Está en la página 1de 1

Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religin.

La gente aprende a odiar, y si pueden aprender a odiar, tambin se les puede ensear a amar, el amor llega
ms naturalmente al corazn humano que su contrario.
Lo que cuenta en la vida no es el mero hecho de haber vivido. Son los cambios que hemos provocado en las
vidas de los dems lo que determina el significado de la nuestra.
La educacin es el arma ms poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.
Para ser libre no basta solo con liberarse de las propias cadenas, sino en vivir de una forma que se respete y
fomente la libertad de los dems.
La mayor gloria no es no caer nunca, sino levantarse siempre.