Está en la página 1de 5

PERFIL DOCENTE

1.- ENFOQUES DEL PERFIL DOCENTE A TRAVÉS DEL TIEMPO:

• Enfoque Conductista (antes de los 70): Se toma al docente como un técnico,


su fundamento es la concepción tecnocrática del currículo, basado en la disciplina,
y sus organizadores son objetivos mensurables, habilidades de trabajo, control
conductual y de los medios para la efectiva producción de los aprendizajes en los
alumnos. La formación del docente se entiende en términos de competencia y
actuación.

De ésta manera se entiende el perfil del docente, como un ser capaz de:

1. Diagnosticar las necesidades instruccionales.


2. Diseñar y crear condiciones para la instrucción.
3. Mantener y conducir la instrucción.
4. Manejar las técnicas de avaluación.

• Enfoque Humanista (desde los 70): Reconoce que los docentes están dotados
de motivación y recursos internos ara promover y mejorar el ambiente educacional.
Se basa en una concepción curricular de experiencias que se centran en el desarrollo
personal y la satisfacción de necesidades. Se considera que es individualista y no
toma en cuenta el carácter social de la educación y las experiencias que en ella se
dan.
• Enfoque Desarrollista: Se ve la formación docente en términos de formar un
líder, un solucionador de problemas, un individuo con capacidad de tener reflexión
innovadora de los procesos educativos. Su fuerte es el pensamiento progresista.

El currículum es entendido como una experiencia, pero con una


implicación sustantivamente social. El docente se perfila como un
creador, un transformador de la realidad, en fin, como un negociador.

En la actualidad y dada la complejidad de la sociedad, que sufre


momentos de crisis y de transformaciones profundas, éste perfil docente
no sería satisfactorio, con lo que se hace necesario replantear la
formación docente.
2.- BASES DEL NUEVO PERFIL DOCENTE:

De manera general se puede decir que un nuevo perfil docente debe incluir la capacidad
del docente, la fuente de la filosofía que lo inspira y el impacto en la educación de los
alumnos. Sus bases están principalmente señaladas en los siguientes aspectos:

• Metafísica: La cual permitirá al docente a asumir y comprometerse con las


realidades múltiples, que demuestran las necesidades del entorno (económicas,
políticas, entre otras). El docente debe llevar a que sus estudiantes hagan
cuestionamientos y valoraciones que sean sustantivas y permanentes.
• Epistemología: Con la cual el docente podrá desarrollar capacidad para apreciar
las variadas formas de acercamiento y a la aprobación de los saberes. Esto incluye
el reconocimiento de diferentes concepciones sobre el conocimiento, el
entendimiento de las diferentes formas de trabajar y lograr este conocimiento y
experiencia en sus estudiantes.
• Axiología: Permitirá al docente crear una conducta generalizada para formularse
interrogantes sobre lo deseable y lo valioso.

El hecho de educar requiere hacer juicios de valoración y enseñar a los


estudiantes a hacer lo mismo con dignidad.

• Ética: Permite a los docentes a orientar su conducta teniendo como referente la


moral de la educación. Se debe formar al docente con alto grado de capacidad
reflexiva sobre las implicaciones de su trabajo para y con los estudiantes.
• Estética: Es la fuente para formar al docente con capacidad de crear y cuidar
ambientes que permitan dar significado al proceso educativo.
• Lógica: Fortalece el pensamiento crítico y constructivo del docente. Incluye
capacidad para comprender, reestructurar, analizar, sintetizar, aplicar y acceder al
conocimiento; facilitando experiencias enriquecedoras con los estudiantes.
• Política: Permite honrar la diversidad y la democracia. Las posibilidades
educativas brindan diversidad (razas, géneros, ideales, creencias, apreciaciones,
apariencias, edades, lenguaje, salud, entre otras).

El intercambio y la deliberación se deben dar en ambientes y en


escenarios democráticos en la escuela.

• Teodisea: Permite que el docente posea un discurso educativo con significado y


sustentación. Modelar y guiar a los estudiantes para que clarifiquen, articulen y
redefinan un trabajo coherente.
• Espíritu de Aprendizaje: Permite al decente asumir y modelar conductas
significativas. Aprendizajes que duren toda la vida personal y profesional y que se
demuestran en la enseñanza, favoreciendo un ambiente coherente entre el discurso y
la acción.
• Espíritu de Cuestionamiento: Permitirá al docente guiar acciones continuas de
auto evaluación y mejoramiento en lo personal y profesional.

3.- CARACTERISTICAS DEL DOCENTE:

El y la profesional formado en el Sistema Integral de Recursos Humanos en Educación,


es una persona comprometida, se reconoce como sujeto individual y colectivo, contrasta
su práctica social con el mundo de hoy y se cuestiona sobre las formas de poder. Esta en
permanente transformación y construcción social.

Es intercultural, desarrolla cultura, y reconoce el país como diverso y multicultural.


Reflexiona, analiza su propia práctica y la retoma como fuente de conocimiento,
propone, toma decisiones, negocia culturalmente y construye en interacción social.

Es líder, con una alta capacidad de propuesta, recrea y desarrolla conocimientos,


metodologías y recursos tecnológicos. Experimenta e introduce elementos innovadores
en su práctica educativa para reconstruir la escuela y la educación.

Investiga para desarrollar conocimientos, fortalecer su acción, introduce la duda


sobre todas las cosa que funcionan como verdades absolutas. Hace uso de recursos
tecnológicos, incorpora avances científicos y es gestor de información y comunicación.

