Está en la página 1de 39
JORGE GILBERT CEBALLOS ITHKAYAITTCO TO MW Kore 074 i ll 2000100 730034 Capitulo IV La Sociedad Los seres humanos son animales sociales; nacen, viven, se reproducen y finalmente mueren dentro de un contexto social. Para la mayoria de las personas resulta practicamente imposible imaginarse que puedan existir individuos que vivantotalmenteaislados encontrandose los seres humanos inmersos de tal manera en sus propios mundos que incluso no se dan cuenta de la importancia de esta situacién. En otras palabras los seres humanos nacen, se desarrollan y finalmente mueren en una sociedad, entendida como el conjunto de individuos que interactian entre sf en un territorio geogréficamente determinado y quienes comparten una misma cultura. En este capitulo, examinaremos el concepto de sociedad humana y las diferentes interpretaciones sociolégicas que intentan explicar tanto sus origenes como evoluciones. Dentro de este contexto nos plantearemos algunas preguntas que atraen la atencién de los sociélogos en sus multiples estudios de la sociedad: {Cuiles son las diferencias que existen entre las distintas sociedades? ¢Cudles son las diferencias encontradas en la llamada sociedad industrial moderna? ;Cudles son fos elementos comunes encontrados en las sociedades? ;Cémo y porqué cambian las sociedades? Lasrespuestas e interpretaciones respecto a la naturaleza de nuestras socie- dades humanas varian de acuerdo a los distintos enfoques sociolégicos. Cada uno de ellos se organizan a partir del estudio de los diferentes segmentos de las sociedades del pasado, para de este modo, intentar explicar como éstas han evolucionado a través del tiempo. Al mismo tiempo, cada uno de estos enfoques enfatizan o se concentran en diferentes hechos o aspectos, en donde la revisién de estas formulaciones tedricas nos permitirén obtener un conocimientomas completo denuestras sociedades. 101 Evolucién Sociocultural EI matrimonio formado por los antropélogos Jean y Gerhard Lenski, realizaron interesantes estudios en los cuales describen diferentes tipos de socieda- des humanas como producto de la evolucién ocurrida durante los tiltimos diez mil afios. Dicha evolucién abarca desde los primeros grupos de cazadores primitivos hasta la sociedad industrial moderna. En sus estudios de la sociedad humana los Lenski utilizaron un enfoque llamado evolucién sociocultural, entendido como el proceso de cambio social que resulta al incorporar elementos culturales, fundamentalmente, tecnologia (1978: 67). El paradigma de la evolucién sociocultural es muy similar al de la ecologia cultural —discutidaen el capitulo anterior— debido a que ésta también se interesa enla interrelacién que existe entre una sociedad y su ambiente fisico. Sin embargo, tal como lo sugiere el término evolucién, este andlisis le adjudica una importancia especial al cambio que ocurre en dicha relacién. Basado en una perspectiva biol6gica, el enfoque dela evolucién sociocultural sostiene que las sociedades,como el resto de otras especies vivientes, cambian con el tiempo en la medida que los efectos de las diferentes innovaciones y descubrimientos penetranal conjunto dela sociedad. En ese sentido, la tecnologia es el elemento vital que determina la posibilidad de cambio de cualquier sociedad en particular. Por esta raz6n, las sociedades con tecnologias primitivas pueden solamente mantener a poblaciones equefias debido a que sus perspectivas de sobrevivencia son mucho més limitadas comparadas con sociedades que poseen tecnologias més avanzadas, las cuales permiten ofrecerle a sus miembros mayores posibilidades para sobrevivir en sus ambientes fisicos. En la medida que la informacién tecnolégica de una sociedad se desarrolla las posibilidades de nuevos inventos, descubrimientos, innovacién y difusién de conocimiento alternativos, también aumenta. En otras palabras, cada elemento tecnolégico nuevo crea las posibilidades para otras combinaciones en sus respec tivos elementos culturales. Por supuesto, algunas sociedades pueden resistir los efectos de los cambios tecnoldgicos, pero en general, la conexién entre tecnologia y cambio social se encuentra a través de toda la historia del desarrollo