Está en la página 1de 115
Hormigas Judías Oscar Lei Ilustración: Joel Basá / Fotografía y edición: El autor “A la

Hormigas Judías

Oscar Lei

Ilustración: Joel Basá / Fotografía y edición: El autor

“A la memoria de todos los que perecieron, víctimas del Holocausto Nazis, los crímenes de guerra y todos los demás de lesa humanidad”

crímenes de guerra y todos los demás de lesa humanidad” Al final de este dramático relato,

Al final de este dramático relato, te ofrecemos sin costo adicional:

1- Un enlace para que descargues gratis la producción musical infantojuvenil “Aventuras Estudiantiles en el Tututren”

2- El libro “Recetas para el éxito” y como una primicia

3- El libro “El Niño de la Burbuja” Inspirado en la vida de David Vetter y Antoine de Saint-Exupéry

Autor de “El Principito

Disponible gratis hasta que salga al mercado editorial.

Era la mañana de un día, del cual no recuerdo fecha. Si sé que casi terminaba el desayuno, cuando al levantar la vista la vi.

No pude distinguirle el sexo, pero venía con pasos inseguros caminando en dirección a mi plato, al parecer atraída por el olor del huevo y el jamón que acompañaban el puré de patata.

Al verla quedé momentáneamente extasiado, y al parecer ella por igual, ya que se detuvo un instante y pareció observarme, para luego ignorarme y continuar

explorando la superficie de la mesa.

Hacía más de un mes que no veía una hormiga en la casa, por lo que, saliendo de la sorpresa, procedí a tomar un poco del puré, y lo coloqué en la mesa, en un lugar hacía donde aparentemente se dirigían sus pasos.

Al principio no pareció percatarse, y zigzagueó por casi toda el área circundante, hasta que al fin pudo dar con la procedencia del aroma, cosa que según leí alguna vez, pueden hacer desde mucha distancia, siempre que el viento sople a su favor.

La diminuta hormiguita, mucho más pequeñas que todas las que había visto antes, se detuvo junto al alimento, y pareció estarlo probando, pero de repente se alejó del lugar, por lo que deduje que no había sido de su agrado.

Sin pensar más en lo sucedido, concluí mi desayuno y me puse a fregar los platos, costumbre que había tomado desde hacía muy poco tiempo, por gracia y

desgracia de cierto evento ocurrido en esta misma casa, comparable, pero en miniatura, al holocausto sucedido en Alemania, bajo la opresión de Hitler contra los Judíos, hechos que a continuación paso a narrar:

Como desde hace varios años resido solo, a veces concentrado en desarrollar mis proyectos me paso hasta 16 horas al día al frente de la computadora, por lo que

descuidaba la limpieza, razón por la cual sufrí una invasión de hormigas, de esas que llaman bobas, porque no pican a las personas. Al principio las hormigas entraban a

la casa desde el patio en busca de los restos de alimentos que descuidadamente yo dejaba, luego de cada comida, para posteriormente retirarse a su nido, el cual estaba al

pie de una mata de guayaba.

Pero sucede, que las laboriosas hormigas, parece que al ver la enorme distancia que tenían que recorrer cada día en busca del seguro alimento que yo les dejaría, o porque a alguien de la planta de abajo se le ocurrió cortar la mata de guayaba, decidieron mudarse a la casa, y escogieron el conducto de los alambres de electricidad y la caja de un toma corriente que tenía la tapa rota, con una grieta que le servía de puerta de entrada y salida.

Mi descuido con la higiene, en la medida que más avanzaba en mis viejos proyectos e iniciaba otros, se hizo cada vez mayor, por lo que, con tanta abundancia de

restos de alimentos, la población de hormigas judías, nombre con el cual posteriormente las bauticé, aumentó tanto que ya encontraba a muchas de ellas hasta en mi ropa

y en mi cama, convirtiéndose (literalmente) en un dolor de cabeza para mí.

Como siempre he sido un gran admirador de las laboriosas y organizadas hormigas, por mi mente nunca pasó la idea de exterminarlas, aunque muchas veces sin querer mataba algunas, ya sea pisándolas o acostándome sobre ellas, o porque algunas veces no me daba cuenta que había una en mi taza, al momento de llenarla con leche caliente.

En otras ocasiones abría la llave del fregadero, y cuando me daba cuenta que en uno de los platos sucios había hormigas, apresuradamente procedía a sacarlas,

salvándoles la vida a muchas de ellas, mientras otras desaparecían en el remolino que formaba el agua, al escapar por el desagüe.

Sobre estas hormigas que se iban por el desagüe, siempre me pregunté si algunas de ellas sobrevivirían y formarían colonias en la trampa de grasa, pero luego que tuve que destaparla para limpiarla, comprobé que allí no había ninguna colonia. Ni siquiera una sola sobreviviente encontré en ese lugar, ya que en ese oscuro y húmedo espacio habitaban otros extraños insectos, que de seguro se las comían, ya estuvieran muertas, o llegaran vivas.

Mi obsesión con las hormigas fue a tal extremo, que llegué a encontrar dos o tres de ellas en el agua del sanitario cuando iba a deponer y, al ver que se movían,

aguantaba las ganas y buscaba una cuchara de las que ya no usaba, para cuidadosamente sacarlas una a una, evitando que murieran ahogadas.

Ante esta manía, probablemente las hormigas ya me tomaban por un Dios proveedor de alimentos, y su salvador en circunstancias peligrosas.

Por la frecuencia que encontraba hormigas en peligro de morir, llegó a parecerme que lo estaban haciendo adrede, como para probar mi poder y capacidad de

salvación. O tal vez (como las tribus antiguas) eran sacrificios que hacían, en agradecimiento por los alimentos. “Arrojen otra” muchas veces las escuché decir en algún sueño, mientras veía a dos de ellas erguidas al borde del sanitario, en espera de que le trajeran otra hormiga, para lanzarla al agua, donde esperarían a que yo viniera a orinarlas y a darle a la palanquita, para arrastrarla a lo que me imaginaba, ellas suponían, era otra dimensión donde había comida en abundancia tal, que no tendrían que trabajar.

Aunque, pensándolo bien, quizás no se trataba de sacrificios, sino de hormigas rescatistas que iban a buscar a las que habían caído por accidente, o quién sabe si es que ellas pensaban que esa poza del sanitario era una piscina… quien sabe.

Sobre el nombre “Poza” con que llamo a la taza del sanitario, se debe a que, teniendo yo alrededor de diez años, a mi casa de entonces, situada en la orilla oeste de la Ría Romana, cerca del Club Casa de Puerto Rico, llegó a pasar unas vacaciones desde un campo de Higuey, una prima segunda que tenía más o menos mi edad. Era una niña preciosa, y quedé cautivado con ella, hasta que le dijeron que fuera a bañarse. En la casa que yo vivía (muy moderna para la época) teníamos baño y sanitario, mientras en los campos y otras casas de la ciudad aun se usaba la letrina, la cual estaba situada en los patios. Aunque nuestra casa era más moderna, el baño y el sanitario también estaban en el patio, los dos en una casita, pero separados por una pared de madera.

Cuando la hermosa niña se fue a bañar, le dieron un pedazo de sábana vieja para que se secara, pues las toallas eran escasas. Aunque los niños de ahora son mucho más sueltos que los de antes, para mi época, a esa edad, ya yo pertenecía a un club de brecheros y, como en el baño había una rendija, un minuto después le seguí los pasos, pero al llegar al patio me di cuenta que se había trancado en el sanitario. Con paciencia esperé que saliera del sanitario, y entrara al baño pero, cuando ¡al fin salió!, en vez de entrar al baño, subió los escalones de la casa, escalones con los cuales a los tres años aprendí a contar hasta cinco (pun-pam-tuk-tock-tack). Yo realmente no sé si aprendí a contar hasta cinco a tan corta edad, pero fue lo que le dijo mi mamá al médico que me puso siete grapas de aluminio en la cabeza, en el tiempo que las heridas no se cocían. Jajajajaja, estallaron los dos en carcajadas, sin entender yo, cuál era el chiste, chiste que repitió a cada uno de los miembros de la familia, y a cada visita que llegaba a la casa, luego de explicarles como yo había rodado por las escaleras, la cual tenía cinco escalones. “Aprendió a contar hasta cinco” Jajajajaja, nuevas risas de todos, menos de mi abuela.

A propósito de mi abuela Concepción Velásquez Gómez, quien era nieta de Concepción Bona, la cual tiene el mérito de haber tejido la Bandera Dominicana, cada vez que escuchaba a alguien decir “Aprendió a contar hasta cinco” por lo bajo repetía: “hasta seis hubiera aprendido, si contaba la cabeza rota”

Tanto se repitió el susodicho chiste, que mis primitos mayores y los vecinitos, cada vez que se encontraban conmigo me preguntaban: ¿Cuánto son dos y dos?, y yo respondía: “cinco” Y uno más tres, preguntaba otro, y yo repetía: “Cinco” y 5, en fin, fue un número mágico en mi vida. Pero volvamos a la preciosa niña que vino del campo.

Como la niña no entró al baño, cosa que yo esperaba haría, para poder rendirle un informe detallado de su anatomía a los demás miembros del club de brecheros, me sentía muy preocupado, así que perdí la vergüenza, la busqué por la casa, y la encontré ante una lámina enmarcada de la Virgen de la Altagracia, de las cuales había una en cada hogar dominicano, aparte del retrato de Trujillo, el muy conocido dictador dominicano. Al principio pensé que, siendo ella de Higuey, de donde la Virgen Altagracia era la Patrona, la estaba venerando; pero al verla peinándose me di cuenta de que usaba el reflejo del vidrio como espejo.

“Que mira” ─Me preguntó sorprendiéndome, mientras yo, saliendo del estupor, le respondí: “Quería saber cuándo te vas a bañar”, interrogante demasiado directa, a la que ella contestó mientras terminaba de amarrarse los cabellos con una tira, que luego supe, la obtuvo de un sostén de mi mamá. “Ya me bañe”. La escuché decir esto y, mientras las orejas se me paraban y los ojos se me ponían como dos pesetas, curioso, pero sospechando donde se había bañado, trémulo le arrojé otra pregunta: “y… ¿Dónde te bañaste?” “En la pocita del baño” Me contestó.

Desde ese entonces, nadie en la casa supo jamás, porqué yo no me le acercaba, y ni siquiera le hablaba a la preciosa niña que se bañó con agua de la taza del sanitario. “Pero estaba limpiecita”, recuerdo que le dijo a mi tía Eloísa, cuando esta le explicó que ahí se hacía otra cosa.

Regresando a mis amigas las hormigas, no obstante a mi profusa admiración por estos pequeños

Regresando a mis amigas las hormigas, no obstante a mi profusa admiración por estos pequeños seres, miembros de una de las sociedades mejor organizadas, ya empezaban a preocuparme, pues cuando venía algún familiar o amistad a visitarme, ellas eran las primeras que los recibían, y tenían que estar sacudiéndose la ropa, mientras yo les decía que lo hicieran con cuidado para que no las mataran.

Muchos se reían, pero a mi espalda (según pude enterarme luego) me criticaban y decían que yo estaba perdiendo la razón, a lo que algún otro contestaba:

“¿Perdiendo?

ya la perdió hace tiempo”

En fin, por mi mente no pasaba que para reducir la población de hormigas judías, sólo tenía que ser más higiénico, y no dejar tanto restos de alimentos por donde quiera, pues de esa forma la Reina hormiga, por sí mismas, ante la escasez de alimentos, primero: reduciría su fertilidad, dándole descanso a sus Zánganos cortesanos, y segundo: optaría por ordenar a su colonia emigrar a otro lugar (quizás la casa del vecino), donde pudieran encontrar más alimentos. Claro, conociéndome ustedes, como ya me conocen, muy bien saben que eso no iba a suceder, y que siempre habría alimentos para las hormigas. Es más, muchas veces cuando almorzaba fuera de la casa le decía a la camarera que me empacara las sobras para el perro. Como no tenía ningún perro, ya saben ustedes para quienes eran las sobras.

Además de las sobras, las hormigas se comían a las cucarachas que yo mataba a zapatazos. Estos insectos (las cucarachas) eran los únicos que yo aborrecía y, al igual que hacen la mayoría de las personas, cuando una volaba, yo salía corriendo.

Mientras las cucarachas estuvieran en el suelo donde yo pudiera pisarlas o matarlas a escobazo (aunque zigzaguearan), no me causaban gran preocupación, pero si volaban y no me alejaba rápido, casi siempre iban a parar arriba de mí. Era como si ellas pensaran que yo les tenía miedo, cuando en realidad, era puro asco que me producían.

Con referencia a “matarlas a escobazo” esto es casi imposible, pues cuando tú crees que mataste una, y te marchas, al rato la encuentras caminando. Algo mareada, sí, pero caminando, por lo que tienes que quitarte el zapato, seguirla desde atrás y, cuidando de no salpicarte…, Paff.

Por haberme sucedido esto en varias ocasiones, que después de creer haberlas dejado muertas, salían caminando, fue que cometí un gran error que me llenó de tristeza: Pues sucede que una tarde, luego de un caso similar, me fui a la computadora a continuar escribiendo esta historia y, cuando regrese al comedor a buscar un refresco que había dejado enfriando en la vieja nevera, con más de 20 años funcionando, observé como la cucaracha que había dado por muerta, iba despacito rumbo a la cocina, así que me quité la chancleta y… cuando me di cuenta de que era un grupo de hormigas que se la llevaban arrastrando, ya fue demasiado tarde, culpa de mi falta de visión, y los lentes bifocales ya vencidos, por lo que de inmediato puse en mi agenda, ir al siguiente día a la Optica a remplazarlos.

Al momento de la terrible confusión, las hormigas que estaban más alejadas de la cucaracha, al sentir y escuchar el golpe de la chancleta, salieron despavoridas, olvidándose de la ruta que normalmente siguen por el rastro de sus olores.

Luego de este accidente involuntario, causado por la animadversión que siento por las cucarachas, tomé más precauciones, y no volvió a ocurrir ni un solo hecho parecido.

Bueno… A veces por voluntad propia mataba algunas hormigas, pero sólo porque sin querer le puse un plato o taza encima, y como las hormigas sólo levantan 50 veces su peso, al verlas tan estropeadas sabía que no sobrevivirían y que estaban sufriendo, así que le practicaba la eutanasia.

Como referí anteriormente, a las cucarachas no les tengo miedo, pero a los que sí debo confesar que les tengo mucho miedo, es a los ratones, mas luego de la aparición de dos gatos cazadores que los vecinos tomaron en adopción, ya no se ve uno en el vecindario. “Cualquier gato sale cazador” ─me comentaba uno de los vecinos─ “Sólo se les pone a pasar hambre, y ellos salen a buscar que comer” Sí (pensé yo), pero también, en un descuido, se comieron medio pollo asado que dejé por un momento en la mesa.

Bueno, dejando de lado gatos y ratones, que ya cansan, con Mickey mouse y el Gato con bota (ahora en 3D), el problema se hizo mayor, pues ya no era sólo las hormigas judías y las esporádicas cucarachas, pues detrás de ellas empezaron a llegar arañas de todas las especies, y en cada esquina o rincón de la casa me plantaban una telaraña.

En la mañana al levantarme, no había día que al salir de mi habitación no se me pegara en la cara una de estas molestas telarañas. Esto, a pesar de que me causaba más enojo que las hormigas, a las cuales consideraba hijas de crianzas, y a pesar de que las arañas (la mayoría de pequeño tamaño) se comían a muchas de ellas, no me daba motivo para matarlas, ya que muy bien sabía que su actitud, contraria a la de muchos “seres humanos” no era criminal, sino su modo natural de alimentarse, cosa que aprendí leyendo la famosa teoría de Darwin, en: “La conservación de las especies” , tema que toqué en un cuento que escribí hace cierto tiempo, titulado: “El niño que hablaba con los insectos”

A esto debo agregarle, que las arañas no eran tantas, ni tampoco eran venenosas, por lo que acabé beneficio de controlar el crecimiento descontrolado de otras especies residentes en mi ecosistema personal.

acostumbrándome a ellas, sobre todo porque me daban el

No obstante, siempre me preguntaba, cuál era la razón para que tejieran telarañas en el marco de la puerta de mi habitación. ¿Querrán atraparme? El razonamiento

lógico me llevó a la conclusión de que no las hacían para intentar atraparme, sino para atrapar en la noche a los mosquitos que, por herencia genética, conocían el camino

a donde estaba su comida (en este caso, mi sangre), por lo que las arañas (no porque pensaran en mí bienestar), al tenderle trampa a sus presas (en este caso “los

mosquitos”), evitaban que muchos de ellos entraran a mi habitación y me picaran, por lo que el porcentaje de yo contraer una malaria, dengue u otras enfermedades que ellos transmiten, gracias a las arañas se reducía.

