Está en la página 1de 18
Terapia de Juego No Directiva «Un método de ayuda al niño problema a ayudarse a sí
Terapia de
Juego No
Directiva
«Un método de ayuda al niño
problema a ayudarse a sí mismo»
(Virginia Axline, 1969)

Terapia de juego

El juego es el medio natural de auto expresión que utiliza el niño.

Es una oportunidad para que exprese sus sentimientos y problemas por medio del juego.

El juego brinda oportunidades de crecimiento físico, emocional, cognoscitivo y social, y con frecuencia es placentero.

La terapia no directiva

Se basa en la suposición de que cada individuo lleva dentro de si mismo, no solo la habilidad para resolver sus

propios problemas de una manera

efectiva, sino también el impulso de crecimiento interno que hace que la

conducta madura llegue a ser más

satisfactoria que la conducta inmadura.

La velocidad de estos cambios depende de la reorganización de las experiencias que el individuo haya acumulado, así

como de sus actitudes, pensamientos y

sentimientos que hacen posible llegar a la introspección.

Da permisividad al individuo de ser él mismo.

La terapia no directiva no debe ser considerada como un medio para sustituir una conducta «no deseable» por otra más aceptable de acuerdo con las normas fijadas por el adulto.

Es una terapia abierta, activa, que comienza en la etapa que está el individuo y permite que

ésta llegue hasta donde él es capaz de hacerlo.

El juego

El juego ayuda al niño a:

Desarrollar habilidades físicas. Descubrir lo que es «yo» y «no yo». Entender las relaciones. Experimentar e identificar emociones. Practicar roles. Explorar situaciones. Adquirir dominio.

El juego es una comunicación simbólica.

El juego actúa como un puente entre el conocimiento consciente y las experiencias emocionales.

En el juego, los niños abarcan lo misterioso, lo brillante y lo practico de la vida cotidiana.

PRINCIPIOS DE LA TERAPIA

DE JUEGO NO DIRECTIVA

8 principios básicos

  • 1. Desarrollar una relación interna y amigable.

  • 2. El terapeuta acepta al niño tal y como es.

  • 3. Crea un sentimiento de actitud permisiva en la relación.

  • 4. El terapeuta esta alerta a los sentimientos del niño y se los refleja.

  • 5. Se muestra respetuoso por la habilidad del niño para solucionar sus problemas.

  • 6. El niño guía el camino y el terapeuta lo

sigue.

  • 7. El terapeuta no pretende apresurar el curso de la terapia.

  • 8. El terapeuta establece solo los limites necesarios.

Tipos de terapeutas

Se aceptan dos tipos de terapeutas: profesionales y no profesionales.

Los terapeutas profesionales deben tener las siguientes características:

  • 1. Tener una apertura al enfoque, ya que es importante

considerar métodos alternativos dependiendo de cada niño.

  • 2. Tener una buena calidad de entrenamiento y supervisión.

  • 3. Utilizar sus cualidades personales para aprender y mantener la integridad de la terapia.

  • 4. Tener la habilidad de autoexploración y receptividad para adquirir autoconciencia y autocrecimiento personal.

Conductas del Terapeuta

  • Respuestas empáticas: son aquellas que demuestran un entendimiento sobre el estado de la otra persona y de lo que está experimentando, sean estos sentimientos, pensamientos o acciones.

  • Estructuración: se refiere a proporcionar información para que el niño sepa a qué atenerse, generalmente se realiza en la primera sesión. Incluye las normas, duración y frecuencia de las sesiones, qué hará el terapeuta y que puede y hacer el niño.

  • Frases Asertivas: Se limitan a favorecer la interacción niño - terapeuta.

  • Limites: son importantes dentro de la terapia no directiva porque ayudan al niño a definir las áreas en las que es libre de actuar, permiten que el terapeuta permanezca empático y tolerante, además los límites ayudan al niño a establecer autocontrol. Los límites del cuarto de juegos deben ser pocos, pero claros, definibles y aplicables. Se establecen sobre: Agresión física contra el terapeuta o él mismo, destrucción de objetos costosos, correr fuera y dentro del cuarto de

juego, tiempo de permanencia, desvestirse (excepto chaquetas y

zapatos).

Proceso terapéutico

Etapa I:

  • Conducta parece extrema.

  • Parece intranquilo.

  • Puede mostrar agresión.

  • Etapa II:

    • Adquiere mayor confianza

    • Tiene seguridad de que es aceptado.

    • Canaliza temores y enojos.

Etapa III:

  • Se constituyen sentimientos positivos.

  • Se convencen de que son buenos y se sienten aceptados.

  • El niño comienza a verbalizar.

  • Etapa IV:

    • Descubrimiento de sentimientos positivos.

    • Percepcion de una buena autoimagen interna.

    • Introyección de una imagen del terapeuta.

    • Autoestima positiva.

    • Se siente seguro y valioso.

    • Adapatación a la realidad

    • Aceptación de fallas y deficiencias.

Materiales

Familia de muñecas/os. Una casa. Muebles. Barro. Lápices de colores. Papel para dibujar. Animales. Soldados.

Autos de juguete. Muñecos de trapo. Teléfonos. Títeres. Pistolas.

Figuras de autoridad como policías y médicos.

Algunos materiales de construcción como bloques.

Una caja o mesa con arena para colocar soldados, animales, coches, etc.

Participación de los padres

No es necesario que los adultos sean atendidos para efectos de asegurar el resultado exitoso de la terapia.

Sin embargo su apoyo dentro del proceso es beneficioso para un avance más rápido.

El niño

El tratamiento permite al niño normalizar su conducta.

El único grupo con el que no se aplica esta terapia es con niños autistas y esquizofrénicos.

Las modalidades de tratamiento pueden ser individuales y de grupo.

Para la terapia de grupo se exige una selección previa de los niños, evitando a los que tienen fuertes rivalidades con hermanos, hiperactivos u

otro tipo de conductas disruptivas o asociales.