1

Teoría, Evaluación y
Cambio de la Conducta
Texto universitario










William Montgomery







2014
2












Teoría, evaluación y cambio de la conducta. Texto universitario.
Autor: William Montgomery Urday

© Asociación de Psicología Teórica, Tecnológica y Alicada !nternacional
"r. Pinar del #ío $%&', Urb. Per(, )an Martín de Porres, *ima.

Primera +dición: *ima,Per( $-./

!mreso en: 0r12ica Universo. "r. #u2ino Torrico 34 '$5,
!nt. -.,--, *ima,6ercado.

7ec8o el 9eósito *egal en la :iblioteca 3acional del Per(. 34 $.-/,.-5%-.

!):3: 5;<,&-$,/&&'',.,;
3




ndice





Pag.
!3T#=9U66!>3 !3T#=9U66!>3 !3T#=9U66!>3 !3T#=9U66!>3

%
6AP?TU*= -. *a sicología como ciencia de la conducta 6AP?TU*= -. *a sicología como ciencia de la conducta 6AP?TU*= -. *a sicología como ciencia de la conducta 6AP?TU*= -. *a sicología como ciencia de la conducta

6onductismo y conducta, . --. 3iveles de articulación aradigm1tica, . -'.
9evenir 8istórico, . -5. !macto actual, . $'. 6onclusiones, . $/.

-.
6AP?TU*= $. 6AP?TU*= $. 6AP?TU*= $. 6AP?TU*= $. @undamentos 2ilosó2ico @undamentos 2ilosó2ico @undamentos 2ilosó2ico @undamentos 2ilosó2icos ss s

@iloso2ía analítica y conductismo radical, . $<. Algunas 2unciones AteraButicasC de
la 2iloso2ía, . ';. 6onclusiones, . /..

$&
6AP?TU*= '. An1lisis exerimental 6AP?TU*= '. An1lisis exerimental 6AP?TU*= '. An1lisis exerimental 6AP?TU*= '. An1lisis exerimental del comortamiento del comortamiento del comortamiento del comortamiento

ArendiDaEe y condicionamiento, . /'. *eyes de la conducta, . '.. 9iseFos
exerimentales, . %$. +lementos, . %/. 6onclusiones, . %&.

/$
6AP?TU*= /. An1lisis de la conducta 8umana 6AP?TU*= /. An1lisis de la conducta 8umana 6AP?TU*= /. An1lisis de la conducta 8umana 6AP?TU*= /. An1lisis de la conducta 8umana

+l roblema del lenguaEe, . &.. +l roblema del ensamiento, . &$. +l roblema
de la consciencia, . ;$. +l roblema de la ersonalidad, . ;'. 6onclusiones, . ;&.

%<
6AP?TU*= %. +valuación del comortamiento: Asectos concetuales 6AP?TU*= %. +valuación del comortamiento: Asectos concetuales 6AP?TU*= %. +valuación del comortamiento: Asectos concetuales 6AP?TU*= %. +valuación del comortamiento: Asectos concetuales

*a evaluación conductual, . ;5. Unidades de an1lisis, . <$. #ecursos concetuales,
. <&. +l roceso de evaluación conductual est1ndar, . 5-. 6onclusiones, . 5%.

;<
6AP?TU*= &. +l roceso de evaluación conductual 6AP?TU*= &. +l roceso de evaluación conductual 6AP?TU*= &. +l roceso de evaluación conductual 6AP?TU*= &. +l roceso de evaluación conductual

*a entrevista conductual, . 5/. #egistro directo, . 55. #egistro indirecto, . -...
Autorregistro, . --.. 6onclusiones, ---.


5/
4

6AP?TU*= ;. An1lisis 2uncional, diagnóstico y rogramación 6AP?TU*= ;. An1lisis 2uncional, diagnóstico y rogramación 6AP?TU*= ;. An1lisis 2uncional, diagnóstico y rogramación 6AP?TU*= ;. An1lisis 2uncional, diagnóstico y rogramación

An1lisis 2uncional, , --'. =rdenamiento de la in2ormación, . --;. Programación
de conducta, . -$/. 6onclusiones, -'..

--'
6AP?TU*= <. !ngeniería del comor 6AP?TU*= <. !ngeniería del comor 6AP?TU*= <. !ngeniería del comor 6AP?TU*= <. !ngeniería del comortamiento tamiento tamiento tamiento

Tios de tecnología conductual, . -'$. +l er2il de un ingeniero de la conducta, .
-';. 9esro2esionaliDación y emoderamiento, . -/-. Mediación y tutoría
conductual, . -/$. *a ingeniería conductual 8oy, . -//. 6onclusiones, . -/%.

-'-
6 66 6AP?TU*= 5. Tecnología G-H AP?TU*= 5. Tecnología G-H AP?TU*= 5. Tecnología G-H AP?TU*= 5. Tecnología G-H

Tecnología de control de las relaciones estímulo,resuesta, . -/<. Tecnología de
administración de contingencias, . -%$. 6onclusiones. . -&$.

-/;
6AP?TU*= -.. Tecnología G$H 6AP?TU*= -.. Tecnología G$H 6AP?TU*= -.. Tecnología G$H 6AP?TU*= -.. Tecnología G$H

Tratamientos de condicionamiento encubierto, . -&&. Tratamientos de arendiDaEe
social, . -;.. Tratamientos de control cognitivo, . -;'. Teraias de tercera
generación, . -;;. Teraias integrativas y constructivistas, . -<.. Tratamiento con
en2oIue interconductual, . -<-. 6onclusiones, . -<$.

-&/
6AP?TU*= --. Alicaciones 6AP?TU*= --. Alicaciones 6AP?TU*= --. Alicaciones 6AP?TU*= --. Alicaciones

Jrea clínica, . -<'. Jrea educativa, . -<5. Jrea organiDacional, . -5%. Jrea social,
. -5<. =tras alicaciones, . $... 6onclusiones, . $.$.

-<'
+P?*=0= +P?*=0= +P?*=0= +P?*=0=

$./
:!:*!=0#A@?A :!:*!=0#A@?A :!:*!=0#A@?A :!:*!=0#A@?A

$.;
APK39!6+ APK39!6+ APK39!6+ APK39!6+

$$%
5



ntroducción

a emresa de sintetiDar cumlidamente todos los asectos del
an1lisis conductual en sus m(ltiles variantes es imosible, or
su vastedad. 6omo es conocido, 8asta 8oy se 8an ublicado
varios manuales muy comletos en idiomas inglBs y esaFol sobre sus
alicaciones en modi2icación y teraia de conducta, igual Iue sobre sus
rocedimientos metodológico,exerimentales. Por searado, 8ay tambiBn
exosiciones bastante buenas de asectos teóricos y eistemológicos
característicos de cada una de las grandes variantes Iue est1n vigentes 8oy en
día GlBase conductismo radical e interconductismo, conductismo sicológico,
conductismo relacional y sociocognitivismo entre otrasH, donde tratan esos
temas desde su roio unto de vista aislado de los dem1s G:Blanger,
-5;<L-555M 7ayes, :arnes,7olmes N #oc8e, $..-M #ibes, $.-.M )taats,
-55&L-55;M :andura, -5<%L-5<<M +llis, $../L$..&H. )in embargo, en general
ninguna obra 8a abordado el emrendimiento de exoner en un solo
volumen, o conEunto de ellos, de manera ex8austiva, las teorías y las 2iloso2ías
Iue les dan vida y sustento a la metodología y a la tecnología. A lo m1s, 8ay
intentos sumarios de exosición teórica general de algunas de las vertientes
aradigm1ticas G=O9ono8ue y Pitc8ener, -555M )antacreu y @roE1n, $..$M
0arcía, $..;H.
Por eso es comlicada la tarea de un ro2esor de an1lisis conductual,
Iue tiene Iue sintetiDar en las ocas clases disonibles de un semestre lectivo
universitario toda la riIueDa teórica y r1ctica de este en2oIue ara
estudiantes Iue llegan, o sin conocimiento del mBtodo cientí2ico, o eor a(n,
con la exeriencia de un arendiDaEe reEuiciado en base a las m(ltiles
in2luencias de enseFanDas anteriores or arte de sicólogos y educadores
b1sicamente anticonductistas. 3o obstante, de tanto intentarlo algo Iueda, y
esa es la 2uerDa Iue el resente manual reclama ara sí. Uno de los
convencimientos Iue adIuirió el autor de esta obra es Iue tiene Iue luc8ar
contra la tendencia a la comodidad tíica del sector de alumnos Iue, o no
*
6

lee, o no sabe buscar in2ormación, y Iue esera encontrar todo ya
AmasticadoC en unos cuantos dogmas simles Iue esera comrender sin
muc8o es2uerDo a artir de res(menes en PoQer Point o escritos en
Monogra2ías.com o WiRiedia. Un libro de texto A8ec8o a medidaC ermite
suerar muc8os de esos roblemas, al brindar in2ormación inmediata y
concetos de2inidos sobre lo Iue dice el ro2esor en clase. A7ec8o a medidaC
signi2ica simlemente Iue se adata a los temas com(nmente tratados or el
autor en cada sesión de arendiDaEe, y one or delante lo Iue Bl EuDga
rioritario en la exosición: aIuello Iue Iuiere Iue 2inalmente AIuede en la
menteC del alumno al terminar el curso. +se es el car1cter de la obra Iue se
resenta a travBs de esta introducción, deEando en claro Iue tamoco se trata
de una Asimli2icaciónC emobrecedora del en2oIue, sino de un documento
Iue rocura mantener el nivel acadBmico a la altura Iue merece.
+l contenido se 8a estructurado en once caítulos y un eílogo Iue
sintetiDa el en2oIue del roio autor.
+l rimer caítulo se ocua de la sicología como ciencia de la
conducta, dando de2iniciones de lo Iue se entiende or conductismo y su
obEeto de estudio. )e 8ace una revisión de los niveles de articulación
aradigm1tica y sus relaciones: el conductismo como 2iloso2ía, el an1lisis
exerimental del comortamiento y la ingeniería del comortamiento,
@inalmente, se reseFan el devenir 8istórico del aradigma y su imacto actual.
+l segundo caítulo aborda cuestiones 2ilosó2icas, considerando la
relación entre la 2iloso2ía analítica y el conductismo radical, a artir de cuyas
derivaciones se crítica la Amitología de la menteC. )e detallan algunas
2unciones de la 2iloso2ía Iue sirven ara esclarecer asectos de metodología
cientí2ica.
+l tercer caítulo tiene or obEeto una disIuisición sobre el an1lisis
exerimental del comortamiento, y la imortancia del arendiDaEe y del
condicionamiento en su 1mbito. TambiBn se revisan las leyes de la conducta,
los diseFos exerimentales y los elementos constituyentes del an1lisis
conductual.
+l cuarto caítulo se re2iere al an1lisis de la conducta 8umana,
considerando detalladamente los rinciales roblemas de concetualiDación
vinculados a aIuella. +l roblema del lenguaEe, el roblema del ensamiento,
el roblema de la consciencia y el roblema de la ersonalidad.
+l Iuinto caítulo entra en la arte metodológica, abordando asectos
concetuales de la evaluación del comortamiento, su de2inición y
características, sus unidades de an1lisis, recursos concetuales roios de
7

dic8a labor, los criterios ara la determinación de un roblema a evaluar, y
otras cuestiones imortantes.
+l sexto caítulo desmenuDa el roceso de evaluación conductual,
describiendo ormenores de la entrevista y de los registros directo e indirecto
del comortamiento, así como del autorregistro, con abundantes eEemlos.
+l sBtimo caítulo sigue con el roceso de evaluación, centr1ndose
esta veD en el an1lisis y diagnóstico 2uncional de la in2ormación, elaboración
del cuadro in2ormativo y de los rogramas de conducta.
+l octavo caítulo trata asectos concetuales de la ingeniería del
comortamiento, describiendo los tios de tecnología conductual y el er2il
del ingeniero de la conducta, así como las modalidades de mediación y
tutoría conductual.
*os caítulos noveno y dBcimo enlistan y describen las diversas
tecnologías de control de las relaciones estímulo,resuesta, de administración
de contingencias, tratamientos basados en el autocontrol, en el
condicionamiento encubierto, en el arendiDaEe social, el control cognitivo,
teraias de tercera generación, integrativas y constructivistas, y el en2oIue
interconductual.
Por (ltimo, el onceavo caítulo 8ace una revisión de algunas
alicaciones conductuales en las 1reas clínica, educativa, organiDacional, social
y emergentes.
+n el eilogo, el autor organiDa en algunos untos su ersectiva
ersonal del en2oIue Iue es materia de este libro. )e 2inaliDa con una
bibliogra2ía en su gran mayoría reortada en esaFol y ubicable tanto en
bibliotecas como en arc8ivos de internet. !gualmente, se 8an considerado las
(ltimas ediciones o reimresiones de textos cl1sicos.
+n las (ltimas 1ginas va un aBndice Iue incluye ciertos materiales
necesarios ara la evaluación del comortamiento: dos guías de entrevista
conductual, un cuestionario de 8istoria de la vida, tres modelos de contrato
conductual, y tres eEemlos de rogramas conductuales.
)ólo 8ay Iue aFadir a lo dic8o Iue, como cualIuier síntesis, la 8ec8a
aIuí deEa 2uera muc8a in2ormación Iue uede ser relevante. +so no se uede
evitar, y se deEa constancia de ello. Sueda a la voluntad del estudioso Iue
8alle motivación en este libro, adentrarse en la b(sIueda de los
conocimientos 2altantes sobre cada unto.
:uena arte de los contenidos incluidos aIuí 8an sido motivo de
insiración ara ideas, y trascritos o ara2raseados Gcon su conveniente
actualiDaciónH de ublicaciones anteriores del autor. Algunas veces se 8an
8

citado en el texto y en las re2erencias bibliogr12icas, ero en su mayoría no,
or lo cual es necesario indicarlas a todas
-
:

Montgomery, W. G-55<H. Asertividad, autoestima y solución de con2lictos
interersonales. *ima: 6írculo de +studios AvanDada.
Montgomery, W. G-55<H. +l roblema de la violencia Euvenil: An1lisis teorBtico y de
rogramas de intervención conductual. #evista de !nvestigación en Psicología, -G-H, -'',-%$.
Montgomery, W. G-555H. Mito y verdad en la redacción de obEetivos conductuales:
Una ostura conductista. #evista de la Universidad Particular 0arcilaDo de la Tega, G-,$H, <;,
-.$.
Montgomery, W. G$...H. USuB roduEo el conductismo en el siglo VVW An1lisis
ositivo y resuesta a las críticas. +n W. Montgomery, W. 6aa y 7. Montes de =ca Geds.H.
An1lisis de la conducta: 3uevos en2oIues, alicaciones e investigaciones G. -;,/<H. *ima:
A)PP)!.
Montgomery, W. G$..$H. 6omortamiento lingXístico: Temas selectos. *ima:
A)PP)!.
Montgomery, W. G$..$H. !ngeniería del comortamiento: asectos clínicos y
educativos. *ima: A))P)!.
Montgomery, W. G$..'H. Unidades y leyes en el an1lisis del comortamiento: Una
revisión sintBtica. #evista #evista de !nvestigación en Psicología, T!G$H, . <',5;.
Montgomery, W. G$..%H. +l Iue8acer conductista, 8oy: +nsayos de interretación
teórica y r1ctica. *ima: +diciones de la #evista Peruana de @iloso2ía Alicada.
Montgomery, W. G$..&H. !ngeniería del comortamiento: Un en2oIue tecnológico
ara otenciar la r1ctica sicológica. +n A. Suintana y W. Montgomery Geds.H. Psicología:
Tóicos de actualidad G. $'&,$%$H. *ima: @acultad de Psicología de la Universidad
3acional Mayor de )an Marcos.
Montgomery, W. G$..;H. *a sicología de la conducta y el 2omento de la salud integral
comunitaria. 3uevos Paradigmas. #evista Psicológica de ActualiDación !ntegral. -G-H, -'.,-'%.
Montgomery, W. G$..;H. Psicología 6onductista y @iloso2ía Analítica: UUna AlianDa
6onveniente ara el )iglo VV!W #evista de !nvestigación en Psicología, T!G-H, . -/% , -%&.
Montgomery, W. G$..<H. 6iencia conductual y alicaciones clínicas en resente: UPor
IuB su e2icaciaW +n W. Montgomery y A. Suintana Gcoords.H. )aberes vigentes en la
sicología G. -5',$-$H. *ima: U3M)M.
Montgomery, W. G$..<H. 6omunicación clínica y teraia conductual dentro del
consultorio. #evista Peruana de Psicología, $G$H, -5;,$.&.
Montgomery, W. G$..<H. Teoría, investigación y alicaciones clínicas del autocontrol.
#evista de !nvestigación en Psicología, -G$H, $-%,$$%.
Montgomery, W. G$.-.aH. *a timideD y su tratamiento. *ima: 6olegio de Psicólogos
del Per(.

1
Hay que hacer, también, la necesaria aclaración de que parte de algunos de estos textos
han sido copiados por anónimos a archivos de internet, algunas veces sin citar directamente
su procedencia (como en Wikipedia, por ejemplo), en páginas que tienen que ver con
conductismo, ingeniería del comportamiento y filosofía de la psicología.
9

Montgomery, W. G$.-.bH. Problemas teóricos y metodológicos en el camo de la
evaluación clínica conductual. 3uevos Paradigmas: #evista Psicológica de ActualiDación
Pro2esional, /G-H, '5,%<.
Montgomery, W. G$.--H. *a economía conductual y el an1lisis exerimental del
comortamiento de consumo. #evista de !nvestigación en Psicología, -/G-H, $<-,$5$.
Montgomery, W. G$.-'H. Aortes conductuales a la educación escolar. +n A. :aD1n y
6. :utto Gcoords.H. Psicología y contextos educativos G. -%,//H. MBxico: Universidad
Pedagógica 3acional.
Montgomery, W. G$.-'H. *a teraia conductual, 8oy. +n +. Yanac Ged.H, 6urso de
ActualiDación Pro2esional en Psicología $.-' G. <;,-.;H. *ima: @acultad de Psicología de la
Universidad 3acional Mayor de )an Marcos.




10


1! "a #sicología como ciencia
de la conducta
Z




a ciencia, al revBs de las conceciones animista y religiosa, se
roone exlicar todos los 2enómenos del mundo sobre la base
de causas naturales, y obviamente considera los 2enómenos
8umanos dentro de ese 1mbito. +n este sentido la sicología, en
tanto ciencia, se ve comrometida con un obEetivo naturalistaM ero la
aarente claridad de esta suosición no 8a sido determinante ara la
de2inición de una sicología cientí2ica. +n sus disIuisiciones sobre las
relaciones entre la sicología y la ciencia, T8. 7. *ea8ey G-5<.L-55<H seFala
la existencia de dos desa2íos muy serios ara dic8a comunión: el dualismo y
la sicología oularM y contin(a diciendo Iue, tal como es sostenido or las
religiones:

+l dualismo [suone\ un mundo sobrenatural oblado or seres no materiales
tales como dioses, 1ngeles y demonios. )e considera Iue los seres 8umanos, y los
animales en algunas ocasiones, est1n comuestos de dos sustancias, un alma
sobrenatural no material, contenida en un cuero natural material al Iue controla.
*os dualistas exlican la exeriencia y la conducta como el resultado de la
interacción entre el cuero y su alma rectora. G. $%H.

Mientras tanto, comletando el cuadro acientí2ico, la sicología oular
rocura exlicar la conducta como resultado de creencias y deseos Galgunas
veces teleológicosH Iue 2uncionan como Eusti2icaciones de la acción, mas en
realidad no son causas, sino en su mayoría simles declaraciones
in2luenciadas or la cultura, cuyo raDonamiento carece de estructura lógica.
6ontra tales conceciones se levantaron los rimeros cientí2icos ligados
a la sicología exerimental de 2ines del siglo V!V
$
. AcadBmicos como
T8ordniRe en los +stados Unidos, y Pavlov en #usia, tuvieron or obEetivo

2
Esto, por cierto, no implica negar que antes de ella, y a través de diversas disciplinas,
incluso en siglos anteriores, hubieron hombres de ciencia que se enfrentaron a las ideas
religiosas y populares sobre las causas del comportamiento humano.
*
La Psicología Como Ciencia de la Conducta
11

desarrollar una ciencia natural a travBs de la investigación de laboratorio con
organismos, estímulos y resuestas simles
'
, logrando roveer a la sicología
cientí2ica de dos aradigmas sumamente oderosos Iue residen, de manera
general, las leyes del arendiDaEe: el condicionamiento instrumental y el
condicionamiento resondiente.

A6=39U6T!)M=C Y A6=39U6TAC A6=39U6T!)M=C Y A6=39U6TAC A6=39U6T!)M=C Y A6=39U6TAC A6=39U6T!)M=C Y A6=39U6TAC

6onductismo 6onductismo 6onductismo 6onductismo

Tanto los 8allaDgos exerimentales de T8ordniRe como los de Pavlov
constituyeron antecedentes imortantes ara el osterior rogreso de la
ciencia del comortamiento. +n -5-', in2luenciado or tales antecedentes,
"o8n :. Watson roclamó la irrución de un Avino nuevoC, un nuevo obEeto
de estudio ara la sicología: la conducta, Iue vendría a reemlaDar los
antiguos intereses de dic8a discilina or el alma y or la conciencia, y,
consecuentemente, bautiDo su corriente como AconductismoC
/
.
A artir de allí, y lo largo de su devenir, este aradigma en el sentido
teórico se 2ue diversi2icando y adotando diversas 2ormas. 9e2inido
inicialmente or su creador como Auna rama exerimental uramente
obEetiva de la ciencia naturalC cuya Ameta teórica es la redicción y el control
de la conductaC, y donde: A*a introsección no 2orma arte esencial de sus

3
La elección de variables elementales para empezar la investigación del comportamiento ha
sido, a menudo, motivo de crítica y estigmatización por los anti-experimentalistas en
psicología; dejando de lado el hecho de que en todas las ciencias siempre se ha partido de
“maquetas”, es decir, de fenómenos simplificados adrede, con el fin de estudiarlos
inductivamente desde su origen y encontrar las regularidades básicas que serían cimiento, a
su vez, de nuevas regularidades progresivamente más complejas. Por lo demás, la estrategia
analítica de fragmentar los fenómenos estudiados en unidades moleculares para
dimensionarlos, organizarlos didácticamente y así poder manejarlos, es una práctica común
también en todas las ciencias. Por ejemplo, cuando el físico y el geógrafo dividen el globo
terráqueo en centímetros, metros o kilómetros, y lo estructuran en coordenadas de tiempo y
espacio, nadie pensaría que por ello están “trivializando” o “mecanizando” su objeto de
estudio.
4
Se ha solido implicar más a Watson con los estudios de Pavlov que con los de Thordnike,
debido al programa de investigación que emprendió el fundador del conductismo, ligado al
condicionamiento respondiente (aprendizaje emocional) y a su fundamentación fisiológica.
Sin embargo, no se puede subestimar el hecho de que, teóricamente, Watson se identificó
también con la estructura del conexionismo thordnikeano, concibiendo la conducta como un
gran entramado de jerarquías de asociaciones estímulo-respuesta (hábitos), que iban
creciendo conforme el individuo se desarrollaba.
William Montgomery
12

mBtodosC GWatson, -5-', . -%<HM 2ue luego enriIuecido or una serie de
reconcetualiDaciones. Así, como es conocido, algunos de los
neoconductistas suced1neos a Watson, a(n manteniendo su lanteamiento
2undamental de obEetividad, trataron de amliar la magnitud de su en2oIue
introduciendo variables 8iotBticas. Uno de ellos, 7ull G-5/'H, disertó sobre
Aconstructos simbólicos, variables interventoras o entidades 8iotBticasC G.
$$H de manera eIuivalenteM y otro, Tolman G-5'$H, las diagramó como
mediadoras Gen la 2orma de exectativas o maas cognitivosH entre variables
indeendientes y deendientes en el trabaEo exerimental. A estas osturas se
aFadieron las de otros teóricos contemor1neos, caso )Rinner G-5;/L-5;;H,
Iuien concibió al conductismo Gen su versión radicalH no sólo como un
mBtodo exerimental emirista, sino sustancialmente como Auna 2iloso2ía de
la ciencia del comortamiento 8umanoC G. -'H Iue surge del Iue8acer
mismo de la discilina y lantea cuestiones relativas a la ertinencia y
osibilidades del an1lisis metodológico y tecnológico alicado a la es2era
sicológica. !gualmente Pantor G-5&5L-55-H se re2irió al conductismo como
una corriente Iue estudia la interacción de los organismos con sus ambientes,
renunciando a Alas doctrinas del alma, la mente y la conscienciaC G. %;'H. )i
bien estos (ltimos teóricos rec8aDaron las variables intervinientes o
constructos 8iotBticos tal como las concebían 7ull y Tolman, deEaron bien
en claro ―aunIue or diversos caminos― Iue el mundo subEetivo sí es
abordable mediante mBtodos cientí2icos
%
.
7asta aIuí, las istas indican Iue el conductismo es una manera general
de ver lo sicológico desde un unto de vista naturalista Gdonde no 8ay
entidades como la mente, el cerebro, etcBtera, Iue trasciendan el interEuego
de variables reresentativasH, y Iue rivilegia el uso de mBtodos naturalistas
ara dar cuenta de su obEeto de estudio. +n suma, un en2oIue de la
sicología como ciencia de la conducta.

*a conducta *a conducta *a conducta *a conducta

Pero UIuB es conducta en tBrminos contemor1neosW +l signi2icado de
este conceto es altamente olBmico en sicología, ese a Iue a nivel

5
Skinner (1974/1977) dejó su propia versión de lo que, según él, era el conductismo
metodológico (variantes estímulo-respuesta mediacionales en general), achacándole como
una de sus falencias el no ocuparse de eventos subjetivos (“privados”). Esto es discutible a
la luz de lo conocido sobre el trabajo teórico de Hull y Tolman, quienes, desde sus propias
perspectivas, abordaron temas de conducta compleja tanto o más frecuentemente que
Skinner.
La Psicología Como Ciencia de la Conducta
13

coloIuial es de una simlicidad imresionante Gel 9iccionario *arousse, or
eEemlo, lo de2ine como Acomortamiento, manera de ortarseCH. A nivel
tBcnico, en cambio, su de2inición deende del unto de vista teórico de Iue
se arte. +n su 9iccionario de Psicología,
&
Wolman G-5;'L$.-.H da, IuiD1, la
de2inición m1s amlia osible al anotar Iue conducta es: ATotalidad de las
acciones e interacciones intraorg1nicas y extraorg1nicas de un organismo con
su ambiente 2ísico y socialC G. -$'H, aresur1ndose a detallar Iue la
sicología estudia tres tios de 2enómenos: or un lado la conducta
observable, como los tics nerviosos, los actos suicidas, u orinarse en la camaM
or otro lado los 2enómenos suscetibles de ser observados
introsectivamente, como el 8ambre, el dolor de muelas o la reocuaciónM y
los rocesos inconscientes. Todo eso sería conducta. )in embargo, seg(n
cree Wolman Gde reconocida orientación sicodin1micaH: APara los
conductistas, una actividad tiene Iue ser directamente observable y medible
ara Iue se la ueda cali2icar como conductaC Gib.H, mientras Iue otros
sicólogos sí considerarían las ideas, ensamientos y mani2estaciones
neuro2isiológicas enmarcadas en ese rubro.
+sta aserción de Wolman se 2unda en una interretación estrec8a Gmuy
di2undidaH de lo Iue sostenían los conductistas Qatsonianos y sRinnerianos,
ninguno de los cuales excluyó en realidad lo Ano directamente observableC de
su obEeto de estudio
;
. Por otra arte, deEa antoEadiDamente 2uera de la
denominación de AconductistasC a todo un conEunto de en2oIues alternos a
los de Watson y )Rinner. 3o sólo a los mediacionales de corte cl1sico m1s
conocidos G7ull, Tolman, 0ut8rie, +ysencR, =sgood y otrosH, sino tambiBn a
variantes ioneras en el trabaEo de indagación neurosicológica, como las de
*as8ley o 7ebb
<
Gver una re2utación de esta creencia en una ublicación de
6+T+6!6, $.-$H.
*as de2iniciones contemor1neas m1s utiliDadas de conducta, 8ec8as
or los roios conductistas, reconocen exlícitamente su car1cter inclusivo

6
Casualmente, denominado en su idioma original “Diccionario de Ciencias de la
Conducta”.
7
Tanto Watson, como después Hull, por ejemplo, dedicaron mucho tiempo e investigación
al análisis del pensamiento y la inteligencia (véanse Gondra, 1991, 2007). Skinner, por su
parte, trata la conducta como una relación entre aspectos del organismo y del ambiente, sin
importar su carácter público o privado (ver Gómez, García, Pérez, Bohórquez y Gutiérrez,
2002).
8
De semejante práctica, en cierto modo intencionalmente confusionista para posicionar
opciones distintas, se han valido los explotadores del “mito de la revolución cognitiva”,
como Gardner (1985/1987), entre otros.
William Montgomery
14

de eventos AencubiertosC. Por eEemlo, 7ebb G-5/5L-5&<H la denomina, al
estilo Qatsoniano, Aactividad (blicamente observable de m(sculos o
gl1ndulas de secreción externa...C, aFadiendo inmediatamente:

A)e entiende Iue esto comrende tambiBn el estudio de rocesos como el
arender, la emoción o la erceción, Iue intervienen en la organiDación de la
conducta. *os tBrminos integración u organiDación se re2ieren al tio o la
combinación de diversos segmentos de conducta en la relación de unos u otros, o
con los acontecimientos externos Iue act(an sobre el organismo.C G. &,;H.

Por su arte, +ysencR G-5;$L-5;5H seFala desde la ersectiva 8ulliana
Iue: APara el conductista, el tBrmino ]conducta^ es muc8o m1s extenso Iue
lo Iue es coloIuialmente ara el ro2ano. !ncluye el 8ablar y todas las
reacciones cororales medibles, or eIueFas e imosibles de detectar a
simle vista Iue uedan serC G. -/'H. A su veD, desde un unto de vista
sRinneriano, seg(n Martin y Pear G-55&L$..;H la conducta Auede ser
cualIuier cosa Iue una ersona 8ace o diceC G. 'H, extendiendo esa
descrición a los Aeventos rivadosC. Malott, Malott y TroEan G-555L$..'H son
a(n m1s amlios, re2iriendo re2erirse a la conducta como Atodo lo Iue no
uede 8acer un 8ombre muertoC G. <H. +n 2in, como dice Ardila G$.-$H, Alas
variadas de2iniciones de comortamiento 8an ido mostrando cada veD m1s
amlitud concetualC G. &H.
+n suma, 8ay muc8as 2ormas de de2inir este obEeto de estudio, mas,
ara el autor del resente escrito, la m1s adecuada es la de #ibes y *óeD
G-5<%H: Ainteracción del organismo total, con su medio ambiente 2ísico,
biológico yLo socialC G. <-H, uesto Iue evita el roblema de la cosi2icación
de la conducta como algo 2ísico, connot1ndola como relación o sistema. *a
conducta, desde este unto de vista, es una roiedad relacional. 3o est1
ubicada en ninguna estructura interna o ambiente externo al suEeto, sino Iue
surge del contacto entre ambos. @reixa i :aIuB G$..'H 8a sabido ilustrar
di12anamente el unto, al decir Iue al ver comortarse un organismo
tendemos a considerar Iue exterioriDa una conducta Iue oseía en su
interior, como si 2uera una roiedad esencial, in8erente. 6on esto:

6ometemos el mismo error Iue si, desuBs de 2rotar una cerilla en el rascador de
su caEa y ver aarecer la llama en la unta del 2os2oro, a2irm1ramos Iue la llama se
8allaba al interior de la cerilla. A la regunta: AUdónde se 8allaba la llama antes de
2rotar el 2ós2oro contra el rascador, en la cerilla o en el rascadorWC la resuesta
correcta es: Ani en la una ni en el otroC. *a llama no se encontraba en el interior de
la cerilla ni en el interior del rascador, la llama es la resultante de la interacción
entre ambos. G. &./H
La Psicología Como Ciencia de la Conducta
15

+n cualIuier caso, m1s all1 de si se concibe como acción o como
interacción, seFala :Blanger G-5;<L-555H Iue Aara el conductista_ la
conducta es un obEetivo en sí y no un medio ara alcanDar una realidad
distinta, biológica o mentalC. G. -;H. *a conducta, adem1s, involucra asectos
cognitivos Glo Iue se AiensaCH, emocionales Glo Iue se AsienteCH, motores
Gactividades e2erenciales observables externamenteH y sico2isiológicos
Gactividades del sistema nerviosoHM sin erder de vista Iue, tanto en el
Iue8acer concetual como oerativo, la conducta se concibe obEetivamente
en 2unción a varias roiedades: -H ocurre dentro de un límite esacio,
temoral, udiBndose ubicar su emisión siemre en alg(n momento y en
alg(n lugarM $H es un continuo analíticamente 2ragmentable a travBs de
unidades de diverso tamaFo y mediciónM 'H roduce e2ectos en el ambiente y
es cambiada or Bste, en un circuito retroalimentadorM y /H muestra asectos
directamente o indirectamente observables, a travBs de las variables
interactivas u org1nicas Iue la comonen.


3!T+*+) 9+ A#T!6U*A6!>3 PA#A9!0MJT!6A 3!T+*+) 9+ A#T!6U*A6!>3 PA#A9!0MJT!6A 3!T+*+) 9+ A#T!6U*A6!>3 PA#A9!0MJT!6A 3!T+*+) 9+ A#T!6U*A6!>3 PA#A9!0MJT!6A

*o Iue se uede considerar como un cisma existente entre ciencia
b1sica y alicada se roduEo ya en los comienDos de la sicología, cuando se
distinguieron dos categorías de ro2esionales: los interesados en la ubicación
cientí2ica de la discilina y aIuellos otros orientados al maneEo de los asectos
r1cticos. *os rimeros se identi2icaron con los estudios de laboratorio y los
rocedimientos matem1ticos y estadísticos, y los segundos se identi2icaron, a
su veD, con los rocedimientos dedicados al cambio directo de los Arocesos
mentalesC o del comortamiento 8umano. +l 8ec8o es Iue ese searatismo,
en la medida Iue sacri2ica una oción a exensas de la otra, in2luye sobre el
desarrollo de2icitario del otencial exerto de las teorías, metodologías y
alicaciones Iue surgen a la sombra de los diversos aradigmas. +n la 2orma
en Iue se 8a con2igurado 8istóricamente, dic8o cisma no roicia una
articulación exlícita entre lo Iue se dice y lo Iue se 8ace, y la eventual
creación de nuevas tecnologías e2icaces suele ser 2recuentemente de tio
aDaroso, algo así como dar Aalos de ciegoC en busca de dar con el obEetivo
buscado.
Posiblemente la mayoría de los sicólogos `sobre todo los de
orientación conductual y cognitivo,conductual` estarían de acuerdo en Iue
una discilina cientí2ica necesita mostrar una articulación aradigm1tica
co8erente entre teoría y r1ctica, entre ciencia alicada y ciencia b1sica, entre
William Montgomery
16

an1lisis exerimental y tecnología, con el 2in de asegurar la utilidad y e2icacia
de sus rocedimientos. +l mBtodo cientí2ico no es un canon teórico Iue se
8aya desarrollado ni recedentemente a, ni al margen de, la r1ctica cientí2ica
G6ario, Pac8eco, 6anales y @lores, $..%H, ero, una veD arraigado en una
tradición, es 2uertemente in2luyente, como lo muestran recientes indagaciones
sobre su oeratividad. Así, Alas características de la teoría en Iue se es
entrenado delimitan lo Iue el investigador exuesto a cada tradición teórica
8ar1, los roblemas Iue se lantear1, las estrategias Iue elegir1 ara abordar
dic8os roblemas, el tio de datos Iue recabar1, la manera en Iue
interretar1 dic8os datos, y la 2orma en Iue comunicar1 a otros sus
resultadosC GPadilla, $..&, . -55H, de modo Iue urge comenDar or el
lanteamiento de la estructura teórica Iue aseguraría un uente 2luido entre
los niveles mencionados.
9ecidir cu1l es la 2orma de construcción m1s viable ara reresentar
dic8a estructura, es un asunto menos claro. 7ay, ciertamente, rasgos b1sicos
de construcción teórica Iue se encuentran en las cl1sicas rouestas de @eigl
y Arnau Gver Anguera, -5<5, . %%$,%%/H, así como en Pantor G-5%5L-5;<,
$%% y ss.H, con el roósito de ordenar lógicamente los niveles de
articulación entre la exeriencia inmediata Gconcetos emíricosH y su
interretación concetual, ero cada una en2atiDa ciertos asectos sobre otros
de manera no muy exlícita, roorcionando la imresión de ser abstractas.
+l autor del resente libro intenta exoner in2ormalmente una
reresentación m1s concreta. +s el modelo de rogresión teórico,r1ctica
simBtrica, Iue se mani2iesta en la articulación de niveles 2ilosó2ico, teórico,
metodológico y tecnológico Iue est1n resentes en el an1lisis de la conductaM
cumliendo con el receto enunciado or Pu8n G-5&$L-5<$H acerca de lo
Iue debe ser un AaradigmaC en su aceción m1s general: eEemlar Iue
incluye ley, teoría, alicación e instrumentación Euntas, roorcionando
modelos desde los cuales brotan tradiciones de investigación.
+l an1lisis conductual, desde la ostura de rogresión teórico,r1ctica
simBtrica adotada aIuí, muestra tres niveles de organiDación Iue se
comlementan y retroalimentan recírocamente: el conductismo, el an1lisis
exerimental del comortamiento GA+6H y la ingeniería del comortamientoM
G!6H en reresentación, resectivamente, de una 2iloso2ía, una teoría,
metodología y una tecnología co8erentes entre si, estructurando una
continuidad entre AsaberC y A8acerC en los tBrminos aradigm1ticos de Pu8n.
)e considera en la órbita conductual Iue la construcción de un aradigma de
ciencia natural comienDa con de2iniciones organiDadas en taxonomías Iue
ermiten identi2icar variables y ar1metros de estudio, y or consiguiente,
La Psicología Como Ciencia de la Conducta
17

AEC (Teoría
Metodología)
!6
GTecnologíaH
Conductismo
(Filosofía)

#+*A6!>3
PA#A9!0MJT!6A
relaciones 2uncionales a cuya luD se exlica la extensión de los
rocedimientos exerimentales de laboratorio a su alicación ara
roblemas sociales. +llo da or resultado los tres niveles aradigm1ticos antes
mencionados, seg(n los exlicita esIuem1ticamente Anicama G$.-.M . <5H:






@igura -.-. !nterrelaciones entre los niveles aradigm1ticos del an1lisis conductual.

3ivel -: +l conduct 3ivel -: +l conduct 3ivel -: +l conduct 3ivel -: +l conductismo como 2iloso2ía ismo como 2iloso2ía ismo como 2iloso2ía ismo como 2iloso2ía

+l rimer nivel es el de la 2iloso2ía esecial, Iue constituye algo así
como una A2iloso2ía de gestiónC de la sicología como ciencia del
comortamiento, entendida Bsta como interacción entre el individuo y su
contexto. Al resecto, todas las ciencias 8an desarrollado 2iloso2ías eseciales
GPantor, -5&'L-55.H Iue se encargan de discutir sobre los suuestos,
extensiones y osibilidades de sus resectivos dominios teóricos y alicados.
+xresado en el dominio sicológico, esto imlica tambiBn 2iEar osición y
2omentar una actitud no reduccionista ni mentalista en la b(sIueda de
soluciones a los roblemas de la discilina. *a 2iloso2ía esecial de la ciencia
del comortamiento es, desde esta ersectiva, lo Iue se llama Aconductismo
radicalC, como lo seFala )Rinner G-5;/L-5;;H, sin embargo, resulta notorio
Iue no todos los conductistas ad8ieren a ella en todos sus detalles. 7ay un
Aconductismo metodológicoC Gmediacionales y cognitivosH Iue no concuerda
con esas bases, o en alg(n caso las 2lexibiliDa. Pese a ello, 8ay resuuestos
comartidos Iue lo acercan al conductismo radical, como lo eseci2icó en su
momento uno de los autores m1s reresentantivos de la 8eterodoxia
conductual,cognitiva, y osteriormente AconstructivistaC GMa8oney,
-5;/L-5<'H: -H el reconocimiento de Iue la conducta est1 suEeta a leyesM $H la
necesidad de la observabilidad directa de or lo menos dos de sus elementos
William Montgomery
18

Gestímulo y resuestaHM 'H los recursos del oeracionalismo y la recisión de
las medidasM /H la con2ianDa en la relicación de los resultados de una
investigación como 8erramienta de certeDaM %H el Bn2asis en el control or
aislamiento de los 2enómenos Gatomismo analíticoHM y &H la cuantitatividad y
obEetividad de los datos.


3ivel $: +l an1lisis exerimenta 3ivel $: +l an1lisis exerimenta 3ivel $: +l an1lisis exerimenta 3ivel $: +l an1lisis exerimental del comortamiento l del comortamiento l del comortamiento l del comortamiento

+l segundo nivel es el de la teoría,metodología, o Aan1lisis exerimental
del comortamientoC, donde se 2ormulan las categorías, las unidades
analíticas, los ar1metros, los aradigmas de investigación, y las leyes y
rinciios imlicados en el maneEo de los datos. )eg(n )Rinner G-5&&L-5<'H
la tarea rincial del an1lisis exerimental de la conducta es describir todas
las variables de las cuales es 2unción la resuesta, y ciertamente es así, ero
una visión m1s amlia 8ace destacar aIuí las ecuaciones variabilísticas Iue
cubren todo el esectro organísmico y situacional Iue est1 imlícito o
exlícito en una contingencia. *a m1s conocida de dic8as ecuaciones es la
comrendida en la 2órmula: P a 2 [+,=,#,6\, Iue signi2ica Iue un segmento
contingencial GPH es 2unción G2H de las interrelaciones establecidas entre los
2actores estimulares G+H, organísmico,disosicionales G=H, de resuesta o
clases de resuesta resondientes y oerantes G#H, y las consecuencias Iue
2ortalecen a estas (ltimas G6H.


3ivel ': *a ingeniería del comortamiento 3ivel ': *a ingeniería del comortamiento 3ivel ': *a ingeniería del comortamiento 3ivel ': *a ingeniería del comortamiento

@inalmente, el tercer nivel involucra lo tecnológico: todas aIuellas
elaboraciones rocedimentales Iue, ligadas de alguna manera a los
aradigmas de investigación b1sica y sus combinaciones, se 8an desarrollado
como alicaciones e2ectivas. 9entro de este nivel, Iue uede denominarse
ingeniería del comortamiento de acuerdo a las directivas de 7omme, 6b de
:aca, 6otting8am y 7omme G-5&<L-5;;H, se involucra tanto la tecnología de
control or el estímulo Go de relación estímulo,resuestaH como la de
administración de contingencias.
+n consonancia con sus 2undamentos 2ilosó2icos y metodológicos, la
ingeniería del comortamiento suone Iue el comortamiento 8umano es
suscetible de describirse legalmente, y Iue sus oeraciones de evaluación,
diagnóstico y tratamiento de roblemas acuden al maneEo tentativo de dic8as
La Psicología Como Ciencia de la Conducta
19

regularidades. 9entro del rubro tecnológico, la Amodi2icación de conductaC,
la Ateraia de la conductaC, la Ateraia conductual,cognitivaC, el Aan1lisis
conductual alicadoC e incluso las teraias constructivistas recientemente
surgidas, son 2ormas de ingeniería comortamental, algunas AortodoxasC Gm1s
cerca del tronco conductista originalH y otras A8eterodoxasC, Iue incororan,
adem1s de suuestos comortamentales, rinciios de otras tradiciones.
M1s all1 del ideal ositivista de la Asicología cientí2ica er2ectaC roio
de la rimera mitad del siglo VV, debe anotarse Iue actualmente muc8os
acetan Iue la rouesta original de articulación simBtrica es inviable, y Iue
lo meEor es 2lexibiliDar la conceción de manera ragm1tica, combinando los
acercamientos exerimental y 8ermenButico. +sto signi2ica Iue, a(n sin
abandonar la metodología obEetiva, observacional, elementalista y cuantitativa
en los diseFos de investigación, se uede renunciar a la indagación de leyes
sicológicas como 2undamentos generales, re2iriendo conocimientos
basados en casos articulares y en acercamientos tecnológicos orientados a la
acción G9el Pino, $..'H, en 2unción a la meEor exlicación disonible.
9entro de este contexto ragm1tico y 2lexible ―roio del ost,
ositivismo― es Iue se deben interretar los niveles de articulación
reseFados.

9+T+3!# 7!)T>#!6= 9+T+3!# 7!)T>#!6= 9+T+3!# 7!)T>#!6= 9+T+3!# 7!)T>#!6=

6omo se 8a dic8o, a lo largo del tiemo el conductismo se 2ue
diversi2icando y adotando diversas 2ormas. !ncluso en tiemo de la
2ormulación temrana del roio Watson 8ubo variaciones resecto a su
conceción del nuevo aradigma. ". #. Pantor, en sus Princiles o2
Psyc8ology de -5$/, sostenía, ya en embrión, un en2oIue menos
molecularista resecto al estudio conductual, re2igurando lo Iue sería
osteriormente su interconductismo. TambiBn 0eorge 7. Mead,
redominantemente sociólogo y 2ilóso2o, discreó a artir de su
Aconductismo socialC de algunas tesis exuestas or Watson GMead,
-5'/L-5&<H, considerando el marco ambiental del simbolismo lingXístico
roio de la comunicación, como un 1mbito en el cual surgen el yo, la mente
y la conciencia.
*as escuelas de 7ull, Tolman, 0ut8rie y )Rinner constituyeron el
conductismo de segunda generación Go neoconductismoH, Iue realiDó la
investigación necesaria ara obtener y sistematiDar una gran cantidad de datos
exerimentales, con el 2in de elaborar teorías deductivas e inductivas del
arendiDaEe. @ue un eríodo de intenso 2lorecimiento acadBmico, en el cual
William Montgomery
20

destacaron 2iguras de enorme relevancia, tales como )ence ―el colaborador
m1s brillante de 7ull―M =lds y Milner, ioneros en el camo de la
exerimentación cerebralM Miller y MoQrer, miembros del gruo de Yale
en2rascados en temas de motivación, con2licto y 2rustración,agresiónM 7arloQ,
esecialiDado en temas de desarrollo temrano y aegoM +stes, comrometido
con el arendiDaEe matem1ticoM 7ebb, el neurocientí2icoM y una lista
interminable de otros 2ructí2eros reresentantes.
)iendo críticos de sí mismos, como buenos acadBmicos, los
conductistas de esa generación se enredaron en interminables olBmicas
sobre la adecuación de sus resectivas teorías a la exlicación ositivista de la
conducta 8umana, terminando or desgastarse. *a 2amosa 6on2erencia sobre
ArendiDaEe de 9artmout8, celebrada en -5%. ara examinar las bases del
en2oIue conductual de aIuel tiemo, marcó un unto de in2lexión y declive
resecto de las teorías del Aconductismo metodológicoC o internalista
Gesecialmente el de 7ullH
5
M deEando el aso libre al auge del Aconductismo
radicalC o ambientalista, de )Rinner GvBase *ea8ey, -5<.L-55<H. 3o obstante,
Tolman 8abía sembrado su roia semilla, y Bsta 2ructi2icó ronto en la
misma dBcada a travBs de nuevos teóricos in2luenciados arcialmente or Bl
Gentre ellos "erome :runer, 0eorge 7. Miller y Parl PribramH
-.
. Así,
romediando los aFos %. una arte de la tendencia metodológica logró
recon2igurarse y constituir la base ara lo Iue luego se llamaría Arevolución
cognitivaC. *a otra arte continuó 2iel a los recetos b1sicos 8ullianos, ero
concentrada en asectos alicativos G#otter, +ysencR, Wole, etcBteraH.
+n cuanto a la tendencia radical, ganó muc8a notoriedad en la dBcada
de -5&.,-5;. GPeller, :iEou, *indsey, y otrosH, aunIue comitiendo no sólo
con las vertientes desgaEadas del conductismo metodológico, sino tambiBn
con otras Iue, artiendo igualmente del roio conductismo radical,
extendieron, con mayor aertura, los rinciios del arendiDaEe a 2acetas m1s
comleEas de la conducta 8umana. 9estacaron, así, teóricos del arendiDaEe
social Gcomo :andura, Pan2er, 0oldstein y 0old2ried, entre otrosHM del
conductismo social Gcomo )taatsHM y del condicionamiento encubierto
G6autelaH.

9
Irónicamente, el entonces ya fallecido Clark Hull había llegado a la cúspide justo en 1950,
al quedar segundo (detrás de Freud) en la lista de psicólogos más influyentes durante la
primera mitad del siglo, elegida por los miembros de la American Psychological
Association (APA) de entonces.
10
Esta reconfiguración se vio favorecida por la disponibilidad de modelos cibernéticos, que
hicieron posible simular e inferir (en la lógica de los teóricos que creyeron en ello) lo que
ocurriría “dentro de la mente”, mejor que con los laboriosos diagramas tolmanianos.
La Psicología Como Ciencia de la Conducta
21

@ue Art8ur W. )taats G-5;%L-5;5H Iuien advirtió la llegada de una
nueva generación conductual: la tercera generación, edi2icada sobre la
imronta de las redecesoras. Para Bl, la rimera estableció la orientación
b1sica de laboratorio, desarrollando teorías del arendiDaEe ara dar cuenta
de sus 8allaDgos, e iniciando la estrategia de alicarlos a la conducta 8umana.
*a segunda generación, or su arte, sistematiDó meEor los datos y comitió
entre sí ara de2inir cuestiones relevantes sobre lo 8ec8o or sus antecesores,
ero descuidó la osibilidad de seguir construyendo teorías comrensivas
mediante la articulación de los rinciios del arendiDaEe. Por lo tanto, le
corresonde a la tercera generación llevar a cabo dic8o roceso, buscando la
unidad en la diversidad.
AunIue los lineamientos de )taats ara uni2icar las vertientes
conductuales no 8an sido seguidos tal cual Bl lo rouso, en cierto modo la
2uerDa de los acontecimientos 8a con2ormado una tendencia integracionista
sumamente amlia y exresada a nivel alicativo, rotulada genBricamente
como Aconductual,cognitivaC o Acognitivo,conductualC G=livares, Maci1,
=livares y #osa, $.-$H. +sta aroximación incluye tanto a los conductistas
metodologicos cl1sicos como a los del arendiDaEe social, a los 8oy
AsociocognitivosC G:andura, Misc8elH, y a otros menos cercanos a la
argumentación mediante rinciios b1sicos, como los Aracional,emotivosC y
AcognitivosC a secas G+llis, :ecR, *aDarus y dem1sH.
+n cuanto al conductismo radical, el tronco sRinneriano en esta tercera
generación se 8a diversi2icado en líneas diversas. +st1n, entre las m1s
destacadas, el contextualismo de la teoría de marcos relacionales, liderada
or 7ayes, Po8lemberg y otrosM y el conductismo molar o teleológico, de
#ac8lin. +stas líneas se caracteriDan or considerar como el 1mbito tíico de
las contingencias al generado or la conducta verbal y guiada or reglas. Por
otro lado, utiliDan raseros distintos a los tradicionales ara dar cuenta de las
interacciones comleEas, como la consideración de romedios extendidos en
el tiemo. 7ay a(n otras rouestas, como las del conductismo biológico
GTimberlaReHM teórico G)taddonHM seleccionista G9ona8oeHM e interconductual
G#ibesHM Iue son sintetiDadas or *óeD G$..$H. +l interconductismo de #ibes,
or su arte, constituye una revisión del interconductismo Rantoriano, Iue
trata de establecer una rigurosa eseci2icación de las autas concetuales y
emíricas Iue sustentan la estructura teórica del aradigma.
USuB es lo Iue une a todos los conductismos, or encima de sus
discreancias, otorg1ndoles su Aaire de 2amiliaCW )e uede decir Iue 8ay
varias características comartidas or ellos en mayor o menor medida. +stas
son:
William Montgomery
22

aH Atomismo. 6onvicción de Iue la estructura de cualIuier obEeto de
estudio est1 comuesta de una multilicidad de 8ec8os Iue lo con2orman,
Iue cada uno de esos 8ec8os uede ser dato reresentativo del total, y Iue su
an1lisis riguroso debe ser comlementado con un roceso de síntesis
osterior Iue AreconstruyaC las relaciones tal como son en un continuo
molecularidad,molaridad y viceversa
--
.
bH 9eterminismo. +l orden natural se exresa en las conexiones
causales establecidas entre los 2enómenos Iue lo con2orman, udiendo
in2erirse, ara evitar el mecanicismo de las relaciones causa,e2ecto roias de
ciencias no 8umanas, or el rinciio de deendencia 2uncional covariante o
robabilitaria: A9adas ciertas condiciones A y c, si V y A, entonces YC.
cH *egalidad. +l saber cientí2ico o racional a artir de la exeriencia,
consiste en descubrir las regularidades causales Iue ermiten rever lo
2uturo. Así la conducta 8umana se con2orma y uede describirse en base a
leyes, eseci2icando relaciones de 2uncionalidad robabilitaria entre variables
indeendientes y clases de resuesta. Para exlicar y redecir un
acontecimiento se identi2ican las condiciones antecedentes Iue dieron lugar
al 8ec8o y se demuestra Iue la descrición de aIuel es deducible de
rinciios generales ya establecidos.
dH =bservabilidad. +s una roiedad de todos los eventos naturales,
entre ellos la conducta, Iue conlleva la osibilidad de examinar 8ec8os o
asectos exlícitos o imlícitos en los 2enómenos baEo estudio. +n el caso de
los exlícitos la observación es directa, y en el caso de los imlícitos la
observación es indirecta.
eH =eracionismo. 3orma o directriD metodológica Iue ermite de2inir
cientí2icamente el obEeto Iue se Iuiere observar o maniular, a travBs de las
oeraciones Iue se 8acen ara medirlo.
2H 6uantitatividad. #ecurso utiliDado ara dimensionar de manera m1s
recisa las variables baEo estudio en tBrminos de cantidades registradas de
acuerdo con la metodología Iue se utiliDa.
gH #elicabilidad. Actividad de reetición y veri2icación de los
exerimentos, Iue 2acilita distinguir el e2ecto de las condiciones
exerimentales de los e2ectos rovocados or condiciones irregulares o
aDarosas.

11
Al respecto, dice el ilustre filósofo hispano Gustavo Bueno (1972): “Holismo y
Atomismo no deben ser consideradas como dos teorías sobre la realidad metafísica, de las
cuales una debe ser verdadera y la otra falsa. Son dos metodología ontológicas que, según
los contextos, pueden ser verdaderas a la vez”. (p. 335)
La Psicología Como Ciencia de la Conducta
23

8H Pragmatismo. Toda actividad cientí2ica debe o2recer resultados Iue
constituyan índice de su verdad relativa en el momento de su veri2icación.
6omo se diEo anteriormente resecto a los niveles de articulación
aradigm1tica, tambiBn estos suuestos deben entenderse de manera relativa
en tanto son cumlidos de 2ormas variadas y articulares or cada una de las
tendencias conductuales.


!MPA6T= A6TUA* !MPA6T= A6TUA* !MPA6T= A6TUA* !MPA6T= A6TUA*

+l imacto actual de la ciencia de la conducta es inmenso. )i se buscan
indicadores obEetivos de r1ido registro reciente, basta indicar Iue :. @.
)Rinner 2ue elegido como el sicólogo m1s in2luyente del siglo VV or una
encuesta 8ec8a a los miembros de la APA, en la cual tambiBn se ueden
encontrar entre los treinta rimeros lugares a otros distinguidos acadBmicos
conductuales de di2erentes variantes, como :andura, +ysencR Watson,
7ebb, 7ull, Misc8el y 7arloQ G7aggbloom, WarnicR, WarnicR, "ones,
Yarbroug8, #ussell, :orecRy, Mc0a88ey, PoQell, :eavers y Monte, $..$H.
:asta indicar, tambiBn, Iue est1n igualmente acreditados los numerosos
rocedimientos conductuales y cognitivo,conductuales como los m1s
e2ectivos en la discilina, a travBs de los resultados de las investigaciones de la
APA G68ambless, )anderson, )8o8am, "o8nson, Poe, 6rits,68risto8,
:aRer, "o8nson, Woody, )ue, :eutler y Williams, -55&HM lo Iue 8a sido re,
certi2icado en el mundo de 8abla esaFola con nuevas investigacionesGPBreD,
JlvareD y @ern1ndeD, $..'H. Por otro lado, la aortación de m(ltiles avances
teóricos y metodológicos a toda la discilina es atente, como se uede
veri2icar a travBs de las r1cticas de enseFanDa universitaria de la sicología
-$
,
Iue incororan normalmente las autas de investigación exerimental y cuasi
exerimental sistem1tica y controlada en los laboratorios y 2uera de ellos, la
de2inición oeracional de tBrminos, la derivación de 8iótesis comrobables,
la cuanti2icación de los datos, la imortancia del arendiDaEe en la
determinación del comortamiento, la variación de la conducta observable
como un índice de cambio total, etcBtera. !nclusive el er2il ro2esional del
Psicólogo moderno 8a sido a2ectado or semeEante in2luencia. Un eEemlo
notorio de esto uede 8allarse en la *ey del TrabaEo del Psicólogo en el Per(,

12
Esto debe matizarse, como dice Goowin (2003/2009), con el conocimiento de que en
Europa ―sobre todo la continental―, la influencia del conductismo estadounidense ha sido
menor.
William Montgomery
24

donde, 8ablando del eEercicio ro2esional en el 6aítulo !: A9e la ro2esión
del PsicólogoC, se dice en el artículo /d:

+l sicólogo es el cientí2ico de la conducta 8umana con cometencia en los niveles
del eEercicio ro2esional siguiente: romoción, revención, intervención GIue
incluye evaluación, diagnóstico, tratamiento y recueraciónH del comortamiento,
dentro del 1mbito sicosocial.

+n cualIuiera de las 1reas de la discilina se uede ver, or 2in, el uso
de rinciios de an1lisis y modi2icación de la conducta como algo
com(nmente 2ortalecedor de resultados ragm1ticos en la resolución de los
roblemas roios de cada 1mbito articular.


6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

+n oosición al dualismo y a la sicología oular, los rimeros
cientí2icos exerimentales de 2ines del siglo V!V rocuraron desarrollar una
discilina con bases rigurosas. +n este contexto nació el conductismo, Iue,
temranamente centrado en cuestiones metodológicas, ya en su madureD 2ue
concebido no sólo como un mBtodo exerimental emirista, sino
sustancialmente como Auna 2iloso2ía de la ciencia del comortamiento
8umanoC Iue se ocua de sus extensiones y osibilidades, y Iue estudia la
interacción de los organismos con sus ambientes, renunciando a Alas
doctrinas del alma, la mente y la conscienciaC. +n tBrminos contemor1neos,
el obEeto de estudio Iue reivindica el conductismo es la conducta, cuya
de2inición asó or un re2inamiento rogresivo del conceto. !nicialmente
de2inida como actividad organocBntrica (blicamente observable, desuBs se
2ue extendiendo a toda actividad abierta y encubierta, llegando a de2inirse de
meEor manera 8oy como Ainteracción del organismo total, con su medio
ambiente 2ísico, biológico yLo socialC.
A lo largo del tiemo, la diversi2icación del en2oIue 8a sido vasta,
udiBndose advertir la aarición de teorías con Bn2asis deductivo e inductivo
en tres generaciones sucesivas. *a rimera generación sentó las bases de la
teoría del arendiDaEe a artir de sus 8allaDgos de laboratorio. *a segunda
generación, sistematiDó tales datos y debatió sobre cuestiones relevantes. *a
tercera generación rocura extender los rinciios descubiertos a la
exlicación y modi2icación de la conducta 8umana, y construir teorías m1s
2lexibles y comrensivas.
La Psicología Como Ciencia de la Conducta
25

+xiste un modelo de rogresión teórico r1ctica Iue integra los 1mbitos
2ilosó2ico, teórico, metodológico y tecnológico en la meEor de las tradiciones
de la ciencia, y en articular consonancia con la de2inición m1s rigurosa Iue
Pu8n 8ace de los aradigmas. 9esde esa ersectiva las relaciones entre lo
b1sico Gel an1lisis exerimentalH y lo alicado Gla tecnología o ingeniería del
comortamientoH son claras, udiendo generar r1ida trans2erencia entre el
examen emírico de los datos y su interretación concetual.
A cien aFos de 8aberse 2ormulado, el imacto del conductismo sobre la
sicología es enorme, lo Iue se uede veri2icar a travBs de su in2luencia sobre
el er2eccionamiento de las autas y mBtodos de enseFanDa e investigación y
sobre la e2icacia de los tratamientos sicológicos.


P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 6!>3 6!>3 6!>3

-. USuB es conductismoW
$. USuB es conductaW
'. U6u1l es la di2erencia entre conductismo radical y conductismo
metodológicoW
/. U6u1les son los niveles de articulación del aradigmaW
%. USuB une a todos los conductismos or encima de sus discreanciasW
&. USuB indicadores existen del imacto actual del conductismoW
26



2! $undamentos %ilosó%icos





a imortancia de la 2iloso2ía de la ciencia y su in2luencia sobre la
ciencia conductual es simle de entender. +l abecedario de
cualIuier estudiante de ciencias, di2undido or la 3ational
)cience Teac8ers Association
-'
8ace 8incaiB sobre dos untos
2undamentales Iue residen su arendiDaEe: -H la ciencia rocede de acuerdo
con la suosición, basada en siglos de exeriencia, de Iue el universo no es
caric8osoM y $H los conocimientos cientí2icos se basan en observaciones de
muestras de materiales accesibles a la investigación (blica.
+s corriente encontrar oiniones en sicología Iue condenan la
alicación de dic8os 2undamentos, como si 2ueran arte de alg(n autoritario
culto esotBrico ositivista. Una Acamisa de 2uerDaC Iue imide ir m1s all1 de
los 8ec8os ara avanDar en el conocimiento Aro2undoC, AcualitativoC, o
simlemente la comrensión, de la naturaleDa 8umana. SuiD1 esas ideas
críticas naDcan m1s bien de la incomrensión sobre el trabaEo cientí2ico. Kste
surgió y se nutre del Iue8acer artesanal cotidiano Iue amolda la naturaleDa
ara la satis2acción de las necesidades 8umanas y la solución de sus
roblemas, descubriendo las regularidades Iue siglos de exeriencia en
contacto con los eventos, e innumerables ruebas, 8an uesto en evidencia.
0racias a ello se tiene un mBtodo cientí2ico Iue muestra IuB y cómo 8acer
ara obtener conocimiento m1s obEetivo, sometiendo a las ersonas Iue lo
eEercen a contingencias articulares Iue no eliminan, ero sí disminuyen, su
nivel de subEetividad: el uso de descriciones sistem1ticas, discursos
did1cticos, actividades de comrobación e instrumentación, ecuaciones,
tablas, gr12icas, constantes, 2ormulación de rinciios rectores, etcBtera. +l
conocimiento obEetivo y seguro aortado or la racionalidad cientí2ica
ermite aoyarse en bases m1s rigurosas ara el an1lisis de la realidad, y,
como decía meta2óricamente :ertrand #ussell, odemos eserar Iue 8aya
muc8as m1s robabilidades de dar en el blanco si Iuien maneEa el arco es un

13
Citados por Sund y Picard (1976, pp. 28-29).
*
Fundamentos Filosóficos
27

arIuero entrenado. Platón tambiBn dio a entender esto en su diogo Menón, a
travBs del relato en Iue dos 8ombres artieron 8acia una meta, ero uno
conocía el camino ―con la garantía de no eIuivocarse―, y el otro no.
+n su emeFo or dirigirse en buena medida or un camino m1s
seguro, el cientí2ico acude al auxilio 2ilosó2ico. +n dic8o contexto, la conocida
distinción entre Asaber vulgarC y Asaber cientí2icoC Iue 8iDo el eistemólogo
*eonidas 7egemberg G-5&5H suone di2erencias de grado entre los
conocimientos generados or la r1ctica del sentido com(n y or el an1lisis
de la ciencia. +sta (ltima se inicia con la crítica de las exlicaciones
elaboradas or el saber vulgar, sistematiDando arsimoniosamente mediante
descriciones, clasi2icaciones y mediciones rigurosas el obEeto examinado, y
descartando todo aIuello Iue se demuestre carente de evidencia 21ctica
directa o indirecta. A8ora bien, en el curso de ese roceso emerge la
relevancia de una 8erramienta concetual Iue ermita llevar el Acontrol de
calidadC del an1lisis cientí2ico, de2inida en alabras de PlemRe, 7ollinger y
#udge G-55<H como entendimiento del Asigni2icado, mBtodo y estructura
lógica de la ciencia or medio de un an1lisis lógico y metodológico de los
roósitos, mBtodos, criterios, concetos, leyes y teoríasC G. $.H. +sto es, una
2iloso2ía de la ciencia.
*a 2iloso2ía de la ciencia, ues, constituye un imortante recurso ara
oner orden en la 2ormulación aradigm1tica de las tesis cientí2icas. 9e esta
manera se conectan las relaciones entre la 2iloso2ía y las diversas discilinas,
ero la di2icultad Iue surge en la r1ctica concreta entre los ro2esionistas
2ilosó2icos y cientí2icos se 8alla signada or una comunicación imer2ecta,
ocas veces exlícita y a menudo temoralmente incierta, siendo com(n en
los racticantes de la ciencia el a2icionarse a la tarea de 2iloso2ar
in2ormalmente sobre su roio Iue8acer, sin recurrir a los recetos de la
2iloso2ía acadBmica Ao2icialC.
*a sicología no es la exceción. 6omo lo seFalan :unge y Ardila
G-5<<H, el sicólogo no sólo es un cientí2ico o un teraeuta sino una esecie
de 2ilóso2o a2icionado, ues utiliDa in2ormalmente un enorme volumen de
ideas 2ilosó2icas en su trabaEo. 9e 8ec8o, dicen, Aning(n sicólogo_ uede
evitar el sostener alguna 2iloso2ía de la menteC G. $/H. *os roblemas vienen
cuando no est1 consciente de ello, o cuando, eor a(n, ciFe su ensamiento y
su Iue8acer a autas 2iEadas or una mala 2iloso2ía.
+n ese sentido, desde un unto de vista conductual radical, 8ay Iue
8acer la distinción necesaria entre lo Iue se llama A2iloso2ía de la menteC y su
con2usa de2ormación trascendentalista: la Amitología de la menteC. *a mayor
arte de ese universo concetual est1 comuesta de versiones recicladas del
William Montgomery
28

sustancialismo esiritual concordante con el en2oIue dualista e innatista de la
sicología oular o 2olclórica, aun cuando a veces se ueda dis2raDar con
terminologías in2ormacionales o neurales.


@!*=)=@?A A3A*?T!6A Y 6=39U6T!)M= #A9!6A* @!*=)=@?A A3A*?T!6A Y 6=39U6T!)M= #A9!6A* @!*=)=@?A A3A*?T!6A Y 6=39U6T!)M= #A9!6A* @!*=)=@?A A3A*?T!6A Y 6=39U6T!)M= #A9!6A*

9entro de ese anorama, la ciencia del comortamiento generada or
la corriente de la sicología conductista resulta ser la m1s reresentativa del
an1lisis cientí2ico en el sentido exlicitado or 7egemberg. 6omo tal, sus
adetos est1n conscientes de la necesidad de contar con un buen soorte
concetual y se 8allan, adem1s, in2ormados de las osibilidades 2ilosó2icas
Iue 8ay ara 2undamentar un aradigma bien 2ormulado. +n esa línea se
uede a2irmar Iue cierta arte de la 2iloso2ía analítica es un tio de
ensamiento co8erente con una 2ormulación cientí2ica, or lo Iue constituye
una imortante aliada en la tarea de aclarar con2usiones concetuales Iue
imiden el avance de la sicología G#odrígueD, -55$, -55'M 6uyers, -55%M
0il de PareEa, -55%M 7olt8, $..-M 6arrascoso, $..'M 6rego, $../M Tomasini,
$..%M #ibes, $../, $..&H. AIuí se trata, entonces, de ubicar concordancias
(tiles de la 2iloso2ía analítica con la ciencia del comortamiento, en el
roósito de solucionar ciertos roblemas concetuales de la sicología Iue
tienen Iue ver con la sustancialiDación meta2ísica de los 2enómenos mentales.
*a 2iloso2ía analítica contemor1nea est1 en el rubro Iue 0uba G-55.H
denomina Aost,ositivismoC, 8eredero de la tradición ositivista sin las
mismas insu2iciencias Iue su antecesora, reevaluando los concetos de
realismo, obEetividad e investigación, al acetar Iue la realidad no es absoluta
sino socialmente construidaM Iue el logro de la obEetividad es rogresiva a
travBs de sucesivos contactos con los 8ec8os analiDadosM y Iue existen modos
de conocimiento no necesariamente exerimentales
-/
. +sto es acorde con el
ostulado ragm1tico de Iue Ael signi2icado de una conceción es nuestra
conceción de sus e2ectos concebiblesC.
*a di2icultad comunicativa Iue se interone entre 2ilóso2os y sicólogos
8ace con2uso el anorama e imide identi2icar claramente la in2luencia de
una determinada 2iloso2ía sobre una corriente de ensamiento sicológico.
Por ello, sólo se uede esecular con base en ciertos indicios 8istóricos sobre
la 2iloso2ía de la ciencia Iue guiaría a cada uno de los llamados AaradigmasC,

14
Staats (1993) es uno de los autores que más han insistido en defender estos puntos de
vista dentro de la ciencia del comportamiento.
Fundamentos Filosóficos
29

lo Iue a veces 8ace surgir malentendidos. +ntre los rimeros conductistas
G7ull sobre todoH se vió una cercanía 8acia el ositivismo lógico del 6írculo
de Tiena, Iue sostenía una di2erencia entre los contextos de descubrimiento
Groceso de cómo se llega a conocer algoH y de Eusti2icación Gordenamiento de
lo Iue se conoce a travBs del eEercicio racionalH. Así se con2iguró una
Adivisión del trabaEoC mutuamente bene2iciosa ara conductistas
mediacionales y ositivistas lógicos: mientras la sicología aortaría el roceso
de descubrimiento, la 2iloso2ía 8aría lo roio con el eEercicio de Eusti2icación.
A la veD, este roceso de Areconstrucción racionalC, como lo llamó #udlo2
6arna, debía librar a la ciencia de elementos meta2ísicos y mostrar Iue los
enunciados emíricos son reducibles a enunciados elementales del lenguaEe
observacional, de acuerdo con los ostulados atomistas y 2isicalistas. +l
tratado lógico,2ilosó2ico de Wittgenstein 2ormuló sintBticamente tales
nociones G)mit8, -5<&L-55/H, y el conductismo mediacional GtambiBn
aodado AlógicoCH abraDó con entusiasmo estos roósitos.
Por otra arte, )Rinner, el reresentante m1s notorio del conductismo
radical, se reconocía in2luido or :acón y esecialmente or Mac8 debido a
su inclinación descritivista y biológica a2ín al seleccionismo darQiniano, y
tras un corto laso de simatía 8acia el ositivismo lógico, mantuvo luego
8acia Bl una osición crítica, ues le disgustaba su 2ormalismo GvBanse
tambiBn 9ay, -5&5M )mit8, -5<&L-55/, y Moxley, $../H
-%
.
+l anti,2ormalismo sRinneriano acercó su sistema a la 2iloso2ía analítica
o del lenguaEe del AsegundoC Wittgenstein G-5%'L-5<<H. Una descrición
ex8austiva del en2oIue Qittgensteiniano maduro excede los roósitos de
este escrito, or lo Iue es conveniente anotar Iue se 8alla m1s o menos
sintetiDado en escritos de 21cil acceso GPole, -5%&L-5&%M Penny, -5;$L-5;/M
)antos,6amac8o, -5;%H, sin embargo ueden mencionarse algunas
características 2undamentales en conEunto G+c8egoyen, -55;M 0locR,
$..<L$.-$H, tales como: aH su Bn2asis en Iue la (nica realidad existente es la
realidad esacio,temoralM bH su reocuación or el examen del lenguaEe
cotidiano y sus distintos usosM cH su Iue8acer dedicado a establecer los límites
de lo Iue se uede decir y ensar con sentidoM y dH su crítica a la meta2ísica

15
A pesar de esto, por largo tiempo se le ha achacado a Skinner seguir los lineamientos
positivistas lógicos y su típica doctrina operacionalista (ver por ejemplo, Bunge y Ardila,
1988), sin reparar en sus diferencias. A manera de ejemplo, Skinner (1945/1975) hizo
críticas muy fuertes al operacionalismo señalando, entre otras cosas, que no tenía
contribuciones positivas, debido a que “no cuenta con ninguna buena definición de una
definición, ya sea operacional o de otro tipo”, ni daría “una formulación satisfactoria de la
conducta verbal efectiva del científico...” (pp. 413-414)
William Montgomery
30

or considerarla un seudosaber. A estos untos odría aFadirse el ostulado
ragm1tico seFalado or "ames, Pierce, 9eQey, Wittgenstein, 9avidson y
#orty
-&
, de Iue no existe la AmeEorC exlicación, sino la Iue meEor encaEa ara
el uso conveniente de un determinado exlicador.
9e acuerdo con 9ay Gcit. or #odrígueD, -5;<, . '-H, se ueden
encontrar 8asta dieD semeEanDas Galgunas negativamente exresadasH entre las
tesis del 2ilóso2o austriaco y las del )Rinner maduro:
-H Antiatía 8acia el ositivismo lógico, exresada en )Rinner or sus
críticas al oeracionismo.
$H Anti,reduccionismo de un nivel de observación a otro.
'H Anti,dualismo, contra el error de creer tratar con dos dominios
ontológicos cuando en realidad sólo se trata de dos artes del lenguaEe.
/H Acetación de los Aeventos rivadosC como categorías con
signi2icado.
%H =osición a la osibilidad de AlenguaEes rivadosC al margen de la
comunidad lingXística.
&H 9e2ensa de la naturaleDa conductual del lenguaEe.
;H =osición al en2oIue re2erencial del signi2icado del lenguaEe.
<H 6onceción del signi2icado como uso en contexto.
5H #esistencia contra a2irmaciones ontológicas sobre la naturaleDa de la
realidad.
-.H Pre2erencia or el descritivismo.
TambiBn 8ay concordancias del conductismo radical con la ostura del
neoragm1tico #orty, con resecto a su visión sobre el criterio de verdad, la
demarcación de la ciencia, el rec8aDo al dualismo y la consideración del
ael del reertorio verbal en la interretación naturalista del Yo y de lo Iue
se llama AconcienciaC G*eigland, -555H
-;
. +n suma, todo eso 2undamentaría la
oción or una A2iloso2ía esecialC, en el sentido sRinneriano.





16
El pragmatismo está cada vez más presente en las reflexiones filosóficas contemporáneas,
pero esto no quiere decir que no haya diferencias entre los teóricos pragmatistas; como lo
recalca y desarrolla Houser (2006).
17
No debe ignorarse el hecho de que Rorty (1991/1996) parecería haber estado sólo
parcialmente informado sobre la verdadera posición de Skinner, distinguiéndose
explícitamente de él y calificándolo de “objetivista científico extremo” (p. 55) y de
“fisicalista reduccionista” (p. 152).
Fundamentos Filosóficos
31

M1s all1 de )Rinner M1s all1 de )Rinner M1s all1 de )Rinner M1s all1 de )Rinner

Actualmente 8ay variedades contextualistas de conductismo ost,
sRinneriano Iue ueden considerarse acordes con los resuuestos analíticos.
+n la cosmovisión contextualista, las interconexiones e interenetraciones de
los acontecimientos relativas al momento y lugar articulares en Iue suceden
son materia del an1lisis, y se roone Iue tanto el conocimiento como el ser
sólo tienen signi2icado en relación con un entorno social e 8istórico. +sto deEa
de lado el emirismo, ara el cual la re2lexión concetual es irrelevante,
como tambiBn descarta el mecanicismo, seg(n el cual cada 2enómeno tiene
una causa determinada. Para el contextualismo la causalidad uede ser tanto
lineal como m(ltile y recíroca GMorris, -55;H.
A este resecto, son esecialmente destacables aIuellas variantes
conductuales Iue de2inen el comortamiento como interacción de los
individuos con sus ambientes GPantor, -5&'L-55.H, o tambiBn como acto
dentro de un contexto G7ayes, :lacRledge N :arnes,7olmes, $..-H. +n
consecuencia, no se acetan entidades trascendentales Gmente, cerebro,
concienciaH Iue se mani2iesten 2uera, dentro o or encima del interEuego de
variables existentes en un eisodio conductual interactivo. Al ser
interacciones, los 2enómenos sicológicos se estudian como conexiones
recírocas entre desemeFos esecí2icos y situaciones articulares. )earar su
mecanismo del 8acer 2uncional inmediato es crear entidades internas y
suranaturales a las cuales no Iueda m1s Iue atribuirles AoderesC
autónomos, o bien, resignarse a obEetivar sus roductos a travBs de otras
discilinas Greduccionismo lógico, cibernBtico, lingXístico, neurobiológico y
dem1sH. Todo esto coincide con los raDonamientos aortados or
Wittgenstein G-5%'L-5<<H, #yle G-5/5L-5&;H y Austin G-5&$L-55.H, entre
otros.
Wittgenstein en esecial es congruente con el contextualismo
sicológico. Por eEemlo, en la roosición e '-/ de #emarRs on t8e
P8iloso8y o2 Psyc8ology, dice Iue Ala alabra ]conducta^, como la estoy
usando_ incluye en su signi2icado las circunstancias externas_ de la conducta
en su sentido m1s estrictoC Gcit. or 6rego, $../M . &H, y en la roosición e
%&; de cettel seFala A*o Iue determina nuestro Euicio, nuestros concetos y
reacciones, no es lo Iue alguien 8ace a8ora, una acción aislada, sino toda la
multitud de acciones 8umanas, el tras2ondo sobre el Iue corresonde cada
acciónC G!demH. *a actividad 8umana est1 ara Bl, ues, regulada or
r1cticas sociales envolventes.

William Montgomery
32

6rítica a la Amito 6rítica a la Amito 6rítica a la Amito 6rítica a la Amitología de la menteC logía de la menteC logía de la menteC logía de la menteC

*a de2inición de AmenteC es diversa. 9e acuerdo con el 9iccionario de
Wolman, uede ser la Atotalidad organiDada de los rocesos mentales o
sicológicos de un organismoC, la Atotalidad de las estructuras Iue se ostulan
ara exlicar la ocurrencia de conductas y rocesosC, la Asuma total de la
exeriencia conscienteC, Ael yo o siIuisC, Ael intelectoC, y 2inalmente la
Amanera característica de ensar, sentir y comortarseC. +stos seis
signi2icados odrían reducirse a sólo dos muy genBricos: aH uno Iue ostula
el conceto de AmenteC como alg(n tio de roiedad searada del cuero u
organismo, aunIue interact(a con Bl de manera rectora como causa internaM y
bH otra Iue sostiene su car1cter emergente de la misma actividad del
organismo. Al tio GaH de de2iniciones conviene englobarlas no como arte de
una A2iloso2ía de la menteC, sino como una Amitología de la menteC, 7ay
destacados 2ilóso2os de la ciencia AmentalistasC Iue, en este contexto,
re2rendan semeEante mundo, elaborando comlicados modelos del
ensamiento y del lenguaEe Iue se aEustan al aradigma dualista e innatista.
)eg(n Pantor G-5&'L-55.H, una raDón ara el mantenimiento de dic8a
visión es Iue los rimeros cientí2icos modernos abordaban las cosas y eventos
articulares inmersos en tradiciones trascendentales m1s antiguas, adatando
diversas 2ormas de dualismo síIuico Gel esíritu y la materia, lo obEetivo y lo
subEetivo, los no(menos y 2enómenosH a su Iue8acer concreto. Así, aunIue
8oy se utilice la metodología veri2icativa de las 8iótesis y el aarato
instrumental de medición, la materia de estudio rimordial sigue siendo
alguna 2orma de cosa o roceso 2uera del esacio y del tiemo. A eso se
re2iere el tan citado comentario: A_ en sicología existen mBtodos
exerimentales y con2usión concetualC, Iue Wittgenstein G-5%'L-5<<, .
%$%H uso al 2inal de sus !nvestigaciones @ilosó2icas. Al resecto, #ibes G-55.H
menciona Iue mientras se disone de un amlísimo arsenal de
rocedimientos exerimentales e instrumentales, en cambio no 8ay una
estructura lógico,concetual comartida ni un lenguaEe tBcnico. *as categorías
del lenguaEe ordinario Iue arecían designar rocesos mentales se
imusieron eistemológicamente como testimonio incuestionable de su
existencia. +stos re2erentes dualistas, en su desarrollo, derivaron en líneas
8eurísticas sobre diversos 2enómenos descontextualiDados Iue, se suuso,
eran v1lidos er se como AobEetosC de investigación cientí2ica: los 2enómenos
mentales tradicionalmente entendidos.
!nsertos en la cosmovisión de un mundo organiDado de manera
cartesiana, tales re2erentes suced1neos de lo Iue desde la antigXedad se llama
Fundamentos Filosóficos
33

AalmaC ocuaron el lugar de la AraDónC o AcogniciónC ouesta a la AextensiónC
cororal. )e trató de escaar del mecanicismo entendiendo el signi2icado de
lo mental como roceso no,mec1nico: uesto Iue las leyes mec1nicas
exlican movimientos en el esacio como e2ectos de otros movimientos en el
esacio, las leyes de lo mental tendrían Iue exlicar las oeraciones no
esaciales de la mente como e2ecto de otras oeraciones no esaciales G#yle,
-5/5L-5&;H. Así tambiBn el divorcio concetual de Iue or un lado es una
cosa la Iue se conoce, y es otro asunto Iuien conoce G3ovoa, $..$H. +ste
escenario era des2avorable ara el surgimiento de una sicología no dualista,
or lo Iue sus rimeras versiones se desenvolvieron en el marco de la
sico2ísica, y osteriormente en el marco eseculativo del sicoan1lisis.
7oy la tendencia dualista es muy 2uerte, como se re2leEa en la
redominancia de los modelos comutacionales y cognitivos de la mente. +n
suma, ellos adotan una conceción nominalista del lenguaEe Iue llevó a la
creación de una mitología mental: un mundo aralelo al 2ísico, inaccesible a
la observación y con 2uncionamiento aarte. +s irónico Iue lo Iue 8oy se
considera, desde ciertas tiendas, como lo m1s avanDado en la 2iloso2ía de la
ciencia, no es sino un resabio de la antigXedad. Por encima de la terminología
moderna Iue caracteriDa a la sicología cognitiva de nuestros tiemos `llena
de 2ormulaciones in2orm1ticas y neurales ara Eusti2icar el llamado AsuEeto
eistBmicoC`, se uede advertir una semeEanDa entre ellas y la vieEa creencia
de los Padres de la !glesia Gor eEemlo TertulianoH sobre el alma como Aese
8ombre interior de Iue 8abla )an Pablo y cuya envoltura es el 8ombre
exterior o cueroC G0ilson, -5%$L-5<%M . 5'H.


