Está en la página 1de 1

El rey le haba dado cincuenta

monedas de oro puesto que haba


hecho el mejor diseo de las lanzas
para la guardia real.

Rodan el fabricante de
lanzas de Babilonia se
encontraba muy feliz.
Rodan entendi que era
importante preocuparse por
lo del mismo y que era
mejor prevenir que curar, en
vez de malgastar la plata
ayudando a personas que
quien sabe si le garanticen la
devolucin de lo prestado.

Si ayudar a su hermana que tanto


estaba afanada por darle dinero a su
marido Amaran, quien quera
volverse mercader.

A pesar de tener tanto dinero


estaba preocupado, no saba
cmo invertirlo.

prestamista de oro y
comerciante de joyas y telas
muy extraas.

Maton le enseo a Rodan


que siempre que se vaya
a prestar algo debe haber
algo que le garantice que
lo que se est prestando
tenga el mismo valor a la
garanta de que ese
prstamo va a ser
pagado.

Rodan desesperado fue a


ver a Maton en busca de
un consejo.

EL
PRESTAMISTA
DE ORO DE
BABILONIA.

El granjero Nnive la
moraleja de la historia.
Maton sorprendido ya que no haba
visto a alguien tan inteligente para ir en
busca de un consejo a alguien que sabe
de dinero.
Si quieres ayudar a tu amigo,
hazlo de forma que luego no
recaigan sobre ti sus
responsabilidades.

Rodan iba por su objetivo y era


que lo orientara si hacerle el
prstamo a su hermana era fiable
o ayudar a los dems.

Maton muy sabiamente le


respondi con una historia, la
historia del granjero de
Nnive.