Está en la página 1de 1

SOLUCION

Desde un plano general y globalizado de la situación identificamos que el


autoservicio debe integrar en todos sus procesos y estrategias de impulso y
mercadeo a las categorías de consumo masivo y a los diferentes concesionarios,
rompiendo con la división involuntaria que se viene presentando, sacando
provecho así del alto flujo de clientes que genera el primer nivel para potencializar
las ventas del segundo.