Está en la página 1de 3

DERECHOS HUMANOS DE LAS

PERSONAS CON CAPACIDADES


DIFERENTES
Todos los Seres Humanos Nacemos Libres e Iguales en Dignidad y Derechos

¿Alguna vez se han preguntado si usted (es) o alguien de su familia sufriera una
enfermedad, un accidente o mal genético que lo hiciera diferente y que necesitará de
algún aparato o ayuda para vivir lo más normal posible?

Quienes están en estas circunstancias son las personas con Discapacidad.

Nadie está exento de sufrir algún tipo de discapacidad, la discapacidad puede definirse
como:

Limitación física, fisiológica o neurológica que tiene una persona, ya sea de manera
temporal o permanente.

La discapacidad por tanto no es sinónimo de invalidez.

Las personas con discapacidad son seres humanos con derechos y obligaciones iguales
a las de cualquier otra persona; por tanto debe dárseles la oportunidad de contar con un
desempeño digno en la vida, libre de impedimentos que lo limiten y excluyan.

CAUSAS QUE ORIGINAN LA DISCAPACIDAD

• Hereditarias.

• Congénitas.

• Secuelas de enfermedad.

• Desastres naturales (incendios, derrumbes, huracanes).

• Derivados del régimen alimenticio o vicios de los padres.

La discapacidad es asunto de todos, porque todos estamos expuestos a vivir con algún
tipo de discapacidad, no hay seguridad plena de no llegar a vivir con una, por lo que es
muy importante su prevención en el ámbito familiar, social y escolar.

De acuerdo con los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se calcula


que de 500 millones de personas en el Mundo, el 10% sufre de alguna discapacidad; en
México existen aproximadamente diez millones de personas en esta situación.
CLASIFICACIÓN DE LA DISCAPACIDAD SEGÚN OMS

• Problemas del aparato locomotor, secuelas músculo- esqueléticas; es decir, con


problemas de desplazamiento.

• Deficiencia mental, incluyendo síndrome de down.

• Alteración de la comunicación humana, problemas de lenguaje y sordera.

• Ciegos y débiles visuales.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece en su artículo


primero que: "Todos somos iguales ante la ley"; es decir, jurídicamente todos debemos
recibir el mismo trato sin distinción alguna, independientemente de que se tenga alguna
limitación física, mental o sensorial.

Para que se respeten y cumplan los derechos humanos de quienes sufren alguna
discapacidad, se requiere de apoyos de la familia, sociedad y específicamente
Gubernamentales.