DEDICATORIA

Estas palabras son expresadas por lo que siento en
reconocimiento a las personas que más quiero, por tal
motivo dedico este trabajo en especial.
A Dios, quien me dio la fe, la fortaleza necesaria para salir
siempre adelante pese a las dificultades, por colocarme en
el mejor camino, iluminando cada paso de mi vida, y por
darme la salud y la esperanza para terminar este trabajo.
A mis padres Juan y Catalina cuyo afecto y comprensión
ha sido mi inspiración, a mi hermano Paúl quien ha sido
mi aliciente, y a mis más queridos Amigos, pues su
consejo, ha sido parte de este esfuerzo.
Cesar Augusto Miranda Molina.
AGRADECIMIENTO
Es un privilegio estudiar en UANCV, es un honor egresar
de esta casa de estudios, mis sinceros agradecimientos a
quienes me ofrecieron su apoyo y aportaron con un granito
de arena para llegar ha concluir mis metas:
A mis Padres, Juan y Catalina a mi hermano, que con su
apoyo inmenso he podido llegar a concluir mis estudios
superiores de mi formación profesional.
Extiendo mi agradecimiento a todos los Ingeniero que
laboran en C.A.P. de Ingeniería Civil, que con su apoyo
logre cumplir uno de mis anhelos.
Y finalmente a todos mis grandes amigos y compañeros
que me sirvieron de apoyo, para lograr a concluir mis
estudios universitarios.
No tengo palabras para seguir diciendo el gran regocijo
que me da poder terminar esta carrera en donde docentes,
amigos y compañeros dejan parte de su vida, para dar vida
a las ilusiones de un alumno y que hoy en día se hacen
realidad.
Muchas Gracias a todos…………
Cesar Augusto Miranda Molina.
INDICE
DEDICATORIA............................................................................................................................II
AGRADECIMIENTO................................................................................................................ III
INDICE........................................................................................................................................ IV
PRESENTACIÓN....................................................................................................................... VI
INTRODUCCIÓN.....................................................................................................................VII
1.1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA. ..................................................................... 9
1.2. OBJETIVOS..................................................................................................................... 9
2.1. LAS ESTRUCTURAS DE CONTENCION............................................................... 11
2.2. CONSIDERACIÓN GENERALES............................................................................. 11
2.2.1. EMPUJE DE TIERRAS SOBRE ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN............. 13
a) DETERMINACIÓN DE LOS EMPUJES DE TIERRAAPARTIR DE LOS
ESTADOS ACTIVO Y PASIVO DE RANKINE ................................................... 14
b) EL ESTADO ACTIVO DE RANKINE EN SUELOS SIN COHESIÓN.............. 15
c) EL ESTADO PASIVO DE RANKINE EN SUELOS SIN COHESIÓN............... 17
d) CONSIDERACIONES GENERALES DE LOS ESTADOS ACTIVO Y PASIVO
DE RANKINE EN SUELOS SIN COHESIÓN. .................................................... 19
e) ESTADOS ACTIVO Y PASIVO DE RANKINE CON RELLENO INCLINADO
.................................................................................................................................... 20
f) DETERMINACIÓN DE LOS EMPUJES DE TIERRAA PARTIR DE LOS
ESTADOS ACTIVO Y PASIVO DE COULOMB.................................................. 26
g) DETERMINACIÓN DE LOS EMPUJES DE TIERRA DEBIDO A
SOBRECARGAS. ..................................................................................................... 31
h) CONSIDERACIÓN DE EMPUJES DEBIDO ALAGUA. ................................... 33
2.3. TEORÍA DE FALLAS................................................................................................... 35
2.3.1. ESTABILIDAD GLOBAL........................................................................................ 35
2.3.2. PRINCIPALES MÉTODOS DE CÁLCULO. ........................................................ 37
2.3.3. FACTOR DE SEGURIDAD .................................................................................... 41
2.4. DIMENSIONAMIENTO DE MUROS DE CONTENCIÓN DE TIERRAS........... 42
2.4.1. CONSIDERACIONES GENERALES PARA EL DISEÑO DE MUROS DE
CONTENCIÓN ...................................................................................................................... 44
- Materiales De Relleno De Trasdós Y Suelo Reforzado........................................... 44
- Sistemas de drenaje...................................................................................................... 46
- Definición geométrica de muros de contención de tierras..................................... 48
2.4.2. REVISION DE ESTABILIDAD. ............................................................................. 49
- Revisión por Volteo Respecto a la Punta. ................................................................. 50
- Revisión por Deslizamiento a lo Largo de la Base. ................................................. 51
2.5. CLASIFICACIÓN DE ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN ................................ 54
2.6. TIPOLOGIAS DE ESTRUCTURAS CONTENCIÓN DE TIERRAS...................... 56
- Estructuras de contención por gravedad.................................................................. 56
- Estructuras de contención reforzadas. ...................................................................... 57
- Estructuras de contención de cribas. ......................................................................... 58
- Estructuras de contención de gaviones..................................................................... 62
- Estructuras de contención de piedra (pedraplenes)................................................ 65
- Estructuras de contención de llantas usadas. .......................................................... 66
- Estructuras de contención de tierra reforzada. ........................................................ 68
- Estructuras de contención ancladas. ......................................................................... 75
2.7. RESUMEN .................................................................................................................... 81
3.1. APLICACIÓN DE LAS TEORIAS DE EMPUJE DE TIERRAS AL DISEÑO DE
ESTRUCTURAS DE CONTENCION...................................................................................... 84
3.1.1. Diseño De Estructuras de Contención por Gravedad. ....................................... 84
Ejemplo 01: .......................................................................................................................... 84
Ejemplo 02: .......................................................................................................................... 88
Ejemplo 03: .......................................................................................................................... 92
Ejemplo 04: .......................................................................................................................... 96
CONCLUSIONES.................................................................................................................... 100
BIBLIOGRAFÍA ....................................................................................................................... 101
PRESENTACIÓN
El presente tema ha sido preparado con el objetivo principal de suministrar los
conocimientos necesarios y adecuados para poder proyectar con seguridad los diferentes
tipos de Estructuras de contención. Utilizando Criterios adecuados, estos análisis y
diseños que se propondrán, aunque en general sean burdos y simplistas, permiten tener
una estimación e idea de las condiciones en que se presentan, los procedimientos
refinados se presentaran solo conceptualmente y se dejaran para textos especializados en
la materia. Se da a conocer el comportamiento de las estructuras de contención y se
presentan los principales métodos utilizados en su diseño. Para el diseño de las
estructuras de contención es necesario definir la “falla” y conocer como las estructuras
pueden fallar. Bajo condiciones estáticas, las estructuras de contención están sujetas a
fuerzas de cuerpo relacionadas con la masa de la estructura, a empujes de suelo y a
fuerzas externas como barras de anclajes y tirantes. El adecuado diseño de una estructura
de contención debe establecer el equilibrio de estas fuerzas sin inducir esfuerzos de corte
que se aproximen a la resistencia al corte del suelo. La falla, ya sea por deslizamiento,
giro o pandeo, o algún otro mecanismo, ocurre cuando estas deformaciones permanentes
se hacen excesivas. El asunto de que nivel de deformación es excesivo depende de muchos
factores y es mejor analizarlo caso a caso, considerando las condiciones específicas de
cada sitio.
El presente tema consta de los siguientes capítulos, CAPITULO I muestra la parte
del planteamiento del problema y los objetivos, CAPITULO II esta referido al marco
teórico y conceptualmente se toca los temas de topologías de estructuras de contención,
empujes en las estructuras, factores de seguridad entre otros, se conceptualiza el tema, se
da las consideraciones de diseño y verificaciones para un buen dimensionamiento de las
estructuras de contención (con diferentes un casos generales).
INTRODUCCIÓN
Las estructuras de contención son elementos constructivos cuya principal misión
es servir de contención, bien de un terreno natural, bien de un relleno artificial o de un
elemento a almacenar. En los dos primeros casos el ejemplo típico es el de una estructura
de sostenimiento de tierras, mientras que un sótano para almacén es una muestra del
tercero. En las situaciones anteriores la estructura trabaja fundamentalmente a flexión,
siendo la compresión vertical debida a su peso propio generalmente despreciable. En
ocasiones las estructuras de contención desempeñan la función de cimiento, al transmitir
las presiones o cargas suministradas por los pilares o por los forjados que se apoyan en la
coronación del muro. Esta situación es característica de los muros de sótano.
El propósito de una estructura de contención es el resistir las fuerzas ejercidas por
la tierra contenida, y transmitir esas fuerzas en forma segura a la fundación o a un sitio
por fuera de la masa analizada de movimiento. En el caso de un deslizamiento de tierra,
el muro ejerce una fuerza para contener la masa inestable, y transmite esa fuerza hacia
una cimentación o zona de anclaje por fuera de la masa susceptible de moverse. Las
deformaciones excesivas, o movimientos de la estructura de contención o del suelo a su
alrededor deben evitarse para garantizar su estabilidad.
El análisis de la estructura contempla la determinación de las fuerzas que actúan
por encima de la base de fundación, tales como empuje de tierras, peso propio, peso de la
tierra, cargas y sobrecargas con la finalidad de estudiar la estabilidad al volcamiento,
deslizamiento, presiones de contacto suelo-muro y resistencia mínima requerida por los
elementos que conforman el muro.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 8 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
CAPITULO
I
I
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 9 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
1.1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.
Cuando se va a diseñar una estructura de contención, uno se enfrenta al
problema de determinar, la magnitud de las presiones o fuerzas que el suelo
ejercerá sobre la estructura, así mismo el tipo de estructura de contención que
seria adecuado diseñar para las solicitaciones del caso en particular.
La problemática tiene relación directa con el desconocimiento de la
variedad de estructuras de contención.
1.2. OBJETIVOS
- El objetivo del presente documento es la de suministrar de la información
necesaria sobre Estructuras de contención, y el de indicar algunos
procedimientos, que se pueden utilizar para determinar la magnitud de las
presiones y fuerzas, sobre estructuras de contención.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 10 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
C
C
A
A
P
P
I
I
T
T
U
U
L
L
O
O
I
I
I
I
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 11 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
MARCO TEÓRICO
2.1. LAS ESTRUCTURAS DE CONTENCION
Las estructuras de contención pueden ser divididos en tres tipologías: muros
convencionales, muros prefabricados y muros de tierra mecánicamente
estabilizada. Los muros convencionales son los de uso más extendido y los más
antiguos, empleándose para su fabricación mampostería de piedra, hormigón en
masa y hormigón reforzado. Los muros prefabricados (de hormigón) y los muros
de tierra mecánicamente estabilizada (con inclusión de armaduras de refuerzo en
el suelo), son de uso reciente, y actualmente son empleados en un gran número de
aplicaciones, por su rapidez de ejecución, por las menores afecciones que generan
al medio ambiente y por la reducción de costes que se alcanza en su proceso de
fabricación y puesta en obra.
Durante muchos años las estructuras de contención han sido construidas casi
exclusivamente de hormigón armado, siendo diseñados como muros de gravedad
y como muros ménsula (cantilever). Estos tipos de estructuras son esencialmente
rígidos y, en general, pueden presentar problemas estructurales cuando son
cimentados en suelos de pobres características geotécnicas. Además, su coste
aumenta más en estas condiciones con el aumento de su altura.
2.2. CONSIDERACIÓN GENERALES
El diseño geotécnico de un muro de contención de tierras se realiza a partir de
la determinación de los esfuerzos a los que estará sometida la estructura, mediante
los cuales se evalúa su estabilidad y se define la configuración geométrica capaz de
resistir dichos esfuerzos en forma segura. Estos esfuerzos, denominados
comúnmente “empujes”, se obtienen considerando las siguientes acciones:
- empujes de las tierras ubicadas en el trasdós de la estructura;
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 12 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
- eventuales sobrecargas existentes en la superficie del relleno del trasdós;
- acción del agua por presencia de un nivel freático (esfuerzo hidrostático) o
cursos de agua (esfuerzos de filtración);
- efectos del proceso de compactación en los empujes de trasdós; y/o,
- acciones de carácter extraordinario o temporal, como puede ser la acción de
un sismo.
Los empujes de tierra son generalmente obtenidos mediante métodos de
cálculo simplificados, de base analítica o empírica, los cuales han sido
desarrollados a partir del siglo XVIII y que actualmente siguen siendo empleados
para el diseño de muros de contención de tierras. De todos ellos, los de más amplia
aplicación corresponden a los métodos propuestos por Coulomb en 1776 y por
Rankine en 1857.
La teoría planteada por Coulomb, mediante el estudio del método de
máximos y mínimos aplicado al problema del empuje de tierras, permitió explicar
el comportamiento de rotura de los suelos a través de la definición de la línea de
rotura crítica que se crea en el trasdós de un muro, cuando se alcanza la condición
de equilibrio límite, la cual es obtenida una vez que se han estudiado varias
superficies potenciales de falla. En sí su teoría considera que para una superficie
potencial de falla, se produce un deslizamiento como un sólido rígido del terreno
del trasdós de la estructura por esfuerzo cortante, una vez que se ha movilizado su
máxima resistencia al corte.
Por su parte, la teoría propuesta por Rankine fue una de las primeras que
incorporó el concepto de plasticidad al estudio del comportamiento del suelo bajo
diversos estados tensionales. Mediante la aplicación de la teoría de la resistencia al
corte de los suelos propuesta por Coulomb, Rankine determinó los estados
tensionales que alcanza una masa semiinfinita de suelo arenoso cuando se mueve
paralelamente a la superficie, definiendo estados límites una vez que el suelo
alcanza la condición de rotura. A estos estados límites los denominó estados de
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 13 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
equilibrio plástico, y a partir de ellos ha sido posible explicar de una forma más
racional los fenómenos de rotura posibles en una masa de suelo (Soriano, 1996).
Los métodos de cálculo desarrollados por estos investigadores permiten
determinar la magnitud del empuje de tierras que se genera en el trasdós de un
muro de contención, para posteriormente evaluar su estabilidad ante dichas
solicitaciones. La obtención de estos empujes está basada en consideraciones de
equilibrio límite, mediante la definición, según el caso, de dos estados de
tensiones, activo y pasivo, a partir de los cuales el suelo alcanza su estado de
rotura. En la actualidad siguen siendo los métodos más empleados para el
dimensionamiento de diversos muros de contención de tierras con resultados
satisfactorios, como los muros convencionales y los muros de tierra
mecánicamente estabilizados, entre otros.