En tanto el tiempo transcurría, observé cómo la población de hormigas fue decreciendo, sin yo tener que matarlas, como aconsejaban muchos de mis amigos, de los cuales, uno de ellos hasta un insecticida me dejó, una tarde que vino a visitarme con la intención de que lo dejara a él hacer el trabajo de exterminar lo que él llamaba una molestosa plaga, así como lo había hecho en su propia casa.

Como pueden imaginarse, me opuse tajantemente a sus pretensiones, pero a pesar de que le dije que se llevara su arma letal, dejó el insecticida en la despensa, dizque por si yo cambiaba de opinión, y allí permaneció olvidado en el tiempo.

Volviendo a las arañas y sus molestas telarañas (prodigio de la naturaleza que debemos admirar) comencé a verlas como parte de la familia, así como la solución al exceso de población que tenían las hormigas, cosa que resultó muy bien durante varias semanas, pero posteriormente a lo que llamé la invasión de las arañas, se presentó una invasión de salamanquejas que vinieron detrás de ellas.

Al principio de esta nueva especie venir a vivir a mi casa (también sin ser invitada), me entretenía mucho viendo la estrategia de las arañas, para atrapar a las hormigas, y las acechanzas de las salamanquejas, para engullirse a las arañas, pero esto duró muy poco tiempo, ya que las arañas, al no tener una gran población, pues le gustaba más comer que reproducirse, fueron desapareciendo dentro de las mandíbulas poderosas de los descendientes en miniatura de los dinosaurios.

Al desaparecer las arañas, también desaparecieron las salamanquejas y algunos que otros lagartos que también habían hecho acto de presencia, de tal modo que la población de las hormigas de nuevo aumentó sin control. Por tal causa, ya yo estaba desesperado, y sin ninguna solución en mente, hasta que un inesperado evento lo cambió todo…

La tragedia de lo que a continuación voy a contarles, dio inicio con la visita de una joven enviada por uno de mis amigos, quien me había comentado que ella, por muy poca paga, le limpiaba la casa una vez a la semana. Yo le había dicho que no me hacía falta, pero de forma inconsulta me la envió aquel sábado, cuando por casualidad yo debía salir a realizar varias diligencias.

El caso es, que no me quedó más remedio que aceptarla, por lo que le di instrucciones para que, con excepción de mi habitación (la cual dejé cerrada con llave), limpiara el resto de la casa.

Con cierta preocupación, por dejar una persona desconocida en mi sagrado refugio, partí a realizar las diligencias programadas…

Estuve fuera por alrededor de 4 horas. Al llegar y ver el brillante piso, las paredes que parecían recién pintadas, y cada cosa puesta en su lugar (en el que a ella le dio la gana), me recordé cuando vivía con mi madre, y hasta pensé darle un beso. No a mi madre, pues ella falleció hace tiempo, sino a la joven que había hecho el milagro de convertir mi humilde morada en casi un castillo de hadas.

Pues bien, no le llegué a darle el beso, pero le manifesté mi eterno agradecimiento, conjuntamente con el merecido pago por sus servicios.

Ella orgullosa, mientras se guardaba el dinero en un bolsillo del brasier, empezó a explicarme todo lo que había hecho, esmerándose en la limpieza, y empezó a enseñarme cada rincón de la casa, comenzando por la sala y pasando por el comedor. ¡Excelente! le repetía cada vez que me rendía una nueva explicación, mientras me

recomendaba hacer esta limpieza semanal. Yo no estaba para escuchar tantas explicaciones, pues me bastaba con lo visto, pero llegué con ella hasta la cocina: Los platos

y cubiertos limpios y en el lugar que ella consideró deberían estar. La estufa, limpia por igual, y el pequeño tanque de gas a su lado, mirándome sonriente y con ojos

saltones. “¡Pero qué es esto!” Exclamé sorprendido. “Nada (respondió ella), como usted siempre está con su cara seria, como si estuviera de mal humor, le pinté un rostro alegre al tanquecito de gas, y le puse la escoba vieja de cabellos, para que no se sienta tan solo en la casa. Ya iba a felicitarla nuevamente, diciéndole que hasta hijo mío parecía el tanquecito de gas, cuando noté al otro lado de la estufa un montón de algo que me parecía borra de café, por el aspecto oscuro que tenía. ¡Ajá! le proferí, como queriendo ponerle algún defecto a su trabajo, ¿Y esa pila de tierra de donde salió? Le pregunté. A lo que ella, con una sonrisa que casi le roza las orejas, y ladeando un poco la cabeza, con la vista hacia abajo, me respondió: “No se trata de tierra, mi Don. Cuando empecé a limpiar empezaron a salir hormigas de todas partes y se entraban por la tapa del enchufe en fila india…

─ Espera ─la interrumpí, sospechando una desgracia─ no me digas que esa pila de tierra son hormigas muertas.

─ ¡Siii! ─respondió dando un saltito emocionada, sin notar que el color había escapado de mi rostro, y continuó, mientras yo la escuchaba perplejo, con la boca

abierta y casi en estado de shock─. Luego de terminar de limpiar la casa ─continuó presurosa─, cuando ya me disponía a sentarme a descansar, me acorde que no había revisado ese estante, y al abrir la puerta me encontré con ese pote de insecticida. ─Esto último me lo dice, mientras abre la puerta de la despensa, dejando a la vista, la causa de lo que yo, en un principio pensé, era un montón de tierra o borra de café. Tomé el pote en mis manos, notando que estaba completamente vacío, mientras ella seguía sin parar explicando su crimen sin remordimiento.

─Pues… como había visto por donde se habían metidos las hormigas, agarre el pote y ¡Fua! se lo vacié por el rotico de la tapa del enchufe.

─No se dice enchufe ─la corregí, ya casi entrando en un letargo─, se llama tomacorriente, el enchufe es el que entra en el toma corriente. Esto lo dije realmente, tratando de que detuviera el cotorreo, pues cada palabra que salía de su boca, explicándome con orgullo lo que hizo, era como un misil estallando en mi cerebro.

─Bueno, como sea, el caso es que empezaron a salir y a caer por montones. Mientras unas se retorcían, como si tuvieran el baile de sambito, otras trataban de escapar, pero yo. schhh, schhh, las rociaba con el chin que me quedaba, hasta que el pote quedó vacío… Estoy segura que ninguna se escapó.

Ya casi no escuchaba su letanía, pues me había agachado junto a las hormigas amontonadas, estado en que quedaron porque, según también me informó ella, las juntó con la escoba para que yo las viera, pues pensaba que yo le daría una propina, ya que ese era un trabajo extra como fu-mi-ga-dora.

─Y fíjese que casi me asfixio. ─La alcancé a escuchar, mientras con el mismo pote de insecticida que pensé romperle en la cabeza, removía el montón de hormigas tratando de encontrar algunas vivas. En el estado de conmoción que me encontraba, no pude aguantar más, y las lágrimas brotaron de mis ojos y empezaron a caer sobre los cadáveres de las Hormigas asesinadas en cámara de gas, tal como Hitler había hecho con el pueblo judío. “Criminal” mascullé entre dientes “Solo te faltó quemarlas”

─¿Qué dijo, Don? ─me cuestionó, al no entender bien mis entrecortadas palabras, a lo que yo reaccionando de forma abrupta me levante, la miré fijo a los ojos y, moviendo la lata vacía delante de sus ojos, farfullé nuevamente entre dientes, pero asegurándome de que escuchara: “Mire ¡Carajo! váyase ahora mismo, antes de que le rompa el cráneo.

─Pero que le dio, Don ─se atrevió a refutar─, usted estaba bien hace un momento.

La sangre que en un principio había escapado de mi rostro, regreso nuevamente, calentando y enrojeciendo mis orejas. Al verme con los ojos desorbitado y en estado colérico, la asesina de hormigas dio la vuelta y se marchó apresurada, pero antes de dar el portazo de despedida, voceo como para que todo el vecindario la escuchara: ¡Cómase sus hormigas, loco el diablo! ¡Y a mí no me llame pa´ limpiá!

Luego de que se marchara la malvada y despiadada Dama de hierro, calificativo con el cual también llaman a cierta pariente mía, que estafó a una tía, despojándola de su casa y otros bienes, pensé en ir a denunciarla donde Nuria Piera, la más emblemática reportera dominicana, para que investigaran otros daños que esta perversa Hitleriana pudiera estar causando en otros ecosistema, sin embargo, pasada un poco la rabia, me puse a buscar por toda la casa, y hasta en el área de lavado rebusqué, tratando de encontrar algunas de mis hormigas, las cuales hasta hacía muy poco tiempo, aunque carecían de un régimen de seguridad social, y otro que garantizara sus derechos, al menos vivían en libertad plena y tenían la comida asegurada, pero ni rastros de ellas. Al parecer, tal como había dicho la ¡fantástica limpiadora! recomendada por uno de mis amigos, no había quedado una sola viva para conservar la especie, que al parecer se había extinguido en esta casa, dejándome sin mis más fieles compañeras.

En un último intento por encontrar sobrevivientes, tome la comida que había comprado donde los chinos, la cual ni siquiera llegué a probar, saqué un poco y la puse en el suelo del comedor. Cada media hora iba a revisar pero, fuera de una mosca curiosa y un mime haciendo acrobacia en el aire, ni una sola hormiga apareció a comer.

Ya cayendo la noche, perdida la esperanza de encontrar sobrevivientes, recogí la comida que había puesto a las hormigas y la eché en una funda reciclable, cuidándome de cerrarla herméticamente con doble nudos para que no atrajera cucarachas. Luego de comprobar que ningún olor salía de la funda, procedí a colgarla de un clavo de la cocina hasta que pasara el camión de la basura del Ayuntamiento del Distrito Nacional, rumbo al vertedero Duquesa, donde niños sin hogares, de los que muy pocas persona e instituciones se conduelen, esperaban con ansias, para buscar restos comestibles de todas clases y marcas, sin importar que estuvieran descompuestos, para poder satisfacer su hambre, y con la esperanza de poder encontrar algún objeto descartado, o juguetes rotos con los cuales distraerse en los momentos que no tuvieran que trabajar, en la diaria tarea de cumplir con el modus vivendi que le había impuesto la sociedad, de la cual al parecer no son miembros, pero

también se les podría considerar evasores de impuestos, lo cual es un delito en contra del Estado.

Mientras todo esto transcurre, de forma pintoresca y carnavalesca, los niños y niñas del basurero seguirán comiendo basura, y seguirán sin asistir a la escuela, hasta que lleguen a ser adultos (si tienen suerte) y la Alcaldía (como ahora se le llama al ayuntamiento, buscando un cambio de imagen, como sucede con los títulos nobles de los Ministros, que antes eran Secretarios de Estados), les de empleo para recoger la basura que se tuvieron comiendo hasta llegar a la pubertad, pudiendo, los de más experiencias, conseguir puestos de clasificadores de desperdicios, para las futuras empresas de reciclaje que pudieran instalarse en el país, donde todo seguirá siendo lo mismo, pues, igual que el modus vivendi de las hormigas, una de las sociedades más pequeña y mejor organizada, una de las cuales destruyó la coprotagonista de esta historia, nosotros seguiremos viviendo igual, a menos que Dios no meta sus manos, porque así somos los dominicanos, en un país de sol, música, baile, cerveza

y alegría, que en los hoteles disfrutan los turistas en vacaciones, pero que para nosotros, a parte del loto, y la pelota en cada temporada, resulta ser el pan de cada día, lo mismo que las promesas de los apocalípticos políticos, en sus maravillosos planes de reducir o acabar con la pobreza, pues aunque algunos de ellos tengan las buenas intenciones, carecen de los medios para lograrlo.

Luego de estas cavilaciones que quizás no están relacionadas con el caso, con suma delicadeza recogí los restos de las hormigas, pensando también echarlas a la basura, pero cambiando inteligentemente de opinión, coloqué los cadáveres en la tierra de un tarro en el cual estaba una planta sembrada, y situada la misma en el balcón de la casa, donde tengo otro pequeño y diferente ecosistema para recordar la tala y quema indiscriminada de árboles.

Al cumplir con mi cometido, recordando que todo se recicla, pensé para mi consuelo, que los restos de las hormigas servirían de abono a la tierra que alimentaban

aquella planta la cual empezaba a marchitarse, pues por más de una semana, distraído con noseque punto com, me había olvidado de echarle agua, así que también rocié

la planta mencionada y a las demás de mi exclusivo jardín.

Dado los trágicos acontecimientos, no es de extrañar que esa noche no pudiera dormir, y cuando tres días después logré hacerlo, soñaba que las hormigas estaban vivas, y que el holocausto sólo había sido un sueño, pero al despertar, la realidad seguía siendo la realidad. Al parecer, todas las hormigas habían muertos, cosa que no era una noticia importante, como sí lo eran las que divulgaban en ese momento un canal de televisión, sobre un hombre encontrado acuchillado, y otra mujer asesinada por su marido, en un nuevo caso de violencia en contra de la mujer que, lejos de hacer disminuir, como prometen las autoridades responsables, cada día va en aumento, dejándole beneficios sólo a las funerarias y fabricas de ataúdes, así como a la venta y servicios de otros implementos utilizados para despedir a los fallecidos…

En los pocos minutos que duró fregar los platos, rememoré lo anteriormente acontecido, y ahora relatado en esta historia. Al concluir con la tarea recordé el resto

de comida que dejé en la mesa para la hormiguita solitaria que mencioné al principio, y fui a recogerlo, pero al llegar me encontré con la sorpresa de que todo alrededor del fragmento alimenticio, estaba cubierto de otras muchas hormiguitas, las cuales disfrutaban de un banquete, y entonces comprendí que cuando la primera de ellas se marchó, no fue porque no le gustara la papa y auyama con huevo, sino que esta sólo era una hormiga exploradora, y había ido a buscar a otras hormigas, para compartir los alimentos y llevarle parte de los mismos a la hormiga Reina y a las demás que cumplían otras funciones en el nuevo hormiguero que descubrí siguiéndoles los pasos,

el cual estaba situado en una grieta de un rincón, situado cerca de la puerta de salida al patio, bien alejado de la peligrosa cocina donde había ocurrido el holocausto, y

área nueva donde ya empezaba a restaurarse el ecosistema de mi casa, pues más arriba de la grieta, tejía una araña su telaraña y, guardando la distancia, una salamanquejas la observaba esperando su turno.

Fin

Anécdota:

Cuando terminé de escribir esta historia, pasada las siete de la noche, me dije a mi mismo: Creo que merezco la mejor de las cena, por lo que luego de un rico baño me dispuse a partir al restaurant de mi prima Carmen, pero antes, pensando que tal como comentaban algunos de mis amigos yo podría estar loco, o medio loco, llamé por teléfono a mi hermana Perla (mi consultora ortográfica, gramatical y emocional), la cual reside en La Romana, y cuando al fin contestó y me dispuse a relatarle sobre lo que había escrito, me interrumpió diciéndome que la excusara y la llamara luego, porque en ese momento tenía que alimentar a un lagarto que vivía en su habitación detrás de un cuadro del Corazón de Jesús. Me dijo que él mantenía la casa libre de cucarachitas, pero que ya se habían agotados, por lo que el pobre se estaba poniendo flaco, así que ella salía cada tarde a buscarle algunas debajo de las piedras del patio.

¡Corre! ─le grité, interrumpiéndola─ ¡Se derrumba tu ecosistema!

Desde este enlace puedes bajar las canciones de “Aventuras Estudiantiles en el Tututren” y 8 pistas con otros regalos, como lo es el libro “El niño de la Burbuja” disponible gratis, hasta que salga al mercado editorial:

http://aventurasinfantiles.com/canciiones-a-t-a-2645-zljkg-98yhsrgx87jl04seq43bvd.htm Si no funciona el enlace, cópialo y pégalo en el navegador.

El libro “Recetas para el Éxito” lo incluimos a continuación.

El libro “Recetas para el Éxito” lo incluimos a continuación. RECETAS PARA EL EXITO Oscar Mendoza

RECETAS PARA EL EXITO

Oscar Mendoza Camino

Créditos:

Portada e ilustraciones, tablas de autoevaluaciones “La balanza” y “La casa de cristal y de los espejos”: Oscar Mendoza Camino

Dibujo Niños jugando con el mundo: Víctor Ochoa

Para contacto con el autor del libro:

Este es un libro que estará en constante revisión y crecimiento, por las contribuciones que realicen los lectores, con sus opiniones y recomendaciones, créditos que publicaremos al final del libro,

luego de cada revisión, con actualizaciones mensuales.

© Todos los derechos reservados

Prohibida la reproducción parcial o total, la distribución y la publicación, de este libro, sin la autorización por escrito del autor.

