P. 1
DT1 TEMA11

DT1 TEMA11

|Views: 698|Likes:
Publicado porpcrobla

More info:

Published by: pcrobla on Jan 10, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/04/2013

pdf

text

original

UNIDAD

11
E

Perspectivas caballera y cónica. Representación de objetos

sta Unidad se divide en tres apartados. En el primero se desarrolla la perspectiva caballera. Se plantean las características del sistema, sus ventajas y desventajas frente al isométrico, y la influencia de la elección del punto de vista y la reducción en el aspecto de la perspectiva. A continuación se trata la representación de los elementos básicos, y la representación de polígonos y circunferencias situadas en los planos coordenados. En el segundo apartado se presenta el nacimiento y evolución histórica de la perspectiva cónica, facilitándose un método de construcción de perspectivas frontales u oblicuas de objetos a partir de su representación diédrica. El tercer apartado plantea la representación de objetos, cuyas caras son paralelas a los planos coordenados en diédrico, isométrico, caballera y cónica simultáneamente. Se plantea, en primer lugar, un proceso de análisis del objeto basado en su descomposición en los volúmenes fundamentales, y a continuación se estudia la representación de éstos. Los objetivos que nos proponemos alcanzar con esta Unidad son: 1. Ser capaz de representar puntos, rectas, planos y figuras planas en perspectiva caballera. 2. Conocer el nacimiento y evolución de la perspectiva cónica y sus fundamentos. 3. Ser capaz de representar los volúmenes fundamentales y objetos sencillos en los sistemas diédrico, isométrico, perspectiva caballera y perspectiva cónica.

236

Perspectiva caballera Representación

Características Coeficiente de reducción Ángulos y reducciones Fundamentos Experimentación

Punto, recta y plano Figuras planas situadas en planos paralelos a los coordenados

Perspectiva cónica Representación

Frontal y oblicua Poliedros a partir de su representación diédrica

Evolución histórica

Representación de objetos Diédrico, axonométrico y cónica Representación de los volúmenes fundamentales

Representación de objetos que tienen sus caras paralelas a los planos coordenados

ÍNDICE DE CONTENIDOS

1. PERSPECTIVA CABALLERA: FUNDAMENTOS Y REPRESENTACIÓN DEL PUNTO, LA RECTA, EL PLANO Y FIGURAS PLANAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.1. Fundamentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.2. Características y utilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.3. Coeficientes de reducción y dirección del eje Y . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.4. Elección de la dirección y del coeficiente de reducción del eje Y . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.5. Representación del punto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.6. Representación de la recta. Rectas paralelas al plano XZ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.7. Representación del plano. Planos paralelos al plano XZ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.8. Representación de polígonos situados en los planos coordenados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.9. Representación de circunferencias situadas en los planos coordenados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2. PERSPECTIVA CÓNICA: FUNDAMENTOS Y CONSTRUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.1. Fundamentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.2. Evolución histórica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.3. Perspectiva cónica oblicua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.4. Perspectiva cónica frontal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS EN DIÉDRICO, ISOMÉTRICO Y CABALLERA . . . . . . . . . . . . . . . . 3.1. Representación de objetos. Cuerpos fundamentales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.2. Representación del prisma recto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.3. Representación de la pirámide regular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.4. Representación del tronco de pirámide . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.5. Representación del cilindro recto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.6. Representación del cono . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

238 238 239 240 241 242 243 244 244 246 247 247 249 252 254 255 255 255 258 259 260 261

237

UNIDAD

11

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

1. Perspectiva caballera: fundamentos y representación del punto, la recta, el plano y figuras planas
1.1. Fundamentos
Z

π

Z’

X Z’ O O’ X’ Y X’

Y’

Y’

Ilustración 1

La perspectiva caballera es un caso particular de la axonometría oblicua, en la que el plano del cuadro se dispone paralelo o coincidente con el plano XZ. Los ejes X, Z quedan, pues, paralelos o contenidos en el plano del cuadro y el eje Y perpendicular a él. Dispuesto el objeto con sus caras paralelas a los planos coordenados, su representación (Ilust. 1 izquierda) se realiza mediante dos proyecciones sucesivas: 1º El objeto se proyecta ortogonalmente sobre los tres planos coordenados. 2º El conjunto así obtenido se proyecta oblicuamente según una dirección cualquiera sobre el plano del cuadro, obteniéndose (Ilust. 1derecha) la perspectiva caballera del objeto (proyección directa) y sus tres proyecciones axonométricas referidas a los ejes axonométricos X’, Y’, Z’. Si se dispone el plano XY en lugar del XZ, paralelo o coincidente con el plano del cuadro y se efectúan idénticas proyecciones, la proyección directa obtenida se llama perspectiva militar del objeto. Estos dos tipos de representación axonométrica oblicua (Ilust. 2) constituyen la llamada axonometría frontal. En la práctica se utilizan representaciones de objetos definidas por: • • La perspectiva caballera o militar del objeto y una de las tres proyecciones axonométricas, como se presentan en la Ilust. 2. La perspectiva caballera o militar del objeto, exclusivamente. 238