El empuje que genera el terreno ubicado en el trasdós de un muro plantea un
problema complejo de interacción suelo-estructura, debido a que la magnitud del
empuje depende de los desplazamientos y deformaciones que sufra la estructura
(Ortuño, 2005). En este sentido, los métodos de cálculo señalados anteriormente no
proporcionan información sobre los movimientos del muro, lo cual puede ser
estudiado mediante el empleo de métodos numéricos a través de herramientas de
cálculo de elementos finitos.
2.2.1. EMPUJE DE TIERRAS SOBRE ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN
Tal como se comento, han sido diversas las teorías y métodos que se han
desarrollado a partir del siglo XVIII para la estimación de los empujes que actúan
sobre estructuras de contención de tierras, y en su gran mayoría se basan en las
propuestas hechas tanto por Coulomb como por Rankine. Entre los métodos que
se han desarrollado, se encuentran:
- Métodos basados en las teorías de equilibrio límite.
- Métodos basados en el campo de tensiones.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 14 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
- Estimación de empujes a partir de superficies de rotura curvas.
Estos métodos, en general, permiten estimar de forma bastante aproximada
los empujes tanto activos como pasivos, siendo los primeros de mayor interés para
el dimensionamiento de estructuras de contención convencional empleados en
infraestructuras de carreteras (muros de gravedad, muros tipo ménsula, muros
prefabricados y muros de tierra mecánicamente estabilizada). La incorporación de
métodos numéricos, aunque poco extendido en este tipo de estructuras de
contención, permiten obtener información sobre los movimientos de la estructura,
lo que no es posible determinar a partir de los otros métodos.
a) DETERMINACIÓN DE LOS EMPUJES DE TIERRA A PARTIR DE LOS
ESTADOS ACTIVO Y PASIVO DE RANKINE
Rankine en 1857, estudió los estados de tensiones que se pueden generar al
interior de una masa semi infinita de arena cuando esta se relaja o se comprime en
el plano horizontal, con el propósito de definir las condiciones límites que puede
desarrollar el material al momento de alcanzar el estado de rotura. La condición de
rotura así definida por Rankine, implica que toda la masa de suelo se encuentra en
estado de plastificación o en estado de equilibrio plástico.
Una masa de suelo se encuentra en estado de equilibrio plástico si todos sus
puntos están al borde la falla. Asumiendo que para alcanzar la condición de
plastificación en una masa de arena se debe cumplir el criterio de rotura de Mohr-
Coulomb (ecuación 2.3), en la figura 2.20 se representan los estados de tensiones
que se desarrollan cuando se produce la falla por compresión o relajación en el
plano horizontal, considerando que la tensión vertical permanece constante en
todo momento.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 15 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Figura 2.20: Estados de equilibrio plástico representados por los círculos de
Mohr.
Los estados de tensiones alcanzados son denominados, estado activo, cuando
toda la masa de arena sufre un movimiento horizontal por relajación de sus
partículas, y estado pasivo, cuando toda la masa de arena sufre un movimiento
horizontal por compresión de sus partículas. Un movimiento adicional de
relajación o compresión no produce estados de tensiones superiores, debido a que
se ha alcanzado la condición de rotura de la masa de arena.
b) EL ESTADO ACTIVO DE RANKINE EN SUELOS SIN COHESIÓN
La figura 2.21 muestra una masa semi infinita de arena de longitud l con una
superficie de terreno horizontal AB. Si se analiza el estado de tensiones iniciales de
un punto ubicado a una profundidad z, las tensiones vertical y horizontal sobre un
elemento de suelo ubicado a dicha profundidad corresponden ambas al estado de
reposo.
Si se asume que la masa de arena se relaja horizontalmente, el plano vertical
ab se desplaza una distancia d1 hasta alcanzar a1b1, lo que provoca una
disminución de la tensión horizontal ó' ho , permaneciendo constante la tensión
vertical ó'vo
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 16 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Figura 2.21: Estado activo de Rankine. Familias de planos formadas por
expansión horizontal.
El circulo de Mohr correspondiente al estado activo que se obtiene en toda la
masa de arena, va aumentando progresivamente de tamaño desde la condición de
reposo definida por ó'vo y ó'ho , hasta topar la envolvente de rotura de Coulomb.
En este momento, el material ha alcanzado el estado de equilibrio plástico para la
condición activa, movilizándose toda la tensión tangencial que es capaz de
desarrollar sin ser posible reducir ó' h más allá de esta condición límite (figura
2.22).
La presión efectiva horizontal correspondiente a este estado límite se
denomina presión de tierras activa de Rankine (σ' ha ), que como puede verse en la
figura 2.22 corresponde a la mínima presión efectiva horizontal que el terreno
puede alcanzar para una presión efectiva vertical (σ'vo ) que permanece invariante.
En el momento de alcanzar el estado límite activo, se desarrolla una familia de
planos de deslizamiento que forman un ángulo de 45+φ'/2 con la horizontal (figura
2.21)
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 17 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Figura 2.22: Circulo de Mohr obtenido para la condición de rotura activa de
Rankine.
Para la condición activa, la relación entre las dos tensiones actuantes a una
profundidad z es.
donde Ka es denominado coeficiente de presión de tierras activa
y:
c) EL ESTADO PASIVO DE RANKINE EN SUELOS SIN COHESIÓN
La figura 2.23 muestra una masa semi infinita de arena de longitud l con una
superficie de terreno horizontal AB. Al igual que para la condición activa, si se
analiza el estado de tensiones iniciales de un punto ubicado a una profundidad z
(figura 2.14), las tensiones vertical y horizontal sobre un elemento de suelo ubicado
a dicha profundidad son obtenidas a partir de las ecuaciones 2.5 y 2.8,
correspondiendo ambas al estado de reposo.
Si se asume que la masa de arena se comprime horizontalmente, el plano
vertical ab se desplaza una distancia d2 hasta alcanzar a2b2, lo que provoca un
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 18 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
aumento de la tensión horizontal ó'ho , permaneciendo constante la tensión
vertical ó'vo
Figura 2.23: Estado pasivo de Rankine. Familias de planos formadas por
contracción horizontal
El circulo de Mohr correspondiente al estado pasivo que se genera en toda la
masa de arena, a diferencia de la condición activa, pasa por dos estados.
Inicialmente disminuye de tamaño hasta que ó ' vo y ó ' ho se igualan, lo que
queda reflejado por un punto en el plano ô v s ó'. Posteriormente, el círculo
aumenta progresivamente de tamaño hasta topar la envolvente de rotura de
Coulomb. En este momento, el material ha alcanzado el estado de equilibrio
plástico para la condición pasiva, movilizándose toda la tensión tangencial que es
capaz de desarrollar sin ser posible aumentar ó' h más allá de esta condición límite
(figura 2.24).
Como se aprecia en las figuras 2.21 y 2.23, el desplazamiento necesario d2 para
alcanzar la condición pasiva es mayor que el desplazamiento d1 para alcanzar la
condición activa.
La presión efectiva horizontal correspondiente a este estado límite se
denomina presión de tierras pasiva de Rankine (σhp' ), que como puede verse en la
figura 2.24 corresponde a la máxima presión efectiva horizontal que el terreno
puede alcanzar para una presión efectiva vertical (σ'vo ) que permanece invariante.
En el momento de alcanzar el estado límite pasivo, se desarrolla una familia de
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 19 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
planos de deslizamiento que forman un ángulo de 45−φ'/2 con la horizontal (figura
2.23).
Figura 2.24: Circulo de Mohr obtenido para la condición de rotura pasiva de
Rankine.
Para la condición pasiva, la relación entre las dos tensiones actuantes a una
profundidad z es:
Donde Kp es denominado coeficiente de presión de tierras pasiva y es igual a.
d) CONSIDERACIONES GENERALES DE LOS ESTADOS ACTIVO Y
PASIVO DE RANKINE EN SUELOS SIN COHESIÓN.
Del análisis de los estados activo y pasivo de Rankine para suelos sin
cohesión, se desprende que el esfuerzo horizontal necesario para que se desarrolle
por completo la condición pasiva es mayor al esfuerzo horizontal necesario para
que se desarrollen las condiciones activa y al reposo. Como resultado de ello y lo
presentado en los gráficos 2.2 y 2.3, se cumple que
Ka ≤ Ko ≤ K p
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 20 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Como puede verse en las gráficas anteriormente señaladas, tanto Ka como Ko
disminuyen en forma aproximadamente lineal con el aumento de φ', mientras que
K p aumenta de forma exponencial con el aumento de φ'. Así, por ejemplo, para el
caso de arenas sueltas (φ' = 30º) la relación K p Ka ≅ 9, mientras que para el caso de
arenas compactas (φ' = 45º) la relación K p Ka ≅ 32.
De acuerdo a este análisis se desprende que el considerar la condición pasiva
en estructuras de contención de tierras empleadas en obras de infraestructura
viaria, puede llevar a resultados bastante conservadores en su diseño. Por este
motivo y por condiciones de tipo constructiva, algunas normativas, como es el caso
del Código Técnico de la Edificación en España, recomiendan no incluir en los
diseños los esfuerzos asociados a la condición pasiva que se puede desarrollar en
el intradós de un muro.
e) ESTADOS ACTIVO Y PASIVO DE RANKINE CON RELLENO
INCLINADO
Tal como se ha comentado en los párrafos precedentes, la teoría de Rankine
fue desarrollada para la determinación de los estados de tensiones que se generan
en una masa semi infinita de arena con terreno horizontal. A partir de esta
condición, se han definido los coeficientes de presión de tierras activo y pasivo.
Partiendo de esta base, la teoría de Rankine puede ser ampliada para la
determinación de los estados activo y pasivo para un terreno que presenta un
ángulo de inclinación B. La figura 2.26 muestra las tensiones vertical y horizontal
que se desarrollan para esta condición. Como puede verse, ambas tensiones se ven
influenciadas por la inclinación del terreno.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 21 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Bajo los estados de tensiones presentados en la figura 2.26, la figura 2.27
muestra el círculo de Mohr correspondiente a una masa de arena con un ángulo de
rozamiento interno o' y un ángulo de inclinación del terreno B. De esta figura se
desprende que:
Para la condición activa, la relación entre la tensión horizontal y la tensión
vertical para un plano paralelo a â está dada por la siguiente expresión.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 22 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Según Bowles (1996), el coeficiente de presión de tierras activa para un terreno
inclinado se determina a partir de la siguiente expresión.
Finalmente, la presión de tierras activa en el plano horizontal considerando
que el terreno tiene un ángulo de inclinación.
Análogamente el coeficiente de presión de tierras pasiva en un plano
horizontal considerando que el terreno tiene un ángulo de inclinación.
Los estados activo y pasivo definidos por Rankine, permiten determinar bajo
ciertas condiciones, los empujes que se crean sobre una estructura de contención
de tierras en su trasdós y su intradós. Como consecuencia de estos empujes, se
desarrolla un movimiento en el plano horizontal tal como se muestra en la figura.
Si el empuje de tierras en el trasdós supera a aquel que se desarrolla en el intradós,
el terreno del trasdós se relaja y el del intradós se comprime.
Desarrollo de empujes sobre una estructura de contención de gravedad
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 23 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Empujes De Suelo:
Empuje Activo de
Rankine
Empujes De Suelo: Empuje Pasivo de Rankine
Empujes De Suelo: Empuje Activo Pasivo de Rankine con relleno inclinado
Donde:
2
2
1
H K P
A A
· · · = ¸
2
2
1
H K P
P P
· · · = ¸
( )
2
2
45 tan
o'
÷ =
A
K
( )
2
2
45 tan
o'
+ =
p
K
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 24 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Ka: Coeficiente Activo
Kp: Coeficiente Pasivo
Ea o Pa: Empuje Activo
Ep o Pp Empuje Pasivo
H: Altura de estructura
Ǿ: Angulo de fricción interna.
C: Cohesión.
Β: Angulo de inclinación del terreno.
La aplicación de la teoría de Rankine al cálculo de empuje de tierras, requiere
la definición de algunas hipótesis que deben ser consideradas en el cálculo, las
cuales son:
- Se admite que todo el terreno ubicado en el trasdós de la estructura, se
encuentra en estado de plastificación generalizada.
- El paramento del trasdós del muro es vertical.
- El relleno del trasdós debe ser homogéneo, y de comportamiento isótropo y
elástico.
- No existe rozamiento entre el relleno y el muro (algunos autores definen
esta condición considerando la superficie del trasdós del muro como lisa).
Considerando estas hipótesis, la teoría de Rankine presenta algunas
limitaciones que hacen que los empujes de tierras obtenidos sean solo una
aproximación a las condiciones reales que se desarrollan en terreno. En efecto, la
teoría de Rankine parte de la hipótesis que toda la masa de suelo se encuentra en
estado de rotura, situación que en la práctica no se da (Ortuño, 2005). Además, los
estados de esfuerzos que se desarrollan asociados a esta teoría, requieren que no
haya esfuerzos cortantes en los planos verticales, lo que significa esencialmente
que no exista rozamiento entre suelo y muro. Esta última situación tampoco se da
en la práctica, debido a que los muros presentan rugosidad y pueden desarrollar
esfuerzos cortantes en ellos (Peck et al., 2001).
Esta última condición es la más limitativa en la aplicación de la teoría de
Rankine en la determinación de los empujes de tierra. En condiciones reales,
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 25 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
cuando un muro se desplaza en el plano horizontal debido al empuje, el terreno
del trasdós se relaja y tiende a asentar, mientras que el terreno situado en el
intradós se comprime y tiende a ser levantado, creándose un rozamiento en las
zonas de contacto con el muro, que dependerá de la rugosidad que este presente.
Desarrollo de fuerzas de rozamiento tierras-muro.
Esta situación provoca una alteración del estado tensional teórico de Rankine
y de su aplicabilidad, dando lugar a una reducción del empuje activo y un
aumento del empuje pasivo, obteniéndose diseños conservadores (Ortuño, 2005).
A pesar de estas limitaciones, la teoría de Rankine es empleada para el
dimensionamiento de una gran cantidad de estructuras de contención de tierras,
incluyendo muros rígidos, muros flexibles, muros prefabricados de hormigón,
muros de tierra mecánicamente estabilizada, entre otros.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 26 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
f) DETERMINACIÓN DE LOS EMPUJES DE TIERRA A PARTIR DE LOS
ESTADOS ACTIVO Y PASIVO DE COULOMB
Coulomb en 1776 publicó su teoría para el cálculo de empujes de tierras sobre
estructuras de contención, que como comentan Jiménez Salas et al (1981), es muy
anterior a las teorías planteadas por Rankine para el mismo propósito. El método
propuesto por Coulomb se basa en la aplicación de las teorías de equilibrio límite,
en la que se considera que el suelo ha alcanzado la rotura en una superficie
potencial de deslizamiento debido a que su resistencia friccional ha sido
movilizada completamente.
