Está en la página 1de 2
sewn Liesta debe tener eundamento CListerico Lo recogié en sus concluisones el Congreso reunido en Villena, que la fiesta de Moros y Cris- tianos tiene como raz6n fundamental de ser la exaltacion de los valores religosos y tradicionale s que rememoran la epopeya de la Reconquista. No basta que haya desfiles ostentosos, no basta que suenen timbales y clarines, es necesario que para que en una comunidad se hable de Fiestas de Moros y Cristianos, éstas se ofrezcan como memorial de una pagina de la propia historia. Durante affos los Moros y Cristianos nacieron, crecieron, vivieron y se desarrollaron a sus ‘anchas, sin que apenas acuciasen el planteo y contestacién a la pregunta "zQué son?”". Salvé ca- 308 concretos de personas aisladas, la mayoria de los festeros y el colectivo que forman no se habian preooupado de esta pregunta fundamental. Pero las cosas cambiaron a raiz del Congrego de Villena, del que nacié una nueva mentalidad que ha fundado la UNDEF (Unién Nacional de En- tidades Festeras) y ha esbozado algunas definiciones, més o menos completas y atinadas, de la Fiesta de Moros y Cristianos, en el afan de profundizar en su esencia, Es harto conocido la expansién actual que experimentan los Moros y Cristianos, no sélo en su faceta intensiva en las poblaciones que llevan afios celebrandolas, sino en el aspecto extensivo al adoptarlos en otros lugares como base primordial de sus fiestas patronales. La difusién de los Moros y Cristianos, es més bien halaglefia y plausible, siempre que las cosas se desarrollen con normalidad y segiin los cénones clésicos; pero surgen brotes andmalos que, por carecer de unos requisistos minimos, no pueden considerarse com tal fiesta de Moros y Cristianos, y al adoptar esta denominacién, perjudican a las poblaciones de solera que la celebran con propiedad. Estos brotes aparecen en localidades que no tienen propésito firme y formal de instaurar per- manentemente los Moros y Cristianos, suelen reducirse a un slo destile con trajes alquilados y con figurantes que son mercenarios 0 gentes de aluvién llegados ocasionalmente, desfile que transcurre més bien en plan de broma y en ambiente extrafestero, sin el clima, organizacién, dis- ciplina y presentacién adecuados. Tales celebraciones no tienen razon de ser y, de porsistir, de- ben rotularse con otro epigrate y no bajo la denominacién comtin de Fiesta de Moros y Cristianos, Por cuanto no se ajustan a la estructura de la misma y dan a los espectadores ocasionales una imagen deformada, parcial y a veces caricaturesca de lo que es en realidad dicha fiesta. La UNDEF en sesion celebrada en Alcoy el 22 de Enero de 1978, aprobé unos requisitos minimos y plasmar una definicién de la Fiesta de Moros y Cristianos, muy completa y que tiene validez oficial. Se transcribe integramente dicha definicion que dice asi “Entre las diversas variantes de la contraposicién moro—cristiana, la valenciana, se conoce con al denominacién de FIESTA DE MOROS Y CRISTIANOS, y es la celebracion solemne del Patron 0 Advocacién local, con la simbélica y ritual representacién en forma de masiva oposicién moro—cristianan para publica diversion, de unos hechos relacionados con la Reconquista en su fase local o general. La Fiesta es la misma e idéntice en toda esa zona, sin mengua de las peculiaridades de cada poblacién, con un esquema estructural basico que es la sintesis de estos factores: 1°.— El Religioso, pues, ha nacido y se ha desarrollado al amparo de la Advocacién religiosa lo- cal, cuyo espiritu envuelve ia celebracién, 2°.— El histérico tradicional, con su contenido guerrero de lucha, arcabucerfa, embajadas y pérdida y recuperacién de un castillo que simboliza la poblacién, 3°.— El popular, con fuerte proyeccién social al ser el pueblo —festeros y espectadores— Quien masivamente la reaiza para comin regocijo, participando en actos adecuados a la propia génesis dela Fiesta. 4°.— Su organizacién esté encomendada a Asociaciones que desarrollan, ademas, una perma- ente actividad cultural. Este paso que acaba de dar la UNDEF es una acertada medida para conocer mejor qué y 66- ‘mo somos, quién es quién, y llamar a las cosas con propiedad y con las palabras adecuadas, por- que ni es oro todo lo que reluce ni es Fiesta de Moros y Cristianos todo festejo que lo aparente. JOSE LUIS PUCHE SANCHEZ