Está en la página 1de 4

GUÍA PARA EL CALZADO Y RETIRO DE GUANTES ESTÉRILES

Lic. Marina Condezo M.

I. INTRODUCCIÓN

Los guantes sirven de barrera física que protege tanto a los profesionales de salud como a
los usuarios, impiden que los profesionales tengan contacto con los microorganismos infecciosos
que se encuentran en la sangre, en otros líquidos corporales, en los desperdicios entre otros.
Antes de colocarse los guantes se tendrá en cuenta que las uñas estén recortadas, se retirará
las uñas artificiales, anillos, pulseras y relojes, se lavarán y secarán completamente las manos. Se
debe emplear para cada paciente un par de guantes diferentes, de esa manera se evitará propagar
infecciones de un paciente a otro. El uso de guantes no remplaza el lavado de manos.
II. EQUIPO BÁSICO
 Equipo de lavado de manos.
 Papel craft., talco, opcional.
 1 Par de guantes estériles, el N° es de acuerdo al tamaño de las manos del participante.

III. A. PROCEDIMIENTO: CALZADO DE GUANTES

PASOS A SEGUIR FUNDAMENTO
1. Realice el lavado de manos clínico de
acuerdo a la guía.
Reduce el número de microorganismos
residentes en la superficie de las manos y
evitar la diseminación de gérmenes.
2. Verificar la integridad de la envoltura de los
guantes (roto o húmedo).

La humedad y la exposición al medio
ambiente propicia el desarrollo de gérmenes
patógenos y no patógenos.
3. Retire la envoltura exterior del paquete
apartando con cuidado los lados.

Impide la apertura accidental del paquete
interior de los guantes y que estos toquen
objetos contaminados
4. Coja el paquete interior y deposítelo en
una superficie plana justo por encima del
nivel de la cintura. Abra el paquete
manteniendo los guantes en la superficie
inferior de la envoltura.





Los objetos estériles sostenidos por debajo
del nivel de su cintura se consideran
contaminados. La superficie interior del
paquete de los guantes se considera estéril.

5. Si los guantes no vienen con talco, tome el
paquete de talco y aplíqueselo ligeramente
en las manos evitando caiga talco sobre
los guantes.

El talco actúa como secante y permite un
deslizamiento mejor y facilita el calzado de
guantes. Conserva su esterilidad cuando sólo
se manipula la superficie que va a estar en
contacto con la piel.
6. Identifique la posición anatómica de los
guantes derecha e izquierda. Cada guante
tiene un puño doblado hacia fuera
alrededor de 5 cm. de ancho.

La identificación apropiada de los guantes
disminuye la posibilidad de manipulación
excesiva lo que se convertiría en un riesgo de
contaminación. La identificación adecuada
ahorra tiempo y esfuerzo
7. Cálcese primero el de la mano dominante.

Si se calza primero el guante de la mano
dominante mejora la destreza en el
procedimiento.
8. Con el pulgar y los dos primeros dedos de
la mano no dominante coja el puño de la
mano dominante. Sólo toque la superficie
interna del guante.





El borde queda contra su piel y por lo mismo
no se considera estéril.

9. Tire con cuidado del guante sobre la mano
dominante, dejando el doblez y
asegurándose de que este no se enrolle
hacia arriba de su muñeca. Cerciórese
también de que el pulgar y los demás
dedos queden en los espacios apropiados.

Si la superficie externa del guante toca su
mano o muñeca, este se considera
contaminado





10 Con la mano dominante enguantada,
deslice los dedos bajo el doblez del
segundo guante.








El doblez protege sus dedos enguantados.
Una superficie estéril que toca otra superficie
estéril evita la contaminación del guante.

11.
Calce con cuidado el segundo guante
sobre su mano no dominante. No permita
que el pulgar y los demás dedos de la
mano dominante enguantada toquen
ninguna parte de su mano no dominante
expuesta. Mantenga el dedo pulgar de la
mano dominante en abducción y extensión.

El contacto de la mano enguantada con la
mano expuesta produce contaminación.









12 Una vez que el segundo guante esta
puesto entrelace los dedos. Los dobleces
por lo general caen hacia atrás después de
la postura.

Asegura un ajuste suave sobre los dedos.

13 Asegúrese de tocar sólo superficies
estériles y de mantener las manos hacia
arriba por encima de la cintura.

Los microorganismos pueden transmitirse
directamente por el contacto con partes del
cuerpo contaminadas. Protege la esterilidad y
evita su contaminación.


III……B PROCEDIMIENTO : RETIRO DE GUANTES

PASOS A SEGUIR FUNDAMENTO / EXPLICACIÓN
1. Enjuáguese las manos enguantadas para
quitarles sangre u otros líquidos corporales, en
un recipiente que contenga solución
desinfectante.




2. Agarre uno de los guantes cerca del puño y
jalándolo, quíteselo a medias. El guante
empezará a volverse al revés. Antes de
empezar a quitarse el segundo guante, es
importante mantener el primero a la mano a
medias para impedir que se toque el exterior
de los guantes con las manos desnudas.

3. Con los dedos todavía metidos en el primer
guante, agarre el segundo guante cerca del
puño y quíteselo. Se volverá al revés este
guante mientras se lo vaya quitando.
4. Quítese el primer guante jalándolo con
cuidado, tocando únicamente el interior del
guante con la mano desnuda.





5. Si son desechables los guantes o si se han
roto, descártelos según las normas
establecidas. Si son para tratar y volver a
utilizar, póngalos en un recipiente que
contenga solución desinfectante.







Reduce el número de microorganismos de la
superficie de las manos y evita la diseminación
de gérmenes y contaminación cruzada.




La parte externa del guante se considera
contaminada mientras que la interna (la que
está en contacto con la piel) se considera
limpia.




El evitar tener contacto con la piel impide la
contaminación con los fluidos o sustancias de
desecho.






Los guantes deteriorados no ofrecen seguridad
necesaria. Las instituciones tienen normas
establecidas para el desecho de los guantes
utilizados.




Es posible que los pequeños agujeros o
rupturas que haya en los guantes puedan
dejarle a usted a riesgo de infectarse por la
sangre y otros líquidos contaminados.



6. Lávese las manos inmediatamente después
de quitarse los guantes.