Está en la página 1de 3

La leyenda de Moniquir

En tiempo de virreyes

A pasar la Navidad

Se dice que en este sitio,


Montaoso por dems,

Trinidad le contest

Vivi el cacique de Ubaza,

Desde la orilla de all

Como seor feudal.

Tenga mi seor mo
La mayor seguridad,

Al otro lado del ro,

De que yo no puedo ir

En la ribera oriental,

Pero si Mnica ir,

Vivan dos mocitas:

Devolvindose gran seor

La Mnica y Trinidad.

Lleno de felicidad

La segunda era bonita,

Porque con esta noticia

La primera un poco ms.

Se calmaba su ansiedad;
Ms contento que en unas pascuas

Quiso el cacique invitarlas

Cuando se pueden gozar.

A su mansin seorial

Pero resulta que ro

Y baj a la orilla del ro

Fue creciendo ms y ms

Que en esas creciendo est,

Que al cabo de mucho tiempo

Gritndoles desde este lado

No da trazas de mermar;

Que tuvieran la bondad

Fue perdiendo la esperanza

De ir hasta su boho

Ya cansado de esperar,

De que la pobre indiecita

Hasta que el fin esa frase


Se fue haciendo proverbial.

No le llegara jams
Cmo poda estar tranquilo y estar
su espritu en paz?

Y en medio de su congoja
Quiso el cacique fundar
Un pequeo casero

El de Ubaza qued solo


Al frente de platanal
En su mansin seorial.
Y a la frasecita aquella,
Le quito una A
Mnica ir repeta
Para formarle su nombre
Todos los das sin csar,
Y le llamo Monic_ir