P. 1
Modernismo hispanoamericano

Modernismo hispanoamericano

4.77

|Views: 83.310|Likes:
Publicado porrockonstcrew

More info:

Published by: rockonstcrew on Apr 17, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/28/2015

pdf

text

original

Índice

Introducción-------------------------------------------------------------------------------------------------------------II Objetivos------------------------------------------------------------------------------------------------------------------III Marco Teórico---------------------------------------------------------------------------------------------------------IV El modernismo---------------------------------------------------------------------------------------------------------IV 1. El modernismo hispanoamericano----------------------------------------------------------------------IV 1.1 Antecedentes del Modernismo----------------------------------------------------------------IV-V 1.2 Nacionalismo y cosmopolitismo-------------------------------------------------------------------V 1.3 Contexto histórico.-------------------------------------------------------------------------------------V-VI 1.4 Modernismo y figuras literarias.--------------------------------------------------------VIVIII 2. Características estilo.-------------------------------------------------------------------------------------VIII y

2.1 Énfasis en la forma.-----------------------------------------------------------------------------VIII-IX 2.2 Búsqueda de la sensibilidad refinada y exquisita.------------------------------------IX 2.3 Gusto por lo frívolo y sensual.----------------------------------------------------------------------IX 2.4 Deseo de renovaciones temáticas.---------------------------------------------------------------IX 2.5 Uso de símbolos y mitos.------------------------------------------------------------------------------IX 2.6 Innovaciones estéticas y métricas.---------------------------------------------------------------X 2.7 Exotismo y juego de la fantasía.-------------------------------------------------------------------X 3. Movimientos que influyeron en el Modernismo.------------------------------------------------X 3.1 Parnasianismo.-----------------------------------------------------------------------------------------------X 3.2 Simbolismo.------------------------------------------------------------------------------------------------XXI 4. Representantes del Modernismo Hispanoamericano.--------------------------------------XI 4.1 Darío.-------------------------------------------------------------------------------------XI-XII Rubén

4.2 José Martí.------------------------------------------------------------------------------------XIII-XIV 4.3 José Enrique Rodó.-------------------------------------------------------------------------------XIV Conclusión ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------XV Bibliografía-----------------------------------------------------------------------------------------------------------XVI Nexos-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------XVII El desastre del 98--------------------------------------------------------------------------------------XVII Regeneracionismo------------------------------------------------------------------------------------XVII Dos tendencias a principios de siglo---------------------------------------------XVII-XVIII La renovación narrativa de 1940-1960-------------------------------------------------XVIII Los cuentos de Borges---------------------------------------------------------------------XVIII-XIX

El modernismo hispanoamericano

II

Introducción.

En el presente trabajo se enmarca el tema “Modernismo Hispanoamericano” Considerando que el Modernismo, es un movimiento literario encabezado por Rubén Darío y cuyo texto inicial es Azul.... (Miscelánea de verso y prosa, publicada en 1888 en Chile.) Dicho movimiento coincide con un rápido y pujante desarrollo de ciertas ciudades hispanoamericanas y generan un comercio intenso con Europa, se comparan con las urbes estadounidenses y producen un movimiento de ideas favorables a la modernización de las viejas estructuras heredadas de la colonia y las guerras civiles. Rubén plantea lo modernista de la América latina, convirtiendo lo moderno en un manierismo, en una manera de decir, que convulsiona las costumbres poéticas, renovando el léxico, las metáforas, la versificación y las cadencias del verso, en buena parte por la revalorización de antiguas fuentes hispánicas olvidadas. Así mismo el Modernismo es considerado un período de grandes movimientos sociales. Las luchas se suceden unas a otras y no sólo contra países extranjeros, sino a nivel interno. Las sociedades americanas en la puerta del siglo XX reorganizan su vida política, cada país busca su identidad y lucha por su propio desarrollo…Este tema es ampliado en el marco teórico.

