, los granos son pequefios, en tanto que hacia el centro, donde la velocidad de enfriamiento es mucho menor, los granos son mas grandes y alargados. Si el molde tiene bordes afilidos, se desarrollard un plano de debilitamiento desde esas esquinas, ya que tanto las impurezas s6lidas como las gascosas tienden a con- centrarse a lo largo de este plano. Tales piezas coladas pueden sufrir ruptura interna durante las operaciones de rolado o de forja. Para evitar que se forme este plano, es una buena practica disefiar el molde de fundicién de esquinas redondeadas. 2.24 Medicién del tamafio de grano. Los principales métodos para caleular el tamafio de grano recomendados por Ia ASTM son: 1 Método de comparacién 2 Método de intercepcién (o de Heyn) 3° Método planimétrico (0 de Jeffries) CAP. 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 113 Método de comparacién La muestra se prepara y ataca de acuerdo con el proce- dimiento metalogratico descrito en el capitulo 1. La imagen de la microestructura proyectada a una amplificacién de 100x, o una fotomicrografia de Ia estructura a igual amplificaci6n, se compara contra una serie de patrones estindar clasificados, que cubren los diversos tamafos de grano (ASTM E112-63). Mediante el método de prueba y error se encuentra un patrén que coincide con la muestra en estudio y tentonces se designa el tamaiio de grano del metal por el namero correspondiente al rnimero indice del patrén coincidente. Los metales que muestran un tamafio de Fig. 231 Colada de plomo altamente puro. Amol fieado 2x. (National Lead Co. Research Laboratory) grano mixto se tratan de manera semejante, en cuyo aso se acostumbra especificar él tamaiio de grano en términos de dos ntimeros que denotan el porcentaje aproxi- mado de cada tamafio presente. El método de comparaci6n es més conveniente bastante preciso en muestras de granos de ejes iguales. El niimero de tamafto de grano ASTM n puede obtenerse con: Naa donde N es el mimero de granos observados por pulgada cuadrada a una amplifica- cidn de 100x (véase la tabla 2.9) b Método de intercepcién (0 de Heyn) El tamatio de grano se estima contando or medio de una pantalla dividida de vidrio, 0 por fotomicrografia o sobre Ia propia muestra, el némero de granos intersecados por una © més lineas rectas. Los granos tocados por el extremo de una linea se cuentan s6lo Como medios granos. Las even- 114 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA tas se hacen por lo menos en tres posiciones distintas para lograr un promedio razo- nable. La longitud de Ia linea en milimetros, dividida entre el nimero promedio de ‘granos intersecados por ella, da la longitud de intercepcién promedio o “diémetro” de grano, El método de intersecci6n se recomienda especialmente para granos que no sean de ejes iguales. levalos de tamaho de grano de la NOME DEL | GRANOS POR PULG® A ios GRAN? PF MEDIA [INTERVALO 256 512 Método planimétrico (o de Jeffries) Un circulo 0 un rectingulo de area conocida (generalmente de 5.000 mm?) se inscribe en una fotomicrografia o en la pantalla dividida de vidrio del metal6grafo. Se debe escoger una amplificacién tal que dé por lo menos 50 granos en el campo o drea que va a contarse. La suma de todos los granos incluidos dentro del area conocida més la mitad del némero de granos intersecados por la circunferencia del érea, da el nimero total o equivalente de gra- nos enteros dentro del area. Si se conoce la amplificacién de ta muestra, se puede determinar el niimero de granos por milimetro cuadrado, multiplicando para ello el ‘mimero equivalente de granos enteros por el factor de amplificacién correspondiente (multiplicador de Jeffries) f dado en la tabla 2.10, TABLA 2.10 Relacién en tte Ia amplifcacién ultzada Yel multplicador de detries pera-un grea de 5000 mm? AMPLIFICACION UTILIZADA CAP, 2, ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES 115 |Asi, si se encuentra que el niimero equivalente de granos enteros es de 75 a una amplificacién de 100x, el mimero de granos por milimetro cuadrado seré igual a 75 x 2, 0 sea 150. En caso de conflicto, el método planimétrico tiene preponde- rancia sobre el de comparacién para los granos de cjes iguales. ‘Al emplear cualquier método para determinar el tamaiio de grano, es importante darse cuenta de que la estimacién no es una medicién correcta. Una estructura metélica es una mezcla de cristales tridimensionales de tamafios y formas variables. ‘Aun si todos los cristales fueran idénticos en tamafio y forma, las secciones trans- versales de los granos de la superficie pulida mostrarian éreas variables, dependiendo de dénde el plano de la superficie cortara cada cristal individual. Por tanto, ningGn ‘campo de observacién puede ser exactamente igual BIERCICIOS 2a {Cul es la diferencia entre nimero atémico y peso at6mico? 22. {Qué se entiende por isdropo? 