La teoría de Coulomb se basa en suponer que, al moverse la estructura de
contención bajo la acción del empuje del relleno ubicado en su trasdós, se produce
el deslizamiento de una cuña de dicho terreno que se encuentra limitada por su
trasdós, la línea correspondiente al plano de deslizamiento que pasa por el pie del
muro y la superficie del relleno.
Como se comentó en el apartado precedente, la teoría de Rankine presenta
algunas limitaciones que condicionan su aplicación al dimensionamiento de
estructuras de contención de tierras, en especial a lo relativo con la rugosidad que
crea en su trasdós. El no considerar esta condición de contorno, lleva a una
determinación bastante conservadora del empuje de tierras, debido a que la
rugosidad tiende a reducir la presión de tierras activa, por lo que los resultados
obtenidos a partir de la aplicación de la teoría de Rankine están del lado de la
seguridad.
La teoría de Coulomb, en cambio, puede adaptarse para cualquier condición
de contorno, esto es, considerar la rugosidad que se crea en el trasdós de una
estructura de contención y, adoptar cualquier ángulo de inclinación de la
superficie del relleno y del trasdós de la estructura. Por otro lado, adopta una
simplificación en la forma de la superficie de deslizamiento del relleno del trasdós
cuando se desarrolla la condición activa o pasiva, asumiendo que dicha superficie
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 27 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
es plana. Según Terzaghi et al (1996), el error en la determinación de la presión de
tierras obtenido a partir de la teoría de Coulomb es comúnmente pequeño
comparado con el asociado al uso de la teoría de Rankine.
Para aplicar la teoría de Coulomb al dimensionamiento de una estructura de
contención de tierras, al igual que la teoría de Rankine, se deben considerar las
siguientes hipótesis (Bowles, 1996):
- El suelo es isótropo y homogéneo, y tiene fricción y cohesión.
- La superficie de deslizamiento es plana al igual que la superficie del
relleno.
- La resistencia a la fricción es distribuida uniformemente a lo largo de la
superficie de deslizamiento y el coeficiente de fricción suelo-suelo es f =
tgφ'.
- La cuña de falla que se desarrolla en el trasdós de la estructura es un cuerpo
rígido que experimenta traslación.
- Existe fricción en la estructura de contención, debido al movimiento de la
cuña de falla respecto a la cara de su trasdós. Esta fricción se identifica
mediante un ángulo denominado frecuentemente δ.
- La falla es un problema de deformación plana.
En la figura se muestra el esquema general de las condiciones de contorno que
se asumen para la aplicación de la teoría de Coulomb. Como puede verse en dicha
figura, la superficie de deslizamiento cb que se crea en el relleno del trasdós es
ligeramente curva, pero se asume plana para simplificar la determinación de la
presión lateral de tierras.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 28 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
El método de Coulomb consiste en tantear diversas superficies de
deslizamiento cb y hallar, a partir de ello, los empujes correspondientes. El valor
máximo del empuje de tierras obtenido de este modo, corresponde al empuje de
tierras de Coulomb que actúa sobre la estructura de contención.
Esquema general de las condiciones de contorno para la aplicación de la teoría de
Coulomb: (a) condición activa; (b) condición pasiva.
Para un plano de deslizamiento cb arbitrario, la cuña abc se encuentra en
equilibrio bajo el peso del relleno W, la reacción de la presión de tierras resultante
E y la reacción R en el plano de deslizamiento, la cual forma un ángulo 0' con la
normal debido a que se asume que se desarrolla por completo la resistencia
friccional en dicho plano. Por otro lado, la reacción E que se genera en el trasdós de
la estructura forma un ángulo 8 con la normal, pudiendo asumir un valor positivo
o negativo, dado que la magnitud del peso de las tierras W y la dirección de las
fuerzas E y R son conocidas, el valor de la presión de tierras E puede ser obtenido
a partir de la definición de un polígono de fuerzas.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 29 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Condición de empuje activo de Coulomb
Condición de empuje pasivo de Coulomb
Cuando δ=β=0º y α = 90º, las formulas de Ka y Kp según Coulomb, se
igualan a las formulas definidas por el estado activo y pasivo de Rankine
respectivamente.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 30 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Según Jiménez Salas et al (1981), la teoría de Coulomb es aplicable a suelos con
cohesión añadiendo en el polígono de fuerzas la adherencia entre terreno y
estructura en su trasdós, las presiones intersticiales en el plano de rotura y en el
trasdós si hubiera filtración, y la cohesión a lo largo de dicho plano. Tomando en
consideración estos antecedentes, para el caso particular de un muro con trasdós
vertical y superficie de terreno horizontal, y suponiendo que no se generan
presiones intersticiales ni se forman grietas en el relleno del trasdós, Packshaw
(1946) ha definido la componente normal del empuje activo total como:
Los coeficientes Ka y K ac pueden ser obtenidos a partir de la siguiente figura:
Coeficientes de empuje activo en suelos con cohesión.
(Tomada de Jiménez Salas et al, 1981. Geotecnia y Cimientos II)
Para el caso particular de que el rozamiento tierras-estructura sea nulo (δ = 0),
los coeficientes Ka y Kac pueden ser obtenidos a partir de las siguientes
expresiones:
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 31 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
g) DETERMINACIÓN DE LOS EMPUJES DE TIERRA DEBIDO A
SOBRECARGAS.
Las soluciones analíticas para la definición de las formulaciones empleadas
para el cálculo del empuje debido a sobrecargas, fueron planteadas inicialmente
por Boussinesq. A partir de sus estudios, obtuvo soluciones gráficas que permiten
determinar la distribución de esfuerzos en una masa de suelo producto de cargas
uniformemente repartidas con distintas configuraciones y cargas puntuales.
Las sobrecargas aumentan el empuje de las tierras que actúa en el trasdós de
una estructura, sumándose al empuje de tierras que es debido al peso propio del
material de relleno.
Las sobrecargas actuantes pueden ser aplicadas tanto si el dimensionamiento
de la estructura se realiza a partir de la teoría de Rankine como de la teoría de
Coulomb. Sin embargo, Ortuño (2005) plantea que una de las limitaciones que
presenta la teoría de Rankine en este sentido, es el que no deben existir sobrecargas
concentradas en la superficie del terreno cuando se plantea su dimensionamiento a
partir de esta teoría.
Una sobrecarga uniformemente distribuida “S” ubicada sobre una estructura
de contención de tierras con trasdós vertical y relleno de superficie horizontal
(aplicación de la teoría de Rankine), actúa de forma uniformemente distribuida tal
como se muestra en la figura
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 32 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Aplicación de una sobrecarga uniformemente distribuida s sobre una
estructura de contención de tierras
Como puede verse en la figura, la distribución de esfuerzos en profundidad
de una sobrecarga uniformemente distribuida adquiere una ley de tipo
rectangular, asumiendo que dicha carga se mantiene constante en toda la altura
del muro. La aplicación de esta sobrecarga genera un incremento horizontal de
tensiones en el trasdós de la estructura, cuya resultante actúa a una distancia H/2
de su base.
Debido a esto, el esfuerzo horizontal considerando una sobrecarga en
superficie a partir de la aplicación de la teoría de Rankine, para un muro de altura
H, con un relleno en su trasdós correspondiente a una masa semi-infinita de arena
y de densidad γ, la resultante del empuj e que actúa a una di stanci a H/ 2 de
su base, que queda expresada por el empuje activo E
a
, es:
Cuando el relleno del trasdós presenta una superficie inclinada y sobre ella
existe una sobrecarga uniformemente distribuida, la aplicación de la teoría de
Rankine no es adecuada. En este sentido, resulta más conveniente aplicar la teoría
de Coulomb, que permite determinar el empuje del relleno cuando este presenta
una inclinación α con respecto a la horizontal.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 33 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
La aplicación de la teoría de Coulomb, en este sentido, requiere la resolución
analítica de la cuña que actúa en el trasdós del muro la cual genera la condición de
empuje activo, añadiendo la sobrecarga “S” al peso “W” de dicha cuña. A partir de
esta condición, la sobrecarga “S” es introducida en la resolución analítica del
empuje, generando un empuje total de:
h) CONSIDERACIÓN DE EMPUJES DEBIDO AL AGUA.
La presencia de agua en el relleno de trasdós de un muro de contención de
tierras, es particularmente no deseable, debido a que incrementa su peso unitario y
la presión lateral de tierras. Si el nivel del agua se mantiene en una forma estable
(por ejemplo, debido a la presencia de un determinado nivel freático o generación
de un nivel de agua asociado a la infiltración de lluvia), a la resultante del empuje
efectivo del relleno es necesario añadirle el correspondiente empuje debido al
agua, lo que aumenta en forma considerable las solicitaciones sobre el muro.
En condiciones hidrostáticas, para el caso particular de un relleno de trasdós
vertical, con superficie horizontal y que no tiene cohesión, en la figura se presentan
dos situaciones posibles que pueden crearse por la presencia de un nivel de agua.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 34 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Empuje del agua en condiciones hidrostáticas. Condición de empuje
activo. (a) Relleno completamente sumergido, y (b) relleno parcialmente sumergido
En las situaciones mostradas en la figura se aprecia que el empuje debido al
agua aumenta en forma lineal con la profundidad. Dado que el agua no presenta
fricción (φ' = 0), el valor de Ka =1, lo que da, como consecuencia, un empuje mayor
a aquel correspondiente al relleno.
Para la determinación del empuje total que se crea en el trasdós del muro bajo
estas condiciones, se considera por separado el empuje debido al material de
relleno de aquel debido al empuje del agua. Para cualquiera de las dos
condiciones, el esfuerzo horizontal que se crea en el trasdós de la estructura debe
ser obtenido en tensiones efectivas, considerando para ello que
γ′ = γsat −γw
A partir de esta condición, para la situación (a) planteada en la figura el
empuje activo total que se crea en el trasdós del muro debido al relleno y al agua
presente, se determina mediante la siguiente expresión
De la misma manera se determina el empuje activo total en el trasdós del
muro para la situación (b), a partir de la siguiente expresión
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 35 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
2.3. TEORÍA DE FALLAS
2.3.1. ESTABILIDAD GLOBAL
En general, el análisis de estabilidad global tiene gran importancia en aquellos
muros que son construidos sobre terrenos de baja calidad geotécnica o en aquellos
casos en que el muro se encuentra emplazado sobre una ladera. Este cálculo se
realiza mediante los conceptos habituales de estabilidad de taludes, en el que se
analiza la posibilidad de falla conjunta del terreno de cimentación, del muro y de
su relleno de trasdós, según los esquemas que se presentan en la figura 2.61
Figura 2.61: Círculos de deslizamiento pésimos en cálculo de estabilidad global de un
muro de contención de tierras.
Los primeros pasos en el cálculo analítico de la estabilidad de taludes los dio
Coulomb, en el siglo XVIII, al desarrollar un método de cuñas enfocado al estudio
de la estabilidad de muros, pero también utilizable en taludes desnudos.
Ya en el siglo XIX, la construcción de líneas férreas obligó a grandes
movimientos de tierras, lo que trajo como consecuencia la aparición de
importantes deslizamientos y, por tanto, la necesidad de un método de cálculo
para prevenirlos.
Sin embargo no es hasta la primera mitad del siglo XX cuando puede hablarse
de métodos analíticos que sirvieron de base a los actuales.
En 1910, Fellenius desarrolla un método de cuñas, y en 1916 se utiliza por
primera vez el de rebanadas, pero solo para suelos no cohesivos, y no es hasta las
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 36 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
dos décadas siguientes que se consigue unificar la metodología para suelos con
cohesión y con rozamiento interno, a la vez que se introduce en el cálculo el
Principio de las Presiones Efectivas, definido por Terzaghi en 1926.
Los métodos que pueden considerarse modernos se inician en 1954 con el de
Bishop, para roturas circulares, y en 1956 el de Janbu, para superficies no
circulares. La complejidad del cálculo ya era inquietante, y las sofisticaciones
posteriores llegaron a hacer casi utópica la aplicación práctica, hasta que la
aparición del ordenador convirtió en rutina metodologías consideradas casi
imposibles, como la basada en Elementos Finitos. Hoy existen en el mercado
numerosos programas informáticos que cubren suficientemente las necesidades de
un profesional, aunque se hace necesario indicar que los buenos suelen ser caros, y
los baratos, algunos hasta gratis en Internet, obligan a una tediosa introducción de
datos, con el consiguiente riesgo de cometer un error inadvertido. Una práctica
muy saludable, previa a la compra de un programa o a su utilización por primera
vez en un problema real, es pedirle que calcule varios deslizamientos ya ocurridos
y comprobar si los resultados se ajustan a lo comprobado sobre el terreno.
Debe indicarse que antes de la expansión del ordenador se desarrollaron
varios métodos simplificados, algunos de ellos basados en ábacos y en soluciones
gráficas, que si en su momento llenaron un importante vacío, hoy ya no está
justificado su empleo salvo como herramienta de estimación rápida y preliminar.
Los programas de uso habitual en la actualidad suelen implementar los
métodos de Bishop y Janbu, así como algunos de los conocidos como rigurosos o
“exactos”, principalmente los de Spencer, Morgenstern y Price, y el de Sarma, que
probablemente son los más experimentados. Una sucinta descripción de ellos se
presenta a continuación, aunque sin entrar en las formulaciones específicas de
cada uno, ya que eso se encuentra en cualquier tratado de Mecánica de Suelos.
Para completar este bosquejo histórico, no pueden dejarse en el tintero los
importantes esfuerzos que se están dedicando, en el campo teórico, al desarrollo
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 37 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
de métodos que pueden llegar a ser realmente exactos, si se salvan las dificultades
que hoy plantea el cálculo analítico de soluciones a modelos de rotura complejos.
Son los basados en los teoremas de estados límites de la Teoría del Sólido Plástico
que, en el tema aquí tratado, permiten definir un valor máximo para el FS en el
equilibrio entre los trabajos de las fuerzas externas y los disipados internamente
por la deformación, así como otro valor mínimo a partir del equilibrio entre los
campos de tensiones internas y externos. La potencia de los métodos de Elementos
Finitos (FEM) y de Diferencias Finitas (FDM) permite disponer de algoritmos para
soluciones numéricas de problemas en esta línea, pero la parte negativa aparece
cuando es necesario definir el material mediante Leyes Constitutivas mal
conocidas, y que normalmente requieren la cuantificación de parámetros del suelo
de difícil adquisición. En cualquier caso, son el futuro inmediato.
