Está en la página 1de 416
ENVER HOKHA Estas Reflexiones sobre Chino. han sido sacoda: del Diario. Paltico del camara 4 Enver Hoxho, Las motos publicadas en fate tomo eborcan el periodo, 1962-1972 Exe tomo, asi como olta que comprende cl petioda haste diciembre Ge 1977, heron publicodor por primera ver y dstibuidos En el seno Gel Portigo en enero de 1978 ‘Ahoro, ambos tomos se ponen en tele tn paral pablico en olbangs yen vost longus extranjeres En estos erefos oporecen lor sigiogs de Io dreccin. chino, su troyectovia re Soni, envoy entalbonese tas notes ofres que podan ser pu blicedas posterloiments, permitian Tos lectores constoter ef espinty de. princpios aiue inspira ol PTA en au ondlais y en | Haan de potion on defense del ma ER HOXHA REFLEXIONES. SOBRE.CHINA. i 1962 — 1972 EXTRACTOS DEL DIARIO POLITICO . INSTITOTO DE ESTUDIOS MARXISTA-UENINISTAS NRDJUNTO AL. COME CENTRAL DEL PARTIDO ‘Tisto original SHENIME PER KINEN (CASA EDLTORA «t NENTORI PREFACIO En los dos primeros tomosde «Reflexiones sobre China», partiendo de los principles fundamentales del marxismo- Ieniniema que et Partido del Trabajo de Albania aplica consecuentemente, se han expresado puntos de vista y hecho una serie de valoraciones acerca de las diversas posuirasy acciones de la direceid china desde comienz08 ddl sfc 1962 hasta diciembre de 1977 stos puntos de vista y valoraciones estin basados en Ihechos y seontecimientos de los eles hemos tenido cato- cimionto a través de la prensa china y extranjera, de Ia Bmbsjada de Albania en Pekin y en raras ocesones olicialmente por conducto de los propio dirigentes ehinos. Dado que los datos que poseiamos eran parciales & insufcientes debido a que los dirgentes chinoe no nos hhan puesto al corrente nl siquiera de las cuestiones més im= portantes relatvas a a situacién en China y ala activided de tu partido, not hemos visto obligados @ hacer suposcio~ res y de aht sncar conclusiones y expresar opiniones sobre 1a politica china, ast como sobre las consecuencins de esta politics, caracterzada en todo momento por vaclaciones ¥ oportunismo {Las aprectaciones sobre ls diversas acttudes y accio- nes de los dirigentes chinos lan so Devadas al papel, dia dis, bojo la forma de diario, en los momentos en que fe han produeldo 0 cuando nos bemos enterado de elas. Los lectores habrin de tener en events este hecho para smprender mejor el proceso del canoeimiento por nuestra parte de la Iinea china y Ia dialéetica de las posiciones arxise-leninistas del Partido del Trabajo de Albania. Tl Partido del Trabajo de Albania, fe! alos principios el internacionalismo proletario, ha defendido al Partido Comunista de China y @ la Repiblice Popular Chins tanto feuando los reviionistas modernos jruschovistas, titisas y ‘otros los atacaron, como en el curso de Ta Revolucion Cul- fural cuando Tos ullearevisionlstas chinos, eon Liu Shao~ hi y Teng Siao-ping «la cabeza, amenazaban seriamente GI PC de China y a Miao Tue-tung. Al mismo tempo ba Sequldo con preceupeeion las posiiones y los actos anti- mmarxistas que en muchas ocasiones ae observabsn en 10s Urigentes chinos, y ha manifesta, de 2a manera lo més ‘eal posible, opiniones exitleas acerca de todo fo que ocurréa China, opiniones que en el momento oportimo ha expre- ‘Eid también a le direceiin china, eon la esperanas de que te eacauraria por el camino justo. Este deseo se retleja fambién en los eserites que comprenden ambos tomos. ero, desgraciademente, el revisionismo en China se fue reforzands eada dia mis, 'B Partido del Trabajo de Albania, en su VIT Congreso yen el It y IH Plenos de su Comité Central, ha snalizado i fondo las posturas antimarsisas y la sctuacién contra~ rrevolucionatia de la direceiéa revisionisia china, no ex- tluyendo la responeabilided de Mao en Ia situacion ereada alae notas podrin servi a los comunisias, a fos euadros {y dems lectores para completar sus conocimlentos sabre {1 Camino del desarollo del revisionismo chino y sobre Ta lucha del PTA contra Mayo de 1979 1962 10S COMUNISTAS REVOLUCIONARIOS ESPERAN QUE CHINA SE PRONUNCIE, ABIERTAMENTE CONTRA EL REVISIONISMO JRUSCHOVISTA ‘Los comunistas revolucionarios de todos los partidos comunistas y obrenoe del mundo esperan que el Partido CComunistn de China asuma una posiciin ablerta y directa de condena al revisionlsmo jeuschovista, que se va difun- diendo y veasions dafos, y que sélo ha choeado con un fadversario declarado: ol Partido del Trabajo de AMbanta. ‘Todos ellos ae solidarizan con le juste lines de nuestro Partido y Ia apoyan; sdmiran su osadia, pero con razén fesperan que ol Partido Comonista de China se pronuncie fin reservas. La teen que China utilza en I lucha ideoldgiea contra los jruschovistas no estimala a Tos ele- mentor revoluconarios, y a la vez Jos vaclantes tlenen tun pretexto para decir: «China, en aras de la unidad, no fctia abieramente, por 1o tanto nosotros debemos hacer To mlsmo, porque de lo eontrario nos escindiriamos, y esto hharia dafion. Tal cosa ocurre cuando Tos. revisionistas actian de manera ablesta y solapada, golpean,ealumnian, tte, Se trata de un problema importante, pero hasta ahora los ehinos no han fenido alngin contacto con nosotros para cconversar sobre estas cucstiones. Si nuestros enemigos supieven que entre nosotros no existe Ia mds minima con- falta geerea de Is Tacha contra los revsionistas modern0s, se sorprenderfan. Jamés podvian ereérsel, pero es asf. ‘5 DR ADRIL, DR 196 EL TIEMPO TRABAJA PARA NOSOTROS, PERO PARA LOS CHINOS TRANSCURRE MUY LENTAMENTE. 1a téctica que sigue el Partido Comunista de Chine cn contra del revsionlsme jrusehoviss, en mi opinidn, no ts del todo correcta, Me parece que, independientemente de clertas consideraciones (como por ejemplo que Chins tenga tun potencial econémico y malitar més débil que la Union Sovitica, ss dificultades ezonémicas temporales, las dle Helles situaciones creadas por el imperislismo norteame- HHeano, las eventuales acusseiones que serém formuladss, yquedehecho ya se ein haclendo sobre el =chovinlsma de gran Extado chino», o Iss acusaciones de «dividir el movimiento comunista», ete), el Partido Comunista de Chi- na deberia adoptar una postura ablertamente miltante en defensa del marxismo-leninismo, Guardar sllencio para, ‘upuestamente, preservar una deteriorada unidad del ‘movimiento comunista © del campo socialist, cuando se observa que In enfermedad es grave, que Ios enemigos to aélo son incorrgibles, sno que activamente orgenizan, cslumaian, afsean, luchan, no ¢8 af revolucionario nl co- ‘recto, En Ia misma medida que Tito es endererabie, 10 send Srucchov; s el primero legé a un determinado punto, segundo ha iegadoo llegar 86, Al primero velecalifics 4e traidor, al segundo, por razonee de «téctleae, 6 le tat e -eamaruda, E tempo trabsja para nosotros, pero debe mos ayudario para que corra de manera revolucionaria, ‘Me parece que para los chinos el tiempo transcurre may lentamente viemnes LOS CHINOS TIENDEN LA MANO A JRUSCHOV El embojedor chino vino a comunicarme un mensaje del Comité Central del Partido Comunista de China Girigido al Comité Central del Partido del Trabajo de Al- bania en el que, on substanca, se sefala Et Comité Centrat del Partido Comimista de China estima que e= preciso convooar una reualén con os soviétcos en base a las propuestas de lot partidos indoneso, vietnamita y neoze- Tandé, a fin de allan los desueuerdos y reforzar 12 lunldad del campo socialista. Debemos tomar la iniciaiva, dicen los eamaradss chinos, y enarbolar In bandera de la tunidad, Agrogan que ellos comprenden las condiciones que ‘hemos puesto para Ik celebracén de In reunién, pero que no sendin aceptadas por Ios otros partido; por consiguiente el Partido Comunista de China, por su parte, no pone cond cianes, y propone que Intercambiemos delegaciones a nivel de partido para diseutir el problems, Les responderemos. Aceptamos un intercambio de de- legaciones con ol Partido Comanista de Ching, pero no ‘modifiearemos un Gpice nuestra posiciin respecto a Ia reu- ‘lén que se nos propose realizar con los revisionistas sovitics. Et eamino por ef que atentan Hevarnos los camaradat chinos es erréneo, es un camino de vacilaciones, oportt~ 10 nista y de concesiones respecto al traidor grupo de ruse ‘hoy, eleual se eneventra en una situacién grave y reewsre ‘a inigas para eseapar a In derrota, Los camaradas chinos Te tienden fa mano para sacarle del lodazal, le dan la pos idad de reforzar sus posiiones para que vuelva alaca. a antes 10 De ABEL DE sB62 {POR QUE ESTAS VACILACIONES RESPECTO A LOS REVISIONISTAS SOVIETICOS? Pareoe sor que ml conversaclén del 6 de abel con el ‘embajador Lo Shi-gao ha oblgado a los eamaradas chinos f entregar a muesiro embajedor copias de las cartes Intercambisdas entre el Partido Comumista de la Unién Sovidtca y el Partido Comunista de China. Para nosotros 1 contenido de dichas eartas es nuevo, porque, en el men= saje que nos entregaron, los eamaradas chinos no hablaban de esta correspondencia. Mi eonversacién hizo que esta correspondencia, que por lo visto los camaradas chinos ppensuban ocuiternos, sliera al descubierto, xe 2 el comienzo de una actitud incorrecta hacla nosotros, puesto que en las cartas se nos menciona, Lo comecta hublera sido que el Partido Comunista de China, ‘antes de responder al Partido Comunlsta de la Unién Sov ‘iétiea, nos hubiera puesto al corriente del contenido de la carla que se enviarla ¢ dicho partido, y soliitar, en lo posible, nuestra opinign (puesto que en ella se trataba fe nosotrer). Lego, al te tombs o no en consideracién nuestra opinién, es otra euestién. Revulta pues que los cameradas chines, desde hace ‘dompo y sin saberlo nosotros, han entablado negociaciones ‘on los revislonistas soviticos para tener encuentros y ouniones con ellos, y en este sentido Ian dado su apro- bacién, Las conversiciones que ahora busean mantener con 2 ‘nosotros, tienen por objetivo convencemos de que acepte- ‘mos encontrarnos con los jeuschovistas, suprimiendo Is Condiciones. En easo de que nocotros no levantemos las condiciones ntonces los camarsdaschinosse librarian dela responsabilidad, endrian as{ un -argumento» para dlscul- paroe ante Nikite, que les acuss de ser ellos quienes nos Jian, dciéndole que ano 3 verdad, que ~Intercedimos tte los albaneses y les aconsejamos, pero no nos hieleron aso. Después de esta victoria, Jruschov Jes propondré: “reunémonos tin lo albaneses yazveglemes nuestros asun= fos, Si llegin aceptar también esto, los camaradas chinos se meterdn en erminos atin més escabrosos, caerén en la eleda de Nikita Jruschov, el cual a toda costa pretende aller al Partido del Trabajo de Albania. ‘Las copias de Ins earas que reebiremos, nos eselare- cori plenamente Ia actitud de los eamaradas chinos. ero, deade ys, eon los datos de qve disponemos, una cosa festa lara para nocotroe: e& probable que hayan cafilo en {a trampa que les han fendi, dado que nos han ocultsdo Ja correspandencis intereambieda entre el Comité Central del Partido Comnista de la Unis Soviética y el Comité CCentzal del Portido Comunisa de China. ¥ aqul han come- fido un grave error, Esto es evidente para nosotros aun sin aber el contenido de Ja respuesta china. Por Jo que se reflere a la carta de los sovitices, nos imaginames to ase cic, 18 aveves 12 DE ADRIL, DE 1982 LOS CAMARADAS CHINOS CRITICAN A LOS REVISIONISTAS SOVIETICOS ‘Hemos recibido el resumen de Ia carta de respuesta ‘que of Comité Central del Partido Cormunista de China ha fenvindo al Comité Central del Partido Comunista de la Unidn Sovistica. La euestion no parece ser del tod como nos In imaginahamos. Nos hemos equivecado en nucstras supo- sdciones sobre la respuesta que darian los eamaradas ehinos. ‘AL parecer, los eamaradas chinos estan reflexionando than ssumido una aetitud correcta tanto respecto a nuestro fasunto como al suyo, y