Z’

Z’

X’

Y’ X’ Y’

PERSPECTIVA CABALLERA
Ilustración 2

PERSPECTIVA MILITAR

1.2. Características y utilidad
En la Ilust. 2 puede verse que los objetos representados presentan caras paralelas al plano XZ en perspectiva caballera y XY en militar, que mantienen su forma y su tamaño al ser proyectadas. Por tanto, se pueden medir directamente las longitudes y ángulos de dichas caras, pero no los del resto de la figura, que aparecen deformados. Por otra parte, la perspectiva caballera o militar del objeto permite hacerse una idea bastante precisa de su forma, a pesar de que ésta presenta un aspecto poco natural. De ahí las características del sistema: facilidad de construcción de la perspectiva si se sitúan las caras más complejas (especialmente las que presenten arcos) paralelas al plano XZ en perspectiva caballera y XY en militar y facilidad de comprensión de la forma del cuerpo bajo un aspecto poco natural. La facilidad de construcción de este tipo de perspectivas a partir de la representación diédrica, especialmente si el objeto presenta muchos planos paralelos a los planos XZ ó XY, es la característica que lo diferencia del sistema isométrico, cuyas aplicaciones comparte. La perspectiva militar tiene numerosas aplicaciones en arquitectura y urbanismo, por la mayor importancia que toman las dimensiones horizontales frente a las verticales, en la representación de ciudades, distribuciones de pisos, organización de los volúmenes de edificaciones y de sus espacios anexos ... 239

UNIDAD

11

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

1.3. Coeficientes de reducción y dirección del eje Y
Z Z’ d Z’

π

X X’ O uy A’ Y’ Y’
ILustración 3

u β A Y A’ uy β O u (A)

X’

En la Ilust. 3 izquierda puede verse un triedro OXYZ, cuyo plano XZ coincide con el plano del cuadro π . El eje Y, perpendicular al cuadro, se proyecta sobre él en Y’, según la dirección d. La unidad u, dispuesta sobre el eje Y, se proyecta reducida como uy y ambas son los catetos del triángulo rectángulo OAA’, cuya hipotenusa es la recta proyectante AA’, que forma un ángulo β con el cuadro. En la Ilust. 3 derecha se puede ver el triángulo OAA’ abatido sobre el cuadro como O(A)A’, su construcción permite obtener la unidad reducida uy a partir de la unidad u y el ángulo de incidencia β, o viceversa. El coeficiente de reducción cy del eje Y será c y = uy = cot g β , y para los otros ejes cx = cz = 1. u

π Y’

Z Z’ Y’ Y’

Z’ Y’

Y’ X X’ O Y’ ϕ A Y’ Y’ Y’ Y’
Ilustración 4

Y’ A’ Y’

β

O Y Y’ Y’

X’ Y’

240

Si por el punto A se trazan todos los rayos proyectantes posibles que forman un ángulo β con el cuadro, estos definen un cono (Ilust. 4). El eje Y’ pasa por O y A’, por lo que puede adoptar todas las direcciones del plano. Se indica la dirección del eje Y’ mediante el ángulo ϕ que forma con el eje X’.

1.4. Elección de la dirección y del coeficiente de reducción del eje Y
Para realizar la perspectiva caballera de un objeto se comienza decidiendo la dirección del eje Y, de acuerdo con la posición del punto de vista que se desea adoptar. La Ilust. 5 informa sobre el aspecto de la perspectiva para ángulos del eje Y de 45º, 135º, 225º y 315º. Los ángulos que más se emplean son los de 210º, 235º y 240º, porque sitúan el punto de vista en la primera región (vista) y porque facilitan el empleo de la escuadra y el cartabón en la construcción de la perspectiva.

Z

Z Y Y

135º X Z Z

45º X

225º 315º X X

Y
Ilustración 5

Y

En la Ilust. 6 se puede observar la influencia del coeficiente de reducción en la naturalidad de la perspectiva. La elección del coeficiente cy = 1 da un aspecto desproporcionado, alargando los objetos en el sentido de la profundidad. En cambio el coeficiente cy = 0,5 da un aspecto más natural.

241

UNIDAD

11
Z Z Z

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

X

X

X

Y cy = 0,5

Y c y = 0,7
Ilustración 6

Y cy = 1

Sin embargo, necesidades prácticas de la representación pueden aconsejar un coeficiente distinto, que con un aspecto menos natural, favorezca la legibilidad de la perspectiva. Los más recomendados son los decimales: 0,5 - 0,6 - 0,7 o los fraccionarios: 1/ 2 - 2 / 3 - 3 / 4.

