EL CABALLO
EN ARROYO DE LA LUZ
Una lectura antropológica
de la fiesta de Las Carreras

.3

N.S.CONSEJERA DE CULTURA Y TURISMO Leonor Flores Rabazo DIRECTORA GENERAL DE PATRIMONIO CULTURAL Esperanza Díaz García DIRECCIÓN DEL PROYECTO Reyes Picazo Bermejo (OFICINA DE PATRIMONIO ETNOLÓGICO) EQUIPO TÉCNICO Carlos M.: 978-84-9852-167-2 . DEPÓSITO LEGAL: BA-267-09 I. S.L.B. Calderón Torres Ismael Sánchez Expósito EDITA Dirección General de Patrimonio Cultural DISEÑO DE CUBIERTA Creattiva MAQUETACIÓN E IMPRESIÓN Industria Gráfica Igraex.

......................31 El caballo en el mundo rural tradicional de Arroyo de La Luz............................................... 15 03_Marco físico...................................................................... el minifundismo arroyano en la agricultura tradicional......... 88 ................................. 67 11_El día de la luz.....................7 AGRADECIMIENTOS................ 21 05_El Día de La Luz............. 66 10_El antropocentrismo en torno al caballo......................... 31 El caballo y la pequeña propiedad en Arroyo de La Luz............................................ ................................................. 53 08_Estrategias de los sectores carentes de tierras y/o útiles estratégicos (ganado equino)....................... 24 06_Caballos y bestias en la ecología y economía locales......... 74 12_bibliografía...................................................................................................................................... 18 04_Reseña histórica........................................................ 61 Asentamiento en las parcelas de pueblos de colonización. evolución y significados..9 01_INTRODUCCIÓN.......................................... 38 07_El herraje y la figura del herrador....................CONSEJERA DE CULTURA Y TURISMO. las asociaciones.............................. 64 09_El caballo en la nueva sociabilidad................................................................................ 11 02_presupuestos teórico-metodológicos......._índice LEONOR FLORES RABAZO .....5 ................................................. El caso de Vegaviana (Cáceres)......... 60 Carboneo en la Sierra de San Pedro.......

.

vaciando de contenido la distinción entre lo material y lo inmaterial. que reconoce la importancia de aquellos bienes culturales tradicionalmente olvidados e ignorados. en el que los verdaderos protagonistas son los hombres y mujeres que conforman nuestra sociedad. Nace para que el pueblo extremeño se interese por los aspectos reseñables de su propia cultura como elemento de acercamiento y entendimiento entre los seres humanos. la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español o los textos legislativos autonómicos como la Ley 2/1999 de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura. Nace esta colección de “Lecturas Antropológicas” para difundir nuestro patrimonio etnológico y suscitar un mayor nivel de conciencia sobre su importancia y su protección. En estos últimos casos. sino como cristalización de identidades compartidas y contrastivas en un proceso siempre inacabado. Se ha producido un cambio fundamental asumiendo la dimensión social del patrimonio. Nadie cuestionaba que tal o cual monumento debía ser estudiado y protegido. al discurrir de la propia vida o a una fiesta. las magnas construcciones y obras de arte. no ocurría lo mismo si la mirada se orientaba a un objeto de la vida diaria. sin embargo. Leonor Flores Rabazo Consejera de Cultura y Turismo . siempre en construcción. desarrollan estos nuevos planteamientos y encuentran concreción en nuestra Comunidad Autónoma en una gestión integral del patrimonio. Las cartas y documentos internacionales. la historia de los grandes procesos y los grandes personajes. Y nace como crisol de nuestra identidad y diversidad cultural. El patrimonio ocupa y preocupa no sólo en términos administrativos. y su carácter indisoluble con la cultura en su sentido etnológico. Primaba una visión elitista y restrictiva del patrimonio que reflejaba “la Historia” con mayúsculas.El concepto de patrimonio se ha enriquecido en los últimos años liberándose de los férreos grilletes que lo reducían a una ecuación donde únicamente se contemplaba el tiempo y el arte en su acepción más académica. la investigación se suplía con la curiosidad bienintencionada pero carente de resortes teóricos y metodológicos del mismo modo que la potencial protección se relegaba a un segundo plano en aras a una más que cuestionable idea de progreso.7 . todo lo cual sólo representaba a una parte de la sociedad. Son estos cambios los que han posibilitado romper con jerarquías inútiles entre “patrimonios mayores” y otros patrimonios.

.

Del mismo modo. . alcalde de la corporación por atendernos amablemente y facilitarnos el acceso al archivo municipal. y segundo por abusar de su entrega y disposición para proporcionarnos valiosa información y material gráfico. entusiasta del mundo del caballo donde las haya.9 A todas aquellas personas que nos han prestado su tiempo a la hora de recabar información durante el trabajo de campo. pues. de cuya sabiduría nos hemos beneficiado y por supuesto. Nuestra gratitud. primero por ser informante privilegiada. así como a Santos Castaño. herrador de los de antaño._agradecimientos . estamos en deuda con Agustín García. a todas aquellas personas que con hospitalidad arroyana han colaborado para que este trabajo haya sido posible. a Santos Jorna. a Carmen Collado. por su afectuoso trato y su ayuda como informante e introductor y a José Antonio Gómez Tapia.

.

pág. entre otras. el bosque mediterráneo. M. que se centra en las actividades artísticas. sin referirnos a cómo este animal y el resto de los équidos (burros y mulos). Por otra parte. Alianza. la agricultura y los aprovechamientos forestales. o ambos a la vez. que se componen de las actividades relacionadas con la producción. De esa forma. Para el caso que nos ocupa. y la superestructura. (1990) El materialismo cultural. con otros elementos de la cultura. tanto aspectos infraestructurales. el cual incluye. limitándonos a describir pormenorizadamente su emblemática fiesta. por lo que en muchas ocasiones. el Día de La Luz. y negación de la misma en otros. La celebración puede ser al unísono. debe trascender el análisis meramente descriptivo. y los nuevos cambios acontecidos con la crisis de la agricultura y ganadería tradicionales.11 . religiosas e intelectuales. A la hora de realizar el trabajo etnográfico que nos permita la posterior síntesis. así como los aspectos identitarios y las formas en que los mismos se reproducen. hay que tener en cuenta el todo sociocultural que se agrupa en el llamado patrón universal. 30-31 2. Harris. concluiría con un análisis que no tendría más trascendencia que la mera 1. las estrategias económicas de los campesinos. abordar la presencia física y simbólica del caballo en Arroyo de La Luz (Cáceres). los aspectos estructurales. se transforma en la dehesa. han ostentado hasta etapas históricas recientes un papel crucial dentro de las relaciones del pueblo con los agroecosistemas2. tales como las relaciones hombre-medio y la organización económica y social1. relacionados con la organización económica y política. podremos vislumbrar en ella los avatares de un grupo humano y las transformaciones que se suceden en las vidas de los mismos. lúdicas. celebrada el Lunes de Pascua. para abordar una serie de temáticas que permitan poner en relación a los fenómenos de índole simbólica. siguiendo los principios teóricos del materialismo cultural. bioma originario de buena parte de la península ibérica. que a su vez han generado nuevas dimensiones y funciones al desarrollo de la propia celebración. los referentes que identifican a las fiestas pueden permanecer. Madrid. pero se dotarán de diferentes significados en base a la propia dinámica cultural. en unos casos. en consonancia con la tecnología aplicada al ecosistema. Un agroecosistema es un medio antrópico fruto de la transformación humana de los primitivos hábitats para la obtención de recursos mediante actividades. reflejo de la propia organización de la sociedad.01_INTRODUCCIÓN El estudio de las fiestas populares desde la óptica de la antropología social. El ecosistema pasa a ser agroecosistema . como la ganadería.

net . pero no montaría las bases para la interpretación y mucho menos para la búsqueda de causalidades de los fenómenos culturales.descripción. En otras ocasiones. lo cual no implica que no proporcionen algunas sugerencias de interés. Otra manera de abordar el estudio de las fiestas populares es el de la búsqueda de unos orígenes que en muchos casos. Fuente: www. es necesario entender la configuración de la estructura de la propiedad de la tierra peculiar en Arroyo en relación a los términos circundantes. en el archivo parroquial de la población hay un documento de 1557 que refiere a la celebración de la festividad. el interés por las fiestas incurre en descripciones que intentan conectar determinados fenómenos de clara significación para una comunidad con pasados remotos que se pierden “en la noche de los 3. pues. ¿y el protagonismo de los équidos en la fiesta y su significación para la población?. en este caso relacionados con la intervención de la Virgen para ayudar a las tropas cristianas. Por otra parte. El problema de este tipo de interpretaciones es la indemostrabilidad de sus presupuestos. Para buscar una respuesta. la gente iba en procesión a la ermita pero.para lo cual hay que tener en cuenta los efectos de los procesos desamortizadores del siglo XIX.”3 Se sabe. se remontan a la Reconquista dentro de sus aspectos bélicos. que al menos desde el siglo XVI. donde no faltan elementos leyendísticos. Pedro Salcedo. canónigo de la Catedral de Coria.12 “Aviendo visitado el Señor visitador la dicha hermita de la Luz e aviéndose hallado en ella el segundo día de Pascua de Flores que es el día aquesta Villa tiene devoción de ir en procesión a ella hallo que tenga gran necesidad de abrirse una puerta a la parte del mediodía a donde al presente tiene un altar en el que solian decir Misa en dicho da fuera de la dicha Ermita. se apela al origen del Día de La Luz con la conmemoración de la victoria sobre las tropas musulmanas del rey leonés Alfonso IX. se encontraba en Arroyo de La Luz durante el Lunes de Pascua del citado año y narra lo siguiente: .arroyodelaluz. En ese sentido. Todo esto trataremos de argumentarlo para la comprensión de las implicaciones simbólicas del caballo y el resto del ganado equino en esta interesante población cacereña. como el presente.

a lo de “toda la vida”. en vez de sustituirlo. encuentros y fiestas. pues representa la continuidad histórica y la memoria colectiva. a fin de proporcionar un aval que no cuestione los mismos y los presente como eventos de total perdurabilidad en el tiempo. 5. significativa y apropiada”. nuestra concepción de tradición se basa en la conexión entre pasado y presente o. (1980) op. debido a la necesidad de invocar a la tradición. Nuestro énfasis. sujetos e ideas.en los espacios y momentos de sociabilidad al uso. Bienes etnológicos y memoria social. Conozcamos un poco los avatares recientes de la población y analicemos este fenómeno desde la lejanía emocional para desvelar algunas claves de un evento tan significativo para este pueblo extremeño.cit. más concretamente. M. Ayuntamiento de Badajoz.bares.”4 De igual manera. Servicio de publicaciones. para mantenerse vigente y no quedarse en un conjunto de anacrónicas antiguallas o costumbres fósiles y obsoletas. siendo complicado. y el enfoque etic. plazas. pág.13 . se modifica al compás de la sociedad. Integra el pasado.” Harris. la separación entre observadores y observados5 para que la objetividad del análisis no se vea comprometida. . los participantes en eventos festivos se ven atrapados dentro de sus propias vivencias emocionales. en el futuro. a nuestro modo de ver.y la afición caballista es algo que aseguran “llevan en la sangre”. abordar una lectura que saque a la luz otros aspectos difíciles de ver cuando se participa “desde dentro”. J. En muchas ocasiones. 285. de ese modo. y el presente. y comprensiblemente. como muestra el profesor Marcos Arévalo. Marcos Arévalo.tiempos”. desde las ciencias sociales estamos obligados a controlar el halo sentimental que implica toda celebración festiva para los que la protagonizan como miembros de un grupo humano concreto. 4. en el hecho de que “la tradición. lo cual dificulta el análisis “desde fuera”. con lo cual. Partimos de la necesidad de distinguir el enfoque emic. el caballo es un tema de conversación habitual – como lo pueda ser el fútbol. por contra. 28-29. En Arroyo. que se corresponde “con una visión del mundo que los participantes nativos aceptan como real. que refiere al empleo de “categorías y reglas derivadas del lenguaje de la ciencia que a menudo le resultarán poco familiares al nativo. se centrará en los significados y las funciones del ganado equino y su fiesta en la historia reciente de la comunidad. pág. es necesario. Por ello. seleccionado. (2008) Objetos.

14 pLas fiestas adquieren significados que van más allá de sus dimensiones explícitas. informándonos acerca de la sociedad que les da vida.. En Arroyo de La Luz. la bajada de los jinetes y amazonas durante el Lunes de Pascua por la Corredera nos brindará la oportunidad de indagar en el histórico papel que el ganado equino ha tenido y tiene en esta localidad. Foto: Espino .

En un primer caso. Contreras. los caballos y las yuntas 6. 7. (1991) “Los grupos domésticos: Estrategias de producción y reproducción”. en función de la tecnología aplicada al medio. podremos entender cómo se configuran las estrategias económicas de los distintos sectores socieconómicos: quien tenga más resortes tecnológicos. es decir. tendrá una clara diferenciación social incrementada. es la derivada de diferenciar.7 Dentro de ese entramado de condicionantes. hablaríamos de un nivel inconsciente. Taurus. Antropología de los pueblos de España. Madrid.AA. Antropología de los pueblos de España. para el caso que nos ocupa. Para el segundo caso. Taurus. Por lo tanto.02_Presupuestos teórico-metodológicos La premisa fundamental para el estudio de toda fiesta. I. de los significados que afloran a primera vista y responden a las vivencias de los participantes. el caballo tendrá un papel crucial en la organización de la producción para el mundo rural de Arroyo de La Luz. Madrid. . sus funciones manifiestas o explícitas y sus funciones latentes o estructurales6. en esta ocasión.15 . Moreno Navarro. a la capacidad de los eventos festivos para la reproducción del corpus de los conocimientos campesinos. (1991) “Identidades y rituales”. Teniendo en cuenta lo citado. En los procesos de trabajo de la agricultura tradicional. pág. refiriéndonos. Respecto a esto último. Los estudios campesinos desde la ecología cultural parten de una máxima: hay una serie de condicionantes físico-naturales que orientarán a los grupos a la hora de barajar sus posibilidades en la producción y aprovechamiento de sus recursos potenciales. como más abajo trataremos de reseñar. VV. la reproducción de las estructuras socioeconómicas y la generación de conciencia de identidad. 343-379. estaríamos hablando del nivel consciente -de lo evidente-. pág. tecnología y ecosistema serán una base sobre la cual se organizará el trabajo y las relaciones sociales. producción.AA. como indica Moreno Navarro. 601-636. J. el mayor o menor acceso a tierras y medios de producción. VV. señalamos como fundamental.

Marcos Arévalo.de mulas se van a convertir. la confraternización entre los iguales. como negación simbólica de la realidad. Badajoz. en terminología de Turner de estructura. la cultura y los modos de vida. y la posesión o no de ellos será en buena parte responsable de la mayor o menor autonomía en cuanto a la toma de decisiones de los distintos grupos campesinos. las decisiones tomadas por los grupos domésticos se van a ver condicionadas por dicha cuestión ¿Cómo afecta eso a la realidad que nos ocupa y qué papel tienen en ello los équidos? Y.) Los animales en la cultura extremeña. (coord. a la vez. por una parte.”8 . ya que la fiesta es un reflejo de esas realidades ecológicas y socioeconómicas. I. Marcos Arévalo. donde se crea ilusión de comunidad. Moreno Navarro. J. En relación a las citadas estrategias tendrá gran relevancia. donde se refleja de forma evidente su polarización social. como diría Contreras. En ese sentido. Carisma Libros. y por otra. los ámbitos ecológicos. en la mayoría de los casos. constituyendo por ello una redundancia de la estructura social a través de su ritualización. cruciales dentro de los elementos de reciprocidad y solidaridad vecinal. 601-636. . (2002) “Los animales en los Rituales Festivos (La experiencia extremeña)”. como veremos en Arroyo. pág. en “útiles estratégicos”. la confrontación entre las clases y grupos que componen toda sociedad heterogénea”9 8. y de negar. también simbólicamente. pág. 23-64. la asociación entre animales y celebraciones se va a establecer. en palabras de Marcos Arévalo “en correspondencia con el tipo de medio. (1991) op. las economías ganaderas y de tradición pastoril. En palabras de Isidoro Moreno: “Las fiestas locales. puede producirse una comunión entre dominantes y dominados -efímeraque nos habla de la capacidad de la fiesta para transgredir ritualmente el orden establecido.16 Por otro lado. etc. los sistemas de aprovechamiento de los recursos naturales. y de communitas. J. durante la fiesta se produce un refuerzo de las relaciones entre los sectores socioeconómicos.cit. el tamaño de las explotaciones. 9. Lo importante es reseñar como las fiestas reproducen tanto una situación. tienen el doble significado de reflejar simbólicamente los grupos sociales que subdividen la sociedad en segmentos.

Acosta Naranjo. poca bibliografía hay sobre los animales en la cultura extremeña (Marcos Arévalo. las actividades agropecuarias y la propia población. 1973. 2002). . 2001.17 . socioeconómico e identitario. En lo referente al estado de la cuestión. 1985. 1974.1997). paralelamente a la búsqueda de información relevante en el archivo municipal.1972. pero sí sobre el tratamiento de las festividades populares y su trasfondo ecológico. tanto en nuestra región como en otras comunidades como Andalucía (Moreno Navarro.Las técnicas utilizadas en nuestro trabajo de campo etnográfico han sido las propias de la antropología social y cultural: las entrevistas semidirigidas con todas aquellas personas conectadas directa e indirectamente con el mundo del caballo. lo cual nos ha permitido aplicar sus principios teóricos a la hora de guiar nuestro planteamiento de partida en nuestra unidad de observación.