El modernismo hispanoamericano

III

Objetivos. Con el estudio del “Modernismo Hispanoamericano” se pretende lograr los siguientes objetivos: • Lograr un estudio amplio y sustentado sobre este movimiento literario. Identificar las características del “Modernismo Hispanoamericanos” para poder ubicarlo en Tiempo Espacio; y lograr diferenciarlo de los demás géneros literarios expuestos. Cubrir las dudas que nuestros compañeros pudieran apreciar durante el estudio del “Modernismo Hispanoamericano” . Crear un enteres hacia nuestros compañeros para consultar, sugerir, y opinar sobre nuestro tema expuesto.

El modernismo hispanoamericano

IV

El modernismo

Modernismo, movimiento literario encabezado por Rubén Darío y cuyo texto inicial es Azul..., miscelánea de verso y prosa, publicada en 1888 en Chile. Especialmente en arte y literatura, el Modernismo es una afición a las cosas modernas con menosprecio de las antiguas. Así mismo se considera un movimiento artístico que, en Hispanoamérica y en España, entre finales del siglo XIX y principios del XX, se caracterizó por su voluntad de independencia creadora y la configuración de un mundo refinado, que en la literatura se concreta en innovaciones lingüísticas, especialmente rítmicas, y en una sensibilidad abierta a diversas culturas, particularmente a las exóticas.

1. El modernismo hispanoamericano El año de 1898, es una fecha muy importante porque es cuando termina la dependencia política americana de España. Las colonias empezaron a emanciparse desde 1810 y terminaron el proceso con la Independencia de Cuba, en 1898. Surgen libertadores como Simón Bolívar, Hidalgo, Sucre, José Martí, José Matías Delgado. Es un período de grandes movimientos sociales. Las luchas se suceden unas a otras y no sólo contra países extranjeros, sino a nivel interno. Las sociedades americanas en la puerta del siglo XX reorganizan su vida política, cada país busca su identidad y lucha por su propio desarrollo. 1.1 Antecedentes del Modernismo. Se reconocen antecedentes y concordancias en otras figuras del mismo periodo, como los cubanos José Martí y Julián del Casal, el colombiano José Asunción Silva, el mexicano Manuel Gutiérrez Nájera y el español Salvador Rueda. El modernismo coincide con un rápido y pujante desarrollo de ciertas ciudades hispanoamericanas, que se tornan cosmopolitas y generan un comercio intenso con Europa, se comparan con las urbes estadounidenses y producen un movimiento de ideas favorables a la modernización de las viejas estructuras heredadas de la colonia y las guerras civiles. A la vez, estos años son los de la confrontación entre España y Estados Unidos por la hegemonía en el Caribe, que terminó con el desastre colonial de 1898, hecho que dará nombre a la generación del 98, que tuvo importantes relaciones con el modernismo.

En América, la definitiva salida de los españoles planteaba el dilema de norteamericanizarse o reafirmarse en su carácter hispánico o, más en general, latino, para lo cual se remontan las fuentes a los clásicos de Grecia y Roma, cribados por los modelos franceses. Las ciudades copian a París y los escritores buscan nuevas referencias culturales en la contemporánea poesía francesa: Charles Baudelaire y su descubrimiento de la “horrenda belleza”, sucia y efímera, de la moderna ciudad industrial; Arthur Rimbaud, el cual, lo mismo que el estadounidense Walt Whitman, hallará que la vida industrial es un nuevo género de hermosura; Paul Verlaine y su culto al El modernismo hispanoamericano