Y dentro de las posibilidades que se están abriendo, no puede olvidarse una
línea de investigación que, a partir de técnicas de Inteligencia Artificial y Redes
Neuronales, busca el diseño de Sistemas Expertos que integren desde la
planificación del problema hasta el proyecto de las soluciones más adecuadas,
pasando, evidentemente, por la fase de cálculo.
2.3.2. PRINCIPALES MÉTODOS DE CÁLCULO.
Casi la totalidad de los métodos utilizados actualmente se basan en el
denominado de las rebanadas (fig. 1), que consiste en dividir el macizo
potencialmente deslizante en rebanadas verticales, calcular el equilibrio de cada
una de ellas, y finalmente analizar el equilibrio global, obteniendo un Factor de
Seguridad (FS) que se define como la relación entre fuerzas o momentos resistentes
y fuerzas o momentos motores.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 38 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
El peso de la rebanada (W) se
descompone en un empuje
tangencial (WT)y otro vertical (WN),
paralelo y normal, respectivamente,
a la base de aquella. WT origina una
tensión cortante, a la que se opone la
propia resistencia al corte (s) del
terreno, definida por la cohesión y la
fuerza normal (WN) disminuida en
la presión intersticial (u) . Las
fuerzas V y H, con sus subíndices,
definen la interacción entre
rebanadas, y es la evaluación de
estas reacciones internas lo que
establece la diferencia fundamental
entre los métodos. Si las
circunstancias así lo requieren puede ser necesario considerar la incidencia de
Sobrecargas, fijas o temporales, las fuerzas de filtración a través del macizo, así
como las acciones sísmicas.
Una vez calculado FS para una determinada curva de rotura potencial, se
repite el proceso para otra distinta, y así sucesivamente hasta obtener un mínimo
para FS, suponiéndose entonces que esta será la curva pésima. Como puede
fácilmente deducirse, en cálculo manual el proceso es lento y tedioso, prestándose
a errores durante la manipulación de tan gran número de parámetros, y quedando
siempre la incertidumbre de si el valor del FS que estimamos final es realmente el
mínimo, o todavía podemos encontrar otra curva que lo minimice más, y aunque
hay procedimientos para ir acotando progresivamente los FS, se necesita un
número significativamente elevado de horas de trabajo para llegar a un valor
fiable.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 39 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Con el cálculo electrónico el procesamiento es prácticamente instantáneo, y
permite analizar un gran número de alternativas, por lo que el valor mínimo de FS
puede acotarse dentro de un intervalo razonablemente aceptable en un tiempo
muy corto.
Se exponen a continuación los fundamentos de algunos de los métodos más
utilizados y contrastados por la práctica.
• Método de Bishop.- Originalmente desarrollado para roturas circulares,
considera que las interacciones entre rebanadas son nulas. El cálculo se lleva a
cabo buscando el equilibrio de momentos respecto al centro del arco circular,
aunque en la versión posterior se puede aplicar a superficies no curvas definiendo
centros ficticios.
• Método de Janbu.- Diseñado para superficies no necesariamente circulares,
también supone que la interacción entre rebanadas es nula, pero a diferencia de
Bishop busca el equilibrio de fuerzas y no de momentos. Experiencias posteriores
hicieron ver que la interacción nula en el caso de equilibrio de fuerzas era
demasiado restrictiva, lo que obligó a introducir un factor de corrección empírico
aplicable al FS. En versión posterior, en el denominado método riguroso, se define
una línea de empuje entre las rebanadas y se buscan los equilibrios en fuerzas y
momentos respecto al centro de la base de cada una.
• Método de Spencer.- Este, como los que se citan a continuación, también
pertenecen a la categoría de los denominados rigurosos. Supone que de la
interacción entre rebanadas aparece una componente de empuje con ángulo de
inclinación constante, por lo que, mediante iteraciones, analiza tanto el equilibrio
en momentos como en fuerzas en función de ese ángulo, hasta hacerlo converger
hacia un mismo valor, calculando entonces el FS correspondiente. Es aplicable
tanto a roturas circulares como generales.
• Método de Morgenstern y Price.- Al igual que el anterior, también es de
aplicación general, y trata de alcanzar tanto el equilibrio de momentos como de
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 40 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
fuerzas. La diferencia fundamental estriba en que la interacción entre rebanadas
viene dada por una función que evalúa esa interacción a lo largo de la superficie
de deslizamiento.
• Método de Sarma.- Significó un cambio radical respecto a la filosofía de los
anteriores, ya que se busca la aceleración horizontal necesaria para que la masa de
suelo alcance el equilibrio límite. El FS es calculado reduciendo progresivamente la
resistencia a cortante del suelo hasta que la aceleración se anula. Por sus
características es aplicable a rebanadas no verticales, y suele ser muy utilizado en
el cálculo por Elementos Finitos.
Ni mucho menos se agota aquí la relación de métodos existentes, pero puede
considerarse que los citados son los de uso más general en la ingeniería práctica.
Y ahora, la pregunta obligada podría ser: ¿Cual debe utilizarse?. La respuesta
depende de muchas variables, especialmente de la geometría de la línea de rotura
estimada y de los parámetros geotécnicos del terreno. En general, los que calculan
FS por equilibrio de momentos están muy poco influenciados por las hipótesis
respecto a la interacción entre rebanadas, por lo que, en caso de rotura circular en
suelos relativamente homogéneos e isótropos, Bishop proporciona resultados
fiables, pero si hay alternancia de estratos con características geotécnicas
contrastadas será necesario ensayar superficies de rotura no circulares. Como
recomendación general, pueden iniciarse tanteos con Bishop y Janbu para después,
una vez definidas las condiciones pésimas, terminar con alguno de los métodos
rigurosos. En realidad, esto no significa gasto de tiempo significativo ni inversión
adicional en software, ya que la mayoría de programas implementan a Bishop y
Janbu, junto a algunos de los otros citados.
En la Figura 2 se expone un caso real de trazado de una carretera a media
ladera en un macizo de suelo homogéneo con rotura circular, donde se aprecia la
excelente aproximación que se obtiene utilizando Bishop, Janbu y Spencer.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 41 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Por el
contrario, en la que
refleja una
excavación junto a
una calzada, los FS
pésimos se obtienen
con curvas no
circulares,
apareciendo una
notable diferencia
entre el calculado por Janbu respecto al de Spencer, aunque ambos métodos
coinciden en confirmar la inestabilidad. En este caso, la sospecha de error se
orienta hacia el primero, ya que la verticalidad de la línea de rotura haría necesaria
una división en rebanadas casi infinitesimales para que las fuerzas en la base de las
mismas puedan considerarse uniformes, con lo que se llega a una evaluación
imprecisa del FS. Como confirmación, la rotura se produjo siguiendo la curva de
Spencer.
2.3.3. FACTOR DE SEGURIDAD
Cuando después de todo el proceso anterior se llega a un valor del FS del
orden de 2,0 o superior todo el mundo queda satisfecho y se olvida el asunto. En la
banda contraria, si se está hacia el 1,1 también queda clara la decisión. Pero si el
resultado queda por debajo de más o menos 1,5 y por encima de 1,2 se entra en la
franja que, según algunos, debería estar prohibida.
Todo el que ha tenido que tomar una decisión con un FS en esa banda sabe lo
difícil que resulta. Y el nivel de confianza en un resultado depende de los
sucesivos niveles de confianza asumidos a lo largo de todo el proceso descrito en
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 42 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
el apartado anterior. Si la fase de investigación ha sido exhaustiva, y se tiene
confianza en que la modelización se ha llevado a cabo de forma correcta, no surge
la más mínima duda a la hora de tomar una decisión, pero si han quedado lagunas
en el proceso, el valor que se obtenga para FS carece de importancia porque es
ficticio.
Suponiendo que todas las fases se han cubierto con suficiente garantía, el valor
que se tome para el FS aceptable depende, en primer lugar, del nivel de riesgo, y
después de la magnitud de las actuaciones implicadas, ya que en la propia esencia
de la Ingeniería se encuentra el buscar un equilibrio entre inversión y resultados.
No es infrecuente que se lleguen a plantear soluciones faraónicas para salvar una
situación que, simplemente, puede obviarse.
Por otra parte, al plantearse la ejecución de determinadas obras, un FS alto no
siempre es deseable, pues implica una actuación excesivamente costosa. Piénsese
en la construcción de una presa de tierra, en la que un pequeño aumento del FS
puede significar un volumen muy importante de material adicional que
posiblemente no esté justificado.
Todas estas circunstancias hacen que no se puedan tabular las decisiones en
función del Factor de Seguridad. Lo importante a considerar es que este último
debe ser tomado como un parámetro estadístico, y que no necesariamente un FS
de 0,9 significa catástrofe irremediable, sino que hay una probabilidad muy alta de
que realmente ocurra, aunque es evidente que nadie en su sano juicio firmaría por
ese valor.
2.4. DIMENSIONAMIENTO DE MUROS DE CONTENCIÓN DE TIERRAS
Un muro de contención de tierras correctamente proyectado debe satisfacer
dos requisitos iniciales: primero, para hacer a la estructura segura contra falla por
vuelco y asentamiento excesivo, la presión bajo la base no debe exceder a la
capacidad de carga admisible del terreno de cimentación; además, la estructura en
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 43 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
conjunto debe tener un factor de seguridad adecuado con respecto al
deslizamiento a lo largo de su base, o a lo largo de cualquier estrato débil debajo
de su base. Segundo, toda la estructura, así como cada una de sus partes debe
poseer la resistencia adecuada. Las presiones y fuerzas correspondientes
proporcionan la base para revisar la resistencia estructural máxima en diferentes
secciones críticas (Peck et al, 2001).
El dimensionamiento de un muro de contención de tierras consiste en la
definición preliminar de su geometría y de sus dimensiones mínimas, a partir del
cual se realiza el estudio de estabilidad. En general, el procedimiento para el
dimensionamiento es esencialmente de tanteos. Se suponen dimensiones
provisionales antes de poder investigar la estabilidad o la resistencia estructural.
A partir de las dimensiones inicialmente definidas, se realiza un cálculo de
estabilidad de la estructura, que dependiendo del tipo de muro puede ser tanto
externa como interna. En función de los resultados obtenidos, se evalúa la
necesidad de modificar algunas de las dimensiones, antes de obtener un proyecto
satisfactorio. En este sentido, los factores que más influyen en la definición
geométrica de una estructura de contención de tierras, son los siguientes:
- Tipo y altura de la estructura.
- Magnitud del empuje.
- Existencia de sobrecargas.
- Inclinación del relleno del trasdós.
- Calidad del terreno de cimentación.
Para dimensionar apropiadamente un muro de contención de tierras, es
necesario conocer los parámetros básicos del suelo (peso específico volumétrico,
ángulo de fricción interna y cohesión) retenidos detrás del muro y del suelo debajo
de la base. Conocer las propiedades del suelo detrás del muro permite determinar
la distribución de la presión lateral necesaria para el diseño. Además, para el caso
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 44 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
particular de las estructuras de tierra mecánicamente estabilizada, es necesario
definir la interacción del relleno reforzado con las armaduras de refuerzo, la cual
se define a partir de los parámetros mecánicos del material que es empleado para
este objetivo.
2.4.1. CONSIDERACIONES GENERALES PARA EL DISEÑO DE MUROS DE
CONTENCIÓN
El dimensionamiento de un muro de contención de tierras debe incluir,
además de su diseño estructural, recomendaciones sobre los materiales de relleno
que deben ser dispuestos en el trasdós de la estructura (caso de muros
convencionales y prefabricados) y en el suelo reforzado (caso de muros de tierra
mecánicamente estabilizada) y definición de los sistemas de drenaje que permitan
eliminar eventuales empujes hidrostáticos por presencia de flujos de agua.
Materiales De Relleno De Trasdós Y Suelo Reforzado
Según Terzaghi, Peck y Mesri (1996), el término “relleno” se refiere
generalmente a todos los materiales soportados lateralmente por el muro o
estructura de contención. Estos autores presentan una clasificación de los distintos
tipos de suelos que pueden ser empleados como material de relleno en muros de
contención de tierras, y que se detalla en la tabla 2.8. En esta tabla, los suelos de
mejores propiedades geotécnicas para ser empleados con tales propósitos son
clasificados como tipo 1.
En general, los materiales más apropiados para ser empleados en rellenos de
trasdós de muros de contención son los suelos permeables de grano grueso, con
bajos o nulos contenidos de limos y arcillas (suelos tipo 1). Estos suelos, como
pueden ser las arenas y las gravas, presentan ciertas ventajas como son: drenan
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 45 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
fácilmente, no son susceptibles a los efectos de las heladas y no pierden estabilidad
con el paso del tiempo.
Tabla 2.8: Tipos de rellenos para muros de retención.
Tipo Clase de relleno
1
Suelo granular grueso sin presencia de partículas de suelo
fino, muy permeable (arenas limpias o gravas).
2
Suelo de grano grueso de baja permeabilidad debido a la
presencia de partículas de tamaño limo.
3
Suelo residual con piedras, arena limosa fina y material
granular, con importante contenido de arcilla.
4
Arcilla blanda o muy blanda, limos orgánicos, o arcillas
limosas.
5 Arcilla media o firme.
(Tomada de Terzaghi et al, 1996. Soil Mechanics in Engineering Practice)
Por su parte, el uso de materiales menos apropiados como pueden ser los
suelos de grano fino con contenidos de limos y arcillas superiores a 5%, pueden
generar un aumento en la presión de tierras en el trasdós del muro y por
consiguiente, aumentar el costo de la estructura (suelos tipo 2 y 3). Además, estos
materiales no pueden drenarse fácilmente, pueden verse alterados por el efecto de
la helada y pueden experimentar una disminución de su resistencia al corte
cuando aumenta su contenido de humedad.
Las arcillas rígidas, limos arcillosos o suelos orgánicos, pueden experimentar
aumentos de volumen al entrar en contacto con el agua, generando mayores
presiones y movimientos progresivos del muro (suelos tipo 4 y 5). Además, en el
caso de presentarse abertura de grietas en la superficie del terreno, en caso de
lluvias el agua puede penetrar con facilidad, produciéndose presiones
hidrostáticas superiores a las de las tierras.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 46 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Los materiales de relleno empleados en los proyectos de muros de contención
de tierras son generalmente obtenidos de excavaciones o préstamos cercanos a la
obra, y sus propiedades no son conocidas cuando se realiza el diseño de la
estructura. En este caso, es recomendable ajustar el diseño por la posibilidad de
que se genere un incremento de la presión de tierras en el trasdós si se utilizan
materiales de características geotécnicas inferiores a las especificadas en el diseño.
