Está en la página 1de 2

EL SOLDADITO DE PLOMO

rase una vez, un soldadito llamado Plomo, que perteneca a la guardia del rey, en un
reino muy lejano.
Plomo, tena ya 60 aos, era el jefe de los 3 soldados que formaban la guardia, y se
encargaba de que el rey fuera protegido en todo momento.
Un da, Plomo, sali fuera del castillo para reunir a todos sus hombres y les dijo:
Tengo una misin para vosotros. Tenis que resolver el siguiente enigma, y el que lo
resuelva ocupar mi puesto en la guardia, ya que yo me voy a jubilar.
El enigma es el siguiente: Si tengo 17 sombreros de soldado y tengo que repartirlos
entre vosotros 3, cmo podra repartirlos para que todos quedarais contentos?.

Los soldaditos empezaron a contestar uno por uno, los dos primeros contestaron que no
se poda hacer, ya que al dividir 17 entre 3, quedan decimales, y los sombreros no se
pueden dividir.
Despus, contest el ltimo soldado, y dijo: Si le pido prestado un sombrero a un
comerciante, ya tendra 18 sombreros, y si ahora lo divido entre los 3 soldaditos que
somos, nos quedamos cada uno con 6 sombreros, y en compensacin por el prstamo
que nos hizo el comerciante, cada uno de nosotros le regalaremos un sombrero, de esta
forma cada uno de los soldados tendr 5 sombreros.
Todos se quedaron con la boca abierta, y el soldadito Plomo le dijo: Sin duda, tu
respuesta es la ms inteligente de todas, y has resuelto el enigma.

Y cuando todos felicitaban al soldado por su inteligencia, el soldadito Plomo aadi


fulminantemente: Por cierto, ninguno de vosotros seris mi sucesor.
Todos se quedaron callados, y el soldado que haba resuelto el enigma dijo: Pero, si lo
he adivinado, por qu no ser tu sucesor?.
Plomo contest: Alguno de vosotros se ha planteado para qu quiere un soldado 5
sombreros? Un soldado debe tener un slo sombrero y cuidarlo para que no se
estropee. Cuando aprendis que hay que cuidar nuestras cosas, como nosotros
cuidamos del rey, entonces me sucederis!.
Y as fue como el soldadito Plomo dio una leccin a sus soldados y a toda la gente del
reino.

FIN