1.5. Representación del punto
Z P C A3 A A2

A (4, 3, 4) O uy u N Y Q B
Ilustración 7

M X

B (-3, -2, -3) C (1, -2, 2) Coordenadas en cm

A1

Un punto A se representa mediante su proyección directa A’ (perspectiva caballera del punto A) y sus tres proyecciones axonométricas A’1, A’2, y A’3. En la práctica se prescindirá de las primas y se representará el punto A mediante su proyección directa A y una de las axonométricas. Se prescindirá también de las primas en la notación de los ejes y del origen de coordenadas. 242

El coeficiente de reducción se introduce de modo que se puedan obtener gráficamente las medidas reducidas a partir de las reales. Así (Ilust. 7), sobre la prolongación del eje Z se lleva la unidad u, y sobre el eje Y la unidad reducida uy, ambas a partir del origen O. Para representar un punto a partir de sus coordenadas (x, y, z) se construye el ortoedro de referencia de éste. Las longitudes de los tres primeros lados (coordenadas del punto) se sitúan sobre los ejes X, Z, sin reducir y sobre el eje Y reducidas. En la Ilust. 7 se han representado los__ puntos A, B, C. Por ejemplo, para __ __ representar el punto A se llevan OM = 4 cm, OP = 4 cm sobre los ejes X, Z y OQ = 3 cm sobre la prolongación del eje Z. La paralela por Q a la recta que une los extremos __ de u y uy, permite obtener el lado ON del ortoedro (coordenada reducida del eje Y) __ como cuarta proporcional de u, uy, OQ . Al completar el ortoedro se obtiene A.

1.6. Representación de la recta. Rectas paralelas al plano XZ
Z Wr r A Vr Hr3 Hr2 Hr Hr1 s t2 r2 r t Z s2

r1 Y

A1

X

X

Y
Ilustración 8

s1

Una recta r se representa mediante su proyección directa (perspectiva caballera de la recta) y sus tres proyecciones axonométricas r1, r2 y r3. En la práctica se representará mediante su proyección directa y una de las axonométricas. En la Ilust. 8 izquierda se ha representado una recta r y un punto A de ella. De acuerdo con la condición de pertenencia de un punto a una recta, dos proyecciones A y A1 del punto están contenidas en las proyecciones homónimas r y r1 de la recta. Las rectas paralelas al plano XZ (Ilust. 8 derecha) presentan sus proyecciones directa y vertical primera en verdadera magnitud.

243

UNIDAD

11
α2
Wr Vr A

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

1.7. Representación del plano. Planos paralelos al plano XZ
Z Z A2 B2 C2

α3
A r

B C D2

α3
A1

E2 X E Hr Y D X

r1 Y

α1

α1

Ilustración 9

Un plano α se representa mediante sus tres trazas con los planos coordenados. Éstas definen un triángulo, llamado triángulo de las trazas, cuyos vértices están en los ejes coordenados. Sólo dos trazas son suficientes para definir un plano, pues la tercera queda determinada por las intersecciones de éstas con los ejes. En la Ilust. 9 izquierda se ha representado un plano α, una recta r contenida en él y un punto A de ella. De acuerdo con la condición de pertenencia de una recta a un plano, dos trazas Hr y Vr de la recta están contenidas en las homónimas α1 y α2 del plano. De acuerdo con la condición de pertenencia de un punto a un plano las proyecciones A y A1 del punto están contenidas en las proyecciones homónimas r y r1 de una recta del plano. Las figuras contenidas en planos paralelos al XZ mantienen su verdadera forma en sus proyecciones directa y vertical segunda (Ilust. 9 derecha).

1.8. Representación de polígonos situados en los planos coordenados
Sea el eneágono regular estrellado que se desea representar en perspectiva caballera, situado sobre los planos XZ e YZ, siendo ϕ = 45º y uy = 0,8 (Ilust. 10).

244

Z 4,7 4,7 12 13,8 13,8 9 9 uy 2,5 4,5 6 7 7 6 4,5 2,5 d u 2,5 4,5 ESCALA 1:1 COTAS EN MM Y 6 7 7 6 4,5 2,5 ESCALA 1:1 COTAS EN MM X 4,5 6 2,5 7 7 6 4,5 2,5 12

Ilustración 10

Se traza un rectángulo cuyos lados contengan vértices del eneágono y paralelas a sus lados por los vértices del polígono que han quedado libres. Para representar el eneágono en el plano XZ se transportan sobre el eje X, a partir de un punto cualquiera, las distancias entre las líneas horizontales de referencia trazadas sobre el polígono. Sobre el eje Z, de manera análoga, se transportan las distancias entre las líneas verticales de referencia. Por los puntos de división obtenidos se trazan paralelas a los ejes X y Z cuyos puntos de corte sitúan los vértices del polígono. Para representar el eneágono en el plano YZ se transportan sobre la prolongación del eje Z, a partir de un punto cualquiera, las distancias entre las líneas horizontales de referencia. Mediante paralelas a la dirección d, definida por u y uy, se obtienen dichas distancias, reducidas en el eje Y. Se obtienen los vértices del polígono mediante paralelas a los ejes Z e Y trazadas desde los puntos de división.

