P. 1
d) Ginecologia y Obstetricia

d) Ginecologia y Obstetricia

4.33

|Views: 60.645|Likes:
Publicado porHózkar
resumen UASLP
resumen UASLP

More info:

Published by: Hózkar on Jan 03, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/02/2015

pdf

text

original

Sections

DEFINICION Y EPIDEMIOLOGIA.

La palabra mioma deriva de: mío (músculo) y oma (tumor). La miomatosis uterina es la
presencia de uno o varios tumores benignos formados por crecimiento anormal
monoclonal de células de las fibras musculares de la pared uterina, con una mayor
cantidad de proteínas de la matriz extracelular. Se considera la tumoración más frecuente
del aparato genital femenino y son la causa más común de histerectomía. Se conocen
también como leiomiomas o fibromas uterinos. Tienen forma, localización y tamaño
variable, lo que produce una gran variedad de síntomas, sin embargo, sólo del 20 al 25%
presentan sintomatología.

El desarrollo de los miomas uterinos aumenta conforme a la edad. Se ha establecido una
prevalencia de 5.4 a 77%, dependiendo de la población estudiada y el método diagnostico
utilizado. La mayor incidencia ocurre entre los 35 y los 49 años, se ha publicado

que la
prevalencia de tumores identificados por ultrasonido es de 4 % en mujeres entre 20 y 30
años; de 11 a 18% en mujeres de entre 30 y 40 años y 33% en mujeres de entre 40 a 60
años de edad. La prevalencia en mujeres infértiles puede ser tan alta como del 13%, pero
no se ha establecido evidencia de relación causal directa entre los miomas y la infertilidad

(4)

.

En la tabla 1 se enlistan los factores de riesgo asociados al desarrollo de miomas

.

Tabla1. Factores de riesgo asociados al desarrollo de miomas uterinos.

Mayores:

Historia familiar de miomas

Edad mayor a 40 años.

Nuliparidad.

Obesidad.

Raza negra.

Menores:

Más de 5 embarazos.

Postmenopausia.

Uso prolongado de anticonceptivos orales
(ACO), o entre los 13 y 16 años.

Tabaquismo y alcoholismo

Uso de acetato de medroxiprogesterona
(Depo-Provera).

Hipertensión

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

270

CLASIFICACION.

Los miomas uterinos son clasificados de acuerdo a su localización (ver figura 1).

A) Mioma corporal: 95% de miomas uterinos. Son hormona-dependientes.

1. Intramurales (intersticiales
o intraparietales), 60 a 70% de los miomas
corporales, se localizan en el miometrio, por lo
que tienen consistencia variable, se encuentran
frecuentemente en la cara posterior.

2.

Subserosos
(subperitoneales), 10% de los miomas corporales,
pueden originarse en la capa serosa del útero o
pueden ser originalmente intramurales. Los que
se originan en capas mas externas del miometrio
crecen excéntricamente, desplazan, comprimen y
después adelgazan las fibras musculares (seudo
cápsulas),

formando

así

el

mioma
intraligamentario. Estos pueden comprometer el
uréter y/o el aporte sanguíneo. En ciertas
circunstancias el pedículo se secciona formando
así el llamado mioma parasitario.

3. Submucosos, 15 a 25% de
los miomas corporales, se localizan por debajo del
endometrio, tienden a comprimir el útero conforme
crecen hacia su luz, ocasionan sangrado uterino
irregular. Pueden también desarrollar pedículos y
protruir completamente en la cavidad uterina,
pasar a través del canal cervical mientras siguen
unidos con el cuerpo por el mismo, cuando esto
ocurre son susceptibles de torsión o infección.

Los miomas subserosos y submucosos
pueden presentarse como estructuras polipoides
móviles denominados miomas pediculados. Algunas veces se pueden unir a
estructuras serosas vecinas, como epiplón y desarrollar neovascularización
preferencial sobre estas estructuras. También pueden raramente, separarse del
miometrio por si solos.