Concretamente. como veremos. entre los que destacan cuarcitas y afloramientos graníticos. aunque existen puntos más elevados en dicha estructura de relieve. que limita con zonas con una clara diferenciación de relieve. la Cuenca del Salor. amén de proporcionar un recurso interesante de proteínas mediante peces de aguas remansadas como la tenca (Tinca tinca) en coyunturas ya pasadas. la ciudad se halla en una amplia llanura a algo más de 350 m.03_Marco físico El área de referencia-la población de Arroyo de La Luz. por lo que nos encontraremos con relieves suaves. lo cual va a condicionar en cierta medida. . y antaño como lavadero de lanas. pCHARCA “LA QUEBRADA” con vista de la población al fondo . caso de la Charca Grande de Petit o Charca de San Miguel. sobre el nivel del mar. Nos encontramos dentro de una comarca natural.18 Es de destacar la existencia de numerosas charcas que tendrán un papel agrícola. construida en el siglo XIX. ciertas estrategias económicas de algunos sectores de la población dentro de las cuales va a ser protagonista de primera mano el ganado equino. como es la Sierra de San Pedro. Los materiales que predominan son paleozoicos.se localiza en la parte norte de la penillanura extremeña.

10 No podemos dejar de hablar de la presencia del agua sin referirnos a los numerosos pozos y fuentes utilizados antiguamente por los agricultores y pastores para beber.19 . algo a destacar en un 10. en los secos y calurosos veranos. tienes rasgos continentales. Pág. 23: 2005). Parra Robledo. Exmo.pLos paisajes adehesados alternan con las charcas en buena parte del término municipal de Arroyo de La Luz En relación a la hidrografía. el cual es más perceptible en el invierno. al ser un aérea meseteña. El clima. Algunos arroyos que van a morir al Pontones. . han formado a su vez otra charcas como La Zafrilla. La mayoría de ellos los hallamos repartidos en la parte sur del término municipal. (Parra Robledo. (2005) Sostenibilidad y futuro. pero también como abrevaderos de ganado. E. Es de destacar cómo en la época de mayor escasez de lluvias. si bien moderados en cuanto a temperatura y con índices pluviométricos más elevados debido al efecto del mar. Estudio de la ordenación y desarrollo local. 23. sólo es de destacar el río Pontones. siendo cauces intermitentes que secan en el período estival. pueden formarse habitualmente fenómenos tormentosos locales bastante perjudiciales para la agricultura. Arroyo de La Luz. que permite el riego de numerosas huertas hasta su confluencia con el río Casillas. la Fuente de La Cabeza o la Fuente del Tambor. algunos de estos puntos son harto conocidos como la Fuente Clemente. Ayunyamiento.

Corral Nuevo de Arriba. todo ello dentro del marco de los sistemas de explotación tradicionales. Los encinares se distribuyen principalmente al sureste del término (La Senara.entorno pobre y feraz unido a unas estructuras de propiedad minifundistas que permiten escasos márgenes. 25: 2005). destacan áreas incultas donde predomina el monte bajo y el matorral. Aparte de los espacios ocupados por la quercíneas. . en este caso sensiblemente modificado hacia formaciones antrópicas como la dehesa y las zonas más deforestadas: los llanos. Los espacios de alcornocal (Quercus suber) los encontraremos sobre todo en un área encajada entre la Charca de Petit y el Embalse de Molano. (Parra Robledo.20 . donde se ubica la Dehesa de La Luz. La Zorrera y Corral Nuevo de Abajo) y al oeste. Casillas de Abajo. La vegetación natural corresponde al antiguo bosque mediterráneo compuesto por especies adaptadas a la sequía estival como la encina (Quercus rotundifolia).

04_Reseña histórica Los restos de dólmenes hallados en la zona próxima a la estación de ferrocarril Arroyo-Malpartida. con posterioridad.21 . ya a finales de este siglo. C. produciéndose disputas con su concejo en relación a las posesión de las tierras circundantes. El señorío de la ciudad no será reconocido totalmente. Durante el medievo. es controlada por el Condestable portugués Álvarez Pereira hasta que en la centuria posterior los reyes castellanos ocupan de nuevo la plaza. De esta etapa. En el siglo XIX.hasta la etapa de los Reyes Católicos. se constata una enorme . formado por un fresno o roble y un puerco o verraco. De cronología posterior.creando su propia jurisdicción a merced de los señores de Herrera y Benavente. correspondiéndose problablemente al horizonte cultural lusitano.. Arroyo deja de ser dominio de los Benavente. queda el testimonio del rollo de la villa. tras el conflicto entre Pedro I “El Cruel” y Enrique de Trastámara. Enrique III “El Doliente” concede el escudo de armas a Arroyo en 1402. en torno al siglo VI.destaca la incidencia de la larga guerra con Portugal. La constante demanda de tierras por los vecinos para poder laborar alcanzó sus mayores cotas de reivindicación durante la II República (193136). haciendo referencia a una leyenda protagonizada por dicho animal de origen antiguo en la zona. De la etapa de los Austrias menores -siglo XVII. Arroyo de La Luz se constituye como pueblo bajo la jurisdicción de Cáceres. muy negativa para la población y su término al igual que en muchas otras poblaciones extremeñas. la Guerra de la Indepencia contra los franceses será otra coyuntura desfavorable y. En el siglo XIV. la población cae en poder de la casa de Los Herrera y con posterioridad. como prueba de ello. indican la presencia humana en los aledaños de la actual localidad ya desde etapas prehistóricas. como muestra García Carrero. durante las desamortizaciones del régimen isabelino. a escasos kilómetros de la población. destaca el castro prerromano de Sansueña. desapareciendo el señorío. a. datado en 1503.

F. habiendo perdido centralidad el agropecuario en relación con las décadas del agro tradicional. . En la actualidad.dificultad a la hora de sofocar estos graves problemas socioeconómicos para la corporación municipal. (2003) II República y consecuencias de la guerra civil en Arroyo del Puerco (1931-1940). siendo una población donde predomina el sector servicios. García Carrero. Exmo Ayuntamiento de Arroyo de La Luz. La escasez de tierras y la dificil salida para los pequeños propietarios carentes de medios de producción y de los jornaleros. J. Arroyo de La Luz es una de las localidades integradas en la Mancomunidad del Tajo-Salor.11 Las invasiones de fincas fueron constantes en esta etapa y tras la Guerra Civil se instaura un régimen donde se primaron los intereses de la minoría de grandes propietarios existentes en la localidad. . provocó un éxodo rural conocido para la práctica totalidad del territorio extremeño.22 11. La escasez de trabajo para los jornaleros y la insuficiencia de las obras públicas municipales para paliar el desempleo provocó el surgimiento de organizaciones obreras como la socialista “Luz y Progreso”. aunque también destaca el de las industrias cárnicas.

.23 pInteresante arquitectura vernácula en el callejero local .

las estructuras socioeconómicas. tiene lugar la procesión que culminará en el citado santuario. han de conectarse con el resto de elementos que definen la cultura en términos antropológicos: la ecología.24 La dimensión simbólica del caballo en Arroyo de La Luz permanece a lo largo de la trayectoria vital de muchos de los naturales de esta población cacereña. Desde la antropología social. habría que plantear la cuestión al revés: en Arroyo existe el Día de La Luz porque hay muchos caballos. pero hay un momento especial donde este animal condensa todos los significados que encierra para su universo local: el Día de La Luz. donde se halla la patrona. . empero. las celebraciones y sus elementos referenciales. es a menudo lo más prosaico y lo menos cautivador lo que es necesario analizar para entender los rituales festivos desde una óptica que trascienda lo emocional. Desde nuestro prisma. la Virgen de La Luz.05_El Día de La Luz . generalmente. la sociabilidad y la identidad. en este caso el caballo. procedamos someramente a la descripción de la fiesta. podríamos incurrir en una aseveración desde la cual concluiríamos que en Arroyo hay muchos caballos porque existe el Día de La Luz. El estiércol depositado por los équidos impregna el animado espacio mientras participantes en la fiesta de distintas generaciones esperan ansiosos la subida con sus animales hasta la Ermita ubicada en la dehesa boyal arroyana. a primeras horas. La mañana del Lunes de Pascua. Ese día se ha madrugado. Al mismo tiempo. ya a las seis de la mañana. se congregan los jinetes y amazonas con sus caballos en los alrededores de la Plaza y la Iglesia de La Asunción. Desde un análisis puramente pasional. Antes de introducirnos en esta cuestión. Por ello. comienzan a engalanarse los caballos en los típicos “tinaos”.

pLos tinaos son inmuebles multifuncionales en la economía agrícola arroyana y a la sazón lugares con gran carga simbólica al llegar del Día de La Luz por ser donde se engalanan los caballos que bajarán La Corredera .25 pDependencia interior de un “tinao” para el ganado equino .

tratan de poner orden en los caballistas con evidente preocupación para que el día transcurra sin incidentes.N. En estos momentos iniciales.Algunos de los jinetes más experimentados y ya entrados en edad pueden convertirse en centro de atención para los vecinos que se congregan al unísono que los caballistas. Fotógrafos El evidente nerviosismo. los organizadores del evento ultiman detalles sin poder disimular la tensión acumulada Foto: Jorge Armestar. antes del comienzo de Las Carreras. se deja entrever cuando algún que otro organizador realiza alguna llamada desde su móvil para tratar de solucionar alguna cuestión crucial con algún compañero o compañera corresponsable en la organización. . aún es posible que los amables vecinos atiendan al forastero cuando se interesa por algún detalle de lo acontecido. La tensión alcanza el clímax en aquellos jinetes participantes en pasadas ediciones y en los miembros de algunas de las asociaciones que. comprometidos con la organización de tan importante evento. recibiendo vítores y palabras de ánimo por los presentes. aun siendo sólo testigos presenciales. descargan su emocionalidad con una intensidad similar a los que tienen la suerte de hacer la bajada por La Corredera con sus queridos animales. Todo este cúmulo de sentimientos son expresados por . a pesar de la catarsis vivida por participantes y por muchos arroyanos que.26 pA primeras horas de la mañana. R.

el entusiasmo suele ser la tónica habitual a la hora de conversar de tan apasionante tema con el forastero o el antropólogo preguntón. Obsérvese el fuerte antropocentrismo expresado en relación al caballo.” Arroyo de la Luz. . incluso la gente que está a pie están nerviosos. y es que es algo que hay que vivirlo para saberlo. en cualquier otro momento. incluso tocar cualquier caballo que nadie se espanta. yo tengo la experiencia de montar mi caballo el Día de La Luz y cualquier persona que andaba alrededor se espantaba del caballo. nosotros nerviosos. los arroyanos compartirán amablemente con el visitante cualquier tema donde el caballo salga a relucir.no sólo en esta fiesta. De hecho. Ese día no dormimos ni los del caballo ni lo que van a pie. 12. El caballo parece captar el “magnetismo” entre espectadores y caballistas. En cambio. El Día de La Luz hay tal magnetismo entre el que va a pie y el que va montao a caballo que no le tiene nadie miedo al caballo. te puedes arrimar. el Día de La Luz implica para todos ellos una entrega absoluta y se produce una inmersión en un momento para ellos mágico. hombre 41 años.un jinete experimentado que en la actualidad se involucra en el desarrollo del día con estas palabras: “El día empieza por la mañana temprano con los caballos nerviosos.por ello.27 . nosotros nerviosos”. 29-01-0412 El arroyano siente el caballo como un elemento insustituible de su identidad local y sus vivencias cotidianas. no es una coyuntura adecuada para pedir impresiones. debido a la entrega y pasión por los animales. ahora bien. La carga de humanización del animal llega hasta el punto de que el jinete traslada comportamientos humanos generados por lo transmitito a través de la fiesta. con lo cual. al propio animal: “los caballos nerviosos.

sita en la dehesa boyal. los jinetes en sus caballos se muestran expectantes y prestos a recibir la bendición de su patrona. una calle de quinientos metros que será la protagonista durante las bajadas con los caballos. En un intermedio de la bajada se produce el citado desfile de carrozas. de hecho existe una asociación carrocista en la localidad que vela por la presencia de las mismas en un día tan significativo. Seguidamente.28 Tras la subida de los jinetes hasta la ermita. mientras.las carreras. se celebra la misa. Fotógrafos .pBajada de dos jinetes formando una “collera” foto: Jorge Armestar. Es entonces cuando regresan hasta el pueblo en un itinerario a través del cual los caballos pasan junto a la Iglesia de San Sebastían y la Iglesia de la Asunción a través de La Corredera. presentes el Día de La Luz y hoy día elaboradas por los jóvenes. la imagen mariana se saca en procesión recorriendo el simbólico espacio de la dehesa.junto a los desfiles de carrozas. El fenómeno de las carrozas tiene gran importancia durante la celebración. .N. R.

pSalida en procesión de la Virgen de La Luz desde su santuario. con lo cual. a veces condicionándolo.N. La declaración de Las Carreras de Arroyo de La Luz como Fiesta de Interés Turístico Regional en 1997. contribuyó igualmente a que la celebración de la misma se convirtiera para muchos visitantes y turistas en una celebración espectáculo. se ha producido en base a varios factores.29 . se hayan convertido en fiestas espectáculo donde puede observarse una clara dicotomía entre el grupo que participa en la misma en tanto es miembro de la sociedad que le da vida. aun siendo un pasatiempo caro. muchos jinetes y amazonas tienen la oportunidad de proceder a la siempre emocionante bajada de La Corredera. la incidencia del turismo en el desarrollo del ciclo festivo regional ha provocado que muchas celebraciones. el primero de ellos es el hecho de que la posesión de caballos. R. y el turista que contempla desde fuera su desarrollo. Fotógrafos La masificación que en la actualidad impregna la fiesta. no es hoy día lo elitista y prohibitivo que pudiera pensarse. particularmente la que nos ocupa. ubicado en la dehesa boyal arroyana Foto: Jorge Armestar. al margen de la implicación que para el arroyano tiene la fiesta a la hora de reproducir en un marco ritual su adscripción e identificación con su realidad local. Por otra parte. .

30 pMomento de la salida de la Virgen de La Luz de la ermita para recorrer el simbólico espacio de la dehesa boyal Foto: Jorge Armestar. R. contemplan el recorrido procesional de la Virgen de La Luz en la dehesa boyal prestos a recibir su bendición Foto: Jorge Armestar. R.pJinetes y amazonas que protagonizarán la bajada de La Corredera. Fotógrafos .N.N. Fotógrafos .

eran cebada.06_Caballos y bestias en la ecología y economía locales. Un cultivo típico que arraiga en estas condiciones es el olivar. siguiendo las directrices intervencionistas del momento. con las peculiaridades generadas por la estructura de la propiedad. 26. De ese modo. siendo el abono natural prácticamente el único fertilizante. guisantes. con un aprovechamiento extensivo de pastos y cereales para el ganado. E. se basaba en la utilización de escasos o nulos inputs tecnológicos. el cual se ubica principalmente al oeste del casco urbano y entre la zona de regadío de La Grajuela y el río Pontones. carillas. Así.31 . en el primer lustro de la posguerra.13 No obstante. produciéndose una resignificación de las mismas. habas 13. Parra Robledo. . patatas y leguminosas -garbanzos. el minifundismo arroyano en la agricultura tradicional El caballo en el mundo rural tradicional de Arroyo de La Luz La implicación del ganado equino en los procesos de trabajo de mundo rural arroyano. es la clave para entender el papel de estos animales en la fiesta más emblemática de la localidad. cosa que puede extrapolarse al día de Las Carreras. centeno. avena. y a pesar de la pobreza de los suelos. las producciones que eran controladas por el estado en la población. Asimismo. como la de toda la comarca y la región. pág. maíz. cultivándose especies poco exigentes a las duras condiciones. cit. los cambios en la agricultura tradicional y la realidad socioeconómica de los pueblos dotarán a muchas fiestas de nuevos significados.una agricultura de secano. pobre y marginal. (2005) op. La agricultura tradicional arroyana. había cierta diversificación de cultivos. nos encontramos en una zona donde ha predominado-y sigue siendo así en la actualidad. Conozcamos un poco el mundo rural tradicional arroyano para entender esta crucial cuestión.

a excepción de una de ellas que lo hacía por medio de bueyes. donde los labradores con sus propias yuntas de animales se desplazaban contratando a su vez a trabajadores arroyanos.y altramuces-14. Legajo 196.32 En relación a la utilización del caballo como transporte de mercancías y viajeros. . Las cargas que las caballerías podían llevar oscilaban la media tonelada.16 14. 1926-1928. Solían prestar servicios que comprendían desplazamientos desde la población hasta la estación de Arroyo-Malpartida. Archivo Municipal de Arroyo de La Luz. pero la realidad del minifundismo obligaba a la búsqueda de pluriactividad mediante el trabajo que proporcionaba la siega en otros términos municipales. 2 . 3. o bien mediante actividades como las de buhonero. Para ese mismo año se registra un dato en el que se reseña que un carruaje hizo el recorrido aproximado de unos setenta kilómetros desde Arroyo hasta Montánchez15. Los carruajes eran tirados por caballerías. 16. La distancia actual entre ambas poblaciones es de unos 68 km. con un trayecto de cinco kilómetros. donde se hallan las especies para la obtención del carbón vegetal. a la altura del año 1926. población cacereña cerca del límite provincial con Badajoz ubicada en las sierras centrales extremeñas que forman parte de los Montes de Toledo . Correspondencia (Agricultura) 15. según la secretaría del Ayuntamiento. aunque alguna realizaba los veinte que distan hasta Cáceres. alfarero o carbonero. 4. agroecosistema diferente al del llano. año 1942-1986. Archivo Municipal de Arroyo de La Luz. esta última llevada a cabo en las manchas de matorral de la Sierra de San Pedro. se dedicaban a esta actividad veintiséis personas.

pEl caballo ha sido tradicionalmente un elemento estratégico en la economía rural de Arroyo de La Luz

Desde aquí, partimos de la base de que las pequeñas extensiones de
terreno en propiedad de gran parte de los campesinos17, y la obligatoriedad
de los constantes desplazamientos en base a la necesidad de complementar
las actividades económicas en áreas distantes, nos explicarán la auténtica
dimensión del papel de mulos, burros y caballos en los procesos de trabajo
de la población y sus culturas del trabajo18. Autores como Parra Robledo
destacan el hecho de que en Arroyo de La Luz, en la historia reciente,
ha pervivido un evidente desequilibrio entre la población y los recursos
disponibles que motivó a su vez un fuerte proceso de emigración que
aún hoy se halla latente en el municipio. Desde estas páginas, consideramos que el peculiar sistema de propiedad arroyano-configurado como
17. Parra Robledo señala un claro predominio del minifundismo ( explotaciones inferiores a las 5 ha.), con
un 60,7% de la superficie agraria total, seguido de las explotaciones de tipo medio (entre 5-50 ha.),
con un 29,3% y un 10% de latifundios (con más de 50 ha.) Estos datos corresponden al momento
actual, lo cual indica que la pequeña propiedad ha sido una constante hasta hoy día. (Parra Robledo,
128: 2005)

18. Entendemos por culturas del trabajo aquellas que se generan en los diversos procesos de trabajo desde
la ocupación de distintas posiciones en las relaciones de producción (Moreno Navarro, 1990: 617).
Para abordar de lleno el interés de este concepto se han de superar tanto las perspectivas de la Tecnología Cultural francesa que se centra en los “saberes técnicos”, así como las de la Sociología Italiana,
que refiere a los “modelos cognitivos, morales y motivacionales con que los hombres definen, valoran
y orientan el trabajo, ( el suyo y el de los demás) los resultados obtenidos y sus compensaciones, su
situación social y su contenido profesional” (B. Botiglieri y P. Ceri, 1987) citado en Moreno Navaro,
1990: 618.