humano. De esta manera, es posible concluir en que la cantidad de informacién tecnol6gica disponible dentro de una sociedad guarda una relacién directa con los cambios sociales, en donde las sociedades con un desarrollo tecnolégico primitivo cambian mucho més lento que aquellas que presentan niveles tecnolégicos mas avanzados, promoviendo transformaciones sociales mas répidas. De acuerdo al modelo desarrollado por el matrimonio Lenski es posible distinguir cuatro tipos de sociedades de acuerdo a sus niveles tecnolégicos: socie- dadescazadoras-recolectoras, sociedades agricolas-ganaderas, sociedades ganade- ras, y sociedades industriales. Examinemos cada una de ellas mas detalladamente. 102 a Sociedades Cazadoras-Recolectoras Este modelo se refiere a aquellas sociedlades que ulilizan tecnologias simples, para azar animales y recolectar algtin tipo de vegetacién que les permita alimentarse. Este tipo desociedad fue la primera forma de organizaci6n social productiva utilizada por la mayoria de nuestras comunidades primitivas por un periodo de casi diez mil aiios ya pesar de que fueron muy comunes en el pasado muy pocas de ellas perduran actualmente. Su ineficiente tecnologia empleada para producir alimentos se traducia en largas jornadas de trabajo y una muy pobre utilizacién y aprovechamiento de los recursos materiales y humanos. Debido a que la recoleccién de vegetales y la produccién de alimentos cominmente requierian el uso de grandes extensiones de terrenos sus habitantes debian repartirse en diferentes grupos para llevar a cabo las diversas tareas productivas. Elementos de tipo climaticos junto a las caracteristicas :igratorias de los animales y aves obligaban a estos grupos humanosa convertirse ‘en pueblos némadas y aunque periédicamente retornaban a sus lugares de origen muy raramente se establecian en forma permanente en un mismo territorio, Lasactividades de caza y recoleccién de productos basicos de subsistencia se realizaban alrededor de la familia, quienes tenian la funcién de distribuir los alimen- tos, ensefiar a los nifios los oficios necesarios para sobrevivir y ofrecer protecci6n a ada uno desus miembros. Mientras la envergadura de actividades sociales en estas sociedades eran muy limitadas, existian ciertos grados de especializacién de acuerdo alaedad y al sexo, correspondiéndole a los adultos la responsabilidad fundamental de proporcionar alimentos a sus respectivos grupos familiares. ‘A pesar de que algunos individuos gozaban de privilegios especiales 0 prestigio, las posiciones de liderazgo individual eran escasas, Algunas sociedades cazadoras-recolectoras posefan lideres espirituales, quienes gozaban de un gran respeto y prestigio, peronorecibian privilegios materiales especiales; porel contrario, lossacerdotes o guias espirituales participaban juntos a sus familias en las diferentes fareas y actividades productivas. En general, este tipo de sociedades eran relativa- mente simples ¢ igualitarias en el tratamiento de sus miembros, sin embargo, sus formas de vida simples y frugales los hacia vulnerablesa las fuerzas dea naturaleza, especialmente epidemias, accidentes, tormentas, inundaciones y sequias, entre otras. Sin embargo, las dificultades propias de este tipo de vida generaron importantes vineulos de cooperacién y solidaridad entre sus miembros, pero a pesar de todo presentaban niveles de mortalidad elevados y expectativas de vida muy bajas. ‘Aunque los Lenski creian que este tipo de sociedades desaparecerian total ‘mente al final del siglo veinte atin es posible encontrar algunas de ellas esparcidas alrededor del planeta, tal como ocurre con algunos grupos que habitan en las selvas amazénicas de Brasil y Ecuador, junto a otros grupos similares localizables en las diferentes regiones del continente americano, Africa y Australia, 103 Sociedades agricola-ganaderas Alrededor de dieza doce mil afios atrés el cultivo de vegetales, omejordicho, Ja horticultura, comenzé gradualmente a cambiar el cardcter productive de las sociedades cazadoras-recolectoras primitivas, generando un tipo de sociedades agrarias dedicadas al cultivo de la tierra utilizando herramientas de mano. La transicién de este proceso demoré