Está en la página 1de 4

PATITAS

Haba una vez un unicornio llamado Patitas que viva


en una cueva rodeada de un bello bosque. Patitas era un
unicornio alegre y bueno, siempre estaba de buen humor y
ayudaba a quien lo necesitaba. Tena un gran cuerno
multicolor que lo haca muy especial, y su cuerpo era
grande, alargado y de color verde.

La cueva de Patitas era un tranquilo lugar en el que sola


hacer grandes siestas tras sus paseos por el bosque. El
bosque que la rodeaba era un bosque lleno de vida. Lleno
de vida de las plantas y los animales que en l vivan. Estos

animales disfrutaban reunindose para ir a jugar. Tenan


juegos de lo ms variado. Un da jugaban a pquer, otro
jugaban al pilla-pilla, otro se iban al parque de atracciones,
otro contaban historias....As transcurra la vida de ese
animado bosque. Todos estaban felices de vivir all.

Pero de repente, un da los animales empezaron a


discutir y pelearse. Gritaban tanto que los gritos llegaron
hasta el interior de la cueva donde Patitas estaba
descansando. ste se despert asustado y sin pensarlo dos
veces fue a ver qu suceda:
-Por qu me habis despertado?-dijo enfadado mientras
observaba a los animalillos atentamente- Estaba
durmiendo mi siesta, se puede saber qu os pasa?
-No nos sabemos poner de acuerdo sobre el juego para hoy.

Unos quieren jugar a una cosa y otros a otra-dijo el atrevido


cervatillo.
-Y por qu no hablis sin chillar?-protest Patitas.
-Te hemos despertado?
sto hizo que los animales volvieran a pelearse, echndose
la culpa unos a los otros. En plena discusin estaban
cuando un conejo empuj a una mofeta, que con tan mala
suerte fue a golpear la cabeza de Patitas cuyo cuerno cay
al suelo.
-Ooooohh-gritaron todos a la vez.
Entre todos decidieron hacer un monumento al cuerno
multicolor al lado del rbol ms bello del bosque y nunca
ms volvieron a discutir.
Desde entonces existe un nuevo animal: el caballo. Los
animalillos del bosque recuerdan que antes era un
unicornio, pero la gente de las ciudades desconoce esta
historia.

Historia inventada por los alumnos de 3 del


CEIP

Sant Rafel.

Noviembre 2014