9erivaciones de la 2iloso2ía analítica 9erivaciones de la 2iloso2ía analítica 9erivaciones de la 2iloso2ía analítica 9erivaciones de la 2iloso2ía analítica
ara el an1lisis conductual ara el an1lisis conductual ara el an1lisis conductual ara el an1lisis conductual

Tanto Wittgenstein como #yle se dedicaban a la crítica del lenguaEe
ordinario ara aclarar con2usiones categoriales Guso eIuivocado de alabras y
roosicionesH, y or eso se ocuaron de cuestiones sicológicas. #ibes
G$..&H, siguiendo el en2oIue Qittgensteiniano en dos de las nociones m1s
(tiles de la 2iloso2ía analítica del lenguaEe ara el an1lisis conductual `las de
2orma de vida, y de ubicación de errores categoriales`, concibe el lenguaEe
en tres niveles: -H como medio, cuando se examina la adIuisición del
lenguaEe en tBrminos del sistema reactivo convencional Iue le da vidaM $H
como instrumento, en las interacciones verbales en Iue el suEeto cambia la
conducta de otros y de los acontecimientos roximalesM y 'H como 2orma de
William Montgomery
34

vida, incluyendo criterios y dimensiones 2uncionales Iue enmarcan las
interacciones de medio e instrumento. +n tal sentido es ambiente, roducto y
creación.
+n consecuencia, seg(n G'H no tiene sentido distinguir a la conducta
como verbal o no verbal, dado Iue la conducta es en sí misma el contenido
2uncional del lenguaEe, entendido como 2orma de vida m1s Iue como
mor2ología lingXística, la conducta es el conEunto de sentidos convencionales
Iue comonen el contexto AmentalC de las ersonas. 3o es un 2enómeno Iue
recubra una esencia, no es el ve8ículo Iue exresa lo sicológico, es el
contexto de lo sicológico. 9entro de este contexto el uso irresonsable de
exresiones v1lidas sólo ara la comunicación coloIuial como si 2ueran
tBrminos tBcnicos en la órbita esecialiDada, ocasiona graves errores
categoriales Iue odrían revenirse utiliDando 8erramientas analíticas. +n sí
mismo eso no es algo malo, ues toda exresión sirve ara comunicar con
e2ectividad en una situación dada, lo Iue 8ay Iue 8acer es atender a su
gram1tica y comrender su 2uncionamiento. Por eEemlo, si uno dice: Atengo
un nudo en la gargantaC, esa exresión connota cierto signi2icado social Iue
es claro en el contexto de la comunicación coloIuial Gsentirse emocionado o
intimidado 2rente a un acontecimientoH. !gualmente, si dice: Atengo la alabra
en la unta de la lenguaC Gara indicar Iue no se acuerda de algo ero est1 a
unto de 8acerloH. A nadie se le ocurriría tomar literalmente la exresión y
buscar el AnudoC o la AalabraC en alguna arte interna o externa del cuero
del exonente, orIue todos saben de IuB se trata dentro de la cultura en
Iue vivimos. )on sólo met12oras Iue retenden sintetiDar la exeriencia, no
8ec8os reales.
+n oinión de #yle G-5/5L-5&;H: A*os errores categoriales teóricamente
interesantes son los cometidos or ersonas caaces de usar concetos, or
lo menos en situaciones Iue les son 2amiliares, ero Iue, sin embargo,
ueden asignar dic8os concetos a tios lógicos distintos de aIuellos a los
Iue ertenecenC G. $.H. Por eEemlo, con2undir las relaciones Iue se
establecen entre instituciones como el Ministerio del !nterior y otras del
mismo tio lógico Gcomo otros MinisteriosH, con aIuellas Iue odrían
establecerse entre un Ministerio y la 6onstitución del +stado, o tambiBn
con2undir al contribuyente medio con una ersona en articular. Austin
G-5&$L-55., . /;H, siguiendo esta idea, tambiBn seFala Iue ciertas
exresiones, tales como A*ego mi reloE a mi 8ermanoC o A)i EuroC no son
descriciones ni enunciados de lo Iue se est1 8aciendo, sino acciones en sí
mismas. 3o cabe, ues, atribuirlas a estados conscientes 2uera del contexto en
Iue se emiten. Para evitar tales errores, Austin sugiere di2erenciar el acto de
Fundamentos Filosóficos
35

decir algo GlocucionarioH, del acto de 8acer al decir algo GilocucionarioH, y el
acto mismo GerlocucionarioH.
Procurando oerativiDar las disIuisiciones ryleanas, #ibes G-55., .
%5,&-H identi2ica de manera no ex8austiva 8asta nueve categorías
terminológicas Gde logro, modales, de relación, de circunstancia, adverbiales,
de estado, de e2ecto, de acción y de tendenciaH, cuyo estudio ermitiría evitar
las con2usiones entre exresiones lingXísticas Go Euegos de lenguaEeH Iue se
re2ieren a roensiones, relaciones, osibilidades y acciones 2ísicas:
-H *as categorías de logro identi2ican resultados obtenidos mediante
acciones, ero no las acciones mismas. Por eEemlo el AarenderC.
$H *as categorías modales imlican descubrir osibilidades de logro,
estados o caacidades. Por eEemlo decir Iue alguien AuedeC 8acer ciertas
cosas si se lo roone, si se lo enseFaran o si lo 8a arendido.
'H *as categorías de relación exresan sucesos conectados entre sí Iue
no odrían darse or searado, ni son acciones. Terbigracia: Aensar [en
algo\C siemre reIuiere una materia o situación conEunta.
/H *as categorías de circunstancias se re2ieren al contexto esecial en
Iue se realiDa una acción, como AmirarC y ArecordarC or eEemlo, Iue
recisan una situación estímulo Iue evoIue tal conducta.
%H *as categorías adverbiales cuali2ican acciones: decir Aleo mientras
iensoC eEemli2ica esto, ues no se emiten dos acciones distintas sino Iue es
una manera de re2erirse al comortamiento de leer.
&H *as categorías de estado describen sensaciones y emociones, tanto
como las condiciones en Iue se encuentra el individuo al 8acer o adecer
algo, como AsentirC, o Aestar dececionadoC.
;H *as categorías e2ecto identi2ican resuestas entre obEetos y acciones
aEenas al individuo. Por eEemlo decir AtoIuB su manoC.
<H *as categorías de acción denotan 2ormas de conducta esecí2ica en
tBrminos de relación 2ísica. AcorrerC o AescribirC or eEemlo.
5H *as categorías de tendencia aluden a osibilidades de Iue alguien
emita ciertas acciones o se den determinadas circunstancias, como decir
AIuiD1 llegue maFanaC o AIuiero EugarC.
A manera de ilustración, desde esta ersectiva 6ario, Pac8eco, @lores
y 6anales G$...H examinan uno de los concetos m1s eIuívocos del lenguaEe.
+l conceto de AcomrensiónC. +n vista de Iue este tBrmino no tiene una
2unción designativa o denotativa 2uera de su uso circunstanciado, tiene
distintas aceciones de suceso, acto o 2unción. +n el rimer caso la aceción
de 2enómeno es inconveniente, ues 8abría Iue resonder cuestiones
absurdas tales como: AU6u1nto dura y dónde ocurre la comrensiónWC. +n el
William Montgomery
36

segundo caso Gcomo actoH tambiBn surgen roblemas si se tiene en cuenta
Iue no 8ay uno sino muc8os actos de comrensión di2erentes. Terbigracia:
no eEecutamos el mismo acto cuando comrendemos una orden, Iue cuando
comrendemos un texto en inglBs. Una tercera 2orma de considerar la
comrensión es dentro del marco 2uncional, donde el individuo y sus
actividades artician en la circunstancia esecí2ica en la Iue este tBrmino es
usado y lo Iue 8acen los individuos con ella. Por lo tanto, aIuí se tiene Ael
suEeto Iue comrende, lo Iue es comrendido y las condiciones mínimas
necesarias ara Iue la relación entre estos dos elementos se estableDca del
modo Iue llamamos comrensión_C G6ario et al, $...M . ;H. 9e tal
manera, es un 2enómeno accesible a la observación (blica.
*os raDonamientos analíticos tambiBn ermiten desvirtuar el
materialismo emergentista o eliminativo G68urc8land, -55$L-555H Iue
retende erigirse como una aroximación cientí2ica alternativa al dualismo.
Para esta corriente los rocesos mentales deenden de, o est1n vinculados
2uertemente a, estados neuro2isiológicos cerebrales. *a 2iloso2ía de la mente
debería, ues, reemlaDarse or una Aneurociencia de la menteC. A tal
ostura se le uede alicar las roosiciones e &.< y e &-- de Wittgenstein
en cettel: A_ no 8ay ning(n roceso en el cerebro correlacionado con el
asociar o con el ensarM de manera Iue sería imosible leer los rocesos de
ensamiento a artir de los rocesos cerebralesC Gcit or Tomasini, -55/M .
$'&H, y AUna de las ideas m1s eligrosas ara un 2ilóso2o es, or extraFo Iue
areDca, la de Iue ensamos con nuestras cabeDas o en nuestras cabeDasC G!b,
. $/&H. Toda la obra Qittgensteiniana est1 dedicada Eustamente a demostrar
Iue en lo sicológico no 8ay sustancias autistas Iue 2uncionen
indeendientemente de un contexto.
!ncluso suoniendo Iue los estados mentales se conectaran de modo
directo o indirecto con los cerebrales, se tendría Iue contar con una
interretación conductista de los resultados y 8allaDgos de la AbiosicologíaC.
+ste es un argumento arecido al del Amonismo anómaloC utiliDado or
9onald 9avidson G-5;.L-55%H, ara el Iue lo sicológico no uede reducirse
a lo neuro2isiológico ni a lo 2ísico, uesto Iue tanto los redicados mentales
como los 2ísicos ertenecen a distintos niveles descritivos del mismo
universo. )ólo se uede 8allar identidad o correlación aroximada entre
ellos.
*o cierto es Iue, como concluye Tomasini G-55/H, Arecordar, leer,
8ablar, escuc8ar, observar, etc., son actividades con contenidos y estos no
brotan ni ueden brotar (nicamente de las actividades del cerebro, no es Bste
Iuien las roduce. *os ]contenidos mentales^, las ]reresentaciones^, etc.,
Fundamentos Filosóficos
37

ara las cuales 8ay siemre interretaciones conductistas, surgen en la
interacción con el mundo circundanteC G. $%.H. *a tesis de la identidad
mente,cerebro sigue ateniBndose a una lógica dualista, ues 2ragmenta lo Iue
es un eisodio sicológico introduciendo el AsuEetoC dentro del organismo
Gcuando en realidad est1n en Euego m(ltiles 2actores intra,org1nicos y extra,
org1nicos de a2ectación recírocaH, convirtiBndolo en una entidad
cualitativamente suerior a los constituyentes de la naturaleDa exterior
GorganocentrismoH. #aDón tenía PolitDer cuando, en su crítica del
materialismo mBdico o 2isiológico, seFalaba Iue Bste no es sino una resuesta
al esiritualismo Iue se 8a vaciado en su mismo molde, nombrando
AmateriaC lo Iue antes se llamaba AesírituC. A8ora bien, rec8aDar la
interretación sustancialista de la mente no signi2ica negar la exeriencia
subEetiva ni los rocesos Iue suelen tii2icarse como AmentalesC de acuerdo a
la ersectiva tradicional. Así, ubicar y recti2icar los errores categoriales en
base a los cuales se rei2ican los tBrminos del lenguaEe ordinario como sucesos
indeendientes de las circunstancias en Iue se utiliDan, no es atentar contra la
dimensión 2enomBnica del individuo. +s m1s bien, siguiendo el raDonamiento
de la 2iloso2ía Qittgensteiniana, una tarea AteraButicaC de la Aen2ermedad
in2antilC de la sicología.


A*0U3A) @U36!=3+) AT+#APKUT!6A)C A*0U3A) @U36!=3+) AT+#APKUT!6A)C A*0U3A) @U36!=3+) AT+#APKUT!6A)C A*0U3A) @U36!=3+) AT+#APKUT!6A)C
9+ *A @!*=)=@?A 9+ *A @!*=)=@?A 9+ *A @!*=)=@?A 9+ *A @!*=)=@?A

*a 2iloso2ía de la ciencia Iue, en cumlimiento de la tarea AteraButicaC
antes mencionada, 2acilite la labor esclarecedora de la sicología en torno a
sus roblemas concetuales, reIueriría algunas 2unciones ara 8acerlo con
e2icacia. )e sugiere tentativamente Iue ueden ser las siguientes:

Tigilancia Tigilancia Tigilancia Tigilancia de oeraciones concetuales y metodológicas de oeraciones concetuales y metodológicas de oeraciones concetuales y metodológicas de oeraciones concetuales y metodológicas

3o se uede llamar eistemología a cualIuier conceción o tradición
2ilosó2ica desarrollada indeendientemente del conocimiento cientí2ico
-<
. +l
trabaEo eistBmico se sirve de: aH un discurso analítico y metodológico acerca
de la cienciaM y bH la utiliDación de la ciencia ara resolver roblemas
considerados generalmente 2ilosó2icos G)mart, -5&;L-5;%H. *os 2ilóso2os de la

18
Así pues, en principio la fenomenología y el existencialismo deberían quedar fuera de
esta denominación.
William Montgomery
38

ciencia no retenden saber m1s Iue los cientí2icos cuya obra estudian, ero
su labor constituye en rimer lugar una Ar1ctica de vigilancia de las
oeraciones concetuales y metodológicas de una r1ctica cientí2icaC G6astells
y 9e !ola G-5<., . /'H. +sto conlleva el an1lisis 2ormal del trabaEo (til ara
la adIuisición y consolidación de conocimientos, sea a travBs de las relaciones
entre las roosiciones y los datosM sea a travBs de la corresondencia entre
aIuellas roosiciones, su ordenamiento lógico y su signi2icadoM o la
estructuración teórica y el roceso emírico del investigar. Por ello, no todos
los temas abordados or la 2iloso2ía tradicional ueden ni deben ser materia
de revisión a la luD de la ciencia, ues muc8os odrían no ser sino embrollos
verbales. +n este caso, la misión de la eistemología es disolver dic8os
roblemas mediante el an1lisis lingXístico de las exresiones, en la línea de
0ilbert #yle y *udQig Wittgenstein. )e trata, en esos casos, de eliminar
errores categoriales Galicar indebidamente concetos Iue rovienen de un
contexto a otro distintoH y aclarar la signi2icación 2uncional del lenguaEe
ordinario en situaciones esecí2icas.


9e2ensa de la obEetividad 9e2ensa de la obEetividad 9e2ensa de la obEetividad 9e2ensa de la obEetividad

3o uede 8aber una eistemología de la subEetividad. Al ser de2inida
como 2iloso2ía de la ciencia ya est1 imlicando el an1lisis de un conocimiento
obEetivo, vale decir de los roductos Iue sobre la roia actividad del suEeto
se 8an elaborado en el transcurso de su interacción con el obEeto. +sos
roductos son cosas, relaciones y roiedades existentes 2uera de la
reresentación subEetiva Iue se 8aga de ellos. 6uando se dice Iue el suEeto
GeistBmicoH es Iuien con2igura al obEeto se comete un error de tio
trascendentalista, ues el suEeto est1 sometido a las mismas leyes Iue el
obEeto. +sto Iuiere decir Iue lo Iue uno, como observador, ercibe acerca
de la realidad interna o externa al cuero est1 redeterminado or el in2luEo
del obEeto sobre los sentidos G#ibes, @ern1ndeD, #ueda, Talento y *óeD,
-55.H. *a cuestión de la obEetividad del conocimiento est1 relacionada con la
osibilidad de obtener un conocimiento verdadero del obEeto. *o Iue se
obvia en este tio de an1lisis es Iue se uede conocer el obEeto actuando
sobre Bl. 6uando se interact(a con un 2enómeno se arenden: aH las
relaciones de interdeendencia Iue lo ligan a otros 2enómenos, y bH las
regularidades de su ocurrencia en 2unción a la totalidad estructural Iue las
de2ine. Una veD enetrado el sentido de estas realidades se uede intervenir
sobre ellas, trans2orm1ndolas. Asimismo, se uede describir el roceso de
Fundamentos Filosóficos
39

con2irmación de tal veracidad enumerando las oeraciones emíricas y
racionales Iue se llevan a cabo, udiendo relicarlas en cuanto sea necesario
e incluso con2rontarlas con otras observaciones.


9e2ensa de la rogresión teórico 9e2ensa de la rogresión teórico 9e2ensa de la rogresión teórico 9e2ensa de la rogresión teórico, ,, ,r1ctica r1ctica r1ctica r1ctica

*a de2inición m1s ostensiva de la teoría es la de un ]saber organiDado^
Iue se abastece de la r1ctica, es decir del ]8acer emírico^, mientras Iue
Bste tambiBn se guía en arte or el saber revio. *os avatares 8istórico,
sociales, y con ellos la división del trabaEo y la in2luencia de la teología,
sembraron la discordia entre saber y 8acer, legando a la osteridad un
roblema Iue se mani2iesta 8oy agudamente. +l eEemlo er2ecto de este
divorcio y sus e2ectos, tal como se daban en una rama de la ciencia
medioeval, se ilustra en el texto 9e 7umani 6ororis @abrica, de Tesalio
G-%-/,-%%/H, en el cual los mBdicos de la Boca no diseccionaban
directamente ara enseFar sus artes a los arendices, sino Iue lo 8acían a
travBs de oerarios, leyBndoles un tratado Gcitado or #ei, -5;<, . %/,%%H.
+l ensador c8ino Mao cedong G-5';L-5<-H se ocua su2icientemente de
cómo la teoría se abastece de la r1ctica y cómo la r1ctica retroalimenta la
teoría, eliminando ideas meta2ísicas acerca de Iue una uede vivir sin la otra,
o de Iue ambos Iue8aceres son incomatibles. Podría decirse, siguiendo a
Alt8usser G-5&%L-5;5H, Iue la eistemología es integralmente una teoría de la
r1ctica teórica, es decir, una teoría elaborada a artir de las de las ciencias,
Iue trans2orman en verdades cientí2icas el roducto ideológico de las
r1cticas emíricas.


9istinción entre AeventosC y AconstructosC 9istinción entre AeventosC y AconstructosC 9istinción entre AeventosC y AconstructosC 9istinción entre AeventosC y AconstructosC

0ran arte de los errores cientí2icos se originan en la con2usión entre
eventos y constructos. 9e manera muy simli2icada, los eventos son lo Iue
sucede, mientras Iue los constructos son las interretaciones de lo Iue
sucede, sean elaboradas o esont1neas. Pero las in2luencias ideológicas y los
valores no son 2actores omniotentes de los cuales no se uede escaar. +sas
condiciones ueden ser maneEadas, cuando el sicólogo cientí2ico est1
rearado eistemológicamente ara asumir la tarea de distinguir los eventos
de los constructos. Una adecuada eistemología ermite 8acerlo, con el 2in
de disminuir el ael ideológico de Bstos (ltimos. Para ello, Pantor
William Montgomery
40

G-5%5L-5;5H exige un cuidadoso an1lisis de las construcciones maniulativa
G2ormulación del roblema y lan ara atacarloH, descritiva Gsíntesis de las
características investigadas y clasi2icación en una escala de valideD y utilidad
cientí2icaH, y exlicativa Gconstrucción sistem1tica ara interrelacionar
eventosH. +n ning(n caso uede 8aber constructos v1lidos Iue se re2ieran a
nociones sin contacto con Go derivación deH los eventos Iue se re2ieren,
describen y exlican. Por 2ortuna, el uso de de2iniciones tBcnicas, diagramas,
coordenadas, tablas de constantes y la continua interacción concreta con los
eventos estudiados 2acilitan dic8a labor.


6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

+l mBtodo cientí2ico muestra IuB y cómo 8acer ara obtener
conocimiento m1s obEetivo, aoy1ndose en bases m1s rigurosas ara el
an1lisis de la realidad. *a 2iloso2ía, y en articular la 2iloso2ía de la ciencia,
constituye un imortante recurso ara oner orden en la 2ormulación de las
tesis cientí2icas.
+l conductismo radical, en tanto exresión anti,dualista y anti,
mentalista,meta2ísica de la ciencia del comortamiento, es un aliado natural
del tio de ensamiento reresentado or el Agiro lingXísticoC de la 2iloso2ía
analítica. )us tendencias 2ilosó2icas actuales lo acercan a un contextualismo
ragmatista similar a los del segundo Wittgenstein, #yle, Austin, y a otros
in2luyentes ensadores analíticos contemor1neos, como #orty y 9avidson,
reconsiderando los 2enómenos de la mente baEo otra ersectiva. +n ocas
alabras, abandonando la conceción 2isicalista reduccionista Iue llevaba a
negarla or incorórea, y entendiendo lo mental como una abstracción de las
relaciones Iue el individuo establece con su entorno Gla conducta como
interacción o el acto en contextoH.
@inalmente, el uso de una 2iloso2ía caaD de ayudar en el
esclarecimiento de los roblemas de la sicología, debe incidir en el eEercicio
de 2unciones de vigilancia de oeraciones concetuales y metodológicas,
de2ensa de la obEetividad, de2ensa de la rogresión teórico,r1ctica, y
distinción entre AeventosC y AconstructosC.





Fundamentos Filosóficos
41

P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-. UPor IuB el modo de conocimiento aortado or la ciencia es m1s
certero y seguroW
$. U+n IuB se basó la cercanía entre ositivismo lógico y conductismo
mediacionalW
'. USuB semeEanDas 8ay entre las tesis 2ilosó2icas del segundo
Wittgenstein y )RinnerW
/. U+n IuB consiste la cosmovisión contextualistaW
%. USuB críticas se ueden 8acer a la 2iloso2ía de la menteW
&. USuB derivaciones se ueden 8acer de la 2iloso2ía analítica ara el
an1lisis conductualW
42


&! 'n(lisis ex#erimental del
com#ortamiento





omo se 8a adelantado en un caítulo anterior, el an1lisis
exerimental del comortamiento es el nivel de 2ormulación
de concetos, mBtodos y de2iniciones en la sicología como
ciencia de la conductaM con 2unciones de observación,
descrición, medición, exlicación, redicción y control de los 2enómenos
baEo estudio. +l an1lisis exerimental se vale de aradigmas de investigación
sobre las bases de los rinciios de arendiDaEe y de los mBtodos de
condicionamiento, ero ara llegar a eso 8a recorrido un largo camino
8istórico de indagación tentativa.
UtiliDando como (nica 2uente la observación naturalista, las intuiciones
acerca de Iue la exeriencia moldea la mente 8umana vienen desde la
antigXedad. Así or eEemlo, Aristóteles sostuvo la tesis de la iDarra vacía
Gtabula rasaH ―o mente en blanco―, ara caracteriDar la mente de un niFo
como una suer2icie sobre la cual se escribirían sus exeriencias. !ncluso
llegó a ostular rinciios asociativos or los cuales se establecerían los
arendiDaEes: contigXidad, semeEanDa y contraste. +sto, andando el tiemo, se
meDcló con 2iloso2ías contradictorias, ya Iue la gente com(n y muc8os
cientí2icos siemre 8an creído, in2luenciados or las tendencias religiosas y
or la sicología oular, Iue la conducta es movida tambiBn or la intención
conciente y el Alibre albedríoC. Por ello surgió ―y se exresó or rimera veD
de manera eistBmica a travBs de 9escartes―, la solución de comromiso de
Iue existen dos clases de comortamiento: uno involuntario, roio del
re2leEo o reacción autom1tica del cuero a estímulos externosM y otro
voluntario, roio de la mente Gentidad no 2ísicaH, Iue, al ser indeendiente
de la exeriencia, oera de acuerdo con roósitos concientes.
=tros 2ilóso2os, llamados emiristas, discrearon con estas ideas.
*ocRe, or eEemlo, recogió la intuición rimigenia de Aristóteles sobre la
tabula rasa. 7obbes, or su arte, aunIue acetando la teoría cartesiana del
dualismo, consideraba Iue la mente tambiBn estaba sometida a leyes, uesto
6
Análisis Experimental del Comportamiento
43

Iue las ersonas act(an sobre todo ara buscar el lacer y 8uir del dolorM de
acuerdo con los mecanismos asociacionistas ya enunciados or el sabio
griego Gadem1s de varios otros rinciios secundariosH. )in embargo, estos
an1lisis no incororaron exerimentos ara demostrar sus 8iótesis 8asta Iue
se imuso el interBs or los mecanismos del arendiDaEe.


AP#+39!cA"+ Y 6=39!6!=3AM!+3T= AP#+39!cA"+ Y 6=39!6!=3AM!+3T= AP#+39!cA"+ Y 6=39!6!=3AM!+3T= AP#+39!cA"+ Y 6=39!6!=3AM!+3T=

USuB es el AarendiDaEeCW 9omEan G$.-.L$.-.H lo de2ine como Aun
cambio duradero en los mecanismos de la conducta Iue involucra estímulos
yLo resuestas esecí2icos y Iue es resultado de la exeriencia revia con esos
estímulos y resuestas o con otros similaresC G. -;H. #eciBn en el siglo V!V
se comenDó a investigar emíricamente tal 2enómeno, a travBs del trabaEo de
+bbing8aus, estudiando la 2uerDa de las asociaciones en la memoria mediante
la estrategia de resentar sílabas sin sentido en diversos órdenes, como
estímulos ara ser recordados. A esto se unieron los estudios sobre la
2isiología del re2leEo en el sistema nervioso central. Tareas en las cuales
destacaron )ec8enov y Pavlov.
)i embargo, la Aauto,concienciaC de las indagaciones exerimentales
sobre arendiDaEe se inició a comienDos del siglo VV, con las investigaciones
de T8ordniRe en +stados Unidos y de Pavlov en #usia. Ambos descubrieron,
emleando controles recisos, las leyes b1sicas del comortamiento Iue se
convertirían en eEemlares ara roiciar el surgimiento y desarrollo del
conductismo. T8ordniRe enunció la *ey del +2ecto, deducida de una serie de
exerimentos con gatos
-5
encerrados en una caEa Iue contenía un disositivo
interno Iue, activado or los movimientos de Aensayo y errorC del animal,
abría la uerta de la caEa cada veD en menor tiemo, y le ermitía acceder a
comida:

A9e entre varias resuestas e2ectuadas ante la misma situación, aIuellas Iue vayan
acomaFadas o cercanamente seguidas or la satis2acción del animal, Iuedar1n,
manteniendo iguales las dem1s condiciones, m1s 2irmemente conectadas con la
situación, de tal manera Iue si Bsta volviera a resentarse, sería muy robable Iue
dic8as resuestas volvieran a ocurrir_C G6amos, -5;/, . -<<H

19
Thordnike támbién enunció otra ley: la del ejercicio: “cualquier respuesta a una situación
se conectará con mayor fuerza… en proporción a la cantidad de veces que ésta se haya
conectado con esa situación y con el vigor y la duración promedio de las conexiones” (Cit.
por Goodwin 2003/2009; p. 215).
William Montgomery
44

Por otro lado, Pavlov G-5$;L-5<$H enunció lo Iue llamó
AcondicionamientoC en tBrminos igualmente simles, denotando Ael
establecimiento de una relación entre un estímulo y un re2orDador, a artir de
una asociación entre ambos GroduciBndoseH la adIuisición, or arte del
estímulo, de las roiedades del re2orDadorC
$.
G6amos, -5;/, . ;%H. +n
otras alabras, si en el roceso de evocación de una resuesta incondicionada
G#
!
H or un estímulo incondicionado G+
!
H, Bste (ltimo se asocia reetidamente
a un nuevo estímulo neutral G+
3
H, el nuevo estímulo tomar1 control sobre la
misma resuesta incondicionada.
*os tBrminos de Acondicionamiento instrumentalC Gsobre la base del
uso de la Aconducta como instrumentoC rouesta or T8ordniReH ara el
caso aradigm1tico de arendiDaEe del investigador americano, y de
Acondicionamiento cl1sicoC ara el de Pavlov, 2ueron acuFados or 7ilgard y
MarIuis G-5/.L-5;<H. Paralelamente, )Rinner G-5'<L-5;%H desec8ó la
cali2icación de AinstrumentalC 8ec8a or T8ordniRe debido a su connotación
intencional, y re2irió la denominación de AoeranteC
$-
. Peller y )c8oen2eld
G-5%.L-5;<H recogieron ese cambio 8ablando de Acondicionamiento
oeranteC y de Acondicionamiento resondienteC en veD de Acl1sicoC Gver @ig.
'.-H.


Pael aradigm1tico del condicionamiento Pael aradigm1tico del condicionamiento Pael aradigm1tico del condicionamiento Pael aradigm1tico del condicionamiento

Puede decirse Iue los aradigmas de investigación centrales
deslegados desde el an1lisis exerimental de la conducta son los del
condicionamiento resondiente y del condicionamiento oerante, así como
de sus diversas combinaciones y 2ormas de resentación Gor eEemlo los

20
El término “refuerzo” fue introducido por Pavlov para designar al estímulo
incondicionado que se presentaba luego de ocurrido un estímulo neutral o condicionado.
Años después, Skinner, de acuerdo con la Ley del Efecto, caracterizó el refuerzo (o
reforzamiento) como una operación por la cual un estímulo que se presentara contingente a
una respuesta, produciría un cambio en la probabilidad futura de emisión de dicha
respuesta.
21
Wolman (1973/2010) indica que la diferencia entre condicionamiento instrumental y
operante es básicamente metodológica: “El condicionamiento operante implica la emisión
repetida de la misma respuesta, la operante, mientras que en el caso de las conductas
instrumentales, la respuesta contingente al reforzamiento ocurre solamente una vez por
ensayo”. (p. 122)
Análisis Experimental del Comportamiento
45

rogramas de re2orDamientoH
$$
. 0racias a la investigación en estos rubros se
8an obtenido una gran cantidad de regularidades de la conducta Gcomo or
eEemlo el re2orDamiento, la extinción, el castigo, la discriminación, la
generaliDación y el contracondicionamientoH, Iue ueden considerarse como
base ara la 2ormulación de rinciios
$'
G2igura '.$H.




+l re2orDamiento es un conceto ya de2inido ut sura GvBase nota de ie
-H, de modo Iue 8ay Iue asar a sus modalidades: el re2orDamiento ositivo
aFade una consecuencia re2orDante, y el negativo elimina una consecuencia
aversiva. *a extinción suone, en el caso resondiente, la debilitación de un
releEo condicionado cuando no va seguido del estímulo incondicionado, y en
el caso oerante, la reducción en la 2uerDa de una conducta debido a la
eliminación del re2orDamiento. +l castigo, a su veD, imlica la resentación de
un estímulo aversivo o la eliminación de un re2orDador ositivo. *a
discriminación y la generaliDación tambiBn ueden ser resondientes u
oerantes. *a discriminación es un roceso de di2erenciación Iue contrasta el
estímulo re2orDado con otros estímulos Iue nunca lo 2ueron, mientras Iue la
generaliDación es una 2orma de actividad sintetiDante Iue 2ortalece las mismas

22
Es importante apuntar, como lo hace Domjan (2010/2010), que “el impacto conductual
de un estimulo depende de su novedad. Los estímulos demasiado conocidos no provocan
reacciones tan vigorosas como los estímulos novedosos… Si el estímulo condicionado o el
incondicionado son sumamente familiares, el aprendizaje avanza más lentamente…” (p.
105)
23
El análisis experimental del comportamiento, al haber sido bautizado por la corriente
skinneriana, suele referirse únicamente a la investigación de conducta operante como
aquella que “afecta generalmente el medio y genera estímulos que «realimentan» al
organismo” (Skinner, 1972/1975; p. 141). Sin negar su indudable aporte, en este capítulo se
amplía el objeto a toda indagación experimental hecha desde cualquier tipo de conductismo.



@ig. -. *os suEetos exerimentales de T8ordniRe Ga la
iDIuierdaH y de Pavlov, disuestos en las situaciones de
condicionamiento.

William Montgomery
46

resuestas ante toogra2ías estímulares ligeramente distintas. Por (ltimo, el
contracondicionamiento es la 2ormación de una nueva resuesta de alg(n
modo contraria a otra anterior Gre2orDamiento de conductas incomatiblesH.




U9e IuB sirve este conocimientoW U9e IuB sirve este conocimientoW U9e IuB sirve este conocimientoW U9e IuB sirve este conocimientoW

U9e IuB manera in2luyen los rocesos de arendiDaEe,
condicionamiento sobre la conducta y el Iue8acer cotidianos de las
ersonasW +sa es una re2lexión necesaria, IuiD1 m1s Iue aIuella dedicada a la
exosición tBcnica de los rinciios seFaladosM debido a la incomrensión y la
descon2ianDa Iue generan las aarentemente simles y aisladas tareas de
laboratorio, no sólo en legos sino tambiBn en cultores de la discilina
sicológica. Por ello, siguiendo a )taats G-5;%L-5;5H y a @erster y Perrot
G-5&<L-5<.H, se o2recer1n algunas ideas relativas al ael Iue Euegan tanto la
conducta resondiente como la conducta oerante en el comleEo escenario
de la vida.
+n rimer lugar, la acción recíroca de la conducta con el medio en
tiemo Iue transcurre desde la conceción 8asta la muerte, origina cambios
en el n(mero de resuestas Iue el individuo es caaD de emitir. *as
secuencias de conducta se incrementan tambiBn en longitud, aumentan las
8abilidades y caacidades de adatarse al medio. Todo eso no sería osible
sin la suscetibilidad de la conducta al condicionamiento. +n cuanto a la
conducta resondiente, es ilustrativo el exerimento de Watson y #ayner
resecto al niFo Albert. +llos le resentaron un coneEo blanco como estímulo
+
!
―――――――― #
!
#-
+
!
f +
3
――――――#
!
+
s
―――――――― #$
#'
+
6
――――――――#
6
+
9
―――――――― #$

@ig. $. +sIuemas de disosición exerimental en el
condicionamiento cl1sico GiDIuierdaH y en el condicionamiento
oerante. +n el rimer caso, un estímulo incondicionado G+
!
H
evoca una resuesta incondicionada G#
!
H, luego el +
!
se aarea
con un estímulo neutro G+
3
H mientras sigue evocando la #
!
.
@inalmente el estímulo, ya condicionado G+
6
H evoca la misma
resuesta ya condicionada G#
6
H. +n el segundo caso Gderec8aH se
emiten varias resuestas G#- #$ #'H en resencia de un estímulo
situacional +
s
, siendo re2orDada sólo #$.. *uego, dic8a #$ tender1 a
aarecer ante un estímulo similar a la situación inicial, Iue se
convierte en discriminativa G+
9
H.

Análisis Experimental del Comportamiento
47

condicionado G+
6
H, seguido de un 2uerte sonido a manera de +
!
, evocando la
#
!
de llorar
$/
. *uego, la sola resentación del animal elicitaba la resuesta de
llorar, e inclusive aIuella se generaliDó a otros obEetos eludos.
)obre la base de la evolución biológica Iue 8a ermitido a la esecie
8umana adatarse, en la naturaleDa existen multitud de estímulos
incondicionados Gor eEemlo sonidos, olores, sabores, cambios clim1ticosH
Iue roducen variaciones en las reacciones org1nicas internas, y, or
consiguiente, en las 2unciones vitales, y todas ellas ueden condicionarse. +l
coraDón, los ulmones, las gl1ndulas, los riFones y dem1s sistemas vitales
est1n suEetos a dic8o roceso, teniendo en cuenta Iue cualIuier estímulo
uede llegar a convertirse en evocador de resuesta. Así, en el transcurso del
desarrollo, van arendiBndose, desarendiBndose y modi2icando
comortamientos actitudinales 8acia diversos asectos de la realidad con Iue
el suEeto interact(a: sus gustos, sus simatías, sus aversiones, etc.M
reercutiendo en las conductas oerantes de acercamiento o evitación 2rente
a individuos, obEetos o acontecimientos.
+n cuanto al arendiDaEe de la conducta instrumental u oerante, es
raro el comortamiento 8umano no vinculado a tales avatares. +l mecanismo
redominante es el re2orDamiento di2erencial, donde estímulos
continuamente cambiantes controlan resuestas y clases de resuestas, 8asta
2ormar reertorios b1sicos de interacción del individuo con el ambiente, e
inclusive consigo mismo a travBs de la Ameta,conductaC Gconducta Iue
controla a otraH, Iue ueden ser de tio cognitivo,lingXístico, emotivo,
motivacional o sensorial,motor. Tal estructuración tambiBn es adatativa. Por
eEemlo, un niFo Iue arende a escribir tiene Iue aEustar su eEecución 8asta
Iue Iuede baEo el control di2erencial de cierto tio de tamaFo y 2orma de las
letras, sin la cual no tendría ninguna oortunidad de continuar
incrementando su 8abilidad. Al 8ablar tambiBn 2uncionan los mismos
rinciios, Iue moldean entre otras cosas la 2recuencia, la duración y la
latencia del discurso en tBrminos co8erentes con la cultura de re2erencia y sus
variaciones. Y así odrían irse untualiDando centenares de modos en Iue el
control discriminativo determina otencialmente la robabilidad de
comortarse de uno u otro modo seg(n la ocasión.

24
Es bueno aclarar que la conducta respondiente incondicionada se distingue especialmente
por los reflejos y los cambios en la resistencia eléctrica de la piel, la dilatación y la
constricción de los vasos sanguíneos, la reducción de la cantidad de saliva secretada, las
variaciones en secreción de adrenalina, en el ritmo cardíaco, en la dilatación pupilar,
etcétera. Esos cambios pueden observarse de manera gruesa en las respuestas de llorar, de
sudar, de respirar, y los cambios de coloración.
William Montgomery
48

+n general, se uede decir Iue el mundo se mueve Aal com1s del
condicionamiento oeranteC. *os 8ombres de negocios continuar1n con sus
emrendimientos de acuerdo con la orientación de sus consumidoresM los
rogramas de televisión deender1n en muc8o del rating Iue les otorgue su
audienciaM los gobernantes tomar1n sus decisiones en 2unción al clima social
Iue los resaldeM y las ersonas modular1n sus actitudes interersonales de
acuerdo con la receción de su entorno.


!nterrelaciones de los rocesos !nterrelaciones de los rocesos !nterrelaciones de los rocesos !nterrelaciones de los rocesos

Pero esto no es todo. )taats G-5;%L-5;5H consideró `con raDón`, Iue
los rocesos de condicionamiento cl1sico e instrumental se sobreonen e
interact(an entre sí, y Iue 8ay tres 2unciones Iue los estímulos ueden tener
ara el individuo. #esecto a ello, seFaló Iue cuando se aarea un estímulo
incondicionado G+
!
, con roiedades re2orDantes +
#
, ya Iue evoca una
resuesta glandular internaH con un nuevo estímulo, Bste, ya condicionado
G+
6
H llegar1 a evocar la misma resuesta Iue roducía el +
!
, adIuiriendo
tambiBn la cualidad de +
#
. Así, se Euntan rinciios de ambos tios de
condicionamiento. 6ita el exerimento de 9. W. cimmerman seg(n el cual:

... un Dumbador 2ue resentado en contigXidad con la comida, en lo Iue uede
verse como condicionamiento cl1sico. M1s tarde, el Dumbador sólo se resentó
siemre Iue el animal resionaba una alanca. +l animal arendió a resionar la
alanca muc8as veces, estando resente solamente el Dumbador como re2uerDo. +l
Dumbador era un +
6
, +
#
. G)taats, -5;%L-5;5, . '%H

Suedando claro Iue un estímulo re2orDador tambiBn evoca resuestas
2isiológicas internas, 8ay Iue aFadir Iue Bstas igualmente se condicionan a
otros estímulos resentes en la situación, Iue )taats llama estímulo directivo
G+
9
H una esecie de Acontexto roiciadorC de interacciones. +l +
9

comrende 2unciones tanto discriminativas y re2orDantes G+
#
H, como
evocadoras G+
6
H de resuestas instrumentales G#-H y emocionales G#$H G2igura
'.'H.
+n este en2oIue, el condicionamiento cl1sico es el Iue da 2unciones a
un estímulo directivo condicionado GinstrumentalH. +stas 2unciones, a su veD,
se ven a2ectadas or los estados de rivación y saciedad, y los rocesos de
discriminación y generaliDación, 2ortaleciBndolas, extendiBndolas,
restringiBndolas o debilit1ndolas.

Análisis Experimental del Comportamiento
49



+
c
,+
r
,+
d
#- +,+
r



#$

@ig. '.'. +l estímulo condicionado, re2orDante y directivo evoca una resuesta instrumental
Iue es seguida or un estímulo re2orDante ligado a una reacción emotiva, sin arendiDaEe
revio involucrado.



A artir de los ostulados anteriores se entiende Iue la resuesta,
dentro de cualIuier situación de condicionamiento instrumental, se
condiciona con la emoción evocada or el +
9
. Así el individuo tiene la
oortunidad de arender en su desarrollo ontogBnico una inmensa cantidad
de comortamiento Iue est1 relacionado con eventos emotivos y
motivacionales a la veD, tanto en el sentido de acercarse, como de aleEarse de
diversas situaciones exerienciadas. Por eso las 2unciones 8asta a8ora
reseFadas se denominan Aactitudinales,re2orDantes,directivasC Gsistema A,#,
9H, dando cuenta de las actitudes e intereses característicos de toda ersona.
+l 8ec8o de Iue gran arte de dic8a conducta estB ligada a estímulación
interna exlica el orIuB de la autonomía de la conducta 8umana.
*os mecanismos estímulo,resuesta imlicados en el arendiDaEe
8umano son extraordinariamente comleEos. Por eEemlo, las secuencias
seriales de conducta Gmotora, verbal y visceral, entre otrasH se ueden
relacionar con ciertos reertorios de aEuste. !gualmente, 8ay 2ormas
mani2iestas y encubiertas de evocación de estímulos m(ltiles y de resuestas
m(ltiles Iue se combinan 8asta generar secuencias aun m1s 2ant1sticas,
incluyendo las sensoriales e AimaginalesC. +l unto clave es Iue las resuestas
moleculares ueden agruarse en reertorios o con2iguraciones molares, y
una veD con2ormado el sistema, Bste resonde como un todo a las leyes del
arendiDaEe. 9ado Iue a nivel 8umano las con2iguraciones conductuales son
de gran extensión y signi2icatividad, es re2erible 8acer an1lisis sobre ellas
antes Iue sobre las resuestas unitarias Iue las comonen debido a Iue el
arendiDaEe es acumulativo,Eer1rIuico: los niveles sueriores de los
reertorios incluyen necesariamente a los in2eriores.



William Montgomery
50

*+Y+) 9+ *A 6=39U6TA *+Y+) 9+ *A 6=39U6TA *+Y+) 9+ *A 6=39U6TA *+Y+) 9+ *A 6=39U6TA

*as leyes del arendiDaEe, derivadas de ambos tios de
condicionamiento, constituyen la mayoría de las leyes de la conducta
$%
. *o
cierto es Iue ninguna ciencia 2unciona sin leyes roias. +sto tiene ro2undas
consecuencias en el desarrollo de una discilina en cuanto a su Iue8acer
tecnológico, uesto Iue toda ley se entiende como rinciio cuando se
constituye en 2undamento de rocedimientos o el maneEo de ellos.
Tanto )Rinner como )ence, dos cometentes exerimentalistas,
concetuaron y sistematiDaron la clasi2icación y el 1mbito de algunas de las
leyes del comortamiento. )Rinner G-5'<L-55'H realiDó una clasi2icación
detallada, dividiendo los axiomas del condicionamiento en secciones
resondiente Gleyes del re2leEoH y oerante Gleyes del re2uerDoH. Para la
rimera, donde la resuesta deende de eventos antecedentes Iue la
rovocan, estableció tres categorías: aH leyes est1ticas, bH leyes din1micas, y cH
leyes de la interacción de los re2leEos.
*as leyes est1ticas involucran las roiedades observadas mediante una
sola rovocación de la resuesta. *as din1micas se re2ieren a las roiedades
observadas mediante reetidas rovocaciones, y las de la interacción a las
roiedades Iue se observan a travBs de la rovocación simult1nea de dos o
m1s re2leEos Go resuestasH. +stas leyes se exresan en m(ltiles 2ormas, or
eEemlo entre las est1ticas est1n las de la osdescarga GAdesuBs de terminada
la resentación del estímulo,situación, el re2leEo Go resuestaH odr1 continuar
durante alg(n tiemoCH, o de la 2atiga GAla 2uerDa de un re2leEo ―o
resuesta― se reduce mediante sucesivas rovocaciones, y gradualmente
regresa a su 2uerDa original durante la subsecuente inactividadCHM entre las
din1micas se ueden ver la de in8ibición GAla 2uerDa de un re2leEo ―o
resuesta― odr1 incrementarse mediante la resentación de un segundo
estímulo, Iue or sí mismo no la rovocaCHM y entre las de la interacción, y la
de comatibilidad GAdos o m1s re2leEos ―o resuestas― Iue
toogr12icamente se encimen, odr1n ocurrir simult1neamente sin
inter2erirseCH. *as leyes del re2uerDo, donde la ocurrencia de la resuesta va
en 2unción a sus consecuencias, tambiBn incluyen muc8as modalidades.
)olamente se mencionar1n la ley de la sobreosición GA)i se coloca

25
De acuerdo con Yurén (1998), una ley denota la relación constante entre distintos hechos
que se sabe, o se supone, que pertenecen a la realidad, y entre al menos dos variables. Aun
cuando se refiere a relaciones causales forzosas, en ellas hay que considerar su marco de
ocurrencia: la invariación de ciertas relaciones dentro de cierta estructura.
Análisis Experimental del Comportamiento
51

gradualmente un estímulo nuevo sobre otro con 2unción discriminativa, el
control se le trans2iere al rimeroCH, y la de PremacR GA)i se roducen dos
resuestas toogr12icamente cercanas, la resuesta cuya ocurrencia sea m1s
robable tiende a re2orDar otra resuesta de menor robabilidadCH
$&
.
+stados org1nicos Iue a2ectan al desemeFo roiciado or estas leyes
son la saciedad y la rivación. )i un estímulo se resenta continuamente
durante alg(n tiemo, la tasa de resuestas asociada a Bl tender1 a reducirse
Gor saciedadH, y si se retira un estímulo durante alg(n tiemo, la tasa de
resuestas asociada a Bl tender1 a elevarse Gor rivaciónH.
Por otro lado, )ence G-5/<L-5;5H realiDó una caracteriDación
concetual de la investigación sobre las rinciales relaciones 2uncionales
establecidas entre las dimensiones estimulares, las de resuesta y las
organísmicas, tales como:
-H *a resuesta es 2unción de otra resuesta [#a 2G#H\. +n esta
ecuación se investiga la correlación entre una u otra roiedad de la conducta
del mismo individuo. AIuí Euegan, entre otras muc8as cosas, la consideración
metaconductual Gde cometencia lingXísticaH y las medidas sicomBtricas.
$H *a resuesta es 2unción del estímulo [#a 2 G+H\. AIuí se investigan
las reacciones del individuo ante variaciones en las roiedades o asectos
del medio actual, o como e2ecto de 8ec8os asados. Por eEemlo la
exerimentación ercetiva o sobre condicionamiento sensorial, emocional,
verbal o motor. +n combinación con G-H es de interBs ara el estudio de la
conducta guiada or reglas y otras 2ormas m1s comleEas.
'H *a resuesta es 2unción de variables org1nicas [#a 2 G=H\.
6aracteriDando las relaciones imlicadas en los ciclos biológicos, estados de
salud, el 2uncionamiento del sistema nervioso, 2actores genBticos, etc.M Iue
a2ectan la conducta.
/H +l estado org1nico es 2unción de 2actores estimulares [=a2G+H\.
9onde se investiga como el organismo neurobiológico es a2ectado or
variables externas a Bl: 2actores 2isicoIuímicos del ambiente Gor eEemlo
cambios de temeraturaH, eventos sociales o la misma conducta alimentaria
del individuo. +n combinación con G'H, estas relaciones son materia de
interBs ara la medicina conductual y la siconeuroinmunología.

26
El principio de Premack es actualmente cuestionado, debido a que los estudios muestran
que el poder de un reforzador no se establece por sí mismo, sino que es creado por la
configuración específica de la contingencia instrumental. Así, “la privación de respuesta es
más importante para efectos del reforzamiento que la probabilidad diferencial de la
respuesta”. Por lo tanto, la hipótesis de privación de respuesta proporciona un nuevo
principio para lo que funciona como reforzador eficaz (Domjan, 2010/2010, p. 241).
William Montgomery
52

+n el (ltimo tio de relación 2uncional es imortante el 2actor de la
8omeostasis 2isiológica, un roceso Iue tambiBn tiene asectos arendidos
Iue mantienen estados 2undamentales del cuero dentro de límites
acetables ara cada organismo. #ecientemente tambiBn se roone Iue
existe un roceso de regulación arecida en cuanto a la conducta Gteoría de la
regulación conductualH, Iue suone una tendencia adIuirida del individuo a
mantener su desemeFo 8abitual dentro de una distribución de actividades
ótima o re2erida Gllamado exerimentalmente Aunto de BxtasisCH or Bl,
cosa Iue se ve constantemente baEo resión debido a las cambiantes
condiciones de las contingencias entre la resuesta y sus re2orDadores. +ste es
un tema de investigación actual Iue est1 generando gran cantidad de estudios
en el camo del condicionamiento oerante contemor1neo GvBase 9omEan,
$.-.L$.-.H.


9!)+g=) +VP+#!M+3TA*+) 9!)+g=) +VP+#!M+3TA*+) 9!)+g=) +VP+#!M+3TA*+) 9!)+g=) +VP+#!M+3TA*+)

Algo articularmente distintivo del an1lisis del comortamiento es la
b(sIueda de control exerimental de las variables imlicadas en su obEeto de
estudio, ara no sucumbir ante el raDonamiento del simle sentido com(n.
*o cierto es Iue, como dice Mc0uigan G-5;.L-55&H, el reconocimiento de la
necesidad de condiciones de control y de contrastación entre condiciones
AnormalesC y exerimentales, 8a sido uno de los avances 8istóricos m1s
sorrendentes en la metodología cientí2ica.
Al interior del an1lisis conductual el tBrmino AcontrolC se 8a
identi2icado con oeraciones relativas al maneEo reciso de variables
GindeendientesH Iue robabiliDan cambios en las tasas de resuestas
Gvariables deendientesH de organismos ertenecientes a diversas cadenas
evolutivas, dentro de una situación exerimental. 9esde esta ótica de
orientación sRinneriana: A+l control odría entenderse como una 2orma de
incrementar la caacidad de redicción de un organismo Gsobre su entornoH
mediante su actividadC GPeFa, $../M . ;-H. +s así Iue se utiliDa ese tio de
control tanto con esecies distintas a la 8umana como en la investigación
acerca de actividades correctivas con seres 8umanos, esecialmente dentro
del 1mbito de la conducta lectiva, tales como el re2orDamiento de la imitación,
la lectura, la discilina, el aseo y el tratamiento de de2ectos lingXísticos. +l
caudal de datos a nivel exerimental es vasto, articul1ndose varias maneras de
controlar diseFos comlicados. Por eEemlo, mediante c1maras
exerimentales acoladas donde la conducta de uno de dos suEetos se usa
Análisis Experimental del Comportamiento
53

ara rogramar contingencias Iue se resentan al otro. = tambiBn mediante
la maniulación de variadas 2ormas de control de estímulo Gexterocetivo,
interocetivo, in8ibitorio, etc.H como seFales discriminativas. +sto es reseFado
or 6atania G$..<H, y otros autores, con motivo de los cincuenta aFos de la
revista "ournal o2 +xerimental An1lysis o2 :e8avior.
9esde la ersectiva del conductismo radical, la metodología re2erida
es la del diseFo intrasuEeto G6astro, -5<.H, cuyas características son la
utiliDación de unos ocos articiantes durante un eríodo m1s extensoM el
acondicionamiento de un ambiente 2uertemente controlado en el cual se
tratan de mantener constantes o eliminar estímulos externosM y la
comaración del desemeFo de cada suEeto con un nivel de línea base o
rimera medición de su conducta antes de la introducción de la variable
indeendiente. TambiBn se re2ieren, en lo osible, aaratos autom1ticos de
registro y medición, o, en su de2ecto, mBtodos de observación sistem1tica
sobre la base de de2iniciones oeracionales del 2enómeno estudiado.
*os rinciales diseFos de investigación en el an1lisis conductual de
corte sRinneriano son los multicondicionales, entre los cuales est1n el de
reversión, el de base m(ltile y el de criterio cambiante Gver un eEemlo en la
@ig. './H.
+n el diseFo de reversión, llamado AA,:,AC: -H se registra el nivel de la
conducta oerante antes de la introducción de la condición exerimental
Glínea baseHM $H se introduce el rocedimiento exerimental mientras se sigue
registrando la 2uerDa G2recuencia, duración, etc.H de la conducta baEo
intervenciónM 'H se retira la variable exerimental y se contin(a midiendo la
conductaM y /H se restablece la condición exerimentalM y %H se mide
eriódicamente la conducta desuBs de la conclusión 2ormal del
exerimento, ara veri2icar si el nivel mostrado or la conducta oerante se
mantiene.


@ig. './. +Eemlo de gr12ica en un diseFo intrasuEeto de reversión.
William Montgomery
54


+n el de base m(ltile: -H se registran varias conductas de suEetos o
gruos Iue ocurren simult1neamente, baEo varias condiciones de estímuloM $H
se introducen condiciones exerimentales ara cada conducta baEo registro,
8asta Iue se observen los cambios en cada una de ellas.
+n el de criterio cambiante, el exerimentador varía sucesivamente Gor
lo general en asos graduadosH el criterio de obtención de consecuencias or
arte de la conducta oerante medida, desde la línea base 8asta el nivel
terminal Gcomo sucede, or eEemlo, en el moldeamientoH.
A esar de los bene2icios Iue estas clases de control exerimental
aortan, el Bn2asis de la investigación en sicología se est1 deslaDando desde
el mBtodo al tio de roblema. +so es lo Iue )ternberg G$..$H seFala en una
entrevista reciente, resecto a Iue no 8ay mBtodos correctos e incorrectos, ni
buenos ni malos, en abstracto. Todo deende del roblema y el contexto. +s
deseable usar mBtodos m(ltiles ara lograr encontrar convergencias. *os
mBtodos est1n al servicio de las ideas, y no al contrarioh. Aun cuando
)ternberg no es conductista, exresa en cierto modo lo Iue muc8os analistas
conductuales del momento contemor1neo consideran elemental a la 8ora
de recabar datos. Ya en obras cl1sicas, como la de Mc0uigan G-5;.L-55&H, se
relieva la utilidad de los diseFos exerimentales de gruos aleatoriDados o
areados, y tambiBn de los diseFos 2actoriales, ara obtener resultados de
medición con2iables.
+s de notar Iue el eso de la evidencia est1 8aciendo retornar al
conductismo a la exerimentación con variables mediadoras de tio
organísmico, tales como constructos 8iotBticos, constructos lógicos, variables
intervinientes o estados 2isiológicos y som1ticos en la 2orma de
AdisosicionesC cognitivo,lingXísticas, emotivo,motivacionales o sensorial,
motoras Iue a2ectan signi2icativamente los ar1metros de la resuesta. +so no
signi2ica retomar el vieEo sistema de atribuirles roiedades causales a tales
variables er se, sino incororarlas al an1lisis 2uncional, con el 2in de 8acer
un estudio m1s comleto del comortamiento como interacción individuo,
ambiente.


+*+M+3T=) +*+M+3T=) +*+M+3T=) +*+M+3T=)

7asta aIuí se 8an escrito muc8as veces las alabras AestímuloC,
AorganismoC y AresuestaC, ero sólo con mención a variables consideradas
en los arreglos exerimentales del condicionamiento, y resecto a las
Análisis Experimental del Comportamiento
55

relaciones 2uncionales de manera aislada. )on, en verdad, los elementos
centrales en la ciencia de la conducta, mas tambiBn ueden considerarse a la
veD en conEunto como 2actores interactivos con caacidad concetual,
exlicativa y evaluativa resecto al 2luEo comortamental. 9esde este unto de
vista ueden englobarse como una Aecuación 2uncional conductualC, Iue es
una reresentación simli2icada Gy or tanto aroximativaH de 2enómenos
reales cuya comleEidad se sabe mayor. *a reresentación tradicional es la de
Atrile contingenciaC )Rinner G-5%'L-5;/H, re2erida al car1cter eventual de la
ocurrencia de varios acontecimientos antes,durante,desuBs de la emisión de
un comortamiento articular. AvanDando en este sentido, )idman G-55/H
rouso la amliación de la trile contingencia aFadiBndole un tBrmino m1s:
la estimulación selectora, cuya in2luencia situacional es la Iue modula Gy
moldeaH el curso de las relaciones entre estímulos discriminativos, la conducta
y sus consecuencias. +n suma, es la elección del investigador la Iue de2ine,
seg(n las características del roblema Iue aborda, si semeEante unidad de
an1lisis uede restringirse a una simle resuesta, a tasas de resuesta o a
secuencias de actividad comleEa. +n este (ltimo sentido, 8ay
concetualiDaciones muc8o m1s comletas de la ecuación contingencial. )u
descrición varía seg(n los autores. Así, Pan2er y P8illis G-5;.L-5<., . &<,
5.H seFalan las siguientes de2iniciones:
-H +stimulos G+H. 6ondiciones ambientales e internas discriminativas
ara la emisión de resuestas o cadena de ellas.
$H =rganismo G=H. Tariables genBticas, 2isiológicas, neurológicas,
bioIuímicas y mec1nicas Iue 2acilitan o inter2ieren la 2unción.
'H #esuesta G#H . 6onductas rovocadas or estimulación recedente
GresondientesH o consecuente GoerantesH.
/H 6ontingencia GPH. 6ircunstancias temorales y situacionales Iue
median las relaciones entre las resuestas y sus consecuencias.
%H 6onsecuencia G6H. Acontecimientos Iue, rovocados or la s
resuestas, incrementan la robabilidad de ocurrencia de Bstas.
=tra oción es la de )taats G@ern1ndeD,:allesteros, -55$M . ;',<.H:
-H Antecedentes estimulares G+-H. 6ondiciones ambientales e 8istóricas
resonsables del arendiDaEe o constitución de la ersonalidad.
$H Antecedentes org1nicos G=-H. 6ondiciones biológicas 8istóricas
otencialmente resonsables de la constitución de la ersonalidad.
'H #eertorios b1sicos conductuales G#:6H. 6omleEas constelaciones
de conducta Gcognitivo,lingXistica, emotivo,motivacional y sensoriomotoraH
arendidas mediante mecanismos acumulativo,Eer1rIuicos.
/H +stados org1nicos G=$H. 6ondiciones biológicas actuales Iue udieran
alterar los reertorios b1sicos conductuales ya arendidos.
William Montgomery
56

%H +stimulos G+$H. 6ondiciones ambientales actuales Iue ueden estar
rovocando, controlando o manteniendo las conductas obEeto de estudio.
&H 6onducta G6H.6onducta o roblema de conducta obEeto de estudio.
Por su arte, #ibes y *óeD G-5<%, . /$,/'H re2ieren utiliDar la Eerga
de ". #. Pantor ara enlistar y detallar las roiedades de cada uno de los
elementos, desglos1ndolas al m1ximo.
-H =bEetos y eventos de estímulo GesH. 6ueros y acontecimientos
2isicoIuímicos Iue 8acen contacto directoLindirecto con el organismo.
$H Tariables organísmicas GoH. )istemas reactivos biológicos, sensoriales
y gestuales Iue interact(an con cambios energBticos o convencionales del
entorno.
'H @unción de estímulo,resuesta G2: e,rH. )istema de a2ectación
recíroca en un contorno de relaciones multi2uncionales 8istóricamente
con2iguradas.
/H Tariables situacionales GsH. Tariaciones al interior o exterior del
organismo Iue a2ectan indirectamente las características de la interacción
actual.
%H 7istoria interconductual G8iH. )egmentos interactivos revios dados
or la biogra2ía reactiva y la evolución de la 2: e,r Iue robabiliDan los
contactos actuales.
&H +ventos disosicionales GedH. 6olecciones de eventos asados G8iH y
resentes GsH Iue 2acilitan o inter2ieren con el establecimiento de una
interacción.
;H Medio de contacto GmdH. 6onEunto de circunstancias 2isicoIuímicas,
ecológicas o normativo,convencionales Iue osibilitan una interacción.
*a 2ormulación de estos elementos de an1lisis es muy (til, no sólo ara
la concetualiDación, sino tambiBn ara e2ectos de la evaluación del
comortamiento, como se ver1 en un caítulo osterior.


6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

+l arendiDaEe es un cambio duradero en los mecanismos de la
conducta como resultado de la exeriencia revia. +l rigor cientí2ico acerca
de los estudios de este 2enómeno reciBn comenDó a imerar a rinciios del
siglo VV, a travBs de los exerimentos sobre condicionamiento cl1sico e
instrumental. +stos rocesos de arendiDaEe ermiten al individuo adatarse a
las condiciones de su entorno, tanto de manera simle como comleEa.
+n los mecanismos de las leyes del arendiDaEe, derivadas de ambos
tios de condicionamiento, se encuadra la mayoría de las leyes de la
conducta. Kstas 8an sido sistem1ticamente clasi2icadas en gran medida or
Análisis Experimental del Comportamiento
57

)ence y )Rinner. Por un lado, )Rinner dividió los rinciios en secciones
resondiente Gleyes del re2leEoH y oerante Gleyes del re2uerDoH. +n el caso
resondiente, la resuesta del suEeto deende de eventos antecedentes Iue la
rovocan, udiBndose sintetiDar en tres categorías: aH leyes est1ticas, bH leyes
din1micas, y cH leyes de la interacción de los re2leEos. +n el caso oerante, la
resuesta del suEeto deende de eventos Iue le siguen a manera de
consecuencias. Por otro, )ence caracteriDó concetualmente la
investigación sobre las rinciales relaciones 2uncionales establecidas entre las
dimensiones estimulares, las de resuesta y las organísmicas.
*os rinciales diseFos de investigación en el an1lisis conductual radical
son los multicondicionales intrasuEeto, tales como el de reversión, el de base
m(ltile y el de criterio cambiante. 3o obstante, otros conductismos tambiBn
incluyen diseFos exerimentales de gruos aleatoriDados o areados, y
diseFos 2actoriales en sus rogramas investigativos, con la convicción de Iue
se uede 8acer un estudio m1s comleto del comortamiento como
interacción individuo,ambiente a travBs de di2erentes mBtodos, de acuerdo al
roblema Iue se observe.
7ay unidades de an1lisis Iue ueden englobarse como una Aecuación
2uncional conductualC, o reresentación simli2icada de 2enómenos reales
cuya comleEidad se sabe mayor. *as mencionadas aIuí son las de Pan2er,
)taats y #ibes.


P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-. USuB es el arendiDaEeW
$. U6ómo se relaciona el arendiDaEe con los aradigmas de
condicionamientoW
'. U6ómo se interrelacionan los rocesos de condicionamiento entre síW
/. U+n IuB consisten las leyes de la conductaW
%. U6u1les son los rinciales diseFos exerimentalesW
&. U6u1les son los elementos de la ecuación conductual en sus diversas
2ormulacionesW
58


4! 'n(lisis de la Conducta
)umana





*a sicología es una ciencia natural o una ciencia socialW UPuede
8aber comortamiento ensante o consciencia 8umana sin
lenguaEeW +stas y otras cuestiones son suscitadas or el an1lisis de
la conducta 8umana.
+n el escala2ón de discilinas cientí2icas Iue actualmente rige, la
división de sectores acadBmicos suele ubicar necesariamente a la sicología
en alg(n sector de las Aciencias 8umanasC o de las Aciencias naturalesC. *a
contraosición citada 2ue introducida en el siglo asado Gciencias del esíritu
versus ciencias de la naturaleDaH, or los 2ilóso2os neo8egelianosM llevando a
malentendidos. Mientras Iue las ciencias AnaturalesC se de2inieron con
re2erencia a obEetos materiales de orden mec1nico, y su mBtodo estaría ligado
a la instrumentaciónM las ciencias AsocialesC, a su veD, se de2inieron or su
ertinencia a los actos, la cultura y las relaciones 8umanas, estando su
mBtodo ligado a la 8ermenButica. +sta contraosición se re2leEa en las
tendencias reduccionistas contemor1neas de lo sicológico, Iue divorcian lo
biológico y lo social Gsicolobiogismo versus sicosociologismoH, o
subordinan alguno de esos 1mbitos de conocimiento al otro G#ibes, -5<<H.
+n realidad, la sicología se de2ine como ciencia AbisagraC Iue re(ne
elementos de tio biológico e 8istórico, combinando rinciios naturales y
sociales, de exerimentación y 8ermenButica, de instrumentación y eEercicio
cualitativo. +n síntesis, lo Iue se llama universos comlementarios G9retsRe,
$../H. Por lo tanto, es una ciencia (nica y un Iuinto continente GdesuBs de
la 2ísica, la Iuímica, la biología y la 8istoriaH con características
indeendientes, ues mientras la biología estudia el organismo 2raccionado
2rente a un ambiente genBrico, constituido or circunstancias 2isicoIuímicas y
ecológicas, y la sociología estudia el ambiente construido 8istóricamente y las
relaciones entre individuos y sus roductosM la sicología es un unto de
intersección: estudia al organismo biológico individual total en interacción
U
Análisis de la Conducta Humana
59

con otros individuos, con relación a eventos entendibles 8istórica y
culturalmente Gver 2ig. /.-H.







@ig. /.-. 9elimitación de la Psicología como Aciencia bisagraC.

+s en base a esta eseci2icidad de Aciencia bisagraC Iue la sicología
uede estudiar cientí2icamente el comortamiento 8umano, yendo desde sus
bases biológicas G2ilogenBticasH a las 8istorico,sociales GontogenBticasH. *as
condiciones 2ilogenBticas y ontogenBticas moldean 2ormas de conducta
comleEas a artir de un material relativamente indi2erenciado, 2ortalecidas
or consecuencias relacionadas a la suervivencia. Por eso arte de la
conducta 8eredada a nivel 8umano es similar a la de otras esecies, y otra
arte es tíica, seleccionada or circunstancias eseciales. +n dic8o roceso
Gor raDones evolutivas de la esecie no totalmente elucidadasH, la 8istoricidad
de lo sicológico se mani2iesta en el cambio ontogenBtico, Iue, aun
contextualiDado or la 2ilogenia, es romovido y liberado or la interacción
con el ambiente. +n el transcurso de ese cambio ontogBnico imera la
convencionalidad de la conducta 8umana: ese conEunto de 81bitos,
costumbres y 2ormas comartidas de designar las cosas creado,
2undamentalmente, or la interacción social y or la comunidad verbal.
Ambiente a travBs del cual se obtienen un mayor n(mero de signi2icados a
artir de la emisión de un menor n(mero de sonidos, generando lo Iue se
odría denominar Acontingencias virtualesC o reglas discriminativas
$;

comuestas de mensaEes simbólicos Iue context(an el modo 8umano de
interrelación consigo mismo y con su entorno. )emeEante estado se

$;
)Rinner G-5&5L-5;5H distingue entre la conducta Aguiada or reglasC y la conducta Aguiada
or la contingenciaC. +l rimer conceto es alicado or )Rinner al lenguaEe, y denota una
clase de estímulos discriminativos roducidos or la roia conducta verbal o la de otros, Iue
se er2ila gracias a la codi2icación de las r1cticas Bticas, legales y religiosas en la sociedad de
la Iue es arte el individuo, ermitiBndole emitir comortamiento aroiado aun sin 8aber
sido exuesto a contingencias directas. *a conducta Aguiada or la contingenciaC, en cambio,
oera en base a estimulación discriminativa en contacto con circunstancias directas, a
menudo 2ísicas.
William Montgomery
60

reroduce, eret(a y multilica, a su veD, mediante la creación de
instituciones regulatorias Iue conservan el conocimiento or generaciones.
*a comleEidad de la conducta 8umana arece re2leEarse, sobre todo,
en el estudio de cuatro roblemas tíicos: el lenguaEe, el ensamiento, la
consciencia y la ersonalidadM Iue se ver1n en los róximos ar1gra2os.


+* P#=:*+MA 9+* *+30UA"+ +* P#=:*+MA 9+* *+30UA"+ +* P#=:*+MA 9+* *+30UA"+ +* P#=:*+MA 9+* *+30UA"+

!nterdiscilinarmente, este roblema 8a sido y es obEeto de una
multilicidad y multi2ormidad de abordaEesM a menudo entrelaDados. 6omo
dice #ibes G-55.H, eso di2iculta searar claramente unos de otros, siendo
tratado a veces como acción Gestudio biológico, 2onBtico y ac(sticoH, otras
veces como descrición Gestudio lógico y sem1nticoH, roducto Gestudio
lingXístico, sociolingXístico, 2ilosó2ico, literario y estBticoH, o conEunto de reglas
2ormales Ggram1tica, cibernBtica, matem1ticasH. +l an1lisis conductual aborda,
en cambio, esta materia de dos 2ormas: como conducta verbal y como 2orma
de vida.
+n el lano de la conducta verbal, se 8a etiIuetado como Ateorías del
arendiDaEe verbalC a las aroximaciones estímulo,resuesta de las diversas
variantes conductuales, a2irm1ndose GincorrectamenteH Iue lo distintivo de tal
en2oIue es su reducción del signo a la seFal y de la secuencia a la asociación
temoral, exlicando los resultados or condicionamiento y re2orDamiento.
*a cosa es, or suuesto, m1s comleEa. Watson 2iEó la osición inicial de
dic8o en2oIue, indicando Iue el lenguaEe resonde a los mismos rinciios
Iue rigen tanto la organiDación muscular como visceral.
+n una de las versiones osteriores m1s consistentes, =sgood
G-5%'L-5<.H concibió el roblema en raDón de estímulos roximales Iue
evocan resuestas mediadoras en el suEeto, merced a leyes relacionadas con la
2recuencia, roximidad y cantidad de re2uerDo imlicados en una conducta
verbal articular. )eg(n Bl, las resuestas mediadoras obran como
estimulación distintiva Iue articia en la selección de conductas verbales
instrumentales. +l signo hsigni2icah orIue activa, en el organismo Iue lo
emlea, arte de la conducta Iue evoca el obEeto,estímulo.
A su veD, )Rinner G-5%5L-5<-H, se concentró en el lano descritivo de
la toogra2ía y 2uncionamiento de la conducta, con re2erencia al 8ablante y al
oyente individuales. 3o trata de estudiar la estructura y la 2unción de las
alabras indeendientemente de IuiBn y en IuB situación las emite,
elucidando en cambio las contingencias de re2orDamiento Iue delimitan la
Análisis de la Conducta Humana
61

conducta verbal. )u unidad de an1lisis es la correlación entre una clase de
resuestas y un conEunto de estímulos ambientales, e2ectiva gracias a la
mediación de otras ersonas Glos oyentesH, Iuienes son tanto los estímulos
discriminativos como los disensadores de re2uerDos. *os reertorios
verbales se adIuieren y se mantienen inicialmente en base al re2orDamiento
externo Gtactos, mandos, ecoicas, textualesH, y luego tambiBn mediante
oerantes autoclíticas e intraverbales
$<
, or autorre2orDamiento. *a
con2ormación comortamental est1 ceFida a reglas de la comunidad
lingXística a travBs de mecanismos no exclusivamente lingXísticos, entre los
Iue cuenta la imitación.
Para )taats G-5&<L-5<'H, analiDar el lenguaEe imlica examinar como
2uncionan al mismo tiemo varios rinciios de arendiDaEe, siendo el
mecanismo rincial el del condicionamiento cl1sico. 6onsidera el 8abla
abierta o encubierta de Iuien se exresa, su estimulación roiocetiva, sus
resuestas interocetivas, el signi2icado de las resuestas verbales Gdado or
reacciones sensoriales y emotivas 8acia sonidos ronunciación, alabras,
2rases y emociones insertas en la 8istoria de re2orDamientoH, y la diversidad de
estímulos resentes en el momento de la emisión. *os rinciios
involucrados son simles en un comienDo, comleEiD1ndose Eer1rIuicamente
en la medida en Iue el reertorio se va enriIueciendo con las resuestas y
secuencias de resuestas verbales del individuo a diversas situaciones
Gasociaciones comleEas alabra,imagen e imagen,alabra, lenguaEe recetivo
y roductivoH, 2ormando rimero cadenas y luego constelaciones de
conductas interrelacionadas. )eFala )taats G-5;-H Iue este tio de exlicación
+,# es ventaEosa, en tanto recisa consistentemente la adIuisición de
reertorios y su cambio.
Por (ltimo, Pantor G-5'&, -5;;H rome con las teorías del
condicionamiento, en tanto ara Bl la unidad de an1lisis ya no es la resuesta,
sino un segmento de camo identi2icado en momentos articulares, donde
intervienen diversos 2actores de camo. #ecogiendo la tesis de Platón y
Aristóteles acerca de la comunicación Guno,otro,las cosasH, los elementos Iue
Pantor asume como característicos de un segmento lingXístico

28
Un tacto está bajo el control de estímulos no verbales, permitiendo rotular objetos,
personas y eventos; un mando está bajo el control de condiciones de privación o de
estimulación aversiva (pedidos, ruegos, órdenes); una ecoica está bajo control de estimulos
verbales (imitación de sonidos); una textual está bajo control de estimulos impresos
(lectura); una intraverbal es una secuencia de respuestas verbales sometidas a control una
de la otra en cadena; y una autoclitica se emite bajo el control de estímulos provenientes
del uso gramático.
William Montgomery
62

interconductual son los estímulos de aEuste Go re2erenteH y auxiliar Gre2eridoH, a
los cuales resonde simult1neamente el individuo re2eridor. *a relación
mediatoria del oyente con resecto al 8ablante GIue en el an1lisis oerante
hre2uerDah las emisiones verbales de Bste (ltimoH, se invierte ara dar lugar a lo
contrario: es el re2eridor Iuien media el contacto del re2erido Gu oyenteH con
eventos o individuos Iue desemeFan el ael de re2erentes. Al sostener Iue
el lenguaEe es lo Iue las ersonas 8acen o dicen en un contexto situacional,
Pantor G-5'&M . ;;H ostula categorías obtenidas de la observación simle:
un lenguaEe tiene Iue ser tenido en cuenta en relación con algo y en conexión
con alguna actividad, arendiendo a resonder el suEeto di2erencialmente
gracias a contactos sucesivos de dimensión biestimulativa: biológica y socialM
llevando a algunos a identi2icar semeEanDas entre su ensamiento y el de
Wittgenstein G#ibes, 6ortBs y #omero,-55'H, con resecto a la consideración
del lenguaEe como 2orma de vida Gatrón de acción establecido y comartido
or los miembros de un gruo, con un signi2icado com(n ara ellosH, Iue
rovee un control instruccional y sustitutivo generaliDado.


+* P#=:*+MA 9+* P+3)AM!+3T= +* P#=:*+MA 9+* P+3)AM!+3T= +* P#=:*+MA 9+* P+3)AM!+3T= +* P#=:*+MA 9+* P+3)AM!+3T=

#ecientemente, este tema 8a rovocado encendidos intercambios entre
ro2esionales de distintas variantes conductuales en un n(mero monogr12ico
de la revista Acta 6omortamentalia GPBreD,Almonacid, $.-$, #uiD, $.-$H.
+n el transcurso de la exosición se comenDar1 con la 2ormulación inicial
Gbastante traum1tica y malentendidaH de Watson, asando luego or
conductismos 8istóricos 8asta llegar a los en2oIues m1s recientes.
*a 8istoria es conocida: 8ace cien aFos se ublicó un olBmico artículo
Iue desuBs 2ue aodado Ael mani2iesto conductistaC GWatson, -5-'H, cuya
escasa claridad concetual contribuyó a sembrar una leyenda negra sobre el
tema del ensamiento en relación con el conductismo. *a rimera veD Iue
Watson se re2irió al 2enómeno en mención lo 8iDo en una breve nota de ie
Gla sBtimaH. Allí seFalaba Iue los rocesos de ensamiento odían
concebirse en el marco de mani2estaciones musculares, tanto las vinculadas al
eEercicio abierto de la costumbre de actuar, como, muy esecialmente, a los
sistemas involucrados en la musculatura de la exresión discursiva G81bitos de
ensamiento motor relacionados con la laringeH
$5
. *uego, en otro artículo

29
)eg(n se cree, 2ue un texto aFadido a (ltimo momento, uesto Iue en la misma revista iba
a salir ublicado otro artículo ligado exclusivamente al discurso subvocal. +sto vaya dic8o en
salvedad de Iue el contenido del breve comentario Qatsoniano debe EuDgarse en ese contexto.
Análisis de la Conducta Humana
63

igualmente olBmico, Watson, G-5$.H volvió extensamente sobre el unto,
aclarando Iue, desde su ótica, el ensamiento Aes un gran roceso verbalC
relacionado con la actividad imlícita. 6omo Iueda claro al leer el artículo
comleto, Bl ya entendía or AverbalC todo lo concerniente a la caacidad de
actuar del organismo como un todo, tanto 2ísica como emocionalmente
Gconducta imlícitaH, con miras a la exresión y a la solución de roblemas.
+n otras alabras, a la adatación Go aEusteH al mundo. Watson terminó
re2inando su ostura m1s clara y sintBtica acerca del ensamiento en su
conocido libro de -5$/, +l 6onductismo, con las siguientes alabras:

_ siemre Iue el individuo iensa, toda su organiDación cororal trabaEa
GimlícitamenteH... Parece raDonable suoner Iue en momentos sucesivos el
ensamiento uede ser RinestBsico, verbal o emocional. 6uando la organiDación
RinestBsica est1 bloIueada o 2alta, entonces 2unciona la verbal, si ambas Iuedan
bloIueadas, la organiDación emocional se torna redominante. GWatson,
-5$/L-5&-M . $/5,$%.H

Por (ltimo, subrayó m1s su versión al resecto en el aBndice del libro,
donde consigna en su exosición olBmica contra William Mc9ougall:

_ Uensamos sólo con alabrasW 7oy entiendo Iue, toda veD Iue el individuo
iensa, trabaEa GimlícitamenteH su total organiDación cororal, aunIue el resultado
2inal consista en una 2ormulación verbal 8ablada, escrita o exresada
subvocalmente... Por consiguiente, ensamos y laneamos con todo el cuero.
Pero, dado Iue... la organiDación verbal, cuando se 8aya resente en general
robablemente redomina sobre la visceral y la manual, solemos decir Iue el
ensar es en su mayor arte verbaliDación subvocal, siemre Iue admitamos en
seguida Iue tambiBn uede desenvolverse sin alabras. Gib., . $5;,$5<H
'.


*as teorías neoconductistas mediacionales de 7ull y Tolman,
subsecuentes a la aroximación de Watson, rescataron el constructo de
conducta o 81bitos imlícitos, no directamente observables sin instrumentosM

'.
Pocos reararon en los 1rra2os citados ut sura orIue robablemente la mayoría de
lectores hIueríanh interretarlo en 2unción a sus roios reEuicios. Así, a esar de sus
aclaraciones, Watson Iuedó marcado ara siemre con el estigma del rimitivismo teórico en
sus disIuisiciones sobre el ensamiento. 9e 8ec8o, en el mismo rólogo a la edición en
esaFol 8ec8a or la editorial Paidós de +l 6onductismo, el 9r. +milio Mira y *óeD, con el
original baEo sus narices, a2irmó Iue ara Watson el ensamiento no era otra cosa Iue un
monólogo imlícito o 8ablarse a sí mismo Gib., . -/H. *o cierto es Iue la leyenda iniciada or
entonces 8a a2ectado tanto el escenario sicológico Iue no es raro encontrar incluso autores
conductistas Iue la creen y reiten, en la certidumbre de Iue de ". :. Watson sólo se uede
eserar una sicología de m(sculos y gl1ndulas. Watson resondía: CPermítaseme insistir de
nuevo en Iue el conductista est1 interesado rimariamente en la conducta de todo el
8ombreC G6it. or 0ondra, -55-M . %$H.
William Montgomery
64

introduciendo las Avariables internasC del organismo dentro del esIuema
estímulo,organismo,resuesta.
7ull, en articular, como lo muestra la excelente revisión de 0ondra
G$..;HM intentó acometer sobre esa base la tarea del an1lisis de Alos rocesos
mentales suerioresC, ero, debido a ciertos imonderables, no udo
emrender dic8o royectoM con2orm1ndose con la elaboración de artículos
de investigación sobre 2ormación de concetos, solución de roblemas y
adIuisición de conocimiento. +n esos estudios, 7ull desarrolló la noción de
EerarIuía de 2amilias de 81bitos dentro de un modelo de arendiDaEe
neoasociativo como soorte de su conceción, osteriormente continuada y
comleEiDada or =sgood, G-5%'L-5<.H, MaltDam G-5%%H, :erlyne
G-5&%L-5;&H y )taats G-5&<L-5<'M -5</H, entre los m1s destacados teóricos. )e
trata de un estímulo Iue induce una resuesta anticiatoria tendente a
rovocar una sucesión divergente de resuestas, organiDadas y sistematiDadas
Eer1rIuicamente en 2unción de la osibilidad de Iue ocurran. 6ada una de
estas resuestas tiende a rovocar, a su veD, la misma resuesta 2inal, siendo
arte de ella la resuesta 2inal anticiatoria. *levado aIuello a la
reresentación de una conducta de ensamiento, se tiene, or eEemlo, Iue
la imaginación de un obEeto como una elota ―condicionada en una 8istoria
revia en base a la cali2icación Aesto es redondoC― evocaría diversas
resuestas sem1nticas anticiatorias GAredondoC, AcircularC, Aes2BricoC,
naranEaCH, evocadoras del mismo comonente de resuesta sem1ntica com(n
en tBrminos de A2amilia de 81bitos verbales de la redondeDC. 6ualIuier
2amilia de 81bitos verbales nueva uede 2ormarse a artir de estos
mecanismos incororando condicionamiento instrumental:

_ se 8a sugerido Iue una oración constituye un instrumento de condicionamiento
y Iue la comunicación tiene lugar cuando la resuesta sem1ntica Iue 8a sido
evocada or el redicado Iueda condicionada al suEeto de la oración. Adem1s,
uesto Iue el suEeto de la oración tambiBn evocar1 una resuesta sem1ntica Iue
tiene roiedades de estímulo, la resuesta sem1ntica evocada or el redicado
Iuedar1 condicionada a los estímulos roducidos or la resuesta sem1ntica
evocada or el suEeto de la oración. G)taats, -5&<L-5<'M . -&-H

MaltDman, en -5%%, esboDó una descrición de los casos de solución de
roblemas, baEo el suuesto de Iue aarece un roblema ara un individuo
cuando su arendiDaEe anterior roduce inter2erencia con la nueva situación.
+ntonces, las resuestas 2rente a ella se ordenan en EerarIuía robabilitaria
desde latencias mas cortas 8asta las m1s largas. Asimismo, estas resuestas
G#ZsH incluyen comonentes mediacionales GrmH Iue a su veD tienen
Análisis de la Conducta Humana
65

roiedades de estímulo [em\ evocadoras de diversas resuestas
anticiatorias de meta G#bsH, igualmente ordenadas Eer1rIuicamente en
relación a la comleEa situación estimulatoria Gcomuesta de instrucciones
[+a\, obEetos del ambiente [+b\ y estado actual del suEeto [+c\H. Así, en un
esIuema simli2icado, ara resolver un roblema G#H el roceso reIuiere
Iue se active la resuesta mediacional adecuada, en relación con resuestas
m1s 2uertes Iue 8ayan ocurrido anteriormente en la 8istoria de arendiDaEe
G2igura /.$H.

