Está en la página 1de 1

ABERTURA

En mis momentos oscuros


Cuando en m no asoma nadie,
Y no es ms que niebla y muros,
Lo que en la vida me atae,
Alzo la frente un instante
De donde vivo agobiado
Y, en el espacio distante,
Veo al sol caer dorado.
Existo entonces, revivo;
Y aunque slo sea ilusin
Lo exterior en que me olvido,
Nada ms quiero ni pido:
Le entrego mi corazn.

(Fernando Pessoa)