B) Miomas cervicales: 5% de miomas uterinos. Por lo general son únicos.

1. Intramurales. Se localizan en labio superior.

Figura 1. Clasificación de miomas uterinos.

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

271

2. Subserosos. Comprimen aparato urinario y recto.

3. Submucosos. Son mucho más raros, pequeños.

ETIOLOGIA Y FISIOPATOGENIA

Aunque la causa de los miomas es desconocida, se han realizado avances importantes
para entender el papel de factores genéticos, hormonales, de crecimiento y la biología
molecular de estos tumores .
FACTORES GENETICOS.
Los miomas son monoclonales y aproximadamente el 40% tienen anomalías
cromosómicas, las encontradas más comúnmente son translocación entre el cromosoma
12 y el 14, deleción del cromosoma 7 y trisomía 12. Se han encontrado más de 100 genes
con alteraciones en su regulación, entre los que se incluyen los receptores estrogénicos α
y β, receptores de progesterona A y B, receptor de hormona del crecimiento, receptor de

prolactina y genes de la matriz extracelular. Muchos de estos genes regulan el
crecimiento celular, diferenciación, proliferación y mitogénesis.

FACTORES HORMONALES.
Tanto estrógenos como progesterona parecen regular la aparición de miomas por lo que
rara vez son encontrados antes de la pubertad, tienen mayor prevalencia durante los años
reproductivos y disminuyen después de la menopausia. Los factores que incrementan la
exposición a estrógenos durante la vida como la obesidad y menarquía temprana
aumentan su incidencia.
Aunque los niveles séricos de estrógenos y progesterona son casi iguales en mujeres con
o sin miomas clínicamente detectables, los niveles de estradiol en los miomas son
mayores que en mujeres con miometrio normal. La producción de estrógeno de novo en
caso de miomatosis se sugiere por niveles elevados de aromatasa, enzima que convierte
andrógenos en estrógenos. También se han encontrado bajos niveles de la enzima que
convierte estradiol en estrona, lo que provoca la acumulación de estradiol en las células,
generando una respuesta exagerada a estrógenos y el crecimiento de los miomas, esta
idea es apoyada por un aumento en el índice proliferativo del mioma durante el ciclo
menstrual(9)
.
Evidencia clínica, bioquímica y farmacológica
ha confirmado que la progesterona es muy
importante en la patogénesis de los miomas.
Los índices mitóticos mayores se han
encontrado durante la fase secretora,
durante el pico de producción de progesterona y como es de esperarse, es mucho mayor
en mujeres sometidas a tratamientos con acetato de medroxiprogesterona que en
controles sin tratamiento (10)
,

aunque la repercusión clínica de este efecto es aún

controversial.
Los agonistas de lo hormona liberadora de gonadotropina, al reducir los niveles séricos de
estradiol disminuyen el tamaño del mioma.

Tabla 2. Factores de crecimiento
producidos por leiomiocitos y fibroblastos.

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

272

FACTORES DE CRECIMIENTO:
Los factores de crecimiento, proteínas y
polipéptidos producidos localmente por las
células de músculo liso y los fibroblastos (ver
tabla 2) controlan la proliferación celular y
parecen estimular el crecimiento del mioma,
primariamente por el incremento en la matriz
extracelular. Muchos de estos factores están
sobre expresados en casos de miomatosis,
sus acciones principales en la fisiopatogenia
son al producir un incremento en la
proliferación de músculo liso, incrementar la
síntesis de DNA, estimular la síntesis de matriz extracelular, promover mitogénesis y
angiogénesis.

CUADRO CLINICO

El 25% de los casos son sintomáticos. El 80% de todas las histerectomías tiene miomas,
lo cual sugiere que un porcentaje muy alto son asintomáticos (11)

. Aunque la presencia de
miomas casi nunca es asociada con mortalidad, si pueden causar morbilidad y afectar la
calidad de vida de la paciente (4)
.