El Ser Humano

INTRODUCCION

El ser humano en su estado físico es un ente auto-controlado por el procesador informático más perfecto que en la actualidad pueda existir. Este procesador que, en el idioma español ha recibido el nombre de “Cerebro”, tiene por igual un sistema de almacenamiento ilimitado, que le permite archivar y clasificar toda clase de informaciones y combinarlas, para dar paso a nuevos conceptos que le permiten convertirse en un ser creativo, cuya imaginación está en constante evolución.

Según la teoría de casi todas las religiones, esta especie llamada humana, de características únicas en el planeta tierra, ha sido dotada de libre albedrío por un ser omnipotente a quien debe su creación. Este ser omnipotente creador también de todo lo que existe, es una tesis común a todas las culturas, y está enmarcado en las diferentes religiones. No obstante, muchos difieren de este criterio y alegan que el ser humano y las demás criaturas son el resultado de la evolución de la naturaleza.

Los partidarios de la primera tesis, amparan su criterio en la inquebrantable fuerza de la fe, y los segundos, aunque ni siquiera tienen de donde sustentar el "cómo y porqué, de la nada surgió la materia", apoyan su criterio sobre la existencia del ser, en las no muy precisas teorías de la ciencia.

La Conciliación

Como le debo respeto a la religión y a la ciencia, voy a unificar los dos criterios en un relato que, sin importar si es verdad o no, busca positivamente conciliar los criterios de todas las tendencias, pues los ideales de los seres humanos, antes que sus dogmas o creencias, deben ser la búsqueda de la comprensión que lleve al reinado de la paz universal. Logrado este objetivo, la verdad dejará de ser relativa y brillará con luz propia.

Pues bien, de acuerdo a la terapia conciliadora que nos ocupa, el ser humano fue aparentemente creado por la necesidad que sentía DIOS, EL GRAN ESPÍRITU DE LA CREACION, MENTE UNIVERSAL O ENERGÍA DE CUALQUIER ORDEN, de entrar en contacto directo con la naturaleza; sistema energético organizado, también llamado materia, y que anteriormente había sido manejado con el determinado fin de darle utilidad a partículas desorganizadas que, sin preocuparnos saber de donde salieron, flotaban dispersas en el insondable espacio. Esto al parecer, como todo ha venido resultando necesidad del medio, fue realizado por DIOS, EL GRAN ESPÍRITU DE LA CREACIÓN, MENTE UNIVERSAL O ENERGÍA DE CUALQUIER ORDEN, para satisfacer cierta necesidad que desconocemos, pero que muchos creemos conocer.

El Círculo Infinito

En un principio, con la creación o surgimiento de las primeras especies del Reino Animal, se estableció un orden de auto reproducción, y por medio del mecanismo "acción-reacción" se desarrolló el instinto. El ser humano todavía no estaba en la MENTE UNIVERSAL –Dios– o en el sabio comportamiento de la naturaleza; comportamiento que, por su gran complejidad, apuntaba inequívocamente a la existencia de un poder superior inimaginable responsable de todo lo que existe y que (como ya referimos antes) en cada cultura, con diferentes nombres, se le ha dado parecida explicación.

Con la auto reproducción multiplicadora en un mundo con un espacio limitado, aunque al comienzo no fuera esa la intención (haciendo alusión al Paraíso Bíblico de Adán y Eva), con una visión de futuro se hizo patente la necesidad de que las mismas especies se ocuparan del control poblacional como una forma de mantener el equilibrio, que dio como resultante el CIRCULO INFINITO "NACIMIENTO, MUERTE, NACIMIENTO" y la cadena alimenticia en la que todos somos comida de otros, constituyéndose el mundo (por defecto) en una gran cadena de restaurantes.

Los Seres Humanos

Esto parecía que sería suficiente para mantener estable el sistema desarrollado por el causante de nuestras creencias, pero la naturaleza misma se rebelaba contra el medio y crecía fuera de control. Ante ésta situación DIOS, LA MENTE UNIVERSAL, o como usted prefiera llamarlo, quiso tener un contacto más directo con la naturaleza para neutralizar el efecto causado, que de alguna forma estaba perjudicando el sentido mismo de la intención. Para esta misión (sea por quien o que) fue creado el HOMBRE, conjuntamente con la MUJER, para que tiempo después ambos se denominaran como "SERES HUMANOS", una definición que les permitía diferenciarse de las demás especies, pues al compararse con éstas, se suponían seres privilegiados, dotados de raciocinio y portadores de un espíritu embrionario que, al momento de su creación y subsecuentes procreaciones, pasaba a formar parte de ellos actuando como su guía y manteniendo, como si fuera un transmisor-receptor, una comunicación directa con la Mente Universal, Dios u otro de los tantos nombres o causas a la que ha sido atribuida la creación de todo lo que existe.

Acción y Reacción

Conjuntamente con este privilegio le otorgaron también las VIRTUDES Y CUALIDADES necesarias para hacer de este mundo un lugar inmensamente maravilloso, pero nuevamente actuó el medio natural “Acción-reacción” y junto con las virtudes surgieron los vicios y, con las cualidades, se desarrollaron los defectos. Esto estableció una lucha de la conciencia ante un ser humano cuya mentalidad creativa se negaba a ser utilizada. No era que renegara de su conciencia realmente, sino que, teniendo la libertad de discernir, hacía uso de su propio criterio y sacaba sus propias conclusiones, aceptando de la conciencia lo que circunstancialmente consideraba le convenía.

A pesar de todos los privilegios otorgados al ser humano desde su creación, este no resultó inmune al medio de origen, ni al del mundo en que actualmente se desenvuelve, en el cual constantemente se ve mal influenciado, y muchas veces por falta de orientación y conocimientos, sucumbe víctima de las debilidades que lo hacen vulnerable. De tal forma ha quedado claramente determinado que, de todo lo que más lo afecta, la ignorancia es su peor enemigo.

La Autorrealización

Por suerte, la ignorancia, que implica el desconocimiento al porqué de las cosas, puede ser controlada y abolida en la medida que le resulte necesario a cada quien.

Se puede decir que el conocimiento principal que necesita cada ser humano, es aquel que lo conduce a su autorrealización; o sea, el que lo lleva a triunfar y sentirse satisfecho de sí mismo. Los demás conocimientos que pueda adquirir serán complementos de su desarrollo para servirle de soporte en la búsqueda de su yo real y divino, que es quien tiene la respuesta al porqué de su misteriosa existencia.

Ahora voy a dejarte con el manual que abrirá la puerta de tu mente y te mostrará el camino de la autorrealización. Tú, como yo lo hice, puedes transitarlo con la seguridad y confianza de que podrás descubrir el secreto de tu existencia y cual es tu misión en este mundo.

¡Adelante! ¡Nunca, por nada te detengas!

La Verdad

¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?

Todo ser humano basa su vida en preguntas y respuestas. Las preguntas son ilimitadas, pero las respuestas pocas veces satisfacen totalmente la curiosidad. Las preguntas flotan en la oscuridad, las respuestas buscan la luz. La luz muestra la verdad, y la verdad puede ser relativa. Una mentira repetida puede pasar por verdad, y una increíble verdad puede ser considerada mentira. Por tal motivo, la verdad relativa depende más de la creencia que de la realidad. La realidad muchas veces escapa al conocimiento, y la creencia es un estado de conformidad. A toda verdad se antepone una mentira que la niega, y toda mentira oculta una verdad. La búsqueda de la verdad, en un laberinto de posibilidades, despierta al genio de las ideas y hace que surja la creatividad.

Somos Seres Creativos por Naturaleza y Nacimos para Triunfar.

Somos hijos de la verdad y padres adoptivos de la duda.

Sentimos la necesidad de creer en algo, y ése algo

¡podemos hacerlo realidad!

El Éxito Personal

Independientemente de donde hayas nacido, tú tienes los mismos derechos y oportunidades que los demás seres humanos de autorrealizarte y triunfar.

No condiciones nunca tu felicidad a logros ajenos, ni a bienes materiales heredados. Son tus propios logros y bienes producidos con el esfuerzo de tu mente y de tu cuerpo los que verdaderamente te dejarán satisfecho y orgulloso de poder llegar a ser lo que desees.

Para la autorrealización, todos comenzamos desde cero, sin importar si somos ricos de cuna o pobres de nacimiento. Es algo que nos impulsa a no aceptar, ni la aparente vida fácil que el dinero proporciona, ni tampoco la miseria que nos arropa con su manto. Ricos o pobres, queremos ser algo más; de alguna forma alcanzar el éxito personal, y para poder lograrlo, primero debemos triunfar sobre nosotros mismos, venciendo las limitaciones que encadenan nuestra mente y que no dejan a nuestros pensamientos e ideas fluir con libertad hacía las metas que nos proponemos alcanzar.

La Balanza

En el camino de tu autorrealización deberás fortalecer tu espíritu, enalteciendo las virtudes y cualidades que te han sido legadas.

Para que puedas autoevaluarte y conocerte un poco mejor de lo que supones te conoces, en la página siguiente te ofrezco la gráfica de la balanza.

Con ella podrás sincerarte contigo mismo y hacer la paz con tu conciencia. De ésta manera, actuando conjuntamente con ella, podrás conciliarte con ese ser predominante de tus sinceras creencias.

El te dará el poder necesario para cumplir tu parte en la misión que cada ser humano tiene aquí en la tierra.

Con esta alianza podrás triunfar sobre ti mismo y harás realidad todos tus deseos, siempre que se enmarquen en un orden positivo y promuevan el bien común.

Con un click en la imagen de la balanza de los valores espirituales p uedes

Con un click en la imagen de la balanza de los valores espirituales

puedes

bajarla

de

Internet

en

mejor

resolución

para

imprimirla.

También

Instrucciones Sobre la Balanza

puedes

copiar

y

pegar

esta

url

en

la

barra

de

tu

nabegador

en

Internet:

Como puedes ver en la gráfica, ésta es una balanza. En ella pesarás los valores positivos y negativos que tú posees, en una escala del 1 al 10. Para hacerlo te guiarás de los dictados de tu conciencia. Para cada cosa positiva hay una negativa en el otro extremo.

Analizando está gráfica verás que la primera palabra que aparece es: "Fe" y al otro extremos "incredulidad". Puedes ver también que en ambos lados hay cuadros numerados del 1 al 10. Indican el peso que tiene tu fe y tu incredulidad. Si por ejemplo tú consideras que tu Fe tiene un valor positivo de 8, ponle un signo positivo (+) al cuadro que corresponde a este valor, esto le dejará un 2 a la incredulidad, la cual marcarás con un signo negativo (–) en el lugar correspondiente. En una situación así tu promedio será muy bueno y tu balanza tendrá más peso del lado +, y se inclinará hacia ese lado. Si en alguna parte resulta lo contrario, te indicará que debes poner más

interés en esa área para poder mejorarla.

Así, sucesivamente –como en el primer ejemplo– irás marcando signos + y – hasta completar tu gráfica.

Para realizar esta auto evaluación, puedes imprimir la gráfica. Le puedes sacar fotocopia o hacer una nueva impresión cada vez que quieras hacer una nueva evaluación.

Después de llenar debidamente la primera gráfica de la balanza, la colocarás en un lugar donde puedas verla cada día y te harás el firme propósito de mejorar las partes que consideras negativas y, de esta misma forma, irás tomando conciencia del valor que tienen las positivas.

Al cabo de una semana harás una revisión y modificarás la gráfica de acuerdo a como tú consideres que has progresado, utilizando una nueva fotocopia (o impresión). Esto lo realizarás un día a la semana durante un mes. Luego dos veces al mes, durante tres meses, y de ahí en adelante, una vez al mes es suficiente para mantener en alto tus valores positivos.

El Genio Dormido

Luego de compenetrarte un poco con tu propio yo y los valores que albergas, quiero que hagas un alto en la lectura, te pares al frente de un espejo y te respondas a ti mismo lo qué ves en él.

La mayoría de las personas observan lo que físicamente les agrada de sí mismas, así como lo que no les agrada. Superficialmente, cada quien trata de corregir u ocultar los defectos físicos que considera tener, buscando escapar de una realidad que no le satisface, y otras veces se gustan a sí mismo en demasía.

Ante esta frágil situación se van descuidando los valores más significativos del ser humano y se entra en un estado de vanidad o inconformismo que bloquea la mente y no deja que pensemos con claridad, haciéndonos susceptibles de caer en la negación de nosotros mismos o, en el caso contrario, en la egolatría.

Ahora, dime: ¿Qué ves tú en el espejo? Probablemente el espejo te muestre una réplica de tu yo externo; mas si miras a tus ojos y te concentras en la profundidad de éstos, podrás sumergirte en tu interior y descubrir el genio que duerme dentro de ti.

El Poder del Genio

El ha estado esperando durante mucho tiempo que tú lo despiertes y lo liberes. El es parte de ti, es tu socio y está dispuesto a concederte, no tres deseos, sino, todos los deseos que se le ocurran a tu mente.

¡Ah! ¡Eso sí!: tus deseos deben basarse siempre en el bien personal y en el de los demás. El tiene el poder para cambiar el mundo y la humanidad, mas si lo diriges hacia el mal, se volverá contra ti y te destruirá; así que tienes que ser muy prudente cuando tratas de canalizar tus deseos en la búsqueda de un beneficio personal. Sin embargo, aunque el poder de este Genio es verdadero, no vayas a pensar que es un Genio como el de la botella, pues no se trata de este, el cual es producto de una fantasía, se trata del Genio de tu ingenio y del poder de tu mente para aplicar los conocimientos adquiridos, hacerte de nuevos conocimientos y aprovechar el conocimiento de los demás, en lo que es el sentido de colaboración y el trabajo en equipo que, del triunfo personal, puede conducir al éxito colectivo, tema que puedes ver con un clic en:

“El éxito colectivo e individual”

El Reto

Ya sean metas individuales o colectivas, todas representan un reto, y en cada reto que afronta el ser humano, en sí mismo encuentra su principal antagonista.

En cada decisión que debemos tomar una nube de dudas empaña nuestra mente, dando paso a una lucha contra nosotros mismos.

En esta lucha, paradójicamente, debemos triunfar sobre nosotros mismos para poder alcanzar el éxito, cosa que tú puedes lograr venciendo las partes negativas que se oponen a que tú seas un triunfador, lo cual te corresponde por derecho y por herencia, pues fuiste hecho de la misma materia conque están formados todos los triunfadores.

A través de las páginas de este manual, podrás desarrollar tus propias ideas de cómo alcanzar el éxito. Yo te mostraré el camino que he construido y tú lo recorrerás acompañado siempre de tu genio. El te facilitará los conocimientos que necesitas y te enseñará a utilizar los que ya tienes. Desde hoy activarás la energía que posees y empezarás a salir de la monotonía para entrar en el mundo de las realizaciones.

El Trayecto hacia el Éxito

Cada ser humano debe darle valor a su vida, trazándose metas que le permitan autorrealizarse.

Para alcanzar estas metas, por grandes o pequeñas que sean, debes mantener en alerta todos tus sentidos.

A partir de ahora, si te has propuesto alguna meta y te sientes inseguro, apóyate en este manual utilizando los conceptos y prácticas que estimes adecuados a tus propósitos.

Si no te has trazado ninguna meta, ¡Elígela! y dale a tu vida la motivación que necesita.

Al levantarte cada mañana, cuando te mires al espejo, acuérdate de tu genio. ¡Despiértalo y libéralo! él será tu más preciado colaborador para guiarte en el trayecto que te conducirá al éxito que deseas alcanzar.

El Peligro

Existen muchas cosas que debemos conocer y enfrentar para poder alcanzar las metas que nos proponemos. Una de éstas es “El Peligro”.

Cuando usted escucha la palabra: "Peligro", inmediatamente la asocia con riesgo, inseguridad y otros pensamientos que le sugieren ponerse en alerta. La mayoría de las veces el peligro no es real, pero el temor que nos causa suponerlo, nos impide hacerle frente, y es ahí precisamente donde radica el verdadero peligro. Cuando usted dominado por el temor le da la espalda, es cuando más riesgo está corriendo.

Lo cotidiano de la vida lo demuestra con sencillos ejemplos: Cuando caminamos por una calle o carretera, donde se desplazan vehículos, la postura más segura que podemos asumir es la de caminar de frente al vehículo que se desplaza más cerca de nosotros; lo cual nos permitirá defendernos rápidamente ante cualquier descontrol del conductor u otros imprevistos que surjan, cosa muy difícil de hacer si el vehículo que nos pasa más cerca es el que viene a nuestra espalda.

Enfrentando el Peligro

El ejemplo anterior queda mejor demostrado cuando vemos la reacción de un perro bravo y amenazador que nos cierra el paso.

