Está en la página 1de 9

Ordenamos

los juguetes!
Leonardo S. Miranda Hora

Haba una vez un


pequeo nio que se fue
a vivir a otra casa y al
llegar a su nueva
habitacin vio que
estaba llena de
juguetes, cuentos,
libros, lpices todos
muy ordenados.

Ese da el nio se
quedo en su
cuarto jugando
toda la tarde,
pero se acost sin
ordenar sus
juguetes.

Misteriosamente, a la
maana siguiente todos
los juguetes aparecieron
ordenados y en sus sitios.
El pequeo estaba seguro
de que nadie haba
entrado a su habitacin
mientras dormia, pero no
le dio mucha importancia
a lo que ocurrio.

Y lo mismo paso en los


das siguientes, pero al
cuarto da, cuando
quiso coger el primer
juguete, ste salt de
su alcance y dijo:
No quiero jugar
contigo!.

El nio no lo poda creer, pero lo mismo


paso con cada juguete, hasta que
finalmente uno de ellos le dijo:
Por qu te sorprende que no queramos
jugar contigo?
Siempre nos dejas lejos de nuestro sitio
especial, que es donde estamos ms
cmodos y muy a gustito.
Sabes lo difcil que es para los libros
subir a las estanteras?
No tienes ni idea lo incmodo y fro que es
el suelo!

No jugaremos contigo hasta que prometas


dejarnos en nuestras casitas todos los das.

El nio record lo
bueno que se siente
estar en su camita y
lo incmodo que
haba estado cuando
una vez se qued
dormido en una
silla.

Entonces se dio
cuenta lo mal que
haba tratado a sus
amigos los juguetes,
as que prometi
guardarlos siempre en
sus sitios favoritos
donde se sintieran bien
antes de dormir.

Fin