también acerca de los demi pro- Dlemas generales, Bn la earta,consideran culpables a los sovidticos, Jes hacen reeponsables y les exigen que sean fells los que tomen la inielativa de mejorar las relaclones ‘on nosotros Lp importante es que los eamaraday chinos fos dean 4 os sovidtees que aus esfueraoe por separar Albania de (China y del movimiento comunista internacional, son vanos f inadmisibles La poricién adoptads por los camaradas ‘chinos frente & nuestros adversarios es buena. No obstante fon el mensaje que noe dirigieron, s¢ observa la tendencia 1 pedimnos una clerta moderacin, Como quiera que sea, vista a través del prisms de la tctica china, la respuesta que han dado a Tos soviticos cesbuens, juste, Nodebemos expresar opiniones prematur, antes de conocer los documenta oficale, sobre las acti- tudes de lor esmaredas chinos UTILIZANDO COMO PRETEXTO ALBANIA, LOS ‘SOVIETICOS REALIZAN UN ATAQUE ENMASCARADO CONTRA CHINA Hoy, , Es dif ‘il de imaginar en qué elase de unidad piensa. Tasiien n= fotros somos partidaris de que se etablezca Ia unidad o- bre la base de justos principos, pero es nesesario que una de las partes edmita que a sneurrido en errores de principio, de lo cantrarlo se llega a compromisoe carentes e principio, Lo iltime no lo aceptames. Me parece que los camaradas chinos fundan muches esperanzas en la convo- catoria de una reunion, y son fieles este formalidad (por- ‘que si ge tiene en cuenta cémo van las cosas, no se Ie puede llamar de otra manera) hasta el punto de aceptar 1 insulto y el deserédito para si y sus allados. Estoy ‘conveneido de que esta manera de netiar, cata tesco, no cs ni combativa, ni revolucioneria, a suencoues 6 De DIciENBRE DE 02 I SIEN-NIEN DIJO LO. CONTRARIO DE 10 QUE, HABIA AFIRMADO ANTERIORMENTE SOBRE LAS ‘CONTRADICCIONES EXISTENTES 'ENTRE NOSOTROS En una cena, Chen Yi rectified las declaraciones Dechas por Li Sien-nien, segin las cuales entre nuestros partidos existen contradieciones. Chen Yi eomenz6 su dls- euro dieiendo: «Entre nuestros dos partidos no hay nin- ‘gona divengencis, ninguna brecha, sino que existe una Unidad plana y de acero-, ete. Bata signifien que Li Slen- rien te ha equivocedo 0 que sus camaradas no estén de euerdo con él Bl hecho e5 que en un almuerzo posterior, ‘Li Sien-nien se contradijo con lo que habia eflrmado ante- lormente accrea do 1s cantradicsionesexistentos entre no- sotrar, Esta ver tenia esrito el diseurs, 8 SILENCIO SEPULCRAL EN LA POLITICA EXTERIOR CHINA, ‘Silencio sepulcral en In politica exterior china. Jrus- chov, Tho y Kennedy se han enttegado a regetens sceretos Y vetemos por dénde y de qué manera saldré el humo de ‘ste asunto. Los chinos guardan silencio y por lo visto han ‘lecidido no contestar a Jeuschoy. Los chinos, a través de los partidos comunistas y obreros que se encuentran en posiciones Intermedias, vaclantes, hacen esfuerz0s pa- a lograr la convoeatoria de una reunién de los par- tidos comunistas y obrerox del mundo, Estos «aldose te abandonan a mitad del eamino el dia menos pensado, estos ‘allados» estin por reuniones de compromise, Jruschov fst en condiciones de organizar una reunién de este tipo cuando mejor le parezca ¥ ests ~aliadose estardn slempre de su 12do, pero Io que desea por encima de toda es liguidar al Parsido del Trabajo de Albania y someter a! Partido Comunista de China. Bn este sentido, Jruschov lucha por erear las condiciones necesties, mientras po ‘dsiazaon desir que China va dando largas a este asunto “ 1963 4 DE JULIO DE 1865 [DE NUEVO UN COMUNICADO INSIPIDO China reafirma que In delegeciin que va a Mosci pars sostencr conversaciones, e mostrar paciente, ete, et. De ‘nuevo China dio a conocer un comunicado sobre esta en= ‘revista, un comunicsdo insipido, en mi opinin innece- fario. ¥ ipor qué todo esto? HI mondo comunisia esti ‘onvenciéndove ¥ se convencerd eada vez mas de I train de ruschov, desenmarcarindolo, srrancando Ia careta a fst taldor. Alguien como. aeonseja paciencia, paciencia, ‘También los chinos hablen de Paclencia, pero creo que- piensan de olfa manera, porque es extrfio que, con todo. qo que dicen y hacen Ios revisionistas, no estén hasta la corona ENCUENTRO QUE NO DARA NINGUN RESULTADO 1a delogncién dol Partido Comanista de China, presi ‘lida por Tong Siao-ping, legs a Moses. En Pekin fue ‘espedida eon gran pompa como si marchase a una fiesta, ‘mientras que en Moset la acogida fue helada, como si se asistiera a un entero. Veamos Io que dard este encuentro formal, inti Extoy seguro de que-no dari ninginvesultado; al contrario, ‘mostrara ctnta reada tenemos nosotros que ponemos loe puntos sobre Ins wless. {Qué resuliad se puede experar de ‘unas eonversaciones con los traidotes jruschovistay, a sar blendas de que en el pleno del Comité Central han adlemado que no retrocederén ml un Spice en st ines? Con esto Jas jruschovistas quieren dece: IChine, setrooedan y par~ tlcjpen en nucstea danza! En estas condiciones, vaya usted a converst, si asi lo desea, con Ios jruschoviatas y hgalo spacientementen soeves ‘10S CHINOS DICEN HOY DE JRUSCHOY, LO QUE ‘JRUSCHOV DECIA AYER DE ITO ‘Chen Vi tuvo una entrevista con nuestro embajador en Pekin, Relz Malile, y en substancia le dijo que «1 reunién de Mosed podrd Interrumpirse para reanudarse en varins faves scesivas, Esto, reealeé Chen Yi, nos intersa ‘a aimbas partes. Después do destlarhiel contra Jeuschov, Aijo: ~Debemos esforzarnos pr impedirle que se ponga del lado do Tos imperalistas, que eapitule, porque se trata de us causa del pushlosovieticon, ete, ete. Nosotros, coneluys, stultemos desenmascarindale sin cesat>, et, Tin los camaradas chinos afloran vacilciones, se en- clenden y se apagan, dan In impresién de no tener una tetica lara, sino muy vacllante, muchas veces se dejan Inmidar por las prestones de los sovléteas, que son arro~ ttantes, Los chinos dicen hoy de Sruschov, lo que Jrsschow decia ayer de Tito: es un enemigo, es el caballo de Troy, pero debemos impedir que se una al enemigo, que eapitle, porque se trata de Ia causa de los pueblos de Yugoslavise, tc, y al final él y Tito se abrazaron, se convirllezon en smigos, en allados, se heferon eompinches para combats= ros. HiQué triste es esto para le chinos!? con a LOS CHINOS NO SE DAN PLENA CUENTA DE LO ENEMIGO QUE ES JRUSCHOV ‘Los chinos todavia nose dan plena euenta de Io enemigo que es Jeuschov, a pesar de que el eamino ane sigue este traidor ya et evidente. Marcha hacia un aeverdo om Tos imperalistas norteamericanos, hacia las renunclas ¥ los compromisos. AS! pues, no estamos ante una persona {un grupo que comete algunos errores, y que @ mitad Gel camino ve ol precipicio s donde se dtige y retrocede; fen este caso seria necesaro, sin hacer concesiones en {os principios, maniobrar para no empujarie a los brazos de les imperialistas-, Pero en cambio, con Jruschov no es fen abeolulo oportuno al justfieado pensar en semejante ‘rosa, ni mucho menos hacerlo. Su traicin es total 10S DE -EN MEDIO» SE INCLINAN MAS HACIA LA DERECHA, ‘Los camaradas chinos contemporizaninstilmente. Los igrags excesivos que, a su juci, tienen lados positives, de hecho también tienen muchos sspectos negatives. Los de «en medion, como Ilaman los chinos a Tos partidos que dicen estar en contra de druschov, pero que no stlen abiertameate nl contra él nl en pro de nosotrs, no pueden sor ganados con eitas posturas, estén a favor de una pol thea ade tira y aflojav, de «no agravar las cosas, de estar ‘9 la expectativar; se inclinan més hecia la detecha. Por ‘20, tal cosa favorece a Jruschov y su banda. Estoy conven cdo de que asi el traidor no puede ser frenado, segura sit famine, petsstind en au treicién, El tiempo no tardaré en fconfirmarle ain. mejor. ot [EL VIENTO SE LLEVO LAS VANAS ESPERANZAS DE LOS CAMARADAS CHINOS Hy los sovisticos hicieron pablica una carta abler ‘una carta infame que contiene afaques manifiestos contra Ia direeeién china. El viento se levé las vants esperanzas de los camaradaschinos. Creo, ¥ no me eabe Is menor duda acerca de ello, que ahora no les queda otra alfernativa que ‘marchar por el camino justo y revolucionario de nuestra Partido, La carta etd repleta de invenciones, de ealum- ‘las y do doformaciones. Les alaques de los que est lena ‘ta larga carta, que semeja un ariculo demagigico desti- nado a os tontos, a los eentimentales ym los eobardes, constituyen ai eeencin, Una sola cosa impregna toda It atta: La direccion china es eeesionist, ex dogantie, nego fs peligeosa, por eso hay que condenarla y aislarla. Los atbaneses son instrumentos de los chinos, ¥ los otros son ‘unos ronegades, ete. 52 18 DE sULIO DE wet JRUSCHOY SE QUITO LA CARETA. LLDGO EL ‘MOMENTO DE QUE LOS CHINOS FUSTIGUEN DURAMENTE A ESTE PERRO ‘La carta de los soviticos no contiene ningin ang= mente, besado en hechos, que refute politica y teérica- ‘mente Jos documentos chinos. Elude los problemas clave fom el diablo la eruz, los esquiva, y combate las tesis ‘hinas eon un lenguaje peridistleo de To mis banal, Pero festa carta tiene au Indo positvo, porque ayuda al movie mento comunista a ver més claramente que sus eutores fon une traidores y empuja a los camaradas chinos @ inencifiear sin més su Tucha, ‘La manera sindirecta» de renecionar de los eamaradas chinos resulta gastada, ¥ este modo de usar las expresio- nes «partido hermano», «un certo dirigenten, «un cierto Estado, ete, produeia un mal efecto, “Irucchow ya s0 pronunels ablertamente, y no podia Inacerlo mis ablertamente. Abora ha legado ef momento dle que los chinos fustiguen duramente a este perro, porque filo ast se podri lograr la victoria sobre el bandidaje Jruschovista, 83 sumxcouns LOS _CHINOS CONTINUAN SUS _VANAS ‘CONVERSACIONES CON JRUSCHOV {Los chinos continian sus vanas converstciones com lot sovléteos al mismo tempo que Jruschov conversa, come, bebe y rie con A. Harziman, vieeseeretario del Depart ‘mento norteamerieano de Estado, y on lord Hailsham, ministro inglés de Asuntos Cientificos y Teenologieos. iQué contraste! Cuan lejos va la traleént Seuschov dirige per= sonalmente las conversaclones, ha arojedo a Joe pies de Jos imperallstas Ia dignidad de Is Union Savidties, pues por Jo que se refiere 2 Ia dignidad del eamunismo, no puede hacer nada contre ella, ya que él mimo no es un ‘comunisis, sino uno de los revsionistas més abyectos. Es un tanto raro que los chines sigan golpeando en Ihierzofrio con estos traldores. La paciencia tiene ua limit. Alls ellos, porque nosotros nos hubiéramos levantado y Inubiérames partido, Por qué dar larges al asunto, Ia trie iin et evident, MAY QUE COMBATIR SIN PIEDAD A LOS TRAIDORES DEL MARXISMO-LENINISMO Por fin, Teng Siao-ping salié ayer de Mose hacia Pekia, donde fe reibido persanalmente en el acropuerto ‘por Mao, Seguramente sacarin a Is Tux alin comunicado para decir que no hicieron nada ‘Br init entablar conversaciones con Ios taidores del ‘marxismo-leninismo, por Ia tenella razén de que son unos {raidores. Bs indil entablar eonversaciones con os revsio- nists, por Ia senellarazdn de que son unos renegados del Imarxismo-leniniemo, Hay que combatilos y desenmasca- tratlos sin piedad, 93 2 DE JULIO DE 1 NO A LA CAPITULACION, SI A LA LUCHA CONTRA LOS REVISIONISTAS Los chinos contindan publicando articulos eves para informar al pueblo ya su partido sobre Ios divers insul= tos y ataques Ienzados por lor revisionstas modemnos eomtra la direceiin china. Ponen asimismo de relieve los logis que el eapitalismo mundial hace de Jruschov y de su linen traldora, Se trata de un problema suyo, Pero, por ‘0140 lado, no ponen al pucblo chino al eorriente de Tas pan tos de vista del Partido del Trabajo de Athanta que detiende ef marxismo-leninismo, que desenmascara la linea traidora dle Sruschov y compania y defiende a Chinn y a su Partido (Comunista Los camaradas ehinos no mantienen une aetitud correcta on esta cuestin. Se