2.3 Expliquese la disposicion de los elementos en la tabla peridcica. 24 2Qué se puede decir acerca de todos los elementos de un mismo grupo de Ia tabla periddica? 2S Por qué razén algunos elementos se conocen como elementos de transicién? 2.6 Mediante et sistema explicado en Ia seccién 2.2, escribase Ia configuracién electrénica de los elementos en el cuart periodo. 27° Definase qué es un sélido, Fl vidrio no se considera un séido verdadero, ;por qué? 28 {En qué difiere el enlace metilico de los enlaces ibnico y covalente? 29° Deseribase un experimento que demuestre que los Stomos de un s6lido estén en mo- 240 Expliquese Ia existencia de fuerzas atractivas y repulsivas entre stomos. 2A {Qué es didmetro arémico y cémo puede indicarse aproximadamente su valor? 2.42 {Cémo cambia el diémetro atémico dentro de un mismo grupo de la tabla’, gpor qué? 2.13 {Cémo cambia el didmetro atémico dentro de un periodo de Ia tabla periédica?, apor qué? 2.14 Proporcisnense tres ejemplos de metales alotrépicos. Para cada ejemplo, dense tas emperaturas y los cambios en estructura cristalina 218 Cuiles son los indices de Miller de un plano que corta al eje de las X en 2, al tie de las Y en 4 y es paralelo al eje Z? La estructura es esbica. 2.16 Cuéles son los indices de Miller de un plano en una estructura cabica, que pasa por Y=44,Z=1 yes paralclo al eje X? Dibijese la estructura cubica y mérquese con lineas este plano. 2.17 {Cudles son los indices de Miller de un plano en una estructura clbica que corta al ie X en ¥4, al eje ¥ en I y es perpendicular al plano XY? 248 Cuando un gas se lca, se libera energia en forma de calor de vaporizacién. A qué se debe esta energfa? 2.19 Hay alguna diferencia en Ia energia cinética de los étomos en el liquido y en el gas fn el punto de ebullcién? Expliquese 2.20 stablézcese la diferencia entre un cristal, una dendrita y un grano. 221 {Por qué la frontera de grano es irregular? 222 Enumérense tres factores que tiendan a promover la formacién de granos finos en tuna pieza de fundicion, 2.23" ;Por qué es importante evitar esquinas adas en Ins piezas de fundicién? 118 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA 224 Describase un método para obtener un tamafo de grano uniforme en una pieza de fundicién que tiene una seccién gruesa y una delgeda, 225 Enel sistema cibico, el espaciamiento interplanar dau, medido en forma perpendicu Tar a fos planos, esté dado por la férmula ain = Vie PTF onde (ikl) son los indices de Miller y a es el parmetro de la red. Caleilese el espaciamien- to interplanar para los planos (110), (111), (120), 221) y (123) del cobre, {Cul de los planos anteriores tiene el mayor espaciamiento planar? 2.26 En el sistema cilbico, el Angulo 4 entre los planos (hiksh) y (Hiskal) puede encontrarse mediante la f6rmula siguiente: Wh ek +, VET RFD tT CCateilese ef éngulo entre los planos (100) y (110); et plano (100) y el (111); et plano (110) y et (it. 227 Sise hace un andliss de difraccién de rayos X de un cristal con rayos X que tienen una longitud de onda de 0.58A y se observa una reflexiOn a un dngulo de 6.45", jeudl seré cl espaciamiento interplanar? Resp. 2.575 A 228 Los céleulos de densidad se pueden utilizar para verficar Ia validez. del andlisis por difraccién de rayos X. donde peso/celda unitaria = (nimero de Stomos/eelda unitaria) (peso del dtomo) y el peso ‘el Stomo es el peso atémico/nimero de Avogadro (6.02 x 10° tomo). 4@) El cobre es fc. y tiene un parimetro reticular de 3.61 A (10 cm). Caledlese su den sidad en g/cm’, y verifiquese con el valor de densidad consultando un manual. 1) Hégase lo mismo con hierro (bec. y pardmetro reticular de 286 A). 229. Si el cobre es fice. y tiene un didmetro atémico de 2.856 A, caleslese el parimetro reticular. 230. Si el hierro es bcc. y tiene un parémetro reticular de 2.86 A, caleilese ef didmetro atémico. 