P. 1
Grupo de Trabajo: "Pequeñas Semillas Para Grandes

Grupo de Trabajo: "Pequeñas Semillas Para Grandes

|Views: 843|Likes:
Publicado porcarmenpalma

More info:

Published by: carmenpalma on Jan 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/16/2013

pdf

text

original

10

OBJETIVOS DIDÁCTICOS

-Incidir en la autoestima, aceptando nuestros fallos y equivocaciones.
-Valorar el esfuerzo para alcanzar la superación.
-Solidarizarse con otras personas que viven situaciones más desfavoreci-

das.

MARIONETAS:
Niña
Abuela
Reyes Magos
Estrella

ESCENA ÚNICA EN DOS PARTES

1.ª PARTE: REPRESENTACIÓN DE GUIÑOL.
2.ª PARTE: L@S NIÑ@S ENTREGAN LAS CARTAS A LOS REYES.

11

1.ª PARTE

NIÑA:Hola niños y niñas, ¿cómo estáis? Más fuerte que no os he oído. ¿Cómo
estáis? Ahora sí que os he oído bien, casi me dejáis sorda. Me llamo
Mari Pili y estoy muy nerviosa, ¡uf, qué nerviosa estoy! Es que ya mis-
mo vienen los Reyes... ¡Qué nervios más nerviosos! Mis papás me
han dicho que como no me calme, me van a dar una tila, ¡qué asco!
con lo malo que está eso. ¿A vosotros os gusta la tila?... Es que es
repugnante ¿verdad? Oye, ¿y vosotros estáis nerviosos con eso de
los Reyes? Claro, natural. Y, y, ¿habéis pedido muchas cosas? ¿Ha-
béis escrito ya la carta? Yo también, aunque no he pedido tantas co-
sas como yo quería, porque mis papás me han dicho que no puedo ser
egoísta, y también me han dicho que si no me porto bien, los Reyes
me traerán carbón. ¿A vosotros también os han dicho lo del carbón?
Pues a mí esto del carbón me pone todavía más nerviosa porque ,
claro, me hace preguntarme si me he portado bien en el cole, con mis
amigos, con mi hermano, con mis padres y... claro, todo, todo, todo,
me parece que no lo he hecho bien. A lo “peor” me traen carbón. Mira,
para salir de dudas le voy a preguntar a mi abuela, que esa sí que es
sabia, sabe todo lo del universo mundial. ¡Abuelaaaa, abuelaaaaaa!
Anda, niños, ayudadme a llamarla, que la pobre es dura de oído.

ABUELA: ¿Qué quieres, Mari Pili?

NIÑA: Es que tengo un problema gigante.

ABUELA: ¿Y qué problema es ese?

NIÑA: Como ya mismo vienen los Reyes... En fin, ¿tú crees que me dejarán
carbón?

ABUELA: ¿Carbón? ¿A ti? ¿Por qué piensas eso?

NIÑA : Porque he estado pensando en todo lo que tenía que hacer bien y me
parece que algunas cosas me han salido regular.

ABUELA: Pero si tú eres la niña más bonita y más buena del mundo.

NIÑA: Claro, tú eres mi abuela, pero ¿crees que los Reyes opinarán igual?

ABUELA: ¿Por qué no? Ya sé que algunas veces eres un poco traviesa, soy tu
abuela y te quiero, pero sé cuando no te portas bien. También sé que
a veces te peleas con tu hermano, pero eso es porque os queréis
mucho. Lo importante es que cuando te llamamos la atención, tú te
das cuenta de que no lo estabas haciendo tan bien como debieras y
además... no se puede ser perfecto en todo. ¡Es tan aburrido!

12

NIÑA: No te entiendo, abuelita.

ABUELA: Pues hija, lo que quiero decir es que, a veces es bueno equivocarse
para aprender mejor.

NIÑA: ¿Como cuando no me salían las cuentas de sumar y al final me salen
todas bien?