atienen a Ia vieja tdetica, ala postura que mantuvieron en el XXII Congroto del Pesta CComunista de la Unigm Sovidtiea, Esta ttien es insostent- bo, es anserdnica y pemiciosa para el movimiento comu nista. EI que no publiguen en su prensa los artculos del diario 422043 popullito, da a entender que los eamaradas ‘chinos tienen mle, Con ello demuestran sus vailacones fen esta cuestn, lo cual no es justo nl esté de severdo con los princpios. Los eamaradas chinos no marchan al compe de fos acontecimientos y del tiempo. Si piensan que con no publicar nuestros articulos dljan supuestamente sin efecto la ealumnia de Jruschov de ‘que Tos clbuneses som los instrumentos de China, eaen en 56 sbsurdo, porgue ello ne implde que Jos revislonistas jruse hovistes utlicen esta actitud de los chinos, por series fonveniente, en aus intentos de desacreditarmos y sobre ‘edo de presentar nuesira justa actitud eomo una toma de posicin alslada, Zn este sentido China les ayuda con las posturas que mantiene, Si China no publica nuestros arti- ules, pensando que pone en dificultad alos otros partidos. hhermatios, come los de Cares, Indonesia y Viet Nam, que todavia no han tomado publicamente posicién en defensa de China, téticamente también esto es incorrecto. Segiin la tGctica china nosotros debemos dar pasos tri, alinearnos en las posciones de Tos corcanos, de Ios ‘Vietnamlas y, lo que es peor, en las de los indonesios. {Not INo lo harenoe ntnea! Son ellos ls que deben avan- ae, ¥ China también. Hay que defender el marxismo, y defenderlo eon fuerza, conta los tealdores y los renegados. ‘Todos esos camaradas conoten a Jruschov; de puertas para adentro dicen que ha tealeionado, que se estéligando f los norieamericanos, que corrompa el Socialismo, que nos std atacando de forma declarada y, de otto lado, oplezan Ja uch, esperan, 1Qué esperan? Esto es lo extraio, He ahi un intereogante de cara al futuro. 10 se lucha contra los ‘evislonistas o xe capitula! Nosotros avanzaremos luchando. 1a lines que sigue Jruschov se ajusta a la politica de tos imperialistas nortesmericanos y estd a su servicio BB tratado sobre Ia no proliferacién de las armas nu- cleeres firmado ultimamente ea Mose, es un tratado ‘eoncebido ydictedo por ls nortesmericanos y aceptado sin hhinguna modificcion por Jeuschov. Los imperialisias {eamericanos quleren el monopolio de las armas nucleate, Sruschoy se lo di, Los norteamericanes hablan de a Ge tna linen nueva y ~jutae, Es verdad que los rumanos fe las ingenian para satfsfacer a ls chines, tocan la cuerda ‘que les gusta eintentan arrastraros a elestos actos de ro- ‘oncilscién con los otras revisionists. De esta indole sla Sugerencia que les han hecho, Sein ella seria bueno que Chou Bn-lel, en su viaje « Rumanis, se parase antes en Polonia y Hungrie, Ademés, en Ia conversacién de Bod- 6 rarag con el embajador chino, encontramos Ia srantins de que los chinos subestimen ahora el peligro que enclerra ‘Tito, y es que segin Bodnaras Tito es un wadversatio de Sruschows, porque =se opuso a Jruschov en euanto a la reunién y'a Ia expulsién del Partido Comunistn de China el campo socalista y del comunismno internacional, por- ‘que respalda benévolamente a Rumania- y por otras ppamplinas y técticas dlabslicas que utili Por lo vitto, a Jos chinos les gustan estas coyunturss se Inclinan a reer en estas maniobas, En el eneventro de ej con el embajator chine, Tito no es mencionado para nada (no seria de extrafar que hubiesen suprimido esta parle en el seta que nos enviaron. Ta posicién de os rumanos es clara, pero lo intere- sante es la atitud de Chow En-Ini en Ia conversacion que mantuvo con el embajador rumano: se frat de una con ‘versacin totalmente errGnea y Hlevada a eabo desde post Sovitin, territoriales hacia Ia Unim Sovitica, a Ia que acusa (y por lo tanto a Lenin y a Stalin, ya que, sexdin Chow En-Ii, fen su tempo, se habia concumado esta «apitia-) de he hrerse apnderado de territories chinos, japomeses, polacos, alemanes, cheeos,rumanos falandeses, ets, Por otra parte, Chow Bo-Iai les dice a Tos rumanos que hacen bien en reivindiear los terrtoris que Tes ha arecbatado In Uniéa Sovidtin, sts posturas no son marxste-eninistas, sing nacio- nalchovinstas. Puede sor que se hayan eometda errores, pero plantear ahora estas cosas, en unos ‘momentos en ‘ue lo principal es a Tucha iecligica contra el revisio- hismo moderno, sigificn no combatir 9 Jruschov, sino ayudarle en su camino chovinist, Qué linen Ia de Yo chinos Por un lado detenden s Stalin, y por el otra lo califican de snqueader, - ‘Olvidan que plantear en estos momentos relvindiea- ciones teritoriles (aunque exiatieran suficientes razones, {como oetre para nosotros con la euestin de Kosova) sig- flfca erear tna situecion de conficto militar. ‘Estamos en contra de lot puntos de vista de traldor Jewschow acerca de) problema de las. fronteras;, pero también la manera como Chow Enlai plantea la evestion Gt totalmente errdnes, No podemos estar de acuerdo con ‘estas concepsiones dle Jos camaradas chinos, porque son sntimarsistas. ‘Br més, lot chinos, al exponer estos puntos de vista 44 Jos rumanos, incurren en un grave error theta, los fempujan al mal camino e intentan gandrseles valiéndose (de principios y tetieas errneos. "Ahora comprendemos por qué los ehinos no quieren que nosotros llevemoa a cabo In conversacién que hemos Alscidido celebrar con los Fumanos. Estaria en flagrante fontradieeién con las concepeiones de Tos chinos. A los rrumance no lot inetemos mi queremos atraémosios, edu indolos 9 mostrindonos oportunistas hacia ells, sino a= cidndoles rotundamente In verdad, indicindoles los princi- pos, el camino coreeto, 1a politica corrects, Is Justia y fesuelta defenen del marxismo-leninicmo. Tn sus eonverasciones con loe ehinos, los rumanas ni siquiera plantean estas cuestiones, y no tienen necesidad fe hacerlo, puesto que, ideol6gieamente, estén en posiiones revisionistas tilstas, ‘Loe chinos se equivocan gravemente, debemos ayu- artes. ‘POGRADEC, samADo 22 DE AGOSTO DE ae LA LUCIA CONTRA EL. IRUSCHOVISMO NO DEBE PERDERSE EN REIVINDICACIONES. ‘TERRITORIALES {Los puntos de vista que Chow En-lni expresé al embae jador rumano en Pekin son bastante alarmantes, ‘Chow Bnelat eae en un grave error al empujar & Joe rumance al camino de plantear sus relvindiesciones te- rmitorales ala Union Soviétiea. Este no as el camino oo- recto para atraer # los rumanos a nuestra Hines. Ahora ro et el momento ni la ocasién para plantear estos pro- blemas, que proporcionan armat a Jruschov pars seusar~ ros de chovinisss. La lueh ideologica y poliien cont nuschow no debe perderse en delleadas cuestiones de rel Vindicaclones torrtorales Por su parte, los dirgentes fi ‘manos, tanto por sus posiciones ideolégieas y_pelitieas ‘como "por consideraciones miliiee, no s6lo. no. han Planteslo, sino que es més, no plantearén revindi- aciones territories a Ia Unién Soviétes, Si lo heleran, sildrfan perdiendo en todos los ventides, porguie los otros Jes planteatian muchas més reivindicrciones. Pot lo tanto, Is euestidn de las reivindicaclonesy Ia manera como Chow Enlai la ha expuesto, no es just desde el punto de vista 4e os principios y tampoeo responde a la tictiea del ‘moment, TE: seguro que los rumanos, no silo no estarin de seuerdo con el problema planteado por Chou, sine que lo 0 considerarin como un pensamiento ingenuo de los dix ientes chines, e incluso los jusgerdn mal. ‘Pero lo mis importante es que Choa En-iai no plan- tea la euestin de Ine reivindleaciones teritoriales, como flgo puramente tético, sino como una cuestiin de prin~ ‘iplos, Las relvindicaciones de los chinos parten de posi tones peligrosas ' macionalistas dado que ellos mismos fienen pretensiones sobre Mongolia exterior. La base en ‘que se apoyan no tiene nada en comdn eon la lucha contra fl jraschovismo y Jrusehov. ‘Los chinos quieren que todos los Bstados revisen el problema de sus fronteras con la Unién Sovitia ‘Plantear este problema en estos momentos no es co- recto, por el contrario es un gran error de prineipos. En estos momentos, las reivindicaiones teritoriales, ain et poniendo que sean susiss, no pueden ser solucionadss, ellas Fefuerzan en cambio las posiclones chovinista de Jruschov Y simulténeamente le ayudan en la traicionera Iucha sin Prinepioa que ha desareolado y desarrolla contra Stalin Bo es escandalos, Para nosotres esto es totalmente Snseepiable. Tea integrdad territorial de la Unién Sovitica no debe ser tocada en estos momentos, independientemente de que la historia hays podido dejar una serie de problemas sin resolver, Hoy toda la lucha debe estar dirgida contra los Tenegados jruschovistas, pero no con los argumentos y los miétodos que wtilzan Jos ehinos. ‘Mao ha cometide un grave error al exponer a os s0- cislistas japoneses 1a euestion de ln relvindicsciones. Eos actos no son corveetas. Cuando Chow En-lal es- tuvo en nuestro pais, no nos expuiso ninguna de estas cosas, Yy como es leo, tampoco lo hizo de la manera como las fstamos escushando ahora, Si nos hubiese planteado este problems, nos hublésamoe apuesto sus tes, pero, inde~ Dpendientemente de ello, debemos encontrar 1a manera, ¢] ‘momento mis adecuado y Jo antes posible para manifastar ‘muestra opinién acerea de tan grandes cuestiones de prin- plo ‘Bl eamarada Stalin fue muy justo y prudente, y se tenia a Tos principios en estos problemas tan delicados 3 fomplejos. Cuando las relaiones con la Yugoslavia titeta hhabian entrado en el periodo mas grave de la crisis, cuando Ja enemisted entre nosotros y los titistas habia Ieyado al punto culminante, ewando todas Iuchébemos contra lot revisionistas de Belgrade, que se oponian al socalismo y al movimiento comunista, en una sonversacién que tuve on Stalin, entre otras cosas me dijo que la Federacién y= gosiava, en tanto que unién de diversas repablicas, en st Aspecto formal, es progressta. Considerindola desde este punto de viste, no hay real alguna para que ella se dite fregue, pero el Utismo y los ttstas, en tanto que traidores al marxismo-leninismo, deben ser combatides Ideol6giea Y puliticamente. La lucha contra ellos no debe ser desa- ‘llada desde las posiciones chovinistaa y partiendo de Ine reivindiaciones terstoriales, y tampoco debe evarse cabo contr los pueblos de Yugoslavia, sino que es preciso ayudar @ les naciones que la integran, para que gocen del erecho a Ta autodeterminactén e incluso a la misma sepa- racién de la Federacin, A Yugoslavia y al pueblo yuo lavo no debemos tecazlos ni ataclos, sino convencettos de que a su cabeza ge encuentra una direceién traidora ‘que las Teva hacia el precipicio. Que sea el propio pueblo yYugoslavo quien pronuncie su palabre, que sean los propiet ‘comunistes yugoslavos quienes pronvncien #4 palabra Eta era la actitud de principios de Stalin y nosotros slempre hemos estado completamente de acuerdo con ela {Ln cuestin de Ine reivindicacones territriales para todos los paises que mencionan los eamaradas ehinos, slo puede ser planteada cuando se haya aplastado el revisionisme {¥ cuando los partidos botcheviques, maresta-leninistss, te Ihayan coloeado la eabeza de esos pafses. Entonces so pox rin exponer los problemas frontrizos, eonversar como hhscen los marzista-leninistas y, en el esptitu del inter~ nacionalismo proelario, encontrar scluciones jusias, que ‘vaya a favor, no slo de los interesee pura y simplemente racionales, sino también de los interesas det cemunismo mundial, ste es el Unteo eaming justo, cualquier otro es equl- vvocado, 7 opino que los eamaradas ehinos se han metido sie pie a cabeza an este grave error LOS CHINOS ESTAN COMETIENDO ERRORES DE BULTO E INADMISIBLES emos contesado@ 1s chinos en relaciin oon Ja eues- 1ién de ins invitaciones paral fiesta del 15 sniversueio de a proclamacién de la Hepiilics, En la respuesta los eritieé- amos