245

UNIDAD

11
Z

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

1.9. Representación de circunferencias situadas en los planos coordenados

O O2 r r Q3 ry Q r ry uy u d r r Y ry ry P P1 r ry

X

Ilustración 11

Sea r el radio de la circunferencia que se desea representar en perspectiva caballera, situada sobre los planos XZ e YZ, siendo ϕ = 45º y uy = 0,8 (Ilust. 11). La circunferencia se representa en el plano XZ eligiendo como centro un punto cualquiera O y trazándola con su verdadera forma. Para representarla en el plano YZ se transporta sobre la prolongación del eje Z, a partir de un punto cualquiera, el radio. Mediante paralelas a la dirección d, definida por u y uy, se obtiene el radio reducido ry en el eje Y. Elegido un punto Q del plano YZ, como centro de la elipse que es proyección de la circunferencia de radio r, se trazan dos diámetros conjugados de ella. El primero paralelo al eje Z, de longitud 2r y el segundo, paralelo al eje Y, de longitud 2ry. Por último, se traza la elipse por afinidad o mediante haces proyectivos (no aparece en el trazado). De manera análoga se representa la circunferencia en el plano XY.

246

2. Perspectiva cónica: fundamentos y construcción
2.1. Fundamentos

Ilustración 12

La representación de los seres y objetos tridimensionales situados en el espacio, sobre el plano del dibujo, es realizada por los artistas del Renacimiento mediante la perspectiva cónica. Alberto Durero (1471 – 1527) nos muestra, en la xilografía reproducida en la Ilust. 12, el método experimental que seguía para dibujar perspectivas de objetos: ● El objeto se sitúa sobre el tablero de la mesa (Plano Geometral). ● Por la anilla de la pared (punto de vista) pasa el cordel (rayo visual o proyectante) cuyo extremo se sitúa sobre los puntos más significativos de las aristas del objeto. ● Una línea guía horizontal y otra vertical inmovilizan en el bastidor vertical (plano del cuadro) el punto de paso del cordel a su través (proyección). El tablero con el papel de dibujo gira sobre sus goznes hasta el interior del bastidor, dibujándose sobre dicho punto. ● Obtenidos suficientes puntos, se termina el dibujo a mano alzada. 247

UNIDAD

11

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

Este procedimiento presenta notables paralelismos con la visión humana por lo que las imágenes obtenidas producen una fuerte ilusión de realidad. Deben contemplarse con un solo ojo abierto, mirando en dirección perpendicular al cuadro desde la posición que ocupaba el punto de vista.

δ P S h A’ A A’1 S1 A1 t Fr ∆ F’r ∆ S’1 S’ V d

h

P

S’ A’ S’1

hv

A’1

t
Ilustración13

El desarrollo científico de la perspectiva cónica la ha convertido en uno de los sistemas de representación. El sistema cónico utiliza un plano horizontal de referencia, llamado geometral, que representa la superficie de la tierra. Los edificios, plazas, esculturas... se sitúan, en general, por encima de dicho plano y son observados desde un punto de vista V. La representación del objeto (Ilust. 13 arriba) se realiza mediante dos proyecciones sucesivas:

248

1. El objeto se refiere al plano geometral mediante su proyección cilíndrica ortogonal sobre él, llamada proyección horizontal. 2. Se proyectan desde V el objeto y su proyección horizontal sobre el plano del cuadro. La perspectiva cónica del objeto así obtenida (Ilust. 13 abajo) consta de: ● La proyección S’ del objeto S sobre el plano del cuadro, llamada proyección directa o perspectiva cónica. ● La proyección S’1 sobre el cuadro de la proyección S1 del objeto sobre el geometral, llamada proyección horizontal. ● Las líneas de tierra t y del horizonte h. Son las de intersección del plano del cuadro con el geometral y con su paralelo que pasa por V, llamado plano del horizonte. La distancia hv entre t y h se llama altura de visión por corresponderse con la altura sobre el suelo del ojo del observador V. ● La proyección ortogonal P del punto de vista V sobre el plano del cuadro, llamada punto principal. ● Los puntos de distancia ∆, situados en la línea del horizonte a una distancia δ de P igual a la que existe entre el punto de vista V y el plano del cuadro, llamada distancia de visión.

2.2. Evolución histórica

Ilustración 14. Anunciación a Santa Ana. Giotto. Siglo XV.

249

UNIDAD

11

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

Otros artistas anteriores a Durero contribuyeron al desarrollo de la perspectiva cónica: Giotto (1267 – 1337), aún en la Edad Media, renovó el arte de la representación al evolucionar desde una manera de pintar en la que las figuras se entendían como siluetas coloreadas recortadas sobre un fondo plano. Situó los cuerpos en un espacio arquitectónico o paisajístico e intentó crear una ilusión de profundidad que casi nunca superó los límites de una escenografía. La perspectiva empleada (Ilust. 14) se limitaba a la diferenciación entre las inclinaciones de las líneas de suelo y techo sin establecer su convergencia en un punto de fuga único.

