P. 1
PROTECTORES AUDITIVOS

PROTECTORES AUDITIVOS

|Views: 7.927|Likes:
Publicado porMiguel Angel Racite

More info:

Published by: Miguel Angel Racite on Dec 26, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/18/2013

pdf

text

original

Nº 24/S/2006 EQUIPOS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL: PROTECTORES AUDITIVOS

PALABRAS CLAVE
Ruido, atenuación, marcado CЄ, límites de exposición, uso, mantenimiento

INTRODUCCIÓN Los protectores auditivos son equipos de protección individual (EPI) que debido a sus propiedades para la atenuación del sonido, reducen los efectos peligrosos del ruido en la audición para evitar el daño acústico.

Tapones antirruido

Tapones antirruido moldeados

Tapones antirruido con banda

Tapones antirruido Orejeras antirruido de nuca con banda

Orejeras acopladas a casco de protección

Los protectores auditivos más comunes son los denominados “pasivos”, tipo orejera, tapón o casco acústico que tienen la función particular o la característica de reducir el ruido por su diseño y por el tipo de material usado. Existen otros, denominados genéricamente “no pasivos”, que también son de tipo orejera y/o tapón pero que incluyen componentes mecánicos o electrónicos con el fin de proporcionar una atenuación diferente cuando cambia el nivel u otras características del ruido. Los hay de diferentes tipos para resolver necesidades de , comunicación con otras personas al realizar un trabajo con los protectores puestos (formación y visitas guiadas en áreas ruidosas, áreas ruidosas donde deben darse instrucciones detalladas, intercomunicación por radio), oír señales sonoras de aviso (alarmas, sirenas, voces, etc) o para protegerse de ruidos impulsivos repetitivos o aislados (pistolas de clavos o de remaches, disparos con armas de fuego etc.), etc. Cada protector auditivo tiene unas características específicas que les hacen ser útiles para unos tipos de ruidos y no para otros, por esta razón para elegir un protector auditivo se deben tener en cuenta una serie de factores que deben ser medidos con instrumentos específicos (sonómetros) y analizados por especialistas. Existen protectores auditivos para prevenir riesgos diferentes de los acústicos (salpicaduras de chispas de soldaduras o de materiales fundidos, golpes, agresiones térmicas, productos químicos, etc), siendo diferentes los requisitos para su elección en estos casos. Son numerosos los sectores de actividad en los que se precisa la utilización de protectores auditivos al poder estar sometidos los trabajadores de los mismos a niveles de ruido capaces de producir trastornos fisiológicos y patológicos: metalurgia, calderería, madera, textil, transporte aéreo, minería, etc.; actividades que llevan consigo la utilización de explosivos, dispositivos de aire comprimido, percusión, etc.

OBJETIVOS • • • Dar a conocer las obligaciones del empresario en aspectos relativos a los protectores auditivos. Referir los aspectos y las consideraciones a tener en cuenta en la elección de protectores auditivos Aportar los criterios para el uso y mantenimiento de los protectores auditivos

ACTUACIONES No exponer a los trabajadores a niveles de exposición diaria (con protectores auditivos puestos) superiores a 87 dB(A) en ruidos continuos y/o a niveles de pico (con protectores auditivos puestos) superiores a 140 dB(C) en ruidos de impacto (ruidos intensos espaciados). Suministrar obligatoriamente y de forma gratuita protectores auditivos a los trabajadores cuando los niveles de exposición diaria (sin los protectores auditivos puestos) superen los 80 dB(A) en ruidos continuos y/o los niveles de pico (sin los protectores auditivos puestos) superen los 135 dB(C) en ruidos de impacto (ruidos intensos espaciados). Fomentar la utilización de los protectores auditivos cuando los niveles de exposición diaria (sin los protectores puestos) superen los 80 dB(A) en ruidos continuos y/o los niveles de pico (sin los protectores auditivos puestos) superen los 135 dB(C) en ruidos de impacto y comprobar el uso efectivo de los protectores auditivos por los trabajadores cuando los niveles de exposición diaria (sin los protectores puestos) superen los 85 dB(A) en ruidos continuos y/o los niveles de pico (sin los protectores auditivos puestos) superen los 137 dB(C) en ruidos de impacto (ruidos intensos espaciados). Señalizar de forma apropiada y conforme a normativa, la obligación del uso de los protectores auditivos por los trabajadores, en los lugares de trabajo donde los niveles de exposición diaria (sin los protectores puestos) superen los 85 dB(A) en ruidos continuos y/o los niveles de pico (sin los protectores auditivos puestos) superen los 137 dB(C) en ruidos de impacto. Elaborar una relación de los puestos de trabajo que precisen la utilización de protectores auditivos, en la que consten las razones que justifican esta utilización; y mantener esta relación a disposición de la autoridad laboral. Elegir los protectores atendiendo a las “exigencias de seguridad y salud” establecidas en la normativa (RD 773/1997): o Apropiados a las características de los ruidos contra los que protegen, conforme a los resultados de una evaluación de los mismos. o Que proporcionen una atenuación acústica en condiciones reales, adecuados a la actividad: tiempo de utilización, frecuencia de los intervalos de uso, etc. o No suponer un riesgo adicional. o Responder a las condiciones del lugar de trabajo: temperatura, humedad, atmósferas polvorientas, tráfico de vehículos, etc. o Adecuarse a las condiciones de salud del portador. o Adecuarse a las condiciones anatómicas, fisiológicas, patológicas del portador, y sin producir incomodidad. o Mantener su eficacia con el uso. o Ser compatibles con el resto de los EPI en caso de riesgos múltiples