231 La ecuacién para la frascién de sitios atSmicos en equilibrio que estin vacantes es: x donde aff = calor molar de reaccién que acompasa la formacién de vacancias R= contenido de gas T= temperatura absoluta en °K usando 44 = 20.000 cal/mol para aluminio y R=2 cal/mol-grado caleslese In fraccién de sitios reticulares que estén vacantes a 300, $00, 1000 y 1 300°K. 232 Mediante el método planimétrico para medir el tamafo del grano, el nimero de gra: ‘nos equivalentes a una amplifeacién de 200x fue de 62. Calctlese el mimero de sranor ppor milimetro cuadrado. Cual es el tamafo de grano ASTM equivalente? (Consiltese la 11, ASTM B112-63). (CAP. 2. ESTRUCTURA Y CRISTALIZACION DE LOS METALES. 117 REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS ‘American Society for Metals: Atom Movements, Metals Park, Obio, 1951 Barrett, C. S: Structures of Metals. 2a. ed,, MeGraw-Hill Hook Company, Nueva York, 1952, Cottrell, A. H Dislocations and Plastic Flow in Crystals, Oxford University Press, Fair Lawn, N.J., 1986, Cullty, B.D: Elements of X-ray Diffraction, Addison-Wesley Publishing Company, Inc., Reading, Mass., 1956, Eisenstadt, M. Mi: Iniroduetion to Mechanical Properties of Materials, The Macmillan ‘Company, Nueva York, 1971, Guy, A. Gs Elements of Physical Metallurgy, 2a, ed., Addison-Wesley Publishing Com- puny, Inc, Reading Mass. 1959, Hume-Rothery, W.: Aromic Theory for Snudente of Metallurgy, The Institute of Metals, Londres, 1955, and G. V. Raynor: The Structure of Metals and Alloys, The Insitute of Metals, Lqnares, 196. Mason, C. W.: Introductory Physical Metallurgy, American Society for Metals, Metals Park, Ohio, 1947, Mondoifo, 1 F., and O. Zmeskal: Engineering Metallurgy, McGraw-Hill Book Company, Nuova York, 1955. Rogers, B. Au: The Nawure of Metals, American Society for Metals, Metals Park, Ohio, 1951 Van Viack, L. Hs Blersents of Materials Science, Addison-Wesley Publishing Company, Inc., Reading, Mass, 1958, Materials Science for Engineers, Addison-Wesley Publishing Company, Reading, Mass., 1970, Weertman, J., and J, R. Wertman: Elementary Dislocation Theory, The Macmil pany, Nueva York 1968, 2 Com: Deformacién plastica 3.1 Introduccién Cuando un material se tensa por debajo de su limite eléstico, Ja deformacién resultante es temporal. La supresi6n del esfuerzo da como resultado tun retorno gradual del objeto a sus dimensiones originales. Cuando un material se tensa més allé de su limite eléstico, tiene lugar una deformacién pléstica 0 per- manente, y no regresaré a su forma original por la sola aplicacién de una fuerza. La posibilidad de que un metal sufra deformacién plistica es probablemente su ca- racteristica més relevante en comparacidn con otros materiales. Todas las operacio- nes de formado, como son troquelado, prensado, hilado, laminado o rolado, forjado, estirado y extrusion, se relacionan con la deformacién plistica de los metales. Varias operaciones de maquinado, como fresado, tomeado, corte por sierra y punzado tam- bign se relacionan con la’ deformacién plistica. El comportamiento de un metal cuando se deforma plisticamente y el mecanismo mediante el cual ocurre son de interés esencial para perfeccionar la operacién de trabajado. Se puede obtener mucha informacién respecto al mecanismo de. deformacién plistica al estudiar el comportamiento de un monocristal sujeto a esfuerzo y apli- cando més tarde este conocimiento a un material policristalino. La deformacién pléstica puede tener lugar por deslizamiento, por maclaje o me- Giante una combinacién de ambos procesos. 3.2 Deformacién por deslizamiento Si el monocristal de un metal es esfor- zado tensilmente mas alla de su limite cléstico, se alarga en forma ligera, aparece un escalén sobre la superficie indicando un desplazamiento relativo de una parte del cristal con respecto al resto y la elongacién se detiene. Al aumentar la carga se pro~ duciré movimiento en otro plano paralelo y daré como resultado otto escalén. Es como si delgadas secciones vecinas del cristal se hubieran deslizado una sobre otra como cartas de baraja, Cada alargamiento sucesivo necesita un esfuerzo aplicado ma~ yor y resulta en la aparicién de otro escalén, que es realmente la interseceién de tun plano de deslizamiento con la superficie del cristal. El aumento progresivo d= ta carga eventualmente produce fractura del material cal 3, DEFORMACION PLASTICA 119 Las investigaciones han