P

V

Q

M L K J I H R A B C D E F G T

Ilustración 15

Leon Battista Alberti (1404 – 1472) inicia su tratado sobre la práctica de la pintura (De pictura, 1435) con una discusión sobre los principios de la visión en escorzo y a continuación describe un método de su invención para representar en una pintura un suelo de baldosas cuadradas, del que puede dar idea la Ilust. 15. En ella V es el punto de vista, PR su altura, PV su distancia al cuadro. Trazadas desde V las líneas de profundidad, las convergentes en P determinan las medidas de las baldosas reducidas según su distancia al cuadro. De la manera de expresar sus ideas puede servir este texto extraído de dicho tratado: Para pintar una superficie, lo primero hago un cuadro o rectángulo del tamaño que me parece, el cual me sirve como una ventana abierta, por la que se ha de ver la historia que voy a expresar, y allí determino la estatura de las figuras que he de poner, cuya longitud la divido en tres partes. Estas partes para mí son proporcionales a aquella medida que comúnmente llaman braza (48 cm. aproximadamente); pues 250

según se advierte en la proporción del hombre, su regular longitud es de tres brazas. Con esta medida divido la línea que sirve de base al rectángulo, y anoto las veces que entra en ella. Hecho esto, señalo un punto adonde se ha de dirigir principalmente la vista, dentro del rectángulo, [...] le llamo punto del centro. Este punto se colocará en paraje conveniente, no más alto que la altura que se señala a las figuras en aquel cuadro. Señalado el punto del centro, tiro rectas desde todas las divisiones de la línea de la base a él, las cuales me demuestran el modo con que van disminuyendo las cantidades.

Ilustración 16. Virgen con el niño adorada por Federico de Montefeldro. Piero della Francesca. 1472

251

UNIDAD

11

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

Piero della Francesca (1416 – 1492) en su obra De prospectiva pingendi se centra en el problema de dibujar en el plano del cuadro objetos tridimensionales tal como se ven desde un punto de vista dado. Su empleo de la perspectiva, ya con un punto de vista unificado, se enriquece con significados simbólicos ligados a la posición del punto de fuga (Ilust. 16).

Ilustración 17. La última cena. Leonardo da Vinci. 1498

Leonardo Da Vinci (1452 – 1519) se dedicó al estudio de la perspectiva lineal de forma experimental presentando sus ideas de forma visual, no verbal como sus antecesores. Escribió un libro sobre perspectiva que se ha perdido. En su “Última cena” (Ilust. 17) la cabeza de Cristo está superpuesta al punto de fuga de la composición. La perspectiva central empleada aporta una sensación de eternidad y equilibrio que contrasta con el tema del cuadro: el momento en que Cristo anuncia que uno de ellos va a entregarle.

2.3. Perspectiva cónica oblicua
La perspectiva cónica se llama oblicua cuando el plano del cuadro está situado en posición oblicua respecto a las caras o aristas del objeto representado. En los cuerpos poliédricos las aristas verticales se mantienen paralelas al proyectarse en el cuadro y las aristas horizontales, paralelas a una determinada dirección, se proyectan como un haz de rectas convergentes en un punto, llamado de fuga, situado en la línea del horizonte.

252

P2 B’2 B2 A’ 2

π2

V2 B’

P

h

A’ A2
1 2

t P1 3
4

p1
4 3

A 1B 1 A’ 1B’ 1 1

P1
2

δ V1
Ilustración 18

Sea el cubo representado en diédrico con una de sus bases contenida en el plano horizontal. (Ilust. 18 izquierda). Como plano del cuadro se elige un plano vertical cuya traza π1 esté en posición oblicua respecto a la primera proyección de las caras del cubo. Elegida la posición de la primera proyección V1 del punto de vista V, con respecto al cubo, se obtiene V2 tomando como cota la altura de visión que se desee. Para dibujar la perspectiva se obtienen los puntos de corte A’, B’,... con el plano del cuadro π, de las rectas (rayos visuales) que unen V y los vértices del cubo. Así, se obtienen A’1, B’1,... en los puntos de corte de V1A1, V1B1,... con π1 y A’2, B’2,... levantando líneas de referencia desde A’1, B’1,... hasta V2A2, V2B2... Al ser π un plano vertical, la distancia entre el punto de vista y el cuadro δ = VP = =V1P1, siendo V1P1 la perpendicular desde V1 a π1. Levantando por P1 una línea de referencia hasta la perpendicular de V2 a π 2, se obtiene P2. Para ver los puntos obtenidos en verdadera magnitud y completar la perspectiva se precisa abatir π de modo que se mantenga la posición de los puntos de la figura, lo que obliga a desplazarla hacia la derecha para que no se superponga a la segunda proyección del cubo. Basta situar P1 en cualquier punto de L.T. y llevar A’1, B’1... mediante arcos (Ilust. 18 derecha), aunque cambiando su nombre por 1, 2..., para evitar interferencias con la notación de la perspectiva cónica. En los puntos de corte de las paralelas a L.T. trazadas desde A’2, B’2... y de las verticales trazadas desde 1, 2... están A’, B’ ... Por último se dibujan las aristas del cubo distinguiendo entre vistas y ocultas. La línea del horizonte h es la paralela a la línea de tierra que pasa por P2 y sobre ella se sitúa el punto principal P, mediante una vertical desde P1. El punto de distancia ∆ se sitúa sobre h a la distancia δ = P∆ desde la que hay que observar la perspectiva. 253