Si le damos la espalda o retrocedemos, él nos atacará, mas si le hacemos frente, hay mucha posibilidad de que sea el perro quien retroceda, y más aún, si nos agacháramos como si fuéramos a tomar algún objeto para lanzárselo.

Indudablemente (salvo contadas ocasiones) el animal escapará corriendo del lugar y se limitará a gruñir y ladrar desde lejos.

En ocasiones podemos actuar con cautela y dar un rodeo alejándonos del peligro, pero sin quitarle la vista, para en caso de ser necesario, ensayar la primera propuesta.

Las Limitaciones Mentales

Cuando estamos capacitados para realizar lo que nos proponemos y a pesar de eso se no dificulta la marcha, entonces debemos pensar en qué estamos siendo afectados por las limitaciones mentales.

Las limitaciones mentales son el peor enemigo de nuestros propósitos.

Si deseamos alcanzar una meta que nos hemos trazado y sentimos temor de enfrentar las dificultades que implica lograrla, nunca la alcanzaremos, ya que el miedo genera múltiples limitaciones que inhiben nuestros sentidos; pero por suerte, como esas limitaciones generalmente se encuentran en nuestra mente, nuestra mente misma puede encargarse de eliminarlas.

Cuando podamos vencer el miedo que nos subyuga, ahí mismo desaparecerán las limitaciones mentales que nos impiden convertirnos en triunfadores.

Se que ustedes se estarán preguntando cómo vencer el miedo, y yo les digo que sólo se puede vencer enfrentándolo, Esa es la única forma posible de acabar con el miedo.

¿Cómo lo enfrentamos?, investigando su origen, conociéndolo, y estudiando cómo se genera y actúa en nuestra mente.

El Miedo Escénico

Cuando estamos capacitados para realizar lo que nos proponemos y a pesar de eso se nos dificulta la marcha, entonces debemos pensar en qué estamos siendo afectados por las limitaciones mentales.

Las limitaciones mentales son el peor enemigo de nuestros propósitos. Si deseamos alcanzar una meta que nos hemos trazado y sentimos temor de enfrentar las dificultades que implica lograrla, nunca la alcanzaremos, ya que el miedo genera múltiples limitaciones que inhiben nuestros sentidos; pero por suerte, como esas limitaciones generalmente se encuentran en nuestra mente, nuestra mente misma puede encargarse de eliminarlas.

Cuando podamos vencer el miedo que nos subyuga, ahí mismo desaparecerán las limitaciones mentales que nos impiden convertirnos en triunfadores.

Se que ustedes se estarán preguntando cómo vencer el miedo, y yo les digo que sólo se puede vencer enfrentándolo, Esa es la única forma posible de acabar con el miedo.

¿Cómo lo enfrentamos?, investigando su origen, conociéndolo, y estudiando cómo se genera y actúa en nuestra mente.

La Falta de Confianza

Un hombre entrenado para dar saltos largos, lograba alcanzar una distancia de más de 15 pies de distancia en tierra firme, y en cada intento nunca daba un salto

menor.

Un día el productor de un programa de televisión que lo estaba observando, le hace una oferta para saltar de un edificio a otro.

Los edificios estaban separados por apenas 13 pies de distancia (dos menos de lo que él saltaba), pero el atleta tiene que saltar sobre un abismo de treinta metros de profundidad. El temor de saber que se mataría si no lograba salvar esa distancia le impide arriesgarse, aún sabiendo que él podía saltar mucho más lejos.

Ante ésta vergonzosa situación se retira, y la frustración que le provoca este drama le impide volver a saltar.

El Equilibrista

Tiempo después, olvidada la experiencia, el mismo hombre que podía saltar tan lejos, inicia una nueva práctica: Caminar sobre un cable situado a tres pies de

altura

Luego de mucho entrenamiento domina la técnica casi a la perfección, mas, como en el caso anterior, le ofrecen una fabulosa suma para que haga una exhibición caminando de un extremo a otro en un cable situado entre dos altos edificios.

Ante tan tentadora oferta el hombre acepta, pero ya parado en el lugar de la escena, en el último instante se arrepiente de nuevo y confiesa que siente miedo de arriesgarse porque ha perdido la confianza en sí mismo.

En ambos casos le faltó seguridad, porque desde un inicio no hubo riesgos mayores a los que se expusiera en sus prácticas. Si desde un principio este hombre hubiese saltado o caminado sobre una altura progresiva (3’, 4’, 5’, etc.), habría adquirido en el trayecto la seguridad en sí mismo; seguridad que le otorgaría la confianza necesaria para vencer el miedo a las alturas y alcanzar el ÉXITO.

Estudio, Práctica y Constancia

Ya conociendo las razones por las que se genera y actúa este miedo, puedes fácilmente dominarlo. Bastará que adquieras seguridad en todo lo que hagas, asunto que se logra con estudio y práctica, más constancia: “El camino que conduce a la optimización”.

A esto se le agrega la confianza en ti mismo con una buena dosis de fe. Eso sí, debo decirte que nunca te decepciones por tus equivocaciones pues, como ser humano, tú tienes derecho a equivocarte; y aunque no parezca bueno equivocarse, a veces se aprende más de una equivocación que de cien aciertos. Ahora, si bien es cierto que aprendiendo de tus equivocaciones adquieres experiencias, no menos cierto es, que si aprendes de las experiencias de los demás podrías evitar correr el riesgo de equivocarte. Por tal razón es prudente que, antes de emprender cualquier proyecto, te documentes sobre los avances alcanzados en el área que piensas incursionar, de tal modo que puedas adoptar un modelo ideal para cada caso sin tener que embarcarte a navegar en un mar de improvisaciones que no te llevarán a ninguna parte, o harán muy largo y complicado el trayecto hacia la meta concebida.

Los Instintos

Como ejemplo natural, podemos ver los instintos en los animales. El instinto en los animales irracionales es un proceso de aprendizaje basado en la experiencia del animal en la lucha por la supervivencia, por cuyo ejercicio genéticamente se van trasmitiendo de padres a hijos las informaciones, de forma que se hace hereditario, lo que hace innecesario que los descendientes tengan que pasar por las mismas etapas y correr los mismos riesgos para aprender a subsistir.

En el caso de los seres humanos, este instinto se ha ido perdiendo por la falta de ejercicio, pero con la ventaja de que todas las experiencias por las que atraviesa la va documentando, lo cual permite que estén al alcance de los que posteriormente las necesiten.

Este método de documentación de las experiencias hace innecesarias las improvisaciones en un 90% y nos permite avanzar más rápido hasta determinado punto de desarrollo. De ahí en adelante podemos dirigir nuestra capacidad y talento hacia metas más ambiciosas que nos permitan mejorar y hacer más útiles las estructuras existentes de los elementos conocidos, tanto en el plano humano como profesional, a la vez que abrimos nuevos espacios a nuestra imaginación creativa.

El Raciocinio y la Razón

En lo que te toca vivir y en todo lo que emprendas, representa tu papel sin miedo ante la gente, pues tú estás dotado de raciocinio, y éste debe hacerte entender que allí donde uno falla debe poner más dedicación y empeño.

Mantén una actitud positiva ante todo lo que hagas, y será de gran valor para tu crecimiento, pero antepón siempre el razonamiento lógico, al entusiasmo que surge con cada proyecto o meta que te traces, ya que el raciocinio, capacidad de razonar de los seres humanos, no te otorga el derecho a tener siempre la razón, pues la razón, necesariamente no es del que más sabe, ni del más elocuente, ni del que tiene más experiencia, ni del que más alto habla, ni de cualquier otro con cualidades y aptitudes extraordinarias. Podría ser de uno de estos, pero invariablemente, la razón siempre será del que la tiene, así sea el más grande erudito, o el más humilde personaje.

Es de sabio, pues, exponer tu criterio y a la vez escuchar el de los demás con el mayor discernimiento posible para que puedas aprovechar al máximo los recursos que surgen de los debates, pues, sin importar quien gane o pierda un debate, todos los participantes podrán obtener los beneficios de sus conclusiones.

Riesgo y Recompensa

A veces, teniendo las facultades para alcanzar las metas que nos proponemos, nos falta la fuerza de la determinación y no contamos con la visión suficiente para sentir que tenemos el éxito asegurado y evitamos correr riesgos mayores. Mas los riesgos, lejos de atemorizarnos, deben llenarnos de optimismo, pues mientras más alta y difícil parece estar situada nuestra meta, mayor es el mérito que implica alcanzarla.

Por eso debemos estar conscientes de que toda recompensa involucra un riesgo, pero a mayor riesgo causa más satisfacción la recompensa.

Una cosa que también debemos tomar en cuenta, es que a veces el riesgo no es lo que parece, o siendo el mismo para todos, cada cual lo percibe de forma diferente.

Casi todo el mundo canta en el baño, y no se sabe cuántos buenos cantantes han dejado de proyectarse por no atreverse a cantar públicamente. A todo el mundo de vez en cuando se le ocurre una buena idea, y no se sabe cuántas brillantes ideas pudieron haber sido grandes inventos, y por no aplicarse, desarrollarse, o presentarse, duermen olvidadas en el baúl de los recuerdos esperando que alguien con más iniciativa las descubra.

Tus Facultades

Antes de emprender la carrera hacia la conquista de una meta, debes hacer una evaluación de tus facultades, observando cuales están bien equilibradas y cuales tienes que reforzar. Dependiendo de las metas que te traces, deberás disponer de diferentes medios.

Apóyate en tus cualidades y virtudes y mantén plena conciencia de tus facultades y aptitudes.

No te traces metas fantasiosas ni que consideres imposibles, pues sólo lograrás alcanzar frustración y desengaño.

Hay muchas cosas maravillosas que te esperan, dirígete a ellas con paso firme, pero no agotes tu fuerza tratando de ir más rápido de lo que puedes, para que de ti no se apodere el desaliento.

Tampoco te quedes rezagado en el camino pensando que el maíz que está para un gallo no se lo comerá otro.

Es un consuelo que inventó un perezoso para justificar sus frecuentes fracasos.

Los objetivos

Por cada meta que te traces debes saber cuales son tus objetivo. No hagas como el ignorante, que corre porque todo el mundo está corriendo, tú debes saber porqué tienes que correr; y ese saber son los objetivos.

Te has trazado la meta de ser médico, pero ¿Para qué? ¿Para tener un diploma que te distinga y te realce ante la sociedad? ¿O para servir a la sociedad que te sustenta? ¿Te hiciste de un diploma para adornar tu casa u oficina, sin dar uso a los conocimientos, o aprovechas tus conocimientos en bien tuyo y de los demás?

Ser objetivo, es tener una idea clara del fin que se persigue, y tu debes ser objetivo si quieres saborear el placer del verdadero triunfo.

Los Obstáculos

En cada camino que recorras en pos de una meta, siempre encontrarás obstáculos que salvar.

Para vencer estos obstáculos tienes que estar bien preparado y saber que armas utilizarás para sobreponerte cuando estos se presenten.

La siguiente gráfica muestra algunos obstáculos y las armas de la cual tú dispones para combatirlos.

Combinando estas armas, no habrá obstáculo que te detenga en tu carrera. (Ver la gráfica de los obstáculos en la página siguiente)

Tabla de los Obstáculos

Tabla de los Obstáculos La gráfica numera los obstáculos más comunes, y cada persona debe completarla

La gráfica numera los obstáculos más comunes, y cada persona debe completarla de acuerdo a sus necesidades.

En la tabla de los obstáculos debes observar la dificultad que se te presenta y las armas que necesitas para vencerlo. Cualquier otro obstáculo que surja, al margen de los enumerados, analiza la forma de superarlo, y siempre encontrarás más de una.

Para cada obstáculo siempre existe una o más arma para combatirlo, si no la encuentras afuera, búscala en tu interior. La energía que emite tu mente, está conectada al Orden Universal. "Pensamientos positivos generan acciones positivas”, y "Acciones positivas generan pensamientos positivos”. Manteniendo una actitud positiva, aumentarás tus posibilidades de ser un triunfador.

Las Metas

Las metas que te trazas en tu vida, son carreras en las que corres solo. En esas carreras tú no tienes competencia. Es tu carrera, y sólo tú puedes ser el ganador.

Entonces, ¿a qué temerle? Fíjate una meta y corre, verás que a cada paso que avances te sentirás más seguro y estarás cada vez más cerca, hasta que un día, cuando puedas decir con orgullo: “Al fin he llegado”, te darás cuenta de que tu vida no podrá continuar sin fijarte nuevas metas, ya que sin metas, la vida carece de significado.

En el transcurso de tu vida te trazarás metas pequeñas medianas y grandes. A corto, mediano y largo plazo. Factor a utilizar: TIEMPO Y ESPACIO.

Para motivar tu espíritu y autoestimularte, fija la meta en tu mente y represéntala como una carrera real. Al escuchar la señal de salida, arranca. La velocidad que emplees debe ser proporcional a la distancia. Si es una meta cercana podrás correr rápido desde el comienzo hasta el final, pero si es una meta lejana necesitarás mayor resistencia y deberás guardar energía para el final.

Planificación, Inicio y Seguimiento

Luego de elegir una meta, no olvides que debes elaborar un plan y date un plazo mínimo y máximo que te servirá de parámetro para alcanzarla.

Dentro de la planificación fijará la fecha de inicio, contando con que debes dar seguimiento a lo iniciado, pues sin seguimiento, nunca podrás llegar a ninguna

parte.

Para llevar un control de lo que buscas lograr y darle seguimiento, prepara un cuaderno, ponle tu nombre y la meta propuesta, anotando cual será el primer paso que darás para alcanzarla, así como los que sucesivamente determines.

Cada noche, antes de retirarte a dormir, toma el cuaderno y examina en tu mente lo que hiciste para completar ese primer paso. Si lo completaste, escribe la forma de hacerlo y prepárate para dar el segundo paso, el cual también escribirás en el cuaderno, para de esta manera continuar día tras día con la secuencia que te llevará a conseguir lo propuesto.

Si en algún momento, por cualquier circunstancia, no pudiste completar algún paso, ve a la tabla de los obstáculos y examina cual fue el que te detuvo.

Cuando estés seguro cuál o cuáles te detuvieron, toma las armas que necesites y enfréntalos con valentía, sólo así podrás vencerlos y seguir avanzando.

Escribe cada victoria y la forma de alcanzarla, las victorias pasadas proveen fuerza y estímulo para enfrentar las situaciones más difíciles en el presente o en el

futuro.

Si en algún momento llegaras a perder la seguridad y teniendo las armas no sabes como usarlas, toma tu cuaderno y repasa las experiencias pasadas; ellas te dirán como vencer los nuevos obstáculos. ¡Úsalas! Apoyado en ellas ningún obstáculo podrá detenerte. Y si eres creyente religioso, ante toda debilidad, apóyate en la fuerza de tu fe.

Tu Verdadero Triunfo

Las carreras largas son de resistencia, de constancia y de paciencia, razón por lo que no debes desesperarte, inicia lentamente y ve incrementando la velocidad progresivamente.

Cuando hayas recorrido ¼ del camino, mantente a una mediana velocidad y apóyate en tus objetivos. Ellos te darán la resistencia necesaria para seguir corriendo.

Imagínate cruzando la meta, esto también te dará fuerza. Siente el aire de la victoria acariciar tu rostro y la satisfacción de estar más cerca a cada paso que avanzas.

No distraigas tu mirada en el camino, recuerda que al distraerte puedes perder la orientación. Cuando ya te vayas acercando a la meta, incrementa nuevamente la velocidad, y ¡crúzala! Nunca te detengas en la meta, ve siempre un poco más allá, reduciendo entonces la velocidad. Ahora detente que ha llegado la hora de saborear tu triunfo. CUANDO ESTES EN EL PODIUM DE LOS TRIUNFADORES puedes sentirte orgulloso de ti mismo, pero no te dejes poseer de la vanidad, ni deslumbrar por la victoria; por el contrario, asúmela con humildad y compártela con los demás. ¡ESE SERÁ TU VERDADERO TRIUNFO!

Las Alternativas

Para esos momentos en que no encuentras una salida clara para resolver alguna situación, toma en cuenta lo siguiente: Si piensas que hay un problema difícil de solucionar, repite el siguiente pensamiento:

“Difícil, no es imposible; si no es imposible, es posible; si es posible tiene solución, y si tiene solución, sólo hay que buscar las alternativas”.

Luego de repetir este pensamiento concentra tu atención en la palabra "SOLUCIÓN", si examinas con detenimiento las alternativas, verás que existe más de una forma de resolver cualquier problema, y tú puedes lograrlo. Así que ¡BORRA LA PALABRA "DIFÍCIL" DE TU MENTE! y cuando se te presenten las dificultades, escribe las alternativas y soluciones que te surjan, para que puedas analizarlas detenidamente y aplicarlas con seguridad.