ABUELA: Pues sí, cuando corriges las cosas que te salen mal, luego las haces
mejor y más rápido.

NIÑA: Y cuando discuto con mi hermano y luego hacemos las paces, jugamos
mejor.

ABUELA: ¡Eso es! Ya verás que poco a poco conseguirás vivir mejor con los que
te rodean.

NIÑA: Abuela, ¡eres un solete!

ABUELA: ¡Ay, mi nietecita!

NIÑA: Entonces, ¿crees que los Reyes me traerán carbón?

ABUELA: ¡Qué pesadita con lo del carbón! Quizás te dejen un poquito para decir-
te que puedes ser cada día mejor. Pero, eso no es malo. Es bueno
saber que podemos esforzarnos en ser cada día un poco mejores.

NIÑA: Oye, abuela, ¿por qué los Reyes nos traen regalos?

ABUELA : Eso es más antiguo que yo. Se remonta los años en que nació Jesús.

NIÑA: ¿Qué pasó? Cuéntamelo.

ABUELA: Pues, hace muchos, muchos años, tres grandes sabios llegaron de
Oriente siguiendo una estrella.

NIÑA: Esos eran los Reyes, ¿verdad?

ABUELA: Si, hijita. Pues iban siguiendo una estrella que...

NIÑA: ¿Y no se perdieron ni una vez?

ABUELA: Pues a lo mejor se despistaron alguna vez, a todos nos ocurre. Pero,
no me interrumpas más y escucha la historia. Como iba diciendo...
¿Por dónde iba? Bueno, empezaré por el principio porque mi memoria
no es lo que era. Hace muchos, muchos años...

13

(SALEN ABUELA Y NIÑA. ENTRAN REYES)

MELCHOR : ¿Seguro que es por aquí? Yo creo que nos hemos perdido. A ver,
Gaspar, ¿nos estás guiando bien?

GASPAR: El mapa indica esta dirección.

BALTASAR: Pero si lo tienes cogido del revés. ¡Ya nos hemos perdido!

MELCHOR: Otro retraso más. Como sigamos tardando, el niño Jesús va a estar
en el cole.

GASPAR: No seas tan exagerado, Melchor, por un retrasillo de nada. Cualquiera
puede equivocarse ¿no?

BALTASAR: Sí, equivocarse, sí. Pero ¿y el porrazo que me he dado desde el
camello? ¿qué? ¿De quién ha sido la culpa?

GASPAR: ¿Fue mía acaso?

MELCHOR: Claro, Baltasar se cayó porque su camello perdió la herradura.

BALTASAR: Eso, ¿y quién era el responsable de las herraduras?

MELCHOR Y BALTASAR: Tú, Gaspar.

GASPAR: Vale, vale. ¿Es que no puede tener uno un despiste de nada?

BALTASAR: ¡Despiste de nada, dice! Si en vez de tener el trasero negro, lo tengo
morado y ¡me duele! ¡Ay, ay!

MELCHOR: Basta ya de quejas y vamos a continuar el camino.

GASPAR: ¿Y la estrella? No la veo.

BALTASAR: Es verdad, llevo ya un rato que no la distingo.

MELCHOR: Tenéis razón. ¿Dónde se habrá metido?

GASPAR: ¿Y si la llamamos?

BALTASAR: ¡Qué cosas tienes! ¿Tú crees que nos va a oír desde tan lejos?

MELCHOR: Seguro que a nosotros solos no nos oye, pero si todos estos niños y
niñas la llaman con nosotros, entonces, ¡seguro que aparece!

GASPAR: Venga, venga, vamos a llamarla.

14

BALTASAR: Espera, Gaspar, primero hay que contar.

GASPAR: ¿Contar? Ah, sí. A la de cuatro, a la de ocho y a la de ...

MELCHOR: No, Gaspar, no. Así no es. ¿Verdad niños?

GASPAR: ¿Y cómo es entonces? A ver, ayudadme todos: a la de _ a la de _ y a
la de _

MELCHOR: Pero a la estrella hay que llamarla con suavidad.

