Está en la página 1de 9
PUBLICACIONES ae INSTITUTO DE ETNOGRAFIA Y FOLKLORE “HOYOS SAINZ” ak APORTACIONES AL CONOCIMIENTO DE LOS GRUPOS SANGUINEOS DE SANTANDER por Carouina Fuentes ViparTE La historia de Ia Serologia antropolégica se inicia a raiz del descu- brimiento de los grupos sanguineos A, B, O, por LANDSTEINER (1901) y su aplicacién a la Medicina, que experimenté entonces un enorme progteso. Posteriormente, estos conocimientos fueron aplicados a la Genética humana por primera vez por Berstemn (1925), y casi simulténeamente a la Antro- pologia por los esposos polacos HirszFELp (1919-28), a los que se debe Ia base de la Serologia antropolégica Desde entonces hasta nuestros dias, nuevas investigaciones, tanto mé- dicas como genéticas, han aumentado considerablemente el néimero de sis- temas sanguineos: Lu, MN, Diego, Rh, etc. Por su parte, la antropologia ha demostrado que el sistema ABO es universal, que el Lutheran se encuentra en las razas caucasoide (Europa y América) y negroide (Africa); que el MN tiene mayor incidencia en la mongoloide (China), etc, y que dentro de cada sistema los grupos sanguineos constituyentes presentan una determinada proporcién segéin su localizacién geogréfica, y que cada raza tiene su férmula serolégica bdsica, como ha sefialado recientemente CAVALLT-SFORzA (1971). Asi, la poblacién europea pertenece al sistema universal ABO, con una proporcién de grupos que, segtin OTTENBERG, es de: O = 9% A = 43% B = 12% AB = 6% Los primeros trabajos que se hicieron sobre este sistema para la Penin- sula se deben a ARANZADI, entre finales y comienzos de siglo, y el estudio de la distribucién de sus grupos a Hoyos Sainz durante los afios 1932-45, con los siguientes resultados: O = 38,2% = 45,2% B = 10,15% AB = 4,5% que, como se observa, estén muy préximos a los anteriores. Segtin los datos conocidos para el norte de Espaiia, la fSrmula serolégica de Asturias, el Pirineo Oriental y Catalufia, es similar, y se aproxima a la del resto de la Peninsula. Por el contrario, Navarra y el Pafs Vasco se 16 CAROLINA FUENTES VIDARTE escapan notablemente de Ia formula expresada y constituyen una anomalia (véase Cuadro I). Cuapro N° I—Norte Iberia. Férmula serolégica: Individuos cbservades % O % A % B% AB Asturias (Pons, 1964) _ 473 45,4 43,2 8,03 3,3 Pais Vasco (Vallois, 1951)... 2.067 52,3 410 4,4 -2,2 Navarra (Hoyos Sainz, 1947) cl DS Huesca (H. Sainz, 1947) . 6G 5858 50 86 27 Catalufia (H. Sainz, 1947) . esd Ai 252 8) Que sepamos, la composicién serolégica de Ia provincia de Santander no habia sido estudiada hasta ahora. Durante los afios 1971-75 se efectué un muestreo en 2.000 individuos, generalmente estudiantes de Bachillerato y de Medicina, en el I. N. B. Villajunco y en la Universidad de Las Llamas de Santander, dentro del programa docente. De estas muestras, se escogieron para este pequefio estudio 1.410, pertenecientes a individuos nativos de la provincia, y teniendo en cuenta que también su ascendencia era santanderina. Las determinaciones fueron efectuadas con todo rigor con los suetos pre- parados por los Laboratorios Knickentocker (Barcelona), de alta fiabilidad y subvencionados por los Centros antetiormente citados. Las cifras obtenidas han sido Jas siguientes: O = 502% A= 403% B= 7,6% AB = 18% Comparando estos datos con los dados por Hoos Satz para la Penfn- sula, se aprecia que el porcentaje obtenido para el grupo O es mucho més elevado que el medio de Espafia, y que los porcentajes de los tres grupos restantes quedan por debajo de los medios espaiioles. Si comparamos los datos obtenidos con los consignados en el cuadro I (Norte), resulta que existe una clara separacién de la férmula serolégica astutiana, una concordancia entre Santander y el Pafs Vasco para los grupos O, A y AB y un semejanza entre los datos de la provincia montafiesa y Navarra para los grupos O, A y B. Hay que tener en cuenta que la proporcién de los factores A y B es Ja que més vatia de unos pueblos a otros, por lo que LarTes propuso un Indice, al que denomind bioquimico-serolégico, como més. representative que los porcentajes, y que resulta de Ja divisién de los tantos por ciento de A + AB/B + AB. Hirsrexp utiliza tinicamente la divisién del por APORTACIONES AL CONOCIMIENTO DE LOS GRUPOS SANGUINEOS u7 centaje de A por el de B. Aplicando estos indices a los resultados obtenidos para Santander y a Jos conocidos para el Pais Vasco, Navarra, etc., vemos cémo Vascongadas se separa del resto de las provincias consideradas, incleso de Santander que, por el contrario, se aproxima a las mismas (cuadro II). Cuapro N.