@ig. /.$. 9iagrama de solución de roblemas de MaltDman.

=bviamente, esta teoría de la EerarIuía de resuestas no uede sino
abordar de manera general el asunto, ya Iue cualIuier n(mero de resuestas
ueden ser anticiatorias de otras clases, sin embargo, 8ay varios
exerimentos GIue no es del caso reseFar aIuíH Iue con2irman la bondad del
modelo ara exlicar casos simles de originalidad y creatividad Gver la
discusión sobre ello en la obra de :ourne, +Rstrand y 9ominoQRy,
-5;-L-5;&H.
*a crítica rincial a Bsta aroximación, aarte de su aarente simleDa,
es abundante en el sentido de Iue, aradóEicamente, es demasiado exigente
en la comlicación de buscar secuencias Eer1rIuicas Iue nunca se odrían
eseci2icar totalmente. =tra observación negativa es Iue el modelo tiene


R 1 E 1



E a

r m e m

R 2 E 2


R p a



R 3 E 3





R ’ 1 E ’ 1



E b

r m e m

R ’ 2 E ’ 2


R p b

R ’ 3 E ’ 3



R ’ ’ 1 E ’ ’ 1



E c

r m e m

R ’ ’ 2 E ’’ 2


R p c

R ’ ’ 3 E’ ’ 3


William Montgomery
66

similitud con las Acadenas asociativas de MarRovC, las cuales son secuencias
de sucesos cuya robabilidad y distribución de ocurrencias est1 2iEada sólo
or lo Iue ocurrió en el evento recedente inmediato de cada una, lo Iue en
cualIuiera de los casos del ensamiento, signi2icaría Iue AensarC es una
conducta Iue ocurre sólo orIue es evocada or una situación estímulo
inmediata, o orIue la resuesta roiocetiva revia 2ue untualmente
re2orDada.
:erlyne G-5&%L-5;&H seFaló, al resecto, Iue esto no es así, ues la
selección de una resuesta deende tambiBn de dos condiciones
motivacionales aleatoriamente signi2icativas: los estados de deseIuilibrio
2isiológico asociados con una gran gama de resuestas otenciales, y los
estímulos roducidos or las resuestas 2raccionales anticiatorias de meta.
Ambos 2actores, los estímulos situacionales y los motivacionales, interEuegan
ara determinar IuB miembro de una clase numerosa se evocar1 en cada
eisodio articular.
7ay muc8os m1s ormenores basados en una serie de rinciios de
comortamiento, Iue comleEiDan este roceso y exceden la exlicación Iue
se ueda dar aIuí, de modo Iue solamente se reseFar1 el comlemento Iue
el mismo :erlyne busca en la teoría de Piaget, resecto a las 2unciones
trans2ormativas GaIuellas resuestas simbólicas Iue reresentan situaciones de
estímulo di2erentes de la situación en la Iue se encuentranH. Para exlicarlas
de manera arsimoniosa, :erlyne G-5&%L-5;&H acude en rimer lugar a los
conocidos mecanismos de: -H AaEuste del recetorC, Iue alteran la distribución
de los estímulos entre los recetores del organismo y la selección in2ormativa
aortada or los canales sensoriosM y $H la sustitución de estímulos como arte
de la acción de resuestas eEecutivas imlícitas Iue cambian el ambiente
2ísico, alterando el camo estimulativo. Todo esto en el contexto de lo Iue
Piaget llama oeraciones.
9ic8o lo cual, se uede acetar la suosición de Iue, en la cadena de
ensamientos conductualmente considerada Gresuestas imlícitas Iue
generan estímulos re2orDados roductores de nuevas resuestas: GuH, se
insertan, entre cada ar de ocurrencias situacionales sucesivas, ciertas
resuestas simbólicas intercurrentes Iue ueden llamarse Atrans2ormativasC
en el sentido de Iue modi2ican la relación anterior de eventos convirtiBndola
en AaroiadaC, y la enlaDan con la siguiente, así:
+.→@-→u-→@$→u$→@'→...→@n,-→un→@n→ GvBase :erlyne, -5&%L-5;&M .
-'&,-';H.
+s necesario aclarar Iue la ostura de los conductistas neoasociativos
resecto al roblema del ensamiento va m1s all1 de una exlicación tBcnica
Análisis de la Conducta Humana
67

de los mecanismos elementales de arendiDaEe Iue lo gobiernan. +so es sólo
una 2undamentación b1sica Iue sirve ara montar sobre ella una armaDón
teórico,exlicativa m1s comleta. )taats G-5;%L-5;5H 8a auntado Iue los
rinciios b1sicos ueden elaborarse incluyendo los estados subEetivos,
incluso como causas, baEo el mismo cuero de conocimientos.
9esde 2ines de los aFos %.s la ostura oerante, reresentada
2undamentalmente or )Rinner, se convirtió en la m1s in2luyente a nivel
conductual, abandonando gran arte de los intereses mediacionales Iue
caracteriDaron a la generación anterior. +l roblema del ensamiento se
re2ormuló evitando la re2erencia a AinobservablesC, e identi2ic1ndolo con una
2orma de conducta oerante oco distinguible de las dem1s, a no ser or su
car1cter verbal ArivadoC G)Rinner, -5%;L-5<-H. *os seguidores de esta
orientación rocuraron distanciarse del neoasociacionismo antes descrito,
cali2ic1ndolo de Amodelo suer2icial +,#C G9elrato y Midgley, -55$H a artir
de la reetición de muc8os de los malos entendidos Iue sobre dic8o en2oIue
se 8an divulgado. Así ues, dicen Iue el en2oIue sRinneriano es divergente y
muc8o m1s comleto resecto a la conceción de Watson sobre el
ensamiento como A8abla subvocalC Gya se estableció al rinciio de este
escrito la inexactitud de dic8o cargoHM o Iue el ensamiento uede ser tanto
encubierto como conducta no verbal abierta
'-
M1s interesante es la
conceción de )Rinner G-5&5L-5;5H acerca de la conducta guiada or reglas,
una clase oerante Iue ocurre cuando el individuo se comorta in2luido
socialmente, en 2unción a estímulos discriminativos Iue eseci2ican
contingencias tales como m1ximas, instrucciones, conseEos, lanes,
modelamiento, etcBteraM donde todo eso act(a adem1s como AambienteC con
consecuencias re2orDadoras Iue regulan el comortamiento. *os rocesos de
2ormación de concetos y de abstracción involucran control de estímulo or
una roiedad y or m1s de una roiedad resectivamente G:arboDa, da
)ilva y de @aria, $..;H. *a conducta ensante se roduce, de ese modo, baEo
las mismas leyes Iue gobiernan cualIuier otro tio de conducta.
)iguiendo el aradigma sRinneriano, los tres tBrminos de la contingencia
en el an1lisis de la conducta comleEa 2ueron amliados a cuatro o m1s or
)idman G$...H, Iuien, a artir de una serie de estudios exerimentales de
igualación a la muestra, 8alló Iue las ersonas odían resonder de maneras
nuevas en determinadas situaciones gracias al entrenamiento de
discriminación condicional Gconducta emergenteH. +n un roceso de

31
En realidad, también Watson y Hull lo consideraban así, de modo que el “añadido” es
injustificado.
William Montgomery
68

discriminación de ese tio, la resuesta a un estímulo discriminativo es
re2orDada sólo ante la resencia de otro estímulo GcondicionalH. +ste
2enómeno de AeIuivalencia de estímulosC imlica comortamiento Iue
cumle roiedades de simetría G:aA⇒6a:H, transitividad GA⇒6H y
eIuivalencia G6⇔AH. +ntonces, a un suEeto se le uede enseFar sólo a
discriminar condicionalmente Aa: y :a6, ero Bl uede resonder
relacionando los estímulos de 2orma novedosa: :aA, 6a:, Aa6 y 6aAM
con2ormando una clase eIuivalente resecto a su 2uncionalidad conductual,
aun cuando los estímulos no comartan ar1metros 2ísicos Iue los 8agan
similares.
)e ueden distinguir destacadas variedades oerantes ost,sRinnerianas
de conductismo, cada una con su roia conceción de lo Iue es la
Aconducta comleEaC. 9e todas esas variedades, sin duda la meEor
osicionada y ro2usa en su exosición es la teoría del marco relacional
G7ayes, :arnes,7olmes N #oc8e, $..-H. 9entro de esta aroximación, la
eIuivalencia de estímulos es uno de varios Amarcos relacionalesC, donde lo
relacional es la osibilidad de resonder a un evento en tBrminos de otro con
base en una clave contextual Iue los enmarca. +ste tio articular de
conducta oerante generaliDada es relevante ara entender las relaciones
sem1nticas, y osee tres roiedades características: imlicación mutua,
imlicación combinatoria y trans2ormación de la 2unción de los estímulos. +n
el caso de la imlicación mutua, dos estímulos se relacionan con una relación
inversa bidireccional en resencia de una clave contextual Iue reresenta una
8istoria de re2uerDo di2erencial en la Iue se entrenó la relación entre los
estímulos A y :: A)i A se relaciona con :, entonces : est1 relacionado con
AC. 9e aIuí se uede derivar Iue A)i A es mayor Iue :, entonces : es
menor Iue AC, donde esta segunda relación se deriva sin entrenamiento. +n
el caso de la imlicación combinatoria, se trata de una relación derivada entre
dos estímulos cuando Bstos 8an sido relacionados indirectamente or otroGsH
estímuloGsH. Así, dos o m1s imlicaciones mutuas se combinan. )i baEo una
clave contextual A est1 relacionado con : y : con 6, luego A y 6 se
relacionan en ese contexto de modo indirecto. Por eEemlo, A)i A es m1s
brillante Iue : y : es m1s brillante Iue 6, luego, A es m1s brillante Iue 6 y
6 es m1s oaco Iue AC. @inalmente, la trans2ormación de la 2unción de los
estímulos aarece cuando, al interior de una red relacional, un determinado
estímulo tiene 2unciones sicológicas Gdesarrolladas y derivadas
culturalmenteH, modi2icando las 2unciones de otros eventos dentro de la red.
Por eEemlo, si se arende Iue de un gruo de elementos el m1s (til es uno
Iue ertenece a cierta categoría o es de cierta marca, es robable Iue en una
Análisis de la Conducta Humana
69

clave contextual determinada, se eliEa otro elemento de otro conEunto
erteneciente a esa misma categoría o marca, debido a Iue se 8a
trans2ormado la 2unción del estímulo. *as oerantes relacionales con2orman
diversos atrones 2uncionales enmarcados or la acción del individuo en un
contexto, udiendo ser de coordinación, de oosición, de distinción, de
comaración, de EerarIuía, de temoralidad, de esacialidad, de
condicionalidad y causalidad, y de ersectiva. Todas ellas reguladas or las
características generales de la conducta guiada or reglas en un mundo
organiDado de manera social,verbal y or tanto, convencional G7ayes,
0i22ord, Wilson, :arnes,7olmes y 7ealy, $..-H. )obre esta base, dicen los
relacionales, ueden EuDgarse el ensamiento y la solución de roblemas.
7ayes, 0i22ord, ToQsend y :arnes,7olmes G$..-H introducen el constructo
de Aan1lisis verbal ragm1ticoC, ara rotular la naturaleDa concreta de una
2orma de actividad analítica Iue enmarca relacionalmente baEo el control de
características abstractas del ambiente no arbitrario, Iue, a su veD, en sí
mismas se enmarcan relacionalmente. Así, el an1lisis verbal ragm1tico
suone actuar sobre el mundo verbalmente, 8aciendo Iue Bste cumla
2unciones verbales: cualIuier dimensión 2ísica de la Iue uno ueda re2erir
signi2icativamente, tiene 2unciones verbales ara las ersonas. *as resuestas
verbales se dan ante otras resuestas verbales y no verbales, y mientras m1s
una ersona se involucra en el an1lisis verbal de una situación, los resultados
de esa actividad son disosicionales ara un an1lisis verbal adicional, llevando
a situaciones de solución de roblemas a niveles y dominios verbales mas
abstractos, 6omo eEemlo de eso est1 el raDonamiento a travBs del uso de la
lógica simbólica o las matem1ticas sueriores. +ntonces, el ensamiento tiene
Iue ver con acciones roositivas del an1lisis verbal ragm1tico y or ello
roviene de consecuencias directas o verbalmente construidas, tendiendo a
ser utiliDado como exlicación cuando las eEecuciones esecí2icas a las Iue se
re2iere no se establecen de inmediato o cuando la actividad verbal
involucrada es rivada. GPor eEemlo, alguien debe AensarC ara oder abrir
un candado de combinación la rimera veD, ero en las ocasiones siguientes
no se dir1 eso, a menos Iue la conducta se debiliteH. 6uando la característica
rincial del roceso es trans2ormar las 2unciones del ambiente ara evitar o
remover obst1culos, conduciendo a acciones nuevas y roductivas, se trata al
ensamiento como un tio articular de solución verbal de roblemas.
=tra tradición conductista, esta veD roveniente de ". #. Pantor y
continuada Gcon modi2icacionesH, or #ibes G-55.bH, roone Iue el
ensamiento no es una clase esecial de conducta sino un tio esecial de
relación en la cual articia la conducta. +ste tio de relación se caracteriDa
William Montgomery
70

en rimer lugar como sustitutiva no re2erencial, vale decir, como actividad del
individuo con roiedades extrasituacionales y transituacionales.
*a extrasituacionalidad se da como un resonder lingXístico a
contingencia resentes como si 2ueran di2erentes, trans2ormando las
rimeras, y la transituacionalidad como un resonder convencional,simbólico
Iue le ermite al individuo relacionarse con su roio discurrir. +n ambos
casos, el roceso ensante se realiDa al margen de la in2luencia directa de las
situaciones resentes. 6uando la ersona es caaD de describir las
contingencias en las cuales se conduce 2ormulando una rescrición acerca
de ellas, y las ueda alicar a situaciones di2erentes, o transmitirla
did1cticamente a otrosM la conducta de ensar de tio transituacional se
vuelve autosustitutiva. +sto imlica una organiDación contingencial
convencional en la Iue una ersona vincula condicionalmente los eventos
seg(n roiedades asignadas or acuerdo 8umano, y no sólo or una
correlación esacio,temoral arbitraria, o establecida (nicamente or
2unciones de tio 2ísico. +n realidad, la rouesta interconductual acerca del
ensamiento no est1 a(n desarrollada, limit1ndose en su mayor arte a una
critica detallada a los en2oIues neoasociacionistas +,# y sRinneriano Gentre
los cuales tambiBn sit(a a la teoría de marco relacionalH, or su suuesto
molecularismo. *a idea de los seguidores de #ibes es Iue el roblema del
ensamiento necesita abordarse desde un unto de vista molar, a 2in de
concebirlo no sólo como resuesta o actividad, sino como organiDación
2uncional Iue deEe de lado seudoroblemas sobre lo rivado y lo (blico, lo
externo y lo interno GPBreD,Almonacid, $.-$H.
Por (ltimo, en este tema tambiBn es destacable la conceción llamada
Aconductual,cognitivaC del ael Eugado or el ensamiento en el an1lisis de
la conducta. Ma8oney G-5;/L-5<'H consideró inicialmente la existencia de
dos modelos conductistas mediacionales: uno eclBctico, centrado en el
rocesamiento de in2ormación G3eisser, AtRinson y )c8i22rin, :oQerHM y otro
centrado en el arendiDaEe cognitivo G:andura, +llis, Pan2er, Misc8el, )taats,
etcBteraH. 6on el tiemo el rimero de tales modelos se 8a desgaEado
comletamente del aradigma conductual, y el segundo se 8a desdibuEado
bastante. USuB comarten tales modelosW )u interBs or 2actores
retencionales, atencionales, ercetuales y relacionales como mediadores
entre los e2ectos del ambiente y la emisión de las resuestas. *a 8iótesis
b1sica de tales 2ormulaciones es Iue esos rocesos cognitivos ―entre ellos el
ensamiento―, obedecen a leyes roias y tienen, indeendientemente del
ambiente o a consuno con aIuel, un ael causal AinternoC en la
determinación de la conducta AobservableC, y ueden estudiarse or
Análisis de la Conducta Humana
71

searado. 9ebido a Iue los reresentantes m1s destacados de esta línea de
desarrollo G+llis, :ecR, :andura y otrosH se 8an vinculado 2uertemente a la
r1ctica alicada sin verdadero an1lisis teórico, uede considerarse Iue su
8iótesis de redominio cognitivo est1 sustentada m1s en un resuuesto
axiom1ticamente establecido, Iue en un entronIue con la investigación
b1sica, tal como sucede en las orientaciones conductuales anteriormente
reseFadas. :andura G-5<%L-5<;H, el Iue m1s se dedica al trabaEo cientí2ico,
sustenta una ostura interactiva entre conducta, cognición y conciencia,
aunIue siemre di2erenci1ndolas entre sí.
7ay Iue decir Iue todas las aroximaciones antecedentes ueden ser
v1lidas si se ve el asunto en 2orma amlia. 3o 8ay raDones de eso or las
cuales una cadena de sucesos no ueda ser exlicación de un suceso
osterior. Así, analiDando las 2ormas cómo el ensamiento a2ecta los
eisodios comortamentales, se tienen cinco modos de relación en las cuales
la conducta de ensar uede ser tanto 2actor causal como e2ecto de otras
conductas o del ambiente G2igura /H.
-H *as AreglasC ueden controlar ciertas conductas en 2unción de la
8istoria revia del individuo con ellas y de las consecuencias roducidas or
su cumlimiento o seguimiento. Así, cuando alguien utiliDa su reertorio
verbal auto,2ormul1ndose reglas de actuación, ese ensar, o AverbaliDar
internoC, o AimaginarC, uede in2luir sobre su comortamiento subsiguiente,
igual Iue su conducta uede verse controlada or reglas externas socialmente
2ormuladas.

@igura /.'. #elaciones en las cuales la conducta de ensar G:H uede ser tanto 2actor causal
como e2ecto de otras conductas G6H, o del ambiente GAH.

$H +n ciertos casos, el ensamiento se roduce sin in2luir en otras
resuestas situacionales, orIue est1 simlemente moldeado or las
contingencias. +ntonces las conductas cognitivas, emocionales o de otro tio
est1n controladas or las mismas condiciones estimulares.
B

1












C
A
1
A
B
C
2
A
B
C
3
A
C
B
A
C
4 5
William Montgomery
72

'H Puede ser Iue en otros casos, si uno es consciente de la situación y
de su roio comortamiento, el ensamiento sí in2luya arcialmente en la
conductaM aunIue ella tambiBn estB baEo el control de los eventos
antecedentes.
/H 6uando la ersona act(a ante una determinada situación y desuBs
describe o Eusti2ica su conducta, la eEecución del individuo uede estar
controlada directamente or los eventos antecedentes, ero es seguida de
ciertos ensamientos, verbaliDaciones o resuestas imaginales.
%H @inalmente uede darse una variante de las relaciones antedic8as,
cuando en una determinada situación la ersona act(a Asin ensarC revia ni
concurrentemente. +se comortamiento Aautom1ticoC estaría exclusivamente
moldeado or sus consecuencias, y deendería de la 8istoria ersonal.


+* P#=:*+MA 9+ *A 6=3)6!+36!A +* P#=:*+MA 9+ *A 6=3)6!+36!A +* P#=:*+MA 9+ *A 6=3)6!+36!A +* P#=:*+MA 9+ *A 6=3)6!+36!A

!n2orma )algado G$..'H Iue a nivel sicológico la consciencia 8a sido
identi2icada con varias mani2estaciones: la vigilia, la introsección, la
reortabilidad de los roios eventos mentales, la auto,consciencia, la
atención, el control voluntario y el conocimiento de los 8ec8os. Watson
ciertamente descartó el roblema de la consciencia, ero otros conductistas
lo rescataron. Mead G-5'<L-5;'H declaró Iue negar la existencia del esíritu o
de la consciencia como materia, entidad o sustancia no signi2icaba negarla
2uncionalmente, en cuyo caso si era ertinente su exlicación como roducto
social,verbal. +sto sentó bases ara interretaciones conductistas osteriores.
Así, )Rinner G-5;-,-5<$H escribió:

*a comunidad verbal se esecialiDa en contingencias autodescritivas. Plantea
reguntas como las siguientes: USuB 8iciste ayerW USuB 8ar1s maFanaW USuieres
realmente 8acer esoW USuB te arece esoW *as resuestas ayudan a las ersonas a
adatarse unas a otras de 2orma e2icaD_ sin la ayuda de una comunidad verbal,
toda conducta sería inconsciente. *a consciencia es un roducto social. G. $'<H

+sto es, la comunidad verbal enseFa a las ersonas a discriminar sus
estímulos internos a travBs de los correlatos (blicos de los eventos rivadosM
Iue, a su veD, est1n moldeados or el contexto social. Teniendo en mente los
exerimentos sobre arendiDaEe desde el conductismo no mediacional, la
oinión de :andura G-5&5L-5<'H sobre la ostura sRinneriana es Iue, en el
meEor de los casos, ve la consciencia como una oerante verbal resultado del
re2orDamiento de resuestas correctas y no como un 2actor Iue controla la
Análisis de la Conducta Humana
73

eEecución. 6on la convicción Gcomartida or )taats, -5;%L-5;5, y aoyada
or ruebas exerimentales sobre enunciación de reglas Iue controlan las
contingenciasH de Iue la consciencia es tanto una consecuencia como una
condición de cambio conductual, :andura seFala Iue:

9urante el roceso de arendiDaEe_ el suEeto no sólo emite resuestas observables
sino Iue tambiBn desarrolla ensamientos o 8iótesis acerca de las resuestas
reIueridas ara obtener el re2orDamiento. +stas reglas autogeneradas sirven como
estímulos discriminativos ara dirigir las acciones instrumentales r1cticamente de
la misma 2orma en Iue los estímulos externos controlan la conducta. +s robable
Iue las 8iótesis exactas vayan acomaFadas de resuestas correctas mientras Iue
las 8iótesis erróneas tienden a coincidir con eEecuciones inaroiadas. G. %/.H

+n resumen, si bien 8ay matices entre los en2oIues, odría decirse Iue
las discreancias en torno al roblema de la consciencia son menores Iue en
los camos del lenguaEe y del ensamiento, aunIue IuiD1 sea orIue es un
tema Iue no 8a suscitado muc8o interBs entre los teóricos conductistas. *a
consciencia est1 signada or los contextos en los cuales se dice Iue alguien es
consciente: cuando resonde a los estímulos ambientales, cuando Asabe o
conoce algoC, cuando se comorta adecuadamente al entorno y cuando
uede verbaliDar las contingencias Iue controlan su roio comortamiento
Gconducta guiada or la reglaH
'$
. +l reertorio de conducta consciente, a su
veD, caacita al individuo ara dirigir en cierta medida su intervención en
interacciones 2uturas.


+* P#=:*+MA 9+ *A P+#)=3A*!9A9 +* P#=:*+MA 9+ *A P+#)=3A*!9A9 +* P#=:*+MA 9+ *A P+#)=3A*!9A9 +* P#=:*+MA 9+ *A P+#)=3A*!9A9

6omo siemre, Watson sentó las bases conductistas ara una
consideración de la ersonalidad en tBrminos de la suma de varios sistemas
de 81bitos, como corrientes de actividades obEetivamente visibles a travBs de
un tiemo su2icientemente largo como ara mostrar su continuidad G81bitos
de recreación, de r1cticas morales, sociales, aritmBticas, etc.H. 9ollard y
Miller G-5%.L-5</H recogieron la antorc8a uniendo los rinciios de
arendiDaEe exuestos or 7ull, a ciertos ostulados de la antroología social
y el marco concetual 2reudiano. +llos consideraron la ersonalidad
esencialmente como una rama del arendiDaEe social, dado Iue los sistemas

32
Los estudios de la teoría de marco relacional inciden sobre la autoconsciencia (Dymond y
Barnes, 1997), sobre el fundamento, ya reseñado en el parágrafo anterior, de las relaciones
de equivalencia funcional y función verbal pragmática.
William Montgomery
74

din1micos Ga la manera sicoanalíticaH y conductuales Gimulso, seFal,
resuestas abiertas y mediadoras, re2uerDo como reducción del imulsoH se
insertaban en un contexto cultural. *os mecanismos imlicados eran los del
condicionamiento cl1sico e instrumental abierto y encubierto, y las resuestas
mediadoras Gverbales o 2isiológicas al interior del organismoH roducían
seFales y resuestas instrumentales. 9entro de esta lógica los autores
mencionados intentaron AreinterretarC exerimentalmente muc8os
concetos rouestos or @reud. Por eEemlo, lo AinconscienteC, seg(n ellos,
aarece or: aH imulsos, seFales y resuestas arendidas antes de saber
8ablar y or tanto obre e incomletamente rotuladas, y bH imulsos
conscientes Iue se rerimieron con resuestas anticiatorias de Ano ensarC,
debido al castigo o la rerobación del entorno social. AunIue la teoría de
#otter G-5%/L-5&/H artió de los mismos suuestos Iue la anterior, rouso
adem1s de sistemas conductuales otros sistemas cognitivos igualmente
in2luyentes en la estructuración de la ersonalidad. Para Bl, la conducta del
individuo estaba determinada tambiBn or sus obEetivos, siendo direccional.
9e allí su insistencia en estudiar tanto las exectativas G8iótesis conscientes o
inconscientes del suEeto sobre sus robabilidades de BxitoH, como las
necesidades Iue buscan satis2acerse: aH reconocimiento, bH dominio, cH
indeendencia, dH rotección, eH a2ecto y 2H bienestar 2ísico. M1s tarde #otter
aFadió la eseci2icación del locus de control, o rasgo de ersonalidad Iue
comrende el grado de resonsabilidad Iue el suEeto aceta en la
determinación de los 8ec8os, a2ectando su motivación y ersistencia, y Iue
uede ser externo Gerceción de Iue la roia conducta in2luye sobre el
entornoH o interno Gerceción de Iue la conducta es in2luida or el
entornoH.
Por otro lado, +ysencR G-5&;L-5;<H combinó la 2unción del
condicionamiento biológico, las tesis tradicionales sobre los rasgos, el mBtodo
2actorial y el an1lisis del arendiDaEe. 9esde su ersectiva, la ersonalidad
8umana se va 2ormando en una EerarIuía de organiDación donde actos o
cogniciones esecí2icas son el rimer nivelM los actos o cogniciones 8abituales
reetidos en situaciones similares son el segundo nivelM los rasgos, de2inidos
or correlaciones entre conductas 8abituales son el tercer nivelM y los tios,
2ormados or rasgos interrelacionados, son el (ltimo y suerior nivel.
@rente a las revias teorías del arendiDaEe social, la innovación Iue
retendieron 8acer :andura y Walters G-5&'L-5;;H 2ue, en rimer lugar, el
mayor Bn2asis en el ael de la imitación en el desarrollo de la ersonalidad.
*a cultura 8umana brindaba, seg(n su ver, amlio camo ara adIuirir la
conducta mediante la observación del comortamiento aEeno. Tarios
Análisis de la Conducta Humana
75

exerimentos se lantearon ara demostrar ese ostulado, en los cuales se
llega a la conclusión emírica general de Iue, si a un suEeto se le 8ace ver
resuestas eEercidas or otros individuos en determinadas situaciones
Groceso de modelamientoH, los observadores suelen tender a coiar esas
mismas resuestas en situaciones iguales o arecidas a las observadas.
Posteriormente, :andura G-5;/L-5</M -5<%L-5<;H relievó m1s la
autorregulación, la cual se da en base a la continua evaluación Iue 8ace el
individuo de sus roios actos y caacidades. Pael central Euega desde esta
ersectiva el conceto de autoe2icacia ercibida, o los Euicios Iue el suEeto
tiene sobre las osibilidades ersonales otenciales Iue organiDan y lasman
sus actos ara alcanDar el rendimiento deseado en una determinada situación.
Para ilustrar el interEuego de variables Iue in2luyen la relación, indica tres
tios de interacciones causales bidireccionales Grecirocidad tri1dicaH entre la
cognición ensamiento, erceción selectiva, motivación, a2ectos, estrategias,
autoconceto, autoe2icaciaH, la conducta Gsistemas de resuesta gobernados
or rinciios de arendiDaEeH, y el ambiente: Gcontexto estimulativo exteriorH.
*a sicología interconductual en la exosición de #ibes y )1nc8eD
G-55.H sugiere Iue la unidad de an1lisis de la conducta no es la resuesta,
sino el segmento de camo GcontingenciaH Iue comrende todas las variables
resentes y otenciales en la interacción entre el organismo total y su entorno
G2actores organísmicos, estimulares, 8istóricos y situacionalesH. Así, cabe
colegir Iue el 2actor de2initorio de la relación interactiva rotulada como
AersonalidadC es el aEuste e2ectivo del individuo a las características de cada
arreglo contingencial. +sta articularidad uede considerarse como un estilo
interactivo: modo individual consistente y redecible de aEuste a las
características del camo. 9ic8o estilo es con2igurado 8istóricamente, es
disosicional G2acilita o inter2iere contactos 2uncionalesH, e in2luye en la
adIuisición de motivos y cometencias. Una noción vinculada al desarrollo
de la ersonalidad es la de desligamiento 2uncional Ggrado en Iue el individuo
se desrende de la reactividad invariante dada or la conducta biológicaH, Iue
le dota de una rogresiva autonomía resecto a la situacionalidad con Iue
ocurren los eventos. A su veD, lo va conectando a sistemas reactivos
convencionales roios de la relación social. +n este roceso los 2actores
disosicionales G8istoria ersonal y contexto interactivoH se estructuran como
sistemas de mediación G2unciones +,#H Iue estructuran evolutivamente el
camo de acuerdo con cinco niveles cualitativos: aH contextual Gconducta
resondienteHM bH sulementario Gconducta oeranteHM cH selector Gconducta
oerante discriminativaHM dH sustitutivo re2erencial Gconducta social y
William Montgomery
76

lingXísticaHM y eH sustitutivo no re2erencial Gconducta desligada de la
estimulación situacionalH.
@inalmente, la teoría de )taats G-55&L-55;H romueve un detallado
an1lisis de los rinciios de arendiDaEe Gcondicionamiento resondiente e
instrumentalH y los valores 8umanistas Gconciencia,autodirecciónH. 9esde esta
ersectiva la ersonalidad est1 reresentada or reertorios conductuales
b1sicos GlingXístico,cognitivos, emotivo,motivacionales y sensorial,motoresH, a
manera de constelaciones de 8abilidades comleEas adIuiridas desde la niFeD,
Iue 2orman la base ara m1s arendiDaEe. 9entro de dic8a lógica, la
con2ormación y crecimiento de la ersonalidad se da a travBs de: aH
interacciones directas conducta,conducta: una conducta uede determinar a
otraM bH interacciones indirectas conducta,conducta: reertorios generales Gor
eEemlo la inteligenciaH disonen condiciones ara emitir o adIuirir
comortamientosM y cH interacciones directas conducta,ambiente,conducta: el
individuo a2ecta el entorno y Bste ayuda a determinar su comortamiento
2uturo. Para comletar su an1lisis, )taats destaca el uso de nociones como: aH
las resuestas mediadoras o rocesos cubiertos Iue determinan arte del
ambiente externo, bH el autorre2orDamiento: conducta instrumental Iue
roduce estimulación internaM y cH el autoconceto GyoH en el Iue la
autodescrición ersonal tiene roiedades causales.


6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

*a sicología se uede de2inir como una ciencia AbisagraC Iue re(ne
elementos de tio biológico e 8istórico, combinando rinciios naturales y
sociales, de exerimentación y 8ermenButica, de instrumentación y eEercicio
cualitativo. 9entro de ese marco, el an1lisis conductual 8umano contemla la
continuidad 2ilogenBtica,ontogenBtica y el ael de la convencionalidad en el
surgimiento de la cognición y sus interrelaciones con el lenguaEe.
+l resente an1lisis aborda esta materia de dos 2ormas: como conducta
verbal y como 2orma de vida, relacion1ndolas con la emergencia del
ensamiento y la consciencia. *as contribuciones conductuales al resecto
8an sido tan numerosas como disímiles, ero destacando la imortancia del
ambiente lingXístico como contexto signi2icativo, vale decir, de las
contingencias simbólicas convencionalmente arendidas, en la estructuración
del comortamiento 8umano comleEo. Una veD arendidas multitud de
secuencias lingXísticas Gtanto ordinarias como 2ormalesH, el roio individuo
uede evocarse emociones, im1genes, re2orDadores y todo tio de estímulos
Análisis de la Conducta Humana
77

discriminativos. Mediante estas constelaciones de disosiciones y 8abilidades
uede condicionarse a sí mismo y rotular su roia conducta, así como sus
caacidades y conceciones de los mundos 2ísico, biológico y social, lo Iue
a2ectaGr1H las 2ormas en Iue se interrelacionaGr1H con aIuellos.
+n todos los modelos recientes se ve un a21n or concebir los
2enómenos re2erentes a la ersonalidad recurriendo a matrices comleEas
ara exlicar, evaluar e intervenir sobre el constructor. Así, los segmentos de
camo GinterconductismoH, los sistemas A,#,9 Gconductismo sicológicoH, y
los de recirocidad tri1dica GsociocognitivismoH, convergen 8acia un n(cleo
Iue odría considerarse com(n. *o saltante es el desinterBs actual en las
clasi2icaciones de los individuos, y en cambio la suervivencia del conceto
de rasgos baEo otras denominaciones Greertorios b1sicos, estilos interactivos,
tendencias de autoe2icacia, etcBteraH.


P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-. UPor IuB se dice Iue la Psicología es una ciencia AbisagraCW
$. U+n IuB se distinguen las conceciones del lenguaEe como conducta verbal
y como 2orma de vidaW
'. U6ómo entendía Watson el roblema del ensamientoW
/. U6ómo entienden otros conductistas el roblema del ensamientoW
%. USuB es la consciencia desde un unto de vista comortamentalW
&. U6ómo encaran el roblema de la ersonalidad las di2erentes variantes
conductualesW
78

*!Evaluación+
's#ectos conce#tuales





a evaluación sicológica exlora en distintos niveles de
comleEidad la conducta de los individuos, con el 2in de
describir, exlicar y diagnosticar los roblemas o trastornos del
comortamiento
''
, y seleccionar rocedimientos, cambiar la
conducta y valorar las estrategias de modi2icación utiliDadas. A8ora bien, no
siemre 2ue así. Tradicionalmente, la m1s antigua, 2orma de evaluación
uede ser llamada AinternalistaC, etiológica o tradicional, debido a su
característica b(sIueda de las Acausas internasC de los trastornos sicológicos.
@ern1ndeD,:allesteros G$.-.a, . %-H esIuematiDa este modelo como 6 a 2
GPH, donde la conducta es una 2unción de variables intrasíIuicas: 2actores,
dimensiones, construcciones din1micas o constructos sicoatológicos. +ste
en2oIue internalista retende, en rimer lugar, diagnosticar o clasi2icar las
condiciones roblem1ticas 2und1ndose en la clasi2icación nosológica cuyo
desarrollo arte de Praeelin G-<%&,-5$&HM en segundo lugar identi2icar
aIuellos 2actores etiológicos Iue les subyacenM y, en tercero, ronosticar.
9esde este unto de vista, la conducta de un individuo es 2unción de variables
intrasíIuicas o ersonales, or lo Iue el comortamiento en una rueba se
ve sólo como variable, rasgo o estado ersonal subyacente y ermanente. Así
ues, la evaluación tradicional resta oca atención a la reresentación de
características medioambientales, interes1ndose m1s or reresentar
adecuadamente aIuellas variables ersonales, estados o rasgos internos. )us
mediciones son escasas y redominantemente cualitativas, or lo general sólo
antes y desuBs del tratamiento.

33
Por “trastorno del comportamiento” se entiende un conjunto de conductas que, además de
ocurrir juntas, cumplen los criterios diagnósticos especificados en manuales como el DSM
(Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) y el CIE (Clasificación
Internacional de Enfermedades). Por “problema del comportamiento”, en cambio, se refiere
cualquier conducta asociada a daño, malestar, deterioro o preocupación, esté o no implicada
en diagnósticos formales (Haynes, Godoy y Gavino, 2011; p. 57).
*
Evaluación: Aspectos Conceptuales
79

)in embargo, como lo muestra su gran exansión en los (ltimos Iuince
aFos y la exlosión de nuevas tecnologías e ideas, el camo de la evaluación
sicológica viene convirtiBndose en uno de los m1s imortantes. +n ese laso
8an surgido varias ublicaciones e instituciones esecialiDadas dedicadas al
desarrollo del camo, entre ellas el extenso manual en esaFol de evaluación
en clínica y salud G:uela,6asal, 6aballo y )ierra, -55&H, y un manual de
considerable n(mero de tomos en inglBs editado or Mic8ael 7ersen G$../H.
!ncluso se 8a redactado una 0uía !nternacional del Proceso de +valuación
Psicológica, a cargo de una comisión esecial 2ormada al interior de la
)ociedad +uroea de +valuación Psicológica con el 2in de romover un
adecuado acercamiento ro2esional a dic8o camo G@ern1ndeD,:allesteros,
$.-.aH. *as cuatro grandes secciones de esa guía son las etaas re2eridas al
an1lisis del caso, su organiDación e in2ormación al cliente, su lani2icación, su
valoración y seguimiento.


*A +TA*UA6!>3 *A +TA*UA6!>3 *A +TA*UA6!>3 *A +TA*UA6!>3 6=39U6TUA* 6=39U6TUA* 6=39U6TUA* 6=39U6TUA*

*os avances en la rigurosidad de este camo re2uerDan alternativas de
tio conductual, debido a Iue ellas centran su interBs en el desemeFo
obEetivo del individuo y sus interacciones con el mundo Gla conducta como
2unción de las condiciones ambientales y biológicas 8istóricas y actuales, y de
los reertorios disosicionales b1sicos Iue 2orman la ersonalidadH. M1s
detalladamente, las di2erencias de la orientación AconductualC resecto de la
AinternalistaC ueden sintetiDarse desde la ersectiva de :arrios G-55.L-55'H,
Iuien, sosteniendo: A+l en2oIue y roósito de toda medición est1 en
2unción directa de los suuestos Iue se tengan sobre la naturaleDa del
comortamiento 8umanoC G. $/H, seFala lo siguiente en tBrminos de
obEetivos, suuestos y alicaciones instrumentales Iue distancian el en2oIue
conductual de los tradicionales Gtabla %.-H. AIuel rocura, rincialmente,
identi2icar conductas roblem1ticas y las condiciones Iue las mantienen,
oniendo en cuestión la nosología siIui1trica Iue guía el
diagnóstico tradicionalM en segundo lugar, seleccionar un tratamiento
aroiadoM y, en tercer lugar, evaluar la e2iciencia y e2icacia del tratamiento.
+l comortamiento es concebido como 2unción de variables situacionales o
de su interacción con variables ersonales, or lo Iue su rol en una
rueba se ve como muestra del reertorio de resuestas ante una situación
esecí2ica. Así, el interBs radica en reresentar adecuadamente tanto las
características del contexto medioambiental Iue determina la conducta como
William Montgomery
80

el reertorio disosicional del individuo. Por (ltimo, sus evaluaciones son
reetidas en momentos clave o durante todo el tratamiento, abogando or la
lani2icación, la exactitud y la veri2icación sistem1tica de los cambios.












Evaluación: Aspectos Conceptuales
81

+s así Iue la evaluación del comortamiento uede de2inirse
brevemente como el estudio intensivo y controlado del nivel del reertorio
conductual y su cambio inducido or la intervención, valorando las
di2icultades del usuario del servicio, las tBcnicas alicadas, la consecución de
las metas rouestas y la e2icacia del servicio. A manera de un diseFo
exerimental A:A:, se desliega en etaas inicial Gevaluación re,
tratamientoHM intermedia Gevaluación del tratamientoHM terminal Gevaluación de
resultadosH y de seguimiento Gevaluación ost,tratamientoH. +n suma, la
evaluación conductual suone, en alabras de #ocío @ern1ndeD :allesteros
G-55$H:

... un roceso de toma de decisiones a travBs del cual el evaluador se lantea, ara
cada roblema, cu1les son las variables dignas de ser tenidas en cuenta, diseFa un
otencial modelo causal idiogr12ico ara el suEeto GaunIue basado en
lanteamientos cientí2icos nomotBticosH y trata de contrastarlo rimero mediante
ruebas observacionales y correlacionales y, m1s tarde, mediante ruebas
exerimentales... G. <-H

+l camo de la evaluación conductual 8a exerimentado muc8os
cambios evolutivos ara meEor. +n un inicio, suuestos y concetos
rígidamente relacionados con la imronta oerante del inductivismo y del
situacionismo sobre el an1lisis 2uncionalM el excesivo Bn2asis en la observación
de la conducta mani2iestaM el rec8aDo de constructos sicológicos, de las
ruebas
'/
y de los rinciios sicomBtricos, etc.M usieron en crisis este rubro
del an1lisis del comortamiento, como lo advirtieron en su momento
@ern1ndeD,:allesteros y )taats G-55'H, debido a la inconsecuencia de los
evaluadores conductuales en seguir tales autas, re2iriendo, en cambio,
actuar eclBcticamente en su r1ctica ro2esional e incluso en sus
investigaciones
'%
.

34
Esto no obstante haber sido J.B. Watson uno de los pioneros en la proposición y uso de
tests psicológicos en el campo de la mercadotecnia (Goldstein y Krasner, 1987/1991).
35
Los datos ofrecidos por Fernández-Ballesteros y Staats (1993) respecto a la década del 80
no dejan lugar a dudas: por un lado, “sólo una minoría de los miembros de la AABT
[Asociación Americana de Terapia Conductual] proponían la utilización del análisis de
conducta (12 %) y de la observación (20 %) en la práctica clínica, mientras que el
porcentaje dado para los técnicas tradicionales ―tales como el Test Multifásico de
Minesotta (79 %), el Rorschach (34 %), o el Test de Apercepción Temática (38%)― era
mucho mayor. Estos hallazgos, respecto a lo que hacen los evaluadores de conducta, ponen
de relieve que éstos utilizan tests y métodos tradicionales más que aquellos propios del
enfoque ortodoxo de la evaluación conductual”; y, por otro lado, “de 156 estudios de casos
publicados en las más importantes revistas conductuales (Behavior Therapy, Journal of
William Montgomery
82

*o cierto es Iue el inductivismo y el situacionismo AortodoxosC 2ueron
erdiendo su car1cter monolítico, y rogresivamente, sin erder la
ersectiva conductual, el camo de la evaluación en 2orma mayoritaria se 8a
liberado de aradigmas estrec8os, adotando la luralidad y la riIueDa
8eurística, amen de introducir el constructo de ersonalidad en tBrminos
cientí2icos, adem1s de las cometencias y 8abilidades G)ilva, $..<H. Por tanto,
en el Iue8acer resente 8ay una gran cantidad de rocedimientos Iue varían
seg(n los modelos conductuales vigentesM ero sirviendo siemre a las
osibilidades del roceso evaluativo como una continua interrelación entre la
in2ormación Iue se recoge, el re2inamiento de las 8iótesis ara la elección y
2ormulación ótima de obEetivos de tratamiento, y la retroalimentación de
cada uno de dic8os asos. +n cuanto a las tBcnicas de evaluación re2eridas,
se seleccionan teniendo en cuenta criterios de utilidad, de calidad y
económicos.


U3!9A9+) 9+ A3J* U3!9A9+) 9+ A3J* U3!9A9+) 9+ A3J* U3!9A9+) 9+ A3J*!)!) !)!) !)!) !)!)

+l an1lisis de las relaciones continuas en el tiemo a Iue obedece la
conducta es multicausal entre sus variablesM ero, en un roceso de
modi2icación de conducta, se reIuiere seleccionar una secuencia sobre la cual
actuar, 8aciendo un corte en el transcurrir del comortamiento,
considerando ciertas variables como deendientes Glo Iue sería el roblema
conductualH y otras como indeendientes y exlicativas del acontecimiento Go
osibles causas del roblema. Para eso sirven las unidades de an1lisis.
+n la arte 2inal del caítulo tres se consideraron las ecuaciones
comortamentales de Pan2er GPan2er y P8illis, -5;.L-5<., . &<,5.H, )taats
G@ern1ndeD,:allesteros, -55$M . ;',<.H, y #ibes G#ibes y *óeD, -5<%, .
/$,/'H, como conEuntos de elementos reresentativos de lo Iue se llama
AcontingenciaC o conEunto de relaciones 2uncionales Iue determinan las
interacciones del individuo con su entorno. Kstas son las unidades de an1lisis
molar,molecular Iue deben evaluarse, or lo Iue 8ay Iue tener muy claro lo
Iue signi2ican. +n aras de dic8a claridad, en este libro se ota or combinar

Applied Behavior Analysis, Behavior Modification y Behavior Research and Therapy; sólo
el 20% de los decisiones de intervención estaban basados en el análisis funcional” (p. 103).
Además, al analizar los reportes publicados en las dos revistas más importantes de este
campo, Behavioral Assessment (BA) y Journal of Behavioral Assessment (JBA), sólo el 0,4
% de la primera implicaba el análisis funcional de la conducta, mientras que ambas revistas
le dedicaban muchos trabajos al desarrollo de tests (BA, 59,4%, JBA, 71,6%).
Evaluación: Aspectos Conceptuales
83

las tres ociones en una sola, la de Pan2er: +,=,#,P,6, dotando a cada uno de
los elementos del an1lisis de las roiedades din1micas e interactivas Iue le
son otorgadas or los en2oIues de )taats y #ibes, seg(n las de2iniciones ya
indicadas en el caítulo tres:
-H +stimulos G+H. )on condiciones ambientales e internas antecedentes
Iue son o evocadoras Gen el caso resondienteH o discriminativas Gen el caso
oeranteH ara la emisión de resuestas o cadena de ellas. )e con2iguran
8istóricamente, contribuyendo al arendiDaEe o constitución de la
ersonalidad Gor eEemlo, un ambiente derivado de lenguaEeH. +n este
sentido 8istórico, son eventos disosicionales o colecciones de eventos
asados y resentes Iue 2acilitan o inter2ieren con el establecimiento de una
interacción. !gualmente, ueden ser actuales si rovocan, controlan o
mantienen las conductas obEeto de estudio Gor eEemlo, el llamado de un
amigoH. )us variaciones al interior o exterior del organismo tambiBn ueden
a2ectar directa o indirectamente las características de la interacción actual,
algunas veces como medio de contacto, o conEunto de circunstancias
2isicoIuímicas, ecológicas o normativo,convencionales Iue osibilitan una
interacción.
*os estímulos ueden evocar reacciones re2leEas, o reIuerir de un
roceso gradual de discriminación Iue les da el ael de AseFalesC o AsignosC
Gestímulos condicionadosH. +n este (ltimo caso, el ambiente social con2igura
2unciones lingXísticas y simbólicas de estimulación, Iue no reIuieren la
resencia exlícita de alg(n obEeto en articular. Así, ueden ser AestímulosC
las normas, los gestos no intencionados, etc.H. +l conceto de Aescenario
conductualC 8a sido rouesto or :arRer G6it. or 6aballo, -55-, . <%5H,
ara dimensionar un contexto situacional como unidad de an1lisis del
ambiente estimulativo. 6aballo G-55-, . <&-H tambiBn reroduce los
comonentes de una rouesta de Tan :ecR ara dimensionar tal escenario
en categorías de estímulos y categorías de situaciones 2uncionalmente
relacionadas de manera otencial con la aarición de distintos roblemas
Gtabla %.$H.
$H =rganismo G=H. +ntran aIuí las variables genBticas, 2isiológicas,
neurológicas, bioIuímicas y mec1nicas Iue 2acilitan o inter2ieren la 2unción.
Pueden ser 8istóricas, y en ese sentido, otencialmente resonsables de la
constitución de la ersonalidad Gor eEemlo, una alteración cromosómicaH.
Asimismo, ueden ser actuales en la medida Iue alteran los reertorios
b1sicos conductuales ya arendidos Gor eEemlo, un traumatismo cranealH.
)e comonen de sistemas reactivos biológicos, sensoriales y gestuales Iue
interact(an con cambios energBticos o convencionales GsocialesH del entorno.
William Montgomery
84

+n algunas variantes conductuales, tambiBn se incluye aIuí lo AcognitivoC en
tanto verbaliDación interna o ensamientos y creencias del individuo, y lo
Aa2ectivoC como estados de 1nimo, actitudes, etc., Iue oeran tambiBn como
disosiciones 2acilitadoras o inter2erentes con el establecimiento de 2unciones
de estímulo y de resuesta resentes o 2uturas.


Tabla %.$. Taxonomía de situaciones y estímulos.


'H #esuestas G#H. )on las conductas rovocadas or estimulación
recedente GresondientesH o consecuente GoerantesH. )u comleEiDación e
interrelación con2orma reertorios o constelaciones de conductas Gcognitivo,
lingXistica, emotivo,motivacional y sensoriomotoraH arendidas en segmentos
interactivos revios mediante mecanismos acumulativo,Eer1rIuicosM
robabiliDando los contactos actuales Gor eEemlo, un comortamiento
AextrovertidoC atrae amigosH, y roveyendo la base ara m1s arendiDaEe
'&
.
6omo los estímulos, las resuestas ueden llegar a ser lingXísticas y
simbólicas en base a la 8istoria de su biogra2ía reactiva. )on la Aunidad de
an1lisisC or excelencia, ya Iue de sus cambios cuantitativos G2recuencia,
duración, latencia, magnitud, EerarIuía, es2uerDoH, y cualitativos Gadecuación,
intensidadH, se obtienen los datos necesarios ara 8acer la evaluación y ara
veri2icar si los rocedimientos de modi2icación de conducta son e2icaces.

36
Estos mecanismos son una especie de “motor de diferenciación individual”, debido a que
cada uno de los repertorios adquiridos en el aprendizaje temprano, separado en el tiempo,
puede ser un "foco" de causación para la conducta posterior. Por lo tanto, constituyen un
nivel de personalidad (Fernández-Ballesteros y Staats, 1993).

6AT+0=#?A) 9+ +)T?MU*=


6*A)!@!6A6!>3 9+ )!TUA6!=3+)


-. 6ontexto.
$. *ugarLambiente 2ísico.
'. 6aracterísticas obEetivamente
discernibles del ambiente 2ísico.
/. Personas.
%. 6aracterísticas obEetivamente
discernibles de las ersonas.
&. Acciones y actividades
características de la situación
articular.
;. =bEetos.
<. Asectos temorales.
-. 9e luc8a y con2licto
interersonal.
$. Sue re2leEan el trabaEar
conEunto.
'. #e2erentes a la actividad sexual,
intimidad y relaciones
interersonales
/. Sue imlican actividades
recreativas.
%. Sue se re2ieren a actividades
relacionadas con los viaEes.
&. #ituales religiosos y similares.
;. Actividades deortivas.
<. Sue imlican excesos
conductuales.
5. 9e servicio.
-.. 6omerciales.


Evaluación: Aspectos Conceptuales
85

4) 6ontingencias GPH. +n un sentido oerativo son, analíticamente, las
circunstancias temorales y situacionales Iue median las relaciones entre las
resuestas y sus consecuencias. +n un sentido concetual, constituyen un
sistema de a2ectación recíroca en un contorno de relaciones
multi2uncionales 8istóricamente con2iguradas entre todas las variables Iue
integran un segmento de interacción. *os diversos arreglos de esta relación,
seg(n el nivel de desarrollo del individuo, modi2ican momento a momento el
car1cter del eisodio contingencial. 9e acuerdo con ideas recientes en el
an1lisis de la conducta Gverbigacia: 0lenn, -5<<M #ibes, -55% o tambiBn
Ulman, $..&H, las contingencias, clasi2icadas de modo global, ueden
mani2estarse en marcos: uno macrocontingencial, y otro microcontingencial.
+l rimero GmacrocontingenciaH tendría un car1cter estructural,
Ginterdeendencias entre los sistemas olítico, económico y culturalHM y
contextual Gcaracterísticas del ambiente en Iue act(an los individuos y los
gruos socialesH. +n el sentido ribesiano, enmarca las características de la
interacción a travBs de las mediaciones y r1cticas lingXísticas y sociales Iue
oeran en la sociedad como variables de re2erencia
';
. +l segundo
GmicrocontingenciaH, tiene connotaciones interersonal e individual: las
relaciones Iue tienen Iue ver con el comortamiento valorado or el roio
individuo y or sus ares. !ncluyen las condiciones situacionales y
disosicionales esecí2icas, las ersonas imlicadas en la microcontingencia,
las consecuencias de la conducta y aIuella arte de la 2uncionalidad
socialmente acetada del suEeto.
5) 6onsecuencias G6H. 6onstituyen acontecimientos
microcontingenciales Iue, rovocados or las resuestas, regulan la
robabilidad de ocurrencia 2utura de estas. )i su e2ecto es re2orDante, tiende a
incrementar la 2uerDa o la robabilidad de Iue la resuesta vuelva a
roducirse. )i no lo es, el e2ecto tiende a ser el contrario. *a naturaleDa del
re2uerDo en tBrminos de suscetibilidad a su in2luEo uede atribuirse a la
satis2acción de ciertas necesidades rimarias o secundarias, o al escae de
situaciones incómodas ara el individuo.

37
En el caso de Ribes (1993) se define como “macrocontigencias”, más exactamente, a una
dimensión de las prácticas conductuales ejemplares (o modélicas de la cultura) que regulan
socialmente la transmisión, reproducción y ejercicio de formas particulares de
comportamiento. Glenn (1988) señala, complementariamente, que el concepto de
“metacontingencia” describe relaciones funcionales a nivel cultural y sus variaciones,
entrelazamientos y resultados. Ulman (2006), por su parte, utiliza también el término
“macrocontingencia” para designar la acción conjunta de dos o más personas en control de
contingencias comunes.
William Montgomery
86

#+6U#)=) 6=36+PTUA*+) #+6U#)=) 6=36+PTUA*+) #+6U#)=) 6=36+PTUA*+) #+6U#)=) 6=36+PTUA*+)

UPersectiva molar o molecularW UPersectiva molar o molecularW UPersectiva molar o molecularW UPersectiva molar o molecularW

+n todos los casos resecto de los elementos considerados, la decisión
analítica sobre las características de la unidad Iue se aborda se suedita al
roblema de estudio, ues, en (ltima instancia el observador conductual es
Iuien, sobre la base de su criterio teórico yLo emírico, selecciona el tamaFo
de la unidad Go unidadesH de an1lisis acerca de la segmentación de la
conducta, seg(n la índole de los datos aramBtricos de Iue se disone, y de
los 2ines articulares de la investigación emrendida, estableciendo una 2orma
redominante de evaluación molar, molecular o mixta seg(n las necesidades
GAnguera, $..'H. *a condición de molecularidad, seg(n Anguera, :e8ar,
:lanco, 6arreras, *osada, Suera y #iba G-55'H, est1 dada or la
consideración de unidades eIueFas de conducta Iue, 2recuentemente, se
resentan en 2orma de actos determinados o de movimientos cororales
mor2ológicamente ercibidos Gor eEemlo osturas, gestos, exresiones
2acialesH, y, or lo tanto, temoral y esacialmente delimitados. !gualmente,
8ay gradaciones y relatividades en su conceción: los tBrminos de heEecuciónh
y hdesemeFoh, or eEemlo, no son eIuivalentes como 2actores moleculares.
*a eEecución imlica un tio de actividad consumatoria, aislada y observable
en un segmento muy eIueFo de tiemo y esacio, en cambio, un
desemeFo uede concebirse como un conEunto de eEecuciones dirigidas a
cierto logro. Por otra arte, la molaridad comrende unidades de tamaFo
m1s grande y generalmente de car1cter sintBtico yLo 2uncional. Por eEemlo,
la conducta de Acooeración con otros niFosC imlica m(ltiles acciones
interersonales, como comartir Euguetes, restarlos, ayudar, etcBtera.
+s de notar Iue tanto 7ull como Pavlov, reconocían el alto valor de la
continuidad molecular,molar en sus resectivos en2oIues. Así, 7ull G-5/'H
seFaló Iue:

*a resente aroximación no retende negar la realidad molar de los actos
intencionales Gcomo ouestos a los movimientosH, de la inteligencia, de la
intuición, de la reresentación de 2ines o de obEetivos, o de intentos, o de
evaluacionesM or el contrario, se insiste aIuí en lo genuino de estas 2ormas de
conducta. +sero demostrar, sin embargo, en (ltimo tBrmino, la valideD lógica de
tales concetos deduciBndolos como rinciios secundarios de rinciios obEetivos
m1s elementales y rimarios. Una veD 8ec8a la derivación, no sólo los
comrenderemos meEor, sino Iue seremos caaces de usarlos con una obEetividad
recisa G. $%,$&H.

Evaluación: Aspectos Conceptuales
87

Pavlov G-5$;L-5<$H, or su arte, en sus Acon2erencias de los
miBrcolesC, ridiculiDaba como algo trivial la oosición de las categorías de
an1lisis molar,molecular, como se uede areciar en la cita siguiente:

9icen_ Iue el 8ombre y el organismo animal son una AgestaltC. 3adie duda de la
integridad, y no obstante, no 8ay nada Iue nos imida descomoner este conEunto
en diversos sistemas. +s como descubrir AmBrica. 9icen adem1s Iue nuestra
conducta es algo m1s Iue una suma de re2leEos iTaya descubrimientoj A8ora bien,
8an sugerido Iue cualIuier sistema es como un saco en el cual se amontonan las
atatas, las manDanas, los einos, etc. +sto no se le 8abía ocurrido nunca a nadie.
9esde el momento en Iue tenemos Iue tratar con un organismo no 8ay duda de
Iue todos los elementos act(an unos sobre otros, de la misma manera Iue en un
cuero Iuímico, el 8idrógeno y el carbono act(an seg(n el lugar Iue ocuen_ G.
/-&H

*as ventaEas Iue o2rece esta consideración molar,molecular son, en
rimer lugar, Iue las osibilidades exlicativas de un evento comortamental
se er2ilan a escala multinivel, sin restringirse a las organiDaciones
relativamente estables Iue uede resentar un segmento de conducta. +n
segundo lugar, aunIue derivada de lo anterior, la atención a las transiciones
Iue 2luct(an a artir del desenvolvimiento de los rocesos de interrelación
2uncional entre las variables del eisodio analiDado.
Así, en el continuo molar,molecular, el dimensionamiento de una
conducta roblema uede concebirse de tres maneras generales Iue :arrios
G-55.L-55'H denomina resectivamente lineal, Eer1rIuica y sistBmica, en una
relación de menor a mayor comleEidad:
-H *a conducta roblem1tica se concibe como un trastorno aislado. Por
eEemlo, una 8ieractividad uede considerarse como una resuesta de
b(sIueda de atención, o una agora2obia uede ser roducto de un
acontecimiento traum1tico.
$H *a conducta roblema es vista como una construcción Iue
comrende varias resuestas covariantes entre las cuales est1 la ersonal. Por
eEemlo, si se sigue la línea de +ysencR, el trastorno uede estar mediado or
un 2actor temeramental.
'H )e da or sentado Iue la conducta roblema es el comonente de
una integración mayor Gcognitiva, a2ectiva, motora, biológicaH, or lo Iue su
trastorno roduce cambios en la totalidad. AIuí las di2icultades de la
evaluación ex8austiva son mayores, orIue reIuiere aglutinar muc8os datos
y variables rocedentes de todos los sistemas de desemeFo, y elegir los
instrumentos adecuados ara obtenerlos.
William Montgomery
88

7abiendo una corresondencia entre los niveles de evaluación citados
con las características de la eEecución del individuo y los elementos del
entorno Iue la rovocan, se uede acotar Iue las estrategias de intervención
tendr1n Iue estar en consonancia con cada nivel molar o molecular,
udiendo otarse or rocedimientos de incremento o reducción de la
conducta, entrenamiento suervisado Gcoac8ingH, o la educación en
cometencias auto,regulativas.

U6ómo revenir sesgos evaluativosW U6ómo revenir sesgos evaluativosW U6ómo revenir sesgos evaluativosW U6ómo revenir sesgos evaluativosW

+n el Iue8acer cientí2ico y evaluativo, como en cualIuier Iue8acer
8umano, 8ay sesgos, es decir, Atendencias de resuesta mantenidas
sistem1ticamente en r1cticamente cualIuier situaciónC GT1sIueD, -55%, .
-<<H, Iue inducen a interretarla de cierta manera. Por lo tanto, no son
simles eIuivocaciones ni distorsiones moment1neas. Tienen Iue ver con la
2orma en Iue se recaba in2ormación y cómo Bsta se utiliDa ara tomar
decisiones. Por eEemlo, un estereotio social arraigado en el evaluador de
conducta uede llevarlo a sobrestimar ciertos datos or encima de otros, o
bien a ignorar asectos imortantes Iue odrían ser la clave del roblema de
un individuo.
9esgraciadamente, el uso de AataEosC concetuales ara asociar
2enómenos o 8acer in2erencias r1idas acerca de diversos acontecimientos y
ersonas, es normal y 8asta adatativo en un mundo con muc8as situaciones
ambíguas. 6on 2recuencia, eso se 8ace sin la in2ormación su2iciente ara
asegurar el contacto con la realidad en la medida adecuada, or lo Iue las
exectativas y atribuciones del ro2esional Iue emite el Euicio Euegan un ael
determinante Ga esto se re2ieren algunos modelos cognitivo conductuales
como AesIuemasCH
'<
, a manera de disosición, llevando a sesgos actitudinales.
*os sesgos ueden in2luenciar evaluaciones ositivas o negativas,
errores de asociación causal de acontecimientos Gantecedentes y
consecuencias de la conducta del clienteH, de Euicios ersonales, de
areciación cualitativa o cuantitativa_ en 2in. +l roblema es cómo evitarlos,
o or lo menos, minimiDarlos en el trabaEo ro2esional. +sto lleva, en rimer

38
Desde luego que la explicación de estos fenómenos puede ser más parsimoniosa,
basándose en los principios conocidos del análisis experimental del comportamiento. Un
“esquema” es, en sí mismo, otro “atajo conceptual”, que, especificado en sus mecanismos,
no resulta más que un repertorio conductual aprendido en la interacción contingencial del
individuo con situaciones previamente vividas.
Evaluación: Aspectos Conceptuales
89

lugar, a las características Iue debe reunir un buen evaluador de conductaM y,
en segundo lugar, a las 8erramientas de an1lisis obEetivo de Iue Bste disone.
+l evaluador de la conducta es un ingeniero de la conducta, y, en tal
sentido, se suEeta a lo dic8o en el caítulo anterior. +sto signi2ica Iue el
evaluador es un tBcnico Iue no sólo debe estar bien entrenado en las labores
Iue realiDa, sino Iue tambiBn debe estar medianamente in2ormado de la
investigación b1sica Iue sustenta su trabaEo r1ctico. !gualmente, debe
comenDar or alicarse Bl mismo las tBcnicas de meEoramiento ersonal ara
cambiar sus Aensamientos, sentimientos y emocionesC en relación tanto
consigo mismo, como con el cliente. Asimismo, debe 8acer uso de una
metodología cientí2ica ara: aH utiliDar adecuadamente las estrategias e
instrumentos de evaluaciónM bH 8acer an1lisis 2uncionales y toogr12icosM cH
2ormular 8iótesis exlicativasM dH seleccionar y alicar diseFos Iue cuenten
con m1s 2ortaleDas y menos debilidadesM y eH mantener una 2ormación
continua G=livares et al. $.-$M . %-,%/H. 6on esas estrategias es de eserar
Iue se reduDcan las osibilidades de sesgo al mínimo. *o cierto es Iue 8oy en
día 8ay, dentro de la ingeniería conductual, una reocuación constante or
dotar al ro2esional de las 8abilidades y destreDas A2ormalesC e Ain2ormalesC
necesarias ara cumlir con sus labores de la manera m1s esecialiDada
osible G@rox1n, MontaFo, y 6alero, $..&M 0avino, $.-.M :ados y 0arcía,
$.--M *abrador, $.--H.

6riterios de determinación de un roblema 6riterios de determinación de un roblema 6riterios de determinación de un roblema 6riterios de determinación de un roblema

*a (nica 2orma de ercatarse de Iue existe un roblema de conducta y
cu1les son su naturaleDa y su gravedad, es una escruulosa investigación de los
reertorios del individuo. +n la exerta visión de Pan2er y 0oldstein
G-5<;L-55-H, se mani2iesta un roblema sicológico en la ersona si ella: -H
siente oco bienestar subEetivo sin oder elevarlo or sí mismaM $H muestra
dB2icits o excesos de conducta inter2erentes con su actuar considerado or Bl
mismo, o or su entorno social, como adecuadoM 'H articia en actividades
cuestionables or dic8o entorno, roduciendo consecuencias negativas Iue
revierten sobre sí mismo y sobre los dem1sM /H mani2iesta desviaciones de
conducta Iue rovocan sanciones sociales graves ara Iuienes est1n cerca.
+l rocedimiento comleto de determinación de un roblema
sicológico, considerando todos los gruos de variables imlicadas, es
resumido or =livares, MBndeD y Maci1 G-55;, . -%$H y adatado aIuí en el
esIuema de la tabla %.', de acuerdo a criterios de contrastación normativa y
de contrastación 2uncional.
William Montgomery
90


Tabla %.'. 6riterios de determinación de un roblema.

C O N T R A S
T A C I Ó N
F U N C I O N A L
C o n t e x t o
i n m e d i a t o
C o n d u c t a
m a n i f i e s t a
C o n d u c t a
m o la r
A c t iv i d a d
e n c u r s o
D é f i c i t s A u t o c o n t r o l
E s c e n a r io E x c e s o s
D i s p o s ic io
n e s
I n a d e c u a -
c i o n e s
A p t i t u d e s
G e o r a f !a
D e m o r a f ! a
E c o lo ! a
C O N T R A S
T A C I Ó N
F U N C I O N A L
C o n t e x t o
i n m e d i a t o
C o n d u c t a
m a n i f i e s t a
C o n d u c t a
m o la r
A c t iv i d a d
e n c u r s o
D é f i c i t s A u t o c o n t r o l
E s c e n a r io E x c e s o s
D i s p o s ic io
n e s
I n a d e c u a -
c i o n e s
A p t i t u d e s
G e o r a f !a
D e m o r a f ! a
E c o lo ! a
C O N " # A $
" A C I % N
N O # & A " I' A
E ( e c u c i ) n
p r e v i a
D e s a r r o l l o
e s p e r a d o
* e d a d +
, r o m e d i o
c u l t u r a l
C O N " # A $
" A C I % N
N O # & A " I' A
E ( e c u c i ) n
p r e v i a
D e s a r r o l l o
e s p e r a d o
* e d a d +
, r o m e d i o
c u l t u r a l



*a 2orma de contrastación llamada AnormativaC se re2iere, or un lado,
a la comaración del desemeFo de la ersona evaluada con su eEecución o
rendimiento revio a la mani2estación del roblemaM or otro lado, con el
desarrollo eserado del individuo de acuerdo a su edadM y, 2inalmente, con el
comortamiento tíico de la colectividad a la Iue ertenece en su cultura de
re2erencia.
*a contrastación llamada A2uncionalC, a su veD, tiene Iue ver con tres
asectos. Primeramente, el contexto inmediato en Iue ocurre la conducta al
resentarse el roblema, lo Iue constituye la actividad en curso y el escenario
geogr12ico Gmomento y lugarH, demogr12ico Gersonas Iue rodean o
artician en la interacciónH, y ecológico Gesacio 2ísico relevante al casoH.
*uego, en segundo lugar, el asecto de los dB2icits, excesos o inadecuaciones
de la conducta mani2iesta Gsea en base a su 2uerDa o su toogra2íaHM y, de otro
lado, los reertorios de conducta encubierta ertinentes, revelados a artir de
autoin2ormes o de romedios de resuestas durante un eríodo de
observación, tales como la caacidad de autocontrol del individuo, sus
roensiones o disosiciones Gactitudes, creencias, intereses, atribuciones,
exectativas, valoresH, y sus atitudes Ginteligencia, raDonamiento, memoria,
concentración, 2luideD verbalH.
A artir de estos criterios es osible llevar a cabo la evaluación en
tBrminos cognitivos, a2ectivos y motores sin recurrir necesariamente a
etiIuetas Iue, a veces, enmascaran la verdadera índole conductual de los
roblemas re2eridos.
Evaluación: Aspectos Conceptuales
91

6omo se 8a dic8o en anteriores ar1gra2os, la evaluación conductual
retende obtener datos e in2ormación relevante de cada caso ara diseFar el
lan de tratamiento sicológico individual, y, adem1s, calibrar los resultados
de la intervención tanto en su roceso como en su 2inaliDación. +n general, la
evaluación constituye un canon adatable a escenarios y circunstancias muy
disímiles, y a suEetos de toda edad. Por eso, algunos de sus asos ueden
amliarse o restringirse de acuerdo con las características del roblema y el
usuario del servicio sicológico.
+l roceso de evaluación conductual est1ndar en consulta, 2ormulado
genBricamente ara cualIuier 1rea de la sicología, ser1 materia de desarrollo
en el róximo caítulo. +n la siguiente sección sólo se untualiDan algunos
asectos.


+* P#=6+)= +)TJ39A# 9+ +TA*UA6!>3 +* P#=6+)= +)TJ39A# 9+ +TA*UA6!>3 +* P#=6+)= +)TJ39A# 9+ +TA*UA6!>3 +* P#=6+)= +)TJ39A# 9+ +TA*UA6!>3

*as oeraciones de recogida de in2ormación, seg(n Pan2er y )asloQ
Gcit. or Pan2er y P8illis, -5;.L-5<.H reIuieren tener en cuenta una lista de
asectos esenciales a artir del an1lisis inicial, donde son eseci2icadas las
conductas de Iuien va a ser el usuario del servicio sicológico y obEeto de la
intervención. A travBs de aIuel examen, se clari2ican las variables ambientales
antecedentes del comortamiento así como las osibles consecuencias
Gcausas y motivacionesH. !gualmente, se considera el desarrollo del roblema
en tBrminos de los cambios biológicos, sociológicos y conductuales
roducidos durante la 8istoria del individuo. Adicionalmente, se realiDa una
indagación sobre sus reertorios de autocontrol, sus relaciones socialesM y
2inalmente, los criterios normativos de conducta del cliente y las osibles
situaciones en relación con ello, Iue le 2acilitarían o di2icultarían su
adatación y control. Todos estos untos se indagan a travBs de las 2ases del
roceso de evaluación, cuyo roceso se resume en la tabla %./.
Al decir de @ern1ndeD,:allesteros G$.-.bH 8ay dos grandes obEetivos de
una evaluación, deendiendo de las 2ases en las cuales se eEerDan las
oeraciones del ro2esional en consulta: -H descritiva,redictiva, dedicada al
diagnóstico, la orientación y la selección, utiliDando mBtodos observacionales
y correlacionalesM y $H interventiva,valorativa, dedicada a la lani2icación,
administración y valoración de las intervenciones, utiliDando mBtodos
exerimentales y cuasi,exerimentales.


William Montgomery
92



Tabla %./. Proceso de evaluación conductual est1ndar


#ubro

6ontenido

-. +ntrevista 9escrición del roblema y variables de su mantenimiento,
in2ormación 8istórica ersonal y sobre reertorios ositivos Iue
uedan ayudar al tratamiento.

$. =eraciones de
registro directo
#egistros autom1ticos, de roductos ermanentes y
observacionales.

'. =eraciones de
registro indirecto.
Autoin2ormes a travBs de escalas, listas de c8eIueo e inventarios.

/. Autorregistro

Autoobservación sistem1tica mediante 2ormatos administrados or
el mismo cliente.

%. 9iagnóstico
2uncional
An1lisis secuencial y ordenamiento de la in2ormación recoilada.


9entro de los rocesos descritivo,redictivo e interventivo,valorativo
8ay algunos asos esenciales: aH se 8ace la rimera recogida de in2ormación
eseci2icando la demanda y el roblema a evaluarM bH se 2ormula una
8iótesis sobre las variables imlicadas y se decide IuB instrumental se
utiliDar1 ara oeracionaliDarlasM cH se contrastan inicialmente las 8iótesis
administrando tests u otras medidasM y dH se comunican los resultados. )ólo al
roceso interventivo,valorativo le toca llevar a cabo tres asos m1s: eH se
2ormula un lan de tratamiento y su 2orma de valoraciónM 2H se diseFa y alica
el diseFo de tratamientoM y gH se valora la modi2icación.
6on resecto al unto GcH, debe auntarse Iue la contrastación de las
8iótesis se uede 8acer or medio de una evaluación o registro: -H directo, si
transcurre un eríodo muy corto de tiemo entre la ocurrencia de la
conducta y su registro Gor eEemlo, en la conducta libre o el ensayo
conductualH, o $H indirecto, si se aleEa del tiemo y lugar en Iue la conducta
ocurre naturalmente Gor eEemlo, a travBs de la entrevista, auto,in2ormes o
declaraciones retrosectivas 8ec8as or ersonas aEenasH. +n la evaluación
comortamental se re2ieren los mBtodos directos, m1s (tiles ara dar cuenta
de las interacciones situacionales, sin deEar de reconocer Iue aIuellos ueden
ser tambiBn obEeto de sesgo, eIuivocación o distorsión, siendo, en todo caso,
comlementarios de los indirectos G@oster, :ell,9olan y :urge, -55.L-55'M
ParRs y 7ollon, -55.L-55'H.


Evaluación: Aspectos Conceptuales
93

6=36*U) 6=36*U) 6=36*U) 6=36*U)!=3+) !=3+) !=3+) !=3+)

+l camo de la evaluación sicológica viene convirtiBndose en uno de
los m1s imortantes de la discilina. 9entro de ella, la evaluación conductual
concibe el comortamiento como 2unción de variables situacionales o de su
interacción con variables ersonales, rocurando, de manera rimordial,
identi2icar las conductas roblem1ticas y las condiciones Iue las mantienen,
ara luego seleccionar un tratamiento aroiado y evaluar la e2icacia del
tratamiento.
+l an1lisis de las relaciones continuas en el tiemo a Iue obedece la
conducta es multicausal entre sus variables, ero, en un roceso de
modi2icación de conducta, se reIuiere seleccionar una secuencia sobre la cual
actuar, 8aciendo un corte en el transcurrir secuencial del comortamiento,
considerando ciertas variables como deendientes Gel osible roblema
conductualH y otras como indeendientes y exlicativas del acontecimiento
Gosibles causas del roblemaH. Para eso sirven las unidades de an1lisis
2uncional, Iue, en una ecuación comrensiva, se ueden clasi2icar en cinco
grandes clases genBricas: estímulo, organismo, resuesta, contingencia y
consecuencia. Tales unidades son suscetibles de considerarse en 2orma
molar o molecular, seg(n las necesidades del an1lisis, con2igurando
segmentos de menor o mayor alcance Iue van a guiar la intervención.
6omlementando esto, el adecuado uso de las estrategias e instrumentos
evaluativos, evitando sesgosM e igualmente la adecuada selección de criterios
de determinación de un roblema deben otenciar la e2iciencia del Iue8acer
y de los rocesos descritivo,redictivo e interventivo,valorativo de la
evaluación conductual.


P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-. U6u1les son las di2erencias entre la evaluación tradicional y la evaluación
conductualW
$. U6ómo se de2ine la evaluación conductualW
'. U6u1les son las unidades de an1lisis a evaluarW
/. U+n IuB consisten las ersectivas molar y molecular de la evaluaciónW
%. SuB estrategias es recomendable emlear ara revenir sesgos
evaluativosW
&. USuB criterios se utiliDan ara la determinación de un roblemaW
;. U6u1les son los dos grandes obEetivos de la evaluaciónW
94


,! El #roceso de evaluación
conductual





omo se 8a dic8o anteriormente, el roceso de evaluación
conductual tiene 2ases esecí2icas de desarrollo, cada una con
sus roias características y con la misión de comlementarse
con las otras de manera co8erente. +n este caítulo se ver1n
cada una de ellas, constituyendo el contenido un canon adatable a
situaciones muy disímiles Gen cualIuier 1mbito de alicaciónH y a suEetos de
toda edad.


*A +3T#+T!)TA 6=39U6TUA* *A +3T#+T!)TA 6=39U6TUA* *A +3T#+T!)TA 6=39U6TUA* *A +3T#+T!)TA 6=39U6TUA*

*a entrevista resulta ser el recurso de m1s amlio uso y ermanencia
durante el roceso evaluativo. A travBs de ella se ueden cumlir m(ltiles
obEetivos, tanto en lo Iue resecta a la indagación como a la ro2undiDación
de los datos obtenidos dentro de la consulta, y, así mismo, uede ser ve8ículo
del Iue8acer tecnológico cuando se utiliDa ara evocar, discriminar o re2orDar
meEoras de conducta dentro del marco de alguna 2orma de sicoteraia
'5
.
AIuí se describir1 sólo en cuanto al rimer asecto. +s decir, el ael de
medio inicial or el cual se entra en contacto con el usuario del servicio
sicológico.
)i bien en ese contacto es indisensable un alto grado de calideD,
ematía y comrensión, debe guardarse un eIuilibrio `como seFala *lavona
G$..<H` entre la cordialidad y la seriedad Iue se reIuiere ara recisar las
variables conductuales ertinentes al asunto Iue trae al cliente. *a
sensibilidad a los indicios Iue roorciona el asistido yLo sus acomaFantes

39
Las entrevistas periódicas permiten llevar un control aproximado del programa o
secuencia de intervención, retroalimentándose con las percepciones o expectativas del(os)
sujeto(s) tratado(s), tanto en el transcurso como al término del proceso.
6
El Proceso de Evaluación Conductual
95

incluye necesariamente recisión en los in2ormes
/.
, estructurando la situación
de tal modo Iue Iuede claro su 2in rincial.
*a estructura y la tem1tica de la entrevista conductual es diversa.
Algunos en2atiDan m1s la in2ormación evolutiva y otros se resisten a recoilar
in2ormación etiológica
/-
, ero se ueden encontrar recomendaciones
comunes entre los tratadistas. +st1n las de Tillareal,6oindreau G-5<-H, y
Pan2er y P8illis G-5;.L-5<.H en asectos generales. 7olland G-5<.H o 0ross
y Wixted G-55.L-55'H en cuestiones esecí2icas de nivel in2antil. +l manual de
0old2ried y 9avison G-5;&L-5<-H est1 en una categoría suerior y es de
obligada consulta. 0old2ried G-55$H, en articular, resenta unas guías de
reguntas bastante oerativas, corrientemente utiliDadas con adultos y con
menores de edad Gver aBndice del resente libroH. +l citado *lavona G$..<H,
=liva G$../H y :ruc8 y Meyer G-55&H tienen tambiBn bastante in2ormación
re2erente al tema. 3o se deben excetuar las re2lexiones de =livares, Maci1,
=livares y #osa G$.-$H, y tambiBn merece mencionarse la guía de an1lisis
contingencial de #ibes, 9íaD,0onD1leD, #odrígueD y *anda G-5<&H, Iue aorta
una eseci2icación de muc8os roles situacionales y ersonales a esclarecer
dentro de la entrevista. Por (ltimo, ara los interesados en la entrevista
conductual laboral, est1 la ublicación de )algado y Moscoso G$..%H.
+n base a varias de las directrices mencionadas, se articulan tres
utilidades de la entrevista conductual, Iue en arte ya 8an sido exuestas tal
cual en otro lugar GMontgomery, $..$, . -$;,-'.H, con aFadidos actuales y
modi2icaciones: *a descrición del roblema y de las variables de su
mantenimiento, la in2ormación 8istórica y los reertorios ositivos del cliente.