demostrado que el deslizamiento ocurria en ciertos pla- nos de stomos en el cristal y a lo largo de ciertas direcciones en estos planos. El ‘mecanismo mediante el cual un metal ¢s deformado plésticamente se mostr6 de esta manera, que era un nuevo tipo de flujo, ampliamente distinto del flujo de iquidos © gases. Es un flujo que depende de la estructura perfectamente repettiva del cris- tal que permite que los étomos en una cara de un plano de deslizamiento se rom- pan por esfuerzo cortante de sus vecinos originales de Ia otra cara, que permite el deslizamiento en forma organizada a lo largo de esta cara, llevando su propia mitad el cristal con ellos y por ailtimo unirse otra vez en un nuevo conjunto de vecinos casi tan perfectamente como antes. En el capitulo anterior. se destacé que en la estructura cristalina existen planos paaralelos de alta densidad at6mica y un gran espaciamiento interplanar correspon- iente, Cualquier movimiento en el cristal tiene lugar ya sea a lo largo de estos planos 0 de los paralelos a ellos. La investigacién de Ia orientacién del plano de deslizamiento respecto al esfuerzo aplicado indica que el deslizamiento se presenta como resultado de un simple esfuer- zo cortante. La descomposicién de la carga tensil axial F en la figura 3.1 da como resultado dos cargas: una tangencial o rasante (F, = F cos 4) a lo largo del plano de deslizamiento, y una normal (F, = sen 8) perpendicular al plano. El area del plano de desizamiento es /sen @, donde A es el érea transversal perpendicu- lar a F. Plano de eesiizamiento Fig. 3.1 Componentes de fuerza sobre tun’ plano de deslzamiento, 120 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Fig, 32 Ei flujo plistico se presenta cuando pla- nos de tomas se deslizan uno sobre el otra. Los planos de empaquetamiento compacto hacen esto mds tciimente a) que los planos alineados en otra sireccién 0) ” Los esfuerzos resultantes son Foss F F Esfuerzo cortante S, = —7-"S"- = cos sen = sen 26 (3.1) Fseng _ F Esf mal S,= S27 _ F sent fuerzo normal $y = AOE = sent @ (3.2) De fa ecuacién (3.1), es evidente que el esfuerzo cortante sobre un plano de eslizamiento seré maximo cuando 4 = 45°, Un factor més importante para determinar el movimiento de deslizamiento es Ja direccién y sentido del esfuerzo cortante sobre el plano de deslizamiento. El des- lizamiento ocurre en ditecciones en que los tomos estin més empaquetados, ya ‘que esto requiere 1a minima cantidad de energia. En el capitulo anterior se obser- ¥6 que las filas de empaquetamiento compacto estaban més separadas entre sf ‘que las flas no compactamente empaquetadas; por tanto, pueden deslizarse entre si con menos interferencia. También cabria esperar, ya que los étomos no estén unidos por enlace directo sino que se mantienen juntos simplemente por los clec- trones libres, que estas flas de dtomos compactamente empaquetados podrian des- se entre sf en forma muy fécil sin separarse, En Ia figura 3.2 se ve que los 4tomos de una fila en a) estén més juntos y las filas se hallan mas apartadas verticalmente que las de 6), de manera que se necesita menor fuerza para un desplazamiento horizontal dado, como lo sugiere la pendiente de las barras negras entre los Stomos. Ademés, se necesita menor desplazamiento para mover los. Sto- mos a posiciones inestables, de donde tendern hacia posiciones estables cuando éstas se hallan cercanas entre si, como en la figura 3.2 a). La figura 3.3 muestra el empaquetamiento de dtomos sobre un plano de desliza- miento. Hay tres ditecciones en que los étomos estén compactamente empaquetados: las direcciones de deslizamiento facil. El esfuerzo de corte S, sobre el plano de des- lizamiento, que se derivé previamente (ecuacién 3.1), podria no coincidir con una CAP. 3, DEFORMACION PLASTICA 121 Direcciones de facil fra pulida, atacada y luego deformada. 