muchos afios y aparecié por primera vez en las fértiles regiones del Medio Oriente y el sureste asidtico. A través de la difusion cultural de la época la temologia agricola se esparcié rapidamente a otras regiones, fundamentaimente desde Europa hasta la China, cerca de seis mil afios atrés, Enel caso de Centro y Sur América, el cultivo de hortalizas parece haber emergido independientemente unos nueve mil afios atrés, a pesar que este tipo de actividad encontré muchas dificultades debidoa las caracteristicas rocosas y montafiosas del suelo de esas regiones. Una situacion similar ocurrié en ciertos terrenos dridos de Africa, Europa y Asia, en donde la horticultura alcanz6muy poco valor. Como una alternativa, los habitantes de estas regiones desarrollaron en cambio las sociedades pastotiles, basadas en la domesticacién, uso y consumo de aninules para sobrevivir. En algunos.asos, tantoel pastoreo de animales y el cultive dehortalizas secombinaron simulténeamente para establecer fuentes proveedoras de alimentos més estables. jemplos de este tipo de sociedades son muy atin abundantes en las regiones andinas de Ecuador, Perd y Bolivia. A través de la historia, la domesticacién de animales fue un importante proceso que contribuyé a la transformacién de las sociedades de la época en varios sentidosal originar importantes avances tecnolégicos que promovieron la produc~ cién de nuevos y abundantes recursos materiales, junto al crecimiento de las comunidades Sin embargo, aquellas sociedades que enfatizaron el sistema de pastoreo petmanecieron come poblaciones némadas, trasladandose de una regin a otra en busca de pastos y agua para el ganado. Aquellos que se dedicaron a la horticultura se establecieron en lugares fijos en donde permanecfan hasta que la tierra dejaba de ser fértil o las condiciones climaticas u otras razones de fuerza mayor los obligan a buscar nuevos territorios para cultivar. Laaparicién de grupos sedentarios generé importantes actividades y relaciones comerciales, formAndose de este modo un conjunto de sociedades interconectadas entre si a través del intercambio de sus productos. La domesticacién de animales y el cultiva de hortalizas permitieron a las sociedades generar materiales excedentes, es decir, la posibilidad de producir mds alimentos y productos de los necesarios para la sobrevivencia diaria de las comunidades. De esta manera, no todos los individuos tenian que producir alimentos, permitiendo que algunos pudieran dedicarse a otras actividades especializadas tales como Ia alfareria y Ja carpinterfa, envolverse en actividades comerciales, desempefarse como curanderos, sacerdotes 0 maestros y atin tener acceso a vestuario y alimenta- 104 cin. En comparacién con las sociedades cazadoras-recolectoras, estenuevo tipo de sociedad agricola y ganadera era socialmente muchisimo mas compleja puesto que requerfa de una serie de otros elementos sociales y productivos més elaborados para su funcionamiento. La capacidad de producir excedentes de productos también originé pronun- ciados patrones de desigualdad social dentro deestas sociedades. Aquellas familias en condiciones de producir més alimentos o poser mas ganado gradualmente ‘comenzaron a asumir posiciones de poder, prestigio y privilegios, originando una serie de relaciones y alianzas, incluyendo vinculos matrimoniales, permitiéndoles extender dichas ventajas sociales y econémicas por varias generaciones. Una vez que ciertos grupos de familias estuvieron en condiciones de contro- larsociedades més extensas comenzaron a generarse formas incipientes de gobier- no. Limitaciones técnicas, tales como la carencia de mecanismos efectivos de ‘comunicaciones, transporte y comunicaciones, més otras necesidades, originaron importantes iniciativas para resolver dichos problemas. Simulténeamente con la implementacién de los nuevos sistemas gubernativos también comenzaron a aparecer grupos de individuos descontentos, especialmente aquellos sectores mas afectados por la desigualdad social, originando frecuentes revueltas y oposicién en contra de las familias o grupos mas privilegiados. Resumiendo, los Lenski sostenian que a pesar de que las sociedades agricola-ganaderas son més