En el caso del suelo reforzado, empleado en muros de tierra mecánicamente
estabilizada, diversas guías de diseño y normativas entregan recomendaciones
mínimas de los materiales que deben ser utilizados en combinación con los
elementos de refuerzos, que son introducidos en estas estructuras. Estos materiales
deben cumplir criterios mínimos de diseño que reduzcan los problemas de
degradación que pueden producirse en los elementos de refuerzo.
Sistemas de drenaje
La acumulación de agua que se puede almacenar en el trasdós de muros de
contención en períodos de lluvias intensas, puede provocar un aumento de los
esfuerzos (empujes) sobre la estructura, en general de tipo hidrostático, que dan
como resultado problemas de inestabilidad o falla del muro. Jiménez Salas et al
(1981) a partir de investigaciones desarrolladas por Teng (1972) y Tillmann (1948),
planteó que un 33% de los accidentes ocurridos en muros rígidos habían sido
ocasionados por la ausencia o fallo del sistema de drenaje.
Los sistemas de drenaje tienen como propósito drenar el agua del trasdós de
muros de contención, para evitar o eventualmente reducir el empuje hidrostático
debido a la presencia de esta. El sistema de drenaje más sencillo lo constituyen
tubos conocidos como mechinales (o barbacanas), que tienen un diámetro de 15 ó
20 cm empotrados en el muro, con espaciamiento vertical y horizontal de 1,50 m.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 47 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
También se emplean sistemas de drenaje continuo en el trasdós constituidos
por materiales granulares, tal como lo muestra la figura (a). Este sistema,
empleado en muros de gravedad, se adosa completamente a su trasdós y permite
el drenaje continuo del agua por toda la altura del muro. Sin embargo, la filtración
del agua que se crea hacia el sistema de drenaje puede ocasionar un empuje
adicional en la estructura, debido a la componente horizontal de la filtración, la
cual puede ser eliminada mediante la construcción de un sistema de drenaje
inclinado tal como se muestra en la figura (b).
Sistemas de drenaje con materiales granulares.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 48 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
En los muros de tierra mecánicamente estabilizada, los sistemas de drenaje
están constituidos preferentemente por materiales granulares de drenaje libre (tipo
1, tabla 2.8) formando una cuña de relleno tal como se muestra en la figura 2.53.
Dado que el revestimiento exterior de estas estructuras está formado por
segmentos articulados, las juntas que se crean entre los sistemas permiten el
drenaje del agua que pueda acumularse en el suelo reforzado.
Sistema de drenaje de muros de tierra mecánicamente estabilizado.
Definición geométrica de muros de contención de tierras
Diversos autores plantean recomendaciones para la definición de las
dimensiones mínimas que deben ser establecidas inicialmente para el
dimensionamiento de los muros de contención de tierras. Así, por ejemplo,
Lancellotta (1987), Jiménez Salas et al (1976) y, Berry y Reid (1993), recomiendan
emplear los criterios de dimensionamiento para estructuras de contención
convencionales, para muros de gravedad y en ménsula mostrados en la figura.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 49 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Dimensionamiento de estructuras de contención de gravedad y en ménsula. (Tomada de Berry y
Reid, 1993. Mecánica de Suelos)
Para el caso de muros de tierra mecánicamente estabilizada (Schlosser, 1972;
Pálossy et al, 1993; AASHTO, 1996; Das, 2001; Elías et al, 2001), el
dimensionamiento inicial considera determinar una longitud mínima de la
armadura de refuerzo en función de la altura de muro y la separación tanto
vertical como horizontal de ellas.
Para la longitud de las armaduras, en general se trabaja con un criterio de
diseño considerando lo siguiente:
L ≥ 0,7⋅ H y no menor que 2,4 m para tiras y parrillas de refuerzo.
La separación tanto vertical (Sv) como horizontal (Sh) que tendrán las
armaduras de refuerzo en el contacto con las placas de revestimiento, puede ser
inicialmente igual a 0,75 m, aunque posteriormente puede cambiar de acuerdo a
los resultados que se obtengan en el dimensionamiento del muro.
2.4.2. REVISION DE ESTABILIDAD.
Para revisar la estabilidad de una estructura de contención, son necesarios los
siguientes pasos.
- Revisión por volteo respecto a la punta.
- Revisión por desplazamiento a los largo de la base.
- Revisión por falla de capacidad de carga de la base.
- Revisión por estabilidad de conjunto.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 50 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Revisión por Volteo Respecto a la Punta.
En la evaluación de la estabilidad al vuelco de todo muro de contención de
tierras, se debe verificar que:
∑ M ds t ≤ ∑
M
es t
Donde
÷ ∑ Mds t : corresponde a la sumatori a de l os momentos que
tienden a desestabilizar al muro.
÷ ∑ M est :corresponde a la sumatoria de los momentos que tienden a
estabilizar al muro.
Así, es posible determinar un factor de seguridad contra falla por vuelco a
partir de la siguiente expresión.
Todas las acciones que permiten determinar los momentos antes señalados,
deben ser referidos a un eje de giro, adoptándose comúnmente para este tipo de
estructuras, la arista exterior de la cimentación del muro (Moreno, 2007). Un
esquema para la determinación de la estabilidad al vuelco a partir de algunas
acciones, es presentado en la figura
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 51 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Esquema para la determinación de la estabilidad al vuelco de un muro de
contención de tierras
El factor de seguridad a partir de las acciones presentadas en la figura 2.60, es
obtenido como sigue:
El factor de seguridad al volteo FS ≥ 2.0
Revisión por Deslizamiento a lo Largo de la Base.
En la evaluación de la estabilidad al deslizamiento de todo muro de
contención de tierras, se debe verificar que:
∑ F dst ≤ ∑ F est
Donde:
- ∑ Fdst: corresponde a la sumatoria de todas las fuerzas que tienden a
desestabilizar al muro.
- ∑ Fest: corresponde a la sumatoria de todas las fuerzas que tienden a
estabilizar al muro.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 52 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Los valores de K1 y K2 están en el rango de 1/2 a 2/3.
El factor de seguridad al desplazamiento es FS ≥ 1.5
Revisión por Falla de Capacidad de Carga de la Base.
Esta comprobación se realiza a partir de las teorías habituales de la presión de
hundimiento. Para el caso del dimensionamiento de muros convencionales, se
adopta la expresión general de Brinch-Hansen.
Donde:
∑ V
P
h
γ
1
ф
1
c
1
γ
2
ф
2
c
2
P
p
D
B
) 2 / 45 ( tan
2 2 / 1
cos *
) tan( ) (
2
2 2
2 2 1 1
o
¸
o
o
+ =
+ =
+ + ¯
=
p
p p
p
K
K D C K Pp
Pa
P C Bk k V
FS
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 53 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
- qu: Es la capacidad de carga última del suelo de cimentación.
- Nc, Nq y Nγ: Son factores de capacidad de carga.
- γ2 y C2: Corresponden a los parámetros del suelo de cimentación.
- Fcd , Fci , Fqd , Fqi , Fγd , Fγi: son los factores de forma, profundidad e
inclinación de la cimentación.
- q = γ2 * D
- B' = B−2*e
- e : excentricidad.
La comprobación al hundimiento de un muro de contención de tierras
convencional aplicando, debe ser obtenida según la siguiente expresión.
σmáx puede ser obtenido como:
Siendo e la excentricidad o distancia desde el centro al punto de aplicación de
la resultante de cargas en la base.
Para el caso de muros de tierra mecánicamente estabilizada, según Terzaghi et
al (1996), se adopta una aproximación en la que se asume que la presión de
contacto σmáx se encuentra uniformemente distribuida sobre un área que se
extiende desde la cara exterior del muro en una distancia L−2*e. Esta
aproximación, para el cálculo de la capacidad de carga de cimentaciones bajo
cargas excéntricas, fue desarrollada por Meyer Hoff en 1953. A partir de esta
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 54 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
consideración, la tensión vertical máxima σmáx. Sobre la cimentación es obtenida
por:
2.5. CLASIFICACIÓN DE ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN
Diversas clasificaciones de las estructuras de contención han sido planteadas
históricamente. Desde un punto de vista funcional, las estructuras de contención
se pueden dividir en tres tipos fundamentales: de sostenimiento, de contención y
de revestimiento (Jiménez Salas et al, 1981).
Tipologías de muros según su funcionalidad:
(a) De sostenimiento; (b) De contención; (c) De revestimiento.
(Tomada de Jiménez Salas et al, 1981. Geotecnia y Cimientos II)
Los primeros son aquellos que se construyen separados del terreno natural, y
que posteriormente se rellenan con tierras en su trasdós. Los muros de contención
son los construidos directamente “contra” un talud en terreno natural, sin relleno
en su trasdós. Finalmente, los muros de revestimiento son diseñados para recubrir
y proteger un talud de la erosión, arrastre o meteorización, siendo elementos de
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 55 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
delgado espesor adosados a un terreno natural en pendiente (en general son los
menos empleados).
Otra importante clasificación de los muros se basa en la forma de cómo ellos
contrarrestan los esfuerzos del terreno a los que se ven sometidos. Existen muros
de gravedad, en los que el efecto estabilizador viene dado por su peso propio, y
muros aligerados, en los que el efecto estabilizador viene dado por el
aprovechamiento de las tierras que son colocadas en su trasdós (caso típico de los
muros ménsula).
Por otro lado, en función de la interacción suelo-estructura, las estructuras de
contención suelen dividirse en:
- Estructuras rígidas: que por sus condiciones (dimensiones, morfología, etc.)
no cambian de forma bajo los empujes del terreno, es decir, que sus movimientos
son perfectamente de giro y/o traslación, sin que se produzcan deformaciones
significativas de flexión.
- Estructuras flexibles: que por contraposición con las anteriores, son
aquéllas que por sus condiciones soportan los empujes de tierras experimentando
deformaciones a flexión considerables, o las que debido a sus deformaciones
modifican la configuración de los empujes del terreno.
Finalmente, los muros de contención pueden ser clasificados por el material
con el cual son fabricados. Antes de la aparición del hormigón armado, la mayoría
de los muros de contención eran diseñados en base a mampostería de piedra y
hormigón en masa, dado que la estabilidad de estas estructuras es debida
principalmente a su peso propio, son también conocidos como muros de gravedad.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 56 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
La aparición de muros de hormigón armado ha permitido reducir el peso de la
estructura y con ello aumentar su altura, por lo que generalmente son llamados
muros aligerados. En función de su configuración geométrica, estos muros pueden
ser de semigravedad, cantilever (o en ménsula) y con contrafuertes. Su estabilidad
es debida al peso de tierras que se ubica en la parte posterior del muro y sobre la
zapata.
2.6. TIPOLOGIAS DE ESTRUCTURAS CONTENCIÓN DE TIERRAS
Existen varios tipos generales de estructura, y cada una de ellas tiene un
sistema diferente de transmitir las cargas.
ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN POR GRAVEDAD.
Es la tipología de muro más antigua, y pueden ser fabricados de hormigón en
masa, mampostería y fábrica. Suelen dotarse de una leve pendiente en el intradós,
con el propósito de mejorar la estabilidad de la estructura. El efecto estabilizador
de estos muros es logrado por su peso propio y por su resistencia a la compresión,
no precisando de armaduras dada estas características. Además, pueden ser de
variadas formas y son los más resistentes a los agentes destructivos.
Mampostería De Piedra Concreto Simple Concreto Ciclópeo
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 57 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
La principal ventaja que presentan estos muros es su facilidad para ser
construidos y el reducido coste que presentan al ser empleados en estructuras de
pequeña altura. Dentro de esta categoría también se encuentran los muros criba,
los muros de gaviones y los de escollera, que suelen diseñarse como muros de
gravedad.
ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN REFORZADAS.
Una estructura de concreto reforzado resiste movimientos debidos a la presión
de la tierra sobre el muro. El muro a su vez se apoya en una cimentación por fuera
de la masa inestable. Existen los siguientes tipos de muro reforzado:
1. Muros empotrados o en cantiliber, en forma de L o T invertida, los cuales
tienen una placa semivertical o inclinada monolítica con otra placa en la base.
2. Muros con contrafuertes, en los cuales la placa vertical o inclinada está
soportada por contrafuertes monolíticos que le dan rigidez y ayudan a
transmitir la carga a la placa de cimentación.
3. Muros con estribos, en los cuales adicionalmente a la placa vertical y la
placa de cimentación y los contrafuertes, se construye una placa superior sub-
horizontal que aumentan la rigidez y capacidad para soportar momentos.
En la mayoría de los casos se colocan llaves o espolones de concreto debajo
de la placa de cimentación para mejorar la resistencia al deslizamiento.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 58 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
En todos los casos los muros de concreto armado debe contener un sistema
de drenaje detrás de su pared vertical y/o un sistema de lloraderos o salidas para el
agua represada detrás del muro. Debe tenerse en cuenta que, aún en el caso de
suelos completamente secos, la presencia del muro puede inducir el represamiento
de pequeñas cantidades de agua de infiltración. Es importante la construcción de
juntas estructurales para evitar fisuras o grietas relacionadas con cambios de
temperatura. La distancia entre juntas se recomienda no debe ser mayor de 20
metros a lo largo del muro.
ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN DE CRIBAS.
Los muros criba, o también denominados muros jaula, están formados por dos
clases de vigas cortas, que pueden ser de hormigón prefabricado o madera y que
se entrecruzan entre sí, formando un armazón que es rellenado posteriormente con
material granular drenante. Generalmente son instalados con su intradós en
pendiente, aunque puede ser vertical para aplicaciones de escasa altura.
El muro criba es básicamente una estructura parecida a una caja formada por
prefabricados de concreto entrelazados. El espacio interior de las cajas se rellena
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 59 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
con suelo granular permeable o roca para darle resistencia y peso, conformando
un muro de gravedad. Generalmente existen dos tipos de prefabricados que se
colocan en forma paralela a la superficie del talud o normal a este.
Los travesaños son prefabricados normales al eje del muro en forma de I
horizontal. En ocasiones, los travesaños son de una longitud tal que obliga a la
construcción de un elemento intermedio similar a sus puntas.
Los largueros son prefabricados largos que se apoyan sobre los travesaños y
que tienen como objeto contener el material colocado dentro de las cajas o Cribas.
Las fuerzas son transferidas entre los prefabricados en los puntos de unión.
Adicionalmente, se pueden colocar pequeños bloques que se les llaman
“Almohadas” en localizaciones críticas entre los prefabricados para soportar
algunos esfuerzos, tales como torsiones y reducir la flexión.
Algunos diseños de muros criba incluyen uniones metálicas o de madera entre
los prefabricados para ayudar a transmitir las fuerzas. El muro criba tiene la
ventaja de permitir asentamientos diferenciales importantes (Brandl, 1985).