9escrición del roblema y de las 9escrición del roblema y de las 9escrición del roblema y de las 9escrición del roblema y de las variables variables variables variables
de su mantenimiento de su mantenimiento de su mantenimiento de su mantenimiento

AIuí la indagación se dirige a detalles concretos y actuales, a artir de la
oortunidad dada al cliente o a Iuien lo trae ara Iue exliIue la naturaleDa
general de su roblema. )e inicia, or eEemlo, con solicitudes como:
A9escriba Iue cosas de... le reocuanC o AUSuB roblemas 8a tenido
con...WC
6om(nmente las IueEas son imrecisas. +l obEetivo rincial, entonces,
asa or reducirlas a una lista de comortamientos discretos con mayor o

40
Algo (til ara el e2ecto es edir eEemlos concretos de las interacciones de2icientes o
inadecuadas Iue se re2ieren en la consulta.
41
Respecto a las diferencias entre las distintas variantes conductuales en este punto, se
puede consultar la revisión de Bruch y Meyer (1996).
William Montgomery
96

menor índice de 2recuencia, duración o latencia Gaarte de la descrición
mor2ológica o comortamiento mani2iestoH, seg(n las cuales se ver1 si la
conducta: aH es erEudicial ara el cliente o ara los dem1sM bH se desvía
signi2icativamente de un nivel ótimo de eEecución, cH se desvía
signi2icativamente de la norma culturalM dH se desvía signi2icativamente del
est1ndar 2iEado ara su edadM eH trastorna a ersonas signi2icativas del entorno,
y 2H si di2iere, y en IuB medida, de la conducta de otros a los Iue se les cali2ica
como cometentes G:arrios, -55.L-55'M =livares, MBndeD y Maci1, -55;H.
Algo esecialmente relevante es identi2icar las condiciones situacionales
y contingenciales del contexto inmediato en las Iue es m1s robable Iue
ocurran las conductas blanco de la indagación: A9ónde, cu1ndo y ante
IuiBnGesH suele comortarse asíWC, AUSuB es lo m1s robable Iue suceda
antes de Iue se comorte de esa maneraWC, AU6ómo resondeGnH IuienGesH
est1GnH resenteGsH en ese momentoWC, AUSuB asa con la actividad en
cursoWC.
9e la misma 2orma se veri2ican las autas de comortamiento
encubierto Iue ueden acomaFar, causar o seguir a los eisodios
roblem1ticos: Ael di1logo internoC, las Aerceciones incorrectasC de la
situación o las Acreencias irracionalesC. )e sugiere inIuirir: AUSuB crees Go
eseras, o Iuieres, o sientesH de...WC o AUPor IuB crees Iue...WC, dado Iue
Bstas disosiciones verbales suelen oerar a nivel de 2ormulación de
exectativas Gensamientos acerca de lo Iue vendr1H o atribuciones
GresonsabiliDar a alguien o a algo de lo Iue sucede o sucedióH,
condicionando las resuestas, desemeFos o actividades resentes y 2uturas
del individuo 2rente a los acontecimientos y ersonas EuDgados negativos.
#ibes G-55.H centra la atención en las dimensiones sociales eisódicas
Iue context(an la conducta roblem1tica del suEeto en relación a: -H cómo
a2ecta a otros individuos signi2icativos en lo individual e indirectamente a
Iuienes no lo a2ectanM $H cómo es a2ectada or la de otros suEetos
signi2icativos en lo individual, y or las interacciones de ellos entre sí, y 'H
cómo se a2ectaGr1H a sí mismo en el resente y en el 2uturo. *as 2unciones de
aIuellas ersonas Iue ueden articiar en el eisodio contingencial son,
seg(n #ibes y cols. G-5<&, . -$5H, las de suEeto ausiciador G2acilita las
condiciones ara Iue algo sucedaH, de suEeto disosicional GIue genera
estados de 1nimo o regula inclinacionesH, de suEeto mediador GIue determina
el tio de interacciónH, de suEeto mediado Gregulado or el mediadorH y de
suEeto regulador de la tendencia Gor caacidad o 2unción 8istóricaH.
#e2erente a la relación interersonal Iue debe establecerse, *lavona
G$..<H recomienda adecuar al rinciio el lenguaEe al interlocutor, ero
El Proceso de Evaluación Conductual
97

rogresivamente ir moldeando un lenguaEe cada veD m1s conductual,
describiendo comortamientos y situaciones, a la veD Iue evitando las
interretaciones e in2erencias y uso de constructos mentalistas comunes en
nuestra cultura. Adem1s de disensar re2orDamientos ositivos a los avances,
tambiBn se deber1n extinguir las conductas del entrevistado Iue entoreDcan
la comunicación relevante a los roósitos de la consulta, como llorar o
IueEarse continuamente, cambiar de tema, ser esimista, etcBtera.
*a mayor o menor elaboración de la entrevista conductual varía seg(n
las características del obEeto Iue investigue. Así, en articular ara el camo
organiDacional, )algado y Moscoso G$..%H distinguen la entrevista
AconvencionalC centrada en la b(sIueda de datos amlios, tales como
oiniones, a2iciones o intereses, de la AestructuradaC, cuyo 2oco de atención
es el comortamiento esecí2icamente asociado a dimensiones Iue
identi2ican determinada interacción. +n este (ltimo caso, el entrevistador
entrenado ara su administración con2ecciona un cuestionario ad 8oc
uni2orme ara todos los entrevistados, ya Iue se con2ecciona sobre la base de
un er2il reviamente 2iEado.


!n2ormación 8istórica !n2ormación 8istórica !n2ormación 8istórica !n2ormación 8istórica

6onlleva la exloración de aIuellos asectos re2erentes a la vida asada
del individuo baEo consulta, buscando saber IuB eventos in2luyeron ara
constituir en Bl ciertas disosiciones emotivas, motoras, verbales yLo
2isiológicas Iue se muestran roblem1ticas al resente GPan2er y P8illis,
-5;.L-5<.H. Así, es una labor netamente genBtica en la cual se debe restar
atención esecial a sus interacciones 2amiliares y sociales. *a cl1sica
anamnesis clínica tiene aIuí un ael relevante, or lo Iue esta etaa uede
reIuerir la administración de un cuestionario reviamente rearado ara ser
llenado or la ersona interesada, en comaFía o no del teraeuta, mediador
o tutor. Asimismo, tanto en el lano educativo como clínico, uede
acomaFarse del an1lisis de alg(n record adEunto Iue, roorcionado or
in2ormantes cercanos al suEeto, muestre su desemeFo yLo rendimiento
Glectivo, laboral, ersonal, marital, deortivo, etc.M seg(n sea el casoH en
Bocas asadas. Un eEemlo de exloración estructurada es el 6uestionario
Multimodal de 7istoria de Tida, de Arnold *aDarus G-5<'L-55/H
/$
, donde se
regunta sobre datos de in2ormación general, descrición de roblemas

42
Insertado en el ápendice del presente libro.
William Montgomery
98

actuales, 8istoria ersonal y social, autoan1lisis biológico, a2ectivo, cognitivo,
social, de sensaciones 2ísicas, de imaginación, desarrollo secuencial y
exectativas en cuanto al tratamiento.
#ecientemente se 8a rouesto tambiBn una 0uía de An1lisis
@uncional ara el +ntrevistador, como arte de un es2uerDo or evaluar
e2icientemente trastornos en la in2ancia y la adolescencia GMolina, 0ómeD y
caldívar, $..;H, mediante un cuestionario dirigido tanto a los adres como a
los 8iEos. +sto es, una integración de datos actuales con los 8istóricos.


#eertorios ositivos del cliente #eertorios ositivos del cliente #eertorios ositivos del cliente #eertorios ositivos del cliente

+n cierto unto de la entrevista 8ay Iue redondear una idea recisa de
las ventaEas conductuales del usuario del servicio. Por eEemlo, cómo est1
eIuiado ara en2rentarse Gcon la asesoría resectivaH a la situación de2icitaria
o molesta. 0eneralmente, salvo en los casos inmediatamente veri2icables
Gretardo, carencia mani2iesta de autocontrol o de reertorios recurrentes
esecí2icosH, se tiene Iue recurrir a instrumentos evaluativos auxiliares ara
obtener medidas claras de su rendimiento o su otencial. Adem1s, debe
averigXarse la in2ormación relativa a Bxitos o 2racasos recedentes de la
ersona en sus intentos or suerar sus roblemas Gincluyendo exeriencias
teraButicas o de entrenamientoH, Iue ueden a2ectar la estrategia de
intervención a royectar.
6omo seFalan 0old2ried y 9avison G-5;&L-5<-H, esas eventualidades se
relacionan directamente con la osible e2ectividad de las tBcnicas a utiliDar y
la manera de resentarlas al cliente. Una tBcnica determinada u otra arecida,
o simlemente una vivencia esont1neamente exerimentada or Bl y
anteriormente in2ructuosa, odría erEudicar la tarea resente.
Antes de 2inaliDar la rimera entrevista se ide al cliente o a sus
rotectores Iue sugieran comortamientos alternativos a los roblem1ticos,
ues esto ayudar1 luego al establecimiento de metas ara el tratamiento. )e
regunta. AUSuB creeGnH Iue se uede 8acer al resectoWC, o AU6u1l es el
obEetivo Iue leGsH gustaría lograrWC, así como los osibles asos ara ello
/'
, y
Iue, de ser osible, se llene una lista de re2orDadores atos ara aoyar la

43
Es importante hacer participar al sujeto en la planificación de su tratamiento por varias
razones. Con ello se obtiene mayor colaboración y se previenen posibles resistencias a
transmitir información relevante, así como al cambio de conducta. Otra ventaja es el control
de calidad que el usuario ejerce sobre la intervención de que es objeto.
El Proceso de Evaluación Conductual
99

intervención, o en todo caso, obtener indicios de tales re2orDadores: AUSuB le
gusta 8acer Go consumirHWC, AU6on IuiBnGesH se lleva bienWCM etc.
*o antes osible se debe determinar tambiBn si el cliente: aH reIuiere
una ayuda interdiscilinaria y de IuB tio, y bH si se adata o no al servicio
Gosibilidades económicas, libertad de acción, condiciones 2amiliares e
institucionales 2acilitadoras, etc.H, y, en la segunda eventualidad, a IuiBn se le
uede remitir.
9ebe subrayarse Iue `como lo seFalan los m1s connotados tratadistas
sobre el unto`, si bien la in2ormación obtenida en los rimeros momentos
or medio de la entrevista es la entrada al laberintoM las siguientes 2ases de
recogida de in2ormación se convierten en un roceso emíricamente clave
ara comrobar y veri2icar la dimensión del roblema sicológico, esto es,
guiar al ro2esional dentro del laberinto, de modo Iue 8ay Iue ser muy
cuidadoso resecto a la selección y diseFo de los siguientes rocedimientos
evaluativos. TambiBn aIuí se seguir1 el tronco b1sico de un material ya
desarrollado, ero con modi2icaciones y adiciones actuales GMontgomery,
$..$, 6a. ;H.


+* #+0!)T#= 9!#+6T= +* #+0!)T#= 9!#+6T= +* #+0!)T#= 9!#+6T= +* #+0!)T#= 9!#+6T=

Pa Pa Pa Par1metros de medición r1metros de medición r1metros de medición r1metros de medición

)eg(n se 8a visto 8asta a8ora, la conducta como interacción asume en
su ocurrir diversas modalidades o arreglos contingenciales, en 2unción al
interEuego de relaciones entre variables Iue varían de momento a momento.
6on el 2in de describir los cambios de esas relaciones en tBrminos emíricos
se utiliDan medidas moleculares Iue simli2ican las interacciones, 8aciBndolas
maneEables ara el Iue8acer evaluativo.
6onocer las interacciones actuales va a dar la clave del ronóstico de
comortamientos 2uturos Iue est1n mantenidos or tales relaciones. *a
gBnesis del roblema y el estudio de los elementos Iue contribuyen a Iue
actualmente se mantenga son los dos elementos Iue ermiten diseFar el
rograma de intervención G0avino, -55;M Maci1 y MBndeD, -5<<M Martin y
Pear, -55&L-555H. )in embargo como ya se 8a comentado, el estudio de las
interacciones actuales es lo Iue nos guía en el tratamiento, mientras Iue el
estudio del origen del roblema, nos uede ayudar, indirectamente, a evitar
las recaídas, en cuanto Iue 2acilita el estudio de los 2actores disosicionales
relacionados con el roblema.
William Montgomery
100

9e esta manera, en rimer lugar se entiende Iue la conducta ocurre en
un 2luEo de tiemo y esacio, orIue siemre se emite en un determinado
momento y lugar. A este ar1metro se le uede llamar Ageogra2ía del
comortamientoC. Por otro lado, se entiende tambiBn Iue la conducta se
relaciona con di2erentes obEetos 2ísicos Glo Iue odría denominarse Aecología
del comortamientoCH, y con otros individuos Iue context(an las
interacciones conductuales de una manera signi2icativa o no signi2icativa Gen
lo Iue odría ser la Ademogra2ía del comortamientoCH. !gualmente, la
conducta es suscetible de una descrición mor2ológica de su ocurrencia
GAtoogra2ía de la conductaCH, en tBrminos de movimientos, deslaDamientos
o sonidos emitidos en 2orma directamente observable. 9e este desemeFo es
osible extraer comonentes discretos como las resuestas, ara eseci2icar
cambios cuantitativos o cualitativos en su discurrir. +sto es, su ocurrencia, su
2recuencia, su duración, su latencia, su magnitud G2iEada en relación al e2ecto
Iue se EuDga roducenH, su EerarIuía, su grado de es2uerDo, su adecuación
G2iEada como un unto entre exceso y de2ecto, de acuerdo con disIuisiciones
cualitativas socialmente ertinentesH y su intensidad Gmedida escalarmente
mediante categorías ordinalesH.


Pautas y mBtodos de registro directo Pautas y mBtodos de registro directo Pautas y mBtodos de registro directo Pautas y mBtodos de registro directo

+n este contexto, el registro directo de la conducta constituye la
anotación de los eventos ertinentes al roblema inmediatamente de
ocurrido, o en el momento Eusto en Iue sucede. Puede ser 8ec8o or el
analista conductual, or sus ayudantes, or el mismo usuario del servicio o
or alguna de las ersonas de su entorno cotidiano Garientes, maestros,
comaFeros, encargadosH. *os escenarios de registro ueden ser ambientes
estructurados Gel gabinete, el consultorio, el laboratorio, alg(n lugar esecialH
o inestructurados Gla escuela, el 8ogar u otrosH. Antes de registrar se deben
tomar decisiones resecto a IuB se va a medir, a IuiBnes se va a observar y en
IuB situaciones: Uresuestas simles o clases de resuestasW Uindividuos o
gruosW Uen IuB lugaresW +n este sentido la observación uede ser
articiante Gobservador y observado interact(an en un di1logo o entrevistaH,
no articiante Gel suEeto no se da cuenta de Iue es observadoH, y de auto,
observación Gtareas asignadas al cliente ara Iue realice un registro ersonalH.
*a correcta oeración de registrar reIuiere adem1s:
-H 9elimitar la conducta blanco y su contexto, udiendo otar or
de2iniciones toogr12icas Gcaracterísticas o movimientos 2ísicos de la acciónH,
El Proceso de Evaluación Conductual
101

yLo 2uncionales Gel momento y el lugar en Iue ocurre, las ersonas
signi2icativas y no signi2icativas Iue est1n resentes en el momento de la
eEecución, el entorno 2ísico, u otrosH. +n general, una buena de2inición debe
ser: aH obEetiva, observableM bH clara, descritiva, sin ambigXedadM y cH
comleta, agotando sus límites de di2erenciación con otras or medio de la
enunciación de sus artes y de eEemlos ertinentes GWalRer y )8ea,
-5</L$..$H.
$H 6odi2icar las unidades de interBs, or medio de categorías
clasi2icatorias en tBrminos de 1rea Gmotora, emotiva, ercetiva, simbólica,
etcBteraH y de nivel GacadBmico, social, b1sicoHM determinando reviamente lo
Iue se va a untuar o no como resuesta correcta, deseable o adecuada. =tra
codi2icación osible, de acuerdo con @ern1ndeD :allesteros G-55/H distingue
la conducta como verbal y no verbal, esacial o roxBmica, y comunicativa
extralingXística, en tanto emisión de sonidos ortadores de in2ormación.
'H 6omoner el 2ormato de registro m1s recomendable ara el tio de
observación, conducta y circunstancia contextual obEeto de la evaluación:
celdillas unidimensionales Gara una resuesta or veDH o multidimensionales
Gara varias resuestas a la veDH de corto o largo alcance, diagramas y gr12icas
descritivos ara llenar, u otras 2ormas. *a variedad de osibilidades es muy
grande.
*a tabla &.-, obtenida de 9e la Puente, *abrador y 0arcía G$..<, .
--;H, muestra un eEemlo de rearación de2initoria de comortamiento ara
roceder a registro.
7ay varios mBtodos de registro directo. )on llamados autom1ticos, de
roductos ermanentes y observacionales.
-H *os registros autom1ticos se 8acen a travBs de aaratos mec1nicos
o elBctricos. =2recen como ventaEas la recisión, la oca suervisión directa
Iue reIuieren y su 21cil transcrición cuantitativa. )us desventaEas son el costo
del eIuio, la mano de obra esecialiDada ara su instalación y maneEo, y la
escasa 2lexibilidad ara asentar anotaciones resecto a conductas comleEas.
*a medición sico2isiológica es muy (til en el camo de la salud Gver 6alero y
@ern1ndeD,:allesteros, $.-., ara una variedad de alicacionesH. Un eEemlo
de instrumento ara el registro autom1tico es la ulsera ara la tensión, muy
usado en la medición del estrBs.
$H *os registros de roductos ermanentes son resultados o 8uellas
tangibles de la conducta del evaluado Iue ueden observarse y contarse, tales
como grabaciones, textos, dibuEos, resolución de roblemas matem1ticos,
etcBtera. )us ventaEas son la recisión, la 2acilidad ara su cuanti2icación y su
adatación ara medir conductas acadBmicas, como la lectura, la escritura, la
William Montgomery
102

aritmBtica, la comosición y otras. Un tíico roducto ermanente es la
secuencia de 2otogra2ías yLo 2ilmaciones usadas or :andura y Walters
G-5&'L-5;&H en sus investigaciones sobre re2orDamiento vicario de la agresión
in2antil. =tro eEemlo uede ser un simle esIuema 8ec8o or el cliente en
un ael.

Tabla &.-. 9e2inición oeracional de una conducta roblem1tica.


6onducta obEetivo

9esobedecer a los adres


9e2inición

3o iniciar o no comletar un reIuerimiento 8ec8o or los adres,
o realiDar conductas Iue ellos 8an ro8ibido.

+laboración )e unt(a si:
-. +l adre o madre iden u ordenan Iue 8aga algo y Bl no
resonde en un laso menor o igual a -. segundos.
$. 3o se comorta como lo tiene Iue 8acer or normas
redeterminadas.
'. 7ace lo exlícitamente ro8ibido.

+Eemlos -. 3o trae obEetos solicitados.
$. )e sube al sillón.
'. 3o va a comer.

6asos negativos -. 6umle una orden revia y se le ordena otra.
$. 9os órdenes simult1neas contradictorias.


'H *os registros observacionales son los Iue se anotan mientras ocurre
el eisodio or un oerario, la mayoría de las veces entrenado, usando l1iD y
ael y algunas veces con la ayuda de un cronómetro. )on de baEo costo y se
adatan 21cilmente a ambientes inestructurados. Una desventaEa es Iue
deenden en gran medida de la subEetividad del observador, lo Iue uede
eIuilibrarse con c1lculos de con2iabilidad. )eg(n la dimensión de la actividad
Iue se Iuiera medir, estos registros son de varios tios:
aH #egistro continuo o AanecdóticoC, cuya misión es describir todo lo
Iue ocurre durante un laso de tiemo rede2inido, udiendo incluir un
vasto rango de comortamientos. Permite 8acer un cómuto general Iue
luego sirve ara eseci2icar los roblemas rinciales. )in embargo, reIuiere
una gran inversión de tiemo y atención or arte del observador, y es
suscetible a la imrecisión derivada del registro tan amlio.
bH #egistro de eventos discretos, Iue consigna la 2recuencia o con Iue
ocurre una resuesta en tBrminos del n(mero de veces Iue aarece. +s 21cil y
El Proceso de Evaluación Conductual
103

generalmente no inter2iere con otras tareas, mas tambiBn reIuiere emlear
cierta cantidad de tiemo en su observación. +Eemlos de este tio de registro
son las tasas de ocurrencia de tics nerviosos, de ensamientos obsesivos o de
veces Iue un alumno se ara de su careta durante la clase. +n el caso de
2umadores emedernidos, uede contarse el n(mero de cigarros Iue el
2umador consume durante un eríodo. 6ualIuier conducta Iue se ueda
2ragmentar es ata ara esta tarea Gver eEemlo en la tabla $H.

Tabla &.$. #egistro de 2recuencia de la conducta
de Adesobedecer a los adresC.

9ía L 7ora Teces Iue se resenta la conducta Total Tiemo observado
*, $ m L L L L L L L ; '.b
M , $.'.m L L L L L L L L L L L -- '.b
M, $.'. m L L L L L L L L L 5 '.b
", ' m L L L L L L L L L L L L -$ '.b
T, $.'. m L L L L L L L L L 5 '.b

cH #egistro de duración, en este caso registrando el tiemo Iue dura la
emisión de una conducta en articular. )e utiliDa ara conductas Iue no se
ueden 2ragmentar en artes eIueFas. 6omo eEemlos, se registran los
minutos Iue dura el berrinc8e de un niFo durante un laso, o el tiemo
diario Iue se dedica al estudio de una materia escolar. TambiBn la conducta
destructiva 2ísicamente exresada, de2inida como manc8ar aredes, saltar
sobre muebles y desarmar Euguetes, se resta ara ello. *a tabla ' muestra un
eEemlo de dos mediciones diarias de treinta minutos cada una:

Tabla &.'. #egistro de duración de la destructividad.

9ía L 7oras Tiemo Iue dura la conducta Gen minutosH Total Tiemo de observación
*, -. am, ' m L L L L L L L L L L L L L L L -% '.b, '.b
M, -- am, ' m L L L L L L L L L L L L L L L L L L -< '.b, '.b
M, -. am, ' m L L L L L L L L L L L L L L -' '.b, '.b
", -. am, $ m L L L L L L L L L L L L L L L -% '.b, '.b
T, -- am, ' m L L L L L L L L L L L L L L L L -& '.b, '.b

dH #egistro de intervalos, registro de duración donde se divide cada
sesión de observación en eríodos iguales de tiemo, anotando la ocurrencia
de una o m1s eEecuciones durante cada uno de esos intervalos. *a conducta
de AestudiarC Greviamente de2inidaH odría, or eEemlo, ser registrada
durante intervalos de seis minutos en un eríodo de observación de una 8ora
Gtabla /H.

William Montgomery
104

Tabla &./. @ormato de observación de conducta
or intervalos de tiemo

P+#?=9=) & -$ -< $/ '. '& /$ /< %/ &.
=6U##+36!A) + + 3 + + 3 + + 3 +

9onde:
+ a 6onducta de estudiar: siete ocurrencias.
3 a conducta de no estudiar: tres ocurrencias.
PorcentaEe eIuivalente: ;L-. V -.. a ;. k

eH #egistro de muestreo temoral, similar al de intervalos, ero aIuí la
anotación se roduce (nicamente al 2inal de cada eríodo, or lo Iue no
demanda atención continua. +l encargado de la observación sólo registraría,
or eEemlo, la conducta de AestudiarC del suEeto durante el (ltimo minuto de
cada intervalo. WalRer y )8ea G-5</L$..$H tambiBn muestran un eEemlo de
registro de línea base de una conducta de Aagresión 2ísicaC en un aula de
clase. AIuí se observó el comortamiento de un niFo G"os8uaH durante dos
eríodos de dieD minutos en cada 8ora, or cinco días. Para comilar los
datos se traDó el siguiente cuadro Gib. . /.H, adatado ara este texto Gtabla
%H:

Tabla &.%. #egistro de línea base de conducta de agresión 2ísica de un niFo
en el aula de clase durante una semana.

7ora L 9ía * M M " T Tiemo total
5... l 5.-. L L L L /
5.'. l 5./. L L LL L L &
-.... l -..-. LL LLL L LL L 5
-..'. l -../. LLL L LLLL LLL LL -'
9ía comleto ; & ; ; % '$

+n base a tal registro se veri2ica Iue el niFo observado agredió a otros
con una 2recuencia de '$ veces durante la semana lectiva. 6omo sólo se
observaron veinte minutos de cada sesenta, es robable Iue "os8ua 8aya
cometido sus 2altas aroximadamente 5& veces, lo Iue eIuivale a un
romedio de seis or día.
2. #egistro de actividades laneadas. )emeEante al muestreo temoral,
ero con alicación a gruos: se de2ine la conducta a registrar Gor eEemlo
atender a una claseH, se divide el tiemo en secciones, y al 2inal de cada
intervalo se cuenta el n(mero de suEetos Iue ex8iben en ese momento la
conducta. *uego, se divide el total de ersonas Iue la emitieron entre la
cantidad comleta de individuos, extrayendo un orcentaEe.
El Proceso de Evaluación Conductual
105

*as medidas de con2iabilidad ara registros de estos tios se logran: aH
dividiendo el n(mero menor de observaciones entre el n(mero mayor
Gcon2rontando las notas de dos o m1s observadoresH, o bH si son de intervalos,
es meEor dividir el n(mero de coincidencias entre ellos con la suma total de
observaciones. 6ualIuiera de ambas oeraciones se multilica or -.., a 2in
de obtener el orcentaEe corresondiente.
*as 2ormas de evaluación revisadas registran cierto tio de ar1metros
de 2uerDa Gmagnitud en la autom1tica, duración, 2recuencia, latencia, en las de
roductos y de eventos, etc.HM ero tambiBn 8ay Iue considerar la geogra2ía y
el lano demogr12ico en Iue se emiten. 9e allí Iue el 2ormato de un registro
uede asumir variadas modalidades. Una de ellas, a manera de eEemlo,
2igura en la tabla <.&, donde una Eoven de veinte aFos autorregistra su nivel de
ansiedad subEetiva
//
durante dos días.
)e recomienda Iue la duración de los eríodos de registro no exceda,
or lo general, de entre dieD y Iuince minutos durante varias veces al día, ya
Iue eríodos m1s largos y continuos no o2recen tanta recisión. )e dice Iue
en conductas muy estables se reIuiere menos tiemo de observación, y una
2órmula relativa indicada ara calcular el n(mero de días en Iue se registra es
la siguiente G9e la Puente, *abrador y 0arcía, $..<M . -$&H:

-. GTA l T:H
3(mero de días a ' f ,,,,,,,,,,,,,,,
TA
9onde:
TA: Tasa m1s elevada Iue resenta la conducta durante los tres rimeros días de
registro.
T:: Tasa m1s baEa Iue resenta la conducta durante los tres rimeros días de registro.

+n el caso de la observación 8ec8a or el mismo analista en el roio
gabinete o consultorio, se utiliDan comlementariamente mBtodos Aan1logosC,
como el Euego de roles o el ensayo conductual: situaciones simuladas Iue
onen al suEeto en condiciones similares a su interacción cotidiana
interacción, ara ermitir su evaluación directa.



44
La unidad de ansiedad subjetiva es una medida escalar consistente en un segmento de
recta que va de menor a mayor (0 a 10 o a 100), en la cual el cliente (previo entrenamiento
en auto-observación) tiene que ubicar el rango que cree pertinente en su propia evaluación.
Un punto de 80 sobre 100 posibles, por ejemplo, mostraría un grado bastante alto. Uno de
50 daría mediano y uno de 15 sería bajo.
William Montgomery
106

#+0!)T#= !39!#+6T= #+0!)T#= !39!#+6T= #+0!)T#= !39!#+6T= #+0!)T#= !39!#+6T=

)e trata, esencialmente, de autoin2ormes basados en ruebas. 7ay
varias discreancias entre modelos conductuales y tradicionales de
autoin2orme or medio de ruebas, tales como la disaridad de suuestos
resecto a la consistencia y estabilidad del comortamientoM el nivel de
an1lisis grual en la sicometría tradicional, versus el individual en el camo
de la conductaM la atribución conductista de causalidad intraorg1nica y
extraorg1nica, versus la atribución de causalidad sicológica or arte de los
no conductistas, y el en2oIue de Asignos subyacentesC versus el en2oIue de
Amuestra conductualC.
Pero, sea cual 2uere la oción, Ano se uede rescindir del constructoC.
6omo dice )ilva G-55'H, el an1lisis 2uncional de la conducta es tambiBn un
roceso de validación de constructo ligado a la evidencia emírica, y debe
8aber integración entre las artes en con2licto. Por eEemlo, como aunta
"ensen G-55&H, a veces es di2ícil distinguir entre cuestionarios AconductualesC y
no AconductualesC Gcomo en el caso del !nventario de 9eresión de :ecRH,
or lo Iue odría concluirse, congruentemente con la ostura o2recida or
)taats G-5;%L-5;5, -55&L-55;H y @ern1ndeD,:allesteros G$.-.bH, Iue, si bien
las cl1sicas ruebas sicomBtricas ueden ser utiliDadas ara el trabaEo
evaluativo conductual, sólo tienen alg(n valor en tanto muestreen, no
estrictamente ArasgosC molares Gde los cuales brota una idea ya en la
entrevistaH, sino atrones de comortamiento 2uncionales a ciertos contextos
interesantes a la intervención. Para la consideración conductual, ues,
interesa m1s saber cómo reacciona una ersona ante una situación
discriminativa o ante una tarea or resolver Iue conocer si es AinteligenteC Gin
abstractoH o Amentalmente maduroC, etcBtera.
+n el sentido de muestras de conducta, el universo de las ruebas
tradicionales adatables con 2ines de evaluación conductual es r1cticamente
ilimitado, a condición de no EuDgarlas exclusivamente de acuerdo a lo Iue
dicen medir, sino en 2unción a la er2ormance Iue el suEeto evaluado tiene
con resecto a determinados reactivos interesantes ara la indagación de
relaciones con un entorno articular.
*o cierto es Iue una desventaEa extendida a todo tio de evaluación es
la relativa 2alta de con2iabilidad de los in2ormes cognitivos. *a tabla &.&,
adatada de =livares, MBndeD y Maci1 G-55;M . $%.H, resume estos
roblemas.


El Proceso de Evaluación Conductual
107

Tabla &.&, Problemas de la evaluación de las resuestas cognitivas.


P#=:*+MA

9+)6#!P6!>3


6ambios en la 2recuencia real
de la resuesta.

+l in2orme uede estar re2leEando no la 2recuencia, sino su
intensidad e imortancia ara el suEeto.
#eresentatividad de la
resuesta
*os suEetos, al verbaliDarlos, comletan ensamientos
incomletos.
@alseamiento de la resuesta !n2orman ensamientos no tenidos o no in2orman los
tenidos or reservar el autoconceto, o or
autoresentación.
Trasladan exeriencias a2ectivas al lenguaEe in2ormando
ensamientos no exerienciados.

)in embargo, el uso de sicometría tambiBn resenta muc8as ventaEas.
"ensen G-55&H las enumera así:

+n rimer lugar, los cuestionarios tienen una elevada raDón coste,e2icaciaM se uede
obtener una gran cantidad de in2ormación con una inversión mínima del tiemo o
del aciente o del teraeuta. )egundo_ son 21ciles de untuar de manera obEetiva,
eliminando la necesidad de in2erencias or arte de la ersona Iue los asa.
Tercero, los cuestionarios utiliDados en la evaluación conductual oseen
normalmente AvalideD aarenteC Ges decir, el cuestionario arece medir aIuello
ara lo Iue 2ue desarrolladoH_ 6uarto_ se 8an desarrollado ara evaluar una
amlia variedad de roblemas obEetivo y ueden utiliDarse ara un gran n(mero de
oblaciones de acientes. Suinto_ son otencialmente aroiados ara evaluar
los tres comonentes emleados en la evaluación del trile sistema de resuesta.
G. ---,--$H
/%


+n resumen, los cuestionarios a8orran tiemo al evaluador,
ermitiBndole, mediante descriciones recisas de una conducta en un
contexto determinado, detectar en IuB 1reas ueden aarecer roblemas
ara centrarse en los comortamientos concretos Iue ocurren. Así, ara la
identi2icación de roblemas y trastornos a todo nivel, y en todas las 1reas de
trabaEo, se necesita un buen caudal de instrumentos ad 8oc. +n consecuencia,
existen diversas modalidades de registro indirecto, lanteadas en 2orma de
escalas, listas de c8eIueo e inventarios. 6iertamente, la gran mayoría de
8erramientas de evaluación disonibles carecen de validación en nuestro

45
Triple sistema de respuesta: aspectos fisiológicos, motores y cognitivos de la conducta.
William Montgomery
108

medioM mas, como es conocido, resulta de uso com(n 8oy en la investigación
de diversas muestras locales 8acer medidas de con2iabilidad y baremación
esecí2icas. *a tabla ; muestra un eEemlo de escala actitudinal.

Tabla &.;. +scala de Miedos +scolares Gmuestra de ítemsH.

?tem L Taloración
3ada Un oco #egular Muc8o 9ema
)iado
-. Testirme ara ir al colegio.

$. @ormular regunta en clase.

'. )er reguntado en clase.

/. *eer en voD alta en clase.

%. )alir a la iDarra.
+tc...


9e 8ec8o, gran cantidad de escalas y listas de c8eIueo conductual se
suEetan, como cualIuier otro instrumento sicomBtrico, a criterios de
cuanti2icación comunmente utiliDados en la construcción y validación de
escalas de *iRert, T8urstone y 9unn,#anRin, con c1lculos, como mínimo, de
coe2icientes de correlación ítem,test corregida GPearsonH y Al2a de 6ronbac8.


+Eemlo de construcción de escal +Eemlo de construcción de escal +Eemlo de construcción de escal +Eemlo de construcción de escalas conductuales as conductuales as conductuales as conductuales

)i un ingeniero del comortamiento interesado en desarrollar registros
indirectos decide iniciarse en el roceso de construir y cuanti2icar un
autoin2orme, o Iuiere saber la manera aroximada cómo se construyeron las
Iue ya conoce y Iuiere validar, debe `adem1s de consultar las ex8austivas
revisiones de @ern1ndeD :allesteros G$../bH, de 6alero y Padilla G$../H y de
Miguel,Tobal G$..<H`, c8eIuear los asos siguientes resecto a la
construcción de escalas conductuales.
Primero, 8ay Iue entender Iue toda escala de medición debe cumlir
ciertos reIuisitos GTavella, -5&/H:
-H +stablecer un criterio indicativo de lo Iue se Iuiere medir Gor
eEemlo las 8abilidades asertivasH.
$H )eleccionar el contenido en base a situaciones, roblemas, tareas,
reguntas, etc.M Iue tengan Iue ver con el criterio escogido.
'H 9ecidir la clase y el n(mero de ítems m1s adecuados ara medir el
criterio escogido Ggeneralmente entre '. y /. ara ir descartando desuBs
unos cuantos en base al roceso de validaciónH.
El Proceso de Evaluación Conductual
109

/H 9ecidir la 2orma de los reactivos: reguntas o a2irmaciones Gor
eEemlo: A6uando me eIuivoco, me cuesta reconocerlo ante los dem1sCH.
%H 9ecidir el tio de untaEe Iue se va a otorgar a cada ítem en 2unción
dicotómica G.,-H, o multicotómica Gtio *iRert o 9unn,#anRin, vBase Arce,
-55/M cas. $ y 'H.
&H )eleccionar aIuellos ítems de similar nivel de di2icultad Gosibles de
ser resondidos or el %.k de los evaluados en una rueba de sondeoH.
;H Teri2icar en el an1lisis de datos del sondeo Iue
cada ítem tenga un grado de correlación baEa con los dem1s, ues debe medir
asectos di2erentes del mismo criterioM y Iue 8aya un alto grado de
correlación resecto al untaEe 2inal, lo Iue garantiDa su aego al criterio
elegido.
<H =rdenar los ítems en base a su grado de di2icultad. *os Iue 2ueron
resondidos AcorrectamenteC or mayor orcentaEe de suEetos deben ir
rimero, y así en orden decreciente.
5H +scoger una muestra estrati2icada y roorcional ara alicar la
escala.
-.H )obre los resultados, calcular la media aritmBtica de todos los
suEetos articiantes y la desviación est1ndar de esos untaEes. +so ermite
comarar el nivel de rearación de cada suEeto con el resto de la oblación.
*os datos conseguidos tambiBn deben ermitir revisar la valideD de los ítems,
su con2iabilidad y error de medición.
Puede ayudar m1s el conocimiento de un eEemlo real: !da Alarcón
G-55'H, ara la construcción de su *ista de c8eIueo conductual de la
ansiedad en niFos, llevó adelante el siguiente rocedimiento: rimero
consideró una lista de '- ítems con los comonentes reresentativos de los
niveles 2isiológico, emocional, motor y cognitivo. *uego estableció la valideD
de constructo mediante el mBtodo de cinco Eueces a Iuienes se entregó la lista
y una de2inición de la ansiedad, encontr1ndose acuerdo total en '. ítems y ;.
or ciento de acuerdo en uno, Iue se descartó. )eguidamente seleccionó al
aDar cien niFos entre < y -. aFos de ambos sexos y de clase económica baEa,
alic1ndoles la lista de acuerdo con categorías de resuesta como AnuncaC G.
ts.H, Aalgunas vecesC G- to.H y A2recuentementeC G$ ts.H.
*os resultados validaron sólo $& reactivos en base al ratio Producto,
Momento de Pearson. 3uevamente seleccionó una muestra similar y volvió a
alicar la lista de $& ítems. Al 2inal 8iDo la veri2icación de con2iabilidad test,
retest y la de mitades, así como el roducto,momento, y estableció la valideD
concurrente mediante el test de +ysencR ara niFos. +valuando a ''& suEetos
de &,-$ aFos de los cuatro estratos socioeconómicos, obtuvo medidas de
William Montgomery
110

tendencia central y de disersión ara cada sub,gruo de edad, y utiliDó la
tBcnica de stanones ara reagruar los datos en las categorías de diagnóstico
AnormalC G.,; ts.H, AleveC G<,-% ts.H y AmarcadaC G-&,%$ ts.H.
)i urge evaluar a alguien y no 8ay tiemo de validar una escala, el
c1lculo de las untuaciones de registros indirectos m1s in2ormales uede
8acerse alicando una regla de tres simle. )i se tiene, or eEemlo, una
escala de veinte reactivos con resuestas asignadas con .,-, es obvio Iue el
untaEe total or alcanDar en el caso de una eEecución ideal sería de veinte
untos. )i el suEeto sólo contesta AcorrectamenteC doce de las reguntas, la
oeración Iue 2iEa el orcentaEe alcanDado or Bl sería obtenido a travBs de la
oeración:


-.. x -$ a &. k
$.


Para veri2icar en IuB nivel de eEecución est1 el suEeto Iue 8a
resondido acetablemente en un &. or ciento de las resuestas, 8abría Iue
dividir en cinco artes los ítems, orden1ndolos en EerarIuía de, or eEemlo,
AMuy buenoC G5.,-..kH a AMuy maloC G.,$.kH. 6on esa re2erencia, la
ersona evaluada estaría en el rango de AregularC G%.,&.kH, ero eso sólo
sería una medida relativa a comlementar con otros datos de la evaluación. .. .


AUT=##+0!)T#=) AUT=##+0!)T#=) AUT=##+0!)T#=) AUT=##+0!)T#=)

)on tambiBn autoin2ormes, ero de una clase articular. 6onstituyen
anotaciones 8ec8as or el roio cliente en un 2ormato reviamente
establecido, sobre aIuello Iue 8ace, iensa o siente en el momento mismo Go
inmediatamente desuBsH en Iue exerimenta el eisodio roblem1tico. )e
utiliDa si no es osible disoner de otros observadores, si eval(a resuestas
desencadenadas or estímulos rivados o internos, y si el reertorio auto,
observado es 2recuente y generaliDado. Para llevar a cabo este rocedimiento
es necesario de2inir la conducta roblema, entrenar al cliente en la
discriminación recisa de aIuella, y adotar un mBtodo de medición
adatado al uso cotidiano, r1ctico y sencillo G9e la Puente, *abrador y de
Arce, $..<H. Un eEemlo de 2ormato se ve en la tabla &.;, en relación con un
El Proceso de Evaluación Conductual
111

autorregistro de la ansiedad subEetiva
/&
, Iue uede ser llevado en el bolsillo en
la 2orma de una tarEeta de cartulina o de una libreta de auntes.
+s muy imortante la intervención motivadora del evaluador ara
incentivar el correcto uso de esta 8erramienta, cuyas desventaEas son las
mismas de cualIuier autoin2orme.

Tabla &.;. Autorregistro de ansiedad subEetiva.

@ec8a *ugar 6omaFía Ansiedad 9uración =bservaciones

-<L%

ParIue V

Pedro
"avier

<.

$.b
)entí Iue me miraban. 6reo Iue me
aboc8ornB.

-5L%

Puerta de
mi casa

Mam1
Tía

-.

-.b
+staban criticando mi vestido aretado.


#esecto al asunto del diagnóstico 2uncional, se tratar1 en el siguiente
caítulo.


6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

+l roceso de evaluación conductual se desliega en una serie de asos:
la entrevista, los registros directo e indirecto, y los autorregistros.
*a entrevista es el medio inicial or el cual se entra en contacto con el
usuario del servicio, y se estructura en 2unción a tres utilidades: descrición
del roblema y sus variables de mantenimiento, in2ormación 8istórica
relevante, e indagación sobre reertorios ositivos del cliente.
+l registro directo imlica una serie de autas de medición inmediata
de la conducta blanco, Iue asan or 2ormatos de tio autom1tico, de
roductos ermanentes y observacionales, Bstos (ltimos muy numerosos
seg(n el ar1metro Iue eval(an Gocurrencia, 2recuencia, duración u otrosH.
+l registro indirecto se re2iere al uso de autoin2ormes en la modalidad
de escalas, listas de c8eIueo e inventarios, siendo característica distintiva el
centramiento en atrones de conducta 2uncionales a ciertos contextos
interesantes a la intervención.
Por (ltimo, el autorregistro se basa en anotaciones 8ec8as or el roio
cliente en un 2ormato reviamente establecido, sobre aIuello Iue 8ace,

46
La cuantificación del nivel de ansiedad subjetiva se hace mediante una escala de 0-10 o
de 0-100, en la cual el cliente, previamente entrenado para ello, debe ubicar el rango de su
experiencia emocional. Por ejemplo, un puntaje de 80 indicaría un grado bastante alto de
ansiedad, y uno de 15 sería considerado bajo.
William Montgomery
112

iensa o siente en el momento mismo Go inmediatamente desuBsH en Iue
exerimenta el roblema.


P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-. U6u1l es la estructura de la entrevista conductualW
$. U6ómo 8acer Iue el reorte del cliente en la entrevista sea m1s recisoW
'. U6u1les son los ar1metros de mediciónW
/. USuB se reIuiere ara registrar correctamente la conductaW
%. U6u1les son los rinciales tios de registro directoW
&. USuB ventaEas y desventaEas resenta el registro indirectoW
;. U6u1ndo es conveniente rescribir autorregistrosW
113


-! 'n(lisis %uncional y
#rogramación





eniendo a disosición los datos generados or la entrevista y
or los registros del comortamiento, llega el momento de
organiDar y analiDar el caudal de in2ormación ara determinar si
las 8iótesis iniciales establecidas en las rimeras 2ases de la
evaluación se con2irman, o surgen nuevas alternativas. 9ic8a veri2icación,
exlicitada en la 2orma de un diagnóstico, servir1 ara continuar el trayecto
de intervención, estableciendo las metas y dem1s acciones resectivas en el
marco sistem1tico de un rograma de modi2icación de conducta.


A3J*!)!) @U36!=3A* A3J*!)!) @U36!=3A* A3J*!)!) @U36!=3A* A3J*!)!) @U36!=3A*

9ebe tenerse muy en cuenta Iue las relaciones de un individuo con su
entorno constituyen un camo comleEo en Iue destaca la consideración de
varios sistemas de interacciones: aH la situación inmediata en Iue se encuentra
Gun comleEo de estímulos circundantes Iue comrenden obEetos, ersonas y
eventosH, describible siguiendo la auta de observar IuiBn est1 imlicado en
el eisodio, IuB sucede, IuB 8ace o dice, cu1ndo y dónde se roduce la
conducta, bH la 8istoria ersonal del suEeto y su arendiDaEe, describible
mediante la investigación sobre sus asectos biogr12icos y la evaluación de sus
conocimientos y 8abilidades, cH los 2actores de tio disosicional,
determinados or sus tendencias a resonder sobre la base de interacciones
anteriores o estados 2isiológicos articulares, y dH las consecuencias de su
comortamiento, tanto sobre sí mismo como sobre su entorno. Todos estos
2actores est1n considerados en la ecuación +,=,#,P,6, esto es, la relación de
contingencia ya reseFada en un anterior caítulo. Un esIuema de la
interacción en tBrminos analíticos, organiDada en tres momentos, se uede
ver en la tabla ;.-.

T
William Montgomery
114

Tabla ;.-. An1lisis de secuencia contingencial
/;
.


Antecedentes

9esemeFo

6onsecuencias


• MacrocontingenciaL

• Microcontingencia

• Tio de actividad

• 9isosiciones:
)ustitutivas
:iológicas

• +scenario:
0eogra2ía
+cología
9emogra2ía


• Toogra2ía

• @uerDa:

• @recuencia
*atencia
9uración
Magnitud
!ntensidad
+s2uerDo
Adecuación


)obre:

• *a roia conducta

• 6onductas aEenas

• *as disosiciones

• *a actividad

• +l escenario



+n suma, mediante el escrutinio de las conexiones y rocesos
establecidos en el sistema de secuencias, se tratan de untualiDar los tios de
relaciones y sus nexos con las variaciones aramBtricas Gtoogra2ía y 2uerDaH
del roblema.
+s osible 8acer un examen m1s detallado de las relaciones entre las
diversas variables relevantes con resecto a un caso esecí2ico mediante el
an1lisis 2uncional, un modelo de trabaEo din1mico e 8iotBtico Iue sirve ara
identi2icar conexiones imortantes controlables, causales y no causales, en los
eisodios roblem1ticos G7aynes, 0odoy y 0avino, $.--H. 9esglosando lo
dic8o, las características rinciales de este tio de an1lisis seg(n los autores
mencionados, son: aH en2atiDar las relaciones entre el cliente y sus roblemas,
de sus roblemas entre sí y con sus variables causalesM bH centrarse en las
relaciones 2uncionales Iue resumiblemente mantienen nexos m1s 2uertes
con el roblemaM cH abordar con re2erencia aIuellas relaciones controlables,
es decir, Iue se uedan modi2icar m1s lausiblementeM dH construir modelos
idiogr12icos aEustados a clientes individualesM y eH adatarse a m(ltiles

47
La definición de los elementos insertos en la tabla está en el capítulo sobre aspectos
conceptuales de la evaluación.
Análisis Funcional y Programación
115

roósitos, tales como estrategias de evaluación de series temorales
multivariadas, autoobservación, maniulación exerimental, etcBtera.
Puesto Iue las variables causales de un roblema de conducta ueden
in2luirse unas a otras en mayor o en menor grado, sea de manera
unidireccional o bidireccional, or lo cual se 8ace necesario construir
diagramas analítico,2uncionales Iue reresenten y describan comonentes de
los eisodios roblem1ticos con la debida eseci2icidad, y como aunta
MuFoD G$..<H, Acon el menor nivel de interretación osibleC G. $<;H. Para
tal 2in, 7aynes y cols. G$.--H roonen una nomenclatura esecial ara
designar los roblemas de comortamiento, su imortancia relativa, su
direccionalidad, la 2uerDa de las relaciones imlicadas, la causalidad, la
modi2icabilidad, y otras relaciones. *a tabla ;.$ resenta un resumen de la
simbología utiliDada Gadatada de la . /; del libro citadoH, y la 2igura ;.-
muestra el diagrama 2uncional de un caso donde se alican esas marcaciones
G!b., . $-.H, eseci2icando tres niveles de imortancia, tres niveles de 2uerDa
de las relaciones 2uncionales y tres niveles de modi2icabilidad de las variables
causales.
6omo se uede observar con amlitud, en la 2igura ;.- tambiBn se 8an
considerado valores cuantitativos de .,<, .,/ y .,$ Ges decir, de acuerdo con
escalas de raDónH acomaFando el di2erente grosor de los recuadros. +stos
coe2icientes reresentan el grado estimado del e2ecto causal. Así, un índice de
.,< debe indicar variables causales altamente modi2icables o una relación
2uncional muy 2uerte, or lo Iue constituiría una consistente 8iótesis de
trabaEo ara el ingeniero de la conducta GvBase el aBndice de 7aynes y cols.,
$.--, . $.5,$-&M donde se exlica detalladamente el rocedimientoH.
=tra osibilidad de an1lisis 2uncional la da el uso de diagramas de
Mec8ner G$..<H, cuyo lenguaEe notacional rovee de reglas gramaticales
mínimas ara reresentar las contingencias, a saber: aH entidades o nombres
re2eridos a acciones GAH, consecuencias G6H, tiemo GTH y agentesM $H verbos
como seguir, revenir, redecir y ercibirM 'H una sintaxis osicional
comuesta de cuadrantes alicables a cada entidad y /H atributos Iue cali2ican
a las entidades en base a robabilidad GPH, magnitud GMH, valencia Gf,,H, y
cali2icativos adicionales como erróneo GxH y carente de GmH, alicables a los
verbos de redicción y erceción.
6on esos elementos b1sicos se uede codi2icar y describir cualIuier
tio de acontecimiento e identi2icar claves ara su modi2icación. Por eEemlo,
en una situación de acoso sexual en el marco de una institución 8ositalaria
se 8iDo el siguiente an1lisis G7ern1ndeD, 9íaD y 3ava, $.-$, . &<,&5H: los
agentes son un mBdico GaH y una en2ermera GbH. +l mBdico 8ostiliDa y acosa
William Montgomery
116

2ísicamente GA-H a la en2ermera, obteniendo excitación sexual G6H y sensación
de control sobre la muEer GfH. A su veD, esto genera disgusto, asco e
imotencia Gor la situación de subordinación laboralH en la en2ermera G,H.
Para resolver el roblema, la en2ermera GbH visita a la esosa del mBdico y le
in2orma GA$H del comortamiento de su marido, generando consecuencias
negativas ara el acosador G,H a travBs del disgusto con su esosa, y ositivas
GfH ara la en2ermera al liberarse del acoso. 6omo en toda situación de
dominio, el bene2icio de un agente GaH eIuivale al reEuicio del otro GbH. *a
2igura <.$ se reresenta visualmente la contingencia reseFada.




Tabla ;.$. )ímbolos de un diagrama de an1lisis 2uncional.


!mortancia de los roblemas: exresada en el grosor !mortancia de los roblemas: exresada en el grosor !mortancia de los roblemas: exresada en el grosor !mortancia de los roblemas: exresada en el grosor
de las líneas de los cuadrados de las líneas de los cuadrados de las líneas de los cuadrados de las líneas de los cuadrados

:aEa

Alta


Modi2icabilidad de las variables causales Modi2icabilidad de las variables causales Modi2icabilidad de las variables causales Modi2icabilidad de las variables causales

:aEa

Alta


Tio y dirección de la relación entre variables Tio y dirección de la relación entre variables Tio y dirección de la relación entre variables Tio y dirección de la relación entre variables

3o 6ausal
G6orrelaciónH

6ausal unidireccional

6ausal bidireccional





)ímbolos )ímbolos )ímbolos )ímbolos

Tariable causal
inmodi2icable

Tariable causal o
mediadora

Problema, e2ecto de un roblema






@uerDa de la relación entre variables Gindicada or el grosor de la 2lec8aH @uerDa de la relación entre variables Gindicada or el grosor de la 2lec8aH @uerDa de la relación entre variables Gindicada or el grosor de la 2lec8aH @uerDa de la relación entre variables Gindicada or el grosor de la 2lec8aH

9Bbil

Moderada

@uerte





X1 X1
X1 X1
Y
X X
Análisis Funcional y Programación
117



















Figura 7.1. Diagrama de análisis funcional del caso de una mujer casada con
demanda de tratamiento de trastornos maníacos.


Compensación de
episodios
depresivos
(0,4)
Comienzo de
episodio maníaco
(0,8)
Disminución
rendimiento
laboral
(0,2)
Malestar familiar
o interacciones
negativas
(0,4)
Gastos
excesivos
(0,2)
Descuido de
indicadores de
manía y de la
medicación (0,8)
Pérdida de
sueño (0,8)
Problemas con
marido y otros
(0,4)
Irritabilidad,
comentarios
críticos (0,2)
Marido: abuso
de alcohol (0,2)
Estrés laboral
del marido
(0,2)
Historia familiar
de trastorno
bipolar (0)



6bfa 6bfa 6bfa 6bfa, ,, ,


aA aA aA aA- -- - 6b 6b 6b 6b, ,, ,af af af af

bA bA bA bA$ $$ $


@igura ;.$. 9iagrama de Mec8ner ara la esIuematiDación de un roblema de acoso sexual.


=#9+3AM!+3T= 9+ *A !3@=#MA6!>3 =#9+3AM!+3T= 9+ *A !3@=#MA6!>3 =#9+3AM!+3T= 9+ *A !3@=#MA6!>3 =#9+3AM!+3T= 9+ *A !3@=#MA6!>3

Una veD establecida la 8iótesis de cu1l es el roblema y cu1les son sus
variables de mantenimiento, eseci2icadas mediante secuencias o diagramas
2uncionales, o a travBs de una gr12ica de línea base, se 2ormula un diagnóstico
y se esboDa un cuadro in2ormativo
/<
.

48
Adicionalmente se puede incluir el examen de variables fisiológicas, nutricionales, de
medicación y otras pertinentes a cada caso.
William Montgomery
118

9iagnóstico 2uncional 9iagnóstico 2uncional 9iagnóstico 2uncional 9iagnóstico 2uncional
/5


)ea cual 2uere la consideración de la conducta roblema extraída del
an1lisis de datos de la evaluación, su diagnóstico debe asar or la
categoriDación de acuerdo con criterios clasi2icatorios. +stos, a su veD, ueden
ser toogr12icos G2iEados a artir de características est1ticas del
comortamientoH, o 2uncionales Gidenti2icando relaciones otenciales entre
las variables interactuantesH.
+n el camo clínico, el diagnóstico de trastornos del comortamiento
basado en criterios toogr12icos Gcomo Amani2estación externa de causas
internasCH es el tradicionalmente utiliDado or la siIuiatría y or los
sicoteraeutas de las vertientes no,conductistas. )in embargo, muc8os
conductistas y cognitivo,conductuales tambiBn lo usan or considerar Iue en
arte es (til, ese al rec8aDo doctrinario Iue la teraia de conducta y la
teraia cognitiva muestran 2ormalmente a manuales sicoatológicos como el
Manual 9iagnóstico y +stadístico de los Trastornos Mentales G9)MH y la
6lasi2icación !nternacional de +n2ermedades Mentales G6!+H G3elson,0ray
N, Paulson, $../H. *a adecuación terminológica a estos amliamente
conocidos documentos, se dice, ermite una comunicación comartida entre
ro2esionales de la salud mental Iue no se uede obviar, ero la crítica Iue se
8ace al tio de evaluación AetiosicoatológicaC desde un unto de vista
conductual es Iue resulta una extraolación indebida del modelo mBdico,
con imlicaciones extraídas de rocesos internos abstractos y 2actores
neurológicos Iue ertenecen a otro nivel de exlicación, así como con
comromisos ideológicos vinculados a una cierta gama de Aconductas
acetablesC or la comunidad social Iue rotula como AdesviadosC aIuellos
comortamientos no tíicos
%.
. Por lo dem1s, carece de guías esecí2icas ara
roducir cambios observables y 2ormas de medir la e2ectividad del
tratamiento GvBanse an1lisis críticos al resecto en Pan2er y P8illis,
-5;.L-5<., Alarcón, -55%, y 0ard2ield, $..-H.
A8ora bien, la valideD de tales críticas es relativa en tanto el modelo
o2recido or el 9)M trata de ser ex8austivo y er2ectible con resecto a las
variables Iue seFala como imortantes en la aarición y mantenimiento de
un trastorno sicoatológico: el +Ee ! en relación con la descrición detallada

49
Parte de la argumentación incluida en este apartado se extrae textualmente del artículo de
Montgomery (2010).
50
Así, se ve la “enfermedad mental” como algo internamente objetivo, interpretando las
conductas extrañas como sus “síntomas”, y se le opone a la conducta “normal”, planteando
implícita o explícitamente que la sociedad debe defenderse de los “enfermos”.
Análisis Funcional y Programación
119

de las toogra2ías Asintom1ticasC G. eE. demencia, 2obias, ansiedad, deresión,
etc.H, +l +Ee !! re2erente a los roblemas de ersonalidad y retardo, el +Ee !!!
con indicación de en2ermedad mBdica, el +Ee !T evaluando los 2actores
ambientales y ersonales, y el +Ee T valorando el 2uncionamiento global del
individuo. Teniendo en cuenta esto, no deEa de ser raDonable intentar una
comatibiliDación entre la evaluación nosológica y 2uncional. Por lo menos
eso es lo Iue se rocura mientras la situación de redominio siIui1trico en
la discilina no cambie.
6omo alternativas al uso de diagnósticos etioatológicos, y con mayor
alcance a todas las 1reas de la sicología, est1n los conocidos lanteamientos
metodológicos del Asistema conductual de clasi2icación de resuestasC
Gcognitivas, motoras, ercetivas, biológicas, emocionales y socialesH de
Adams, 9oster y 6al8oun Gcit. or Adams, *usc8er N :ernat, $..-, ver tabla
;.'H, y, desde otra ersectiva, del esIuema A:A)!6 !9C de *aDarus
G-5<-L-5</H, Iue incluye de manera sistBmica, es decir, in2luyendo y siendo
in2luido cada asecto sobreLor los dem1s:
aH :e8avior GconductaH, o todas las acciones, 81bitos, gestos y
reacciones observables.
bH A2ect Ga2ectosH, o emociones, estados de 8umor y sentimientos.
cH )ensation GsensacionesH, o gustos y desagrados roducidos or
obEetos o circunstancias.
dH !maginery GimaginaciónH, o ersectivas acerca del 2uturo, del roio
yo e imagen cororal.
eH 6ognition GcogniciónH, o creencias y valores m1s areciados.
2H !nterersonal relations8is Grelaciones interersonalesH, o
intercambios comunicativos y sociales.
gH 9rugs GdrogasH, o 21rmacos Iue a2ectan la biología del
comortamiento en sus diversas mani2estaciones.
*a idea de *aDarus es utiliDar esta clasi2icación a la veD como guía de
evaluación, y como 2orma de ubicar laGsH regiónGesH Iue necesitan ser 2ocos
ara el cambio.
7ay, tambiBn, una clasi2icación 2uncional de los trastornos del
comortamiento elaborada or 0old2ried y )ra2Rin Gver 0old2ried y
9avison, -5;&L-5<-, . /-,//H sobre la base de las nociones roorcionadas
or )taats, Pan2er y :andura. +sta taxonomía consiste de la división en cinco
grandes categorías de trastornos, cada cual subdividida a su veD en varias
modalidades de resentación relacionadas con las variables Iue
robablemente las eret(an, en interacción con las variables ersonales del
William Montgomery
120

cliente. Toda ersona uede mani2estar una multilicidad de roblemas
relativos a varias de las categorías, dado Iue no son excluyentes.

Tabla ;.'. )istema conductual de clasi2icación de resuestas.



*a clasi2icación mencionada es la siguiente:
-H 9i2icultades relacionadas con los estímulos Iue controlan la
conducta. Pueden ser de control de2ectuoso o de control inadecuado.
Análisis Funcional y Programación
121

+l control de2ectuoso se evidencia en ocasiones donde el individuo, a
esar de oseer un adecuado reertorio conductual, es incaaD de resonder
al contexto situacional en Iue se encuentra de manera socialmente deseable.
*a desobediencia y la indiscilina tienen un lugar en esta categoría. Por
eEemlo, una ersona continuamente ansiosa or exresar su oinión Iue no
esera Iue le den la alabra ara intervenir, robablemente 8a tenido una
8istoria de re2orDamiento en la cual 8a arendido Iue ara 8acerse escuc8ar
tiene Iue imoner su unto de vista. =tro eEemlo es el de alguien Iue ega
a2ic8es ublicitarios sobre aredes limias, no 8abiendo arendido Iue 8ay
lugares eseciales donde uede ublicitar su roaganda sin ensuciar.
+l control inadecuado comrende reacciones emocionales
intensamente aversivas rovocadas or estímulos ino2ensivos, debido a
condicionamiento roducido or exeriencias directas o vicarias. 6omo
eEemlos se ueden citar los miedos exagerados Go 2obiasH, las obsesiones
comulsivas, la ansiedad, el insomnio y las ertubaciones gastrointestinales.
$H #eertorios conductuales de2icientes. 6aracteriDados or la carencia
de caacidades ara en2rentar exigencias, debido a no 8aber arendido las
8abilidades necesarias o su2icientes. Por eEemlo, los dB2icits de 8abilidades
sociales o la 2alta de conocimientos en determinados temas, ueden llevar al
individuo a su2rir ostergaciones, 8umillaciones, rec8aDos o Brdidas de
restigio, con graves e2ectos ara su autoestima o ersonalidad.
'H #eertorios conductuales aversivos. = autas de conducta
desadatada Iue redundan en erEuicio de ersonas aEenas. *os reertorios
antisociales, o abiertamente agresivos y desconsiderados, rodean al individuo
Iue los emite de un 8alo de indeseabilidad social ara sus semeEantes.
/H 9i2icultades relacionadas con los sistemas de incentivos. )e
consideran cuatro modalidades: sistemas de2ectuosos, contraroducentes,
ausentes y con2lictivos con el medio.
+l sistema de incentivos de2ectuosos no controla de manera e2ectiva la
conducta de la ersona. +sto es, los re2orDadores convencionales ara la
mayoría de la gente Gla atención, la arobación, el elogioH o los estímulos Iue
la castigan Gla censura, la desarobaciónH, no son e2ectivos ara cierto tio de
individuos, como or eEemlo los autistas o los delincuentes.
+l sistema de incentivos contraroducentes resulta inadatativo, orIue
en este caso aIuello Iue re2uerDa est1 reFido con el bienestar o con la
arobación de la comunidad. *os 81bitos nocivos, las adicciones y ciertas
ara2ilias ueden ser considerados en esta categoría.
+l sistema de incentivos ausente en el medio imlica un dB2icit de
re2orDadores ara el individuo, generando deresión, aatía o aburrimiento.
William Montgomery
122

+l sistema de incentivos con2lictivos en el medio genera seFales Iue
roducen con2usión en la conducta, orIue or un lado re2uerDa y or otro
castiga o ignora lo Iue alguien 8ace, 2omentando distorsiones. )ucede muc8o
en la escuela y en el 8ogar. Por eEemlo, a veces se alientan resuestas
disrutivas en niFos a Iuienes exlícitamente se les dieron normas revias de
control, o se les resta atención cuando no se es2uerDan.
%H )istemas de autorre2uerDo aversivos. 9ado Iue en ocasiones los
rocesos cognitivos ueden in2luir de alg(n modo ciertas conductas
ersistentes, debe considerarse la 2orma como el individuo iensa de sí
mismo, del entorno y de sus semeEantes. A veces la ersona se 2iEa normas
irraDonablemente distorsionadas de adecuación social, or lo Iue se EuDga
muy or encima o muy or debaEo de su caacidad. *o rimero uede
llevarlo a la megalomanía, lo segundo a la baEa autoestima o a la deresión.


6uadro in2ormativo 6uadro in2ormativo 6uadro in2ormativo 6uadro in2ormativo

6on obEeto de consolidar la in2ormación ya organiDada, PomeranD y
0old2ried Gver 0old2ried y 9avison G-5;&L-5<-, . &;,&5H tambiBn
roonen el esboDo de un cuadro in2ormativo Iue ermita centrarse en
algunaGsH metaGsH relevantes al tratamiento. )e trata de un resumen
esIuem1tico de aIuello Iue se incorora como datos ertinentes a travBs de
la evaluación. +l cuadro, Iue es simlemente una guía de la Iue se ueden
obviar algunos asos, consta de las siguientes artes:
-H 6onducta durante la entrevista y descrición 2ísica. 6onstituye la
síntesis de la imresión general Iue tiene el evaluador acerca del cliente tras
las entrevistas. 9ebe redactarse obEetivamente, en el entendido de Iue es una
muestra de la conducta verbal y no verbal observable ara los dem1s, Iue el
suEeto desliega en su actuar cotidiano. Por ello, tambiBn debe incluir una
breve descrición 2ísica de su aariencia.
$H ProblemaGsH resentadoGsH. +s una reconstrucción areciativa Gen
tBrminos tBcnicosH de lo Iue el cliente 8a reortado en las rimeras consultas,
incluyendo 8ec8os 8istóricos Iue tengan interBs resecto al roblema y,
sobre todo, las conclusiones del an1lisis 2uncional: los osibles determinantes
situacionales actuales, las variables organísmicas ertinentes, las dimensiones
aramBtricas del roblema, y sus consecuencias.
'H =tros roblemas. AIuellos 2undamentalmente no lanteados, ero
observados en consulta. 3o necesariamente se ligan con lo reortado como
molesto or el cliente.
Análisis Funcional y Programación
123

/H 6ualidades 2avorables. *as Iue 2aciliten indicios sobre características
2ísicas, intelectuales o a2ectivas Iue uedan ayudar al tratamiento. !gualmente,
si alguien del entorno social o 2amiliar del cliente uede colaborar con Bl.
%H =bEetivos ara la modi2icación. *o Iue debe cambiarse en orden de
rioridad: los antecedentes, las variables organísmicas, las consecuencias, los
ar1metros de ciertas resuestas o reertorios amlios.
&H Tratamiento recomendado. Procedimientos o tBcnicas Iue, en un
an1lisis reliminar, se consideren m1s aroiados ara lograr los obEetivos de
modi2icación.
;H Motivación ara el tratamiento. )istemas de incentivos sugeridos
ara aoyar la intervención, lo Iue incluye tios de re2orDadores y su 2orma
de administración. Por eEemlo: el Are2orDamiento cambiable continuo
rogresivamente intermitenteC alude al uso de una economía de 2ic8as con
desvanecimiento.
<H Pronóstico. Una areciación cualitativa de la evolución Iue se
esera sobre la base de la comleEidad del roblema, su tiemo de duración,
la osibilidad de maneEar las variables seleccionadas y otros 2actores.
5H Urgencia. )i el restatario del servicio trabaEa con muc8os casos,
uede serle (til decidir si la necesidad de atender a uno esecí2icamente es
escasa, mediana o elevada.
A manera de eEemlo de cuadro in2ormativo, se inserta la tabla ;./, de
Montgomery G$.-., . &',&/H.

Tabla ;./. +Eemlo de cuadro in2ormativo.

3ombre: Adelaida :.
+dad: -5 aFos )exo: @
@ec8as de la entrevista: .$ y .5 de noviembre de $../
6onsultoría articular
nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

-. 6onducta durante la entrevista y descrición 2ísica

Adelaida es una estudiante universitaria mestiDa de teD clara, delgada, de elo negro lacio Gsin teFirH y
largo, Iue lleva recogido. Tiste c8oma y Eeans de colores oscuros. Muy correcta a la 8ora de saludar
y desedirse. 9urante toda la rimera entrevista 8abló en voD baEa y entrecortada, con escaso contacto
ocular. )e sentó muy rígida, con las manos sobre su 2older y Bste sobre sus rodillas. +n la segunda
entrevista se le ercibió un oco m1s esont1nea.
nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

$. Problema resentado

A. 3aturaleDa: Ansiedad Iue se resenta 2undamentalmente en situaciones de ser evaluada, cuando
tiene Iue 8ablar en (blico, o cuando tiene Iue interactuar con ersonas extraFas GIue reciBn conoce
o Iue est1n ocasionalmente Eunto a ella, or eEemlo, en una colaH. 9iagnóstico de resunta timideD.
:. Antecedentes: *a c8ica es de 68iclayo, ero emigró a *ima con su 2amilia a los -$ aFos de edad.
+s la cuarta de cinco 8ermanos, y la (nica muEer. #e2iere Iue desde Iue se acuerda siemre tuvo
William Montgomery
124

roblemas ara interactuar en (blico, ero Iue eso comenDó a reocuarla reciBn al venir a *ima,
donde se encontró con comaFeras de colegio articular muy extrovertidas. Al comienDo 2ue
estudiante destacada, luego cambió de colegio dos veces durante la secundaria, debido a Iue 2ue
obEeto de acoso escolar Iue erturbó su rendimiento Greitió aFo y sus adres decidieron moverla de
instituciónH. 6on todo, el (ltimo aFo recueró su nivel acadBmico y logró salir como la tercera con
meEores notas en su clase, meEorando tambiBn ligeramente su grado de interacción social gracias a Iue
or entonces una rima suya de visita la animó a relacionarse m1s con las ersonas. Por entonces
tuvo su rimer y (nico enamorado, cuya relación con ella duró sólo ' meses or incomatibilidad de
car1cter. )e resentó a la universidad y entró en doceavo lugar dentro de la estadística de su @acultad.
+n la universidad volvió a su auta de aislamiento social, lo Iue la erEudica muc8o, ya Iue se siente
AcortaC ara estudiar en gruo, edir aclaraciones en clase y solicitar o restarse materiales. Tamoco
se relaciona muc8o con los vecinos de su comunidad ni con 2amiliares Iue no erteneDcan a su
círculo inmediato. 3o suele asistir a reuniones sociales, y cuando va rocura asar desaercibida. )us
asatiemos rinciales son la m(sica rom1ntica, las telenovelas, el internet y la lectura de libros de la
carrera de su esecialidad.
6. 9eterminantes situacionales actuales: *os contactos interersonales y reuniones sociales, las
articiaciones en las clases, el estudio en gruo.
9. Tariables organísmicas: Piensa constantemente en cómo oder relacionarse social y 2amiliarmente
m1s y meEor. Adem1s es obsesiva con 8acer las cosas bien ara Iue nadie la critiIue. 3o resenta
síntomas 2isiológicos signi2icativos 2rente a las situaciones molestas ara ella, 2uera de ligera
aceleración cardiaca e 8ierventilación.
+. 6onsecuencias: )entimientos de soledad y baEa autoestima. +stados de tensión y ansiedad, y
resuestas de escae o evitación cada veD Iue se 8alla en contactos y reuniones sociales, así como en
situaciones de clase y de estudio en gruo. Actualmente resenta baEo rendimiento acadBmico.
nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

'. 6ualidades 2avorables y motivación
*a Eoven tiene una cultura y un coe2iciente intelectual or encima del romedio. Presenta una gran
motivación y est1 disuesta a 8acer lo necesario ara llevar a cabo el tratamiento. Uno de sus
8ermanos declara Iue uede aoyar su desemeFo.
nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

/. =bEetivos ara el cambio
6ontrol de emociones negativas, meEoramiento del trato social, incremento de la e2ectividad ersonal
y modi2icación de la 2orma de ensar.
nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

%. Tratamientos recomendados
)e llevar1n a cabo cuatro módulos de intervención: uno de
entrenamiento en relaEación ara el autocontrol, otro de entrenamiento en 8abilidades sociales y
asertividad, y tambiBn reestructuración racional.
nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

&. 6omentarios
Una veD exuesto el lan de tratamiento, Adelaida se mani2iesta muy entusiasta y motivada. +l
ronóstico es de aroximadamente cuatro meses ara eserar meEoras signi2icativas en los reertorios
imlicados. Por el momento no se reIuiere tratamiento interdiscilinario.

P#=0#AMA) 9+ 6=39U6TA P#=0#AMA) 9+ 6=39U6TA P#=0#AMA) 9+ 6=39U6TA P#=0#AMA) 9+ 6=39U6TA

+s conveniente Iue el trayecto de intervención culmine con la
2ormulación de un rograma, or raDones de orden y sistematiDación. +sto
es, ara asegurar la e2iciencia y e2icacia de los asos Iue se llevar1n a cabo, así
como tambiBn ara documentar los detalles del trabaEo or 8acer, a 2in de
Análisis Funcional y Programación
125

Iue constituyan una guía clara y recisa de los mBtodos y eEercicios utiliDados
Gmuc8as veces el diseFador del rograma no es Iuien lo alicaH.
Un rograma es un conEunto eseci2icado de acciones y recursos,
diseFado en una determinada circunstancia ara resolver roblemas
individuales o a nivel de comunidad. *o cierto es Iue nunca se alcanDa
comleta certeDa en tal lani2icación, or lo Iue debe considerarse un
interEuego entre dos condiciones relativas: certidumbre Gor seguimiento de
leyes causalesH e incertidumbre Gor carencia de elementos su2icientes ara
concluirH, Iue dan lugar a cierta robabilidad con 2undamento estadístico yLo
exerimental ara redecir resultados. Así: aH cuanto m1s analíticamente se
estudie cada 2actor imlicado en un roblema, 8abr1 menor incertidumbre,
bH cuanto m1s se uedan alicar medidas a la determinación de esos 2actores,
8abr1 mayor certeDa, y cH cuanto m1s las oeraciones se basen en 8ec8os
obEetivos, 8abr1 mayor robabilidad de ocurrencia.
Pautas abundantes sobre la tecnología de 2ormulación rogram1tica se
encuentran, entre otras, en las obras de Prat8Qo8l, :loom y Masia
G-5&/L-5;$H, )und y Picard G-5;$L-5;&H, 7uertas G-5;&H, Mager G-5&$L-55.H,
0alindo, :ernal, 7inoEosa, 0alguera, Taracena y Padilla G-55$H y tambiBn
@ern1ndeD :allesteros G-55/H. +l detalle de Iue los manuales Iue se ocuan
de estos temas carguen m1s el asunto or el lado educativo es muy lógico,
ues ciertamente cualIuier cambio de conducta se realiDa en base a un
roceso de arendiDaEe GMontgomery, -555H.


UPara IuB sirve un rogramaW UPara IuB sirve un rogramaW UPara IuB sirve un rogramaW UPara IuB sirve un rogramaW

A travBs de estudios cl1sicos como los de Armstrong, 6ornell, Praner y
Wayne G-5;.L-5;'H y Mager G-5&$L-55.H se advierte Iue, en esencia, un
rograma conductual sirve ara:
-H !n2ormar sobre los datos generales del usuario y del restatario o
restatarios del servicio, así como del ambiente o ambientes en los cuales se
trabaEar1.
$H 9escribir 2uncionalmente el roblema, de modo Iue muestre
claramente cu1les son las condiciones en las Iue una di2icultad se roduce, y
el comortamiento 8abitual del cliente 2rente a ella,
'H )eFalar las 2ormas de evaluación utiliDadas Gentrevistas, ruebas,
registros directos, etc.H.
/H 6ategoriDar el roblema en tBrminos de alguna de las clasi2icaciones
o2iciales disonibles.
William Montgomery
126

%H !ndicar con IuB reertorios recurrentes llega el individuo baEo
tratamiento al inicio del rograma, y su nivel de conducta roblema re,
intervención Gcaacidad verbal, 2ísica, intelectual, motora, etc.H ara cumlir
los obEetivos.
&H 9etallar los ormenores de la intervención misma, dividiBndola en
2ormulación de metas, obEetivos y an1lisis de tareas.
;H 3ombrar las tBcnicas imlicadas en los rocedimientos.
<H !ndicar cómo se administrar1 el re2orDamiento ara motivar al
cliente.
+n síntesis, dic8o de otra manera, se trata de de2inir el UPor SuBW
Gidenti2icación del roblemaHM el USuBW GreIuisitos, metasHM el U6ómoW
GobEetivos, tareas, motivaciónHM el U6u1ndoW GlaDos, 8orarios, sesionesHM el
U9óndeW Glugar o lugares adecuadosHM y el USuienesW Gersonas encargadas y
usuarios del servicioH.


Metas, obEetivos y an1lisis de tarea Metas, obEetivos y an1lisis de tarea Metas, obEetivos y an1lisis de tarea Metas, obEetivos y an1lisis de tarea

+n la Eerga conductista, una meta se de2ine como un enunciado general
y amlio, a veces di2uso en sus límites, Iue da 2orma a un rograma o a una
exeriencia G)und y Picard, -5;$L-5;&H. *as metas del tratamiento son el
comortamiento 2inal eserado tras la intervención. )e 2ormulan tras una
exosición de conclusiones y un roceso de negociación con el cliente,
utiliDando un lenguaEe aseIuible. )e ueden exlicitar las tBcnicas Iue se van
a alicar y, a veces, la osible duración del trabaEo a llevar a cabo. )i es
necesario, se re2rendan con la 2irma de un contrato conductual. .. .
+l car1cter de las metas es el de guías generales ara 2ormular obEetivos,
y, or tanto, no necesitan ser muy recisas
%-
. +s recomendable Iue se
redacten utiliDando verbos tales como: AconocerC, comrenderC, AlograrC,
AraDonarC, AdesarrollarC, AaumentarC, AelevarC, AdisminuirC, AdesarrollarC,
etcBtera. Un eEemlo de meta odría ser: -H A*ograr e2iciencia ara

51
+l uso consagrado del lenguaEe 2orma el 81bito de con2undir el signi2icado de unos
tBrminos Galabras de signi2icado amlioH con el de otros Galabras con signi2icado emíricoH,
como si 2ueran intercambiables, debiendo es2orDarse muc8o ara encontrar la di2erencia
entre discursos vagos y recisos. Mager G-5&$L-55.H se re2iere, or eEemlo, a Ala r1ctica de
observar lo vagoC como un eEercicio e2icaD ara arender a distinguir los verbos Iue denotan
eEecuciones de aIuellos Iue re2ieren estados di2usos. Así, or eEemlo, Adesarrollar un sentido
de ertenenciaC es una meta sin connotación emírica, mientras Iue Aidenti2icar círculos de
color roEoC sí la tiene.
Análisis Funcional y Programación
127

comrender e interretar datosC. =tras odrían ser simlemente: $H
A9esarrollar la autoestimaC, 'H A9esarrollar 8abilidades verbalesC, y /H
A6omrender características del lenguaEe obEetivoC.
*os obEetivos, en vista de ser la manera cómo se van a lasmar las
metas, reIuieren mayor recisión Iue ellas, utiliDando verbos de acción tales
como: Ae2ectuarC, AeEecutarC, AcontarC, AcomletarC, AescribirC, AsumarC,
AexonerC, AEuntarC, AescogerC, etc.M redact1ndose de manera tal Iue, en lo
osible, se uedan distinguir cuatro comonentes: situación Gcondiciones baEo
las cuales se cumlen indicando límites materiales o ayudaH, suEeto GIuiBn
eEerce la conducta trabaEando el obEetivoH, conducta Gacción o dicción Iue el
suEeto emite como resultado de su arendiDaEeH, y criterio de acetabilidad
Gunto orcentual o aramBtrico en el cual se demuestra el dominio del
obEetivoH. )iguiendo la auta de las metas 2ormuladas anteriormente, se
odrían redactar obEetivos resectivos a cada una de ellas: -H AAl resentarle
una gr12ica el alumno odr1 identi2icar, usando ares de ordenadas, tres
untos situados en una gr12ica durante un laso menor o igual a dieD
segundosCM $H A9ado un conEunto de reguntas sobre la erceción de sus
roias caacidades, el evaluado cali2icar1 ositivamente en cada una de las
1reas consideradas en un inventario de autoestimaCM 'H A+n resencia de uno
o m1s niFos en el aula o atio, durante la 8ora del recreo, "uan reguntar1 y
contestar1 reguntas vocalmente, en oraciones comletas y audibles, or lo
menos cinco veces al día durante cinco días consecutivosCM y /H A9ados seis
enunciados de entre tres a cinco alabras, los alumnos ser1n caaces de
identi2icar aIuellas Iue describen acciones en un laso mayor o igual a treinta
segundos ara cada unaC.
*os an1lisis de tareas son aun m1s detallados, comrendiendo los tios
de eEercicios esecí2icos de Iue se comone cada obEetivo, los materiales o
tBcnicas Iue se utiliDan y lo Iue debe 8acer el suEeto con todo ello.
Prat8Qo8l, :loom y Masia G-5&/L-5;$H roonen utiliDar como marco una
taxonomía de 1reas re2eridas a estrategias cognoscitivas, destreDas motoras,
actitudes y socialiDación. )eg(n eso, en la tabla siguiente Gtabla ;.%H se
eEemli2ican metas, obEetivos y tareas resectivas a cada 1rea.
*a estructura de una rogramación es variada, y deende tanto del tio
de roblemaLtrastorno abordado y la edad del suEeto como del 1rea
sicológica en Iue se 2ormula. )in embargo, es osible enlistar una serie de
secciones Iue deben estar. +ste tronco b1sico enunciado en los untos
siguientes uede adatarse a roblemasLtrastornos de todo tio y en cualIuier
1rea:

William Montgomery
128

Tabla ;.%. +Eemlos de metas, obEetivos y tareas re2eridas a cada una de las 1reas de
arendiDaEe.


Jreas


Metas

=bEetivos

Tareas
+
s
t
r
a
t
e
g
i
a
s

c
o
g
n
o
s
c
i
t
i
v
a
s


@ormular
8iótesis.

Particiar
creativamente.
!dear soluciones a nuevos
roblemas.

@ormular sugerencias al
trabaEo de gruo.
Sue 8aga una lista de % soluciones
osibles ante un roblema resentado.
Sue roonga $ modos alternativos
de meEorar una acción determinada.
9
e
s
t
r
e
D
a
s

m
o
t
o
r
a
s


Agilidad ara
moverse.



+scribir.




6aminar con eIuilibrio.



9elinear letras, alabras y
oraciones.

Sue dB -. asos intercambiando los
ies sobre una tabla delgada sin caerse.

Sue escriba $. alabras con la
inteligibilidad y tamaFo adecuados en
una 8oEa sin líneas.

A
c
t
i
t
u
d
e
s

9esarrollar una
2iloso2ía de vida.


+ducación moral.



+laborar un código de
comorta,miento
ersonal.

Tomar decisiones Bticas.

Sue redacte % valores de2inidos Iue
guían su vida cotidiana.

Sue tome decisiones sobre % dilemas
morales, de acuerdo con normas
Bticas.
)
o
c
i
a
l
i
D
a
c
i
ó
n

*ograr mayor
sociabilidad.



9esarrollar
conducta
socialmente
aroiada.
!ncrementar contactos
sociales.


6onducirse con
amabilidad.
Sue mantenga intercambios
conversacionales or m1s de -.
minutos.

Sue salude sonriendo, extienda la
mano, diga A8ola, IuB talC, etc., en
situaciones de2inidas.

