Está en la página 1de 2

PIENSA EN MÍ La historia del amor

Nicole Krauss
Editorial Salamandra
Barcelona, 2006
285 páginas
16,50 euros

Por encima del miedo a la muerte, el hombre teme al olvido. El peor de los
castigos al pecado de existir es, probablemente, que las huellas de nuestra
sombra queden enterradas para siempre. Con el telón de fondo de uno de los
acontecimientos históricos más tristemente inolvidables (el Holocausto), la
joven Nicole Krauss construye en La historia del amor una pequeña fábula que
habla de temas enormes: el sentimiento, la memoria, la pérdida. El olvido. Y su
remedio, aquel que Leopold Gursky, emigrante polaco en Nueva York, busca
con ansia en el dintel de salida de su vida, con objeto de sacralizarla.
Bien porque, en cada palabra, a cada escritor se le va un poco de su
propia sangre, bien por casualidad, la novela de Krauss escoge precisamente
el camino de la literatura como vía directa a la trascendencia. Un laberinto
tortuoso que la segunda protagonista del libro, la quinceañera Alma Singer,
trata de desentrañar para alcanzar el otro extremo de una búsqueda común,
cada Teseo en una dirección opuesta. El anciano Gursky escribe para ser
recordado, mientras que la joven Alma busca el sentido de su vida oculto en un
libro (el que da título a la obra) que marcó la relación de sus padres. Los hilos
del destino acabarán entrelazando sus historias.
El metalenguaje de La historia del amor es, en definitiva, un homenaje a la
lectura, un guiño al poder de la página en blanco para deificar a sus personajes
(y a sus autores) y, así sí, encumbrarlos al cielo de la perpetuidad. Es de este
mismo modo como Krauss ha conseguido, con esta novela -la segunda de una
prometedora trayectoria-, el elogio del público y una crítica notable. Nacida en
Nueva York en 1974, la precoz autora se graduó en la Universidad de
Standford y realizó un postgrado en Oxford. Tras algunos poemas, la
publicación de su ópera prima, Man walks into a room, la puso en el punto de
mira del interés editorial. Con La historia del amor (de la que se prepara una
película) tal vez consiga, por fin, independizarse definitivamente de la estela de
fama de su marido, el también escritor Jonathan Safran Foer, con el que forma
un sólido tándem en las letras judías.
El manejo de hasta cuatro registros distintos y la sutil combinación de
humor y melancolía confirman la validez propia de Krauss. La otra gran baza
del libro son los personajes, absolutamente deliciosos, delirantes, que con la
ingenuidad de sus reflexiones alcanzan una profundidad de pensamiento tan
decisiva para ellos como para el lector. Sólo cuando uno se mete en el cuerpo
desgarbado de Alma pueden comprenderse las inquietudes por encontrar su
origen, el misterio de su propia creación. Y sólo cuando se penetra en las
maneras torpes y arrugadas de Gursky es posible entender el calado de la
soledad, y la motivación de sus impulsos. Puede que, a su edad, todos
acabemos haciendo lo mismo. Por si acaso, para estar preparados, esta pluma
les aconseja la lectura de una obra que revaloriza, con su compleja sencillez, el
precio de nuestros recuerdos.

JAVIER CALVO ANORO


PERIODISMO
3A

Intereses relacionados