Está en la página 1de 2

AFORADOS

Enmiserian la nacin,
roban todo cunto quieran,
ya que no hay norma alguna
que les retire la teta.
Se inventaron un decreto
de aforados que les deja
impunes ante una ley
por ellos mismo propuesta.
Al alcalde que se encuentra
pendiente de ser juzgado,
si dejara la alcalda,
lo enchufan en el senado.
De esta forma es imposible
que se consiga encerrarlo,
ya que el juicio se detiene
mientras que siga aforado.
Transcurridos varios aos
al corrupto, octogenario,
no le imponen de condena
ni arresto domiciliario.
Si por casual encerraran
a un aforado cualquiera
pronto aparece un indulto
que lo libra de la trena.
Pero, claro, si cualquiera,
con veinte aos de paro,
roba dos panes y un pollo
al poco est encarcelado.
Como carece de medios,
un abogado de oficio
logra que cumpla diez aos
como mnimo castigo.
Esta repugnante tierra
necesita una guadaa
de doble filo que acabe
con gente de tal calaa.
-1-

El pueblo se est cansando


de aguantar tanto dislate,
a tanto vago corrupto
y a esa turba de bergantes.
Lo peor de todo esto
es que nos siguen mandando
los que llevan en el chollo
no se sabe cuntos aos.
Si hay algo que me arrebata
de este asqueroso fregado,
es la grey que se molesta
en seguirles apoyando.
Quiero pensar que entre tantos
habr alguno que es decente,
aunque estoy dispuesto a darle
un abrazo a quien lo encuentre.
-o0oFco. Padilla Correa
12-10-2011

-2-