-H 9atos generales. 9onde deben 2igurar el nombre del suEeto
intervenido, su gBnero y edad, su grado Gy eventualmenteH su centro de
estudios o de trabaEoM su remitente GIue uede ser Bl mismo u otra ersonaHM
el 1rea en Iue se interviene Gor eEemlo cognitivo,linguística, emotivo,
motivacional, sensorial,motora, socialiDación, etc.HM el título del rograma Gen
2unción a lo Iue se trata, or eEemlo A8abilidades socialesC o Aatención y
concentraciónCHM Bl o los restatarios del servicioM el lugar donde se lleva a
cabo y la 2ec8a.
$H 9escrición del roblema y 2orma de evaluación. Una narración
breve y obEetiva de la di2icultad reortada o detectada, elaborada de manera
2uncional, es decir considerando en lo osible los eventos antecedentes, el
Análisis Funcional y Programación
129

desemeFo a modi2icar y las consecuencias de aIuel. )e comleta con una
enumeración de aIuellos rocedimientos de entrevista Gal suEeto o a sus
tutores o remitentesH, registro directo o indirecto, o autorregistro utiliDados
ara evaluar.
'H 6ategoriDación del roblema. 7aciendo uso de alguna de las
clasi2icaciones diagnósticas disonibles tanto a nivel conductual como
tradicional.
/H #eertorios de entrada y recurrentes. )e enumeran, de re2erencia
cuantitativamente y en tBrminos orcentuales, los resultados de la evaluación
a travBs de los distintos instrumentos y registros observacionales, centr1ndose
en aIuellos dB2icits, excesos o inadecuaciones Iue se van a tratar. A estos
índices se les uede considerar una línea base antes de la intervención.
!gualmente, se seFalan los reertorios y caacidades 2ísicas Iue el suEeto
reIuiere y tiene ara emeDar el rograma Gor eEemlo, si se trabaEan
atención y concentración, deber1 tener vista y audición normalesH.
%H Procedimientos. !ncluye la redacción de las metas, obEetivos y
an1lisis de tarea roios del caso, redactados de manera tBcnica y ex8austiva.
Asimismo las tBcnicas y los rocedimientos motivacionales utiliDados.
&H =bservaciones. Pueden ser estimaciones cualitativas de osibles
di2icultades, o valoraciones cuantitativas de cu1nto tiemo se reIuerir1 ara
terminar el rograma, o comentarios Iue imliIuen cosas Iue 8ay Iue 8acer
ara otenciar sus e2ectos, sea a travBs de ersonas o de acciones eseciales.
Algunas veces, los rogramas incluyen un rotocolo Iue eseci2ica muy
detalladamente lo Iue tienen Iue 8acer Bl o los alicadores. 6on 2recuencia,
este tio de documentos se redactan como arte de una rogramación
esecialiDada, y or tanto estereotiada, de r1cticas dirigidas a tratar cierto
tio de roblemas o trastornos. Por eEemlo, el Programa ara la
!ntervención en Adolescentes con @obia )ocial de =livares G$..%HM el
Programa de entrenamiento ara adres de Pineda, *óeD, Torres y
#omano G$..;HM el Programa de Teraia 6ognitiva 6onductual en 0ruos de
)anR y )c8ae22er G-5</L-55'HM o el Programa de ArendiDaEe +structurado de
0oldstein, )ra2Rin, 0ers8aQ y Plein G-5<.L-5<5HM entre otros. TambiBn
existen guías o2iciales de tratamiento con in2ormacion y mBtodos est1ndar
Gincluída su valoración de acuerdo con revisiones de r1ctica basada en la
evidenciaH ara ayudar al ro2esional a intervenir esecialiDadamente sobre
ciertos roblemas Gver 6reso, $.-$M ara una revision del untoH.



William Montgomery
130

6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

7ay Iue organiDar y analiDar el caudal de in2ormación registrado a
travBs del roceso evaluativo. Para ello, se ueden examinar los sistemas de
interacciones desaEustadas mediante an1lisis de secuencia o 2uncionales, a
veces con la ayuda de una simbología esecial. Una veD establecida la
8iótesis de cu1l es el roblema y cu1les son sus variables de mantenimiento,
se 2ormula un diagnóstico y se esboDa un cuadro in2ormativo. Para establecer
el diagnóstico se uede utiliDar alguna de las clasi2icaciones 2uncionales de
roblemas y trastornos al uso. A su veD, el cuadro in2ormativo es un resumen
esIuem1tico de aIuello Iue se incorora como datos ertinentes a travBs de
la evaluación, y sirve ara 2iEar metas tentativas en el tratamiento. )e 2inaliDa
con la redacción de un rograma de modi2icación de conducta, ara asegurar
la e2iciencia y e2icacia de los asos Iue se llevar1n a cabo, así como tambiBn
ara documentar los detalles del trabaEo or 8acer, a 2in de Iue constituyan
una guía clara y recisa de los mBtodos y eEercicios utiliDados. *os rogramas
son guías ara la acción, ero no son camisas de 2uerDa. )u er2ectibilidad es
in8erente a la misma 2ormulación tentativa de sus asos. +l modelo
resentado aIuí es sólo uno de los tantos osibles, cada ro2esional e
institución uede adatar sus rogramas a sus roios obEetivos y a otras
articularidades esecí2icas, 8aciendo las variaciones resectivas.


P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-H UA IuB se denomina an1lisis 2uncionalW
$H UPara IuB se esIuematiDan las relaciones 2uncionalesW
'H U6u1les son los rinciales rouestas de diagnóstico conductualW
/H U6ómo se con2orma un cuadro in2ormativoW
%H UPara IuB sirve un rogramaW
&H U6ómo se redacta un obEetivo conductualW
131


.! ngeniería del
Com#ortamiento





a se seFaló Iue 8ay tres niveles en los cuales se lasma el
an1lisis conductual. Uno 2ilosó2ico, otro teórico,metodológico y
otro tecnológico, cuyo ideal es ser derivado de los anteriores en
2orma co8erente. +l tercer nivel, en aras de 8acer una síntesis
re2erente a una gran cantidad de tecnologías rovenientes de distintas 2uentes
conductuales y cognitivo,conductuales, uede ser llamado genBricamente
Aingeniería comortamentalC, amliando el signi2icado tradicional de esta
denominación
%$
. )e trata, indudablemente, de una versión de la Asicología
alicadaC, Iue, seg(n la exlicación de 0oldstein y Prasner G-5<;L-55-H,
imlica la existencia de una ciencia b1sica desarrollada a travBs de la
investigación exerimental, cuya labor abastece de modelos y rinciios
teóricos a la actuación ro2esional del sicólogo, ermitiBndole alicarlos a
situaciones 8umanas de la vida real.
Por eso, 7omme, 9b:aca, 6otting8am, y 7omme, G-5&<L-5<'H se
re2ieren a la ingeniería del comortamiento como Ala alicación de las leyes
del comortamiento a roblemas r1cticosC, y Auna meDcla de dos
tecnologías: las del maneEo de contingencias y la del control de estímulosC G.
/.H. +n la resente sección se tratar1 sobre dic8as tecnologías y sus
características, adem1s de sus alicaciones generales. +sto, lógicamente,
involucra el maneEo de tBcnicas de establecimiento, mantenimiento o
eliminación de conductas 8umanas. 9ado Iue e2ectuar tales rocedimientos
reIuiere de alicadores, se ver1 tambiBn IuB condiciones reIuieren aIuellos
ara su meEor desemeFo.





52
Inicialmente, el origen del término y su connotación se reservaba, como se verá,
únicamente a la concepción aplicativa del paradigma operante.
Y
William Montgomery
132

T TT T!P=) 9+ !30+3!+#?A 6=39U6TUA* !P=) 9+ !30+3!+#?A 6=39U6TUA* !P=) 9+ !30+3!+#?A 6=39U6TUA* !P=) 9+ !30+3!+#?A 6=39U6TUA*

6omo se 8a mencionado, los dos tios genBricos de ingeniería
comortamental son, or un lado, la tecnología del control or el estímulo, y,
or otro, la tecnología de administración de contingencias. 7omme y cols.
G-5&<L-5<', ./-H, desde un unto de vista oerante, sintetiDan tales
relaciones en la comosición de la contingencia de tres tBrminos G2igura <.-H:

+stímulo
discriminativo

+Eecución Acontecimiento re2orDante
Tecnología de control
or el estímulo
Tecnología de administración
de contingencias


!ngeniería conductual

@ig. <.-. #elaciones entre la contingencia de tres tBrminos
y la ingeniería conductual.

+sta disosición instrumental de Acontrol or las consecuenciasC
combina antecedentes y contingencias inmediatas, or lo Iue arece obviar la
tecnología Iue roviene del condicionamiento resondiente +llo es inexacto.
*a distinción 8ec8a tradicionalmente entre los sistemas de resuesta Iue son
roios de cada disosición condicional Gm(sculos esIuelBticos AvoluntariosC
en el aradigma oerante y m(sculos lisos AinvoluntariosC en el
resondienteH, es anacrónica desde 8ace muc8o tiemo, orIue las
investigaciones 8an mostrado Iue el control voluntario est1 resente en
cualIuier sistema de resuesta, aun el Iue arece re2leEo, or lo Iue no 8ay
distinciones claras GPan2er y P8illis, -5;.L-5<.HM adem1s de la continuidad
temoral evidente entre ambos mecanismos de resuesta cl1sica y oerante
Gde a8í el aunte de )taats, -5;%L-5;5, sobre el trile ael actitudinal,
re2orDante y discriminativo del estímuloH. )in embargo, a 2in de evitar
con2usiones, aIuí se aFade a lo anterior la tecnología de Acontrol de las
relaciones estímulo,resuestaC como una variación de la arte iDIuierda del
esIuema de la 2igura -. *a di2erencia se ilustra en la 2igura <.$:

+stímulo
+ducidor
#esuesta Are2leEaC
o emocional


@ig. <.$. Tecnología de control de las relaciones estímulo,resuesta.
Ingeniería del Comportamiento
133


9e cualIuier manera, en el en2oIue ragm1tico Iue redomina
actualmente en la tecnología comortamental, la distinción no arece
sustancialmente remarcable. 9e 8ec8o, las combinaciones de ambos tios
son lo Iue rima 8oy en la tarea de los alicadores. Por eso en realidad la
ingeniería del comortamiento es mixta, e incluso m1s 2recuentemente
8eterodoxa, seg(n su grado de AacercamientoC o AleEaníaC del tronco
rimitivo
%'
. Aun así, es (til 8acer una distinción basada en asectos 8istóricos
entre las di2erentes modalidades.


Tecnología de control de las relaciones Tecnología de control de las relaciones Tecnología de control de las relaciones Tecnología de control de las relaciones
estímulo estímulo estímulo estímulo, ,, ,resuesta resuesta resuesta resuesta

*o imortante en este tio de tecnología es la organiDación de los
estímulos a los Iue resonde un individuo, notando Iue los elementos de la
ecuación conductual considerados allí son los de +,=,#, teniendo su sustento
exerimental en el condicionamiento avloviano. Por eso, esta modalidad
uede de2inirse como el grado en Iue el valor o magnitud Go resencia o
ausenciaH de un evento antecedente determina la robabilidad de ocurrencia
de una resuesta condicionada.
+n las investigaciones de Pavlov G-5$;L-5<$H, or un lado se asociaban
estímulos considerados AnocivosC Gruidos 2uertes, tareas sobrecargadas,
c8oIues elBctricos, etc.H, a resuestas emocionales Gsudor, temblor,
taIuicardia y otros cambios 2isiológicosH, rovocando una Aneurosis
exerimentalC en niFos y animales, con resuestas de desarreglo nervioso y
cororal seguidas de conductas de emergencia, evitación o escae. Por otro
lado, tambiBn se investigaron trastornos emocionales ligados a desórdenes
som1ticos graves Gasma, colitis, (lcerasH, arendidos a travBs de secuencias
resondientes inadatativas con imlicaciones sicoatológicas G)andler y
9avison, -5;'L-5;;H.
@ruto de estos 8allaDgos 2ue la extensión teraButica de los re2leEos
condicionados al tratamiento de la neurosis. Una de las rimeras 2ue la de
Mary 6over "ones discíula de Watson, Iue, continuando con las
investigaciones iniciadas or su maestro re2erente a las 2obias in2antiles, robó

53
En el sentido en que hay variantes que incorporan filosofías y procedimientos
originalmente ajenos (o no directamente derivados de), la investigación del análisis
experimental de la conducta.
William Montgomery
134

en los aFos veinte varios rocedimientos ara eliminar miedos a animales en
una treintena de niFos. +n concreto, utiliDó siete estrategias: aH
des8abituación, deEando asar un tiemo sin exosición al animal temidoM bH
elogio verbal, contando 8istorias 2avorables al animal temidoM cH adatación
negativa, oniBndolo a su vista continuamenteM dH castigo social, ridiculiDando
al niFo or tener miedo a algo ino2ensivoM eH distracción, desviando la
atención al estímulo, 2H asociación directa del animal estímulo temido con una
resuesta emocional incomatibleM y gH imitación social, 8aciendo ver cómo
otros niFos sin 2obias maniulaban al animal. onicamente G2H y GgH tuvieron
resultados 2avorables a la eliminación total de las 2obias, or lo Iue en un
osterior estudio "ones sólo alicó ambos rocedimientos, con Bxito. 7oy se
interreta Iue G2H constituye el antecedente sistem1tico m1s temrano de las
tBcnicas de exosición
%/
, mientras Iue GgH lo es del modelamiento GTila y
)antaella, $..5H.
=tra aroximación temranamente basada en re2leEos condicionados
2ue la de de )alter en -5/5, ara tratar roblemas de asertividad. )u teraia
consta de algunos eEercicios elementales de entrenamiento asertivo, sobre la
8iótesis de Iue los trastornos neuróticos son resultado de una in8ibición
cortical G9elgado )enior, -5<'H. 6ercanamente en el tiemo, 9ollard y Miller
G-5%.L-5<-H utiliDaron la teoría estímulo,resuesta 8ulliana de la ersonalidad
ara AtraducirC y relantear la sicoteraia 2reudiana. Acetando el
constructo sicoanalítico de la conducta neurótica como AsíntomaC de
con2lictos centrales subyacentes, sus mecanismos de de2ensa y su modelo de
relación interersonalM ellos subrayaron la necesidad de organiDar los datos
emíricos ligados a tales nociones en torno al arendiDaEe y desarendiDaEe de
la neurosis, considerando Iue el re2orDamiento viene or reducción del
imulso y Iue la neurosis se constituye en autas de 81bitos desadatados,
establecidos mediante condicionamiento.
Modi2icando arte de las tesis anteriores, 7ans ". +ysencR en el
7osital Maudsley de *ondres, y "ose8 Wole en )ud12rica, 8icieron sus
roias investigaciones considerando la conducta neurótica como la misma
condición neurótica, indicando Iue ara tratarla se necesita: -H identi2icar los
estímulos Iue la controlan, y $H debilitar sus vínculos estímulo,resuesta

54
Jones esperaba a que el niño tuviera hambre para ofrecerle su comida favorita. Luego,
mientras comía, se introducía al animal fóbico metido en una caja. Progresivamente se le
iba acercando la caja hasta que el niño dejaba de comer. En esos momentos se le retiraba la
caja a una distancia no evocadora de emoción negativa, para volver a acercarla después que
el niño volvía a comer. Poco a poco, la cercanía fue acortada hasta lograr que el niño
comiera jugando con el animalito ya fuera de la caja (Vila y Santaella, 2009; p. 26).
Ingeniería del Comportamiento
135

inadecuados, 2ortaleciendo a cambio aIuellos con nuevas resuestas
adatativas. )us rouestas teraButicas se comletan a travBs de tres
rocedimientos comlementarios Iue 2ueron la base ara la constitución de
la Ateraia conductualC cl1sica: el uso del contracondicionamiento ara tratar
neurosis ansiógenas, la teraia asertiva ara meEorar asectos de ersonalidad,
y la teraia aversiva ara tratar desviaciones sexuales, adicciones y 81bitos
indeseables. *as ublicaciones de +ysencR G-5&/L-5;5H, en tres tomosM y de
Wole G-5%<L-5<-H, 8acen ex8austivas revisiones de sus aortes.
+n la actualidad, la ingeniería conductual basada en el control de las
relaciones estímulo,resuesta, incluye tecnologías de desactivación GrelaEación,
resiraciónH, exosición gradual e intensiva Gen vivo o en 2antasíaH, y tBcnicas
aversivas, alic1ndose al tratamiento de roblemas emocionales,
sicosom1ticos y de salud,en2ermedad.


Tecnología de control or las consecuencias Tecnología de control or las consecuencias Tecnología de control or las consecuencias Tecnología de control or las consecuencias

AIuí lo relevante es el grado en la cual la resencia o ausencia de un
evento consecuente aumenta o disminuye la robabilidad de ocurrencia de
una resuesta. Pero, como se 8a dic8o m1s arriba, su aradigma de acción
involucra tanto el Acontrol or el estímulo GdiscriminativoHC como el AmaneEo
de contingenciasC. +n el rimer caso se trata de oner baEo control de un
estímulo situacional, mediante rocedimientos de re2uerDo, a una
determinada resuesta oerante. +n el segundo caso se trata, simlemente,
de oner la resuesta baEo control de sus consecuencias. +l modelo oerante
imlica rogramar y llevar a cabo, mediante el uso de re2uerDos aroiados,
el moldeamiento de la resuesta deseada a la veD Iue se debilitan las
resuestas no deseadas.
*os rimeros estudios exerimentales relativos a trastornos de la
conducta atológica adIuiridos or un control de estímulo indeseable, se
re2irieron a la Asuresión condicionadaC, inducida mediante oeraciones Iue
8acen Iue un estímulo inicialmente neutro adIuiera roiedades aversivas
interrutoras de una resuesta oeranteM Gin2iriBndose a artir de allí la
adIuisición oerante de la ansiedad y de la evitaciónH. =tras investigaciones,
reseFadas en la cl1sica antología de tres tomos de Ulric8, )tac8niR y Mabry
G-5;-L-5<'H, inciden sobre masoIuismo, agresión, delusión verbal y otras
atologías, como or eEemlo en las situaciones estudiadas or *indsey y
)Rinner G)Rinner, -5%&L-5;%H. @ueron ellos recisamente Iuienes
introduEeron el tBrmino Ateraia conductualC ara designar sus
William Montgomery
136

rocedimientos derivados de la administración de contingencias, distinguibles
or su metodología de diseFo intrasuEeto, selección de variables estrictamente
observables Gsin la mediación de constructos mediacionalesH, la insistencia en
el control exerimental y la recisión de las medidas. )in embargo, con el
tiemo dic8a exresión se usó en el contexto de la ingeniería de control or
relaciones +,#, re2iriBndose utiliDar el nombre de Amodi2icación de
conductaC o Aan1lisis conductual alicadoC ara la tecnología oerante.
Actualmente, la tecnología basada en el control or las consecuencias
incluye rocedimientos de modi2icación de conducta y de enseFanDa de
oerantes alternativas a las no deseables, así como de entrenamiento en
conductas de a2rontamiento, evitación o escae necesarias en cualIuier
1mbito de la sicología.


Tecnologías mixtas y 8eterodoxas Tecnologías mixtas y 8eterodoxas Tecnologías mixtas y 8eterodoxas Tecnologías mixtas y 8eterodoxas

9urante los aFos sesenta, setenta y oc8enta, la ingeniería
comortamental comenDó a diversi2icarse Gen lo Iue algunos 8an llamado
Asegunda generaciónCH, debido a la in2luencia de modelos externos ero
comlementarios, como el cognitivo, constituyendo tecnologías
combinatorias de las recedentes, adem1s de incluir en su en2oIue variables
no directamente observables y constructos de autorregulación y ersonalidad.
Por una arte, la desensibiliDación sistem1tica de Wole G-5%<L-5<-H se
relacionó con el uso de resuestas sensorial,imaginales como antagónicas a la
aarición de la ansiedad, inducida tambiBn imaginalmente. G9esde entonces,
las tBcnicas de exosición se suelen dividir entre tBcnicas Aen vivoC y Aen
2antasíaC: Wole, -5&5L-55'H. =tro en2oIue destacado 2ue el del arendiDaEe
social G:andura, -5&5L-5<'M :andura y Walters, -5&'L-5;;H lanteando Iue
uede 8aber arendiDaEe or observación sin necesidad de re2uerDo directo,
debido a la resencia de variables mediadoras generadas or el roio
individuo, entre las oeraciones de arendiDaEe y la eEecución 2ísica de la
conducta del suEeto Iue observa. 9esde allí se seFaló Iue la
autoverbaliDación, el ensamiento y otros rocesos simbólicos modi2ican la
asimilación de atrones de resuesta. 6on el tiemo, :andura G-5<%L-5<;,
-55%L-555H deslegó el constructo mediador de Aautoe2icacia ercibidaC
G2orma de autoevaluación de las roias cometenciasH como 2actor
determinante de la conducta 8umana. =tra variante, el condicionamiento
GoeranteH encubierto de 6autela GUer y 6autela, -5;<L-5<'H introduEo
tBcnicas de escae de situaciones aversivas, recomensa de resuestas
Ingeniería del Comportamiento
137

alternativas, y castigo de la conducta mal adatada, aareando
sistem1ticamente estímulos reales con imaginativos a 2in de 2ortalecer o
debilitar resuestas, seg(n las necesidades teraButicas. +n otros modelos
GMeic8embaum, -5<%L-5<;M :ecR, #us8, )8aQ y +mery, -5;5L-5<'M +llis y
9ryden, -5;;L-5<'H se rivilegian el Adiscurso internoC y la Areestructuración
cognitivaC como 2actores de autocontrol ara meEorar la interacción con
situaciones di2íciles y estresantes, o sustituyendo las ideas irracionales desde la
evaluación de su lógica errónea. A todo esto uede aunarse el a2loramiento
de la biorretroalimentación, Iue utiliDa los mBtodos y tBcnicas del
condicionamiento ara entrenar al individuo Gmediante el uso de aaratos
Iue amli2ican seFales internasH en el autocontrol de sus sistemas
interocetivos alterados. +n los (ltimos tiemos se 8a dado en llamar
Aen2oIues cognitivo,conductualesC a las variantes reseFadas. !ncluso algunos
utiliDan tal denominación ara rotular el en2oIue conductual en su conEunto
G=livares, Maci1, =livares y #osa, $.-$H.


+* P+#@!* 9+ U3 !30+3!+#= 9+ *A 6=39U6TA +* P+#@!* 9+ U3 !30+3!+#= 9+ *A 6=39U6TA +* P+#@!* 9+ U3 !30+3!+#= 9+ *A 6=39U6TA +* P+#@!* 9+ U3 !30+3!+#= 9+ *A 6=39U6TA

)i el oEo analítico Iue ve las esecialidades sicológicas 8a de guiarse
sólo or la delimitación m(ltile Iue el encargo social le 8a dado
8istóricamente a la discilina
%%
, tendría Iue llegar 2orDosamente a la
conclusión de Iue la Psicología es una ro2esión 2ragmentada, como lo
8icieron )igmund Poc8 y 0ordon :oQer, al EuDgarla, uno GPoc8H como Iue
cubre Aun inmenso y desordenado esectro de actividades y exeriencias
8umanasC Gcit. or PeFa, $..&M . %%5HM y otro G:oQerH, como un 1rbol en
crecimiento donde cada sicólogo es un AeIueFo insecto Iue se alimenta de
una 8oEa suculenta en un extremo de una diminuta ramaC G0oodQin, $..&M .
/;;H. +n verdad, viendo la enorme diversidad de divisiones Iue tiene la
Asociación de de Psicología Americana GAPAH, la imresión uede ser esa.
)in embargo, el oEo analítico no se guía or rimeras imresiones. :ien
mirado, se encuentra un orden en la 2ormación del sicólogo, Iue asa or la
alicación de un solo cuero de conocimientos a distintas 1reas
%&
. +l nombre

55
La justificación de ramas aplicativas fue impuesta al principio como respuesta inmediata
a momentos críticos, y no como conocimiento aplicable potencialmente útil a partir de un
desarrollo básico (Talento y Ribes, 1980).
56
+so est1 claro, or eEemlo, ara =rganiDación de las 3aciones Unidas ara la +ducación,
la 6iencia y la 6ultura GU3+)6=H, y la =rganiDación !nternacional del TrabaEo G=!THM Iue
ubican a una de las 1reas: la sicología clínica y de la salud, en el marco de la 2ormación
William Montgomery
138

Iue se les ueda oner a algunos de los di2erentes er2iles o intereses
ro2esionales Gor eEemlo Asicología de la religiónC, Ade la muEerC o Adel
discaacitadoC, etcBteraH, no crea Anuevas sicologíasC ni Anuevas ramasC con
esecialidades distintas, sino Iue amlía 1mbitos de alicación insertos
molecularmente en algunas grandes 1reas ya delimitadas: sicología clínica Go
clínica y de la saludH, sicología educativa, sicología social,comunitariaH y
sicología organiDacional Go del trabaEoH. =tras, como or eEemlo las Iue
menciona en su artículo cuatro la *ey del TrabaEo del Psicólogo en el Per(
Gsicología Eurídica, olicial,militar, del deorte, del adulto mayor, de las
emergencias y desastres, de la 2amilia, de las adicciones, ambiental, olítica y
enitenciariaHM son, en realidad, asectos articulares cuya inserción 2ormal en
las grandes 1reas antes citadas es di2icultosa or constituirse en r1cticas
mixtas. Por eEemlo, como dicen =livares, Maci1, =livares y #osa G$.-$H, la
sicología de las emergencias imlicaría una intervención de orden
sicosocial y organiDacional Iue gestione las reercusiones generadas or un
desastre, y aliIue los rinciios de las din1micas de gruos al
comortamiento colectivo, adem1s de tratar clínicamente resuestas de
temor y estrBs en las víctimas
%;
.
Al menos conductualmente, gracias al sólido nexo establecido or una
2iloso2ía ragm1tica, es osible relacionar la teoría con la r1ctica de un modo
m1s o menos acetable, sin imortar la diversidad de esecialidades y 1reas
de alicación, como es notorio a travBs de la gran cantidad de investigación
exerimental y tecnología roducidas. +ste orden se lasma en las
alicaciones Iue la ingeniería del comortamiento aorta en cada uno de los
rubros llamados esecialidades. +n este sentido, uede decirse adem1s Iue
8ay una gama de alicaciones ro2esionales Iue ning(n analista conductual
deEa de 8acer, indeendientemente de la esecialidad Iue tenga G2igura <.',
adatada de =livares y cols., $.-$M . $-H.
Probablemente, una de las condiciones b1sicas ara emrender con
e2iciencia cualIuier rocedimiento de intervención, es aunar al
entrenamiento cientí2ico Iue le ermite el dominio de tBcnicas

b1sica y de la actuación ro2esionalM entendiendo la continuidad entre la 2ormación b1sica y
alicada del sicólogo.
57
+n uridad de verdades, es reciso reconocer Iue las esecialidades clínica, educativa,
social y organiDacional tambiBn incluyen r1cticas mixtas de varios tios, seg(n lo Iue 8aga el
AesecialistaC en alguna de esas 1reas. Así Iue las 2ronteras entre sus er2iles son borrosas.
Ingeniería del Comportamiento
139

exerimentalmente robadas
%<
, las cualidades ersonales y de exeriencia
ro2esional roias de un alicador con vocación. +se es el rol rouesto
or el cl1sico AModelo :oulderC o del Acientí2ico,racticanteC, Iue roduce y
consume investigación relativa a su ramo, tratando de unir el emirismo
lógico a la intuición clínica. 9e acuerdo con tal modelo, todo esto viene
ligado a la tarea de di2erenciar las tBcnicas seudocientí2icas de las cientí2icas
Gcon base exerimentalH y en2ocar los rogramas de esecialiDación con
enseFanDa de mBtodos rigurosos Iue solidi2iIuen la labor de los arendices,
otenciando una 2ormación ro2esional Iue articule asectos teóricos con el
eEercicio r1ctico,





@ig. <.'. @unciones del ro2esional de la conducta.


7ay un conceto 2ormulado or 0ramsci G-5'&L-5&;H re2erente al
intelectual org1nico, Iue odría ilustrar este unto con resecto al ingeniero
conductual. +l intelectual org1nico viene a ser una esecie de tBcnico
esecialiDado Iue eEerce 2unciones necesarias en el lano de la roducción

58
Lo ideal no es que tenga necesariamente un ejercicio directo de investigación, pero sí, por
lo menos, un conocimiento o interés por aquella y por sus resultados. La literatura
conductual está llena de datos sobre eso.

+valuación
!ntervención ara
el cambio

!ntervención
reventiva

+nseFanDa
+ntrenamiento

Administración y
0estión
6onseEo
Asesoría
Peritaciones

!nvestigación

@unciones del
ingeniero
conductual
William Montgomery
140

social, conectado con el estamento b1sico Iue le da raDón de ser. Así, el
ingeniero conductual debería ser el intelectual org1nicamente ligado al b1sico
Ganalista exerimentalH y como tal, actuar en 2unción al conocimiento
cientí2ico Iue aIuel le aorta, ara retroalimentarlo a su veD con los
resultados o datos Iue se desrenden de sus alicaciones tecnológicas.
*o cierto es Iue la tecnología conductual surge, sobre todo, de un
conEunto de regularidades certi2icadas or su rueba en condiciones
reetidas. +stas son, esencialmente, los rinciios del re2orDamiento, de la
extinción, del contracondicionamiento, del castigo, de la discriminación y del
modelamiento G:andura, -5&<L-5<'H. A8ora bien, sin llegar a la ingenuidad
de ensar Iue los rinciios del an1lisis exerimental de la conducta
obtenidos en investigación de laboratorio se ligan directamente con las
alicaciones conductuales, de todas maneras es evidente Iue, al amaro
general de tales rinciios, se 8an derivado multitud de tBcnicas oerativas
ara gran cantidad de roblemas.
=tra cosa Iue debe incororarse al er2il del ingeniero conductual es el
8ec8o de Iue su en2oIue de concetualiDación y cambio del comortamiento
se basa en el rendimiento, tratando la conducta roblema or sí misma.
*o Iue imorta, 2inalmente, es lo Iue el individuo 8ace o dice, la (nica
medida v1lida de cualIuier cambio en el comortamiento es el mismo
comortamiento G)ulDer,ADDaro22 y Mayer, -5;;L-55%H. +sto suone
eseci2icar obEetivamente las etaas de intervención y el registro riguroso de
los reertorios del individuo en cada una de ellas. Para eso se cuenta con
rocedimientos de observación, registro y medición de la conducta en
tBrminos de dB2icits, excesos e inadecuaciones, incororando tambiBn
rocedimientos estadísticos y sicomBtricos.
+n el er2il del ingeniero conductual est1 igualmente imlícito el
car1cter de la evaluación Iue 8ace de su obEeto de estudio: la conducta
entendida como interacción con2igurada biogr12icamente, en la cual se
cuentan mani2estaciones cognitivas, emocionales, motoras y sico2isiológicas
G*óeD y 6osta, $..5M $.-$H. +sto Iuiere decir Iue su tarea de develar
exeriencias rivadas inaarentes y analiDar 8istorias de desemeFo
aarente, involucra esclarecer el car1cter 8istórico y transaccional de las
interacciones individuo,ambiente Iue dan lugar a los roblemas de
comortamiento en su versión actual. +n otras alabras, las relaciones
2uncionales entre los 2actores intervinientes en el eisodio interactivo Iue es
materia del examen en la consultoría ro2esional.


Ingeniería del Comportamiento
141

9+)P#=@+)!=3A*!cA6!>3 Y + 9+)P#=@+)!=3A*!cA6!>3 Y + 9+)P#=@+)!=3A*!cA6!>3 Y + 9+)P#=@+)!=3A*!cA6!>3 Y +MP=9+#AM!+3T= MP=9+#AM!+3T= MP=9+#AM!+3T= MP=9+#AM!+3T=

Por (ltimo, algo Iue caracteriDa la labor de un ingeniero conductual es
la b(sIueda de un Acliente autónomoC, a travBs de la desro2esionaliDación y
el emoderamiento. 6omo dice Ardila G-5<.H: A+n la ingeniería
comortamental se insiste en Iue las tBcnicas deben darse a la gente ara Iue
las utiliceC G. %'/H. +sto merece un tratamiento aarte.
+n el modelo de desro2esionaliDación, el teraeuta se convierte en un
instructor untual de otencialidades de desarrollo Gestructuradas en la 2orma
de reertorios de a2ronteH, y luego en un suervisor ocasional de los
desemeFos cada veD m1s indeendientes del usuario de los servicios
sicológicos. )eg(n la exresión de Talento y #ibes G-5<.H, la meta 2inal de la
desro2esionaliDación es liberar al cliente de la deendencia tíica del
AacienteC asivo y reactivo en la consultoría tradicional, trans2iriBndole los
conocimientos ertinentes a la comunidad ara Iue Bsta misma los aliIue
en su bene2icio. Para conseguirlo, se romueven en los clientes la
autovigilancia y la relaEación, el adiestramiento en destreDas de a2rontamiento
y ciertos cambios en el estilo de vida sustituyendo la rimitiva relación del
Acontrolador conductistaC del usuario de su servicio, or una relación
sicoeducativa donde el rimero 8ace las veces de instructor Iue combina
rocedimientos edagógicos como las lecciones estructuradas, la enseFanDa
did1ctica y la eEercitación 2ormal, con las tBcnicas sicológicas ara
emoderar al cliente. 9e esta manera, la noción de emoderamiento del
usuario G6osta y *óeD, $..5H signi2ica trasladar el centro de gravedad de la
ingeniería del comortamiento desde el tratamiento directo de una atología
o trastorno esecí2ico, en 2unción a resuestas discretas, 8asta el
entrenamiento de cometencias o modos de Asaber 8acerC algo, ara Iue el
mismo cliente se roorcione salidas y soluciones en un amlio rango de
roblemas, en diversas situaciones. 7ay Iue ercatarse de Iue Bsta estrategia
modi2ica la conceción tradicional de reocuarse or los dB2icits de las
ersonas antes Iue or sus otencialidades de desarrollo. )e considera Iue el
roblema no reside en el comortamiento del cliente, sino en su red de
relaciones con otros individuos así como con las r1cticas valorativas Iue lo
contextualiDan a nivel social. 9e esta manera, en la conseEería se busca
reestructurar tales relaciones y las situaciones Iue contribuyen a romover,
establecer o 2acilitar nuevas normas de transacción en veD de las antiguas
G6osta y *óeD, $.-$H.
A nivel oerativo, la rearación en cometencias de emoderamiento
caacita a las ersonas ara modi2icar sus roias disosiciones y conducta
William Montgomery
142

en relación con las de otros, y las r1cticas sociales contextualiDadoras de las
interacciones imlicadasM regulando tales cambios en 2unción a dimensiones
individuales Iue tengan en cuenta: aH las conductas Iue se esera socialmente
ocurran en una determinada situación, de2iniendo obEetivos y an1lisis de tarea
ertinentesM bH las caacidades actuales re2leEadas en reertorios recurrentes
y de línea baseM y cH las actitudes con resecto a otras ersonas y
acontecimientos detectadas a travBs de ruebas estructuradas e
inestructuradas. )obre esas bases, se enseFa a los clientes 2ormas de
autoobservación, de autoevaluación y de autorregistroM arreglando las
condiciones ara el GautoHre2orDamiento de suGsH conductaGsH deseadaGsH.
6laramente, tales rocedimientos trasladan en el suEeto la erceción de su
resonsabilidad ersonal del lano externo al interno, or así decirloM
aumentando el nivel de autovigilancia y el es2uerDo or conseguir las metas
erseguidas.
+ntonces, en la visión de desro2esionaliDación y emoderamiento, la
ingeniería conductual se convierte en un roceso sicoeducacional de
arendiDaEe, y el asesor sicológico se convierte en el transcurso del roceso,
en Aun conseEero tBcnico o un entrenador cuya ayuda rincial ser1 instruir y
adiestrar en el desarrollo de 8abilidades de en2rentamiento a los roblemasC,
seg(n la exresión de Ma8oney G-5<.L-5<'M . ';.H, extraída de su en2oIue
de Aciencia ersonalC.
Todo esto uede amliarse en la 2orma de rogramas autoalicables al
cambio comunitario, utiliDando tBcnicas de maneEo de gruos.


M+9!A6!>3 Y TUT=#?A 6=39U6TUA* M+9!A6!>3 Y TUT=#?A 6=39U6TUA* M+9!A6!>3 Y TUT=#?A 6=39U6TUA* M+9!A6!>3 Y TUT=#?A 6=39U6TUA*

*os roles otenciales Iue uede Eugar el ingeniero de la conducta en el
roceso de intervención en consultoría, son diversos. Puede ser un mediador
o in2ormador de conocimientos a clientes con ciertas caacidades autónomasM
uede ser un tutor o guía directivo con clientes deendientesM uede oerar a
la veD como un instigador Gincitador, motivadorH o un entrenador
Gmodelador, suervisorH de desemeFosM o uede ser simlemente un
conseEero Gasesor, orientadorHM y, or lo general, uede ser un diseFador de
contingencias, elaborando rogramas y coordinando es2uerDos ara llevarlos
a cabo Eunto con monitores ara,ro2esionales.
+n el (ltimo caso se trabaEa con ersonas cercanas al suEeto
intervenido, Iue ayudan a llevar a cabo las tareas de modi2icación o teraia.
+stas ersonas del entorno o2ician como agentes de cambio suervisados or
Ingeniería del Comportamiento
143

el ro2esional resonsable del diseFo del rograma, y ueden ser, seg(n el
1mbito de intervención esecialiDada Gclínica, educativa, organiDacional,
social,comunitaria, Eurídica, deortiva u otrosH y seg(n la disonibilidad:
maestros, en2ermeros, condiscíulos, adres, 2amiliares, mBdicos, guardianes,
amistades, comaFeros de trabaEo, vecinos, suervisores, etcBtera. *as tareas
de monitoría Iue cumlen estos ara,ro2esionales de la sicología en el
eEercicio de sus 2unciones, son: aH seleccionar la estimulación m1s (til ara
cumlir los obEetivos G2iEada en el an1lisis de tarea del rogramaHM bH instigar la
ocurrencia y la generaliDación de las conductas reIueridas desuBs de alicar
debidamente las tBcnicas rescritasM y cH AcargarC emocionalmente las
interacciones con los clientes, a 2in de conseguir su colaboración total.
6omo es lógico, lo anterior suone un entrenamiento de las ersonas
Iue desemeFen el ael de monitores ara,ro2esionales. +llos deber1n
articiar activamente en el roceso, y el resultado a lograr se traducir1 en la
eEecución de los rogramas rescritos en el ambiente natural. Al resecto,
trabaEos como los de 6asalta G-55.H con al2abetiDadoresM 7erbert G-555H y
Pineda, *óeD, Torres y #omano G$..;H con adres de 2amiliaM )anR y
)c8a22er G-5</L-55'H y 0oldstein, )ra2Rin, 0ers8aQ y Plein G-5<.L-5<5H con
monitores de gruoM entre otros, son ilustrativos.
Una secuencia sugerida or los estudios cl1sicos GMaci1, $..;H
%5
, ara el
entrenamiento de araro2esionales revela cuatro 2ases b1sicas:
-H +nseFanDa de observación de la conducta y su registro aramBtrico
Gde2inición oeracional, momento y lugar donde ocurre, con2ección y uso de
2ormatos de registros observacionalesH.
$H !denti2icación de contingencias Gan1lisis 2uncional de antecedentes y
consecuencias determinantesH.
'H Pr1ctica de modelamiento y retroalimentación GeEercicios de Euego
de roles y suervisión, utiliDando guiones con2eccionados en base a
roblemas realesH.
/H +valuación y aEuste de la intervención Gen relación con los
desemeFos observados y los resultados reortados tras su alicación a casos
realesH.




59
El manual del Dr. Diego Maciá Antón es todo un clásico que incluye en su cuarto
capítulo un discurso muy didáctico de guía para padres en el ámbito de la intervención en
conducta familiar, que podría seriamente considerarse como material de lectura en talleres
para padres de familia, e incluso en la consultoría individual.
William Montgomery
144

*A !30+3!+#!A 6=39U6TUA*, 7=Y *A !30+3!+#!A 6=39U6TUA*, 7=Y *A !30+3!+#!A 6=39U6TUA*, 7=Y *A !30+3!+#!A 6=39U6TUA*, 7=Y

+l vertiginoso avance de la ingeniería del comortamiento, tanto en sus
vertientes AortodoxaC como A8eterodoxaC, no se 8a detenidoM y así se 8a
llegado desde los aFos noventa a una nueva generación, caracteriDada, en el
caso del conductismo radical GclínicoH, or el ABn2asis en el contexto
ambiental de la vida de los clientesC GPBreD,JlvareD, $..&, . -&<H, alentando
al cliente ara comrometerse en actividades naturalmente re2orDadoras,
modi2icando el ambiente antes Iue el ensamiento, 2ocaliDando en el atrón
evitativo Iue roduce el roblema, y, en general, en2atiDando la estrategia de
cambio en las contingencias naturales m1s Iue en la conducta gobernada or
reglas. +n el caso de las ingenierías cognitivo,conductuales, or su arte, la
variación vendría dada or su reciente interBs en la dirección de la acetación
y de los valores
&.
.
6on base arcial en los aortes de PBreD,JlvareD G$..&H y de :as,
#amallo G$..-H, se con2ecciona una tabla donde se ubican
aroximativamente las líneas de roli2eración en la ingeniería conductual
tanto durante el eríodo -5;.,-55., como de allí 8asta el resente Gtabla
<.-H
&-
. +sta tecnología es considerada, en su mayor arte, como la m1s e2ectiva
de la discilina, seg(n lo demuestran las listas de tratamientos sicológicos
emíricamente con2irmados or los estudios de organiDaciones o2iciales
americanas y euroeas.




60
Aunque se le brinda mayor atención al campo clínico, que es donde radican la mayoría de
los cambios ingenieriles, debe aclararse que tales modificaciones generalmente repercuten
sobre las demás áreas de trabajo profesional.
61
En la tabla se incluye la modalidad interconductual de análisis contingencial (Díaz-
González y Rodríguez, 2002), desde la cual se asume que los procesos respondientes
(llamados contextuales) son parte constitutiva de los operantes (llamados suplementarios),
conformando ambos, a su vez, la base sobre la cual se erigen los niveles superiores de la
conducta humana (llamados sustitutivos). La solución a los problemas de dicha conducta
implica, según eso, que debe ampliarse el análisis de modo que incluya tales niveles, para lo
cual se postulan diversas dimensiones fundadas en categorías de tipo disposicional (estilos
de interacción, motivos y competencias del individuo), situacional social (como la conducta
afecta y es afectada por otros), y macrocontingencial, o sea cultural.



Ingeniería del Comportamiento
145

Tabla <.-. Tecnologías conductuales y cognitivas.


6onductual, interconductual y
contextual

6onductual,cognitiva y cognitiva,conductual


-5;. l -55.


Modi2icación de conducta
Teraias de exosición
Teraia de condicionamiento
encubierto
Teraia de in8ibición recíroca
Teraia asertiva
Teoría del arendiDaEe social
Teraia de condicionamiento verbal


Teraia multimodal
Teraia racional,emotiva
Teraia cognitiva
7abilidades de a2rontamiento
Teraias de solución de roblemas

-55-,$.-'


Teraia de biorretroalimentación
Teraia de acetación y comromiso
Psicoteraia analítico,2uncional
Teraia dialBctica,conductual
Teraia de activación
Mind2ulness
An1lisis contingencial

ManeEo de ansiedad generaliDada
Teraia cognitivo,estructural
Teraia de esIuemas
Teraia de desensibiliDación or
rerocesamiento ocular
Teraia 6ognitiva interersonal
Teraia 6ognitiva narrativa



6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

*a denominación de ingeniería del comortamiento engloba todos los
tios de tecnología conductual existente constituyendo la alicación de las
leyes del comortamiento a roblemas r1cticos. 7ay tres tios generales:
control or las relaciones estímulo,resuesta, control or las consecuencias,
y variantes mixtas y 8eterodoxas. *a tecnología basada en el control or las
relaciones estímulo,resuesta incluye tecnologías de desactivación GrelaEación,
resiraciónH y exosición gradual e intensiva. *a tecnología basada en el
control or las consecuencias incluye rocedimientos de modi2icación de
conducta y de enseFanDa de oerantes alternativas a las no deseables, así
como de entrenamiento en conductas de a2rontamiento, evitación o escae.
*as variantes mixtas y 8eterodoxas incluyen, en su mayoría, diversos
constructos mediadores, y se les suele llamar Aen2oIues cognitivo,
conductualesC.
William Montgomery
146

+n la actualidad, las tecnologías reseFadas son consideradas, en su
mayor arte, como las m1s e2ectivas de la discilina, seg(n lo demuestran las
listas de tratamientos sicológicos emíricamente con2irmados, y su
alicación se extiende a todas las 1reas de la sicología y a casi todos los
roblemas sicológicos.
+l er2il del ingeniero conductual viene dado or el ideal del Acientí2ico,
racticanteC. Por ello, analiDa relaciones 2uncionales entre los 2actores
intervinientes en el eisodio interactivo Iue es materia del examen en la
consultoría, y eseci2ica cambios basados en el rendimiento mientras los
eval(a ermanentemente. Una característica de su labor es desro2esionaliDar
los rocedimientos y emoderar a los usuarios de su servicio de las
8erramientas necesarias ara solucionar sus roblemas de manera autónoma,
udiendo emlear el auxilio de agentes de cambio Iue estBn en el entorno
natural del individuo o gruo intervenido sicológicamente.


P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-H USuB es la ingeniería del comortamientoW
$H U6u1les son los rinciales tios de ingeniería del comortamientoW
'H U6u1les son las labores ro2esionales del analista conductualW
/H UPor IuB se dice Iue el ingeniero conductual debería ser el intelectual
org1nicamente ligado al b1sicoW
%H U6ómo desro2esionaliDar el camo y emoderar a los usuarios del
servicio sicológicoW
&H U6ómo se desemeFan la mediación y la tutoría conductualesW

147



/! Tecnología 011




ista desde una ersectiva ragm1tica, la tecnología constituye
un conEunto de tBcnicas articuladas ara cumlir ciertos 2ines, y,
siguiendo las orientaciones de =livares, Maci1, =livares y #osa
G$.-$H, una tBcnica uede de2inirse como Aun rocedimiento,
oeración o maniobra concreta Iue alicamos ara resolver un roblema
concretoC G. -'5H. Asimismo, Atoda tBcnica, cuando se alica ara roducir
la solución de un roblema o reducirLeliminar un trastorno sicológico, se
convierte en tratamientoC G.-'5,-/.H. A este resecto, en general se
consideran los tratamientos de maneEo conductual a manera de variables
indeendientes Iue roducen modi2icaciones mensurables en los estados de
línea base Gvariables deendientes o comortamientos a modi2icarH, medidos
con anterioridad. +stos tratamientos ueden ser unicomonentes si se
comonen de una sola tBcnicaM y multicomonentes si involucran m1s de
una. +n tales casos, se uede 8ablar de AaIuetesC tBcnicos, de rogramas o
de teraias, seg(n el grado de comleEidad y 1rea de esecialiDación.
#esulta di2ícil clasi2icar rigurosamente la diversi2icación extrema de los
tratamientos conductuales en rubros recisos, orIue en muc8os casos
rovienen de variantes distintas, en algunas de ellas sus rinciios y
rocedimientos se yuxtaonen, en otras cambian de nombre y en otras el
Iue8acer es mixto Gcon bases resondientes y oerantes entremeDcladasH y
multicomonente Gcon tBcnicas rovenientes de tradiciones di2erentesH. +n
busca de un orden, ya se vio Iue a veces se acostumbra agruarlas con
etiIuetas de límites imrecisos, tales como tecnologías de control de las
relaciones estímulo,resuesta, de administración de contingencias y
combinaciones mixtas y 8eterodoxas. Pero al interior de esas agruaciones se
8allan tratamientos de control de la activación, de exosición en vivo y en
2antasía, de maneEo de contingencias, de arendiDaEe social y de control
cognitivo. A ellas se les ueden aFadir las categorías de Ateraias de tercera
generaciónC e AintegrativasC y AconstructivistasC, adem1s de otras di2ícilmente
enmarcables en las anteriores.
T
William Montgomery
148

+n este caítulo se ver1n solamente los tratamientos m1s AortodoxosC
de control de la activación, de exosición en vivo y en 2antasía y de maneEo de
contingenciasM deEando los dem1s ara la siguiente sección.


T+63=*=0?A 9+ 6=3T#=* 9+ #+*A6!=3+) +)T?MU*= T+63=*=0?A 9+ 6=3T#=* 9+ #+*A6!=3+) +)T?MU*= T+63=*=0?A 9+ 6=3T#=* 9+ #+*A6!=3+) +)T?MU*= T+63=*=0?A 9+ 6=3T#=* 9+ #+*A6!=3+) +)T?MU*=, ,, ,
#+)PU+)TA #+)PU+)TA #+)PU+)TA #+)PU+)TA

TBcnicas de contro TBcnicas de contro TBcnicas de contro TBcnicas de control de la activación l de la activación l de la activación l de la activación

*a activación es un estado de car1cter 2isiológico Iue se mani2iesta con
diversos grados de energía, y se muestra esecialmente exacerbada cuando un
individuo atraviesa or ciertas alteraciones de su conducta emocional o
cognitiva. +sto arece asociar dic8as alteraciones con roblemas 2ísicos y
sicológicos tales como dolores de cabeDa, 8iertensión, asma, ansiedad,
1nico, estrBs y otros. A veces un alto nivel de activación a2ecta las
2luctuaciones emotivas y cognitivas, y a veces m1s bien son Bstas las Iue
in2luyen sobre la activación. 6on 2recuencia, los acontecimientos externos Gde
eligro o amenaDa, de excesiva estimulación ambiental o 2armacológica, de
rivación de sueFo, etc.H, rovocan resuestas de activación muy 2uertes Iue
a2ectan el estado de salud y redundan en la aarición de desórdenes
nerviosos, disminuyendo el rendimiento e2ectivo. *as tBcnicas de relaEación y
de resiración dia2ragm1tica rocuran combatir todos esos roblemas con
una base exerimental muy sólida GvBase Tila y @ern1ndeD,)antaella, $..5H.
#elaEación. )urge del trabaEo del mBdico +dmund "acobson. +n su
versión conductual abreviada G:ernstein y :orRovec, -5;'L-5<'HM 6autela y
0roden, -5<-L-5<%M McPay, 9avis y @anning, -5<-L-5<&H, consiste de la
instigación al cliente altamente activado ara Iue ractiIue eEercicios en
gruos musculares, durante sesiones diarias de aroximadamente veinte
minutos en su domicilio. *o rimero es enseFarle a discriminar entre los
estados de AtensiónC y ArelaEaciónC altern1ndolos en cada m(sculo. +l
recorrido debe ser ex8austivo en las sesiones iniciales, abrevi1ndolo
rogresivamente 8asta llegar a la eEercitación de gruos musculares amlios,
tales como los braDos, la cara, el tronco y las iernas. 9esuBs se contin(a el
entrenamiento en los ambientes donde el individuo 8ace sus actividades
cotidianas, ara Iue arenda IuB artes debe relaEar y cu1les no.
Adicionalmente, se uede acomaFar con la resiración dia2ragm1tica y
2órmulas verbales. +l uso de autorregistros donde Bl mismo eval(e
escalarmente su nivel de tensión es muy imortante. +n el artículo de
Técnologia (1)
149

*abrador, 9e la Puente y 6reso G$..<H se sintetiDan los rocedimientos y las
recauciones Iue 8ay Iue tomar ara alicar estas tBcnicas.
#esiración. )e trata, 2undamentalmente, del mBtodo sugerido or
:enson G-5;%L-55;H acerca del atrón resiratorio dia2ragm1tico y el uso de
alabras breves y sugestivas Iue oeran como AseFalesC de relaEación Gor
eEemlo AaDC o AcalmaCH al ex8alar el aire. +l rocedimiento est1ndar
adiestra al cliente a eEercitarse ec81ndose en un lugar cómodo, y, oniendo
una mano en el ec8o y otra en el abdomen, asirar lentamente or la nariD
8aciendo Iue su estómago se mueva 2uera en contra de la mano. *a otra
mano debe Iuedar Iuieta. Por (ltimo, debe mover 8acia dentro los m(sculos
del estómago al ex8alar. 6on el tiemo, la r1ctica debe generaliDarse a toda
situación cotidiana. *a meditación `Iue incluye la concentración en alg(n
obEeto imaginado, el uso de AmantrasC o sonidos Iue debe reetir
rítmicamente, y la actitud asiva 2rente a ensamientos distractores`, otencia
el rocedimiento.


TBcnicas de exosición en vivo y en 2antasía TBcnicas de exosición en vivo y en 2antasía TBcnicas de exosición en vivo y en 2antasía TBcnicas de exosición en vivo y en 2antasía

*a exosición est1 vinculada al rinciio de 8abituación, seg(n el cual
la magnitud y duración de las reacciones su2ren un decremento cuando se
ven exuestas en reetidas ocasiones a la resencia de un estímulo o situación
articular. *as tBcnicas basadas en ella son de exosición gradual, cuando
someten al individuo a un contacto rogresivo con el estímulo aversivo, o
exosición intensiva cuando lo en2rentan directamente a aIuel. Asimismo,
ueden llevarse a cabo en vivo cuando la exosición es real, y en 2antasía si se
8acen or medio de la imaginación guiada.
+xtinción resondiente. @ue uno de las rimeros rinciios r1cticos
robados sobre la base exerimental del condicionamiento avloviano, ara
eliminar rogresivamente miedos y 2obias Gvgr.: los trabaEos de Mary 6over
"ones con niFos y del roio Pavlov con errosH. *a lógica del rocedimiento
es Iue, en ciertos casos, en el 1mbito de las resuestas ansiógenas mantenidas
or ambientes estresantes o eventos traum1ticosM la clave del Bxito no es
disminuir directamente la activación 2isiológica sino cambiar o eliminar la
situación Iue la roduce. Por lo tanto, la tBcnica desensibiliDa al estímulo
aversivo mediante contactos sucesivos cada veD m1s involucrantes con Bl, o
bien lo saca ara siemre de esa situación. Por eEemlo, se uede
descondicionar el temor de un niFo a 8ablar si se eliminan las críticas o
burlas Iue anteriormente lo in8ibían, y el miedo Go 2obiaH al agua 8aciendo
Iue entre oco a oco al agua.
William Montgomery
150

9esensibiliDación sistem1tica. Tiemo desuBs, Wole G-5%<L-5<.H
utiliDó este mismo rinciio extendiBndolo al condicionamiento cl1sico de
resuestas sensoriales Gtales como la imaginaciónH y verbales encubiertasM
aortando la desensibiliDación sistem1tica. +ste rocedimiento suone Iue si
se incita 2recuentemente una resuesta antagónica a la ansiedad Gla relaEaciónH
en resencia de los estímulos condicionados Gverbales o imaginalesH Iue
rovocan reacciones aversivas, el vínculo entre ellos se debilitar1
rogresivamente. )us asos revios son el entrenamiento en la relaEación
muscular, la visualiDación y la construcción de dos listas Eer1rIuicamente
ordenadas con ítems Iue reresenten ensamientos de mayor a menor
intensidad ansiógena ara el cliente: una de escenas aversivas Gor eEemlo
estar en medio de una multitudH, y otra de escenas control Gor eEemlo
imaginar un rado lleno de 2lores y aDH, en n(mero de dieD o Iuince. +n
otra cita se comienDa a racticar la tBcnica: aH relaEación inicial, bH
introducción de una escena controlM cH resentación de escenas ansiógenas de
menor a mayor intensidad en un m1ximo de cuatro or sesiónM dH
interrución de la escena or arte del sicólogo y edido al cliente de Iue
cali2iIue su grado de ansiedad subEetiva, y eH reetición de GcH 8asta Iue la
ansiedad desaareDca. 3o 8ay Iue asar de un ítem a otro sin 8aber
extinguido la ansiedad evocada or el anterior.
Un eEemlo breve de EerarIuía estresante es la de Aansiedad de 8ablar
en claseC G8ay otros abundantes tios en la comilación de +ysencR,
-5&;L-5<;M sobre in8ibición recírocaH:
-H *a ro2esora se dirige a mi comaFero inmediato.
$H *a ro2esora me mira directamente en la clase.
'H *a ro2esora me alude directamente delante de todos.
/H *a ro2esora me dirige una regunta en medio de la clase.
%H +stoy arado en medio del aula y debo contestar una regunta de la
ro2esora.
*a desensibiliDación sistem1tica, como otras tBcnicas consideradas
dentro de la clasi2icación +,#, comrende, en realidad, rocedimientos
mixtos, ya Iue incluye resuestas oerantes tanto en vivo como en 2antasía.
!maginación emotiva. :usca relacionar im1genes comrometidas con el
sentimiento del cliente Ga2ectos, serenidad, autoa2irmación, etc.H con
situaciones a las cuales Bste teme ro2undamente, como en los 2enómenos
2óbicos exerimentados or los niFos, rincialmente 2rente al dentista
G*aDarus y AbramovitD, -5&/L-5;5H. )u tBcnica es similar a las del
re2orDamiento y el modelamiento encubiertos, ero con mayor intervención
Técnologia (1)
151

directiva or arte del teraeuta ara cumlimentar los asos, ya Iue trata
2undamentalmente clientes in2antiles.
!mlosión e inundación. !nducen al suEeto a exerimentar su temor y
angustia 8asta el 2in, sin relaEación sistem1tica, en situaciones Iue
normalmente evita: 1reas de con2licto relacionadas con miedos, rec8aDos,
8umillaciones, roblemas sexuales y sentimientos de cula. )e suone Iue,
llegada a su m1ximo, la sensación de malestar se extingue G#imm y Masters,
-5;/L-55'H. Por eEemlo, en la imlosión alguien Iue teme subir en ascensor
uede imaginarlo Go utiliDar visores de realidad virtualH reresentando detalles
del caso. *a inundación, or su arte es el en2rentamiento al roblema real.
Por eEemlo, un 2óbico social tendría Iue ararse 2ísicamente y 8ablar ante
un auditorio Para llevar a cabo el roceso, se construyen EerarIuías de
escenas Iue evocan de menor a mayor ansiedad ara Iue sean en2rentadas
una a una. +n general, las escenas de larga duración son m1s e2icaces Iue las
cortas G*evis y #ourRe, -55-H.
!ntención aradóEica. .. . TBcnica imortada del en2oIue existencialista.
McPay, 9avis y @anning G-5<-L-5<%H y 0avino, :errocal y *óeD G$..&H
resumen sus rocedimientos indicando Iue se utiliDa como un medio de
extinguir las resuestas de 2uerte tensión, exager1ndolas realmente 8asta
agotarlas. +l cliente debe renunciar al intento de control sobre su ansiedad,
Iue es recisamente lo Iue mantiene el roblema. )e alica en situaciones de
agora2obia, miedo a 8ablar en (blico, dis2unciones sexuales e insomnio. Por
eEemlo, en veD de luc8ar contra el insomnio se uede adotar la estrategia
de sentarse en una 8abitación Iue no sea el dormitorio Glo Iue signi2ica un
cambio en el control de estímuloH, y ensar toda la noc8e en el roblema.
!nversión del 81bito. +l arendiDaEe de la reacción de cometencia
GADrin y 3unn, -5;;L-5<&H, ara combatir 81bitos nerviosos Gtartamudeo,
tics, gestos estereotiados aversivos como Ealarse el cabello y la onico2agiaH,
tambiBn es contra,condicionamiento ero un oco m1s comleEo. A veces se
le llama inversión del 81bito orIue consiste en identi2icar el gruo de
m(sculos moviliDados or el 81bito ernicioso y aIuellos m(sculos Iue se
contraonen, ara tensar Bstos (ltimos e imedirlo. Por eEemlo, ara evitar
morderse las uFas el suEeto se arieta el uFo, un obEeto, o se aliFa los dedos.
:revemente, su tBcnica incluye listar cu1ndo, cómo y ante IuiBn se roduce
el 81bito, listar reacciones de cometencia ara cada uno de ellos, y racticar
estas (ltimas durante un eríodo ara alicarlas cuando se reIuiera.
Prevención de resuesta. +s el tratamiento m1s e2icaDmente utiliDado
ara combatir la obsesión comulsiva G0avino, $..<H. +xone al individuo a
los estímulos Iue rovocan su comulsión imidiendo a la veD Iue Bsta se
William Montgomery
152

roduDca, ara conseguir la extinción de los comonentes motores de dic8a
resuesta. Para llevar a cabo el rocedimiento, 2recuentemente se construye
una EerarIuía de rituales y se va exoniendo al suEeto desde el menos
controlante 8asta el mayor.


Teraia aversiva Teraia aversiva Teraia aversiva Teraia aversiva

6ontracondicionamiento administrado con estimulación antecedente o
simult1nea ara in8ibir resuestas emocionales y reducir la 2uerDa del 81bito.
9ebe distinguirse del castigo, en el cual el estímulo aversivo sigue a la
resuesta en lugar de coincidir con ella GWole, -5&5L-55'H. Tgr.: introducir
reacciones org1nicas desagradables Gor eEemlo inducidas rescribiendo
consumos exagerados de aIuello Iue atrae inadecuadamente, o mediante
inyecciones de aomor2ina o la alicación de ligeros c8oIues elBctricos en
ciertas Donas cororalesH al mismo tiemo Iue ocurren las resuestas
indeseables
&$
. )us alicaciones tratan 81bitos nocivos como el abuso del
tabaco, del alco8ol y otras sustancias sicoactivas, así como erversiones
sexuales. 9onde m1s Bxito 8a tenido, sin duda, es en el camo del
tratamiento de la enuresis, a travBs del modelo de evitación de MoQrer,
Iuien diseFó un aarato seFaliDador Ga travBs de una alarmaH del momento en
Iue el niFo debe contraer su es2inter ara evitar el sonido molesto GPan2er y
P8illis, -5;.L-5<.M Yates, -5;5L-5</H
&'
.


T+63=*=0?A 9+ A9M!3!)T#A6!>3 9+ 6=3T!30+36!A) T+63=*=0?A 9+ A9M!3!)T#A6!>3 9+ 6=3T!30+36!A) T+63=*=0?A 9+ A9M!3!)T#A6!>3 9+ 6=3T!30+36!A) T+63=*=0?A 9+ A9M!3!)T#A6!>3 9+ 6=3T!30+36!A)

+l conductismo radical contribuye con las estrategias y tBcnicas
extraídas del condicionamiento oerante mani2iesto y encubierto ara
incrementar, mantener o disminuir conductasM tales tomo el re2orDamiento, el
moldeamiento, el encadenamiento, la extinción, el castigo, los aIuetes de
contingencia Gor eEemlo la economía de 2ic8asH y rogramas
multicomonentes GMartin y Pear, -55&L$..;M #e y 7orner, -555L$...M

62
En la película de ficción “Naranja Mecánica” se administraron agentes químicos que
provocan un estado de malestar y nauseas, apareándolos con situaciones violentas.
63
La descripción del método de Mowrer, de su dispositivo de alarma y de las instrucciones
originales para su administración, pueden encontrarse en el artículo de Bragado (2003, p.
175-177).
Técnologia (1)
153

)ulDer,ADaro22 y Mayer, -5;;L-55%H. +stas tBcnicas con abundante base
exerimental son, sin duda, las m1s e2icaces y numerosas de la discilina.


TBcnicas de adIuisición y mantenimiento de cond TBcnicas de adIuisición y mantenimiento de cond TBcnicas de adIuisición y mantenimiento de cond TBcnicas de adIuisición y mantenimiento de conductas uctas uctas uctas

#e2orDamiento ositivo. 6onsiste en la resentación de un re2orDador
ante la emisión de una conducta oerante deseable, lo Iue incrementa la
2uerDa de la clase de resuestas a la cual ertenece. Por eEemlo, la
untualidad de un niFo al llegar a su aula o cualIuier eEecución Iue deba
realiDar obligatoriamente uede meEorar si de 2orma continua es elogiado o
remiado or la maestra en 2unción a sus rogresos. *a administración del
re2orDador debe ser inmediata a la acción recomensada, y asectos como la
saciedad Gexcesiva tasa de re2uerDo Iue disminuye la eEecución del suEetoH o la
rivación Gun largo tiemo sin recibir re2uerDosH, deben tenerse en cuenta
ara su administración. AunIue el re2orDamiento com(nmente es
identi2icado sólo con rocedimientos articulados ara conductas simles y
untuales, esto no es así. )u gama y amlitud de alicaciones es in2inita. Un
eEemlo es la estimulación de la creatividad in2antil mediante orientaciones de
re2uerDo social, como animar a exresarse libremente, baraEar y analiDar
ideas, resolver roblemas, etc. G6orbal1n, *óeD y *imiFana, $..&H. *as
clases de re2orDadores Gigual Iue los estímulos aversivosH son cinco:
consumiblesM tangibles GobEetosHM de actividad GEuegos, asatiemos o tareas
agradablesHM cambiables Gor otros mayores o AmeEoresCHM y sociales Ggestos
signi2icativos, contacto 2ísico, verbaliDaciones, etc.H. 9e acuerdo a su
naturaleDa, el re2orDamiento uede ser rimario Gincondicionado,
genBticamente determinado, or eEemlo una brisa re2rescante o un
alimentoH, o secundario Gcondicionado, adIuirido or asociación con
re2orDadores rimarios, or eEemlo una mirada AinsinuanteCH. +l
re2orDamiento tambiBn uede ser intrínseco Gautoadministrado, or eEemlo
la masturbaciónH, o extrínseco Gexterno al organismo, vgr.: cobrar un sueldoH.
!gualmente, or su 2orma de administración uede ser continuo Gun re2uerDo
ara cada resuesta deseada o a intervalos 2iEos de tiemo establece r1idas
elevaciones en la tasa de resuestas, como en los trabaEos 8ec8os a destaEoH, o
intermitente Gdado a veces, con el 2in de resistir la extinción de las resuestas
y mantener estable una tasa ya conseguida. Por eEemlo, la conducta de
lanDar una elota a un cesto se mantiene si algunas veces Bsta terminó
adentroH.
#e2orDamiento negativo. =curre cuando la remoción de un estímulo
aversivo roduce un incremento de la robabilidad de Iue una conducta se
William Montgomery
154

realice. +sta conducta uede ser de escae o de evitación. Así or eEemlo, el
continuo reniego de un adre uede aumentar la 2recuencia de tomar un
libro y onerse a leer en su 8iEo. !gualmente, la conducta de AuntualidadC en
la asistencia a un lugar uede incentivarse baEo la norma de sanción ara
Iuien llegue tarde. *a desarobación social es la 2orma m1s generaliDada de
re2orDamiento negativo. +l roblema de este rocedimiento es Iue no
asegura la calidad de las resuestas re2orDadas, y adem1s, como se basa en la
amenaDa, convierte en aversivo al agente Iue lo disensa.
Moldeamiento. *a conducta comleEa de cualIuier organismo se
2orma, en su mayor arte, gracias al moldeamiento, sea Bste accidental o
intencionado
&/
. 6omo tBcnica, su 2unción es el establecimiento de nuevas
resuestas en el reertorio del suEeto mediante el re2orDamiento di2erencial
de aIuellas cuya toogra2ía sea similar a la conducta 2inal deseada,
reviamente de2inida. Por eEemlo, lograr Iue un autista se acerIue a otra
ersona uede reIuerir recomensar sus aroximaciones sucesivas a ella. Un
modelo ilustrativo de estos rocedimientos es el de la construcción de
verbaliDaciones Gver WalRer y )8ea, -5</L$..$, . &'H, donde se va desde la
línea base G*:H 8asta la conducta terminal G6TH, como en la tabla 5.-.
+ncadenamiento. )e 2orman nuevas secuencias de resuestas en base:
aH al re2orDamiento aislado de cada comonente, bH eslabonando
rogresivamente esos elementos en una sola cadena, mediante la conversión
de cada uno de ellos en estímulo discriminativo del siguiente, y cH re2orDando
los totales arciales 8asta lograr la conducta deseada. Por eEemlo, se uede
enlistar la cadena de acciones Iue llevan a la conducta de Alavarse los
dientesC: aH tomar el ceillo Gsobre la conducta de tomar obEetos ya existente
en el reertorio del individuoH, bH colocar la asta de dientes en el ceillo, cH
oner el ceillo en los dientes, dH mover el ceillo de arriba,abaEo, eH enEuagar
ceillo y tubo de asta de dientes, y 2H guardar ceillo y tubo.



64
A este respecto, es conveniente informar sobre la distinción que se hace entre
reforzamiento natural y arbitrario (Ferster, 1967/1977). El reforzamiento natural es aquel
que se produce a través de contingencias ambientales por azar y en consonancia con la
disposición específica que ya tiene la historia personal del individuo, donde no hay
intervención intencional de una persona sobre otra. El reforzamiento arbitrario sí requiere
de la intervención de un agente dispensador, aun cuando su control pueda valerse de
reforzadores naturales. Así por ejemplo, la indicación del terapeuta a un niño sin
disposición de ponerse su abrigo pero sí de comer caramelos: “Si te pones tu abrigo, te daré
un caramelo”, implica un reforzamiento arbitrario que puede poner bajo control natural (en
base a la utilidad contra el frío) la respuesta de ponerse un abrigo.
Técnologia (1)
155


Tabla 5.-. Moldeamiento de la conducta verbal.


-. !nicia la comunicación verbal con el maestro
.5 !nicia la comunicación verbal con el teraeuta
.< !nicia el intercambio de dos o m1s alabras
.; !nicia el intercambio de una alabra
.& 9a resuestas de dos o m1s alabras
.% 9a resuestas de una alabra
./ 9a aroximaciones de segundo nivel
.' 9a aroximaciones de rimer nivel
.$ +mite sonidos verbales inconsistentes indi2erenciados
.- +mite sonidos verbales inconsistentes e indi2erenciados


6T








*:

!mitación. #eIuiere conseguir or instrucciones, re2orDamiento u otros
medios auxiliares como la instigación yLo el desvanecimiento, reuestas
toogr12icamente similares a la mostrada momentos antes or otro individuo.
)e utiliDa generalmente ara establecer reertorios motores b1sicos
Garticulación verbal, traDado y coia, autocuidado, etc.H. +Eemlo de esto son
los mBtodos usados en la enseFanDa del 8abla 2uncional mediante AecoicasC u
otras tareas imitativas GPent,Udol2 y )8erman, -5<'L-5<<H.
6ontrol de estímulo. +stimulación discriminativa de cualIuier tio Iue
una veD Iue se establece oera como circunstancia antecedente al
comortamiento, manteniendo estable su tasa de ocurrencia. Tiene Iue ver
con la asociación o eliminación de una situación resecto a conductas
resectivamente deseables o indeseables. Por eEemlo, ara evocar resuestas
de aroximación sucesiva a ciertos obEetivos, es osible oner baEo control de
estímulos cada una de las 2ases del rocedimiento, a 2in de ir consolidando
los avances. +n 2orma inversa, ara evitar Iue un suEeto Aca2einómanoC sea
rovocado a consumir ca2B or el evento Aconversación de sobremesaC, se
uede rescribir su evitación sistem1tica.
Princiio de PremacR. +st1 resente en un gran n(mero de tBcnicas
conductuales. *a conducta Iue tiene un alto nivel de ocurrencia uede ser
utiliDada ara incrementar una conducta con un baEo nivel de ocurrencia, de
a8í Iue asociar la segunda con la rimera uede ser un 2actor clave ara
convertir a la resuesta de2icitaria en algo atractivo ara el individuo. Por
eEemlo, ara lograr un incremento de atención en la clase la maestra utiliDa
mBtodos l(dicos asociados a su enseFanDa GWalRer y )8ea, -5</L$..$H.



William Montgomery
156

TBcnicas de organiDación de contingencias TBcnicas de organiDación de contingencias TBcnicas de organiDación de contingencias TBcnicas de organiDación de contingencias

)on conEuntos de rocedimientos articulados en rogramas Iue
otencian el uso de los rinciios descritos en los aartes anteriores. )ulDer,
ADDaro22 y Mayer G-5;;L-55%H seFalan, entre otros, los siguientes:
*a economía de 2ic8as consiste en otorgar una unidad Gun obEeto,
dibuEo, diloma, etc.H or cada desemeFo Gcierto n(mero de resuestas
deseablesH, cambi1ndose luego or otro obEeto o suceso re2orDante Am1s
valiosoC. Ayllon y ADrin G-5&<L-5;/H desarrollaron este mBtodo a artir del
trabaEo en oblaciones de salas 8ositalarias, lo Iue 8a servido tambiBn ara
estudiar rocesos decisorios de consumo y crear la interdiscilina de la
economía conductual. Para su buen maneEo es meEor articular su
administración de manera rimero continua y desuBs intermitente, 8aber
eseci2icado antes del roceso los reIuisitos de su otorgamiento al suEeto, dar
la cantidad adecuada en el momento reciso y tratar de Iue el asecto de las
2ic8as sea atractivo. Por eEemlo, si se trata de niFos:



+n el manual de WalRer y :ucRley G-5;/L-5;&H se encuentra una
detallada reseFa de las utilidades Iue la economía de 2ic8as uede brindar a
la tecnología de la enseFanDa.
=tro aIuete, el Euego del buen comortamiento es de uso colectivo en
el aula de clase y IuiD1 en una organiDación laboral o deortiva. !ncluye
2ormar dos eIuios de ersonas Iue comiten entre sí ara un meEor
cumlimiento. Al 2inal diario los Bxitos se canEean or rivilegios eseciales.
=tra modalidad es el contrato 2amiliar, donde cada arte se comromete a
realiDar ciertas cosas Iue sean roductivas a la marc8a del 8ogar, de2iniendo
tareas Gor eEemlo 8acer la cama, ordenar la 8abitación, sacar la basura,
ayudar a limiar, etc.H, 2ormas de registro de las acciones y sus resectivos
re2orDadores G8oras de TT, aseos y actividades diversasH.
+l contrato conductual 8ace artície consciente al suEeto de su roio
tratamiento, dada la di2icultad de llevar a cabo ciertas tareas encomendadas
or el sicólogo. Kste documento se redacta en una 8oEa con su resectiva
coia Gre2eriblemente membretadasH, claramente y con la debida
solemnidad, a m1Iuina y sellado Gver aBndice de este libroH. )e lee en voD
alta ante el usuario del servicio, y tras su acetación lena de todos los
untos, debe ser 2irmado or los miembros contratantes Gel sicólogo y el
Técnologia (1)
157

clienteH adem1s, de ser osible, or un testigo, Iue uede ser allegado al
cliente, su tutor, mediador o auxiliar del restatario del servicio. +l contrato
conductual uede constituir una tBcnica auxiliar en sí misma Iue ayude, Eunto
con otras, a conseguir resultados ositivos resecto a roblemas de 81bitos de
estudio, adicciones, desavenencias matrimoniales, etc. 6arrobles y PBreD,
PareEa G$..-H resentan un modelo de contrato conductual en el Iue seFalan
untaEes otorgados Ga manera de 2ic8as cambiables or una roinaH or la
eEecución de resuestas de 8igiene 8ogareFa, veri2ic1ndolas con el siguiente
2ormato de registro Gtabla 5.$H:

Tabla 5.$. @ormato de veri2icación de conductas de 8igiene.

Puntos or cada conducta
* M M " T ) 9
3o tiró nada en el suelo G- .H
*a mesa est1 ordenada G- .H
+l iEama est1 baEo la almo8ada G$ .H
*a roa est1 recogida G- .H
*a roa est1 recogida y bien doblada G$ .H
*os armarios est1n ordenados G- .H
*os Daatos est1n limios G- .H
Por cada 5 untos diarios, se dar1 uno extra de roina
Por cada %. untos, se dar1n $.. esetas


TBcnicas de eliminación de conductas TBcnicas de eliminación de conductas TBcnicas de eliminación de conductas TBcnicas de eliminación de conductas

+xtinción. +s un roceso inverso al re2orDamiento, reIuiere susender
su entrega en 2orma total. Al rinciio la tasa de resuestas aumenta, ero
rogresivamente va disminuyendo. Para Iue tenga e2ectos duraderos es
necesario no restablecer absolutamente la consecuencia re2orDadora. +s una
alternativa ara el castigo. Un eEemlo es el retiro de la atención a un niFo
cuyos berrinc8es se roducen con el retexto de temer Iuedarse solo y a
oscuras en su cuarto a la 8ora de dormir. = tambiBn retirar la atención 8acia
el 8abla esIuiDo2rBnica de un suEeto diagnosticado como tal GAyllón y ADrin,
-5&<L-5;/H. Para oder llevar adelante la extinción es necesario identi2icar
bien las 2uentes de re2orDamiento GIuB extinguir y en IuB situacionesH y
conseguir control ambiental y social totales, así como comrender Iue
muc8as veces la extinción de una resuesta no deseada es gradual,
deendiendo de su 2uerDa y de los rogramas de re2orDamiento recurrentes.
6astigo ositivo. Administra un estímulo unitivo 2ísico o verbal
GalmaDos, elliDcos, gritos enBrgicos, censuras, ex8ortacionesH inmediato a la
William Montgomery
158

resuesta indeseable o aversiva Iue est1 recibiendo re2orDamiento ositivo.
Pineda, *óeD, Torres y #omano G$..;, . <%,<;H resentan, al resecto,
una lista de castigos aseIuibles al uso cotidiano. *a surime r1idamente
ero uede tener e2ectos emocionales secundarios, or lo Iue se recomienda
reservarlo sólo ara conductas daFinas de alguna intensidad GescuitaEos,
insultos, goles violentos sin raDón, etc.H. )u alicación correcta reIuiere 2iEar
reglas revias, Eustas y eIuitativas, en base a las cuales castigar comunicando
en el momento reciso cu1l se 8a in2ringido, actuar sin violencia verbal
8umillante y no edir disculas ni sobreroteger desuBs de 8aberlo
administrado. 7ay Iue evitar su uso excesivo ara no modelar estilos
autoritarios ni acarrear resuestas solaadas.
6astigo negativo. 6onsiste en retirar un re2orDador Iue obra en oder
del suEeto en el momento de emitir la resuesta indeseable G@erster
G-5%;L-5;/H. Por eEemlo, se Iuita el 8elado de la mano de un niFo Iue
acaba de emuEar adrede a su 8ermano menorM o, si se est1 en el 8ogar, al
niFo berrinc8oso se le riva de movimiento sent1ndolo o ec81ndolo encima
de un coEín 8asta Iue se calme. +n la economía de 2ic8as toma el nombre de
Acosto de resuestaC, orIue Iuita untos or emitir conductas indeseables,
recurso muy utiliDado en la educación normal y esecial, tanto como en la
suervisión del tr1nsito (blico a travBs de las multas or in2ringir normas de
maneEo.
Tiemo 2uera de re2orDamiento. !nterrume el contacto del suEeto con
la situación re2orDante cuando emite resuestas indeseables. )e usa si no se
uede susender la administración del re2orDamiento. Adota dos
modalidades: aH total, retirando al suEeto de la situación re2orDante de su mal
comortamiento Ga veces es necesario encerrarlo brevemente en un ambiente
aislado, un minuto or cada aFo de vidaH, y bH arcial, retirando el re2orDador
de su resencia Gcon o sin contacto visualH 8asta Iue cese tal emisión.
Terbigracia.: el maestro uede 8acer Iue un alumno molesto salga del aula
mientras dura la clase, o bien ararlo de cara a la ared, donde no tenga
contacto directo con los comaFeros Iue alientan su indiscilina. +l tiemo,
2uera debe alicarse sin regaFos ni discusión, y se recomienda en esecial
ara niFos activos y agresivos
&%
o Iue re2ieren las actividades de gruo.
#e2orDamiento di2erencial. )e 8ace re2orDamiento di2erencial cuando se
re2uerDa una resuesta deEando sin re2orDar otra. +n el re2orDamiento

65
Siempre y cuando sea complementado con la sustitución del modelo de coercitivo
imperante en la familia, que es característico del ambiente que rodea la aparición de
conducta infantil agresiva (Ross, 1991, p. 264).
Técnologia (1)
159

di2erencial de otras conductas se recomensan todas o cualIuiera de las
resuestas Iue no se Iuieran eliminar. Por eEemlo, restar atención sólo al
8abla organiDada y aroiada sin imortar el tema del cual se 8able. A su veD,
el re2orDamiento di2erencial de conductas incomatibles logra la suresión de
ciertas resuestas mediante el incentivo de aIuellas Iue no ueden ocurrir
simult1neamente. )e eEemli2ica con el nombramiento como brigadier de un
alumno muy bullicioso en clase, o la evitación de una conducta agresiva en un
suEeto si se le elogia su caballerosidad. +n otros casos, una simle t1ctica de
distracción resecto a la conducta 8ieractiva uede servir, como cuando a la
8ora del almuerDo un adre regunta a su 8iEo Iue est1 desconcentrado y
moviBndose inIuieto en su silla: AUY te acuerdas de_WC, o A6uBntame lo Iue
asó en...C.
)obrecorrección. * *a a d de e t ti i o o simle, conocida como r1ctica masiva
G6obos, 0avino y :errocal, $..&H, utiliDa criterios de saciedad 8aciendo
reetir la conducta indeseable sin re2orDamiento. )e selecciona la conducta
obEetivo y se 2iEa un eríodo de reeticiones su2icientemente largo ara agotar
y aburrir al suEeto 8aciBndole erder el atractivo re2orDante de dic8a
eEecución. Por eEemlo, deendiendo del roblema baEo intervención, se
uede obligar a un niFo a tirar cosas al suelo, levantarse del asiento, encender
2ós2oros o escribir muc8as veces la 2rase: A3o me voy a ortar malC en un
cuaderno. +n la sobrecorrección restitutiva el individuo tiene Iue AarreglarC y
AmeEorarC lo Iue deliberadamente 8aya estroeado o 8ec8o mal Glimiar los
muebles o las aredes Iue ensució, reordenar lo Iue 8aya desordenado,
rearmar lo Iue 8aya desarmado, etc.H. Por otra arte, la r1ctica ositiva exige
emitir la conducta aroiada en veD de la indeseable, ensay1ndola 8asta Iue
se 8aga de acuerdo a criterios re2iEados Gver Pineda y cols., $..;M . -.%,
--.H.


TBcnicas auxiliares TBcnicas auxiliares TBcnicas auxiliares TBcnicas auxiliares

+l Iue8acer oerante no odría llevarse a cabo sin el uso de una serie
de rocedimientos Iue auxilian la labor del modi2icador de conducta. Así,
2uncionan o bien como marco normativo de acción Gcomo en el caso de la
construcción de reglasHM o bien como guía rocedimental Gla r1ctica dirigidaHM
o como acciones esecí2icas Iue otencian la eEecución Gla estimulación
sulementariaH.
6onstrucción de reglas. + +n n tBrminos tBcnicos, una regla es una
situación discriminativa Iue determina lugares, momentos y ocasiones en los
William Montgomery
160

cuales se ueden y no se ueden llevar a cabo ciertas conductas, y las
consecuencias ositivas y negativas Iue siguen a aIuellas de acuerdo con lo
2iEado. Por tanto, establece un marco de acción acetado or las artes sobre
el cual se maneEan las contingencias, con el 2in de clari2icar las cosas ara el
individuo baEo intervención. Algunas veces utiliDa un contrato conductual.
Pineda y cols., G$..;H dan varios eEemlos de reglas ara conductas de
orden, de aseo, de cooeración 2amiliar y de estudio en el 8ogar. Una de ellas
reDa: APara Iue uedas Eugar con tus amigos antes de las % .m. deber1n estar
colocados los Euguetes y los libros en su lugar y tambiBn el escritorio deber1
estar limioC G. 5<H.
+stimulación sulementaria. Administración de rocedimientos
excedentes a la estimulación 8abitual, ara ermitir suscitar resuestas oco
robables en el individuo. +st1 comuesta de instigadores, *os instigadores
son estímulos 2ísicos o verbales Iue 2uerDan la emisión de una resuesta cuya
robabilidad es baEa, ese a estar resentes las variables Iue la controlan. )e
uede, or eEemlo, usar las manos ara roducir resuestas motoras
ayudando a los m(sculos resectivos Gen la articulación se A2ormanC los labios
de un niFo ara Iue Bste ueda emitir un sonido correctamenteH, o utiliDar
recordatorios escritos Ginstigadores textualesH ara Iue un niFo Ase acuerdeC
de 8acer ciertas tareas. 6uando el maestro dice, seFalando un sector del
maa, A+sto es...C, usa un instigador verbal ara rovocar un tacto Gresuesta
de rotulaciónH en sus alumnos.
*os estímulos de rearación se dan en 2orma de instrucciones Iue
indican cómo debe ser emitida la resuesta y en IuB condiciones ser1
re2orDada. Así, un instructor de maniobras Iue modela ciertas acciones uede
mandar: AiMírenme bienjC, lo Iue lleva imlícito el mensaEe: Aara Iue lo
8agan correctamenteC o Aara Iue uedan descansarC.
*a estimulación de aoyo y desvanecimiento utiliDa obEetos Iue ya
controlan la conducta ara relacionarlos con resuestas Iue se reIuieren
re2orDar en una nueva. 6uando se emiten, se va retirando gradualmente. Así,
uede emlearse un dibuEo de una casa con varias resentaciones, cada cual
con líneas m1s discontinuas Iue la anterior 8asta desaarecer, con el 2in de
evocar el tacto resectivo. AcasaC, en ausencia del estímulo visible G2igura 5.-H.
*os andadores ara arender a caminar, las ruedas eIueFas de
bicicleta ara arender a maneEarla con seguridad, etc.M son otros tantos
eEemlos cotidianos.