V

Parnaso, como el lugar donde viven y escriben los aristócratas de las letras; Stéphane Mallarmé, quien proclama la nueva poética del símbolo, es decir, de las combinaciones que el lenguaje formula a partir de su propia musicalidad y su estricta matemática, a la manera del antiguo pitagorismo Frente a lo moderno de la América anglosajona, Rubén plantea lo modernista de la América latina, convirtiendo lo moderno en un manierismo, en una manera de decir, que convulsiona las costumbres poéticas, renovando el léxico, las metáforas, la versificación y las cadencias del verso, en buena parte por la revalorización de antiguas fuentes hispánicas olvidadas: Gonzalo de Berceo y su mester de clerecía, y, sobre todo, los barrocos Luís de Góngora y Francisco de Quevedo. 1.2 Nacionalismo y cosmopolitismo. En el modernismo se revaloriza una nueva manera de ver realidad, se rompen las fronteras nacionalistas y se expande la visión y actitud cosmopolita de la literatura. 1.3 Contexto histórico. Hacia el 1900, España tenía 19 millones de habitantes, de los cuales 12 eran analfabetos. Ya desde el 1800, en pequeños grupos de intelectuales, crecieron críticas contra el gobierno de la Restauración. Es una época, en la que abundan las denuncias al sistema de turno de partidos viciado por el caciquismo, a los desequilibrios sociales y a la ineficacia y corrupción del poder. El modernismo, es conocido a la vez como generación del 98. Generación que ciertos intelectuales identificaron con decadencia, pesimismo, y anhelos de regeneracionistas. Hay que resaltar que el modernismo comienza en el siglo XX en el momento de máximo esplendor de la estética modernista, y suponía una integración de diversas tendencias que se habían desarrollado a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, en especial del Simbolismo y del Parnasianismo. Pero el hecho de que hubiese sido influido por estas dos corrientes no significa que el modernismo hispanoamericano no fuera original, sino más bien que por tener afinidad o semejanza con las obras francesas permitiese que en Europa se descubriera con más facilidad los cambios que se venían dando en Hispanoamérica. Este es otro hecho que nos revela las costumbres literarias que se iniciaron en América latina gracias al modernismo. 1.4Modernismo y figuras literarias. En el modernismo se utilizan Metáforas y otras figuras retóricas, para lo cual se sirve de alusiones a la naturaleza, la historia, la mitología, otras obras literarias o la ciencia. Se habla también a cerca del tema del amor, ya no en armonía con la naturaleza sino con el arte, pues es el Arte quien triunfa en el amor. Las figuras retóricas son una palabra o grupo de palabras utilizadas para dar énfasis a una idea o sentimiento. El énfasis deriva de la desviación consciente del hablante o creador con respecto al sentido literal de una palabra o al orden habitual de esa palabra o grupo de palabras en el El modernismo hispanoamericano

VI

discurso. Las nuevas investigaciones retóricas y lingüísticas han analizado y revisado la clasificación de las figuras según la retórica tradicional. Muchas de estas figuras se utilizan para darles mas emociones a las lecturas de este tiempo. Las características métricas y estéticas al igual que los autores y creadores de este importante género fueron muy variadas, pero voy a señalar aquellas de mayor relevancia y que lo diferencian de otras corrientes. Por ejemplo en cuanto a la métrica modernista los dos rasgos que marcan la pauta en los escritos son la experimentación y la renovación. También las formas que determinan las estrofas, hablo del uso de los versos alejandrinos (14), dodecasílabos (12), y eneasílabos (9), estos últimos eran los mas escasos en esta forma de escritos. Así como las formas métricas también esta la introducción de novedades en las estrofas clásicas. Lo importante es que nuestros antepasados latinoamericanos comenzaron una tradición literaria que nos dio renombre, demostró a Europa que nosotros también podíamos crear un arte de belleza magna y nos dio a las nuevas generaciones el incentivo necesario para crear y lograr algo jamás hecho. Un ejemplo que se puede apreciar el uso de estas figuras es en El libro Azul, de Rubén Darío supone la renovación de la letras hispanas a través del modernismo. En el poema “Estival”, la descripción de “la tigre de Bengala” muestra en qué consiste su aventura innovadora: el poema es un cuadro plástico, una narración poemática, como puede verse en el siguiente fragmento. “FESTIVAL ” La tigre de Bengala, con su lustrosa piel manchada a trechos está alegre y gentil, está de gala. Salta de los repechos de un ribazo al tupido carrizal de un bambú; luego a la roca que se yergue a la entrada de su gruta. Allí lanza un rugido, se agita como loca y eriza de placer su piel hirsuta. La fiera virgen ama. Es el mes del ardor. Parece el suelo rescoldo; y en el cielo el sol, inmensa llama. Por el ramaje oscuro salta huyendo el canguro. El boa se infla, duerme, se calienta a la tórrida lumbre; el pájaro se sienta a reposar sobre la verde cumbre. Siéntense vahos de horno; y la selva indiana en alas del bochorno, El modernismo hispanoamericano