productivas que las sociedades cazadoras-recolectoras debidoa sus ventajas tecnoldgicas, estono asegura que sus miembros van a obtener ‘mayores beneficios; poreel contrario, el progreso tecnolégico puede traducirse en un proceso regresivo para ciertos sectores de la poblacién. La mayor capacidad productiva de las sociedades han sido histéricamente acompafiadas por una fendencia decreciente de la distribuci6n equitativa de los recursos materiales y productos obtenidos entre todos sus miembros. En ese sentido, el aspecto més significativo de esta etapa de la evolucién cultural y material de las sociedades agricola-ganaderas fueron las frecuentes guerras y expediciones de conquistas de ottos pueblos, las cuales coneluyeron con la aparicién de la esclavitud como una forma productiva socialmente aceptable, por muchos siglos. Sociedades Agrarias Alrededor de cinco mil aftos atrés, nuevos avances tecnol6gicos originaron la denominada sociedad agraria, es decir, la produccién agricola en gran escala, las cuales introdujeron exitosamente el uso del arado tirado por animales. Este tipo de sociedad aparecié por primera vez.en lasregiones del Medio Oriente, pero gradual- mentese fueron expandiendoal resto del planeta. Los Lenski sostienen que la etapa del uso del arado animal junto a otras innovaciones tecnolégicas, incluyendo la invencién de la rueda, la escritura, los nimeros y el uso intensivo de los metales, 105 produjeron cambios muy importantes en la historia de la humanidad. Los progre- sos tecnolégicos en la agricultura fueron seguidos por importantes transformacio- nes en los sistemas de irrigacién permitiendo aumentar considerablemente la produccién de alimentos. Este proceso de sobreproduccién, combinado con el uso de animales y carretas para transportar mercancias y personas, permitieron que las sociedades crecieran notoriamente en términos geogréficos y de poblacién. El Imperio Romano, por ejemplo, durante el aiio 100 D.C., contaba con una poblacién, dealrededor de 70 millones de habitantes distribuidos en un territorio cercano alos tres millones de kilémetros cuadrados (Lenski: 1978). Alamparo dela sociedad agraria, el comercio, las artes y los oficios también aumentaron notoriamente, al mismo tiempo que el dinero reemplazé al sistema tradicional de trueque utilizado previamente. La expansién del comercio también esté intimamente unidoal répido crecimiento de las grandes ciudades comocentros econémicos, comerciales y politicos. La vida social de la poblacién, por su parte, también experimenté modificaciones significativamente notorias, en donde las interrelaciones humanas comenzaron a adquirir, cada vez mas, formas impersona- les e individualistas. Expresiones dramaticas de desigualdad social pueden ser fécilmente identificables dentro de este tipo de sociedades. En muchos casos, cantidades significativas de esclavos junto a grupos asalariados que trabajaban para las élites terratenientes, tal como ocurrié en el sur de los Estados Unidos, Cuba, Brasil y varios otros lugares del continente americano, generaron enormes riquezas, acumuladas tanto por los grupos pudientes criollos como europeos. A pesar de que el sistema productivo esclavista aparentemente fue abolido definitivamentea finales del siglo diecinueve, atin persisten sectores del campesinado latinoamericano que laboran bajo sistemas productivos arcaicos, injustos y opresivos en los abundantes latifun- dios del continente. Liberados del proceso laboral basadoen el uso de mano de obra esclava o campesina las élites se consagraron al estudio de la filosofia, la teologia, elarte y la literatura, que les permitié desarrollar un tipo de! de la sociedad favorable a sus intereses econémicos y pri La religién,a menudo, refuerza la existencia de una. jerarquia: social ena cual la idea de Dios esta casi siempre asociado en términos masculinos. Mas atin, la religion tiende a reforzar el poder y los valores de las élites al propagar la creencia de que las personas estén moralmente obligadas a orientar sus vidas de acuerdo al “orden natural establecido por Dios” y de este modo, apoyar, respetar y producir para sus amos y patrones, de acuerdo a dicho ordenamiento divino. Los faraones