.33

.34

una isla minifundista dentro de un área geográfica caracterizada por la
gran propiedad- , junto al escaso margen de maniobra que permiten las
pequeñas parcelas, desarrollará una estrategia productiva básica – la siega
en otros términos municipales- donde tendrán una importancia capital
los caballos y las mulas. Todo ello tendrá un reflejo simbólico en las celebraciones como el Día de La Luz y a su vez, los cambios generados en la
agricultura y en los niveles y hábitos de vida, generan igualmente nuevas
dimensiones a lo acontecido en tan emblemática fiesta. De igual manera,
esta presencia del animal dentro de ese engranaje cultural que se adapta a
esos condicionantes, provocará íntima conexión psicológica con los seres
humanos. El caballo, y también el burro, como veremos, no es un animal
cualquiera; no es una mascota; adquiere una dimensión más trascendente.
En la actualidad, cuando se les personaliza y se les dedican “necrológicas” y
poesías llenas de afecto y ternura en las revistas locales y se les mantiene en
la memoria tras su muerte, observamos como, aún siendo hoy día el papel
de estos animales muy diferente al que tenían en las décadas del mundo
rural tradicional, el antropocentrismo vertido hacia ellos es una constante
en la sociedad local arroyana. Obsérvemos lo relatado en una publicación
local en referencia a los animales desaparecidos:
“Pasan los días y te das cuenta de que te falta algo, aquel compañero que te ha
acompañado durante varios años, el que veías todos los días, alimentabas y cuidabas,
el que ha compartido contigo tantas aventuras, el que te ha sido siempre fiel y nunca
te ha traicionado.
Y que aunque pasen los años y lo sustituyas por otros caballos él siempre va a
estar ahí dentro de tu pensamiento, porque un caballo bueno nunca se olvida y no
es fácil de encontrar.Y con esto no estoy haciendo referencia a un caballo muy bonito,
que tenga la mejor morfología, que sea de pura raza, que sea económicamente caro,
o que tenga la mejor doma; no, el mejor caballo no es aquel que tenga esos factores
anteriormente mencionados, ya que para mi personalmente, lo que más valoro de
un caballo es su nobleza, su entrega hacia ti, y las satisfacciones que puede llegar
a darte.
Puede parecer absurdo, pero para aquellos que hayan pasado por lo mismo, compartirán conmigo los mismos sentimientos, pero quiero hacer referencia que aunque

este texto incluye a todos esos caballos que ya no están entre nosotros, yo en mi caso
se lo dedico a uno en especial, a mi caballo “Júpiter”.
R.B.P. “Homenaje a los compañeros más fieles”19

La Dehesa de La Luz, marco donde se ubica la ermita que alberga a la
Patrona, la Virgen de La Luz, es un ámbito que durante la celebración del
Lunes de Pascua cobra un significado concreto. Como expresión de un
bien comunal, al tratarse de una dehesa boyal, ha podido ostentar un papel de colchón económico y social como ocurre en todas las poblaciones
donde se encuentran las mismas, pero aquí con la peculiaridad de ser un
recurso que podría amortiguar no los abismos del latifundismo, sino los de
una realidad diametralmente opuesta, la del minifundismo, pero igualmente causante de una solvencia innecesaria para la población campesina, obligada a orientar sus estrategias económicas20 en función de la imposibilidad
de mantenerse con porciones de terreno de una extensión reducida.

.35

pErmita de la Virgen de La Luz
19. Centauro, nº 3. pág. 6. Año 2003. Edita. “Asociación del Caballo Vírgen de La Luz”
20. Por estrategia económica entendemos “un conjunto de procesos de toma de decisión que adopta un

individuo o grupo de individuos para alcanzar ciertos objetivos económicos que se presumen posibles
y ventajosos”. VV.AA. Anuario Etnológico de Andalucía (1997). Palenzuela Chamorro, P. “Antropología
económica: estado de la cuestión en Andalucía. Pág. 287-300. Consejería de Cultura. Junta de Andalucía.
En nuestro caso, dicha toma de decisiones estará fuertemente condicionada por las limitaciones de un
marco físico feraz, por un lado, y por el acusado minifundismo característico del mundo rural arroyano, por otro.

.36

El caballo y los restantes équidos, en un contexto donde no existían
aportes de alimento mediante piensos, se integraba sin mayores problemas dentro de los flujos de energía que existen en los agroecosistemas
tradicionales de la zona. Su eficiencia a la hora de digerir la hierba, al
no ser un rumiante, es inferior al de otros herbívoros como ovejas y vacas, pero aprovechaba muy bien los diferentes subproductos vegetales de
las actividades agrícolas y los abundantes pastos de estos pagos; y todo
ello en función de lo que proporcionara la propia evolución del ciclo
agrícola. Otro de los cultivos existentes en la zona es el de la viña entremezclada con higueral. Durante la época del secado de los higos, era
frecuente aportar cierta cantidad en forma de pienso a las bestias. Ocasionalmente, la hoja de la parra, no así la de la higuera, era aprovechada
como alimento. El garbanzo se sembraba abundantemente en estas zonas
e igualmente era un aporte interesante para las mulas. Parece ser que era
frecuente proporcionárselos durante los veinte o treinta días previos a las
ferias locales de ganado. Bien entrado el otoño, la bellota generaba otro
monto de energía al animal junto a las hierbas que apuntaban. Para el
caso citado del higo, algunos informantes dicen que podría también utilizarse como “golosina” que amansara al animal, por ejemplo, si estaban
reacios a ser montados.
Se puede decir, por tanto, que el caballo subsistía con lo que generaba
el propio ciclo anual del campo, acorde con las estaciones, aunque en determinadas coyunturas era necesario aportarles paja, concretamente desde
principios de agosto, hasta que la otoñada hiciera crecer la hierba si llovía
convenientemente.
Los cultivos cerealistas, como veremos, eran cosechados por los campesinos arroyanos en otros términos municipales, debido a la imposibilidad
de mantenerse con ese sistema de pequeñas propiedades. Empero, dentro
de ese ámbito, se cultivaba- incluso hoy pervive el sistema- mediante la
rotación entre el cultivo y el barbecho, principalmente a base de trigo, cebada y avena, donde igualmente se integraban los équidos, aprovechando
las hierbas de barbecho y posío.

Las hierbas de los majadales21 o “majales”, de alta calidad debido al sistema de abonado natural mediante las deyecciones de oveja, eran ideales
para el caballo y resultaban de las más apetecibles.
No obstante, el caballo no estaba exento de algunos problemas en lo
referente a su alimentación, que podían venir del consumo excesivo de
algunos productos vegetales, lo cual exigía cierta vigilancia y cuidado. La
alfalfa es apta como alimento, pero en exceso puede provocar cólicos y
generar problemas digestivos. El berro tampoco es recomendable y la cebada blanca es igualmente propensa a estos problemas; para evitarlo era
necesario ofrécesela humedecida o mojada. Las “cañas de hierro”, gramínea silvestre muy dura y altamente fibrosa es, al parecer, bastante peligrosa
para el sistema digestivo del caballo, menos perfeccionado para asimilar la
celulosa y las fibras de los vegetales que el de los rumiantes. Por otra parte,
los nabos contienen una toxina que podría matarlos. No obstante, se nos
comenta que el hecho de que la “caña de hierro” pueda matar al caballo es
una creencia de Brozas, donde llaman a esta planta “cañavera”, pero no de
Arroyo. Igualmente, la bellota, a pesar de sus bondades por el peso que les
hacía ganar, al contener una cantidad extra de calorías, en exceso también
podía provocar los frecuentes cólicos.
En relación a la fauna silvestre peligrosa para el caballo, se describe una
creencia popular según la cual la orina de la eriza puede ser letal; algo
sin demasiado fundamento desde la óptica científica. Se advierte también
sobre el especial pánico que les tiene a víboras y culebras y las bajas que
podían causar los lobos, cuando eran habituales en estos contornos. En este
último caso, un pastor nos comenta el hecho de que no eran un blanco
tan habitual para estos cánidos los caballos y las bestias como las ovejas, por
la capacidad de aquellos para defenderse, en especial las yeguas, que mantienen a raya con eficacia a un lobo protegiendo a su vez al potro, o bien
haciendo un corro entre ellas para disuadir el ataque.

21. La definición técnica de majadal refiere a pastizales compuestos por especies anuales muy densas
con plantas herbáceas muy interesantes para el ganado (Agrostis castellana, Poa bulbosa, Trifolium subterraneum). No ocupan una extensión muy amplia en la dehesa, ya que se sitúan en las
querencias del ganado como abrevaderos y apriscos, configurándose como los mejores pastizales
de estos ecosistemas.

.37

pobres y alejadas de los cascos urbanos. para convertirse en zonas incultas. como es sabido. Los bienes comunales de los pueblos se componen de las citadas dehesas boyales y baldíos. La concesión de estas tierras se amplía hasta los siglos venideros. las cojeras. La gran consecuencia de la desamortización fue. donación de los monarcas que iban llevando a cabo el proceso de Reconquista en el medievo. Esta política de concesión de tierras a los núcleos de población creados. e incluso. Esta situación provoca que un espacio como la dehesa boyal tenga un papel económico y simbólico determinado.Y aún más. compuesta de cereales de subsistencia. teniendo un gran papel en ese marco.38 La escasez de término municipal en la población y las parcelas de reducido tamaño. obligan a organizar las estrategias de los distintos sectores de población adscritas al campo. según algún informante curar. La función social de esos terrenos radica en que a pesar de que tras la Reconquista dejan de explotarse. Estos terrenos podían ser puntos de referencia para los pueblos a la hora de defender lo desamortizado por el estado durante los procesos que en ese sentido se llevaron a cabo en el siglo XIX. generan muchos patrimonios comunales en los cuales se desarrolló la ganadería y la agricultura de baja productividad. la adquisición de las tierras subastadas por el Estado por los estratos nobiliarios y la gran burguesía. como hemos mencionado. condenando a la mayor parte de la población a subsistir a base de jornales mínimos cuando se les requería para trabajos puntuales en la época de la cosecha. caso del Sexmo de Plasencia. que cede áreas de dehesa desde la Edad Media hasta el siglo XVIII. El caballo y la pequeña propiedad en Arroyo de La Luz . las bestias y los caballos. a partir del . proporcionaban a mulas y caballos remedios para enfermedades y dolencias comunes como la enfosura o enfosamiento y para aliviar. son perfectamente localizables dentro del término municipal y aprovechadas por los vecinos.La existencia de numerosas charcas.

el colchón social que podían suponer baldíos y dehesas boyales se vio amenazado. tierras comunales y públicas se convierten en privadas a fin de lograr recursos para hacer frente a las cargas fiscales. concretamente la bellota. como el del vuelo de los árboles. que estos bienes constituían un lastre que impedía el desarrollo ecnómico. con la creciente presión demográfica. Se partía de la base. Otra acción de esta centuria fue el progresivo proceso de privatización de terrenos comunales ¿Qué ocurre entonces? Aprovechamientos que tradicionalmente habían sido de balde. acorde con el pensamiento económico del país desde Jovellanos. Con las desamortizaciones de Mendizábal y Madoz en el XIX. la corona se plantea el reparto de tierras a los campesinos para roturar y sembrar cereal. con lo cual. ya que los campesinos no sólo no acceden a parcelas que se ponen en venta sino que se ven perjudicados por la privatización de lo comunal. se configura la realidad latifundista presente hasta la contemporaneidad en Extremadura. entran en subasta. El siguiente paso para la destrucción de estas propiedades comunales vino con las Cortes de Cádiz en 1812.39 . y el “hacimiento de la montanera”. De esta forma. pVista de Arroyo de La Luz desde la dehesa boyal .siglo XVIII.

o caballos de carne. tanto machos como yeguas se mantenían y mantienen de los pastos de la dehesa previo pago. En cualquier caso. la propiedad era particular e iba en función del número de pies con los que contase cada dueño. En lo referente a los caballos. criar algunas cabezas de ganado vacuno. concretamente la leña y la bellota. La cría de caballos en la dehesa boyal se basa mayormente en la cría de potros de kilo. la Administración Autonómica procedió a la expropiación de los terrenos con el fin de que tanto vuelo como suelo se convirtiesen en un bien municipal. Hay quien llama a los propietarios del vuelo “accionistas” y se denomina al hecho de obtener mayor o menor cantidad de leña en función de los pies en posesión sacar la leña “por peonás”. a pesar de que la tónica fundamental. a los que no poseen ni un palmo de terreno. ha sido el latifundismo. era arrendar a un bajísimo coste. pues esa posibilidad de . Posteriormente a la implantación del sistema democrático. el papel la dehesa boyal tenía gran importancia en la cría y mantenimiento del caballo en la población.Sin embargo. con un criterio social importante. se arrendaba a todos aquellos que quisieran mantener sus cabezas de ganado. En definitiva. ¿qué hizo el ayuntamiento? pues yo creo que con un buen criterio. en determinados lugares se enquistó una realidad opuesta pero igualmente ruinosa para la población. estando los sementales exentos del mismo. aún siendo menos importante en la actualidad que antaño. El suelo.40 En relación al vuelo. sigue teniendo vigencia: “La dehesa era un bien comunal cuando existían ganaderos. y por lo tanto. pues durante un año. aunque el número de cabezas de ganado correspondía mayormente al vacuno. . o no pueden vivir con el sistema de pequeñas propiedades. destinados a otras zonas del estado español donde se consume carne de equino. De ahí que la dehesa boyal arroyana cumpliese una importante función al permitir. generadora de grandes abismos sociales. de raza percherona. aunque por razones diferentes: el minifundismo. en manos del municipio. la función de la dehesa boyal dentro de las peculiaridades de la estructura socioeconómica de la población. para subsistir con su ganado pues necesitaban fincas propias. fundamentalmente para cubrir una necesidad social ¿cuál era esa necesidad social? pues que había un montón de ganaderos que no tenían fincas propias.

La inexistencia de concentración parcelaria hasta la actualidad. de ganao me refiero a vacuno. Un año después. dentro de la búsqueda de soluciones a la escasez de tierra para laborar en el término y el esaso margen de los minifundios. explica esa persistencia de la pequeña propiedad y. Te doy un dato. 26-02-04 La dimensión socioeconómica y simbólica de la dehesa boyal en un pueblo como Arroyo de La Luz.. de esas historias ¿no? en la actualidad son unas treinta personas como arrendatarios y ochocientas cabezas de ganao. según García Carrero. Arroyo de La Luz. donde la escasez de tierras para laborar y el escaso márgen de maniobras de las pequeñas propiedades le conferían un papel importante como colchón social hasta la etapa actual. La corporación.41 . cargo municipal. había en la localidad. se observa en su protagonismo durante la conflictividad vivida en la población en los años de la II República. En ese sentido. las estrategias de los campesinos y el papel de .. mira. consecuentemente. otros tenían tres. con un buen número de hectáreas de tierras comunales. cabezas de ganao. unas ciento y pico de personas arrendatarios. mil novecientos cincuenta. en junio de 1933 una comisión de labradores presentaba ante el ayuntamiento un escrito por el que solicitaban una rebaja en el dinero que pagaban por el usufructo de la dehesa. y doscientos y pico cabezas de ganao. aunque se compromete a gestionar la continuidad de la labor para los agricultores. unos tenían dos. las cuales son reclamadas por la población para laborar en coyunturas históricas como la citada. tres o cuatro vacas pastasen durante todo un año en la dehesa.que su ganado. Arroyo de La Luz contaba y sigue contando hoy día. sus dos. luego a eso hay que añadir efectivamente las yeguas”. Hombre 33 años. en mil novecientos cuarenta. no aceptó la solicitud argumentando que la parte solicitada estaba siendo aprovechada por el ganado de la villa. el representante local de los agricultores con derecho a la mitad de la dehesa boyal solicita otro terreno distinto del concedido ante los problemas ocasionados en aquel por la plaga de langosta... La rebaja no fue atendida y la sociedad local de agricultores “Trabajadores de la Tierra” solicitó de nuevo la rebaja señalando que sin ella no habría beneficio alguno debido a la escasez de cosecha. metidos dentro de la dehesa.

