P. 1
La Dualidad Economica

La Dualidad Economica

|Views: 4.490|Likes:
La economía (y de hecho cualquier cosa que forme un punto de vista) se tambalea en dos posiciones, en el "cómo es" y en el "cómo debería de ser".
La economía (y de hecho cualquier cosa que forme un punto de vista) se tambalea en dos posiciones, en el "cómo es" y en el "cómo debería de ser".

More info:

Published by: Alfredo Teloxa Reyes on Dec 15, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/27/2013

pdf

text

original

LA DUALIDAD ECONÓMICA

Alfredo Teloxa Reyes ________________________________________________________________________________________________
La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es la historia de las luchas de clases.1

La economía, desde que nació como “ciencia” en 1776 con la publicación del libro La Riqueza de las Naciones de Adam Smith, se ha venido desarrollando en una encrucijada sin punto de acuerdo, en una dualidad tan marcada entre “cómo es” el mundo económico, y en “cómo debería ser”. Dicha dualidad ha orillado a que existan tantos puntos de vista económicos y que las decisiones a tomar sean tan variadas, así como los resultados. Una primera parte del análisis económico ayuda a explicar cómo funciona la economía, es decir, a describir al mundo tal como es. Sin embargo, una segunda parte intenta prescribir cómo debería ser el mundo. Y es aquí donde empiezan a surgir los desacuerdos. Es clara la diferencia entre ambos puntos de análisis, y éste es el motivo por el cual discrepan tanto los economistas. De hecho, quizás, son los economistas los que disienten más que otros profesionales en sus correspondientes áreas de estudio. Los economistas son conscientes de que la mayoría de las decisiones de política económica plantean disyuntivas. Una política puede aumentar la equidad (prosperidad económica distribuida equitativamente) a costa de la eficiencia (productividad). Por ejemplo, en cuanto a las medidas para tratar de conseguir una distribución más igualitaria del bienestar económico en la población, se pueden establecer sistemas de asistencia social o el seguro de desempleo para tratar de ayudar a los más necesitados, o también, gravar mayor impuesto sobre aquellas personas que tienen superior éxito económico para que así, éstas contribuyan más que otras a financiar al estado. Pero aunque estas medidas tienen el beneficio de aumentar la equidad en la población, también aunado a esto, se presenta una reducción de la eficiencia económica, ya que al redistribuir los ingresos de los ricos entre los pobres, se reduce la retribución que se obtiene cuando se trabaja eficientemente, es decir, las personas ahora trabajan menos y por lo tanto hay una menor productividad. Esto es como cuando tratamos de partir un pastel en partes cada vez más iguales, y este a la vez, disminuye. Así que por lo tanto ningún economista, ni mucho menos alguien que no conozca y comprenda la teoría económica previamente, puede afirmar que todas las decisiones de política económica son fáciles. Por ejemplo, el presidente de Estados Unidos recibe asesoramiento económico exclusivo del Council of Economics Advicers, el cual esta formado por docenas de economistas. Así también, recibe asesoramiento de muchos departamentos administrativos, del tesoro, del trabajo, de
1

justicia, etc. La Reserva Federal cuenta con cientos de economistas que analizan la evolución económica de Estados Unidos, pero más allá de todo esto, y de tener a cientos de economistas que conocen y analizan el comportamiento de la economía en cuanto tal, es el “cómo debería ser” lo que a fin de cuentas predomina y decide que hacer, y por ello es que vemos que el manejo que se le da a la economía siempre esta aunada a los intereses de la clase dominante porque, efectivamente es, ésta misma quien la administra. En México la situación no es muy diferente, el presidente toma decisiones apoyado del secretario de hacienda, del secretario de economía y las demás secretarias y coordinaciones de asesores económicos. En lo referente a la política económica corresponde en mayor medida al Banco de México. El papel que desempeña el gobierno en la sociedad “supone” conseguir una distribución más equitativa del bienestar económico, pero decir que el gobierno puede mejorar las condiciones de vida, no significa que siempre las mejore, ya que éste toma medidas por medio de un proceso político que dista mucho de ser perfecto, siquiera eficaz. En México ya es la regla, que todas las decisiones que se toman tienen el objetivo primordial de recompensar en mayor medida a los que tienen poder político, siempre. --Así por esto, cuando alguien participe en una discusión de carácter económico, tiene que procurar reflexionar en sus afirmaciones y verificar si lo que dice es acerca de cómo funciona el mundo económico, tal como esta plasmado en multitud de libros de economía (con su variedad de principios, postulados, leyes y teorías), o si es cómo él considera que debería de funcionar, tal como lo ve en la realidad. Hacer esto le ayudará a comprender y a evitarse prolongadas discusiones. Hay que recordar que no hay un punto de acuerdo global, ya que hay tantos puntos de vista como intereses personales, o grupos dominantes existan. De hecho, todo el manejo de los recursos y su distribución (vía política económica, federal, estatal y municipal) nunca ha funcionado eficientemente ni ha sido eficaz (en la medida de las posibilidades) ya que éstos siempre se han administrado bajo intereses políticos, económicos y financieros: básicamente, de PODER. Pareciera que lo único que nos queda es en “seguir confiando” en que nuestros dirigentes sean honestos y nos guíen hacia horizontes de crecimiento y desarrollo, pero hay que tener presente que tales intereses, y el poder, siempre existirán, en mayor o menor medida. Y así, de esto se deriva que toda la estructura de la administración pública y gubernamental siga igual: ineficiente e ineficaz, al menos, para la gran mayoría de la sociedad.

C. Marx y F. Engels.

46

47

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->