de Egipto y los emperadores de la China, por ejemplo, eran considerados dioses; durante el periodo de las monarquias europeas, la religion sostenia que el poder de os reyes emanaba directamente de Dios y por lo tanto, contradecir un mandato real constituia un cuestionamiento a la voluntad divina. En el continente americano, la esclavitud fue justificada por las élites y 1a iglesia a través de la propagacion de la 106 creencia de que los indigenas no posefan alma y por esta raz6n no podian ser tratados como seres humanos. Los sistemas productivos creados por los espafioles tales como la encomienda y la mita, justificaban la esclavitud y el trabajo forzado argumentando que los espafioles y portugueses les ensefiarian a los indios a vivir dentro deos valores del cristianismo y la civilizaci6n europea; en pago por esta pia misién, las poblaciones indigenas debian trabajar gratis para sus amos extranjeros (Zavala: 1973: 15). Dentro de las sociedades agrarias, entonces, el poder de las élites tiende a expandirse enormemente. Simultineamente, dichas sociedades adquieren las proporciones de un imperio, haciendo la tareas gubernativas extremadamente complejas,en donde, para ejercer un apropiado control de las mismas por parte de las lites se requiere de sistemas administrativos eficaces, incluyendo un poderoso aparato militar. Asf, en la medida que la econom‘a se va expandiendo el sistema politico se transforma cada vez més en un organismo o institucién separada dentro de la sociedad. Resumiendo, los Lenski describen a las sociedades agrarias como organis- ‘mos caracterizados por la presencia de una notoria diversidad de patrones sociales yculturales. Contrariamentea las sociedades cazadoras-recolectoras, las formas de vida encontradas en las sociedades agrarias pueden diferir significativamente unas de otras, como consecuencia de los avances tecnolégicos. En cambio, en las sociedades tecnolégicamente menos desarrolladas, la diversiciad es fundamental- mente una consecuencia de la variaci6n de los ambientes fisicos. Sin embargo, en la medida que las personas ganan un mayor control sobre el mundo natural, estos son capaces de aumentar el uso de los elementos creativos de la cultura humana, aumentado la diversidad de la sociedad. Sociedades industriales Se entiende por sociedad industrial a aquella que posee maguinaria sofisticada 1 que utiliza combustibles naturales para producir bienes materiales. La fuerza muscular de los humanos y animales ya no es més las fuente primaria de produccién de bienes,en donde ias herramientas y m4quinas desempefian un papel mas complejo yeficiente debido a la utilizacién de metales previamente sometidos al proceso de aleacién como el acero. El motor a vapor inventado alrededor de 1765 en Inglaterra, fue utilizado eficientemente para mecanizar tareas productivas previamente ejecutadas en for- ma manual. Este elemento fue s6lo el comienzo de la llamada Revolucién Indus- trial, la diltima etapa del modelo de la evolucién cultural formulada por los Len: La tasa de crecimiento tecnol6gico continu6 aumentando répidamente durante el siglo diecinueve, produciendo profundos cambios sociales, innovaciones cientifi- cas, incluso en el plano social, motivando el desarrollo de la sociologia. Durante el 107 siglo veinte el avance tecnolégico alcanzé niveles nunca imaginados, permitiendo alos humanos, por ejemplo, volar a la velocidad del sonido, hablar por radio o por teléfono desde cualquier rincén del mundo, e incluso viajar a otros planetas. Sin lugar a dudas estos son mejoramientos extraordinarios que no pueden ser dejados de por lado en ningtin estudio cientifico de nuestras sociedades. En contraste con las sociedades agrarias, donde muchas de las actividades podian Ilevarse a cabo en el hogar, este masivo y complejo desarrollo tecnol6gico condujoa la creacién de importantes centros fabriles en las sociedades industriales. Individuos que antiguamente trabajaban dentro de la familia y luego como campe- sinos, fundamentalmente en Europa, Canada y los Estados Unidos, se transforma- ronen obrerosindustriales. Una situacién similar ocurrié con el restos de los paises de Latinoamérica, Asia y Africa, a pesar de que