Arroyo de La Luz. y si entra da una vuelta pallá. es la base para entender la toma de decisiones de los grupos domésticos. que abonaba el suelo mediante el sistema del redileo22. tengamos en cuenta que se utilizaba el arado de encina y posteriormente la vertedera de hierro. Las grandes propiedades que existían eran pocas. La escasa extensión.bestias y caballos. según nos comenta una mujer “las cuadrillas son tan estrechas que un tractor no entra. que obligaba a utilizar un sistema de cultivo rotatorio trienal. El abonado mediante el redileo con ganado ovino. permiten un desenvolvimiento en terrenos de evidente estrechez donde la maquinaria tiene dificultades.42 El histórico papel social de la dehesa boyal para el pequeño campesino arroyano se entiende si tenemos en cuenta que los minifundos. En ese sentido. consiste en desplazar el redil del rebaño a distintos puntos para que los animales repartan sus deyecciones en todo el terreno disponible . según se nos dice “cuatro o seis ricos”. Bajo estos condicionantes. siendo familias conocidas por todos al ser referentes básicos en la polarización social. . se tiene que ir por la cuadrilla de otro. podremos dilucidar cómo el caballo y las bestias eran elementos clave dentro de estas condiciones paupérrimas. 24-02-04 22. es un sistema antieconómico”. unida al inexistente input tecnológico. Dichas parcelas de terreno se denominan “cuadrillas”. Igualmente. El estiércol de equino era y es muy apreciado para un cultivo de subsistencia típico como es la patata. aunque el más apreciado era el de oveja. junto a la feracidad del suelo. proporcionando estiércol de buena calidad a unos suelos que no permiten demasiada intensificación. aparte de ser extensiones pequeñas. se ubicaban en suelos con escaso márgen para la productividad.

sino como resorte económico básico que permitía un desplazamiento eficaz a las áreas de labranza alejadas de la población y por lo tanto poder llevar a cabo la organización de esa actividad. aunque evidentemente en nuestra zona también existían algunas familias con grandes propiedades y uno de los elementos que denotaban su holgada economía era el caballo. la posesión de caballos articulaba las relaciones sociales de producción. y evidentemente. caso de Brozas. a desplazarse inevitablemente a otros términos municipales. para cultivar.43 . como a los que sólo poseían pequeñas extensiones de terreno. la tracción animal era inevitable. teniendo como útiles estratégicos básicos que incrementan la diferenciación social a los caballos y las yuntas de mulas. vetada en Arroyo ante el condicionante minifundista. estamos en condiciones de plantear el hecho de que en los tiempos de la agricultura y ganadería tradicionales. en un marco preindustrial de estas características. tanto a los que poseían medios de producción y yuntas de mulas. como a todos aquellos que carecían de los mismos y podían ser contratados por los propios labradores. pero en este caso no tanto como símbolo latifundista. los labradores. Obsérvese en este plano parcelario de la población la estrechez de las llamadas “cuadrillas” (pequeñas propiedades) Este sistema de propiedad obligaba. Por lo tanto. .pEl minifundismo de Arroyo de La Luz ha condicionado el desarrollo de una clase campesina que se desplazaba a los términos circundantes para labrar.

como pasto.. las personas que se desplazaban a otras poblaciones a cosechar. para el acopio de ropa y alimentos. o seguros. no tienen que ser percherones. actuaba como mecanismo de alerta constante: “. 29-01-04 Al ser prácticamente el único medio de transporte se utilizaba incluso durante la noche. como ahora los coches que se quiere que sean rápidos o tal o cual. era crucial. pero no en la carrera. las mulas.” Arroyo de La Luz. el caballo desde lejos te advertía si venía alguien o algún objeto. pero para ir más ligero porque andan más que las mulas. Evidentemente. ya que dicha actividad.De ahí que sea correcto decir. caballos que por esta zona se criaban. caballos de la tierra que le llamábamos. regresaban los fines de semana o cada quince días. sino más finos. (Parra Robledo. muchas familias que labraban en los campos de Brozas. que Arroyo de La Luz no es un pueblo agrícola.. siempre se cría un caballo que fuese muy fuerte. se lleva a cabo en otros términos municipales. pero sí con mucha tradición agrícola. como ya prácticamente no se siembran porque están to las tierras posías. si tenían.. tú te podías descuidar. un animal no es un vehículo de motor por lo que. además. El caballo era pieza básica de todo este engranaje. se ponía de oreja y te advertía. aun siendo practicada por gran parte de la población.. pero el caballo siempre de lejos te advertía (. sobre todo si tenemos en cuenta que en una hora recorre casi seis kilómetros más que una mula. Es ilustrativo el hecho de que en Arroyo de La Luz no haya arraigado ningún tipo de sociedad o cooperativa agrícola. en los llanos de Cáceres y en los llanos de Alcántara. sino en el paso. en un marco carente de vehículos de motor. 137: 2005) .. y de aquí hubo muchas. muy veloz... y entonces el medio de desplazarse era el caballo. se sembraba mucho en los llanos de Brozas.. hombre 44 años. pues entonces tenías que tener un caballo que fuese fuerte pa estar to el día usándolo. pa trabajar y el caballo para ir y venir cada quince días o cuando fuese.. ante la gran cantidad de gente que desarrollaba dicha actividad fuera de su término23. y el caballo. pero caballos que fuesen muy andadores. Normalmente. que fuese seguro y muy.) cuando ibas en un caballo por la noche tú no veías nada y cuando notabas 23. como nos apunta un informante. entonces se sembraban siempre.. que... obsérvese en el siguiente testimonio el símil entre estos animales y un coche utilitario: . muchas.44 “. se usan mucho como ganadería.

dar cuenta de la misma a la Corporación Municipal.. si entrala mula a estas horas no lo estoy contando. pero es que ella vio que las fuerzas (... y teníamos una mula. Por todo lo expuesto. labrador jubilado 73 años.. Arroyo de La Luz. de conformidad con nuestra petición. una vez tengo que agradecérselo a un animal. fue precisamente un tratante de pieles el que gana el concurso por la adjudicación de este servicio. el problema de la eliminación de los cadáveres no era una cuestión anecdótica. y a su vez constituyen un espectáculo macabro y deplorable que daña hasta la misma valoración del predio. en el río Guadiloba.que el caballo se quedaba con las orejas fijas decías ¿qué viene ahí? y te ponía a ti en guardia. previo contrato. reiterando una vez más.. Ello representa un cambio en el destino para el que fue cedido el terreno y en su virtud la cesión ha de reputarse terminada por cuanto así está previsto en el convenio reflejado en el Acuerdo Municipal. por lo cual un copropietario y arrendatario de la finca llama la atención al ayuntamiento sugiriendo que dicho inmueble. estaba el tiempo como ahora (lluvioso). se acordó habilitar un inmueble en la citada dehesa para utilizarlo como crematorio. para que ésta acuerde. Legajo 133. 2º. se habilite para su cometido o deje de existir: “Como quiera que actualmente y desde hace tiempo. por la ecología y régimen de pro24. hombre 41 años. Antes de la guerra civil. lo que fue quemadero. un quemadero de animales ubicado en la dehesa Corral Nuevo.. de propiedad privada.) entro unos pasos y dio marcha atrás y ¡mula! ¡mula! y que no.. pagando una suma anual. se viene utilizando sólo para depositar el ganado muerto de cualquier tipo de enfermedad. se sirva tener por presentada esta instancia. encargándose del quemadero durante cinco años ( a partir de 1953 se concede por tres años). el actual fin de depósito de cadáveres de animales al que viene siendo dedicado”. que la llamábamos la mula coja porque tenía una herida en una pata. pudiendo además comercializar los restos.. pues muchos de ellos murieron como consecuencia de enfermedades contagiosas que pueden propagarse a los ganados que disfruten la dehesa. SUPLICO a V. En 1947. 1947-1959) . El ayuntamiento encomendaba a una persona.. Legajo 133. y llegué al río Guailoba e iba a una marcha. resulta que: 1º. toa la vida. se encuentra condicionada. grasas y detritos resultantes. to los días pasábamos por allí (. (Archivo Municipal de Arroyo de La Luz. dentro del propio término municipal arroyano. produce graves perjuicios al aprovechamiento total de la finca. Evidentemente. pero lo que se hizo fue abandonar los cadáveres en su interior sin más. propuesto por el dueño de la finca. me tuve que dar la vuelta por un puente y me salvó la vida. Arroyo de La Luz. Dicha persona abonaba una cantidad a las arcas municipales. 25-02-04 La abundante presencia de los équidos en Arroyo de La Luz24 y su reflejo simbólico en el día más importante del calendario local. 1947-1959). 29-01-04 “Yo. tienen un instinto. Además.) el agua tenía más fuerza que ella. el depósito de cadáveres de animales. La cabaña de mulas de Arroyo de La Luz en las décadas previas a la mecanización del campo rondaba las tres mil cabezas. y si lo tiene a bien. dar por terminada la utilización del terreno a no ser destinados a quemadero público. amen de los caballos y burros. vine a no se que.45 . S. y por los graves perjuicios y trastornos que originan al titular del disfrute de la finca. hoy convertido en un mero cercado con altas paredes y en su mayor parte sin techar. pero sin someterlo a la correspondiente cremación. (Archivo Municipal de Arroyo de La Luz.

ubicada aproximadamente a la misma distancia entre los municipios de Arroyo de La Luz.) fuera de su término municipal porque aquí hay minifundio. se tenían que buscar las grandes extensiones para poder hacer rentable su trabajo”. Brozas y Navas del Madroño y por lo tanto referencial para estas poblaciones por ser un polo devocional enclavado en el propio cordel por el cual había que desplazarse. lo cual se reflejará en lo acontecido el Día de la Luz como abajo explicaremos. se celebró una convivencia en el año 2004 entre aficionados al caballo de las tres poblaciones citadas con el fin. 29-01-04 .46 El trasiego constante de labradores y obreros del campo que desde Arroyo de La Luz se dirigían a los términos de la comarca donde era posible rentabilizar la actividad agrícola.piedad dentro de un contexto donde no se introducen aún los vehículos de motor. hombre 44 años. En la actualidad. tenía puntos de referencia simbólica como la ermita del Padre Eterno. según un informante. lo cual tendría su protagonismo dentro de las rogativas por el buen funcionamiento de la labores.. 29-01-04 . Arroyo de La Luz. de “recordar los caminos y veredas que recorrieron nuestros antepasados cuando iban a labrar campos de Brozas y Alcántara” Arroyo de La Luz.. cosa distinta será en la actualidad. La clave de la inserción del caballo en la localidad nos la proporciona el siguiente testimonio: “Yo creo que la base de la cultura del caballo aquí en Arroyo de La Luz es que por tradición Arroyo era agrícola y era agrícola dentro de un término que no tenía término municipal. y dentro de las nuevas formas de sociabilidad en torno al caballo generada por las asociaciones locales. donde las implicaciones de la gente con los caballos contienen las mismas connotaciones afectivas que antaño pero dentro de unos condicionantes distintos. y entonces tenía que buscarse la labranza en cortijos. en otros sitios (. hombre 44 años.

47 . ello no implica necesariamente que asuma . era un animal cruzado. aunque los valores de subordinación de este animal son ciertos por evidenciar claras diferencias entre sus dueños. Ahora bien.En los años de la agricultura tradicional. Sin embargo. parece ser que su cometido estaba más dentro del transporte que de la tracción en las yuntas. el primer caballo que existía en la zona. es cierto que el caballo. un animal destinado al esparcimiento y al mero placer de montarlo. En nuestro caso. para lo cual. por un lado. que ostentaría valores de nobleza. era el mulo el animal que se utilizaba asiduamente en las labores agrícolas. siendo otro de los pilares de la economía local como veremos. ardua y dura labor de la que vivían muchas familias. su posesión era de perentoria necesidad para aquellos sectores de población carentes de tierras que optaban por dedicarse al carboneo de brezo ya en la zona de la Sierra de San Pedro. el caballo trabajaba en las labores del campo. el arado e incluso trillar las mieses en la era. antes de la selección que permitió la llegada de nuevas razas. Ahora bien. personificaba los resortes productivos de labradores. se seleccionaban razas fuertes que al mismo tiempo podían engancharse a la yunta de mulas en caso de que faltase algún animal por enfermedad o cualquier percance. “torpe” y “humilde” del burro frente al caballo. y Arroyo de La Luz cuenta en esos años con un importante mercado de muletos y mulas. y de aquellos que gozaban de una posición socioeconómica privilegiada como el médico del pueblo. 2002: 404). En cuanto al burro. concretamente en localidades como Aliseda. por otro. y en ese sentido aquel se cubre de un papel secundario en las fiestas. debido a su papel en la economía arroyana tradicional. En cualquier caso. no era como hoy. el burro personificaba trabajos desempeñados por aquellos que no gozaban de medios de producción suficientes ni adecuados para tener la capacidad de maniobra de otros grupos campesinos y en el Día de La Luz todo ello se reflejaba con nitidez. tanto para aguantar el tiro de un carro. normalmente protagonizando situaciones cómicas o de tipo burlesco (Marcos Arévalo. el cual podía mantener a estos costosos animales por puro capricho y placer. prácticamente imposible de llevar a cabo en aquellos años sin el medio de transporte que implicaba el asno. Por el contrario. Se suele reseñar el carácter “testarudo”. polivalente. de los pocos pero existentes grandes propietarios.

habida cuenta de los enormes lazos afectivos que se creaban entre los animales y unas personas para las que el pollino era el único resorte básico con el que garantizar ciertos ingresos... para lo cual el transporte con el asno era básico para desplazarse a las fincas ubicadas a diez o doce kilómetros de la población. era una inversión importante muy ligada al sustento personal de la mayoría de las familias. nada más lejos de la realidad dentro del marco que estamos tratando: “la agricultura y la ganadería en la localidad. era un miembro más integrante de la familia y muy identificao con la misma. esa relación de afectividad sí. allí tenían sus establos y tenían sus cuadras ¿no? (.. hombre 33 años. insisto... la implicación y afecto hacia el animal llegaba a extremos de auténtica pasión. En este caso. lo cual lo aleja de los tópicos según los cuales los adjetivos humanos proyectados hacia él serían los de la torpeza y la testarudez. En ese caso.. yo en mi casa tenía un burro.48 papeles “innobles” y de mofa. los burros cada vez escasean más. el tener un burro.) en las partes traseras de las casas. y varios mulos (. cuando nos habla de la periodicidad a la hora de cambiar las herraduras al burro nos comenta que es “igual que un coche con la gasolina”. el pastoreo de ovejas era una actividad ganadera básica en una zona poco apta para la siembra pero sí con abundantes pastos. y es en este marco donde observamos cómo el Lunes de Pascua. el mundo del carbón pues qué te voy a comentar ¿no? por tanto.. eran una situación muy complicada. Por otra parte. también vemos como se establece una comparación con lo que actualmente es un vehículo utilitario. Un maestro herrador. era un miembro más de la familia ¿no?(. como en otras muchas localidades. Esto es así al menos en las etapas de la agricultura tradicional. un mulo y que se te pusiera malo era una desgracia en la familia ¿no? era una auténtica desgracia ¿no? tenía un cariño y un cuidado especial.” Arroyo de La Luz... mientras el número de caballos se mantiene e incluso aumenta. efectivamente.) y efectivamente.. 26-02-04 .) me acuerdo perfectamente en mi casa cuando le iban a echar de comer la paja.. al no tener estos cabida en el actual contexto lúdico en el que medran aquellos. algún joven ataviado cómicamente hace la bajada de la Corredera a lomos de un burro despertando jocosidad entre los presentes. Hoy día.

las segadoras. que está limpio. hay burros. limpia.. con buenas vistas. se come a diente. el majal de la casa es el terreno cercano a la casa que está muy limpio de maleza y está muy estercao. los gallineros. y siempre se respetaba porque no daba más. que abonan. mujer 41 años. están los majadales. que van a los corderos. el caballo era una pieza fundamental: “Las tierras son pobres. mujer 41 años. porque allí hay perros.. tú siembras cada dos años en esta tierra y no sacas nada. entonces tiene una hierba rica. Los animales y las plantas se entremezclan dentro de un sistema que se complementa y se regula dentro de un equilibrio más o menos constante. estaban los perros... en el término municipal de Arroyo las tierras son pobres. entonces el pasto. hay las ovejas....49 . las ovejas. estaba la quesera. y las yeguas de vientre pastoreaban en las fincas. hasta hace poco no se ha empezado a segar.. hay unas fincas peores y otras fincas mejores pero son tierras pobres. en cualquier sitio comía el caballo a diente. allí estaba el chozo. En este caso. limpia y fértil por el tipo de abono. y el caballo pues comía en cualquier sitio. 24-02-04 Dentro de las zonas de la explotación que proporcionaban hierbas de alta calidad. merced a la concentración de animales domésticos y el abundante estiércol. se hacía quesos de oveja artesanos. esto no es Badajoz.” Arroyo de La Luz.. es como el patio de la casa. pero es una zona pequeña alrededor de la casa. El pasto se utilizaba siempre a diente..En los minifundios arroyanos. aquí llamados “majales”: “El majal es el terreno a la casa de campo. hay caballos. se daban unos flujos de energía propios de los sistemas agropecuarios donde hay escasos inputs tecnológicos y pocos o nulos aportes de abonos químicos. cercanas al agua y es la zona limpia. el pasto es la hierba que no es producida. con rebaños y en pastoreo. a diente. comía en cualquier sitio. el majal de la casa es la parte mejor de la finca.. te he dicho que se sembraba cada tres años. 24-02-04 ..” Arroyo de La Luz. tienen poco suelo. porque la casa normalmente se hacía en una zona buena. cuando han venido las cosechadoras de pasto.