Técnologia (1)
161











6asa 6asa 6asa 6asa

@ig. 5.-. Parte del roceso de desvanecimiento de un estímulo.


Tratamientos basados en el autocontrol Tratamientos basados en el autocontrol Tratamientos basados en el autocontrol Tratamientos basados en el autocontrol

+l autocontrol, como rinciio v1lido ara el an1lisis conductual, 2ue
exlicitado or )Rinner en 6iencia y 6onducta 7umana, distinguiendo entre
conducta controladora y conducta controlada, siendo la robabilidad de
ocurrencia de la segunda de ellas 2ruto de la oeración de la rimera. +l
interBs inicial de los investigadores oerantes or utiliDar la otencialidad de
este conceto, se re2leEó en los estudios de @erster y colaboradores y del 9r.
!srael 0oldiamond sobre el tratamiento de la obesidad, la tartamudeD, la
escritura y el rendimiento acadBmicoM y de roblemas de areEa G9íaD,
6omec8e y TalleEo, $..<H. Posteriormente, gracias al desarrollo de la
medicina conductual, del condicionamiento encubierto y del entrenamiento
autoinstruccional, se 8a amliado el esectro de utilidades r1cticas.
Autocontrol. 6omrende un gruo de rocedimientos oerantes Iue
imlican instruir al cliente sobre la imortancia de su rol como director de su
roio comortamiento. 9ebe verse a sí mismo como un individuo
AcontroladorC GIue observa, eval(a y modi2ica la conductaH y AcontroladoC
GIue se conduce roblem1ticamenteH a la veD. 6onsta de tres etaas: -H el
autorregistro de los eisodios molestos, $H la autoevaluación del atrón
8abitual de resuesta 2rente a ellos GautoverbaliDaciones o actividadesH, 'H el
autorre2uerDo de resuestas alternativas alicando reglas de re2orDamiento
abierto o encubierto G#aic8, -55-H.
:iorretroalimentación. 9a la osibilidad de controlar voluntariamente
las resuestas 2isiológicas, oerando a travBs de la retroalimentación constante
Iue recibe el cliente sobre la 2unción imlicada, lo Iue involucra al rinciio
el uso de aaratos G*abrador y TalleEo, $..<M )imón, -55'H. )u roceso se
desarrolla así: -H entrenamiento Gelectromiogr12ico, termogr12ico,
dermogr12ico, etc.H en detección de la seFalM $H amli2icaciónM cH
rocesamiento de la seFalM /H resuesta voluntaria de inversión o
maniulación de la seFal. *os rocedimientos de biorretroalimentación se
utiliDan exitosamente en la medicina conductual y en la modi2icación de
resuestas inmunológicas.
William Montgomery
162

+ntrenamiento conductual e2icaD. Uso de rocedimientos y diseFos
oerantes Ginstrucción or obEetivos, modelado, ensayo, guía 2ísica,
moldeamiento, encadenamientoH en el camo esecialiDado del deorte, Iue
tiene seis características: -H medición 2recuente, detallada y esecí2ica del
rendimiento or comonentes del roceso y resultadosM $H distinción entre
desarrollo y mantenimiento de resuestasM 'H estimulación obtenida del
roio rendimiento del deortistaM /H Bn2asis en los rocedimientos
exerimentalesM %H eseci2icación de la conducta del entrenador deortivoM y
&H rocedimientos validados socialmente GMartin y 7yrcaiRo, -55-H.
+ntrenamiento en control de la retención. 6onsiste en tratar de
aumentar el control 2uncional de la veEiga en suEetos con roblemas de
enuresis diurna y nocturna, moldeando la resistencia del suEeto a orinar
durante eríodos cada veD mayores. +l rocedimiento incluye: -H
caacitación en di2erir el momento de evacuar la orina tras la ingesta de
abundante líIuido, $H ensayar cada veD mayor incremento del tiemo de
retención, 'H 8acer un registro de la cantidad de minutos Iue se va
aumentando diariamente en la retención. TambiBn se uede eEercitar el uso
controlado del es2ínter contrayBndolo una veD emeDado el 2luEo evacuador
G0os1lveD, -5<.M :ragado, $..'M 6aballo, -55-H.


6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

+s di2ícil clasi2icar rigurosamente las tBcnicas conductuales en rubros
recisos, debido a su diversi2icación extrema. )in embargo, es osible
deslegar un orden basado en el car1cter de control antecedente,
consecuente, mixto o encubierto de sus rocedimientos. +n este sentido se
consideran las tBcnicas de control de la activación, Iue son recursos
indisensables en la mayoría de rocedimientos teraButicos conductualesM
las tBcnicas de exosición en vivo, Iue se basan en el rinciio de extinción
resondienteM la teraia aversiva, Iue trata 81bitos nocivos y uede ser
administrada mediante 21rmacos o saciedadM la desensibiliDación sistem1tica,
basada en el rinciio de in8ibición recíroca e insiración ara la tecnología
de condicionamiento encubierto.
9esde el unto de vista del maneEo de las consecuencias, las rinciales
tBcnicas ara incrementar, mantener o decrementar la conducta son, entre
otras, el re2orDamiento, el moldeamiento, el encadenamiento, la imitación, el
control de estímulos, la extinción, el castigo, la sobrecorrección, el tiemo,
2uera y el re2orDamiento di2erencial.
Técnologia (1)
163

*os aIuetes de contingencia son rogramas de rocedimientos y
tBcnicas combinadas ara aoyar las anteriores, y los rocedimientos de
estimulación sulementaria ermiten inducir resuestas dBbiles Iue solas no
se roducirían. Por (ltimo, el autocontrol es una 8abilidad entrenable Iue
comrende di2erentes lanos, entre los Iue destacan el uso del autorregistro,
la autoevaluación de los dB2icits, excesos e inadecuaciones, y el autorre2uerDo
de resuestas alternativas.
*os tratamientos exuestos en este caítulo no agotan el caudal de
tBcnicas rocedentes de los aradigmas resondiente y oerante. )e 8an
seleccionado las m1s notorias, ero Iuede sentado Iue existen varias m1s.


P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-H USuB es una tBcnicaW
$H U+n IuB se di2erencian las tBcnicas de activación y las de exosiciónW
'H U)obre IuB rinciio se basa la tecnología de adIuisición de conductasW
/H U)obre IuB rinciios se basa la tecnología de eliminación de conductasW
%H U6ómo se distinguen los tratamientos basados en el autocontrolW
164



10! Tecnología 021




rosiguiendo con la exosición sucinta de las tBcnicas
conductuales y conductual,cognitivas, se reseFan aIuí los
tratamientos de condicionamiento encubierto, de arendiDaEe
social, de control cognitivo, de teraia sexual, de teraia
conductual de tercera generación y teraias constructivistas e integrativas.
Adicionalmente, se considera el an1lisis contingencial.


T#ATAM!+3T=) T#ATAM!+3T=) T#ATAM!+3T=) T#ATAM!+3T=) 9+ 6=39!6!=3AM!+3T= +36U:!+#T= 9+ 6=39!6!=3AM!+3T= +36U:!+#T= 9+ 6=39!6!=3AM!+3T= +36U:!+#T= 9+ 6=39!6!=3AM!+3T= +36U:!+#T=

*os tratamientos de condicionamiento encubierto son, en su mayoría,
de orden oerante
&&
y en 2antasía. 6autela G-5;;L-5<'H, recogiendo el rótulo
de 7omme sobre Alas oerantes de la menteC, llamó AcoveranteC a la
oerante Iue se emite en imaginación o or medio de discurso interno,
obedeciendo a las mismas leyes Iue la conducta mani2iesta. Por lo tanto, su
eEecución uede aumentar o disminuir la 2recuencia de otras resuestas
maniulando consecuencias encubiertas. +l tio de im1genes y
verbaliDaciones uede ser de a2rontamiento, de relaEación, aversivas,
recomensantes, etc. Gver 0aQain, -5;<L-55.M 6aballo, -55-M 9avis, #obbins
y McPay, -5<$L-5<%M McPay, 9avis y @anning, -5<-L-5<%H. *a descrición
sintBtica de las tBcnicas siguientes est1 tomada de Montgomery G$..$H.
#e2orDamiento encubierto. Alica las normas del re2orDamiento
ositivo a nivel imaginal. +l cliente arende a visualiDar obEetos, eventos o
ersonas Iue incentivan sus conductas de a2ronte, como en el caso de la
ersona con baEa autoestima Iue evita interactuar en 2iestas y se imagina
asistiendo a una mientras bellas c8icas lo rodean elogi1ndolo. !nvolucra: -H
relaEación, $H lista de conductas de evitación a la situación temida, 'H listar y
describir conductas de aroximación a la misma Glas Iue Iuieren llevarse a

66
Raich (2008) anota que esto ha sido cuestionado por algunos autores, que creen que el
condicionamiento encubierto debería adscribirse más al aprendizaje vicario que al operante.
P
Técnologia (2)
165

caboH, /H listar re2uerDos ositivos esecí2icos al caso, %H racticar la
imaginación de ellos, &H grabar o 8acerse leer la descrición de las conductas
de aroximación, ;H escuc8ar imaginando cada aso mientras se acomaFa el
re2orDador ositivo, y <H a2rontamiento real.
Modelamiento encubierto. +sta veD el suEeto imagina un modelo
Ggeneralmente alguien a Iuien admiraH desemeFando actividades o
en2rent1ndose a situaciones a las cuales teme. Permite alterar una secuencia
negativa de comortamiento Gor eEemlo discutir continuamente con la
areEa o comaFerosH, o arender nuevos atrones de conducta Gor eEemlo
dialogar con el Ee2e del trabaEo, con el maestro, etc.H. *os asos de esta tBcnica
comrenden: -H relaEación, $H lista de conductas roblem1ticas, 'H
imaginación del contexto en Iue se dan, /H imaginación de alguien di2erente
de sí mismo en dic8o contexto, %H imaginación de alguien similar a sí mismo
en Bl, &H sustitución del modelo or uno mismo, ;H reresentación imaginal
de la conducta deseada, <H rearación de 2rases alentadores aroiadas ara
en2rentar la situación, y 5H a2rontamiento real.
Aserción encubierta. 6onsiste en entrenar al cliente ara Iue Adetenga
su ensamientoC mediante alabras o 2rases cortantes GasercionesH cada veD
Iue sienta sensaciones aversivas. Por eEemlo, ara vencer una claustro2obia,
uede emitirse el mando: Ai61lmatejC. )us autas son: -H relaEación, $H listar
acontecimientos estresantes, 'H listar 2rases alentadoras ara decirse antes,
durante y desuBs de cada uno, /H racticar imaginariamente las aserciones
en los momentos desagradables, y %H a2rontamiento real.
)ensibiliDación encubierta. )e esecialiDa en aarear im1genes aversivas
con otras re2orDantes, ara descondicionar las rimeras. +st1 8ec8a ara
combatir ciertos 81bitos nocivos: sadomasoIuismo, excesos alimentarios, la
comulsión a mentir, y en algunos casos ara la drogadicción o el dolor. Por
eEemlo, imaginarse una 8erida abierta e inmediatamente desuBs visualiDar
aIuella arte del cuero sana y agradablemente masaEeada con aceite. =
ensar Iue se est1 comiendo muc8o y de ronto sentir deliberadamente
nauseas, tras lo cual se abandona inaginalmente la situación Asaliendo al
balcón a tomar aireC. 6uando en lugar de im1genes se utiliDan alabras, se
uede 8ablar de AautoinstrucciónC. *os asos a seguir son: -H relaEación, $H
an1lisis del 81bito nocivo GIuB sucede antes, durante y desuBsH, 'H listar
EerarIuía de situaciones lacenteras, /H creación de escenas aversivas, %H listar
emareEamientos de cada escena aversiva con su contraarte lacentera, &H
alterar las escenas aversivas introduciendo el rimer indicio de malestar la
escena lacentera corresondiente.
William Montgomery
166

#econdicionamiento org1smico. 6onsiste en utiliDar la autograti2icación
masturbatoria combinada con la 2antasía ara inducir resuestas emocionales
de aroximación a ersonas or las cuales no se siente, o se reudia de
alguna manera, el deseo sexual. +s adecuada ara la teraia de areEa o de
dis2unciones sexuales. 6omrende: -H listar estímulos activadores de emoción
sexual, $H seleccionar 2antasías sexuales aroiadas, 'H relaEación, /H
masturbación acomaFando la 2antasía, %H sustitución de la 2antasía
inaroiada or la adecuada, &H masturbación autocontrolada, acomaFando
la 2antasía aroiada.
TisualiDación. )e comone del uso de im1genes visuales autodirigidas
or el individuo ara reresentar situaciones y racticar eEecuciones concretas
anticiadas en 2antasía, induciendo resuestas en cualIuiera de los tres
sistemas Gcognitivo a2ectivo y motorH, e incluso a nivel 2isiológico. Por
eEemlo, la visualiDación uede 2uncionar ara 2acilitar un arto, ara
combatir la tensión o meEorar el rendimiento deortivo. #eIuiere racticar la
imaginación de escenas u obEetos de manera detallada y vívida, incluyendo
2ormas, texturas, colores, sensaciones y sonidos.
9etención del ensamiento. +xcelente ara combatir atrones ideativos
2uertemente obsesivos y generadores de ansiedad, ero tambiBn es un
comonente necesario ara comlementar otras tBcnicas. Tiene dos
modalidades de autocontrol tras un entrenamiento ertinente: aH la detención
del ensamiento, donde el suEeto, cada veD Iue exerimenta una cognición
erturbadora, utiliDa un mando breve y contundente ara imedir Iue siga
adelante Gor eEemlo: AiYajC, A3ojC, AiAltojC, etc.HM y bH la distracción,
donde el suEeto busca traer una cognición alternativa cuya 2uerDa sea mayor
Iue la del ensamiento estresante. 6omienDa or 8acer un listado de ideas
erturbadoras y de ideas alternativas, luego rovocar con las rimeras
voluntariamente la cognición molesta, y desuBs eEercitarse en detener o
distraer el ensamiento G#odrígueD,3aranEo, y 0avino, $..&H.


T#ATAM!+3T=) 9+ AP#+39!cA"+ )=6!A* T#ATAM!+3T=) 9+ AP#+39!cA"+ )=6!A* T#ATAM!+3T=) 9+ AP#+39!cA"+ )=6!A* T#ATAM!+3T=) 9+ AP#+39!cA"+ )=6!A*

9ebe tenerse en cuenta Iue la etiIueta de AarendiDaEe socialC no alude
solamente a las variantes teóricas de :andura o de Misc8el, aunIue estas
uedan ser las m1s conocidas, sino a todo un conEunto de en2oIues, entre los
Iue se encuentran los de )taats, Pan2er, 0oldstein y otros G6ruDado,
*abrador y MuFoD, $..<H. +l arendiDaEe social o2rece una visión m1s amlia
integrando los aradigmas, mBtodos y tBcnicas ya vistos con el arendiDaEe
vicario, la autorregulación, la teraia verbal y el entrenamiento en
Técnologia (2)
167

comunicación y 8abilidades sociales, constituyendo un uente entre
rinciios resondientes, oerantes y el roceso de control cognitivo
G:andura, -5&5L-5<'M T8oresen y Ma8oney, -5;/L-5<.M Pan2er y 0oldstein,
-5;%L-55$M 0oldstein y Peller, -5<;L-55-M 6aballo, -55'H.
+ntrenamiento asertivo. !ncluido aIuí or ser un tratamiento muy
vinculado a las 8abilidades sociales, ese a Iue su origen tiene m1s Iue ver
con el en2oIue de re2leEos condicionados Iue viene de 7ull GWole,
-5&5L-55'H. Preara al suEeto ara Iue a2ronte sus roblemas interersonales
con una nueva actitud Iue le ermita una adecuada exresión de sus
sentimientos y oiniones. Para ello, rimero se le enseFa a discriminar tres
atrones de conducta: no asertivo, agresivo y asertivo. +l individuo con
atrón no asertivo tiende a ser deendiente y tímido, ermite Iue violen sus
derec8os, no logra sus obEetivos y se siente in2eliD e in8ibido. +l individuo con
atrón agresivo tiende a ser 8ostil e irritable, viola derec8os aEenos, logra sus
obEetivos daFando a los dem1s, se entromete en asuntos aEenos y busca
dominar. @inalmente, el individuo con atrón asertivo tiende a ser
indeendiente, de2iende sus derec8os, logra sus obEetivos sin daFar, es
exresivo y con2iado, y se siente bien. *a índole de la solución radica en el
arendiDaEe de nuevas resuestas asertivas ara alicarlas en situaciones Iue
evoIuen in8ibición o agresividad, mediante el ensayo conductual. *os tios
de resuestas asertivas y abundantes eEemlos de su alicación en contextos
di1dicos sociales y de areEa se ueden encontrar en las obras de @enster8eim
y :aer G-5;%L-5;&H y )mit8 G-5;%L-5<&H.
+nsayo conductual. +s una tarea roia del modi2icador de conducta
cuando cumle las 2unciones de entrenador o modelador de desemeFos,
siendo, or tanto, un ingrediente necesario en el entrenamiento asertivo.
!denti2ica la situación ante la Iue 8ay Iue realiDar una tarea, establece
criterios de logro a cumlir, eseci2ica las consecuencias ositivas y guía y
retroalimenta las eEecuciones. +s necesario comenDar identi2icando las
situaciones en Iue el suEeto no es asertivo, evaluando aIuellos comonentes
verbales y no verbales cuya ausencia, dB2icit o exceso erEudica las
interacciones asertivas en esos eisodios. Al rinciio se eval(an dentro del
ambiente de entrenamiento las resuestas tal y como se dan, rocediendo a
ensayar desemeFos asertivosM y, 2inalmente, tras con2eccionar guiones de
actuación en base a los mismos roblemas Iue aIueEan al suEeto, se 8ace lo
mismo con los eisodios roblem1ticos en la vida real. Todo con sus
resectivas tareas intersesiones G0oldstein y Peller, -5<;L-55-M 0onD1leD,
-55$H.
William Montgomery
168

+ntrenamiento en 8abilidades sociales. 6onstituye un conEunto de
rocedimientos: 8abilidades sociales, ensayo conductual, Euego de roles,
retroalimentación, etc.M Iue incrementan 8abilidades de contacto visual, uso
de manos, exresión 2acial, ostura, voD, y reertorios comleEos de
comunicación interersonal entre otrosM de acuerdo, en general, con varios
ostulados asertivos sobre las ersonas G6aballo, -55'H.
Modelamiento. +s un roceso casi an1logo al de la imitación, mas sin
resuoner Iue necesita re2orDamiento. )uele ser de orden gradual y sirve
ara establecer resuestas de a2rontamiento o de maestría en el maneEo de
algo. *a extinción vicaria tambiBn 2orma arte de su arsenal GdesensibiliDación
de contactoH, imlicando en ciertos casos la vista de un modelo Iue vence al
obst1culo temido or el cliente Gver una extensa revisión en el caítulo tres de
:andura, -5&5L-5<'H. Por eEemlo, se logra suerar el temor a serientes si
se ve a otro suEeto maniularlas tranIuila e inocuamente. #eIuiere. -H
determinar el tio de estímulos Iue se van a en2rentar, $H exlicar el obEetivo
2inal al cliente, 'H modelamiento de la resuesta or un suEeto esecialiDado, y
/H ensayo y retroalimentación.
ArendiDaEe estructurado. Prougna tres niveles de intervención
G0oldstein y Peller, -5<;L-55-H: -H el desarrollo de destreDas rosocialesM $H
de autocontrolM y 'H de valores morales. +l roceso de entrenamiento de
destreDas sociales incluye: aH identi2icar 1reas roblem1ticas y 8abilidades
esecí2icas en las Iue tiene di2icultad el individuo, bH observar cu1l es el
mBtodo Iue emlea ara maneEarse en ellas, y cH trans2ormar los
comonentes Gverbales y no verbalesH de esas conductas en metas ara
alcanDarse rogresivamente durante un laso de eEercicio, rimero en
r1cticas estructuradas y luego en situaciones naturales. +l desarrollo del
autocontrol incluye labores Iue, reIuieren articular: aH in2ormación sobre los
asectos cognitivos, 2isiológicos y motores de la ira, bH autoinstrucciones ara
Iue el suEeto las emlee en situaciones roblema, y cH eEercicios
simulados y reales de tal emleo. *a educación moral incluye: aH toma de
decisiones y resolución de roblemas de manera no agresiva, bH enseFanDa de
resuestas de AconsideraciónC or los dem1s y reocuación or sus
roblemas, y cH eEercicios de ensayo conductual en situaciones de con2licto
interersonal, utiliDando tBcnicas de negociación y contrato. *a din1mica se
desliega artiendo de la discusión de casos Iue ongan Bn2asis en dilemas
morales, rocurando abarcar las categorías Iue seFala Po8lberg ara el
desarrollo moral: convencional, o de onerse en el lugar del otro y sentir la
obligación de seguir reglas sociales, y ostconvencional, o reconocer valores
Técnologia (2)
169

m1s all1 de los 2ormalismos Gdignidad, democracia, Eusticia, valor de la vida,
cultura, etc.H.
ManeEo de la ansiedad y la ira. TBcnica rouesta or )uinn
G-55.L-55'H, Iue consiste en -H listar situaciones evocadoras de ansiedad y
resuestas de a2rontamiento, $H enseFar a reconocer las seFales ansiógenas a
travBs de signos som1ticos, autónomos y cognitivos, y 'H usarlas como
indicadores ara iniciar la resuesta de a2rontamiento activo Gla relaEaciónH.
Una variación de esta tBcnica, destinada a tratar la ira, se asemeEa al modelo
de los hcinco eslabonesh de @eindler G-5</H: aH an1lisis de los estímulos
desencadenantes de la ira, bH identi2icación de signos o estados 2isiológicos y
RinestBsicos Iue la acomaFan, cH autoinstrucciones ara maneEar la ira, dH
reductores o autas de autocontrol cognitivo,2isiológico de la activación, y eH
autoevaluación del roio desemeFo.
+ntrenamiento en comunicación y negociación. Para meEorar la
exresión se entrena al cliente en aH el maneEo de comonentes verbales y no
verbales, y bH en el uso de 2órmulas oratorias e2ectivas tanto ara el discurso
como ara el di1logo. Todo ello con mBtodos de ensayo y retroalimentación.
+l adiestramiento en negociación incluye la comunicación como aso revio,
continuando con la de2inición de contextos ara negociar Glugar y momento
adecuados, etc.H, resencia ersonal, mec1nica de la negociación y la
transacción. *as obras de Uri G-55-L-55$H y 9ana G-5<5L-55$H son de gran
utilidad ara esto.
Teraia de areEa, marital y sexual. 0enBricamente, este conEunto de
tBcnicas rocura incrementar la interacción ositiva mutua a la veD Iue se
disminuyen los intercambios negativos. Para ello se roende a dos cosas: aH
el aumento de e2ectividad comunicativa sobre exresión de a2ectos y IueEas,
solución de con2lictos, uso de turnos e iniciativas, y bH la aclaración de
valoraciones subEetivas yLo sentimientos sobre la vida de areEa, marital o
sexual Groles y 2ines, roblemas de relación, crianDa de los 8iEos, 2inanDas,
tiemo a comartir, relaciones con arientes, etc.H. 9e acuerdo con
*iberman, W8eeler, 9e Tissser, Pue8nel y Pue8nel G-5<.L-5<;H, y
:ornstein y :ornstein G-5<<L-55/H, or tBrmino medio el tratamiento se
divide en cuatro 2asesM -H entrenamiento en comunicación, $H exresión de
cosas Iue agradan y desagradan de la areEa, 'H lista de cosas Iue se Iuisieran
aumentar yLo disminuir en la relación mutua, /H entrenamiento en
dramatiDación Gesceni2icación de situaciones y soluciónH, y %H solución de
comromiso con acuerdo de transacción temoral. +secí2icamente en la
teraia sexual se ueden utiliDar varias tBcnicas, la mayoría de ellas exuestas
or Palan G-5;%L-5<&H: el uso de la relaEación, la 2ocaliDación sensorial, Ael
William Montgomery
170

aretónC, la masturbación dirigida, la Amaniobra del uenteC y tambiBn el
recondicionamiento org1smico, descrito en otra arte de este caítulo.


T#ATAM!+3T=) 9+ 6=3T#=* 6=03!T!T= T#ATAM!+3T=) 9+ 6=3T#=* 6=03!T!T= T#ATAM!+3T=) 9+ 6=3T#=* 6=03!T!T= T#ATAM!+3T=) 9+ 6=3T#=* 6=03!T!T=

*as vertientes cognitivo,conductuales rescatan el lano de los
ensamientos G2recuentemente abordados como discurso verbal internoH, y,
sin desconectarse de los rocedimientos recedentes, utiliDan rocedimientos
de contra,argumentación ara modi2icar las cogniciones, la enseFanDa de
recursos autoinstruccionales y la solución de roblemas G9avis, #obbins y
McPay, -5</L-5<%M McPay, 9avis, y @anning, -5<%L-5<&M Meic8enbaum,
-5<%L-5<;M 9bcurilla, -5<&L-55'M 6aballo, :uela,6asal y 6arrobles, -55%M
:ecR, -55%L$...M YanRura y 9ryden, -55;L$...H.
Teraia racional emotivo conductual. 6ombate tanto los Aensamientos
de2ormadosC como las Aideas irracionalesC resentes en la inadecuación a
ciertas normas sociales. +l individuo, asesorado, trata de identi2icar sus
roblemas y 2ormular alternativas comrometiBndose emocionalmente con
ellas. +s ideal ara abordar la deresión, la baEa autoestima, la angustia, etc.
AunIue en sí misma es toda una línea teraButica Gcognitiva o Aracional
emotivaCH, suele comonerse de: -H exresión de los ensamientos o ideas
negativas sobre sí mismo, el 2uturo o las demandas Iue son 8ec8as or el
mundo, $H evaluación de cada uno en su er2il b1sico: situación roblem1tica,
resuesta acostumbrada y osible alternativa de solución, y 'H Bn2asis en Iue
lo rincial no es el roblema sino cómo se siente uno a su resecto G+llis y
0rieger, -5<.L-5<'H
&;
. Algunas variaciones de estas tBcnicas Iue siguen el
cl1sico an1lisis A GAcontecimiento imactanteH, : G6onducta de evaluación
errónea de AH y 6 GAcción,emoción erturbadorasH, incluyen el conocimiento
de las Acinco reglas de conducta racionalC Gacetar 8ec8os obvios, roteger la
salud, lograr los obEetivos, evitar con2lictos y sentir emocionesH y el emleo de
im1genes emotivas ara racticar estados ersonales de bienestar durante
dieD minutos diarios G*ega, 6aballo y +llis $..$H.
Teraia cognitiva. +ste en2oIue, con muc8o Bn2asis en asectos
deresivos del comortamiento, rocura identi2icar distorsiones cognitivas
como la generaliDación excesiva de algo Iue se vivencia negativamente, la
magni2icación Gcatastro2ismoH y minimiDación de los acontecimientos, y el
ensamiento absolutista dicotómico Gvisión en contrastes rígidosH, entre otras.
+llas, como las ideas irracionales 2ormuladas or +llis, ueden conducir a

67
Hay falacias de focalización,
Técnologia (2)
171

emociones, conductas y consecuencias motivacionales negativas, uesto Iue
contemlan la Brdida yLo la amenaDa como acontecimientos reales y
otenciales. Mientras en la deresión las actitudes y los esIuemas cognitivos
giran alrededor de situaciones de Brdida, en la ansiedad lo 8acen centrados
en la amenaDa. +l roceso de tratamiento consiste en lo siguiente G:ecR,
#us8, )8aQ y +mery, -5;5L-5<'H: desuBs de una 2ase inicial de rearación
y Eusti2icación de la teraia, se asignan tareas conductuales intersesión ara
aumentar la actividadM se exlica al aciente de IuB manera in2luyen las
cogniciones sobre las emociones Gde acuerdo con el modelo cognitivo del
roio :ecRHM se identi2ican los ensamientos autom1ticos mediante un
autorregistroM se discuten Ga la manera de +llisH las cogniciones negativas y las
conclusiones Iue se derivan de ellasM y, ocionalmente, se uede realiDar un
entrenamiento en 8abilidades de a2ronte. *a 2igura -..- ilustra de manera
sencilla un eEemlo del mismo :ecR G-55%L$...M . ';H. )i en una situación
de lectura de libro el suEeto tiene cogniciones central e intermedia negativas
de sí mismo, Bstas evocaran resuestas en consonancia.


)ituación Pensamientos automaticos #esuesta


6reencia central: A)oy incometenteC
6reencia intermedia: A)i no comrendo, soy tontoC
+mocional
6onductual
@isiológica

*ectura de libro A+s demasiado di2ícilC 3o leer


@igura -..-. +Eemlo de cómo in2luyen los ensamientos autom1ticos.

!noculación del estrBs. :asada en el modelo de a2rontamiento de
*aDarus y @olRman G-5</L-5<&H, imlica someter al individuo a dosis
rogresivas de ansiedad, con el 2in de Aactivar sus de2ensas sicológicasC
contra aIuella y 8acerlo caaD de a2rontarlas con Bxito. +st1 recomendada
ara todo tio de roblemas cotidianos Gor eEemlo ser testigo o
rotagonista de 8ec8os traum1ticos o desagradables en la escuela, la calle o el
8ogarH. )e necesita: -H relaEación, $H listar EerarIuía de 8ec8os estresantes, 'H
listar ensamientos de a2ronte antes, durante y desuBs de ellos, /H exonerse
imaginalmente a los 8ec8os estresantes mientras se utiliDan los ensamientos
de a2ronte, y %H r1ctica de a2ronte real GMeinc8embaum, -5<%L-5<;H.
+ntrenamiento autoinstruccional. )e 2undamenta, seg(n
Meinc8embaum y 6ameron G-5<.L-5<'H en el ael del AlenguaEe internoC
como guía cognitiva de la conducta motora. +l adiestramiento rincialmente
ara niFos, consiste, ues, en enseFar al cliente a utiliDar su discurso interno
William Montgomery
172

ara autodirigirse. Plantea los siguientes asos. -H un modelo act(a mientras
dice en voD alta 2rente al suEeto lo Iue est1 8aciendo, $H el cliente imita lo
8ec8o or el modelo en base a su guía verbal, 'H el cliente vuelve a 8acer lo
mismo, ero esta veD se guía Bl mismo en voD alta, /H igual, ero con
autoinstrucciones en voD baEa, y %H igual, ero desarrollando la tarea de
manera silente.
:iblioteraia. )e basa en el uso de materiales escritos ara aoyar,
mediante la in2ormación Iue 2alta o Iue sustituye a otra errada, al cliente.
#eIuiere Iue Bste osea un reertorio intelectual y social romedio, y Iue las
lecturas sean re2orDantes. +l suEeto debe, en base a la biblioteraia, e2ectuar
autodiagnósticos, autorregistros, y llevar a cabo rocedimientos de solución
de roblemas GvBase 6obos y 0avino, $..&H.
6iencia ersonal. Presentada or Ma8oney G-5<.L-5<'H, esta tBcnica
incluye un amlio rango de rocedimientos Iue se basan en la tesis del
A8ombre como cientí2icoC ara resolver sus roblemas íntimos y ersonales.
!mlica la instrucción al cliente en evaluar, con resecto a su roblema: -H la
eseci2icación, $H los datos acerca de sus estados cognitivo, a2ectivo y
biológico, 'H la identi2icación de las 2uentes, /H el examen de sus ociones, %H
la delimitación de aIuellas, &H la comaración de los datos antes y desuBs de
la exerimentación ersonal del cambio, y ;H la amliación, revisión o
extensión de aIuellos.
)olución de con2lictos interersonales. )u estrategia es lantear
oeracionalmente osibles roblemas a los Iue se teme, y mediante un
an1lisis igualmente sistem1tico, evaluarlos y 2ormular alternativas. )e utiliDa
con resecto a las resuestas exerimentadas como ine2icaces 2rente a
roblemas cotidianos Iue causan estrBs o deresión Gdesencuentros y eleas
en el 8ogar, en el trabaEo o en la universidad, acontecimientos luctuosos,
trastornos org1nicos molestos, etc.H G9bcurilla, -5<&L-55'H. )u secuencia es:
-H er2ilar el roblema Gdónde, cómo, cu1ndo y ante IuiBn sucedeH, $H
er2ilar la resuesta 8abitualmente ine2icaD GIuB se 8ace o se deEa de 8acer
2rente a BlH, 'H listar una EerarIuía de alternativas descomoniendo cada una
en acciones concretas, /H soesar las osibles consecuencias de cada una, %H
ensayar las soluciones y evaluar los resultados, y &H si no satis2acen, emeDar
de nuevo. Una guía ormenoriDada de todas sus alicaciones uede 8allarse
en la obra de 3eDu, 3eDu y *ombardo G$../L$..&H.
6lari2icación de valores. TBcnica similar a la anterior, ero
esecialmente dedicada a solucionar roblemas de insatis2acción existencial e
ideológica en cualIuiera de sus 2acetas G)imon, 7oQe y Pirsc8enbaum
G-5;$L-5;;H. 6omrende: -H listar actividades o atrones de conducta Iue se
Técnologia (2)
173

8acen or comulsión Guna 2uerDa externa Iue obligaH, $H cu1les se 8acen or
81bito Gatrón inconsistente no analiDadoH, y 'H cu1les or libre elección
Gmeditada decisión roiaH, /H er2ilar los roblemas de la comulsión y el
81bito Gdónde, cómo, cu1ndo y ante IuiBn sucedenH, %H er2ilar la resuesta
8abitualmente ine2icaD GIuB se 8ace o se deEa de 8acer 2rente a ellosH, &H listar
una EerarIuía de alternativas de libre elección descomoniendo cada una en
acciones concretas, ;H ensayar las soluciones.
Programas de modi2icación cognitiva. )on diversos lanteamientos
alicados 2undamentalmente en el camo educacional, bi2urcados en dos
grandes líneas: aH modi2icación intelectual, entrenando asectos de
raDonamiento abstracto y 2ormalM y bH enseFar a ensar, con estrategias
generales ara resolver roblemas r1cticos, ersonales e interersonales
G@unes, -55%H. +ntre los rimeros destaca el Programa de +nriIuecimiento
!nstrumental, de @euerstein, y entre los segundos el Programa de #esolución
de Problemas de )8ure y )ivacR. @euerstein construyó una aroximación
sistem1tica ara el entrenamiento de comonentes cognitivos in2anto,
Euveniles Ga artir de los oc8o aFos de edad, y dieD si tienen dB2icits
intelectualesH, Iue va desde la organiDación de untos en 2iguras geomBtricas
8asta las relaciones 2amiliares, utiliDando mBtodos conductuales: lanteando
obEetivos con sus resectivos an1lisis de tareas y moldeando rogresos. )8ure
y )ivacR, or su arte, basan su en2oIue en cinco tios de ensamiento: -H
causal, o caacidad de determinar el origen o causa del roblemaM $H
alternativo, o caacidad de imaginar el mayor n(mero de soluciones a un
roblema determinadoM 'H consecuencial, o caacidad de ver las
consecuencias de las actitudes y comortamientosM /H de ersectiva, o
caacidad em1tica con los dem1sM y %H de medios,2ines o caacidad de 2iEar
obEetivos y organiDar los medios disonibles ara conseguirlos. 9e acuerdo
con eso, a la manera de 9bcurilla, se eEercitan cometencias ara identi2icar y
de2inir roblemas, generar soluciones alternativas, anticiar consecuencias,
tomar decisiones y evaluarlas.


T+#AP!A) 9+ T+#6+#A 0+3+#A6!>3 T+#AP!A) 9+ T+#6+#A 0+3+#A6!>3 T+#AP!A) 9+ T+#6+#A 0+3+#A6!>3 T+#AP!A) 9+ T+#6+#A 0+3+#A6!>3

)on variantes inicialmente surgidas del conductismo radical. Para PBreD,
AlvareD G$..&H, la 2ormulación de las nuevas teraias conductistas radicales
vendría a ser como una Are2undaciónC de la teraia conductual tradicional en
un Aan1lisis de conducta clínicoC, al rescatar la imortancia del contexto
verbal en la GreHconstrucción de las contingencias y resentarse como una
William Montgomery
174

alternativa al modelo mBdico en el 1mbito de la sicoatología. *a teraia de
conducta, tradicionalmente comrometida con la b(sIueda del autocontrol
en sus diversas 2ormas, se comromete a8ora con rocedimientos indirectos
mediante estrategias m1s bien AaradóEicasC Gno 8ay Iue reocuarse or
AcontrolarC las roias reacciones, 8ay Iue abandonarse, no 8ay Iue
obsesionarse en buscar soluciones ara los roblemas, 8ay Iue deEar Iue
Bstos sigan su curso, en veD de evitar su2rir la exeriencia 8ay Iue vivirla
centr1ndose no en las metas, sino en el rocesoH. )eg(n TalleEo G$.-$, .
/-,$H, las características generales de esta tercera generación serían: -H
en2atiDar la r1ctica de la conducta, or encima de la interretación y las
instrucciones al clienteM $H considerar la 2unción m1s Iue la toogra2íaM 'H
retornar al an1lisis 2uncionalM /H destacar el ael de las emociones y de su
exerimentaciónM %H relievar la imortancia de la relación teraButicaM y %H
adotar una ostura m1s educativa Iue correctiva. AIuí se considerar1n las
teraias de acetación y comromiso, analítica,2uncional, de activación,
dialBctica,conductual e integral de areEa. Adicionalmente, tambiBn se incluye
la de 8inosis desierta, aunIue no estB muy claro su estatus de teraia
contextual.
Teraia de acetación y comromiso. +s una oción a la teraia
racional, tratando de alterar las 2ormas en Iue 2uncionan las reglas Iue autan
el comortamiento del individuo, recontextualiDando sus contingencias
verbales Gcontextos envolventes del Ayo deboC, Ayo creoC, etc.H 8aciBndolas
menos con2lictivas GWilson y *uciano, $..$H. +n esta tarea, el teraeuta
rocura Iue el cliente: aH deEe de reocuarse or cambiar sus ensamientos
erturbadores, bH deEe de dar exlicaciones causales sobre el control del
roblema, cH deEe de creer Iue las alabras signi2ican estados, y dH deEe a un
lado las cali2icaciones valorativas exageradas. Para ello se sit(a al suEeto en un
estado de Adistanciamiento comrensivoC, Iue imlica su adoción de un
unto de vista nuevo, no comrometido con sus roblemas ni sus suuestas
causas Gersectiva del tableroH. Al desenmascarar las reglas autodestructivas y
des8acer la literalidad de las exlicaciones, se le induce a abandonar una
luc8a in(til contra emociones y ensamientos sin sentido. +sto rovocar1 de
suyo un 1nimo de AdeseseranDa creadoraC Gsaber Iue lo convencional no
2unciona y Iue no se ierde nada robando otra cosaH, y una consiguiente
baEa de la ansiedad y la cula, tras lo cual uede rocederse a rooner reglas
distintas de acción a travBs de cualIuiera de las tBcnicas cognitivas,
existenciales o de asociación verbal vigentes. Por eEemlo, P1eD G$.-$, . <$,
<'H reorta Iue uno de los tantos eEercicios Iue utiliDó ara AabrirC las
reacciones rivadas de su cliente con síntomas de mareo, 2ue 8acerle girar la
Técnologia (2)
175

silla en Iue estaba y edirle Iue note la sensación como un inicio ara
observar lo Iue aarece a cada momento. +n la obra divulgativa de 7ayes
G$..%L$.--H ueden encontrarse varios eEercicios ara di2erentes obEetivos en
tBrminos muy sencillos.
Psicoteraia analítico,2uncional. #escata, dentro del en2oIue oerante,
el ael del gabinete sicoteraButico como ambiente en el cual ocurren
arreglos de contingencias con resecto a comortamientos clínicamente
relevantes. +n este sentido, el ingeniero conductual resenta 2unciones de
estímulo evocativo Gde conducta resondienteH, discriminativo Groicia
situaciones ara resonder instrumentalmenteH y re2orDante Gsuministra
consecuencias Iue aumentan, disminuyen o extinguen reuestasH ara el
cliente. Así, la sesión teraButica es el ambiente en el cual se uede y se debe
analiDar la conducta y lograr cambios 2undamentales a nivel verbal, dado Iue
el lenguaEe es el rincial 2actor 2uncional de control antecedente y
consecuente del comortamiento. +l an1lisis 2uncional del lenguaEe del
cliente comrende la identi2icación de tactos Grotulación de2ormada de
acontecimientosH, mandos Geticiones AinconscientesC dis2raDadasH
intraverbales, autoclíticos Gasociaciones estereotíicas inadecuadasH y silencios
GPo8lenberg y Tsai, -55-L$..;H.
Teraia de activación conductual. 9esde esta variante GPanter, :us8 y
#us8, $..5L$.--M Martell, 9imidEian y 7erman,9unn, $.-.L$.-'H, se
entiende Iue arte imortante de la di2icultad en el comortamiento
deresivo se lasma en la evitación de relevantes 1mbitos de la exeriencia
Iue carecen de motivación ara el individuo. +ntonces, se intenta AactivarloC
en 2unción a sus intereses, valores y osibilidades, moldeando
rogresivamente su conducta verbal y no verbal en la dirección m1s
conveniente y en situaciones naturales, a travBs de tareas de exosición
sistem1tica, asignando actividades recomensantes y monitoreando la
resolución de roblemas. !ncluye rocedimientos analítico,2uncionales de
re2orDamiento, moldeamiento, de acetación,comromiso y de la teraia
cognitiva de :ecR.
Teraia dialBctica conductual. Trata de esclarecer la Aolaridad
dialBcticaC del contexto individuo,entorno, deslegando estrategias ara
distinguir tres atrones de conducta olar: la inestabilidad emocional contra
la auto,invalidación, la asividad activa contra la cometencia aarente y la
crisis imlacable contra el a2ligimiento in8ibido. @ue diseFada
esecí2icamente ara tratar con dis2unciones del tio ersonalidad límite
G*ine8an, -55'L-55&H, o2reciendo un ambiente sobre el cual reconstruir la
regulación emocional a travBs de la relación teraButica, combinando varias
William Montgomery
176

tBcnicas de tratamiento, entre las Iue destacan las 8abilidades sociales y la
resolución de roblemas, e incluso comrenden la meditación Den.
Teraia integral de areEa. 3o obstante la elevada magnitud del e2ecto
conseguido or la T6 marital y de areEa tradicionales, las investigaciones de
"acobson y sus colaboradores en seguimiento de dos o m1s aFos de los
rocedimientos cl1sicos, indicaron Iue la meEoría de la relación entre las
areEas como 2ruto de dic8o tratamiento recae en un '.k de ellas,
terminando muc8as veces en la searación. *a teraia conductual integral de
areEa es la alternativa GMorón, $..&H, inclin1ndose or roiciar rocesos de
AacetaciónC o AerdónC seg(n las circunstancias de discordia marital. *a
acetación es un roceso conductual Iue involucra, or un lado, unir a la
areEa en torno al roblemaM or otro, aminorar el imacto negativo del
comortamiento 8iriente de uno o de ambos cónyugesM y, en tercer lugar,
enmarcar en un contexto 8istórico m1s amlio las di2erencias. +l erdón es
una 2orma de acetación roia del evento cali2icado como AtraiciónC Gentre
otros asectos gravesH Iue conlleva tolerancia a los estímulos asociados al
erEuicio y disminución de la aversión or arte de la areEa a2ectada 8acia la
otra, desuBs de 8aber soesado los costos y bene2icios de tal decisión
&<
.
Teraia de 8inosis desierta. +s la alterativa a la 8inosis tradicional,
or lo Iue su obEetivo es incrementar la suscetibilidad 8inótica ara
utiliDarla e2icaDmente a 2avor de la intervención. UtiliDa el conceto de
A8inosis desiertaC or contraosición al cl1sico trance del suEeto semi,
dormido, roiciando su vulnerabilidad a la sugestión mediante un
rocedimiento de tres 2ases: -H eEercicios de recuerdo sensorial, idiBndole
Iue meta su mano en agua 8elada y verbalice sus sensaciones, luego Iue la
saIue y retrotraiga la exeriencia, $H asociación secundaria: Iue asocie la
rigideD de la mano con una acción imaginada y luego real, como tocar un
l1iD, etc.M y tras varios ensayos decirle Iue ese mBtodo le activa cada veD m1s
su cerebro, de modo Iue aumenta su recetividad a la sugestión roia y
aEenaM y 'H generaliDación, se contin(an asociando diversos obEetos y eventos a
la sensación y desuBs se maneEan sugestiones 8inóticas a travBs de cualIuier
tio de tratamiento conductual,cognitivo G6aa2ons y Amigó, $..<H.




68
En términos directos: “El perdón es el hecho de vencer el resentimiento hacia un ofensor,
no negando el derecho al resentimiento, sino esforzándose en considerar al ofensor con
benevolencia, compasión e incluso amor, reconociendo al mismo tiempo que este ofensor
renunció a su derecho a ellos” (Mullet, 2012; p. 137).
Técnologia (2)
177

T+#AP!A) !3T+0#AT!TA) Y 6=3)T#U6T!T!)TA) T+#AP!A) !3T+0#AT!TA) Y 6=3)T#U6T!T!)TA) T+#AP!A) !3T+0#AT!TA) Y 6=3)T#U6T!T!)TA) T+#AP!A) !3T+0#AT!TA) Y 6=3)T#U6T!T!)TA)

+stos en2oIues ueden considerarse tíicamente dentro de las líneas
8eterodoxas del an1lisis conductual. Por un lado se tienen modelos
teraButicos AintegrativosC, Iue, seg(n sus creadores, intentan conEugar
eclBcticamente rocedimientos Ge incluso concetosH conductuales,
cognitivos, sicoanaliticos, 8umanistas, y 8asta AalternativosC. Por otro lado,
arte del en2oIue cognitivo del comortamiento 8a dado lugar 8oy a las
llamadas sicoteraias constructivistas, Iue, ara Ma8oney G-55%L-55;H,
ermitirían asar de una reresentación dis2uncional de la realidad obEetiva a
una reconstrucción ersonal m1s roactiva, valorando el rol adatativo de los
rocesos inconscientes y de la emoción. AIuí sólo se resentan algunas de
ellas.


Modelos integrativos Modelos integrativos Modelos integrativos Modelos integrativos

Teraia multimodal. 9esde lo Iue odría denominarse una versión
AliberalC de la teraia de conducta, ractica y redica abiertamente el
Aeclecticismo tBcnicoC, seg(n el cual es er2ectamente v1lido adotar
cualIuier tio de rocedimiento Gdin1mico, gest1ltico, etc.H, e incluso las
características de Iuienes lo eEercen, con el 2in de ayudar a la intervención
teraButica. *o cierto es Iue la selección de tBcnicas la 8ace en 2unción a su
e2ectividad, or lo cual es redominante el uso de tBcnicas conductuales y
cognitivas. )u creador, A.A. *aDarus G-5<-L-5</H, reconoce Iue cada
teraeuta tiene, al menos, una teoría Iue guía sus elecciones, y Bl se basa en la
teoría del arendiDaEe social Gcon in2luencias tambiBn de la teoría general de
sistemas y la teoría de la comunicaciónH. )u modelo :A)!6 !9 sintetiDa siete
conEuntos de variables Iue se 8an descrito ya en el caítulo sobre evaluación:
conducta, a2ectividad, sensación, imaginación, cognición, relaciones
interersonales y 21rmacos Iue a2ectan el desemeFo. *aDarus G-5;.L-5<.H
2ue el rimer teraeuta conductista Iue sugirió el uso de met12oras y
ar1bolas en la consulta, e incororó muc8as tBcnicas inicialmente aEenas al
en2oIue conductual.
*a teraia cognitiva basada en mind2ulness. !deada or el 9r. Pabat
cinn, connota una 2iloso2ía de vida y una raxis mani2estada como atención
recetiva 8acia la exeriencia y consciencia lena Iue centra su interBs y
eEecutoria en la exeriencia no valorativa del tiemo resente. +sta
contemlación medita sobre el roio cuero, la resiración y, en general,
William Montgomery
178

los estímulos sensoriales. Tiene, en este sentido, un 2uerte arentesco con las
r1cticas de la cultura oriental adscrita al :udismo cen, en la cual usualmente
se adotan osturas 2avorables a la meditación contemlativa y la
concentración som1tica ara auto,regular o silenciar emociones inter2erentes
con la tranIuilidad ersonal. +n breve, como dice TalleEo G$.-$H, sus
rinciales características son: aH centrarse en el momento resente, bH abrirse
libre a la exeriencia y a los acontecimientos, cH acetar radicalmente la
exeriencia como venga, sin valoraciones, y dH renunciar al control sobre la
situación.
Teraia or desensibiliDación y rerocesamiento de movimientos
oculares. )e nutre de la alicación de la exosición en 2antasía tal como se
lleva a cabo en la desensibiliDación sistem1tica, ero centrada en el
tratamiento del estrBs ost,traum1tico Groblemas de víctimas de violaciones
o asaltos así como situaciones de emergencia rovocadas or desastres
naturalesH Gver )8airo, -55%L$..%H. +n veD de utiliDar sólo la relaEación
muscular como resuesta incomatible con el estado de ansiedad, se activan
movimientos oculares bilaterales con el resultado de acelerar el roceso de
rearendiDaEe. Así, en base a una lista reviamente construida, se le ide al
cliente Iue imagine situaciones articularmente estresantes o dolorosas ara
Bl mientras mueve sus oEos al son de los movimientos de la mano del
teraeuta, o bien de las luces de un aarato esecialmente diseFado ara
servir de guía visual. +l rocedimiento se reite 8asta Iue, mediante la cl1sica
escala de ansiedad subEetiva, el cliente reorte ir extinguiendo
rogresivamente cada uno de los reactivos de la lista. 3o 2alta el uso de las
hescenas controlh GtambiBn como en la desensibiliDación sistem1ticaH ara
re2orDar los rearendiDaEes.


Modelos constructivistas Modelos constructivistas Modelos constructivistas Modelos constructivistas

*a teraia de rol 2iEo, extraída de la Ateoría de los constructos
ersonalesC de 0eorge Pelly, es una de las variantes tBcnicas de este en2oIue
G+ting y 3aDario, -5<5H, cuyo obEetivo central es otorgar al individuo la
oortunidad de adotar una Aersonalidad idealC delineada or sus roias
exectativas. 6onsideran el roceso teraButico como un roceso de co,
construcción del signi2icado entre cliente y teraeuta or medio de
actividades narrativas. *a secuencia narrativa analiDada incluye emociones,
motivaciones, ensamientos, intenciones y acciones del cliente, resentadas
en un contexto argumental con cinco elementos: -H el escenario Glugar y
Técnologia (2)
179

tiemoH, $H el agente Gla ersona Iue de alguna manera media el roblemaH,
'H la acción GaIuello Iue sucedeH, /H el instrumento, y %H la meta. 9e la
narrativa se obtienen conclusiones ara articular el tratamiento en base a un
acuerdo recíroco entre el cliente y el analista Iue, a artir de la consciencia
del malestar, decida Aociones de crecimientoC con direccionalidad
rogresiva G:otella y @eixas, -55<H.
*a teraia cognitiva,interersonal. )e dirige al descubrimiento de
asectos inconscientes de la exeriencia, tratando de evaluar como
hobservador articianteC los rocesos cognitivos centrales asociados al
AesIuema interersonalC dis2uncional del cliente, exlorando sus muestras en
los comonentes emotivos de acontecimientos vitales, o en las circunstancias
nacidas de la roia relación teraButica. )a2ran y )egal G-55.L-55/H indican
Iue este tratamiento se centra en tres 2ocos seg(n las di2icultades se
resenten: 2uera de la sesión, dentro de la sesión, y las disosiciones
inconscientes a la acción. +n todos los 2ocos se 2omenta la Atoma de
concienciaC de los ensamientos autom1ticos. Parte imortante del
rocedimiento es detectar hmarcadores interersonalesh Iue indicarían
roblemas o ruturas en la alianDa teraButica, como en las siguientes
situaciones: -H esceticismos exresados GinHdirectamente o en sentimientos,
oiniones negativas o sarcasmos 8acia las osibilidades del consultor o de la
teraiaM $H alusiones a asados tratamientos insatis2actoriosM 'H discreancias
sobre las metas teraButicasM /H anuencia excesiva 8acia el lanteo del
teraeutaM &H negativismo y resistencias ara resonder a las indicaciones y
tareas. Para desactivar estos marcadores o utiliDarlos como anclas ara la
meEora, se relantea la comunicación y el intercambio de sentimientos entre
el teraeuta y el cliente.
*a teraia de esIuemas. )e centra en el conocimiento de los orígenes,
la in2ancia de los acientes y la in2luencia de todo eso en los roblemas
emocionales vinculados a un suuesto esIuema dis2uncional temrano. *os
esIuemas dis2uncionales temranos trasuntan creencias incondicionales
sobre uno mismo en relación al entorno, debidas a la interacción entre las
necesidades a2ectivas centrales no satis2ec8as en la exeriencia temrana
Grelaciones oco recomensantes con la 2amiliaH y las características
temeramentales. +stos esIuemas se eret(an a travBs de: aH distorsiones
cognitivasM bH atrones GAtramasCH vitales autoderrotistasM y cH estilos de
a2rontamientos de esIuemas. *a meta 2inal del tratamiento es incororar
esIuemas esecí2icos y estilos de a2rontamiento Iue no 2ueron integrados
consistentemente en la ersonalidad, utiliDando tBcnicas cognitivas,
conductuales, del niFo interior, sicoanalíticas, interersonales y
William Montgomery
180

exerienciales, y maneEando la relación aciente,teraeuta de modo Iue se
2iEen cinco 1reas de cambio: -H en las relaciones sociales, $H en la autonomía,
'H en la autoestima, /H en la autoa2irmación y autoexresión, y %H en la
reocuación or los dem1s GYoung y PlosRo, -55'L$..-H.
*a teraia cognitivo,estructural. !ntenta reconstruir la organiDación
cognitiva ersonal del cliente, e identi2icar los suuestos t1citos Iue
estructuran su exeriencia, rocediendo a variar sus deseIuilibrios mediante
cambios Asuer2icialesC GtBcnicas cognitivo,conductualesH y Aro2undosC
GtBcnicas cada veD m1s cognitivas o incluso sicodin1micasH G0uidano,
-55$L-55/H. +labora la din1mica como un roceso de co,construcción del
signi2icado entre cliente y teraeuta or medio de actividades narrativas Iue
incluyen emociones, motivaciones, ensamientos, intenciones y acciones del
cliente, 2ormuladas en un contexto argumental con cinco elementos: el
escenario Glugar y tiemoH, el agente Gla ersona Iue de alguna manera media
el roblemaH, la acción GaIuello Iue sucedeH, el instrumento y la meta. 9e
dic8o roceso se sacan conclusiones ara armar el tratamiento artiendo de
un acuerdo recíroco entre las artes, Iue, a artir de la consciencia del
malestar, seleccione Aociones de crecimientoC direccionalmente rogresivas.


T#ATAM!+3T= 6=3 +3@=SU+ !3T+#6=39U6TUA* T#ATAM!+3T= 6=3 +3@=SU+ !3T+#6=39U6TUA* T#ATAM!+3T= 6=3 +3@=SU+ !3T+#6=39U6TUA* T#ATAM!+3T= 6=3 +3@=SU+ !3T+#6=39U6TUA*

+l en2oIue interconductual Rantoriano se uede considerar como una
aroximación sui generis, aun cuando su lanteamiento b1sico no se aleEa del
conductismo radical y del contextualismo, al decir de 7ayes G-55'H. )in
embargo, el interconductismo mexicano 8a construido su roia versión del
asunto y, entre otras cosas, tambiBn 8a desarrollado una variante tecnológica
Iue retende oonerse a las ersectivas Amor2ológicasC de la teraia
conductual tradicional. +n este sentido, el an1lisis contingencial de #ibes,
9íaD,0onD1leD, #odrígueD y *anda, G-5<&H y 9íaD 0onD1les G-555H, rocura:
aH Adesro2esionaliDarC los mBtodos de trabaEo de modo Iue el usuario
mismo sea Iuien de2ina las articularidades de la intervención, y bH
adiestrarlo ara Iue reconoDca atrones valorativos en la situación roblema,
desenmascarando redes morales envolventes. Tras una evaluación en los eEes
macro y microcontingencial de la situación, se rougnan cuatro tios de
rocedimientos: -H alterar disosiciones del cliente, $H alterar la conducta de
otra ersona Iue cumle 2unciones ausiciadoras, mediadoras y reguladoras
en el roblema, 'H alterar la conducta del cliente ara 8acerla m1s e2ectiva, y
/H alterar las r1cticas macrocontingenciales valorativas ertinentes, roias
Técnologia (2)
181

del usuario y de otros. *as tBcnicas ara cumlimentar cada unto son
elegidas baEo criterios 2uncionales, siemre dentro del marco conductual
G9íaD,0onD1leD, *anda, #odrígueD, #ibes y )1nc8eD G-5<5H.


6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

)e rosigue exoniendo m1s tratamientos conductuales. +l
condicionamiento encubierto se vale de coverantes imaginales y verbales Iue
modi2ican redictiblemente los ar1metros de la conducta. +l arendiDaEe
social integra los aradigmas, mBtodos y tBcnicas ya vistos con el arendiDaEe
vicario, la autorregulación, la teraia verbal y el entrenamiento en
comunicación y 8abilidades sociales. *as vertientes cognitivo,conductuales
rescatan el lano de los ensamientos G2recuentemente abordados como
discurso verbal internoH, y, sin desconectarse de los rocedimientos
recedentes, utiliDan rocedimientos de contra,argumentación ara modi2icar
las cogniciones, la enseFanDa de recursos autoinstruccionales y la solución de
roblemas.
*as teraias de tercera generación son variantes inicialmente surgidas
del conductismo radical Iue rescatan la imortancia del contexto verbal en la
GreHconstrucción de las contingencias, comrometiBndose con
rocedimientos indirectos de control mediante estrategias AaradóEicasC.
*os modelos teraButicos AintegrativosC, intentan conEugar
eclBcticamente rocedimientos Ge incluso concetosH conductuales,
cognitivos, sicoanaliticos, 8umanistas, y 8asta AalternativosC. Asimismo, arte
del en2oIue cognitivo del comortamiento 8a dado lugar a las sicoteraias
constructivistas, Iue ermitirían asar de una reresentación dis2uncional de
la realidad obEetiva a una reconstrucción ersonal m1s roactiva, valorando el
rol adatativo de los rocesos inconscientes y de la emoción.
Por (ltimo, el en2oIue interconductual es una aroximación cercana al
conductismo radical y el contextualismo, Iue 8a desarrollado el an1lisis
contingencial, otorg1ndole al usuario la de2inición de las articularidades de
la intervención, y revisando los atrones valorativos Iue 2orman redes
morales envolventes dentro de la situación roblema.





William Montgomery
182

P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-H U+n IuB se basan las tBcnicas de condicionamiento encubiertoW
$H USuB distingue a la tecnología de arendiDaEe socialW
'H U+n IuB consisten los tratamientos de control cognitivoW
/H UPor IuB el nombre de teraias de tercera generaciónW
%H U6u1les son las características de los tratamientos integrativos y de los
tratamientos constructivistasW
&H U9e IuB en2oIue rocede el an1lisis contingencialW
183



11! '#licaciones

Z



n el caítulo sobre ingeniería del comortamiento, al disertar
sobre el er2il general del alicador conductual, se diEo Iue,
gracias al nexo establecido or una 2iloso2ía ragm1tica, se
uede relacionar acetablemente la teoría con la r1ctica m1s
all1 de la diversidad de esecialidades y 1reas de alicación. *as atitudes Iue
se reIuieren son, desde este unto de vista, generalesM saberes evaluativos,
diagnosticativos e interventores. )in embargo, no uede deEarse de lado Iue
los 1mbitos alicativos son comleEos y Iue la exeriencia en cada uno de
ellos de2ine ciertos tios de cometencias eseciales, en 2unción a los
ormenores del esacio en el cual el ro2esional resta sus servicios. AIuí se
mencionar1n varios de ellos, in2ormando al rinciio de cada sección sobre
las caracteriDaciones globales de dic8os 1mbitos en base a la revisión sintBtica
realiDada or =livares, Maci1, =livares y #osa G$.-$H, Iue, a su veD, se basan
en artículos y documentos esecialiDados sobre el unto. *uego se asar1 a
exoner los aortes Iue 8ace la ingeniería conductual en cada 1rea, con
Bn2asis en clínica y de la salud, educacional, social y organiDacional. A otras
1reas emergentes tambiBn se les dedicar1 un aartado.


AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= 6*?3!6= Y 9+ *A )A*U9 AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= 6*?3!6= Y 9+ *A )A*U9 AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= 6*?3!6= Y 9+ *A )A*U9 AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= 6*?3!6= Y 9+ *A )A*U9

+l camo de la sicología clínica y de la salud es el 1rea Iue eval(a,
exlica, trata, modi2ica y reviene las alteraciones, los roblemas o los
trastornos sicológicos relevantes ara los rocesos de salud y en2ermedad,
en los contextos donde se roducen. +l comonente clínico en2oca aIuello
Iue inter2iere o causa adecimiento en el contexto de la actividad cotidianaM
mientras Iue el de salud centra su interBs en la arte relativa a la salud 2ísica y
al desarrollo de un comortamiento reventivo resecto al bienestar y calidad
de vida.
+
William Montgomery
184

+n este contexto, ya se 8a exresado en este libro Iue la mayoría de
rocedimientos clínicos con soorte emírico acetados or la Asociación de
Psicología Americana ―tanto ara adultos como ara niFos y
adolescentes―, son de tio conductual o conductual,cognitivo G68ambless N
=llendicR, $..-M PBreD,AlvareD y @ern1ndeD, $..'H. *os roblemas y
trastornos a los cuales se alican son, gruesamente, como lo seFala Port
G$..&H:
-H Ansiedades y 2obias diversas, estrBs ost,traum1tico, deresión.
$H 9eendencias y abusos Iuímicos Gdrogas, alco8ol, otrosH.
'H Psicoatologías Gdisociativas, somato2ormes, de control de imulsos,
de estados de 1nimo, esIuiDo2renia, demencia, de alimentación y de
ersonalidadH.
/H 9iscordia marital y roblemas 2amiliares y de areEa en general.
%H 9is2unciones sexuales Gtodo tioH, y ara2ilias.
&H Problemas de salud Goncológicos, disnea, dolor, estreFimiento,
mioía, migraFa, etc.H, y estilo de vida.
Para tratar roblemas ansiógenos y distímicos 8ay un abundante arsenal
de tBcnicas. !gualmente, ara la sicoatología y las adicciones, 6aballo,
:uela,6asal y 6arrobles G-55%H revisan las ociones de tratamiento ara los
diversos trastornos, mostrando Iue 8oy las alicaciones son m(ltiles. *a
tabla --.- las resume.
+n roblemas de areEa, la investigación conductual 8a determinado
Iue 8ay cuatro sectores claves ara el bienestar de la relación: aH el
decremento del valor grati2icante y el incremento de la coerciónM bH la 2alta o
distorsión de la comunicaciónM cH la incaacidad ara tomar acuerdos
ercibidos como eIuitativosM y dH incaacidad ara resolver con2lictos. *a
teraia conductual de areEa rocura ocuarse de meEorar esos comonentes,
teniendo esecial cuidado en mantener el a2ecto y dem1s emociones como
2actores centrales G61a2ons y )osa, $..5H.
*a extensión de estos rinciios se alica tambiBn a los roblemas de
2amilia en todas sus mani2estaciones G*lavona y MBndeD, $.-'H. #esecto al
comortamiento sexual, un asecto re2erencial re2erente es la intervención
teraButica sobre sus dis2unciones, caracteriDadas Aor una alteración en
alguna de las 2ases de la resuesta sexual 8umana Gdeseo, excitación, orgasmo
y resoluciónHC. +n este sentido: A@recuentemente, la di2icultad o
imosibilidad de alcanDar alguna de estas 2ases se acomaFa de la ausencia de
sensaciones subEetivas lacenteras y de la imosiblidad de dis2rutar de las
actividades sexualesC G)ierra, -55&M . '';H. Asimismo, 7yde y 9e*amater
G$..'L$..&H resumen Iue las causas sicológicas de los trastornos sexuales
Aplicaciones
185

Ase categoriDan en causas inmediatas como ansiedad o inter2erencia cognitivaM
arendiDaEe revioM 2actores emocionales y 2actores conductuales o de estilo
de vida. *os 2actores interersonales incluyen con2licto en la relación con la
roia areEa y roblemas de intimidadC G. /<$H. *a ingeniería del
comortamiento se distingue articularmente en la intervención e2ectiva
sobre estos roblemas. Así, en la lista de tratamientos sicológicos
emíricamente validados Iue la APA di2unde desde 8ace algunos aFos
G68ambless y =llendicR, $..-M *abrador, $../H, 2iguran:

Tabla --.-. Tratamientos conductuales ara diversas sicoatologías.


Trastornos or
ansiedad

@obias diversas, P1nico,
=bsesión comulsiva,
+strBs ostraum1tico


+xosición,
6ondicionamiento encubierto, #eestructuración
racional, ManeEo de ansiedad
Trastornos
disociativos
Personalidad m(ltile #e2orDamiento ositivo de identidad

Trastornos
somato2ormes
Psicosom1ticos,
8iocondría
Teraia racional, :iorretroalimentación

6ontrol de
imulsos
Adicción al Euego,
manías, abusos
#eacción de cometencia, )olución de
roblemas, Teraia aversiva, )obrecorrección

+stado anímico 9eresión Teraia cognitiva,
Teraia dialBctica

+sIuiDo2renia 9elirante, sicótica,
catatónica

@armacoteraia, Teraia cognitiva, 77)),
A2rontamiento
9emencia AlD8eimer,
)enil

Ambiente re2orDante,
Autocuidado

Trastornos de
ersonalidad
Paranoide, +sIuiDoide,
Antisocial, límite,
7istriónica, 3arcicista

)olución de roblemas,
Teraia dialBctica,
Trastornos de
alimentación
:ulimia,
Anorexia

Moldeamiento,
)olución de roblemas

-H Para la dis2unción erBctil: teraia conductual y teraia cognitivo,
conductual orientadas a reducir la ansiedad sexual y meEorar la
comunicación.
$H Para el trastorno o dis2unción org1smica 2emenina: teraia marital
conductual m1s teraia de Masters y "o8nson, teraia sexual de Masters y
"o8nson, y entrenamiento en 8abilidades sexuales.
'H Para la eyaculación recoD: teraia conductual.
/H Para el vaginismo: teraia conductual basada en la exosición.
%H Para discordia marital: teraia marital conductual y teraia cognitiva.
William Montgomery
186

&H Para casos de ara2iliasLabusadores sexuales: teraia conductual y
teraia cognitivo,conductual.
Algo resaltante es Iue, como lo reconocen los mismos 7yde y
9e*amater G$..'L$..&, . /;-H, la teraia sexual de Masters y "o8nson `Iue
desde los aFos ;. es r1cticamente la m1s acetada y cubre casi todo el
esectro de dis2unciones` est1 enteramente comuesta de tBcnicas
conductuales. Un A8istóricoC esecialista anglosaEón de los estudios sobre el
comortamiento sexual, el 9r. "o8n :ancro2t G-5;/L-5;;M $...H, 8ace una
revisión de los mBtodos de roveniencia resondiente u oerante Go mixtosH
utiliDados or la ingeniería conductual ara diversas hatologíash
G8omosexualidad no deseada, edo2ilia, 2etic8ismo, travestismo y
transexualidad, ex8ibicionismo y sadomasoIuismoH: teraia aversiva, teraias
de exosición en vivo e imaginal con modi2icación de 2antasías G. eE. la
desensibiliDación sistem1ticaHM uso de rinciios de re2orDamiento ositivo
Gmodelamiento, encadenamiento, arendiDaEe de evitación, modelado, etc.HM y
reestructuración cognitiva ara el cambio de actitudes. Adem1s, discute los
diversos tios de evaluación conductual atos ara calibrar las modi2icaciones
GtambiBn lo 8ace )ierra, -55&H.
*a sicología de la salud tambiBn se 8a visto bene2iciada or la
conceción comortamental, a travBs no sólo de la alicación de los
rinciios de modi2icación de conducta a los estilos de vida cotidianos
Gconductas instrumentales de revención, locus de control, investigación de
atrones nocivos de ersonalidad y educación ara la saludH, sino mediante la
con2ormación de interdiscilinas como la medicina conductual, la
2armacología conductual y la siconeuroinmunología. +stas integran los
avances de la ciencia biomBdica Gneurología, endocrinología, anatomía,
eidemiología y 2isiologíaH y del an1lisis exerimental del comortamiento
Gcondicionamiento del sistema nervioso, biorretroalimentación, e2ecto
lacebo, 2armacologíaH, ara alicarlos al tratamiento de en2ermedades o
trastornos antes llamados Asicosom1ticosC, in2ecciosos e incluso
cancerígenos G:ayes, -5<<M Ardila, -55;M Abarca, Alexander, +sinoDa y
Tera, $..%M @ern1ndeD, $..<H.

Problemas y 8abilidades ro2esionales en la relación teraButica Problemas y 8abilidades ro2esionales en la relación teraButica Problemas y 8abilidades ro2esionales en la relación teraButica Problemas y 8abilidades ro2esionales en la relación teraButica

#ecientemente se est1 restando atención a los roblemas de
2ormación del teraeuta. *a trascendencia de este aorte amerita un aartado
con buen esacio. 6uando el sicólogo clínico se en2renta a algunos
acientes, constata roblemas Iue imiden o bloIuean el uso de las tBcnicas
Aplicaciones
187

e2icaces, o limitan la obtención de los resultados eserados. Al aarecer esas
di2icultades cada teraeuta intenta solucionarlos de 2orma m1s o menos
intuitiva, ues 8ay ocas instrucciones al resecto. 6omo seFalan *abrador y
su eIuio de colaboradores G*abrador, $.--H, los roblemas en mención
est1n relacionados de una u otra 2orma con:
-H +l inicio y la evaluación del caso. Por eEemlo: cliente con delirios,
cuestionador, oco 8ablador, resistente, 2altón, criticón del 8acer ro2esional.
$H *a alicación del tratamiento. Por eEemlo: cliente negativo,
sobrado, deendiente, con ataIues de 1nico, incaaD de 8acer tareas, 2alta
de coteraeutas, cliente con resuestas sorresivas, crisis o recaídas.
'H *a relación teraeuta,cliente. Por eEemlo: interBs ersonal en el
teraeuta, cliente reguntón, c8ismoso, buscador de relación 2uera de
consulta, desertor, excesivamente deendiente.
/H *a inter2erencia en el desarrollo de las sesiones. Por eEemlo:
desaseo, intoxicación, locuacidad, labilidad, discusión de areEa en lena
consulta, boicot, imuntualidad o anulamiento de sesiones sin causa.
%H =tros. Por eEemlo: llamadas tele2ónicas de auxilio, llamadas a
cualIuier 8ora, conducta autolítica, agresión.
*a relación teraeuta,cliente es determinante ara el desarrollo de una
intervención, se 8abla de sentimientos de agrado, reseto y con2ianDa
recírocos, así como de sus e2ectos ositivos, ero no est1 claro ni siIuiera
IuB se Iuiere decir con los cali2icativos de relación AositivaC o Aem1ticaC, al
no 8aberse eseci2icado con recisión las 8abilidades imlicadas, ni tamoco
directivas ara su entrenamiento. 0avino G$.-.H, :ados y 0arcía G$.--H. y
=livares, Maci1, =livares y AlcaDar G$.-$H discuten detenidamente este
unto, indicando Iue una relación adecuada entre teraeuta y cliente es
redictora de buenos resultados teraButicos y contribuye sustancialmente a
estos (ltimos, aunado al emleo de tBcnicas esecí2icas con sustento
exerimental. )e esera Iue 2omentar una buena relación teraButica incluya
el saber maneEar contactos teraButicos di2íciles y situaciones con2lictivas.
9esde la teraia conductual, =gden *indsey dedicó un estudio ionero
a la investigación de las variables Iue ueden otenciar la sicoteraia,
insistiendo en la necesidad de un sicólogo Aclínico rigurosoC Iue en su
trabaEo investiga e2ectos de distintos tios de teraia, modos de 8ablar de
usuario y restatario, y estados emocionales del cliente. +n suma el clínico
riguroso: AAlica todo el rigor Iue ueda a los roblemas imortantes y
busca continuamente 2ormas de aumentar su rigor sin destruir o evadir el
roblemaC G*indsey, -5;$L-5<', . &<H. +sto signi2ica Iue las 8abilidades y el
maneEo de situaciones teraButicas di2íciles y con2lictivas se ueden
William Montgomery
188

dimensionar de manera cientí2ica, ara analiDarlas sistem1ticamente y saber
IuB las 8ace e2ectivas. +l colo2ón de dic8a estrategia sería utiliDar esos datos
ara otenciar una 2ormación ro2esional Iue articule asectos teóricos con
el eEercicio r1ctico, ermitiendo al estudiante arender las 8abilidades
su2icientes ara conseguir una buena relación teraButica, una adecuada
ad8erencia al tratamiento y revenir el abandono voluntario de la teraia or
arte de sus clientes.
6on esas miras en su actividad de investigación, @roE1n, MontaFo y
6alero G$..&H analiDaron veintitrBs sesiones clínicas de aroximadamente
una 8ora de duración corresondientes a cuatro rocesos teraButicos
di2erentes, tratados or una misma teraeuta conductual con m1s de Iuince
aFos de exeriencia ro2esional en la clínica rivada, elaborando un sistema
de categorías Iue ermitiría analiDar las grabaciones observadas. 9ic8o
sistema se basó en la descrición 2uncional del comortamiento del teraeuta
en interacción con el cliente, considerando al clínico como emisor del
comortamiento a estudiar, comortamiento Bste cuyos e2ectos se odrían
areciar observando las reacciones conductuales del cliente. *as categorías
descritivas ubicadas 2ueron: aH discriminativa: emisión Iue da ie a una
conducta del cliente seguida de re2orDamiento o castigo Gor eEemlo: incitar
a 8ablar, edir in2ormación sobre algo, o Iue 8aga un eEercicioHM bH
evocadora: verbaliDación Iue da lugar a una resuesta emocional mani2iesta
del cliente acomaFada de verbaliDación o no Gor eEemlo llanto, risa u otra
mani2estaciónHM cH de re2uerDo: arobación, acuerdo o acetación de la
conducta emitida or el clienteM y dH de castigo: desarobación, rec8aDo o no
acetación de la conducta emitida or el cliente.
+sas categorías ueden ser usadas con 2unciones diversas, seg(n las
necesidades del servicio. *a 2unción instruccional 2omenta la aarición de
una conducta 2utura 2uera del contexto clínico. *a 2unción motivacional 8ace
re2erencia al car1cter re2orDante del re2orDador, con o sin alusión exlícita a la
conducta a emitir ara lograrlo Gor eEemlo, destacar lo bien Iue se sentir1
el cliente si ractica la relaEación con 2recuenciaH. *a 2unción in2ormativa, a su
veD, transmite un conocimiento tBcnico o clínico a la ersona no exerta.
+l an1lisis de casos mencionado ermitió de2inir Iue, en el contexto
teraButico, la evaluación tiene una 2unción redominantemente
discriminativaM la exosición de las 8iótesis maneEadas acerca de los
roblemas y alternativas de solución tienen 2unciones redominantemente
in2ormativa y motivacionalM la 2ase de tratamiento es sobre todo instruccionalM
y el momento del a2ianDamiento del cambio alcanDado durante la
intervención tiene 2unción de re2uerDo.
Aplicaciones
189


AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= +9U6AT!T= AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= +9U6AT!T= AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= +9U6AT!T= AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= +9U6AT!T=

+l camo de la sicología educativa es el 1rea Iue interviene en los
rocesos de desarrollo social y de arendiDaEe del alumnado, tratando
roblemas de arendiDaEe, mBtodos de estudio, orientación vocacional y
ro2esional, ausiciando caacidades y reviniendo la aarición de
roblemas y trastornos sicológicos. +sta labor uede desarrollarse dentro o
2uera de gabinetes escolares. Asimismo, act(a interviniendo con y sobre los
dem1s estamentos de la comunidad educativa Gcolegio, 2amilia y docentesH.
+n este sentido, la conceción tambiBn se amlía al contexto social con
suEetos de toda edad, articiando en distintas actividades de in2ormación yLo
rogramación sobre salud, valores, reroducción, al2abetiDación, etcBtera.
+n el lano estrictamente escolar, el 2oco central es la coordinación
entre los elementos de la interacción institucional. +stos son, de acuerdo con
Plausmeier y 0oodQin G-5&&L-5;;H:
-H *os obEetivos: IuB se incorora, 2ormulación y uso.
$H *a materia de estudio: cómo se organiDa y ordena seg(n el tio.
'H +l material de enseFanDa: tio, calidad, disonibilidad.
/H *as características del alumno: nivel de rendimiento y 8abilidad
intelectual, madureD 2ísica y sicomotriD, la a2ectividad, la socialiDación, el
autoconceto, la erceción.
%H *as características del ro2esor: 8abilidades ara enseFar, la
a2ectividad, la socialiDación, el autoconceto.
&H *a interacción en la escuela: alumno,alumno, alumno,ro2esor,
ro2esor,ro2esor, administrador,ro2esor, adres,ro2esores, administrador,
adres.
;H *as relaciones de la escuela con el 8ogar, la comunidad y el
vecindario.
*a din1mica de esas interacciones determina el 2uncionamiento total de
la emresa educativa, or lo Iue una labor ro2esional tiene Iue tener en
cuenta sus alcances. +l imacto conductual arece 8aber sido menor en esta
1rea, en la cual se 8an desarrollado metodologías de evaluación y de
intervención sumamente e2icaces, ero Iue 8an tenido escasa acetación
exlícita entre los maestros y el sistema escolar. )in embargo, ocos negarían
Iue un ro2esor emlea la mayor arte de su tiemo en intentar eEercer alg(n
control sobre el comortamiento del alumno, ara lo cual necesita conocer,
William Montgomery
190

entre otras cosas, tBcnicas de maneEo de contingencias
&5
. +so tambiBn se alica
a los adres de 2amilia Iue est1n interesados en meEorar las interacciones con
sus 8iEos G6arrobles y PBreD, $..'M *lavona y MBndeD, $.-'H. +st1n, entre
otras cosas, los aortes comortamentales a la tecnología de 2iEación de
obEetivos y diseFo de rogramas, los modelos de consulta conductual, de
enseFanDa rogramada, los sistemas de evaluación basados en el currículo, y
la evaluación de los ambientes de arendiDaEe G)ervera,:arceló, $..'H. +n la
mentalidad del sicólogo y educador no,exertos en temas de este tio, la
creencia en la AsimlicidadC y el AmecanicismoC del en2oIue conductual 8a
calado en el esíritu oular. @rente a eso, sólo se uede decir Iue la
cuestión de decidir IuB es bueno ara la educación es un asunto tBcnico, y
Iue desde un unto de vista conductual 8ay di2erentes niveles de comleEidad
ara el diseFo de la instrucción, con Bn2asis, como seFala #ey G-55<H, en: aH
8abilidades b1sicas Gdiscriminaciones condicionales con velocidad y recisión
en la eEecuciónH, bH solución de roblemas Galicación de las 8abilidades
b1sicas ara cambiar situaciones o asectos de situacionesH, y cH creatividad
Gsolucionar roblemas con variedad en 2orma y comleEidad, sin Iue 8ayan
instrucciones directas o exlícitas de cómo 8acerloH. *a rescrición
metodológica rigurosa es sólo un instrumento ragm1tico ara asegurar
resultados, no ara onerle una Acamisa de 2uerDaC a las tareas del sicólogo
educativo y menos al ro2esor. +s así Iue rearar la educación de
comortamientos creativos, comrensivos y signi2icativos 2orma arte
tambiBn de la rouesta conductista GTargas y Targas, -55-H.


Tios de a Tios de a Tios de a Tios de arendiDaEe y detección de roblemas rendiDaEe y detección de roblemas rendiDaEe y detección de roblemas rendiDaEe y detección de roblemas

Un 8ito a este resecto es la clasi2icación de 0agnB y G0agnB y :riggs
-5;/L$.--H resecto a los oc8o tios de cometencias de arendiDaEe seg(n
el desarrollo Iue van desde lo simle a lo comleEo. *os niveles sueriores
son inclusivos de los in2eriores:
-H #eacción ante una seFal. *igado al arendiDaEe de re2leEos o de
resuestas involuntarias. Por eEemlo la dilatación uilar ante la luD.