el campesinado atin contintia ocupando un rol importantisimo en los sistemas productivos de estas regiones. Junto al proceso de industrializaci6n innumerables valores, creencias, tradiciones y valores culturales, que imperaron por un largo tiempo en las sociedades agrarias, desaparecieron. La industrializacion ha generado grandes concentraciones de poblacién, algo muy dificil de imaginar cincuenta afios atrés. Ciudad de México, por ejemplo, se adentra en el siglo veintiuno con una poblacién de més de 20 millones de habitantes, Sao Paulo con casi diecinueve millones y Buenos Aires con més de once millones, A pesar de que las expectativas de vida han aumentado significativamen- te debido a los enormes progresos de la medicina, las condiciones de sobrevivencia de la poblacién se deterioran cada vez més como resultado de Ja contaminacién ambiental, destruccién del medio ambiente y el aumento de la pobreza originada por la distribucién desigual del ingreso. La concentracién de grupos humanos en las ciudades también ha alcanzado cifras récords. En el periodo de las sociedades agrarias, no mas del diez porcientodel total dela poblaci6n residian en lasciudades, comparadas actualmente con casi un setenta y cinco por ciento de concentracién urbana enalgunos paises. Segiin datos dela CEPAL (1991),en 19601a poblacién que vivia en localidades de mAs de 20 mil habitantes no superaba el 50 por ciento y solamente el 25 por ciento vivia en ciudades demés habitantes. La situacién cambia drasticamente dos décadas después. A inicios de los ochenta, mas del 70 por ciento de la poblacién latinoamericana es considerada urbana, y cerca del 60 por ciento vivia en ciudades de més de 100 mil habitantes. Actualmente el grueso de la poblacién se concentran en las ciudades y grandes metropolis. Por ejemplo, mas del 50 por ciento de la poblacién urbana de Uruguay se ubica en Montevideo y el Salto, 40 por ciento en Santiago y Valparaiso en Chile y 39.2 por ciento en el Gran Buenos Aires y Cérdoba, en Argentina (CEPAL:1993), La especializacion ocupacional, la cual aumenté durante el transcurso dela evolucién sociocultural, es actualmente més pronunciada que nunca resultando cada vez. més frecuente que las personas se identifiquen entre si de acuerdo a sus 108 actividades profesionales o roles técnicos més que en términos personales. En la misma medida, los valores culturales son cada vez més variados en donde el papel dela familia ha perdido su importancia como centro de la vida social, comoa la vez, ha dejado de ser ei centro de la produccién econdmica, la educacién y la vida religiosa. Elconcepto de la familia extensa, utilizado para referirse a las sociedades preindustriales y la cual incluia una amplia variedad de indlividuas emparentados y que vivian muy cercaros entre st, dieron paso a la familia nuclear, en donde los padres y sus hijoscomparten sus propios hogares, separados del restode sus parientes. Similarmente, eltimero de personas que viven solas, fas tasas de divorcio, fas parejas que viven juntas sin estar casadas y las madres solteras también han aumentadonetoriamente debido a las transformaciones tecnolégicas de la sociedad industrial. LosLenskiargumentan que cuando una sociedad comienzaaindustrializarse os beneficios producidos por los avances tecnoligicos favorecen solamente a una pequefia parte de la poblacién, mientras queel resto, especialmente los trabajadores industriales urbanos, frecuentemente viven en condiciones de pobreza y extrema pobreza, Sin embargo, los Lenski sostienen que con el transcurso del tiempo, los beneficios de la sociedad industrial se extienden al resto de la poblacién, argumen- tando, por ejemplo, que las condiciones de pobreza actuales, son considerablemen- te mais bajas que hace cien afios. Lanecesidad creciente de obreros y trabajadores especializados que puedan leer y escribir fuerzana disminuir los draméticosniveles de desiguaidad social observados en las sociedades preindustriales. La educacion, de acuerdo a los Lenski, se ha expandido a todas las sociedades industriales en forma gratuita y obligatoria, tanto para hombres como mujeres. Lo mismo puede decirse respecto a los derechos politicos donde, gradualmente, todos