Está en la página 1de 4

José Manuel Sánchez Galán www.baloncestoeducativo.

es
3

1 Introducción.

1.1 El Baloncesto Educativo.

En los tiempos en los que nos encontramos, existe una gran preocupación social por los

valores. No cabe la menor duda de que es un tema presente en todos los ámbitos de discusión y

lo es aún más en los ambientes educativos.

Toda intervención formativa dirigida a personas contiene dentro de sus objetivos la

consecución de unos determinados valores de forma implícita o explícita. Cuando la transmisión

de valores en dicha intervención tiene una finalidad positiva, es decir, tiene por objeto

intencional “la formación de los jugadores y jugadoras como ciudadanía comprometida

activamente con la construcción y el desarrollo de una sociedad democrática, mediante el

ejercicio de la reflexión crítica y autocrítica, y de su participación activa y cooperativa en el

escenario social” (Velázquez, R. 2002:8) del baloncesto y del equipo del que forman parte,

entonces nos encontramos ante un proceso educativo. Basándonos en esta definición del

proceso educativo, la idea de que el baloncesto es educativo es un tópico que debe ser

reflexionado críticamente por los entrenadores. Si el baloncesto en sí mismo constituyese esta

idea de educación, nos bastaría con centrarnos en la consecución de los contenidos técnico-

tácticos, ya que el deporte impregnaría al jugador de valores morales educativos.

En una sociedad altamente dominada por los medios de comunicación, donde se

transmiten valores como el individualismo, el éxito, el consumo, el poder o la agresividad, una

actitud pasiva en cuanto a la enseñanza de valores se refiere, implica estar apoyando

implícitamente esos valores ensalzados una y otra vez por la televisión. Por este motivo, se hace

imprescindible, como nos dicen Durán y Jiménez (2006:15), que nos comprometamos consciente

e intencionadamente con los valores que merece la pena conservar y transmitir a las futuras

generaciones.

Formando personas a través del Baloncesto Programación Anual Benjamín 2º año


José Manuel Sánchez Galán www.baloncestoeducativo.es
4
Muchos autores consideran que el deporte, y por ello el baloncesto, es un extraordinario

ámbito de educación ética y transmisión de valores (Durán, J. y Jiménez martín, P.J., 2006:15;

Mitjana, J. C., 2007:8). Sin embargo, también se puede afirmar que el deporte es una fuente de

discriminación, violencia, exclusión. Por eso, insistimos en la idea de que es nuestra forma de

actuar profesionalmente la que va a hacer que el potencial educativo del baloncesto se

convierta en realidad. Algunas de las razones por las que el baloncesto es una buena

herramienta educativa son (Durán, J., 2003:10):

1. En primer lugar, su carácter atractivo y lúdico para los niños.

2. En segundo lugar, por el carácter vivencial y las múltiples relaciones

interpersonales que conlleva su práctica, pone en juego afectos, sentimientos y

emociones con más facilidad que en otras disciplinas más teóricas.

3. En tercer lugar por la gran cantidad de situaciones conflictivas y

consecuencias morales que conlleva la competición. El deporte ofrece un

campo extraordinario de reflexión moral a partir de la propia experiencia de los

niños y jóvenes.

1.2 La necesidad de programar en Baloncesto. Justificación de

la Programación.

La idea de programar nace como proyecto que representa los intereses políticos y sociales

de nuestra sociedad. El proyecto, debe favorecer el cambio, la transformación y capacidad

para ajustarse a las características de la institución, los entrenadores y los jugadores/alumnos.

Tiene como finalidad crear aprendizajes significativos que se traduzcan en formas de pensar,

valorar y actuar ante las distintas situaciones de la realidad (Ruiz, J. M. 2005:30)

En el trabajo docente que debemos desarrollar, la definición de programación constituye

un perfil de trabajo que sintetiza multitud de tareas concretas y de propósitos cargados de

contenido e intención formativa.