ACTUACIONES (continuación) Utilizar únicamente protectores auditivos cuyo diseño y confección cumplan las “exigencias de comercialización” establecidas en la normativa (RD 1407/1992 y modificaciones posteriores). o Tener marcadas las siglas CЄ en cada protector; y en caso de no ser posible, en el envoltorio o en la caja de embalaje. o Disponer para cada tipo de protector de un manual de instrucciones donde se indiquen las características técnicas, los datos referentes al uso, limpieza almacenamiento, mantenimiento, desinfección, etc. Velar por el correcto estado de mantenimiento, limpieza, desinfección y reparación conforme a las instrucciones del fabricante. Proporcionarlos para un solo uso o para uso personal si las condiciones higiénicas y de salud lo exigen. Proporcionarlos para los usos previstos conforme a las indicaciones del fabricante. En su elección deben participar los trabajadores y/o sus representantes. INFORMACIÓN / FORMACIÓN Con relación a los protectores auditivos debe formarse e informarse a los trabajadores de: • Los riesgos contra los que protegen. • Las actividades, lugares y ocasiones en las que uso es obligatorio o es recomendado. • La capacidad de atenuación de cada tipo y modelo de protector, conforme a las características del ruido a protegerse. • Las limitaciones de su uso. Los riesgos contra los que no están diseñados. • El daño auditivo que se produciría si no se usan protectores auditivos adecuados. • Los niveles de ruido perjudiciales • La importancia del ajuste del protector auditivo en el rendimiento y en la protección alcanzada. • La influencia del tiempo de uso en la protección alcanzable. • La necesidad de oír instrucciones verbales y señales de aviso y alerta. • Las instrucciones, preferentemente por escrito y con lenguaje comprensible para el trabajador, sobre la forma correcta de utilizarlos y mantenerlos; y cuando deben desecharse. CONSEJOS PRÁCTICOS La falta de motivación en el uso de protectores auditivos se debe con frecuenta a una insuficiente información o a una selección incorrecta. Para evitar resistencias a su uso es preciso dar explicaciones claras sobre la necesidad de su utilización por las consecuencias que tiene el ruido en la salud: pérdida de audición, fatiga nerviosa, trastornos psicológicos, falta de relajación, etc. Debe conocerse que no sólo es la intensidad el factor que tiene incidencia en los efectos nocivos del ruido; sino que existen otros: tono, timbre, tiempo de exposición, etc. que afectan también a la salud y que deben tenerse presentes en la selección de los protectores auditivos.