SINTOMAS.
1.- Sangrado uterino anormal- Es el síntoma más común, ocurre en el 30% de las
mujeres sintomáticas. Se presenta mas frecuentemente como menorragia (sangrado
excesivo durante la menstruación, conservando su ciclicidad). Ocurre de forma gradual,
pero puede causar anemia intensa. Teorías sobre las posibles causas incluyen: ectasia
venosa por la compresión mecánica de las venas por el mioma, necrosis de la superficie
del endometrio que se encuentra por arriba de los miomas submucosos, un trastorno en la
contracción hemostática de los haces musculares normales por la presencia de miomas
intramurales, aumento en el área de la cavidad endometrial o alteración de la
microvasculatura endometrial (por expresión de diversas factores de crecimiento
vasoactivos producidos por los miomas.
2.- Dolor- Generalmente no producen dolor, excepto en casos de necrosis tumoral.
Cuando aparece es de tipo cólico, en el caso de los submucosos lo causan por que
actúan como cuerpo extraño en cavidad endometrial e inducen contractilidad miometrial.
Puede haber dispareunia moderada a severa y dolor pélvico no cíclico. La incidencia de
dismenorrea no es mayor que en mujeres sanas .
3.- Presión- Esta se da conforme los miomas van creciendo, se puede sentir pesantez
pélvica o producir síntomas de compresión de las estructuras vecinas, como poliaquiuria,
retención urinaria, obstrucción ureteral unilateral, estreñimiento y dificultad para la
defecación o compresión de la vasculatura pélvica (varices o edema de extremidades
inferiores).
4.- Trastornos de la reproducción- La infertilidad secundaria a miomatosis es poco
frecuente, se da cuando los miomas interfieren con el transporte normal de las trompas de
Falopio o con la implantación de un óvulo fertilizado. Los miomas intramurales grandes
ubicados en las regiones de los cuernos pueden obstruir la porción intersticial de la
trompa. Los miomas submucosos inducen hemorragias continuas que interfieren con la
implantación.

Factor de crecimiento transformante β
TGF-β)
Factor de crecimiento fibroblástico (bFGF)
Factor de crecimiento epidermoide (EGF)
Factor de crecimiento derivado de
plaquetas (PDGF)
Factor de crecimiento endotelial vascular
(VEGF)
Factor de crecimiento similar a insulina
(IGF)
Prolactina

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

273

5.- Trastornos relacionados con el embarazo- En 0.3 a 7.2% de los embarazos se
encuentran miomas uterinos, los cuales aumentan considerablemente su tamaño solo en
el primer trimestre, a causa del incremento del flujo sanguíneo y de los niveles de
estrógeno (12)
.
Los miomas intramurales y submucosos se relacionan con un aumento en la incidencia de
trabajo de parto prematuro y aborto. En el tercer trimestre pueden ser un factor en
trastornos de la presentación, obstrucción mecánica o distocia uterina. La hemorragia
puerperal por atonía o por acretismo placentario es más común en mujeres con miomas.

SIGNOS
1.- Exploración física- En el 95% de los casos nos da un diagnostico confiable.
2.- Exploración abdominal- Se pueden palpar como tumores irregulares, nodulares, que
causan protrusión sobre la pared abdominal anterior, son firmes a la palpación.
3.- Exploración pélvica- El dato más común es el crecimiento uterino, comúnmente de
forma asimétrica y de contorno irregular. En los submucosos el crecimiento es simétrico,
algunos subserosos pueden moverse libremente lo que a menudo sugiere tumores en los
anexos o fuera de la pelvis (10)
.

DIAGNOSTICO .
El diagnóstico de los miomas uterinos se basa en interrogatorio y el hallazgo en el
examen bimanual o un hallazgo incidental en ecografía. Las técnicas de imagen son útiles
cuando es necesario confirmar el diagnóstico o para mejorar la localización del mioma; la
evaluación radiológica de rutina no es necesaria y no mejora resultado.