enérgiea, pero justamente, debido a que estén eo- metiendo errores de balto e inadmisbies, Primero, les dijimos que ere totalmente ineoncebible € intolerable que en la flesta partieipara le delegacién del Partido Obrero Rumano y del Gobiemo rummano que los representantes de los partidos y de los palses stligos ho asistieran a ella. Opinamos que por una euestiin thee fica 0 por una cuestiin de rosiprocidad diplométics, no 8 conveniente oscurecer 9 poner trabas inecesarias tuna euestién grande y clara, No podemnoe concebir imo 1 Partido Obrero Rumano y el Gobieme rumano, que hasia ayer nos han atacado piblieamente a todos, que hen ido plenamente soidarios con todos lo revisionistas mo- demos y que actualmente mantienen (y es muy posible {que en el futuro sign igual) posture idoldgleas y pole Uieas revisionists, sean el tinea partido y el tinico Estado ‘que esti representados on la gran festa del pueblo eno No consideramos justo que a au gran flesta, silo asis- fan ese partido y ese gobierno que ayer, en las con ‘memoraciones del 20 aniversario de si propia. Hhe= racién, presentaron un informe centrsta-revsionata; 2 «que con ef maximo euidado ‘una sola palabra, al imperialismo norteamerieano revisionistas modernos; que tienen relaciones muy) am fosas eon el gran ronogado Tito; que establecen lazos amistosos con el imperialisme norteamericano y eon los ‘otros imperatistas, y reciben créditos de ellos, 12Qué pensarin los eomunlstas del mundo euendo vean ‘que en Is fiesta de Cina Joe rumsnos voupan la eabecera J que los partldos mareiste-leninistas no figuran por hhingin Indo? Es bueno no dar lugar a que se plense, Ineluso partiendo del sepecto cuperficisl da las cosas, que 1 Partido Comunista de China aprucba la linea centista de los rumanos ¥ que se ha enfriado con los alindos marxistaleninisat files [Les rimanos no basan la lucha contra el renegade ‘grupo de Jruschov en el marsismo-loninism, sino tnica- ‘mente en antagonismes ecanémicos o en algunas consi- ‘deraciones nacionalchovinisne. Ke precio mostrarmos muy ‘rudentes en los patoe que demos con ellos. Esta es nuestra ‘pinta, que eélo pod cambiar si cambia postivemente la de lee rumanos y en la mime medida en que ésta lo haga. ‘Br justo que con motivo del aniversarlo hayan invie tado a muchor delegaciones de amigos que no son com nistas, Peto eonvocar tinicamente a ellos y st partido y al ‘gobiero rumanos, ¥ no a los partidos marxista-leninists, ‘es inadmisible para estos partidos y la opinién mundial Segundo, let ecribimos que no considerdbamos justa Ja dectsiin de que, de la gran fiesta det 15 aniversaio de Ja proclamacién de Ia Republica Popular China, en la que prvelperia muchos amigos de China, se excluya a los representantes oficiales de los pucblos més leales al pueblo chino, alos representantes oficiales de los partidos comu- nistas y obreros que pormanceen en posiciones revoli fom golpear, inclaso cot os 3 clonatlas maraistarleninistas y que luchan contra los ene- ‘migos ma feroces, el Imperalismo mundial y sus agentes, Ine revisionistas modernos. Se trata de un acto que en ‘estos momentos no puede ser justifieado por ninguna con- sideracin de tetieay sobre iodo de titiea Interna entre nuestros partidos. eto c slgo que no comprenderan ni nuestro pueblo ni nuestro Pariide. Pero incluso en el caso extremo de que les explicsemes las srazones- que Jes inducen a tomar esta decsin, arquramos que no ls centenderéa, ‘Opimamas que también el hermano pueblo chino y los ‘comunistas chinos se disgustarin cuando vean que sus amigos ms intimoe no asisten su gran festa. "Por ofa parte pensamos que para la opinign mundial ato serd algo torprendente,inconcebible, y que ser inter~ petado de muchas manerat a tenor de los gustas de cada uno, ‘Tereer, let esriblmos que than tomado esta deeisién para que los renegade revisionistas no les aeusen de cole rar reuniones antes que ells y evitar asi que Jes eulpen Ge eatisionista! Pensarnos que una raxén de este tipo no es correcta, La reunién que Jruschov organiza para el 15 de diciembre tiene otro cardcter 'persigue otro objetivo, ‘mientras que Ts festa de la Republica Popular China es tinice y exelusivamente el 15 aniversario dela pro- Clamaclin de Ja Repiblica Popular China, Las dele- ficiones que sean invitadas, no legardn para eclebrar Feunlones secrets, especiales, sino para festejar el 18 anl- versario de Ja proclamacién de la Republica Popular China. Be natural que las delegaciones de nuestros partidos puedan intercamblar opiniones. Este es un derecho que hos asiste y en este sentido no tenemos miedo a nadie. Ls revsionistes modemos eelebran a propésito y fuera de propéeito centenares de reuniones sin esperar a que hosottos las hagams. De hecho no hemos realizado mi ao una sola reunién para que puedan acusamos de excsto- nists A pesar de ello, os enemigos no han dejado de bhscerlo a diario, pera por més que calumnien, no nos ame~ drentan. Las calumnine forman parte de su natursleza, ‘La reunién que preparan para et 18 de diciembre en ‘Mose Ja han desidido y anunciado hace tlempo, y no han feperado a ver 10 que haremos nesotras en Ia flesta del $8 aniversario de Is Repibliea Popular China. Los revi- onistas saben simiamo que nosotros no tomaremos parte fon esa reunlén cle Mosoi. Ast pues, dicha reuntin no viene frotivads porque vayamos a participar en la fiesta. de China. A tos que ssistamos « ta festa de China nos sex ‘sarin no slo de escsinintas, ya que esta acussciin es fs leitmotiv principal, ¥'n0 de que nuestra partielpacén fn Ia tla hays provocado como reaceiin la reunién fe Mose, porcve, como aesbamos de sefalr, esta reunion ‘estaba deciida desde antes, sino que dirén que, a fin de tsentas, nos habiamos reunido en Pekin para reafirmar Ia Iimided de acero de nuestra posterior actividad contra ellos. Para nosotros iqué hay de malo en esto? Nada. Pero la verdad es que temblari ante nuestra Ida a Pekin, Esto ex Dbaeno y deseansns que tiomblen de miedo. ‘Ademés, incluso si se admite la téetioa de que =sean tos revisioniias los que den el primer paso», en este e580, com nuestra partifpacién en su aniversari, no Tes quite- tot ese «privilegion. En Pekin no realizaremos ninguna rreunién, No tancmos aingin conocimlento aceres de {al reuniény no estamos pieparades para ella, Como feonclusin penstmos que las fiestas a celebrar en Pekin ho presentan ninguna analogia can Ta reunién de Mosc fe Tos renegades dol marxiso-leninismo. Entendemos que eon la decisién que han tomado en relacin com su fiesta, crean una situactin dificil para Inuesira proxima conmemoraeién del 20 aniversario de la Libereciin. Hemos pensado invitar a nuestra gran fiesta 9 1 ustedes, a los coreanos, a Jos vietnamitas, a ls japonases, ‘low neoeelandeses, «Ios indonests, « dirigentes de los ‘grupos marsiste-leninistas y a los rumanos, De no ser 4 lusts, i quiéner invitaclamos? St ustedes aisten, 1o «que quisioron evitar en su flesta no podrém impedizlo en Ja muestra, Los revisionistas modemos dirin que nos rei nimos en Tirana en noviembre, en luger de hacerlo en Pekin en octubre, y por To tanto de nuevo nos ineulparin de estsionstas, puesto que su rounién so colebrard en Alice. SI por razones tetas, ustedes, los camaradas coreae ‘noe y lot camsradas vieinamitse no toman parte en lot conmemoraclones del 20 aniversario de Ia Liberaeién de Albania, cuando han partiipado en las conmemoraciones {el 20 aniversario de Ia Uberacién de Rumanta, Ia inter~ pretacién que daré Ia opinléa mundial de este acto suyo Perjudicaré muestra causa comin. Si adoptamos Ia tdtien de no invitarles a nuestra festa, nos referimas a los tres paises y los tres partidos alindos y amigos, ¢ invitemos slo a los rumanos (cosa que ‘no haremos sun'en el caso de que ustedes no participen), ¥y si mafiana o pasado mafans los coreanes y los vieina- ‘itas no nos invitan a sus flesas naclonaes, ino que pot ‘azones tdctieas protocolaria invita tnicamente los T= manos, enfonces Ia evestién ser interpretada como que ‘nuestros partides y nuestros pattes han absndonado vacaciones en si Uctia, Esta tetie, en ri opinién, tiene su origen necesariamente en una acen- ‘tuada falta de laridad de principios scerea dela lucha que ce previo levar a exbo contra los revsionlstas modems, Podemos afirmar que también en las posiciones de prine cp sobre las euestiones sles, los etmarsdas ehinds no than tenido en todo momento opiniones maduras. No puede 8 devise que asto haya sido, en lo fundamental, consecven- cia de los esfuerzos para aplicr 0 encontrar alguna tac- ties adecuada # los acontecimientos que se precipitsban, ‘0 de que los chinos no tuvieran pleno conocimiento de todos los hechos que levaron a los enemigos revisionlstas ‘ manifestarse contra el marsismo-leninismo, Bs de mencionar lo oeurrido en Ia Conforencia de ‘Mosei de 1957. El camarada Mao elogié y apoy6 pibll- camente a Iraschov; sprobo, de hecho, su condena a Stalin; probs cl snatema contra el grupo ~antiparido de Molo- tove, ete, y phediod In completa Unidad con el grupo de Sruscho. ‘Segurnmente los samaradas chinos deben haber estado e acuerdo en lineas generates con Ta actuaclin de rue ‘choy deepiés de Ia muerte de Stalin, incluso antes de 1957, ‘debido a que cuando me encontré en Pekin con el cama~ ada Mao en el afi 1986, ertieé ante nosotros 1 actvided incosrecta= de Stalin y en especial los «actos de Stalin Tespecto « Yugoslavian, porque segtin Mao, Stalin shabis fcometido crroress y os yugoslavos eran squarxists de Dien, ¥, para corsoborar esta «ideas, los chinos fueron precisamente los prlmeres y los tnicos que en squel pe- odo invitaron a los yugoslaves al Congreso del Patio CComunista de China {Por qué los camaradas chinos se mostraron tan mow pes frente a estor scontecimientos? tAAcaso no disponian fe hechos en los que Basar tna firme actitud de principios respocto eslas cusstiones?! Tal ver éeta sea Te causa, pero por esesaos que fueran los heches que probaban 1s fraicion de lor jruschovistas, esa no. podla ser toda la razin de que lot chinos se velvieran , que esta lucha fendré sus alibajos». Ademés ‘Bjaron Ia publicacion de 10 articulos teriens fundamenta- Jes, se nos dijo que aparecerian con una periodicidad de 15 diag, Hasta el presente han trenscurcido 14 mesea y el déeimo arsiculo todavia exté por salir, en tanto que los revisionistas modernos han escrito, sin exagerar, miles de anticslos. Se trata pues de una téetice rigida, hirétio, limpiea, segin los pasos que da el enemigo, pero que (en realidad al siquiora sigue el paso del enamigo. ‘Por qué ocurre esto? {Por razones tictcas? (Por suzones objetivas? tPor razones aubjetivas? Porque las famarsda chinos no definen una linea conescuente?! isin 2 sorprendente! Muchas cosas se hacen por pura formula, para, de manera formal, dessargarse reeiprocamente las fulpas. En michas de sus sctitudes los eamaredas chinos fentran en contradicelin consigo mismos. Por un lado los camaradas chinos han levantado la ditina pledra contra Iruschow y le dicen: «te vamos a sepultare, y por otro Jado te manifestan: =iQuerido eamarada... que tengas ‘muchos aos de vidat(?) [Los camaradas chinos justtican que se dirjan a él Aleiéndole «Querido camarada...», cn el pretexto de que ‘quieren , Al di siguiente Mao hace su famosa declara- ‘idn sobre las reivindicaciones fronterieas respecto a 1a Unién Sovidties (1) (con la eual quiere concertar ima aliananantiimpecalist)y tra de la lengua a Jeuschov, que Je responde: exes un nuevo Hitler y al focas mie fronteras ssbris que he inventado una nueva bomba con ls que te esiruiré por completo ‘Ayer Tito era un traldor para los chinos, més tarde se Je rehabilit, posteriormente de nuevo se le califie de trai- or y ahora este gran traldor se ha convertide, segin Li Slen-nien, en un «diablo pequefin, 'Y eal ourre con otras muchas cosas, Ls chinos reac sn con tn retraso