CONSEJOS PRÁCTICOS (Continuación) Los protectores auditivos, para que sean eficaces, deben llevarse durante todo el tiempo en los lugares donde existan niveles de ruido perjudiciales. Si se quitan, incluso durante un corto período de tiempo, la protección efectiva se verá muy reducida. Una sobreprotección frente al ruido puede ser perjudicial: producir aislamiento y/o impedir oír señales sonoras de advertencia y aviso (sirenas, timbres, altavoces, claxon, bocinas de vehículos, sistemas de alarma, etc) con el consiguiente aumento del riesgo de accidente. Las señales de alarma, de advertencia o de llamada en las zonas de ruido deben ser elegidas, de forma que puedan ser oídas por quienes tienen que llevar protección auditiva, comprobando su audibilidad en las condiciones reales en que se desarrolle el trabajo. La utilización conjunta de protectores auditivos con otros dispositivos de protección de la cabeza, pueden producir una reducción en la atenuación del protector auditivo. Cuando se lleven orejeras o tapones con arnés, debe prestarse especial atención a los siguientes aspectos: • La ropa de protección debe llevarse por encima del protector auditivo y no debajo del mismo. Llevar unas orejeras o unos tapones unidos con arnés sobre la ropa reduce en gran medida su eficacia. • Cuando se utilicen gafas de protección, conviene que las patillas sean de poco perfil, de forma que no se dificulte la hermeticidad de la orejera a la cabeza. En estos casos es preferible utilizar tapones y ante su imposibilidad se deberán utilizar orejeras con almohadillas anchas y flexibles. • Cuando las gafas sean de montura integral se deberán tomar precauciones para que la montura y la cinta de sujeción no interfieran con las almohadillas de la orejera y con su hermeticidad. • Cuando se utilicen pantallas faciales, su diseño no debe interferir con el uso de un protector auditivo. • Los protectores auditivos se deben llevar bajo las capuchas. • Existen orejeras diseñadas para ser usadas junto a un casco de protección (no las acopladas a un casco de protección) que pueden mantenerse en su sitio por medio de una cinta de cabeza o de un arnés de nuca. Conviene comprobar que el casco no interfiera con la atenuación de la orejera. • Cuando se utilicen equipos de protección respiratoria, debe prestarse atención para que el arnés de sujeción del equipo respiratorio no dificulte el ajuste de la orejera a ambos lados de la cabeza. El trabajo físico, especialmente a altas temperaturas y/o humedad ambiente, puede provocar con las almohadillas de la orejera una abundante y desagradable sudoración. En tales condiciones de trabajo, es preferible la utilización de tapones. Si se usan, pueden colocarse cubre-almohadillas higiénicos absorbentes. Sin embargo, debe destacarse que estos cubrealmohacillas pueden reducir la atenuación del protector auditivo. Es preferible la utilización de protectores que tengan publicados datos de atenuación de la combinación de orejera y cubre-almohacillas higiénico.

CONSEJOS PRÁCTICOS (Continuación) Las temperaturas bajas pueden afectar a la atenuación de los protectores auditivos. En condiciones de trabajo poco limpias, conviene tomar precauciones para que los protectores auditivos seleccionados se puedan usar sin riesgo de infección para el usuario. Antes de seleccionar cualquier tipo de protector auditivo, conviene que personal cualificado pregunte al usuario si ha tenido cualquier problema de oído, como irritación del conducto auditivo, dolor de oídos, supuración o pérdida auditiva, o si sigue algún tratamiento para cualquier enfermedad del oído o trastorno de piel. Es aconsejable que las personas que presenten este tipo de problemas consulten a un médico con el fin de determinar qué tipo de protector les conviene. Las personas con pérdidas de audición se pueden encontrar con que la utilización de protectores auditivos aumenta sus problemas de audición. En tal caso se recomienda consultar a un especialista que, si lo considera conveniente, puede elegir el tipo de audífono más conveniente para el ruido existente. Debe realizarse una inspección regular y reparar y/o sustituir los protectores auditivos, que se encuentren es mal estado de uso: perforaciones, grietas, almohadillas defectuosas o sucias, etc. Algunas sustancias químicas (tolueno, estireno, disulfuro de carbono, etc.) empleadas en sectores tales como artes gráficas, industria del plástico, producción de pinturas y lacas, etc.) son tóxicas para el oído. Los trabajadores que se ven expuestos a algunas de estas sustancias y a ruidos sonoros corren un mayor riesgo de sufrir daños auditivos que aquellos que están expuestos únicamente a uno de estos factores de riesgo.

LEGISLACIÓN: • Ley 31/1995 de 8 de noviembre sobre Prevención de Riesgos Laborales; BOE del 10 de noviembre. • Real Decreto 39/1997 de 17 de enero sobre Reglamento de los Servicios de Prevención; BOE del 31 de enero. • Real Decreto 773/1997 de 30 de mayo de Disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual • Real Decreto 1407/1992 de 20 de noviembre sobre regulación de las condiciones de comercialización y libre circulación intracomunitaria de los equipos de protección individual. • Real Decreto 286/2006, de 10 de marzo, sobre la protección de la seguridad y salud de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido. DOCUMENTACIÓN TÉCNICA DE APOYO: • • • Guía técnica para la utilización por los trabajadores en el trabajo de los equipos de protección individual. INSHT. Guía orientatIva para la selección y utilización de ropa de protección. INSHT Guía orientativa para la selección y utilización de protectores auditivos INSHT.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->