VII

lanza, bajo el sereno cielo, un soplo de sí. La tigre ufana respira a pulmón lleno, y al verse hermosa, altiva, soberana, le late el corazón, se le hinche el seno. Contempla su gran zarpa, en ella la uña de marfil; luego toca el filo de una roca, y prueba y lo rasguña. Mírase luego el flanco que azota con el rabo puntiagudo de color negro y blanco, y móvil y felpudo; luego el vientre. En seguida abre las anchas fauces, altanera como reina que exige vasallaje; después husmea, busca, va. La fiera exhala algo a manera de un suspiro salvaje. Un rugido callado escuchó. Con presteza volvió la vista de uno y otro lado. Y chispeó su ojo verde y dilatado cuando miró de un tigre la cabeza surgir sobre la cima de un collado. El tigre se acercaba. 2. Características y estilo. El Modernismo comienza hacia fines del siglo XIX y se proyecta hasta la primera década del siglo XX. El año de 1888 es fecha importante para este movimiento, pues, es cuando se publica Azul de Rubén Darío, considerada la obra más representativa de esta corriente. El Modernismo es un movimiento fundamentalmente poético, aunque también se da en prosa. Su producción hace más énfasis en la problemática del mismo arte (el arte por el arte) que en las preocupaciones filosóficas y sociales. Sus temas evocan ambientes suntuosos, épocas históricas idealizadas (como la época de los Luises) o países lejanos (China y Japón). Lo especial de esta producción se centra en la forma. El lenguaje es la materia prima de esta creación literaria. Tras los oropeles modernistas, había una cuestión de fondo: un cambio radical en la concepción del arte y su función en las modernas sociedades americanas y la española. El Modernismo es una de las piedras angulares en las cuales se apoya el edificio de nuestra literatura latinoamericana. El Modernismo abarca dos etapas: la primera llamada preciosista o torre de marfil, en la que tuvo expresión un arte de evasión, con ambientes y símbolos exóticos. La segunda es la cosmonovista, porque se enfrentan los problemas políticos y sociales del Nuevo Mundo, pero al mismo tiempo se recrea el pasado de la América precolombina. En narrativa, se opone al realismo, optando por la novela histórica o la crónica de experiencias de alucinación y locura, y la descripción de ambientes de refinada bohemia, a menudo idealizados líricamente. Asimismo, introduce un elemento erótico con la aparición del personaje de la mujer fatal, que lleva a los hombres hacia el placer y la muerte. El modernismo hispanoamericano

VIII

2.1 Énfasis en la forma. En sus comienzos, el estilo modernista fue muy recargado y estuvo dominado por los temas exóticos e indigenistas, pero con el tiempo se fue haciendo cada vez mas depurado y alcanzo expresiones de gran purismo lírico, como las rimas de Juan Ramón Jiménez. Pero este énfasis alcanza un matiz simbolista, pues emplean la forma para transmitir sensaciones e imágenes simbólicas de la realidad. 2.2 Búsqueda de la sensibilidad refinada y exquisita. Los autores buscaban la belleza, que según los modernistas, se consigue a través de imágenes muy plásticas, de una adjetivación en la que predomina el color y los matices relacionados con los cinco sentidos del cuerpo, de la musicalidad mediante el abuso de la aliteración y los ritmos muy marcados y la utilización de la sinestesia (influencias del simbolismo). 2.3 Gusto por lo frívolo y sensual. Una lectura de los poemas de José Martí, Manuel Gutiérrez Nájera, Rubén Darío, Julio Herrera y Reissig, así como los de Mercedes Matamoros, Delmira Agustini, Alfonsina Storni y Juana de Ibarbourou re vela que el hilo principal que los une es precisamente la expresión del deseo sexual, imaginado o anticipado, o sugerido. La primera estrofa de un poema de Versos sencillos ilustra esta vena latente en la poesía de José Martí: Mucho señora, daría por tender sobre tu espalda tu cabellera bravía, tu cabellera de gualda: Despacio la tendería, callado la besaría. (Poesía XLIII) 2.4 Deseo de renovaciones temáticas. Se da una renovación de los recursos expresivos, supresión de vocablos gastados por el uso; inclusión de vocablos musicales y de uso poco frecuente; simplificación de la sintaxis; aprovechamiento de las imágenes visuales; etc.
2.5 Uso de símbolos y mitos (cisne, pavo real, flor de lis, Venus, Orfeo, etc).

