Está en la página 1de 2

As que, nosotros los que somos fuertes,

debemos sobrellevar
las flaquezas de los dbiles
y no agradarnos a nosotros mismos.
(Romanos 15:1)





He aqu,
Dios es el que me ayuda..
(Salmos 54:4)