Recuerda que el conocimiento sobre una materia, y la práctica del conocimiento, te proveen de mayor seguridad en su ejercicio, aumentando tu confianza y probabilidades de éxito.

Los Propósitos Diarios

Los propósitos diarios son los que paso a paso te conducen a tu meta, por lo que siempre tienes que tener presente formular en agenda lo que tienes por cumplir para cada día.

¿Qué te vas a proponer para mañana? ¡Escríbelo! y al levantarte ¡léelo!. Usa la mayor parte del tiempo que dispongas para lograrlo y no lo pierdas en tonterías. Analiza que vehículo necesitas para seguir avanzando hacia la meta:

¿Una decisión?

¿Una petición?

¿Tus palabras?

¿Tu determinación?

Cualquiera que sea el vehículo que necesites tú puedes disponer de él, y el combustible que vas a usar es la confianza en ti mismo, en ese único y particular ser, diferente a todos los demás, con criterio propio y una gran fuerza de voluntad para realizar todo lo que se proponga.

Cómo Reforzar tu Memoria

Lo que no se escribe puede que se olvide o no se recuerde a tiempo, de manera que, además del cuaderno que te sugerí anteriormente, debes tener a mano un bloque de tarjetas en blanco, en un tamaño de "3 x 4" o aproximado, y que sea fácil de llevarlas contigo, también puede ser una libreta de bolsillo o una agenda electrónica, allí anotarás todo lo que tengas por hacer cada día.

Aunque poseas buena memoria, no dejes de hacer lo que te recomiendo, pues te permitirá mantener en orden tus propósitos.

Estos propósitos diarios los escribirás de acuerdo a las prioridades, tomando en cuenta la hora de inicio y el tiempo disponible, para cada caso. Si usas el cuaderno más grande como si fuera un diario (una página para cada día) podrás anotar los propósitos futuros.

Si es necesario puedes hacer algunos señalamientos para que puedas verlo en tu agenda, días antes del evento o compromiso, de manera que estés preparado para cuando llegue la fecha indicada no te tome de sorpresa y te encuentre sin un plan preconcebido.

La Organización

Si tienes una computadora y acceso a Internet, podrás bajar gratis una de las tantas agendas y otras herramientas de utilidad, y tendrás la opción de imprimir cada tarde los propósitos para el día siguiente, así como otros materiales que necesites.

Recuerda que si no puedes concluir algunos, debes reubicar la fecha para ejecutarlos de acuerdo a su importancia.

Si no tienes computadora, basta conque hagas uso del lápiz o bolígrafo para dar asentamiento por escrito a tus necesidades de información.

Cuando de forma imprevista se te presenten muchas cosas por hacer, escríbelas y no te detengas a pensar que no te alcanza el tiempo, pues es mejor pasar una hora organizando y no perder un día divagando por falta de orientación.

Una vez organizada tu agenda podrás ver que te será más fácil comenzar y darle seguimiento a los propósitos. Si no organizas tu agenda puede dominarte la pereza y entrar en un estado de desorientación sin saber por donde empezar ni como terminar. Recuerda que tienes que organiza tu agenda de acuerdo a las prioridades y a la disponibilidad del tiempo.

Administración del Tiempo

El día consta de 24 horas

Entre dormir, alimentarnos, asearnos, vestirnos y otras cosas relacionadas, consumimos un promedio de 12 horas que llamaremos: "Horario de mantenimiento físico y mental". Restadas estas 12 horas nos quedan otras 12 horas que debemos saber administrar para cada día utilizarlas productivamente, pues no podemos guardar el tiempo de hoy para mañana. Así que no desperdicies tu tiempo. ¡planifícalo!

Esos minutos que te sobran y que a veces no sabes que hacer con ellos, suman muchas horas en un mes y bastantes días en un año.

Aprovecha los "Entre Tiempos", mientras esperas en una oficina o consultorio, en tu trabajo o escuela, cuando vas en un autobús u otros medios de transporte, cuando estás en un restaurante. En fin, en cualquier lugar que te encuentres, si te sobran algunos minutos, ¡aprovéchalos!, que todo ese tiempo es tuyo también, y es un gran pecado desperdiciarlo; así que utilízalo para planificar, organizar o poner en orden tus pensamientos.

Descanso, Diversión y Trabajo

Toma tiempo también para descansar y limpiar tu mente con la meditación y la reflexión, así como para practicar algún deporte o hacer ejercicio, si acaso tu trabajo no es de mucha actividad física.

Usa los fines de semana, para pasar balance de lo realizado y reafirmar tus propósitos, pero haz también un espacio para la sana diversión, pues la recreación sana fortalece la salud física y mental.

Evita las drogas narcóticas que destruyen tu mente, y si consumes alcohol y tabaco, evita los excesos, pues son estos los que verdaderamente terminan controlando tu voluntad.

En todo lo que trabajes hazlo con entusiasmo, verás que también es divertido trabajar; y mucho más divertido es, si utiliza la creatividad, pues la creatividad es la fuente de inspiración que conduce a lo original, o sea, a lo que por su forma diferente lo hace único en su clase.

Mucho se ha dicho y hecho; pero, desde la óptica individual, no todo se ha visto y oído. Sé lo más original posible en todo lo que digas o hagas y enseña sin egoísmo todo lo que aprendas. Siembra las semillas que te dan, en tierra fértil, o fertiliza la tierra para sembrar.

La Originalidad

La originalidad no significa solamente, decir o hacer algo que nadie haya dicho o hecho, sino también repetir lo dicho y rehacer lo hecho con tus propias palabras y estilo.

Crea tu propio estilo y mejóralo cada vez más, es lo que te identifica ante el mundo y te diferencia de los demás.

Debo aclarar, sin embargo, que es muy raro, encontrar la originalidad pura en nuestra época.

Nosotros mismos somos copias mejoradas, aunque a veces debido al infortunio o mala conducción de nuestra vida producimos seres orgánica y mentalmente imperfectos. Fuera de esto, el conjunto de personas, cosas y conceptos que vamos conociendo nos permite forjar nuestra identidad y superarnos a nosotros mismos.

La Necesidad del Medio

Los grandes inventos fueron realizados por necesidades del medio, y estas mismas necesidades en un mundo cambiante impulsan a que se modifiquen. De casi todo existe o existió un original, y aunque muchos originales han sido superados en nuestro tiempo, muchas veces el sentido comercial que se le quiere dar hace que se desmejore su calidad. Todo cambia y seguirá cambiando, pero los principios que rigen las leyes de la naturaleza deben mantenerse. Cuando tratamos de cambiar estas leyes, la naturaleza se vuelve contra nosotros y nos destruye; por eso debemos mantenernos en paz con Dios -o los principios que este representa- y también con nuestra conciencia, haciendo siempre lo que es correcto.

Por experiencia propia, sé que controlar ciertas debilidades resulta una tarea bastante difícil, pero esto no debe ser una excusa para no hacer el esfuerzo. No debemos sin embargo reprimir demasiado al niño que llevamos dentro, tema que trataremos más adelante, ya que éste resulta ser quien proporciona el escape de nuestras emociones, para evitar que caigamos en la locura.

El Niño Soñador

A propósito del niño, quiero referirte el siguiente relato:

Un niño pobre soñaba ser presidente de su país y a todos comentaba sus aspiraciones. Muchos reían, pero otros le decían que para llegar a ser presidente tenía que ser aplicado, estudiar mucho, leer libros, revistas y documentarse bien sobre todo lo relacionado con la política. El niño escuchaba y hacía lo que le decían las personas con experiencia, aprendiendo a valorar los buenos consejos y a ejecutar, lo que para otros sólo eran ideas y teorías. Mientras iba creciendo y madurando mantenía firme sus ideales. Se había trazado una gran meta y aunque no se hiciera realidad, en su esfuerzo por alcanzarla, muchas otras fueron cayendo en el camino. Ya era un profesional, con grandes méritos, reconocido por su dedicación y aporte al desarrollo de su comunidad. Este joven, de por sí ya se había autorrealizado, no sabemos si llegará a ser presidente, pero si llega a serlo, seguro que no defraudará a su país.

Las Metas Subordinadas

Se podría decir que, a pesar de que este niño, hoy convertido en adulto, quizás nunca alcance su meta principal, puede considerarse un triunfador y una persona exitosa, cosa que se debió más bien a sus elevadas aspiraciones, donde sus logros dependieron de las metas secundarias o subordinadas.

En cuanto a esto, es importante que sepas que puedes fijarte varias metas, pero es mejor una gran meta y otras menores subordinadas a ella.

También puedes fijarte metas intermedias. Cuando te fijas una gran meta, las demás se realizan sin apenas darte cuenta.

Perseverancia, Dedicación y Esfuerzo

Todo ser humano puede aspirar a ser lo que desee, pero para lograrlo hay que contar con la perseverancia, la dedicación y el esfuerzo. Si haces uso de estos tres valores aumentarás las posibilidades de coronarte con el éxito.

Si por alguna circunstancia no lo logras, ten la satisfacción de saber que si no lo hiciste, no fue porque te dormiste en el camino y que, a pesar de no haber llegado donde querías, pudiste aprender mucho de la vida y le sacaste el mayor provecho. No pudiste cruzar esa meta, pero lograste alcanzar muchas otras que estaban en el camino subordinadas a tu meta principal y que también eran de gran importancia para ti.

De todos modos, aunque tus facultades físicas se nieguen a responderte, no te sientas derrotado. Mientras te queden fuerzas para pensar, sigue fijándote nuevas metas. Sé de una persona sin brazos que toca guitarra con los pies, una minusválida pinta hermosos cuadros tomando los pinceles con la boca, y un ciego repara radios y televisores por medio del tacto.

Si Otros Pudieron, Tú también Puedes

Existen miles de casos similares de personas que no se rindieron ante sus limitaciones físicas y triunfaron. Aún más, muchas personas que los médicos declararon clínicamente muertas, regresaron a la vida. Sólo el espíritu sabe cuando abandona el cuerpo.

Mientras se mueva la vida, existirá la esperanza.

Si tu espíritu se agita dentro de tu cuerpo y encariñado se niega a separarse de tu ser consciente, dale confianza y ayúdalo que todavía no es la hora de partir.

Si tú has tenido o vives alguna experiencia similar, sigue adelante fijando metas en tu mente, que nadie que no seas tú, puede llegar donde te llevan tus sueños.

Si por el contrario nada de esto te ha sucedido y gozas de buena salud, sigue en tu empeño, no desmayes

¡tú también puedes!

El Camino del Éxito

La gráfica en la página siguiente, usándola como te explico te servirá de guía y apoyo en tu carrera hacia la meta principal. Para utilizarla imprímela o sácale una foto copia.

Al ver esta gráfica podrás notar que es un camino lleno de curvas, a veces ancho y a veces angosto, siempre cuesta arriba. Esto representa el grado de sacrificio que tú tienes que afrontar para llegar a tu “Meta principal”; pero no te atemorices ante esto, recuerda que a mayor dificultad, mayor mérito y satisfacción se alcanza. Esto no significa, sin embargo, que tú debas crear las dificultades, sino que enfrentes con valor las que se te presenten.

Recuerdo cuando una vez pretendí jugar base ball, sin tener talento para este deporte. Yo jugaba en el center field y uno de los jugadores pegó un alto batazo dirigido directamente hacía mí. Yo corrí velozmente hacía atrás, mientras los jugadores de mi equipo me gritaban algo que no acertaba a entender. Lo que me voceaban era: “¡Está delante! ¡Está delante!” Cuando me di cuenta, entonces corrí hacía delante y, tirándome de cabeza en una aparatosa jugada, atrapé la bola. La única persona que aplaudió, fue mi madre, pues todos los demás sabían que fui yo quien creó las complicaciones.

Gráfica del Camino del Éxito

Gráfica del Camino del Éxito Imagen de "El camino del éxito" que te muestra los peligros

Imagen de "El camino del éxito" que te muestra los peligros

que debes evitar, para poder alcanzar el éxito.

Instrucciones para el Camino del Éxito

Para que tú estés representado en este camino, toma una fotografía tuya donde estés sonriente o tengas buen aspecto y recorta la cara, ponla al principio del camino o donde tú creas que te encuentres, si acaso iniciaste la carrera antes de tener este manual.

Algo importante es, que no debes distraerte en el camino ni salirte de él. Sé que puedes encontrar muchos obstáculos; pero cada vez que aparezca uno, piensa cómo te impide el paso, simbolízalo con una piedra dibujada en el camino y al verlo cada día sabrás que tienes que vencerlo.

Cuando lo venzas táchalo con una x y sigue avanzando, colocando tu foto en el lugar que corresponde a tus logros. Si necesitas la gráfica de los obstáculos, úsala.

Cuando cruces una meta subordinada o intermedia, celébralo de una forma sana, te brindará estímulo para continuar avanzando. A la orilla del camino encontrarás atajos que podrían llevarte a la tentación de cortar camino, no lo hagas, ni caigas en otras tentaciones. Mantente siempre en alerta y reflexiona sobre toda nueva situación. Consulta el genio de tus sentidos y sigue adelante, nada podrá detenerte si te acompaña la fe.

Anteriormente te hablé de utilizar un cuaderno donde consignarías tus logros. Este camino simboliza esos logros, con él podrás ver a golpe de vista como vas avanzando hacia la meta.

La forma de usar la gráfica es la siguiente:

Escribe tu meta principal en el lugar arriba indicado, y en el lugar 2 y 3, las metas subordinadas. Ahora fíjate que hay varias curvas, y que en cada curva hay varias líneas en blanco. Allí debes escribir las metas subordinadas (o logros) que piensas obtener en el camino y las fechas máximas para lograrlo.

Si alcanzas una de estas metas o logros antes de la fecha señalada, será un tiempo ahorrado que puedes aplicar a tus otras metas.

Estas otras metas pueden estar relacionadas o no, con tu meta principal.

Ejemplo: Si estudias una carrera diplomática y también estudias uno o más idiomas, estos otros estudios resultarían entonces complementos de la meta principal. También puedes plantearte metas alternativas o desligadas unas de otras, siempre que no interfieran entre ellas.

Los Obstáculos Invisibles

Entre los obstáculos mencionados en un capítulo anterior, hay algunos que no se pueden ver, y son los más difíciles de salvar, por lo que deberás imaginarlos para saber a que te enfrentas.

Como ejemplo veremos el siguiente relato:

LA FALSA SALIDA

Un pajarito entra a una habitación, revolotea y luego trata de salir por una ventana, atraído por la luz y el paisaje, pero la ventana tiene un cristal transparente. El pajarito choca varias veces con éste obstáculo invisible, como no puede romperlo, lo evade y busca otra salida, hasta que al fin encuentra la puerta por donde había entrado.

Moraleja: Para todo problema hay siempre una salida, pero no siempre la que se ve más clara resulta la real, por tanto tienes que cuidarte de las apariencias y considerar las alternativas.

Luego de Alcanzar la Meta

A pesar de todos los obstáculos que se presenten, sigue avanzando sin miedo y colocando tu foto en el lugar apropiado.

No te detengas por nada y verás que casi sin darte cuenta, habrás recorrido todo el camino.

Después de cumplir tu cometido de cruzar la meta principal, corona tu foto con el éxito pues habrás entrado a la lista de los ganadores y serás un triunfador.

Cuando esto suceda tendrás que tener cuidado de no volverte vanidoso con tus logros. No te creas superior ni mejor que nadie; pero tampoco inferior ni peor. Todo ser viviente sobre la tierra tuvo un principio y tendrá un fin. Todo es transitorio, mientras exista el tiempo. Más allá, cosas mejores o peores nos esperan, y todo depende de nosotros y la voluntad divina de la creación.

De acuerdo a nuestro comportamiento y el desarrollo espiritual que alcancemos, irradiaremos luz, o seremos parte de las tinieblas.

El Destino

Pensar "qué cosa es el destino" conlleva a muchos a creer que es algo infalible hacía lo que nos encaminamos, y que nos condiciona y limita en nuestras aspiraciones, pues, de acuerdo a esta creencia, estamos atados a un designio que no conocemos pero que se cumplirá de forma inevitable.

Este postulado resulta muy común en casi todas las culturas, y tanto es así, que ante la tragedia que afecta a una persona, siempre escuchamos a alguien decir:

"Ese era su destino". Pero no es así. la verdad es que el destino es sumamente flexible y moldeable y no nos pone limitaciones. En todo caso, las limitaciones las ponemos nosotros. Cada cual es dueño de su propio destino, sea éste cual fuese. En conclusión: El destino no es ése algo que nos sucederá inevitablemente. Lo único seguro es la muerte; y en ese camino hacia la muerte tú vas forjando tu destino, y ese destino es algo más allá de la muerte, la cual se presenta cuando tu cuerpo físico pierde su energía motora. En ese instante, como una crisálida convertida en mariposa, tu alma queda libre de todo lo que fue su cárcel transitoria.