69
)e 8an identi2icado algunas 2allas en la educación tradicional, tales como la ausencia
de re2orDamiento, el laso excesivo entre las resuestas y los re2uerDos, la ausencia de
incentivos en serie, or artes y aroximaciones sucesivas, ambientes verticalistas o
indi2erentes, la conducta dominada or estimulación aversiva Gcrítica, ridículo, incometencia,
etc.H y otras G)Rinner, -5&5L-5<'M -5;<L-5<$H.
Aplicaciones
191

$H 6onexión resuesta,consecuencia. Asociación re2erida a la conducta
oerante. Por eEemlo recibir remios or elevar el rendimiento.
'H +ncadenamiento motor. )ucesión de resuestas Iue 2orman largas
secuencias asociativas. Por eEemlo tocar un instrumento musical o danDar.
/H Asociación verbal. *as alabras 2uncionan como estímulos ara
recordar otras. Por eEemlo cantar, buscar antónimos y sinónimos.
%H 9iscriminación m(ltile. 6aacidad vinculada a la distinción
esecí2ica entre un estímulo y otros arecidos. Por eEemlo reconocer una
calle.
&H ArendiDaEe de concetos. 6aacidad de asociar estímulos distintos
en una sola categoría en base a sus elementos comartidos. Tgr.: decir Iue
asemeEa una naranEa a una manDana, o tri1ngulos con cuadrados.
;H ArendiDaEe de rinciios. Atitud de asociar concetos ara saber
cómo 2unciona una regla. Por eEemlo exlicar or IuB resetar un cambio
de seFal de tr1nsito.
<H #esolución de roblemas. Alicar los rinciios a situaciones
nuevas, ara tomar decisiones. Por eEemlo 8acer lanes ara el 2in de
semana, o ara solicitar un emleo.
+n el nivel suerior, la intervención conductual en roblemas
educativos tradicionalmente se 8a ocuado tambiBn de la trans2erencia del
arendiDaEe. +s decir cómo el conocimiento arendido se alica a otra cosa,
lo Iue signi2ica desemeFo inteligente, obEetivo al cual Tarela y #ibes G$..$H
seFalan debe estar abocada la escuela.
*a 2orma usual de identi2icar los roblemas individuales en el 1mbito
educativo asa or la división en dominios cognitivo, a2ectivo y GsicoHmotor
GArmstrong, 6ornell, 6ramer y Wayne, -5;.L-5;'H, ero ninguno de ellos
uede considerarse estrictamente desligado de los otros. +s simlemente una
estrategia ragm1tica ara eseci2icar las condiciones en las cuales se uede
alicar la tecnología conductual.
aH +l dominio cognitivo abarca los asectos intelectuales y de
ensamiento de Iuien arende, comenDando en el comortamiento de
AconocerC y llegando 8asta los rocesos m1s abstractos de discriminación y
generaliDación. +n este dominio se ueden identi2icar las atitudes del
individuo GraDonamiento abstracto y numBrico, 2luideD y comrensión verbal,
atención, concentración y memoriaH, y su caacidad analítico,sintBtica.
bH +l dominio a2ectivo comrende las actitudes, emociones y valores de
la ersona, mani2estados or lo general en sus intereses, Euicios y modos de
alicación, la organiDación de su ersonalidad y su socialiDación.
William Montgomery
192

cH +l dominio sicomotor se lasma en conductas Iue reIuieren
coordinación neuromuscular 2ina y gruesa, igual Iue las 8abilidades Iue
tienen Iue ver con la eEecución.
Para detectar roblemas en los reertorios corresondientes a cada
dominio, el sicólogo conductual roone utiliDar an1lisis aramBtricos en
base a registros y otras evaluaciones Iue dan una idea de las variables Iue,
circunstancialmente, o en 2unción de un record 8istórico ersonal del
alumno, contribuyen a generar un roblema esecí2ico.


Tecnología educativa Tecnología educativa Tecnología educativa Tecnología educativa

*a educación es un roceso or el cual se transmite in2ormación a
travBs de la relación enseFanDa,arendiDaEe or medios did1cticos. +ste es el
contexto or naturaleDa de la ingeniería conductual, cuya rouesta asa or
una tecnología educativaM y sus derivados: -H sistemas de instrucción
e2icientesM y $H asesoramiento a los maestros en su dirección y maneEo de
clase.
*a tecnología educativa es un uente entre la educación y la tBcnica, ya
Iue combina recursos 8umanos y materiales con alto grado de organiDación.
)us características son: aH el en2oIue de sistemas, donde el n(mero variado
de actividades Iue lo comonen son interdeendientes una de
otra, y esta relación reviamente determinada con2orma un roceso total
dirigido a un metaM bH el uso de ayudas de arendiDaEe, Iue comrende or
un lado la división de las materias en módulos, unidades y secciones, or otro
lado el uso de taxonomías Iue de2inen los tios de arendiDaEe y los mBtodos
m1s adecuados ara cada uno, y adem1s la articulación en metas, obEetivos y
an1lisis de tareas ara oerativiDar la acción r1cticaM cH el uso de ayudas de
enseFanDa, (til ara la transmisión did1ctica Gaaratos audiovisuales diversosH
de acuerdo al tio de mensaEe, las condiciones del eIuio y su emleoM dH la
evaluación sistem1tica y ordenada de los reertorios del alumno en diversos
momentos, del roceso metodológico Glani2icación, obtención y
rocesamiento de datos, comunicaciónH, y de los comonentes del rograma
Gmedios, ersonal, etc.H, así como del ambiente utiliDado. @inalmente, eH la
evaluación diagnosticativa, sumativa y 2ormativa, la rimera necesaria ara
lani2icarLorganiDar el roceso tecnológico, y las dos osteriores ara
retroalimentarlo.
Paralelamente a la tecnología educativa se 8an desarrollado mBtodos
esecí2icos de enseFanDa Gsistemas de instrucciónH Iue intentan suerar a los
mBtodos tradicionales. Uno de ellos es la instrucción rogramada G)Rinner,
Aplicaciones
193

-5&5L-5<'H, en la cual la materia enseFada se desmenuDa en asos y se
secuencia ara Iue cada uno se aoye deliberadamente en el anterior,
resentando en orden de menor a mayor di2icultad series de cuadros con
a2irmaciones incomletas ara llenar. 6ada educando lleva su roia
velocidad y es re2orDado inmediatamente tras cada aso, revelando la
resuesta correcta. =tro mBtodo es el llamado sistema de instrucción
ersonaliDada GPeller, -5&<L-5<'H, Iue 2racciona un curso en eIueFas
unidades Gveinte o treintaH, una ara cada semana con su roio obEetivo, guía
de estudio, texto b1sico y bibliogra2ía, bit1cora de avance ersonal, eEercicios
de autoa2ianDamiento y criterios de evaluación. )e nombra monitores a cargo
de cada dieD alumnos. TambiBn aIuí cada suEeto estudia a su roia
velocidad cuando y donde Iuiera, y si cree 8aber cubierto los criterios de
autoevaluación ide examen de unidad a su resectivo monitor.
Por (ltimo, est1 la enseFanDa de recisión, creada or *indsey
G:acRo22, -5<%H, m1s ata ara niFos, Iue suone una medición continua de
IuB se arende, cu1nto y en IuB tiemoLvelocidad. )e registran los resultados
del avance en una gr12ica denominada Ade seis ciclosC en ael milimetrado
Iue, con base en una escala de raDón, muestra una resuesta en mil minutos
y mil resuestas en un minuto, llevando cumlido record de la curva de
arendiDaEe individual.
#esecto al asesoramiento a la dirección y maneEo de clase, el
sicólogo conductual asesora al maestro en el emleo del control en el
ambiente escolar, tanto dentro del aula como en el atio o gabinete del
ro2esor o del sicólogo. *os roblemas yLo trastornos Iue el maestro aborda
ueden ser de educación normal y esecial, y se trata de alicar
correctamente los rinciios de modi2icación de conducta or igual a las
actitudes del maestro y a las resuestas de arovec8amiento acadBmico del
alumno Gatención, cumlimiento, discilina, exloración, sensibilidad social,
dominio y realiDaciónH, o de re8abilitación de dB2icits diversos, amBn de las
interacciones en clase GWalRer y )8ea, -5</L$..$H. Tales rinciios, lo
mismo Iue la metodología de evaluación y rogramación, se concretan tanto
en el tratamiento de roblemas de arendiDaEe como del retardo en el
desarrollo
;.
, incluyendo tBcnicas de modelamiento, ensayo conductual,

70
Un roblema de arendiDaEe imlica di2icultades articulares en la adIuisición yLo
mantenimiento de reertorios acadBmicos b1sicos, como la lectoescritura o las 8abilidades
aritmBticas elementales, mani2est1ndose como un retraso en el desarrollo escolar del niFo en
comaración con sus ares G#omano, @lores y :acR8o22, $..5H. +l retardo en el desarrollo,
or su arte, imlica un 2uncionamiento incomleto biológico o social resultado de la acción
desviada de condiciones 2ísicas, biológicas y sociales. )ustituye al tBrmino Aretado mentalC
William Montgomery
194

retroalimentación y sobreeEecución. +l rograma de Pent,Udol2 y )8erman
G-5</L-5<<H sobre la enseFanDa de 8abilidades de comunicación en niFos
intelectualmente discaacitados es un buen eEemlo de tratamiento
conductual esecí2ico del retardo en el desarrollo lingXístico. 9ic8o
rograma, diseFado ara Iue lo aliIue un eIuio comuesto or un
esecialista en lenguaEe, un ro2esor de educación esecial y uno o m1s
ayudantes, se alica cuatro días or semana y se divide en cinco módulos
comrendidos en: -H 2órmulas de comunicación socialM $H comunicación de
los datos de identi2icaciónM 'H 8abilidades verbales b1sicasM /H concetos
relacionados con el lenguaEe y tareas cognitivas relacionadas con
actividades de re,taller, y %H registro, lani2icación y consulta de Iuienes lo
alican.
+ste tio de labores tecnológicas, tanto en la educación normal como
en la esecial, imlican utiliDar los recursos de la rescrición metodológica
y el diseFo instruccional ara resonder a la regunta de si la enseFanDa
ayuda a los alumnos a conseguir los obEetivos 2ormulados. Por eEemlo,
asesorar al maestro en la medición de su roio desemeFo como 2acilitador
de contenidos mediante escalas de autoevaluación Iue comrendan las
8abilidades necesarias ara enseFar o su e2iciencia, e incluso eEecutorias de
con2ección de ruebas de examen GvBanse los eEemlos Iue dan )und y
Picard G-5;$L-5;&, . -55 y ss.H. !gualmente sirven los 2ormatos de registro
de observación de los diversos ar1metros de conductas de desemeFo
acadBmico, ersonal y social de los alumnos en clase y 2uera de ella,
inventarios y listas de c8eIueo conductual en la escuela y en el 8ogar, y listas
de re2orDadores GWalRer y )8ea, -5</L$..$H.


Tendencia actual en el 1mb Tendencia actual en el 1mb Tendencia actual en el 1mb Tendencia actual en el 1mbito latinoamericano ito latinoamericano ito latinoamericano ito latinoamericano

+n la actualidad, abundan las investigaciones y rouestas
interconductuales. +ntre otras, destacan las comilaciones de Mares y
0uevara G$..-, $..$H, sobre temas b1sicos como la trans2erencia y el
comortamiento comleEo, y temas alicados como di2erentes estudios sobre
retardo en el desarrollo y educación esecial, diseFo de rogramas ara la

rouesto or el en2oIue mBdico G#ibes, $..<H. +n algunos casos el retardo es generaliDado,
ero en otros se uede diagnosticar como autismo, síndrome de #ett, de 9oQn, de Turner o
de Pline2elter. AunIue uede ser leve, moderado o grave, sus características m1s saltantes son
lenguaEe insu2iciente o mutismo, toreDa motora, a menudo con aislamiento social y a veces
con signos 2ísicos de desroorción.
Aplicaciones
195

enseFanDa de la lengua escrita, y roosiciones 2ormativas ara la educación
elemental y media. TambiBn en las ublicaciones de 6ario G$..%H e !baFeD
G$..;H se encuentran estudios sobre asectos de comrensión, creatividad y
enseFanDa de la sicología en la educación suerior. Tarela G$..<H, a su veD,
8ace una imortante contribución concetual a una serie de temas discutidos
com(nmente en la relación entre sicología y educación, como son la
alicación de las tBcnicas ara el arendiDaEe, el ael de los adres, la
elaboración de rogramas y la evaluación, entre otros asuntos. Por otro lado,
el gruo antes ligado a la investigación sobre lectoescritura de :aD1n, se
concentra actualmente en el ael de los docentes de educación b1sica con
resecto a su 2ormación ro2esional G. eE. :aD1n, 6astellanos, 0alv1n y 6ruD,
$.-.H. Por otra arte, se sigue considerando Iue la intervención en gabinete
escolar sobre roblemas individuales de los alumnos Gor eEemlo víctimas
de acoso, 2obia, in8ibición, desmotivación, etc.H tambiBn es imortante en el
contexto educativo escolar y re,escolar GMBndeD, +sada y =rgilBs, $..&H.


AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= )=6!A* AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= )=6!A* AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= )=6!A* AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= )=6!A*

+l camo de la sicología social se comromete con el estudio,
evaluación, revención y tratamiento de los roblemas sociales Iue surgen en
los gruos y ersonas al interior de una comunidadM romoviendo la calidad
de vida en tBrminos generales o resecto a di2icultades concretas. )e ocua de
ayudar a solucionar roblemas relativos a la 2alta de cobertura de necesidades
b1sicas, el acceso a la in2ormación y los recursos sociales, y la convivencia e
integración gruales, entre otros.
)eg(n #ibes G-5<.H, el sistema de roducción de cada Boca determina
en (ltima instancia las contingencias y reglas Iue dan lugar al surgimiento de
r1cticas convencionales, y or ende, de conductas individuales y colectivas
en la sociedad 8umana. +l an1lisis de dic8a sociedad revela m(ltiles de2ectos
Iue asan or las desigualdades en la distribución de ingresos, la romoción
de la violencia, el desemleo y subemleo, las condiciones de miseria y
8ambruna, la educación basada en el castigo y en el re2orDamiento negativo,
los dB2icits estructurales, los mitos de la ideología consumista, etc.
6on resecto a todo esto, la ingeniería comortamental act(a en el
1mbito social con relación a tres grandes rubros de solución: dos
AremedialesC y una roiciadora del cambio radical de la sociedad. *as
soluciones AremedialesC inciden en la activación de rogramas de conducta
William Montgomery
196

rosocial
;-
y de salud comunitaria. *os rogramas rosociales desliegan
estrategias de an1lisis e intervención sobre el eEercicio antisocial, de2inido
como actos contra el entorno y actividades in2ractoras de normas sociales
GataIues, 8uídas de casa, robos, ex8ibiciones obscenas, etc.H. Por eEemlo, la
agresión se concet(a como una toogra2ía Iue causa daFo 2ísicoLsicológico
y atenta contra los derec8os aEenos, siendo activada or excesos de castigo,
e2ectos 2rustrantes, la imitación de modelos o el logro de recomensas
inmediatas G:andura, -5<.H.
7ay, a este resecto, material dedicado al tratamiento de la conducta
delincuencial G#edondo, $..<H, y a la revención de comortamiento
transgresor en menores insertos en situación de riesgo. Terbigracia: el
rograma de arendiDaEe estructurado G0oldstein y Peller, -5<;L-55-H, es un
mBtodo de tratamiento modular de los comonentes imlicados en ciertos
tios de comortamiento antisocial
;$
. #esecto a los rogramas de salud
comunitaria, Bstos abordan roblemas de salud (blica Gmorbilidad,
mortandad, eidemiologíaH mediante estrategias reventivas de estilos
inadecuados de vida, tales como 2umar, comer o beber excesivamente,
automedicación o dietas sin conseEo esecialiDado, conducción temeraria,
2alta de eEercicio 2ísico y otras di2icultades G:ayBs, -5<'M 6osta y *óeD, -5<&M
$..<M MBndeD, Maci1 y =livares, -55'H.
*as soluciones AradicalesC se a2irman en Iue el sistema Ano va m1sC. *a
alternativa se er2ila como el diseFo de comunidades, rouesto or )Rinner
en su novela utóica Walden 9os de -5/<, donde describe una comunidad
de oblación restringida, aislada en un ambiente rural con instalaciones
modernas y de roiedad colectiva, sin líderes ni casta olítica. Allí se
imarte una educación manual e intelectual distribuida `igual Iue el trabaEo`
eIuitativamente y basada en el re2uerDo ositivo. *os mecanismos de control
or los cuales se rige esa sociedad son tributarios de la tecnología oerante.
)Rinner indica Iue la (nica manera de ostular soluciones globales es
tratando el asunto como un exerimento social en eIueFa escala, con
rocedimientos iloto debidamente ensayados. Actualmente 8ay una
comunidad real de este tio en *os 7orcones GMBxicoH, y en las ciudades se
8an articulado comunidades de menores en situación de riesgo Iue 8acen
e2ectivos estos mismos rinciios.


71
Conducta que suone el eEercicio de interacciones con motivación altruista or
contraosición al eEercicio de conducta socialmente negativa G0onD1leD, -55$H.
72
Véase también una versión para la prevención temprana de la violencia en niños, en
Slaby, Roedell, Arezzo y Hendrix (1996/2013).
Aplicaciones
197

6onducta )ocial, metacontingencias y sistema A 6onducta )ocial, metacontingencias y sistema A 6onducta )ocial, metacontingencias y sistema A 6onducta )ocial, metacontingencias y sistema A, ,, ,# ## #, ,, ,9 99 9

*a conducta 8umana se desenvuelve, como es notorio, en un ambiente
8istórico,social generado or contingencias convencionales Iue oeran a
modo de reglas Gestimulación discriminativaH. +stas reglas, a su veD, est1n
comuestas de mensaEes simbólicos GsustitutivosH o culturales regulados or
instituciones tutelares 2ormales y no 2ormales de la comunidad, la 2amilia, el
+stado, el 9erec8o, la educación, la religión, las costumbres, las tradiciones,
etc.M cuya interacciones con el individuo con2iguran el rumbo b1sico de su
ontogenia. 9ic8o esto es claro Iue, aun cuando la sicología se distingue del
an1lisis sociológico, cae or su eso Iue cualIuier consideración del an1lisis
de la conducta individual tiene Iue asar necesariamente or el contexto
esecí2ico en Iue Bsta 2luye. +so imlica Iue 8ay Iue enriIuecer el arsenal de
concetos de Iue disone el an1lisis conductual ara tratar 2enómenos en
distintos niveles de estudio. +n -5<&, )igrid ). 0lenn rouso el conceto de
AmetacontingenciaC como unidad de an1lisis ara re2erir relaciones
2uncionales Ges decir, entrelaDamientos de contingenciasH Iue involucran tanto
r1cticas culturales entre las ersonas, como sus resultados. 9e esta manera,
se ueden estudiar cómo se intera2ectan los comortamientos y las
circunstancias de dos o m1s individuos. Un eEemlo en esaFol del uso de
esta categoría ara el estudio social de coyuntura es la crítica Iue realiDa "opo
6laudio Todorov a la alicación del +statuto de 3iFos y Adolescentes en la
#e(blica de :rasil. Por otra arte, una revisión general de este conceto se
uede encontrar en el artículo de :allesteros, *óeD y 3ovoa G$..'H, con la
consideración de varios teóricos rovenientes del aradigma oerante
Gadem1s de 0lenn, *amal, 0uerin y Mattaini, entre otrosH Iue realiDan
an1lisis de la conducta social.
=tras contribuciones ara entender los 2enómenos sociales y gruales
son las roorcionadas or )taats y Argyle. )taats G-5;%L-5;5H a artir del
sistema actitudinal,re2orDante,directivo GA,#,9H, analiDa los reertorios de
motivación Gvalores, costumbres, normasH adIuiridos or las relaciones
conducta,estímulo social,re2orDamiento in2luyen y a su veD son controladas
or tales leyes. Por eEemlo, cada ersona osee roiedades 2ísicas y
conductuales de estímulo social. Un individuo roduce sobre otros resuestas
sensoriales visuales condicionadas como im1genes Iue ueden ser la base
ara exerimentar recuerdos sobre Bl. Puede tambiBn 2uncionar como
estímulo incondicionado al evocar resuestas emocionales mediante su
comortamiento, y a2ectar así la conducta osterior del individuo en variados
tios de interacción social Groles, atracción, lideraDgo, reEuicio, con2ormidad,
William Montgomery
198

imitación, entre otrasH. +l trabaEo de Argyle es m1s variado, y 8a ido desde el
an1lisis exerimental 2uncional de las 8abilidades sociales y las clases sociales
8asta la religión. +n su obra m1s di2undida GArgyle, -5&;L-55/H sobre el
comortamiento interersonal, 8ace consideraciones sobre la comunicación
no verbal y verbal en tBrminos Iue 8an sido de obligatoria reroducción a lo
largo de los aFos en di2erentes obras conductuales Gor eEemlo 6aballo,
$..;H.
*a olítica y la ideología no 8an estado al margen del an1lisis
conductual. +ysencR G-5%/L-5&/H estableció dimensiones 2actoriales Gbasadas
en an1lisis exerimentales y una conceción +,# reviosH relacionadas con la
ersonalidad, de acuerdo con actitudes sociales AdurasC Gautoritarias,
r1cticas, materialistas, extravertidasH y AblandasC Gtolerantes, teóricas,
idealistas, introvertidasH, Iue ueden ubicarse en relación a extremos
AradicalC GoosicionistaH o AconservadorC dentro de un cuadrante. +l lugar
relativo Iue ocua el individuo en este cuadrante en 2unción a las
dimensiones seFaladas, da or resultado una caracteriDación de su ostura
ideoolítica.


AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= =#0A3!cA6!=3A* AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= =#0A3!cA6!=3A* AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= =#0A3!cA6!=3A* AP*!6A6!=3+) A* 6AMP= =#0A3!cA6!=3A*

+l camo de la sicología organiDacional es el de la labor de asesoría a
los órganos directivos ara la buena marc8a de emresas rivadas o (blicas,
la colecta de in2ormación a travBs de encuestas y sondeos, el desarrollo de
estrategias ublicitarias, estudios del comortamiento del consumidor,
an1lisis de los uestos de trabaEo y selección, 2ormación y orientación del
ersonal G*ut8ans y Preitner, -5;%L-5;5M *óeD Mena, -5<5H.
6omlementando lo anterior, Malott G$..-H introduce nociones de
macrosistema y metacontingencias ara analiDar 2uncionalmente las
relaciones entre todos los comonentes administrativos del comortamiento
organiDacional, y de la conducta de sus articiantes.
+l asesoramiento a la dirección. *os gerentes y suervisores son
controladores directos o indirectos de las contingencias laborales. Por ello es
imortante Iue cuenten con un conseEo esecialiDado en la realiDación de
an1lisis 2uncionales, 2ormas de incentivar a los subordinados, comunicarse o
negociar con ellos, y tomar decisiones. 6omo en todo otro rubro de conducta
deben distinguirse las resuestas Gacciones esecí2icasH de los desemeFos
GconEuntos de acciones relacionadas con el rendimiento eseradoH, dirigidos a
obtener consecuencias en sintonía con los 2ines de la emresa. +l ingeniero
Aplicaciones
199

de conducta deber1 asesorar en la identi2icación de resuestas y desemeFos,
su medición aramBtrica y la obtención de líneas base, el an1lisis de
secuencias individual o grual y las 2ormas de intervención tecnológica
e2ectiva.
*a de2inición de er2iles de cometencias. )on eseci2icaciones
tBcnicas de las tareas, el grado de conocimientos y 8abilidades Iue suone el
desemeFo de uestos en la organiDación or arte de los individuos Iue la
comonen. #eIuiere identi2icar rimero las 2unciones Iue el
trabaEador debe cumlir, describirlas y relacionarlas con el resto de la
estructura laboral, así como ver IuB reIuisitos y condiciones ambientales
coadyuvan al meEor desemeFo. TambiBn uede incluir la caacitación
esecialiDada Gensayo conductual, modelamiento, discurso did1ctico,
instrucción rogramada, etc.H Iue el uesto reclama.
6onsultoría individual. 6onsiste en 2acilitar relaciones 8umanas, or
eEemlo entrenando reertorios de 8abilidades sociales, comunicación y
negociación, etc.M en los trabaEadores Iue así lo reIuieran. !gualmente uede
comrender trabaEo de tio clínico, tratando roblemas emocionales o
2acilitando el aEuste ersonal a las variables ecológicas o laborales Gactitudes
8acia el trabaEo, la organiDación, el consumidor u otrosH. +ste rubro clínico es
imortantísimo en la emresa, y no se 8a relievado lo bastante en las
2ormulaciones tradicionales de la sicología organiDacional.
Motivación a los emleados. Tiene Iue ver con el asesoramiento a los
estamentos ertinentes de la emresa resecto a cómo otenciar al m1ximo
el rendimiento de los trabaEadores y directivos, roorcion1ndoles
consecuencias re2orDantes a sus acciones y desemeFos. Así, se suelen
ostular modalidades de re2orDamiento tales como el crecimiento ersonal
Gcursos de sueraciónH, reconocimientos eseciales Gdilomas, 8omenaEesH,
agos extra o aumentos, seguridad en el emleo GnombramientoH, resaldo a
las a2iciones o actividades vocacionales GbecasH, construcción de ecosistemas
agradables Gambientes de trabaEo limios y bien distribuidosH, ventaEas ara la
2amilia Gaseos, 2acilidades, construcción o alIuiler de centros recreacionalesH.
Asesoramiento en marReting. +l conocimiento de los rinciios de
arendiDaEe sirve de muc8o ara utiliDarlos cientí2icamente en los diseFos y
camaFas ublicitarias, así como en las 2ormas de colocación del roducto de
acuerdo con los ambientes disonibles, (blico consumidor y momento en el
cual se comercialiDa. ". :. Watson 2ue un ionero en estos asectos Gver
0oldstein y Prasner, -5<;L-55-H: aH la investigación de mercado y la elección
de obEetivos ara las camaFas, bH el diseFo ambiental Iue acerca ciertos
artículos de oca salida cerca de la caEa registradora, cH el endoso de
William Montgomery
200

roductos or exertos, y dH evocar insatis2acción en los clientes resecto a su
incaacidad ara restar cuidados a sus bebBs sin el auxilio de roductos
8igiBnicos.
=tro rubro Iue odría insertarse en esta 1rea es la economía
conductual: Auna teoría del re2uerDo Iue ermite exlicar di2erentes
comortamientos tanto animales como 8umanos enmarcados en la conducta
de elección, donde los organismos toman decisiones a artir de las
condiciones ambientales Iue se encuentran establecidas en un momento
dadoC GMayorga, AlbaFil y 6ómbita, $..&H. Por tanto, se ocua del
comortamiento del consumidor, ero adem1s, de las relaciones de aIuel
con la salud en tanto las investigaciones rinciales Iue dieron lugar a su
surgimiento se 8icieron en instituciones 8ositalarias. )us creadores, Pagel y
WinRler G-5;$H advirtieron Iue los sistemas de 2ic8as, tal como se utiliDaban
en la modi2icación de conducta de oblaciones de salas 8ositalarias, odían
ser verdaderos laboratorios de observación controlada sobre los intercambios
de unidades con el comortamiento de los suEetos, ues tenían muc8o Iue
ver con sistemas económicos. Allí se odían entender las 2ic8as como
eIuivalentes a dinero, las distribuciones de 2ic8as en lan de re2orDadores
condicionados como agos salariales, y las tasas de cambio de las 2ic8as or
re2orDadores como recios de bienes consumidos. +so roorcionó la
observación de variadas relaciones entre los ingresos y los atrones de
consumo en los rogramas de raDón, adem1s de certi2icar la relevancia de los
concetos económicos b1sicos Gcomo or eEemlo la elasticidad de la
demanda
;'
H ara la economía de 2ic8as, y la imortancia de todo eso ara el
arsenal teraButico. +n Montgomery G$.--H se uede encontrar una revisión
detallada de esas investigaciones.


=T#A) AP*!6A6!=3+) =T#A) AP*!6A6!=3+) =T#A) AP*!6A6!=3+) =T#A) AP*!6A6!=3+)

+xiste un buen n(mero de alicaciones conductuales no encasilladas en
las 1reas tradicionales, como las ostuladas or la sicología deortiva, la
sicología de las emergencias, la sicología de la veEeD, y la sicología
ambiental.
*a sicología deortiva busca conseguir el m1ximo rendimiento y las
meEores condiciones 2ísicas y sicológicas en el individuo o gruo vinculado al

73
Grado alto o bajo en que el precio influye sobre su consumo. Si impacta poco se dice que
la elasticidad de la demanda del producto es baja, y viceversa.
Aplicaciones
201

deorte, orientando a los deortistas y sus gestores en cuanto a las variables
Iue oeran ara ello, y reviniendo osibles obst1culos en tal sentido. +l
an1lisis conductual del deorte, G#iera y 6ruD, -55-M Martin, $..<L$..<H
estudia todas las interacciones en la situación deortiva y utiliDa su saber de
los rinciios Iue rigen el comortamiento ara 2ormar o asesorar a otros
esecialistas, y tambiBn como agente directo de cambio. 9ado Iue el
desemeFo deortivo excecional reIuiere rearación en lo 2ísico, lo
tBcnico, lo t1ctico y lo sicológico, el exerto en conducta debe articiar en
ello e2icientemente. Pueden enlistarse los siguientes aortes realiDados or la
ingeniería del comortamiento deortivo: investigaciones sobre la alicación
de los rinciios conductuales en situaciones, asesoramiento al entrenador y
auxiliares en el uso de la ractica ositiva y criterios de acetabilidad,
evaluación conductual y con2ección de sistemas evaluativos de roceso y
resultados, tBcnicas ara racticar destreDas, ara la r1ctica del autocontrol y
del a2rontamiento, rocedimientos motivadores, rogramas de enseFanDa
basados en tecnología educativa y seguimiento de reglas, rogramas
correctivos individualiDados o gruales, de2inición de comonentes y
subcomonentes deseables en las tareas de entrenador y deortistas durante
el entrenamiento, la cometencia, y 2uera de ellas.
*a sicología de las emergencias se ocua de acomaFar a los a2ectados
y 2amiliares de a2ectados or acontecimientos catastró2icos o alarmantes, con
el obEetivo de reducir o eliminar las consecuencias sicológicas de tales
sucesos mediante el incremento de 8abilidades ara reararse 2rente a ellas
y a2rontarlos. AIuí, como lo muestra Armayones G$.-.H, las tBcnicas de
inoculación del estrBs y de maneEo de la ansiedad son muy imortantes.
*a sicología de la veEeD o sicogerontología estudia
multidiscilinariamente la etaa 2inal de la vida 8umana ara incrementar o
mantener el bienestar sicológico y calidad de vida en las ersonas de tercera
edad, 2ormulando rogramas conductuales reventivos Iue 2aciliten la
adatación y estimulen el uso de caacidades, así como tratando alteraciones
en las 2unciones sicológicas y aoyando a los 2amiliares yLo cuidadores e
instituciones encargadas de su atención G@ern1ndeD :allesteros, $..-H.
)Rinner y Taug8an G-5<'L-5<&H 2ueron ioneros en el an1lisis conductual de
este camo, con un trabaEo divulgativo sobre cómo dis2rutar la veEeD.
*a sicología ambiental estudia las in2luencias recírocas entre la
conducta y el medio ambiente. Tiene dos sub,1reas: la sicología de la
conservación, cuyo 2oco de interBs radica en los e2ectos ambientales Iue tiene
la conducta 8umanaM y la sicología arIuitectónica, ocuada de los e2ectos del
ambiente, en articular del diseFo de ambientes, sobre el comortamiento de
William Montgomery
202

las ersonas. 6orral G$../, $..&H seFala Iue los conductistas 2ueron los
rimeros sicólogos en investigar el tema de la reservación del ambiente,
8asta de2inir lo Iue 8oy se denomina Acomortamiento ro,ecológicoC o
Aconducta sustentableC. *as tBcnicas de modi2icación de conducta son
articularmente e2ectivas ara crear y mantener dic8o comortamiento, así
como ara disminuir o eliminar el de daFo al ambiente. Por otra arte, como
in2orma ManriIue G-55<H, el diseFo de ambientes de tratamiento 8ositalario
8a sido un unto de abordaEe conductual, de2iniendo algunas características
indisensables de su con2iguración 2ísica, arIuitectónica y administrativa. +n
tal sentido, un ambiente acetable de tratamiento debe: -H 2omentar la
ocuación activa y creativa del acienteM $H 2acilitar la enseFanDa y
mantenimiento de sus 8abilidades 2uncionalesM 'H ser oco restrictivo y muy
a2ectivoM /H tener estabilidad Grutina y ordenHM %H tener seguridadM y &H brindar
servicios de acuerdo a los reIuerimientos articulares del aciente.


6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+) 6=36*U)!=3+)

*a exeriencia en cada uno de los 1mbitos alicativos de2ine
cometencias eseciales, en 2unción a los ormenores del esacio en el cual
el ro2esional resta sus servicios. AIuí se mencionan los considerados
dentro de la sicología clínica y de la salud, educacional, social y
organiDacionalM así como de otras 1reas emergentes.
+n la sicología clínica y de la salud la mayoría de rocedimientos
clínicos con soorte emírico acetados or la APA son de orden conductual
o conductual,cognitivo, trat1ndose roblemasLtrastornos como ansiedades y
2obias, estrBs ost,traum1tico, deresión, deendencias y abusos Iuímicos,
sicoatologías, discordia marital y roblemas 2amiliares y de areEa en
general, dis2unciones sexuales y ara2ilias, y roblemas de salud y estilo de
vida. Adem1s, recientemente se aborda la 2ormación cientí2ica de los
sicoteraeutas.
+n sicología educativa el 2oco central es la coordinación entre los
elementos de la interacción escolar, alic1ndose rocedimientos de
asesoramiento al maestro en modi2icación de conducta, y la articulación de
una tecnología educativa con diseFos instruccionales ara meEorar el roceso
enseFanDa,arendiDaEe. TambiBn se brinda atención individualiDada.
+n sicología social se act(a con relación a tres grandes rubros: dos
inciden en la activación de rogramas de conducta rosocial y de salud
Aplicaciones
203

comunitaria, mientras Iue la otra se er2ila como el diseFo de nuevas
comunidades orientado or la tecnología oerante, rouesto or )Rinner.
+n sicología organiDacional se roende a establecer contingencias
laborales de alta roductividad mediante el asesoramiento a la dirección en el
maneEo de rinciios conductuales, la de2inición de er2iles de cometencias
a manera de an1lisis de tareas, las actividades de consultoría individual, la
motivación a los trabaEadores, y el asesoramiento en estrategias de ublicidad
y mercadeo.
Por (ltimo, en este caítulo tambiBn se indican aortes en 1reas
emergentes como las sicologías deortiva, de las emergencias, de la veEeD, y
ambiental.


P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3 P#+0U3TA) 9+ AUT=6=MP#=:A6!>3

-H U6(ales son los roblemasLtrastornos Iue trata la teraia del
comortamientoW
$H U6u1les son los elementos de la interacción escolar en los Iue interviene
la tecnología conductualW
'H U+n IuB consiste la tecnología educativa y cu1les son sus modalidadesW
/H USuB alicaciones 8ace el an1lisis conductual en el camo socialW
%H U9e IuB manera interviene el an1lisis conductual en el camo
organiDacionalW
&H U6u1les son las rinciales alicaciones del an1lisis conductual en las
1reas emergentes de la sicologíaW
204



E#ílogo

Z



n este libro se 8an considerado tanto temas de orden teórico y
2ilosó2ico, como metodológico y tecnológico. M1s all1 de una
síntesis sobre la variedad de los temas, se ueden enlistar varias
aserciones generales basadas en la ersectiva adotada or el
autor:
-H +l conductismo es un en2oIue de la sicología en tanto ciencia de la
conducta, una manera de ver lo sicológico desde un unto de vista
naturalista, con un obEeto de estudio y leyes salidas de la roia discilina. )e
estructura en tres niveles: conductismo GradicalH como 2iloso2ía, an1lisis
exerimental del comortamiento como metodología, e ingeniería del
comortamiento como tecnología. 6ada nivel debe interactuar y
retroalimentarse con los otros.
$H *a conducta es concebida como interacción del individuo con su
entorno 2ísico, biológico y social. 9ic8a interacción tiene correlatos
cognitivos, emotivos y motores, y est1 suEeta a rinciios 2uncionales
Grelacionados con el arendiDaEeH en torno a los cuales se delimita la
metodología y la investigación. +l correlato cognitivo involucra reertorios
relacionados con el lenguaEe recetivo y roductivo GarendiDaEe verbal motor
y verbo,emocional, 8abla, imitación y etiIuetación verbal, desarrollo de la
lectura, la escritura y los concetos, inteligenciaHM el emotivo involucra
reertorios relacionados con la a2ectividad GarendiDaEe de actitudes,
vinculación y aego, condicionamiento arentalHM y el motor se comone de
reertorios re2eridos al lano sensomotor instrumental G8abilidades de
eIuilibrio y coordinación motora 2ina y gruesa, maniulación, imitación,
atención, imaginación, etcBtera.H. )i bien ueden describirse e investigarse
searadamente, las tres clases 2uncionan entreteEidas en interacciones
comleEas.
'H +n el desarrollo 8umano, la interacción evoluciona desde niveles
simles 8asta comleEos or medio de intrincadas combinaciones de
+
Epílogo
205

reertorios conductuales adIuiridos mediante el arendiDaEe, or lo Iue es
central la metodología de an1lisis detallados de los rinciios y
combinaciones de ellos, Iue intervienen en los niveles de adIuisición
8umana y de ersonalidad.
/H +l arendiDaEe es Aacumulativo,Eer1rIuicoC, una roiedad Iue
imlica la agruación de unidades eIueFas de conducta ara 2ormar
con2iguraciones m1s comleEas, en las cuales, una veD 2ormadas como un
todo, se cumlen los rinciios de arendiDaEe de la misma 2orma Iue se
cumlían en las resuestas unitarias simles. 6ada nivel de comortamiento
tiene su roia con2iguración articular en base a la acumulación inclusiva de
arendiDaEes en niveles anteriores.
%H +n la base del 2uncionamiento Aacumulativo,Eer1rIuicoC est1n los
rocesos de condicionamiento cl1sico e instrumental, Iue se sobreonen e
interact(an entre sí. +n base a estos mecanismos, el individuo tiene la
oortunidad de arender en su desarrollo gran cantidad de comortamientos
relacionados con eventos emotivos y motivacionales a la veD, tanto en el
sentido de acercarse, como de aleEarse de diversas situaciones. 0ran arte de
dic8as disosiciones est1n ligadas a la estimulación interna, lo Iue exlica el
orIuB de la autonomía de la conducta 8umana.
&H +l an1lisis de los 2enómenos sicológicos con base en los concetos,
rinciios y mBtodos del arendiDaEe ermite deslegar una ingeniería
conductual Iue cambia o disone sucesos ara romover, disminuir,
mantener, extender o incrementar el comortamiento en la medida Iue se
necesite seg(n el contexto, las circunstancias del control y los correlatos
motores, a2ectivos y cognitivos Iue suonga. *os roblemas del individuo
baEo consulta GArocesosC o Aresuestas encubiertasCH se tratan como
conductas en sí mismas, orIue involucran contingencias lingXísticas y
simbólicas observables como relaciones comleEas, con ar1metros de orden
geogr12ico Gdónde y cu1ndo sucedenH, descritivo GIuB sucedeH, toogr12ico
Gcómo se act(a o no, udiendo 8acerlo, en ellasH, demogr12ico GIuiBnes
intervienen o no, udiendo 8acerloH, robabilitario Gcómo comenDó el
roblema y cu1l 2ue su evoluciónM con IuB 8abilidades, disosiciones, dB2icits,
excesos o inadecuaciones en el reertorio se llegaH, discursivo GverbaliDación
acerca del roblemaHM y otros datos relevantes.
+n suma, se trata de un unto de vista amlio desde el cual no se 8acen
distinciones entre cognición y conducta, ese a Iue se incororan ciertas tesis
de variantes Iue no son consideradas AconductistasC en el sentido 8abitual del
tBrmino Ggeneralmente identi2icadas sólo con el conductismo radical y
mediacional, excluyendo incorrectamente al sociocognitivismo y a los
William Montgomery
206

en2oIues cognitivo,conductuales e AintegradoresCH. +n realidad, todos tienen
un Aaire de 2amiliaC Iue les 8ace: aH utiliDar rinciios b1sicos del an1lisis
conductual en distintas combinaciones, tanto a nivel de conducta abierta
como encubiertaM bH ocuarse de situaciones interactivasM cH llevar la analogía
del an1lisis cientí2ico al Iue8acer cotidiano Gdivisión en comonentes,
subcomonentes, obEetivos, tareas, uso de ar1metros, etc.HM dH utiliDar
mBtodos de observación y registro conductualM eH trabaEar en (ltima instancia
con una lógica determinista, cuantitativa y oeracionalista, y 2H en2atiDar el
cambio de la conducta abierta.
Antes de culminar, debe untualiDarse Iue muc8as de las tBcnicas
exuestas no necesariamente se alican solas, aunIue uedan ser centrales en
determinados tios de tratamientos. 9e 8ec8o, la mayoría de tBcnicas se
combinan unas con otras, incluso en casos relativamente simles de
modi2icación de conducta. Por eEemlo, =livares, #osa, PiIueras y )1nc8eD
G$.--H trataron un caso de mutismo in2antil selectivo no sólo con
re2orDamiento di2erencial Gy sus corresondientes rocedimientos
sulementariosH de la desin8ibición y generaliDación del 8abla en el centro
educativo, sino articulado con economía de 2ic8as, adem1s de modelado de
comortamientos deseables y no deseables de los adres y ersonal del
colegio con resecto al niFo. *as teraias conductual,cognitivas, integrativas y
constructivistas son, or suuesto, m1s eclBcticas en el asecto tBcnico,
incluyendo muc8os rocedimientos conductuales b1sicos entremeDclados
ara 2undamentar sus intervenciones. 0eneralmente recomiendan estrategias
multimBtodo Iue combinan entrenamiento asertivo, reestructuración
cognitiva, solución de roblemas, relaEación y otros recursos ara el
autocontrol G@1bregas y 0arcía, -5<<M )anR y )c8ae22er, -5</L-55'M 3eD(,
3eD( y *ombardo, $../L$..&H.

207



2ibliogra%ía




Abarca, A.M Alexander, ).M +sinoDa, @. y Tera, P. G$..%H. Placebo y sicología clínica:
asectos concetuales, teóricos e imlicancias, Teraia Psicológica, $' G-H, ;',<$.
Adams, 7. +., *usc8er, P. A. N :ernat, ".A. G$..-H. T8e classi2ication an abnormal
be8aviour. An overvieQ. !n 7. +. Adams Gdirs.H. 6omre8ensive 8andbooR o2
syc8oatology G. -$,$<H. 3eQ YorR: Public Academic Publis8ers.
Aguilar, 0. y 9e *ebl, :. G$..%H. 6onductas roblema en el niFo normal. MBxico: Trillas.
Alarcón, !. G-55'H. *ista de c8eIueo de la ansiedad in2antil. #evista de la Asociación Peruana
de An1lisis y Modi2icación del 6omortamiento, -G-H, ';,/$.
Alarcón, #.9. G-55%H. 6lasi2icación de la conducta anormal: el 9)M !T. +n T. 6aballo, 0.
:uela,6asal y ". A. 6arrobles Gdirs.H. Manual de sicoatología y trastornos
siIui1tricos. G. $.%,$</H. Madrid: )iglo VV!.
Alc1ntara, A. G$..5H. +l an1lisis de conducta en orientación ro2esional y b(sIueda de
emleo. #ecuerado de
Alt8usser, *. G-5&%L-5;5H. *a revolución teórica de Marx. MBxico: )iglo VV!.
Anicama, ". G$.-.H. An1lisis y modi2icación del comortamiento. *ima: Universidad 3acional
@ederico Tillarreal l Asociación 3acional de #ectores.
Anicama, ". G$.-.H. Psicología y conductismo: Precisando los concetos y las interacciones.
+n An1lisis y modi2icación del comortamiento G. <;,55H.*ima: Universidad
3acional @ederico Tillarreal l Asociación 3acional de #ectores. =rig. -5<<.
Anguera, M. A. G-5<5H. 7acia una reresentación concetual: Teorías y modelos. +n ".
Mayor y ". *. Pinillos Geds.H. Tratado de sicología general, Tol. !. G. %/',;<.H,
Madrid: Al8ambra.
Anguera, M.T. G$..'H. *a observación. +n 6. Moreno,#osset G9ir.H. +valuación sicológica:
6onceto, roceso y alicación en las 1reas de desarrollo e inteligencia G. $;-,'.<H
Madrid: )anD y Torres.
Anguera, M.T., :e8ar, "., :lanco, A., 6arreras, M.T., *osada, ". *., Suera, T. y #iba, 6.
G-55'H. 0losario. +n M.T. Anguera G+d.H. Metodología observacional en la
investigación sicológica, Tol. !! G.%<;,&-;H. :arcelona: PPU.
Arce, 6. G-55/H. TBcnicas de construcción de escalas. Madrid: )íntesis.
Ardila, #. G-55;H. An1lisis exerimental del comortamiento y sicología de la salud.
Psicología 6onductual, % G'H, /'%,/''.
Ardila, #. G-5<.H. !ngeniería del comortamiento y roblemas sociales. +n #. Ardila Ged.H.
Teraia del comortamiento G. %$;,%';H. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
Ardila, #. G$.-$H. *a naturaleDa de la sicología: *os grandes dilemas. +n +l mundo de la
sicología G. ',-/H, MBxico: +l Manual Moderno.
Argyle, M. G-5&;L-55/H. Psicología del comortamiento interersonal. Madrid: AlianDa.
William Montgomery
208

Armayones, M. G$.-.H. TBcnicas de aoyo sicológico y social en situaciones de crisis. 6ómo
desarrollar las 8abilidades adecuadas ante situaciones de emergencia. Tigo: !deas
Proias +ditorial.
Armstrong, #."., 6ornell, T.9., 6ramer, #.+. y Wayne. #.+. G-5;.L-5;'H. 9esarrollo y
evaluación de obEetivos de conducta. :uenos Aires: 0uadalue.
Austin, ". *. G-5&$L-55.H. 6ómo 8acer cosas con alabras: Palabras y acciones. :arcelona:
Paidós.
Ayllon, T8. y ADrin, 3. G-5&<L-5;/H. +conomía de 2ic8as. MBxico: Trillas.
ADrin, 3.7. y 3unn, #.0. G-5;;L-5<%H. Tratamiento de 81bitos nerviosos. :arcelona:
MartíneD #oca.
:acRo22, +. G-5<%H. *a enseFanDa de recisión. MBxico: Trillas.
:ados, A. y 0arcía, +. G$.--H. 7abilidades teraButicas. :arcelona: @acultad de Psicología de
la Universidad de :arcelona. #ecuerado de:
8tt:LLdiosit.ub.eduLdsaceLbitstreamL$//%L-<'<$L-L7abilidadesk$.terak6'kA5ut
icas.d2
:allesteros, :., *óeD, W. y 3ovoa, M.M. G$..'H. +l an1lisis del comortamiento en los
temas sociales: Una rouesta de cultura de aD. #evista *atinoamericana de
Psicología, '%G'H, $55,'-&.
:ancro2t, ". G-5;/L-5;;H. 9esviaciones de la conducta sexual. :arcelona: @ontanella.
:ancro2t, ". Ged.H G$...H. T8e role o2 t8eory in sex researc8. :loomington: !ndiana University
Press.
:andura, A. G-5&5L-5<'H. Princiios de modi2icación de conducta. )alamanca: )ígueme.
:andura, A. G-5;/L-5</H. Teoría conductual y modelos del 8ombre. +n 7. #otondo
Gcom.H. !ntroducción a las ciencias del comortamiento G. -<$,-5.H. *ima: =Rura.
:andura, A. G-5<.H. An1lisis del arendiDaEe social de la agresión. +n A. :andura y +, #ibes
GedsH. Modi2icación de conducta: An1lisis de la agresión y la delincuencia G. '.;,
'/;H. MBxico: Trillas. G=rig. -5;%H.
:andura, A. G-5<%L-5<;H. Pensamiento y acción. :arcelona: MartineD #oca.
:andura, A. G-5<%L-5<<H. Modelo de causalidad en la teoría del arendiDaEe social. +n M.".
Ma8oney Ged.H. 6ognición y sicoteraia G. -.',-$$H. :arcelona: Paidós !bBrica.
:andura, A. Ged.H G-55%L-555H. Autoe2icacia: 6ómo a2rontamos los cambios de la sociedad
actual. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
:andura, A. y Walters, #. G-5&'-5;;H. ArendiDaEe social y desarrollo de la ersonalidad.
Madrid: AlianDa.
:andura, A., #oss, 9. y #oss, ).A. G-5&'L-5;;H. #e2orDamiento vicario y arendiDaEe or
imitación. +n 0. Marín Gcom.H. *ecturas de sicología social contemor1nea G. 55,
--.H. MBxico: Trillas.
:arboDa, 6.M da )ilva, #. y de @aria, =. G$..;H. )obre la noción de ensamiento en :. @.
)Rinner. 6iqncias N 6ogniras, --, -&<,-<'.
:arraca, ". G$..5H. 7abilidades clínicas en la teraia conductual de tercera generación. 6línica
y )alud, $.G$H,-.5,--;.
:arrios, :.A. G-55.L-55'H. *a naturaleDa cambiante de la evaluación conductual. +n A. ).
:ellacR y M. 7ersen Gdirs.H. Manual r1ctico de evaluación de conducta G. $',-'<H.
:ilbao: 9escleB de :rouQer.
:as #amallo, @. G$..-H. #e2lexiones y datos en teraia cognitivo,conductual. #evista de la
Asociación +saFola de Teraia 6ognitivo,6onductual,)ocial. .G-H. 9isonible en:
8tt:LLQQQ.siIuiatria.comLarticulosLtratamientosLsicoteraiasLcognitivoconductualL/'
.;L
Bibliografía

209

:ayBs, A. G-5<'H. Aortaciones del conductismo a la salud mental comunitaria. +studios de
Psicología, -', 5$,--..
:ayBs, #. G-5<<H. Psicología y oncología. :arcelona: MartíneD #oca.
:aD1n, A., 6astellanos, 9. 0alv1n, 0. y 6ruD, *. G$.-.H. Taloración de ro2esores de
educación b1sica de cursos de 2ormación continua. #evista !beroamericana sobre
6alidad, +2icacia y 6ambio en +ducación, <G/H, <',-...
:ecR, A.T. G-55%L$...H. Teraia cognitiva. :arcelona: 0edisa.
:ecR, A., #us8, A."., )8aQ, :.@. y +mery, 0. G-5;5L-5<'H. Teraia cognitiva de la deresión.
:ilbao: 9escleB de :rouQer.
:Blanger, ". G-5;<L-555H. !m1genes y realidades del conductismo. =viedo: Universidad de
=viedo.
:enson, 7. G-5;%L-55;H: *a relaEación: la teraia imrescindible ara meEorar su salud.
:arcelona: 0riEalbo Mondadori.
:erlyne, 9.+. G-5&%L-5;&H. +structura del ensamiento dirigido. MBxico: Trillas.
:ernstein, 9.A. y :orRovec, T.9. G-5;'L-5<'H. +ntrenamiento en relaEación rogresiva.
:ilbao: 9escleB de :rouQer.
:iEou, ). y #ayeR, +. Gcoms.H G-5<'H. An1lisis conductual alicado a la instrucción. MBxico:
Trillas.
:orda, M., PereD, M.A. y :lanco, A. G$...H. Manual de tBcnicas de modi2icación de
conducta en medicina comortamental. )evilla: Universidad de )evilla.
:ornstein, P.7. y :ornstein, M.T. G-5<<L-55/H. Teraia de areEa: +n2oIue conductual
sistBmico. Madrid: Pir1mide.
:otella, *. y @eixas, 0. G-55<H. Teoría de los constructos ersonales. :arcelona: *aertes.
:ourne, *.+., +Rstrand, :.#. y 9ominoQRy, #.*. G-5;-L-5;&H. Psicología del ensamiento.
MBxico: Trillas.
:ragado, 6. G$..'H. 0uía de tratamientos sicológicos e2icaces ara la enuresis y encoresis.
+n M. PBreD,JlvareD y ".#. @ern1ndeD, Gdirs.H. 0uía de tratamientos sicológicos
e2icaces !!! G. -%-,-<-H. Madrid: Pir1mide.
:ruc8, M. y Meyer, T. G-55&H. *a entrevista conductual. +n 0. :uela,6asal, T. 6aballo y ".6.
)ierra G-55&H. Manual de evaluación en sicología clínica y de la salud G. <%,-.;H.
Madrid: )iglo VV!.
:uela,6asal, 0., 6aballo, T. y )ierra, ".6. G-55&H. Manual de evaluación en sicología clínica
y de la salud. Madrid: )iglo VV!.
:ueno, 0. G-5;$H. +nsayos materialistas. Madrid: TBcnos.
:unge, M. y Ardila, #. G-5<<H. @iloso2ía de la sicología. :arcelona: Ariel.
6aballo, T. G-55-H. *a cuestión ambiental. +n Manual de modi2icación y teraia del
comortamiento G. <%%,<;.H. Madrid: )iglo veintiuno.
6aballo, T. G-55-H. TBcnicas diversas en teraia de conducta. +n Manual de modi2icación y
teraia del comortamiento G. ;;;,<%'H. Madrid: )iglo veintiuno.
6aballo, T. G$..;H. Manual de evaluación y entrenamiento de las 8abilidades sociales.
Madrid: )iglo veintiuno. =rig. -55'.
6aballo, T.M :uela,6asal, P. y 6arrobles, A. G-55%H. Manual ara el tratamiento cognitivo,
conductual de los trastornos sicológicos. Madrid: Pir1mide.
6alero, M.9. y @ern1ndeD,:allesteros, #. G$.-.H. *as tBcnicas obEetivas: !nstrumentación y
aaratos. +n #. @ern1ndeD,:allesteros Gdir.H. +valuación sicológica G. $.',$'.H.
Madrid: Pir1mide. =rig. $../.
William Montgomery
210

6alero, M.9. y Padilla, ".*. G$.-.H. TBcnicas sicomBtricas: *os tests. +n #. @ern1ndeD,
:allesteros Gdir.H. +valuación sicológica G. '$','%%H. Madrid: Pir1mide. =rig. $../.
6amos, *. @. G-5;/H. 9iccionario de sicología del arendiDaEe. MBxico: +ditorial 6iencia
de la 6onducta.
6aa2ons, A. y Amigó, !. G$..<H. 7inosis y teraia de autorregulación. +n @.". *abrador,
".A. 6ruDado, y M. MuFoD Gdirs.H. Manual de tBcnicas de modi2icación y teraia de
conducta G. /%;,/;&H. Madrid: Pir1mide. =rig. -55&.
61a2ons, ".!. y )osa, G$..5H. Tratando_ roblemas de areEa. Madrid: Pir1mide.
6ario, 6. e !rigoyen, ". ". Geds.H. G$..%H. Psicología y educación: Aortaciones desde la
teoría de la conducta. MBxico: Universidad 3acional Autónoma de MBxico.
6ario, 6., Pac8eco, 6., @lores, T. y 6anales, 6. G$...H. *a naturaleDa conductual de la
comrensión. #evista sonorense de Psicología, -/G-,$H, -,-..
6ario, 6. Pac8eco, T., 6anales, 6. y @lores, 6. G$..%H. ArendiDaEe de la sicología: Un
an1lisis 2uncional. +n 6. 6ario y ". ". !rigoyen Geds.H. Psicología y educación:
Aortaciones desde la teoría de la conducta G. $,$'H. MBxico: U3AM.
6arrobles, ". A. y PereD, ". G$..'H. +scuela de adres: 0uía r1ctica ara evitar roblemas de
conducta y meEorar el desarrollo in2antil. Madrid: Pir1mide.
6arrascoso, @. ". G$..'H. +ventos rivados: Una reconstrucción concetual. Auntes de
Psicología, $-G-H, -,-;.
6asalta, 7. G-55.H. An1lisis del comortamiento y al2abetiDación. MBxico: Trillas.
6astells, M.M 9e !ola, +. G-5<.H. Pr1ctica eistemológica y ciencias sociales o cómo
desarrollar la luc8a de clases en el lano teórico sin internarse en la meta2ísica.
+istemología y ciencias sociales. *ima: +diciones 6ontemor1neas.
6astro, *. G-5<.H. 9iseFo exerimental sin estadística. MBxico: Trillas.
6atania, A.68. G$..<H. T8e "ournal o2 T8e +xerimental Analysis o2 :e8avior at 2i2ty. " +x
Anal :e8av. <5G-H, --$l--<.
6autela, ". #. G-5;;L-5<'H. 6ondicionamiento encubierto: )uuestos b1sicos y
rocedimientos. +n 9. Uer y ". #. 6autela G+ds.H. 6ondicionamiento encubierto
G. --,$'H. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
6autela, ".#. y 0roden, 0. G-5;<L-5<%H. TBcnicas de relaEación. :arcelona: MartíneD #oca.
6+T+6!6 G$.-$H. +l mito de la ArevoluciónC cognitiva. #evista de Teraia 6ognitivo
6onductual G@ormato electrónicoH, $-. #ecuerado de: 8tt:LLcetecic.com.arLrevistaLel,
mito,de,la,revolucion,cognitivaL
6obos, P. y 0avino, A. G$..&H. TBcnicas basadas en la in2ormación. +n A. 0avino Gcoord.H.
0uía de tBcnicas de teraia de conducta G. -',$-H. Madrid: Pir1mide.
6obos, P., 0avino, A. y :errocal, 6. G$..&H. TBcnicas dirigidas al aumento yLo disminución
de conductas. +n A. 0avino Gcoord.H. 0uía de tBcnicas de teraia de conducta G. $',
;.H. Madrid: Pir1mide.
6omec8e, M.!., 9íaD, M.!. y TalleEo,M.A. G-55%H. 6uestionarios, inventarios y escalas.
Madrid: @undación Universidad,+mresa.
6orbal1n, "., *óeD, =. y *imiFana, #.). G$..&H. 6reatividad in2antil: "uan y la mata de 8abas.
+n @.V. MBndeD, ".P. +sada y M.=. )1nc8eD Gcoords.H. !ntervención sicológica y
educativa con niFos y adolescentes: +studio de casos escolares G. /'%,//&H. Madrid:
Pir1mide.
6orral, T. G$../H. Aroximaciones al estudio de la conducta sustentable. Medio Ambiente y
6omortamiento 7umano, %G-,$H, -,$&.
Bibliografía

211

6orral, T. G$..&H. 6ontribuciones del an1lisis de la conducta a la investigación del
comortamiento ecológico. #evista Mexicana de An1lisis de la 6onducta, '$, ---,-$;.
6osta, M. y *óeD, +. G-5<&H. )alud comunitaria. :arcelona: MartineD #oca.
6osta, M. y *óeD, +. G$..<H. +ducación ara la salud. Madrid: Pir1mide.
6osta, M. y *óeD, +. G$..5H. Manual ara la ayuda sicológica. 9ar oder ara vivir.
Madrid: Pir1mide.
6rego, A. G$../H. U@ue Wittgenstein un conductistaW *a necesidad de criterios (blicos ara
el Euego de lenguaEe de lo AinternoC y sus imlicaciones ara la sicología, Atenea
digital, &, -,-<.
6reso, M. G$.-$H. Protocolos y guías de tratamientos sicológicos: !niciativas y rouestas.
+n @.". *abrador y M. 6reso Gcoords.H. Psicología clínica basada en la evidencia G,
&-,<%H. Madrid: Pir1mide.
6ruDado, ".A., *abrador, @."., y MuFoD, M. G$..<H. !ntroducción a la modi2icación y teraia
de conducta. +n @.". *abrador, ".A. 6ruDado, y M. MuFoD Gdirs.H. Manual de tBcnicas
de modi2icación y teraia de conducta G. '-,/&H. Madrid: Pir1mide. =rig. -55&.
6uyers, ). G-55%H. *a 2iloso2ía analítica de lo mental desde #yle y Wittgenstein. Anuario
@ilosó2ico, $<, /'',/&<.
68ambless, 9. *.M )anderson, W. 6.M )8o8am, T.M "o8nson, ). :.M Poe, P. ).M 6rits,
68risto8, P.M :aRer, M.".M "o8nson, :.M Woody, ). #.M )ue, ).M :eutler, *. +.M
Williams, 9. A. N Mc6urry, ). G-55&H. An udate on emirically validated t8eraies.
T8e 6linical Psyc8ologist, /5, %,-/.
68ambless, 9. *. N =llendicR, T. 7. G$..-H. +mirically suorted syc8ological
interventions: 6ontroversies and evidence. Annual #evieQ o2 Psyc8ology, %$, &<%,;-&.
68urc8land, P. G-55$L-555H. Materia y consciencia. :arcelona: 0edisa.
9ana, 9. G-5<5L-55$H. 6ómo asar del con2licto al acuerdo. :arcelona: 3orma.
9avidson, 9. G-5;.L-55%H. )ucesos mentales. +n +nsayos sobre acciones y sucesos. MBxico:
Universidad 3acional Autónoma de MBxico.
9avis, M., #obbins, +. y McPay, M. G-5<$L-5<%H. TBcnicas de autocontrol emocional.
:arcelona: MartíneD #oca.
9ay, W. G-5&5H. =n certain similarities betQeen t8e P8iloso8ical !nvestigations o2 *udQig
Wittgenstein and t8e oerationism o2 :.@. )Rinner. "ournal o2 +xerimental Analysis
o2 :e8avior, -$, /<5,%.&.
9elgado )enior, @. G-5<'H. Alicaciones clínicas de la teraia de conducta. MBxico: Trillas.
9elrato, 9.". y Midgley, :.9. G-55$H. )ome @undamentals o2 :.@. )RinnerZs be8aviorism.
American Psyc8ologyst, /;,-%.,-%;.
9el Pino, A. G$..'H. Tratamientos sicológicos: Una ersectiva conductual. )anta 6ruD de
Teneri2e: #esma.
9e la Puente, M.*. *abrador, @.". y de Arce, @. G$..<H. *a auto,observación. +n @.".
*abrador, ".A. 6ruDado, y M. MuFoD Gdirs.H. Manual de tBcnicas de modi2icación y
teraia de conducta G. -'&,-%.H. Madrid: Pir1mide. =rig. -55&.
9e la Puente, M.*. *abrador, @.". y 0arcía, M.P. G$..<H. *a observación conductual. +n @.".
*abrador, ".A. 6ruDado, y M. MuFoD Gdirs.H. Manual de tBcnicas de modi2icación y
teraia de conducta G. --%,-'%H. Madrid: Pir1mide. =rig. -55&.
9íaD, M.!., 6omec8e, M.!. y TalleEo, M.A. G$..<H. TBcnicas de autocontrol. +n @.".
*abrador, ".A. 6ruDado, y M. MuFoD Gdirs.H. Manual de tBcnicas de modi2icación y
teraia de conducta G. %;;,&$&H. Madrid: Pir1mide. =rig. -55&.
William Montgomery
212

9íaD,0onD1leD, +., *anda, P., #odrígueD, M.*., #ibes, +. y )1nc8eD, ). G-5<5H. An1lisis
2uncional de las teraias conductuales: Una clasi2icación tentativa. #evista +saFola de
Teraia del 6omortamiento, ;G'H, $/-,$%%.
9íaD,0onD1leD, +., *anda, P. y #odrígueD, M.*. G$..$H. +l an1lisis contingencial: Un sistema
interconductual ara el camo alicado. 0. Mares y Y. 0uevara Gcoords.H. Psicología
interconductual: Avances en la investigación tecnológica G. $,/.H. 0uadalaEara:
Universidad de 0uadalaEara.
9ollard, ". y Miller, 3. +. G-5%.L-5<-H. Personalidad y sicoteraia. :ilbao: 9escleB de
:rouQer.
9omEan, M G$.-.L$.-.H. Princiios de arendiDaEe y conducta. MBxico: 6engage *earning.
9retsRe, @. G$../H. Psyc8ological vs. biological exlanations o2 be8avior. :e8avior and
P8iloso8y, '$, -&;,-;;.
9ymond, ). y :arnes, 9. G-55;H. :e8avior,analytic aroac8es to sel2,aQareness.
Psyc8ological #ecord, /;, -<-,$...
9bcurilla, T8. ". G-5<&L-55'H. Teraia de resolución de con2lictos. :ilbao, 9escleB de
:rouQer.
+c8egoyen, ". G-55;H. 7istoria de la @iloso2ía. Tol. ': @iloso2ía 6ontemor1nea. Madrid:
+dinumen.
+llis, A. G$../L$..&H. +l camino de la tolerancia. *a 2iloso2ía de la teraia racional emotivo,
conductual. :arcelona: =belisco.
+llis, A. y 0rieger, #. G-5<.L-5<'H. Manual de teraia racional emotiva. :ilbao: 9escleB de
:rouQer.
+ting, @.#. y 3aDario, A. G-5<5H. 9iseFando una teraia de rol 2iEo. +n #.A. 3eymeyer y
0.". 3eymeyer Gdirs.H. 6asos de teraia de constructos ersonales. :ilbao, 9escleB de
:rouQer.
+ysencR, 7.". G-5%/L-5&/H. Psicología de la decisión olítica. :arcelona: Ariel.
+ysencR, 7.". G-5&/L-5<;H. +xerimentos en teraia de la conducta. ' tomos. :arcelona:
=rbis.
+ysencR, 7. ". G-5;$L-5;;H. *a rata o el div1n. Madrid: AlianDa.
+ysencR, 7.". G-5&;L-5;<H. @undamentos biológicos de la ersonalidad. :arcelona.
@ontanella.
@1bregas, "..". y 0arcía, +. G-5<<H. TBcnicas cognitivas de autocontrol. Madrid: Al8ambra.
@ern1ndeD, A. G$..<H. @armacología de la conducta: 9e los sico21rmacos a las teraias
sicológicas. :arcelona: Universidad Autónoma de :arcelona.
@ern1ndeD,:allesteros, #. G-55$H. Modelos en evaluación conductual. +n +valuación
conductual 8oy G. &.,</H. Madrid: Pir1mide.
@ern1ndeD, #. G-55/H. +valuación de rogramas: 0uía r1ctica en ambientes sociales,
educativos y de salud. Madrid: Pir1mide.
@ern1ndeD,:allesteros, #. Gdir.H G$.-.aH. +valuación sicológica: 6oncetos, mBtodos y
estudio de casos. Madrid: Pir1mide. =rig. $../.
@ern1ndeD,:allesteros, #. G$.-.bH. *os autoin2ormes. +n +valuación sicológica: 6oncetos,
mBtodos y estudio de casos G. $'-,$&<H. Madrid: Pir1mide. =rig. $../.
@ern1ndeD,:allesteros, #. G$..-H. Psicología y enveEecimiento: #etos internacionales en el
siglo VV. !ntervención Psicosocial -.G'H. $;;,$</.
@ern1ndeD,:allesteros, #. y )taats, A.W. G-55'H. +valuación, tratamiento y valoración
conductual aradigm1tica: Una resuesta a la crisis de la evaluación conductual.
6línica y )alud, /G$H, -.-,-$-.
Bibliografía

213

@ersten8eim, 7. y :aer, ". G-5;%L-5;&H. 3o diga sí cuando Iuiere decir no. :arcelona:
0riEalbo.
@erster, 6.:. G-5%;L-5;/H. +l retiro del re2orDador ositivo como castigo. +n 68. 6atania
Gcom.H. !nvestigación contemor1nea en conducta oerante G'-;,'-<H. MBxico:
Trillas.
@erster, 6.:. G-5&;L-5;;H. #e2orDamiento arbitrario y natural. +n A. 0raDiano Gcom.H.
TeraButica de conducta en la in2ancia G. /%,%-H. :arcelona: @ontanella.
@erster, 6.:. y Perrot, M.6, G-5&<L-5<.H. Princiios de la conducta. MBxico: Trillas.
@oster, ).*., :ell,9olan, 9.". y :urge, 9.A. G-55.L-55'H. =bservación de conducta. +n A. ).
:ellacR y M. 7ersen Gdirs.H. Manual r1ctico de evaluación de conducta G. -'5,-<'H.
:ilbao: 9escleB de :rouQer.
@reixa i :aIuB, +. G$..'H. USuB es conductaW #evista !nternacional de Psicología 6línica y de
la )alud, 'G'H, %5%,&-'.
@rox1n, M. "., MontaFo, M. y 6alero, A. G$..&H. UPor IuB la gente cambia en teraiaW Un
estudio reliminar. Psicot8ema, -<G/H, ;5;,<.'.
@unes, 3. G-55%H. *a mediación y las teorías del desarrollo cognitivo. +n M.9. 6alero
Gccord.H. Modi2icación de la inteligencia: )istemas de evaluación e intervención G.
'$/,'&%H. Madrid: Pir1mide.
0agnB, #. y :riggs, *. G-5;/L$.--H. *a lani2icación de la enseFanDa: )us rinciios. MBxico:
Trillas.
0alindo, +.M :ernal, T.M 7inoEosa, 0.M 0alguera, M.!.M Taracena, +. y Padilla, @. G-55$H.
Modi2icación de conducta en la educación esecial: diagnóstico y rogramas. MBxico:
Trillas.
0arcía, 6.7. G$..;H. !ntroducción al conductismo contemor1neo. MBxico: Trillas.
0ardner, 7. G-5<%L-5<;H. *a nueva ciencia de la mente. 7istoria de la revolución cognitiva.
:uenos Aires: Paidós.
0ard2ield, *.). G$..-H. Met8odological issues in clinical diagnosis. +n P.:. )utRer y 7. +.
Adams Geds.H. 6omre8ensive 8andbooR o2 syc8oatology G.$5,/<H. 3eQ YorR:
Public Academic Publis8ers.
0avino, A. Gcoord.H G$..&H. 0uía de tBcnicas de teraia de conducta. Madrid: Pir1mide.
0avino, A. G$..<H. +l trastorno obsesivo,comulsivo: Manual r1ctico de tratamientos
sicológicos. Madrid: Pir1mide.
0avino, A. G$.-.H. 7abilidades del teraeuta. +n ". P. +sada, ". =livares y @. V. MBndeD
Gcoords.H. Teraia sicológica: 6asos r1cticos G. $',/&H. Madrid: Pir1mide.
0avino, A. :errocal, 6. y *óeD, A.+. G$..&H. TBcnicas dirigidas a la reducción de la
ansiedad. +n A. 0avino Gcoord.H. 0uía de tBcnicas de teraia de conducta G. ;-,
--.H. Madrid: Pir1mide.
0aQain, ). G-5;<L-55.H. TisualiDación creativa. +l arte de trans2ormar la imaginación en
realidad. MBxico: )elector.
0il de PareEa, ". *. G-55%H. *a consideración Qittgensteiniana de la sicología como ciencia.
Anuario @ilosó2ico, $<, ''%,'%%.
0ilson, +. G-5%$L-5<%H. *a 2iloso2ía en la edad media. Madrid: 0redos.
0lenn, ).). G-5<<H. 6ontingencies and metacontingencies. ToQard a synt8esis in be8avior
analysis and cultural materialism. T8e :e8avior Analyst, --, -&-,-;5.
0locR, 7. ". G$..<L$.-$H. USuB es la 2iloso2ía analíticaW Madrid: Tecnos.
0old2ried, M.#. G-55$H. +valuación conductual. +n !.:. Weiner Ged.H. MBtodos en sicología
clínica G. $<',''&H. MBxico: *imusa.
William Montgomery
214

0old2ried, M. G-55%L-55&H. 9e la teraia cognitivo,conductual a la sicoteraia de
integración. :ilbao, 9escleB de :rouQer.
0old2ried, M. y 9avison, 0. 6. G-5;&L-5<-H. TBcnicas teraButicas conductistas. :uenos
Aires: Paidós.
0oldstein, A.P. y Peller, P. G-5<;L-55-H. +l comortamiento agresivo. :ilbao: 9escleB de
:rouQer.
0oldstein, A.P. y Prasner, P. G-5<;L-55-H. *a sicología alicada moderna. Madrid:
Pir1mide.
0oldstein, A.P., )ra2Rin, #.P. 0ers8aQ, 3.". y Plein, P. G-5<.L-5<5H. 7abilidades sociales y
autocontrol en la adolescencia. Un rograma de enseFanDa. :arcelona: MartíneD #oca.
0ómeD, "., 0arcía, A., PBreD, T. "., :o8órIueD, 6. y 0utiBrreD, M. T, G$..$H. *os 8ec8os
internos en una ciencia natural: conductismo radical y eventos rivados. Auntes de
Psicología, $.G-H, --5,-'/.
0ondra, ". M. G-55-H. *a de2inición conductista de la sicología. Anuario de Psicología, %-,
/;,&%.
0ondra, ". M. G$..;H. Mecanismos asociativos del ensamiento. *a obra magna de 6larR *.
7ull. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
0onD1leD, M.9. G-55$H. 6onducta rosocial. +valuación e intervención. Madrid: Morata.
0oodQin, 6. ". G$..'L$..5H. 7istoria de la sicología moderna. MBxico: *!MU)A.
0os1lveD G-5<.H. TBcnicas sicoedagógicas. Madrid: 6incel.
0ramsci, A. G-5&'L-5&;H. *a 2ormación de los intelectuales. MBxico: 0riEalbo.
0ross, A.M. y Wixted, ".T. G-55.L-55'H. +n A. ). :ellacR y M. 7ersen Gdirs.H. Manual
r1ctico de evaluación de conducta G. &$',&%%H. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
0uba, +. G-55.H. T8e alternative aradigm dialog. +n +. 0uba G+d.H. T8e aradigm dialog
G. -;,$;H. 3eQbury ParR: )age Publications.
0uidano, T.@. G-55L-55/H. +l sí mismo en roceso. :arcelona: Paidós.
7aggbloom, ). ".M WarnicR, #.M WarnicR, ". +.M "ones, T. P.M Yarbroug8, 0. *.M #ussell, T.
M.M :orecRy, 6. M.M Mc0a88ey, #M PoQell, ". *.M :eavers, ". N Monte, +. G$..$H. T8e
-.. Most +minent Psyc8ologists o2 t8e $.t8 6entury. #evieQ o2 0eneral Psyc8ology.
&G$H, -'5l-%$.
7ayes, ).6. G-55'H. Analytic goals and t8e varieties o2 scienti2ic contextualism. +n ). 6.
7ayes, *. ". 7ayes, 7. W. #eese y T. #. )arbin Geds.H, Tarieties o2 scienti2ic
contextualism G. --,$;H. #eno, 3T: 6ontext Press.
7ayes, ). 6. G-55/H. #elational 2rame t8eory: a 2unctional aroac8 to verbal events. +n ). 6.
7ayes, *. ". 7ayes, M. )ato y P. =no G+ds.H, :e8avior analysis o2 language and
cognition G. 5,'.H. #eno, 3T: 6ontext Press.
7ayes, ).6. G$..%L$.--H. )al de tu mente. +ntra en tu vida. *a nueva teraia de Acetación y
6omromiso. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
7ayes, ).6., :arnes,7olmes, 9. N #oc8e, :. G$..-H. #elational 2rame t8eory. A ost
)Rinnerian account o2 8uman language and cognition. 3eQ YorR: Plenum Press.
7ayes, ).6., :lacRledge, ".T. y :arnes,7olmes, 9. G$..-H. *anguage and cognition:
6onstructing an alternative aroac8 Qit8in t8e be8avioral tradition. !n ). 6., 7ayes,
9. :arnes,7olmes N :. #oc8e. #elational 2rame t8eory: A ost,)Rinnerian account o2
8uman language and cognition G. ',$.H. 3eQ YorR: Academic Plenum Publis8ers.
7ayes, ). 6., 0il2ord, +. T., ToQsend, #. 6. y :arnes 7olmes, 9. G$..-H. T8inRing, roblem
solving and ragmatic verbal analysis. +n ).6. 7ayes, et al G+ds.H. #elational 2rame
Bibliografía

215

t8eory. A ost )Rinnerian account o2 8uman language and cognition G. <;,-.-H. 3eQ
YorR: Plenum Press.
7ayes, ).6., 0i22ord, +.T., Wilson, P.0., :arnes,7olmes, 9. y 7ealy, =. G$..-H. 9erived
relational resonding as learned be8avior. +n ).6. 7ayes, et al G+ds.H. #elational 2rame
t8eory. A ost )Rinnerian account o2 8uman language and cognition G. $-,/5H. 3eQ
YorR: Plenum Press.
7ayes, ).6., 0i22ord, +.T. y 7ayes, *.". G-55<H. Una aroximación relacional a los eventos
verbales. +n #. Ardila, W. *óeD,*óeD, A. M. PBreD, #. SuiFones, y @. #eyes Geds.H
Manual de an1lisis exerimental del comortamiento. G. /55,%-;H Madrid:
:iblioteca 3ueva.
7aynes, ).3., 0odoy, A. y 0avino, A. G$.--H. 6ómo elegir el meEor tratamiento sicológico.
@ormulación de casos clínicos en teraia del comortamiento. Madrid: Pir1mide.
7ebb, 9.=. G-5/5L-5&<H. Psicología. MBxico: !nteramericana.
7egemberg *. G-5&5H. !ntroducción a la 2iloso2ía de la ciencia. :arcelona: 7erder.
7erbert, M. G-555H. Padres e 8iEos. MeEorar los 81bitos y las relaciones. Madrid: Pir1mide.
7ern1ndeD, M., 9íaD, A.6. y 3ava, ). G$.-$H. )ituaciones estresantes ercibidas or
en2ermeras: Una descrición contingencial. Tesis Psicológica, ;G$H, &',;'.
7ersen, M. Ged. in c8ie2H G$../H. 6omre8ensive 8andbooR o2 syc8ological assessment.
3eQ "ersey: "o8n Wiley N )ons.
7ilgard, +.#. y MarIuis, 9. 0. G-5/.L-5;<H. 6ondicionamiento y arendiDaEe. MBxico:
Trillas.
7olt8, P. G$..-H. T8e ersistence o2 category mistaRes in syc8ology. :e8avior N P8iloso8y,
$5, $.',$-5.
7olland, 6. G-5<.H. Una guía de entrevista ara conseEería comortamental. +n #. Ardila
Ged.H. Teraia del comortamiento G. <5,55H. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
7omme, * l.M 9b:aca, P.M 6otting8am, *. y 7omme, A. G-5&<L-5<'H. USuB es la ingeniería
conductualW. +n #. Ulric8, T8. )tac8niR y ". Mabry Gcoms.H. +l control de la
conducta 8umana. Tol $ G. /.,/5H. MBxico: Trillas.
7ouser, 3. G$..&, /,& de setiembreH. USuB es el ragmatismo y or IuB es imortanteW
6on2erencia imartida en diversas Universidades de :uenos Aires. #ecuerado de:
7uertas, W. G-5;&H. Tecnología educativa GTol. $H. *ima: !3!9+.
7ull, 6. *. G-5/'H. Princiies o2 syc8ology. 3ueva YorR: Aleton,6entury,6ro2ts.
7yde, ".). y 9e*amater, ".:. G$..'L$..&H. )exualidad 7umana. MBxico: Mc0raQ,7ill.
!baFeD, 6. G$..;H. Metodología ara la laneación de la educación suerior. )onora:
Universidad de )onora.
"ensen, :.". G-55&H. *os cuestionarios de autoin2orme en la evaluación conductual. +n 0.
:uela,6asal, T. 6aballo y ".6. )ierra GdirsH. Manual de evaluación en sicología clínica
y de la salud G. -.5,-$;H, Madrid: )iglo VV!.
Pagel, ".7. y WinRler, #.6. G-5;$H. :e8avioral economics: areas o2 cooerative researc8
betQeen economics and alied be8avioral analysis. "ournal o2 Alied :e8avior
Analysis, %G'H:''%l'/$.
Pan2er, @.7. y P8illis, ". G-5;.L-5<.H. Princiios de arendiDaEe en la teraia del
comortamiento. MBxico: Trillas.
Pan2er, @.7. y 0oldstein, A.P. G-5<;L-55-H. 6omo ayudar al cambio en sicoteraia. :ilbao:
9escleB de :rouQer.
Panter, ".W., :us8, A.M. y #us8, *.A. G$..5L$.--H. Activación conductual. #e2uerDos
ositivos ante la deresión. Madrid: AlianDa.
William Montgomery
216

Pantor, ". #. G-5%5L-5;<H. Psicología interconductual. MBxico: Trillas.
Pantor, ". #. G-5&5L-55-H. *a evolución cientí2ica de la sicología. MBxico: Trillas.
Palan, 7.). G-5;%-5<&H. *a nueva teraia sexual. Madrid: AlianDa.
Peller, @. G-5&<L-5<'H. iAdiós maestroj +n ). :iEou y +. #ayeR, Gcoms.H. An1lisis conductual
alicado a la instrucción. MBxico: Trillas.
Peller, @. y )c8oen2eld, W.M. G-5%.L-5;<H. @undamentos de sicología. :arcelona:
@ontanella.
Penny, A. G-5;$L-5;/H. Wittgenstein. Madrid: #evista de =ccidente.
Pent,Udol2, *. y )8erman, +.#. G-5<'L-5<<H. *enguaEe cotidiano. :arcelona: MartineD #oca.
Plausmeier, 7.". y 0oodQin, W. G-5&&L-5;;H, Psicología educativa. MBxico. 7arla.
PlemRe, +.9., 7ollinger, #. N #udge, 9. W. G-55<H. !ntroductory readings in t8e
8iloso8y o2 science. 3eQ 6orR: Prometeus :ooRs.
Po8lemberg, #. y Tsai, M. G-55-L$..<H. Psicoteraia analítica,2uncional. 6reación de
relaciones teraButicas intensas y curativas. M1laga: Universidad de M1laga.
Port, @. G$..&H. Psicoteraia conductual y cognitiva. 6aracas, 6+6.
Prat8Qo8l, 9.M :loom, 9.).M y Macia, :. G-5&/L-5;$H. Taxonomía de los obEetivos de la
educación: *a clasi2icación de las metas educacionales GTol. $H. :uenos Aires: Ateneo.
Pu8n, T. G-5&$L-5<$H. *a estructura de las revoluciones cientí2icas. MBxico: @ondo de cultura
+conómica.
*abrador, @..". G-55/H. 9is2unciones sexuales. Madrid: @undación Universidad,+mresa.
*abrador, @. ". G$.--H. )ituaciones di2íciles en teraia. Madrid: Pir1mide.
*abrador, @.". y TalleEo, M.A. G$..<H. TBcnicas de bio2eedbacR. +n +n @.". *abrador, ".A.
6ruDado y M. MuFoD Gdirs.H. Manual de tBcnicas de modi2icación y teraia de
conducta G. &$;,&%%H. Madrid: Pir1mide.
*abrador, @. "., 9e la Puente, M.*. y 6reso, M. G$..<H. TBcnicas de control de la activación:
#elaEación y resiración. +n +n @.". *abrador, ".A. 6ruDado y M. MuFoD Gdirs.H.
Manual de tBcnicas de modi2icación y teraia de conducta G. '&;,'5%H. Madrid:
Pir1mide. =rig. -55&.
*aDarus, A.A. G-5;.L-5<.H. Teraia conductista: TBcnicas y ersectivas. :uenos Aires:
Paidós.
*aDarus, A.A. G-5<-L-5</H. Teraia multimodal. Psicoteraia sistem1tica, inclusiva y e2ectiva.
MBxico: !PP+M.
*aDarus, A.A. y AbramovitD, A. G-5&/L-5;5H. +l uso de Aim1genes emotivasC en el tratamiento
de las 2obias in2antiles. +n 7.". +ysencR Ged.H. +xerimentos en teraia de la conducta,
vol !T G. ';,/%H. Madrid: @undamentos.
*aDarus, #.). y @olRman, ). G-5</L-5<&H. +strBs y rocesos cognitivos. :arcelona: MartineD
#oca.
*ea8ey, T8.7. G-5<.L-55<H. 7istoria de la Psicología. Princiales corrientes en el
ensamiento sicológico. Madrid: Prentice,7all.
*ega, *., 6aballo, T.+. y +llis, A. G$..$H. Teoría y r1ctica de la teraia racional emotivo,
conductual. Madrid: )iglo VV!.
*eigland, ). G-555H. Pragmatism, science and society. A revieQ o2 #ic8ard #ortybs booR
AobEectivity, relativism and trut8: P8iloso8ical Paers, Tol. !C. "ournal o2
+xerimental Analysis o2 :e8avior, ;-, /<',%...
*evis, 9.". y #ourRe, P.A. G-55-H. *a teraia imlosiva GinundaciónH: Una tBcnica conductual
ara la extinción de la re,activación de la memoria. +n T. 6aballo Gdir.H. Manual de
modi2icación y teraia del comortamiento G. $-;,$/;H. Madrid: )iglo veintiuno.
Bibliografía