UNIDAD

11

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

2.4. Perspectiva cónica frontal
La perspectiva cónica se llama frontal cuando el plano del cuadro es paralelo a algunas caras del objeto representado. En este caso las caras del objeto situadas en planos paralelos al cuadro se proyectan semejantes a las originales y las aristas perpendiculares al cuadro convergen en el punto principal.
B2 B’2 V2 P2 A’2 A2 A’
1 2 3 4

B’ P h ∆

t P1

A1 B1 A’1B’1 1
2 3 4

π1 P1 δ

V1
Ilustración 19

Sea el cubo representado en diédrico con una de sus bases contenida en el plano horizontal (Ilust. 19 izquierda). Como plano del cuadro se elige un plano frontal cuya traza π1 será paralela a L.T.. Elegido V1, se obtiene V2 tomando como cota la altura de visión que se desee. Se obtienen A’1, B’1,... en los puntos de corte de V1A1, V1B1,... con π1 y A’2, B’2... levantando líneas de referencia desde A’1, B’1... hasta V2A2, V2B2... Al ser π un plano frontal, la distancia entre el punto de vista y el cuadro δ = VP= =V1P1, siendo V1P1 la perpendicular desde V1 a π1, P2 coincide con V2. Podría obtenerse la perspectiva cónica del cubo dibujando las aristas que unen A’2, B’2... pero es preferible desplazarla hacia la derecha para que no se superponga con la segunda proyección del cubo. Basta situar P1 en cualquier punto de L.T. y llevar A’1, B’1... mediante arcos (Ilust. 19 derecha), aunque cambiando su nombre por 1, 2, ..., para evitar interferencias con la notación de la perspectiva cónica. En los puntos de corte de las paralelas a L.T. trazadas desde A’2, B’2... y de las verticales trazadas desde 1, 2 ... están A’, B’ ... Por último se dibujan las aristas del cubo distinguiendo entre vistas y ocultas. La línea del horizonte h es la paralela a la línea de tierra que pasa por P2 y sobre ella se sitúa el punto principal P, mediante una vertical desde P1. El punto de distancia ∆ se sitúa sobre h a la distancia δ = P∆ desde la que hay que observar la perspectiva. 254

3. Representación de objetos en diédrico, isométrico y caballera
3.1. Representación de objetos. Cuerpos fundamentales

Ilustración 20

La mayor parte de los objetos fabricados por el hombre están formados por repetición, suma o sustracción de unas formas básicas que se llaman cuerpos fundamentales. Estos son: el prisma, la pirámide, el cilindro, el cono y la esfera. El conocimiento de su representación facilita la de los objetos formados por ellos. En la Ilust. 20 se ha descompuesto una pieza industrial en sus cuerpos fundamentales. En unos casos se trata de cuerpos positivos como la placa, que es un tronco de pirámide, y en otro de cuerpos negativos como el taladro en forma de cilindro, y su avellanado en forma de tronco de cono.

3.2. Representación del prisma recto
Dos caras del prisma recto son polígonos iguales, situados en planos paralelos (bases), cuya distancia es la altura y las demás son rectángulos que se unen mediante aristas iguales, paralelas entre sí y perpendiculares a las bases (caras laterales). 255

UNIDAD
G2

11
I2 K 2 J2 l Z G2 H2 L 2 I2 K 2 G L K H J I F E B D A2 B2 F 2 C2 E2 D2 X J2 h

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

H 2 L2

A2

B2 F2 F1 L1

C2 E2 E 1 K1

D2

A 1 G1

O

D 1 J1

Y

A

B1 H1

C1 I1
Ilustración 21

C

Sea l el lado de la base y h la altura del prisma recto de base hexagonal, que se desea representar en diédrico con una de sus bases contenida en el plano horizontal (Ilust. 21 izquierda). En esta posición las dos bases son paralelas al plano horizontal, por lo que se proyectan en verdadera magnitud, y las aristas laterales son rectas verticales, por lo cual las proyecciones primeras de las dos bases coinciden. Se construye el hexágono trazando la circunferencia de centro O y radio l, el diámetro A1D1 paralelo a l. t. y los arcos de radio l y centros A1 y D1. La segunda proyección de las bases son rectas paralelas a l. t. cuyos puntos tienen cota 0 ó h. Líneas de referencia trazadas desde A1, B1, C1... permiten obtener la segunda proyección de cada arista lateral. Para representar el prisma en isométrico, con una de sus bases contenida en el plano XY (Ilust. 21 derecha), se dibuja en primer lugar la proyección directa de la base. Ésta se encaja en un rectángulo que contenga a sus vértices, se halla la perspectiva del rectángulo llevando sus longitudes reducidas y se dibuja la proyección del hexágono uniendo los vértices. A continuación se trazan por los vértices A, B, C,... paralelas al eje Z, y se lleva sobre cada una de ellas la longitud 0,81×h que permite obtener el resto de los vértices. Se trazan las aristas con trazo lleno o discontinuo según sean vistas u ocultas, atendiendo a si están delante o detrás del polígono BCDEKLGH que forma el contorno. La proyección vertical segunda se obtiene hallando la intersección con el plano XZ, de las paralelas al eje Y trazadas desde A, B, C...