A partir de ese momento, existen cientos de relatos y opiniones, algunos de los cuales pueden ser verdaderos, otros parcialmente ciertos, y la gran mayoría, ¡fantásticos!

Después de la Muerte

De acuerdo a diversas religiones, existe un cielo y un infierno donde nuestras almas tendrán su morada eterna, según el resultado de un juicio final en el cual será evaluado nuestro comportamiento aquí en el planeta tierra, mientras que para mí, de forma hipotética y revelado por el don de la creatividad que me permite hacer relatos surrealistas que nunca ganaron un concurso, ni tampoco puse a concursar, cuando la muerte llega, el alma se queda momentáneamente sumida en un estado de confusión hasta que descubre la nueva realidad, la cual podría ser la siguiente:

El alma, desprendida del cuerpo, cargada de energía positiva, negativa o neutra, se transmuta. Si es en mayor grado negativa, será atraída y consumida por el fuego universal para extraer la esencia positiva que le queda y devolverla, ya sin conocimiento, como una forma de alimento irradiado, destinado –en un constante reciclaje– a nutrir y mantener la vida de nuestro planeta. Si es un alma neutra o ida a destiempo, vagará sin rumbo, viendo sin ser vista y escuchando sin poder hablar, hasta que nuevamente haya tomado conciencia de la vida y pueda pasar a un estado superior. Al momento de este acontecimiento, todo el pasado se olvida y comienza una nueva existencia con las mismas posibilidades de los demás seres humanos, con los cuales compartirá su nueva existencia.

Transiciones Hipotéticas

Si es un alma en mayor grado positiva, pasará a un plano superior o más avanzado que el anterior, donde disfrutará de un cuerpo más sano y un espíritu más puro, con la oportunidad de seguir avanzando hasta alcanzar un estado supremo cercano a la perfección que, de continuar en esa trayectoria, la conducirá al origen de su creación.

Aunque este razonamiento es hipotético, y puede ser tan sólo una fantasía de mi mente creativa; si imaginamos que nos sucedería algo similar a cualquiera de las tantas tesis, entonces debemos empezar a preocuparnos, pues si nuestra existencia no termina con la muerte y existe un fatal castigo, determinado por una mala conducta, es mejor precaver y crear consciencia respecto al papel que nos corresponde como seres humanos en este transitorio mundo donde podríamos, sin darnos cuenta, estar participando en un examen que puede conducirnos al portal de la gloria o a la antesala del infierno.

Por todas estas razones (y sin estas) el ser humano no debe mantenerse como una figura estática o negativa pues, ya sea verdad o invento todo lo que se dice sobre el Cielo y el infierno, siempre tendremos mayor satisfacción y mejor calidad de vida haciendo el bien a los demás, ya que hacer el bien a los demás se traduce en bienestar para nosotros mismos.

Valores Positivos y Negativos

Si somos mejores personas haciendo el bien, y además existe la posibilidad de que seamos recompensados con un paraíso de vida eterna y felicidad infinita por nuestra buenas acciones, ¿para qué vivir una vida mediocre y de maldad con riesgo de que sea cierto lo del infierno?

Ya sea verdad, o no, hay que tomar los caminos que conducen a la verdad y a la justicia, y para lograrlo, por cada meta física que te traces, deberás elegir una espiritual, así mantendrás el equilibrio y evitarás la degradación de los valores humanos con los que tú has sido privilegiadamente dotado.

Para que haya un real crecimiento, también debemos tener conciencia de la forma en que vamos a utilizar los bienes materiales que obtengamos, de manera que estos no nos esclavicen a sentir la eterna sed del avaro, que mientras más riquezas acumula, más ambiciona los bienes de los demás.

Ahora veamos en la siguiente gráfica, que hace el poder y el dinero con una persona de grandes valores positivos, y otra con horripilantes valores negativos.

Gráfica de los Valores

Gráfica de los Valores La Comparación de los Valores Como podrás notar si observas la realidad

La Comparación de los Valores

Como podrás notar si observas la realidad cotidiana de la vida, la tendencia hacia lo positivo mejora las condiciones humanas, la salud y la apariencia física, y aunque parece imposible la perfección, alcanzar la magnificencia debe ser la meta principal de todo ser humano que tenga cierto grado de conciencia y no piense que su vida a sido un simple capricho del destino.

La Felicidad

La conformación de cuerpo, alma, espíritu y mente hacen el "Yo Real" y todo lo que hacemos, por lo que luchamos, tiene un sólo fin en este mundo:

¡ALCANZAR LA FELICIDAD!

Ahora bien, como nuestra vida transcurre en ciclos que se contraponen, en los cuales sufrimos altas y bajas, se podría deducir que el grado de felicidad depende de la suma y resta de los buenos y malos momentos; pero contando también que, psicológicamente, lo que hace sentir feliz a uno, no necesariamente hace sentir feliz a los demás, conlleva a pensar que la felicidad no acepta parámetros generales, y más bien se manifiesta de forma individual, condicionada a lo que cada persona de forma particular considera que la hace sentir feliz. Sin embargo, no debemos confundir la felicidad con la alegría, pues la alegría es un efecto transitorio que, cuando se manifiesta, nos hace soportar el vaivén de nuestras vicisitudes y nos deja con la esperanza de volverla a experimentar, mientras que la felicidad es un estado de comprensión que no puede jamás ser condicionado, pues tan feliz puede ser una persona rica, como una pobre. No es en sí la aceptación o conformidad ante lo que se es o no sé es, sino al grado de conciencia que podemos desarrollar sin importar lo que seamos.

La Felicidad Compartida

Conociendo la complejidad de lo que puede significar la felicidad, podemos concluir, que seremos felices en la misma medida que hagamos feliz a los demás. Es por tanto, la felicidad compartida, ya sea por el amor entre parejas, familiares o amigos, en la que verdaderamente se conjuga mejor su significado. Es por eso que la frase “Quiero ser feliz” expresada por una persona en determinada circunstancia, parece una posición egoísta ante la expresión: “Deseo que seamos felices” Cuando te sientas feliz, comparte tu felicidad con otras personas, y puedes tener la seguridad de que, si lo haces con sinceridad, esa felicidad será multiplicada.

En la medida que adquirimos mayor conciencia sobre las virtudes, cualidades y aptitudes, que muchas veces ignoramos poseemos, podemos asumir mayor responsabilidad para que la felicidad sea un complemento fiel de nuestra vida. En el siguiente capítulo conoceremos la Casa de Cristal o de los Espejos, una herramienta que nos permitirá autoevaluarnos en los renglones mencionados y dejará al descubierto los vicios y defectos que queramos ver y superar; cosa para lo cual deberemos también luchar con el querer justificar nuestros errores, una licencia que comúnmente nos otorgamos cuando no queremos cambiar algo, pues, aunque sabemos que ese algo es malo, es un mal que nos agrada.

La Casa de Cristal

El ser humano es reconocido por su interacción en la sociedad, pero muchas veces ésta le devuelve una imagen distorsionada, o resulta confundida por un ente que puede disfrazarse y cambiar de aspecto como lo hace el camaleón, pero que no puede engañarse a sí mismo.

La Casa de Cristal representa tu conducta ante la sociedad. Es como te definen las demás personas de acuerdo a lo que perciben a través de tu transparencia.

En algunos casos el cristal está empañado y no se puede ver claramente. Te pueden ver entonces, mejor o peor de lo que eres, según sea el sentimiento de las personas que te rodean o como tú te quieres mostrar.

Muchas veces los criterios de varias personas, en relación a alguien, son diferentes, porque éste alguien resulta inestable en su comportamiento; o no se comporta como verdaderamente es, sino como cree que le conviene según las circunstancias. Este comportamiento, lógicamente, no permite una definición sincera del sujeto y tiende a confundir a las personas que lo tratan, pudiendo suscitarse opiniones muy diferentes entre unas y otras.

Las Malas Evaluaciones

En otros casos, a pesar del sujeto tener una clara definición de su personalidad y conducta, es víctima de una mala evaluación por personas que no están facultadas para hacerlo, o que actúan predispuestas con interés de perjudicar a los demás.

A esta clase de personas no le interesa conocer, ni reconocer los valores de nadie, a no ser los de ellos mismos; pero sí se preocupan por hacer notar de forma superlativa cualquier pequeño defecto, falta o error en que incurra el otro.

Es recomendable mantenerse alejado de personas con tan errado sentimiento, pues influyen negativamente en nosotros, y pueden terminar haciéndonos creer que somos como ellas piensan.

Por igual, debemos tomar en cuenta que, si bien es cierto que a veces resultamos victimas de malas evaluaciones, otras veces nos comportamos como victimarios, por lo que: No juzguemos mal, para que no seamos mal juzgados.

La Casa de los Espejos

La Casa de los Espejos, es como te ves tú mismo reflejado en tu conciencia.

Si engañas a las personas que te rodean, quizás nunca lo descubran, pero tú sí lo sabrás. No vale que busques justificarte ante ti mismo. De nada valen los disfraces que te pongas, el espejo de tu conciencia siempre te devolverá la imagen desnuda de tu verdadero yo, y aunque quieras aparentarlo, con una pesada carga de hipocresía, jamás podrás ser feliz; en cambio, si eres una personas sensata y sincera contigo mismo, siempre tendrás la oportunidad de superar tus errores.

La Casa de los espejos, que es la misma Casa de Cristal, pero vista desde otra perspectiva, es una tabla de evaluación personal (ver la gráfica en la página siguiente), tiene innumerables habitaciones donde habitan los valores positivos (+) y negativos (–). Estas habitaciones pueden ser consideradas como divisiones de la mente.

Su razón real es albergar las virtudes, cualidades y aptitudes del ser humano. Virtudes, cualidades y aptitudes que te permiten tener una relación más positiva y favorable en tus estudios, labores y vida familiar y social.

Click en la imagen para bajarla de Internet, o copia esta url, y pégala en

Habitaciones de la Casa de Cristal

La Casa de Cristal o de los Espejos viene siendo un complemento de la gráfica de la balanza y, al igual que a ella, la vas a utilizar periódicamente poniendo énfasis en lo que consideres necesario para tu superación personal.

Como puedes ver, cada habitación representa un nivel del 100% y está subdividida en diez partes.

Las habitaciones están abiertas en su parte superior, y al pie de cada habitación se puede leer el nombre de la virtud, cualidad o aptitud a la cual corresponde.

Los valores positivos los vamos a simbolizar con agua (color azul), coloreando con este color cada habitación hasta el nivel que consideramos se encuentran en nuestra mente. El por ciento restante lo simbolizaremos con aceite (color rojo) representando los valores negativos. Si lo deseas, también puedes encerrar en un círculo el numero correspondiente a tu evaluación en cada una de las habitaciones.

Los Valores Positivos y Negativos

Los valores positivos, son condiciones naturales en los seres humanos y por diferentes razones (siendo la ignorancia la principal), pueden degradarse y perderse. Es como si el agua se evaporara. Cuando esto sucede baja el nivel de ésta y penetra el aceite. Como el aceite flota sobre el agua, si tú subes el nivel del agua, (valores positivos) saldrá el aceite (valores negativos) por el desborde situado en la parte alta del lado derecho de la Casa de Cristal o de los Espejos.

del lado derecho de la Casa de Cristal o de los Espejos. Está en ti subir

Está en ti subir y mantener alto el nivel del agua de cada una de las habitaciones de tu mente.

Tu Casa Mental

Sobre tu casa mental, constantemente está cayendo una lluvia de valores positivos (+) y negativos (–). En la gráfica de la casa de cristal, los valores positivos se deslizan por la parte delantera del techo y penetran a la habitación; y los valores negativos se deslizan por la parte trasera del techo, ocupando el vacío dejado por el agua en cada habitación. Si el nivel del agua está alto, el aceite es rechazado y arrojado por el desborde, debido al efecto de vasos comunicantes que se observa en la

gráfica siguiente, la cual ya tuvimos la oportunidad de ver con otras explicaciones similares.

gráfica siguiente, la cual ya tuvimos la oportunidad de ver con otras explicaciones similares.

El Niño Travieso y el Guardián

Al observar la gráfica principal, verás que también hay un niño travieso; éste representa los actos irreflexivos. Si el guardián, que encarna la reflexión y la conciencia, se distrae o se duerme, el niño travieso podría abrir los grifos que están en la parte baja de cada habitación y el agua escaparía haciendo que los niveles bajen y permitan la entrada de más aceite. Para que esto no suceda, tú debes mantener en estado de alerta al vigilante (tus actos reflexivos o conciencia), pues él es el único que puede controlar las travesuras de este niño, para poder mantener en alto tus virtudes, cualidades y aptitudes.

Viendo la gráfica diariamente, tu vigilante no se dormirá nunca, y tú, sin importar la situación en que te encuentres, siempre estarás en control de tu vida.

Para seguir esta dinámica, primero harás una impresión de la Casa de Cristal o de los Espejos, y conseguirás un lápiz de color rojo y otro azul, para trabajar con tu gráfica, de acuerdo a las siguientes instrucciones:

Cómo Trabajar tu Gráfica

Allí, en la primera habitación, habita la Honestidad (valor + representado por agua). Si el agua se evapora, su lugar es ocupado por la impudicia (valor – representado por aceite). Ahora analiza sinceramente en que porcentaje está situado tu nivel en esa habitación. Si está en un 70%, 80%, etc., colorea de azul desde abajo hasta el nivel en que te encuentres. La parte restante, como antes mencioné, coloréala de rojo (–). Si tu nivel positivo se encuentra en un 80% o más ¡te felicito!, lo ideal sería el 100 por ciento, pero si tienes menos, no hay por qué preocuparse, ya que Jesucristo ha sido el único ser perfecto que habitó en este planeta. Nuestra meta debe ser la perfección pero si, a pesar de nuestro esfuerzo, sólo logramos un 80% debemos sentirnos más que satisfechos. Sigue autoevaluándote, situando el nivel de cada habitación donde estimes que te corresponde. La última habitación pertenece a la sinceridad y puede ser desplazada por la falsedad. Me imagino que aún no has empezado a trabajar la gráfica esperando conocer todas las instrucciones. Debo decirte que fue una buena decisión, porque al llegar al punto de la sinceridad, si no estás consciente de las implicaciones, tu gráfica sería afectada desde el comienzo, por una posible falta de sinceridad contigo mismo, poniendo en juego tu honestidad. Y si no eres honesto contigo, ¿qué se va a esperar que seas con los demás? Debes tener muy en cuenta que cuando la honestidad se afecta, todas las demás virtudes se deterioran.

La Sinceridad y las Mentiras Piadosas

En el caso de la sinceridad, se puede aceptar un 90% sin afectar los niveles de las demás habitaciones de tu casa de cristal, considerando, las casi inevitables mentiras piadosas o infantiles y otras, que resultan más de la creatividad, que de la intención de hacer daño.

Si hasta ahora no has sido lo suficientemente sincero, tu primera meta deberá ser elevar tu autoestima, sincerándote contigo mismo. A partir de ahí, con la verdad por delante, harás una evaluación general de tus virtudes, cualidades y aptitudes un día por semana, situando los niveles en el lugar correspondiente a tu nueva realidad. Los niveles positivos (+) que tengas altos, así debes mantenerlos; y los que estén bajos, deberás subirlos.

Viendo esta gráfica diariamente adquirirás seguridad y dominio sobre ti mismo, e influirás positivamente en los demás. Esta gráfica debes reajustarla periódicamente, anota las fechas y guárdala, para luego compararlas y observar tu progreso. Una práctica que puedes realizar con familiares y amigos, es que se evalúen mutuamente para comparar los pensamientos que tienen de sí mismos (La casa de los espejos), y de lo que piensan los demás (Casa de cristal), de esta forma se obtendrá un promedio de ambas evaluaciones, que estará más cerca de la realidad.

La Personalidad

El ser humano es reconocido en la sociedad por los valores que representa. Estos valores son los que lo caracterizan, y, un conjunto de caracteres da paso a la formación de la personalidad, o sea, lo que es propio de cada persona.

A pesar de que la personalidad contempla la individualidad, no significa que no pueda modificarse. Es común la herencia de caracteres, y la absorción de éstos y otros a través del medio ambiente en que se desarrolla el individuo, van forjando su personalidad, la cual frecuentemente no es la más apropiada para su mejor desenvolvimiento y las relaciones en el medio que se pretende proyectar.

Como tal cosa suele suceder más por desconocimiento que por la propia voluntad, el diccionario en la gráfica de la casa de cristal presenta conceptos ampliados que el lector tiene la oportunidad de asociarlo a su propio estado de manera que, reconociendo los elementos que componen su personalidad, pueda autodefinirse y establecer los cambios que a su consideración le resulten pertinentes.