extraondinarlo y comprenden las ‘simismo, con mucho retro, Reflexionar profunda- ‘mente y tomar jusias decsiones, Inluso aunque se hag fon retraso, es algo excelente y asf hay que actuar, pero demorarse en la reflexiin y aparecer con una decisién fnmatura, cf algo que esid muy mal. Las buenas resole~ clones deben servit pars hoy y para mafiana, es decir fdeben prever Io que pasard en el futur, y hace falta que Js desisién que se tome al dia siquiente sea consecuente con la del dia anterior, y estéligada a la de pasado mo ana, dicho de otra miners, hace falta que todas elle sean como eslabones de una misma cadena. Pudiera oot rir que alguno fvese aébil, naturalmente la cadena en su conjunto se ve debiltads, pero no est fuera de uso, en fambio al todos sus eslabones estén llenos de roturss y ‘jas, entonces esto ya no es uma cadena, ‘Los camaradas chinos prefenden que hacen wna justa ‘evaluacién det tiempo, pero, con su tendensia ala pasvidad, de hecho Jo juzgan como un elemento Infinit, en el sen~ Udo de que hay que dejarlo transcurrir ibremente, ‘rangullamente, pensando que ~esbaja pars nosotros, Pot eso, ningin retraso les ingulets, y por lo tanto para ellos cstaria muy bien que los demés levaren s% paz, Se dice que a los eamaradas chines no les agrada que se les haga criteas, aunque siempre dicen ~crtiquenmos Los camarades chinos estin muy encorredas en sf ‘ismos, Cuentan con Ja capacidad y Ia posibilidad de am- pliar sts horizontes y esto e8 algo que deben hacee, Ee absolutamente necesario. Hay que conocer bien alos pue= bios, su vida, su desarrollo y sus sentimlentos para trazar luna politica correcta, marsista-iennista respecto a ellos. De lo conirario se cometerén errores 0 se eiifiart una tinea estereotipada 0 esquemétiea asentada en formulas, fen momentes y hechot fortuitos. Y, en consecusnca, no se comprendera el elemento eruelal de la situscién, el Gslabén principal que hace falta asir para edificar una sirategin y una téetica previsoras, justas, marxista- Jeninisas ‘Aungue Chou En-lal haya subestimada mi punto de vista de que el imperialismo y el revisionism pretenden alsa a China y que debemos romper este aislamiento, opine que los camaradas chines deben tener slempre en cuenta esta cuestion, Deben romper no slo el sislamiento politico eideotégico, sino también el cultural, el comercial, ‘ete. Es preciso hacer todo esto sigulendo el camino tar~ xistaleninsta, sin violar los prineipios, sin debiltar I seguridad de la patria, nt In Unea general, pero también sin exagersr el valor simiversle de la eultora china y sin ‘menospreciar la cultura de lee otros pueblos. El decir -saprecia lo mio y adéptalo st quieres, pero de otra parte ro aprecio lo tuyo y no le doy a gustar a mi pueblo lo que 1 tienes de buenos, ¢3 una vana aetitad unilateral que no « or ude dar resultados, Eros puntor de vst no son juss iimarists, on perils : ‘Debemncaencenita el momento oportuno pea plan- teary dseti on lot eamiaradas chino, de manera ema ‘ly tates, etos y ote probiomas de Ta sma etude, Quite fodavin no spamos tien algunas euet- tfones concernientes ellos, tanto como pare compren- tern ou pls por en si Sian care dri, internacional, en bien do nuestra azclén comin Slempre sera racooee y Dark avanar el faba. Tanto nowire cmt Tos chin tenemos Una gran necesidad de confronar nuestse opiniones, de flere Sine muestnsexperenia aie exe cucetioneseaptls Y determinar en mayor 0 menor mollda Ia manera de fur on mo aa, en a nk logos por so forma, pero just en To fundamental, com Jos eutles pervguir uno o mks objetivo detemminadce cracia popular trazadss después de la Segunda Guerre ‘Mundial. (Todo esto ha sido expresado por Mao a los scla- lista japoneses) eros esrito une earta a los camaradas chinos sobre 1 problema de las fronteras y no voy a ettenderme acerea de ello. En relacién eon eeto, a la delegacién de ‘uestto Partido y de nuestro Gobierno, que estos dias se encuentra en Pekin, le han dicho que nos responderian por escrito, Pero, de las conversaciones mantenidas con ‘Teng Siao-ping, resulta que han rurnado y estén rurando cesta euestiin en su cabeza y que, en Ineas generals, ceonsideran justa su acttud, No ven nf quieren ver el ‘evidente peligro que encierra esta evestion y lo tncorrecta ‘gue e3. Tos camaradas chinos Ta conaideran como une sccién ideoligica justa que dificulta a Jruechow e limpide ue Ia utlice contra 10s chines. Hsto es serio, Sin embar- 4, sl no haber mantenido una postura marxist-leninista en este problema y al no haber publieado por lo menos lo ‘gue Mao ha dicho ono ha dicho a los japaneses, se despren- ” de que se encuentran en una posilin dif, que vaclen y que todavia no han decidide qué harén, permitiendo de esta manera que los enemigos especulen en torno a este actu, {Los chinos se diseulpan diclendo de boca en boea que supuestamente Mao mencioné estos problemas como «he- hos histrleos-, que estas euestones se las plantearemos ‘8 los sovieticos slo en el momento oportunon, que les responderemos solo con hechos propésito del asuato de Sinking, ete. ‘Teng Siao-ping,asimismo, manifest6 que no estén de scuardo con noratros exando sostenemos que Stalin actus correelamente, en aquellas etcunstancias, en relacién a las fronteras europeas, Consideran que Stain no actus de for- ‘ma justa, que dicho arreglo estaba prefado de futuras com plieaciones, ete (Con saan hacemos In siguientes preguntas: UPor qué Jos camaradas chines plantean tales problemas en eto: momentos? iA quiéa sirve esto? ZPor qué estas vacllacio- res euando Io conveniente es mantener tna actitud tajante ¥ decidida? 2Por qué estas contadieeiones en sus jucios? or el momento sélo podemos concluir que estos in- clas no eon buenas, par Jo menos no testinionian madu- ez en Ja linea, Deberos seguir influyendo favorablemente ‘para que no oe vaya mie allé en estos unestos erzores y para que sean restifeados. Fin lo que alae # la Unea rumana, Jos camaradas hinos observan actitudes que no son de principios. En festa direcciin bay malos Indcios. Cho Enlai dijo: 2) «Nosotros (ls ehinos)comprendemos que los cama~ radas rumanos descen recibir eréditos de los norteameri« ‘anos, porque de lo contraro estén perdidoss. '} «Comprendemos que los camaradas rumanos tengan 100 relaciones amistosas con Tito, porque quieren escapar a la presién y al ataque de los jruschovista. En Buearest, Li Sien-nien desarrollo In tess de que ‘nosotros debomos aprosimarnos a Tos rumanos, de que lls estin muy resuelts en su oposiciin a Sruschow y de ‘que éste es el gran diablo, rvientras que Tito es un diablo equeBion, Uiimamente esta cinlgna es muy propagada entre las cuadros chinos, ineluyendo a st embajedor en ‘Tirana, ‘Teng Siao-ping, en una conversacién con nuestros camaradas, se mostré més explicto sobre esta euestién, ‘Alas opiniones areiba menclonadas, que sostuvo y Aesa~ rrollé alin ms, afiadis abiertamente 5) Los rumanos no nos eseuchan ak @ nocatrs, al a ustedes, ni Tito b) Sos rumanos son antijruschovistas resultos, por ‘eso nosotros (os hinos) hemos decidida hacer una bucna colaboracién con elloe ‘) «Com los rumanos dajaremos de lado la euestiones deoligease. Ep diffel definie més claramente wna Mines que AesdeBie los princpios en To que respecta a Tos centistas rumanot. He agus algo muy serio que debe induelmos a reflexionar los motivos de todo esto. LAcaso estamos en presencia de setitudes casuals, ceidentles, no len medu- as y mal ealeuladas, o ante trampas tendidaa por loa revi- slonlsias modernos para atraer a los camaradas chinas a un eallején ain aida? Se pucde tralar de las dos cosas al mismo tempo. Esforeémonos ahora por sacar algunas ‘onclusiones preliminares para ver mis laro en el futuro ‘Los enemigos de nuestros enemigos pueden ser nues- ros verdaderos amigos cuando estin en usa misma Hnea deoligiea y politica que nosotros ‘Los enemigos de nuestros enemigos pueden ser rr ‘nuestros aliados provisionales acerea de algunas euestio~ res, pero no debomos hacerles concesiones en los pale clplos, debemos ponerles en claro nuestra linea y nuestros prinelpios y no ocultérselos. ‘Los enemigos de nuestros enemigos pueden ser nues- ‘ros enemigos, y ser considerados y combatidos como tales os unos y los otros. Las contradiceones entre estos dos ‘campos de enemigos obedecen a una ley indiseutible, son ‘contradicciones ineluctables que nuestra lucha enconada, fundada en tos principios, conseeuente y continua, exa- cerba, profundiza, Debemos aprovecarlas, pero no ablan~ ‘darnos y ser condescendientes con el uno 0 con el ott, rl cacr on sus trampas 0 en su demagogia, Temo que los ‘eamaradas chinos no tienen slempre una clara eomprensién de estas euestiones, Para centrarmos en la lucha contra el sevisioniemo moderne, debemos considersslo como el enemigo princi en ef seno del movimiento comunista internacional 0, at fempleamos el término preferido de los chinos, decir que sel gran diablo»; este gran diablo» debe ser combatido por los marxistirleninistas de manera consecucnte, sin desfallocer, hasta las dtimas conseewenelas, en cualquier forma, tiempo y cireunstancia que se present. Este «gran Aiablow esté compuesto — sequimos utiizando 1a imagen china — de varios dlaos, mis, 0 menos grandes, més, 0 ‘menos fuertes, enmascaradas 0 no, en In vanjguardia o en Ja retaguardla, que dlsparan eon eafones,o tren Ia pledea yy esoonden la’ mano segtn Ia situacién, segin las lreuns- {anciae, Eat diablos ora sean sislndos, ora se presentan Lumidos, a veces se ealnden para resgruparce en fraclones ‘que unen Ine intereses de Tx lucha contra el socialism ols Sdentidad de ens contradiccionee con otras cogelentes, © bien sigquen a las agrupzcionss y a las opeseiones de quella burgueeis 0 potencia imperilista con las qe con ‘cderdan los intereses de Ia lucha comin comtea el macxie~ 02 ro-leninismo, enemigo principal de todos ellos, © de Ja Icha cada ver més dura contra las otras agrupaciones Durguesas capitaisas Bn esta Iucha dura y compleja los marxista-teninlstas femplean toda una gama de tection, gama que va desde la Consistente en salvar a los engefiados y a los menos man- chados, hasta el desberatamiento inexorable de los enem\- gos. Pero cada una de nvcstras atid titicas debe tener ‘como fundamento los prineipios proletaros y no los prin- efplos y la diplomacia burgueses (Cuando el grupo traidor de Jruschov todavia no se habia manifestado, todos nosotre, unos antes y otros det- ppués, unos eonvencldos y otras menos convencidos, unos ceramente y otros con doblea, delamos que la banda titsta de Belgrado era et principal enemigo revislonista Ys decid combatirla hasta el fin. Por Ins razones que ‘acabamos de menciona, si bien el revisionism titsta era combat, algunos Io subestimaban y Yo combation para salvar las sparieneins, mientras él obraba abierta y subrep- ticiamente, El hecho e% que causé un inmenso dessstre, Inspirs,instruyé y organi2d a otros para que siguleran st clemplo, Enite tanto, en Ia Unién Sovidties apareci6 Ia ‘banda jrusehovista con todos sus rasgos, con sus tticas 1 su estraogia, Reta banda calles ls tiistas de (por Mao) Esto redunda en interés de lor nacionalisias polacos yal mismo tempo seve a los ehinos para combatir a Jruschow y aproximarse ‘los polacos.iiTéctia ~inteligenten, snsclonalistae por parte de los chinos!! Y =para remediar» esta situscion, ft pera de Mo, los chinot multipcan las lisnjas que lanzan a los polacoe, pretextando que étas tienen con tradicciones con druschov y hay que aprovecharlas. uPor qué estas contradieciones de los polacos con los sovigticos surgen ahora?! Y ide qué contradielones se trata? {No conocen los chinos la naturaleza de estas con tradieciones? Es seguro que Ia conooen y precisamente pot sta razin empujan a los polacos al camino del nacio- pallsmo. Esto significa, por una parte, seguir el camino y la tWetien que ulliza el