EXPLORACION FISICA
La mayoría de los miomas son descubiertos por medio del examen bimanual del útero,
en casos de tumores grandes son descubiertos por palpación de la parte inferior del
abdomen. Cuando el cuello uterino se desplaza hasta detrás de la sínfisis del pubis, los
miomas implicados suelen ser grandes.
DATOS DE LABORATORIO.
Anemia debida a un excesivo sangrado uterino. El hematocrito regresa a los niveles
normales después de la extracción del útero.
En casos de necrosis tumoral puede haber leucocitosis y una elevacio de la velocidad de
sedimentación globular.
IMAGEN
La ecografía pélvica ayuda a establecer el diagnóstico, particularmente en la mujer
obesa. Es útil también para descartar el embarazo como causa de crecimiento uterino. Es
un procedimiento operador dependiente. La apariencia ecográfica puede ser un
crecimiento uterino o una nodulación del contorno. Cuando predomina el componente
muscular, la lesión es una masa sólida concéntrica hipoecoica. El aumento en la
ecogenicidad indica degeneración quística, y cuando se calcifica presenta además
sombra acústica posterior. La via transvaginal es la mejor prueba, en base a su carácter
no invasivo y costo-beneficio, es la modalidad más utilizada. Tiene una alta sensibilidad
(95-100%).

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

274

La histerosonografia mejora la definición de la magnitud de la invasión en la cavidad
endometrial por miomas submucosos y permite la identificación de algunas lesiones
intracavitarias no vistas en la ecografía de rutina.
La resonancia magnética es la mejor modalidad para visualizar el tamaño y la ubicación
de los miomas, puede distinguir entre leiomiomas, adenomiosis, adenomiomas y
sarcomas. Es de utilidad en la planeacion quirúrgica y antes de la embolización de la
arteria uterina. También se puede utilizar para evaluar el tracto urinario.
La Histerosalpingografía es una buena técnica para definir el contorno de la cavidad
uterina. Útil en miomas intrauterinos y en la paciente infértil, ya que ofrece información de
la permeabilidad tubaria, siendo este el principal fin con el que se usa.
METODOS ESPECIALES
La histeroscopía y laparoscopia pueden ayudar en la identificación de miomas, y para la
evaluación de extensión y remoción de miomas submucosos. Son invasivos.

La tabla 3 muestra la evidencia y diferencias de algunos de los métodos diagnósticos
mencionados.

Tabla 3. Precisión de métodos diagnósticos en miomatosis uterina.

Método diagnóstico Sensibilidad Especificidad VPP VPN

US transvaginal

84.8

79

82.4 82

Sonohisterografía

94.1

88.5

91.4 92

Histeroscopía

88

94

Resonancia magnética

99

86

92

97

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL

Depende principalmente de las manifestaciones clínicas, se deben de descartar otras
causas de:
SANGRADO ANORMAL:

Causas hormonales

Hiperestrogenismo persistente con ciclos anovulatorios, donde hay una proliferación
glandular excesiva, dando un endometrio frágil, inestable y propenso a un
desprendimiento superficial y sangrado, pero el sangrado es impredecible, lo que lo
diferencia principalmente del sangrado excesivo por miomas, que es periódico de acuerdo
con el ciclo menstrual.
Hemorragia por privación de estrógenos: que puede ocurrir después de la interrupción de
tratamiento hormonal en pacientes menopáusicas y en ooforectomias bilaterales
principalmente.

Causas orgánicas

Pólipos, hiperplasia endometrial, endometritis, uso de DIU, alguna coagulopatÍa, uso de
anticoagulantes (4,10)
.

MASA PELVICA:
Quiste o tumor ovárico, algunos miomas no son palpables pero pueden producir
compresiones en los uréteres causando hidronefrosis o algún otro síntoma urinario.
DOLOR PELVICO:
La torsión de los miomas puede dar dolor agudo, fiebre, leucocitosis y signos de irritación
peritoneal que puede confundirse con apendicitis (11)
.

