Está en la página 1de 1

Empieza por ti

Las siguientes palabras fueron escritas en la tumba de un obispo


anglicano (1100) en las criptas de la abada de Westminster:
Cuando era joven y libre, y mi imaginacin no tena limites, sonaba con
cambiar al mundo. Al volverme ms viejo y ms sabio, descubr que el
mundo no cambiara. Entonces acorte un poco mis objetivos y decid
cambiar solo mi pas. Pero tambin, el pareca inamovible. Al ingresar en
mis aos de ocaso, en un ltimo intento desesperado, me propuse
cambiar solo a mi familia, a mis allegados; pero, por desgracia, no me
quedaba ninguno. Y ahora que estoy en mi lecho de muerte, de pronto
me doy cuenta: Si me hubiera cambiado primero a m mismo, con el
ejemplo habra cambiado a mi familia; a partir de su inspiracin y
estimulo, podra haber hecho un bien a mi pas y quien sabe, tal vez
incluso habra cambiado el mundo.