El diseño de los muros criba consiste en diseñar el muro de gravedad y las
secciones refuerzo de los prefabricados de concreto. Debe tenerse en cuenta que
algunos sistemas son objeto de patentes.
El ancho del muro criba depende de la longitud de travesaños disponibles. El
ancho mínimo generalmente, es de 1.2 metros. Los muros de baja altura puede
construirse verticales pero, para alturas superiores a 2 metros generalmente, se
construyen inclinados para mejorar su estabilidad. La inclinación del muro
depende de las características de estabilidad y es común encontrar taludes
inclinados de 1 a 4 hasta 1 a 10.
En ocasiones se han utilizado muros criba, conformados por travesaños de
madera. La cara exterior del muro criba generalmente, tiene una pendiente no
superior a 0.25H: 1V El diseño del muro criba incluye la estabilidad intrínseca de la
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 60 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
masa total y el chequeo de la estabilidad interna a diversos niveles de altura del
muro. Se sugiere realizar análisis de estabilidad a cada metro de altura del muro.
El muro Criba teóricamente se comporta como un muro de gravedad, pero
presenta el problema de que no es masivo y se debe analizar la posibilidad de que
ocurran superficies de falla por encima del pie del muro.
Los travesaños y los largueros deben diseñarse para resistir flexiones debidas
a la presión horizontal del relleno sobre los prefabricados. Las cabezas de los
travesaños deben ser diseñadas para resistir el cortante generado y deben ser
capaces de transferir las fuerzas de tensión inducidas.
Los muros criba son más sensitivos a los asentamientos diferenciales que otros
tipos de muros flexibles. La altura máxima a la cual puede construirse una pared
criba de celda simple es aproximadamente 5 metros y la altura máxima
generalmente utilizada es de 7 metros, utilizando celdas dobles o triples. Los
muros criba se construyen generalmente en alineamientos rectos, pero con el
manejo adecuado de elementos especiales pueden construirse en forma curva en
radios mínimos hasta de 25 metros.
Para el diseño del muro se pueden utilizar teorías de presión de tierras
desarrolladas para silos de granos. Sin embargo, algunos autores recomiendan
diseñar las unidades para el doble de la presión calculada para este método.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 62 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN DE GAVIONES.
Los gaviones son cajones de malla de alambre galvanizado que se rellenan de
cantos de roca.
Algunas de las ventajas de un muro en gaviones son las siguientes:
Simple de construir y mantener y utiliza los cantos y piedras disponibles en el
sitio. Se puede construir sobre fundaciones débiles. Su estructura es flexible y
puede tolerar asentamientos diferenciales mayores que otro tipo de muros y es
fácil de demoler o reparar.
Se emplean tres tipos de mallas diferentes, hexagonales o de triple torsión,
electro soldada y elaborada simple. El principal problema consiste en que las
mallas pueden presentar corrosión en suelos ácidos (de PH menor 6).
Existen una gran cantidad de tamaños de malla disponible para formar las
cajas. Generalmente, se utilizan cajas de 2m. x 1m. x 1m. La forma básica es
trapezoidal.
Las canastas de gavión se colocan unas sobre otras tratando de traslapar lo
mejor posible las unidades para darle cierta rigidez que requiere el muro.
Para muros muy anchos con secciones superiores a cuatro metros se puede
realizar cierta economía adoptando una forma celular de construcción, lo cual
equivale a eliminar algunas de las cajas interiores donde los espacios se rellenan
con piedra sin la colocación de canastas de malla. El tamaño y la forma de estas
celdas deben diseñarse en tal forma que no se debilite la estabilidad interna
general del muro.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 63 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
En ocasiones, los muros de gaviones contienen una serie de contrafuertes que
los hacen trabajar como estructuras ancladas al suelo detrás del muro.
El peso unitario del gavión depende de la naturaleza y porosidad de la roca de
relleno y puede calcularse mediante la siguiente expresión:
Donde:
nr = Porosidad del enrocado
Gs = Gravedad Específica de la roca
γw = Peso unitario del agua
Para diseños preliminares Gs puede asumirse igual a 2.6 en el caso de rocas
duras. La porosidad del enrocado generalmente varía de 0.3 a 0.4 dependiendo de
la angulosidad de los bloques de roca.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 65 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN DE PIEDRA (PEDRAPLENES).
Los muros en piedra son estructuras construidas con bloques o cantos grandes
de roca, los cuales se colocan unos sobre otros en forma manual o al volteo. El
tamaño de los bloques utilizados generalmente supera las 3 pulgadas y pueden
utilizarse bloques hasta de 1 metro de diámetro si se tiene equipo adecuado para
su colocación. El diseño consiste en determinar las dimensiones exteriores del
terraplén.
El ancho de la base del pedraplén generalmente, es superior a su altura o por
lo menos igual. El ángulo de inclinación de la pared exterior depende del tipo de
roca, tamaño y angulosidad. Para bloques grandes se pueden utilizar pendientes
de hasta 1/6 H: 1B. El ancho mínimo de la parte superior del muro es de 1 metro.
Se acostumbra colocarle un geotextil en la interfase entre el piedraplén y el suelo, y
un subdren en forma similar a los muros en gaviones.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 66 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN DE LLANTAS USADAS.
Los muros en llantas usadas conocidos como Pneusol o Tiresoil consisten en
rellenos de suelo con llantas de caucho usadas embebidas. Las llantas son unidas
entre sí por soga de refuerzo. Generalmente, se utilizan sogas de polipropileno y se
conoce de la utilización de elementos metálicos (Abramson 1996).
La resistencia a la extracción (pull out) es relativamente alta para los grupos
de llantas y el peso unitario del relleno es relativamente bajo. La deformabilidad
del terraplén es alta pero su resistencia al cortante también aumenta.
Generalmente, el análisis interno de los muros con llantas es el de un muro
armado. Tanto los elementos de anclaje como los de retención superficial del suelo
son construidos con llantas. Varias de las llantas en la superficie del talud son
conectadas por medio de sogas de acuerdo a una determinada distribución. Como
las llantas en la superficie están conectadas a las llantas de anclaje, se generan una
fuerza de acción en la soga que las conecta. Si este refuerzo es lo suficientemente
fuerte para no fallar la tensión y la resistencia de la extracción de la llanta es mayor
que la fuerza de fricción, entonces la estructura permanecerá estable.
Los muros de llantas usadas son muy flexibles y se acomodan fácilmente a los
asentamientos referenciales. Cada llanta se conecta a su vecina con soga de
polipropileno o nylon. Generalmente, se utilizan tendones de 8 a 10 mm. de
diámetro. Sumanarathna, (1997), reporta muros hasta de 20 metros de altura
utilizando llantas usadas.
El muro de llantas puede ser integral en tal forma, que todo el volumen de
terraplén esté entrelazado con llantas, las cuales ocupan buena parte de su
volumen total, o puede utilizarse el sistema de muro de llantas en el cual se
colocan llantas en la parte posterior del terraplén como anclaje de sogas de
polipropileno, las cuales amarran las llantas internas con las llantas en la pared
exterior del muro.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 67 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Los muros de llantas deben contener sistemas de drenaje en forma similar a
los muros de tierra reforzada.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 69 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
utilizaron tiras de acero galvanizado en caliente. El galvanizado debe garantizar
una cantidad de zinc en lo posible de 610 gramos por metro cuadrado para
disminuir la corrosión.
El sistema más popular de muros de tierra reforzada es el refuerzo de
terraplenes con geotextiles, en el cual el mecanismo de transmisión de esfuerzos es
predominantemente de fricción. Existe una gran cantidad de geotextiles de
diferentes propiedades mecánicas, tejidos y no tejidos. Los rellenos utilizados son
generalmente materiales granulares que van desde arenas limosas hasta gravas.
Un problema importante de los geotextiles es su deterioro con la luz ultravioleta
del sol y por esto se requiere que este material permanezca cubierto, con concreto
emulsión asfáltica o suelo con vegetación.
Recientemente se han introducido en el mercado las geomallas que son mallas
poliméricas o metálicas con una forma determinada, en dos direcciones, en el cual
se incluye el efecto de fricción y además, el efecto de agarre dentro del suelo. En
ocasiones la geomallas lleva varillas para ayudar a la resistencia de arrancamiento
de la malla. Generalmente, las geomallas tienen mayor resistencia al arrancamiento
que los geotextiles.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 70 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
El material de relleno debe ser un material capaz de desarrollar fricción y no
debe contener materiales orgánicos o perecederos como vegetación o residuos
indeseados.
Comúnmente se utiliza relleno granular pero cuando no se dispone de
materiales de grava o arena se utiliza arcilla o suelos residuales, en estos casos se
debe tener especial cuidado, teniendo en cuenta, la importante reducción de
capacidad al arrancamiento en los suelos arcillosos, cuando son saturados (Elías y
Swanson, 1983).
En ocasiones se utiliza piedra triturada. En este caso debe tenerse cuidado de
que el refuerzo sea de un grosor suficiente que impida su rotura, causada por los
bordes angulosos del triturado.
El PH del relleno en el caso de tierra armada con refuerzo metálico debe ser
superior a 6 para impedir la corrosión acelerada del acero. El material debe
compactarse a una densidad tal que garantice la estabilidad del relleno en cuanto a
resistencia y compresibilidad. Comúnmente se exigen densidades superiores al
95% de la densidad máxima Proctor modificado.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 71 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
El proceso de compactación debe realizarse teniendo cuidado de no romper o
deteriorar los elementos de refuerzo. Debe impedirse que los vehículos tales como
volquetas pasen por encima del refuerzo, antes de colocar el relleno.
El relleno cerca de la pared debe compactarse utilizando un equipo liviano,
bien sea un rodillo pequeño vibratorio, una placa vibratoria de peso no mayor a
mil kilos o un vibro tamper. A distancias superiores a 1.5 metros de la pared puede
utilizarse equipo pesado.
Especificaciones para rellenos de tierra armada (Geotechnical Control Office, 1989)
En la parte exterior del muro se pueden colocar elementos prefabricados de
concreto reforzado en láminas de acero, o geotextiles recubiertos con concreto
lanzado o protecciones vegetales.
El material utilizado para conectar las paredes del muro con los anclajes y las
paredes entre sí debe ser de material electrolíticamente compatible, en tal forma
que no promueva la corrosión por el uso de metales disímiles. Las tuercas que se
utilicen deben ser de acero grado 8. Los conectores deben diseñarse en tal forma
que la resistencia total del conector no sea inferior a la resistencia total del
refuerzo.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 72 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Tierra reforzada con malla electro soldada de acero galvanizado.
Los rellenos o muros de tierra armada deben diseñarse para estabilidad
interna y externa. La estabilidad interna requiere que el refuerzo proporcione
suficiente resistencia al cortante para garantizar la estabilidad de la masa de
relleno. El refuerzo debe tener un tamaño, espaciamiento y longitud tales que no
falle a tensión bajo los esfuerzos a los que son sometidos y no se salga (pull out) de
la masa de suelos. En lo referente a estabilidad externa, el muro de tierra armada
debe satisfacer los mismos requisitos de capacidad de soporte, deslizamiento y
volcamiento de un muro convencional.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 73 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Presiones y fuerzas de diseño de tierra reforzada
Localización de la longitud de refuerzo de diseño
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 75 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN ANCLADAS.
Las estructuras ancladas incluyen los pernos metálicos utilizados para
sostener bloques de roca, las estructuras con tendones pretensionados, anclados en
el suelo y los tendones pasivos no pretensionados.
Los anclajes en roca pueden realizarse de muchas formas:
1. Dovela de concreto reforzada para prevenir que se suelte un bloque de roca
en la cresta de un talud. Estos pernos son comúnmente varillas de acero
colocadas en huecos preperforados, inyectando una resina epóxica o cemento,
las varillas generalmente, no son tensionadas debido a que la roca puede
moverse al colocar la tensión, se utiliza hierro de alta resistencia en diámetros
que varían desde 1/2 a 1.5 pulgadas.
2. Mallas exteriores de alambre galvanizado ancladas con pernos para evitar
la ocurrencia de desprendimientos de bloques de roca o material. Debe tenerse
en cuenta que los anclajes de mallas protegen de la caída de bloques
superficiales, pero no representan estabilidad para el caso de fallas de bloques
grandes o movimientos de grandes masas de suelo o roca.
3. Anclajes tensionados para impedir el deslizamiento de bloques de roca a lo
largo de un plano de estratificación o fractura. Estos anclajes, generalmente
utilizan cable de acero, los cuales se colocan en huecos preperforados e
inyectados. La fuerza de tensionamiento depende de la longitud y
características del anclaje y no es raro utilizar fuerzas hasta de 50 toneladas
por ancla.
4. Muro anclado para prevenir el deslizamiento de una zona suelta. Los
muros anclados generalmente, incluyen el concreto lanzado para prevenir el
movimiento de bloques en una zona fracturada y drenaje de penetración para
impedir la presión de agua. Estos muros anclados pueden ser pasivos o
activos dependiendo de si son pretensionados o no.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 76 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
La perforación debe realizarse en tal forma que se garantice una superficie
rugosa entre el suelo y el cementante a todo lo largo del bulbo. Es importante
garantizar que no haya colapso de las paredes de la excavación para garantizar que
la adherencia de la mezcla se haga con el suelo natural intacto. La perforación debe
limpiarse adecuadamente. El alineamiento de la perforación no debe permitir
desviaciones mayores de 1 en 20. La desviación de la línea recta no debe exceder 20
mm. en 3 metros de longitud.
El anclaje debe colocarse lo más rápidamente posible después de terminada la
perforación y en ningún caso la demora debe ser superior a 24 horas.
El diámetro del hueco de perforación generalmente es determinado por el tipo
de equipo disponible. El diámetro debe ser de tal tamaño que permita la inserción
del perno sin necesidad de forzarlo. Un hueco de gran tamaño no mejora el diseño
y puede resultar en costos innecesarios de perforación.
Generalmente la resistencia en el contacto perno-lechada es muy alta y el
diseño se realiza sobre la base del contacto lechada – roca.
Comúnmente el ancla es fijada utilizando cemento Portland ordinario y agua.
La mezcla consiste generalmente, de cemento sin contracción y agua en una
relación agua cemento que varía de 0.4 a 0.45. Esta relación produce una lechada
que puede ser bombeada por el orificio del perno y al mismo tiempo producir una
alta resistencia, con un mínimo de exudación de agua de la mezcla. Se pueden
agregar productos químicos especiales para reducir la contracción y exudación y
para incrementar la viscosidad.