INFERTILIDAD:
Buscar alteraciones hormonales principalmente (10)
.

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

275

TRATAMIENTO.

El alivio de los síntomas es el fin principal del manejo de la paciente con miomas. El tipo
y tiempo de intervención debe ser individualizado basado en el tamaño y localización de
los miomas, severidad de los síntomas, planes de reproducción y antecedentes
obstétricos.
Las pacientes asintomáticas o con síntomas leves se mantienen en observación, ya que
los miomas no causan disminución de calidad de vida de la paciente y le permiten evitar
la intervención quirúrgica. La terapia profiláctica no se recomienda, excepto la
miomectomÍa que puede estar indicada en pacientes con miomas submucosos que
desean futuro embarazo y en las que hay compresión ureteral que pueda llevar a
hidronefrosis moderada o severa.

TERAPIA MÉDICA.
Dada la alta prevalencia de miomas uterinos y el uso de esteroides gonadales (como
anticonceptivos), es difícil separar el efecto de estos medicamentos de los causados por
los miomas. Proveen alivio de la sintomatología, principalmente del sangrado. Esta terapia
puede ayudar a diferenciar síntomas causados por los miomas de los causados por
problemas concomitantes, como oligoovulación. Pero se debe tener cuidado al aumentar
los niveles de hormonas esteroideas ya que hay evidencia de que en mujeres
posmenopausicas tomando reemplazo hormonal hay crecimiento de los miomas.
Los anticonceptivos orales combinados y agentes progestacionales regulan el sangrado
uterino anormal, pero su eficacia es limitada en reducir los demás síntomas. Por lo tanto
son útiles para tratar miomas con problemas concomitantes que también causen
anormalidades en el sangrado. Se relacionan con la patogénesis de los miomas de
manera compleja: aunque hay niveles elevados de estrógenos y progesterona durante el
embarazo y en anticoncepción oral ambos disminuyen el riesgo de desarrollar nuevos
miomas, aunque pueden propiciar un crecimiento de los ya existentes.
Los anticonceptivos orales. Aunque textos refieren estar contraindicados, el sangrado
anormal responde y reducen el riesgo de desarrollar nuevos miomas, además reducen
síntomas de otras patologías ginecológicas asociadas. El mecanismo de acción es vía
atrofia endometrial. Por lo tanto se sugiere su uso antes de terapias invasivas, pero se
debe reevaluar si los síntomas no mejoran o al contrario se exacerban.

Dispositivo intrauterino liberador de levonorgestrel. Muestra reducción en el tamaño
uterino y el sangrado uterino severo. Una contraindicación para su uso es la presencia de
miomas intracavitarios susceptibles de resección histeroscópica.

Píldoras, implantes e inyecciones de progestina. La progesterona es un factor de
crecimiento para los miomas, incluso más que los estrógenos. Causan atrofia endometrial
y por lo tanto alivian los síntomas relacionados con el sangrado menstrual. Se utilizan
para el tratamiento de síntomas leves, especialmente para mujeres que deseen
anticoncepción. Provee exposición continua de bajas dosis de hormonas por lo que
disminuye los efectos deletéreos.