100x étomos se deslicen consecutivamente, empezando en un sitio 0 en unos cuanto: Sitios en el plano de deslizamiento y que después se muevan hacia afuera sobre a resto del plano. Sir Neville Mott ha relacionado este deslizamiento con el de una alfombra grande y pesada sobre un piso, Si se trata de desizar la alfombra enter como una, sola dieza la resistencia es demasiado grande, En vez de ello, se puede hacer un plcgue cee alfombra y deslizarla un poco, empujando a la vez el pliegue a lo largo ¥ Serandando asi ia regién desizada detrés de ella a expensas de Ja region no desti- setia enfrente de ella, Una analogia como la del pliegue en la alfombra es el movi ‘aiento del gusano [véase la fg. 3.9, que muestra que, con la aplicacién de la fuerza {angencial, se ha formado un plano extra de stomos (llamado dislocaciOn) encima del plano de deslizamiento}. Esta dislocacién se mueve a través del plano de dest Jamfento y deja un escalén cuando sale a la superficie del cristal. Cada vez que la Gislocacion se mueve a través del plano de deslizamiento, el cristal se mueve un tspacio de un dtomo, Como los stomos no terminan en posiciones exactamente nor. males después del paso de la dislocacién, movimientos ulteriores de la distocacion raves del mismo plano de deslizamiento encuentran mayor resistencia. Eventual- frente, esta resistencia o distorsién del plano de deslizamiento llega a ser suficiente- tmente grande para trabar la dslocacin en la estructura crstalina, y el movimiento te detiene. Para deformaciones posteriores se necesitaré movimiento sobre otro plano 3 Geslizamiento, Aunque la distorsién es mayor sobre el plano de deslizamiento etivo, su efecto se siente en toda la estructura reticular y la carga aplicada debe aumentarse para producir movimiento sobre otro plano de deslizamiento, IE] es{uerzo necesario para iniciar un deslizamiento en un cristal perfecto, © sea, el esfyerzo requerido para mover un tomo sobre otro, puede calcularse para un Shetal dado; sia embargo, este resultado cs de 100 a 1000 veces mayor que la Componente critica del estuerzo cortante observado experimentalmente para desl CAP. 3. DEFORMACION PLASTICA 125 Plano do desizamienta ) Fig. 2.9 Anaiogia ent al movimient locacién a través ce un cristal yet movimento, do un gusano conforme arqusa au para posterior iene leas" avanza.(Cortesia de Westingho was wahouse Electric 4126 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA zamiento en monocristales. No es sorprendente encontrar un valor menor de ta Componente critica del esfuerzo cortante, ya que en Ia seccién 2.21 se vio que las dislocaciones ya existen en la estructura cristalina como resultado de Ta solidifica~ tin, Por tanio, no es necesario crear una dislocacibn, sino simplemente empezar 1 movimiento de una ya existente sobre el plano de deslizamiento, Esta teorfa Sugiere que un método para lograr alta resistencia en metales seria fabricar cris- tales casi perfectos, sin imperfecciones. La resistencia de las “barbas” metilicas, ique son crstales casi perfectos, ha logrado aproximarse a la resistencia tebrica y apoya Ia teoria de las dislocaciones. 34 Deslizamiento en diferentes estructuras reticulares La combinacién de tun plano de deslizamiento y una direccién de deslizamiento se conoce como sistema de desizamiento. La direccién de deslizamiento es siempre la de més denso empa- Guetamiento atémico en el plano de deslizamiento y el factor mas importante en el sistema de deslizamiento. En los materiales fc.c. hay cuatro conjuntos de planos (111) y tres direcciones de empaguetamiento ¢110) en cada plano (fig. 3.3), que hacen un total de dove sistemas posibles de deslizamiento. Estos sistemas de deslizamiento estén bien tnibuidos en el espacio; por tanto, es casi imposible deformar un cristal fcc. y no tener al menos un plano {111} en una posicién favorable para el deslizamient. Como cabe esperar, la componente critica del esfuerzo cortante necesaria para el deslizamiento serfa bajo (tabla 3.1) y los metales con este tipo de estructura re- ticular (plata, oro, cobre y aluminio) s¢ deforman fécilmente. TABLA 2:1 Estuerzo de cote crfco resvetto pare dversos metales @ temperatura ambieate® OF ONENTE CRITICA, PLANO DE. DIRECCION DE METAL ESTRUCTURA DESIIZAMIENTO DESLIZAMIENTO COKTANTE > (LB/PULG) OO Plasto ant} (170) 54 Cobre tee. ant} (i) 1 Aluminio tcc. (ant) (170) 14 Magnesio cp.h (0001) 12) 6 Cobalto ep. (0001) (1120) 960 Titenio cp (1070 (112) 1,390 Hierro bee. {110}, an) 3.980 Columbio bcc, {110}, ay 4840 Molibdeno_b.cc. (110), amy 10.400 ¥ Los valores fueron tabulados dene diverts fuentes por W. J. M. Tega, "Fle then of Mechanical Metallorgs" The Macmillan Compeny, Nveva York, 1966, vee. 106 Los metales e:p.h. (hexagonales compactos) (cadmio, magnesio, cobalto y tita- nio) tienen s6lo un plano de alta poblacién atémica, et (0001) (© plano basal) y tres ¢1130> de empaquetamiento compacto