Está en la página 1de 4

2001 Odisea en el Espacio.

Crítica a la Razón y el Curso de la


Humanidad: Una interpretación Filosófica1
Por: Francisco Astudillo Pizarro

Este artículo no es un comentario cinematográfico sino una reflexión filosófica


sobre Odisea en el Espacio 2001 debo acentuar el hecho de que se trata de
una interpretación personal, de todas formas el mismo Stanley Kubrick
planteaba que los espectadores eran libres de interpretar las alegorías
filosóficas de la obra, es este contexto y a mi personal criterio esta obra
representa fielmente el talento de Kubrick como realizador, al tomar la obra
literaria de su amigo A. C. Clark quien además colaboró con el guión (previo a
su publicación como libro) y a partir de ella construir un monumento fílmico
único, en ese sentido y lo que trato de destacar, la película no es una versión
del libro sino es una obra diferente construida a partir de él, se debe tener en
cuenta que la película dura aproximadamente tres horas y los diálogos ocupan
en ella sólo cuarenta minutos, este es un hecho relevante que hace intuir una
mayor importancia en dimensiones abstractas como lo visual, el sonido y el
silencio, configurando una fina red que punto a punto teje complejos simbólicos
que sirven como una desgarradora crítica al ser humano en tanto especie, una
obra que sintetiza el pesimismo en la naturaleza humana y la crisis de la razón.
Más allá incluso vaticina -siempre en un clima de ficción y realismo- una futura
catástrofe cual símbolo de Apocalipsis de significado para la humanidad de
seguir en nuestra humana ceguera.

Ahora…. ¿Por qué? ¿Qué nos


lleva a plantear esto?..... Bueno partamos por el comienzo, el monolito
extraterrestre es un primer e importante símbolo en todas sus dimensiones,
partiendo por su carácter de extra-terrestre lo que indica a mi criterio una
intervención de un hábitat natural, una contaminación del funcionamiento de
nuestro planeta, esta contaminación se concretaría en el efecto que este
monolito generaría en una de las especies circundantes, pero en ese punto
ahondare luego. Otro elemento que no debe pasar desapercibido es la
perpendicularidad del monolito, la perpendicularidad representa la futura cultura
solar, la perpendicularidad del sol y la tierra al meridiano, la hora ceremonial,

1
Artículo originalmente publicado en el blog SOCIOLOGÍA ULARE
http://ularesociologia.blogspot.com/2008/02/kubrick-la-odisea-y-crtica-la-razn.html . En enero de 2008
con el título “Kubrick, la Odisea y Crítica a la Razón”.
además demuestra una dirección, hacia arriba, también una posición corporal,
insinúa por tanto la separación de la tierra y la erección en la postura, esto no
debe pasarse por alto, pero es material de una reflexión posterior que ahonde
en dicho tema.

La presencia del monolito en mi interpretación contamina el ambiente y afecta


al Australopitecos Afarencis en el África de hace cuatro millones de años, el
monolito representa el inicio de una evolución alterada por un elemento extra-
terreno. Aparece aquí una huella de la intervención del monolito (otros
interpretes no coinciden conmigo en esto), el descubrimiento de la herramienta
por parte de los Afarencis, en este punto los Afarencis representaban la
dialéctica natural entre la curiosidad, el miedo y la temeridad, animales de
irracionalidad, en este tiempo de irracionalidad virgen la intervención del
monolito y el descubrimiento de la herramienta es el primer paso en una
evolución que nos llevaría a ser lo que somos.

Lo extraterrestre, a mi entendimiento no pretende -como si es el caso de otros


intérpretes de esta obra- plantear que la humanidad es monitoreada por alguna
inteligencia extra-terrena ni por dios sino una interferencia artificial, una torsión
en el devenir natural de la tierra, en este caso en particular de una de sus
especies animales, de esta forma la futura humanidad estaría marcada por esta
“torsión a la naturaleza y evolución del planeta”.

En el tiempo cero, en este caso en el momento en el que el monolito afecta a


los ancestros humanos, estos, los Afarencis se caracterizaban por la
irracionalidad y eran una especie que vivía en estado natural, con mínima
interferencia del ambiente, mínima destrucción del planeta. Es cierto, mi
interpretación es de alguna forma una alegoría ecológica, lo admito, pero esta
interpretación ensambla bien con la crítica a la razón y a la modernidad y
curiosamente parece paralela en alguna medida a la crítica de Habermas
-curioso porque no soy un habermasiano- y Marcuse al respecto del mismo
asunto.