No se debe utilizar cemento con altos contenidos de alúmina. No se
recomienda la utilización de arena mezclada con el cemento. Las cantidades de
sulfatos, cloruros y nitratos de la mezcla no deben exceder los porcentajes de 4%,
0.1% y 0.1% respectivamente.
La expansión libre de la mezcla a temperatura ambiente no debe exceder del
10%.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 77 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
La preparación de la mezcla de inyección debe realizarse utilizando una
mezcladora que le dé una consistencia uniforme en un tiempo menor de 5
minutos. Después de mezclado, la mezcla preparada debe ser continuamente
agitada. Previamente al proceso de inyección se debe pasar la mezcla por un tamiz
nominal de 1.2 mm. El tiempo máximo permitido entre la adición del cemento a la
mezcla y la inyección es de 30 minutos. La bomba de inyección debe ser
desplazamiento positivo (pistón o tornillo).
La inyección debe realizarse lo más rápidamente posible después de colocado
el anclaje dentro de la perforación. El procedimiento de inyección debe garantizar
que no quede aire o agua dentro de la zona inyectada.
La inyección debe colocarse en forma lenta y permanente y debe continuar
hasta la terminación del trabajo que es el momento en el cual ha salido mezcla
continua por el tubo de salida durante por lo menos 1 minuto.
El tensionado del ancla no debe realizarse hasta que se haya obtenido una
resistencia mínima de 25 MPa en la mezcla. El gato o equipo de tensionamiento
debe tener capacidad para por lo menos 1.8 veces la carga de diseño (Geotechnical
Control Office, 1989). La tensión máxima que se coloque al tendón debe ser menor
del 80% de la carga de falla nominal última.
Cuando se tensiona un anclaje es importante chequear que la carga de diseño
realmente fue colocada, utilizando el procedimiento del Post Tensioning Institute
(1985). El procedimiento consiste en un cargue secuencial cíclico hasta una carga
máxima del 150% de la carga de diseño, midiendo la deflexión de la cabeza del
anclaje, a medida que es tensionado.
El método común de tensionamiento es utilizando un gato hidráulico con un
hueco cilíndrico central que permite aplicar la carga en forma precisa y axial.
Las zonas de roca fracturada o degradada pueden ser protegidos colocando
una capa de concreto lanzado. El concreto lanzado rellena los espacios entre la
roca y produce una estructura de retención superficial. Sin embargo, este concreto
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 78 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
no impide totalmente el deslizamiento y se requiere en muchos casos que vaya
acompañado en muchos casos de pernos o anclajes. El concreto lanzado debe
reforzarse superficialmente utilizando una malla metálica.
Las áreas cubiertas con concreto lanzado deben drenarse utilizando drenes de
penetración o lloraderos a través del concreto lanzado.
Micropilotes (Soil nailing)
El Soil Nailing es un método de refuerzo in situ utilizando micropilotes vacíos
capaces de movilizar resistencia a tensión en el caso de ocurrencia de un
movimiento. Se diferencian de los pilotes en cuanto los micropilotes no resisten
cargas laterales a flexión.
Los micropilotes pueden ser varillas de acero, tubos o cables que se introducen
dentro del suelo natural o la roca blanda y son inyectados dentro de huecos
preperforados. Generalmente son espaciados a distancias relativamente pequeñas.
Los micropilotes pueden ser hincados o inyectados en perforaciones
previamente realizadas. Junto con el suelo estos alfileres o nail forman una
estructura de suelo reforzado. Los nail o alfileres se diferencian de los anclajes en
el sentido de que son pasivos, o sea, que no son postensionados. Adicionalmente
los Nails están mucho más cercanamente espaciados que los anclajes
Comúnmente se utiliza un alfiler por cada uno o seis metros cuadrados de
suelo de superficie. La estabilidad de la superficie del terreno es controlada por
una capa delgada de concreto lanzado, de espesor de 12 a 18 centímetros con una
malla de refuerzo. Estas estructuradas se les utilizan tanto en suelos granulares
como cohesivos.
Existen dos sistemas de funcionamiento de los micropilotes:
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 79 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
1. Micropilotes que transfieren las cargas a través de suelos sueltos o blandos
a un material mucho más competente. En este caso los micropilotes se diseñan
anclados o como si conformaran una estructura aporticada.
2. Micropilotes que refuerzan el suelo (Juran, 1996).
La estabilidad del Soil nailing se basa en dos factores así:
a. Desarrollo de fricción o adhesión en la interfase suelo alfiler.
b. Resistencia pasiva desarrollada a lo largo de la superficie
perpendicular a la dirección del soil nailing.
Este sistema es mucho más efectivo en suelos granulares duros y en arcillas
limosas competentes.
El suelo debe tener suficiente resistencia para resistir un talud vertical de
aproximadamente dos metros de altura sin deformación.
El sistema de Soil nailing no es muy efectivo en suelos granulares sueltos o en
arcillas blandas. La presencia de niveles freáticos altos también puede representar
dificultades de construcción.
Etapa constructiva de Soil Nailing.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 81 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
2.7. RESUMEN
Muro Ventajas Desventajas
Reforzado
Los muros de concreto armado pueden
emplearse en alturas grandes, previo su
diseño estructural y estabilidad. Se
utilizan métodos convencionales de
construcción, en los cuales la mayoría
de los maestros de construcción tienen
experiencia.
Requieren de buen piso de cimentación. Son
antieconómicos en alturas muy grandes y
requieren de formaletas especiales. Su
poco peso los hace inefectivos en muchos
casos de estabilización de deslizamientos
de masas grandes de suelo.
Concreto
simple
Relativamente simples de construir y
mantener, pueden construirse en curvas
y en diferentes formas para propósitos
arquitectónicos y pueden colocarse
enchapes para su apariencia exterior.
Se requiere una muy buena fundación y no
permite deformaciones importantes, se
necesitan cantidades grandes de concreto y
un tiempo de curado, antes de que puedan
trabajar efectivamente. Generalmente son
antieconómicos para alturas de más de 4
metros.
Concreto
ciclópeo
Similares a los de concreto simple.
Utilizan bloques o cantos de roca como
material embebido, disminuyendo los
volúmenes de concreto.
El concreto ciclópeo (cantos de roca y
concreto) no puede soportar esfuerzos de
flexión grandes.
Gaviones
Fácil alivio de presiones de agua.
Soportan movimientos sin pérdida de
eficiencia. Es de construcción sencilla y
económica.
Las mallas de acero galvanizado se corroen
fácilmente en ambientes ácidos, por
ejemplo, en suelos residuales de granitos se
requiere cantos o bloques de roca, los cuales
no necesariamente están disponibles en
todos los sitios. Al amarre de la malla y las
unidades generalmente no se le hace un
buen control de calidad.
Criba
Simple de construir y mantener. Utiliza el
suelo en la mayor parte de su volumen.
Utiliza elementos prefabricados los cuales
permiten un mejor control de calidad.
Se requiere material granular,
autodrenante. Puede ser costoso cuando se
construye un solo muro por la necesidad de
prefabricar los elementos de concreto
armado. Generalmente no funciona en
alturas superiores a siete metros.
Llantas
Son fáciles de construir y ayudan en el
reciclaje de los elementos utilizados.
No existen procedimientos confiables de
diseño y su vida útil no es conocida.
Piedra –
Pedraplen
Son fáciles de construir y económicos
cuando hay piedra disponible.
Requieren de la utilización de bloques o
cantos de tamaño relativamente grande.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 82 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Muros de
tierra con
refuerzo de
tiras
metálicas
Los refuerzos metálicos le dan rigidez al
terraplén y los prefabricados de concreto
en su cara de fachada los hace
presentables y decorativos. Existen
empresas especializadas dedicadas a su
construcción.
Las zonas de refuerzo requieren protección
especial contra la corrosión. Se requieren
características especiales en el relleno
utilizado con los elementos de refuerzo.
Algunos tipos de muro de tierra armada
están cubiertos por patentes.
Muros de
tierra con
refuerzo de
geotextil
Son generalmente muy económicos y
fáciles de construir
Son muy flexibles y se deforman fácilmente.
Las capas de geotextil se pueden convertir
en superficies de debilidad para
deslizamientos.El geotextil se descompone
con la luz solar.
Muros de
tierra con
refuerzo de
mallas
La malla le da cierta rigidez al terraplén y
las capas no constituyen superficies de
debilidad. El efecto de anclaje es mejor.
Dependiendo del material constitutivo la
malla puede descomponerse o corroerse
Muros
Anclados
Se pueden construir en forma progresiva
de arriba hacia abajo, a medida que se
avanza con el proceso de excavación.
Permiten excavar junto a edificios o
estructuras. Permiten alturas
considerables.
Los elementos de refuerzo pueden sufrir
corrosión en ambientes ácidos. Se puede
requerir un mantenimiento permanente
(tensionamiento). Con frecuencia se roban
las tuercas y elementos de anclaje. Para su
construcción se puede requerir el permiso
del vecino. Su construcción es muy costosa.
Soil Nailing
Muy eficientes como elemento de
refuerzo en materiales fracturados o
sueltos.
Generalmente se requiere una cantidad
grande de pilotillos para estabilizar un
talud específico lo cual los hace costosos.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 83 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
CAPITULO
I
I
I
I
I
I
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 84 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
3.1. APLICACIÓN DE LAS TEORIAS DE EMPUJE DE TIERRAS AL DISEÑO DE
ESTRUCTURAS DE CONTENCION.
3.1.1. Diseño De Estructuras de Contención por Gravedad.
Ejemplo 01:
0.30 m. (min)
0,30 m.
α=0º H2
H= 7,00 m. γ1= 1,80tn/m3
γ1= 1,80tn/m3 ∅1= 30º
∅1= 30º c1= 0,00tn/m2
c1= 0,00tn/m2
γ2= 1,90tn/m3
∅2= 20º
c2= 4,00tn/m2
α= 0º
f'c= 2,20tn/m3
0,70 m. 3,50 m.
0,70 m.
C
γ2=
∅2=
c2=
1,1m.
1,90tn/m3
4,90 m.
20º
4,00tn/m2
H1 7,0 m.
DATOS
0,40 m. 0,30 m.
1
2
3
4
5
Solución:
H=7.0 m.
69 . 14
7 80 . 1 333 . 0
2
1
2
1
3333 . 0
) º 30 45 (
) 2 / 45 (
2
2
2
2
=
· · · =
· · · =
=
+ =
+ =
Ah
Ah
Ah
E
E
H Ka E
Ka
tg Ka
tg Ka
¸
o
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 85 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Sección Área
γ
Peso/Unid.
de long.
Brazo de Momento
medio desde c
Momento
1 1,89 2,20tn/m3 4,16 1,25 m. 5,20
2 1,26 2,20tn/m3 2,77 0,97 m. 2,69
3 3,43 2,20tn/m3 7,55 2,45 m. 18,50
4 22,05 1,80tn/m3 39,69 3,15 m. 125,02
5 0 1,80tn/m3 0 3,73 m. 0,00
Pv 0 4,90 m. 0,00
∑v= 54,17 ∑Mr= 151,41
Factor de Seguridad por Volteo
OK FS
Mc
Mr
FS
Mr
Mc
Mc
Pah H Mc
__ 0 . 2 41 . 4
29 . 34
41 . 151
0 . 2
41 . 151
29 . 34
) 69 . 14 ( * 3 / 7
) ( * 3 /
> = =
> =
=
=
=
=
Factor de Seguridad por Deslizamiento
5 . 1
) tan( ) (
13 . 14
04 . 2 ) 1 . 1 )( 0 . 4 ( 2 ) 04 . 2 )( 90 . 1 ( 2 / 1
2 2 / 1
04 . 2
) 2 / º 20 45 (
) 2 / 45 (
3 / 2 2
3 / 2 1
2 2 1 1
2 2
2
2
2
>
+ + ¯
=
=
+ =
+ =
=
+ =
+ =
=
=
Pah
P C Bk k V
FS
Pp
Pp
K D C K Pp
Kp
tg Kp
tg Kp
K
K
p
p p
o
¸
o
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 86 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
OK FS ___ 5 . 1 72 . 2
69 . 14
13 . 14 0 . 4 * 3 / 2 * 90 . 4 ) º 30 * 3 / 2 tan( ) 17 . 54 (
> =
+ +
=
Factor de Seguridad por Capacidad de Carga.
OK e
e
B
V
Mc Mr
B
e
_____ 817 . 0 288 . 0
6
90 . 4
17 . 54
29 . 34 41 . 151
2
90 . 4
6 2
s =
s
÷
÷ =
s
÷
÷ =
¯
¯ ¯
Presión de Suelo en Punta de talón
16 . 7 )
90 . 4
6 * 288 . 0
1 ( *
90 . 4
17 . 54
)
6
1 ( *
95 . 14 )
90 . 4
6 * 288 . 0
1 ( *
90 . 4
17 . 54
)
6
1 ( *
= ÷ =
÷ =
= + =
+ =
¯
¯
talon
talon
punta
punta
q
B
e
B
v
q
q
B
e
B
v
q
Capacidad De Carga Última Del Suelo
995 . 1 110 90 . 1
39 . 5 ) 1 ( 2
84 . 14 º 20 ) 1 40 . 6
) 1
40 . 6 )
2
º 20
45 (
)
2
45 (
' * 2 / 1 2
2
º 20 2
2
2
= · = · =
= · + =
= · ÷ ( =
· ÷ ( =
= + =
+ =
+ + =
·
·
D q
tg Nq N
ctg N
ctg Nq N
e tg N
e tg N
F F N B F F qN F F N C qu
c
c
tg
q
tg
q
i d qi qd q ci cd c
¸
o
o
o
¸
¸
t
o t
¸ ¸ ¸
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 87 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
OK
q
q
FS
qu
qu
F F N B F F qN F F N C qu
F
F F
F
F
sen tg
B
D
sen tg F
B
D
F
tg
V
Eah
tg
e B B
u
i d qi qd q ci cd c
i
qi qi
ci
d
qd
cd
____ 0 . 3 73 . 3
95 . 14
77 . 55
77 . 55
058 . 0 1 39 . 5 32 . 4 90 . 1 * 2 / 1 691 . 0 077 . 1 40 . 6 995 . 1 691 . 0 097 . 1 84 . 14 0 . 4
' * 2 / 1
058 . 0
20
18 . 15
1
º
1
691 . 0
90
18 . 15
1
º 90
º
1
1
077 . 1
32 . 4
10 . 1
)) 20 ( 1 )( 20 ( 2
'
) 1 ( 2
097 . 1
32 . 4
10 . 1
4 . 0 1
'
4 . 0 1
18 . 15 )
17 . 54
69 . 14
( ) ( º
32 . 4 ) 288 . 0 ( 2 90 . 4 2 '
max
2 2
2
2
2
2 2
2 2
2 2
1 1
> = = =
=
- - - - + - - - + - - - - =
+ + =
= |
.
|

\
|
÷ =
|
|
.
|

\
|
÷ =
=
= |
.
|

\
|
÷ = |
.
|

\
|
÷ =
=
= ÷ + 1 = ÷ + 1 =
= + = + =
= = =
= ÷ = ÷ =
÷ ÷
¯
¸ ¸ ¸
¸
¸
¸
o
v
v
o o
v
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 88 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Ejemplo 02:
0.30 m. (min)
0,30 m.