Asume elementos de la gestión institucional, impulsa y genera climas de trabajo


colaborativo y favorable a su formación, negocia y construye propuestas

De manera puntual, es interesante mencionar los resultados de la investigación de Ken


Bain (2007) quien se baso en los siguientes criterios para determinar las características
de un excelente docente: se revisaron los resultados académicos de los docentes, se
recogieron exámenes, opiniones de colegas sobre lo bien que prepara a sus estudiantes
para las futuras tareas, opiniones y valoraciones de estudiantes, escuchar sus propia
experiencia de enseñanza, los docentes de la muestra no se regían a los límites de la
disciplina que enseñan. De lo antes mencionado, se determinaron las siguientes
características de los excelentes docentes:

1. Poseer sabiduría e ingenio


2. Ofrecer una ventana al mundo
3. Concentrar interés por escuchar sus clases
4. Despertar el interés, nuevas preguntas y perspectivas
5. Estimular el interés intelectual
6. Ayudar a que los estudiantes aprendan
7. Conseguir que el estudiante aprenda. Conseguir que el alumno reflexione sobre su
propio aprendizaje, querer aprender más, descubrir lo mucho que no sabían. Aprender a
pensar de manera distinta y que pensaban hacer con todo lo aprendido. Estimular interés
en buscar más información,
8. Ayudar a sus estudiantes a conseguir resultados de aprendizaje extraordinarios.
9. Conocer su materia extremadamente bien.
10. Poseer una lista de publicaciones y en otros casos no.
11. Estudiar con cuidado lo que otras personas hacen en sus disciplinas
12. Poner mucho interés en los asuntos generales de sus disciplinas
13. Saber cómo simplificar y clarificar conceptos complejos, cómo llegar a la esencia
del asunto con revelaciones motivadoras
14. Pensar en su propia forma de razonar en la disciplina, analizando su naturaleza y
evaluando su calidad.
15. Comprender el aprendizaje humano.
16. Ayudar a los que aprender a esforzarse con las ideas y la información para que
construyan su propio conocimiento.
17. Dar importancia a sus clases, esto se manifiesta en el diseño de su clase, una
discusión y cualquier encuentro con sus estudiantes.
18. Esperar de sus estudiantes que aprendan a razonar y que actúen como se espera en la
vida diaria.
19. Crear un entorno para el aprendizaje (se enfrentan a problemas importantes,
atractivos o tareas auténticas que les plantea un desafío)
20. Confiar en sus alumnos.
21. Los profesores tienen algún programa sistemático para poner a prueba sus resultados
para realizar los cambios necesarios. No culpan si algo salió mal a sus estudiantes.
Tratan de mejorar sus resultados para mejorar los de sus alumnos.
22. Fuerte compromiso con la comunidad académica. Intercambio constante de
experiencias para encontrar la mejor forma de educar.
23. Trabajar frecuentemente en iniciativas curriculares de envergadura.
Esta lista aunque parezca extensa nos sugiere qué cualidades debe tener un docente y
ustedes qué opinan.

4.- COMPETENCIAS A LOGRAR EN EL ALUMNO:

Para el ser humano, que es una entidad compleja y de comportamientos variados, se han
contemplado tres tipos de competencias:

Conceptuales
A este tipo de competencias, se les define como el dominio que el estudiante debe tener
sobre el conjunto de conocimientos teóricos necesarios, que sustentan una materia. En
este grupo encontramos muchos de los conocimientos que deben ser conocidos por el
alumno; hablamos de conceptos, teorías, tratados, que servirán como sustento a otros
conocimientos o procesos más complejos.
Metodologías
Las competencias metodológicas, son aquéllas que indican al estudiante los elementos
que habrá que disponer para obtener el conocimiento, procesos, pasos a seguir,
métodos, técnicas o formas de hacer algo. Para este tipo de competencias el alumno
conocerá, comprenderá o aplicará un proceso claro, es decir, que le llevarán a un
resultado sí lo sigue de manera correcta.
Humanas
Dentro de las áreas del conocimiento, el alumno verá la necesidad desarrollar
competencias que le permitirán desempeñarse en su campo laboral, donde utilizará los
conocimientos de índole general y formativa que se encuentran en el plan de estudios
como parte de su formación integral.
Competencias básicas

Las competencias básicas son una serie de destrezas (que no conocimientos) que el
alumno debe haber adquirido al finalizar la etapa de escolarización, y que le permitirán
desenvolverse con éxito en la sociedad como individuo y como ciudadano.

Así, las competencias básicas tienen una doble intencionalidad, puesto que forman a la
persona como ente individual, pero al mismo tiempo la forman para que su
comportamiento no transgreda las normas que la sociedad nos marca.

Dentro de las competencias básicas encontramos ocho grandes grupos, de los cuales,
por la temática de este blog, el que más nos interesa es el cuarto, aunque voy a
nombrarlos todos:

1. Competencia en comunicación lingüística


2. Competencia matemática
3. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico
4. Tratamiento de la información y competencia digital
5. Competencia social y ciudadana
6. Competencia cultural y artística
7. Competencia para aprender a aprender
8. Autonomía e iniciativa personal

Como se puede observar, cada una de las competencias responde a los grandes grupos
temáticos de los que se ha hecho eco la escuela clásica, como son el estudio de la propia
lengua, el estudio de las matemáticas, el estudio del entorno próximo y lejano, el estudio
de la cultura y del arte, etc.