BALTASAR: Con música. Así: Estrellita llita llita llita. ¿Vale, chicos?

GASPAR: Pero primero hay que contar. A la de _ a la de _ y a la de _.

TRES REYES: Estrellita llita llita llita.

MELCHOR: ¿La veis?

GASPAR: Yo no.

BALTASAR: ¿Y si la llamamos más alto?

GASPAR: Sí, pero primero contamos. A la de _ a la de – y a la de_

TRES REYES: Estrellita llita llita llita.

(APARECE LA ESTRELLA)

MELCHOR: ¡Por fin! ¡Ahí está!

BALTASAR:Rápido, sigámosla antes de que se vuelva a ir.

GASPAR: Rápido, chicos, vamos tras ella. A la de _, a la de _ y a la de _.

(LOS REYES SALEN Y ENTRAN LA ABUELA Y LA NIÑA)

ABUELA: Y los reyes llegaron al portal de Belén y vieron allí a un bebé recostadito
en un pesebre. En cuanto lo miraron, supieron enseguida que era un
niño especial.

NIÑA: ¿Y cómo lo supieron?

ABUELA: Porque cuando lo miraban, su corazón se llenaba de alegría.

15

NIÑA: ¿Y qué hicieron?

ABUELA: Pues le dieron unos regalos. Y desde entonces, para recordar ese día
tan especial, los Reyes, les siguen trayendo regalos a todos los niños
y a todas las niñas.

NIÑA: ¡Qué guay! Yo quiero ver a los Reyes, abueli.

ABUELA: Pues, creo que antes los he visto por ahí, si los llamamos, a lo mejor
vienen.

NIÑA: Sí, sí, abuela, vamos llamarlos.

ABUELA: (Tose) Mari Pili, es que tengo la garganta un poquillo mal. ¿Por qué no
les pides a estos niños tan bonicos y a estas niñas tan preciosicas que
te ayuden?

NIÑA: Vale, sí, chicos, ¿llamamos a los Reyes? Venga, a la de_, a la de_ y a la
de_ ¡Reyes Magos! ¡Reyes Magos!

(SALEN LOS REYES, SE VAN LA NIÑA Y LA ABUELA)

MELCHOR: ¿Qué, qué? ¿Quién llama?

BALTASAR: ¡Cuántos niños!

GASPAR: ¡Hola, niños! hola, hola, hola, hola.

MELCHOR: Todos estos niños seguro que nos traen la carta pidiéndonos rega-
los. ¿A que sí?

BALTASAR: ¿Y nos habéis pedido muchas cosas?

GASPAR: ¿Os habéis acordado de pedir algún juguete para los niños que no
tienen tantas cosas como vosotros?

MELCHOR: ¡Bien hecho! Siempre hay que acordarse de aquellos que tienen
menos que nosotros.

BALTASAR: A veces, también hay que recordárselo a los papás y a las mamás
para que no se les olvide.

GASPAR: ¡Bien dicho, Baltasar! Cuando lleguéis a casa le tenéis que decir a
vuestros papás que no se olviden de pedir para los que son pobres.

16

MELCHOR: Para que así, en todo el mundo...

LOS TRES REYES: ¡Sea Navidad!

GASPAR: Melchor, Baltasar, ¿les recogemos las cartas ya?

MELCHOR: Venga, vale.

BALTASAR: Pero que suban en orden, como les indiquen sus maestras y maes-
tros.

2.ª PARTE

(MÚSICA DE VILLANCICOS. LOS REYES BAILAN MIENTRAS LOS NIÑOS
ECHAN LAS CARTAS AL BUZÓN)

MELCHOR: Bueno, niños, ya nos vamos.

GASPAR: Nos veremos el día de Reyes en la cabalgata.

BALTASAR: Mientras tanto, portaos bien y...

LOS TRES: ¡Feliz Navidad! Adiós, adiós.

(SALEN LOS REYES)

17

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->