° II.—Indices serolégicos: I. Lattes I. Hirszfeld Asturias 4,10 5,37 Santander 4,47 5,30 Pais Vasco 6,54 9,31 Navarra . 4,08 5,11 Huesca Catalufia Sin embargo, ninguno de estos indices tiene en cuenta el elemento O, por lo que no pasan de ser deficientes, segiin BersrEIN. Por esta razén, los trabajos recientes se basan en el célculo estadistico de las frecuencias génicas de los distintos grupos, conocidas como p, ¢ y r, y obtenidas de tal manera que expresan la frecuencia relativa de cada grupo con respecto a la unidad, Utilizando este método y aplicando ademés el indice de Wexuisc (p-+1/q+r) se obtienen los siguientes resultados, expresados en el cuadro III, en donde la frecuencia génica para el grupo A es prictica- mente Ia misma para Santander, el Pais Vasco y Navarra. Lo mismo sucede con el grupo O, con una ligera preponderancia en el Pais Vasco. El grupo B tiene la misma frecuencia en Santander y el Pafs Vasco, pero es muy diferente de la de Navarra, Por ultimo, el indice de Wellisch concuerda con lo expuesto. Cuapro N.° III.—Frecuencias génicas: Grupo A Grupo B_ Grupo OI. Wellisch P q r Asturias .. 27,00 6,00 67,30 1,286 Santander 24,04 3,07 70,80 1,283 Pafs Vasco . 24,30 3,00 72,30 1,282 Navarra 24,70 5,40 70,00 1,255 Huesca 32,10 6,50 62,00 1,373 Catalufia 29,70 5,80 64,50 1,339 us CAROLINA FUENTES VIDARTE Trasladadas estas frecuencias a un diagrama basado en el esquema de Streng, se ve claramente cémo el ttidngulo que representa a la provincia de Santander queda incluido dentro del trigngulo del Pafs Vasco y en el pice del de Navarra, mientras que el resto de las provincias nortefias se separan netamente de éstas. (fig. 1.) EI sistema Rhesus (Rh) tiene gran importancia selectiva para la pobla- cién, sobre todo si se refiere al grupo Rh - (negativo), debido a su influencia en la aparicién de la eritroblastosis fetal (trastorno hemolitico de los recién * nacidos, que generalmente es letal). Para Espafia, segin Hoyos Sainz, las proporciones de los dos grupos son: Rh + = 85% y Rh— = 15%, cifras que se repiten casi constantemente para el resto de Europa, si se exceptia algtin cantén suizo, en donde se alcanza una proporcién de indi- viduos negativos elevada (32-39%). Los datos provinciales para la Peninsula son escasos. Y de nuevo pata este factor la serologfa santanderina vuelve a separarse de la normal, al igual que la vasca, cuadro IV. Cuapro Ne IV: Individuos Sistema Rh observados © % Rh— % Rh + Vascos espafioles (Chalmers 1949) 383 29,2 70,8 > » — (Irizar, 1948) ... 81 25,8 74,2 > » (Guasch, 1948).. 44 34,1 65,9 Santander 1.410 26,0 74,0 APORTAGIONES AL CONOCIMIENTO DE LOS GRUPOS SANGUINEOS 320 CAROLINA FUENTES VIDARTE CONCLUSIONES La poblacién santanderina se diferencia notablemente del resto de la Peninsula por su composicién serolégica. Se identifica claramente con la poblacién vasca, con la que presenta una afinidad notable, al menos en los dos sistemas sanguineos estudiados, ABO y Rh. Desde este punto de vista (Antropologia serolégica), ambas etnias de- “berfan considerarse como wna sola. La formula serolégica para Santander es Ja siguiente: O = 50,2% = A = 403% Sistema ABO ae : 18% ) Rh + = 740% 26,0% Sistema Rh # | 4" APORTACIONES AL CONOGIMIENTO DE LOS GRUPOS SANGUINEOS 12 BIBLIOGRAFIA Atcone, S., 1945.—Antropologia de la poblacién actual de las comarcas pirenaicas. Zaragoza. ARaANzADI, S., 1889.—EI pueblo Euskalduna. Estudio de Antropologia. San Sebastidn. ARANZADI, S., 1919.—EI tipo y raza de los vascos. Bilbao. Baretora, I. M., 1954.—Algunas peculiaridades de la sangre vasca, Conferencia de Ja Real Soc. Vascongada Amigos del Pais. Munibe. Bovp, W. C., 1952—Genetique et races humaines. Parts. Ed. Payot. Cunua, A. X., y M. X. DE Morals, 1956.—Os grupos sanguineos dos portugueses. Estudos Antropologia Portuguesa. Vol. VI, fasc. 2. 1960.—Os genotipos Rh en portugueses. Estudos Antropologia Portu- guesa. vol. VII, fasc. 4. ErcueveRRY, M. A, 1947.—El factor Rh— en personas de ascendencia ibérica residentes en la Argentina, Semana Médica. Noviembre. Hoyos Sanz, 1947.—Distribucién de los grupos sanguineos en Espafia, Pub. Inst. Jua. Sebastidn Elcano. Madrid. Pons, J., 1964,—Grupos sanguineos en Asturianos. Fac. de Ciencias. Oviedo. vol. 2. Vattors, H. R., 1951—Les groupes sanguins de part et d'autre des Pyrénées. I Congres. Internac. Pirineos. Inst. est. pirenaicos C. S. I. C. Zaragoza.