Está en la página 1de 22
tee NY EL PLACER DE LA MIRADA: VOYEURISMO, FETICHISMO Y LA MOVILIZACION DEL DESEO EN CELESTINA E, Michael Gerli University of Virginia «Lucerna corporis tui est oculus tus». Matt. 6: 22 «Omine quod est in mundo concupiscentia carnis est et concupiscentia oculorum et superbia vitae; quae non est ex Patre, sed ex mundo est» 1 Johan. 2: 16 «La admiracién concebida en los ajos desciende al dnimo por ellos» Sempronio, Quinto Auto «Werfen wir zundchst einen Blick» S. Freud Desde las primeras palabras de Calisto en la Tragicomedia de Calisto ¥ Melibea, «En esto veo, Melibea, la grandeza de Dios» (85)', la vista y la mirada desempefan un papel capital en el desarrollo de la obra. Partiendo de este hecho, dos estudios recientes han destacado la im- portancia de la vista, la vision, y la mirada como elementos constitu- Rojas, La Celestina, ed. Severin. Todas las citas de la obra son de esta edi- cién. ad a ¥ P “ son actos de alta intensidad labrica que y Sifican la pasion; la mirada se‘Configura 192 tivos de Celestina. En V amor hereos, 0 el 0 del most ave presenta Jos suet tudio, Vision, James F Burke, en [a trama, teora sobre las relaciones objeto- capié en como Ja vista pert ra que abarca hasta él directamente la motivacién y Cmo la teoria medieval de la vista offece un trasfondo intelectual nterior de los personajes de Celestina. En am- os de Castells y Burke concluyen que la vista mo principal a través del cual los seres humanos se ores ve para la formacién in bas instancias, los estudi es el mecanis Fantasma mn, Ricardo Castells sitt ‘nal de amores: €SPC el acont je un mel garicos di ico en Function of the Senses in Celestina de the Gaze, and the traza la presencia de la ésta precursora de sujeto en los seres humanos*. Haciendo hin- tenece a una esfera sensorial encapsulado- E, MICHAEL GERLT su li bro Femando de Rejas and the Renaissance a la obra dentro de la tradicibn médica del jcamente en una vet onitieg ler dramitico como las visiones y ancdlico enamorado. El otto es. teoria Sptico-visual medieval la sicoanalitica contemporinea I mal de ojo y Iega a contigurar y determina la conducta de Ja gente, Burke demuestra tan y se influyen reciprocamente en la obra, y es el medio gute, en palabras de Burke, emore than anything else, was understood as basic to the process of the constitution of the subject, the self, as this ¢ tity was perceived in the medieval world»’. A pesar de los loables avances que nos ofrecen las investigaciones de Burke y Castells, sin embargo, queda una dimension de la vista por analizar que afecta la presentacién siquico-sexual y social de los per- sonajes de Celestina que marca uno de 18s aspectos mis notablemen- apetito sexual fo Ge Bein aA monde at ast be st te morbosos y modernos de la obra. Me refiero al veyeurismo y las escenag en que se representa la voluntad de ver, mirar, y hasta oir ft tivamente como extensiones de las aftoranzas y los deseos de los pet sopajes. En Celestina existe una necesidad de ver, de acaparar los abjetos J:tort los ojos, que se plasma como una extensidn del impulso crosce ¥ del deseo de captar y“poseer lo visto. Ver, mirar, y oir en Celestina estimulan el apeato ¢ inten como el eje del deseo y del Celestina es, s Cc . Pues, ura obra en que se explayan bis Propiedades erdticas de la imaginacion ojo, las de la mirada, y las del oido. | sensorial, sobre todo las de | Leabaner TEMG I OMT