El caballo.50 La actividad agrícola en la pequeña propiedad así como en los llanos de otros términos municipales de la comarca. al ser la base para poder trabajar en dichas extensiones de terreno. Igualmente.. En el carro iban siempre los caballos en la parte delantera. la emigración fue otro elemento que influyó decisivamente. Se podían pasar temporadas de hasta quince días sin regresar al pueblo. Sin embargo.Tras ese tiempo transcurrido. la maquinaria agrícola no era funcional en esas pequeñas parcelas de las que hemos hablado. era más adaptable que el mulo ya que estos últimos precisaban un poco más el que se les proporcionara alimento. que podían destinarse a la doma. había labradores que regresaban para hacerse cargo de las vacas. hay un punto de inflexión con la llegada de la mecanización del campo a partir de la segunda mitad de los años cincuenta que prácticamente acabó con la agricultura tradicional en España. y no sólo se dedicaban a pelar las yuntas de mulas. Ahora bien. esas transformaciones se hicieron notar y consecuentemente afectaron al importante comercio de mulos de la población. a la hora de su mantenimiento en estas circunstancias. su feria ganadera y otras profesiones directamente conectadas con la presencia del ganado equino como los herradores y “pelaores” de mulas y burros. a fin de ser vendidas para el transporte de carretas. una en octubre y otra en marzo. a eso se le llamaba “cuerda” y las mulas en la parte posterior. también procedían con las vacas que se utilizaban para arar y para el transporte de las carretas que cargaban leña y carbón vegetal desde la Sierra de San Pedro. tenía como elemento protagonista a la yunta de mulas. el caballo era el elemento que generaba mayores posibilida- . dadas las peculiaridades del minifundismo arroyano. los “pelaores” podían estar unos cincuenta días ininterrumpidos llevando cabo esta actividad. Los labradores acomodados podían disponer de cuatro o cinco yuntas de mulas. Por ello. Las épocas de la “pela” eran dos. Evidentemente. recorriendo unos dieciocho kilómetros hasta Cáceres en un carro enganchado por bestias con los inconvenientes del frío y la lluvia. por lo que el ocaso de la tracción animal probablemente no fue tan brutal. pudiendo contratar a algunos obreros para las labores. Un maestro herrador jubilado nos comenta que la cantidad de mulas existentes en la población a principios de los años cincuenta podía rondar las tres mil cabezas.

labrador jubilado. mientras que la mula.. Parece ser que fue un método de vida durante décadas de cierta parte de la población. 24-02-04). eran vendidos.des para un desplazamiento eficaz.51 . y según un arroyano: “entonces vendías dos o tres mulas y tenías pa comprar una casa. le caballo que sale bueno es el mejor de todos. pero para salir uno bueno salen diez malos. 73 años. desde donde se desplazaban compradores. esto último hace referencia a la forma de atar a los animales para la trilla. durante su feria ganadera de septiembre.” Arroyo de La Luz. Su destino eran las zonas eminentemente agrícolas como la Campiña sevillana. hombre 40 años. concretamente. créeme. aunque ostentaba también un importante papel en ese sentido. fue un método de vida que hubo aquí muchos años”. siendo “quinceños” -cuando alcanzan los quince meses de edad-. y subida la persona encima dirigía a las bestias o “cobra de yeguas”. era más adecuada para arar: “es más segura la mula para arar que el caballo. vivían única y exclusivamente de ir a comprar muletos o “mulos mamones” a Salamanca. reanudándose la faena tras el almuerzo a partir de las tres. aunque este último podía participar de forma directa con ellos. el comercio generado a través de las bestias fue muy importante y un pilar básico en la economía de bastantes familias. En el centro solía colocarse el animal más viejo a fin de que “dirigiera” el movimiento circular de las restantes. (Arroyo de La Luz. el cual racionaba la comida paciente y moderadamente durante horas. En Arroyo de La Luz. proporcionándole hasta una cantidad de doce kilos diarios. o bien a los tres o cuatro años y tras haber sido enseñados a arar. Con posterioridad. en jornadas que se prolongaban hasta las dos de la tarde en pleno verano. en las décadas de los cuarenta y cincuenta. Los tratantes o muleros eran imagen conocida y hoy bien . según nos detalla algún informante.. Parece ser que el mantenimiento de estos animales destinados a la venta se llevaba a cabo por un niño o adolescente de la familia. 25-02-04 La trilla se llevaba a cabo por los propios obreros agrícolas contratados por el labrador. y sobre todo de Campanario (Badajoz) donde existe una gran tradición de tratantes de mulas. especialmente a Béjar. y las mulas pa salir diez buenas le cuesta trabajo salir una mala. había personas que. El trillo era de madera con piedras. por ejemplo Osuna.

... que entonces era un dineral. y venían con ellos uno de Campanario como de corredor y ya nos conocían (. los cuales. y otros venían. que en aquellos tiempos era mucho y ya llegaron a valer hasta treinta y cinco mil pesetas en la feria de Torrequemada..) los de Campanario. 73 años.” Arroyo de La Luz. Un labrador nos dice al respecto: “. de los Campos de Cristana. labrador jubilado. todo el mundo se prestaba a sacar a sus animales con el mejor aspecto posible para admiración de los presentes y era uno de los momentos donde los “pelaores” trabajan de forma intensiva.. durante dos o tres veces al año se dedicaban a cortar el pelo de los animales mediante tijeras. las mulas entonces... . ahí nos juntamos yo y mis padres y ahí venían los tratantes y estaban aquí hasta tres o cuatro días. aquellos venían.. vamos. que es un pueblo de ahí de Badajoz.52 Otra imagen habitual en la población en aquellos años era la de los citados “pelaores” de bestias. pues valían veinticinco o treinta mil pesetas.) Y en fin. gente que por entonces no había tractores y tenían sus parrales y sus cosas (. Podían ser jornaleros o pequeños propietarios que complementasen sus ingresos con esta actividad y a los cuales se les consideraba verdaderos artistas por la destreza a la que llegaban con este menester y la buena presencia de las reses una vez trabajadas.recordada con sus chambras grises y el guardapolvo a media pierna. 25-02-04 . pero volvían a venderlas allí. La víspera del Lunes de Pascua. tratantes aquí por las mañanas en el café del Moyano que le llamamos. de ahí venían gente que pagaban las mulas mejor que nadie. las compraban.

previo pago de una cantidad estipulada.53 . Posteriormente. moldeando una particular cosmovisión de los colectivos que comparten dicha experiencia cotidiana. como el que aquí tratamos. los cuales orientan las prácticas sociales dentro y fuera del trabajo. Palenzuela Chamorro. la actividad del herraje se enseñaba en las facultades de veterinaria y eran estos profesionales los que tenían autorización legal para herrar. (1995) Sociología del Trabajo. Se trata de una profesión liberal al servicio de las labores de la agricultura y ganadería llevada a cabo por personas que. en el caso de los labradores y sus obreros. a la hora de cosechar en otros términos municipales. como hemos mencionado. se trasmite de padres a hijos en la propia esfera del hogar. VV. a principios de los cincuenta. por razones obvias. Vol. carentes de tierras. 24. burros y vacunos. y en este caso procuraremos relatar cómo son los procesos y cultura del trabajo25 del herrador. Por culturas del trabajo entendemos todo un conjunto de prácticas y valores generados en el ámbito y el tiempo del proceso productivo concreto. o los carboneros que se desplazaban en burro a la Sierra de San Pedro. Estos últimos profesionales eran conscientes de sus limitaciones en la difícil y dura activada del herraje.AA. que tendría cada vez más demanda ante la falta de mecanización y el consecuente papel del ganado equino en el trabajo agrícola y la perentoria necesidad del mismo en los desplazamientos. aunque también pueden surgir herradores que sin tener ascendencia familiar comiencen de aprendices con los maestros desde temprana edad. y cómo se implicaba esta ocupación dentro de la realidad local donde el ganado equino era la pieza básica de la realidad socioeconómica. tenía un gran papel en la agricultura tradicional previo a la mecanización. una vez más. Hasta cierto tiempo. optan por especializarse en este oficio que. el herrador tenía que estar representado por un veterinario para poder realizar su trabajo. Por ello. por lo que no dejaban de reconocer la valía de 25. De hecho. el veterinario se desvincula del herraje. amen de caballos.07_El herraje y la figura del herrador La actividad del herraje. La dura situación de los años cuarenta provocó que una de las estrategias para aquellos que no poseían parcelas de tierra fuese la de aprender un oficio. Arroyo contaba con unas tres mil mulas. “Las culturas del trabajo: una aproximación etnológica” . normalmente.

lo cual será tenido en cuenta por los campesinos a la hora de valorar a un maestro habilidoso... Un buen profesional tenía igualmente en cuenta el hecho de que no todas las bestias tienen el mismo “temperamento”. el maestro disponía de un ayudante que desempeñaba labores como las de sujetar al animal ..) aquí había mucha gente recogiendo chatarra. En estos casos. Normalmente. por lo que actuará previsiblemente de forma distinta en función de la reacción y mayor o menor docilidad de cada una. eran animales recios y con gran tendencia al desgaste rápido de sus herraduras... pero en las épocas de escasez se recurría incluso a la chatarra. 29-01-04 . La materia prima utilizada era el hierro que distribuían las empresas. yo he comprao alguna cuando me ha hecho falta también. había que macharlo y.. una vez colocadas las herraduras nuevas. en Echevarría. Estábamos aquí pues muchos herradores. eran o no los adecuados para sujetar firmemente al animal mientras se realizaba la dura y complicada operación . por un lado. en chatarrerías.. aunque esto lo podía hacer el propio dueño del mismo. 74 años.54 Hubo momentos en los que los propios herradores fabrican incluso los clavos pero es algo que parece relegado a etapas previas a la guerra civil.. aunque en las bestias solían durar de quince días a un mes. la fabricación era propia aunque a veces podía adquirirse la herradura ya hecha: “en aquellos años que no había materiales y que no había cosas pues había que agarrarse a lo que podíamos. también sabía qué personas de su entorno. fuerza física. los dueños. cuatro herraduras nada más.. era el servicio del pueblo. pero por regla general la herradura siempre se ha comprao en Bilbao. y por otra precisión.los conocimientos de estos maestros transmitidas desde esferas ajenas a los ámbitos académicos. pero casi por regla general compraban. un mal herraje redundará en la menor durabilidad del mismo.) pero entonces se hacía con na.. En el caso de las mulas. Solían ir a herrarse semanalmente. era un trabajo duro y fatigoso (. La actividad requería. Para herrar. que cogíamos un trozo de hierro y había que manipularlo. según se nos cuenta.. entonces se dedicaba mucho la gente. maestro herrador jubilado. en cosas de esas..” Arroyo de La Luz. había mucho chatarrero por todos los sitios (.

. del dueño al herrador. venía dado porque vacas y bueyes son animales que “por naturaleza no se pueden herrar”.55 . lo que obligaba al herrador a saber adaptar distintos tipos de herradura según cada animal. no radicaba sólo en su comportamiento sino en el tipo de casco. una bestia recia. según nos cuenta un informante. habida cuenta del peligro que suponía clavar en la parte viva. que esta podemos con ella. no le transmitía confianza y se dejaba escapar la pata (. lo mismo que del herrador al dueño porque no se si te ha contao que se ponía detrás y le iba clavando los cascos... en el sentido de que no todos son iguales. que consiste en realizar por separado dos tiras de herradura para adaptar cada una al caso del vacuno. o sea. Como la parte inerte de la pezuña de estos bóvidos se limitaba a los bordes. 29-01-04 El hecho de que cada res sea diferente a la hora de ser herrado. al. tenía que saber llevar a cabo esta minuciosa actividad con eficacia.. Desde la posguerra no era raro utilizar vacas negras y retintas. lo mismo de confianza. se tuvo que proceder así. separada en dos mitades en su parte superior. aparte de bueyes.. Este herraje requería gran habilidad debido a la menor cantidad de materia muerta en el casco de la vaca donde poder realizar el clavado. A la hora de herrar a las vacas destinadas para arar. se procedía a lo que se denomina el “herraje falso”. y al faltarles a los . y era una relación mu estrecha que había de. Ello nos habla de la estrecha relación entre el herrador y el cliente: “. pues sabía el herrador quien era capaz de cogerle la pata y porque se hacían más bruscos ¿no? (.) y el tío sabía de quien se podía fiar y de quien no se podía fiar. quien se iba a arriesgar y se iba a mojar las patas y no se iba a mojar. hombre 41 años.. si el tío que tenía la pata cogía no respetaba. un maestro herrador que se prestara habilidoso. Cuando se nos refiere a la dificultad que supone el herraje de bueyes y vacas.. en la labranza. si a ello le añadimos la menor docilidad...) accidentes había a punta pala y había comunicación entre uno y otro bárbara” Arroyo de La Luz..de colocar las herraduras. entenderemos la dificultad de este menester que.. pero por necesidades impuestas por la dura posguerra con su gran demanda de animales de tiro. la “docilidad” y la “obediencia” son virtudes de estos últimos.. el que herraba decía: vamos maestro. cuando llegaba una mula. se nos indica además que influye la menor inteligencia de estos bóvidos en relación con los caballos.

sobre todo de los carboneros que se desplazaban a la zona de la sierra.. mira. la valoración de herrador vendrá por su capacidad de realizar un trabajo cuyo intervalo en el deterioro de las herraduras sea mayor. las bestias llegaban al herrador con el casco muy rebajado. eh. burros y algunos caballos. se hacían tantas cosas que no se pueden muchas veces ni comentar. te pago con lo otro. El caballo “sabe” interpretar los gritos de la persona al darle órdenes. te pago con esto. El siguiente testimonio de un herrador jubilado nos habla del contexto en el cual trabajaban estos profesionales en las etapas en las que los équidos eran piezas fundamentales en la economía local: . el trabajo se dificulta.56 “En aquellas fechas de la posguerra. El desgaste de las herraduras de los burros también era rápido. Eso se debía a que se procuraba apurar todo el tiempo posible al animal antes de volver a herrarlo. pues mira.primeros. y decir.. con lo cual no había que arrancar la herradura desgastada. te pago. algo más frecuente en todos aquellos cuya situación fuese más menesterosa. los jornaleros podían quedarse sin comer con tal de poder reservar el dinero para herrar al burro. que se abonase al herrador en especie. los cuales podían llegar a dar un trato especial a determinadas personas al conocer de cerca la miseria a la que estaban abocadas. cosa que será imposible con el ganado vacuno. ayudándose en las últimas horas con la luz de un candil. 74 años.. un hombre nos relata que en una ocasión llegó a herrar a cincuenta animales entre mulos. En muchas ocasiones. qué le voy a decir. te lo voy a pagar con un kilo o dos de garbanzos o de patatas o de cualquier cosa.” Arroyo de La Luz. bueno. De nuevo.. Podía ocurrir. maestro herrador jubilado. todo ello en una jornada desde el alba hasta el anochecer. caso de los sectores sin tierra que con su burro se dedicaban al comercio de enseres y a los citados carboneros. Un maestro herrador nos cuenta que a veces. aunque era algo poco frecuente. la pobre gente se tenía que agarrar a lo que llegara el caso. no tanto de los caballos. Bajo estos condicionantes y necesidades. con algún tipo de producto agrícola. . si tenemos en cuenta el peso que soportaban con la cargas. 29-01-04 Esta paupérrima situación era conocida de cerca por los herradores. sobre todo en el caso de los mulos. lo que supone doscientas herraduras.

la mecanización del campo. 23-02-04 El hecho de reconocer ciertos problemas en algunos animales. hasta el punto de que en Arroyo de La Luz sólo un herrador de lo siete que había en la población consiguió . será otra de las cuestiones que nos delaten la capacidad de un maestro herrador hábil. sufre una pérdida de una herradura por cualquier motivo... A raíz de los cuarenta en adelante no vivían nada más que de sus cosas... el herraje se ha convertido en una especialidad que se aprende en ámbitos académicos. por ejemplo cuándo un caballo está “zancajoso”.“.) Vivían ellos nada más de lo suyo. que era entonces el aceite. debido al contacto directo con cada animal y cada dueño.57 . la mayoría de los que poseen hoy día caballos para el esparcimiento valoran positivamente la experiencia del maestro de antaño. como es natural. que comienza ya en la primera mitad de los años cincuenta. No obstante. Como es fácil de dilucidar. eso sí. porque es que la gente campesina por su propio estado. Ellos tenían sus productos alimenticios de primera necesidad. no tenías nada más que coger la herradura. de lo que tenían ellos en sus casas.) no tenías ni que cortar ni nada. en este caso. 74 años. porque no tenía ni que arrancar la herradura vieja que tuviera en el casco... esos los tenían y ya está y ellos vivían. un maestro jubilado considerado habilidoso se prestará a solucionar con rapidez y eficacia el percance. los que peores estaban era al masa obrera que no tenían nada de nada. entonces ese trabajo se hace cómodo y pronto.” Arroyo de La Luz. para lo cual había que cortar la parte correspondiente del casco para que el caballo quedara bien aplomado. los garbanzos y tal. Ello consistía en que. y la posterior emigración. provocó que este oficio entrara en crisis. los équidos pisaban mal. clavarla y fuera. total.. maestro herrador jubilado. pero aprovechar al máximo. las patatas. ni rebajar ni nada porque venía ya totalmente nada más que para clavar la herradura. hacen unas economías muy fuertes (. cuando accidentalmente el caballo que tan ansiadamente espera montar su dueño para bajar La Corredera. por defectos de constitución. a veces. La estima y valoración de un profesional se evidencia en momentos tales como la víspera del Día de La Luz. al mulo aprovechaban al máximo ( la herradura puesta hasta que caía por sí sola) (. En la actualidad..

en serie. Plasencia. la relación con los clientes. un comerciante se desplazaba mensualmente hasta Arroyo. se procedió a contratar a varias personas que se dedicaban a la fabricación en serie. . era directa y personalizada. Ello no significa que estos profesionales carecieran de resortes para reorientar su ocupación laboral. El herrador que se mantenía llevaba a cabo esas transformaciones mediante el desarrollo de algunas estrategias económicas. Zafra y Oliva de La Frontera). en base a unos condicionantes que les son impuestos y en función del margen de maniobra que le permitan sus medios de producción o la posibilidad de ampliar o modificar los mismos. Aparte de la inversión en maquinaria. las cuales solían ser distribuidas en el Alentejo portugués. precisaba un tratamiento diferente. Badajoz.58 El único herrador que sobrevivió a la situación provocada por las transformaciones descritas en la agricultura tradicional. llevándose gran cantidad de herraduras. o en este caso un profesional concreto. donde únicamente se atendían las demandas locales y si acaso la de algún pueblo cercano. como hemos dicho. Ávila. . reorientan las relaciones cliente-herrador en relación a las etapas o décadas precedentes. Ello significa que se producen una serie de cambios sustanciales en la organización del trabajo que. Salamanca. ante la nueva situación provocada por un cambio tecnológico que consecuentemente generaba transformaciones en el mundo agrícola. En el caso de esta última localidad. la masa campesina y jornalera. Por estrategia económica entendemos la toma de decisiones perpetradas por un grupo doméstico. En los primeros momentos. viendo que las opciones de mantenerse con las demandas locales comenzaban a ser complicadas. y poder vender el producto a casas comerciales ubicadas en puntos bastante distantes de la población (Zamora. optó por invertir en maquinaria puntera para poder producir a gran escala.mantenerse tras el éxodo rural y la consecuente crisis de los sistemas de tracción animal. aparte de introducir al herrador en los circuitos de la economía de mercado. Por el contrario. los cambios acontecidos provocan el clásico alejamiento que generan las transacciones de mercado cuyos destinatarios son anónimos. se compartían los espacios de sociabilidad y cada animal. de los cuarenta hasta mediados de los sesenta aproximadamente.