Conociéndote, Conoces a los Demás

Con la auto evaluación periódica, utilizando tanto la Casa de Cristal como la Balanza, alcanzarás el más alto grado de conciencia, pues aprenderás a conocerte a ti mismo, y cuando al fin puedas lograrlo, la tarea de conocer mejor a los demás y convivir con ellos en armonía resultará menos difícil; y más aun: Estarás en capacidad de enseñar, no lo que yo pude haberte enseñado, sino, lo que aprendiste de tus propias conclusiones, pues serán tus verdades las que te sirvan, y no las mías.

El Éxito sin una Meta

Hasta ahora hemos hablado de alcanzar el éxito a través de una meta. Mas no siempre depende de ésta. Puede ser también el resultado de una oportunidad, pero las oportunidades son como el amor, muchas veces pasa a nuestro lado y cuando nos damos cuenta, ya está demasiado lejos para alcanzarlo.

son como el amor, muchas veces pasa a nuestro lado y cuando nos damos cuenta, ya

También a veces el éxito representa para nosotros cruzar un puente al final de un camino. Del otro lado vemos brillar la palabra "ÉXITO", pero el puente se ve tan viejo y tan frágil, que temerosos, nos quedamos de este lado observándolo, sin atrevernos a cruzar a tomarlo.

Otras veces venimos del otro lado, observamos el puente destruido y nos devolvemos frustrados, sin percatarnos que estábamos parados sobre el éxito.

Cosas que Debemos Saber

Si logramos alcanzar el éxito por una oportunidad, por pura suerte, o por causa del destino (para los que creen en este), es que más cuidadoso deberemos ser para no equivocarnos en nuestro futuro proceder; razón por la cual voy a enumerar algunas cosas que debemos saber, y que en diversas ocasiones pasamos por alto y terminamos haciéndoles daño a los demás y a nosotros mismos.

Esos daños a los cuales me refiero, la mayoría de las veces son fortuitos, pues comúnmente el ser humano comete actos reñidos con la conciencia, por ignorancia o por una mala formación de la conducta y la personalidad, la cual ha sido influenciada por el medio ambiente en el cual se ha desarrollado.

Los enunciados siguientes son un alerta para edificarte mejor sobre cosas que tú debes saber para que no cometas los mismos errores que a través de los años se vienen repitiendo, y que tú tienes la oportunidad de evitar, y tal vez, hasta puedas ayudar para que no se sigan cometiendo. Si creas conciencia sobre estos errores y los enunciados mencionados, será base fundamental para tu crecimiento:

Cosas que Tú Debes Saber

Tú debes saber que ningún ser humano tiene derecho a coartar la libertad, ni las aspiraciones de otro.

Tú debes saber que no debes aborrecer a las criaturas que consideras inferiores, pues ellas, al igual que tú, cumplen sus funciones.

Tú debes saber que tu función divina es crear, no destruir lo creado.

Tú debes saber que si te consideras un ser especial y privilegiado, debes dar gracias de que lo eres, sin menospreciar a los demás.

Tú debes saber que tienes todo el derecho de ser feliz en esta vida siempre que no interfieras en la felicidad de los demás.

Tú debes saber que si a tí se te dotó de gran inteligencia fue para que la usaras con humildad, no para que te sirvieras de ella para abusar de los demás.

Tú debes saber que el mundo es una gran cooperativa. Unos ponen el dinero, otros la inteligencia, los demás ponen la fuerza, y todos deben recibir su justa recompensa.

Tú debes saber que como cooperativa que es el mundo, funciona a base de intercambios, y que el progreso de los pueblos se debe al balance positivo entre lo que se exporta e importa.

Tú debes saber que debes compartir con justicia lo que produces, con aquellos que te ayudan a producir.

Tú debes saber que hace mucho tiempo se dijo que los humildes heredarán la tierra; pero los sordos de corazón escucharon que los humildes ararán la tierra, y desde entonces le engancharon un arado.

Tú debes saber que las cosas se deben interpretar, tal cual son, y no como a uno particularmente le conviene.

Tú debes saber que es responsabilidad de cada generación rectificar los errores del pasado; no repetirlos.

Tú debes saber que lo que identifica al ser humano no es su nombre, sino, los adjetivos calificativos que lo complementan, pues el nombre sólo le sirve de soporte al hombre para identificar y narrar sus hechos; y por nuestros hechos seremos reconocidos meritoriamente por la historia, o juzgados y condenados a que nuestros descendientes, a través de los siglos, tengan que soportar el peso de la vergüenza.

El Derecho a Progresar

En el capítulo anterior, en una de las reflexiones, digo que el mundo funciona como una gran cooperativa. Debo agregar que los países, pueblos e instituciones de cualquier índole, están compuestos por un sistema de engranaje que permite, en teoría, un buen funcionamiento.

A estos engranajes se les adiciona una cadena de seres humanos que desempeñan diversas profesiones u oficios en los cuales la mayoría perciben sus ingresos como empleados.

Sin importar la clase de trabajo que se realice, siempre habrá personas más y menos capacitadas, que ganen más y menos dinero que otras. Esto dependerá del tipo de oficio que se ejerza, la demanda del puesto, el progreso de la empresa y la conciencia de los dueños y directivos.

Independientemente del caso, cada ser humano en el desempeño de sus funciones, de acuerdo a su capacidad y rendimiento, tiene derecho a tener aspiraciones y progresar.

Como todo progreso depende de ciertos factores, voy a enumerar aquí los más factibles y las alternativas que se pueden presentar:

Factores de Compensación

Un buen empleado, en primer término, mantiene bien en alto los principios contenidos en la casa de cristal o de los espejos (virtudes, cualidades y aptitudes). En el caso de la inteligencia, si no sé es muy inteligente, se puede compensar con otros valores como son la dedicación, el interés y el esfuerzo, de tal forma que una persona, sin ser muy inteligente, puede por su dedicación, lograr más notoriedad que otra muy inteligente, pero que carece del interés de progresar.

Generalmente, las empresas hacen evaluaciones periódicas de sus empleados para determinar la eficiencia o la ineptitud, de tal forma que le permita establecer méritos y corregir deficiencias. Los méritos, de acuerdo a la política de cada empresa, se recompensan de diferentes formas, como son:Ascensos, aumentos de salarios u otros beneficios marginales.

En cuanto a la deficiencia, en el caso de que el empleado no corresponda a un programa de capacitación en su área, puede llegar hasta la sustitución o, en menor grado (si conserva el empleo), caer en un estancamiento conformista que le haga perder el interés por su trabajo, perjudicándose a sí mismo y a la institución en que labora.

Valoración de los Empleados

Para reconocer las cualidades con la cuales se debe contar para tener mejor oportunidad de progresar, debemos observar como las empresas evalúan a sus empleados:

Las empresas tienen diferentes métodos de evaluar a sus empleados pero, en términos generales, entre otras cosas, un empleado es valorado por:

1- Puntualidad

2- Iniciativa

3- Interés que muestra por su trabajo

4- Capacidad de ejecución y toma de decisiones

5- Habilidad para anteponerse a los problemas

6- Nivel de riesgo

7- Radio de acción,

8- Espíritu de colaboración y

9- sentido de responsabilidad.

El Derecho al Reconocimiento

Todo lo señalado va a depender del tipo de trabajo o puesto que se ocupa, lo que puede establecer algunas variantes a considerar:

Los obreros especializados: Mecánicos, operadores, electricistas, etc. Los empleados comerciales: Cajeros, oficinistas, dependientes, secretarias, y un número indefinido de trabajadores de diversas áreas que dependen de uno o más supervisores, de acuerdo a como consideren vayan progresando en sus funciones, si no se les reconoce su labor, pueden solicitar una evaluación que determine su capacidad y rendimiento.

De éste modo podrán conocer la opinión que se tiene de su trabajo y las posibilidades que tienen de avanzar. Si en un tiempo prudente tú notas que no avanzas y que no te han dado la oportunidad que consideras mereces, si además has sido comunicativo con tus superiores sin tener resultado, entonces debes hacerle el señalamiento, pero de ninguna manera dejes de cumplir con tu deber como una forma de presionar pues esto, en vez de ayudarte, crearía desavenencias con la empresa; además, al faltar a tu responsabilidad, darías paso a la justificación para que tu reclamo no sea tomado en cuenta, y correrías el riesgo de ser sancionado.

El Reconocimiento del Derecho

Como eres responsabilidad de tu supervisor o jefe inmediato, su progreso también depende de tu trabajo, así que es tu deber apoyarlo, y es deber de él reconocer tus derechos y capacidad (si la tienes) y, en el momento que él justamente lo considere oportuno, recomendarte ante sus superiores, para un aumento de salario (o promoción), u otorgamiento de algún otro Beneficio.

De no hacerlo debe señalarte los motivos por lo que no lo hace.

Si no hace nada de esto, entonces está faltando a su deber, lo que te otorga el derecho de canalizar tus quejas por otras vías más influyentes y responsables, siempre que honestamente consideres te corresponde ese derecho.

“UN SUPERIOR RESPONSABLE SABE RECONOCER

EL VALOR DE LOS DEMÁS"

“UN EMPLEADO HONESTO, SI LE FALTA CAPACIDAD LO ADMITE Y BUSCA EL MEDIO DE MEJORAR LA CALIDAD DE SU TRABAJO"

Para Alcanzar la Excelencia

En otros aspectos, un empleado para alcanzar la excelencia, debe:

1- Tener pleno conocimiento de sus funciones.

2- Dominar el área en que labora y buscar la forma de mejorarla.

3- Tener buenas relaciones con sus compañeros.

4- Ser colaborador.

5- Exponer su criterio con claridad.

6- Buscar soluciones, sin crear complicaciones.

7- Trabajar con entusiasmo y,

8- Sin ser bromista, tener buen sentido del humor.

El Derecho a la Superación

Debo recordarte que todo en tu vida depende de lo que tú quieres ser en realidad. Si no tienes una profesión (o si la tienes) y además de trabajar quieres estudiar y especializarte (o seguir estudiando), ¡tú puedes hacerlo! ¡Tienes derecho a superarte!

Si consideras que te sobra tiempo en tu trabajo para participar en otras áreas que puedes dominar, ¡tú puedes hacerlo!

Si honestamente crees que no te están dando la oportunidad que mereces y que en otra empresa puedes progresar más rápidamente y deseas cambiar de trabajo ¡tú puedes hacerlo!

Todo lo que tú quieras, lo puedes lograr si tienes la confianza. Pero claro, antes de tomar una decisión sobre algún cambio en tu modo de vivir, debes analizarlo detenidamente: Si eres soltero o soltera y tu compromiso es sólo contigo, posees algo muy importante: "LIBERTAD DE ACCIÓN Y TOMA DE DECICIONES". Con ésta puedes asumir todos los riesgos que desees, tales como: Cambiar de empleo, ejercer una nueva profesión, hacerte independiente, crear algún negocio, y todo lo que puedas imaginarte, siempre que cuentes con los medios adecuados.

La Estabilidad de los Empleados

Si eres casado o casada, con hijos u otros familiares que dependen de ti, entonces, deberás analizar mejor tus posibilidades.

En primer lugar debes centrar todo tu esfuerzo en superarte y no cambiar de empleo sin haber analizado bien el paso que vas a dar, y si este corresponde realmente a tus aspiraciones.

Toda empresa ve con buenos ojos, la estabilidad de sus empleados, más aún, cuando son casados y tienen hijos. Esto es así, porque de la estabilidad de los trabajadores depende la estabilidad de la empresa. En pocas palabras, le garantiza la permanencia en un puesto donde, además del conocimiento, se requiere las experiencias acumuladas por el tiempo en un sistema que, aunque se considere común, es particular a cada institución.

Generalmente existen planes sociales que benefician a los empleados en diferentes aspectos (más cuando se es casado o casada). Es importante saber cuales son esos beneficios antes de tomar un empleo. Si ya lo tienes y no lo conoces, investiga cuáles son, a quienes le corresponden y en que medida te pueden beneficiar inmediatamente o en el futuro.

La Toma de Decisiones

Si después de analizarlo, ves alguna conveniencia para ambas partes (Tú y la empresa), toma el empleo (o sigue en el puesto, si ya estás trabajando), pero recuerda lo siguiente:

Debes dejar bien claro, cuáles son tus posibilidades futuras en el caso de que tu labor llene o rebase las expectativas esperadas por la empresa.

Debes tomar en cuenta también, que algunas empresas no toman la iniciativa de reconocer la labor de sus empleados por sí mismas para mejorar sus salarios espontáneamente, ya que los salarios de determinados sectores se negocian a través de sindicatos o por leyes laborales; por tal motivo, si independientemente tú no le das valor a tu capacidad (demostrada), reclamando lo que consideras justa compensación por tu trabajo, lo más probable es que te quedes mucho tiempo en el mismo nivel.

La energía que pones en tu trabajo, es la misma energía que, con respeto, valentía y arrojo, debes emplear para reclamar tus derechos que no sean reconocidos. Por supuesto, si no pones mucha energía y dedicación en tus labores, careces de argumentos para reclamar.

El Derecho al Éxito

Si al reclamar tus derechos, agotas los recursos antes señalados sin obtener resultados positivos. Si todo se queda en promesas y más promesas, mientras

inexorablemente pasa el tiempo

entonces tu futuro luce incierto.

Ahora tienes que detenerte a meditar. Con tu espíritu siempre en calma y en comunicación con tu conciencia, comienza a planificar

¡USA TU IMAGINACIÓN! ¡FÍJATE NUEVAS METAS!

¡PON TU MENTE A TRABAJAR!

Hay más de un millón de formas para alcanzar el ÉXITO, y tú sólo necesitas una: Elígela, y sin miedo apóyate en este manual. No pienses en el factor suerte de algunas personas, pues tú estás hecho de la misma materia que los triunfadores. Sólo tienes que poner en movimiento la energía incontenible de tu mente. ¡ÚSALA! Recuerda que tú no eres mejor que nadie, pero tampoco nadie es mejor que tú. No desaproveches las oportunidades que se te ofrecen en esta vida, tú tienes todo el derecho de triunfar. ¡APROVECHA TU CONDICIÓN DE SER UNA CRIATURA PRIVILEGIADA! ¡TU PUEDES!

Sabia Dirección

Todos los empleados de más jerarquía, desde supervisores hasta gerentes y ejecutivos, deben regirse por las normas anteriores, adecuándolas a la investidura de sus respectivos cargos.

Por demás está decir que sus funciones requieren de mayor responsabilidad, ya que tienen que dirigir, coordinar, delegar, supervisar, controlar y mantener la armonía de un personal que ha sido puesto bajo sus órdenes, de tal forma, que produzcan el rendimiento deseado por la empresa.

Además de estos deberes, también tienen que asumir la responsabilidad de valorar el personal a su mando y representarlo ante los dueños o directivos de la empresa.

Tenemos que estar consciente de que el buen funcionamiento de una organización, sección o departamento que se dirige o supervisa, no sólo depende de la capacidad del personal que controla, sino también de su sabia dirección. Y para una sabia dirección se debe tomar muy en cuenta lo siguiente:

Cosas a Tomar en Cuenta

A- Una clara definición del sistema de funcionamiento, basado en un organigrama y manual de procedimientos.

B- Un reglamento que señale las normas por las que debe regirse el personal, tomando en cuenta:

b1- Su posición y orden en el escalafón

b2- Sus obligaciones

b3- Sus limitaciones.

C- Distribución específica de las responsabilidades buscando, en consecuencia, determinar la calidad de los trabajos realizados por cada trabajador.

D- Aprovechar al máximo las cualidades, aptitudes y facultades de los empleados que muestran mayor creatividad e interés por su trabajo en la empresa, asignándole responsabilidades adicionales que les permitan desarrollarse y avanzar en los puestos que demuestren merecer.

E- Consideración de las opiniones y la colaboración de los empleados (asistentes u otros que merezcan su confianza) en relación a los proyectos a desarrollar, tomando en cuenta, lo siguiente:

e1- No ser egoísta y reconocer la inteligencia y habilidad de quien la tenga, apoyándolo en sus razonamientos lógicos, en sus ideas y propuestas, que de algún modo vayan a beneficiar a la empresa. Recordemos que del progreso de la empresa depende el progreso de todos sus empleados.

e2- Permitir a los demás obtener sus propios méritos y dárselos a conocer a las directrices, que de los méritos de la cola y del cuerpo también disfruta la cabeza.

F- Cultivar el respeto colectivo de tal forma que nadie se sienta desconsiderado, ni subestimado en su labor y capacidad.

Esto se logra de la siguiente forma:

F1- Evitando el antagonismo, chismes, compadreos, tráficos de influencias, y sobre todo: Usurpación de méritos

F2- Definiendo claramente las posiciones, de manera que no existan fricciones entre los trabajadores.

