Está en la página 1de 10

José María

Méndez
Jimena Tejada
Se gradúo de Bachiller del
Colegio García Flamenco en
1941.

Nació el 23 de Septiembre de 1916


en Santa Ana, Salvador.

Es compañero y amigo de escritor y poeta


Hugo Lindo

Hijo del Doctor Rafael Méndez y de Doña


María Luisa Calderón de Méndez.
• Mas adelante es profesor de varias
materias en la Universidad de el Salvador
En 1949 publica “El actual régimen
Jurídico Constitucional”.

• En la Universidad de El Salvadores
electo dos veces fiscal general, vicerrector
Y rector.

• En una reunión celebrada en Lima, Perú


de las universidades de
America Latina, es nombrado
vicepresidente de la Comisión de Defensa
de la Autonomía de las Universidades de
America Latina, y en otra reunión
celebrando

• El mismo evento es electo presidente.


• Inicia su carrera como escritor publicando artículos en el periódico,
criticas Sociales y políticas.

• Entre 1953 y 1954 es director de el Diario “Patria Nueva”. En el diario


crea una Columna humorística titulada “Fliteando”.

• Comienza escribiendo poesía como miembro del grupo literario “El


convólvulo”

• 1964: Es Presidente de la Sociedad de Artistas y Escritores de El


Salvador.
Funda una Unidad en la Corte Suprema de Justicia que busca solucionar
el Problema de los reos sin condena cuando es Magistrado de la Sala
de lo
Penal.

• Es miembro de la Academia Salvadoreña de la Lengua, del Ateneo del


Salvador y otras asociaciones profesionales.
☼Sigue su carrera de leyes en la Facultad de
Jurisprudencia y Ciencias Sociales

☼De la Universidad del Salvador. Siempre fue


un excelente estudiante.

☼En la Universidad obtuvo la medalla por el mejor estudiante de su facultad en 1937.

☼En 1937 se le otorga diploma de honor por haber obtenido la máxima calificación en
cada una de las materias de su primer curso.

☼ En 1940 gana el Primer Premio en un concurso de monografías jurídicas abierto para


Estudiantes con la obra “El cuerpo del Delito”.

☼ Se doctora en Derecho Penal en 1941 y recibe medalla por tesis doctoral

☼ Titulada : “La confesión en Material Penal”.


Estilo Literario
• Tiene un humor fino y es cuentista de grandes
talentos.
• Su humor tiene una intención: desnudar las
costumbres salvadoreñas.
• Máximo exponente de la narrativa contemporánea
salvadoreña.
• Habla de la vida y sus quehaceres en la sociedad en
la zona urbana, esta
Variables se llama “cuento urbano”.
Obras literarias
•“Disparatorio”. 1957
•“Tres mujeres al cuadrado”. 1963. 2da Edición, Editorial Clásicos Roxsil,
1998.
•“Fliteando”. 1970.
•“Espejo del Tiempo”. 1974
•“Tiempo irredimible”. 1977
•“Sueños y fabulaciones”. 1983
•“Cuentos del alfabeto” 1992
•“Diccionario Personal”. 1992
•“Tres consejos” 1994
•“Antología definitiva” 1995
•“80 a los 78. Cuentos de Chema Méndez”. 1996
•“Juegos peligrosos y otros cuentos”. 1996

Obras de Carácter Jurídico:


“El cuerpo del Delito”. 1940
“La confesión en material penal”. 1941
“Nuestro régimen Jurídico constitucional”. 1944
“La pena de Muerte”. 1963
“Breve resumen histórico del movimiento constitucional salvadoreño”.
1964
“La pena de muerte, un ensayo, tres cuentos y una adenda” 1997
Teatro:
•“Este era un rey”
•“La sonda del adulterio”
•“El sargento y el borracho”

Ensayo:
“Agricultura y desarrollo económico”. 1963
“El constitucionalismo y la vida institucional
centroamericana”. 1969
“Valores éticos”. 1969
“El fondo Monetario Internacional”
Distinciones
→Primer Lugar en los Juegos Florales de Quetzaltenango, Guatemala,
en 1970, por su libro “Tiempo Irredimible”.

→Primer Lugar en Los juegos Florales de Quetzaltenango, Guatemala,


en 1973, por su libro “Espejo del tiempo”.

→Primer Lugar en los Juegos Florales de Quetzaltenango, Guatemala,


en 1976, por su libro “Tres consejos.” Por haber obtenido este premio 3
veces le ortorgan la Corona de Oro y el titulo de “Gran Maestro de la
Narrativa Centroamericana” y se le hace una placa en Quetzaltenango.

→El gobierno y pueblo Salvadoreño le otorgan el Premio Nacional de


Cultura, en la rama de Artes, 1979.
Un fragmento de “Tiempo
Irredimible”
• Los domingos amanecía con dolor de cabeza, el ánimo por el
suelo. Pero juraba que no era efecto de los tragos. Era el
cansancio normal consecuente al desvelo y al esfuerzo que
produce el hallazgo de verdades dolorosas. Ese cansancio sólo
se cura con otros tragos. Una espina saca otra espina. Así
aparecieron las borracheras de los domingos, después las de los
lunes y las de todos los días. Y allí está ahora, viejito, arrugado,
tembloroso. Lo dejará dormir unos minutos más, tal vez así se
despierta un poco más despejado. Aunque esa es una ilusión
porque tiene ya la cabeza hueca como la de un idiota.

Intereses relacionados