y cientos de miles de kilos.. en fin. Posteriormente. cuando la desaparición de las mulas era una realidad progresiva y era imposible mantenerse con las demandas locales. como hemos reseñado. El punto de inflexión en ese sentido.. mandé mucho a Badajoz. Aquí. Arroyo de La Luz. se produce a partir de la segunda mitad de los años setenta.Lo más importante a reseñar es que los oficios artesanales o tradicionales no siempre están condenados al ocaso cuando se transforman las estructuras tecnológicas y socioeconómicas que los sustentan. que llegué a fabricar entre las ochocientas y las mil herraduras diarias.. “Yo fabricaba a mano. 23-02-04 . a la provincia de Ávila y. al montar las máquinas.) yo he fabricao muchísimas herraduras. mandaba a Ávila.) y monté ya unas máquinas. iba siendo ya muy costoso (. los almacenes. maestro herrador jubilado. se da un paso más y se invierte en tecnología más o menos puntera que permite una fabricación más estandarizada acorde con la demanda. las casas comerciales. toda esa producción salía fuera. como es muy natural. pero luego yo ya hacía una producción mayor. pues ya las extendía yo al mercao como es natural. y esas.. miles. pero eso ya se iba incrementando. mandé a Plasencia. Zamora. por ejemplo. es consecuencia.59 . a mano fabricaba ya equis herraduras.. y tuvo un mercao extraordinario tendido por muchos sitios. El maestro herrador que se mantuvo en la población lo hizo gracias a su conocimiento de la forja. 74 años. aquí en Cáceres. lo cual le permitiría fabricar sus propias herraduras cuyo destino era la distribución más o menos amplia.. sino que pueden llevar a cabo una serie de transformaciones para subsumirse en las nuevas realidades impuestas por los cambios económicos. entonces eso fue lo que me dio el margen para poder sostenerme y darles unas carreras a mis hijos (. y al hacer una producción mayor.

en las décadas de las agricultura tradicional. la configuración de las estrategias de los sectores con menos posibilidades se basaba en la pluriactividad. de hecho. se halla vigente un polígono ganadero tradicional que hallaremos en el extrarradio del pueblo.08_Estrategias de los sectores carentes de tierras y/o útiles estratégicos (ganado equino) Aparte del trabajo a jornal como segadores en pueblos del entorno. . sin poder ni siquiera disponer de un pequeño minifundio o bien. 137: 2005). solían desarrollarse actividades que se centraban en la órbita del autoconsumo. la cría a pequeña escala de ovejas. Aún hoy. ya Madoz en su Diccionario Geográfico-Estadístico de 1846 se refiere a la industria alfarera de la localidad reseñando que abastecía no sólo la demanda local sino también las de Cáceres y otras provincias vecinas (Parra Robledo. caballos para el desplazamiento). carecían de los medios de producción adecuados (mulas. era importante. los sectores que sólo contaban con su fuerza de trabajo.60 Aparte de la búsqueda de alternativas ante la carencia de medios de producción. . como es el caso de las pequeñas huertas ubicadas en los alrededores del municipio. aves de corral y conejos en los “tinaos”. caso de poseerlo. algunas de ellos son bastante conocidos como el de la alfarería. previo contrato establecido con el labrador que poseía sus yuntas. donde se cultivaban frutales y hortalizas que. 142: 2005). tenían un papel importante en el sustento familiar. los cuales aparecen en los márgenes del casco urbano. reorientaban sus actividades en otros menesteres. (Parra Robledo. Del mismo modo. En este caso.

amén del duro trabajo que suponía el proceso. Como hemos dicho. la dimensión más o menos elitista que tenía el caballo en aquellas décadas. el arduo trabajo al que se sometía al animal. era por lo tanto un producto que tenía rápida salida comercial dentro de los circuitos locales y comarcales. El carbón de brezo era el más apreciado a la hora de fundir el hierro para la fabricación de sus herraduras. En cualquier caso.sobre todo la fase de extracción de la materia prima. Se nos dice que incluso es el équido más adecuado para moverse por carreteras por su temperamento reposado y tranquilo. . el burro era el elemento básico como único medio de transporte disponible. provocaba que los intervalos de su herraje fuesen bastante cortos. como por la carga que tenían que llevar. El inconveniente. donde medran las especies del género Erica.Carboneo en la Sierra de San Pedro Esta actividad se conformaba como estrategia económica de aquellos sectores carentes de tierra. hacía imprescindible el burro como medio de transporte y prácticamente el único que podían permitirse economías tan menesterosas como las de estas personas.era la obligatoriedad de desplazarse hasta las poblaciones ubicadas en la Sierra de San Pedro. en tanto era un medio sólo al alcance de los labradores y los pocos pero existentes grandes propietarios. ausentes de los agroecosistemas de los llanos. tanto por las jornadas de transporte.61 . El hecho de tener que desplazarse. se contraponía al burro como “utilitario” para las economías más modestas. Y en este caso. para los cuales la pluriactividad era la salida económica dentro de las posibilidades que les proporcionaran sus medios de producción. en contraste por ejemplo del caballo percherón. mínimo a ocho kilómetros hasta Aliseda y después hasta Cáceres para vender el producto. cambiándose las herraduras mínimo una vez al mes.

siendo imprescindible en oficios tradicionales como el de buhonero o para desplazarse a los pueblos de la Sierra de San Pedro con el fin de hacer carbón de brezo. una el otoño. Estos se encargaban de limpiar y desbrozar el matorral para sembrar y hacer carbón entregando parte al dueño. En estos casos. Por esta razón. teniendo en cuenta la inexistencia de botas e impermeables.62 Para la fabricación del carbón había dos épocas. Fotógrafos . lo que el dueño de la finca podía hacer era quedarse con el monto de carbón de mejor calidad o llegar a un acuerdo con personas que se instalaban en la Sierra. lo cual redundaba evidentemente en el retraso del proceso. Esta última época era muy cómoda si no se prolongaban las lluvias. pudiendo los guardas llegar a requisar las cargas si sorprendían a los carboneros. según se nos cuenta. R. aunque en la actualidad cobran una dimensión distinta tras la pérdida de centralidad del mundo agropecuario Foto: Jorge Armestar. En bastantes casos. los colonos. Siempre han sido protagonistas durante la celebración del Día de La Luz.N. Hay que tener en cuenta que el trabajo se realizaba en terrenos privados donde no siempre se contaba con el beneplácito del dueño. cuando finalizaba la siega y otra en primavera.pEl burro ha sido fundamental en las economías de muchos pequeños campesinos sin tierra de Arroyo de La Luz. asadas o cocidas. . era común comenzar cuando anochecía. complicándose más la cuestión si llovía. no era raro que la comida se acabara y se tuviese que echar mano de bellotas. a la luz de la luna. siendo necesario dormir a la intemperie. y de los frutos del madroño para llevarse algo a la boca.

siendo un elemento insustituible para estas economías y ciñéndose de una aureola casi humana. podía peligrar el sustento. si enfermaba. aún peor. con posterioridad se colocan los troncos de brezo y se procede a quemar desde abajo. seguido de la variedad “albaraza”. parecida a una gran sandía.63 . en este caso. En ocasiones era necesario prospectar el terreno para dar con las matas más adecuadas. El mejor carbón se reconoce por su especial brillo al romperlo. Con un pico. Si era de gran tamaño. su proceso de trabajo era más sencillo. mantendrá la llama de manera más firme que si la rama está seca. Conforme avanza la combustión. jaras y juncos. cada uno de diferente calidad. No obstante. se golpean para que vaya quedando a un tamaño adecuado. Se utilizaba otro instrumento llamado “barquilla” para colocar en una posición más elevada los trozos que no se quemen. siendo difícil ante la gran cantidad de carboneros que a menudo buscaban los pies de la variedad “merina”.Se distinguen tres clases de brezo. Posteriormente. por lo que había que dormir junto al montón hasta la mañana siguiente. según el tipo de brezo. llamado “merina”. viviendo en chozos hechos a base de escobas. ya que de ese modo. se hace un hoyo en forma de herradura donde en primer lugar se colocan taramas. se procedía a desenterrar la parte leñosa del brezo que adquiría una forma redondeada. y recién arrancada. el borrico era el elemento que transportaba personas y carga. Era un proceso de horas. se desmontaban . y esos acontecimientos se veían en casa como una auténtica desgracia. el de flor violeta. Una vez más. dentro de todo este entramado. de inferior calidad y el “blanquillo”. Algunos como los de “media luna”. era necesario cortarlo con una cuchilla para trabajarlo más cómodamente. Las dificultades de la posguerra hicieron que una de las salidas para gran parte de la población era la ocupación de las áreas de Sierra para dedicarse a dicha actividades y a la ganadería. siendo importante escoger plantas verdes. ya sean del propio brezo o de encina. tanto en calidad como en tamaño. Es especialmente apreciado en los hornos de fundir por alcanzar los 1200 º C. cuya savia fluya. el más apreciado. En lo referente al picón. Posteriormente se distribuía tierra encima del carbón para que progresivamente se enfriara. El brezo que crece en las laderas de solana es preferido al que se desarrolla en las umbrías. era de mayor calidad si procedía de encina u olivo.

que se convirtió con el tiempo en un animal destinado al esparcimiento.Todo ello tiene un reflejo en las ferias ganaderas. Los proyectos del INC (Instituto Nacional de Colonización) tenían como presupuesto inicial la construcción de nuevos asentamientos. significó el asentamiento de agricultores que se dedicaron al cultivo de estos produc- . La mecanización provocó que se prescindiera de las mulas. 13 y 14 de septiembre. se ha transformado con la evolución de los sistemas agropecuarios tradicionales. algo crucial no sólo por las necesidades que implica su manejo. Evidentemente. algodón. los cuales empezaron a escasear a partir de mediados de los años setenta aproximadamente. Este proyecto. donde se crean alredor de medio centenar. el papel del ganado equino. El caso de Vegaviana (Cáceres) Otra de las estrategias que llevó a cabo cierta parte de la población arroyana carente de tierras. se celebraban concentraciones ganaderas todos los domingos del año y los días 1 de cada mes. que implicó una radical transformación del paisaje y la sustitucion de los espacios adehesados dedicados a la ganadería exensiva y el secano por nuevos cultivos de regadío (arroz. la generalización de los transportes motorizados provoca la progresiva desaparición del burro y el cambio de función del caballo. mulos o burros. . medios de producción y “útiles estratégicos” como las yuntas de mulas y caballos. donde se crean una veintena de poblados. que comienzan igualmente a decaer. Aparte de las ferias los días 21. ya sean los propios caballos. conforme éste se desplazaba. Igualmente. hasta hace pocas décadas muy frecuentes. sino para evitar el ataque de los entonces frecuentes lobos. 22 y 23 de marzo y los días 12. y en las Vegas del Guadiana con el conocido “Plan Badajoz”. se gestó gracias al asentamiento de vecinos en los pueblos de colonización que comienzan a levantarse en la década de los años cincuenta del siglo XX por el régimen franquista. frutales).para que se pudieran instalar próximos al ganado. en espacios como el valle del Tiétar.64 Asentamiento en las parcelas de pueblos de colonización. tomate.

Idaia-Nova (Portugal) (1). por completo desconocida. sin consignar (1). a pesar del desarraigo que ello conllevaba y a la incertidumbre de enfrentarse a una actividad económica. Caro Cerro. Aliseda (3). 1955-2005. Logrosán (4). Aldea de Trujillo (3). La gran mayoría eran personas relacionadas con el trabajo de la alfarería. donde los agrosistemas dominantes son la dehesa y el llano. tras el proceso selectivo llevado a cabo en febrero de 195626. Brozas (5). Trujillo (5). Exmo. animó a buena parte de la población arroyana a la hora de solicitar su ingreso como colonos en Vegaviana. Hinojal (2). Navas del Madroño (2). Madroñera (5). cercano a Moraleja (Cáceres). Se trata de modestos cultivadores que desconocen por completo las prácticas de riego.27 . Santiago de Alcántara (2). F. Serradilla (1). 1955-2005. En un principio. Vegaviana. Cabe reseñar. el pimiento y el pepinillo. F. muy importante en Arroyo de La Luz en las etapas del agro tradicional. Huerta de Ánimas (4). siguiendo en análisis de Caro Cerro. la festividad de San Sebastián el 20 de enero tiene grandes conexiones con el gremio de los alfareros en la población. (2005) Vegaviana. Fuente: Caro Cerro. Belén de Trujillo (1). Caro Cerro señala la procedencia de los primeros 58 colonos llegados por primera vez a Vegaviana en 1956. la de la agricultura de regadío. de hecho.tos. se comienza a cultivar algodón y maíz. tras el asentamiento de los colonos en las parcelas de 5 hectáreas concedidas por el INC (Instituto Nacional de Colonización). 27. Torreorgaz (4). Agosto 2005. el algodón decae frente al tomate. Posteriormente. Salorino (3). Los colonos de Vegaviana (Cáceres). con el siguiente resultado: Arroyo de La Luz (10). Ayuntamiento de Vegaviana .65 26. El deseo de mejorar las condiciones de vida y la posibilidad de contar con una parcela de tierra para cultivar. el importante porcentaje de arroyanos que solicitan la admisión en el nuevo poblado de Vegaviana. proceden de tierras de secano. Santiago del Campo (3). Ayuntamiento Vegaviana.

donde los niños desarrollan actividades y se inician dentro de las nociones básicas en torno al manejo de los animales.66 Ya hemos hecho referencia a la nueva dimensión que ha adquirido el mundo del caballo y cómo ha pasado de ser un animal que era una pieza muy importante dentro del entramado de la economía agraria. Con estos cambios surgen nuevas realidades. respectivamente. el caballo cobra la actual dimensión relacionada con el ocio. entre ellas los picaderos. los ganaderos suelen recurrir al picadero a la hora de acondicionar a un caballo que vaya a concursar en algún certamen morfológico que acontezca a nivel regional o nacional. Las dos asociaciones configuradas en torno al mundo del caballo. y el asociacionismo local desde esa afición al mundo del caballo28. criadores. el servicio de pupilaje de los picaderos se ofrece para aquellos que poseen un animal pero al no poder atenderlo. En sus sedes sociales y picaderos se llevan a cabo distintas actividades. Las revistas locales son. Con las mejoras en los niveles de vida y las mayores posibilidades adquisitivas. veterinarios. Por otra parte. gracias a los esfuerzos que se hacen para que el caballo no sea un símbolo de elitismo. “Virgen de La Luz” y “Las Cuatro Esquinas”. con ellas. además. las asociaciones . 28. medios de difusión mediante los cuales. a ser un elemento de esparcimiento más o menos extendido. tienen sus secciones infantiles. introducen una serie de cambios. . militares y domadores permiten el intercambio de información con personas de otras comunidades. se logra la integración social de personas de diferentes posiciones económicas. en este emplazamiento es alimentado y cuidado para que esté siempre disponible para su disfrute. En ese sentido. donde el tiempo libre y las mejoras en los niveles de vida permiten que se configuren formas de contacto social mediante las propias asociaciones. Las conferencias de ganaderos. como nuevas formas de manejo acordes con una realidad diferente. mantienen el contacto con su pueblo natal. Los años ochenta.09_El caballo en la nueva sociabilidad. Además. Otros servicios que se prestan son los de la doma y las clases a niños y adultos para poder montar. emigrantes y todos aquellos y aquellas que no residen habitualmente en el municipio.

un veterinario manifiesta el hecho de que “es un ser vivo que manifiesta su personalidad”. Sobre los lazos afectivos que se crean entre animales y hombres. 2002: 385).67 . por el contrario. quizá tal aseveración sería correcta para gatos y perros pero los équidos ostentan una consideración distinta. como las personas. es descrito en Extremadura por Marcos Arévalo sugiriendo que “tal individualización se extiende. 2002: 385). habría que matizar una cuestión en referencia al caballo en Arroyo de La Luz: el término “mascota”. según se asevera. a los caballos. Por otro lado. mulas. así como en los artículos y poemas que aparecen en las revistas locales. ovejas. En una realidad donde la competitividad y la angustia pueden obstaculizar las ya serias dificultades de una vida que a menudo plantea serios . se han referido algunos autores (Cátedra. desde la óptica de muchos arroyanos y arroyanas. 1989.” (Marcos Arévalo. A estos animales les atribuyen virtudes pero también vicios humanos que como tales pueden corregirse. “pesado” o “pícaro” y. en ese sentido. El caballo alcanza un nivel de antropomorfización muy elevado entre los arroyanos. también pueden exhibir “alegrías”. aparte perros. Un elemento que denota esta dimensión cercana a lo humano. Los caballos pueden tener acciones “feas” por resabios o para defenderse. etc. de ahí que a veces para el arroyano no sea correcto que llamemos con tal apelativo al caballo. En relación a esta última observación. se quedaría corto. pueden llegar a ostentar. gatos y a otros animales domésticos en su condición de mascotas.10_El antropocentrismo en torno al caballo De todos es sabido que en nuestra cultura es común proyectar sobre determinados animales cualidades o defectos únicamente aplicables a los humanos. tal y como se refleja en las propias conversaciones sobre estos animales. cabras. concretamente en el mundo campesino. generándose así una visión antropocéntrica hacia el resto de las especies. Citado en Marcos Arévalo. cuando se encorva es porque es “flojo” o “perezoso”. diferencias individuales.

