Está en la página 1de 4
BIBLIOTECA CLASICA GREDOS, 117 PLATON DIALOGOS v PARMENIDES, TEETETO, SOFISTA; POLITICO M.* ISABEL SANTA CRUZ, ALVARO VALLEJO CAMPOS, TRADUCCIONES, INTRODUCCIONES ¥ NOTAS NESTOR LUIS CORDERO EDITORIAL GRED\ Asesor para seein xigaz Cantos Gants GUAL, Segin as nossas de In B.C. G. las tradaclones de ele volumen han ane i mr eantios Gancta GUN (Parménides}y FERNANDO GAk> (a Rowen (Fete, Soft, Polo). (© EDITORIAL GREDOS,S, A. 1992 1 Lipez de Hoyos, 81, 28002 Madi | vw eitrialgreds.com (CuanTa wins UMO DE 2014 1s tradociones, intvoduecionesy otas han so Hevadas& abo por Me ithumn santa Chee (Parménide y Polticagy A, Vatiti0 CAMPOS (eeeig}y NL, ConDen0 (Sefist) Ref: GBCCII. ISBN 978-84.249-1279.9 Dept legal M. 10-37-2008 Tenpeso en Expt Printed poi PARMENIDES ‘TeeTETO 297 296 pikso00s Teun, —No, no lo creo en modo alguno, pero if Jas que no hay expicacin no son objeto del saber verdad que son capaces de persuadir ‘Séc. — No crees th que persuadir es hacer que adquieran una opinién determinada? “Tear. — Claro que si. Soc. — Cuando los jueces han sido persuadidos ju f> hemos ofdo lo mismo. -. — No sé si llegaré a dar con ello, pero creo que presenciado *™, jurgan estas cosas de oldas y adquk 0 10 dijera, podria seguirlo. c una opinién verdadera. En esos casos adoptan sus —Escucha, entonces, un suefio por otro . Tuciones sin el saber, y, si dictan y sentencian adec Ficivamente, a mi me parece haber ofdo decir a ciertas « ‘mente, es que han sido rectamente persuadidos. :No es 499 que los primeros elementos "°, por decirlo asi, “Teer. — Totalmente de acuerdo. S66. — Querido amigo, si fueran lo mismo Ia opnis iC. ambidn Banquet 20, Ene emi ligar pede verdadera, con relacin a los tribunales,y el saber, el ju ms eminente no podria emitir correctamente un juicio sit fl saber. Pero en las presentes circunstancias, segtin p Se aa One ee ce epee ye dhe Teer, — Estoy pensando ahora, Sécrates, en algo que pt conten te of decir @ una persona y que se me habia olvidade ‘Se ban propueso dvs expiaions al bec de que Sécrates ‘¢Afirmaba que la opinién verdadera acompafiada de una tn teeria como ta. eee de ie comentaristes to cexplicacion es saber y que la opinién que carece de explice ca om uma maar de ar escola eae pone ca tare del saber "Tambien dela que las oo ME. Toncn, ine hn on he Wore, Late, (190, BRB 30 y Corns, Leer ptomce ple. 138. 3. Doutant ‘ater and Soares of Plats Dram, Phone (970), 18 ae ba etudlado Ta methfora del eto en otros pases de a de Pst, no encore eta interprtacon my convient En niin, aera como wn wet porguec ose que todas las que poscen una explicacién. .. — Muy bien, pero cuéntame cémo distinguia lo fNovotros fo traducimos aqu por aexpiccién», porque el sentido al de sta palabra parece concordat con las tes aceelones de igor ‘palon do dempo & la que debe someterse no permite que I pesuasi | texdrica pueda Tundementree en el saber Ct. Gorzgs 4830. TScRaTa Tee reprerentaen empos de Pat el idea! eren de la clara Mx flare defiendenumerosss veces en ss obras de est reproce de Pla (et. Contra tae sofas 8, y Andes 27) ene ona cmemanritas, Pts tai aceasta han ldo y ws verdad es aay dios. Cumin, A. 0. ‘que el mundo sensible pusde ver objeto del aber, a diferencia defo ait 7 aA Speculative Note on some Dreatle Elements tn the ee nen en dilogos anteriores. Sobre esta cuetén, cf. muestra In Phroneds (1972), 229-20. ‘woducién. sta teora ha sido abibuide a Antstenes por Ie gran mayoria Te" en Mend 98e, se dice que las opiniones verdaderas escapes los comentarisas, que se basan fundameralmente en el testimonio ee ee recent qe owas ennben con wu > IM Aare ec ODED y OEE y 8) CL porch T. elaine noe a oe even cx mb opal) veh MDI, Creck Thnk, vl Lande, 195 ed 16, pI = ee ‘eereT0 299 Fisotos primeros quede expresado en una explicacién, esto @ ellos, no podemos hacer otra cosa que nom- Hips, ya que s6lo tienen nombre. Sin embargo, si habla- Jas cosas que se componen de éstos, de la misma aque ells son complejas, también sus nombres pue- binarse y llegar a consttuir una explicaciOn, pues mbinacién de los nombres es la esencia de una expl ‘a partir de los cuales estamos compuestos nosotros mis y el resto de las cosas, constituyen algo que no tiene cacién, Pues cada uno de éstos solo puede recibir el noi bre que en sf y por sf mismo le corresponde, pero noi puede decir de ellos nada més, ni siquiera que son o @j ; ro son. Fsto, en efecto, seria ya atribuirles el ser 0 ek anne ser, y 65 necesario no afiadirles nada, si uno va ad solamente lo que les corresponde en s{ mismos. Ni siqu eben afiadirse expresiones como «en si mismo», «agué acompafada de una explicacién, el alma alcanza dad sobre el punto de que se trate, pero no llega Feonocimiento del mismo. Efectivamente, quien no pue- Dats, Thee pla. 153, ¥ Goran, A History.» Vs pie. UM tm ep. ig. 128, En contra de esta atribucdn, ef W. HicrEN, ‘Characir and Provenance of Sora Dream inthe Theoetenan, (0950), 125 sign, y Bonsrest, The Materia.» ps 18 ysis 0 Sitores, como L- Cason (The Theaetts.. pA. XXXIX), 3. Ben 1914 freed. 1968], phe. 205) y Tan (Ter. — Sin lugar a dudas. Séc. — gSerd posible, Teeteto, que hayamos podido 4 0 muchos sabios que han envejecido antes de hallarlo? ‘Tuer. — A mi, por lo menos, me parece que est4 muy "Ie La palabra stiches, en setido estrito, s eiere a 10s fo Jo que se ha dicho ahora, aunque a veces designe tarblén las letras del alfabeto, Esta sta pi ‘ers de ecuerdo con Eudemo (opud Sxunco, in Ph 7, 18), que sit 1 zing pare hacer referencia Ios elementos iitimos de las ot ‘Nosotros hemos traduido efiplendo entre ambos sigaificndos, e+ des letras y elementos, segin ol contero, de Ia misma manera que con tM palabra syllabe, que pusde sgniiar, iguelment, stabs y compl: 1 ves se ha comparado esta teria con el atomismo login de geste, Elector encomtrard un ardisis detllado de la euestion McDwau, Theaetns... pgs. 233-284,