Está en la página 1de 6

Fabricar o reparar piezas en fibra de

vidrio

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Es necesario tomar medidas de protección tanto para no hacernos daño como para
que el trabajo sea más cómodo.

Para el caso, las medidas mínimas son:

• -Trabajar en un lugar cuanto más ventilado mejor y adecuadamente


iluminado.
• -Usar mascarilla.
• -Guantes.
• -Gafas protectoras.

Teneis que tener en cuenta que vais a provocar una reacción química que va a
desprender gases nocivos y, sobre todo, apestosos… Además, la tela de fibra
de vidrio puede provocar reacciones alérgicas en la piel especialmente
molestas, como si os hubierais metido de lleno en un ortigal.

MATERIAL

¿Donde se compra?

El material se puede encontrar en cualquier tienda de bricolaje, de recambios de


coches o náutica, pues la fibra de vidrio se utiliza mucho para cascos... Incluso es
muy posible que en cualquier droguería o tienda de pinturas... También en
almacenes de construcción es posible dado que la fibra de vidrio sin resina se utiliza
para aislamiento térmico de las casas. Pero en este punto vuelvo a subrayar lo
de no confundir la fibra de vidrio con la masilla de vidrio...

Las presentaciones que yo conozco son dos: o bien en forma de kit en que viene 1
metro cuadrado de tela y la resina y el catalizador para trabajarla, que sale a unos
10 euros o bien de forma separada saliendo la tela a unos 4 euros el metro y a
unos 20 el litro de resina de poliester...

Material para hacer un molde:

A mí me gusta la madera pero tiene el incoveniente de los cantos... Yo sé que el


poliestireno es muy utilizado también y que, de hecho, la mayoría utiliza ese
material porque permite conseguir formas redondeadas con más facilidad, pero a
mí no me gusta porque encuentro que es muy difícil conseguir una simetría
perfecta, pues tienes que ir a ojo de buen cubero... Puede ser que la solución sea
hacer el molde de chapa de madera y rellenar las esquinas con escayola o, incluso,
silicona, dándole la forma redondeada con ayuda de cualquier elemento redondo
(por ejemplo una lata de refresco)... Para hacer depósitos de gasolina, que suelen
hacerse de fibra aunque yo no sea nada partidario de ello, a mí me parece que la
mejor manera es la escayola dandole forma con un globo lleno de agua...
• -Cera o aceite para que el molde se pueda despegar más fácilmente
de la pieza
• -Tela de fibra de vidrio
• -Resina de poliester que se vende en botes con un catalizador que
viene en un tubito aparte. las características pueden variar de fabricante a
fabricante y hay resinas más o menos rápidas en reaccionar... A mí
personalmente me disgustan mucho las lentas pues, contrariamente a lo
que pueda parecer, me son de mal rectificar...

HERRAMIENTAS

• -Sierra de calar
• -Taladro
• -Espátula
• -Papel de lija.

FASES

• -Construcción de un molde
• -Hacer la pieza usando el molde
• -Pulir la pieza
• -Acabado

Vamos a ver cada una de esas fases.

Construcción de un molde

Es una cosa de trabajo manual de colegio. La complejidad de ese molde ya es cosa


vuestra.
Para hacer el molde podeis utilizar casi cualquier material: desde polietireno
(corcho blanco) a escayola pasando por madera.

El molde debe ser de la parte exterior de la pieza: de ese modo cuando desmoldeis,
la pieza saldrá ya casi pulida. Si sois muy perfeccionistas y quereis que la cara
interior os salga también perfecta, tendreis que hacer un molde y un contramolde,
de modo que la pieza sea el resultado de que la fibra de vidrio sea el relleno entre
del bocadillo entre el molde y el contramolde.

Evidentemente, el contramolde deberá contemplar el grosor que querais en la pieza


resultante.
Personalmente y para los que no tengan mucha experiencia en esto, les
recomiendo la chapa de madera y pegamento Imedio transparente, pues es fácil de
manejar y te permite conseguir sin esfuerzo las simetrías. La escayola tiene como
ventaja que permite más redondeces, pero es más laboriosa pues tienes que hacer
un molde previo.

Teneis que tener en cuenta que la fibra de vidrio tiene la ventaja de que se pega
consigo misma, de modo que una vez tengais hecha una pieza, posteriormente y
siguiendo el mismo procedimiento podeis añadirle partes en fibra de vidrio tales
como soportes, enganches, etc.

Hacer la pieza usando el molde

Fabricar la pieza

Una vez tengamos el molde (y el contramolde en su caso) viene lo divertido del


asunto… Lo primero que hay que hacer es cortar la tela de fibra de vidrio de modo
que cubra toda la superficie que querais que os salga. Cuantas más capas pongais,
más gruesa saldrá la pieza final. Con dos capas suele ser suficiente.

A continuación, untareis las zonas en que la fibra de vidrio va a estar en contacto


con el molde generosamente con cualquier cosa viscosa y grasienta, pues así,
cuando desmoldeis no se pegará tanto el molde a la pieza, pues de otro modo veo
difícil que consigais desmoldar.

PASOS PARA REPARAR UN COLÍN DE FIBRA DE VIDRIO

1.- El colín del ejemplo ha perdido un pedazo en un arrastrón.