El color azul y el cisne se destacan como favoritos de los modernistas. El azul simboliza la libertad y el cisne representa la actitud aristocratizante.

2.6 Innovaciones estéticas y métricas.

El modernismo hispanoamericano

IX

Muestran tanto una fidelidad a las grandes estrofas clásicas como el gusto por ensayar variaciones sobre estos moldes métricos (vuelven a utilizar versos medievales como el alejandrino, de catorce sílabas, el dodecasílabo, de doce, y el eneasílabo, de nueve); enriquecen el soneto aportándole nuevas variantes y ensayan nuevos tipos de estrofas y versos. 2.7 Exotismo y juego de la fantasía. Mas que todo el autor tiene un rechazo de la realidad cotidiana. Es por eso que el escritor busca huir en el tiempo (con lo que canta a épocas pasadas que considera más esplendorosas que la suya) o huir en el espacio (los poemas se desarrollan en lugares exóticos). 3. Movimientos que influyeron en el Modernismo. 3.1 Parnasianismo. Nombre heredado al movimiento tras la publicación, en 1866, del primer número de Le Parnasse contemporain, quizá la revista literaria más influyente de la Francia finisecular, a la cual se adhirieron Gautier, Banville, Baudelaire y Leconte de Lisle, entre otros. En cuanto a la cuestión sobre los géneros literarios, el parnasianismo, ante todo, implica una revitalización de la poesía, expresión que había quedado al margen de los géneros narrativos. Por otro lado, el movimiento surge como una reacción contra el Romanticismo. Su crítica se basa en lo que ellos consideran un descuido de la forma por parte de los románticos y en un concepto en extremo utilitario y funcional de arte - el arte al servicio de ideales políticos, sociales, por ejemplo-. Así, el concepto de arte defendido por los parnasianos queda definido por la consigna formulada por Gautier. Los principios estéticos de los parnasianos podrían resumirse de la siguiente manera: • • • Admiración de la belleza formal y de la perfecta construcción métrica. Orientación hacia mundos exóticos. Connotaciones visuales dotadas de un rico cromatismo y gran plasticidad y de una variada adjetivación ornamental

3.2 Simbolismo. Esta es otra corriente estética y literaria que influye en el modernismo; el simbolismo es un movimiento ligeramente posterior al parnasianismo. El término fue utilizado por primera vez en 1886. Algunos de los autores simbolistas, entre ellos Paul Verlaine, Sthépane Mallarmé y Arthur Rimbaud, habían contribuido con publicaciones en el primer número de Le Parnasse. En una línea paralela a los parnasianos, los simbolistas manifiestan una ruptura con el realismo y positivismo –se oponen a una descripción objetiva de la realidad, al didactismo, y al tono declamatorio. Su preocupación se centra en la reflexión sobre los valores sugestivos del lenguaje, su carácter metafórico y musicalidad evocadora. Reivindican el misticismo: lo real, tangible es asumido como símbolo de una realidad trascendente. En este sentido, se acercan al platonismo, que sostiene que por medio del lenguaje poético se puede llegar a las ideas o esencias de las cosas. Los simbolistas parten de la idea de que existen capas profundas de la realidad que no pueden ser percibidas ni a través de los sentidos ni del intelecto, sino por El modernismo hispanoamericano