en ese plano (véase fa fig. 3.10). Esta estructura no tiene tantos planos de deslizamiento como la red f.c.c. y la compo- nente ertca delesfuerzo cortante es mayor que para los materiales c-c. (tabla 3.1). Fin tanto que el nimero de sistemas de desizamiento es limitado, la deformacion CAP. 3. DEFORMACION PLASTICA 127 or mca ayuda a colocar més ssemas de desizamiento en poscién adecunda, con Jo cual se aproxima su plasticidad a aquella de la estructura f.c.c. y sobrepasa fade for metal bee. eae Como Jos metales b.c.c. (cbicos, centrados en el cuerpo) tienen menos dtomos ppor celda unitaria, no poseen un sistema de deslizamiento bien definido ni tienen“un plano realmente compacta. La direccién de deslizamiento es la de empaquetamiento compacto (111). Las lineas de deslizamiento en los metales b.c.c. son onduladas e irregulares, haciendo a menudo extremadamente dificil la identificacién de un pla- xno de deslizamiento. Todos los planos (110), (112) y (123) se han identificado como de deslizamiento en cristales b.c.c. Los estudios han indicado que cualquier pla- no que contiene una direccién de empaquetamiento compacto <111) puede actuar como un plano de deslizamiento. En concordancia con la falta de un plano campac- to se tiene relativamente un valor grande de la componente critica del esfuerzo cortante, necesario para el deslizamiento (tabla 8.1). Por tanto, los metales b.c.c. {molibdeno, hierro alfa (a), tungsteno] no muestran un alto grado de plastcidad. 3.5 Deformacién por maclaje En ciertos materiales, particularmente metales expah, el maclaje es uno de los principales medios de deformacién, Esto puede cau- sar un extensivo cambio en la forma o colocar planos potenciales de deslizamiento en una posicién més favorable para el deslizemiento./El maclaje es un movimiento de plans de dtomos en la red, paralelo a un plano especifico (de maclaje) de ma- nera que la red se divide en dos partes simétricas diferentemente orientadas. La can tidad de movimiento de cada plano de étomos en la regién maclada es proporcional a su distancia del plano de maclaje, de manera que se forma una imagen especulat a través del plano de maclajef Las figuras 3.11 y 3.12 ilustran esqueméticamente cl maclaje en una red f.c.. Fig. 3.10. Direcciones de empaquetamiento com. pacto en el plano basal do la red hexagonal En la figura 3.11, ol plano de maclaje (111) corta al plano (110) a to largo dk Ia lnea AB", ques a ditecign de maclaje, La figura 312 macsia el mecans ‘mo de maciae. Fl plano det papel es el (110) y se toman juntas muchas colds Untaries. Cada plano (111) en la repién de maclje se mueve tangencialmente & 428 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Direceién de maclaje a Fig. 3.11 Diagrama de un plano de maclaje y diteccién de maclaje en una red fc, Ia diteccién {112}. El primero, CD, se mueve un tercio de una distancia interaté> mica; el segundo, EF, se mueve dos tercios de una distancia interatémica; y el tercero, GH, se mueve un espacio entero. Region de Plane del pagel (510) Direccion se ano, de macise (111) Plano. 6 a maclaje [112] Fig. 2412. Diagrama esquemétice de m fed tee. (Gon auionsacton ce, G €. Doan, “Prine ties Physical Mtaltsgy’s 2a, ed, Mora il Book Company, Nueva York) 1959) Si desde el dtomo 4” se traza una linea perpendicular al plano de maclaje (4B"), se tend otro étomo, C’, exactamente a la misma distancia del plano maclado, pero 4el tro lado, Lo mismo es cierto para todos los étomos en la region maclada, de ‘modo que realmente se tiene una imagen especular en Ia regién maclada que refleja CAP. 3. DEFORMACION PLASTICA 129 ta porcién no maclada del cristal. Como los tomos terminan en espacios interaté- micos, se ha cambiado Ia orientacién de los tomos o la distancia entre ellos. Gene- ralmente la regién maclada comprende ef movimiento de un gran nimero de atomos, y suele aparecer microscSpicamente como una linea o banda ancha, como se indica en la figura 3.13. Esta fotografia muestra bandas de maclaje en zine; ndtese como las bandas cambian de direccién en la frontera de grano. — El plano y la direccién de maclaje no son necesariamente los mismos que los del Proceso de deslizamiento, En tos metales f.cc., el plano de maclaje es el (111) ¥ la direcci6n de maclaje es la [113]; en los bce, es el plano (112) y la diree- i6n (111) AI metalurgista Ie interesan dos tipos de maclaje: 1 Maclajes mecdnicos o de deformacién; prevalecientes principalmente en metales eph, (magnesio, zine, et.) y en metales b.c.c. (tungsteno, hierro a, etc.) 2 Maclajes de recocido, prevalecientes principalmente en metales f.c.c. (aluminio, cobre, latn, etc.). Estos metales han sido previamente trabajados y luego reca lentados. Los maciajes se forman debido a un cambio en el mecanismo de ere- cimiento normal. 