imperialsmo para aguzar a us unos pueblos contra otros pueblos y unos Bslados contra ‘otros Estados y, a In vex, tratar de que esto sea ealifiado ‘de atfticas socialitase, No, ests actos no son corzectes, hho fon marxitas ‘Los eamaredas chinos, para disimular este error del ‘camarada Mo, han hecho correr el rumor de que «cuando hhablaba de esto hacia una referencia histriea-. Pero, dado que op hace «histori, tpor qué no traté estas cuestiones| hasta el fondo? Cuando se hace «historia, uno no puede limitaree a hablar sélo de Ia Unidn Soviética, a no ser que se persgan determinados fines, ¥ tewéles pueten ser estas fines? Pueden ser: Atacar y desoereditar a Stalin tat4ndole {de bandolero y de imperalista y a la ver ala Unién Sovlé- tlea de la época en aqte era guiads por @, y estimular los sentimientos chovinlstas, antimarsistas de Tos revislontstes tue tienen contradicciones on el revisionista Jruscho. Si ex que Mao hacia una referencia «histrices por ‘qué no habl6 de Transilvania que wes teritorio hingaro>, Sino dnieamente de Besarabin y de Moldavia que «son terrtori ramanoss? SI Mao. ha tenido la intenciin de arveglar shistricamente~ las franteraa de Jos pases, {por {qué no ha habladn de Kooova, y de otras muchas cosas? No, estos tazanamientos no tlenen base de susten- tacit yy los mismos eamaradss chinat se dan cuenta de aque estén mal hilvanados. De un lado shacen referencias WlstOveass, pero del otro, deflenden Ta tesis de que «no ebe cambiar ninguna de las fronteras extablecidase, En~ tonces cabe propintare: si MatGrleemente plantess de forma correcta las euertiones y dices que Tes fronteras no eben ser toeadas, entonces Zpor qué planteas estos pro= Dlemas en estos momentos? {A quién benefila esto? Mao dijo a nuestros camaradas que =con nuestra arilleria silo Inscemos salves e8 decir =adlo hacemos reldor, lBonito aldo! ‘Mao dijo asimismo que nadie escuchn el wruldow de at Lewschow sobre el «euide que arma Mao-. Es decie, que ‘2 Mao se le prosta ateneién, mientras que nadie cree on Jeusehov, o, en otros términos: los soviéticos eseuchan, ‘comprenden y aplatden a Mao, cuando les dice: -Devuelvan los tersitorios polacos, rumanos, checoslovacos, chinos Japaneses, ete, mientras que euando Jrasehov dice a los fovieticos que Mao busca destruir In Unidn Soviética, no slo no le escuchan, sino que ile oan por no resttulr ‘estos teritorios! 1Qué Héiea més extrafa! {Ea direcclén rumana se ha puesto a enstlzar 2 Mao fen In propia Rumania, a ealfiearle de idedlogo, de gran politic, que no aélo alaca a Jruschov, sino que también eritlea a Stalin, Dice que =e5 muy Justo Jo que Mao ha ficho de Beserabia, que nos ha sido arrebstade por los tovidticos, pero por el momento no plantesmos esta cues tién, porque estamos preccupados por el problema de ‘Tranallvania, {Los rumanos estin a lo «vanguandia« cuando se trata de slabar a tos chines y su «nadiner, y de hacer resal- tar nesta stestaruders, Hemos eabido por fuentes fide- ignas que Tos rumanos, con motivo de su festa, hablon proyectado anroximarnes aloe soviésoos, y también acer far a los ehinas eon Ine sovitione, Paro com nosotros fra- cataron, porguie los albancies se muestran testarudas y sectarlos, mientras que Mikoyan, sein Jos rumamnos, sostrs razonable ¥ buen diplométice eon los chinos» Por su parte, los camaradas chinos han emprendido ‘una eampadsa de aprosimacion alos revisionistas de Buro- pa que estin en el podor (con excepelén de los soviéticos. De las posiciones negativas que querian adoptar con motivo del 18 aniversar‘o de ou fiesta nacional, de no invitar no sélo a los revislonisas, sino tan slquiera a nosotrs, han femperado @ ip a las flestes de los revisionist, a hablar duleemente, con entusiasms, con ardor de «la amistad de a8 Joe pucblos, ee Lo chinoe nos cen: «Debemos trabajar fructuosamente con ellos, ya que nos beneficaremos de sr eontadietones con Jnchove, Pero el impulln chino cal que -puede extinguir hasta ins contradesoners que ttenen los mises ehinns con estos revisionists, a favor de estos timor 0.8 través de ‘un compromico sin prine tipi. De todo est asunto se depends slgo malsano, no srarxista, ‘los ehinos tienen tn plan efensivor para Burepa, stan eaborado ana ttea nueva orignal- pera spre. ‘vechar lat contradeconesInterrevisionistas y pars com bat a Sruschovs,hubleran debido planter esa cesta 1 dicatira con noses y con los sos Eso, noo han Hecho ni tenenintencin de hacerlo, Actaan a's anoje 7 todo lo que deen no er mis que hojarasen Bh i pte, ls eamaradas chino plantean lacie ‘iin an: «Novotros ataamon a nesta manor; st gulren sigannos; de lo contraie no poleizarsmos con ested: dejomos ave Ia historia jungue nqullo om que mo extnmos dt acuerdo. Heo no es Junto, esto no e% marsila. La Hstra s ecrbe cada dia “Toda acién de mesos partidos, buens o mala, deja helen ert relaioade con las acclones. anteriores fon ls postesores, y cuando no” ton. ponderadas, act ‘ean miles consecuencias. Pensmos que convene evar tae acclones no ponderadas y nadie, ni nosotts mi ellos 1 los partidos pequcfon allo grandes, estf'a salvo de lla, Por ents ranon Ins consis som necesaras, El echo ts que los eamaradas eins eviean fcon norton y lo mismo podemos dece de tera Siempre hemos sido nosotros los que hemos slictado Intereamblos de opiniones aobre diversos problemas con Jos camaradeschinoe Siempre heme tenido la Snelativa. ua Por su pute no han planteado problems, sno que han Alsctido sobre Ine pobienss que heme’ planted noe ‘Conauarmosstenindones a ese méodn de eaajo justo y marnistn. Sempre expondsemos must opinion ‘os camaradaa chino aun sndono fel y pare does amarra A In ves Te exigitemoe que datum moc tros puntos de vista y no sue no ve Ssutans por tmor ‘tpolenar. No tenenct tledo' «dst antler de olemlzar, yn hay asin para qu gues ala ol fen, einndo tenemos Ta panlad de dicate como ursistan yconvencernos mutuarente eon seyurenoe hechos. , By ° No debemos deat que las cost sean slusonados por 1a Nsiorla. Debomos slulonar tow problemas gue foe conclerneny tlucionaroecomectaente, que la hiserla se promunce mas tarde arbre Is sclciones que nestor Parlve han dao Tos problems Sepulreon colaborando y Tachando, estechamente undone uo con ela, en camino mune lent, Tenemon confinan on qv esas cxestiones te eolrece: rin y ee reniverdn cncrectamente, ene Intro suprema ae Pardn dl fortieiniento de uate dana, e rmarxnmovieniiano, sees blanco de Toe stage de ot Fevlonstas moderns de Yodo pene y el imperial mundial 120 LA IDEA CHINA DE UN FRENTE ANTIMPERIALISTA QUE ENGLOBE A LOS REVISIONISTAS, MODERNOS ES ANTILENINISTA, Los camaradas chinos, en particular Liu Shao-chl, af sno me equivoco, en una entrevista con una delogacién nuestra que habla viajado a Pekin, habian lanzado la dea fe que, pars combstir al mperalismo y sobre todo al nor- teamericano, debemos trabajar por erear un amplio frente perialisia que englobe Tos revisionistas moder- nos. Asimismo Chow Bnvladejé eaer la misma idea hace cerca de un af cuando estuvo aqui. Nosotros nos opusimos fn iden de colaborar a este fin con lov revisionltas mo= feos, pero naturalmenteestamosde aeverdo y trabajamos para crear un frente antimperialista. Sin embargo Chow Ena no 06 ple nuestoas razones, i tanpoco dessrro- 16 esta ide, sino que simplemente la dojé pasar en slenco, an26 la pledra y no Ia movié de all donde habla ealdo sta euestién tan importante se planteaba en unos momentos determninedos, digamos que nada oportuns Bsta iden se lanzaba cuando nusstza kucha ideol6gia y paliice ‘conta los revisionistas modernos habla Tegado a su punto tulminante, y scbre toda cusndo el grupo de Sruschov se hhabis sumido en una colaboracién conereta, seria, con Tos iimperlalistas nortesmerieanos, Este grupo estabe splican- do, sin ninguns vaelaclén, toda su politica antileninlsta de -coexiatencia~ jraschoviats, hacla concesiones a la poll aa fica agresiva norteamericana, embelleta al imperialismo porteamericeno, debilitaba In lucha de Mberacién de Ios pueblos ¢ intensiieaba y ecentuaba la lucha contra el mar~ xismo-leninlmo, contra el Partido Comunisa de China y 1 Partido det Trabajo de Albania, En un momento en que el grupo de Nikita Jruschov, ta cahera de los revsionistas modernos, rlajtba In Lucha contra el imperialism, los eamaradas chinos lanzaron Ia Idea de Ia ereacin del frente andimperiaista que enlo= base a Tos revisionistas modernos,iiCurioea!! ‘Sin embargo no velamor ninguna acim conecets en ‘este sentido por parte de los camaradas chinos, salvo que ‘1 propaganda contra los jruschovistas no se desarrollsba fom Jos sitmos que exigia el momento, aingue no se mani- {estaba ningrin sintoms de mitigacin en #3 polémin atic Jruschovista, Pnsabamos que ests dea, como muchas ideas Janzadss por los chinos, no estaba bien madura, que con 1 tlempo volverfan sobreell, 1a eeonsiderarian ete. Coma guiera que sea, por un lange periodo no 20 hablé més de este azunto Pero hace dos 0 tras Alas, esta Idea de los chinos se rmaniesté pibicamente en cl editorial del érgana del Com rité Central del Partido Commis del Japsn, que, de- ‘nanciand ta reunién propuesta por Jruschow para ef pri ximo diciembre, tuna conferencia de los 81 partidos fomunlstas y obreros para diseutle y decidir sobre Ta erea- fm den frente an ‘Como se vo, los chinos han elaborado su ides con los partidos comunistas de Asia y han deeldide que esta dea se haga del dominio pilblico y sea disctida ante la opi- nim mundial y en el seno del cominismo internaclonl Si asle avardne, entonees se dard a conocer sw padre, ino so hace nade, entonces quoda la «buena, le slosble- Intenelém, ya que ef frente estaba inttuledo ~anttmperalistan, wm No estamos ante una cvestin secundaria, sino ante tuna de las mas Importantes. Se trata do ponce sobre el tapste un viraje revisionista en To politico y en To Ideo!i= ico, independientemente de que se le haya puesto el dis- faz de frente antiimperalistan. ‘Veamos un poco més a fondo lo que se oculta detrés de ests ccién poliion ideolgiea del Comité Central del Partido Comunista del Japéin y a quién benetlcla est nueva lines, qe se perfla es la palitica internacional y fen el movimiento comtnista internselonal Cua es, a grandes rags, 1 objetivo de nuestra pole tiea y de nuestras seciones en Ia arena interascional? Es Ja hucha contra el Imperialism mundial, contra el color nialismo viejo y nuevo, bajo cualquier forma que se ma nifieste, es In lucha por Ja consolidacién del socialismo, por su propagecién en el mundo, es la ayuda incesante y Dor todos los medios # las luchas de Uberacién naclonal dle Tos pueblos para romper las eadenss de la esclavitud Iimperilista, capitallsta, colonilista, es In. ayuda multi- forme concedida a los nuevos Bstadoe para consolidar la Independencia congulstads, para consolidar el poder do- moertice popula, para elevar su nivel econémieo y cul- tural, Nuestra lucha en Ia arena internacional tiende al desarme efectivo de los imperialists, que preparan una fquerra nuclear, que fraguan nuevas esdenas para los pue- bloe, que lee deparan uns nueva catéstrofe ‘Lschar por In victoria en estos terrenas signifi Ine char en defenst de I par mundial 0, mejor aleho, luchar para establecer tina pat mundial Son los imperialist, bu fuerea militar y econémica, i $ealola, las que im= piden esta paz mundial. Es a ellos a fombatiey aplastar por medio de batalla prados en un frente antlimperaliste mundial. Tl frente antimperialista mundial se funda natura mente en Ia estructuraciin por nogoteos de algunas allan- 3 122s contra el imperisliamo, en la determinaciin por nuestra parte de algunas posturas con objetivos relativamente dis- {antes el uno del otro, en func de Ie naturalers de las fuerras que atacamos y en funelén del potencil politica progresistao atrasado que Ins diigo ee. Pero, en todo este Taberinto de alianzas y de actitudes, en ningiin