Formando personas a través del Baloncesto Programación Anual Benjamín 2º año


José Manuel Sánchez Galán www.baloncestoeducativo.es
5
En mi opinión deben introducirse paulatinamente innovaciones desde el punto de vista

pedagógico, relacionadas con los métodos, la organización de la evaluación y los contenidos,

que deben ser cada vez más novedosos, variados y atractivos, presentándose como una forma

de ocio que sustituya las formas pasivas que hoy en día crecen con tanta fuerza (televisión,

internet, videoconsolas, etc.) Todo ello para que lo que aprendan sea verdaderamente

significativo, útil y funcional, y realmente represente la construcción de la personalidad, de los

conocimientos y de sus experiencias.

Al igual que Girela, Torres, Cárdenas y Castro (1999:32-36) pienso que los objetivos generales

de Primaria pueden y deben conseguirse utilizando el deporte (en este caso el baloncesto) como

medio educativo y llevando a cabo un planteamiento preocupado fundamentalmente en el

proceso por el que pasa el alumno y no en su resultado.

Un trabajo de este tipo contribuirá al desarrollo integral del jugador, atendiendo a sus

necesidades y capacidades de cada una de las estructuras que componen a la persona

(afectiva, social, cognitiva y motriz), sentando la base para que en el futuro, el sujeto pueda

elegir libremente, tanto la actividad físico-deportiva a realizar, como la función que quiere darle

a esta (competitiva, hedonista, etc.) y habrá desarrollado las capacidades que necesite para

todas las funciones.

Teniendo en cuenta que vamos a perseguir los objetivos de la Educación Primaria, la

programación se sitúa bajo una perspectiva global. Muchos profesionales de la Educación

defienden un planteamiento global del currículo, ya que la realidad es una y no podemos

dividirla en diferentes áreas (VVAA, 2003:9) Por este motivo, mi planteamiento del Baloncesto

Educativo es un planteamiento aglutinador, transversal e interdisciplinar que debe funcionar

como eje vertebrador de la formación integral del alumno.

Esta idea se refleja en el Anexo I del Real Decreto 1513/2006, que expresa las competencias

básicas que deben aprenderse en la etapa de la Educación Primaria. El desarrollo de estas

competencias tiene un carácter integrador y básico y deben ser desarrollados en todos los

ámbitos educativos que correspondan.

Formando personas a través del Baloncesto Programación Anual Benjamín 2º año


José Manuel Sánchez Galán www.baloncestoeducativo.es
6

2 Condicionantes personales, sociales y culturales.

2.1 Contexto: El Club de Baloncesto Estudiantes.

El Club Baloncesto Estudiantes S.A.D. se encuentra actualmente en el Polideportivo Antonio

Magariños, en la calle Serrano 127 de Madrid y fue fundado en 1948.

Las instalaciones con las que cuenta son las siguientes:

- Telefónica Madrid Arena: campo donde juega el primer equipo, situado en la

Casa de Campo y con un aforo de 10.500 personas.

- Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid: pabellón que usa el equipo

ACB cuando el anterior está ocupado por otros eventos.

- Polideportivo Antonio Magariños: pabellón cubierto con capacidad para 3.000

espectadores. En él se juegan los partidos del equipo de Liga Femenina, de Liga

EBA y de gran parte de los partidos de cantera. También es el lugar de

entrenamiento de algunos equipos de cantera y del ACB si no disponen del

Telefónica Madrid Arena.

- La Nevera: es la cancha más emblemática del club. Tiene capacidad para 500

personas y en ella se juegan partidos de cantera, así como los entrenamientos de

cantera de casi la totalidad de los equipos de canasta grande del club.

- La Piscina: uno de los mejores campos de minibasket de Madrid. Está situado

debajo del Polideportivo Magariños y en él se juegan los partidos de canasta

pequeña. Las canastas son regulables por lo que sirven a veces de cancha de

entrenamiento para equipos de canasta grande.

- El Internado: campos exteriores donde entrenan los equipos mini de Estudiantes. Se

juegan partidos si no hay sitio en piscina.

Formando personas a través del Baloncesto Programación Anual Benjamín 2º año