los sectores de la poblacién poseen derechos civicos que les permiten elegir a sus autoridades y representantes. En sintesis, el poder de las sociedades industriales no tienen paraleloen la historia de la humanidad. Irénicamente, la vulnerabilidad y posibilidades de destruccién masiva del planeta, también ha alcanzado niveles inimaginables. La habilidad de la humanidad para manipular la naturaleza a través de las impresio- nantes innovaciones tecnoldgicas no han sido del todo admirable, ni mucho menos positiva, Destruccién masiva del ambiente, la contaminacion ambiental de rios, lagos y océanos, la creciente desertificacién de los suelos, la cada vez mas dramdtica escasez de Iluvias y por lo tanto, agua para regar y beber, la destruccién dela capa deozano que nos protege de los rayos ultravioleta det sol, etcétera, son algunos de os ejemplos més notorios de esta situacion. Sin embargo —y es aqui donde reside una de las debilidades més notoria del anélisis de la evolucién sociocultural—- este modelo no explica que la industrializacién ha aumentado draméticamente la distancia que historicamente ha existido y atin existe, entre las sociedades agricolas ysubdesarrolladas de Africa, Asia, Latinoamérica y el Caribe y los paises industria lizados. Ms atin, el desarrollo de sociedades industriales fue debido a las posibi- soe lidades que éstas tuvieron para utilizar las fuentes de riqueza —oro y plata— recursos naturales —alimentos y materias primas— junto a una fuerza de trabajo barata —nativos y esclavos— para construir sus poderosos proyectos sociales, politico y econémicos. El conflicto social: Karl Marx Karl Marx nacié en Alemania al comienzo del siglo diecinueve, durante el periodo en que la Revolucién Industrial producia dramaticas transformaciones ent las sociedades agrarias de Europa. Marx vivié la mayoria de su vida adulta en Londres, la capital del imperio briténico. Las colonias de alrededor del mundo abastecian a la economia industrial inglesa de materias primas, sirviendo ala vez como mercados para los productos manufacturados de ese pais. Londres era la metrépolis intemacional donde la extrema riquezay ta extrema pobreza competian entre si. Unos pocos aristécratas e industriales gozaban de riquezas y privilegios inimaginables, mientras que una amplia mayoria dela poblacién trabajaban largas jornadas por bajos salarios, viviendo en sectores marginales y afectados por los efectos de la desnutriciény lasenfermedades. Enese sentido, el milagrotecnolégico de la industrializacién habia hecho muy poco para mejorar las condiciones de vida de la mayoria de los habitantes de esa nacién. Para Marx, este tipo desociedad presentaba una contradiccién fundamental 2Cémo una nacién tan rica podia originar en su seno una cantidad tan enorme de individuos viviendo en las formas més increfbles de miseria? Mas importante resultaba la pregunta: ;Cémo puede cambiarse esta situacién? Sin lugar a dudas, Marx es uno de los personajes mas controversiales en la historia de capitalismo industrial, sin embargo, su trabajo no puede ser ignorado tanto por su tremendo contenido sociolégico como por sus implicancias politicas, sociales, y econémicas. Laclave del enfoque marxista es la idea del conflicto social, es decir, la lucha que ocurre entre los diferentes segmentos sociales de la sociedad capitalista, en el proceso de produccién de bienes materiales que ésta necesita. Ve acuerdo a las caracteristicas productivas, Marx designaba a un pequefio grupo de la poblacién como capitali las, es decir, aquellos individuos propietarios de fabricas y otras metios productives, quienes buscan vender sus productos un precio mayor del que invirtieron para fabricarlos. Simulténeamente, Marx denominé como protelariado a aquellos individuos que proporcionan la fueran de trabajo necesaria para fabricar Jas mercanclas y bienes que la sociedad necesita y que el capitalista vende en el mercado por un precio mayor o ganancia. Lo anterior es posible, debido a que los obreros que participan en el proceso productivo venden su fuerza de trabajo por un salario, ef cua! representa el ualor en dinero de la fuerza de trabajo que el capitalista page a un obrero, 110