P. 1
Regimen de consolidación fiscal

Regimen de consolidación fiscal

5.0

|Views: 8.984|Likes:
Publicado porPablo

More info:

Published by: Pablo on Apr 08, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/27/2012

pdf

text

original

Régimen de los Grupos de Sociedades

Régimen de los Grupos de Sociedades
General
El régimen especial de tributación de los Grupos en el Impuesto de Sociedades presenta importantes ventajas fiscales. Dicho régimen consiste en una tributación única al nivel de Grupo de todas las Sociedades que lo integran. Se abre así la posibilidad de compensar los beneficios de unas Sociedades con las pérdidas de otras y de aplicar las deducciones de la cuota y el diferimiento por reinversión a nivel de Grupo. Es importante distinguir, sin embargo, el concepto de Grupo de Sociedades mercantil del Grupo de Sociedades fiscal.

Grupo de Sociedades mercantil
El Código de Comercio establece la obligación de presentar cuentas anuales consolidadas cuando una entidad, siendo socio de otra, la domine de forma efectiva, encontrándose respecto de ésta en alguno de los siguientes casos: • • • • Posea la mayoría de los derechos de voto. Tenga la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los miembros del órgano de administración. Haya nombrado exclusivamente con sus votos la mayoría de dichos miembros. Pueda disponer de la mayoría de los derechos de voto.

Grupo de Sociedades fiscal
Está formado por el conjunto de Sociedades integrado por la Sociedad dominante y todas las Sociedades dependientes, residentes en España, que no estén exentas del Impuesto de Sociedades y no se encuentren en situación de suspensión de pagos o quiebra. La relación de dominio se refiere exclusivamente a los derechos de voto y ha de ser, al menos, del 90%.

Diferencias entre la consolidación fiscal y la mercantil
La consolidación fiscal y mercantil presentan las siguientes significativas diferencias: ♦ la consolidación mercantil es obligatoria, mientras que la consolidación fiscal es voluntaria; ♦ la obligatoriedad de consolidar a efectos mercantiles no tiene límite en el tiempo, mientras que la consolidación fiscal se solicita por un plazo de tres años, que son prorrogables; ♦ el dominio, a efectos mercantiles, se define en términos de “control efectivo” tanto accionarial, como de los órganos sociales; a efectos fiscales, sin embargo, se atiende sólo al control accionarial. Vemos, por tanto, que no son asimilables ambos conceptos, aunque están íntimamente relacionados, ya que la normativa fiscal se apoya frecuentemente en la normativa mercantil y contable.

Régimen Fiscal
Requisitos de la Sociedad dominante
Para ser Sociedad dominante fundamentalmente se ha de tener una participación directa o indirecta de un 75 % como mínimo en las dominadas, mantenerla de modo ininterrumpido al menos con un año de antelación al primer día del periodo impositivo, no estar sometida al régimen de transparencia fiscal y no estar, a su vez, dominada por otra.

Gómez-Mora & Asociados Estudio Jurídico-Fiscal

1 de 3

Régimen de los Grupos de Sociedades

Requisitos de las Sociedades dependientes
Fundamentalmente son dos: estar participada al menos en un 75 % por la dominante y tener el mismo tipo de gravamen que ésta.

Requisitos para acceder por primera vez al régimen fiscal de Grupos
Se requiere un acuerdo de los Organos de todas y cada una de las Sociedades del Grupo en cualquier fecha del periodo impositivo inmediato anterior al que sea de aplicación el régimen. Ejercitada la opción de acogerse al régimen, éste se mantendrá por tres periodos consecutivos, a cuyo término se podrá acogerse a un nuevo periodo.

Base imponible consolidada
Al contrario de lo que pudiera parecer lógico, la base imponible consolidada no parte del resultado contable consolidado, sino que está constituida por la suma algebraica de las bases individuales de las distintas Sociedades del Grupo con las adiciones y eliminaciones que expondremos a continuación. Para determinar la base imponible consolidada hay que efectuar la eliminación de los resultados por las operaciones internas realizadas entre las Sociedades del Grupo. Estas eliminaciones producen, en general, un diferimiento en la tributación del resultado. El importe de la eliminación está constituido por la diferencia entre el coste de adquisición o producción y el precio de venta. Los dividendos intergrupo se eliminan con carácter definitivo.