3.6 Deslizamiento contra maclaje El deslizamiento y el maclaje differen en: 1 La cantidad de movimiento: en el deslizamiento, los étomos se mueven un n= mero entero de espaciamientos interatémicos, en tanto que en el maclaje los 4tomos se mueven cantidades fraccionarias, dependiendo de su distancia desde el plano de maclaje. 2 La apariencia microscépica: el deslizamiento aparece como lineas delgadas, en tanto que el maclaje aparece como lineas © bandas anchas, 3° Laorientacién reticular: en el deslizamiento hay muy poco cambio en la orienta- cidn reticular, y los escalones son visibles s6lo en la superficie del cristal. Si los escalones se eliminan por pulido, no habré evidencia de que ha habido desliza~ miento, Sin embargo, en el maclaje como hay diferente orientacin reticular en la regién maclada, Ia eliminacin de los escalones por pulido superficial no des- ‘truié la evidencia del maclado, Adecuadas soluciones de ataque, sensibles a las diferencias en orientaciGn, revelarén la regién maclada. 3.7 Fractura Es Ia separacién de un cuerpo sujeto a un esfuerzo, en dos 0 més partes. La fractura se clasifica en frdgil o dict. La fractura frégil generalmeme comprende la répida propagacién de una grieta, con el minimo de absorcion de energia y de deformacién plistica. En los monocristales, Ia fractura frégil ocurre por clivaje a lo largo de un plano crstalogrétfico en particular (por ejemplo, el plano (100) en hierro}. En los materiales policristalinos, la superficie de fractura frigil ‘muestra una apariencia granular (fig. 3.14b) debida a los cambios en otientacion de los planos de clivaje de un grano a otro. ‘Al igual que con fa deformacién pléstica, la diferencia entre la resistencia a la fractura te6rica y Ta resistencia a la fractura real se debe a irregularidades estructu rales, Las fibras de vidrio recién estiradas tienen resistencias préximas a los valores te6ricos, pero cualquier cosa que pueda causar irregularidades superficiales, como mellas o grietas, 18s debilita. En 1921, A. A. Griffith dio Ia primera explicacion de esta discrepancia. En su teoria explicaba que la falla en los materiales fedgiles INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Fig. 313 Bandas de maclaje en zinc. 2x cen prodida por muchas gitas fins sobmicospics elias en el metal: Lo squdo de Ia pons de ies tan daré como reall una concentaion de tera my ate ue por caceder la resistencia tT fara tein en st ie Iocallzda'y hacer que la gieta se propague aun cuando el cuerpo del Sujeto un esfueray tens plead, caramente alo eee Poublamente estan misfits en el metal debio as concones prevas de sliaeign o trabajo sin embargo, aun un materia inate eso pad eso ets en una ezala atn, Como ms nt figura 3154, Mia poi ostaren una mirogrita, Oto modo (Rg. 3.156) en una sola dislocaion, De la ie aumente la moviidad de cmc sacs ch seria el que tres dislocaciones unitarias se ae explcacién anterior, es evidente que cualquier método que aun Tee as sates Geiser des poe ciada con la formacién de un cuello en una pro- -cono, asociada con 1a f de, un uelo una, ro, con una fractura copa: beta tensil (véase la fig. 3.144), La fractura empieza con Ia form CAP. 3. DEFORMACION PLASTICA 191 Fig. 8.14 3) Fractura dictil_copa-y-cono en cero al bajo carbono; b) fractura trégil en un acero al alto carbone. én el centro de la regién en forma de cuello. En la mayoria de los metales comer- siales, estas cavidades internas probablemente se forman alrededor de inclusiones no metilicas. Esta creencia se sostiene por el hecho’ que los metales extremadamente puros son mucho més dictiles que los de pureza un poco menor. Bajo un esfuerzo aplicado continuo, las cavidades se unen para formar una grieta en el centro de la probeta. La grieta avanza hacia la superficie de la probeta en una direccién perpen- dicular al esfuerzo aplicado. La culminacién de la fractura ocurre répidamente a lo fargo de una superficie que hace un angulo de aproximadamente 45° con