Está en la página 1de 6
UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA - CUSACQ FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y SOCIALES CLINICAS DE

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA - CUSACQ FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y SOCIALES CLINICAS DE DERECHO PENAL LIC. ALAN BARTOLOME LEON PEREZ

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA - CUSACQ FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y SOCIALES CLINICAS DE

ANALISIS DEL CODIGO DE ETICA PROFESIONAL

CRUZ ARMANDO GÓMEZ ZAPETA NUMERO DE CARNET: 201047595 SANTA CRUZ DEL QUICHÉ 20 DE SEPTIEMBRE DE 2014

Introducción La actuación del Abogado va de la mano con la moral y la ética profesional

Introducción

La actuación del Abogado va de la mano con la moral y la ética profesional así como lo establece el Código de Ética Profesional creado por el Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala porque los profesionales ejercen diferentes actividades en donde deben conducirse de una manera adecuada y debido a ello se realiza un análisis de este código como se describe a continuación.

Análisis del Código de Ética Profesional

El Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala Para iniciar con lo que respecta a realizar

El Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala

Para iniciar

con

lo

que

respecta a realizar

una análisis del Código

de Ética

Profesional debemos tomar en cuenta que en los CONSIDERANDOS

encontramos que la Profesión de Abogado y Notario está comprendido a la

realización de diferentes actividades

las

cuales deben realizarse de una

manera leal, eficiente puesto que el abogado es un auxiliar de la

administración

de

Justicia y que

en la sociedad

actuara en

beneficio de la

población y siempre actuara en la observancia del derecho.

El Notario ejerce una función pública realizando el derecho en la sociedad, los servicios profesionales deben de prestarse en búsqueda de la justicia y prestarse de una manera que los profesionales deben estar ajustados a las normas éticas y morales, cada profesional debe conducirse con rectitud en sus actuaciones profesionales y de esta manera conservar su dignidad.

CAPÍTULO I POSTULADOS

En el primer capítulo encontramos los postulados

lo

cual

se

refiere a

proposiciones de verdad en las que debe enfocarse la actuación personal del

Abogado. En este capítulo encontramos que el abogado debe conducirse con Probidad, Decoro, Prudencia, Lealtad, Independencia, Veracidad, Juridicidad, Eficiencia y Solidaridad.

El abogado siempre debe actuar con rectitud honradez integridad de pensamiento, vivir de una manera digna y actuar en cualquier ámbito donde se desenvuelva de una manera recta, estas actitudes del abogado son prácticamente de carácter personal ya que solo el mismo abogado es quien sabe de qué manera actúa ante la sociedad, el abogado debe ser prudente y leal en la aplicación de la justicia y velar por que todo lo que realiza sea de una manera legítima y eficiente, además debe ser solidario en su actuación en las relaciones con sus colegas y conducirse siempre con respeto y consideración hacia los demás abogados o con quienes se relacione.

CAPÍTULO II NORMAS GENERALES

Artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

y 9 del Código de Ética Profesional.

En este capítulo encontramos las normas generales de la actuación del Abogado en donde vemos que el podrá actuar con absoluta libertad para aceptar o rechazar algún asunto que solicite su patrocinio. El abogado presta sus servicios como un funcionario público y a la hora de resolver deberá hacerlo únicamente con intereses de justicia. El abogado debe actuar siempre en defensa de quien así lo solicite, el objeto primordial que debe ´perseguir el abogado es la búsqueda de la Justicia y no

necesariamente buscar una condena si no que el asunto en litigio sea el cual se resuelva.

La función del abogado va de la mano con guardar el Secreto Profesional de su cliente el cual debe de permanecer aun después de prestar un servicio, el servicio del abogado en la sociedad será remunerado y debe ser atendido de la

manera siguiente: conforme la importancia del servicio, la cuantía del asunto, la novedad o dificultad de

manera siguiente: conforme la importancia del servicio, la cuantía del asunto, la novedad o dificultad de las cuestiones, la capacidad económica del cliente, el tiempo empleado en el patrocinio y el grado de participación en el estudio, planteamiento y desarrollo del asunto.

En esta apartado también encontramos que el abogado debe responder por su negligencia, error inexcusable o dolo.