Compensación de bases negativas
Una de las ventajas más significativas del régimen especial de Grupos es la posibilidad de compensar las bases imponibles negativas de unas Sociedades con las positivas de otras. Respecto al régimen individual, ello puede producir una anticipación de la compensación, o lo que es lo mismo, un diferimiento del impuesto. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que las bases imponibles posteriores a la formación del Grupo, sólo podrán compensarse con bases imponibles positivas del propio Grupo. Las anteriores, en cambio, solo podrán ser compensadas con las bases imponibles posteriores de la Sociedad que las generó.

Diferimiento por reinversión
La tributación en el Impuesto de Sociedades de los beneficios derivados de la enajenación de los bienes de activo fijo se difiere, a condición de que el importe obtenido en la enajenación se reinvierta en otros bienes semejantes. Para tener derecho a este beneficio, es necesario que la reinversión se haga en el periodo comprendido entre el año anterior a la entrega y los tres años posteriores. Pues bien, en el régimen de tributación de Grupos, cualquiera de las Sociedades del Grupo puede realizar esta reinversión, lo que sin duda flexibiliza la aplicación de este beneficio fiscal.

Deducciones de la cuota
Del mismo modo, las deducciones de la cuota, tales como la deducción por I+D o la deducción por formación profesional, realizadas por cualquiera de las Sociedades del Grupo, se aplican sobre la cuota consolidada. La ventaja que ello conlleva es que los límites a que estas deducciones están sometidas se calculan también globalmente. De este modo, es posible que las deducciones que hubieran quedado diferidas a nivel individual por insuficiencia de cuota, puedan aplicarse globalmente de modo inmediato. Hay que mencionar, no obstante, que las deducciones posteriores a la formación del Grupo consolidado han de computarse al nivel global, es decir, calculando los límites sobre la base de las magnitudes consolidadas. Sin embargo, las de cualquier Sociedad anteriores a dicho régimen, podrán aplicarse con los límites que hubieran correspondido a dicha Sociedad en régimen de tributación individual.

Actuaciones inspectoras en los Grupos de Sociedades
Estará a cargo de las Dependencias Regionales de Inspección, salvo si alguna de las Sociedades se haya adscrita a la Oficina Nacional de Inspección, en cuyo caso, será llevada a cabo por ésta. En otro orden de consideraciones, hay que poner de manifiesto que las actuaciones de comprobación por parte de la Inspección realizadas ante cualquiera de las Sociedades del Grupo, interrumpen el plazo de prescripción para todas ellas. Gómez-Mora & Asociados Estudio Jurídico-Fiscal 2 de 3

Régimen de los Grupos de Sociedades

Resumen
Podemos decir que el régimen tributario de los Grupos de Empresas presenta importantes ventajas fiscales que, fundamentalmente, se refieren a: 3 el diferimiento del computo de los beneficios por operaciones intergrupo; 3 la aplicación a nivel de Grupo de las deducciones de la cuota; 3 la posibilidad de reinversión de los beneficios extraordinarios por enajenación de inmovilizado a nivel de Grupo, y 3 la posibilidad de compensar bases imponibles positivas y negativas de las distintas empresas; Imaginemos un sencillo ejemplo: Un conjunto de Sociedades susceptibles de ser integradas en un Grupo consolidable tiene las siguientes bases imponibles en el ejercicio 98: Sociedad Base imponible individual Tributación individual Tributación consolidada A 250 88 B -350 0 C 100 35 D 850 298 Total 850 421 298

Expresada de modo gráfico la integración de bases imponibles podría expresarse como sigue: Sociedad dominante 850

A 250

B -350

C 100

D 850

Como vemos, con la tributación consolidada se consigue compensar inmediatamente la base imponible negativa de la Sociedad B (350) con las bases imponibles positivas del resto de Sociedades del Grupo. De no existir este régimen, la Sociedad B tendría que esperar a tener bases imponibles positivas para poder efectuar la compensación. En el régimen individual, la compensación se difiere, o puede incluso perderse si transcurren más de 10 años. Artículo para El Boletín firmado por Pablo Gómez-Mora Pablo G. Mora & Asociados, S.L. Estudio Jurídico-Fiscal

Gómez-Mora & Asociados Estudio Jurídico-Fiscal

3 de 3

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->