X

medio de la intuición poética que se produce en el lenguaje simbólico. Para el movimiento simbolista, las leyendas y los mitos; lo mágico, lo religioso y lo esotérico cobran un interés central. 4. Representantes del Modernismo Hispanoamericano. 4.1 Rubén Darío. Rubén Darío es el seudónimo del poeta nicaragüense Félix Rubén García Sarmiento, que nació en Metapa, actualmente Ciudad Darío, en 1867 y murió en León, Nicaragua, en 1916. Aunque no realizó estudios en forma sistemática, los viajes y las lecturas le proporcionaron una cultura amplia. A causa de un desengaño amoroso viaja a Chile, donde se establece por algún tiempo, colabora en publicaciones periódicas y publica Abrojos, Rimas y Canto épico a las glorias de Chile, en las que se observa la influencia de los románticos y postrománticos españoles. Fue corresponsal de La Nación en España, en 1899, para echar un vistazo a la realidad peninsular. Había una buena razón para ello: la derrota española en su guerra del año anterior con Estados Unidos y la consiguiente pérdida de Cuba y Puerto Rico. Éste es un asunto que Darío contempla con grave preocupación (varios artículos dan cuenta de ello) y que tendrá profundas repercusiones en las nuevas direcciones que seguirán su estilo vital, sus creencias y su arte. Es también un momento crítico para toda la cultura hispanoamericana que experimenta, del modo más directo e innegable, un rudo despertar a las nuevas reglas del juego geopolítico. Desempeñó cargos diplomáticos en varios países, entre ellos Argentina y Francia. De 1888, data el artículo titulado "La Literatura en Centroamérica, publicado en la Revista de Artes y Letras de Santiago, Chile, en el que usa por primera vez, la palabra modernismo. Hasta entonces sólo había hablado de poetas modernos. Obras principales: Azul (Valparaíso, Chile, 1888), que contiene cuentos, poemas en verso y en prosa, y señala el momento de afirmación del modernismo como movimiento literario, Prosas profanas (1896), versos con los que alcanza la plenitud, Cantos de vida y esperanza (1905), considerada la obra más importante no sólo de Darío, sino también del modernismo; El canto errante (1907), Poema de otoño y otros poemas (1908) y Canto a la Argentina y otros poemas (1910). También son suyos los libros escritos en prosa: Los raros (1896), compuesto por una serie de artículos sobre poetas franceses cercanos a los cánones modernistas, España contemporánea (1901), Peregrinaciones (1901), impresiones de viajes, La caravana pasa (1902), Tierras solares (1904), sobre sus experiencias en Andalucía, Opiniones (1906) y la autobiografía La vida de Rubén Darío escrita por él mismo (Barcelona, 1915), luego su complemento, la Historia de mis libros. Dejó inconclusa la novela La isla de oro, que había comenzado a escribir en Mallorca, España. Cantos de vida y esperanza LO FATAL

El modernismo hispanoamericano

XI

Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo, y más la piedra dura, porque ésa ya no siente, pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo, ni mayor pesadumbre que la vida consciente. Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto, y el temor de haber sido, y un futuro terror... Y el espanto seguro de estar mañana muerto, y sufrir por la vida, y por la sombra, y por lo que no conocemos y apenas sospechamos, y la carne que tienta con sus frescos racimos, y la tumba que aguarda con sus fúnebres cantos, ¡y no saber a dónde vamos, ni de dónde venimos...! Rubén Darío…

4.2 José Martí. ◄ Monumento a José Martí José Martí, escritor y mártir que simboliza la lucha de Cuba por su independencia de España. Martí murió en 1895, durante el enfrentamiento de un grupo del movimiento independentista que él mismo había organizado contra tropas españolas. Escritor, ensayista político, periodista, poeta, catedrático, dirigente revolucionario, novelista y dramaturgo cubano, nació en La Habana, en 1853. Fue uno de los poetas de la primera generación modernista y pese a su juventud (murió a los 42 años en el combate de Dos Ríos luchando por la independencia de Cuba), maestro de otros importantes autores del modernismo que —como Rubén Darío— reconocieron su influencia. Martí es un hombre nuevo frente a un mundo nuevo y su literatura la expresión cabal de lo americano. El "sencillismo" de Martí proviene de su estética que fue la sinceridad frente al arte y la vida. Es venerado como mártir, apóstol y fundador de la nación. Entre su obra poética publicada en vida, destacan Ismaelillo (Nueva York, 1882), dedicado