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

276

Agonistas de la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH-a). Son la terapia médica
más efectiva para miomatosis uterina. Inicialmente incrementan la liberación de
gonadotrofinas, seguido de una desensibilización a las mismas, causando un
hipogonadismo hipogonadotrópico por contrarregulación. Este estado clínico es muy
parecido a la menopausia. La mayoría de las pacientes desarrollaran amenorrea,
mejoraran la anemia y disminuyen de manera significativa (35-60%) el tamaño del útero
en tres meses de haber iniciado la terapia. Sin embargo, la menstruación y tamaño uterino
se recuperan al discontinuar el tratamiento y síntomas importantes pueden resultar del
hipoestrogenismo como bochornos, trastornos del sueño, resequedad vaginal, mialgias y
artralgias. La resorción ósea que lleve a osteoporosis en tratamientos largos, mayores a 1
año, es la complicación más severa, por lo que limita esta terapia. Debido a lo antes
mencionado son utilizadas principalmente como terapia preoperatoria, tres o seis meses
antes de la cirugía facilita el procedimiento por la disminución del tamaño uterino y reducir
la pérdida sanguínea, así como incrementar las candidatas a procedimiento vaginal o
incisión transversa (en lugar de vertical). Si no hay respuesta en dos o tres meses, no es
una buena opción de terapia prequirúrgica, como tampoco con miomas menores de 2.8
cm de diámetro que pueden ser fácilmente resecados con histeroscopía. Los efectos
secundarios pueden ser minimizados con la adición de estrógenos-progestina después de
la fase inicial de contrarregulación. Una baja dosis como la usada en reemplazo hormonal
(0.625 mg de estrógenos combinados y 2.5 mg de acetato de medroxiprogesterona)
mantiene la amenorrea, disminuye de tamaño el útero y previene los efectos secundarios
del hipoestrogenismo. Ocasionalmente GnRH-a se usan para aliviar síntomas a corto
plazo en mujeres premenopausicas o con contraindicaciones quirúrgicas.

Antagonistas de GnRH. Compiten con la GnRh endógena, y a diferencia de los agonistas
el inicio de los efectos clínicos es más rápido. Sin embargo la dosificación comercial
disponible no es la adecuada y se tienen que recurrir a inyecciones, lo que lo hace un
método incomodo.

Mifepristone. Es una antiprogestina que reduce el volumen uterino en 26-74% de las
pacientes. Mientras altas dosis dan un efecto similar al de agonistas de GnRH en cuanto a
la amenorrea, bajas dosis reducen el flujo menstrual manteniendo su ciclicidad. Provee
alivio sintomático y mejora la calidad de vida de la paciente.

Danazol. Manifiesta efectos progestacionales y androgénicos, por lo que actúa inhibiendo
la secreción de gonadotrofinas en la hipófisis, produciendo amenorrea por
hipoestrogenismo. No tiene efecto sobre el volumen del mioma, pero si disminuyen la
hemorragia.

TERAPIA QUIRURGICA.
El tratamiento de elección en las mujeres aquellas que la requieran es miomectomía o
histerectomía, dependiendo del deseo de fertilidad. Con el objetivo de reducir costos y
principalmente evitar una intervención quirúrgica, surgió la embolización selectiva de la
arteria uterina (17)
.

Miomectomía
Es una alternativa en mujeres que desean tener más hijos o conservar el útero por alguna
otra razón. Lo más común es que se realice por laparotomía aunque cada vez es más

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

277

común el uso de técnicas laparoscópicas. Hay una relación directa entre el número de
miomas removidos y el porcentaje de complicaciones. La principal desventaja es la
aparición de nuevos miomas. Cinco años después de una miomectomía el 50-60% de los
pacientes tendrán nuevos miomas detectados por ultrasonido y 10-25% requerirán una
segunda cirugía mayor después de la miomectomía. El riesgo de recurrencia disminuye
en mujeres en las que solo se removió un mioma y en las que tuvieron un parto después
de la miomectomía, pero la información a este respecto es limitada.
La laparotomía es de elección cuando existen múltiples miomas, el útero es muy grande o
los miomas son profundos o intramurales, el tiempo quirúrgico, la pérdida sanguínea y la
estancia hospitalaria es similar a las pacientes con histerectomía, el riesgo de que se
tenga q recurrir a una histerectomía no planeada durante este procedimiento es de 1%.
La laparoscopía es una opción cuando el útero es menor a uno de 17 semanas de
gestación o con un pequeño número de miomas subserosos o intramurales.
La miomectomía histeroscópica es el procedimiento de elección en miomas submucosos.