CAPITULO III RELACIONES DEL ABOGADO CON EL CLIENTE Artículos 10,11 y 12 Código de Ética Profesional

El abogado con su cliente debe de cimentar una reputación de capacidad y

honradez, las relaciones con su cliente deben de ser personales ya que su responsabilidad será directa.

El abogado debe servirle a su cliente de manera eficiente y con empeño, No debe asegurar a su cliente el éxito del asunto sino limitarse a dar su opinión jurídicamente con honradez y lealtad. Debe de actuar sin prejuicio alguno de filiación, sexo, raza, color, clase social, nacionalidad, hábitos, costumbres, creencias religiosas o ideas políticas, siempre debe actuar en defensa del derecho ya que se considera algo sagrado. El abogado en ningún momento debe dejar indefenso a su cliente, una vez aceptado el patrocinio debe de cumplir con sus obligaciones morales y materiales.

CAPITULO IV RELACIONES DEL ABOGADO CON LOS TRIBUNALES Y DEMAS AUTORIDADES

Artículos 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22 y 23 Código de Ética de

Profesional Como defensor de la justicia, el abogado está obligado a defender el estado de derecho y el respeto de los derechos humanos. El profesional del derecho deberá actuar con independencia y lealtad. Debe guardar respeto a los tribunales y otras autoridades así como hacer que se les respete, el honor profesional no es solo un derecho, sino un deber, combatir contra las actuaciones incorrectas de jueces, funcionarios y abogados. El profesional del derecho siempre debe ser responsable y puntual en las actuaciones que realiza.

CAPITULO V RELACIONES DEL ABOGADO CON LA PARTE CONTRARIA Y CON SUS COLEGAS

Artículos 24, 25, 26, 27, 28 y 29 Código de Ética Profesional El abogado debe siempre comportarse con respeto al momento de dirigirse a la parte contraria y sobre todo con sus colegas, debiendo manifestar su mutuo apoyo en cualquier circunstancia que surja en la vida. El abogado debe ser cortes con sus colegas y que cuando se exprese a ellos lo haga sin palabras malévolas o injuriosas, también se debe respetar la opinión que tenga cada abogado con respecto a algún asunto que se esté tratando.

Con respecto a la parte contraria el abogado deberá respetar y relacionarse con la parte contraria

Con respecto a la parte contraria el abogado deberá respetar y relacionarse con la parte contraria únicamente a través del abogado de este y que no trate de inducir a un testigo que se aparte de la verdad.

CAPITULO VI EL ABOGADO COMO JUEZ O FUNCIONARIO

Artículos 30, 31, 32, 33 y 34 Código de Ética Profesional Cuando el abogado actué como juzgador debe de actuar en principio de manera imparcial y ecuánime ya que son deberes muy importantes del juez ya

que es el quien tiene la facultad de decidir en una contienda y de impartir

justicia

libremente, basado en la ley y los principios que la rigen, el juez es

libre de cualquier influencia que pueda perturbar su ánimo. EL abogado como juez debe de abstenerse a aplicar las leyes bajo alguna influencia política ya que él debe conducirse con principios morales, decencia y corrección. Debe tomarse en cuenta que el fin del derecho es la realización de la justicia en la seguridad jurídica y la búsqueda del bien común.

CAPITULO VII DEL NOTARIO

Artículos 37, 38, 39 y 40

Código de Ética Profesional

El Notario además de cumplir con lo que respecta a los capítulos anteriores también deberá observar siempre el deber de conducirse con la verdad y actuar de buena fe y ser fiel en todo documento que autorice.

CAPITULO VIII DEONTOLOGIA JURIDICA

Artículos 41 y 42

Código de Ética Profesional

El abogado y el Notario deben de tener un claro concepto de lo que es justicia

y de esta manera cumplir con lo que establece el presente código y además

debe de promover la actuación judicial.

importancia

de

la aplicación

de este código

en

la

Conclusión El Código de Ética Profesional a criterio muy personal debe de practicarse y respetarse en

Conclusión

El Código de Ética Profesional a criterio muy personal debe de practicarse y respetarse en cualquier etapa del proceso penal ya que como abogados es necesario realmente hacer conciencia de la importancia que tiene este código para conducirnos de una manera adecuada y respetuosa basándonos en los principios morales y éticos que se establecen para que de esa manera podamos dar una buena imagen como personas y como profesionales del derecho tanto en los tribunales de justicia como también con los demás abogados y en la sociedad misma.