momento debemos hacer concesiones en los prinepioe, en ningdn momento debemas dejarnos evar por aceionet esponté- ‘neas, dictadas por juciot precpitados y baeados en sna coyuntura momenténes Por otra parte, ninguno de nosotros debe partir de Ia siguiente idea: dado que tengo predtigi, autoridad y fuerza, juzgo més correctamente, ertoy ven eondlelones de juzgar més correctamenta y los demas deben apoyarme, segulrme, aportar también ellos su contrbuckin en aque las esferss donde tienen posibiidades de hacetlo, pro slempre yendo detrés de min. Tal manera de pensar no ‘es nf usta n fructifers, Bn eciones fan Important, slem= pre, sl inicio de cada nueva accién comin de eanfeter [peneral © internacional, debemos guiamnos por los pine cipios marslts-leninistas y por un andlisis marxistoreni- nista de a situaciin. ¥, para hacer esto debidamente, no basa con silo alanzar la iden~ y que luego te sigan lot ‘que To deseen, sino que es necetario antaela y discutiela ampliamente con lot eamaradas. El modo de actuar de Jos eamarsdas chines y Japaneses no e justo, es inadmi- abt, ‘Avanzar In idea de un afrente sntlimperialista con los revisionists medarnos» e politica e ideoldgicamente Inconcebible, alse tlene en cuenta a qué punto han Tegado hhoy tas cosas Si ge funda esta wea» en In experiencia asada» y se echa al olvdo, adrede, pecisamente el resule tado de esta experiencia panda 0 mejor dicho el fra- ‘caso que ella suié, cuando Ja socialdemnerneia.vot6 los presupuasto de tn Primera Guerra imperialista y 1 ‘te fransformé en un instrumento _soelalchovinista para ala defensa de a patriar,entonces estamos ante una fraleién descarad, La traicion maniflesta de los socialde- crate, de los soclalchovinistas, tuvo como consecuencia [gles la excisién con los marsistaleninstas, evo a la freacién de la III Intemacional revolueionsria que #2 ‘opuso 1a TE Internacional traidra, ‘Ahora se avanza la Idea del frente antiimperalsta con los sevisionistas modemmose. Pero icudl es la politica ¥ Is ideclogia de este revisionlamo moderno, con el cual ‘Geberiamos untenos pars crear este frente antiimperiaista? By preclssmente una politica y una ldeologia contrarias a nuestra ideologia marxistz-leninista, politica e ideologia que desarrollan una lucha intensa para sabotear, en las ceestiones cardinales, nuestra lucha contra el Imperalise ‘mo, el coloialismo, por el triunfo del socialismo, del mar sxiemo-leninismo, por un arreglo verdadero de la cuestln del desarme general y total, et, ele “stand en encaralzada y sbleria lucha con el revi= sionlsmo moderno en Io que alafie a estas cuestiones fun~ Gamentales de principio y de eardcter préctico, ieémo podrfamos concebit una alianza oun frente polileo & Feclgico con la agencia de la burguesie y de su idecloga, fonira el imperalismo y la burguesla mundial?! Frente fntiimperialiste significa ante todo frente poltien, Cabe preguntar; iPodemos loa marxista-Teninlstas crear un frente fomin con los revisionistas modernes? Por lo visto, para Tos ehinos y los japoneses, esto es posible. (Para nosotros, fesio es imposible! iPueden los marxists-leninistas conse ‘ituis un frente «politico» con los revsionstas modemos ‘conta el impertallemo norteamericano, prosigulendo contra, ‘los la lucha ideolgie o dejando de lao los problemas ‘Quenosseparan ideoldgicamenta- como den I camaradss aponeses? A esto sespondemos: in, de ninguna manera! 108 Para los marsista-lninistas no hay politica sin ideo- togia, Con Egipto, Mali, Burund) y muchos otros Estados nucionales se puede consituir un frente antimperialisia, ‘Aqul hay politica, pero a la vez hay ideoiogia. Sin embargo {ambien en este caso no hacemos ninguna concesién en ‘ussties prinipios ni trafieames con ésios. Ellas conocer ‘nuesttoe prneipios porque no log ocultamos, al contraro, fon estos prineipos los que constituyen nuestra fuerza y 1 éxito de esta alianza, de Ia que algunos Estados nacio~ hales burguesestratan de benefiiare, luchando contra el {mperialimo, Esto nob Interesa, porque asi debilitamos al imperialism, y a eu ver responde a sus Intereses porque Gebilitando al imperialiamo, se refuerean ellos mismos ‘Pero la lucha contra el imperialism fortalece a la ver fn primer Ingar @ las fuerzas revolucionaras, populares, de modo que Ia revoluelén, el aocialismo, conguistan vice torlas en todos loe dominios, Ademés, entre los Estados Dburgueses nacionales que Iuchan en este frente antlimpe- alist, se ard mismo tiempo la diferencacién, se de sarrollard Ia lucha de clases, Ia revolueldn, en algunos tie mis ripidamente y en otros més lentamente, pero siempre con lucha, desplegando etfuerzs. Y los revisionists modemos, Jruschov, Tito, et, con ls eunles se quiere que formemos estas allanzase y sfrentes» que ge nos proponen, ‘por qué luchan? iLucha- Fan por el socialisme, por la xevolucién, pore] marxismo- Teninismo? Hay que ser revisonista pare protenderlo. Los marxistas dicen que los revisionist son, y lo sen slem- pre, anirrevolucionaros,antimarxistas, que luchan contea socialismo y el comunismo, que Tuchan por prolongar Ja existencia del capitalismo. Entonces, formar un «frente antlimperialstn con lot revisionistas modernos», significa ‘due Ios marxistaeninistas se conviertan en «Don Quijotese ¥ destrolien un stedio combate contra los molinos de lento, en otros términos que combatan el «viento impe- 126 lalsmo, que no huele nia politica, mi ideologin marxista- Teninistn, Sd lor revisionists modernosilevan a cabo una lucha donqutjotesea contra el imperalismo, Sse piensa Ik brar una Tucha de este género, entonces naturalmente el frente antiimperialsta con los revisionistas modernas~ es posible y realizable Bote es el ideal de los eabecilas de Washington, de Tito, de Iruschov, de los revisionistat rmodemes, de la socaldersocraca, etc. Dicho de otra me- nora, si uno tiene esta ides, no es marxist, sino revisio- nist Los maresta-leninisss no pueden avanzar por este amino de traiclin y deben combatir tl idea, que es toda a, de cabo a rabo, revsionsta y traldora ‘Los traldores revsionstae Jruschow, Tio y compania suefian precisamente eon una «idea genial» de este género, Esta idea les saca de la dificil situacién en que se han rmetido, es saea de In tumba que los marxists les hemos ‘cavado ly son los camaradas chinos y japoneses los que les tienden la mano para sacarles de ella! “Truschov quiere realizar una conferencia de los 81 par- tides y exelnimos del movimiento. Esta manera de actuar ‘es un suiidio para él. Es precisemente Io que nosotros ‘queremes y por esto Iuchamos: para enterra al revisionis~ Imo modesno. Hacemos muy blen rehusindo a participar fn su conferencia y deseamas que tenga Zagar sin nosotras, {bs ehinos Ios jeponesesesign contra esta conferencia de Sruschoy, pero desean que la conferencia que proponen ‘los mismos no se haga sin nucstre participacién. Si 1a tonferencia ae reine sin nogottes, 2erd una derrota pars fl revisionismo modema. Como de eostumbre, Jruschov feayo en une tramps, en una aventura, Sus compafieros revislonistas dieron marcha ats, ce opusioron a Ja eonfe- rencia, unos en vor alla y otras en vez beja, pero todos para salvar al revislonlame moderno de esta. stuscién. a2 ts revisionlates estén prestos a hecer muchas cosas para prolongar su exlstencla, Aai pce, In conferencia deseada por Jruschov se vio compromelda, ent en un eallejn sin Galida, ¥ en lugar de trabajar para profundizar la crisis fen que ae ha bundido el revislanismo moderno, de apro- ech este éxito, os camaradas japoneses, con la propues- {a ede realizar una nueva conferencia ce los 81 partidos que tenge como objetivo la ereacién del frente antiimperia~ Tistar,slenden una rama a los revsionstas modernos para fayuderies salir de la tumba. Esto es un simple -ramo Ge olivor, es un ejemplo y un acto tipleamente antimar iqué viene a ser en Ia préctica 1s propuesta de los camaradas Jeponeses? Conitiste en decir: «Ustedes, cama~ rads sovitions, renuncien & la des de la conferencia, que than lanzado supuestamente para resolver las divergencias ideoligieas y para restablecer la unidad en el veno del ‘movimiento comunista intenacionsl. A este efecto, hacen falta preparativos (el tiempo necesarlo para editar los 40 articulos de) Partido Comunista de China, la famosa sere!) Preparemos ora confcrencia, que proponemies n0so- ‘os con vistas @ «crear um frente antilmpertalistan, Bsta Iniiativa es muy tnteresuntc, muy actual y urgente, Es saceptable» para todos los partidos. Dejemos de Indo to ‘que nos separa y veames lo que anos une. (También bi, Nikita druschoy te has promunciado en este sentido y 10 deseas), En esta conferenela no hablemes de las divergen- ‘as, sino lo del strenteantiimperilistor (que 1 aprucbas Yy del que hablas tS, Nikit). ‘Ast puse, vayamos a Ja conferencia y pongimonos a roler eomo un molino sin grano, hagamos ruido y, parta~ ‘os a la guerra conta los molinos de viento. (Beguramente 6, Nikita, no esti en contra de una selva de area sin ‘lng Por lo menos, ealdvemas de esta conferencia gon un a8 ‘resultado «importante», con una Bvidentemente los eamaradse chinos estin en un error, zo tlenen una linea estable; en su linea oe notan olla- cones tanto a In derecha como ala iequierda, ya politica fasimismo mo puede tener una establlidad de principios, ‘marxiste-leninisa, JFuxguemos en tims instancla las actitudes chinas razonando par Tabsurde*, Admitamos que los camaradas chinos estaban enteredos de antemano del putsch contra Jruscov. Las scamaradas~ sovidtiens los habian puesto al corriente seeretamente, Los camaradas chinos oeultaron | weereto a sus compafienss de armas marxista-leninistas sin ningun otro motivo mas que guardar el acereto eeguimos razonando par Yabrurde). Al estar al corriente de este putsch, moderaron Ia polémica y dejaron que nosotros a prosiguigramos, porque su tdetieasecreta aa lo exigin, Per~ fecto. Alora el putsch ha sido ejecutado, Jruschov ha sido liminad, ea fase ha terminado; ls chines tenian conocl- tmlento del anto, nosotros no, Comienza la segunda fase (slompre razonando par Vabsurde). Los eamaradas chinos est al tanto de los pla~ ‘es futures de ls -eamaridao> eovidtios, Estos han puesto ‘los chines al cortiente de que hoy harén esto, mafiana faquello, pasado maftana Io otro, y ast sucesivamente; se han puesto de acuerdo entre sf y este plan es excelente (algo razonando par Vabeurde). Pero esta nueva fase ya n0 Dede ser la del putsch, ef una fase constructiva (sempre 8 par Vebrurde), que requiere la coocdinacién de las accion ‘es de los partidos marsista-leninistas. En la. primera fase de 1a operaclin del putsch los ‘camaradas chino no nos informaron, no To hacen tampoco fen Ia segunda fase, la de la sconsoldaléns. dBste razona~ miento et sostenible aunque utileomos el método de Pabsurde? Tampoco por este método se pueden explicer las fctitudes erniness de los chinos. No puede (el Partido CComunista de China) engafarnos por mucho tiempo, y tampoco fenernas, a los otros partidos, tgarradoa por lat nnariow y hacernes avanzar a clegas en su direccén di- eféndonos: «vengan agus que asi Jo quero yo, que esto me 1o 98 yo, ustedes no tienen por qué preguntar, nl por qué resonate, iBsto es absurdo! Ul ver sea que a los exmaradas chinos se Tes ha retido en la eabeza que todas las cuestiones del comu- riamo internacional seri y deben ser resueltas por los los partidos mds grandes, el Parlido Comunista de la Unién Sovition y el Partido Comunista de China, y que los otros deben seguirles con Ia cabeza baja? Antes hable tim bastén de mando, esto no nos gustaba (a los chino), sora debe haber dos bastones de mando, pero que deben ‘ctuar Tunisson*, Antafo ustedes los sovlétoas y Stalin (prosiguen os chinos) nos mirsban por encima del homeo (la cuestién del alumno y del maestro). Stalin falleci6. Ustedes, oe soviéices, lo desacreditaron, mientras tanto ante poiotts, ls ching, surgieron grandes esperanzas. Vi- ro Jruschoy, le aplaudimos, el eel ge nos abr, pero Jrus- cchov oe convistis en un’ dirigente que empafaba un frueco bastin y lejos de aceptarnos (a Tor chinos) en Ia fireceién del mundo, nos golpes con “Ahora Jruschov ha sido liquidado. 