el eje ten- sil. La etapa final deja un labio circular sobre la mitad de Ja muestra y un bisel sobre la superficie de la otra mitad. De este modo, una mitad tiene la apariencia de luna copa poco profunda y la otra se asemeja a un cono con la parte superior apla- nada, que da lugar al término fractura copa-y-cono. 3.8 Deslizamiento, maclaje y fractura La cantidad de deformacién que puede ccurrir antes de la fractura esta determinada por los valores relativos dé los esfuerzos nnecesarios para deslizamiento, maclaje y clivaje. Hay un valor critico de la com- Ponente del esfuerzo cortante para que se inicie el deslizamiento, valor que au- ‘menta para las aleaciones y que disminuye con la temperatura y por deformaciones revias. Asimismo, hay un vator critico de Ia componente. del esfuerzo cortante ara que tenga lugar el maclaje, valor que depende de las deformaciones previas ‘También hay un esfuerzo eritico normal para iniciar el clivaje, sobre un plano en Particular no sensible a Ia deformacién ni a ta temperatura previas. Cuando se aplica un esfuerzo a un cristal, el proceso que tiene lugar depende del esfuerzo stitico excedido primero. Si lo primero en alcanzarse es el esfuerzo critico de corte tesuelto necesario para iniciar el deslizamiento o maclaje, el cristal se deslizard 0 maclard y mostrard alguna ductifidad; sin embargo, si el esfuerzo critico normal se alcanza primero, el cristal se clivara a lo largo del plano caracteristico con poca © ninguna deformacién plastica 492 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA 3.9 Material policristalino En el parrafo anterior se describié 1a deformacién pléstica en monocristales; sin embargo, el material comercial esté siempre formado de granos policrstalinos, cuyos ejes cristalinos se orientan al azar. Cuando un mate- rial policristalino esta sujeto a esfuerzo, el deslizamiento empieza primero en aque- Ios granos en que el sistema de deslizamiento se halla més favorablemente situado respecto al esfuerzo aplicado. Como se debe mantener el contacto en las fronteras de grano, podria necesitarse la accién de més de un sistema de deslizamiento. La rotacién hacia el eje de la tensién coloca otros granos, al principio menos favorable- Fuente de _Discecioes ates Daboweone i ter Fig. 3.18 Mecanismo de formacién de ‘fisura. a) Dislocaciones de borde que se apilan en una berre- ‘3; b) Wes dislocaciones apiladas forman una fisura Ineiplente dentro de la obra do AG. Guy, ” lurgy", 2 ed, Addison-Wesley Publishing Company, Inc, Reading,’ Mass., 1959) mente orientados, en una posicién donde ahora se pueden deformar. Conforme avan- zan la deformacién y la rotacién, cada grano tiende a alargarse en la direccién de flujo (fig, 3.16). Después de cierta cantidad de deformacién, la mayoria de los gra~ nos tendrén un plano cristalino en particular en la diteccién de deformacién. El material muestra ahora una orientacion preferente, lo que resultard en propiedades un poco distintas, dependiendo de Ia direccién de medicién Un metal de grano fino en el que los granos estén orientados al azar poseerd pro- piedades idénticas en todas direcciones, pero un metal con orientacién de granos preferente tendré propiedades direccionales. Esto podria significar algin problema, por ejemplo, en el proceso de estiramiento de léminas metélicas. La orientacién pre~ ferente es también de primordial importancia en la manufactura de acero para instrumentos eléctricos,-ya que las propiedades magnéticas serdn diferentes depen- diendo de Ta direccién en que“se use. Si la deformacién es severa, los granos pueden fragmentarse 0 quebrarse. No todo el trabajo hecho en la deformacién se disipa en forma de calor; més bien, parte de é es almacenado en el cristal como un incremento en energfa interna, CAP. 3, DEFORMACION PLASTICA 139 Como Jos ejes de granos adyacentes en el cristal estén oti ¢ seslizamiento y Tos de maclaje deben cambiar de direccién de grano ‘Bran y que existiré més energia interna en es La figura 3.17 muestra la “roestructurz ie late i eno oe cs Hes ire np «my Grea ro aa sts tsa 7 coerce lta een ean ieee tame i aol tn Fig. 2.17 Latén polirstaino, pulido, stacado_y luego deformado tigeramente en Un torillo de ban- Co. 100x. (Con autorizacién de R.M. Brick y_A Philips, “Structure and Properties of Alloys”, 23. hj, MeSrew-HHT” Book “Company,” Nueva. York.

También podría gustarte