256

Ilustración 22

Para representar el prisma en el sistema cónico oblicuo se dibuja, sobre su representación en diédrico, un plano del cuadro π que no sea paralelo a ninguna cara (Ilust. 22 izquierda). A continuación se eligen las proyecciones V1, V2 del punto de vista V, en este caso a muy poca altura, para que parezca la perspectiva de un edificio visto por un peatón. Se obtienen A’1, B’1,... en los puntos de corte de V1A1, V1B1... con π1 y A’2, B’2... levantando líneas de referencia desde A’1, B’1... hasta V2A2, V2B2... La perpendicular desde V1 a π1 permite obtener P1 y δ = VP =V1P1. Levantando por P1 una línea de referencia hasta la perpendicular de V2 a π2, se obtiene P2. Se sitúa P1 en cualquier punto de L.T. y se llevan (A’1, B’1...) = (1, 2 ...) mediante arcos (Ilust. 22 derecha). En los puntos de corte de las paralelas a L.T. trazadas desde A’2, B’2... y de las verticales trazadas desde 1, 2 ... están A’, B’ ... Por último se dibujan las aristas del cubo distinguiendo entre vistas y ocultas. Se traza por P2, paralela a la línea de tierra t = L.T., la línea del horizonte h. Sobre h se sitúa el punto principal P, en la vertical de P1 y la distancia ∆, de modo que P∆ = δ.

257

UNIDAD

11

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

3.3. Representación de la pirámide regular

Ilustración 23

Una cara de la pirámide regular es un polígono regular (base), su centro es el pie de la perpendicular trazada desde el vértice opuesto a ella (altura) y las demás son triángulos isósceles iguales (caras laterales). Sea l el lado del triángulo equilátero, base de la pirámide regular de altura h, que se desea representar en diédrico apoyada en el plano horizontal (Ilust. 23 izquierda). La primera proyección de la base se construye trazando el lado A1C1 = l paralelo a l. t. y los arcos de radio l y centros en A1 y C1. Las perpendiculares desde cada vértice a su lado opuesto se cortan en la primera proyección D1 del vértice superior, que se une con A1, B1 y C1. Se trazan líneas de referencia desde A1, B1 y C1 hasta l. t. y desde D1 hasta la cota h, obteniendo A2, B2, C2 y D2 respectivamente, que unidos entre sí, dan las segundas proyecciones de las aristas de la pirámide. Para representar la pirámide regular en isométrico, con su base contenida en el plano XY (Ilust. 23 derecha), se dibuja en primer lugar la proyección directa de la base, encajándola en un rectángulo que contiene a sus vértices y trazando las paralelas que pasan por el pie de la altura. A continuación se traza por el pie de la altura D1, una paralela al eje Z y se lleva sobre ella la altura reducida 0,816 × h, obteniéndose el vértice superior D. La proyección vertical segunda se obtiene hallando la intersección con el plano XZ, de las paralelas al eje Y trazadas desde A, B, C y D. 258

3.4. Representación del tronco de pirámide

Ilustración 24

Dos caras del tronco de pirámide de base cuadrada son cuadrados situados en planos paralelos (bases), cuya distancia es la altura y las demás son trapecios isósceles iguales (caras laterales). Sean a y b los lados de los cuadrados que forman las bases del tronco de pirámide de altura h, que se desea representar en diédrico, con sus bases paralelas al plano vertical (Ilust. 24 izquierda). Con a como lado, se construye el cuadrado A2B2C2D2, que es la segunda proyección de la base mayor, y se trazan sus diagonales. Se lleva el lado b de la base menor sobre C2D2, obteniendo C2M, que se traslada hasta H2G2. Se trazan los otros tres lados de la base menor ayudándose de las diagonales y se dibujan las segundas proyecciones de las aristas laterales. Las primeras proyecciones de las bases son dos paralelas a l. t. que distan entre sí la altura h. Líneas de referencia trazadas desde A2, B2, C2, D2, E2... las cortan en las primeras proyecciones de los vértices. Para representar el tronco de pirámide de base cuadrada en caballera, situado con sus bases paralelas al plano XZ (Ilust. 24 derecha), se dibuja en primer lugar su proyección vertical primera, de la misma manera que se construyó la segunda proyección de su representación diédrica. 259

UNIDAD

11

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

Se trasladan A2, B2, C2, D2, paralelos al eje Y, una distancia cualquiera d, obteniéndose A, B, C, D, proyecciones directas de los vértices de la base mayor. Obtenida la altura reducida hy como cuarta proporcional de u, uy, h, se trasladan análogamente E2, F2, G2, H2, la distancia d + hy, hasta E, F, G, H, proyecciones directas de los vértices de la base menor.