Miolisis
Consiste en coagulación térmica laparoscópica o crioablación del tejido del mioma, puede
aumentar el riesgo de formación de adherencias o ruptura uterina durante el embarazo.
Las candidatas para este procedimiento, son mujeres con menos de cuatro miomas y que
el mas grande mida menos de 10 cm de diámetro. Por la poca experiencia respecto a la
fertilidad se debe reservar para mujeres con paridad satisfecha. Es más efectiva cuando
se combina con ablación endometrial.

Ablación endometrial
En mujeres con paridad satisfecha es una opción para el manejo de anormalidades en el
sangrado, indicado en miomas submucosos, se usan microondas de ablación si el
miomas es menor de 3 cm, si es mayor se utiliza ablación rollerball.

Histerectomía
La cirugía es el tratamiento de elección para miomas, estos son la indicación más común
para histerectomía (30%), siendo esta el procedimiento definitivo, las indicaciones son:
mujeres con hemorragia aguda que no responden a otro tratamiento, paridad satisfecha y
que tienen un mayor riesgo de otras enfermedades (displasia cervical, endometriosis,
adenomiosis, hiperplasia endometrial, o cáncer de ovario) que pueden ser reducidos o
eliminados por la histerectomía, mujeres en las que ha fallado la terapia no invasiva, o en
casos en que los síntomas sean muy graves, tenga múltiples miomas y el deseo de
terminar definitivamente con los síntomas.
Se debe realizar en mujeres sintomáticas, aunque en algunas ocasiones es recomendada
en mujeres asintomáticas cuyo tamaño uterino estimado es mayor a uno de 12 semanas
de gestación, esto es porque tumores de este tamaño pueden enmascarar otras
patologías anexiales, aumentar las tasas de morbilidad y resultar malignos. Estudios
recientes no sustentan este tratamiento n mujeres asintomáticas (4)

. La principal ventaja
respecto a otros métodos invasivos es que elimina tanto síntomas actuales como la
posibilidad de problemas recurrentes.
La morbilidad asociada puede superar a los beneficios en casos de mioma subseroso
único, mioma pediculado o submucoso, los cuales serian de mejor acceso vía
laparoscópica (16)
.

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

278

Embolización de la arteria uterina (EAU).
Es el procedimiento en el cual se inserta un catéter en la arteria femoral común para
acceder a la arteria uterina. Luego la arteria es embolizada con partículas de polivinil
alcohol o con microesferas de gelatina tris-acril. Habitualmente se realiza con anestesia
local con o sin sedación. La oclusión de las arterias uterinas provocaría un encogimiento
de los miomas (17)
.

Esta indicada para el alivio de los síntomas relacionados, así como sangrado uterino
anormal debido a los miomas en mujeres premenopausicas. Contraindicado relativamente
en mujeres posmenopausicas y en las premenopausicas con miomas numerosos,
pediculados o submucosos, adenomiosis amplias, así como en pacientes con deseos de
embarazo.
Los efectos secundarios mas frecuentes y complicaciones de la EAU son dolor debido a la
isquemia de miomas y útero, síndrome de postembolización, fiebre, reacciones alérgicas,
paso vaginal de un mioma, remisión, y la necesidad de un procedimiento no planificado.
Las mayores complicaciones son un diagnostico equivocado y una disfunción ovárica (18)
.
La reducción media en el tamaño de los miomas es entre un 40% y 75%. Entre un 62% y
95% de las pacientes refieren mejoría importante en la sintomatología, sin importar el
porcentaje de reducción tumoral. Si bien los riesgos de complicaciones son bajos, en
ocasiones puede llevar a histerectomía o muerte.
Aun no es claro el efecto de este tratamiento sobre la fertilidad, por lo que en casos en
que la mujer desee conservar su fertilidad, se debe considerar a esta una tecnología en
investigación y estar contraindicada

.
Al comparar la embolización con la histerectomía, estudios recientes con seguimiento a
corto plazo han demostrado que la embolización disminuye el tiempo en quirófano, los
días de internamiento, los días de recuperación y la cantidad de sangrado durante la
cirugía, las complicaciones durante los procedimientos son infrecuentes en ambos casos.
También se ha observado mayor número de readmisiones hospitalarias, pero la mayoría
se dan en el periodo en el que las pacientes con histerectomía continúan internadas, la
mayoría de readmisiones son por dolor y fiebre(16).