El modernismo hispanoamericano

XII

a su hijo y Versos sencillos (Nueva York, 1891), su libro de poemas más representativo. I Yo soy un hombre sincero de donde crece la palma, y antes de morirme quiero echar mis versos del alma. Yo vengo de todas partes, y hacia todas partes voy: arte soy entre las artes, en los montes, monte soy. Yo sé los nombres extraños de las yerbas y las flores, y mortales engaños, y de sublimes dolores. Yo he visto en la noche oscura llover sobre mi cabeza los rayos de lumbre pura de la divina belleza. V Si ves un monte de espumas, es mi verso lo que ves: mi verso es un monte, y es abanico de plumas. Mi verso es como un puñal que por el puño echa flor: mi verso es un surtidor que da un agua de coral. Mi verso es de un verde claro y de un carmín encendido: mi verso es un ciervo herido que busca en el monte amparo. Mi verso al valiente agrada: mi verso, breve y sincero, es del vigor del acero con que se funde la espada. José Martí Versos sencillos 4.3 José Enrique Rodó. (1871-1917), escritor uruguayo que se dedicó al periodismo, al ensayo y a la enseñanza, y desarrolló una notable actividad política en una etapa crucial para la América española, al iniciarse el siglo XX. En Uruguay apareció un brillante grupo de poetas, narradores y pensadores que tuvieron un impacto decisivo en el desarrollo del modernismo en el área rioplatense; nadie alcanzó la enorme repercusión de José Enrique Rodó (Montevideo, 1871-Palermo, 1917) en el proceso intelectual y social de

El modernismo hispanoamericano

XIII

América latina. Y lo consiguió esencialmente con un solo libro de los varios que escribió, el breve pero influyente Ariel (Montevideo, 1900). Con él nace, en esa fecha., clave, nuestro ensayo contemporáneo, género que hace una contribución indispensable. El merito de este libro es el de ser una pieza fundamental de nuestro "americanismo". Las circunstancias en las que Ariel aparece son cruciales. Hacia 1900 la ola modernista está en su apogeo en toda América y se extiende además a España. Si se considera su lenguaje preciosista y florido y su helenismo afrancesado, el libro es a la vez reflejo y exaltación de ese clima espiritual, marcado por la honda preocupación ante lo ocurrido en 1898 con cuba y puerto rico. Conclusión. Esperamos haber logrado cubrir con nuestros objetivos planteados al inicio de este informe. Sobre todo que nuestros compañeros así mismo nuestro docente hallan quedado satisfechos con nuestro trabajo; aceptando cualquier sugerencia.

El modernismo hispanoamericano

XIV

Bibliografía.

• Marco Antonio Barraza Arriola, Rosa Victoria Serrano de López.
Literatura, Lengua y Expresión (Segundo año de bachillerato). Clásicos Roxil.

• http://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_espa%C3%B1ola_del_Modernismo • http://www.epdlp.com/escritor.php?id=2220 • http://anubix.net/testpark4/modules.php?op=modload&name=PagEd&fil
e=index&topic_id=0&page_id=107

• http://cmc.uib.no/~inger/main/historia/index.php?getfile=modernismo • http://es.encarta.msn.com/encyclopedia_761588927/modernismo.html • http://es.wikipedia.org/wiki/Modernismo_%28literatura_en_espa%C3%B1
ol%29

• http://www.filosofia.tk/versoados/his_hisam_modernismo.htm • http://www.monografias.com/trabajos16/modernismoliterario/modernismo-literario.shtml

Nexos El contexto del Modernismo literario en España En literatura el precursor del Modernismo en España fue Ruben Darío, aunque no hay que olvidar al español Salvador Rueda. El desastre del 98 El modernismo hispanoamericano