3.5. Representación del cilindro recto
Las bases del cilindro recto son circunferencias situadas en planos paralelos cuya distancia es la altura y las superficies laterales están formadas por infinitos segmentos (generatrices), paralelos a la línea que une los centros de las bases (eje), y que tienen sus extremos en ellas. Sea r el radio de las bases y h la altura del cilindro recto que se desea representar en diédrico, con sus bases paralelas al plano vertical (Ilust. 25 izquierda). La proyección segunda de las bases son circunferencias coincidentes de radio r y centro cualquiera. Su proyección primera son dos segmentos de longitud 2r, situados sobre dos paralelas r y s a l. t. que distan entre sí la altura h.

Ilustración 25

Un punto como E2 = F2 de dichas circunferencias coincidentes es la segunda proyección de una generatriz del cilindro EF, cuya primera proyección E1F1 es un 260

segmento perpendicular a l. t. que tiene sus extremos en r y s. Las dos generatrices AB y CD, cuyas líneas de referencia son tangentes a las proyecciones segundas de las bases, se llaman generatrices del contorno aparente y son la frontera entre la parte vista y oculta de la primera proyección del cilindro. Para representar el cilindro recto en caballera, situado con sus bases paralelas al plano XZ (Ilust. 25 derecha), se traza su eje de simetría paralelo al eje Y. Se llevan sobre él los centros O y Q de las proyecciones directas de las bases, distantes la altura reducida hy y se trazan éstas con radio r. Las tangentes comunes a ambas son la proyección directa de las generatrices del contorno aparente. El centro O2 = Q2 de su proyección vertical primera se halla sobre el eje del cilindro a una distancia OO2 cualquiera.

3.6. Representación del cono
V2 r h Z V1

V A2 O2 B2

O1 Y O1 V1 A1 B1 E O C
Ilustración 26

X A D F B

La base del cono de revolución es una circunferencia cuyo centro es el pie de la perpendicular a ella, trazada desde el vértice (altura) y las superficies laterales están formadas por infinitos segmentos (generatrices), que pasan por él y por la circunferencia de la base. Sea r el radio de la base y h la altura del cono de revolución, que se desea representar en diédrico, con su base apoyada en el plano horizontal (Ilust. 26 izquierda).

261

UNIDAD

11

PERSPECTIVAS CABALLERA Y CÓNICA. REPRESENTACIÓN DE OBJETOS

La proyección primera de la base es una circunferencia de radio r y centro cualquiera O1, que coincide con la primera proyección del vértice. Su proyección segunda es un segmento de longitud 2r que coincide con l. t. La proyección segunda de V se obtiene mediante su cota que es igual a la altura del cono. Las dos generatrices AV y BV, cuyas líneas de referencia son tangentes a las proyecciones primeras de las bases, son las generatrices del contorno aparente vertical y son la frontera entre la parte vista y oculta de la segunda proyección del cono. Para representar el cono de revolución en isométrico, situado con su base apoyada en el plano XY (Ilust. 26 derecha), se elige un centro cualquiera O para la proyección directa de su base. Se trazan dos diámetros conjugados AB y CD de longitud 0,816 × 2r de la elipse que es proyección de ésta, paralelos a los ejes X e Y, cuyo punto medio sea O. Trazada la elipse, se lleva la altura OV = 0,816 × h y se trazan las tangentes a aquella desde V. Éstas son las generatrices del contorno aparente VE y VF. La proyección vertical segunda se obtiene trasladando, paralelas al eje Y, hasta el plano XZ, las generatrices AV, BV y el diámetro AB.

Recuerda U La perspectiva caballera es un caso particular de la axonometría oblicua en la que el plano del cuadro se dispone paralelo o coincidente con el plano XZ. U Las caras paralelas al plano XZ en perspectiva caballera y XY en militar, de los objetos representados, mantienen su forma y su tamaño al ser proyectadas. U Para dibujar la perspectiva axonométrica de un polígono, situado en un plano paralelo a uno de los coordenados, se encaja en un rectángulo que contenga a sus vértices, se refieren mediante paralelas a los lados los vértices libres, se halla la perspectiva del rectángulo con los puntos referidos y se unen éstos. U Para dibujar la perspectiva cónica de un cuerpo representado en diédrico se elige un plano del cuadro, un punto de vista y se proyecta el cuerpo sobre el cuadro, abatiendo la proyección obtenida sobre el vertical. U Para dibujar la perspectiva de una circunferencia situada en un plano paralelo a uno de los coordenados, se trazan dos diámetros reducidos paralelos a los ejes que definen dicho plano, que se corten en su punto medio, los cuales son dos diámetros conjugados de la elipse proyección de aquella. U Para trazar la perspectiva de un objeto debemos atender a los cuerpos fundamentales de que está formado.

262

Actividades

Z r s

1. Obtener la trazas del plano definido por las rectas r y s.

X

s1 Y r1

2. Representar en diédrico el prisma recto de altura h, cuya base es un rombo de lado l y diagonal d.

l h d

3. Representar en perspectiva isométrica el prisma recto de base el pentágono dado.
h

4. Dibujar la perspectiva caballera (proyección directa) del tornillo que se da en isométrica, formado por: − − El prisma recto de altura h y base un hexágono regular de lado l. El cilindro recto de altura g y radio de la base r.
r g Z l h Y uy u X

263

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->