α=15º H2
H= 8,00 m. γ1= 1,80tn/m3
γ1= 1,80tn/m3 ∅1= 30º
∅1= 30º c1= 0,00tn/m2
c1= 0,00tn/m2
γ2= 1,90tn/m3
∅2= 20º
c2= 4,00tn/m2
α= 15º
f'c= 2,20tn/m3
0,80 m. 4,00 m.
0,80 m.
C
γ2=
∅2=
c2=
H1 8,0 m.
DATOS
0,50 m. 0,30 m.
20º
4,00tn/m2
1,8 m.
1,90tn/m3
5,60 m.
1
2
3
4
5
Solución:
H’=H1+H2=8.0+4*tg(15)=9.07m.
15 . 7 ) 15 ( 61 . 27
67 . 26 ) 15 cos( 61 . 27 cos
61 . 27
8 80 . 1 3729 . 0
2
1
2
1
3729 . 0
30 cos 15 cos ) 15 cos(
30 cos 15 cos ) 15 cos(
) 15 cos(
cos cos cos
cos cos cos
cos
2
2
2 2
2 2
2 2
2 2
= - = · =
= - = · =
=
· · · =
· · · =
=
|
|
.
|

\
|
÷ +
÷ ÷
· =
|
|
.
|

\
|
÷ +
÷ ÷
· =
sen sen E Pv
E Ph
E
E
H Ka E
Ka
Ka
Ka
Av
Ah
A
A
A
o
o
¸
o o o
o o o
o
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 89 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Sección Área
γ
Peso/Unid.
de long.
Brazo de Momento
medio desde c
Momento
1 2,16 2,20tn/m3 4,75 1,45 m. 6,89
2 1,8 2,20tn/m3 3,96 1,13 m. 4,47
3 4,48 2,20tn/m3 9,86 2,80 m. 27,61
4 28,8 1,80tn/m3 51,84 3,60 m. 186,62
5 2,14 1,80tn/m3 3,85 4,27 m. 16,44
Pv 7,146 5,60 m. 40,02
∑v=²³ 81,406 ∑Mr= 282,05
Factor de Seguridad por Volteo
OK FS
Mc
Mr
FS
Mr
Mc
Mc
Pv H Mc
__ 0 . 2 50 . 3
63 . 80
05 . 282
0 . 2
05 . 282
63 . 80
) 15 . 7 ( * 3 / 07 . 9
) ( * 3 / '
> = =
> =
=
=
=
=
Factor de Seguridad por Deslizamiento
5 . 1
) tan( ) (
85 . 26
04 . 2 ) 80 . 1 )( 0 . 4 ( 2 ) 04 . 2 )( 90 . 1 ( 2 / 1
2 2 / 1
04 . 2
) 2 / º 20 45 (
) 2 / 45 (
3 / 2 2
3 / 2 1
2 2 1 1
2 2
2
2
2
>
+ + ¯
=
=
+ =
+ =
=
+ =
+ =
=
=
Ph
P C Bk k V
FS
Pp
Pp
K D C K Pp
Kp
tg Kp
tg Kp
K
K
p
p p
o
¸
o
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 90 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
OK FS ___ 5 . 1 29 . 2
67 . 26
85 . 26 0 . 4 * 3 / 2 * 60 . 5 ) º 30 * 3 / 2 tan( ) 41 . 81 (
> =
+ +
=
Factor de Seguridad por Capacidad de Carga.
OK e
e
B
V
Mc Mr
B
e
_____ 933 . 0 326 . 0
6
60 . 5
41 . 81
63 . 80 05 . 282
2
60 . 5
6 2
s =
s
÷
÷ =
s
÷
÷ =
¯
¯ ¯
Presión de Suelo en Punta de talón
46 . 9 )
60 . 5
6 * 326 . 0
1 ( *
60 . 5
41 . 81
)
6
1 ( *
61 . 19 )
60 . 5
6 * 326 . 0
1 ( *
60 . 5
41 . 81
)
6
1 ( *
= ÷ =
÷ =
= + =
+ =
¯
¯
talon
talon
punta
punta
q
B
e
B
v
q
q
B
e
B
v
q
Capacidad De Carga Última Del Suelo
42 . 3 80 . 1 90 . 1
39 . 5 ) 1 ( 2
84 . 14 º 20 ) 1 40 . 6
) 1
40 . 6 )
2
º 20
45 (
)
2
45 (
' * 2 / 1 2
2
º 20 2
2
2
= · = · =
= · + =
= · ÷ ( =
· ÷ ( =
= + =
+ =
+ + =
·
·
D q
tg Nq N
ctg N
ctg Nq N
e tg N
e tg N
F F N B F F qN F F N C qu
c
c
tg
q
tg
q
i d qi qd q ci cd c
¸
o
o
o
¸
¸
t
o t
¸ ¸ ¸
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 91 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
OK
q
q
FS
qu
qu
F F N B F F qN F F N C qu
F
F F
F
F
sen tg
B
D
sen tg F
B
D
F
tg
V
Ph
tg
e B B
u
i d qi qd q ci cd c
i
qi qi
ci
d
qd
cd
____ 0 . 3 01 . 3
61 . 16
11 . 59
11 . 59
009 . 0 1 39 . 5 95 . 4 90 . 1 * 2 / 1 638 . 0 11 . 1 40 . 6 42 . 3 638 . 0 145 . 1 84 . 14 0 . 4
' * 2 / 1
009 . 0
20
18 . 15
1
º
1
638 . 0
90
14 . 18
1
º 90
º
1
1
11 . 1
95 . 4
80 . 1
)) 20 ( 1 )( 20 ( 2
'
) 1 ( 2
145 . 1
95 . 4
80 . 1
4 . 0 1
'
4 . 0 1
14 . 18 )
41 . 81
67 . 26
( ) ( º
95 . 4 ) 326 . 0 ( 2 60 . 5 2 '
max
2 2
2
2
2
2 2
2 2
2 2
1 1
> = = =
=
- - - - + - - - + - - - =
+ + =
= |
.
|

\
|
÷ =
|
|
.
|

\
|
÷ =
=
= |
.
|

\
|
÷ = |
.
|

\
|
÷ =
=
= ÷ + 1 = ÷ + 1 =
= + = + =
= = =
= ÷ = ÷ =
÷ ÷
¯
¸ ¸ ¸
¸
¸
¸
o
v
v
o o
v
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 92 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Ejemplo 03:
Características del Bloque:
El muro de gaviones se estabiliza por
gravedad, se puede profundizar un poco más el
primer bloque en el terreno hasta la mitad de la
altura del bloque, mínimo50 centímetros. En los
muros de gaviones permanece la relación altura /
ancho 1:1.
γ roca= 2.800 Kg./m3, Ysuelo = 1.800 Kg./m3
ϑsuelo= 2 Kg./cm2 , θ= 30º, u=0.50 entre Bloque y Bloque
Calculo de empuje Activo
. 25 . 014 , 6
5 . 1 1800 33 . 0
2
1
2
1
2
2
Kg E
E
H Ka E
A
A
A
=
· · · =
· · · = ¸
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 93 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Calculo de Momento por Volcamiento.
. 38 . 021 , 9
3
50 . 4
25 . 014 , 6
3
m Kg M
M
H
E M
v
v
A v
÷ =
· =
· =
Calculo De Momento Estabilizante
Se estabiliza con el peso de los bloques y el peso de cada cuña del suelo sobre cada
bloque, se calcula el peso total de los bloques, se multiplica por el 80% de la γ de la roca,
como existe una relación de vacíos del 20% entre roca y roca, el cual se rellenara con
material granular.
Wt=(1.0*1.5*1*(0.8*2,800))* 6 (bloques) =20,160 Kg.
Calculo de la cuña del suelo sobre cada bloque
Ws1=1.5*0.5*1.0*1,800=1,350 Kg.
Ws2=0.5*3.0*1.*1,800=2,700 Kg.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 94 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Momento estabilizante será:
MEa=20,160*1.50+1,350*2.25+2,700*2.75
MEa=40,702.50 Kg-m.
OK
Me
Mv
FS __ 2 51 . 4
38 . 021 , 9
25 . 702 , 40
> = = =
Factor de seguridad al deslizamiento
FSdsz = (tg(30)*24,210))/6,014.25 = 2.32 ≥ 1.50 OK.
Punto de aplicación de la Normal.
X*24,210=Me-Mv
X*24,210=40,702.25-9,021.38
X=1.31 mts.
Calculo de excentricidad:
e=B/2-X
e=(3.00/2)-1.31 = 0.19 < B/6 =3/6 =0.5 OK
==> no existen tracciones.
2
2
2
1
/ 50 . 0 )
300
19 . 0 * 6
1 ( *
300 * 100
. 210 , 24
/ 11 . 1 )
300
19 . 0 * 6
1 ( *
300 * 100
. 210 , 24
)
6
1 ( *
cm Kg
cm Kg
B
e
Area
N
= ÷ =
= + =
± =
o
o
o
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 95 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Verificación entre bloque y bloque:
Primer Bloque
W1=1.0*1.50*1.0*2,800*0.8=3,360 Kg
Ea=0.5*1800*1.5
2
*0.33=668.25 kg.
MVa=668.25*1.5*1/3*=334.125 Kg-m.
MEa=3,360*0.5=1680 Kg-m.
Factor de seguridad al Volcamiento
OK
Me
Mv
FS __ 2 03 . 5
125 . 334
680 , 1
> = = =
Factor de seguridad al deslizamiento
FSdsz = (tg(30)*3,360))/668.25 = 5.03 ≥ 1.50 OK
Segundo Bloque
Ea=0.5*1800*3
2
*0.33=2,673 kg.
MVa=2,673*3*1/3*=2,673 Kg-m.
MEa=3,360*0.5=1680 Kg-m.
Wt=W1+W2+W3 = 3,360*3 = 10,080 Kg.
WS1 = 1.50*0.50*1,800 = 1,350 Kg
MEa = 10,080 * 1 * 1,350 * 1.75 = 12,442.50 Kg-m.
OK
Me
Mv
FS __ 0 . 2 65 . 4
. 673 , 2
50 . 442 , 12
> = = =
Factor de seguridad al deslizamiento
FSdsz = (tg(30)*11,430))/2,673 = 2.14 ≥ 1.50 OK
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 96 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
Ejemplo 04:
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 97 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 98 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 99 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 100 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
CONCLUSIONES
Para realizar un buen dimensionamiento de las estructuras de contención es
necesario saber la capacidad portante del terreno, su peso especifico, el tipo de
suelo que pertenece, su ángulo de fricción interna, cohesión, etc. ya que esta
podría acarrear problemas serios en la etapa de construcción, por lo que es
necesario realizar los ensayos de laboratorio respectivos.
Las teorías de Rankine y coulomb pese a sus limitaciones, siguen siendo
empleadas para el cálculo de fuerzas de empujes y en el dimensionamiento de
estructuras de contención incluyendo muros rígidos, muros flexibles entre otros ya
que presentan valores razonables y conservadores.
Las fallas en las estructuras de contención se han producido principalmente por
que es han utilizado procedimientos de calculo de presiones y fuerzas, los cuales
no modelaban las situación real del suelo detrás del muro, el no considerar las
sobrecargas existentes o el obviar la presencia de agua.
Los drenes y sub-drenes juegan un papel importante en la disminución de
empujes activos, puesto que estos utilizados adecuadamente pueden abatir
eficazmente el efecto del agua en la estructura.
El estudio de diversas tipologías de estructuras de contención, permite manejar un
amplio abanico de posibilidades, para poder elegir una estructura de contención
adecuada, en la etapa de diseño del proyecto.
INGENIERIA DE ESTRUCTURAS DE CONTENCION
UANCV – FICP – CAP INGENIERÍA CIVIL 101 Bach. Cesar Augusto Miranda Molina
BIBLIOGRAFÍA
1. Dr. Ingeniero de Caminos CALAVERA RUIZ, José. “Muros de Contención y de
Sótano”, 2da. Edición. España-Madrid. 1987.
2. BRAJA M., Das. “Principios de Ingeniería de Cimentaciones”, México. 2002.
3. Ing. Gonzalo Andrés Jara Moli, Tesis Doctoral “Estudio de la aplicabilidad de
materiales Compuestos al diseño de estructuras de Contención de tierras y su
interacción con el Terreno, para su empleo en obras de Infraestructura viaria”
España-Madrid Mayo del 2008.
4. Ma. Eugenia Anabalón – “Apuntes Mecánica de Suelos II”, Chile 2007.
5. Ing. Félix Pérez – “Apuntes Diseño de muros Gaviones”.
6. Ing. Antonio Blanco Blasco – “Conferencia sobre Calzaduras”.
7. Instituto de Construcción y Gerencia – “Concreto Armado – Muros de
Contención.”
8. Jean Vaunat Desp. D2 – 105 – “Apuntes de Estructuras de Contención”.
9. Ing. Omart Tello Malpartida – “Muros de Contención.- Acciones sobre el Muro.-
Tipos.- Empuje de Tierras.- Teoría de Rankine y Coulomb.- Empuje Activo y
Pasivo.”
10. Rafael Ángel Torres Belandria – “Análisis y Diseño de Muros de Contención de
Concreto Armado”, Segunda impresión adaptada a la norma Venezolana 1753-
2006.
11. Juárez B. y Rico R.; Mecánica de Suelos, Tomo 2: Teoría y Aplicaciones de la
Mecánica de Suelos, 2 ed., Editorial LIMUSA, S.A., México, D.F., 1996.
12. Nilson, Arthur y Winter, George; Diseño de Estructuras de Concreto, 11 edición,
McGRAW-HILL, Inc, 1997.
13. Peck, Hanson y Thornburn; Ingeniería de Cimentaciones, 2 edición, Editorial
LIMUSA, S.A., México, D.F., 1994.
14. Bowles, Joseph E.; Foundation Analysis and Design, 4 ed., McGRAW-HILL Book
Company, Singapore, 1988.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful