Está en la página 1de 12

Las Parafilias en la Sociedad Moderna.

Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

LAS PARAFILIAS EN LA SOCIEDAD MODERNA.

LA INSTRUCCIÓN EN UNA SOCIEDAD ENFERMA-ESCUELA DE


PSICOPATAS
Dr. J. Ernesto. Fernández Antonio (Argentina)
Abogado- Especialista en D. Penal
Master Especialista en Investigación Científica del Delito.
Criminalista
Criminólogo

Introducción:

No es ajeno a mi pensamiento que en el presente trabajo, por lo


que se expresa, o como se lo ilustra, traerá una serie de criticas de colegas
investigadores en la Investigación del delito, en las distintas disciplinas en que se
reúnen.
Pero, el interés es que quiero, y así se entienda, que aislando el
hecho perverso que puede surgir de la practica social de las diversas parafilias,
obviamente sin llegar al hecho criminal contemplado por el código penal de cada país,
estas conductas, o formas de vivir el sexo, aparejan consecuencias y efectos de tipo
geométricos negativos en aquellas personas carentes de cultura, o mejor digamos así,
aquellos individuos que carecen de parámetros sociales correctos a seguir, sea por su

1
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

propia personalidad, o ya sea por el hecho del entorno social marginal en el que viven,

en un contexto netamente underground.-


Es mi teoría, que no resulta idéntico el ejercicio y /o conocimiento
de una vertiente parafílica determinada, para una persona preparada culturalmente, y
socialmente “insertada en la sociedad”, aunque sea bajo el manto hipócrita (de tener
sus perversiones y vicios ocultos en el placard del resto de la sociedad y de su
familia), para su único y propio goce(travestismo-sadomasoquismo-fetichismo-zoofilia-
pedofilia etc). Que para aquella que desconoce limites, moral aunque esta sea entre
paréntesis, o ha franqueado el limite entre lo prohibido y lo permitido, sea esto en las

costumbres, o en la ley punitiva.

2
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

Que aquel sujeto marginal, sin conocimiento o en total ignorancia


entre el bien y el mal, que de pronto se halla de frente al conocimiento accidental o no
de una actividad parafílica.
Es mi parecer, que tal estimulo en un marginal, carecerá de limite
alguno, no poseerá contención socio cultural de tipo alguno, aun pecando con este
razonamiento de una actitud fascista o totalitaria, que aseguro no poseo.-
Su condición de marginal lo ha aislado y privado del conocimiento
de la media común , de lo que es ” permitido” minimamente en una sociedad.-
Para ejemplificar diré así, ese marginal, que obtiene sus ingresos
en forma non sancta, o de formas no convencionales, como un trabajo en regla, que
suele ser adicto al alcohol, crack, marihuana, etc.-Ese individuo, al que le parece
normal luego de varias generaciones de vivir en forma precaria, en la calle, villa
miseria, debajo de un autopista etc.
Aquel que no le resulta ni extraño, y más bien usual tener
hermanos de distintos padres, y peor por la practica del incesto tener un sobrino, hijo
de su padre, como tipo de vivencias alejadas de la moral, legalidad, o cauces aunque
sea religiosos, nos encontramos ante el personaje de la hipótesis que vengo a
plantear.-
Con lo cual aquellas parafilias sociales, de personas digamos
“civilizadas”, encuentran al ser conocidas por individuos marginales someramente
aquí descriptos, como una instrucción aberrante canalizante de futuras actividades y
conducta marginales de tipo sexual.-
Surgirán las “parafilias” del tipo penadas por la ley, en las que no
entran las concesiones “del acto consensuado privado” , “ parafilia social privada”; sino
en conductas perversas y en algunos casos objeto de un comercio clandestino
tenebroso.-
Así es cuando soslayamos, un crecimiento de lo perverso, con
una intima raigambre psicopática desarrollada y comerciada en todo el mundo, en
mayor proporción en países del tercer mundo, en beneficio de los perversos del
primer mundo.
Veremos el comercio de la actividad pedofila, en Brasil,
Venezuela, México, Argentina, Sarajevo, Serbia, Ucrania, etc, países sumidos en
la miseria, donde se adoptan menores, para ser trasladados a prostíbulos de menores,

3
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

o vendidos para actividades sexuales ajenas moralmente a la edad del menor, y a la

cultura de una sociedad sana.


Por idénticas razones se hará presente el travestismo, en
jóvenes porque ello les da una forma de vivir mejor, así tenemos en nuestro país un
provincia como Salta, Misiones, donde la pobreza, lo mediático ha transformado dicha
región en una cuna de travestís, veremos que se ha desarrollado esta parafilia, en una
forma distinta e inusual a lo que era lo “común” de dicha actitud sexual.-
En la nueva actitud “travestí”, este orienta su fin, ya no a una
satisfacción homosexual pasiva y para sí; el objeto ahora es el ingreso de dinero a
través de la prostitución, más aún poseen una pareja etéreo, tienen hijos, y su pareja
mujer, considera tal actividad como un trabajo; otro tanto ocurre con los menores,
dedicados a la prostitución y mendicidad.
Este nuevo travestismo, no esta orientado al vestirse de mujer u
hombre según sea el caso(a la antigua, prolegómenos de actividad gay o lésbica), sino
a tener en un mismo “envase” actividad sexual de hembra, vestido de mujer, como
actividad de macho vestido de mujer, sodomizando a su “partener”.-
Y ya hemos observado que tal actividad, amparada en algunos
casos por una permisividad estúpida del poder político de turno, ha salido de la esfera
de lo privado, oculto para mostrarse a la sociedad como algo perfectamente normal,
ético y estético.
Más aún ha fomentado otras parafilias en forma conjunta, tal lo es
el exhibicionismo cuando el travestí, se vende en la calle desnudo, ostentando sus
pechos siliconados, maquillado, y solamente con un “conchero”, al modo de las
vedettes de teatro de revistas, en una pasarela callejera, con sucede en algunas
zonas “rojas” por donde pasan los conductores de automóvil haciendo gala de
un perfecto “voyerismo”, para ver a las “chicas”.-

4
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

Volviendo al tema, en esto que enunciamos en un principio, tales


parafilias, viene trayendo consigo una actividad criminal ( sin entrar en la critica propia
de la parafilia que puede representar el travestismo).
Drogadicción y alcoholismo del individuo que lo practica,
enfermedades venéreas, prostitución, homicidios en los que resulta en un alto
coeficiente el travestí, victima de otros perversos, o de aquellos que esgrimen la
bandera del puritanismo a ultranza y extremismo que como se sabe, concluye con la
vida de un travestí, homicidio que se ve rodeado generalmente de actos propios
de una tormenta sicopática, esto es mutilaciones, aberraciones en el cuerpo de
la víctima (generalmente empalamientos anales), graffiti alegóricos en la vivienda de

la víctima o en la escena del crimen.-


Continuando con este camino de ejercicio consuetudinario del
parafílico, tenemos los conocidos y consentidos actos de ligotage y bondage,
teatralizados con consentimiento de la pareja de turno del parafílico.-
Estos, se transforman en la sociedad marginal, en actos de
perversión sin limite, produciendo la asfixia del partener, el que en el 90 % de los
casos no consiente el acto por su perversidad, llegándose así, a encontrarse
cadáveres con ligaduras especificas, como una firma de su autor.- (Como las que se
hallaron en victimas de asfixia por sofocación, ahorcamiento o estrangulación).-
Como lo hemos expresado, estas actividades de las diversas
modalidades de la perversión, han dejado el manto de lo oculto, el misterio del que se
sabía y solamente se hablaba en congresos del tema, respecto de casos de estudio
puntuales.

5
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

Y se publicitan, en un rubro propio, por avisos clasificados en los


que se vende la práctica de las parafilias, o sus teatralizaciones en algunos casos, y
en otros se entra en un sub. Mundo, de la organización de bandas o sectas
criminales. (actos etéreo y homosexuales de embarazadas conocido en el ambiente
como pregnetsex. Sexo con enanos, forma de imitar un acto de pedofilia, la fantasía
del sexo interracial, Disciplinarios: sumisión, sadomasoquismo, lesbianismo etc.
Es obvio, que existe una gran demanda al respecto, no existe la
tuerca sin el tornillo, esta demanda que es mayor a la oferta; y es allí donde las
parafilias organizadas consensuadas, se comienzan a transformar en actos criminales
para su logro, con la concreción de secuestros, homicidios, torturas para acceder al
consentimiento, no sin dejar de lado aquellos círculos snuff, violación seguida de
muerte y tortura real, que como las brujas, no existen pero que las hay las hay.

Hallaremos así dentro del circulo porno, aquellos porno


comerciales, con stars del porno, en contraposición de lo que la marginalidad en el
género llama “amateur”, que en realidad se tratan de aquellos videos de desnudos
infantiles, actos sexuales de adolescentes estudiantes, actos parafilicos,
logrados con engaños, extorsión, entrega de drogas duras, que terminan en la mayoría
de los casos con sus actores, lesionados o muertos.

Hable al principio de la parafilia consensuada “social”, como una


analogía del adicto social de alcohol o estupefaciente, con status social que le permite
su adquisición sin entrar en actos criminales para su obtención.
Pero del estudio de campo realizado, puedo asegurar, que no
existe “parafilia social consensuada”, en una villa miseria, en comunidades under o
marginales, de países con extrema pobreza.-

6
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

Por el contrario nos hallamos con gente enferma que desarrolla


personalidades sicóticas y sicopáticas, de una perversión extrema, donde la vida del
otro no tiene valor, solo aquel que les da el victimario, o la del que transa con la
llamada “carne en tránsito”.-
Estos sujetos marginales, reciben esta información de esas
actividades perversas “parafilias sociales” en videos, revistas, dvd, o en algunos casos
son aprendices de perverso, en “orgys” de gente acomodada, experiencias que
trasladan a su medio, pero igual que como ocurre con la droga, la experiencia no es
igual , ni tiene los mismos parámetros, y es así como una villa miseria, en un fin de
semana de cerveza, crack y marihuana, llegamos contabilizar una multitud de
violaciones de chicas menores, varones menores, mutilaciones, y obviamente
homicidios, que no interesan por el status de las víctimas.

Con este ocultamiento de parafilias in extreminis, que en algunos


casos se ignoran y en otros se mira para otro lado; así como que ” no existen
criminales seriales ”, y “ no existen psicópatas perversos en la villa” , se maquilla el
tema diciendo que solo son víctimas producto del desenfreno alcohólico /
estupefaciente, o ajustes de cuentas.

Pero, así como el psicópata extremo, que se termina definiendo en


el violador o asesino en serie, que descarga su acción en los niños, prostitutas, viejos,
mendigos.-El stablishment, de la perversión comercializada, obtiene sus victimas en el
mismo vaciadero social, con un idéntico fin para ellas, su muerte, para ocultar la
existencia del tenebroso comercio.

Es así que en este trabajo se procura señalar el grado de


peligrosidad, que han alcanzado las parafilias en la sociedad moderna, que instruyen
incubos y súcubos, en forma mediática de la practica parafílica, de la que creo que
independientemente de la sanidad mental del observador pasivo, es en su reiteración
visual, sin una marcada cultura social, producen como otras cosas (cigarrillo, alcohol,
droga, parafilias sociales) una profunda adicción, y al igual que con la droga, la
corrupción de los que se hallan en el medio porno - parafílico, logran un nuevo adicto,
que según lo manifestado gesta a un nuevo criminal, o al menos en expectativa.

7
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

Recordemos, no es lo mismo un acto consensuado, que una


violación neta del deseo del otro, sea ello forzándolo en forma física, o en forma
psíquica, en un manejo de la personalidad débil, en este caso estamos ante un acto
criminal, penado por la ley que no se puede amparar bajo el tejido de un
avasallamiento de derechos, en un manifiesto demagógico, de que los actos íntimos
de los particulares, que no lleguen a terceros ni los involucren quedan exentos de
delito.-
Esto no significa que dejen de existir tales hechos, ocurren desde
que el mundo es mundo, su prohibición no hace otra cosa, que mostrarlos más
deseables, más apetecibles, lo que no podemos ignorar como investigadores del
crimen, el anticiparnos a los hechos que vienen, antes de que estos nos avasallen,
tenemos que ser concientes, que en la misma forma se ha creado un criminal de
cuello blanco, difícil de detectar, y menos aún de lograr su sanción, porque se halla
en esferas de poder inalcanzables, todo ello porque en su momento no se previo o se
hizo aparte la mirada, hoy los tenemos como inversores en cualquier empresa en
detrimento de la indefensa victima de sus maquinaciones.

CARACTERÍSTICAS DEL CRIMEN ORGANIZADO

Delitos Considerados:

Secuestro
Narcotráfico
Prostitución (lenocinio)
Piratería
Delitos de cuello blanco: estafa, fraude, abuso de confianza, lavado de dinero,
cohecho, enriquecimiento ilícito, corrupción, tráfico de influencias, peculado.

Características:

Compromiso con reglas internas rígidas.


Planeación Estratégica
Status socioeconómico alto por lo general
Delincuentes especializados (corredores de bolsa, peritos en sistemas de informática,
contadores, abogados, etc.)
Eficaces (no cometen errores)
Saben ejercer control
La falta de elementos no los desintegra
Poseen estructura piramidal

Estructura Piramidal:

8
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

Un líder
2 auxiliares directos
Líderes cambiantes subespecializados
Informantes
Ejecutores (prestanombres, sicarios)
Guardaespaldas y vigilantes
Auxiliares externos (médicos, abogados, etc.)

PERFIL DEL DELINCUENTE DE CUELLO BLANCO

Coeficiente Intelectual alto

Meticuloso

Detallista

Facilidad en la expresión verbal

Capacidad de organización y planeación

Manipulador

Baja introyección de valores

Materialistas, falta de empatía

Alto control de impulsos

Alta tolerancia a la frustración

Personalidad con rasgos obsesivo-compulsivos (ver DSM-IV)

Necesidad de gratificación (status y reconocimiento)

Seductor y provocador

Personalidad Narcisista

------------------------------------------------------------
No debemos llegar al menos en nuestra sociedad, a extremos en
los cuales un determinado lumpen social, a través de asociaciones criminales
organizadas, maneje actos de personas enfermas en su beneficio, cubriendo sus
pasos a través de operaciones encubiertas existentes tras espectáculos turísticos,
como los rally- porno en diversos lugares, encubrir la prostitución infantil con la
mendicidad, las perversiones parafílicas con pseudos parteners que consienten el acto

9
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

(caso los disciplinarios, con su cultura sadomasoquista, travestismo, taxi- lesbo-gay,


bukkake- pedofilia (enmascarada en sexo con enanos) zoofilia, fisting, pregnet, pissing
(escatología) necrofilia etc. y fetichismo (contenedor de alguna de las practicas

mencionadas).-
Recordar en ello al Marques de Sade en su obra Justine en la que
decía: ”....no hay mejor medio de familiarizarse con la muerte que aliarla a una idea
libertina “ y nos propone un hecho angustioso: que el movimiento del amor , llevado al
extremo , es un movimiento de muerte, y este vínculo no debería ser paradójico, ya
que el extremo del que proceden la reproducción y la muerte no puede ser
comprendido más que uno con la ayuda del otro. Es interesante ver como los
interdictos más antiguos afectan uno a la muerte (no mataras) y otro a la sexualidad
(no fornicaras), no desearas a la mujer de tu prójimo, no derramaras la simiente, no
yacerás con tus consanguíneos etc.).
Y continua el famoso Marques, “...nada detiene al libertinaje...”
profetizando, “ la verdadera manera de extender y multiplicar los deseos es querer
imponerle límites...no hay nada que lo contenga...”.- Siguiendo esto es como decir no
hay nada que detenga, o reduzca la violencia .-
Pero la humanidad se las ha ingeniado una y otra vez para
transgredir las prohibiciones (hecho atractivo en si mismo): no hay interdicto si su
prohibición y viceversa. Al interdicto del asesinato ha opuesto la posibilidad de la
guerra, de los sacrificios rituales, de la pena de muerte, de la petite morte. Sade
dedico parte de sus obras a la afirmación de valores inaceptables: que la vida es una
búsqueda de placer y que este placer era proporcional a la destrucción de la vida. Es
decir: Eros al alcanza su mayor grado de intensidad en una negación aterradora de su

10
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

principio, y propone vincular la sexualidad con la necesidad de hacer daño y matar


.Otra vez Eros y Tánatos caminando juntos, quizás debiéramos pensar en las
acendradas leyendas que describen diversas parafilias, Drácula, Nosferatu, Elizabeth
de Barthory, Carmilla, las obras de Shakespeare, Hammlet, Otelo.-

Quizás las terapias ayuden, pero no pensemos en ellas como un


pase simple y fluido, de un estado perverso a una sanidad/ santidad.

No confundir lo dicho con coartar la libertad sexual, por ello no se


trata de eliminar o perseguir la fantasía propia del hombre, en sus actos sexuales , en
su forma de llegar al cenit sexual, de aquel que se ha movido en su psiquis, lo normal
con lo anormal, o digamos menos común.-
El tema es cuando aquellos actos perversos ocurren o son
promovidos con intereses ajenos a la debilidad del individuo que encuentra su placer
desviado, en un acto de parafilia.-

Me refiero si a aquellos que desde el anonimato mafioso, y


utilizando la marginalidad, se procuran o procuran un beneficio criminal, en los actos
de parafilia, promoviéndolos, creando un mercado de consumo de ello, sin importarles,
donde siembran la semilla del caos de la perversión, creador e instructor de futuros
actos criminales carentes de todo tipo de contención, sea moral, legal, profesional.

No pretendamos ignorar ello, bajo el manto de la indolencia, o


impotencia de que no hay forma de solucionarlo, si posee solución, y esta es, hoy y
ahora, haciendo conocer su existencia, y que sin prohibiciones estúpidas, que solo
terminarían haciendo daño y castigando a los enfermos que padecen tales
perversiones, o en las víctimas de tal comercio, como sucede en la prostitución,
drogadicción, juego etc.-
Lo debemos hacer de frente a los hechos conocidos, para que el
hombre medio común, no lo tome a risa, porque es su actual y futura seguridad la que
esta en juego.-
Con las desapariciones, secuestros, violaciones, etc, porque un
hijo /a suya puede ser participe de esta cuestión, como aquellos que por snobismo, o
por que esta prohibido comienzan con el alcohol o las drogas, en idéntica forma el

11
Las Parafilias en la Sociedad Moderna.
Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

circulo de la perversión actúa, por persuasión, por dinero, como una forma de lograr
cosas) ropa. Bienes. Droga etc.-
Se dice que conociendo el mal se lo puede
vencer, ignorándolo, no.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

12