Está en la página 1de 35
 
 
mo social
, en el que como bien afirma Mirkine de Guetzevich, se preten-de “el control social de la libertad individual”, ya que sostendrá junto a lalibertad, la propiedad y la seguridad del
constitucionalismo liberal,
 losvalores de la justicia y la solidaridad, insuflando toda una dimensión so-cial al derecho, que se proyecta en el nuevo
Estado social de derecho
 enla expresión de Hermann Heller y que se afianza, definitivamente, des-pués de la segunda postguerra mundial.2.
El constitucionalismo “posindustrial”
Ahora bien, nos encontramos en la actualidad frente a cambios cadavez más profundos y dinámicos, tanto en las estructuras sociales como enlas culturales y en las económicas, que se originan y manifiestan en unacelerado progreso científico-tecnológico realmente sorprendente y des-concertante. Estas circunstancias que señalamos, ha llevado a diversospensadores —en el decir de Juan Fernando Segovia—,
1
 a calificar a nues-tra sociedad como
“tecnotrónica”
 para Brzezinsky, o
“participativa”
para Zampetti, o
“posmoderna”
 para Lyottard,
o “posindustrial”
 paraDaniel Bell. Y desde la perspectiva institucional-política, agregamos noso-tros la
“tecnocracia”
 en Meynaud o la
“tecnodemocracia”
 de Duverger.Vale la pena reseñar, brevísimamente, la prognosis propuesta por Da-niel Bell en su obra
El advenimiento de la
 
sociedad posindustrial,
2
 frutode más de diez años de investigación y debate, sosteniendo que en lospróximos treinta o cincuenta años, veremos surgir lo que ha dado en lla-mar la “sociedad posindustrial”, que implica primeramente un cambio enla estructura social, y sus consecuencias variarán según las diferentesconfiguraciones políticas y culturales de las sociedades. Los cambios deesta nueva sociedad, plantearán problemas de dirección para el sistemapolítico, lo mismo que los cambios en la cultura y el estilo de vida, queconfrontarán con la tradición.Como a cualquier otra sociedad, a la “posindustrial” se la puede divi-dir analíticamente en tres partes:
 La estructura social, la política y la cul-tura
, cada una con un principio axial diferente. En la estructura social, el
140RICARDO HARO
1
Segovia, Juan Fernando, “Nuevas tendencias en el constitucionalismo”, en
 Derecho público provincial
, Mendoza, Instituto Argentino de Estudios Constitucionales y Políticos, Depalma, 1990,t. I, p. 106.
2
Bell, Daniel,
El advenimiento de la sociedad posindustrial,
 Madrid, Alianza Editorial, 1976.
576648e32a3d8b82ca71961b7a986505