Está en la página 1de 2

Raymond Aron, Democracia y totalitarismo.

De la política.

El término política se emplea en una variada ama de sentidos, llamando la atención sobre 3 equívocos fundamentales. El primer equívoco aparece en cuanto que con la palabra política se traducen 2 vocablos ingleses, politics y policy. Se entiende por policy una concepción, un programa de acción o la acción misma de un individuo, grupo o gobierno (ej: política alcoholera). Un segundo significado de política, politics en inglés, se aplica al campo en que rivalizan o se oponen las diversas políticas. La política en esta acepción es el ámbito en donde competen individuos o grupos, cada cual con su policy, es decir, sus intereses y hasta su filosofía. Aunque distintos, estos 2 sentidos de la palabra política son conexos: la colectividad política se define por la integración de programas de acción en parte contradictorios y en parte compatibles. El segundo equívoco, reside en que designamos con el mismo vocablo la realidad y la conciencia que de la misma tenemos: con el término política identificamos el conflicto de partidos y el conocimiento de ello. La conciencia política nos dice que en toda colectividad, los hombres deben saber más o menos quiénes mandan, cómo han sido elegidos y de qué manera se ejerce la autoridad. Todo régimen político supone ser conocido por los individuos que lo integran. La política conocimiento es el desarrollo de esta conciencia política espontánea. El tercer equívoco, se debe a que denominamos también política a un sector particular del conjunto social cuando lo mismo hacemos con este último. Instituciones como los partidos, el Parlamento y la administración constituyen el sistema parcial. Este sector del conjunto social tiene la particularidad de determinar la elección de los que gobiernan la colectividad y el modo de ejercer la autoridad. Los tres equívocos son comprensibles y están bien fundamentados. La política programa de acción y la política campo están unidas entre si puesto que el campo es el ámbito en donde rivalizan aquellos programas; la política realidad y la política conocimiento están interrelacionadas puesto que el conocimiento es parte de la realidad misma y, finalmente, la política sistema parcial, conduce a la política aspecto que abarca toda la colectividad puesto que tal sistema parcial ejerce sobre el cinjunto social una influencia dominante.

Se ha sugerido que la política no solo designaba a un sector parcial del conjunto social, sino también un aspecto que abarca toda la colectividad. De ser así, ello parece indicar que admitimos una especie de primacía de la política. Sin embargo, se podría analizar, en cierto aspecto, una primacía de la economía y de las clases sociales. Por un lado, Tocqueville, consideraba que el movimiento democrático arrastraba al conjunto de las sociedades modernas hacia la eliminación de distinciones de status y de condición entre los individuos. Este movimiento podía conducir a dos tipos de sociedades, una igualitaria y despótica, y otra igualitaria y liberal. Marx, buscaba en las transformaciones de la economía la explicación de las sociales y políticas y pensaba que las sociedades capitalistas se veían afectadas por una serie de

contradicciones fundamentales y que por conisguiente, se encaminarían hacia una exploción revolucionaria tras la cual aparecería un régimen socialista en una sociedad homogénea, una sociedad sin clases. La organización política tendría a desaparecer, ya que el Estado, a sus ojos el instrumento de explotación de una clase por otra, se extinguiría al apagarse la distinción de clases. Gracias a estudios realizados, se ha podido poner de relieve la primacía de los fenómenos políticos en cuanto a su relación con los económicos. En el origen de la sociedad industrial de tipo soviético, encontramos la revolución de 1917 ha tenido múltiples causas, de las cuales algunas son de origen económico, pero ha encontrado también con un antecedente directo político. Además, las característcas, principales de la economía soviética se derivan, en parte al menos, del partido y de su ideología. La economía soviética depende en grado sumo tanto del régimen político de la URSS como de los programas de acción de cada movimiento de los dirigentes del partido. En lo que atañe a las clases sociales, los grupos tiene el derecho de organización, los

obreros el de contituir sindicatos y el de elegir sus dirigentes; todos los grupos de intereses están autorizados a organizarse y a abogar por su causa; en una de tipo soviético ninguno de ellos posee tal derecho. Esta diferencia fundamental entre el derecho de organización seccional y la negación de tal derecho es política. Además, el problema de las clases sociales no puede ser tratado haceindo abstracción del régimen político. ¿Qué significa entonces la primacía de la política por mi sugerida?

1. En nuestra época, quien compara los diferentes tipos de sociedad industrial comprueba que la carácter´istica de cada uno depende de la política. Las sociedades industriales modernas que tantas características comunes encierran, se diferencian ante todo por la organización de los poderes públicos, arrastrando ésta diversos rasgos del sistema económico y de las relaciones entre los grupos. Todo el estilo de la vida en común se ve modificado por las diferencias de la política considerada como sistema parcial.

2. El segundo sentido en el que yo considero la primacía de la política es un sentido

humano. En relación al hombre, lo político es, más importante que lo económico, porque lo primero afecta más directamente al sentido mismo de la existencia. Vivir humanamente es vivir con otros hombres. Las relaciones de los seres humanos entre si son el fenómeno fundamental de toda colectividad. Ahora bien, la organización de la autoridad absorbe más directamente la forma de vida que cualquier otro aspecto de la sociedad. La política, en su sentido limitativo, no determina todas las reaccione de los hombres entre si, en el seno de la colectividad, pues nos faltan relaciones entre los individuos en la familia, en las Iglesias, en el trabajo, que no estan determinadas por la organización de la autoridad en el sector particular denominado político. La forma de ejercicio de la autoridad y de designación de los jefes contribuye en mayor grado que cualquier otra institución a labrar o moldear el estilo de las relaciones entre los individuos. Es en el sector social, que en sentido limitativo se denomina política, donde son elegidos quienes dirigen y los métodos según los cuales lo hacen. Los filósofos del pasado decían que no hay vida social sin autoridad organizada y el estilod e esta es característico de la humanidad de las relaciones sociales. Los hombres no son humanos sino cuando obedecen y dirigen humanamente.