1Qué gran alegrial, nosotros alvidamos todo lo que nos han hecho ustedes, los Trane en el ta jruschovistas, con tal de que acopton que conjuntamente, Chinos y soviétios, Hevemos Ia dircesiin, y esto deben fadmitilo ustedes, los soviticos, porque Stalin err, Srusehov ert solamente Mao no ha errado. Bs alegitimo», “marxista-eninistar, que sino ge acepta que yo (el ehino) ‘ina y ortente slo, por To menos nos pongamos de acuerdo pata digi los dos, si entre los dos nos entendamos, edo se habréarreglado en este mundo! ‘Pero dcémo se mrreglard? Bueno, nosotros somos ta comeienela del mundo, 4Y el marsismo-leninsmne? Nosotros fomor el marxismo-leninismo. ‘Ahora bien, sf marzismo-leninismo no nos ensefia @ actuar as. ET marxismo-feninismo, que ha roto eon su pao dle hierro un sbastén de mandos, golpear4 eon el mismo vigor al otto para aquellos que tienen verdaderamente ta intencién de hacer un viraje, aunque sea gradual, peo en particular fs umn ayuda a las fuerzas rovolucionarias de te Unién Soviéica, y n0 s6lo de Ia Unlén Soviétia (de nuevo en festa cestin los chinos se equivocan y subestiman estas fucrzas). sino también a los revoluclonarios de los paises de demoeracia popular y a los comunistas de los paises capitalists. TB cese de ln polémiea, como consecuencia de esta sotitad oportunista y m0 revoluelonaria de Tos camaradas ‘hinos, signifi dejar que los revsionistas manipton & las fucrzas revolucionarias de los patses de democrecia popular y de los palses capitalstas, permitir que les ali= mmenten con sus ideas, porque naturalmente, si se sigue Ia Uetica de los chinos, tendremos que dejar de mencionar principal centro del revisionismo moderne, 1a Unlin So- ‘idtica,subestimar el tilsmo, y por lo tanto no hablar en Absoluto de los ottor revsionstas como los Gomuli, 1os Kedar y compafic. ‘¥ es mds, st en nuestra lucha siguiéramos In teticn portunsta de los chinos, entonces tendriamos que conta, de la misma manera que =e] red! al lobo», Ie orientaciém politica e ideoligiea a la nueva diveccién sovidtica la cual Gecidirla en qué rentid, en qué medida, y cémo desea que 158 sehnga eto «aque, pueto qe os chino den «Dobe ‘Bon serpents, esperar, conteataros on algunas pes {elas enmiendas que puede hacer la drt svi a dren sovide rbsjed por mies 9 let: su quer dems dcbemot canara: de rain err sts Intva, segura en lo que haga’ y permlir que de echo nord 1s verdad gue entre lot revislnsts exsen pro- fundasconradceiones, Pregunaros ls camardas tos: ila direcin svn scott por ter eh Tavor de mesos punts do veto en favor del revi sismo motemo eas crirdectone que Unt cos a Computers de eb conta el marvin? WE fue. los revaonstas modern at perdoarin tea {iment nn Serrotas gees hemos oes! tsa lo revilonstas extn fan dapson vent onto animate a mussro encentoo intentrin Gavamos aut farms? Hace tiempo que hemos encontrado ln Fepocta Sra a estas preguntas. Aloe cine, con elas seer ‘clans, fe ser it ncn tapos, dat te Duet dba» estas pronto ropenern por lo confer dando" semper predleni spel. clam, ete. - tra cuesin seri, muy seria, es fn poscén que sdoptan tos chines (7 ata esa psién fe totes Tos Tevsonisias moderany de que I ten de iss enor 7 tas flan comin pir Irsthow no debe haces Pa Bile, debe ser cesta interna de lo partido Resa, par que supuestament no eaprovthe el enemy com sie aproveho de los errnea de Sruchow al sacar a Stu "a problema gue debe ecacare en prime plano, 9 que los chines destenden por’ completo, et iat Segue tlerandn que Stalin carpe con tos ls nine Alcan que te ecaron ei lot evn ademas, 154 los revisionistas soviéticas on primar lugar? UStalin serk rehabilitado o no? {Dirin los revisionist soviésicos en ‘que y en qué medida se han equivocado ellos y Jruschov espeeto a Stalin? ‘Sin resolver esta importante cuestién de principls, ‘cémo pueden los camaradas chinos Hogar a le otra cues tién de principle, esto es, la condena publica de Jraschov y Ja denuncia pablica de su traicién ideolégica, poten forganlzativa? Sin embargo los chinos quleren dar por concluida esta segunda euesti, callarla. Viola tales eues- ‘Hones de principio, ctuar de esta manera es antimarxist, ‘es una tracién. Los camaradas ehinos pueden deciraos fupongamos que no estamos de acuerdo con ustedes los tibaneses en cuanto a Ia evestiin de Stalin, Entonces nos asiste el derecho de preguntarles: pero sobre la cuestién de Jruschov, testin de acuerdo con norotros en qe et tun teaidor? Ellas nos responderén: Si. Entonces nueva mente les preguntaremes: icéma es posible edmitir que sen encublerta la tralelin de Jruschov al marxiemo- Teninismo (porque ast lo quieren sus compafiros) y que sceptemos este punto de vista tridor y no luchomos porque sea rehabiitado el coloso que fue Stalin y desen- rmascaredo el ronegado Sruschov? No, los eamaradas chinos no estan en absolute en sus ‘abales, Sus expeculaclones ideoldgleas y poltleas no son marxistas, 6on sofismas, pueden ser todo 1o que se qulera menos marxisas, Estos ersores los llevardn ty lejos, at no retroceden antes de que sea tarde, Unos errores llevan a otros y, cuando so sigue razonando equivocadamente ‘entonoes se entra en um callején sin sala, so ezmina sin suber a dénde. Nos esforzaremos, y el hacerlo es nuestro ddeber, por influir sobre ellos, pero stento que cada ao que pasa esto se hace ma diffi! eon Jos chinas, Sin embargo {os marxistas no deben perder todas las esporanzas. 158, 5 DE Novi DR 1004 LA NUEVA LINEA DE LOS CAMARADAS CHINOS PERJUDICA AL. MOVIMIENTO COMUNISTA La mueva linea que dleron a conocer los camara chinos respecto al revisionlsmo moderno acarrearé graves consecuencias al movimiento comunista internacional Se ‘rata de una linea oportunista y concilindore, de una con cesiin muy peligro carente de principlos y de perspec- tivas,0 mejor dicho, prehade de una negra perspective para cl Partido Comunisia de China (Chou Bnrla viajé a Most con gran entuslasmo. En esta uesti, el Comité Central del Partido Comuniata de China actué brutalmente, desechando inelito Ie normas més ele- meniales que rigen las relaciones entre Ine personas, por no hablar de las normas y de los prineipios marsista- leninistas que unen a los compafiros de armas y a los verdaderos amigos. Mientras tanto, Kim Il Sung no fue a Ja fiesta de Mose, contrariamente s lo ordenado por ‘Chow Bn-l (aunque Kim Il Sung hasta elerto punto esti 4 favor de esta linea conciliadors), y el que no viajara Mose testimonia por Jo menos, por parte del Partido del ‘Trabajo de Cores, una cierta independencia y sentido de Va dignidad, Tampoco laa nuevos amigos de los chinos, los rumanos, or loque sabemes hasta aor, aceptaron el diktat de Chow Enlai de que Dej fuera a Moses, en unos momentos en 156 que hecia alll se dirigen los otros revsionistas como Go- mulks, Kadar, Novoiny, Ulbricht, Yivkov. nto demuestra claramente que la ida de Ia delegacin el Partido Comunista y del gobierno chinos a Moseii en ‘estas indignas condiciones, con este exptitu y com estos Inumillanes objetivos oportunistas, no es un timbre de Gloria para el Partido Comunista de China, come lhabian podido pensar sus dirigentes. La delegacin china que fue ' Mosed, por an lado, abandoné la linea revolacionaria, traiclons, desdeS6 a los esmaradas ¥ a los amigos revolu- contre, por el otro, en Mosed, no se encontrar a un trupo de amigos y eamaradas dispuestos # auparla & hom bros en son de triunfo, sino a enemigos revsionistas. Estos cnemigos revisionlstar ne hsn abandonado ni ebandonarin tzu traldorat posilones porque ast les guste a los chinos © esté incluido en ous proveotos y suefos. No, permane erin en sus posiciones revisionltas y arrastrarin {1 ellas alos chinos. El famoro Chou Enlai se encontrara fn un avispero, El so Jo merece, pero iqué culpa tiene et ‘movimiento eomumista internacional para que sufrs 3 causa de las bajerar de estas individues desvergonzados y sin prineipis? Bl viaje de Chou En-lai a Mose con estos objetivos y en estas circunstancias, no significeré que alll tenga Is ‘niiativa, como eacazean los chinos, sino que ésta corres- ponderé & Jot revisionistas, los revisionistas ya han alcan- 42ado au primer objetivo: engafar al movimionto comunista internacional con Ia buena mucva> de que s6 logrs of primer contacto amistoeo, de que se Hlegé a la fase del cose de In polémiea. Esto repercutiré de inmodiato en interés de Ine camarillas revisionist en el poder y de las cama rill revisionisas de los paises captalstas; esto descon~ certaré, suming en Ia confusién, haré vacllar durante cierto tempo a los grupos revoluclonaros ya los nuevos partidos ‘marxiste-lennistas en todas partes del mundo, 181 Los revisionists que estén en el poder, naturalmente, no utilizarin este éxito suyo para hacer propaganda en favor del Partido Comunista de China (uey que se ingens pera pensar como los chinos). Se valdrin de €l para refor~ ‘ar sus posiciones, para arrairar definitivamente alos va- cilantes y para desorganlzar, desconcerar y dessereditar & los marxista, tachindoles de dogmatic de elementos antipactid, ele. La primera acusacién y el primer argue ‘mento que usarén contra los marxistileninistas de st plses, consistirdn en decires: ustedes eran prochinos, pero como pueden cbservar, China ha eambisdo de actitud, se ha hunillado, ya no polemiza ni habla contra Jruschov, ‘os estamos ligando por una emistad marxista-Teninistan, ‘ie, Entonces wiqué busean, qué son ustedes?». Pero inde. ppendientemente de que los verdaderos revoluclonarlos s=- ben la respuesta y In dardn, el hecho es que durante un tiempo, hasta que ge disipe Ia niebla, se encontrerdn en grandes difcultades y esto tienen que ) Peanquilizae a las eamsrillasrevislonistas fuera de Ia ‘Uaién Sovistica, Seguramente las contradiesiones que han cexistido entre ellasy la Uniéa Soviética se ahondardn adn mis, Las contradieeiones con los itallanos y los rumanos alien ala luz del da, y cn ls otros, independientemente fe no haberse manifesiado de forma ablerta, no fueron menos graves, El derrooamiento de Sruschov las exacerbari fain més, no tanto por la razin de que les duela Jrus- cov, sino porque piensan en si mismos, en su establidad. "BL mismo hecho de que perdleran la «Estrella polar, 'y no puiedan encontrarla nunca més, independientemente ‘de que con ella ee peloasen y riesen, la obedeciesen y Ia presionasen y asi su J. al final spensibamas que ellos (os soviéteos) aprove- “Gharlan la ocasiin para descargar todas las eulpss sobre Sruschey, pero ni esto hileron~, ‘to iti es el més bonito aramillete» antimarsista el embajador chino en Bucarest. Bs decir que, sein este ‘enbajadot,# los revislonistas soviticos echaban la culpa euachoy, todo se arveglaba y nosotros podlamos abra- Zarnos con ellos Esto cemeja a la vieja tictiea de lot chines, que euando Sruschov eriticé a Stalin, apoyaron a SSeuschoy’y esieban contentos porque todo marcharia a a pesfeccion, Pero es sabldo Jo que result6 de esas actos. Esto es uno de lot aspecos, EI otto, la prolongada estancia de Chou En-lal en ‘Mose, que transeurié en medio de convertaclones, de- muestra que nada ha {do -biens, de acuerdo con los planes Y las =tactieas genislesy de Jos chinos. Durante todo el Tempo que Chou En-lsi permaneci6 en Mosed, la prensa china no eseribié nada, mientras que la soviética ha inser~ {ado a diario editorales donde se confirma su Linea ante- tHor ea todos tos sentidos. Cada aia Ses sovitices dicen para nowoites todo sigue igual y la cuestion de Jraschov GS snunto Interno nuestron, Por lo tanto, si los chinos han resulta ayudar a Tos «queridos eamaradss eovietcos, Ms