F3- Asumiendo la responsabilidad de valorar el personal a través de un método justo, no motivado por influencias, favoritismo, ni por algunas de las causas señaladas en F1, y tomando en cuenta la antigüedad, conjuntamente con la capacidad y la consistencia del empleado.

TABLA DE EVALUACION

Si tú eres empleado u obrero de alguna empresa y tienes un patrón, debes tomar en cuenta que tus exigencias deben estar avaladas por una mano de obra, o trabajo eficiente y responsable; pues así como tú tienes derecho a exigir, también lo tiene el patrón.

Las evaluaciones periódicas que las empresas realizan a sus empleados, toman en cuenta, principalmente, los siguientes renglones: "Calidad de trabajo, Iniciativa, Disciplina, Asistencia y puntualidad", para los cuales yo he preparado una tabla con la que tu mismo puedes autoevaluarte.

una tabla con la que tu mismo puedes autoevaluarte. Click en la imagen para bajarla de

Click en la imagen para bajarla de Internet, o copia esta url, y pégala en la barra del navegador: http://recetasparaelexito.org/graficas-del-libro/tabla-de-evaluacion.jpg

Los Frutos del Esfuerzo

Indudablemente, que tener su propio negocio, disponer de un salario proporcional al esfuerzo y trabajar de forma independiente, son de las mejores formas de ganarse la vida: El primero disfruta con lo suyo. El segundo sabe que a mayor esfuerzo, mayores beneficios, y el tercero dispone del tiempo a su comodidad.

Todos tienen ingresos de acuerdo a sus capacidades, y éste será mayor, cuanto mejor dominen sus respectivas áreas.

A todos debo decirles que gasten en proporción a lo que ganen. Cuando se tiene un buen ingreso se desperdicia más dinero de lo que uno puede imaginarse. Sin convertirse en avaros, deben controlar sus egresos, proporcionándose la comodidad adecuada, y ahorrando el excedente, pudiendo también invertir o reinvertir alguna parte del mismo.

Si tienen empleados, deben de acuerdo a lo que producen, corresponderles con justicia.

TRATA A LOS DEMAS DE ACUERDO A COMO TE GUSTARÍA LO HICIERAN CONTIGO , es una herramienta que te conducirá a comprender el sentido de la palabra "Humanidad" “CULTIVA LAS BUENAS ACCIONES Y MANTÉNTE EN PAZ CON TU CONCIENCIA ” “SE JUSTO Y SERÁS RECOMPENSADO”

Los Artistas

Para alcanzar las metas trazadas en los medios del arte, se deben tener los mismos principios señalados en este manual, pero prestando mucha atención al nivel de riesgo, ya que una persona puede pasar repentinamente de un precario estado económico y pocas relaciones sociales, a uno de extrema riqueza y muchos admiradores.

El riesgo principal es producto de un cambio violento que puede incidir negativamente en la personalidad del individuo, pudiendo entonces caer en el dominio de los vicios o llenarse de vanidad, hasta llegar a ignorar a sus amigos, familiares y su origen humilde, si proviene de esta clase social.

Todo este ambiente, al cual no está acostumbrado el novel artista, lo hace susceptible a ser controlado por expertos, que sacarán provecho de su talento, abusando de su inexperiencia hasta llevarlo a destruir su vida, por lo que habrán pagado un precio demasiado alto para alcanzar la fama. Estos riesgos, sin embargo, no deben ser motivos para que renuncien a sus aspiraciones, pero nunca por nada le quiten la vista al gran peligro que corren.

Los Deportistas

Como el deporte es una disciplina más exigente, que requiere, además del talento, de grandes facultades físicas y un saludable estado mental, el deportista corre menos riesgos que el artista, y toma más en serio su salud y su entrenamiento pues, siendo una profesión con un ciclo de más corta duración, depende de su preparación y condiciones físicas el que se mantenga o siga trascendiendo.

Sin embargo, lo mismo que al artista, le sobran los malos consejeros y los manipuladores; por tanto no deben descuidarse ya que podría verse consumido por su propia gloria o vanidad.

No obstante a los riesgos que también corren los deportistas, como ya hemos visto en los sonados casos de asteroides, tenemos muy buenos ejemplos como referencia a seguir, en lo que es una conducta excelente, tanto en lo deportivo como en la vida personal de muchos jugadores de baseball, boxeadores, jugadores de football, jugadores de tennis y otros deportes.

Por lo que deben seguir los buenos ejemplos y nunca olvidar sus orígenes, ya que posiblemente a estos le deban su éxito deportivo.

La Pirámide Invertida

En el transcurso de todo lo tratado nos hemos referidos a las cosas y causas que pueden conducir a los seres humanos a su autorrealización.

Hemos dado a entender también, que el éxito no es necesariamente una cuestión de riqueza material (aunque es un factor para producirla) y que la riqueza material, si no es bien empleada, puede conducirnos a una vida miserable llena de egoísmo y avaricia.

Esto nos lleva a la reflexión de que nuestra forma de vida depende de nuestra decisión, como también depende de nuestra decisión, en lo colectivo, el destino de nuestros descendientes y de nuestro mundo.

Actualmente

de nuestros descendientes y de nuestro mundo. Actualmente Integración de la Sociedad Es imposible que el

Integración de la Sociedad

Es imposible que el “YO” pueda sostener por mucho más tiempo este enorme peso de la pirámide invertida, la cual apenas puede sostenerse en equilibrio y, cuando el “YO” se derrumbe, la pirámide también lo hará, razón por la cual, todos, absolutamente todos, saldremos perjudicados.

Se hace urgentemente necesario reorganizar los bloques que la componen, de tal forma, que sea

Se hace urgentemente necesario reorganizar los bloques que la componen, de tal forma, que sea la sociedad quien sostenga a la pirámide. De esta manera el “YO”, desplazado por el “nosotros”, quedará en la cúspide, desde donde podrá deslizarse sin problema a través de nosotros, de nuestras familias, de nuestros amigos, nuestras ciudades e instituciones, nuestros países y nuestras culturas, hasta llegar a la integración de la sociedad, que será la sólida base de nuestro futuro y nuestro mundo; con aire puro, verdes prados, frondosos árboles y alegres ríos corriendo en sus causes, todos ellos, ¡en fin!, libres de contaminación.

Sólo con una sociedad donde se respete la institucionalidad y la continuidad del estado, en lo que concierne al bienestar colectivo, podremos evitar que se desintegre nuestro mundo, ya bastante requebrado por los depredadores carentes de conciencia, que sólo buscan sus propios beneficios.

El Orden Social

Luego de que estos bloques sean recompuestos, el yo tomará conciencia de que por mandato de nuestra sociedad puede convertirse en líder o dirigente y situarse en la cúspide de la pirámide, o más bien en la cúspide del árbol genealógico del progreso. Árbol que debe traducirse en el fortalecimiento de nuestras instituciones, nuestro sistema democrático y el desarrollo de la educación, de la clase obrera, comercial y empresarial, las cuales deben sustentarse recíprocamente.

Cuando pueda equilibrarse con justicia el orden social, y los dirigentes políticos, y todos los que carecen de vocación de servicio, empiecen a adquirirlo y a implementarlo, entonces veremos la pirámide recomponerse de esta manera:

Para Restablecer el Orden Social

Para poder restablecer el orden social se necesita la colaboración y trabajo en equipo de todas las persona, instituciones y empresas exitosas, así como las de aquellos que, como estudiantes o profesionales, buscan alcanzar el éxito; un éxito que, desde lo personal, también debe estar enfocado al éxito colectivo, el cual se traduce en beneficios sociales. Estos beneficios sociales, en el orden educativo, cultural, deportivo y empresarial, dirigido a la producción de bienes intangibles y materiales, tanto para el consumo local como para la exportación, son los que conllevan a que una nación disfrute de una economía sana y leyes justas, donde el flagelo de la corrupción, amenazado por la espada de la justicia, se ve obligado a cederle el paso a la honradez y honestidad que debe revestir a cada ser humano.

Los que no puedan adaptarse a vivir en armonía y conformarse con los bienes que honradamente puedan producir, al final se verán confinados al repudio de todos los sectores sociales y terminarán con sus huesos en la cárcel.

Ya es tiempo de quitarnos la venda de los ojos, y enfrentar la degeneración de valores, que a quien más afecta es a los países subdesarrollados y tercer mundistas, los cuales sufren una gran crisis económica, social y cultural. Aunque los antivalores han ido en un aumento constante, no se puede perder la esperanza, ya que todas las grandes crisis terminan promoviendo grandes cambios sociales.

La Política en el Orden Social

En los grandes cambios sociales, impulsados por crisis, que registra la historia, la colectividad, después de aportar su cuota de sacrificio, ha salido beneficiada.

Es como la extracción de una muela dañada, luego del sufrimiento viene la curación, en un proceso de cicatrización que se toma su tiempo por lo que, en tal caso, debemos ser pacientes, que luego de la extracción ya habrá pasado lo peor y deberemos aguardar el proceso de recuperación.

En todo lo que me he referido sobre el orden social, como protagonista principal está la política, la cual es ejercida por buenas y malas personas.

Las buenas personas, muchas veces son también muy ingenuas y terminan siendo utilizadas por las malas personas, las cuales se fingen buenas. Estas malas personas, por lo general son muy hábiles e inteligentes. Si se pudiera crear conciencia en ellas para que verdaderamente trabajen a beneficio de sus respectivos países, regiones y nuestro mundo, serían los mejores contribuyentes para los cambios sociales positivos. A ellos, y también a los que se consideran honestos, los llamo a la reflexión, y los invito a leer (con un clic) el siguiente Manifiesto: "Manifiesto a la conciencia"

La Unidad en el Orden Social

Si ya leíste el manifiesto a la conciencia, es posible que en este momento te estés preguntando porqué hago tanto énfasis en el éxito colectivo, cuando cada

persona, en este convulsionado mundo, debe estar empeñada en resolver sus propios problemas, y la razón es muy lógica: Si cada persona (tripulante o pasajero de un mismo barco), durante una tormenta en alta mar, sólo se preocupa por salvarse a sí mismo, y todos dejan el barco a su propia suerte, lo más probable es que el barco se hunda, se pierdan todas las pertenencias y pocos lleguen a sus respectivos destinos.

Es por la referida razón que debemos trabajar unidos para el éxito personal y colectivo, ya que el éxito de cualquiera de ellos tiene poco sentido sin el éxito del

otro.

Como sabemos que el éxito colectivo es un largo proceso promovido por un cambio en los valores sociales, dentro de nuestra cuota de sacrificio, no podemos descuidar las metas personales que nos hemos propuesto alcanzar, pues debemos recordar que el éxito colectivo depende de la suma de los éxitos individuales, para lo cual debe haber coordinación en el orden social.

La Coordinación en el Orden Social

Es importante saber que para que el éxito colectivo funcione, nadie debe trabajar por su propia cuenta, sino que se debe emplear el trabajo en equipo (tema que tratamos al principio) en una estructura conformada por instituciones y personas que, aunque tengan sus propias responsabilidades, actúan coordinadamente hacía un fin predeterminado, que lleva al éxito del orden social, debiendo hacer énfasis de que sin orden no hay progreso social verdadero, y sin coordinación no hay orden.

Si tomamos el ejemplo de sociedades tan diminutas como las de las hormigas y las abejas, veremos que el beneficio personal depende del trabajo colectivo, cada cual ejerciendo el papel que le corresponde, pero sin menosprecio del papel que juegan los demás, pues todos contribuyen al éxito de la colonia.

Así que, mientras más pequeños nos sepamos en comparación con el Universo, mayor será nuestra grandeza espiritual, y disfrutaremos mejor, los muchos o pocos bienes materiales que tengamos o podamos adquirir honradamente en el futuro.

Una muestra gráfica de la coordinación del trabajo en equipo se presenta en la siguiente gráfica, en un sistema satelital diseñado por mí, que indica como deben fluir las informaciones entre los miembros de un equipo.

Como podemos observar, el coordinador general, mantiene comunicación con cada uno de los coordinadores, los cuales, a su vez, mantienen comunicación con cada uno de los que componen su equipo o grupo de apoyo.

con cada uno de los que componen su equipo o grupo de apoyo. Si no funciona

Este es un esquema realizado por mí, pero cada cual puede experimentar con modelos propios. Los mismos pueden estar compuesto por menos o más satélites, y cada satélite por menos o más personas. Todo depende de la necesidad del proyecto.

Coordinación del Grupo A

Coordinación del Grupo A Si no funciona el enlace de la imagen para bajar esta gráfica,

Los Frutos del Éxito

Así como esta herramienta para la coordinación de un equipo, existen muchas otras que facilitan los trabajos, y tú también puedes diseñar tus propias herramientas, de acuerdo a la necesidad de cada proyecto.

Sobre los temas tratados, se han escrito miles de libros, pero este, más que enseñarte lo poco o mucho que pueda yo saber (o creer que sé), busca despertar en ti el espíritu de la creatividad e incentivar la depuración y uso de tu criterio para que el éxito que puedas alcanzar sea un éxito transparente que produzca tanto beneficios personales como colectivos.

Como el éxito de una persona siempre puede generar la envidia de los ineptos y otros inválidos mentales, trata de aprender a conocer a las personas, sobre todo en lo que a la sinceridad se refiere, pues cuando empieces a cosechar los frutos del verdadero éxito, te darás cuenta que te sobrarán los amigos, y que entre ellos vendrán disfrazados los adulones, los cuales pretenderán confundirte con sus halagos. Para que esto no te suceda, recuerda siempre la siguiente reflexión:

Reflexión

Es preferible conocer lo mal que alguien piensa de nosotros, que prestarle demasiada atención a lo bueno que de nosotros se dice.

Cuando escuchamos lo bueno que se dice de nosotros, corremos el riesgo de volvernos vanidosos, más aún, si lo que se dice está desprovisto de sinceridad, y sólo busca hipócritamente la forma de agradarnos.

Cuando conocemos lo mal que se piensa de nosotros, recibimos la oportunidad de superarnos, para lo cual debemos reflexionar con humildad, despojándonos del orgullo y la arrogancia que nos hace sentir superiores a los demás,

y aunque los demás con sus lisonjas motiven a nuestro ego a sentirnos superiores, pensemos que la mayoría de las veces, las lisonjas no son más que un soplo de aire para inflar a un globo, que al final: “o se desinfla o revienta”

Casi al Final

Amigo lector:

Hemos arribado casi al final de este manual. Digo "casi al final", porque el mismo carece de conclusión.

Esto se debe a dos razones:

La primera es, que éste no pretende ser un libro que se lee y luego se deja abandonado en la oscuridad de una gaveta, ni apretujado entre otros libros en algún librero que decora la estancia de cualquier lujosa habitación. Busca, por el contrario, formar parte de la vida diaria de quien lo lea. Que lo acompañe y le sirva de estímulo en el fortalecimiento de sus ideas y creencias positivas. Que le sirva de base en la ampliación y depuración de los conceptos emitidos por mí, que lejos de considerarlos perfectos, sé que con la ayuda de ustedes se pueden mejorar, por lo que los invito a que aporten sus conocimientos para robustecer este manual en las subsiguientes modificaciones y ampliaciones, las cuales serán revisadas y ampliadas de acuerdo a las opiniones, colaboraciones o críticas constructivas que se reciban.

La segunda razón por la cual este manual carece de conclusión, no la conozco, pero sé que debe existir en cada uno de los lectores.

Ustedes son los llamados a crear sus propias conclusiones que los conduzca a descubrir, que dentro ¡muy dentro de cada uno de ustedes, hay un triunfador que lucha por salir!

Si de alguna forma este manual te sirve de apoyo para alcanzar las metas que te has trazado. Si te sirve de ayuda en tu autorrealización. Si puedes lograr el éxito anhelado, utilizando algunos de los principios por mí señalados. Si empleas los conocimientos adquiridos y los fecundados por tu propio razonamiento a beneficio de

cada persona que lo necesite, estando tú facultado para hacerlo. Si puedes sin egoísmos dar continuidad al ambicioso proyecto de alcanzar la paz universal, borrando el odio, los rencores y la injusticia social. Si puedes, sin más ofensas que precisen de perdón, compartir tu amor con alguien. Si logras, sin pensar en ti, hacer feliz a los que te rodean. Si todos ustedes, amigos lectores, así como yo, aportamos nuestros más elevados sentimientos a beneficio de la humanidad; este mundo estará encaminado a producir seres humanos más perfectos y un estado más avanzado de la conciencia, donde las interrogantes:

¿Quién soy?

¿De dónde vengo?

¿A dónde voy?

lejos de causarnos temor, nos llenarán de optimismo; teniendo la certeza de que este mundo nuestro que es la tierra, ojo luminoso multicolor moldeado por las manos prodigiosas del más grande de los artistas, no es más que un paso de avance en el escabroso camino que nos conduce a la verdad