Está en la página 1de 11
Enrique Krauze PASION Y CONTEMPLACION EN VASCONCELOS Para Andrés Henestrasa ‘Segunda parte Enéadas educativas | sentido apostélico dé aquella Secretaria de Educacién es un lugar coman. Era, claro, tuna empresa redentora, pero lo que interesa 3 averiguar el sentido personal de esa re- dencién. A nadie se le ocultaba desde entonces el alien- (0 religioso de la obra. Los discursos de Vasconcelos son explichos, Besa que la Universidad “drrarne was tesoros y trabaje para el pueblo”. Una educacién inten- 1, ripida, electiva, obra de “eruzados”, de “lervorosos spéstoles™ plenos de “celode caridad” y “ardor evange- tico”. “Allotv Reyescxprsé cn camino eligi dad mejor que nadie: Con el tiempo se apreciaré plenamente tu obra. ‘Te has dado todo a ella —buen mistico al cabo—, poseldo. seguramente de aquel sentimiento teologico que define San Agustin al explicarnos que Dios ¢s acto puro... ‘Desde 1921 se oyeron voces disonantes que ponian en.