REFERENCIAS.

1. ACOG. Surgical alternatives to hysterectomy in the management of leiomyomas:
Compendium.

Tabla 4. Opciones de tratamiento para mujeres con miomatosis uterina.

Características de la paciente

Opciones terapéuticas

Mujer asintomática

Observación
Mujer sintomática que desea mantener fertilidad Tratamiento médico o miomectomía
Mujer sintomática que no desea futura fertilidad
pero desea conservación del útero.

Tratamiento médico, miomectomía,
miolisis o Embolización arteria uterina.

Mujer que desea preservación de la fertilidad y
tiene un embarazo complicado con miomas
uterinos.

Miomectomía

Mujer infértil con distorsión de cavidad uterina. Miomectomía
Mujer con síntomas severos que desea
tratamiento definitivo.

Histerectomía

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

279

2. Lurie S, Piper I, Woliovitch I, Glezerman M. Age-related prevalence of
sonographically confirmed uterine myomas. J Obstet Gynecol 2005; 25:42-4.
3. Valle RF. Hysteroscopy in the evaluation of female infertility. Am J Obstet Gynecol
1980; 137:425-31.
4. Evans P., Brunsell S: Uterine fibroid tumors: diagnosis and treatment. Am Fam
Physician 2007; 75:1503-8.
5. Christin-Maitre S, Wirthner D. [Uterine fibromas: classification and
physiopathology] J Gynecol Obstet Biol Reprod (Paris). 1999 Nov; 28(7):707-14.
6. Memarzadeh, Broder. (Benign Disorders of the uterine corpus) Current Gynecol
Obstet. Version digital. Cap 36.
7. Flake GP, Andersen J, Dixon D. Etiology and pathogenesis of uterine leiomyomas:
a review. Environ Health Perspect 2003; 111:1037–54
8. Parker WH. Etiology, symptomatology, and diagnosis of uterine myomas. Fertil
Steril. 2007 Apr; 87(4):725-36. Review.
9. Kawaguchi K, Fuji S, Konishi I, Nanbu Y, Nonogaki H, Mori T. Mitotic activity in
uterine leiomyomas during the menstrual cycle. Am J Obstet Gynecol 1989;
160:637–41.
10. National Medical Series for Independent Study, Obstetrics and Gynecology, 5a
edición, Mc Graw Hill, Pag: 353-354
11. Scott J, Ronald G, Beth Karlan. Tratado de Obstetricia y Ginecología. 9a

ed., pp

919-938, Edit. McGraw-Hill.
12. Togas T. Reproductive issues in women with uterine leiomyomas. Up to Date

(14.1).

13. Stewart E. Epidemiology, pathogenesis, diagnosis, and natural history of uterine
leiomyomas. UpToDate (14.1)
14. Ekici E, Vicdan K. Uterine myolipoma: Diagnosis by ultrasound. In J Gynecol
Obstet 1993; 42 (2): 167.
15. Griffin K, Ellis M. What is the appropriate diagnostic evaluation of fibroids? J Fam
Prac 2005: 54,5.
16. Stewart E. Overview of treatment of uterine leiomyomas. Up to date. Septiembre
2007(14.1).
17. Pichon-Riviere A. Instituto de efectividad clínica y sanitaria. Embolización selectiva
de arterias uterinas para el tratamiento de miomatosis uterina. Marzo 2006.
18. Ducksoo K, Stephen D, Uterine fibroid embolization. Up to date (14.1).

Dra. Maribel Martínez Díaz
García Fajardo, Hernández Mayagoitia, Martínez Martínez.

FACULTAD DE MEDICINA DE LA U.A.S.L.P.

CURSO DE PREPARACION AL ENARM 2009
_______________________________________________________________________________

280

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->