como ya se ha citado. En cambio. asimismo. el rango de mayor consideración hacia un animal estaría en la denominada “mascota”. La acepción a la que nos acogemos puede ser la de Marvin Harris: . pág. las invitamos a nuestros hogares. Dentro de la definición de mascota ostentan una situación de claro privilegio. adornamos y besuqueamos. M. incluso algún informante. las tratamos como si fueran miembros de la familia y las dejamos ir y venir a su antojo. donde la depresión hace presa de un sector importante de la población. cit.problemas a las personas. en lugar de desterrar a las mascotas de nuestro entorno. las estrechamos contra nosotros. nos hace una observación: “no lo llames mascota”. los animales. cada animal es distinto uno de otro. Las especies mascota son los contrarios lógicamente de las especies paria. que alimentan y cuidan. la presencia de animales de compañía es en si misma un apoyo para arremeter contra la soledad y el hastío que amenazan en determinados marcos como el de las grandes ciudades. Harris. aspecto a destacar cuando los aficionados se refieren a aquellos caballos que mueren. Este rango adquirido por el caballo hace que su mantenimiento. intentamos exterminarlas (como hacemos con las cucarachas o las arañas) y desterrarlas del entorno humano. las acariciamos. doma y cuidados se conviertan en algo muy especial para los aficionados. llámense “mascotas” o como queramos definirlos.” 29 Siguiendo la anterior definición. juegan un papel bastante más importante de lo que en un principio pudiera parecernos. se nos hace un observación en Arroyo de La Luz en relación al caballo: es más que una mascota. ahora bien. rascamos. 195-196 . no es como un perro. Ya hemos hecho referencia a la alta consideración y humanización del caballo en esta localidad. como animal que roza un rango superior en las atenciones y cuidados perpetrados por sus dueños.68 “Se trata de animales hacia los que las personas sienten cariño. En vez de ello. La siguiente cita de una revista local. A estas últimas no las alimentamos ni cuidamos. y con los cuales conviven voluntariamente. lo dice todo: 29. (1989) op. Sabemos que determinadas especies como los delfines y los perros se utilizan en terapias para enfermos con resultados evidentes. referida a los animales que han muerto. y las dedicatorias les confieren una dimensión casi humana.

y al ser tan inesperados y llamativos se nos quedan grabados en la memoria. incluido el “mejor amigo” del hombre: “El caballo es un animal que dicen que es el noble bruto. el que veías todos los días. que no es el cariño que se le 30. que tenga la mejor morfología. 9 . con el consiguiente temor de que este tenga un desenlace fatal. no es una animal cariñoso ni faldero. pág. “¡Mi caballo tiene cólico!”.69 . no. lleno de golpes y rozaduras. su entrega hacia ti.. dicen que no es inteligente. Y con esto no estoy haciendo referencia a un caballo muy bonito. Día de la luz. que supera en grado a lo que se entiende por mascota desde la óptica de muchos arroyanos. que sea económicamente caro. para nada (. y las satisfacciones que puede llegar a darte. despierta en el dueño del caballo una angustia sólo superada por la que cualquiera sentiría por un problema de salud de un familiar o amigo íntimo: “Somos humanos y casi siempre nos ponemos en lo peor. Centauro.Todavía más cuando es nuestro propio caballo el que se pueda encontrar en circunstancias parecidas”31 Esta consideración. 31. alimentabas y cuidabas. aquel compañero que te ha acompañado durante varios años.” 30 Del mismo modo.Y aunque pasen los años y los sustituyas por otros caballos él siempre va a estar ahí dentro de tu pensamiento. 6. aquel precioso alazán careto. ya que para mi personalmente lo que más valoro de un caballo es su nobleza. Rev. aun cuando en la mayoría de los casos esto no se produzca. el mejor caballo no es aquel que tenga esos factores anteriormente mencionados.. el que te ha sido siempre fiel y nunca te ha traicionado.“Pasan los días y te das cuenta de que te falta algo. Arroyo de la Luz (Cáceres) Abril 2004. Asociación “Virgen de La Luz”. hace que se establezcan claras diferencias entre el caballo y otros animales domésticos. porque un caballo bueno nunca se olvida y no es fácil de encontrar. que no tiene memoria. La verdad es que todos conocemos un caso parecido . nº 3. que sea de pura raza.) se deja montar por cualquier persona. que después de un día de marcha. apareció muerto por la mañana. pág. En Ese momento de angustias se nos viene a la cabeza lo que le pasó al caballo de nuestro amigo la primavera pasada. o que tenga la mejor doma. pero establece un vínculo personal que no es afectivo. el que ha compartido contigo tantas aventuras. la sospecha de que una animal pueda padecer un cólico. si es buen jinete la persona que lo monta. en la que disfrutamos a tope.

mujer 24 años.. es una relación personal con tu caballo. Harris. M. cit. (1989) op. acaban hablándoles a ellos también. Las terapias asistidas por mascotas también hacen furor en asilos para ancianos y clínicas. La siguiente cita de Marvin Harris está en relación con lo que queremos mostrar en relación al papel que en nuestro caso concreto puede aportar el caballo a su dueño en determinadas circunstancias: “Al introducir animales en los hospitales psiquiátricos. 24-02.. gatos y peces.” Arroyo de La Luz. Por ello.70 El papel de los animales domésticos como elementos que ayudan a disipar tensiones de índole psicológica está fuera de toda duda. cuando lo tienes trescientos sesenta y cinco días del año contigo... siempre he estao con eso y entonces es algo para mi que tiene mucho significao (. mujer 40 años. pág. una vez conseguido este avance. y que. y “sabe” como está tu estado de ánimo. se descubre que algunos pacientes que se niegan a hablar con personas lo hacen con perros. donde la soledad.. se le considera casi como una persona con la cual poder conversar. pero es otro tipo de cariño diferente. El siguiente testimonio de un arroyano nos ejemplifica la funcionalidad de este emblemático animal para casos de esta naturaleza: 32. hasta hacerlo parte esencial de su existencia desde la infancia. para mi el caballo es como algo que forma parte de mi misma (.) y afectivo todavía más. mi brazo. 219 . no se.32 Es por ello que uno de nuestros informantes nos hace saber que el caballo “te comprende”. los residentes de la clínica se relacionan más. mi mano y yo y un caballo. trascendiendo la mera afición: “. tanto con el personal como con los demás residentes”. es decir. dichos pacientes se vuelven más comunicativos hacia sus médicos y. que hay gente que llora por un perro.) yo soy un caballo. 26-02-04 . porque a un caballo lógicamente. la depresión. Tras adquirir una mascota. el aburrimiento y el ensimismamiento son problemas graves.04 La conexión con el caballo es parte de la vida de algunos aficionados. al final.puede tener a un perro... yo diría casi mental. pues lógicamente se le coge un cariño muy especial” Arroyo de La Luz.. es una relación.

me lo dio todo. tienes que salir de ahí. informarse acerca del caballo y las implicaciones de este animal con la fiesta local más emblemática.. de estar aquí contigo y acordarme del caballo e ir a sentarme y hablar con él. él camina.. y todas las mañanas. 24-02-04 Los aspectos beneficiosos del caballo como recurso terapéutico no acaban aquí. puede caminar.) Vamos al médico y me aconseja.” Arroyo de La Luz..) Y fuimos al psicólogo y tal y le dijo a mi mujer: ha abandonao una de las cosas... con una mezcla de interés y respeto.. es que él siente el movimiento. hombre 41 años.. y yo cogí depresión en el mes de octubre (. le echaba un poco de paja el que iba allí (.. tienes que salir de ahí.. Un día llevé a un amigo mío a verlo y lo tenía allí abandonao.. no.. yo tenía un caballo y me tiré dos meses sin ir a verlo. y le dijo el médico a mi mujer: que monte y que haga lo que tenga ganas (. venga pastillas e historias y a montar.. . Se nos comenta la gran conexión y magnetismo que se establece entre los niños con Síndrome de Down y este animal. o sea. 24-02-04 Con todo lo expuesto líneas arriba. me echó una mano bárbara un amigo caballista que tenía. por ahora. a mi aquel animal me dio. de levantarme todas las mañanas a las siete de la mañana e ir a montarlo. no es igual que se monte en una silla de ruedas. el siguiente testimonio lo dice todo: “¿tú sabes lo que puede dar un caballo a una persona que no camina? Es increíble. yo no iba a verlo..71 .“Yo hace cosa de diez años pues tuve una depresión muy grande. es que el caballo no es un motor...... pero con el caballo es que él siente sus piernas. a una silla de ruedas le das y vas donde quieras. siendo una gran ayuda en las terapias para estos chicos. mujer 40 años. una depresión ansiodepresiva y me recomendó el médico. Contamos con testimonios que nos hacen saber su papel a la hora de crear marcos de estabilidad psicológica en los procesos terapéuticos para personas con algún tipo de discapacidad. yo tenía entonces un caballo muy bueno. no. por el veintiuno de enero.· Arroyo de La Luz. yo me acostaba con la intención de montarlo. se entenderá el porqué de la especial amabilidad y atención que los arroyanos dispensan a todo aquel vistante forastero que desee. mira.. con el caballo camina.) y mi mujer me empezaba a decir. En lo referente a las ayudas proporcionadas a personas con discapacidad física..

72 Otra de las cuestiones que se tratan a la hora de evaluar el tratamiento hacia los animales de compañía.. yo he comío carne de caballo. no voy a comer. Harris... una yegua percherona de cría que sentimentalmente no me afectaba en nada. eso yo sí lo he comido. En este 33. 29-01-04 No obstante. se me muere un caballo de los míos y no me lo como. En la dehesa boyal se criaba y se cría ganado de carne pero su destino es el mercado del norte de España. ya que la humanización del caballo provoca que mucha gente se niegue taxativamente a consumir carne de equino. de mi Betty o de mi Cubana.. eso es algo ni tocarlo. hombre... es el rechazo a su consumo. El hecho de realizar esta distinción nos refleja cómo se establece el vínculo entre dueño y animal: “Una cosa es cuando con miras de carne. o una yegua de dos años que se mató por un accidente. yo tengo un amigo que se le murieron dos caballos y se murieron aquí en el pueblo y estaba la finca suya a diez kilómetros de allí y fueron los caballos del pueblo a enterrarse a la finca suya y se enterraron allí y aquello fue. se les da de comer los mejores bocados e incluso las mujeres no tienen inconveniente en amamantarlos con sus propios pechos. sin embargo. Nuestro caso es diferente. . crías un potro o una yegua en la dehesa. o de otro caballo mío. eso no es. ( 2002) op.. hombre 41 años.. se admite que se ha probado su carne pero siempre y cuando sea de un animal al cual no se ha visto ni se ha conocido y cuyos vínculos sentimentales con él no existen. con un semental percherón ¿no? y a los cinco o seis meses se mata el potro y se come el potro. M. pero no voy a comer por ejemplo del caballo mío. entre los tsembaga-maring de Papúa-Nueva Guinea. que acaben en el estómago de sus dueños33. se les acaricia. donde se trabajaba el equino. Se podría pensar que la humanización del caballo lo hace incompatible con el hecho de que su carne sea consumida. parece ser que la carne de los muletos era consumida con relativa asiduidad y mucho más la del “burranquino” o “bochi”. eso se entierra y eso se queda en casa... donde sí existe tradición gastronómica en la cual está presente la carne de caballo. Por ejemplo. un rito ¿me entiéndes?” Arroyo de La Luz. cit. También se nos habla de una carnicería en Cáceres capital. se les mima. En otros casos. ello no impide. los cerdos se crían como auténticas mascotas. eh..

no era frecuente su utilización pero se nos dice que en determinadas circunstancias. consumiendo la carne de la cría antes de ser destetada. al no poder darle la leche caliente al potro. cuando la burra paría. . una de las formas de comensalismo que se generaba entre los jornaleros era. se dejaban las crías en el tinajón y después. En el caso de la leche de yegua.73 . había quien la consumía.último caso. se sacaban las yeguas paridas el Día de La Luz. reuniéndose en un bar los ocho o diez amigos para dar cuenta de la misma.

Este fragmento de poema publicado en una revista local lo dice todo: “Quiero que patees la dehesa en tu caballo campero Debes recorrer los trigos Y patear los barbechos. el trasfondo de las fiestas puede tener implicaciones ecológicas. evolución y significados . En estas fechas.74 Como anotamos en la introducción. y donde con posterioridad se protagonizan carreras competitivas entre los empleados de las fincas y demás personas de la localidad. Por ello. incluyendo aquellos que son propios de la zona. La dehesa suele ser también escenario donde los jóvenes. al campo y al estado de las cosechas y animales. como las charcas. Cuídame mucho las charcas En los veranos resecos” . 271) Son momentos en los que de forma simbólica se toma pulso.. se dejan entrever sentimentalmente en la población los días previos a la esperada fecha. fundamentales para los animales como se ha reseñado. las plantas protagonizan con su presencia muchos de estos actos rituales. En nuestro caso.11_El Día de La Luz.) . la plenitud de la primavera y la exaltación de la naturaleza (Acosta Naranjo. y la propia dehesa era el marco donde la sociabilidad se hacía notar en los momentos previos a la bajada de La Corredera con los caballos y bestias. son las ramas de encina las que solían engalanar lo carruajes el Lunes de Pascua.. las tardes de primavera previas al Lunes de Pascua. señalando. animlaes. Elementos típicos y cruciales del agroecosistema de la dehesa. y dada la importancia de la dehesa boyal. por decirlo de alguna manera. como en el caso de las celebraciones que coinciden con la Semana Santa o inmediatamente posteriores. “entrenan” sus caballos para que estén a punto durante la bajada por La Corredera. tendrán gran protagonismo los elementos relevantes para el desenvolvimiento económico de los lugares concretos (cultivos.

en relación a esto. Los usos agrícolas casi han desaparecido. algo muy negativo para unos montes huecos muy longevos. Hoy día. su dimensión simbólica ya no es evidentemente la misma que en las etapas de vigencia de la agricultura y ganadería tradicionales. y como hemos visto. se encuentran viejos y bastantes de ellos decrépitos. hay una sobrecarga ganadera considerable que provoca problemas de desertización en bastantes lugares. muy abundantes.pVista de la Dehesa de La Luz (dehesa boyal arroyana) Esa dimensión simbólica de las encinas quedaba reflejada ante el hecho de que las ramas cortadas de la dehesa boyal eran el único adorno vegetal de dichos carruajes y ciertos animales.75 . pastan yeguas pertenecientes a los vecinos junto con sementales para producir equinos de carne. a pesar de los intentos de las instituciones públicas por reorientar el papel de la dehesa boyal. perjudica aún más a las encinas. Lo único que actualmente se mantiene en la dehesa son las cabezas de ganado vacuno. Por otra parte. como los burros. hay quien piensa que se debería poner en marcha . la cual no existe en la dehesa. el manto de hierba es raso debido al trasiego de gente y los pies de árboles. cruciales en las economías más modestas. de hecho. según algún informante octogenario. con los problemas añadidos de sobreexplotación. La falta de labores del suelo. aunque producen suficiente cantidad de bellota para el mantenimiento de cierta cabaña porcina.