XV

España fue la gran potencia mundial con Carlos I y Felipe II, pero desde el reinado de los Austrias menores (Felipe III, Felipe IV y Carlos II) y de sus validos, España llevó un proceso de decadencia constante y continuado que culminó en 1898 con la pérdida de las últimas colonias americanas (Puerto Rico y Cuba) y las Islas Filipinas en el Pacífico. El problema español durante el siglo XIX había dado lugar a ideas reformistas, pero tras el 98 la crisis caló entre la sociedad y surgieron ideas como las regeneracionistas, que pretendían realizar una cambio mayor. Dado que el Desastre del 98 se produce después de que surja el Modernismo, no influyó enormemente en el movimiento, pero sí tienen que ver el independentismo americano, la guerra en Cuba (desde 1868) y las continuas crisis políticas en España. La crisis de 1898 fue mucho más influyente para la Generación del 98. Para ver el desarrollo de la guerra de Cuba y la intervención decisiva de Estados Unidos en la contienda, pincha en el Artículo Principal. Regeneracionismo Se llama Regeneracionismo al movimiento intelectual que entre los siglos XIX y XX reflexiona objetiva y científicamente sobre las causas de la decadencia de España como nación y piensa en las soluciones que la crisis española puede tener. Sin embargo, se suele confundir con la Generación del 98, ya que, aunque ambos movimientos expresen el mismo juicio pesimista sobre España, los regeneracionistas lo hacen de una forma objetiva, documentada y científica, mientras que los autores de la Generación del 98 expresan sus sentimientos de dolor y de amor por España de forma más literaria y subjetiva. El principal representante del Regeneracionismo es el aragonés Joaquín Costa con su lema "Escuela, Despensa y siete llaves al sepulcro del Cid". Con este lema llamaba a la educación y a olvidar el pasado glorioso de España, para volver a levantarla. Dos tendencias a principios de siglo Del modernismo nace una corriente de relato breve de tema fantástico, que cultivó el propio Rubén Darío. Sus principales continuadores son el poeta argentino Leopoldo Lugones con relatos de temática misteriosa y mítica, y el uruguayo Horacio Quiroga (1878-1937) con truculentos cuentos ambientados en la selva. La otra tendencia, más desarrollada, será la novela realista y naturalista de tema autóctono, que aparece con notable retraso respecto a Europa. Presenta varias modalidades:

Novela de la revolución mexicana: la más importante es Los de abajo (1915), de Mariano Azuela (1872-1952), que muestra escépticamente la guerra con toda su crudeza. Novela indigenista: denuncia la opresión de los indios, como en El mundo es ancho y ajeno (1941), de Ciro Alegría (1909-1967), que cuenta la destrucción de una comunidad indígena por intereses económicos. Novela de la tierra: con el tema de fondo del conflicto entre civilización y barbarie se narra la fuerza destructora de la selva (La vorágine, 1924, del colombiano José Eustasio Rivera, 1888-1928),

El modernismo hispanoamericano

XVI

el caciquismo latifundista (Doña Bárbara, 1929, del venezolano Rómulo Gallegos, 1884-1968) y la vida de los gauchos (Don Segundo Sombra, 1926, del argentino Ricardo Güiraldes, 18861927). La renovación narrativa de 1940-1960 En la década de los cuarenta, Hispanoamérica se beneficia económicamente de la guerra europea y experimenta un crecimiento urbano. La vida cultural se enriquece además con la llegada de numerosos intelectuales españoles republicanos o europeos exiliados. Comienza entonces la superación del realismo narrativo. Los rasgos innovadores serán la incorporación de la temática urbana, el uso de nuevas técnicas estructurales y el realismo mágico. El realismo mágico consiste en una representación compleja del mundo, que admite al mismo nivel lo racional, lo onírico y lo fantástico. Se plantea como única posibilidad de tratar la realidad suramericana, muy distinta a la europea por la pervivencia de lo mágico o maravilloso, y por la fuerza telúrica de la naturaleza. Los cuentos de Borges Jorge Luis Borges (1899-1986), es autor de excelentes ensayos muy cuidados literariamente (Historia de la eternidad, 1936; Otras inquisiciones, 1952), pero destaca ante todo por sus cuentos (Ficciones, 1944; El aleph, 1949 y El libro de arena, 1975). Su estilo, aparentemente distanciado pero muy emotivo, se caracteriza por la concisión y por la ironía, así como por su carga cultural (auténtica o ficticia). Su compleja temática de carácter filosófico y existencial, presenta varios sub.-motivos:
• • • •

Carácter ilusorio de la realidad, que se confunde con la ficción. Misterio de la identidad: el doble, el sueño, la reencarnación. Mundo como laberinto indescifrable. Concepción circular del tiempo.

El modernismo hispanoamericano

XVII

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->