217

*iberman, #.P., W8eeler, +.0.M 9e Tissser, *.M Pue8nel, ". y Pue8nel, T. G-5<.L-5<;H.
Manual de teraia de areEa. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
*indsey, =.#. G-5;$L-5<'H. An1lisis conductual directo de sesiones de sicoteraia, mediante
un circuito cerrado de televisión rogramado de manera conEugada. +n #. Ulric8, T8.
)tac8niR y ". Mabry G6oms.H. +l control de la conducta 8umana, Tol $ G.&;,<-H.
MBxico: Trillas.
*óeD, W. G$..$H. )iete conductismos contemor1neos. Una síntesis verbal y gr12ica.
!nternational "ournal o2 Psyc8ology and Psyc8ological T8eray, $G-H, -.',--'.
*óeD Mena, *. G-5<5H. !ntervención sicológica en la emresa. :arcelona: MartíneD #oca.
*óeD, +. y 6osta, M. G$.-$H. Manual de conseEo sicológico. Madrid: )íntesis.
*ut8ans, @. y Preitner, #. G-5;%L-5;5H. Modi2icación de la conducta organiDacional. MBxico:
Trillas.
**avona, *.M. G$..<H. *a entrevista conductual. +n @.". *abrador, ".A. 6ruDado y M. MuFoD
Gdirs.H. Manual de tBcnicas de modi2icación y teraia de conducta G. ;-,--/H.
Madrid: Pir1mide. =rig. -55&.
*lavona, *.M. y MBndeD, @.V. G$.-'H. Manual del sicólogo de 2amilia. Un nuevo er2il
ro2esional. Madrid: Pir1mide.
Maci1, 9. G$..;H. Problemas cotidianos de conducta en la in2ancia. !ntervención sicológica
en el 1mbito clínico y 2amiliar. Madrid: Pir1mide.
Mager, #.@. G-5&$L-55.H. An1lisis de metas. MBxico: Trillas.
Ma8oney, M. ". G-5;/L-5<'H. 6ognición y modi2icación de conducta. MBxico: Trillas.
Ma8oney, M." G-5;;L-5<'H: 6iencia ersonal: Una teraia cognitiva del arendiDaEe. +n A.
+llis y #. 0rieger. Gdirs.H: Manual de teraia racional emotiva. :ilbao, 9escleB de
:rouQer.
Ma8oney, M. GedH G-55%L-55;H. Psicoteraias 6ognitivas y 6onstructivistas. :ilbao: 9escleB
de :rouQer.
Malott, M. +. G$..-H. ParadoEa de cambio organiDacional. +strategias e2ectivas con rocesos
estables. MBxico: Trillas.
Malott, #. W., Malott, M. +. y TroEan, +. A. G-555L$..'H. Princiios elementales del
comortamiento. MBxico: Pearson.
ManriIue, +. G-55<H. Ambiente de tratamiento y salud mental: Una aroximación
conductual. :oletín del 7osital 7erminio TaldiD1n, -G/H, $,'.
Mao, c. G-5';L-5<-H. )obre la r1ctica. +n 6inco tesis 2ilosó2icas. G. -,$'H. :eiEing:
+diciones en lenguas extranEeras.
Mares, 0. y 0uevara, Y. G+ds.H G$..-H. Psicología interconductual. Avances en la investigación
b1sica. MBxico: U3AM.
Mares, 0. y 0uevara, Y. G+ds.H G$..$H. Psicología interconductual. Avances en la investigación
tecnológica. MBxico: U3AM.
Martell, 6.#., 9imidEian, ). y 7erman,9unn, #. G$.-.L$.-'H. Activación conductual ara la
deresión: Una guía clínica. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
Martin, 0. G$..<L$..<H. Psicología del deorte: 0uía r1ctica del an1lisis conductual. Madrid:
Pearson.
Martin, 0. y 7rycaiRo, 9. G-55-H. U+n Iue consiste el entrenamiento conductual e2icaDW +n ".
#iera y M. 6ruD Geds.H. Psicología del deorte. :arcelona: MartíneD #oca.
Martin, 0. y Pear, ". G-55&L$..;H. Modi2icación de conducta: SuB es y cómo alicarla.
Madrid: Prentice,7all.
William Montgomery
218

Mayorga, P., AlbaFil, 3. y 6ómbita, *. G$..&H. +lección y sustitución de estímulos entre el
alco8ol y el alimento en ratas: una exlicación del consumo de drogas desde el
contexto de la economía conductual. )uma Psicológica, -'G-H, '',%..
Mc0innis, +. y 0oldstein, A.P. G-5</L$.-'H. Programa de 8abilidades ara la in2ancia
temrana, *a enseFanDa de 8abilidades rosociales a los niFos de reescolar y Eardín
in2antil. !llinois: #esearc8 Press. Trad. y adatación de 0. 0utiBrreD y A. #estreo.
#ecuerado de 8tt:LLQQQ.oei.esLinicialLarticulosL8abilidadesnin2ancia.d2
Mc0uigan, @.". G-5;.L-55&H. Psicología exerimental. MBtodos de investigación. MBxico:
Prentice,7all.
McPain, T8.*. G-5L-55'H: +ntrenamiento en cometencias de a2rontamiento y teraia
cognitiva integral. +n )anR, *.!. y )c8a22er, 6.: Manual del teraeuta ara la teraia
cognitivo,conductual en gruos. :ilbao, 9escleB de :rouQer.
McPay, M., 9avis, M. y @anning, P. G-5<-L-5<%H. TBcnicas cognitivas ara el tratamiento del
stress. :arcelona: MartíneD #oca.
Mead, 0.7. G-5'/L-5&<H. +síritu, ersona y sociedad. :uenos Aires: Paidós.
Mec8ner, @. G$..<H. :e8avioral contingency analysis. :e8avioral Processes, ;<, -$/,-//.
Mec8ner, @. G$.--H. W8y :e8avior Analysis needs a 2ormal symbolic language 2or codi2ying
be8avioral contingencies. +uroean "ournal o2 :e8avior Analysis, -$, 5',-./.
Meinc8embaum, 9. G-555H. +stado de la cuestión en el entrenamiento autoinstruccional. +n
!. 6aro Gcom.H. Manual de sicoteraia cognitivas: +stado de la cuestión. :arcelonaM
Paidós.
Meinc8embaum, 9. y 6ameron, #. G-5<.L-5<'H. +l otencial clínico ara modi2icar lo Iue
los clientes se dicen a sí mismos. +n A. +llis y #. 0rieger Gdirs.H. Manual de teraia
racional emotiva. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
Meinc8embaum, 9. 7. G-5<%L-5<;H. Manual de inoculación de estrBs. :arcelona: MartíneD
#oca.
MBndeD, @.V. Maci1, 9. y =livares, ". Gcom.H G-55'H. !ntervención conductual en contextos
comunitarios: Programas alicados de revención. Madrid: Pir1mide.
MBndeD, @.V., +sada, ".P. y =rgilBs, M. Gcoords.H G$..&H. !ntervención sicológica y
educativa con niFos y adolescentes. Madrid: Pir1mide.
Miguel,Tobal, ".". G$..<H. 6uestionarios, inventarios y escalas. +n @.". *abrador, ".A.
6ruDado y M. MuFoD Gdirs.H. Manual de tBcnicas de modi2icación y teraia de
conducta G. -%-,-<.H. Madrid: Pir1mide. =rig. -55&.
Molina, A.M. 0ómeD, !. y caldívar, @. G$..;H. 6aacidad discriminativa de una entrevista
conductual ara la evaluación de trastornos en la in2ancia y la adolescencia. #evista de
PsiIuiatría y Psicología del 3iFo y del Adolescente, ;G-H, -/'l-%$.
Montgomery, W. G-555H. Mito y verdad en la redacción de obEetivos conductuales: Una
ostura conductista. #evista de la Universidad Particular 0arcilaDo de la Tega, G-,$H,
<;,-.$.
Montgomery, W. G$..$H. !ngeniería del comortamiento: asectos clínicos y educativos.
*ima: A))P)!.
Montgomery, W. G$..%H. 6onstruyendo rogramas de conducta. +n +l Iue8acer conductista,
8oy: +nsayos de interretación teórica y r1ctica G. -%;,-&5H. *ima: +diciones de la
#evista Peruana de @iloso2ía Alicada.
Montgomery, W. G$.-.aH. *a timideD y su tratamiento. *ima: 6olegio de Psicólogos del Per(.
Bibliografía

219

Montgomery, W. G$.-.bH. Problemas teóricos y metodológicos en el camo de la evaluación
clínica conductual. 3uevos Paradigmas: #evista Psicológica de ActualiDación
Pro2esional, /G-H, '5,%<.
Montgomery, W. G$.--H. *a economía conductual y el an1lisis exerimental del
comortamiento de consumo. #evista de !nvestigación en Psicología, -/G-H, $<-,$5$.
Morón, 0. G$..&H. Teraia integral de areEa. +dusyR8B, %G$H, $;',$<<.
Morris, +.P, G-55;H. )ome re2lections on contextualism, mec8anism and be8avior analysis.
T8e Psyc8ological #ecord, /;, %$5,%/$.
Moxley, #.A. G$../H. Pragmatic selectionism: T8e 8iloso8y o2 be8avior an1lysis. T8e
:e8avior Analyst Today, %G-H, -.<,-$%.
Mullet, +. G$.-$H. Teraia y erdón. +n @.". *abrador y M. 6reso Gcoords.H. Psicología
clínica basada en la evidencia G. -';,-%$H. Madrid: Pir1mide.
MuFoD, M. G$..<H. @orma de roceder y asos en el desarrollo de la evaluación conductual.
+n @.". *abrador, ".A. 6ruDado y M. MuFoD Gdirs.H. Manual de tBcnicas de
modi2icación y teraia de conducta G. $</,'-5H. Madrid: Pir1mide. =rig. -55&.
3elson,0ray, #.=. N, Paulson, ".@. G$../H. :e8avioral assessment and t8e 9)M system. !n
).3. 7aynes N +.3. 7eiby, G+ds.H. :e8avioral Assessment G. /;.,/<%H. +n M.
7ersen, G+d. !n c8ie2H. 6omre8ensive 8andbooR o2 syc8ological assessment, vol ',
3eQ "ersey: "o8n Wiley N )ons.
3eDu, A.M., 3eDu, 6.M. y *ombardo, +. G$../L$..&H. @ormulación de casos y diseFo de
tratamientos cognitivo,conductuales. MBxico: +l Manual Moderno.
3ovoa, M.M. G$..$H. Algunas consideraciones sobre el dualismo en sicología. Universitas
Psicológica, -G$H, ;-,<..
=O9ono8ue, W. y Pitc8ener, #. G-555H. 7andbooR o2 be8aviorism. 3eQ YorR: Academic
Press.
=liva, M. G$../H. *a entrevista. +n #. @ern1ndeD,:allesteros Gdir.H. +valuación sicológica
G. $&5,$5$H. Madrid: Pir1mide.
=livares, ". Gdir.H G$..%H. Programa ara la !ntervención en Adolescentes con @obia )ocial.
Madrid: Pir1mide.
=livares, "., MBndeD, @.V. y Maci1, 9. G-55;H. Tratamientos conductuales en la in2ancia y la
adolescencia. Madrid: Pir1mide.
=livares, "., Maci1, 9., =livares, P. ". y #osa, A. !. G$.-$H. +l eEercicio de la sicología
alicada. Madrid: Pir1mide.
=livares, "., #osa, A.!., PiIueras, ".A. y )1nc8eD, #. G$..&H. Tratamiento de un niFo con
mutismo selectivo. +n @.V. MBndeD, ".P. +sada y M. =rgilBs Gcoords.H. !ntervención
sicológica y educativa con niFos y adolescentes G. '';,'&-H. Madrid: Pir1mide.
=sgood, 68. G-5%'L-5<.H. 6urso suerior de sicología exerimental. MBxico: Trillas.
Padilla, M.A. G$..&H. +ntrenamiento de cometencias de investigación en estudiantes de
educación media y suerior. 0uadalaEara: Universidad de 0uadalaEara.
P1eD, M. G$.-$H. A6T ara el tratamiento de los trastornos del esectro ansioso. +n M. P1eD
y =. 0utiBrreD Gcoords.H. M(ltiles alicaciones de la teraia de acetación y
comromiso G, ;',<<H. Madrid: Pir1mide.
ParRs, 6.W. y 7ollon, ).9. G-55.L-55'H. +valuación cognitiva. +n A. ). :ellacR y M. 7ersen
Gdirs.H. Manual r1ctico de evaluación de conducta G. -<%,$$&H. :ilbao: 9escleB de
:rouQer.
Pavlov, !. P. G-5$;L-5<$H. Actividad nerviosa suerior: =bras escogidas. :arcelona:
@ontanella.
William Montgomery
220

PeFa. 9. G$../H. 3ecesidad de control: An1lisis concetual y rouesta exerimental. #evista
Pro2esional +saFola de Teraia 6ognitivo,6onductual, $, ;., 5-.
PeFa, 0. G$..&H. 9e una sicología caleidoscóica a un camo interdiscilinar integrado
2uncionalmente. +n 0. PeFa, Y. 6aFoto y c. )antalla, Geds.H. !ntroducción a la
sicología G. %'-,%;-H. 6aracas: Universidad 6atólica AndrBs :ello.
PBreD, M.A. G$..&H. Mente y relevancia. Universitas Psicológica, %G$H, '<%,'5&.
PBreD, A.M. 0uerrero, @. y *óeD, W. G$..$H. )iete conductismos contemor1neos.
!nternational "ournal o2 Psyc8ology and Psyc8ological T8eray, $G-H, -.',--'.
PBreD,Almonacid, #. G$.-$H. +l an1lisis conductista del ensamiento 8umano. Acta
6omortamentalia, $., Monogr12ico, /5,&<.
PBreD,JlvareD, M. G$..&H. *a teraia de conducta de tercera generación. eduPsyR8B, %G$H,
-%5,-;$.
PBreD,JlvareD, M. y @ern1ndeD, ". #. Gdirs.H G$..'H. 0uía de tratamientos sicológicos e2icaces.
' tomos. Madrid: Pir1mide.
Pineda, *. A. *óeD, M., Torres, 3. y #omano, 7. G$..;H. Modi2icación de conductas
roblema en el niFo. Programa de entrenamiento ara adres. MBxico: Trillas. =rig.
-5<;.
Pole, 9. G-5%&L-5&%H. *a (ltima 2iloso2ía de Wittgenstein. +n *as 2iloso$$.2ías de *udQig
Wittgenstein G. 55,-;<H. :arcelona: =iRos Tau.
#edondo, ). G$..<H. Manual ara el tratamiento sicológico de los delincuentes. Madrid:
Pir1mide.
#aic8, #.M. G$..<H. 6ondicionamiento encubierto. +n +n @.". *abrador, ".A. 6ruDado y M.
MuFoD Gdirs.H. Manual de tBcnicas de modi2icación y teraia de conducta G. ;;&,
;5%H. Madrid: Pir1mide.
#e8m, *.P. G-55-H. MBtodos de autocontrol. +n T. 6aballo Gdir.H. Manual de tBcnicas de
teraia y modi2icación de conducta G. &%%,&<'H. Madrid: )iglo Teintiuno.
#ei, 9. G-5;<H. *a revolución cientí2ica: 6iencia y sociedad en +uroa entre los siglos VT y
VT!!. :arcelona: !caria.
#e, A.6. y 7orner, #.7. Geds.H G-555L$...H. An1lisis 2uncional de roblemas de la
conducta. Madrid: T8omson.
#ey, A.*. G-55<H. 9iseFo de instrucción: Tecnología del an1lisis del comortamiento ara la
enseFanDa. )uma Psicológica. %G$H, $'',$%&.
#ibes, +. G-5<.H. Algunas consideraciones sociales sobre la agresión. +n A. :andura y +,
#ibes GedsH. Modi2icación de conducta: An1lisis de la agresión y la delincuencia G.
--,$-H. MBxico: Trillas. =rig. -5;%.
#ibes, +. G-5<<H. 9elimitación de la sicología y la sociología: Ubicación de la sicología
social. #evista )onorense de Psicología, $G$H, ;$,<-.
#ibes, +. G-55.aH. Psicología general. MBxico: Trillas.
#ibes, +. G-55.bH. Algunos ensamientos acerca del ensar y su motivación. Psicología
general G. -;;,$.-H. MBxico: Trillas.
#ibes, +. G-55'H. +l an1lisis contingencial y la identi2icación y de2inición 2uncional de los
roblemas sicológicos. #evista Mexicana de Psicología. -.G-H, <%,<5.
#ibes, +. G$../H. :e8avior is abstracción, not ostension: 6oncetual and 8istorical remarRs
on t8e nature o2 syc8ology. :e8avior and 8iloso8y, '$, %%,&<.
#ibes, +. G$..&H. 7uman be8avior as language: )ome t8oug8ts on Wittgenstein. :e8avior N
P8iloso8, $/, -.5,-$-.
Bibliografía

221

#ibes, +. G$..<H. Modi2icación de conducta: )u alicación al retardo en el desarrollo. MBxico:
Trillas. =rig. -5;$.
#ibes, +. G$.-.H. Teoría de la conducta $. MBxico: Trillas.
#ibes, +. y *óeD, @. G-5<%H. Teoría de la conducta: Un an1lisis de camo y
aramBtrico. MBxico: Trillas.
#ibes, +. y )1nc8eD, ). G-55.H. +l roblema de las di2erencias individuales: Un an1lisis
concetual de la ersonalidad. +n Psicología general. MBxico: Trillas.
#ibes, +.M 9íaD,0onD1leD, +. #odrígueD, M.*. y *anda, 9. G-5<&H. +l An1lisis 6ontingencial:
una alternativa a las aroximaciones teraButicas del comortamiento. 6uadernos de
Psicología, <, $;,%$.
#ibes, +., 6ortBs, A. y #omero, P. G-55$H. SuiD1 el lenguaEe no es un roceso o tio esecial
de comortamiento: Algunas re2lexiones basadas en Wittgenstein. #evista *atina de
Pensamiento y *enguaEe. !G-H, %<,;'.
#ibes, +.M @ern1ndeD, 6.M #ueda, M.M Talento, M. y *óeD, @. G-55.H. +nseFanDa, eEercicio e
investigación de la sicología: Un modelo integral. MBxico: Trillas.
#imm, 9.6. y Masters, ".6. G-5;/L-55'H. Teraia de la conducta. MBxico: Trillas.
#odrígueD, 6. G-55'H. +l roblema mente,cuero. Un ensayo de antroología
Qittgensteiniana. +studios de Psicología, /5, -.;,-$..
#odrígueD, +. G-5;<H. :ases 2ilosó2icas del an1lisis de la conducta. +n P. )eller G+d.H.
An1lisis de la conducta G. /&,%5H. MBxico: Trillas.
#odrígueD,3aranEo, 6. y 0avino, A. G$..&H. TBcnicas dirigidas al entrenamiento en solución
de roblemas y al control de las cogniciones. +n A. 0avino Gcoord.H. 0uía de tBcnicas
de teraia de conducta G. ---,-'-H. Madrid: Pir1mide.
#omano, 7. @lores, A. y :ac8o22, +. G$..5H. *a enseFanDa correctiva de niFos con roblemas
esecí2icos de arendiDaEe. +n +. 0alindo, M. 9ami1n, A. @lores, A @lores, 7.
#omano, 6. #osete y T. Targas Psicología y educación esecial. MBxico: Trillas. =rig.
$..-.
#orty, #. G-55-L-55&H. =bEetividad, relativismo y verdad. +scritos 2ilosó2icos. :arcelona:
Paidós.
#oss, A.=. G-5<-L-55-H. Teraia de la conducta in2antil. MBxico: *imusa.
#otter, ". :. G-5%/L-5&/H. Psicología clínica. MBxico: UT+7A.
#uiD, @. ". G$.-$HM 6omentario al artículo de #. PBreD,Almonacid: +l an1lisis conductista del
ensamiento 8umano. Acta 6omortamentalia, $., Monogr12ico, &5,;$.
#yle, 0. G-5/5L-5&;H. +l conceto de lo mental. :uenos Aires: Paidós.)Rinner, :. @.
G-5;/L-5;;H. )obre el conductismo. :arcelona: @ontanella.
)a2ran, ".9. y )egal, c.T. G-55.L-55/H. +l roceso interersonal en la teraia cognitiva.
:arcelona: Paidós !bBrica.
)algado, +. G$..'H. Aroximación eistemológica de la consciencia en sicología: Una
ersectiva comortamental. Actualidades en Psicología, -5G-.&H, /&,&%.
)algado, "@. y Moscoso, ). G$..%H. *a entrevista conductual estructurada de selección de
ersonal. Teoría, r1ctica y rentabilidad. Madrid: Pir1mide.
)andler, ". y 9avison, #.). G-5;'L-5;;H. Psicoatología. Teoría del arendiDaEe, investigación
y alicaciones. MBxico: Trillas.
)anR, *.!. y )c8a22er, 6. G-5</L-55'H. Manual del teraeuta ara la teraia cognitivo,
conductual en gruos. :ilbao, 9escleB de :rouQer.
William Montgomery
222

)antacreu, ". y @roE1n, M.V. G$..$H. Modelos vigentes en modi2icación de conducta.
#ecuerado de: 8tt:LLQQQ.scribd.comLdocL&-.%%5.-LModelos ,vigentes,
enModi2icacion,de,6onducta,",)antacreu,y,M,V,@roEan
)antacreu, ".M 7ern1ndeD, ". M.M Adarraga, P. y =liva. M. G$..$H. *a ersonalidad en el marco
de una teoría del comortamiento 8umano. Madrid: Pir1mide.
)antos,6amac8o, M. G-5;%H. +tica y 2iloso2ía analítica. Pamlona: Universidad de 3avarra.
)ervera,:arcelo, M. G$..'H. *as imlicaciones de la modi2icación de conducta en el 1mbito
educativo. 9ocumentos tBcnicos de la A@U3TAP.
)8airo, @. G-55%L$..%H. 9esensibiliDación y rerocesamiento or medio del movimiento
ocular. Princiios b1sicos, rotocolos y rocedimientos. MBxico: Pax.
)idman, M. G-55/H. +Iuivalence relations and be8avior: A reseac8 story. :oston: Aut8ors
6ooerative.
)idman, M. G$...H. +Iuivalence relations and t8e rein2orcement contingency. "ournal o2 t8e
+xerimental Analysis o2 :e8avior, ;/,-$;,-/&.
)ierra, ".6. G-55&H. +valuación de las dis2unciones sexuales. +n 0. :uela,6asal, T. +. 6aballo
y ". 6. )ierra Gdirs.H. Manual de evaluación en sicología clínica y de la salud G. '';,
'%'H. Madrid: )iglo Teintiuno.
)ilva, @. G$..<H. *a evaluación conductual: 6onceto y roceso. +n @.". *abrador, ".A.
6ruDado y M. MuFoD G9irs.H. Manual de tBcnicas de modi2icación y teraia de
conducta G. /;,;.H. Madrid: Pir1mide. =rig. -55&.
)imon, P. G-55'H. Psicología de la salud: Alicaciones clínicas y estrategias de intervención.
Madrid: Pir1mide.
)imon, ).:. 7oQe, *.W. y Pirsc8enbaum, 7. G-5;$L-5;;H. 6lari2icación de valores: Manual
de estrategias r1cticas ara maestros y alumnos. MBxico: Avante.
)Rinner, :.@. G-5'<L-55'H. *a conducta de los organismos. :arcelona: @ontanella.
)Rinner, :.@. G-5'%L-5;%H. *a naturaleDa genBrica de los concetos de estímulo y resuesta.
+n #egistro acumulativo G. %--,%'/H. :arcelona: @ontanella.
)Rinner, :.@. G-5%'L-5;/H. 6iencia y conducta 8umana. MBxico: Trillas.
)Rinner, :.@. G-5%&L-5;%H. USuB es la conducta sicóticaW +n #egistro acumulativo G. $<;,
'.;H. :arcelona: @ontanella.
)Rinner, :.@. G-5%5L-5<-H. 6onducta verbal. MBxico: Trillas.
)Rinner, :.@. G-5;-L-5<$H. M1s all1 de la libertad y la dignidad. :arcelona: @ontanella.
)Rinner, :.@. G-5&&L-5<'H. USuB es el an1lisis exerimental de la conductaW +n #. Ulric8,
T8. )tac8niR y ". Mabry G6oms.H. +l control de la conducta 8umana. Tol $ G. -<,
$&H. MBxico: Trillas.
)Rinner, :.@. G-5&5L-5;5H. 6ontingencias de re2orDamiento: Un an1lisis teórico. MBxico:
Trillas.
)Rinner, :.@. G-5&5L-5<'H. Tecnología de la enseFanDa. :arcelona: *abor.
)Rinner G-5;-,-5<$H. M1s all1 de la libertad y la dignidad. :arcelona: @ontanella.
)Rinner, :.@. G-5;$L-5;%H. +l an1lisis exerimental de la conducta. +n #egistro acumulativo
G. -'<,-;$H. :arcelona: @ontanella.
)Rinner, :.@. G-5;/L-5;;H. )obre el conductismo. :arcelona: @ontanella.
)Rinner, :.@. G-5;<L-5<$H. Algunas imlicaciones del meEoramiento de la e2icacia de la
educación. +n #e2lexiones sobre conductismo y sociedad G.-'%,-//H. MBxico:
Trillas.
)Rinner, :.@. y Taug8an, M.+. G-5<'L-5<&H. 9is2rutar la veEeD. :arcelona: MartineD #oca.
Bibliografía

223

)laby, #.0., #oedell, W.6., AreDDo, 9 y 7endrix, P. G-55&L$.-'H. *a revención temrana
de la violencia. 7erramientas ara los maestros de niFos eIueFos. Was8ington, 9.6.:
3ational Association 2or t8e +ducation o2 Young 68ildren. Traducción y adatación
de 0uillermo 0utiBrreD y AndrBs #estreo. #ecuerado de
8tt:LLQQQ.oei.esLvalores$L5$&'.$.d2
)mart, ". G-5&;L-5;%H. +ntre ciencia y 2iloso2ía. Madrid: TBcnos.
)mit8, *. G-5<&L-55/H. 6onductismo y ositivismo lógico. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
)mit8, M.". G-5;%L-5<&H. 6uando digo no, me siento culable. :arcelona: 0riEalbo.
)ence, P.W. G-5/L-5;5H.*os ostulados y los mBtodos del AconductismoC. +n =. 3udler
G+d.H. Problemas eistemológicos de la sicología G. -;,'$H. MBxico: Trillas.
)taats, A.W. G-5&<L-5<'H. ArendiDaEe, lenguaEe y cognición. MBxico: Trillas.
)taats, A.W. G-5;-H. *inguistic,mentalistic t8eory versus exlanatory ),# learning t8eory o2
language devloment. +n 9.!. )lobin GedH. T8e ontogBnesis o2 grammar. 3eQ YorR:
Academic Press.
)taats, A.W. G-5;%L-5;5H. 6onductismo social. MBxico: +l Manual Moderno.
)taats, A. W. G-5<5H. Paradigmatic be8aviorismOs t8eory o2 intelligence: A t8ird,generation
aroac8 to cognition. Psicot8ema, -G-l$H, ;,$/.
)taats, A.W. G-55&L-55;H. 6onducta y ersonalidad. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
)taats, A.W. G-55'H. Psyc8ological be8aviorism: an overarc8ing t8eory and a t8eory,
construction met8odology. T8e 0eneral Psyc8ologist, $5G$H, /&,&..
)ternberg, #.". G$..$H. +ntrevista con #ubBn Ardila. +n #. Ardila: *a sicología en el 2uturo
G. %;,&.H. Madrid: +diciones Pir1mide.
)uinn, #.M. G-55.L-55'H. +ntrenamiento en maneEo de ansiedad. :ilbao: 9escleB de
:rouQer.
)ulDer,ADDaro22, :. y Mayer, 0.#. G-5;;L-55%H. Procedimientos del an1lisis conductual
alicado con niFos y Eóvenes. MBxico: Trillas.
)und, #. :. y Picard, A. ". G-5;$L-5;&H. =bEetivos conductuales y medidas de evaluación.
MBxico: Trillas.
Talento, M. y #ibes, +. G-5<.H: 6onsideraciones sobre el ael social de la ro2esión
sicológica. +n #ibes, +., et al.: +nseFanDa, eEercicio e investigación de la sicología:
un modelo integral. MBxico, Trillas.
Tavella, 3.M. G-5&;H. *os tests en la escuela. :uenos aires: +ditorial Universitaria.
Tolman, +. 6. G-5'$H. Purosive be8avior in animals and men. 3ueva YorR: Aleton,
6entury,6ro2ts
Tomasini, A. G-55/H. +nsayos de 2iloso2ía de la sicología. 0uadalaEara: Universidad de
0uadalaEara.
Tomasini, A. G$..%H. *enguaEe y antimeta2ísica. 0uadalaEara: PlaDa y TaldBs.
Ulman, ".9. G$..&H. Macrocontingencies and institutions: A be8aviorological analysis.
:e8avior and social !ssues, -%, 5%,-...
Ulric8, #., )tac8nicR, T8. y Mabry, ". G-5;-L-5<'H. 6ontrol de la conducta 8umana. Tres
tomos. MBxico: Trillas.
Uer, P. y 6autela, ". G5;<L-5<'H. 6ondicionamiento encubierto. :ilbao: 9escleB de
:rouQer.
Ury, W. G-55-L-55$H. i)uere el noj. :arcelona: 3orma.
TalleEo, M.A. G$.-$H. *a situación actual de la teraia de conducta. +n M.A. TalleEo y M.!.
6omec8e Gcoords.H. *ecciones de teraia de conducta G. '%,;;H. Madrid: 9yRinson.
William Montgomery
224

TalleEo, M. A. y 6omec8e, M. !. Gcoords.H. G$.-$H. *ecciones de teraia de conducta. Madrid:
9yRinson.
Tarela, ". G$..<H. Psicología educativa. 0uadalaEara: Universidad de 0uadalaEara.
Tarela, ". y #ibes, +. G$..$H. ArendiDaEe, inteligencia y educación. +n +. #ibes Gdir.H.
Psicología del arendiDaEe G. -5-,$./H. MBxico: +l Manual Moderno.
Targas, +.A. N Targas, ". ). G-55-H. Programmed !nstruction: W8at !t. !s and 7oQ to 9o !t.
"ournal o2 :e8avioral +ducation, -G$H, $'%,$%-.
TasIueD, 6. G-55%H. *imitaciones, errores y sesgos en el rocesamiento de la in2ormación: *a
2icción de la teoría del A8ombre cientí2icoC. +n M.9. Avia y M.*. )1nc8eD Geds.H.
Personalidad: Asectos cognitivos y sociales G. -<%,$$%H. Madrid: Pir1mide.
Tila, ". y @ern1ndeD,)antaella, M. G$..5H. Tratamientos sicológicos: *a ersectiva
exerimental. Madrid: Pir1mide.
WalRer, 7.M. y :ucRley, 3.P, G-5;/L-5;&H. TBcnicas de re2orDamiento con 2ic8as.
:arcelona: @ontanella.
WalRer, ".+. y )8ea, T.M. G-5</L$..$H. ManeEo conductual. MBxico: +l Manual Moderno.
Watson, ". :. G-5-'H. Psyc8ology as t8e be8aviorist vieQs it. Psyc8ological #evieQ, $., -%<,
-;;.
Watson, ". :. G-5$.H. !s t8inRing merely t8e action o2 language mec8anismsW :ritis8 "ournal
o2 Psyc8ology, --, <;,-./.
Watson, ". :. G-5$/L-5&-H. +l 6onductismo. :uenos Aires: Paidós.
Wittgenstein, *. G-5%'L-5<<H. !nvestigaciones 2ilosó2icas. MBxico: Universidad 3acional
Autónoma de MBxico.
Wilson, P. 0. y *uciano, M. 6. G$..$H. Teraia de Acetación y 6omromiso GA6TH. Un
tratamiento conductual orientado a valores. Madrid: Pir1mide.
Wolman, :. G-5;'L$.-.H. 9iccionario de sicología. MBxico: Trillas.
Wole, ". G-5%<L-5<-H. Teraia or in8ibición recíroca. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
Wole, ". G-5&5L-55'H. *a r1ctica de la teraia de conducta. MBxico: Trillas.
YanRura, ". y 9ryden, W. Gcoms.H G-55'L$...H. Teraia conductual racional emotiva: 6asos
ilustrativos. :ilbao: 9escleB de :rouQer.
Yates, A.". G-5;.L-5;<H. Teraia del comortamiento. MBxico: Trillas.
Young, ".+. y PlosRo, ".). G-55'L$..-H. #einventa tu vida. :arcelona: Paidós !bBrica.
YurBn, M. T. G-55<H. *eyes, teorías y modelos. MBxico: Trillas.

225



'#3ndice





os aBndices uestos aIuí son algunos instrumentos ragm1ticos
ara oder llevar a cabo de manera m1s e2iciente el trabaEo de
evaluación, diagnóstico y rogramación de la conducta. +n tal
sentido, se insertan dos guías de entrevista conductual, un
cuestionario de 8istoria de la vida, tres modelos de contrato conductual y tres
eEemlos de rogramas de conducta.


!. !. !. !. 0U?A) 9+ +3T#+T!)TA 6=39U6TUA* 0U?A) 9+ +3T#+T!)TA 6=39U6TUA* 0U?A) 9+ +3T#+T!)TA 6=39U6TUA* 0U?A) 9+ +3T#+T!)TA 6=39U6TUA*

+sta es una adatación de las guías ara entrevistas con clientes adultos
e in2antiles Iue resenta 0old2ried G-5<'L-55$, . '-%,'-&H,
reroduciBndolas Bl a su veD de otros autores. *as reguntas eval(an
ar1metros de 2uerDa, toogra2ía y geogra2ía de la conducta, ero son
genBricas y or ello deben ser adatadas al tio de roblema, al tio de
cliente o remitente, y al 1mbito de indagación.

6on adultos 6on adultos 6on adultos 6on adultos

A. 9e2inición de la conducta roblem1tica
-H 3aturaleDa del roblema tal como la de2ine el cliente.
a. )eg(n veo, Ud. Tino aIuí orIue_
b. Me gustaría Iue me diEera m1s al resecto. +n su oinión U6u1l es el roblemaW
$H 0ravedad del roblema
a. !ntensidad: USuB tan grave iensa Iue es este roblemaW
b. @recuencia de resuesta: USuB tan a menudo ex8ibe la conducta roblem1ticaW
'H 0eneralidad del roblema
a. 9uración: U9esde cu1ndo le sucede estoW
b. 0eogra2ía: U+n IuB momentos aarece el roblemaW U+n el trabaEoW U+n su casaW
:. 9eterminantes de la conducta roblem1tica
-H 6ondiciones Iue intensi2ican esta conducta: A8ora Iuiero Iue iense en ocasiones en
Iue emeora_ USuB cosas suceden en esos momentosW
*
William Montgomery
226

$H 6ondiciones Iue alivian la conducta roblem1tica: UY IuB me dice de las veces en Iue
se suaviDaW USuB asa en esas ocasionesW
'H =rígenes ercibidos: USuB es lo Iue iensa Iue rovoca el roblemaW
/H Antecedentes esecí2icos: a8ora re2lexione en la (ltima veD Iue ocurrió el roblema
USuB estaba sucediendo en esos momentosW
a. !n2luencias sociales: U7abía una u otras ersonasW USuiBnesW USuB 8acíanW
b. !n2luencias ersonales: U+n IuB ensaba en esos instantesW U6ómo se sentíaW
%H 6onsecuencias esecí2icas: USuB asó desuBs de ocurrió el roblemaW
a. 6onsecuencias sociales: USuB 8icieron las ersonas signi2icativasW
b. 6onsecuencias ersonales: U6ómo se sintió or esoW
&H 6ambios sugeridos: Ud. 7a meditado muc8o en el roblema USuB cree Iue 8abría
Iue 8acer ara meEorar la situaciónW
;H Preguntas ara indagaciones osteriores: U7ay algo m1s Iue yo debería saber ara
ayudarlo a resolver su roblemaW

6on adres o tutores de niFos 6on adres o tutores de niFos 6on adres o tutores de niFos 6on adres o tutores de niFos

-H 9escrición esecí2ica: UPuede decirme cu1l es el roblema_W Gedirle Iue
describa con detalle la conductaH.
$H !ncidente m1s reciente: UPodría decirme con recisión IuB sucedió la (ltima veD Iue
vio Gal menorH actuar de ese modoW U6ómo rocedió Ud.W
'H @recuencia: U6on IuB 2recuencia ocurre esta conductaW UAroximadamente cu1ntas
veces al día Go en una 8ora o semanaH se mani2iesta la mismaW
/H 6ambios de 2recuencia: U7a notado Ud. )i la conducta se mani2iesta con m1s o
menos 2recuencia o es estableW
%H Jmbito: U+n IuB lugar ocurreW U+n casaW U+n la escuelaW U+n sitios (blicos o
cuando Gel niFoH est1 sóloW G)i se suscita en sitios (blicosH USuiBnes est1n or l
regular con BlW U6ómo reaccionanW UA IuB 8ora del día sucedeW USuB otra cosa es
robable Iue Gel eIueFoH estB 8aciendo en esos momentosW
&H Antecedentes: USuB es lo Iue siemre sucede Eusto antes Iue aareDca el roblemaW
UAlgo en articular rovoca esta conductaW
;H 6onsecuencias: U+n general IuB asa inmediatamente desuBsW
<H !ntentos de modi2icación: U6ómo 8a tratado Ud. 9e evitar Iue siga comort1ndose
en esa 2ormaW U6u1nto tiemo robó esoW USuB tan e2icaD 2ueW U7a robado
alguna otra medidaW


!!. !!. !!. !!. 6U+)T!=3A#!= )=:#+ 7!)T=#!A 9+ *A T!9A 6U+)T!=3A#!= )=:#+ 7!)T=#!A 9+ *A T!9A 6U+)T!=3A#!= )=:#+ 7!)T=#!A 9+ *A T!9A 6U+)T!=3A#!= )=:#+ 7!)T=#!A 9+ *A T!9A

+l cuestionario Iue 2igura a continuación es el rouesto or *aDarus
G-5;-L-5<., . $-',$$%H a nivel clínico:
+ste cuestionario tiene or obEetivo obtener un anorama amlio de su vida. +n todo
trabaEo cientí2ico es necesario contar con registros, dado Iue Bstos nos ermiten abordar los
roblemas en 2orma m1s comleta. *lenando este 2ormulario de la 2orma m1s detallada y
recisa Iue ueda, contribuir1 a 2acilitar su roio rograma teraButico. )e le ide Iue
Apéndice

227

conteste estas reguntas de rutina or su cuenta, ara no utiliDar el tiemo dedicado a la
consulta en la obtención de estos datos.
+s comrensible Iue a usted le reocue lo Iue ocurra con la in2ormación sobre su
vida, dado Iue muc8os de estos datos son muy ersonales. Todos los in2ormes de casos son
estrictamente ersonales. 3inguna ersona 2uera del teraeuta odr1 ver su in2orme sin su
autoriDación.

-H -H -H -H 9atos generales: 9atos generales: 9atos generales: 9atos generales:

3ombre y edad.
9irección.
3(mero de telB2ono.
=cuación.
SuiBn lo derivóW
U6on IuiBn vive en este momentoW Genumere las ersonasH
UTive en una casa, 8otel, 8abitación, deartamento, etcBteraW
+stado civil G8aga un círculo alrededor de la resuesta correctaH solteroM comrometidoM
casadoM casado or segunda veDM searado: divorciadoM viudo.

$H $H $H $H 9atos clínicos: 9atos clínicos: 9atos clínicos: 9atos clínicos:

aH +xrese con sus roias alabras la naturaleDa y la duración de sus roblemas
rinciales.
bH 7aga una breve reseFa sobre la 8istoria y el desarrollo de sus roblemas Gdesde su
origen 8asta el resenteH.
cH +n la siguiente escala eval(e la gravedad de este roblema:
*evemente erturbador.
Moderadamente grave.
Muy grave.
)umamente grave.
Totalmente incaacitante.
dH UA IuiBn consultó reviamente acerca de suGsH roblemaGsH actualGesHW

'H 'H 'H 'H 9atos ersonales: 9atos ersonales: 9atos ersonales: 9atos ersonales:

aH @ec8a y lugar de nacimiento.
bH 6ondición de la madre durante el embaraDo Gsi lo sabeH.
cH )ubraye cualIuiera de las siguientes situaciones Iue 8aya tenido lugar durante su
in2ancia: Terror nocturno, +nuresis, sonambulismo, 68uarse el dedo, 6omerse las
uFas, Tartamudeo, Temores, !n2ancia 2eliD, !n2ancia desdic8ada, =tros.
dH +stado de salud durante su in2ancia. +numere sus en2ermedades.
eH +stado de salud durante su adolescencia. +numere sus en2ermedades.
2H +statura y eso.
gH U7a su2rido intervenciones Iuir(rgicasW +numBrelas y eseci2iIue a IuB edad.
8H U6u1ndo se sometió or (ltima veD a una revisión mBdicaW
iH U7a tenido accidentesW
EH +numere sus cinco temores rinciales.
William Montgomery
228

RH )ubraye cualIuiera de los siguientes ítems Iue sea alicable en su caso:
9olores de cabeDa, Mareos, 9esmayos, Palitaciones, Problemas estomacales, @alta de
aetito, !nsomnio, Pesadillas, @atiga, Alco8olismo, Tensión, Tomo sedantes,
6onmociones, 9eresión, P1nico, 9rogas, !ncaaD de relaEarme, !deas de suicidio,
TimideD, 3o me gustan los 2ines de semana ni las vacaciones, Problemas sexuales,
!ncaaD de tomar decisiones, +xcesiva ambición, 3o uedo entablar amistades,
)entimientos de in2erioridad, Malas condiciones en el 8ogar, 3o uedo conservar
ning(n trabaEo, Problemas de memoria, !ncaaD de divertirme, Problemas
2inancieros, 9i2icultades de concentración, =tros.
iH )ubraye cualIuiera de las siguientes alabras Iue sea alicable en su caso: !nservible,
!n(til, 9on nadie, *a vida es 8ueca, !nadecuado, +st(ido, !ncometente, !ngenuo,
3o 8ago nada bien, 6ulable, Malvado, Moralmente incorrecto, Pensamientos
8orribles, 7ostil *leno de odio, Ansioso, Agitado, 6obarde, 3o asertivo, 6on
tendencia al 1nico, Agresivo, @eo, 9e2orme, Poco atractivo, #eulsivo, 9erimido,
)ólo, 3o Iuerido, !ncomrendido, Aburrido, 9esasosegado, 6on2undido, !nseguro,
6on2lictuado, Arreentido, Talioso, 6omrensivo, !nteligente, Atractivo, )eguro,
6onsiderado, =tros.
EH !ntereses, 8obbies y actividades actuales U+n Iue ocua su tiemo libreW
RH U6u1l 2ue el (ltimo aFo escolar Iue comletóW
lH Atitudes estudiantiles, untos 2uertes y dBbiles.
mH UAlguna veD se burlaron de Ud. o lo mandonearonW
nH U*e resulta 21cil establecer amistadesW Ulas conservaW

/H /H /H /H 9atos laborales: 9atos laborales: 9atos laborales: 9atos laborales:

aH USuB tio de trabaEo desemeFa a8oraW
bH USuB tio de trabaEo desemeFó en el asadoW
cH U+st1 satis2ec8o de su trabaEo actualW G+n caso negativo, exrese los motivosH.
dH U6u1nto ganaW U6u1nto gasta ara vivirW
eH Ambiciones asadas y resentes.

%H %H %H %H !n2ormación sexual: !n2ormación sexual: !n2ormación sexual: !n2ormación sexual:

aH Actitud de sus adres con resecto al sexo Gor eEemlo i8ubo instrucción sexual o
discusiones sobre el tema en su casaW
bH U6u1ndo y cómo adIuirió sus rimeros conocimientos sobre el sexoW
cH U6u1ndo tomó conciencia de sus roios imulsos sexualesW
dH UAlguna veD sintió angustia o sentimientos de culabilidad or actividades sexuales o
masturbaciónW +n caso ositivo, or 2avor eseci2iIue.
eH 6ualIuier detalle signi2icativo sobre su rimera exeriencia sexual o alguna osterior.
2H U6onsidera satis2actoria su vida sexual actualW G+n caso negativo, or 2avor eseci2iIueH.
gH )uministre in2ormación sobre cualIuier reacción 8eterosexual Gu 8omosexualH
signi2icativa Iue 8aya exerimentado.
8H Menstruación: UA IuB edad tuvo el rimer eríodoW U+staba in2ormada o 2ue un
s8ocR ara ustedW U+s regularW 9uración UTiene doloresW @ec8a del (ltimo eríodo
U*a menstruación le a2ecta su estado de 1nimoW

Apéndice

229

;. Matrimonio ;. Matrimonio ;. Matrimonio ;. Matrimonio

U6u1nto tiemo 8ace Iue est1 casadoW U9urante cu1nto tiemo conoció a su actual cónyuge
antes de comrometerseW +dad y ocuación de su maridoLmuEer, Personalidad de su
maridoLmuEer en sus roias alabras, U+n IuB terrenos 8ay comatibilidad y en cu1les
incomatibilidadW U6ómo se lleva con su 2amilia olítica Gincluyendo cuFadosHW U6u1ntos
8iEos tieneW +numere sexo y edad de sus 8iEos, UAlguno de sus 8iEos resenta roblemas
esecialesW U7ay alg(n 8ec8o imactante Iue debe in2ormar en relación con abortos
esont1neos o rovocadosW )uministre datos detallados sobre cualIuier matrimonio
anterior.

<. 9atos 2amiliares: <. 9atos 2amiliares: <. 9atos 2amiliares: <. 9atos 2amiliares:

aH Padre: UTiveW +n caso negativo USuB edad tenía usted cuando murióW 6ausa de la
muerte. )i vive USuB edad tiene su adre a8oraW =cuación, +stado de salud.
9escriba la ersonalidad de su adre y su actitud asada y resente con resecto a
usted.
bH Madre: UTiveW +n caso negativo USuB edad tenía usted cuando murióW 6ausa de la
muerte. )i vive USuB edad tiene su adre a8oraW =cuación, +stado de salud.
9escriba la ersonalidad de su madre y su actitud asada y resente con resecto a
usted.
cH 7ermanos y 8ermanas: 6antidad y edades. #elación asada y resente con ellos.
dH U9e IuB 2orma lo castigaban sus adres cuando era eIueFoW
eH 9B una imresión sobre la atmós2era Iue reinaba en su 8ogar Ges decir, el lugar en
Iue se crió. Mencione el grado de comatibilidad entre sus adres y entre adres e
8iEosH.
2H UPodría con2iar en sus 8iEosW
gH )i tiene adrastro o madrastra, in2orme IuB edad tenía usted cuando se casó con su
madre o su adre.
8H 9escriba en ocas alabras su 2ormación religiosa.
iH )i no 2ue criado or sus adres UIuiBn lo tuvo a su cargo y entre IuB edadesW
EH Alguien Garientes, adres, amistadesH inter2irió alguna veD en su matrimonio,
ocuación, etcBteraW
RH USuiBnes son las ersonas m1s imortantes en su vidaW
lH UAlg(n miembro de su 2amilia su2re de alcon8olismo, eilesia o alg(n otro
roblema Iue ueda considerarse un Atrastorno mentalCW 9etalle.
mH U7ubo alg(n caso de en2ermedad en su 2amilia Iue mereDca ser mencionado aIuíW
nH 9escriba cualIuier exeriencia aterradora o angustiante Iue no 8aya mencionado
a(n.
oH +numere todas las situaciones Iue lo 8acen sentir esecialmente ansioso.
H +numere los bene2icios Iue esera obtener de la teraia.
IH +numere las situaciones Iue lo 8acen sentir sereno o relaEado.
rH UAlguna veD erdió el control de sí mismo Gor eEemlo, una rabieta, o gritos o
agresividadHW +n caso a2irmativo, or 2avor detalle.
sH Por 2avor agregue cualIuier in2ormación no solicitada en este cuestionario, Iue
ueda ayudar a su teraeuta a comrenderlo y a aoyarlo.

William Montgomery
230

!!!. !!!. !!!. !!!. M=9+*=) 9+ 6=3T#AT= 6=39U6TUA* M=9+*=) 9+ 6=3T#AT= 6=39U6TUA* M=9+*=) 9+ 6=3T#AT= 6=39U6TUA* M=9+*=) 9+ 6=3T#AT= 6=39U6TUA*

+l 2ormato de los contratos conductuales es diverso, de modo Iue se
seleccionaron aIuí tres modelos, de acuerdo a las necesidades del servicio
sicológico Ginsirados or 9elgado )enior, -5<'M y WalRer y )8ea,
-5</L$..$H:


-H -H -H -H 6ontrato de mediación educativa entre maestro y alumno: 6ontrato de mediación educativa entre maestro y alumno: 6ontrato de mediación educativa entre maestro y alumno: 6ontrato de mediación educativa entre maestro y alumno:



6=3T#AT= 6=39U6TUA* @ec8a:_________

+ntre........................................................... y..........................................................
)e conviene Iue........................................................................................................................
+l alumno se comromete a_________________________________
.....................................................................................................................................................
+l maestro se comromete a___________________...........................................
.....................................................................................................................................................
9urante..........................................................................................

P)!6>*=0=


MA+)T#= A*UM3=


$H $H $H $H 6ontrato entre cliente 6ontrato entre cliente 6ontrato entre cliente 6ontrato entre cliente y teraeuta: y teraeuta: y teraeuta: y teraeuta:




6=3T#AT= 6=39U6TUA*

@ec8a:______..

+ntre............................................................y............................................................
+n resencia de.........................................................................................................
Tigencia.....................................................................................................................
-. Mi (nico Psicólogo ser1 el 2irmante.
$. AsistirB untualmente a las sesiones actadas.
'. +l tratamiento ser1 algunas veces desagradable ara mí, y ello reIuerir1 mi es2uerDo
ermanente.
/. 6umlirB 2ielmente los eEercicios y tareas Iue se me indiIuen, llevando un riguroso
registro.
%. +l incumlimiento de estos untos odr1 ocasionar la susensión del tratamiento.

P)!6>*=0=

T+)T!0= 6*!+3T+

Apéndice

231

'H 'H 'H 'H 6ontrato de mediación 2amiliar: 6ontrato de mediación 2amiliar: 6ontrato de mediación 2amiliar: 6ontrato de mediación 2amiliar:


6=MP#=M!)= 9+ AYU9A @AM!*!A#
@ec8a:

Yo___________me resonsabiliDo de cumlir en mi casa las
siguientes tareas:
, Mantener mi 8abitación ordenada, aseada y limia.
, :arrer y limiar el olvo.
, Tender mi cama.
, Ayudar a 8acer la comida.
, Poner y Iuitar los utensilios de la mesa.
, !r a comrar el an.
, )acar la basura a la 8ora debida.
, )aludar al entrar y desedirme al salir.
, 6uidar a mis 8ermanos eIueFos.
, +star al día con los roblemas 2amiliares.
+sto lo cumlirB durante un eríodo de__________
a________________________________________





,,,,,,,,,,,,,,,,,,
,,,,,,,,,,,,,,,,,,
,,,,,,,,,,,,,,,,,,
,,,,,,,,,,,,,,,,,,
,,,,,,,,,,,,,,,,,,
,,,,,,,,,,,
,,,,,,,,,,,,,,,,,,
,,,,,,,,,,,,,,,,,,
,,,,,,,,,,,,,,
A9U*T= 3!g= P)!6>*=0=



!T. !T. !T. !T. +"+MP*=) 9+ P#=0#AMA) 9+ 6=39U6TA +"+MP*=) 9+ P#=0#AMA) 9+ 6=39U6TA +"+MP*=) 9+ P#=0#AMA) 9+ 6=39U6TA +"+MP*=) 9+ P#=0#AMA) 9+ 6=39U6TA

*os eEemlos resentados se re2ieren a tres casos. +l rimero es el de
una niFa con roblemas de dB2icits relacionados con reertorios cognitivo,
atencionales y deendencia. +l segundo es el de un adulto con ansiedad y
actitudes deresivasM y el tercero es el de una Eoven con dB2icit de conducta
social.

P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA - -- -

!. 9AT=) 0+3+#A*+) !. 9AT=) 0+3+#A*+) !. 9AT=) 0+3+#A*+) !. 9AT=) 0+3+#A*+)

3ombre: )8irley :. T.
)exo y edad: 3iFa, ;.$ aFos
0rado de estudios: Tercer grado de rimaria
6entro de estudios: 6+P VV
#emitente: Pro2esora del lantel
Jrea: !ntelectual
Programa: #eertorio numBrico, Atención y concentración
Prestatarios: Asesor sicológico del lantel , Maestra
*ugar y 2ec8a: 6entro escolar, ./ L .; L -555
William Montgomery
232

!!. 9+)6#!P6!>3 9+* P#=:*+MA Y @=#MA 9+ +TA*UA6!>3 !!. 9+)6#!P6!>3 9+* P#=:*+MA Y @=#MA 9+ +TA*UA6!>3 !!. 9+)6#!P6!>3 9+* P#=:*+MA Y @=#MA 9+ +TA*UA6!>3 !!. 9+)6#!P6!>3 9+* P#=:*+MA Y @=#MA 9+ +TA*UA6!>3

*a niFa resenta di2icultades ara comrender y resolver roblemas matem1ticos en tBrminos
de suma y resta, y no reconoce el tiemo en 8oras, medias 8oras, cuartos de 8ora y minutos.
6uando la maestra le ide Iue resuelva eEercicios de esos tios tiene Iue reetirlo m1s de una
veD, ues la alumna se distrae y desuBs regunta IuB diEo buscando atención. Al realiDar la
tarea one emeFo ero no consigue realiDar m1s Iue tareas 21ciles Gsumas o restas de un
dígitoH. )u rendimiento es mani2iestamente baEo sólo en esa 1rea, ero en su comortamiento
cotidiano resenta cierta imulsividad y engreimiento, lo Iue es re2orDado al restarle
excesiva atención.

+ste caso se evaluó mediante:
-. +ntrevista con la maestra.
$. +ntrevista con la niFa.
'. #egistro de roductos ermanentes.
/. Test de :arranIuilla.
%. )ub,test de AAritmBticaC y A*aberintosC del test de Wesc8ler ara re,escolar y rimaria.
&. +scala de *ocus de control ara niFos.

!!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA !!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA !!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA !!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA

9B2icit en el reertorio cognoscitivo,atencional en relación con contenidos matem1ticos.
9eendencia excesiva.

!T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+) !T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+) !T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+) !T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+)

+stado 2ísico y mental romedio.
7abilidades ercetuales, verbales y motoras romedio.
*inea :ase: )us registros de roductos ermanentes aritmBticos y de reconocimiento de
8oras,minutos muestran resectivamente solo un $. k y un -. k de e2ectividad. *os
resultados en los test de :arranIuilla y en el Wesc8ler muestran un nivel medio,baEo en
reertorios de aritmBtica. )u nivel de locus de control tambiBn es medio,baEo.

T. P#=6+9!M!+3T=) T. P#=6+9!M!+3T=) T. P#=6+9!M!+3T=) T. P#=6+9!M!+3T=)

A. Metas A. Metas A. Metas A. Metas

-. Meta - -. Meta - -. Meta - -. Meta -: +levar los reertorios de comrensión y concentración aritmBtica.
-.-. =bEetivos: -.-. =bEetivos: -.-. =bEetivos: -.-. =bEetivos:
-.-.-. +2ectuar tareas Iue exigen analiDar oeraciones de suma y resta con dos dígitos,
resolviendo los roblemas resentados con un criterio de e2ectividad del -.. k.
An1lisis de tarea An1lisis de tarea An1lisis de tarea An1lisis de tarea. 6on la ayuda de % 2ic8as de dominó, '% tarEetas imresas con n(meros de -
l '. y un tablero de tecnoor con clavos uestos en dos 2ilas.
, Sue onga tarEetas rotuladas con los n(meros de -. 8asta '. debaEo de aIuellos 2ic8as cuya
suma o resta de caras volteadas 8acia arriba con diversos untos negros den exactamente
dic8as ci2ras.
Apéndice

233

, Sue cuelgue las tarEetas de -. l '. intercaladamente Gen total -%H en los clavos resectivos
del tablero, contando de iDIuierda a derec8a y desuBs de derec8a a iDIuierda.
, Sue resuelva $. sumas y restas de dos dígitos y otras $. con uno y dos dígitos combinados
indicando los n(meros rimero con 2ic8as y luego escribiBndolos en ael.
, Tariaciones de los eEercicios anteriores.
-.-.$. +2ectuar $. tareas relacionadas con n(meros Iue exigen
mantener la atención dirigida, con un criterio de acetabilidad mayor o igual a <. k de acción
e2ectiva.
An1lisis de tarea. UtiliDando '% tarEetas imresas con n(meros de -l'%, un l1iD, una tiEera y
un 2rasco de goma:
, Armar un esIuema numBrico Iue ordene tarEetas en 2ilas de % en % en orden correlativo.
, 7acer bordes rodeando cada uno de los n(meros Iue se 8allan imresos en las tarEetas.
#eetir 8aciendo bordes dobles.
, #ecortar los bordes de cada n(mero comenDando or el m1s exterior y luego rosiguiendo
con el interior.
, Pegar cada n(mero recortado 8asta elaborar un Acuadrado m1gicoC.

$. Meta $ $. Meta $ $. Meta $ $. Meta $. #econocer el tiemo en 8oras y minutos.
$.-. =bEetivos: $.-. =bEetivos: $.-. =bEetivos: $.-. =bEetivos:
$.-.-. *eer el tiemo en el reloE y 2uera de Bl.
An1lisis de tarea An1lisis de tarea An1lisis de tarea An1lisis de tarea. 6on el auxilio de un reloE de ared y un cuaderno con dibuEos de niFos:
, Sue indiIue la 2unción de cada manecilla del reloE.
, Sue coloIue las manecillas grandes y eIueFas del reloE en di2erentes 8oras, medias 8oras y
cuartos de 8ora, asoci1ndolas a sus actividades de rutina dentro del colegio y del 8ogar: clase,
recreo, salida, TT, Euego, estudio, etc.
, Sue indiIue la 8ora aroximada del día sin ver el reloE.
, Tariaciones de los eEercicios anteriores.

'. Meta ' '. Meta ' '. Meta ' '. Meta '. 9esarrollar la resonsabilidad ersonal.
'.-. =bEetivos: '.-. =bEetivos: '.-. =bEetivos: '.-. =bEetivos:
'.-.-. +Eecutar tareas sin aoyo externo.
An1lisis de tarea. An1lisis de tarea. An1lisis de tarea. An1lisis de tarea.
, +ntrenarla en reertorios autoinstruccionales.
, Asignarle deberes esecí2icos en la escuela y en el 8ogar.
, *levar un registro de cumlimiento or 8orarios.
'.-.$. TaloriDar ositivamente lo Iue 8ace con un 5. k de 2recuencia.
An1lisis de tarea. An1lisis de tarea. An1lisis de tarea. An1lisis de tarea. UtiliDando el cuestionario de Miller y :igi, un texto imreso y una iDarra
de acrílico de $$ V -% cms.:
, Planteamiento de -. situaciones en las cuales tendría Iue actuar y Iue cali2iIue lo Iue 8ace
en una escala de cinco untos.
, 9iscusión sobre creencias sobre la 8abilidad ara oner atención.
, 9iscusión de creencias inadecuadas a artir de los estilos atributivos.

:. TBcnicas :. TBcnicas :. TBcnicas :. TBcnicas
Moldeamiento, encadenamiento, re2orDamiento di2erencial, reestructuración racional.


William Montgomery
234

6. Procedimientos motivacionales. 6. Procedimientos motivacionales. 6. Procedimientos motivacionales. 6. Procedimientos motivacionales.
#e2orDamiento social ara conducta indeendiente y reertorios de rendimiento.
Programación de actividades recomensantes.

=:)+#TA6!=3+) =:)+#TA6!=3+) =:)+#TA6!=3+) =:)+#TA6!=3+)

+s conveniente recomendar a la maestra y a los adres de la niFa Iue rocuren
asignarle un nivel de exigencia y resonsabilidad mínimos como ara obligarla a exigirse m1s
en sus tareas 8abituales. 3o re2orDar los edidos de ayuda m1s Iue en casos absolutamente
necesarios.

nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA $ P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA $ P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA $ P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA $

!. 9AT=) 0+3+#A*+) !. 9AT=) 0+3+#A*+) !. 9AT=) 0+3+#A*+) !. 9AT=) 0+3+#A*+)

3ombre: Alberto Y. 3.
)exo y edad: Tarón, /;./ aFos.
0rado de estudios: )ecundaria comleta.
3ivel socioeconómico: 9.
#emitente: +l mismo.
Jrea: A2ectiva.
Programa: Modi2icación de actitudes.
Prestatario: 6onsultor.
*ugar: 6onsultorio.
@ec8a de inicio: $%L .$ L -555

!!. 9+)6#!P6!>3 9+* !!. 9+)6#!P6!>3 9+* !!. 9+)6#!P6!>3 9+* !!. 9+)6#!P6!>3 9+* P#=:*+MA Y @=#MA 9+ +TA*UA6!>3 P#=:*+MA Y @=#MA 9+ +TA*UA6!>3 P#=:*+MA Y @=#MA 9+ +TA*UA6!>3 P#=:*+MA Y @=#MA 9+ +TA*UA6!>3

)e searó traum1ticamente de su esosa or in2idelidad de ella desuBs de $/ aFos de
matrimonio. 9eclara Iue a(n ama a su ex,seFora, Iue la 8a erdonado y Iue durante casi un
aFo trató de volver con ella, sin Bxito. 9ice no soortar la idea de ensar Iue ueda ser 2eliD
con otro 8ombre. +l rec8aDo de su cónyuge le roduEo ensamientos suicidas al rinciio y
desuBs ansiedad relacionada con el 2uturo Gtemor a la soledadH y mal 8umor consigo mismo
Gsentimientos de ine2icacia ersonalH, lo cual conserva al momento de la consulta. +so lo
erEudica en su vida cotidiana y laboral inter2iriendo su desemeFo Ges emleado (blicoH,
esecialmente cuando se en2renta a roblemas de mediana di2icultad. 0ran arte del tiemo
libre lo asa sólo en su deartamento Gvive actualmente con su madreH ensando en su
desgracia. Tiene un 8iEo casado Iue vive leEos y no uede visitarlo 2recuentemente. )u 8istoria
no muestra signos de deresiones anteriores, ero sí baEo a21n de logro.

+valuación: +valuación: +valuación: +valuación:
-. +ntrevista ersonal e 8istoria clínica.
$. !nventario de deresión de :ecR.
'. +scala de ensamientos suicidas.
/. !nventario de ersonalidad -&P@.
Apéndice

235

%. Autorregistro de ensamientos distorsionados.

!!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA !!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA !!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA !!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA

9eresión moderada. 9i2icultades con el autorre2uerDo.
Ansiedad moderada.

!T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+) !T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+) !T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+) !T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+)

+stado 2ísico y mental romedio.
7abilidades ercetuales, verbales y motoras romedio.
*inea :ase: ?ndice moderadamente alto de ensamientos deresivos G&< kH, en el inventario
de :ecR, con redominancia de 2actores de mentalidad concreta, desreocuación, timideD
Ger2iles medio,baEosH y deendencia Ger2il baEoH de la arobación social en la rueba -&P@.
Por otro lado 2ormalidad y ansiedad or actuar correctamente, así como tensión Ger2iles
altosH en la misma rueba.
)u autorregistro seFala una 2recuencia de ensamientos distorsionados de &.%. or 8ora,
categoriDadas esecialmente en tres modalidades b1sicas:
-. @iltraEe: A*a 2elicidad, el bienestar y la satis2acción sólo ueden alcanDarse en comaFía de
los dem1s y estar solo es algo 8orribleC G2undamentalmente en el 8ogar o en la calleH.
$. @alacia de control. A+s 8orrible cuando las ersonas y las cosas no son como uno Iuisiera
Iue 2ueranC G2en el 8ogar, en el trabaEo o en la calleH.
'. 6atastro2ismo: A7ay Iue sentir miedo y ansiedad ante cualIuier cosa desconocida, incierta
o otencialmente eligrosaC G2undamentalmente en el trabaEo o en la calleH.

T. P#=6+9!M!+3T=) T. P#=6+9!M!+3T=) T. P#=6+9!M!+3T=) T. P#=6+9!M!+3T=)

A. Metas A. Metas A. Metas A. Metas
-. Meta -: -. Meta -: -. Meta -: -. Meta -: #eestructuración racional.
-.-. =bEetivos: -.-. =bEetivos: -.-. =bEetivos: -.-. =bEetivos:
-.-.-. !denti2icar y discutir detener ensamientos distorsionados.
An1lisis de tarea An1lisis de tarea An1lisis de tarea An1lisis de tarea. 6on la asesoría del teraeuta, una libreta y una iDarra:
, *levar un diario de ensamientos autom1ticos.
, +scribir una lista de ensamientos autom1ticos y establecer una EerarIuía or orden de
imortancia ara el roblema.
, #econstruir una situación roblem1tica tíica en todos sus detalles, reas1ndola en la
imaginación 8asta sentir la emoción Iue rovoca el malestar.
, !denti2icar la emoción y relacionarla con los tios ertinentes de ensamientos
distorsionados.
, Argumentar % raDones en ro y en contra de su veracidad, cali2icando el eso onderado de
cada una.
-.-.$. 9etener y er2ilar alternativas ara ensamientos distorsionados.
An1lisis de t An1lisis de t An1lisis de t An1lisis de tarea. area. area. area.
, Practicar detención del ensamiento mediante autoinstrucción.
, +nlistar ensamientos alternativos y racticar su autoadministración.
$. Meta $. $. Meta $. $. Meta $. $. Meta $.
$.-. =bEetivos: $.-. =bEetivos: $.-. =bEetivos: $.-. =bEetivos:
William Montgomery
236

$.-.-. :uscar actividades recomensantes.
An1lisis de tarea An1lisis de tarea An1lisis de tarea An1lisis de tarea. 6on la asesoría del teraeuta, una libreta y una iDarra:
, #edactar una lista con $. cosas Iue dis2rute 8aciendo en solitario.
, +stablecer una EerarIuía de re2erencias.
, Asociar una 2rase autoalentadora en relación a cada una de las actividades.
, Asociar una consecuencia recomensante a cada una de las actividades.
, 7acer una lista de virtudes Iue se tiene y otras Iue se desea tener.
, 7acer un lan de actividades de meEoramiento ersonal con obEetivos de largo laDo.

:. TBcnicas :. TBcnicas :. TBcnicas :. TBcnicas
#eestructuración cognitiva, autocontrol, aserción encubierta.

6. Procedimientos motivacionales 6. Procedimientos motivacionales 6. Procedimientos motivacionales 6. Procedimientos motivacionales
#e2orDamiento social.
+ntrenamiento en autoadministración de re2uerDos encubiertos.
Programación de actividades recomensantes Gir de aseo, al cine, etc.H.

=:)+#TA6!=3+) =:)+#TA6!=3+) =:)+#TA6!=3+) =:)+#TA6!=3+)
6on2orme se observen los e2ectos de lo rogramado en el estado del cliente durante los
róximos tres meses, se redactar1 otro rograma o se dar1 tBrmino al resente.


P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA P#=0#AMA6!>3 9+ 6=39U6TA ' '' '

!. 9AT=) 0+3+#A*+) !. 9AT=) 0+3+#A*+) !. 9AT=) 0+3+#A*+) !. 9AT=) 0+3+#A*+)

l 3ombre: Adelaida :.
l )exo y edad: MuEer, -5.' aFos.
l 0rado de estudios: )ecundaria comleta. +studiante universitaria.
l 3ivel socioeconómico: 9.
l #emitente: +lla misma.
l Jrea: +motivo,motivacional.
l Programa: Modi2icación de conducta social.
l Prestatario: 6onsultor.
l *ugar: 6onsultorio.
l @ec8a de inicio: $' L .- L $..%.

!!. 9+)6#!P6!>3 9+* P#=:*+MA Y @=#MA !!. 9+)6#!P6!>3 9+* P#=:*+MA Y @=#MA !!. 9+)6#!P6!>3 9+* P#=:*+MA Y @=#MA !!. 9+)6#!P6!>3 9+* P#=:*+MA Y @=#MA 9+ +TA*UA6!>3 9+ +TA*UA6!>3 9+ +TA*UA6!>3 9+ +TA*UA6!>3

+stados de tensión y ansiedad, y resuestas de escae o evitación cada veD Iue se 8alla en
contactos y reuniones sociales, así como en situaciones de clase y de estudio en gruo, o
cuando tiene Iue interactuar con ersonas extraFas GIue reciBn conoce o Iue est1n
ocasionalmente Eunto a ella, or eEemlo, en una colaH. )u 8istoria no muestra signos de
deresiones anteriores, ero tiene sentimientos de soledad y baEa autoestima. Actualmente
resenta baEo rendimiento acadBmico. 3o resenta síntomas 2isiológicos signi2icativos 2rente a
las situaciones molestas ara ella, 2uera de ligera aceleración cardiaca e 8ierventilación.
Apéndice

237

+l roblema ara interactuar en (blico comenDó a reocuarla en su colegio, donde al
comienDo 2ue estudiante destacada, luego cambió de colegio dos veces durante la secundaria,
debido a Iue 2ue obEeto de acoso escolar Iue erturbó su rendimiento. +l (ltimo aFo
recueró su nivel acadBmico y logró salir con buenas notas, meEorando ligeramente su grado
de interacción social gracias a Iue or entonces una rima suya de visita la animó a
relacionarse m1s con las ersonas. )e resentó a la universidad y volvió a su auta de
aislamiento social, lo Iue la erEudica muc8o, ya Iue se siente AcortaC ara exoner, estudiar
en gruo, edir aclaraciones en clase y solicitar o restarse materiales. 3o se relaciona muc8o
con los vecinos de su comunidad ni con 2amiliares Iue no erteneDcan a su círculo inmediato.
3o suele asistir a reuniones sociales, y cuando va rocura asar desaercibida. )us
asatiemos rinciales son la m(sica rom1ntica, las telenovelas, el internet y la lectura de
libros de la carrera de su esecialidad.

+valuación: +valuación: +valuación: +valuación:
-. +ntrevista ersonal e 8istoria clínica.
$. +ncuesta de TimideD de )tan2ord.
'. !nventario de ansiedad de :ecR.
/. +scala de TimideD #evisada de 68eeR y :uss.
%. +scala :reve de Miedo a la +valuación 3egativa.
&. +scala de 7abilidades )ociales de 0ismero.
;. !nventario de 6on2ianDa ara 7ablar en P(blico.
<. Autorregistro de ensamientos distorsionados.

!!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA !!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA !!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA !!!. 6AT+0=#!cA6!>3 9+* P#=:*+MA

Ansiedad social moderada, esecí2ica de contactos interersonales y reuniones sociales,
articiaciones en las clases, el estudio en gruo. #esumen: 9B2icit de conducta social y
di2icultades con el autorre2uerDo.

!T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+) !T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+) !T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+) !T. #+P+#T=#!=) 9+ +3T#A9A Y P#+6U##+3T+)

+stado 2ísico e intelectual romedio.
7abilidades ercetuales, verbales y motoras romedio.
*ínea :ase:
-. +n la +ncuesta de TimideD de )tan2ord, Iuedó claro Iue las situaciones en las cuales
Adelaida se exerimenta ansiedad son aIuellas en las cuales es centro de atención ante un
gruo grande o eIueFo, y cuando interact(a con una ersona del sexo ouesto Gde su misma
edad. )us reacciones involucran ensamientos centrados en lo desagradable de la situación.
)e autoclasi2ica como Aintrovertida extremaC.
$. ?ndice moderado G'< untosH en la +scala de TimideD #evisada de 68eeR y :uss.
'. ?ndice moderadamente alto G$5 untosH en el !nventario de Ansiedad de :ecR. 6on
esecial Bn2asis en los ítems % Gtemor a Iue ocurra lo eorH, ; Glatidos del coraDón 2uertes y
aceleradosH y -% Gsensación de a8ogoH.
/. ?ndice moderado G'/ untosH en la +scala :reve de Miedo a la +valuación 3egativa de
*eary. 6on esecial Bn2asis en los ítems - GMe reocua lo Iue las otras ersonas uedan
ensar de mí, 8asta cuando sB Iue eso no imortaH y -$ G)uelo estar reocuada or si digo o
8ago cosas eIuivocadasH.
William Montgomery
238

%. ?ndice moderadamente alto G-%$ untosH en el 6uestionario de 6on2ianDa ara 7ablar en
P(blico, de Paul.
&. ?ndice moderadamente baEo G;< untosH en la +scala de 7abilidades )ociales de 0ismero.
6on esecial Bn2asis en los 2actores de A+xresión de en2ado o discon2ormidadC, A9ecir no y
cortar interaccionesC y A7acer eticiones e iniciar interacciones ositivas con el sexo
ouestoC.
;. )u autorregistro seFala una 2recuencia de ensamientos distorsionados de or 8ora,
categoriDables en tres modalidades b1sicas:
l A+s m1s 21cil evitar Iue a2rontar ciertas resonsabilidades y di2icultades en la vidaC.
l APara considerarse a sí mismo valioso, se debe ser muy cometente, su2iciente y caaD de
lograr cualIuier cosa en todos los asectos osiblesC.
l A7ay Iue sentir miedo y ansiedad ante cualIuier cosa desconocida, incierta o
otencialmente eligrosaC.

T. P#=6+9!M! T. P#=6+9!M! T. P#=6+9!M! T. P#=6+9!M!+3T=) +3T=) +3T=) +3T=)

A. Metas A. Metas A. Metas A. Metas

Meta -: Meta -: Meta -: Meta -: 6ontrol de las emociones negativas.
=bEetivos: =bEetivos: =bEetivos: =bEetivos: *a aciente ser1 caaD de:
-. Practicar eEercicios de tensión,relaEación muscular.
$. AnaliDar los estímulos evocadores de sus emociones negativas.
'. !denti2icar signos o estados 2isiológicos y RinestBsicos Iue acomaFan sus emociones
negativas.
/. !denti2icar reductores o autas de control cognitivo2isiológico de la activación Galabras o
escenas controlH.
%. Proorcionarse autoinstrucciones ara maneEar su ansiedad.
&. Practicar eEercicios de detención del ensamiento.
;. Autoevaluar su roio desemeFo.
An1lisis de tareas: 6on la asesoría del teraeuta, una libreta, una iDarra y manuales
instruccionales de relaEación, desensibiliDación sistem1tica e inoculación del estrBs:
l A oEos cerrados y recostada, alternar % a -. segundos de tensión or -. segundos de
relaEación en / gruos musculares, acomaFando esos eEercicios con 2órmulas verbales breves
y sugestivas, y resiración dia2ragm1tica ro2unda.
l +laborar una EerarIuía de cuando menos -. estímulos desencadenantes del estrBs y la
ansiedad, racticando imaginalmente su evocación.
l +laborar una EerarIuía de cuando menos -. estados 2isiológicos y RinestBsicos Iue
acomaFan sus emociones negativas, racticando imaginalmente su evocación.
l +laborar una EerarIuía de cuando menos -. reductores o autas de control cognitivo,
2isiológico de la activación, racticando imaginalmente su evocación.
l +laborar una lista de autoinstrucciones ara con2rontar su ansiedad, antes, durante y
desuBs de cada eisodio, racticando imaginalmente su evocación.
l +vocar ensamientos desagradables y detenerlos con la ayuda de mandos encubiertos,
sustituyBndolos de inmediato con reductores o autas de control cognitivo.
l *levar una 8oEa de control, otra de tareas y registros diarios de su atrón de resuesta.


Apéndice

239

Meta $: Meta $: Meta $: Meta $: MeEoramiento del trato social.
=bEetivos: =bEetivos: =bEetivos: =bEetivos: *a aciente ser1 caaD de:
-. +laborar una EerarIuía de cuando menos $. situaciones en las cuales reIuiere el uso de
8abilidades sociales y asertividad.
$. 9elinear estrategias de acción ara a2rontar dic8as situaciones.
'. +xresar creencias, ideas, ilusiones oiniones, deseos y sentimientos de manera 2luida y
asertiva.
/. 9ecidir la 2orma de emlear su tiemo de manera 2luida y asertiva.
%. 9ecidir lo Iue 8a de 8acer con sus roios bienes y dinero de manera 2luida y asertiva.
&. Autoevaluar su roio desemeFo.
An1lisis de tareas: An1lisis de tareas: An1lisis de tareas: An1lisis de tareas: 6on la asesoría del teraeuta, una libreta, una iDarra, un eIuio de
grabación audiovisual, un eseEo de cuero entero y la colaboración de un 8ermano de la
aciente:
l *levar a cabo ensayos conductuales en situaciones simuladas de:
l !nicio y mantenimiento de conversaciones.
l 7abla en (blico.
l +xresión de amor, agrado y a2ecto.
l 9e2ensa de los roios derec8os.
l Pedir 2avores o rec8aDarlos.
l :rindar o acetar cumlidos.
l +xresar oiniones ersonales de desacuerdo, molestia o desagrado.
l 9iscularse o admitir ignorancia.
l Pedir cambios en la conducta del otro.
l A2rontar críticas.
l *levar a cabo ensayos conductuales en situaciones reales Iue reIuieran 8abilidades
similares a las mencionadas.
l *levar una 8oEa de control, otra de tareas y registros diarios de su atrón de resuesta.

Meta ': Meta ': Meta ': Meta ': Modi2icación de la 2orma de ensar.
=bEetivos: =bEetivos: =bEetivos: =bEetivos: *a aciente ser1 caaD de:
-. +laborar una EerarIuía de cuando menos cinco ensamientos distorsionados.
$. !denti2icar y discutirLdetener ensamientos distorsionados.
'. 9etener y er2ilar alternativas ara ensamientos distorsionados.
/. Autoevaluar su roio desemeFo.
An1lisis de t An1lisis de t An1lisis de t An1lisis de tareas areas areas areas: 6on la asesoría del teraeuta, una libreta, una iDarra y 2ormatos ad 8oc
ara el caso:
l *levar un diario de ensamientos autom1ticos.
l +scribir una lista de ensamientos autom1ticos y establecer una EerarIuía or orden de
imortancia ara el roblema.
l Practicar detención del ensamiento mediante autoinstrucción.
l +nlistar ensamientos alternativos y racticar su autoadministración.
l #econstruir una situación roblem1tica tíica en todos sus detalles, reas1ndola en la
imaginación 8asta sentir la emoción Iue rovoca el malestar.
l !denti2icar la emoción y relacionarla con los tios ertinentes de ensamientos
distorsionados.
l Argumentar % raDones en ro y en contra de su veracidad, cali2icando el eso onderado de
cada una.
William Montgomery
240

l *levar una 8oEa de control, otra de tareas y registros diarios de su atrón de resuesta.

:. TBcnicas. :. TBcnicas. :. TBcnicas. :. TBcnicas.
#elaEación ara el autocontrol.
9esensibiliDación sistem1tica.
+ntrenamiento en 8abilidades sociales.
#eestructuración cognitiva.

6. Procedimientos motivacionales. 6. Procedimientos motivacionales. 6. Procedimientos motivacionales. 6. Procedimientos motivacionales.
#e2orDamiento social Gteraeuta L 2amiliaresH.
+ntrenamiento en autoadministración de re2uerDos encubiertos.

=:)+#TA6!=3+) =:)+#TA6!=3+) =:)+#TA6!=3+) =:)+#TA6!=3+)

*a Eoven tiene una cultura y un coe2iciente intelectual or encima del romedio.
Presenta una gran motivación y est1 disuesta a 8acer lo necesario ara llevar a cabo el
tratamiento. Uno de sus 8ermanos declara Iue uede aoyar su desemeFo.
)e llevar1n a cabo tres módulos de intervención: uno de entrenamiento en relaEación
ara el autocontrol, otro de entrenamiento en 8abilidades sociales y asertividad, y or (ltimo,
tambiBn uno de reestructuración racional.
Una veD exuesto el lan de tratamiento, Adelaida se mani2iesta muy entusiasta y
motivada. +l ronóstico es de aroximadamente cuatro meses ara eserar meEoras
signi2icativas en los reertorios imlicados. Por el momento no se reIuiere tratamiento
interdiscilinario. 6on2orme se observen los e2ectos de lo rogramado en el estado del cliente
durante los róximos tres meses, se redactar1 otro rograma o se dar1 tBrmino al resente.


















Apéndice

241














)e terminó de imrimir en 2ebrero del $.-/,
con un tiraEe de -... eEmlares en la !mrenta
0r12ica Universo,
"r. #u2ino Torrico 34 '$5, !nt. -.,--.
6ercado, *ima,Per(.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful

Master Your Semester with Scribd & The New York Times

Special offer: Get 4 months of Scribd and The New York Times for just $1.87 per week!

Master Your Semester with a Special Offer from Scribd & The New York Times