2.- Lijamos la pieza por ambos lados: Exterior e Interior


3.- Ponemos la fibra de vidrio, pegándola al colín.

4.- Untamos bien la zona reparada con resina para que se "suelde" al colín.

5.- Masillamos para dejarlo al mismo nivel que el resto de la superficie.

6.- Lijamos hasta que lo dejemos totalmente igualado y liso.

7.- Pintamos, si no tenemos compresor, hay pinturas en spray que dejan un


acabado perfecto.
8.- ¿Donde dices que estaba el roto?

9.- Material utilizado y que se puede adquirir en Ferreterias grandes, tiendas de


pintura, etc:

• Kit de reparación de Fibra de Vidrio.


• Tijeras
• Lija de diferentes grosores, aunque con una fina es suficiente.
• Masilla de Chapista
• Espátulas de chapista

Cuando tengais todo eso preparado, es el momento cumbre. Cogeremos un


recipiente de plástico (un vaso o una botella de agua a la que previamente le
hayamos cortado la zona estrecha. Normalmente, los botes de resina de poliester
dicen que primero pongas la resina en el molde y luego la fibra de vidrio.
Personalmente yo lo hago al revés: pongo la tela en el molde (suele ser difícil
porque se escurre) y luego vierto la resina… Que cada uno escoja su método pero
el resultado final vendrá a ser el mismo… Yo lo hago así porque no me condiciona lo
que ahora os explicaré…

Para que la resina de vidrio haga su función, es necesario añadirle el catalizador y


mezclarlo bien… El catalizador es el que provoca la reacción química de la que
luego os hablaré… El único problema es que esa reacción se produce en un
momento indeterminado: dependiendo de las circunstancias ambientales,
especialmente de temperatura, se produce antes o después… No es instantánea,
pero cuando empieza no hay quien la pare… Hay quien dice que se tiene que hacer
con una temperatura ambiental de 25 grados pues dicen que es la temperatura
ideal para que se produzca la reacción y la fibra de vidrio adquiera la rigidez
mediante la cristalización… Personalmente discrepo profundamente de ello: puede
que eso funcione con gente avezada a trabajar con la fibra de vidrio
habitualmente…

Personalmente, yo he estado trabajando con la resina de poliester a 5 grados y la


reacción se ha producido normalmente, sólo que me ha dado más tiempo para
distribuirla… Cogemos el recipiente plástico, vertemos la resina de poliester, le
añadimos el catalizador en la proporción indicada por el fabricante y la mezclamos
con un palo o una espátula hasta que veamos que el catalizador (normalmente de
un color chillón: rojo) desaparece en el color miel de la resina… No cuesta nada… E
inmediatamente vertemos todo ese contenido encima de la fibra de vidrio
uniformemente en el molde con ayuda de una espátula, llegando a toda la
superficie de la pieza…

Deprisa pero sin precipitarnos: tendremos normalmente unos diez minutos de


margen de maniobra para concluir esa operación… Es como cuando repartimos el
aceite en una sartén para que cubra toda la superficie… Vereis como la tela de
vidrio parece diluirse como un azucarillo en la leche… Una vez repartida, si habéis
hecho el contramolde, lo colocais… Y si no, pues a esperar toca… A los 10-15
minutos de haber hecho la mezcla de la resina con el catalizador empezareis a oír
unos chasquidos: es la reacción química… Empezará a salir humo que no es
otra cosa que el resultado de esa reacción que desprende mucho calor y con él
vapor de agua y un pestazo de quí no te menees: si lo haceis dentro de casa, os
aseguro que os echarán de ella… No respireis esos efluvios… Esperaos media hora.

Si la pieza es muy grande, es posible que os convenga incorporar nervios


metálicospara ganar en rigidez o para colocar los enganches… Es en esta fase que
podeis incorporarlos…

Pulir la pieza
Antes de desmoldar, aprovechad para, con la sierra de calar, cortar todos los
bordes siguiendo el borde del molde… Os dareis cuenta que es muy fácil… Con la
sierra de calar y el taladro podeis hacer los orificios que os dé la gana…

Desmoldad… Ya teneis la pieza hecha…

Acabado
Para limpiar la pieza y liberarla de los restos de aceite de cuando estaba en el
molde, utilizad disolvente… Una vez desengrasada la pieza, podeis lijarla para
acabarla de pulir… Y ya está lista para darle la imprimación y la pintura. Tened en
cuenta que el color de la pieza saldrá blanquecino, pero que eso puede modificarse
tintando la resina de fibra de vidrio del color que querais antes de mezclarla con el
catalizador…

Y ya está… Ya os podeis fabricar el fuselaje de vuestro propio avión…

Por último un consejo: Cuando se os parta una pieza del carenado o tengais que
reparar algún elemento que no implique a la mecánica, no lleveis la moto a un
taller de mecánica de motos, lo usual es que no se compliquen la vida y
encarguen la pieza nueva al fabricante. La moto hay que llevarla al chapista,
cualquier chapista de coche seguramente te arreglará la pieza, te saldrá por dos
duros y te la dejará como nueva... Es exactamente lo que hacen los del taller de
mecánica, pero cobrándote en la mayoría de los casos comisiones escandalosas...

También podría gustarte