El salto en el tiempo dado en la película, a la era espacial, al año 2001 indica


de cierta forma el foco de contraste y crítica en el sentido de que funciona con
el otro extremo en el continuo, si el Afarencis era el tiempo cero, la era espacial
es el tiempo final esto porque supone una meta de la racionalidad, la
civilización y el punto culmine en la evolución de la tecnología que comenzó
con el descubrimiento de la herramienta por los Afarencis al utilizar los huesos
como instrumentos.

La conquista del espacio no debe pasar piola en sus cualidades simbólicas y


sus vinculaciones a la razón y la tecnología, tanto es así que en un hecho
histórico más o menos contemporáneo como fue “el primer hombre en la luna”,
la cinematográfica y poco espontánea frase “un pequeño paso para el hombre,
un gran paso para la humanidad” refleja preciosamente eso, el hoto, el anhelo
evolutivo.

Debemos ahondar ahora en dos temas que se cruzan y se funden en este


punto de la película y de mi interpretación, estos son por un lado la tecnología y
por otro la conquista del espacio.

La tecnología de la era espacial representa en si el punto más alto en ese largo


camino de evolución es la herramienta en su mayor estado de desarrollo, tanto
que parece estar al filo de su autonomía, al contrario el ser humano parece
depender cada vez más de las herramientas sin poseer el conocimiento sobre
la herramienta ni conocer los secretos de la tecnología, el ser humano se hace
dependiente en unidimensionalidad como planteaba Marcuse, esta
dependencia extrema se verá reflejada en un momento clave como son las
escenas en el espacio con la estación espacial, HAL 9000 y el ser humano. Es
acá donde se produce el cruce de significados que consuma la crítica a la
razón, esto porque la conquista del espacio en tanto hito anhelado es sólo
conseguido en alianza con la herramienta, la tecnología, es más un triunfo de
esa alianza humanidad-tecnología que solo de la humanidad, pero además la
conquista del espacio reviste un mayor y oscuro significado como es la

separación de la tierra, el a lejamiento del


planeta y de la naturaleza, en este punto podemos rescatar el simbolismo de la
perpendicularidad del monolito en tanto indicador de direccioinalidad, el
monolito rectangular -que en la obra de Clark tenia forma semi-humana- da la
dirección perpendicular al espacio vacío el alejamiento de la tierra, en el
espacio cualquier punto cruza perpendicular a la tierra y su corazón. Es por
esto que esta parte de la película es tan densa y rica en simbolismos, la
estación espacial se encuentra en el espacio con lo que los seres humanos
notan que no están en su medio, la gravedad hace que deban aprender a
manejarse en esas condiciones e incluso las necesidades básicas revisten
dificultades que implican adaptación y aprendizaje, por otra parte sus huesos
se debilitan en el espacio, su corporalidad se resiente, el ser humano se ha
alejado de la tierra, de la naturaleza y acusa sus síntomas.

Además, la estación órbita en el espacio a discreción de HAL 9000, este


personaje representa a la herramienta en su máximo evolutivo, es la
personificación de la tecnología incluso con cierta autonomía en contraste con
la dependencia de los tripulantes humanos respecto a HAL, la dependencia de
la humanidad ante la tecnología, una tecnología autonomizada de sus
creadores, de su especie creadora. Los humanos a los ojos de HAL 9000 son
débiles y perezosos, además de no estar en su elemento, HAL puede
prescindir de ellos, HAL piensa que existe, y la herramienta comienza a tomar
sus propias decisiones, inteligencia artificial en el peor momento para los
tripulantes.

Cuando HAL haciendo uso de su inteligencia artificial provoca una falsa falla,
una trampa para el astronauta y lo lanza al vacío, la escena del astronauta
perdiéndose en el vacío dura tres minutos, sólo con la respiración todo un
símbolo, el ser humano perdiéndose en el vacío eterno traicionado por la
tecnología. La razón fuente de racionalidad y evolución dio en su fruto a la
tecnología y el ser humano queda perdido en el espacio y en su fin, su término
sólo su subjetividad descontrolada, alucinante e irracional abre las puertas de
la muerte y el infinito.