.. De igual manera.una selección mejor. En resumen. concretamente en el “botellón” que se ha generado en La Corredera y en torno al comensalismo generado en los últimos años consumiendo productos de la tierra. se genera un marco de contacto social entre este último grupo de personas sin que para muchos de ellos la propia bajada de los jinetes en La Corredera sea el elemento central: “Yo creo que hay mucha gente que no ha ido nunca. la crisis de la agricultura tradicional provoca que para muchos participantes en la esperada fiesta la sociabilidad se reoriente de otra manera y en otro espacio. R. por lo que los espacios testigo de lo que acontece ese día como la dehesa de La Luz. o bien en bares e incluso discotecas hasta altas horas. cada vez hay más gente que participa o es testigo de lo que acontece el Día de La Luz.N..) y de ir el año pasao porque se hace el botellón . emigrantes. cuyas ocupaciones laborales nada tienen que ver con el mundo agropecuario (estudiantes. nunca a La Corredera. cobran una dimensión de significado más secundaria para ellos. chicos jóvenes que no les gustaba (.76 pLa mecanización del campo y las consecuencias socioeconómicas que se derivaron de ella han proporcionado nuevos significados a la fiesta de Las Carreras Foto: Jorge Armestar. Fotógrafos En esta nueva realidad. .. trabajadores liberales y funcionarios que ejercen fuera del pueblo).

los trabajadores del campo y demás personal a su servicio podían hacer uso de los animales del dueño durante la celebración. . hombre 40 años. 24-02-04 Una de las ocupaciones básicas del medio ecológico de la comarca ha sido el pastoreo. únicamente contaban con la inestimable ayuda del burro. el ganado ovino ha sido fundamental en unas zonas poco agradecidas para la agricultura. el poseer caballos implicaba poseer resortes para orientar las posibilidades de salida económica. eran los que establecían relaciones económicas con los que no poseían yuntas de mulas ni caballos y eran contratados por ellos. quien los tenía. pero generadoras de pastos aprovechables por los rumiantes. no sólo engalanándolos y exhibiéndolos en la “carrera” sino también permitiendo a los que se encontraban en una posición subalterna dentro de las relaciones de producción. En aquellos momentos. En primer lugar. pero que incluso pasan olímpicamente de los caballos.77 . produciéndose al unísono una confraternización entre grupos claramente diferenciados socioeconómicamente. el frite o caldereta es de consumo incluso masivo el Lunes de Pascua. El Día de La Luz proyectaba antaño la estructura socioeconómica de la localidad a través del caballo. elemento articulador de una economía condicionada por el acusado minifundismo como hemos tratado de analizar. Los labradores que poseían tanto caballos como las yuntas de mulas que desarrollaban sus labores en otros términos municipales. pastores y demás sectores socieconómicos. los grandes propietarios hacían gala de su posicionamiento económico exhibiendo los caballos como parte de los amplios resortes que les permitía su holgada posición. reflejando pues la nueva realidad socioeconómica. Hoy día. siendo el consumo directo algo prohibitivo y reservado para ocasiones especiales como el Día de La Luz. lo reflejaba el Lunes de Pascua.” Arroyo de La Luz. el cual también se hacía protagonista en la bajada de La Corredera. y por tanto con los que convivía día a día. La economía de la oveja se basaba tradicionalmente en la venta de sus derivados y los corderos. Al mismo tiempo.y porque sus amigos se lo pasan de miedo allí comiendo y bebiendo y de juerga. igualmente se configuraban como un grupo representativo y numeroso al ser los que dependían de los équidos como medio de transporte.

el “elitismo” que pudiese haber en torno al caballo se reflejaba en que no era un animal al alcance de todos y el que los poseía. El rasgo fundamental de la economía arroyana en las etapas del mundo agrario preindustrial está fuertemente condicionado por ese minifundismo. Se nos dice que el Día de La Luz era prácticamente el único evento festivo en el que el personal que trabajaba para aquellos pocos que podían permitirse mantener varios caballos. Era. a los que ostentaban distinto papel en la organización del trabajo.78 montarlos para ser partícipes también de una fiesta en la cual el caballo era el elemento distintivo de la realidad local por ese papel de articulación de la organización socioeconómica. como hemos referido. articulaba las relaciones de producción. se hacían notar en eventos de este tipo. En el Día de La Luz. los grandes propietarios. plasmaban así directamente su privilegiada situación y los labradores la forma de dar salida a las escasas maniobras que permite un pueblo con escaso terreno para el aprovechamiento agrícola. pero marcan un distintivo económico y social. amen de su capacidad para movilizar a la población carente de medios y resortes tecnológicos. en torno a los caballos. ya que muy pocos podían permitirse exhibir un coche de caballos.. No son ocupaciones relacionadas con el campo. Es por ello que otras . En aquellos años. se podía producir una cierta inversión simbólica de la realidad haciendo iguales ritualmente. Algunas profesiones liberales que han gozado generalmente de gran prestigio y reconocimiento social. los caballos. más aún por puro placer. En unos casos. de ahí el protagonismo y la carga simbólica del ganado equino y la presencia de los sectores socioeconómicos que ostentan mayores y menores resortes en ese entramado. con sus poses elegantes y sus veloces carreras aglutinaban el sentido de poder económico y social para el que los poseía. como es el caso del médico del pueblo. sobre todo en una época donde gran parte de la población no tuvo acceso a una formación académica. pues habitual. el caballo se convertía de forma muy evidente en un elemento que denotaba esa posición. En este caso. De esa forma. que los obreros salieran con las mulas de los patrones y que los grandes propietarios dejaran sus caballos a los mayorales y obreros de confianza. les dejaran montarlos.

Dichos “gremios” integraban a miembros de profesiones concretas (zapateros. Uno de los elementos simbólicos que en esos años tenía gran importancia era la Dehesa de La Luz como bien comunal en la cual decenas de jornaleros sin tierra encontraban cierta salida frente a los condicionantes del minifundismo. . no relacionadas directamente con las actividades agrícolas y ganaderas. como hemos anotado.profesiones. sino en otros eventos festivos como Las Candelas. La pérdida de importancia de este bien hace que la sociabilidad se configure de otras maneras. cambia. A . con la crisis de la agricultura y ganadería tradicionales. que en la localidad se agrupaban en los llamados “gremios”. Pero otro de los cambios que se llevan a cabo al calor de la decadencia de la agricultura tradicional es el derivado de la mecanización y sus secuelas: la desaparición de la amplia cabaña ganadera de mulas y el desplazamiento asimismo del caballo de las labores agrícolas y el transporte. R. en base a la información que hemos podido recabar. Fotógrafos El trasfondo ecológico y socioeconómico del Día de La Luz. no tuvieran un protagonismo relevante el Día de La Luz. herreros y alfareros entre otros) y solían hacerse notar en las fiestas mediante canciones.N.79 pAspecto de La Corredera durante los momentos de la bajada de los jinetes Foto: Jorge Armestar.

Revista Día de la Luz.. originó en su tiempo el nacimiento de las carrozas. si no hubiera sido por la presencia de las carrozas en esos años.. las carrozas son un elemento que refuerzan a nivel ritual el sentimiento festivo de este día. Lo habitual era que grupos de amigos confeccionasen las carrozas costeándose ellos el material. en la Corredera. la fiesta hubiera muerto. Actualmente. Dichas carrozas fueron y serían las encargadas de sostener y conservar el Día de La Luz”. Arroyo de La Luz (Cáceres). donde a menudo se les invitará a tomar un trago.80 ello. La carroza “tradicional” se adornaba con palmeras pero estas evolucionaron hacia las actuales. con su colorido. la decadencia del Día de La Luz durante los primeros años tras la reconversión agrícola. En ese sentido. con su parafernalia incluida y con canciones del grupo Barón Rojo como telón de fondo). durante la segunda mitad de los años setenta.34 Precisamente. Las carrozas proliferaron abundantemente en esas fechas hasta que en la actualidad la presencia de caballos cobra importancia incluso de forma masiva ante una realidad en la cual la posesión de uno de estos animales. ya no es un privilegio para unos pocos. sustentando motivos relacionados con temas y personajes emanados de los medios de comunicación y elementos ya completamente alejados de la agricultura y la ganadería ( en la edición del 2004 una de las carrozas “reivindicaba” la música rock.. pág. resulta crucial para entenderla desde la óptica actual. culmina en la actualidad con la creación de una Asociación de Carrocistas que potencia una forma de vivir la fiesta que. hasta el punto de que según algunos informantes. abril 2006. aunque menos mediática que la bajada de los caballos por La Corredera. 5. una de las principales razones por las que surgen las asociaciones centradas en el caballo es la recuperación del protagonismo de estos animales en el Día de La Luz. aunque costosa. tampoco se oían los crujidos de los ejes de los carros. La importancia adquirida por las carrozas en el Día de La Luz a partir de las transformaciones tecno- lógicas del campo desde los años sesenta del siglo XX. Según explica su presidente. Lo que en realidad estaba ocurriendo era un 34. el Día de La Luz cobró cierto sentido agónico por la escasez de jinetes que participaban. eligen el “tinao” donde se procederá a su construcción y buscan el tractor que la paseará el anhelado Lunes de Pascua. incluso de desecho. en otros tiempos engalanados con palmeras y pañuelos (. . se le une el proceso migratorio que se da en nuestra región en los años del tardofranquismo.) La aparición de tractores. Para realizarlas. hizo surgir el fenómeno de las carrozas hasta ser lo que es hoy: “Cada año había menos y menos caballos que salieran a la “Corredera”. Grupos y pandillas de amigos buscan materiales. Este recorrido realizará paradas en ciertos lugares emblemáticos como Las Cuatro Esquinas hasta llegar a la plaza. con sus respectivos remolques.

R.punto de inflexión ente la realidad que se veían reflejada simbólicamente hasta entonces.81 pEl humor es una nota predominante durante la exhibición de las carrozas en el Día de La Luz Foto: Jorge Armestar. R.N.N. Fotógrafos . y las nuevas transformaciones socioeconómicas que le darían una dimensión diferente al Día de La Luz. Fotógrafos . pLas carrozas son un elemento de gran centralidad durante la celebración del Día de La Luz Foto: Jorge Armestar.

Con la mejora de los niveles de vida. R. Su dimensión actual se deja entrever durante el Día de La Luz Foto: Jorge Armestar. donde la promoción personal es un hecho que en tiempos precedentes estaba vetada a mucha gente. . Por lo tanto. Fotógrafos Esa dimensión de la fiesta provoca que para algunos participantes experimentados. razón por la cual centenares de ellos se exhiben este día. el comportamiento competitivo que se deja entrever en algunos jinetes está más relacionado con los “piques” individualizados que con el reflejo de una realidad socioeconómica en la cual el caballo articulaba unas relaciones de producción que ya no existen o se han visto sensiblemente modificadas. De ese modo. es posible que el sentido competitivo que se escapa con los caballos sea una reflejo del individualismo imperante en la nueva realidad. Con ella.N. el caballo se convierte en un elemento meramente recreativo. En este caso. el caballo aun siendo un pasatiempo caro. el más del centenar que bajan la Corredera en las etapas actuales es un reflejo de esa nueva realidad. jugando un importante papel en su manejo como hemos citado los picaderos. y se anhelan en cierta medida las etapas donde el Día de la Luz reflejaba más . no es un signo de riqueza ni de prestigio social.82 pEl caballo ya no es el símbolo elitista de antaño. la misma esté cobrando una orientación equivocada.

83 pEspectacularidad y riesgo generan momentos intensos durante la bajada de los caballos por La Corredera Foto: Jorge Armestar. eran los que se hacían . lo cual no significa que no existieran: “Antiguamente se disfrutaba más de la fiesta.N. el nivel de vida. que era la fiesta con la gente. no siendo tan frecuentes o protagonistas los “piques”. corrían por la ermita y creo que todas esas cosas se están perdiendo y creo que no deberíamos perder lo que es la tradición esa(.. como elemento articulador de los procesos de trabajo.. paseaban con los caballos por la ermita.” Arroyo de La Luz.un sentido de “communitas”. porque hay mucha rivalidad entre personas que antes tenían mucho. como la vida ha cambiado. eran muy pudientes. el nivel adquisitivo ha cambiado. R. Fotógrafos En definitiva. reflejar una situación de “communitas” entre los distintos grupos sociales. los labradores.) sigue habiendo muchos piques y se está perdiendo mucho de lo que es la fiesta por esos piques.. no solamente era el mismo Día de La Luz. que ahora. hace décadas. sino que había un mes o mes y medio antes que era un preámbulo. 29-01-04 . hombre 34 años. pudiendo.. al mismo tiempo. la fiesta era una fotografía de la estructura socioeconómica de la población y su división del trabajo. En el desarrollo de la celebración. con los caballos que iban a misa.

muy pocos.84 Dentro de la actual masificación de la fiesta. Conocemos casos de algún emigrante arroyano afincado en Argentina que ha contactado de este modo con el Día de La luz y consecuentemente con su pueblo natal. diez o quince. 25-02-04 . los emigrantes señalan en el calendario el Lunes de Pascua y procuran volver para no perder contacto con su horizonte cultural. como tiene un perro cualquiera. La capacidad de las fiestas para catalizar la conciencia de pertenencia a un grupo. Igualmente. En la edición del 2004 del Día de La Luz. y el único que resistió allí ese día fui yo y mis hijos. que no me acuerdo yo cuántos salimos.. Una de las cuestiones que se dejan entrever en los rituales de distintas culturas. pero entonces éramos menos ahí en La Corredera. los mas experimentados. un labrador jubilado de 75 años bajaba y subía La Corredera durante las . Año tras año. labrador jubilado. Ahí ha habido un año que saqué yo a mi hijo el pequeño. el Día de La Luz es un marco de contacto entre familiares y amigos que por razones laborales no coinciden durante buena parte del año. a través del cual los emigrantes que difícilmente pueden acercarse a la localidad cada Lunes de Pascua. pueden sentir más cerca su presencia e incluso conocer la evolución y los pormenores de la fiesta..notar por el hecho de poseer caballos y por lo tanto por ser la base que organizaba las relaciones de producción: “Me alegro que to el que pueda tenga un caballo.” Arroyo de La Luz. y consecuentemente los que han observado la evolución del evento año tras año. la madurez de un niño es observada al bajar La Corredera. y en nuestro caso no es una excepción. 74 años. década tras década incluso. merced a la facilidad de los transportes y a la difusión de la misma con su nombramiento de Fiesta de Interés Turístico Regional. Igualmente. al principio a lomos del caballo junto a su padre y posteriormente con un potro que él mismo ha domado hasta convertirse en muchos casos en un jinete experimentado. el centro de atención pueden también llevárselo los corredores de más edad. es el carácter iniciático de los mismos. se canaliza igualmente desde nuevos recursos tecnológicos como internet. El paso de la pubertad a la edad adulta se refleja el Día de La Luz a través de los niños que participan en Las Carreras.

hay quien nos hace saber que el papel de la mujer no ha sido tan subalterno como podría parecer ni siquiera en los tiempos donde la estructura patriarcal estaba más arraigada: “.. siendo vitoreado y animado por los presentes y convirtiéndose en foco de atención. R. la mujer también es participante directo en la bajada de La Corredera.. y . la mujer siempre ha sido superimportante aunque en la sombra. aunque su papel fuese relevante en la preparación de otros pormernores de la celebración. y acorde con la nueva realidad. pLa bajada de La Corredera a lomos de un caballo se configura como un rito iniciático para los adolescentes. aquí en Arroyo.N. con lo cual. no hay una segmentación de ese tipo. una cultura eminentemente patriarcal se dejaba entrever en este día emblemático.. valiente. pero siempre. era la que dirigía la casa. Fotógrafos Los roles de género aparecen reflejados igualmente en la celebración y en este caso. la que iba a los bancos. siendo los hombres los que hacían la bajada con los caballos mientras la mujeres representaban el papel de espectadoras. No obstante. la que organizaba. la mujer de Arroyo ha sido independiente.85 .. El paso de la pubertad a la edad adulta se ritualiza durante Las Carreras Foto: Jorge Armestar.horas previas a la bajada de los jinetes. En la actualidad. la que llevaba toda la economía de una manera subyacente aunque estuviera debajo del marido.

. a la familia. equiparable en la actualidad al de los varones . recibir a los amigos. el frite... hacer eso.. ya te digo..” Arroyo de La Luz. en la calle las mujeres son muy recientes. mujer 40 años. 24-02-04 .bueno. De Malpartida.. en la calle. la fiesta es muy reciente. se plasman durante el Día de La Luz gracias al protagonismo de las mujeres durante las carreras.86 pLos significativos cambios en los roles de género experimentados en una cultura tradicionalmente patriarcal. se venía gente de medio Malpartida a casa a comer. la cocina. guisar. venían gente de otros pueblos.

87 . novia. Prepara ya el refajo. dejando de lado enfoques desde un prisma propiamente científico.. Con rosicleres y veneras. Sólo así contribuiremos al conocimiento de la realidad cultural de nuestra región y. y que supere la búsqueda de unos orígenes que en la mayor parte de los casos enfrascan la discusión en cuestiones indemostrables.A pesar de todo. esposa. ¡lo que quieras! Que el Lunes de Pascua salgo A caballo en La Corredera. Que mañana hay que dar la talla A caballo en La Corredera “ Con estas líneas. el fragmento siguiente de una poesía publicada en una revista local. es bastante explícito en torno al clásico papel de los géneros de cara a lo que en un caso y otro deben representar en una realidad de tradicional supremacía masculina: “Prepárame la ropa madre.. por una parte. pretendemos contribuir al estudio de los rituales festivo-simbólicos de Extremadura desde una óptica que trascienda lo descriptivo. a ser conscientes de quiénes somos. Que el lunes irás conmigo A lomos de nuestra yegua Prepárame la ropa. . las mantas y. en definitiva. Con la camisa más nueva.

88 Contreras. J. Un estudio antropológico de la alimentación en las distintas culturas: los alimentos buenos y malos de cada civilización. Los enigmas de la cultura. A.12_BIBLIOGRAFÍA Acosta Naranjo. Revista de Estudios Extremeños. Acosta Naranjo. guerras y brujas. . Vol. Dehesa y tierras calmas. Caro Cerro. Colección Mesto. Centro de Desarrollo Comarcal de Tentudía. (2002) “Ecología. 1955-2005. (1990) Antropología cultural. Exmo. Antropología Social de la dehesa. Alianza editorial . S. Taurus. (1999) Vacas. cerdos. Amaya Corchuelo. M (1989) Bueno para comer. R. Madrid. “Los grupos domésticos: Estrategias de producción y reproducción. AA. Madrid.. Madrid. (2005) Vegaviana. Madrid. (2002) Los entramados de la diversidad. II República y consecuencias de la Guerra Civil en Arroyo del Puerco (1931-1940). García Carrero. (2003) J. Cuadernos monográficos de Tentudía. (2001).”En: VV. Ayuntamiento Arroyo de La Luz. R. Campos de la memoria. Ayuntamiento de Vegaviana. I. Alianza editorial.. F. (1991) Antropología de los pueblos de España. Harris. L. Alianza editorial. Nº I. Los agroecosistemas tradicionales de Tentudía. Diputación Provincial de Badajoz. Memoria de la tierra. Díaz Aguilar. santoral y rituales festivos en Pallares y su entorno”. Colección Raíces.

Siglo XXI ed. (2005) Sostenibilidad y futuro. Universidad de Sevilla. Riesco.Marcos Arévalo. Arroyo de la Luz. (2003) Los animales en la cultura extremeña. (1991) “Identidades y rituales”. Carisma Libros. AA. Bienes etnológicos y memoria social. (1997) “Antropología económica: estado de la cuestión en Andalucía”. Departamento de Historia Contemporánea. Servicio de publicaciones. Universidad de Madrid. Tomo LVIII.89 . En: VV. Moreno Navarro. Revista de Estudios Extremeños. J. Junta de Andalucía Parra Robledo. funciones y significados de los animales en los rituales festivos (La experiencia extremeña). Turner. (1999) Las hermandades andaluzas: una aproximación desde la antropología. V. La progresiva privatización de los bienes comunales en el norte de Extremadura (1790-1843). E. Anuario Etnológico de Andalucía 1995-1997. 1980 (1967) La selva de los símbolos. sujetos e ideas. Estudio de la ordenación y desarrollo local. . Consejería de Cultura. Palenzuela Chamorro. (2008) Objetos. Ayuntamiento Arroyo de La Luz. Antropología de los Pueblos de España. Sevilla. (2002) “Roles. Ayuntamiento de Badajoz. Nº II. P. I. S.